Vous êtes sur la page 1sur 86

Documento: Fecha: Lugar: San Juan,

MG-03-2014 Junio de 2014 Argentina


Manual de Gestión para Transformadores de
Potencia en sistemas de transmisión y Página 1 de 86
subtransmisión

Manual de Gestión para Transformadores de Potencia en


Sistemas de Transmisión y Subtransmisión

Organismo Contratante:
ENTE NACIONAL REGULADOR DE LA ELECTRICIDAD
ENRE

Expediente ENRE Nº: 37007/2012


Contrato N°11/2013

Elabora:
Instituto de Energía Eléctrica
Facultad de Ingeniería
Universidad Nacional de San Juan

Av. Libertador General San Martín 1109 (Oeste) - 5400 San Juan, República Argentina - Tel.: 54 264 4226444 - Fax: 54 264 4210299
Correo electrónico: ieedir@iee.unsj.edu.ar – Web: http://www.iee-unsj.org
Documento: Fecha: Lugar: San Juan,
MG-03-2014 Junio de 2014 Argentina
Manual de Gestión para Transformadores de
Potencia en sistemas de transmisión y Página 2 de 86
subtransmisión

Contenido del Manual

1 INTRODUCCIÓN ....................................................................................................................... 6
2 ALCANCE ................................................................................................................................... 7
3 NORMATIVA RELACIONADA................................................................................................ 8
3.1 Normas................................................................................................................................... 8
3.2 Recomendaciones .................................................................................................................. 8
4 GENERALIDADES DE GESTIÓN DE ACTIVOS ................................................................... 9
4.1 Introducción ........................................................................................................................... 9
4.2 Conceptos y Generalidades ................................................................................................... 9
5 GENERALIDADES: EL TRANSFORMADOR DE POTENCIA ............................................ 12
5.1 Introducción ......................................................................................................................... 12
5.2 Definición General .............................................................................................................. 12
5.3 Sub-sistemas o componentes de un transformador de potencia .......................................... 13
5.3.1 Aislamiento .................................................................................................................. 13
5.3.2 Núcleo, Bobina y Arrollamiento .................................................................................. 16
5.3.3 Refrigeración ................................................................................................................ 16
5.3.4 Conservación del aceite ................................................................................................ 17
5.3.5 Conmutador de Relación de Transformación............................................................... 18
5.3.6 Medidores, Indicadores y Relés ................................................................................... 18
5.3.7 Accesorios .................................................................................................................... 18
5.4 Clasificación de Transformadores de Potencia ................................................................... 19
5.4.1 Según el tipo de aparato ............................................................................................... 19
5.4.2 Según el número de fases ............................................................................................. 20
5.4.3 Según el número de arrollamientos .............................................................................. 20
5.4.4 Según el grupo de conexión ......................................................................................... 20
5.4.5 Según el tipo de núcleo ................................................................................................ 21
5.4.6 Según el medio refrigerante ......................................................................................... 21
5.4.7 Según el tipo de refrigeración (AN, ONAN, ONAF, OFAF, ODAF, etc.) .................. 22
5.4.8 Según la regulación ...................................................................................................... 22
5.4.9 Según la forma de operación ........................................................................................ 22
6 ETAPA UNO DEL CICLO DE VIDA: CREACIÓN/ADQUISICIÓN .................................... 23
6.1 Introducción ......................................................................................................................... 23
6.2 Identificación de la necesidad.............................................................................................. 23
6.3 Especificación. ..................................................................................................................... 24
6.3.1 Generalidades ............................................................................................................... 24
6.3.2 Normas ......................................................................................................................... 24
6.3.3 Datos Técnicos Garantizados ....................................................................................... 24
6.3.4 Condiciones Ambientales ............................................................................................. 29
6.3.5 Aspectos Constructivos ................................................................................................ 29
6.3.6 Accesorios Normales.................................................................................................... 30
6.3.7 Accesorios Especiales .................................................................................................. 31
6.3.8 Aceite Aislante ............................................................................................................. 32
6.3.9 Repuestos ..................................................................................................................... 32
Av. Libertador General San Martín 1109 (Oeste) - 5400 San Juan, República Argentina - Tel.: 54 264 4226444 - Fax: 54 264 4210299
Correo electrónico: ieedir@iee.unsj.edu.ar – Web: http://www.iee-unsj.org
Documento: Fecha: Lugar: San Juan,
MG-03-2014 Junio de 2014 Argentina
Manual de Gestión para Transformadores de
Potencia en sistemas de transmisión y Página 3 de 86
subtransmisión

6.3.10 Ensayos......................................................................................................................... 32
6.3.11 Embalaje y acondicionamiento para el transporte........................................................ 33
6.4 Diseño y Construcción......................................................................................................... 33
6.5 Obtención............................................................................................................................. 33
6.5.1 Envío. ........................................................................................................................... 34
6.5.2 Inspección y Recepción. ............................................................................................... 34
6.5.3 Manipulación................................................................................................................ 35
6.5.4 Montaje......................................................................................................................... 35
6.5.5 Tratamiento de vacío .................................................................................................... 36
6.5.6 Puesta en servicio ......................................................................................................... 36
6.5.7 Energización ................................................................................................................. 37
7 ETAPA DOS DEL CICLO DE VIDA: OPERACIÓN Y MANTENIMIENTO ....................... 39
7.1 Introducción ......................................................................................................................... 39
7.2 Operación............................................................................................................................. 40
7.3 Mantenimiento ..................................................................................................................... 40
7.3.1 Mantenimiento Correctivo (CM) ................................................................................. 42
7.3.2 Mantenimiento basado en el tiempo (TBM) ................................................................ 43
7.3.3 Mantenimiento basado en la condición (CBM) ........................................................... 48
7.3.4 Mantenimiento Centrado en la Confiabilidad (RCM).................................................. 49
7.4 Monitoreo de la Condición y Diagnostico ........................................................................... 51
7.4.1 Análisis de Gases Disueltos (DGA) ............................................................................. 52
7.4.2 Evaluación de la Calidad del Aceite (Prueba Física) ................................................... 53
7.4.3 Análisis de Compuestos Furánicos .............................................................................. 54
7.4.4 Factor de Potencia ........................................................................................................ 55
7.4.5 Análisis de Respuesta en Frecuencia (FRA) ................................................................ 56
7.4.6 Detección de Descargas Parciales (PD) ....................................................................... 57
7.4.7 Inspección Infrarroja .................................................................................................... 59
7.4.8 Grado de Polimerización (DP) ..................................................................................... 61
7.4.9 Ruido y Vibración ........................................................................................................ 63
8 ETAPA TRES DEL CICLO DE VIDA: RENOVACIÓN / DESINSTALACIÓN ................... 65
8.1 Introducción ......................................................................................................................... 65
8.2 Renovación .......................................................................................................................... 66
8.3 Remanufactura ..................................................................................................................... 66
8.3.1 Reutilización del Núcleo de un Transformador ........................................................... 67
8.3.2 Reutilización de la Cuba de un Transformador ............................................................ 68
8.4 Desinstalación ...................................................................................................................... 69
8.4.1 Transformadores con PCB puro ................................................................................... 69
8.4.2 Transformadores con Aceite Mineral que contiene PCB ............................................. 70
8.4.3 Transformadores con Aceite Mineral que no contiene PCB ........................................ 70
9 GESTIÓN DEL RIESGO........................................................................................................... 72
9.1 Importancia en el sistema .................................................................................................... 74
9.2 Antigüedad........................................................................................................................... 74
9.3 Capacidad de Soportar el Vacío Durante el Proceso de Llenado ........................................ 75
9.4 Papel y Pressboard (cartón prensado) .................................................................................. 75
9.4.1 Papel Mejorado Térmicamente en comparación con Papel no Mejorado
Térmicamente ............................................................................................................................. 75

Av. Libertador General San Martín 1109 (Oeste) - 5400 San Juan, República Argentina - Tel.: 54 264 4226444 - Fax: 54 264 4210299
Correo electrónico: ieedir@iee.unsj.edu.ar – Web: http://www.iee-unsj.org
Documento: Fecha: Lugar: San Juan,
MG-03-2014 Junio de 2014 Argentina
Manual de Gestión para Transformadores de
Potencia en sistemas de transmisión y Página 4 de 86
subtransmisión

9.4.2 Papel de Baja Densidad en comparación con Papel de Alta Densidad ........................ 75
9.5 Accesibilidad y disponibilidad de repuestos ....................................................................... 76
9.6 Tipo de construcción ........................................................................................................... 76
9.7 Historial de fallas ................................................................................................................. 77
9.8 Puesta a tierra....................................................................................................................... 77
9.9 Entorno de funcionamiento ................................................................................................. 77
9.10 Mecanismos de falla ............................................................................................................ 77
10 REQUERIMIENTOS DE LA INFORMACIÓN Y DOCUMENTACIÓN ............................... 79
10.1 Requerimientos de la información ....................................................................................... 79
10.2 Requisitos de la documentación .......................................................................................... 81
10.2.1 Generalidades ............................................................................................................... 81
10.2.2 Creación y actualización .............................................................................................. 81
10.2.3 Manual de gestión de transformadores de potencia ..................................................... 82
10.2.4 Control de los Documentos .......................................................................................... 82
10.2.5 Ejemplo de forma de la documentación ....................................................................... 82
11 BIBLIOGRAFIA ........................................................................................................................ 85

Av. Libertador General San Martín 1109 (Oeste) - 5400 San Juan, República Argentina - Tel.: 54 264 4226444 - Fax: 54 264 4210299
Correo electrónico: ieedir@iee.unsj.edu.ar – Web: http://www.iee-unsj.org
Documento: Fecha: Lugar: San Juan,
MG-03-2014 Junio de 2014 Argentina
Manual de Gestión para Transformadores de
Potencia en sistemas de transmisión y Página 5 de 86
subtransmisión

Lista de Figuras

Figura 1. Ciclo de vida de un activo (superior) y actividades del ciclo de vida de un transformador
de potencia (inferior) ....................................................................................................................... 10
Figura 2. Esquema básico del circuito electromagnético de un transformador .............................. 12
Figura 3.Transformador de potencia.1-Núcleo; 2-Bobinados de BT; 3- Bobinados de AT; 4-
Bobinados de Regulación; 5-Perno de conexión; 6-Aislador de BT; 7-A Aislador de AT; 8-
Válvula de sobrepresión; 9-RBC; 10-Caja de comando; 11-Cuba; 12-Tanque de expansión; 13-
Sistema de refrigeración (radiadores); 14-Indicador de nivel de aceite; 15-Relé Buchholz; 16-
Válvula de desagote; 17-Apoyos para gatos hidráulicos; 18- Sistema de refrigeración
(ventiladores). Fuente: Siemens ...................................................................................................... 13
Figura 4. Vista transversal del aislamiento, en un extremo, de un transformador de 400 kV
(detalle).Fuente: CIGRE.................................................................................................................. 15
Figura 5. Esquema de conexión de un autotransformador .............................................................. 19
Figura 6. Esquema de conexiones de un transformador conectado como autotransformador ........ 20
Figura 7. Conexión triangulo-estrella (izquierda) y conexión estrella- zigzag (derecha). Fuente:
IRAM 2099 [7] ................................................................................................................................ 21
Figura 8. Tipo columna (izquierda) y tipo acorazado (derecha) ..................................................... 21
Figura 9. Actividades de la etapa de creación/adquisición del transformador de potencia ............ 23
Figura 10. Actividades de la etapa de operación y mantenimiento del transformador de potencia 39
Figura 11. Tipos de mantenimiento. Fuente: International Copper Association ............................ 41
Figura 12. Tipos de mantenimiento en función de la importancia estratégica y la condición ........ 42
Figura 13. Estrategias de mantenimiento que puede utilizar el RCM ............................................. 49
Figura 14. Etapas del mantenimiento centrado en la confiabilidad ................................................ 50
Figura 15. Familia de compuestos furánicos. Fuente IEEE C57.140 ............................................. 54
Figura 16. Actividades de la etapa de renovación/desinstalación del transformador de potencia .. 65

Lista de Tablas

Tabla 1. Tiempo mínimo de energización en vacío recomendado. ................................................. 37


Tabla 2. Gases que se encuentran típicamente en el líquido aislante de un transformador en
condiciones de falla ......................................................................................................................... 52
Tabla 3. Resumen de pruebas, estándares y descripción................................................................. 53
Tabla 4. Recomendaciones de aumento de temperatura ................................................................. 61
Tabla 5. Dimensiones necesarias de papel ...................................................................................... 63
Tabla 6. Protocolo de Ensayos ........................................................................................................ 83

Av. Libertador General San Martín 1109 (Oeste) - 5400 San Juan, República Argentina - Tel.: 54 264 4226444 - Fax: 54 264 4210299
Correo electrónico: ieedir@iee.unsj.edu.ar – Web: http://www.iee-unsj.org
Documento: Fecha: Lugar: San Juan,
MG-03-2014 Junio de 2014 Argentina
Manual de Gestión para Transformadores de
Potencia en sistemas de transmisión y Página 6 de 86
subtransmisión

1 INTRODUCCIÓN
El objetivo de la primera parte del manual es presentar al lector los principales conceptos y
generalidades que la norma ISO 55000 del 2013 expresa, en relación con el tema gestión de
activos.

En la segunda parte se proporcionan las generalidades del activo a tratar en el presente manual, el
transformador de potencia. Esto permite abordar la terminología utilizada y familiarizarse con los
conceptos fundamentales de los transformadores de potencia que operan en sistemas de
transmisión y subtransmisión de energía eléctrica.

La tercera, cuarta y quinta parte expresan las etapas del ciclo de vida del transformador de
potencia. Allí se describen las actividades, análisis e información relacionados con la
creación/adquisición, operación y mantenimiento, y renovación/desinstalación del activo.

La sexta parte, describe los aspectos relacionados a la gestión del riesgo. Allí se describen las
generalidades, las acciones y los aspectos fundamentales que afectan al riesgo.

Finalmente, en la séptima parte se proporcionan los requerimientos de información y


documentación que se debe tener en cuenta para apoyar un sistema de gestión de activos.

Av. Libertador General San Martín 1109 (Oeste) - 5400 San Juan, República Argentina - Tel.: 54 264 4226444 - Fax: 54 264 4210299
Correo electrónico: ieedir@iee.unsj.edu.ar – Web: http://www.iee-unsj.org
Documento: Fecha: Lugar: San Juan,
MG-03-2014 Junio de 2014 Argentina
Manual de Gestión para Transformadores de
Potencia en sistemas de transmisión y Página 7 de 86
subtransmisión

2 ALCANCE
Este manual se aplica a los transformadores, trifásicos y monofásicos, incluyendo a los
autotransformadores, que operan en sistemas de transmisión y subtransmisión de energía
eléctrica1.

No se incluyen en este manual, aspectos para la gestión de ciertas categorías de pequeños


transformadores y de transformadores especiales tales como:
 transformadores de potencia nominal menor a 1 kVA monofásicos y 5 kVA trifásicos;
 transformadores de medición;
 transformadores para convertidores estáticos;
 transformadores de tracción montados sobre material rodante;
 transformadores de arranque;
 transformadores para ensayos;
 transformadores para soldadura;

1
Ver definición de transformador de potencia, según norma IRAM 2099, en la sección 5.2 de este manual
Av. Libertador General San Martín 1109 (Oeste) - 5400 San Juan, República Argentina - Tel.: 54 264 4226444 - Fax: 54 264 4210299
Correo electrónico: ieedir@iee.unsj.edu.ar – Web: http://www.iee-unsj.org
Documento: Fecha: Lugar: San Juan,
MG-03-2014 Junio de 2014 Argentina
Manual de Gestión para Transformadores de
Potencia en sistemas de transmisión y Página 8 de 86
subtransmisión

3 NORMATIVA RELACIONADA

3.1 Normas

IRAM
IRAM 2099: Transformadores de potencia. Generalidades. 1994

IEC
IEC 60076-1: Power Transformers – Part 1: General. 2000

ISO
ISO/FSID 55000: Asset Management - Overview, principles and terminology. 2013
ISO/FSID 55001: Asset Management - Management System - Requirements. 2013
ISO/FSID 55002: Asset Management - Management System – Guidelines for the application of
ISO 50001. 2013

IEEE
IEEE Standard C57.140: IEEE Guide for the Evaluation and Reconditioning of Liquid Immersed
Power Transformers. 2006
IEEE Standard C57.12.80: IEEE Standard Terminology for Power and Distribution
Transformers.2010
IEEE Standard C57.12.00: IEEE Standard for Standard Requirement for Liquid-Immersed
Distribution, Power, and Regulating Transformers. 2006
IEEE Standard C57.93: IEEE Guide for Installation and Maintenance of Liquid-Immersed Power
Transformers. 2007
IEEE Standard C57.106: IEEE Guide for Acceptance and Maintenance of Insulating Oil in
Equipment. 2002
IEEE Standard C57.91: IEEE Guide for Loading Mineral-Oil_Immersed Transformers and Step-
Voltage Regulators. 2011

PAS
PAS 55-1: Asset Management, Part 1: Specification for the optimized management of physical
asset. 2008

3.2 Recomendaciones

CIGRE
CIGRE, Task Force D1.01.10, “Ageing of Cellulose in Mineral-Oil Insulated Transformers.” 2007
CIGRE, Working Group A2.18, “Life Management Techniques for Power Transformers.” 2003
CIGRE, Working Group C1.16, “Transmission Asset Risk Management.” 2010

Av. Libertador General San Martín 1109 (Oeste) - 5400 San Juan, República Argentina - Tel.: 54 264 4226444 - Fax: 54 264 4210299
Correo electrónico: ieedir@iee.unsj.edu.ar – Web: http://www.iee-unsj.org
Documento: Fecha: Lugar: San Juan,
MG-03-2014 Junio de 2014 Argentina
Manual de Gestión para Transformadores de
Potencia en sistemas de transmisión y Página 9 de 86
subtransmisión

4 GENERALIDADES DE GESTIÓN DE ACTIVOS

4.1 Introducción

En este capítulo del manual se aborda la temática de gestión de activos, tomando como base la
norma internacional ISO 55000, donde el activo a considerar es el transformador de potencia.
Cabe aclarar que la norma ISO 55000 establece procedimientos organizacionales para la gestión
de activos, es decir, especifica los requerimientos para el establecimiento, implementación,
mantenimiento y mejora de un sistema de gestión de activos [1].

4.2 Conceptos y Generalidades


“Gestión de activos es el Conjunto de actividades y prácticas, sistemáticas y coordinadas, que
una organización utiliza para conseguir que sus activos entreguen resultados y objetivos de
manera consistente y sostenible, gestionando el riesgo y fomentando la cultura corporativa” [1].
Esta definición de la gestión de activos representa significativamente un mayor alcance que el de
la gestión del mantenimiento y operación de los activos físicos.

En el contexto del sector eléctrico, se puede definir a la gestión de activos como el proceso
sistemático de analizar el costo-beneficio en la utilización, el mantenimiento y la modernización
de los activos eléctricos mediante la combinación de prácticas de ingeniería y de análisis
económico con buenas prácticas empresariales [4].

“Un activo es un ítem, una cosa, un bien o una entidad que tiene un valor real o un valor
potencial, para una organización” [1]. La norma ISO 55000 menciona que los activos a
considerar pueden ser tangibles o intangibles, financieros o no. Algunos ejemplos de activos son:
capital, equipos o bienes físicos, estructura corporativa, marca, etc., pero en el caso específico de
sector eléctrico, el enfoque concentra en los activos físicos. Uno de estos activos es el
transformador de potencia, el cual es el objeto del desarrollo del presente manual.

La gestión del transformador de potencia (o de un parque de transformadores), involucra todas las


etapas de su ciclo de vida2. En general, las fases del ciclo de vida y las actividades del ciclo de
vida de un transformador son las que se muestran en la Figura 1.

2
Vida del Activo: Período desde la creación hasta el fin de vida del activo [1], el fin de vida puede ser funcional,
económico o confiable, ver sección 8.1.
Av. Libertador General San Martín 1109 (Oeste) - 5400 San Juan, República Argentina - Tel.: 54 264 4226444 - Fax: 54 264 4210299
Correo electrónico: ieedir@iee.unsj.edu.ar – Web: http://www.iee-unsj.org
Documento: Fecha: Lugar: San Juan,
MG-03-2014 Junio de 2014 Argentina
Manual de Gestión para Transformadores de
Potencia en sistemas de transmisión y Página 10 de 86
subtransmisión

Creación/ Operación y Renovación/


Adquisición Mantenimiento Desinstalación

Identificación Operación Renovación


de la necesidad Mantenimiento Repotenciación
Especificación Monitoreo de Remanufactura
Diseño y la condición y Desinstalación
construcción diagnóstico Reciclado, etc.
Obtención

Figura 1. Ciclo de vida de un activo (superior) y actividades del ciclo de vida de un transformador de
potencia (inferior)3

Adicionalmente, la implementación de un sistema de gestión de activos involucra a toda la


organización (empresa transportista), ya que depende de una política que debe ser establecida
desde la dirección de dicha organización.

“Un sistema de gestión de activos es un conjunto de elementos interrelacionados e interactuantes


en una organización, cuya función es establecer las políticas y los objetivos de la gestión de
activos, y los procesos necesarios para lograr esos objetivos" [1]. Un adecuado sistema de gestión
de activos debe ser integral y considerar a todas las unidades funcionales que contribuyen al
negocio de la empresa [3]. El mismo provee un medio para la coordinación de las contribuciones y
la interacción entre esas unidades funcionales dentro de la organización [1].

Por lo anterior, es recomendable realizar la gestión sobre el parque de transformadores de la


empresa transportista. De esta forma, se estará en capacidad de establecer un balance entre el
costo, el riesgo y el desempeño organizacional de tal manera de maximizar los beneficios y
garantizar el retorno de las inversiones, en especial si se considera que los transformadores de
potencia son bienes de capital intensivo (los costos de adquisición son, usualmente, decenas de
veces superiores a los costos de operación y mantenimiento).

Algunas de las ventajas de la implementación de la gestión de activos son, la garantía o la


seguridad de que los activos cumplirán su propósito requerido y la posibilidad de lograr un mejor
control del riesgo [2]. A continuación se listan los principales beneficios de la buena
implementación de un sistema de gestión de activos:

• Alineamiento de la visión de la empresa;


• Menos barreras internas y corporativas;

3
Ciclo de vida, superior según PAS 55-1 [5]. Actividades del ciclo de vida, inferior según CIGRE [6].
Av. Libertador General San Martín 1109 (Oeste) - 5400 San Juan, República Argentina - Tel.: 54 264 4226444 - Fax: 54 264 4210299
Correo electrónico: ieedir@iee.unsj.edu.ar – Web: http://www.iee-unsj.org
Documento: Fecha: Lugar: San Juan,
MG-03-2014 Junio de 2014 Argentina
Manual de Gestión para Transformadores de
Potencia en sistemas de transmisión y Página 11 de 86
subtransmisión

• Mejores resultados financieros;


• Mejor administración del riesgo;
• Mejores servicios y productos;
• Cumplimiento de la responsabilidad social y corporativa;
• Cumplimiento con las regulaciones y requerimientos;
• Mejor reputación;
• Mejora en la sostenibilidad organizacional.

Para concluir, se puede decir que la gestión de activos es una mejora que responde a los intereses
de todas las partes involucradas en el sector eléctrico. De hecho, para los clientes significa un
incremento en la confiabilidad del suministro de energía eléctrica, para los órganos reguladores es
la garantía de que la empresa está invirtiendo correctamente y para los accionistas es la certeza de
que sus activos se utilizan y mantienen de forma consistente, cumpliendo con el objetivo para el
cual fueron concebidos y entregando resultados, técnicos y económicos de manera sostenible [4].

Av. Libertador General San Martín 1109 (Oeste) - 5400 San Juan, República Argentina - Tel.: 54 264 4226444 - Fax: 54 264 4210299
Correo electrónico: ieedir@iee.unsj.edu.ar – Web: http://www.iee-unsj.org
Documento: Fecha: Lugar: San Juan,
MG-03-2014 Junio de 2014 Argentina
Manual de Gestión para Transformadores de
Potencia en sistemas de transmisión y Página 12 de 86
subtransmisión

5 GENERALIDADES: EL TRANSFORMADOR DE POTENCIA

5.1 Introducción

En esta sección se presenta las generalidades de Transformadores de Potencia, lo cual permite


conocer la terminología utilizada y familiarizarse con los conceptos fundamentales. El contenido
incluye: definición general, sub-sistemas o partes constitutivas y la clasificación de los
transformadores de potencia.

5.2 Definición General

El transformador de potencia es una máquina eléctrica del tipo estática, con dos o más
arrollamientos destinados a transformar, mediante inducción electromagnética, un sistema de
tensiones y corrientes alternas en otro sistema de tensiones y corrientes de igual frecuencia, pero
de valores generalmente diferentes, para transmitir así una potencia eléctrica [7].

Básicamente un transformador de potencia está compuesto por tres partes principales: parte activa,
parte pasiva y accesorios. La parte activa está formada por el núcleo, las bobinas y los elementos
vinculados o conectados a ellos, y se encuentra aislada del tanque principal; Figura 2.

Figura 2. Esquema básico del circuito electromagnético de un transformador

Av. Libertador General San Martín 1109 (Oeste) - 5400 San Juan, República Argentina - Tel.: 54 264 4226444 - Fax: 54 264 4210299
Correo electrónico: ieedir@iee.unsj.edu.ar – Web: http://www.iee-unsj.org
Documento: Fecha: Lugar: San Juan,
MG-03-2014 Junio de 2014 Argentina
Manual de Gestión para Transformadores de
Potencia en sistemas de transmisión y Página 13 de 86
subtransmisión

La parte pasiva es donde se aloja el circuito electromagnético, es decir el tanque o cuba del
transformador de potencia, y los accesorios son los elementos adicionales que componen el
transformador, Figura 3.

Figura 3.Transformador de potencia.1-Núcleo; 2-Bobinados de BT; 3- Bobinados de AT; 4- Bobinados de


Regulación; 5-Perno de conexión; 6-Aislador de BT; 7-A Aislador de AT; 8-Válvula de sobrepresión; 9-
RBC; 10-Caja de comando; 11-Cuba; 12-Tanque de expansión; 13-Sistema de refrigeración (radiadores);
14-Indicador de nivel de aceite; 15-Relé Buchholz; 16-Válvula de desagote; 17-Apoyos para gatos
hidráulicos; 18- Sistema de refrigeración (ventiladores). Fuente: Siemens

5.3 Sub-sistemas o componentes de un transformador de potencia


Se denominan sub-sistemas de un transformador de potencia a las principales partes y accesorios
que lo integran. Cada subsistema está compuesto de una serie de sub componentes (partes del
subsistema).

En las siguientes secciones, se detallarán brevemente los sub-sistemas y sub-componentes más


importantes [8], destacando la función que cada uno de ellos cumple.

5.3.1 Aislamiento
Los transformadores de potencia disponen de un sistema de aislamiento compuesto por una serie
de materiales, que juntos forman una protección total capaz de aislar eléctricamente las partes
activas del equipo que se encuentran a potenciales diferentes.

Av. Libertador General San Martín 1109 (Oeste) - 5400 San Juan, República Argentina - Tel.: 54 264 4226444 - Fax: 54 264 4210299
Correo electrónico: ieedir@iee.unsj.edu.ar – Web: http://www.iee-unsj.org
Documento: Fecha: Lugar: San Juan,
MG-03-2014 Junio de 2014 Argentina
Manual de Gestión para Transformadores de
Potencia en sistemas de transmisión y Página 14 de 86
subtransmisión

Las estructuras aislantes de los transformadores de potencia sumergidos en aceite están


constituidas generalmente por los siguientes elementos: aceite, papel kraft aislante impregnado en
aceite, pressboard impregnado en aceite; conformando así un conjunto de aislamiento de papel
impregnado en aceite. Es importante notar que el aceite además de cumplir con un rol como
material aislante eléctrico, también es parte del subsistema de refrigeración.

En cuanto a la disposición de las estructuras aislantes entre componentes, se señalan las siguientes
[9]:

• Aislamiento entre espiras: El aislamiento entre espiras del arrollamiento de un transformador


sirve para separar una vuelta de otra, ya que se encuentran energizadas a diferente potencial.
La cinta de papel (papel Kraft) que conforma el aislamiento entre espiras, se aplica de forma
superpuesta sobre el conductor. El espesor de la capa entre espiras es de entre 0,2 y 1,5 mm;
• Aislamiento entre arrollamientos: Compuesto generalmente por un conducto de aceite de 4 a
12 mm, que se dispone entre la sección de los arrollamiento de transformadores para asegurar
la disipación de calor requerida. Debido a la distancia de fuga formada por unos separadores
de cartón prensado (pressboard) colocados entre las secciones, la tensión admisible en el
conducto es mucho menor que la tolerable para una capa de aceite de igual espesor;
• Aislamiento principal: Entre arrollamientos montados en una misma pierna del núcleo pero
que tienen diferentes niveles de tensión, la capa de aislamiento consiste generalmente en
aceite y algún tipo de aislamiento sólido. Dicha capa de aceite se divide en conductos de un
ancho de 3 a 15 mm dependiendo del nivel de tensión. Estas divisiones se realizan
generalmente con cartón prensado;
• Aislamiento en el extremo del arrollamiento: La tensión impuesta en el aislamiento del
extremo del arrollamiento, es en parte similar a la del aislamiento principal, pero en los
extremos de los arrollamientos el campo no es homogéneo y por lo tanto se debe aumentar las
distancias de aislamiento. En los transformadores de tensiones bajas, hasta aproximadamente
35 kV, el cilindro de papel entre los arrollamientos se extiende más allá de estos, y se coloca
un disco aislante entre los arrollamientos y el yugo. En cambio, el aislamiento en el extremo
del arrollamiento en transformadores de más de 35 kV es más complejo. En este caso, la
disposición utilizada a tensiones más bajas resultaría en distancias excesivamente grandes, por
lo tanto, la distancia de fuga se incrementa por medio de collares de cartón prensado
intercalados con el cilindro, denominados anillos en ángulo; Figura 4.

Av. Libertador General San Martín 1109 (Oeste) - 5400 San Juan, República Argentina - Tel.: 54 264 4226444 - Fax: 54 264 4210299
Correo electrónico: ieedir@iee.unsj.edu.ar – Web: http://www.iee-unsj.org
Documento: Fecha: Lugar: San Juan,
MG-03-2014 Junio de 2014 Argentina
Manual de Gestión para Transformadores de
Potencia en sistemas de transmisión y Página 15 de 86
subtransmisión

Figura 4. Vista transversal del aislamiento, en un extremo, de un transformador de 400 kV


(detalle).Fuente: CIGRE

Aislador pasante (bushing)


Es una estructura aislante que incluye un conductor central, o que proporciona un paso central
para un conductor, con el propósito de aislar el conductor de la cuba que se encuentra a potencial
de tierra y conducir la corriente desde y hacia las bobinas del interior [10].

Según la norma IEC 60137 del 2003, los tipos de bushings existentes son:

• Bushing relleno de liquido: bushing en el que se rellena con aceite el espacio entre la
superficie interior de la envoltura aislante y el aislamiento sólido principal;
• Bushing relleno de compuesto aislante: bushing en el que se rellena con un compuesto
aislante el espacio entre la superficie interior de la envoltura aislante y el aislamiento sólido
principal;
• Bushing con liquido aislante: bushing en el que el aislamiento principal consta de aceite u
otro líquido aislante;
• Bushing relleno de gas: bushing en el que se rellena con gas (que no sea aire ambiente) a
presión atmosférica o superior, el espacio entre la superficie interior de la envoltura aislante y
el aislamiento sólido principal;
• Bushing con gas aislante: bushing en el que el aislamiento principal consta de gas (que no sea
aire ambiente) a presión atmosférica o superior;
• Bushing con aislamiento impregnado en gas: bushing en el que el aislamiento principal
consta de un núcleo de papel o película de plástico y posteriormente es tratado e impregnado
con gas (que no sea aire ambiente) a presión atmosférica o superior. El espacio entre el núcleo
y la envoltura aislante está lleno del mismo gas;
• Bushing con aislamiento de papel impregnado en aceite: bushing en el que el aislamiento
principal consiste en un núcleo de papel y posteriormente es tratado e impregnado con un
líquido aislante, por lo general con aceite del transformador;

Av. Libertador General San Martín 1109 (Oeste) - 5400 San Juan, República Argentina - Tel.: 54 264 4226444 - Fax: 54 264 4210299
Correo electrónico: ieedir@iee.unsj.edu.ar – Web: http://www.iee-unsj.org
Documento: Fecha: Lugar: San Juan,
MG-03-2014 Junio de 2014 Argentina
Manual de Gestión para Transformadores de
Potencia en sistemas de transmisión y Página 16 de 86
subtransmisión

• Bushing con aislamiento de papel aglomerado con resina: bushing en el que el aislamiento
principal consta de un núcleo de papel recubierto con resina;
• Bushing con aislamiento de papel impregnado en resina: bushing en el que el aislamiento
principal consiste en un núcleo de papel y posteriormente es tratado e impregnado con resina;
• Bushing de cerámica, vidrio o material inorgánico análogo: bushing en el que el aislamiento
principal consiste en cerámica, vidrio o algún material inorgánico análogo;
• Bushing con aislamiento de resina solida: bushing en el que el aislamiento principal consta de
un yeso o material orgánico moldeado con o sin un relleno inorgánico.

5.3.2 Núcleo, Bobina y Arrollamiento


Núcleo: es un elemento hecho de material magnético, que constituye la parte principal del circuito
magnético del transformador y cuya función es mantener el flujo magnético confinado dentro de
él, procurando minimizar el flujo disperso. La construcción del núcleo se realiza, en general, en
forma laminada (empleando laminas de acero Fe-Si de grano orientado) para reducir las corrientes
de Foucault (corrientes de remolino que circulan en el interior de las láminas) y en consecuencia
las pérdidas de vacío (o pérdidas de magnetización, o en el hierro) [10].

Bobina: es el conjunto de espiras que rodean a una pierna del núcleo ferromagnético, con el
propósito de producir flujo magnético [10]. Generalmente se fabrican de cobre y están cubiertas
por material aislante. La cantidad de bobinas que posee un transformador depende del número de
fases (monofásico o trifásico) y del número de arrollamientos (dos o tres arrollamientos).

Arrollamiento: es el conjunto de espiras que forman un circuito electico asociado a una de las
tensiones para las cuales ha sido definido el transformador.
Nota: Para un transformador trifásico, por “arrollamiento” se entiende al conjunto de
arrollamientos de fase.
Según la norma IRAM 2099 de 1994, se define como “arrollamiento de fase” al conjunto de
espiras que forman una fase de un arrollamiento trifásico.
Nota: El termino “arrollamiento de fase” no debe utilizarse para designar el conjunto de bobinas
de una columna determinada [7].

5.3.3 Refrigeración
El sub-sistema de refrigeración de los transformadores de potencia está compuesto por los
radiadores, ventiladores y el aceite, los cuales permiten evacuar el calor que se genera en el
interior del equipo como producto de las pérdidas en el hierro y en el cobre. Los transformadores
son identificados de acuerdo con el método de refrigeración utilizado. Para los transformadores
sumergidos en líquido, esta identificación se expresa por un código de cuatro letras, como se
describe a continuación [11]:

Primera letra: Medio interno de refrigeración en contacto con los arrollamientos:


O: aceite mineral o líquido aislante sintético con punto de inflamación ≤ 300 °C.
K: liquido aislante con punto de inflamación > 300 °C.
L: liquido aislante con punto de inflamación no medible.

Av. Libertador General San Martín 1109 (Oeste) - 5400 San Juan, República Argentina - Tel.: 54 264 4226444 - Fax: 54 264 4210299
Correo electrónico: ieedir@iee.unsj.edu.ar – Web: http://www.iee-unsj.org
Documento: Fecha: Lugar: San Juan,
MG-03-2014 Junio de 2014 Argentina
Manual de Gestión para Transformadores de
Potencia en sistemas de transmisión y Página 17 de 86
subtransmisión

Segunda letra: mecanismo de circulación del medio de refrigeración interno:


N: flujo por convección natural a través de los equipos de refrigeración y de los
arrollamientos.
F: circulación forzada a través de los equipos de refrigeración (por ejemplo, bombas de
refrigeración), del flujo de convección natural en los arrollamientos (también llamado flujo no
dirigido).
D: circulación forzada a través de equipos de refrigeración, dirigida desde los arrollamientos
principales hacia los equipos de refrigeración.

Tercera letra: medio de enfriamiento externo:


A: aire.
W: agua.

Cuarta letra: mecanismo de circulación del medio de enfriamiento externo:


N: convección natural.
F: circulación forzada (ventiladores o bombas de agua).

A continuación se describen algunos ejemplos con los métodos de refrigeración más utilizados en
transformadores de potencia:

ONAN: refrigeración mediante circulación natural del aceite y del aire a través de radiadores.

ONAF: refrigeración mediante circulación natural del aceite y circulación forzada de aire a través
de radiadores.

OFAF: refrigeración mediante la circulación forzada del aceite a través de bombas de aceite hacia
los radiadores y circulación forzada de aire a través de radiadores.

ODAF: circulación forzada y dirigida del aceite a través de bombas de aceite a los radiadores y
elementos de direccionamientos en el interior hacia los canales del aceite y circulación forzada de
aire a través de los radiadores.

5.3.4 Conservación del aceite


Tanque o cuba: es la parte metálica que contiene al núcleo y la mayor parte del aceite aislante, y
se encarga de transmitir al exterior el calor producido por la parte activa. El mismo debe ser
hermético, soportar el vacío absoluto y las sobrepresiones de diseño sin presentar deformaciones
permanentes, proteger eléctrica y mecánicamente a la parte activa del transformador, ofrecer
puntos de apoyo para el transporte y carga del mismo, soportar los radiadores, bushings, bombas
de aceite, ventiladores y accesorios aplicables.

Conservador de aceite (Tanque de expansión): sistema que absorbe la dilatación térmica del aceite
en un transformador y además proporciona una reserva de aceite en caso de presentarse fugas [7].

Válvulas de llenado y vaciado: permiten ingresar o extraer el aceite del transformador.

Av. Libertador General San Martín 1109 (Oeste) - 5400 San Juan, República Argentina - Tel.: 54 264 4226444 - Fax: 54 264 4210299
Correo electrónico: ieedir@iee.unsj.edu.ar – Web: http://www.iee-unsj.org
Documento: Fecha: Lugar: San Juan,
MG-03-2014 Junio de 2014 Argentina
Manual de Gestión para Transformadores de
Potencia en sistemas de transmisión y Página 18 de 86
subtransmisión

Válvulas del transformador: tienen la función de poder cerrar o cortar el flujo de aceite en
diferentes sectores del transformador, para realizar controles o mantenimiento.

5.3.5 Conmutador de Relación de Transformación

5.3.5.1 Conmutador Bajo Carga o Regulador Bajo Carga (RBC)


El regulador bajo carga, también conocido como OLTC (con-load tap changer) [12], permite
cambiar la toma cuando el transformador esta energizado o en carga. El arrollamiento afectado a
la regulación es usualmente el de alta tensión para reducir las corrientes que deben ser
conmutadas.

Toma
Conexión particular de un arrollamiento con tomas que conecta un número definido de espiras de
dicho arrollamiento. En consecuencia, se establece una relación definida de espiras entre dicho
arrollamiento y cualquier otro arrollamiento que posee un número fijo de espiras [7].

5.3.5.2 Conmutador sin Carga


El conmutador sin carga es un aparato que permite cambiar la toma cuando el transformador está
totalmente desconectado de la red [7].

5.3.6 Medidores, Indicadores y Relés


Indicador de nivel de aceite: permite observar el nivel de aceite en el tanque desde el exterior y
envía señales de alarma ante la baja parcial del nivel o desconecta el equipo ante la baja casi total
del nivel.

Relé Buchholz: también llamado relé del gas o relé de presión repentina, es un dispositivo de
seguridad sensible al efecto de fallas dieléctricas o térmicas dentro del equipo. Actúa por la
detección de formación de gases o cuando el nivel de aceite es bajo a través de un switch flotante
que permite disparar una señal de alarma o desconectar el equipo.

Transformador de corriente de cuba: tiene la función de detectar y proteger al transformador de


descargas de corrientes de fuga de cuba a tierra.

Imagen térmica, sensores y relé: tiene la función de controlar la temperatura de los


transformadores operando sobre el funcionamiento de los refrigerantes, y señalizando alarmas o
desconexiones si es necesario.

5.3.7 Accesorios
Deshidratador de tanques de expansión: tiene la función de retener la humedad del aire que
ingresa al tanque de expansión del transformador (y/o al tanque de expansión de RBC) al
producirse la depresión del mismo.

Caja de comando: tiene la función de proteger a los elementos de comando, protección y borneras
del transformador de agentes externos (polvo, agua, humedad).

Av. Libertador General San Martín 1109 (Oeste) - 5400 San Juan, República Argentina - Tel.: 54 264 4226444 - Fax: 54 264 4210299
Correo electrónico: ieedir@iee.unsj.edu.ar – Web: http://www.iee-unsj.org
Documento: Fecha: Lugar: San Juan,
MG-03-2014 Junio de 2014 Argentina
Manual de Gestión para Transformadores de
Potencia en sistemas de transmisión y Página 19 de 86
subtransmisión

Recolector de gases: tiene la función de recolectar los gases que se puedan generar desde el
interior del transformador para el análisis de los mismos.

Ruedas: tienen la función de facilitar el desplazamiento y cambio de dirección del transformador.

Válvulas de sobrepresión: tiene la función de proteger al transformador de posibles rupturas o


presiones elevadas por problemas internos.

5.4 Clasificación de Transformadores de Potencia

Existen diferentes criterios para clasificar los transformadores, entre ellos se puede citar [13]:

5.4.1 Según el tipo de aparato


• Transformador;
• Autotransformador.

Autotransformador
Transformador en el cual los arrollamientos poseen una parte en común [7], por lo que en efecto el
autotransformador posee un único arrollamiento alrededor del núcleo ferromagnético. En un
autotransformador el arrollamiento común actúa como parte tanto del arrollamiento primario,
como del secundario. La porción restante del arrollamiento recibe el nombre de arrollamiento serie
y es la que proporciona la diferencia de tensión entre ambos circuitos, mediante la adición en serie
(de allí su nombre) con la tensión del arrollamiento común, como se muestra en la Figura 5.

Figura 5. Esquema de conexión de un autotransformador

Un transformador puede ser conectado como autotransformador tal como se muestra en la Figura
6.
Av. Libertador General San Martín 1109 (Oeste) - 5400 San Juan, República Argentina - Tel.: 54 264 4226444 - Fax: 54 264 4210299
Correo electrónico: ieedir@iee.unsj.edu.ar – Web: http://www.iee-unsj.org
Documento: Fecha: Lugar: San Juan,
MG-03-2014 Junio de 2014 Argentina
Manual de Gestión para Transformadores de
Potencia en sistemas de transmisión y Página 20 de 86
subtransmisión

Figura 6. Esquema de conexiones de un transformador conectado como autotransformador

La ventaja principal de un autotransformador es que resulta ser un aparato más compacto (y a


menudo más económico) que un transformador de la misma potencia y tensiones nominales.
Las desventajas de un autotransformador son:

• Una falla en el aislamiento de los arrollamientos de un autotransformador puede producir que


la carga quede expuesta a recibir plena tensión;
• Las ventajas en ahorro de material (tanto en los arrollamientos, como en el núcleo) tienen una
limitación física, que en la práctica es como máximo una relación de tensiones de 3:1
(usualmente se encuentran con relaciones de 2:1 y 1:1);
• No permiten filtrar el contenido armónico de las corrientes.

5.4.2 Según el número de fases


• Monofásico;
• Trifásico.

5.4.3 Según el número de arrollamientos


• Dos arrollamientos;
• Tres arrollamientos.

5.4.4 Según el grupo de conexión


• Conexión Estrella (conexión Y): Conexión de los arrollamientos en el cual un extremo de cada
arrollamiento de fase de un transformador trifásico, o de cada arrollamiento de la misma
tensión nominal para los transformadores monofásicos que constituyen un banco trifásico,
está conectado a un punto común (punto neutro), estando el otro extremo conectado al borne
correspondiente de línea;
• Conexión Triangulo (conexión D): Conexión en serie de los arrollamientos de fase de un
transformador trifásico, o de los arrollamientos de la misma tensión nominal de
transformadores monofásicos que constituyen un banco trifásico, efectuada de modo de
realizar un circuito cerrado;
• Conexión en Zigzag (conexión Z): Conexión de los arrollamientos de modo que un extremo de
cada arrollamiento de fase de un transformador trifásico está conectado a un punto común
(punto neutro), y en que cada arrollamiento de fase consta de dos partes en las que se inducen
tensiones desfasadas. Es decir, este método consiste en sub-dividir uno de los arrollamientos
en dos partes iguales, luego conectar uno de los extremos de la sub-división para formar un

Av. Libertador General San Martín 1109 (Oeste) - 5400 San Juan, República Argentina - Tel.: 54 264 4226444 - Fax: 54 264 4210299
Correo electrónico: ieedir@iee.unsj.edu.ar – Web: http://www.iee-unsj.org
Documento: Fecha: Lugar: San Juan,
MG-03-2014 Junio de 2014 Argentina
Manual de Gestión para Transformadores de
Potencia en sistemas de transmisión y Página 21 de 86
subtransmisión

punto común (el punto neutro) y los extremos restantes de la misma sub-división se conectan
en serie a las fases adyacente de la sub-división restante.

Nota: Cuando el punto neutro del arrollamiento conectado en estrella o zigzag es accesible, la
conexión de denomina estrella-neutro (Yn) o zigzag-neutro (Zn) [7].

Figura 7. Conexión triangulo-estrella (izquierda) y conexión estrella- zigzag (derecha). Fuente: IRAM
2099 [7]

5.4.5 Según el tipo de núcleo


• Tipo acorazado: el núcleo magnético envuelve a los arrollamientos;
• Tipo columna: los arrollamientos envuelven a las piernas del núcleo, abarcando una parte
considerable del núcleo magnético.

Figura 8. Tipo columna (izquierda) y tipo acorazado (derecha)

5.4.6 Según el medio refrigerante


• Aire;
• Aceite Mineral;
• Aceite Vegetal;
• Aceite de Silicona.

Av. Libertador General San Martín 1109 (Oeste) - 5400 San Juan, República Argentina - Tel.: 54 264 4226444 - Fax: 54 264 4210299
Correo electrónico: ieedir@iee.unsj.edu.ar – Web: http://www.iee-unsj.org
Documento: Fecha: Lugar: San Juan,
MG-03-2014 Junio de 2014 Argentina
Manual de Gestión para Transformadores de
Potencia en sistemas de transmisión y Página 22 de 86
subtransmisión

5.4.7 Según el tipo de refrigeración (AN, ONAN, ONAF, OFAF, ODAF, etc.)
• Aire – Aceite – Agua;
• Natural – Forzada – Dirigida.

5.4.8 Según la regulación


• Relación fija;
• Regulación variable con carga;
• Regulación variable sin carga.

5.4.9 Según la forma de operación


• Transformadores de generación: Son aquellos que conectan el generador con la red de
transmisión, comúnmente llamados transformadores de máquinas. Los transformadores de
generadores elevan la tensión desde el nivel del generador, típicamente 10-20 kV, a la tensión
de transmisión o sub-transmisión. Usualmente se conecta en lado de menor tensión en
triangulo y el lado de mayor tensión en estrella, es decir, en triangulo-estrella (-Y) con el
neutro puesto a tierra;

• Transformadores asociados a una unidad generadora: Son aquellos transformadores que


suministran los servicios auxiliares dentro de una central generadora;

• Transformadores de transmisión: Estos transformadores son usados para conectar diferentes


partes de la red de transmisión. Por problemas de transporte los grandes transformadores de
alta potencia se construyen usualmente como tres transformadores monofásicos separados;

• Transformadores de sub-transmisión: Conectan diferentes partes de la red de transmisión y


sub-transmisión que operan a diferentes niveles de tensión. Por lo general este tipo de
transformadores suministran energía a las redes de distribución o bien conectan grandes
consumidores industriales directamente a la red de transmisión. Los transformadores que
vinculan redes de transmisión y sub-transmisión están normalmente conectados en estrella –
estrella (Y-Y) con los neutros puestos a tierra;

• Transformadores de distribución: Son los encargados de reducir el nivel de tensión en los


centros de carga al nivel de tensión requerido por el consumidor. Normalmente se encuentran
conectados en estrella – triangulo (Y-) [14].

Av. Libertador General San Martín 1109 (Oeste) - 5400 San Juan, República Argentina - Tel.: 54 264 4226444 - Fax: 54 264 4210299
Correo electrónico: ieedir@iee.unsj.edu.ar – Web: http://www.iee-unsj.org
Documento: Fecha: Lugar: San Juan,
MG-03-2014 Junio de 2014 Argentina
Manual de Gestión para Transformadores de
Potencia en sistemas de transmisión y Página 23 de 86
subtransmisión

6 ETAPA UNO DEL CICLO DE VIDA: CREACIÓN/ADQUISICIÓN

6.1 Introducción

La etapa inicial del ciclo de vida de un transformador de potencia comprende la


creación/adquisición del activo (transformador de potencia), abarcando las actividades o sub-
etapas de identificación de la necesidad, especificación, diseño y construcción y la obtención del
equipo, tal como se muestra en la Figura 9. Además, esta etapa debe centrarse en la integración de
los objetivos de la organización con los planes de gestión de los transformadores de potencia. Para
ello, debe relacionarse el área de gestión de activos con el área de planificación estratégica de la
empresa [4].

Figura 9. Actividades de la etapa de creación/adquisición del transformador de potencia

A continuación se describen y analizan, en forma general, los aspectos a tener en cuenta en cada
una de estas actividades, para el caso particular de un transformador de potencia.

6.2 Identificación de la necesidad.

La sub-etapa denominada “identificación de la necesidad”, incluye la investigación y análisis de


puntos o áreas en el sistema de suministro de energía eléctrica que requieran de la instalación,
cambio o mejora de un transformador de potencia. Los motivos de satisfacer dicha necesidad
pueden ser, por ejemplo: sustitución de equipos antiguos, reubicación de equipos, aumento de la
demanda, instalación de una nueva carga, etc.

Av. Libertador General San Martín 1109 (Oeste) - 5400 San Juan, República Argentina - Tel.: 54 264 4226444 - Fax: 54 264 4210299
Correo electrónico: ieedir@iee.unsj.edu.ar – Web: http://www.iee-unsj.org
Documento: Fecha: Lugar: San Juan,
MG-03-2014 Junio de 2014 Argentina
Manual de Gestión para Transformadores de
Potencia en sistemas de transmisión y Página 24 de 86
subtransmisión

Por otro lado, la identificación de la necesidad debe estar acompañada de la planificación


estratégica, que es un conjunto de decisiones programadas previamente sobre lo que debe hacerse
en la organización en el largo plazo y requiere una base sólida de información.

La planificación estratégica, permite asegurar la expansión del sistema a través de inversiones que
respondan a la demanda creciente, en el momento adecuado, pero también debe considerar la
información operativa y el monitoreo de los activos críticos (p. ej. transformadores de potencia)
para prever su renovación o sustitución en el momento adecuado, es decir, antes de que ocurra una
falla irreparable o antes de llegar al fin de la vida útil del activo. Por último, la planificación debe
asegurar que los activos operen con seguridad, calidad y confiabilidad, cumpliendo con los
requisitos legales y ambientales [4].

6.3 Especificación.

En esta sub-etapa se tienen en cuenta las especificaciones para la adquisición de los


transformadores. Dichas especificaciones deben revisarse periódicamente a partir de la
información de desempeño de los equipos en operación y considerando la necesidad de
actualización tecnológica.

Las especificaciones que posee la empresa transportista deben complementarse con las normas y
estándares vigentes que ella utiliza, que también deben revisarse para incluir las directrices de
nuevas tecnologías y de adecuación de los activos cuyo desempeño ya no se encuadre en las
estrategias de la empresa. La rutina de revisar sistemáticamente las normas, estándares y
especificaciones debe estar alineada entre las áreas de gestión de activos y de ingeniería, ambas
integradas con el área de planificación estratégica de la empresa [4].

A continuación, en forma generalizada, se presentan los ítems con las principales especificaciones
técnicas a considerar en el momento de elaborar un pliego de solicitud de ofertas para adquisición
de un transformador de potencia.

6.3.1 Generalidades
Este ítem debe describir en forma general el pliego, por ejemplo indicando que el documento
contiene las especificaciones técnicas que establecen los requisitos para el diseño, fabricación,
pruebas en fábrica, pruebas en sitio y penalización por incumplimiento de garantías técnicas, etc.,
para los transformadores de potencia.

6.3.2 Normas
Mientras no se indique explícitamente lo contrario, dentro de las especificaciones, los
transformadores deben satisfacer las normas aplicables de IEC, ANSI/IEEE, ASTM, e IRAM. En
todos los casos regirá la versión vigente de cada norma a la fecha de la convocatoria para el
concurso o licitación.

6.3.3 Datos Técnicos Garantizados


La empresa transportista o distribuidora debe indicar a la empresa fabricante los datos técnicos
propios del transformador, listados en una planilla de datos técnicos garantizados. A continuación
se listan los principales datos técnicos a tener en cuenta:

Av. Libertador General San Martín 1109 (Oeste) - 5400 San Juan, República Argentina - Tel.: 54 264 4226444 - Fax: 54 264 4210299
Correo electrónico: ieedir@iee.unsj.edu.ar – Web: http://www.iee-unsj.org
Documento: Fecha: Lugar: San Juan,
MG-03-2014 Junio de 2014 Argentina
Manual de Gestión para Transformadores de
Potencia en sistemas de transmisión y Página 25 de 86
subtransmisión

1) Características Generales:
a) Fabricante;
b) Modelo;
c) Año de diseño del modelo;
d) País de origen;
e) Tipo de instalación (por ejemplo: intemperie);
f) Servicio (por ejemplo: continuo);
g) Normas de fabricación y ensayo (por ejemplo: IRAM-IEC);
h) Tipo de transformador (por ejemplo: transformador con arrollamientos separados,
autotransformador, etc.)
i) Numero de fases (por ejemplo: 1, 2 o 3);
j) Frecuencia nominal (por ejemplo: 50 [Hz]);
2) Arrollamiento de Alta Tensión (AT):
a) Aislación (por ejemplo: progresiva);
b) Potencia nominal en cualquier derivación:
i) Para cada condición de refrigeración (por ejemplo: ONAF = 80 MVA, ONAN = 60
MVA, etc.);
c) Tensión nominal en vacío (del arrollamiento) [kV];
d) Tensión máxima de servicio [kV];
e) Derivaciones (por ejemplo: -10%; 0; +10%);
f) Conexión del arrollamiento (por ejemplo: estrella con neutro accesible rígido a tierra);
g) Grupo de conexión primario-secundario (por ejemplo: YNyn0);
h) Grupo de conexión primario-terciario (por ejemplo: YNd11);
i) Tensión resistida:
i) al impulso atmosférico, onda plena (1,2/50 microsegundos)(valor de cresta) [kV];
ii) al impulso de maniobra (valor de cresta) [kV];
iii) a frecuencia industrial (1 minuto) lado neutro (valor eficaz) [kV];
iv) inducida, larga duración V1/V2 (valor eficaz) [kV];
3) Arrollamiento de Baja Tensión (BT):
a) Aislación (por ejemplo: progresiva);
b) Potencia nominal:
i) Para cada condición de refrigeración (por ejemplo: ONAF = 80 MVA, ONAN = 60
MVA, etc.);
c) Tensión nominal (del arrollamiento) [kV];
d) Tensión máxima de servicio [kV];
e) Conexión del arrollamiento (por ejemplo: estrella con neutro accesible rígido a tierra);
f) Grupo de conexión secundario-terciario (por ejemplo: YNd11);
g) Tensión resistida:
i) al impulso atmosférico, onda plena (1,2/50 microsegundos)(valor de cresta) [kV];
ii) al impulso de maniobra (valor de cresta) [kV];

Av. Libertador General San Martín 1109 (Oeste) - 5400 San Juan, República Argentina - Tel.: 54 264 4226444 - Fax: 54 264 4210299
Correo electrónico: ieedir@iee.unsj.edu.ar – Web: http://www.iee-unsj.org
Documento: Fecha: Lugar: San Juan,
MG-03-2014 Junio de 2014 Argentina
Manual de Gestión para Transformadores de
Potencia en sistemas de transmisión y Página 26 de 86
subtransmisión

iii) a frecuencia industrial (1 minuto) lado neutro (valor eficaz) [kV];


iv) inducida, larga duración (valor eficaz) [kV];
4) Arrollamiento Terciario:
a) Aislación (por ejemplo: uniforme);
b) Potencia nominal:
i) Para cada condición de refrigeración (por ejemplo: ONAF = 80 MVA, ONAN = 60
MVA, etc.);
c) Tensión nominal en vacío (del arrollamiento) [kV];
d) Tensión máxima de servicio [kV];
e) Conexión del arrollamiento (por ejemplo: triangulo);
f) Grupo de conexión primario-secundario (por ejemplo: YNyn0);
g) Grupo de conexión primario-terciario (por ejemplo: YNd11);
h) Tensión resistida:
i) a impulso atmosférico, onda plena (1,2/50 microsegundos)(valor de cresta) [kV];
ii) a frecuencia industrial (1 minuto) lado neutro (valor eficaz) [kV];
5) Pérdidas:
a) En vacío:
i) en las condiciones nominales [kW];
ii) con 105% de la tensión nominal [kW];
iii) con 110% de la tensión nominal [kW];
b) En cortocircuito:
Referidas a 75 °C, en la relación de transformación nominal y funcionamiento binario para
la potencia nominal del arrollamiento menor:
i) Tensión de AT – Tensión de BT [kW];
ii) Tensión de AT – Tensión Terciaria [kW];
iii) Tensión de BT – Tensión Terciaria [kW];
c) Consumo de las etapas de enfriamiento funcionando conjuntamente [kW];
d) Totales, con 100% de la carga, sin considerar el equipo de enfriamiento:
i) en las condiciones nominales [kW];
ii) en derivación máxima [kW];
iii) en derivación mínima [kW];
e) Tolerancia para cada pérdida medida (%);
f) Tolerancia para las pérdidas totales (%)
7) Corriente de excitación:
a) En la condiciones nominales [A];
b) Con 95% de la tensión nominal [A];
c) Con 105% de la tensión nominal [A];
d) Con 110% de la tensión nominal [A];
e) Tercera armónica (respecto de In) [%];
f) Quinta armónica (respecto de In) [%];
g) Séptima armónica (respecto de In) [%];

Av. Libertador General San Martín 1109 (Oeste) - 5400 San Juan, República Argentina - Tel.: 54 264 4226444 - Fax: 54 264 4210299
Correo electrónico: ieedir@iee.unsj.edu.ar – Web: http://www.iee-unsj.org
Documento: Fecha: Lugar: San Juan,
MG-03-2014 Junio de 2014 Argentina
Manual de Gestión para Transformadores de
Potencia en sistemas de transmisión y Página 27 de 86
subtransmisión

h) Corriente de inserción:
i) Curva de corriente-tiempo (adjuntar);
8) Impedancia referida a la potencia primaria del transformador en MVA y a 75 °C:
a) Alta Tensión/Baja Tensión:
i) en las condiciones nominales [%];
ii) en la derivación +5% [%];
iii) en la derivación -10% [%];
b) Alta Tensión/Terciario en condiciones nominales [%];
c) Baja Tensión/Terciario [%];
d) Impedancia homopolar 4 de fase vista desde bornes del arrollamiento en estrella:
AT/Terciario [%];
BT/Terciario [%];
e) Tolerancia en la impedancia [%];
9) Resistencia de los arrollamientos referida a 75 °C:
a) Arrollamiento de Alta Tensión:
i) en la derivación máxima [ohm];
ii) en la derivación nominal [ohm];
iii) en la derivación mínima [ohm];
b) Arrollamiento de Baja Tensión [ohm];
c) Arrollamiento Terciario [ohm];
10) Nivel de ruido máximo en las condiciones nominales e incluyendo todo el equipo de
enfriamiento en funcionamiento [dB];
11) Nivel de descargas parciales máximo medido durante el ensayo de tensión reducida, a la
máxima tensión [pC (picoCoulomb)];
12) Reactancia con núcleo de aire vista desde:
a) bornes de AT [%];
b) bornes de BT [%];
13) Impedancia de magnetización a tensión nominal, vista desde los terminales de alta tensión
[%];
14) Sobreelevación máxima de temperatura, en funcionamiento continuo con potencia nominal, en
la derivación del conmutador correspondiente a las mayores pérdidas y temperatura ambiente
máxima de 45 °C:
a) En el aceite [°C];
b) En el cobre [°C];
c) En el núcleo [°C];
d) En otras partes metálicas [°C];
e) Constante de tiempo térmica:
i) Para cada condición de refrigeración [minutos];

4
Impedancia homopolar (de un arrollamiento trifásico): Impedancia expresada en ohm por fase, para la frecuencia
nominal, medida entre los bornes de línea de un arrollamiento trifásico en estrella o en zigzag, conectados entre sí y su
borne neutro [7].
Av. Libertador General San Martín 1109 (Oeste) - 5400 San Juan, República Argentina - Tel.: 54 264 4226444 - Fax: 54 264 4210299
Correo electrónico: ieedir@iee.unsj.edu.ar – Web: http://www.iee-unsj.org
Documento: Fecha: Lugar: San Juan,
MG-03-2014 Junio de 2014 Argentina
Manual de Gestión para Transformadores de
Potencia en sistemas de transmisión y Página 28 de 86
subtransmisión

15) Corriente máxima soportada por los arrollamientos, como múltiplo de la corriente nominal In,
para cualquier tipo de cortocircuito en bornes:
a) Arrollamiento de AT:
i) Simétrica durante 2 segundos, valor eficaz [kA];
ii) Asimétrica, valor de cresta [kA];
b) Arrollamiento de BT:
i) Simétrica durante 2 segundos, valor eficaz [kA];
ii) Asimétrica, valor de cresta [kA];
c) Arrollamiento Terciario:
i) Simétrica durante 2 segundos, valor eficaz [kA];
ii) Asimétrica, valor de cresta [kA];
16) Etapa de enfriamiento:
a) Número de radiadores;
b) Motobombas:
i) Número de motobombas;
ii) Marca y tipo de la bomba;
iii) Caudal [litros/minuto];
iv) Marca y tipo del motor;
v) Potencia del motor [kW];
vi) Tensión nominal [V];
vii) Frecuencia nominal [Hz];
c) Moto-ventiladores:
i) Número de moto-ventiladores;
ii) Marca y tipo del ventilador;
iii) Caudal [m3/minuto];
iv) Marca y tipo del motor;
v) Potencia del motor [kW];
vi) Tensión nominal [V];
vii) Frecuencia nominal [Hz];
d) Potencia total consumida:
i) Para cada condición de refrigeración [kW]
17) Sobrecargas admisibles:
a) Carga continua permisible, en porcentaje de la potencia nominal, para sobreelevaciones de
temperatura nominales, en función del número de moto-ventiladores en operación [%];
b) Sobrecarga permisible de corta duración, sin reducción de vida probable, en función de la
temperatura ambiente y de la duración de la carga nominal previa a la sobrecarga [%];
c) Tiempo admisible sin reducción de la vida probable para sobrecargas del 10, 20, 30, 40 y
50% para una potencia previa del 50, 75 y 90% de la nominal y temperatura ambiente
según pliego [minutos];
18) Rendimiento y caídas de tensión en función de la carga (f = 50 [Hz]; t = 75 [°C]);
19) Para funcionamiento en paralelo:

Av. Libertador General San Martín 1109 (Oeste) - 5400 San Juan, República Argentina - Tel.: 54 264 4226444 - Fax: 54 264 4210299
Correo electrónico: ieedir@iee.unsj.edu.ar – Web: http://www.iee-unsj.org
Documento: Fecha: Lugar: San Juan,
MG-03-2014 Junio de 2014 Argentina
Manual de Gestión para Transformadores de
Potencia en sistemas de transmisión y Página 29 de 86
subtransmisión

a) Potencias nominales [MVA];


b) Relaciones de transformación nominales;
c) Relaciones de transformación con tomas distintas de la principal;
d) Perdidas debidas a la carga para la corriente nominal y la tensión nominal sobre la toma
principal, corregida con respecto a la temperatura de referencia apropiada.
e) Impedancia de cortocircuito5 sobre la toma principal y por lo menos, sobre las tomas
extremas, cuando la gama de tomas del arrollamiento con tomas excede del ± 5%.
f) Esquema de conexiones o símbolo de conexión o ambos.

6.3.4 Condiciones Ambientales


El propietario del equipo a construir debe indicar las condiciones ambientales a las que estará
expuesto dicho equipo, tales como, la altura sobre el nivel del mar, la temperatura ambiente
promedio, la temperatura ambiente máxima, la humedad relativa y la sismicidad, entre otras.

6.3.5 Aspectos Constructivos


Se deben especificar las características constructivas que la empresa fabricante debe considerar
durante la manufactura de la unidad, y el ensamble y/o construcción de los subsistemas o partes
del transformador. Tales aspectos incluyen, y no solo se limitan, a los siguientes ítems:

• Núcleo: Debe detallar todos los aspectos constructivos del núcleo, tales como, el tipo de
núcleo (columna o acorazado), tipo de laminación y material a utilizar, clase de aislación,
grado de permeabilidad, nivel pérdidas por histéresis, modo de puesta a tierra, índice de
resistencia mecánica, según lo indique la norma correspondiente.

• Arrollamientos: Debe indicar todos los aspectos constructivos de los arrollamientos, como por
ejemplo, tipo de material, (cobre, aleación, etc.), disposición sobre las piernas del núcleo, tipo
y nivel de aislamiento, índice de resistencia mecánica, teniendo en cuenta lo que indique la
norma correspondiente. Además, debe especificar sobre que arrollamiento se efectuará la
regulación de tensión bajo carga, las principales características de los puntos neutros y
correspondientes aisladores pasantes (bushings).

• Cuba y tapa: Debe especificar aspectos de la cuba, contemplando por ejemplo, tipo de
material, dimensiones, sobrepresión máxima a soportar, etc. Además, debe indicar todos los
aspectos referentes a la tapa, tales como, tipo y dimensión de bulones y burletes para su
fijación a la cuba, teniendo en cuenta estanqueidad del transformador. Por último, debe
indicar el número y tipos de válvulas que debe poseer el transformador como por ejemplo,
válvula de desagote, válvula de llenado, etc.

• Tanque de expansión (conservador de aceite): Debe detallar todos los aspectos constructivos
del sistema de conservación de aceite, que en general, incluye un tanque de expansión, una
conexión de aceite a la cuba con válvula limitadora de flujo, un indicador del nivel de aceite,

5
Impedancia de cortocircuito (de un par de arrollamientos): Impedancia serie equivalente Z = R + j X, expresada en
ohm, para la frecuencia nominal, a la temperatura de referencia, medida en los bornes de uno de los dos
arrollamientos, mientras los bornes del otro arrollamiento están en cortocircuito. Los demás arrollamientos, en caso de
existir, estarán a circuito abierto [7].
Av. Libertador General San Martín 1109 (Oeste) - 5400 San Juan, República Argentina - Tel.: 54 264 4226444 - Fax: 54 264 4210299
Correo electrónico: ieedir@iee.unsj.edu.ar – Web: http://www.iee-unsj.org
Documento: Fecha: Lugar: San Juan,
MG-03-2014 Junio de 2014 Argentina
Manual de Gestión para Transformadores de
Potencia en sistemas de transmisión y Página 30 de 86
subtransmisión

un dispositivo para entrada de aire, una tapa para el llenado, una válvula de drenaje, un
secador de aire, un recolector de gases y todo tipo de accesorio requerido para una operación
satisfactoria. También debe detallar los aspectos constructivos del sistema de conservación de
aceite del RBC, si corresponde.

• Aisladores pasantes (bushings) y cajas de conexión: Debe indicar la provisión de todos los
aisladores pasantes (bushings) y todas las cajas de interconexión, necesarias para las
condiciones de utilización que han sido especificadas. Además, debe detallar los aspectos
constructivos de los bushings, los cuales deben responder a las normas correspondientes.

• Sistema de refrigeración: Debe especificar el método de refrigeración del transformador, por


ejemplo, refrigeración por circulación natural o forzada de aceite, y ventilación natural o
forzada. También, tiene que especificar el diseño constructivo de los radiadores y
ventiladores, teniendo que cumplir con las normas y estándares correspondientes.

• Tratamiento de superficies y pintura: Debe indicar todos los aspectos relacionados con el
tratamiento de las superficies y pintura, como por ejemplo, pintado de la cuba, radiadores,
tanque de expansión, soportes, caños y todos los accesorios ferrosos. En general, se
especifica, que antes de pintar o de llenar con aceite, todas las piezas de la máquina deberán
ser arenadas para lograr una superficie totalmente limpia y donde se observe directamente el
metal libre de toda clase de adherencias. Y además, el interior de los tanques de la máquina o
de otras cámaras que se llenarán de aceite, deben ser pintados con un barniz o esmalte
resistente al aceite y de color claro, preferentemente blanco.

6.3.6 Accesorios Normales.


También, la empresa transportista o distribuidora, tiene que especificar las características técnicas
y constructivas de los accesorios normales del transformador de potencia, según lo expresan, y no
solo limitándose a los siguientes ítems:

• Detectores, relés e instrumentos para el control de la temperatura: Debe detallar las


características técnicas, ubicación en el transformador y dimensión de todos los dispositivos
detectores, relés e instrumentos para el control de temperatura. Por ejemplo, debe indicar los
dispositivos con los que cuenta el equipo, tales como, dispositivos de imagen térmica para
detección de la temperatura de los arrollamientos, termómetros de contacto para medición de
la temperatura del aceite y todos los elementos para control, señalización y alarmas,
necesarios para el correcto desempeño del transformador.

• Relé Buchholz: Debe detallar la provisión de relés Buchholz y la aptitud para funcionar bajo
las condiciones ambientales (por ejemplo, zona sísmica). En general, los transformadores de
potencia cuentan con relés Buchholz, en el sistema de expansión y en el conmutador bajo
carga.

Av. Libertador General San Martín 1109 (Oeste) - 5400 San Juan, República Argentina - Tel.: 54 264 4226444 - Fax: 54 264 4210299
Correo electrónico: ieedir@iee.unsj.edu.ar – Web: http://www.iee-unsj.org
Documento: Fecha: Lugar: San Juan,
MG-03-2014 Junio de 2014 Argentina
Manual de Gestión para Transformadores de
Potencia en sistemas de transmisión y Página 31 de 86
subtransmisión

• Válvula de sobrepresión: Debe indicar la dotación de un dispositivo de alivio de presión


(incluyendo un tubo de evacuación) que proteja a la máquina y actúe cuando se produzca una
sobrepresión por cualquier perturbación, minimizando la descarga de aceite y la entrada de aire
y/o agua al interior de la cuba después de abrirse.

• Indicador de nivel de aceite: Debe especificar, las características, cantidad y disposición para la
correcta visión de los indicadores de nivel de aceite. Además, si ellos estarán equipados con
contactos para alarma y para disparo por bajo nivel o por sobre nivel, y debe indicarse el nivel
de tensión de servicios auxiliares con el que se alimenta la alarma.

• Placas características: Debe indicar, el material, el tipo de grabado (con relieve o no), nivel de
resistencia mecánica, y la información y textos según norma, de las placas características que
debe poseer la máquina.

• Puesta a tierra: Debe detallar el diseño de las bajadas, el material de los soportes, aisladores,
planchuelas, sección de conductores, etc. correspondientes para la puesta a tierra del equipo.

• Dispositivos de manipulación y soporte: Debe especificar la provisión de placas para apoyar


gatos hidráulicos que permitan la elevación, cáncamos especificados para la tapa y los
radiadores, y dispositivos para el izaje completo de la máquina.

• Armarios y cajas: Debe indicar el suministro y características (tamaño, estanqueidad, etc.), de


los armarios y cajas, que se destinan a la instalación de elementos auxiliares del
transformador.

• Ruedas: Debe detallar los aspectos constructivos de las ruedas tales como, cantidad,
aislamiento, tipo de orientación (ruedas orientables longitudinalmente o transversalmente), y
trocha de las ruedas del transformador.

6.3.7 Accesorios Especiales


Se deben especificar además las características técnicas y constructivas de los accesorios
especiales, y no solo limitándose a los siguientes ítems:

• Regulador Bajo Carga (RBC): Debe indicar el diseño, características técnicas y ensayos del
RBC, de acuerdo a lo que expresa la norma relacionada, y el requerimiento de calidad técnica
probada y reconocida.
Además, debe indicar en que arrollamiento se debe efectuar el cambio de relación de tensión,
así como también, la provisión de contactos que efectúan la regulación, el mecanismo selector
de tomas, el limitador de corriente, el motor, los accesorios de control manual, la llave de
inversión y transferencia, los dispositivos de protección, los relés auxiliares y todo otro
accesorio que sea requerido para su operación satisfactoria.

Av. Libertador General San Martín 1109 (Oeste) - 5400 San Juan, República Argentina - Tel.: 54 264 4226444 - Fax: 54 264 4210299
Correo electrónico: ieedir@iee.unsj.edu.ar – Web: http://www.iee-unsj.org
Documento: Fecha: Lugar: San Juan,
MG-03-2014 Junio de 2014 Argentina
Manual de Gestión para Transformadores de
Potencia en sistemas de transmisión y Página 32 de 86
subtransmisión

Finalmente, debe detallar la posibilidad de que el RBC cuente con su propio tanque de aceite,
el cual, por ejemplo, es independiente de la cuba del transformador, pero que puede estar
dentro de esta.

• Descargadores de sobretensión: Debe especificar los tipos de descargadores de sobretensión


(óxido de zinc ‘ZnO’, carburo de silicio ‘SiC’, etc.) y sus grados de aislación, para los niveles
de tensión del transformador, teniendo en cuenta las normas específicas.
Además debe detallar la provisión de explosores, contadores de descargas y su tipo.

• Transformadores de medición: Debe detallar el tipo, cantidad, relación de transformación y


clase de precisión de los transformadores de medición, como por ejemplo, transformadores de
corriente del tipo toroide, concéntricos a los aisladores pasantes (bushings), cumpliendo con
las normas correspondientes.

6.3.8 Aceite Aislante


El transportista o distribuidor debe especificar el tipo de acetite a emplear para la carga del
transformador, RBC y tanque de expansión, cumpliendo en todo con las normas correspondientes,
por ejemplo, aceite mineral especial para uso en transformadores, obtenido por destilación de
petróleo.
Además, debe indicar características técnicas del mismo, tales como, contenido de humedad,
álcalis, ácidos, compuestos sulfurosos perjudiciales, inhibidores de oxidación, etc.
También, debe indicar la forma en que debe ser efectuada la provisión del aceite (tambores, tanque
cisterna o transformador lleno).

6.3.9 Repuestos
La empresa transportista o distribuidora debe indicar en una lista, las piezas de repuesto que ella
juzgue necesarias para el mantenimiento de la maquina, en un determinado periodo (por ejemplo 5
años). Además, el oferente, también puede recomendar otras piezas.

6.3.10 Ensayos
Las especificaciones deben establecer las inspecciones y ensayos, que se realiza sobre las
máquinas ya sea en etapas constructivas o sobre la máquina totalmente terminada y con todos sus
accesorios. Además debe indicar que se incluya una descripción del equipamiento con que se
realizarán los ensayos y los circuitos a utilizar, y cada uno de los ensayos deberá realizarse
cumpliendo con lo que especifican las normas.
Algunos de los ensayos exigidos, según la norma IRAM 2099 de 1994, son los siguientes:

• Ensayos de tipo:
 Ensayos de calentamiento;
 Ensayos dieléctricos pertinentes.

• Ensayos de rutina:
 Medición de la rresistencia de los arrollamientos;
 Medición de la relación de transformación y verificación del grupo de conexión;
 Medición de la impedancia de cortocircuito y de las pérdidas debidas a la carga;
Av. Libertador General San Martín 1109 (Oeste) - 5400 San Juan, República Argentina - Tel.: 54 264 4226444 - Fax: 54 264 4210299
Correo electrónico: ieedir@iee.unsj.edu.ar – Web: http://www.iee-unsj.org
Documento: Fecha: Lugar: San Juan,
MG-03-2014 Junio de 2014 Argentina
Manual de Gestión para Transformadores de
Potencia en sistemas de transmisión y Página 33 de 86
subtransmisión

 Medición de las perdidas y de la corriente en vacío;


 Ensayos dieléctricos pertinentes;
 Ensayos sobre los conmutadores bajo carga, en caso de corresponder.

• Ensayos especiales:
 Ensayos dieléctricos pertinentes;
 Determinación de las capacitancias entre arrollamiento y tierra, y entre dos arrollamientos;
 Determinación de las características de transmisión de tensión transitoria;
 Medición de la(s) impedancia(s) homopolar(es) de los transformadores trifásicos;
 Ensayo de resistencia de cortocircuito;
 Medición del nivel de ruido;
 Medición de los armónicos de la corriente en vacío;
 Medición de la potencia absorbida por los motores de las bombas de aceite y de los
ventiladores;
 Medición de la resistencia de aislación de los arrollamientos a la tierra, y/o del factor de
disipación (tangente delta) de las capacitancias de la aislación del sistema.

• Ensayos de componentes:
 Ensayos de tipo y de rutina a los aisladores pasantes (bushings);
 Ensayos de tipo y de rutina a los descargadores;
 Ensayos de tipo y de rutina al regulador bajo carga (RBC).

6.3.11 Embalaje y acondicionamiento para el transporte.


El transportista o distribuidor debe especificar como el fabricante tiene que acondicionar el
transformador para el transporte. En general, el equipo puede ser enviado completamente
ensamblado o por partes. Por ejemplo, si el transformador es transportado por partes, los
aisladores pasantes, tanques de expansión, partes del sistema de enfriamiento, tableros y demás
partes desmontables deben ser embalados con envolturas de papel, cartón y madera,
separadamente, para ser montados en el lugar de emplazamiento.

6.4 Diseño y Construcción.


Esta sub-etapa considera el diseño y construcción del activo, la cual es realizada por la empresa
encargada de la fabricación, considerando las especificaciones establecidas por la empresa
transportista o distribuidora.
Cabe aclarar que ninguna de las áreas de la organización cumple un rol en esta sub-etapa, es decir,
quien toma todo el protagonismo en el diseño y construcción es la empresa fabricante. Pero sí es
recomendable designar a un inspector, que cumpla con tareas de visitas periódicas al sitio donde
se está construyendo el transformador, con el fin de verificar que se están llevando a cabo
correctamente las tareas de fabricación, según las especificaciones definidas.

6.5 Obtención.

La última sub-etapa de la creación/adquisición, corresponde concretamente a la obtención del


transformador de potencia y se realiza a partir del pliego desarrollado en la etapa de
especificación. La obtención es seguida por las actividades de gestión de contratos de construcción
Av. Libertador General San Martín 1109 (Oeste) - 5400 San Juan, República Argentina - Tel.: 54 264 4226444 - Fax: 54 264 4210299
Correo electrónico: ieedir@iee.unsj.edu.ar – Web: http://www.iee-unsj.org
Documento: Fecha: Lugar: San Juan,
MG-03-2014 Junio de 2014 Argentina
Manual de Gestión para Transformadores de
Potencia en sistemas de transmisión y Página 34 de 86
subtransmisión

y/o instalación del activo, envío y finalmente, puesta en servicio (ensayos). Toda el área de
suministro y servicios comerciales debe apoyar esta etapa de la gestión de activos creando
procedimientos que cumplan con las directrices de gestión [4].

La instalación del equipo es una actividad que necesita de gran atención, ya que los requisitos son
muy estrictos para unidades de alta tensión (AT) y media tensión (MT). En el lugar de la
instalación se deben tomar todas las precauciones razonables para evitar, por ejemplo, la
exposición del sistema de aislamiento a la humedad. Generalmente el usuario debe ajustarse a las
recomendaciones mínimas que impone el fabricante del transformador con el fin de mantener la
garantía.

Antes de comenzar la instalación del transformador se debe desarrollar un detallado procedimiento


para el envió, inspección, montaje, tratamiento de vacío, llenado de aceite y pruebas del
transformador, y se debe lograr un acuerdo entre todas las partes interesadas [15].

6.5.1 Envío.
El envío de los transformadores de potencia puede realizarse por distintos medios según las
restricciones de tamaño y peso.

Los transformadores de potencia de gran tamaño se envían normalmente en vagones de ferrocarril


o vehículos especiales. El líquido aislante se envía por separado y el transformador se llena con
aire seco. El nitrógeno seco también se puede utilizar, pero luego se debe quitar y purgar con
procedimientos adecuados. La presión interna del gas debe ser lo suficientemente alta para
asegurar que seguirá siendo positiva en caso de esperarse bajas temperaturas. Si la distancia y/o
duración de los envíos de transformadores son prolongadas, se pueden requerir botellas de gas
externas y un regulador para asegurar que la presión se mantenga positiva durante el envío.

Cuando la distancia involucrada, el peso y las dimensiones del transformador lo permiten, el envío
se puede hacer por camión. Además, si las normas de transporte y el peso lo admiten, el
transformador puede ser enviado lleno con líquido aislante (en este caso se utilizan
acelerómetros). En este caso, el transportista deberá contar con los permisos de viaje adecuados y
determinar la ruta, aprobada por una entidad gubernamental correspondiente.
Otro medio de envío, es la vía marítima, pudiendo realizarse en la bodega de un barco o en la parte
superior de una barcaza, asegurándose que la inclinación del equipo no supere los 30 grados.
Normalmente los accesorios, como los bushings, radiadores, bombas / ventiladores, etc., se envían
por separado (pero habitualmente en el mismo recinto) en contenedores. Los envíos por este
medio pueden exponer al transformador a humedad excesiva y, por lo tanto, es muy recomendable
llevar a cabo acciones para evitar esto. Por ejemplo, una práctica prudente, es cubrir y sellar
instrumentos expuestos, tales como relojes, para evitar el ingreso de humedad, agua de mar
(contenido de salinidad), o ambos [15].

6.5.2 Inspección y Recepción.


Cuando se recibe un transformador, se debe hacer una inspección externa a fondo antes de retirar
la unidad del medio de transporte. Esto permite detectar cualquier daño aparente o desplazamiento
del transformador durante el transporte. Si hay evidencia de daño o manipulación brusca, un
inspector que represente al transportista y uno al fabricante, deberán notificarlo. En todos los
casos, deben ser seguidas las instrucciones de inspección y recepción del fabricante.
Av. Libertador General San Martín 1109 (Oeste) - 5400 San Juan, República Argentina - Tel.: 54 264 4226444 - Fax: 54 264 4210299
Correo electrónico: ieedir@iee.unsj.edu.ar – Web: http://www.iee-unsj.org
Documento: Fecha: Lugar: San Juan,
MG-03-2014 Junio de 2014 Argentina
Manual de Gestión para Transformadores de
Potencia en sistemas de transmisión y Página 35 de 86
subtransmisión

Una prueba cada vez más popular en la recepción, es el análisis de respuesta en frecuencia, la cual
permitirá detectar cambios en las características geométricas del bobinado y del núcleo magnético.

Además de la inspección externa, algunas empresas y los fabricantes recomiendan realizar una
inspección interna, incluso antes de retirar la unidad del medio de transporte. Otros recomiendan
una inspección interna sobre el medio de transporte sólo si una inspección externa indica posibles
daños. En el caso de hacer una inspección interna, debe hacerse con previa notificación al
transportista y al fabricante, y con sus respectivos representantes presentes[15]. Los detalles para
realizar una correcta inspección interna se pueden abordar en la guía de IEEE C57.93-2007 Guide
for Installation and Maintenance of Liquid-Immersed Power Transformers.

6.5.3 Manipulación
El transformador debe ser manipulado en la posición vertical normal, a menos que el fabricante
indique que puede ser manejado de otra manera. Cuando un transformador no puede ser manejado
por una grúa o movido sobre las ruedas, se puede deslizar o mover sobre rodillos o placas de
deslizamiento, dependiendo de la compatibilidad del diseño de la base del transformador y del tipo
de superficie sobre la que se va a mover.
Normalmente se proporcionan cáncamos de elevación para levantar el transformador completo y,
además, se suministran los medios adicionales necesarios para el levantamiento de las distintas
piezas para el montaje. Los cáncamos en la mayoría de los transformadores están diseñados para
levantar el transformador completamente montado y lleno de líquido dieléctrico. El peso total
aproximado del transformador es el que figura en la placa de características. Además se deben
consultar las instrucciones del fabricante para la correcta manipulación y elevación.

Por último, para que los transformadores puedan ser elevados por medio de gatos hidráulicos, se
proporcionan placas apoya gatos en los puntos designados por el fabricante. Para llevar a cabo
correctamente esta acción, se debe consultar los esquemas o manual de instrucciones del
fabricante [15].

6.5.4 Montaje
Para efectuar esta acción correctamente, la organización de la empresa se debe asegurar que se
entiendan y se sigan todos los códigos de seguridad y medio ambiente, por todas las personas
involucradas. Además debe consultar, siempre, el manual de instrucciones del fabricante antes y
durante el montaje para cumplir con todos los requisitos específicos de montaje.

Durante el montaje debe reducirse al mínimo el ingreso de humedad al equipo, mediante la


apertura solo de las bocas de acceso a la cuba necesarias ya que, por ejemplo, la apertura de dos o
más bocas pueden dar lugar a corrientes de aire dentro del transformador. Además, se debe
disponer de todas las herramientas necesarias para esta labor, de manera tal de evitar la exposición
innecesaria del núcleo, las bobinas, y el aislamiento a la humedad. Durante todo el tiempo que un
transformador esté abierto, es recomendable purgarlo continuamente con aire seco.

El transformador de potencia debe estar protegido de la lluvia, condensación u otras formas de


precipitación antes y durante el montaje. Si se esperan dichas condiciones climáticas, se debe
sellar o proteger todas las aberturas de entrada de humedad.

Av. Libertador General San Martín 1109 (Oeste) - 5400 San Juan, República Argentina - Tel.: 54 264 4226444 - Fax: 54 264 4210299
Correo electrónico: ieedir@iee.unsj.edu.ar – Web: http://www.iee-unsj.org
Documento: Fecha: Lugar: San Juan,
MG-03-2014 Junio de 2014 Argentina
Manual de Gestión para Transformadores de
Potencia en sistemas de transmisión y Página 36 de 86
subtransmisión

Después de que la inspección interna se ha completado, los accesorios tales como, aisladores
pasantes (bushings), radiadores y equipos de refrigeración deben ser montados. Estos son tratados
de manera diferente según lo prescrito por el fabricante del equipo, pero, en general, deben ser
levantados en una posición vertical durante el montaje e instalación [15].

6.5.5 Tratamiento de vacío


Una actividad habitual es el tratamiento de vacío, cuya función principal es eliminar el aire
atrapado y la humedad del aislamiento, permitiendo que éste alcance la rigidez dieléctrica
correcta. Las burbujas de gas pequeñas tienen mucha menor rigidez dieléctrica que el líquido
dieléctrico, y si se ubican en un punto de alta tensión pueden conducir a una falla.

Previo a realizar el tratamiento de vacío, para evitar errores y realizar dicho tratamiento
correctamente, es necesario consultar los procedimientos especificados por el fabricante y de no
contar con estos, es recomendable recurrir a la normativa correspondiente (véase en [15]).

6.5.6 Puesta en servicio


La puesta en servicio del activo comienza cuando el gestor o contratista finalizó la construcción
del proyecto y el activo está totalmente listo para su uso.

En el caso de un transformador de potencia, la prueba final de la instalación o puesta en marcha


debe ser realizada y documentada por el fabricante, mientras que los equipos de operación y
mantenimiento de la empresa transportista deben estar capacitados con relación a las necesidades
operacionales del nuevo equipo [4].

Las pruebas generales para la puesta en servicio permiten verificar si el equipo en su conjunto es
apto para el servicio para el que fue concebido, realizándose calibraciones o ajustes si es que son
necesarios. Las verificaciones y ensayos que se sugiere llevar a cabo son las siguientes [15]:

 Ensayo de resistencia del aislamiento entre los arrollamientos y de cada arrollamiento a tierra,
y combinaciones de los anteriores;
 Medición del factor de potencia o de factor de disipación, entre los arrollamientos y cada
arrollamiento a tierra. La capacitancia también debe medirse en cada conexión;
 Medición del aislamiento del núcleo;
 Medición del factor de potencia o de factor de disipación y capacitancias de todos los
bushings;
 Medición de la relación de transformación. Si el transformador posee regulador de tensión
bajo carga (RBC), verificar la relación de transformación en todas las posiciones;
 Medición de la resistencia de cada arrollamiento y comparación con los resultados de los
ensayos de fábrica;
 Verificación del funcionamiento del indicador de nivel de aceite y del indicador de la
temperatura del punto más caliente6, y de los dispositivos de control;
 Verificación del contenido de gas disuelto, de la rigidez dieléctrica, del factor de potencia, del
6La temperatura del punto más caliente es la temperatura más caliente de los componentes conductores de corriente
(arrollamientos) de un transformador en contacto con el aislamiento o el líquido aislante.
Av. Libertador General San Martín 1109 (Oeste) - 5400 San Juan, República Argentina - Tel.: 54 264 4226444 - Fax: 54 264 4210299
Correo electrónico: ieedir@iee.unsj.edu.ar – Web: http://www.iee-unsj.org
Documento: Fecha: Lugar: San Juan,
MG-03-2014 Junio de 2014 Argentina
Manual de Gestión para Transformadores de
Potencia en sistemas de transmisión y Página 37 de 86
subtransmisión

número de neutralización7, de la tensión interfacial8, y del contenido de agua en el líquido


dieléctrico;
 Verificación del funcionamiento de los equipos auxiliares, tales como RBC, bombas de
circulación de aceite, ventiladores, etc., de acuerdo con las instrucciones del fabricante.
 Verificar la polaridad y la corriente de excitación;
 Medición y verificación de la resistencia de aislación, de la resistencia óhmica y de la relación
de transformación de los transformadores de corriente;
 Análisis de respuesta en frecuencia y comparación con los resultados obtenidos en fábrica.

Cabe aclarar, que cada una de estas prácticas deberá ser realizada en base a las normas y
estándares correspondientes. Además, dichas pruebas deben arrojar valores aceptables, es decir,
dentro de los límites, antes de la energización [15].

6.5.7 Energización
El vínculo entre las etapas de creación/adquisición, y operación y mantenimiento, es la
energización del transformador.
Concretamente, se debe energizar el transformador y mantener a tensión nominal sin carga (en
vacío) durante un período de acuerdo lo que expresa la Tabla 1. Si bien el período de energización
en vacío puede no ser necesario, es útil para evaluar si el transformador está en condiciones para
recibir carga. Durante el período de energización, antes de cargar el transformador, se recomienda
realizar las siguientes acciones de inspección [15]:

 Verificación de la presencia de vibración y exceso de ruido audible;


 Control y registro de la temperatura del aceite en intervalos periódicos de tiempo (cada una
hora), hasta la estabilización;
 Control y registro de la temperatura del punto más caliente en arrollamientos;
 Control y registro de la temperatura ambiente;
 Operación y comprobación del rendimiento de RBC en todas las posiciones, dentro de las
tensiones nominales (si corresponde);
 Operación y comprobación del funcionamiento de las bombas de refrigeración y ventiladores
(si corresponde);
 Inspección de posibles fugas de aceite y verificación de todos los indicadores de nivel de
aceite y el relé detector de gas (si corresponde);
 Tomar muestras de aceite al principio y al final del período de energización para la
verificación del contenido de humedad y gases disueltos (si corresponde). Además, tomar
muestras del aceite del RBC puede ser interesante para propósitos de investigación y
monitoreo.

Tabla 1. Tiempo mínimo de energización en vacío recomendado.


Niveles de Tensión Período de energización (horas) Periodo de energización mínimo
sugerido (horas)

7
El número de neutralización de un líquido aislante eléctrico, es una medida de los componentes ácidos que este
material contiene[16].
8La tensión interfacial es una medida de las fuerzas de atracción entre moléculas de dos fluidos. La medición de la

tensión interfacial, es un excelente medio para la detección de contaminantes polares solubles en aceite y productos de
oxidación en aceites aislantes [16].
Av. Libertador General San Martín 1109 (Oeste) - 5400 San Juan, República Argentina - Tel.: 54 264 4226444 - Fax: 54 264 4210299
Correo electrónico: ieedir@iee.unsj.edu.ar – Web: http://www.iee-unsj.org
Documento: Fecha: Lugar: San Juan,
MG-03-2014 Junio de 2014 Argentina
Manual de Gestión para Transformadores de
Potencia en sistemas de transmisión y Página 38 de 86
subtransmisión

230 kV – 800 kV 24 12
120 kV – 170 kV 12 8
< 120 kV 8 8

Luego de cumplir con las inspecciones antes mencionadas, el transformador está listo para entrar
en servicio. Pocas horas después de aplicar carga se recomienda llevar a cabo las siguientes
actividades de inspección [15]:

 Control y registro de la carga, de la temperatura del aceite y del punto más caliente en
arrollamientos, en intervalos periódicos de tiempo (cada una hora), hasta la estabilización;
 Verificación de la presencia de vibración y exceso de ruido audible;
 Control del relé detector de gas (si corresponde);
 Verificación del correcto funcionamiento del RBC (si corresponde).

Además, se debe hacer una inspección diaria durante los primeros días para detectar posibles fugas
de aceite, aumentos repentinos de la temperatura o cualquier operación anormal de los accesorios
(bushings, RBC, relé Buchholz, etc.) [15].

Finalmente, luego de estas pruebas o ensayos, el equipo está listo para la puesta en operación
comercial, la cual será, junto con el mantenimiento, una de las próximas etapas en su ciclo de vida.

Av. Libertador General San Martín 1109 (Oeste) - 5400 San Juan, República Argentina - Tel.: 54 264 4226444 - Fax: 54 264 4210299
Correo electrónico: ieedir@iee.unsj.edu.ar – Web: http://www.iee-unsj.org
Documento: Fecha: Lugar: San Juan,
MG-03-2014 Junio de 2014 Argentina
Manual de Gestión para Transformadores de
Potencia en sistemas de transmisión y Página 39 de 86
subtransmisión

7 ETAPA DOS DEL CICLO DE VIDA: OPERACIÓN Y


MANTENIMIENTO

7.1 Introducción

La segunda etapa del ciclo de vida de un transformador de potencia, comprende la operación y


mantenimiento del activo (transformador de potencia), abarcando las actividades o sub-etapas de
operación, mantenimiento y monitoreo de la condición y diagnostico tal como se muestra en la
Figura 10.

Figura 10. Actividades de la etapa de operación y mantenimiento del transformador de potencia

Durante la etapa de operación y mantenimiento, se espera que el transformador desempeñe su


función de acuerdo con su concepción en la etapa de creación/adquisición, alcanzando los niveles
de calidad y confiabilidad especificados.

La forma como se opera y mantiene el activo determinará de forma directa su expectativa de vida
y su confiabilidad. Cuando hay interacción o integración entre operación y mantenimiento es
posible obtener el mejor desempeño con el menor costo.

El efecto de una buena gestión del equipo durante la etapa de operación y mantenimiento será una
extensión de la expectativa de vida, la reducción de los costos totales del ciclo de vida y la
garantía de la disponibilidad y confiabilidad del activo [4].

La fase de operación y mantenimiento del ciclo de vida puede durar un tiempo significativo y es
responsable de una parte importante del presupuesto de una organización [19].

Av. Libertador General San Martín 1109 (Oeste) - 5400 San Juan, República Argentina - Tel.: 54 264 4226444 - Fax: 54 264 4210299
Correo electrónico: ieedir@iee.unsj.edu.ar – Web: http://www.iee-unsj.org
Documento: Fecha: Lugar: San Juan,
MG-03-2014 Junio de 2014 Argentina
Manual de Gestión para Transformadores de
Potencia en sistemas de transmisión y Página 40 de 86
subtransmisión

7.2 Operación

Los criterios de operación bajo carga del transformador deben ser revisados y comparados con los
criterios del diseño original y con cualquier limitación indicada. Los periodos de sobrecarga
extensos, las temperaturas altas y sostenidas o las temperaturas bajas parciales, pueden causar la
degradación de los bobinados y el núcleo [8]. Cabe aclarar, que la vida de un transformador
depende en gran medida del nivel de temperatura en los arrollamientos y el núcleo de la unidad,
por lo tanto, es importante que tal temperatura se estime o monitoree periódicamente (véase los
métodos descriptos en [17]).

El ajuste de la temperatura del sistema de refrigeración, es un factor que influye en la rapidez con
la que envejece el aislamiento del transformador. Un ajuste preciso de temperatura permite reducir
la tasa de envejecimiento y admite una mayor sobrecarga bajo el mismo ritmo de pérdida de vida.
Es recomendable que el ajuste de temperatura del sistema de refrigeración se establezca para
comenzar a funcionar por debajo de los 30 °C de la temperatura máxima de funcionamiento a
plena carga. Las temperaturas de funcionamientos se deben mantener dentro de límites
especificados dada su influencia sobre el envejecimiento del aislamiento y sobre las perdidas de
energía.

La condición del sistema de refrigeración es una consideración muy importante en la evaluación


del estado de los transformadores. La sustitución de radiadores y/o bombas podría ser una
alternativa justificable en la mejora del rendimiento del transformador.

Para grandes transformadores de potencia con sistema de refrigeración de circulación forzada y


dirigida de aceite, y circulación forzada de aire (ODAF), y con tensiones mayores o iguales a 345
kV, se debe tener la precaución de evitar que las bombas operen cuando el aceite está frío (por
ejemplo, en el arranque). Además, se recomienda utilizar un control automático de temperatura
para los arrollamientos y el aceite, con el objetivo de minimizar el riesgo de una falla.

Por otro lado, condiciones de carga indeseadas pueden someter al transformador a condiciones de
funcionamiento que superen la capacidad de diseño original. En este caso, se debe evaluar el
riesgo para determinar el impacto sobre cualquier limitación de diseño en el resto de la vida útil.

También, la tensión de funcionamiento y el aislamiento de los arrollamientos son factores


importantes a considerar. Además, se deben revisar el número de fallas que experimenta el
transformador y las disposiciones adoptadas para proteger al transformador de esfuerzos
excesivos, en base a las limitaciones de diseño.

Finalmente, se deben revisar la protección contra descargas atmosféricas y la historia de operación


de los pararrayos, para determinar si es necesario un cambio en dicha protección, de tal manera de
asegurar la integridad y coordinación adecuada [8].

7.3 Mantenimiento

El mantenimiento es el conjunto de acciones esenciales para mantener y conservar un activo o


restaurarlo a una condición satisfactoria de funcionamiento. El mantenimiento puede clasificarse
de diversas maneras en función de su frecuencia, alcance y enfoque [4]:
Av. Libertador General San Martín 1109 (Oeste) - 5400 San Juan, República Argentina - Tel.: 54 264 4226444 - Fax: 54 264 4210299
Correo electrónico: ieedir@iee.unsj.edu.ar – Web: http://www.iee-unsj.org
Documento: Fecha: Lugar: San Juan,
MG-03-2014 Junio de 2014 Argentina
Manual de Gestión para Transformadores de
Potencia en sistemas de transmisión y Página 41 de 86
subtransmisión

• Mantenimiento correctivo o en ingles Corrective Maintenance CM


• Mantenimiento programado o basado en el tiempo o en ingles Time-Based Maintenance TBM
(preventivo)
• Mantenimiento basado en la condición o en ingles Condition-Based Maintenance CBM
(predictivo y detectivo)
• Mantenimiento centrado en confiabilidad o en ingles Reliability Centered Maintenance RCM

En la Figura 11 se presenta en forma resumida en qué consiste cada tipo o estrategia de


mantenimiento. Luego se definirán con un grado mayor de detalle:

Mantenimiento • Realizado después de que se produce una falla


Correctivo • Las reparaciones pueden ser temporales o permanentes
• Puede necesitarse un reemplazo inmediato del equipo

Mantenimiento • Realizado antes de la falla o antes de la etapa inicial de la falla


Basado en el • Incluye servicios repetitivos y programados
Tiempo • Se define en el plan de mantenimiento

Mantenimiento • Permite la evaluación del desempeño del equipo


Basado en la • Busca detectar fallas ocultas o trastornos que puedan producirlas
Condición • A veces requiere pruebas adicionales

Mantenimiento • Permite preservar el equipo a un costo razonable


Centrado en la • Se aplica mas de una estrategia de mntenimiento
Confiabilidad • Permite reducir el riesgo en el equipo
Figura 11. Tipos de mantenimiento. Fuente: International Copper Association

Las estrategias de mantenimiento son función de la importancia estratégica y de la condición del


equipo. La importancia estratégica se relaciona con el factor consecuencias (CF), el cual pretende
estimar las consecuencias de falla de un activo. Las consecuencias de la falla en un transformador
de potencia son distintas para cada uno de ellos dentro de un conjunto y, en general, dependen de
su ubicación en el SSEE y de criterios de operación. También se deben considerar aspectos como
la existencia de equipamiento redundante, tiempos de reparación, existencia de repuestos, impacto
sobre la demanda, preservación del medio ambiente y resguardo de la seguridad pública,
regulaciones de calidad de servicio, etc., [18].

En la Figura 12 se puede observar la relación entre los tipos de mantenimiento, y la importancia


estratégica y la condición del activo. Por ejemplo, si se analiza el mantenimiento TBM, se observa
que este tipo de mantenimiento considera la importancia estratégica, pero no considera la
condición del activo; dicho análisis se realiza de la misma manera para las demás estrategias de
mantenimiento.

Av. Libertador General San Martín 1109 (Oeste) - 5400 San Juan, República Argentina - Tel.: 54 264 4226444 - Fax: 54 264 4210299
Correo electrónico: ieedir@iee.unsj.edu.ar – Web: http://www.iee-unsj.org
Documento: Fecha: Lugar: San Juan,
MG-03-2014 Junio de 2014 Argentina
Manual de Gestión para Transformadores de
Potencia en sistemas de transmisión y Página 42 de 86
subtransmisión

Figura 12. Tipos de mantenimiento en función de la importancia estratégica y la condición

7.3.1 Mantenimiento Correctivo (CM)


Este tipo de mantenimiento es realizado luego de haberse producido una falla. No se recomienda
este tipo de mantenimiento como política de mantenimiento, debido a que puede dar lugar a fallas
generando grandes consecuencias económicas, y finalmente, la pérdida del activo. Dicha
estrategia fue la principal actividad de mantenimiento hace mucho tiempo. Luego de que se
conocieran las consecuencias de falla, que en algunos casos, pueden ser catastróficas, este tipo de
mantenimiento es utilizado en casos donde la falla no es grave y no genera grandes consecuencias.

Finalmente, se puede decir, que el objetivo general de CM, es llevar a cabo tareas de
mantenimiento cuando ocurra una falla [20].

Las ventajas y desventajas de esta estrategia de mantenimiento se enumeran a continuación.


Ventajas:
1) Es el tipo de mantenimiento menos costoso.
2) Se ahorra mano de obra
3) Se evitan las suspensiones de servicio innecesarias.
4) Solo se lleva a cabo el mantenimiento cuando es necesario, ahorrando inspecciones
innecesarias.
5) Las actividades de mantenimiento son conocidas por el personal de mantenimiento.
Desventajas:
1) La falla del transformador puede implicar elevados costos de reparación.
2) Algunas fallas pueden ser no reparables si no se detectan a tiempo.
3) Algunas fallas pueden causar la suspensión completa del servicio. Esto puede ocasionar la
pérdida de ingresos, que en algunos casos, superan a los costos de una inspección regular.

Av. Libertador General San Martín 1109 (Oeste) - 5400 San Juan, República Argentina - Tel.: 54 264 4226444 - Fax: 54 264 4210299
Correo electrónico: ieedir@iee.unsj.edu.ar – Web: http://www.iee-unsj.org
Documento: Fecha: Lugar: San Juan,
MG-03-2014 Junio de 2014 Argentina
Manual de Gestión para Transformadores de
Potencia en sistemas de transmisión y Página 43 de 86
subtransmisión

7.3.2 Mantenimiento basado en el tiempo (TBM)


El TBM se basa en el mantenimiento de los transformadores de acuerdo con un calendario, es
decir, la realización de las actividades de mantenimiento en intervalos constantes de tiempo [20].
El TBM es la estrategia de mantenimiento actual para muchas industrias y empresas prestadoras
del servicio de energía eléctrica. EL TBM permite evitar muchas fallas. Sin embargo, también
puede causar interrupciones innecesarias, perdiendo mano de obra, tiempo y dinero si el intervalo
de mantenimiento es demasiado pequeño. Además, los accidentes inesperados aún pueden ocurrir
en los intervalos entre las tareas de mantenimiento si el intervalo de mantenimiento es demasiado
grande.
Las ventajas y desventajas de esta estrategia de mantenimiento se enumeran a continuación.
Ventajas:
1) Las actividades de mantenimiento son conocidas por los ingenieros y técnicos de
mantenimiento.
2) Se puede detectar el inicio de las fallas hasta cierto punto, si el intervalo de inspección se
reduce.
3) Aumenta la vida útil del transformador debido a la regularidad de las inspecciones y el
mantenimiento.
Desventajas:
1) Su costo es elevado debido a las inspecciones regulares y el elevado número del personal
de mantenimiento necesario.
2) En algunos casos el TBM es incapaz de detectar fallas, especialmente cuando el
intervalo de inspección es grande.
3) Se necesita paradas innecesarias, que suman costos adicionales, para la actividad de
mantenimiento.

A continuación se presentan los intervalos de tiempo y las actividades de mantenimiento que se


deben practicar en un transformador y en el dispositivo RBC [15].

7.3.2.1 Intervalos de tiempo y actividades de mantenimiento para el transformador


Transformadores recientemente energizados
Se debe tomar muestras de aceite para realizar un análisis de gases disueltos (DGA) a las 24 horas
y 72 horas luego de someter al transformador a carga normal, para comprobar la generación
anormal de gases.
A partir de ello las muestras de aceite que se debe tomar de forma rutinaria son:
a) Análisis DGA quincenal para el primer mes.
b) Análisis DGA semi-anual para el primer año.

Mantenimiento Mensual
Las actividades de mantenimiento que deben llevarse a cabo al menos mensualmente son:
a) Revisión de todos los indicadores de nivel de líquido, incluyendo tanque principal, tanque
de expansión de aceite y bushings.

Av. Libertador General San Martín 1109 (Oeste) - 5400 San Juan, República Argentina - Tel.: 54 264 4226444 - Fax: 54 264 4210299
Correo electrónico: ieedir@iee.unsj.edu.ar – Web: http://www.iee-unsj.org
Documento: Fecha: Lugar: San Juan,
MG-03-2014 Junio de 2014 Argentina
Manual de Gestión para Transformadores de
Potencia en sistemas de transmisión y Página 44 de 86
subtransmisión

b) Registro de la temperatura del punto más caliente en los bobinados y la temperatura


superior del líquido9 (valores tanto instantáneo como máximo); restablecer todos los
indicadores de temperatura.
c) Para los transformadores rellenos de gas, se debe registrar la presión de gas del
transformador. Además, para transformadores equipados con sistemas de nitrógeno la
presión del cilindro se debe revisar.
d) Para los transformadores con tanque de expansión de aceite, se debe inspeccionar el
deshidratador.
e) Revisión del dispositivo de alivio de presión durante el funcionamiento.
f) Revisión de los bushings para comprobar picaduras o roturas.
g) Revisión de los descargadores para comprobar daños u roturas.
h) Revisión del estado general de la unidad, incluyendo las conexiones a tierra, estado de la
pintura, posibles fugas de líquidos, etc.
i) Si corresponde, realizar una prueba del sistema de alarma y cualquier otro dispositivo de
monitoreo.
j) Comprobación del estado de carga, voltaje y corriente de neutro del transformador.
k) Condiciones inusuales o anormales pueden requerir una investigación o pruebas
adicionales.

Por otro lado, para los transformadores equipados con sistema de refrigeración auxiliar, tal como
ventiladores y bombas, deben realizarse las siguientes pruebas:
 Operación de los ventiladores;
 Operación de las bombas y comprobación de los indicadores de flujo de líquido.

Mantenimiento Anual
a) Las actividades de mantenimiento que deben llevarse a cabo al menos anualmente son:
Inspección de fugas de aceite en los enfriadores (radiadores).
b) Revisión de las aspas de los ventiladores del sistema de refrigeración para verificar el
correcto funcionamiento o la existencia de daños.
c) Limpieza del sistema de refrigeración.
d) Registro de las temperaturas, ambiente, del punto más caliente en los arrollamientos y
superior del aceite, y del estado de carga. La termografía infrarroja puede ser apropiada,
teniendo en cuenta que los puntos más calientes pueden estar ubicados en los siguientes
dispositivos:
1) Tanque principal del transformador
2) Bushings del transformador
3) Contactos del cambiador de tomas
4) Gabinete de control
5) Radiadores

9
Temperatura superior del aceite: La temperatura de la capa superior del fluido aislante en un transformador, es
representativa de la temperatura del líquido superior en la corriente de flujo de enfriamiento. Medida generalmente 50
mm por debajo de la superficie del líquido[10].
Av. Libertador General San Martín 1109 (Oeste) - 5400 San Juan, República Argentina - Tel.: 54 264 4226444 - Fax: 54 264 4210299
Correo electrónico: ieedir@iee.unsj.edu.ar – Web: http://www.iee-unsj.org
Documento: Fecha: Lugar: San Juan,
MG-03-2014 Junio de 2014 Argentina
Manual de Gestión para Transformadores de
Potencia en sistemas de transmisión y Página 45 de 86
subtransmisión

6) Ventiladores y bombas
7) Conexiones aéreas y aparatos auxiliares

Mantenimiento de uno a tres años


Las actividades de mantenimiento que se debe llevar a cabo al menos cada tres años comprende:
a) Comprobación de la rigidez dieléctrica y la nota de color del líquido aislante del
transformador. Además puede ser apropiado realizar análisis de fluidos, tales como
contenido de humedad, tensión interfacial, contenido de inhibidor, o el nivel de ácido.
b) Llevar a cabo un análisis total de gases combustibles (TCG) en transformadores rellenos de
gas. Si surge la necesidad de realizar un seguimiento más estrecho, se requerirá de pruebas
más frecuentes.
c) Llevar a cabo un análisis de gases disueltos (DGA). El análisis de los datos de los gases
disueltos en líquidos dieléctricos menos inflamables puede ser diferente que en el aceite de
transformador convencional. Las pautas que especifica el fabricante deben ser claramente
conocidas por el propietario del equipo. Se debe ejercer un cuidado extremo en la
elaboración de esta muestra. No se debe tomar una muestra a menos que el transformador
se encuentre bajo presión interna positiva. Las instrucciones correctas de muestreo son
esenciales para garantizar un análisis confiable y preciso.
d) Realización de una prueba del contenido de furano en el aceite para un seguimiento de la
degradación del papel.

Cabe aclarar, que una vez que se superan los valores de referencia, se deben hacer más
investigaciones y análisis. Es decir, se pueden necesitar exámenes con una mayor frecuencia.

Mantenimiento de tres a siete años o según lo requiera el mantenimiento basado en la condición


Para el desempeño de las siguientes tareas de mantenimiento, se requiere que el transformador sea
retirado de servicio. Dicho mantenimiento requiere que se realicen las tareas listadas en el
mantenimiento de uno a tres años y además:
a) Inspección de los bushings para detectar piquetes; limpieza de la superficie para eliminar
cualquier material extraño.
b) Revisión de todas las conexiones externas, incluidas las conexiones a tierra, para asegurar
una sólida conexión mecánica y eléctrica.
c) Llevar a cabo una prueba de factor de potencia o disipación del transformador y de los
bushings, y comparar estos resultados con las pruebas previas disponibles, para determinar
una tendencia en el deterioro del aislamiento. El aumento de los valores puede requerir de
un mayor análisis.
d) Verificación de la integridad de los sensores y circuitos térmicos, y de alarma.
e) Comprobación del cambio de relación de transformación mediante el accionamiento del
tap.
f) Medición de la resistencia de los arrollamientos y comparación con las mediciones de
fábrica.
g) Verificación del estado de todas las bombas de aceite a través de la medición de la
corriente de circulación.

Av. Libertador General San Martín 1109 (Oeste) - 5400 San Juan, República Argentina - Tel.: 54 264 4226444 - Fax: 54 264 4210299
Correo electrónico: ieedir@iee.unsj.edu.ar – Web: http://www.iee-unsj.org
Documento: Fecha: Lugar: San Juan,
MG-03-2014 Junio de 2014 Argentina
Manual de Gestión para Transformadores de
Potencia en sistemas de transmisión y Página 46 de 86
subtransmisión

h) Inspección del sistema de suministro de energía de las bombas y ventiladores del sistema
de refrigeración.
i) Comprobación de la accesibilidad a la puesta a tierra del núcleo; y verificación de la
reactancia de dispersión, y corriente de excitación del núcleo.

7.3.2.2 Intervalos de tiempo y actividades de mantenimiento para el RBC


Algunos fabricantes de los RBC especifican la primera inspección basada en el tiempo o el
número de operaciones y luego en base al desgaste de los contactos, para estimar el intervalo de
tiempo entre las inspecciones posteriores. Otros fabricantes especifican el mismo intervalo para la
primera y subsiguientes inspecciones. Este límite puede variar entre tres y cinco años.
La frecuencia del mantenimiento podrá, en general, depender de la solicitación dieléctrica en los
RBC, es decir, que depende de la ubicación en el devanado donde están instalados los RBC [15].

Mantenimiento Mensual
El mantenimiento que se debe llevar a cabo al menos mensualmente abarca las siguientes
actividades:
a) Registro de lo que indica el contador de operaciones.
b) Registro de lo que revela el indicador de posición del tap (toma).
c) Revisión de los niveles de líquido de cada compartimiento lleno de aceite, tales como el
compartimiento del cambiador de tomas, el compartimento del selector de conmutación y
el compartimiento del conmutador.
d) Revisión del respiradero de ventilación para verificar si hay vertido de líquido. Revisión
del deshidratador si corresponde.
e) Verificación de la existencia de fugas en los compartimentos exteriores de líquidos.
f) Revisión del mecanismo del motor y circuitos de control para las condiciones anormales.
g) Revisión de las posiciones del interruptor de control y de la operación del compartimiento
del calentador.

Mantenimiento según lo establecido por el fabricante


La sustitución de los filtros de aceite del RBC depende de factores tales como la condición del
aceite y la frecuencia de operación del RBC. Además, las actividades de mantenimiento son:
a) Registro de la presión de funcionamiento.
b) Registro de lo que indica el contador de operaciones.
c) Revisión de la nota de color de aceite y del filtro de aceite.
d) Registro de la presión de funcionamiento luego de una nueva puesta en servicio.

Mantenimiento de uno a tres años


a) Realización de pruebas de rigidez dieléctrica, acidez y notas de color del aceite aislante.
Análisis adicionales, tales como contenido de humedad y tensión interfacial puede ser
apropiado.
b) Llevar a cabo un análisis de gases disueltos (DGA). Se debe ejercer un cuidado extremo en
la elaboración de esta muestra. Las metodologías correctas de muestreo son esenciales para
garantizar un análisis confiable y preciso.
c) Llevar a cabo una prueba del funcionamiento de cualquier equipo de control y relés.

Av. Libertador General San Martín 1109 (Oeste) - 5400 San Juan, República Argentina - Tel.: 54 264 4226444 - Fax: 54 264 4210299
Correo electrónico: ieedir@iee.unsj.edu.ar – Web: http://www.iee-unsj.org
Documento: Fecha: Lugar: San Juan,
MG-03-2014 Junio de 2014 Argentina
Manual de Gestión para Transformadores de
Potencia en sistemas de transmisión y Página 47 de 86
subtransmisión

Mantenimiento de tres a siete años


Aunque este apartado se corresponde a aquellas tareas que se realzian a intervalos entre tres y siete
años,, el intervalo real dependerá de los siguientes factores:
a) Medida del desgaste de los contactos por la formación de arcos después del primer
intervalo de mantenimiento y vida útil del contacto proyectada.
b) Plazo máximo entre inspecciones internas especificadas por el fabricante del RBC.
c) La política del propietario con respecto a los intervalos de inspección. Este puede ser un
período de tiempo diferente a la permitida por el fabricante, pero siempre se debe tener en
cuenta las recomendaciones del fabricante.

Cabe señalar que algunos RBC son completamente autónomos, es decir, el selector de tomas, el
selector de conmutación, y los interruptores de desviación se montan en compartimentos llenos de
aceite por separado, lo que permite inspecciones internas sin necesidad de retirar fluido aislante
del transformador.
Existe un segundo tipo de RBC, en el que el selector de tomas y el selector de conmutación se
encuentran dentro de la cuba del transformador, normalmente suspendido en un compartimento
aislante que contiene los conmutadores de desviación. Con este tipo de RBC, los interruptores de
desvío pueden ser examinados sin perturbar el aceite del transformador. Sin embargo, una
inspección del selector de tomas y del selector de conmutación, normalmente, requiere la
remoción del fluido aislante e ingreso al transformador.
El siguiente procedimiento se aplica a los RBC autónomos:
a) Desenergizar el transformador y poner a tierra los bushings.
b) Vaciar el compartimiento del RBC.
c) Retirar las placas protectoras y enjuagar los depósitos de carbono del mecanismo de
accionamiento y de las paredes de los compartimientos.
d) Realizar una inspección minuciosa de todos los componentes internos, observando en
particular el desgaste de los contactos. Se debe hacer un intento de determinar la vida útil
restante de los contactos. Se debe observar los dos contactos fijos y móviles. Notar la
evidencia de una presión inadecuada o desigual de contacto, la alineación de contacto, y la
formación de carbono en alguna parte de todas las estructuras de los contactos.

Para el caso de RBC montados en la cuba del transformador, se debe seguir las instrucciones del
fabricante. En este caso, se aplica lo siguiente:
a) Selector de Conmutación. Estos contactos normalmente están sometidos solo a desgaste
mecánico y no deben presentar ninguna erosión. No operan con la frecuencia de los
contactos del selector de tomas y no se rompen ante la corriente de carga. Pero debido a
que estos contactos son portadores de la corriente a plena carga del RBC en todo momento,
es esencial verificar cualquier acumulación de carbón o picaduras, ya que muchos
presentan sobrecalentamiento y una presión de contacto deficiente.
b) Interruptores de vacío. Durante cada cambio de toma, una pequeña cantidad del contacto
metálico se vaporiza, lo que resulta en la eventual erosión en las puntas del contacto. Dado
que los contactos no son visibles, normalmente se proporciona un indicador de desgaste
externo para ayudar a determinar la duración restante de los contactos. Se deben consultar
las instrucciones del fabricante para utilizar una técnica de medición apropiada. Se debe
realizar una prueba de rigidez dieléctrica para validar su vacío.
c) Revisión de todos los conjuntos de engranajes para verificar dientes astillados o rotos.
d) Verificación de todas las conexiones (verificación de sobrecalentamiento y apriete).

Av. Libertador General San Martín 1109 (Oeste) - 5400 San Juan, República Argentina - Tel.: 54 264 4226444 - Fax: 54 264 4210299
Correo electrónico: ieedir@iee.unsj.edu.ar – Web: http://www.iee-unsj.org
Documento: Fecha: Lugar: San Juan,
MG-03-2014 Junio de 2014 Argentina
Manual de Gestión para Transformadores de
Potencia en sistemas de transmisión y Página 48 de 86
subtransmisión

e) Operación de los mecanismos a través de toda su área para estar seguro de que no hay
interferencia mecánica y que la alineación de contacto es adecuada en todos los pasos.
f) Operación del equipo de regulación "levantándolo" y "bajándolo" para comprobar las
posiciones superiores e inferiores del conmutador.
g) Observar si el mecanismo de accionamiento se detiene correctamente en su posición.
h) Verificación del contador para un funcionamiento adecuado.
i) Revisión de la lubricación y de que no haya fugas de líquido en todas las juntas de aceite y
en el mecanismo de accionamiento.
j) Llevar a cabo una inspección y una prueba de control en el RBC incluyendo: el nivel de
tensión, retardo de tiempo, ancho de banda, etc.
k) Realización de una prueba de la relación de transformación moviendo en tres posiciones el
tap: plenamente levantado, neutral, y un escalón por debajo de neutral.

7.3.3 Mantenimiento basado en la condición (CBM)


Este tipo de mantenimiento se aplica cuando el sistema de monitoreo de la condición detecta una
falla incipiente. Si la falla incipiente no se trata a tiempo por el CBM, pasará a ser una falla total,
es decir, un mantenimiento adecuado se debe realizar tras la detección de una falla prematura por
el sistema de monitoreo de la condición. Por lo tanto bajo este esquema el mantenimiento solo se
realiza cuando es necesario. Mediante el uso de esta estrategia se reduce el riesgo de falla. CBM
permite a los operadores conocer más acerca de la condición de un transformador, es decir, saber
claramente cuándo y qué mantenimiento es necesario. El historial de datos de un transformador,
tales como, los parámetros de operación, las pruebas de diagnóstico y las condiciones ambientales,
permiten identificar qué parámetro o parte del equipo debe ser monitoreado y el método adecuado
de monitoreo a utilizar.

Las técnicas de monitoreo de la condición y diagnostico avanzadas tales como, análisis de gases
disueltos (DGA), descargas parciales (PD), análisis de furanos, análisis de la respuesta en
frecuencia (FRA), etc. juegan un papel clave en el desarrollo de la estrategia de CBM. Las
técnicas de monitoreo de la condición y diagnóstico que se tratan en la sección 7.4 son el núcleo
principal del mantenimiento basado en la condición.

El CBM puede realizarse en forma continua, programada, o en respuesta al sistema de monitoreo


de la condición. El más extendido es el CBM que se realiza en forma continua. El programado o el
que responde al sistema de monitoreo de la condición tienen por objeto reducir el costo de la
monitorización en forma continua, que es el problema más grande de la aplicación de CBM [20].

Las ventajas y desventajas de esta estrategia de mantenimiento se enumeran a continuación.


Ventajas:
1) El mantenimiento se realiza solo cuando es necesario.
2) Ahorro de costosas inspecciones innecesarias.
3) Ahorro de mano de obra.
4) Reducción de las paradas innecesarias del equipo.
5) Baja posibilidad de falla.
Desventajas:
1) La supervisión continua de muchos parámetros es costosa.
2) Las actividades de mantenimiento son menos entendidas por los ingenieros y técnicos de
mantenimiento.
Av. Libertador General San Martín 1109 (Oeste) - 5400 San Juan, República Argentina - Tel.: 54 264 4226444 - Fax: 54 264 4210299
Correo electrónico: ieedir@iee.unsj.edu.ar – Web: http://www.iee-unsj.org
Documento: Fecha: Lugar: San Juan,
MG-03-2014 Junio de 2014 Argentina
Manual de Gestión para Transformadores de
Potencia en sistemas de transmisión y Página 49 de 86
subtransmisión

3) Se necesita personas con experiencia para diseñar el sistema de monitoreo, seleccionar los
parámetros adecuados a ser monitoreados y seleccionar la frecuencia adecuada de
recolección de datos.

7.3.4 Mantenimiento Centrado en la Confiabilidad (RCM)


El objetivo fundamental del RCM es preservar la función o el funcionamiento de un transformador
a un costo razonable. El RCM se puede definir como una mezcla de más de una estrategia de
mantenimiento (Figura 13), de manera optimizada, con el fin de reducir el riesgo del equipo. Para
llevar a cabo un plan de RCM exitoso, el grado de riesgo de cada falla se debe identificar con el
fin de definir las acciones de mantenimiento óptimas. El índice de riesgo se puede calcular de la
siguiente manera:

índice de riesgo = probabilidad de falla x índice de consecuencia (1)

Figura 13. Estrategias de mantenimiento que puede utilizar el RCM

Los principales elementos de la implementación del RCM según la ecuación (1), son la
priorización de los modos de falla en función de sus consecuencias sobre el sistema y el modelado
de la probabilidad de falla. El índice de consecuencias de cada modo de falla se puede determinar
por el análisis de la historia de fallas o por la experiencia. El RCM comienza con la recolección de
datos sobre las fallas de los transformadores, para modelar los modos de falla en una forma
probabilística. La información acerca de las consecuencias de cada falla se puede obtener de la
experiencia de los ingenieros calificados. La información recopilada sobre las consecuencias de
las fallas junto con la probabilidad de falla se utiliza para calcular el índice de riesgo de cada falla.
Los modos de falla que tienen un índice de riesgo bajo, son separados y tratados por un método de
mantenimiento de bajo costo, tal como lo es el mantenimiento correctivo. Los modos de falla que
tienen un índice de riesgo alto, pueden ser tratados por un mantenimiento preventivo tal como, el
CBM o el TBM con intervalos de mantenimiento óptimos basados en el costo de mantenimiento.
Con la implementación de un sistema de RCM, la posibilidad de que ocurran fallas todavía existe,
sin embargo, los riesgos de falla se reducen al mínimo y las fallas de riesgo elevado, no son
probables de ocurrir. El significado general del mantenimiento RCM, es la optimización del plan
de mantenimiento basado en el análisis de riesgos [20].

Av. Libertador General San Martín 1109 (Oeste) - 5400 San Juan, República Argentina - Tel.: 54 264 4226444 - Fax: 54 264 4210299
Correo electrónico: ieedir@iee.unsj.edu.ar – Web: http://www.iee-unsj.org
Documento: Fecha: Lugar: San Juan,
MG-03-2014 Junio de 2014 Argentina
Manual de Gestión para Transformadores de
Potencia en sistemas de transmisión y Página 50 de 86
subtransmisión

La metodología RCM se desarrolla a lo largo de siete preguntas básicas sobre el activo,


directamente relacionadas a lo expresado en párrafos anteriores:
• ¿Cuáles son las funciones del equipo y los estándares de desempeño asociados a este?
• ¿Cómo puede fallar el equipo al realizar estas funciones?
• ¿Qué puede causar una falla funcional?
• ¿Qué sucede cuando se produce una falla?
• ¿Cuáles podrían ser las consecuencias cuando se produce una falla?
• ¿Qué se puede hacer para detectar y prevenir las fallas?
• ¿Qué se debe hacer si no se puede realizar una tarea de mantenimiento?

Las herramientas fundamentales para el RCM son el Análisis de los Modos de Falla y sus Efectos
(FMEA) y el Diagrama Lógico de Decisión.

El mantenimiento centrado en la confiabilidad debe seguir por los menos tres pasos básicos que
siempre deben ser revisados:

Figura 14. Etapas del mantenimiento centrado en la confiabilidad

El objetivo del análisis funcional es definir cómo debería funcionar el transformador estudiado y
cuáles son las funciones desempeñadas por él en el cumplimiento de su misión, dentro del sistema
de suministro de energía eléctrica.

Una vez definido cómo funciona el transformador, sus grupos funcionales y sus conjuntos
técnicos, se debe examinar cómo podría dejar de cumplir sus funciones, analizando la gravedad y
la frecuencia de fallas y definiendo sus puntos críticos, como se recomienda en el Análisis de los
Modos de Falla y sus Efectos (FMEA). En esta etapa también se revisan las consecuencias de las
fallas y su criticidad.

Tras el análisis de cómo el transformador deja de cumplir sus funciones, es necesario establecer
acciones de mantenimiento predictivo, preventivo o correctivo para evitar las fallas que generan
estas disfunciones. En el momento de elegir estas tareas se debe usar criterios económicos y de
eficacia [4].

Los principios primarios de análisis del mantenimiento centrado en la confiabilidad son los
siguientes:

Av. Libertador General San Martín 1109 (Oeste) - 5400 San Juan, República Argentina - Tel.: 54 264 4226444 - Fax: 54 264 4210299
Correo electrónico: ieedir@iee.unsj.edu.ar – Web: http://www.iee-unsj.org
Documento: Fecha: Lugar: San Juan,
MG-03-2014 Junio de 2014 Argentina
Manual de Gestión para Transformadores de
Potencia en sistemas de transmisión y Página 51 de 86
subtransmisión

• Orientación hacia la función: trata de preservar la función del equipo, no solo la capacidad de
funcionamiento;
• Enfoque en el transformador: mantiene en primera instancia la funcionalidad del equipo y no
de un único elemento;
• Centrado en la confiabilidad: intenta conocer las probabilidades de falla en determinados
períodos de la vida de los componentes;
• Condicionamiento al proyecto: tiene como objetivo mantener la confiabilidad inherente del
diseño actual del equipo (los cambios en el rendimiento son tareas de diseño de ingeniería, no
de mantenimiento);
• Seguridad y economía: la seguridad debe garantizarse a toda costa. Si en una situación
determinada el costo es un factor limitante para cumplir con la seguridad, el RCM debe alertar
sobre la necesidad de cambiar el diseño del sistema;
• Orientación hacia el tratamiento de cualquier condición insatisfactoria: considera como falla
la pérdida de la función de un dispositivo (funcionamiento detenido) o la pérdida de calidad
del proceso (proceso no conforme);
• Base en tres tipos de trabajos de mantenimiento: se combinan acciones de mantenimiento
basadas en intervalos de tiempo, acciones basadas en las condiciones y acciones con base en
tratamiento de fallas potenciales.

Las ventajas y desventajas de esta estrategia de mantenimiento se enumeran a continuación.


Ventajas:
1) El costo de las acciones de mantenimiento se optimizan basándose en el riesgo.
2) En el caso de bajo índice de riesgo, se reducen las paradas innecesarias.
3) Se ahorra el dinero pagado por las inspecciones innecesarias, estrechando el tiempo en el
caso de TBM.
4) Garantiza la baja posibilidad de ocurrencia de fallas de alto riesgo.
Desventajas:
1) Menos entendido por los ingenieros y técnicos de mantenimiento.
2) Complejidad en la construcción del modelo de mantenimiento.
3) Necesidad de gran cantidad de datos sobre las tasas de fallas, modos y consecuencias.

7.4 Monitoreo de la Condición y Diagnostico

Esta sub-etapa considera las técnicas de inspección y las pruebas modernas de diagnóstico que se
realizan en el campo del equipamiento eléctrico. También se incluyen debates de interpretación
para proporcionar una orientación sobre los criterios de aceptación. Estas actividades, pueden
ayudar a identificar la existencia de debilidades o fallas y también proporcionar alguna señal de la
confiabilidad que se espera del servicio y del resto de la vida del equipo.
Cabe aclarar que una sola prueba eléctrica puede no ser suficiente para asegurar la operación
continua, sino que pueden ser necesarias varias evaluaciones juntas para diagnosticar un problema.
Además, tienen que ser consultados los criterios de aceptación del fabricante [8].

En esta sección no se presentara información técnica detallada sobre todas las pruebas y análisis
de aceite, por lo tanto se recomienda consultar la bibliografía adecuada para llevar a cabo las
pruebas y análisis de forma correcta.

Av. Libertador General San Martín 1109 (Oeste) - 5400 San Juan, República Argentina - Tel.: 54 264 4226444 - Fax: 54 264 4210299
Correo electrónico: ieedir@iee.unsj.edu.ar – Web: http://www.iee-unsj.org
Documento: Fecha: Lugar: San Juan,
MG-03-2014 Junio de 2014 Argentina
Manual de Gestión para Transformadores de
Potencia en sistemas de transmisión y Página 52 de 86
subtransmisión

7.4.1 Análisis de Gases Disueltos (DGA)


La técnica de diagnóstico DGA es una herramienta valiosa y confiable para la detección de ciertos
gases claves en transformadores sumergidos en aceite. Dicha técnica ha sido ampliamente
utilizada en la industria como la principal herramienta de diagnóstico para el mantenimiento del
transformador y es de gran importancia en el programa de prevención de fallas de un
transformador.

Los datos disponibles hasta el momento, han sido adquiridos a partir del análisis de muestras
obtenidas en fábrica, en laboratorio y en instalaciones de campo. A partir de esto se ha
desarrollado una gran cantidad de información relacionada a determinadas condiciones de falla.
Los gases que generalmente se miden y su significado se muestran en la Tabla 2, basándose en la
norma IEEE C57.104 de 2008. Los métodos para la interpretación de las condiciones de falla,
asociadas con los diferentes niveles de concentración de gas y las combinaciones de estos gases
también se proporcionan en la norma IEEE C57.104.

Tabla 2. Gases que se encuentran típicamente en el líquido aislante de un transformador en condiciones de


falla
Gas Formula Fuente u origen predominante
química
Nitrógeno N2 Capa de gas inerte, atmosfera
Oxigeno O2 Atmosfera
Hidrógenoa H2 PD, en el aceite sobrecalentado junto al metal caliente (núcleo o
arrollamientos)
Dióxido de CO2 Celulosa sobrecalentada, contaminación del aire
carbono Productos de la degradación, naturales del envejecimiento de celulosa
que puede acelerarse por la presencia del calor
Monóxido de CO Celulosa sobrecalentada, contaminación del aire
carbonoa Productos de la degradación, naturales del envejecimiento de celulosa
que puede acelerarse por la presencia del calor
Metanoa CH4 Aceite sobrecalentado junto al metal caliente, o PD
Etanoa C2H6 Aceite sobrecalentado junto al metal caliente
a
Etileno C2H4 Aceite sobrecalentado junto al metal caliente
Acetilenoa C2H2 Formación de arcos en el aceite
a
Denota gas combustible. El sobrecalentamiento puede ser causado tanto por las altas temperaturas y por
tensión eléctrica anormal o inusual.

Con el rápido aumento de los niveles de gases, algunos inconvenientes pueden pasar
desapercibidos entre los intervalos normales de ensayos de laboratorio. La instalación de
dispositivos para monitoreo continuo de gas en aceite puede detectar condiciones de emergencia
incipientes, y también, puede permitir la confirmación de la presencia de una supuesta falla. Esta
alerta temprana puede permitir al propietario planificar los pasos necesarios que se requieren para
identificar la falla e implementar acciones correctivas mientras sea posible. Existe tecnología
actual que permite determinar el tipo de gas, la concentración y las tasas de producción de los
gases generados. La tasa de variación de los gases disueltos en el aceite es una herramienta valiosa
de diagnóstico en cuanto a la determinación de la gravedad de la falla en desarrollo. Un DGA
convencional, no programado, típicamente se realiza después de que ha sido reportada una
condición de alarma. La utilización de monitoreo en línea de los gases disueltos puede reducir
considerablemente el riesgo de una falla o detectar un falla incipiente.
Av. Libertador General San Martín 1109 (Oeste) - 5400 San Juan, República Argentina - Tel.: 54 264 4226444 - Fax: 54 264 4210299
Correo electrónico: ieedir@iee.unsj.edu.ar – Web: http://www.iee-unsj.org
Documento: Fecha: Lugar: San Juan,
MG-03-2014 Junio de 2014 Argentina
Manual de Gestión para Transformadores de
Potencia en sistemas de transmisión y Página 53 de 86
subtransmisión

La prueba de DGA realizada con demasiada frecuencia, para obtener suficiente información en
tiempo real, se vuelve impráctico y demasiado caro.

La revisión, en su totalidad, de las pruebas de DGA históricas de una unidad es de gran


importancia para la determinación, de la condición de funcionamiento del transformador y de las
acciones a realizar para extender la vida de la unidad [8].

7.4.2 Evaluación de la Calidad del Aceite (Prueba Física)


Durante los años de operación de un transformador de potencia, normalmente la calidad del fluido
aislante se deteriora significativamente. Un aspecto importante en la extensión de la vida de un
transformador es la restauración de la calidad del fluido aislante. En la práctica, la calidad del
fluido aislante tiene consecuencias sobre las características de funcionamiento (por ejemplo, el
rendimiento dieléctrico, la tasa de envejecimiento, el rendimiento térmico, etc.). Dependiendo de
la condición del fluido aislante, puede ser necesario reprocesarlo, recuperarlo, o sustituirlo.

A los efectos de este manual, son muy recomendables las pruebas de diagnóstico de la calidad del
fluido aislante que se describen en la guia IEEE 62 de 1995 y la norma IEEE Std C57.106 de
2002. En la Tabla 3 se resumen las pruebas, los estándares recomendados y una breve descripción
de cada una de ellas.

Tabla 3. Resumen de pruebas, estándares y descripción


Prueba Estándar Descripción
Recomendado
Rigidez Dieléctrica ASTM D877, ASTM Medición de la capacidad de soportar un
D1816 e IEC 60156 determinado nivel de tensión sin producirse la
ruptura dieléctrica.
Contenido de Agua ASTM D1533 e IEC Medición del contenido de agua disuelta.
60814
Factor de Disipación ASTM D924 e IEC 247 Medición de la potencia de pérdida cuando un
(Factor de Potencia) líquido de aislamiento eléctrico se somete a una
corriente alterna.

Tensión Interfacial ASTM D971 e ISO Medida de las fuerzas de atracción entre moléculas
6295 de los dos fluidos.
Número de ASTM D644, ASTM Medida de los componentes ácidos en el aceite.
Neutralización (Acidez) D974 e IEC 62021
Color ASTM D1500 e ISO Inspección visual del color del aceite.
2049

Se debe prestar especial atención al contenido de humedad en el fluido aislante. La humedad en el


transformador reduce la resistencia de aislamiento debido a la disminución de la resistencia
dieléctrica del sistema de aislamiento. La combinación de la humedad, el calor, y el oxígeno es un
factor clave que afecta a la tasa de degradación de la celulosa.La medición de la humedad es una
prueba de rutina (además de otras características físicas del fluido aislante) realizada en el
laboratorio sobre una muestra procedente del transformador.

Av. Libertador General San Martín 1109 (Oeste) - 5400 San Juan, República Argentina - Tel.: 54 264 4226444 - Fax: 54 264 4210299
Correo electrónico: ieedir@iee.unsj.edu.ar – Web: http://www.iee-unsj.org
Documento: Fecha: Lugar: San Juan,
MG-03-2014 Junio de 2014 Argentina
Manual de Gestión para Transformadores de
Potencia en sistemas de transmisión y Página 54 de 86
subtransmisión

El nivel de humedad en el fluido aislante depende de la condición de funcionamiento del


transformador (por ejemplo, contenido de humedad y temperatura del bobinado), así como el tipo
y la condición del fluido. Los niveles elevados de acidez y partículas aumentan la capacidad del
fluido para absorber la humedad. Por lo general, esta situación puede ser corregida mediante la
recuperación del fluido o, para los casos más graves, mediante la reposición del mismo.

Los niveles más altos de humedad pueden ser más aceptables en los fluidos tales como, la silicona
o aceite vegetal (ésteres) que en aceite mineral, debido a las diferencias en los valores de
saturación de humedad. Aunque el uso de estos tipos de fluidos es relativamente reciente y todavía
no es común, tales diferencias deben tenerse en cuenta en la interpretación de las consecuencias
debidas al contenido de humedad.
Finalmente, para complementar la evaluación de la calidad del aceite, se recomienda realizar una
evaluación del nivel de humedad en el papel, debido a que la reducción de la humedad en el
líquido aislante no necesariamente permite reducir suficientemente el contenido de humedad del
aislamiento sólido [8].

7.4.3 Análisis de Compuestos Furánicos


Uno de los métodos de ensayo más recientes sobre un fluido aislante que permite determinar el
estado del sistema de aislamiento, es una prueba de compuestos furánicos. Este método ayuda a
determinar la degradación general de la celulosa (papel) en el equipo que se muestrea.

Los compuestos furánicos son una familia de moléculas basadas en una estructura de anillo de
furano. Los compuestos furánicos mostrados en la Figura 15 se generan en diferentes cantidades
por la degradación de la celulosa y son, por lo tanto, un indicador la degradación del papel.

Figura 15. Familia de compuestos furánicos. Fuente IEEE C57.140

El más estable de estos compuestos es furfural (2-Furfuraldehyde), y en la mayoría de los análisis


de rutina, este componente es el único medido. En transformadores que poseen papel en su
sistema de aislamiento, los compuestos furánicos son productos intermedios de la degradación
Av. Libertador General San Martín 1109 (Oeste) - 5400 San Juan, República Argentina - Tel.: 54 264 4226444 - Fax: 54 264 4210299
Correo electrónico: ieedir@iee.unsj.edu.ar – Web: http://www.iee-unsj.org
Documento: Fecha: Lugar: San Juan,
MG-03-2014 Junio de 2014 Argentina
Manual de Gestión para Transformadores de
Potencia en sistemas de transmisión y Página 55 de 86
subtransmisión

generados en pequeñas cantidades. Estas cantidades se absorben en el sistema de papel-aceite.


Cabe aclarar que la degradación del aceite no produce compuestos furánicos. La degradación
térmica de aislamiento de papel puede ser controlada por el análisis de furanos, especialmente
cuando es debido a las condiciones de sobrecalentamiento.

Se han realizado intentos para relacionar el contenido furánico (furfural) en el aceite con el grado
de polimerización (DP) de papel. Cuando la prueba de DP revela un valor de 200 o menos en el
papel, se considera que el mismo ha perdido casi toda la resistencia mecánica, y el transformador
ha llegado al fin de su vida. Se ha deducido a partir del análisis de miles de muestras de aceite, un
límite de 100 ppb (0,1 ppm) de furfural como una "norma o patrón". El DP correspondiente sería
no inferior a 400, lo que implica una resistencia mecánica aceptable para el papel. El contenido
excesivo de compuestos furánicos en aceite, es indicativo de pirolisis 10 del papel, que también se
puede deducir de la excesiva generación de monóxido de carbono.

La norma de ensayo para medir el contenido furánico en el líquido aislante es la ASTM D5387-
12.

Cabe señalar, que un cambio del aceite permite extraer la mayor parte del contenido furánico en
un transformador, por lo que el contenido de furanos medido a partir de entonces no se puede
utilizar para el resto de las estimaciones de la vida utilizando correlaciones con el DP.

También debe entenderse que este método de ensayo es una indicación indirecta de la condición
de la celulosa. Su precisión es algo menor que la medición del DP, el cual se describe en 7.4.8 [8].

7.4.4 Factor de Potencia


La pérdida dieléctrica en cualquier sistema de aislamiento es la potencia disipada por el
aislamiento cuando se aplica una tensión de corriente alterna. (Todo aislamiento eléctrico tiene
una cantidad medible de pérdida dieléctrica, independientemente de la condición. Un buen
aislamiento por lo general tiene una pérdida muy baja.) Las pruebas de factor de potencia consiste
en aplicar una tensión de CA (que no exceda la tensión nominal del equipo que está siendo
probado) y medir la corriente de fuga a través del sistema de aislamiento. Debido a que un sistema
de aislamiento se puede representar como una resistencia y un condensador en paralelo, el factor
de potencia del aislamiento puede ser definido como el resultado de la corriente de fuga (IR)
dividido en la corriente total (IT). La corriente de fuga, y en forma proporcional el factor de
potencia, aumentan a medida que el sistema de aislamiento se deteriora.

La prueba de factor de potencia y la prueba de factor de disipación, son dos métodos similares de
medición de la pérdida dieléctrica de un sistema de aislamiento. Ambos se usan indistintamente,
aunque difieren matemáticamente. El factor de potencia es la relación adimensional de la corriente
resistiva y la corriente total que fluye a través del aislamiento. En cambio, el factor de disipación
(también conocido como tangente delta) es una relación adimensional de la corriente resistiva y la
corriente reactiva que fluye a través del aislamiento. Por convención, estos factores se expresan
normalmente como un porcentaje, que es cien veces el valor obtenido del cálculo básico.

10
Pirolisis: descomposición química de materia orgánica y todo tipo de materiales, excepto metales y vidrios, causada
por el calentamiento a altas temperaturas en ausencia de oxígeno.
Av. Libertador General San Martín 1109 (Oeste) - 5400 San Juan, República Argentina - Tel.: 54 264 4226444 - Fax: 54 264 4210299
Correo electrónico: ieedir@iee.unsj.edu.ar – Web: http://www.iee-unsj.org
Documento: Fecha: Lugar: San Juan,
MG-03-2014 Junio de 2014 Argentina
Manual de Gestión para Transformadores de
Potencia en sistemas de transmisión y Página 56 de 86
subtransmisión

Debido a que la mayoría de pruebas de campo se realizan en estaciones energizadas, es importante


que el equipo de ensayo posea un blindaje adecuado para evitar la interferencia electrostática e
influir en los resultados de la prueba. La mayoría de los fabricantes de equipos de ensayo están
familiarizados con este problema y disponen de un método de eliminación o cancelación de la
interferencia. Si se encuentran lecturas inusuales, se debe asegurar que el equipo funciona
correctamente antes de continuar. Si las pruebas muestran una tendencia al aumento del factor de
potencia, entonces se justifica realizar nuevas investigaciones para determinar la causa y,
posiblemente, realizar las reparaciones necesarias antes de que se produzca una mayor
degradación. La determinación de la causa del aumento del factor de potencia se hace
generalmente mediante el análisis de todos los datos de ensayos disponibles.

Si las lecturas de un factor de potencia elevado son causadas por la contaminación en el aceite, se
encontraran resultados correspondientes en el análisis de aceite. El aumento de factor de potencia
puede ser el resultado de compuestos polares e iónicos o la presencia de humedad en el aceite.
Esta contaminación también puede reducir la resistencia dieléctrica del aceite. Una prueba de
factor de potencia también se puede ejecutar en el mismo aceite.

Tal como se mencionó anteriormente, la humedad en el sistema de aislamiento es otra causa del
aumento del factor de potencia. Una medición del nivel de humedad en el aceite ayuda a
determinar si esta situación puede ser la fuente del problema. Si se determina la existencia de
humedad en el aislamiento, se debe implementar un procedimiento para el secado de la unidad.
Tales procedimientos incluyen el filtrado (en servicio o fuera de servicio), el tratamiento de vacío,
o el desencubado y secado en un taller de reparación de transformadores.

Las inspecciones internas y reparaciones son posibles en campo, pero gran parte del aislamiento es
inaccesible si el transformador no se desencuba. Si se realizan reparaciones en campo, se debe
tener la precaución de asegurar que la sustitución de materiales se realice correctamente, sea
compatible con el resto del sistema que está siendo reparado, y capaz de soportar las condiciones
de operación esperadas.

Los bushings suelen ser una causa de un elevado factor de potencia. Dichos elementos, por lo
general, se pueden probar montados en el transformador. Si se determina que un bushing o
algunos bushings son la causa del problema, estos pueden ser reemplazados o reparados [8].

7.4.5 Análisis de Respuesta en Frecuencia (FRA)


El análisis de respuesta en frecuencia es una prueba que se utiliza para ayudar a identificar las
posibles deformaciones y movimientos en el núcleo y las bobinas de montaje del transformador, y
otras fallas internas. Dicho ensayo consiste en medir la impedancia de los arrollamientos del
transformador en un amplio rango de frecuencias y la comparación de los resultados de estas
mediciones con un conjunto de referencia, es decir, resultados anteriores o resultados de un
transformador similar. La base de la técnica de FRA es que la impedancia del transformador (es
decir, la resistencia, la inductancia, y la capacitancia) se relaciona con la construcción y la
geometría de los arrollamientos. Las deformaciones y movimientos tienen efecto tanto en la
inductancia y la capacitancia, lo cual se puede ver reflejado en la respuesta de frecuencia
resultante.

Av. Libertador General San Martín 1109 (Oeste) - 5400 San Juan, República Argentina - Tel.: 54 264 4226444 - Fax: 54 264 4210299
Correo electrónico: ieedir@iee.unsj.edu.ar – Web: http://www.iee-unsj.org
Documento: Fecha: Lugar: San Juan,
MG-03-2014 Junio de 2014 Argentina
Manual de Gestión para Transformadores de
Potencia en sistemas de transmisión y Página 57 de 86
subtransmisión

La medición de la respuesta de frecuencia de un arrollamiento dentro de un transformador


proporciona una "huella dactilar" para ese arrollamiento o transformador. El análisis requiere la
medición de las señales de entrada y de salida. Luego, la respuesta es la relación de las dos
señales. Existen básicamente dos métodos: el método de impulso y el método de barrido de
frecuencia. Ambos métodos se utilizan actualmente en la industria.

Con respecto al conjunto de mediciones de referencia, las mismas deben haber sido hechas
previamente sobre el mismo bobinado del transformador. No existe tal cuestión como un
transformador idéntico. Por lo tanto, las mediciones realizadas en los transformadores similares
deben utilizarse con extrema precaución. En algunos casos el fabricante del transformador puede
proporcionar información valiosa en estas circunstancias.

Si hay discrepancias entre las pruebas originales y los últimos resultados obtenidos, el siguiente
paso lógico será la realización de más pruebas e investigaciones (por ejemplo, la prueba de
excitación) [8].

7.4.6 Detección de Descargas Parciales (PD)


Las descargas parciales se producen en un sistema de aislamiento, cuando un deterioro localizado
del medio de aislamiento provoca una redistribución de la carga dentro del sistema. Las PD
generan voltaje de baja amplitud y pulsos de corriente que están dentro del alcance de la
radiofrecuencia. Hay varias técnicas para detectar y medir estas señales en los transformadores.
Dentro de ellas existen dos técnicas, una consiste en mediciones eléctricas directas, y los
resultados de energía de radiofrecuencia se miden en microvoltios y en picocoulombs. La otra
técnica consiste en mediciones acústicas con un transductor ultrasónico. Es posible localizar una
descarga activa en el transformador mediante la comparación de las señales eléctricas y acústicas.

7.4.6.1 Mediciones Electicas


Debido a que las PD son un fenómeno eléctrico, las mediciones eléctricas son la fuente más
directa y cuantificable de datos. Las mediciones de PD en campo, se pueden llevar a cabo usando
al menos dos métodos diferentes. El primer método es la prueba de inducción de campo, que es
similar a las pruebas realizadas en fábrica, donde se utiliza un sistema portátil generador de alta
frecuencia para excitar el transformador. El segundo método implica la excitación del
transformador con la frecuencia del sistema de suministro de energía eléctrica (50 Hz) ya sea
desde la red o desde un generador aislado.

La prueba de inducción de campo o campo inducido para transformadores de mayor edad, se


realiza normalmente a menores tensiones que los niveles plenos de la prueba de tensión inducida,
tal como se especifica en la norma IEEE C57.12.00 de 2010. Los ensayos típicos se realizan al
75% o al 85% de los niveles de prueba que especifica la norma IEEE con una duración de entre 30
minutos a 60 minutos. El nivel de tensión y duración de la prueba se basan en la evaluación de la
edad y el estado del volumen de aislamiento y los bushings u otros componentes, y la capacidad
del generador de prueba.

La actividad de PD se puede medir usando cualquiera de los siguientes métodos: el método de la


tensión de radio influencia (RIV) o el método de la carga aparente. Cada método tiene sus propias
ventajas y desventajas relativas. El método RIV es menos afectado por el ruido externo del SSEE,
pero puede verse afectado por las emisoras de radio. También, generalmente es menos sensible,

Av. Libertador General San Martín 1109 (Oeste) - 5400 San Juan, República Argentina - Tel.: 54 264 4226444 - Fax: 54 264 4210299
Correo electrónico: ieedir@iee.unsj.edu.ar – Web: http://www.iee-unsj.org
Documento: Fecha: Lugar: San Juan,
MG-03-2014 Junio de 2014 Argentina
Manual de Gestión para Transformadores de
Potencia en sistemas de transmisión y Página 58 de 86
subtransmisión

para el caso de descargas profundas dentro de los arrollamientos del transformador. Normalmente,
si las magnitudes de PD son menores que 100 µV o 500 pC, el estado del transformador se
considera aceptable. Si los niveles están por encima de 500 µV o 1000 pC, entonces el estado del
transformador puede ser sospechoso. Para los valores intermedios, los resultados son
cuestionables, y puede ser necesaria una prueba adicional para caracterizar con mayor precisión el
riesgo.

Están disponibles los métodos de medición avanzados de PD y permiten filtrar con eficacia las
influencias externas de ruido, para medir de forma selectiva las PD en los arrollamientos. Estos
métodos implican mediciones de ancho de banda estrecho en ciertas frecuencias de resonancia del
transformador, para amplificar las PD y reducir el ruido de fondo. Con este tipo de medición, un
transformador puede ser probado utilizando la excitación de la red eléctrica. En otros casos, la
atenuación natural de las PD entre los arrollamiento se puede utilizar para aislar el arrollamiento
de alta tensión, mientras que se excita el arrollamiento de baja tensión o el arrollamiento terciario.

Otro método de medición avanzado, consiste en la medición de un patrón de PD basado en un


gráfico tridimensional donde se encuentra la magnitud de las PD, el ángulo de fase de los
impulsos, y el número de impulsos. Los distintos tipos de defectos que presenta el aislamiento
producen diferentes patrones pero reconocibles, y el resultado de la prueba de PD se puede
comparar con una librería de resultados de pruebas, para emitir un juicio sobre la causa de la PD.
Además, la prueba, a menudo puede establecer la ubicación relativa de las PD dentro del
transformador, por la forma característica del impulso de PD y el desplazamiento en el tiempo
entro los bushings.

Por otro lado, uno de los principales medios de detección de PD es medir el pequeño impulso de
tensión, o impulso de corriente, que acompaña a cada descarga. En un transformador típico, puede
haber miles de PD por segundo, por lo tanto, puede haber miles de impulsos detectados por
segundo. El impulso de tensión se puede detectar por medio de condensadores de alta tensión, que
normalmente están conectados a cada terminal de fase. Un condensador presenta una alta
impedancia para la frecuencia de alimentación, pero presenta una baja impedancia para la alta
frecuencia los impulsos de tensión de PD. Luego, se utilizan circuitos especiales para convertir las
señales de impulso de una forma analógica a una forma digital. Algunos de estos medidores
especiales incluyen analizadores de espectro, medidores de impulsos cuasi-pico, y RIVmetros
(medidores de RIV). Uno de los métodos más comunes es la utilización del análisis de amplitud
del impulso. El analizador mide el número de impulsos y la magnitud de cada impulso individual
y los presenta en una gráfica. También hay analizadores de fase de impulsos, que registran
digitalmente donde se producen los impulsos de PD con respecto a la frecuencia de alimentación.
La interpretación de los resultados de la prueba requiere de experiencia, en pruebas de PD y con el
tipo de dispositivo que está siendo probado. La comparación de las mediciones anteriores con
otras realizadas en el mismo dispositivo (incluyendo las pruebas de fábrica) permite lograr los
mejores resultados para este tipo de prueba.

Las descargas parciales causadas por la electrificación estática son típicamente debidas a una
elevada tensión continua intermitente, asociadas a la acumulación de carga estática resultante del
flujo de aceite forzado pasando por las superficies de celulosa. Estas descargas son totalmente
diferentes a las PD asociadas a una tensión alterna y se deben detectar de manera diferente. Han
habido muchos casos en que se detectaron tales descargas de forma audible, emitiendo un sonido

Av. Libertador General San Martín 1109 (Oeste) - 5400 San Juan, República Argentina - Tel.: 54 264 4226444 - Fax: 54 264 4210299
Correo electrónico: ieedir@iee.unsj.edu.ar – Web: http://www.iee-unsj.org
Documento: Fecha: Lugar: San Juan,
MG-03-2014 Junio de 2014 Argentina
Manual de Gestión para Transformadores de
Potencia en sistemas de transmisión y Página 59 de 86
subtransmisión

tal como un golpe en el interior del transformador, en intervalos que van desde unos pocos
segundos a varios minutos.

7.4.6.2 Mediciones Acústicas


El método acústico de detección de PD ofrece una buena sensibilidad a varios tipos de fuentes de
PD y en algunas situaciones, permite identificar en que sitio del interior del transformador se
encuentra la fuente. La técnica acústica tiene la ventaja de que, cuando se aplica correctamente,
puede ser utilizada sobre equipos conectados (energizados) y no es susceptible a la interferencia
de fuentes externas. Las señales acústicas se miden utilizando transductores ultrasónicos que se
acoplan a la pared exterior de la cuba del transformador. Además de los transductores, los demás
componentes del equipo de ensayo son: un amplificador y un dispositivo de visualización. Los
detectores acústicos portátiles autónomos están disponibles para programas de pruebas rápidas de
campo. Sin embargo, la localización de la fuente PD requiere mediciones especializadas, software
y equipos diseñados a medida [8].

7.4.7 Inspección Infrarroja


La termografía es un método que, sin tener ningún tipo de contacto con el equipo, permite
identificar anomalías térmicas, relacionadas con los componentes eléctricos y mecánicos, que
están exhibiendo una excesiva pérdida de calor. Esta situación puede ser un indicio de malas
conexiones, flujo de dispersión excesivo, circuitos de refrigeración bloqueados u otros problemas
que tienen el potencial de causar una eventual falla del transformador. Una cámara de escaneo
infrarrojo térmico se utiliza para registrar imágenes térmicas, para su posterior análisis e
identificación de medidas correctivas de mantenimiento. La radiación auto-emitida en la porción
infrarroja del espectro electromagnético se mide en la superficie del objetivo (área de inspección)
y se convierte en señales eléctricas.

7.4.7.1 Medición Térmica sin Contacto


El componente a medir debe estar a temperatura de funcionamiento normal. Debido a que el
calentamiento varía directamente con el cuadrado de corriente, la componente de carga afectará
directamente a la imagen termográfica. El nivel de corriente debería ser al menos del 40% de la
carga nominal. Si la medición se registra cuando el equipo no está a plena carga, el aumento
máximo de temperatura se puede estimar por la ecuación (2) y la ecuación (3).

Para la refrigeración por convección natural y radiación

(2)

Para la refrigeración por convección forzada y radiación

(3)

donde:
Trisemax: incremento máximo de temperatura
Trise: incremento de temperatura medido
Av. Libertador General San Martín 1109 (Oeste) - 5400 San Juan, República Argentina - Tel.: 54 264 4226444 - Fax: 54 264 4210299
Correo electrónico: ieedir@iee.unsj.edu.ar – Web: http://www.iee-unsj.org
Documento: Fecha: Lugar: San Juan,
MG-03-2014 Junio de 2014 Argentina
Manual de Gestión para Transformadores de
Potencia en sistemas de transmisión y Página 60 de 86
subtransmisión

Irated: corriente estimada


Imeas: corriente medida

La forma de las superficies que se inspeccionan aparecen en el espectro visible de la misma


manera que aparece en el infrarrojo. Cuando se enfoca la zona de inspección, se debe acercar lo
suficientemente para obtener una sección considerable en la pantalla del visor. Además se debe
observar la cara de la zona de inspección y desplazarse para eliminar posibles reflejos.

La mayoría de los escaneos térmicos en equipos que poseen cajas metálicas no dan buenas
lecturas, a menos que el calor sea de tan alta intensidad que pueda calentar la superficie del
recinto. Por lo tanto deben abrirse las puertas de paneles y gabinetes, según sea necesario, para
obtener buenos escaneos térmicos.

7.4.7.2 Escaneo para Mantenimiento


Las inspecciones termográficas se realizan generalmente en forma semestral o anual. Se debe
registrar la temperatura ambiente, la temperatura del arrollamiento y la temperatura superior del
aceite (instantánea y máxima), y el estado de carga del transformador. Además, se debe establecer
una base de referencia para el equipo en condiciones de carga normales de operación para facilitar
la identificación de anormalidades. Una comparación de las temperaturas de las fases en un
sistema trifásico, indicará un patrón uniforme de temperatura cuando la carga es equilibrada y un
patrón no uniforme cuando la carga es desequilibrada. Una carga desequilibrada puede
distinguirse de una anomalía, cuando la temperatura es relativamente constante a lo largo del
componente, cuando el tamaño del componente y la masa son uniformes. Finalmente, se debe
revisar la literatura del fabricante para verificar los límites superiores reales de temperatura.

Cuba del Transformador


Se debe determinar la temperatura normal de funcionamiento de la cuba del transformador,
examinar todos los lados de la cuba, y registrar cualquier aumento de temperatura mayor o igual a
10 °C por encima de la normal.

Aisladores Pasantes (Bushings)


Se debe determinar la temperatura de funcionamiento normal, y registrar cualquier aumento de la
temperatura mayor que o igual a 10 ° C por encima de la normal.

Cambiador de Tomas
Se debe registrar la posición de toma y el contador del cambiador de tomas, además, examinar el
cambiador de tomas, y registrar la diferencia de temperatura con respecto al tanque principal. El
cambiador de tomas nunca debe poseer una temperatura mayor que la del tanque principal, y
cualquier incremento de temperatura puede ser un indicio de un problema.

Gabinete de Control
Se deben examinar todas las conexiones y los componentes. La comprensión de las funciones que
desarrollan los componentes de control es necesaria, ya que temperaturas elevadas en algunos
componentes pueden ser temperaturas normales de funcionamiento. Además, se debe registrar
cualquier temperatura mayor que o igual a 10 ° C por encima de la normal.

Conexiones y Equipos Auxiliares

Av. Libertador General San Martín 1109 (Oeste) - 5400 San Juan, República Argentina - Tel.: 54 264 4226444 - Fax: 54 264 4210299
Correo electrónico: ieedir@iee.unsj.edu.ar – Web: http://www.iee-unsj.org
Documento: Fecha: Lugar: San Juan,
MG-03-2014 Junio de 2014 Argentina
Manual de Gestión para Transformadores de
Potencia en sistemas de transmisión y Página 61 de 86
subtransmisión

Para las conexiones y otros equipos auxiliares, se debe determinar la temperatura de


funcionamiento normal, y registrar cualquier aumento de la temperatura mayor que o igual a 10 °C
por encima de la normal.

7.4.7.3 Incremento de Temperatura


Un aumento aceptable de la temperatura máxima de la superficie del elemento a medir es
realmente dependiente del entorno de dicho elemento, la importancia de los elementos en el
sistema y el tipo de elemento. Además, es necesario conocer las posibles fuentes de error de
medición (como emisividad 11 de la superficie y reflejos solares) para obtener lecturas precisas y su
correcta interpretación. El personal de operación y mantenimiento que esté más familiarizado con
el equipo, debe tener la responsabilidad de juzgar la gravedad de una condición anormal. La Tabla
4 presenta las directrices para utilizar en el análisis [8].

Tabla 4. Recomendaciones de aumento de temperatura


Aumento de temperatura superior a la del Acción
ambiente locala (°C)

0 – 10 No realizar ninguna acción


10 – 25 Registrar y planificar para volver a investigar a
los 3 o 6 meses.
25 – 70 Realizar una investigación y/o una posible
reparación.
Mayor a 70 Investigar de inmediato.
a
Ambiente local se refiere al entorno inmediato. Por ejemplo, la cuba del transformador, en
general, posee una temperatura que puede ser por lo menos tan caliente como el aceite en la parte
superior (40 °C a 60°C sobre la temperatura del aire) sin que haya un problema. Sin embargo, un
punto en el tanque que es de 25 °C más elevada que la superficie del tanque que lo rodea, merece
una mayor investigación.

7.4.8 Grado de Polimerización (DP)


Esta prueba se utiliza para obtener una medida precisa de la degradación del papel aislante
utilizado en transformadores, cables y condensadores. La celulosa (es decir, el principal
constituyente de papel y madera) es una gran molécula polimérica lineal constituida de cientos de
unidades de glucosa. El DP representa el número promedio moléculas de glucosa presentes en las
cadenas de celulosa. El valor del DP disminuye con el tiempo, ya que las moléculas de celulosa se
rompen y fragmentan. La tasa de deterioro es muy dependiente de la temperatura.

Se ha demostrado que existe una correlación directa entre la resistencia a la tracción y el valor del
DP. Estudios recientes revelan que el DP va desde un valor medio de 1200 (es decir, en promedio,
cada cadena de celulosa contiene 1200 unidades de glucosa) hasta valores de papel envejecido tan
bajo como 100. Se ha demostrado una correlación directa: un valor de DP de 200 significa que el
papel ha perdido aproximadamente un 70% del valor original de resistencia a la tracción. En este

11
Emisividad: es la proporción de radiación térmica emitida por una superficie u objeto debida a una diferencia de
temperatura con su entorno
Av. Libertador General San Martín 1109 (Oeste) - 5400 San Juan, República Argentina - Tel.: 54 264 4226444 - Fax: 54 264 4210299
Correo electrónico: ieedir@iee.unsj.edu.ar – Web: http://www.iee-unsj.org
Documento: Fecha: Lugar: San Juan,
MG-03-2014 Junio de 2014 Argentina
Manual de Gestión para Transformadores de
Potencia en sistemas de transmisión y Página 62 de 86
subtransmisión

punto, el papel se vuelve quebradizo, y el transformador debe ser considerado en el final de su


vida útil, debido a la pérdida de resistencia a la tracción.

El método de ensayo para la determinación del DP se especifica en ASTM D4243. Y un método


de prueba equivalente en la norma IEC 60450.

Se asume que en el papel que se utiliza en los equipos eléctricos, la tasa de envejecimiento es más
elevada en las zonas donde existe mayor temperatura y mayor exposición al oxígeno. Las muestras
que se obtienen para las pruebas de DP, deben provenir de dichas zonas.

Una vez que se fabrica un transformador, el papel que presenta la mayor probabilidad de
debilitamiento se encuentra por lo general en lugares a los que no se puede acceder fácilmente sin
correr el riesgo de dañar el transformador. Como resultado de esto, la obtención de las muestras de
papel de un transformador puede poner en peligro la confiabilidad del transformador. Para los
equipos que se encuentran en servicio, la toma de muestras se deben limitar a las áreas en donde
tal acción implique un aumento insignificante en la probabilidad de falla. Las ubicaciones son
seleccionadas en base al juicio del responsable, pero por lo general deben estar en la parte superior
del transformador donde las temperaturas del aceite son las más altas.

La obtención de muestras que están directamente en contacto con el conductor es importante. Si el


aceite del transformador ha sido expuesto al aire, la capa exterior del papel también debería
probarse. Obtener una muestra de papel en contacto con el conductor a menudo requiere la
eliminación de una cantidad considerable de material aislante. Es importante que el aislante sea
retirado cuidadosamente, y la ubicación y la capa de papel que se retira sea documentada. La
reparación del sistema de aislamiento requiere sumo cuidado. Por ejemplo, requiere una correcta
aplicación de las cintas de papel, de tal manera de replicar el aislamiento anterior. A menudo, las
cintas de papel deben ser pre-impregnadas con aceite limpio y seco. El concepto de que "más
papel es mejor" es una mala idea, ya que el uso excesivo de papel puede causar puntos calientes
mediante la restricción de la refrigeración del conductor. Es recomendable que el personal de
reparación, debidamente capacitado, sea alertado de las secciones del sistema de aislamiento que
se deben reparar.

Si un transformador presenta una falla y existen transformadores similares en el sistema, entonces


se presenta una buena razón para obtener muestras de la unidad que ha fallado, la cual puede ser
representativa de las unidades similares, en particular cuando las condiciones de carga han sido las
mismas. Dichas condiciones se dan en muchos transformadores de generación. En estos casos, las
ubicaciones ideales para tomar muestras estarán en las áreas de los bobinados, que se supone que
son las más calientes. Para los transformadores con núcleo del tipo columna, esta ubicación será
en la parte superior de las bobinas y para los transformadores con núcleo del tipo acorazado, esta
ubicación será directamente sobre la parte superior del núcleo donde el flujo de aceite es menor.

Desafortunadamente para la mayoría de los transformadores que se encuentran en servicio, los


resultados de las pruebas de DP, darán como resultado valores que pueden no ser representativos
del estado de deterioro en el que se encuentra el aislamiento. Si los resultados del DP de estas
muestras son inferiores a 300, entonces puede ser el final de la vida del transformador.

Av. Libertador General San Martín 1109 (Oeste) - 5400 San Juan, República Argentina - Tel.: 54 264 4226444 - Fax: 54 264 4210299
Correo electrónico: ieedir@iee.unsj.edu.ar – Web: http://www.iee-unsj.org
Documento: Fecha: Lugar: San Juan,
MG-03-2014 Junio de 2014 Argentina
Manual de Gestión para Transformadores de
Potencia en sistemas de transmisión y Página 63 de 86
subtransmisión

Obtener las muestras de papel es un proceso importante, y los siguientes lineamientos y la Tabla 5
se presentan para ayudar a garantizar que las muestras sean obtenidas y debidamente identificadas
por un análisis de laboratorio utilizando ASTM D4243 o IEC 60450.

Para las pruebas de rutina, la muestra de papel debe cumplir:


 El peso mínimo de papel impregnado de aceite, eliminado el exceso de aceite, es de 300 mg
(miligramos).
 El peso mínimo del papel no impregnado de aceite es de 175 mg (miligramos).

Tabla 5. Dimensiones necesarias de papel


Espesor (mm) Área (cm2)
0,08 39
0,13 23
0,25 13

Un medio rápido para obtener las muestras de transformadores que han fallado, es cortar un trozo
de papel a seis pulgadas (15,24 centímetros) del conductor fuera de la bobina. Luego se debe
envolver la muestra en plástico o en una bolsa plástica, e identificar el origen y la ubicación de
donde se tomó dicha muestra.

El envejecimiento del aislamiento sólido no es uniforme, por lo tanto, tomar varias muestras de
papel resulta la mejor evidencia para comprender la distribución espacial del envejecimiento
relativo del aislamiento sólido. Las áreas más oscuras de aislamiento indican un envejecimiento
avanzado y deben ser candidatas para realizarle pruebas. Lo mejor es recoger el mayor número de
muestras posible y luego ensayar tantas como sea necesario para obtener la información deseada.

Las muestras obtenidas en diferentes áreas, se deben separar e identificar claramente, de manera
que el análisis de los resultados no dé lugar a confusiones. Las muestras deben ser protegidas del
efecto del medio ambiente. El uso de bolsas de plástico selladas es un método correcto de
separación de muestras.

Se debe consultar un laboratorio de pruebas para discutir los diferentes tipos de pruebas
disponibles, la precisión de los diferentes métodos de ensayo y requisitos asociados a las muestras
[8].

7.4.9 Ruido y Vibración


El oído humano es una herramienta valiosa para evaluar la condición de un equipo. Sin embargo,
la utilización del ruido es subjetiva. Por lo tanto, lo más conveniente es realizar controles en el
sitio, con visitas periódicas y personal calificado. Dicho personal puede acostumbrarse a los
sonidos habituales, y de esa manera detectar ruidos nuevos o inusuales que pueden resultar obvios
para sus oídos.

Los sonidos nuevos, generalmente, pueden provenir del tanque, bombas, ventiladores u otros
componentes unidos al tanque. Ciertos sonidos audibles son fácilmente identificados, pero en
algunos casos, los niveles de sonido, el tono y la dirección pueden ser más aparentes que reales, y

Av. Libertador General San Martín 1109 (Oeste) - 5400 San Juan, República Argentina - Tel.: 54 264 4226444 - Fax: 54 264 4210299
Correo electrónico: ieedir@iee.unsj.edu.ar – Web: http://www.iee-unsj.org
Documento: Fecha: Lugar: San Juan,
MG-03-2014 Junio de 2014 Argentina
Manual de Gestión para Transformadores de
Potencia en sistemas de transmisión y Página 64 de 86
subtransmisión

son entonces difíciles de localizar e identificar. Sin embargo, cualquier sonido nuevo o distinto
debe ser investigado.

7.4.9.1 Ruido Interno


Los niveles elevados de sonido que emana la cuba, pueden ser el resultado de que los bobinados se
han aflojado debido a la contracción o movimiento por un cortocircuito. El sonido debido a tales
cambios posee generalmente una frecuencia tonal de dos veces la frecuencia del SSEE. Este
cambio en el sonido también podría ser el resultado de que los colectores de fugas de flujo se
encuentran sueltos. Las sobrecargas anormales también pueden aumentar el nivel de sonido o el
contenido tonal emitido, tanto de la vibración del bobinado normal y los efectos de saturación del
colector de pérdidas de flujo.

Los núcleos dañados o flojos pueden contribuir a la modificación de las características de sonido,
así como también cualquier cambio en la sujeción mecánica o anclaje de la estructura de la "parte
activa". La sobretensión y/o baja frecuencia pueden causar flujo excesivo y por lo tanto la posible
saturación del núcleo. Esta situación puede dar lugar a niveles de sonido más elevados y un
cambio en la composición tonal. La superposición de corriente continua en la corriente de
excitación puede producir niveles de sonido mucho más altos, así como también, armónicos
tonales adicionales.

Cables rotos y/o sus soportes, pueden ser responsables de un cambio en los niveles de sonido y
tonos, especialmente si la frecuencia natural de estas estructuras se encuentra cerca de un
armónico de la frecuencia de alimentación del sistema.

7.4.9.2 Ruido Externo


Los componentes externos rotos o flojos pueden causar modificaciones en las características del
sonido. Ruedas o volantes de válvulas hidráulicas, pueden aflojarse y vibrar cuando sus tuercas de
fijación se desbloquean. Los componentes anti-vibratorios de los gabinetes u otros soportes
pueden fallar y permitir que el componente produzca un cascabeleo en sintonía con la vibración
normal de la cuba del transformador.

Los ventiladores y las bombas deben ser energizados manualmente para garantizar el correcto
funcionamiento. Cualquier ruido significativos (por ejemplo, roce, chirrido, etc.) deben ser tenido
en cuenta e investigado.

Los motores del RBC pueden empezar a hacer diferentes sonidos si sus cojinetes se desgastan o si
sus arrollamientos se dañan. Además, si los contactos se desgastan, los diferentes sonidos se
pueden notar durante la operación de cambio de toma [8].

Av. Libertador General San Martín 1109 (Oeste) - 5400 San Juan, República Argentina - Tel.: 54 264 4226444 - Fax: 54 264 4210299
Correo electrónico: ieedir@iee.unsj.edu.ar – Web: http://www.iee-unsj.org
Documento: Fecha: Lugar: San Juan,
MG-03-2014 Junio de 2014 Argentina
Manual de Gestión para Transformadores de
Potencia en sistemas de transmisión y Página 65 de 86
subtransmisión

8 ETAPA TRES DEL CICLO DE VIDA: RENOVACIÓN /


DESINSTALACIÓN

8.1 Introducción

La última etapa del ciclo de vida de un transformador de potencia, comprende la


renovación/desinstalación del transformador de potencia, abarcando las actividades o sub-etapas
de renovación, repotenciación, remanufactura, desinstalación, reciclado, etc. tal como se muestra
en la Figura 16.

El principio fundamental de la gestión de activos es asegurar que la condición de los activos se


monitoree de forma eficaz y que estos se mantengan o “reemplacen” para proporcionar los niveles
adecuados de servicio para satisfacer las necesidades y expectativas de los clientes [4].

Esta etapa tiene en cuenta tres aspectos posibles que definen el final de la vida 12 de un
transformador de potencia [21]:
 Fin de la vida funcional: significa que el activo se debe renovar/desinstalar debido a su
obsolescencia.
 Fin de la vida económica: se produce cuando un activo se debe renovar/desinstalar para lograr
una mayor rentabilidad.
 Fin de la vida confiable: se produce cuando el activo se considera inadecuado o inutilizable, es
decir, cuando las fallas o riesgo de fallas se vuelven inaceptables.

Figura 16. Actividades de la etapa de renovación/desinstalación del transformador de potencia

12
Fin de vida: punto en el que un transformador ya no deben permanecer en el servicio a causa de una falla real o
potencial, que es antieconómica para reparar, o porque ya no es lo suficientemente confiable [6]
Av. Libertador General San Martín 1109 (Oeste) - 5400 San Juan, República Argentina - Tel.: 54 264 4226444 - Fax: 54 264 4210299
Correo electrónico: ieedir@iee.unsj.edu.ar – Web: http://www.iee-unsj.org
Documento: Fecha: Lugar: San Juan,
MG-03-2014 Junio de 2014 Argentina
Manual de Gestión para Transformadores de
Potencia en sistemas de transmisión y Página 66 de 86
subtransmisión

8.2 Renovación

La renovación tiene como objetivo minimizar el riesgo de degradación y disminución del


rendimiento al final de la vida útil de un activo. Los activos que se renuevan pueden ser
descartados o desarmados.

Hay varias razones que no son mutuamente excluyentes que hacen que un reemplazo de equipos
sea económico. El deterioro, es una de las causas que se manifiesta a través de costos operativos
excesivos y el aumento de los costos de mantenimiento. El riesgo de falla y las consecuencias de
la indisponibilidad, son otras razones consideradas habitualmente.

La exposición a condiciones adversas de funcionamiento también acelera la degradación de los


equipos. Por ejemplo, se sabe que la vida útil de un transformador se reduce a aproximadamente la
mitad, por cada aumento de 6 a 8 ºC de temperatura por encima de la temperatura operativa
normal.

También hay renovaciones en las que, debido a un cambio operativo normal, un dispositivo pierde
la capacidad de funcionar de manera eficiente, es decir, el equipo se vuelve insuficiente. En este
caso, el equipo que dejó de funcionar eficientemente puede ser reubicado en el sistema donde
pueda cumplir sus funciones de manera eficiente y confiable.

Existen muchas empresas que tienen la costumbre de mantener equipos antiguos y que se
encuentran al final de su vida útil en funcionamiento, aun cuando su funcionamiento ya no sea
económicamente viable. En este caso, los costos de mantenimiento, por lo general, superan en
exceso el valor de las inversiones.

Las renovaciones también se producen por la evolución tecnológica o la mejora del nivel de
desempeño, para mejorar la rentabilidad de la empresa [4].

8.3 Remanufactura

La remanufactura permite remediar problemas específicos y restaurar la condición en un


transformador de potencia. Incluso hasta el transformador mejor conservado llegará a alcanzar el
final de su vida útil confiable. En ese momento, el propietario debe decidir si debe ser reparado o
reemplazado. Existen diversos factores económicos que orientarán esta decisión. Sin embargo, la
decisión economía se puede calcular de distintas maneras en función de los objetivos, los valores y
la realidad económica actual de la organización. Los distintos procesos de toma de decisión
favorecerán las diferentes decisiones.

Por ejemplo, algunas empresas ni siquiera consideran la remanufactura de transformadores de


potencias menores a 10 MVA. Algunas otras no la consideran para las unidades de menos de 50
MVA. En la práctica, estos transformadores son tratados como bombillas de luz (focos). Cuando
se queman, son reemplazados. Muchas veces, esta política solo puede ser respaldada por la
percepción de que es más fácil comprar un transformador nuevo, que reparar uno ya existente. En
la actualidad, un nuevo entorno competitivo está causando replantear estas políticas.

Av. Libertador General San Martín 1109 (Oeste) - 5400 San Juan, República Argentina - Tel.: 54 264 4226444 - Fax: 54 264 4210299
Correo electrónico: ieedir@iee.unsj.edu.ar – Web: http://www.iee-unsj.org
Documento: Fecha: Lugar: San Juan,
MG-03-2014 Junio de 2014 Argentina
Manual de Gestión para Transformadores de
Potencia en sistemas de transmisión y Página 67 de 86
subtransmisión

La remanufactura de un transformador debe proporcionar un periodo de vida y de funcionamiento


confiable, igual al de un transformador nuevo. De hecho, los transformadores más nuevos tienden
a ser más pequeños, con menos aislamiento, por lo que aumenta el esfuerzo en los materiales. Esto
implica que un transformador remanufacturado de mayor tamaño pueda tener una vida operativa
más extensa que la de un transformador nuevo.

Además, remanufacturar transformadores suele costar menos que comprar transformadores nuevos
y los tiempos de entrega son más cortos. La razón de esto es que gran parte del transformador está
siendo reutilizado, no construyendo desde cero el tanque y el núcleo, por ejemplo. El ahorro de
costos que se logra en la remanufactura, en lugar de comprar equipos nuevos, es frecuentemente
de entre el 25% y 40%. El ahorro en los tiempos de entrega, también, generalmente es más
significativo que el ahorro de costos. Por ejemplo, los grandes transformadores nuevos pueden
tener plazos de entrega que exceden el año. Esto puede dar a la opción de remanufactura una
enorme ventaja, sobre todo si el tiempo de entrega es importante para la operación del sistema.

Actualmente, una restricción adicional para la elección de la remanufactura de un transformador


de potencia, es el impedimento de obtener una nueva cuba y un gran núcleo. La mayoría de las
plantas de producción se encuentran retiradas del punto de operación de la unidad e incluso en
otros países, por lo que se vuelven más difíciles las etapas de diseño, la revisión del diseño,
construcción y proceso de pruebas durante la compra. Dicho caso, además, añadirá una cantidad
significativa al costo total del transformador debido al costo de envío.

Algunas opciones pueden reducir aún más el costo de remanufactura, pero pueden poner en
peligro la integridad y la longevidad del transformador. Una de ellas, es el uso de conductor de
aluminio en los arrollamientos. En principio, puede costar menos pero al final suele resultar más
caro de lo que parece, debido a las desventajas de utilizar aluminio en lugar de cobre.

En algunas instalaciones, la remanufactura ofrece la ventaja de mantener un ajuste entre el


transformador y el equipamiento existente en su entorno. Por ejemplo, muchos transformadores
están montados entre medio de alineaciones de equipos de conmutación. Entonces, posiblemente,
los transformadores nuevos no encajarán en las conexiones. Construir un nuevo transformador que
se ajuste al esquema de conexiones ya existente, implica mayores costos y más tiempo. La
remanufactura de un transformador existente, o una unidad hermana idéntica, ahorra tiempo y los
gastos adicionales.

Existe una alta probabilidad de que un transformador de mayor edad que llega al final de su vida,
fue diseñado antes de la llegada de diseño asistido por computadora (CAD). Muchos de estos
transformadores de mayor edad pueden ser mejorados, usando un mejor diseño y materiales más
resistentes, en particular, mejorando térmicamente el aislamiento sólido.

En general, la remanufactura es una opción legítima que debe ser considerada seriamente cuando
el transformador alcanza el final de su vida útil confiable [22].

8.3.1 Reutilización del Núcleo de un Transformador


Los núcleos de los transformadores de potencia se construyen con láminas de acero al silicio con
un espesor que va de 0,2286 mm a 0,3556 mm, para limitar el flujo de corrientes parásitas en el

Av. Libertador General San Martín 1109 (Oeste) - 5400 San Juan, República Argentina - Tel.: 54 264 4226444 - Fax: 54 264 4210299
Correo electrónico: ieedir@iee.unsj.edu.ar – Web: http://www.iee-unsj.org
Documento: Fecha: Lugar: San Juan,
MG-03-2014 Junio de 2014 Argentina
Manual de Gestión para Transformadores de
Potencia en sistemas de transmisión y Página 68 de 86
subtransmisión

núcleo. Las láminas son tratadas con un recubrimiento químico desarrollado para aislar las
láminas entre sí. Esta película ofrece una alta resistencia entre las láminas que permite reducir la
pérdida de energía excesiva en el núcleo.

El recubrimiento químico es mecánicamente resistente y no se daña fácilmente durante la


manipulación de las láminas. Térmicamente, el recubrimiento químico no se ve afectado hasta una
temperatura de 870 ºC. Las temperaturas de servicio de los núcleos de transformadores rara vez
superan los 204 ºC.

Cuando un transformador falla durante el período de garantía y se repara, o cuando un


transformador es remanufacturado, las láminas del núcleo se desmantelan para acceder a los
bobinados y se almacenan para su reutilización. La mayoría de las fallas de los transformadores no
experimentan daños en el núcleo. El menor daño que se presente en el laminado se repara. Se debe
tener cuidado de inspeccionar las láminas durante el desmantelamiento del núcleo. Las láminas no
deben doblarse o caerse durante su manipulación. Las láminas dañadas son identificadas y
empacadas para su reparación o reemplazo.

El resto de las láminas centrales son limpiadas de restos o rebarbas, y se almacenan en un área de
la fábrica que posea control ambiental.

Durante la reconstrucción del núcleo, se controla que el ancho de brechas (espacio vacío) entre las
láminas del núcleo no exceda los 4,7625 mm. En algunos casos, la pérdidas en el núcleo
remanufacturado pueden ser menores que los valores de construcción básicos originales, pero en
promedio son de aproximadamente 2% a 3% más elevadas que el valor original.

Una de las prácticas de la industria, es la reutilización de las láminas de acero del núcleo del
transformador. Si la integridad de las láminas está en duda, se puede realizar una prueba o ensayo
para determinar la calidad del aislamiento de la superficie. Además, existen pruebas que permiten
probar que un núcleo de un transformador funcionará satisfactoriamente en servicio [22].

8.3.2 Reutilización de la Cuba de un Transformador


La remanufactura permite restaurar la cuba de un transformador y volverla a un estado aceptable
para la operación. Los materiales modernos y tecnología de diseño, así como la información
histórica acumulada de fallas disponible, permiten corregir las deficiencias de los equipos
originales.

Usualmente, es posible reacondicionar efectivamente una cuba de un transformador por un costo


menor al costo de una cuba nueva. En muchos casos se pueden proporcionar pérdidas menores de
lo que indica el informe de pruebas certificado de la unidad original, manteniendo los parámetros
de diseño requeridos. Dado que las cubas de las unidades originales presentan abundante espacio,
en el proceso de remanufactura se puede diseñar un sistema de aislamiento actualizado con mayor
margen dieléctrico y mayor resistencia mecánica que el previsto originalmente.

El reacondicionamiento o remanufactura de una cuba de un transformador de potencia es una


decisión inteligente que permite volverla a un estado aceptable para la operación. Dicha acción se
justifica con motivos económicos y una extensión de la vida útil de este tipo de equipos [22].

Av. Libertador General San Martín 1109 (Oeste) - 5400 San Juan, República Argentina - Tel.: 54 264 4226444 - Fax: 54 264 4210299
Correo electrónico: ieedir@iee.unsj.edu.ar – Web: http://www.iee-unsj.org
Documento: Fecha: Lugar: San Juan,
MG-03-2014 Junio de 2014 Argentina
Manual de Gestión para Transformadores de
Potencia en sistemas de transmisión y Página 69 de 86
subtransmisión

8.4 Desinstalación

La primera consideración para la desinstalación de un transformador es el nivel de PCB (bifenilos


policlorados) que contiene.

El PCB se utilizaba como un fluido aislante en los transformadores para aplicaciones donde los
fluidos aislantes inflamables no resultaban aceptables, tales como ubicaciones en, sobre o cerca de
edificios. El aceite mineral aislante utilizado en transformadores está bastante cerca de ser un
combustible diesel por su capacidad para mantener el fuego una vez encendido. Un arco sostenido
en el transformador debido a una falla, puede encender fácilmente el fluido aislante de aceite
mineral. El PCB resulta ser un líquido aislante menos inflamable. Se utilizó ampliamente para este
propósito hasta que las regulaciones ambientales en todo el mundo prohibieron su fabricación y
regularon su uso y eliminación.

Si bien existen transformadores que nunca fueron diseñados o destinados a contener PCB, en los
últimos años se ha encontrado PCB en muchos transformadores de aceite mineral. Tanto los
transformadores que contienen PCB como los que no contienen PCB, pueden haber sido reparados
en los mismos talleres o los fluidos pueden haber sido procesados por el mismo equipo. Una vez
que se encontró PCB en algunos pocos transformadores de aceite mineral, se deduce que el equipo
de manejo y procesamiento del aceite produzco una propagación alrededor de muchos otros.

Se va a considerar tres niveles de contenido de PCB: transformadores con PCB puro,


transformadores con aceites minerales que contienen una porción de PCB y transformadores con
aceites minerales que no contienen PCB.

8.4.1 Transformadores con PCB puro


La operación continua de los transformadores con PCB puro representa un riesgo para el
propietario, debido a que una falla catastrófica en el transformador podría producir un derrame de
PCB. El gasto de la desinstalación de un transformador con PCB es mínimo en comparación con
el costo de remediación de un derrame de PCB. Los transformadores con PCB que presentaron
fallas, han sido conocidos por contaminar suelos, paredes, techos, sistemas de drenaje, sótanos,
etc. Por ejemplo, existe un caso, en donde las llamas de un incendio que se produzco en un
edificio alcanzaron a un transformador con PCB, provocando la propagación de humo
contaminado por toda la edificación. La limpieza de tal desastre tomó años y costó millones de
dólares. La lección de esta y muchas otras historias de desastres de PCB es la siguiente: se debe
considerar la sustitución de unidades de PCB de la manera más rápida que su organización
permita.

Muchos países aún no cuentan con leyes y reglamentos que sean aplicables a la desinstalación de
equipos con PCB. Adicionalmente, algunos países no permiten a los propietarios de
transformadores con PCB exportar sus equipos fuera de su país para la desinstalación.

En algunos países, las cubas de transformadores con PCB pueden ser drenadas y enjuagadas en
vertederos o depósitos apropiados. La ventaja de utilizar este medio es su bajo costo. Como
desventaja, los propietarios de PCB deben disponer de los equipos necesarios para el vertido y
deben tener en cuenta el futuro gasto potencial de estar involucrados en un proyecto de

Av. Libertador General San Martín 1109 (Oeste) - 5400 San Juan, República Argentina - Tel.: 54 264 4226444 - Fax: 54 264 4210299
Correo electrónico: ieedir@iee.unsj.edu.ar – Web: http://www.iee-unsj.org
Documento: Fecha: Lugar: San Juan,
MG-03-2014 Junio de 2014 Argentina
Manual de Gestión para Transformadores de
Potencia en sistemas de transmisión y Página 70 de 86
subtransmisión

remediación del depósito o vertedero. Una vez más, este segundo gasto sería mucho mayor que el
costo de utilizar el método correcto para la desinstalación.

Varias empresas de todo el mundo ofrecen el servicio de incineración de transformadores enteros


que contienen PCB. La ventaja de este método de tratamiento es que los transformadores se
destruyen completamente. Las desventajas son que el proceso es caro, y que la ceniza y la escoria
del incinerador se desechan en depósitos o vertederos.

Muchos propietarios de transformadores con PCB, prefieren un método de reciclado por sobre los
métodos de deposición en vertederos y la incineración. En un proceso de reciclado, la madera y el
papel del núcleo del transformador se separan de los componentes metálicos. Luego, ellos se
incineran junto con el líquido aislante. Los componentes de cobre, acero, aluminio, etc. del
transformador se limpian de la contaminación de PCB y son reciclados. La ventaja del reciclaje es
que el antiguo propietario recibe un certificado de destrucción, liberándolo así de toda
responsabilidad futura sobre el equipo. El costo del método de reciclaje se encuentra, por lo
general, entre el costo del método de vertido y el costo del método de incineración.

8.4.2 Transformadores con Aceite Mineral que contiene PCB


Existen diferentes regulaciones, en varios países, para el nivel de contaminación con PCB del
aceite mineral, algunos limitan a 500 ppm de PCB, otros a 50 ppm y otros más a 2 ppm o incluso
1 ppm. Como se ve, las regulaciones de cada país son algo diferentes, pero en principio se aplican
para la desinstalación de transformadores.

Cuando se produce la desinstalación de un transformador con aceite mineral que contiene PCB, la
principal preocupación se centra en controlar que el aceite se procese adecuadamente. En general,
el metal que contiene el transformador no posee contaminación alguna. Esto ha llevado a muchos
a creer que el metal de un transformador que fue drenado y enjuagado, se puede eliminar y
procesar como chatarra. Sin embargo, la madera y el papel del conjunto de núcleo-bobina, así
como muchas otras superficies metálicas, todavía contienen o están cubiertas con aceite
contaminado con PCB. Si una instalación de desarme manipula estos elementos de la misma
manera que lo hace con otros, queda evidenciado que propagará la contaminación de PCB a través
de sus áreas de operación. Muchos propietarios que buscan un método de bajo costo para la
desinstalación de transformadores con aceite mineral que contiene PCB, han contaminado
depósitos de chatarra. Muchos de estos mismos propietarios, posteriormente han pagado para la
remediación ambiental de los mismos depósitos de chatarra.

Para concluir, se puede decir que para desincorporar equipos con aceite mineral que contenga
PCB, se deben aplicar métodos de reciclaje o eliminación que posean una regulación adecuada.

8.4.3 Transformadores con Aceite Mineral que no contiene PCB


. El aceite mineral con niveles no detectables de PCB es considerado un contaminante ambiental
en virtud de ser un hidrocarburo. Los derrames de aceite mineral que no contienen PCB, necesitan
ser tratados como una situación de amenaza medio ambiental, de tal manera de evitar que los
hidrocarburos migren hacia la capa freática.

Av. Libertador General San Martín 1109 (Oeste) - 5400 San Juan, República Argentina - Tel.: 54 264 4226444 - Fax: 54 264 4210299
Correo electrónico: ieedir@iee.unsj.edu.ar – Web: http://www.iee-unsj.org
Documento: Fecha: Lugar: San Juan,
MG-03-2014 Junio de 2014 Argentina
Manual de Gestión para Transformadores de
Potencia en sistemas de transmisión y Página 71 de 86
subtransmisión

Debido a esto, la conclusión obtenida para transformadores con aceite mineral que contiene cierta
cantidad de PCB, se aplica también a los transformadores con aceite mineral que no contiene
PCB. Es decir, estos no deben ir a un centro de desarme que no trate al aceite mineral como un
peligro ambiental. Antes de enviar los transformadores a un centro de reciclaje, el propietario debe
realizar una auditoría ambiental para tener la seguridad de que los materiales que envía no serán
tratados de una manera que permita que el aceite mineral salga fuera del área de procesamiento y
contamine el medio ambiente. Sin estas garantías, el propietario del equipo puede enfrentarse las
responsabilidades legales y financieras debido a la contaminación causada por las acciones de la
empresa de desinstalación [22].

Av. Libertador General San Martín 1109 (Oeste) - 5400 San Juan, República Argentina - Tel.: 54 264 4226444 - Fax: 54 264 4210299
Correo electrónico: ieedir@iee.unsj.edu.ar – Web: http://www.iee-unsj.org
Documento: Fecha: Lugar: San Juan,
MG-03-2014 Junio de 2014 Argentina
Manual de Gestión para Transformadores de
Potencia en sistemas de transmisión y Página 72 de 86
subtransmisión

9 GESTIÓN DEL RIESGO


El riesgo se define como el efecto de la incertidumbre sobre los objetivos. A menudo es expresado
como una combinación de las consecuencias de un evento y la probabilidad asociada [1].

El riesgo tiene dos componentes básicos: la frecuencia, o cuántas veces durante un período
determinado pueden ocurrir eventos adversos, y su gravedad o consecuencias [8]. Por ejemplo,
cada transformador tiene un final de su vida útil establecido, de manera que la gravedad de ese
evento es conocida. El riesgo surge de no saber cuándo ocurrirá ese evento o la frecuencia de las
fallas.

La gestión de riesgos es un factor importante para la gestión proactiva de los activos. El objetivo
general es comprender la causa, el efecto y la probabilidad de eventos adversos, para administrar
de manera óptima estos riesgos y reducirlos a un nivel aceptable y controlado.
En general, esto se realiza a través de algunas acciones:
• Identificar los riesgos potenciales asociados con los activos y estimar los niveles que pueden
alcanzar tales, analizándolos en función de los controles existentes o propuestos;
• Determinar si estos riesgos son tolerables;
• Determinar si es necesario un análisis adicional más profundo para definir si los riesgos son o
no tolerables;
• Desarrollar controles de riesgo siempre que se considere necesario o deseable.

La gestión de riesgos es una parte integral del proceso de gestión de activos. Sin embargo, es
necesario contar con procedimientos específicos para identificar y controlar los riesgos, no solo
teniendo en cuenta la legislación vigente, sino como una práctica que permita optimizar y priorizar
las acciones según los costos, el riesgo y el desempeño [4].

Para nuestro propósito, el término “falla” se define como cualquier evento no programado en o del
transformador, que requiere que el transformador sea retirado de servicio para realizar una acción
correctiva. Una falla de un componente auxiliar podría causar la actuación de un relé para
desconectar el transformador por razones no relacionadas con el propio transformador, y un
disparo de este tipo no constituye una falla en el transformador. Debido a que la decisión de retirar
un transformador de servicio puede variar con los diferentes propietarios, los propietarios deben
crear sus propios modelos específicos basados en los modelos generales existentes.

En este caso, el término “falla” no solo se limita a la tradicional utilización en sistemas eléctricos,
es decir, una falla no intencional de fase a tierra o falla de fase a fase. En lugar de ello, el término
“falla” puede referirse a una definición más amplia, como un mal funcionamiento, defecto, o una
indicación de deterioro de un componente.

La evaluación y reacondicionamiento de grandes transformadores, obviamente, no son ejercicios


triviales. El doble objetivo de satisfacer la creciente demanda y el mantenimiento de la
confiabilidad del sistema pueden requerir cambios significativos en la forma en que un propietario
opera y cuida sus transformadores. Una estrategia emergente de la industria es un programa de
gestión del ciclo de vida que establece las prioridades de carga y proporciona una orientación

Av. Libertador General San Martín 1109 (Oeste) - 5400 San Juan, República Argentina - Tel.: 54 264 4226444 - Fax: 54 264 4210299
Correo electrónico: ieedir@iee.unsj.edu.ar – Web: http://www.iee-unsj.org
Documento: Fecha: Lugar: San Juan,
MG-03-2014 Junio de 2014 Argentina
Manual de Gestión para Transformadores de
Potencia en sistemas de transmisión y Página 73 de 86
subtransmisión

estratégica para todos los activos de un propietario. Para el propietario que tiene muchos
transformadores envejecidos, por lo general no es económicamente viable someter a cada
transformador a una inspección rigurosa y pruebas extensas. Por lo tanto, este enfoque de gestión
de activos es normalmente un proceso de tres pasos:

a. Prioridad de planificación del parque de transformadores


b. Las pruebas de diagnóstico
c. Evaluación de las condiciones de los transformadores individuales

Con el fin de identificar y dar prioridad a una extensa lista de los transformadores envejecidos, a
menudo se utiliza un proceso de selección. La proyección podría ser tan simple como un ranking
de los transformadores por edad. Sin embargo, un examen más exhaustivo se puede lograr con un
método de evaluación de riesgos. Existen muchos métodos y estrategias disponibles para la
evaluación del riesgo en la industria de servicios electicos, para transformadores de potencia. Uno
de ellos es el denominado análisis de árbol de fallas, el cual permite ayudar a identificar a los
transformadores que necesitan una evaluación adicional de la condición, pruebas adicionales, y/u
otras acciones, con el propósito de llevar a toda la población hasta un nivel de riesgo aceptable.
Cada transformador dentro de un grupo puede tener su índice de riesgo comparado, o clasificado,
con todos los demás transformadores en el balance de la empresa.

El proceso de evaluación basado en el riesgo, utiliza métodos estadísticos para identificar y dar
prioridad a los transformadores que representan un mayor riesgo para el propietario (empresa
transportista). Pero este paso no identifica el estado actual o la vulnerabilidad de los
transformadores individualmente. Una vez que en el proceso de selección se ha establecido una
lista de prioridades, los dos pasos siguientes en el proceso, que son las pruebas de diagnóstico (ver
sección 7.4) y la evaluación del estado, permiten ayudar a la empresa a establecer una detallada
estrategia de gestión de activos. Sin embargo, la lista de variables y las circunstancias individuales
que rigen la toma de decisiones técnicas y financieras son tales, que es imposible establecer un
conjunto de reglas o normas para la gestión del ciclo de vida de los transformadores envejecidos.

El costo de una falla puede variar enormemente. Cualquier análisis de los costos potenciales de
una falla debe considerar los posibles costos de reparación o reemplazo del transformador o
componente que ha fallado, el impacto medioambiental y los costos de limpieza, daños a los
equipos adyacentes, la disminución de ingresos y costos de litigación, así como cualquier otro
costo específico. También hay una gran variabilidad en el posible alcance de la falla. Una falla de
un componente puede causar simplemente una interrupción momentánea y sólo requiere del
reemplazo de componentes, o podría dar lugar a una falla catastrófica, tal como un derrame de
fluido aislante y/o un gran incendio. La probabilidad relativa de cada tipo de falla debe ser
considerada en el cálculo de riesgo.

Algunas de las cuestiones fundamentales que afectan al riesgo de falla en los transformadores de
potencia se analizan en las secciones 9.1 a 9.10. Obviamente, muchos de estos temas abordan la
probabilidad de falla, pero algunos de ellos afectan a la gravedad de la falla. Los métodos basados
en el riesgo, en general, utilizan la frecuencia y gravedad de los eventos juntos en el proceso de
análisis. Independientemente de que los datos de frecuencia y de gravedad son subjetivos,
cualitativos o cuantitativos, un proceso de decisión basado en el riesgo proporciona un marco

Av. Libertador General San Martín 1109 (Oeste) - 5400 San Juan, República Argentina - Tel.: 54 264 4226444 - Fax: 54 264 4210299
Correo electrónico: ieedir@iee.unsj.edu.ar – Web: http://www.iee-unsj.org
Documento: Fecha: Lugar: San Juan,
MG-03-2014 Junio de 2014 Argentina
Manual de Gestión para Transformadores de
Potencia en sistemas de transmisión y Página 74 de 86
subtransmisión

lógico para capturar y retratar varios niveles de datos complejos en un formato coherente y de fácil
interpretación [8].

9.1 Importancia en el sistema

Para llevar a cabo una evaluación de riesgos de todos los transformadores en el sistema, uno de los
factores de gravedad que se deben abordar es el valor actual y futuro del transformador en su
posición particular de servicio. Los requisitos de funcionamiento del sistema pueden haber
cambiado desde que se instaló originalmente cada transformador en particular. Se debe considerar
a la funcionalidad de cada transformador individualmente, respecto al impacto estratégico en el
sistema. Algunas de las preguntas que se deben abordar son las siguientes:

 ¿El transformador satisface las proyecciones futuras de carga?


 ¿Hay algún cambio en la impedancia necesaria para limitar una falla o mejorar la regulación?
 ¿Qué impacto tiene la calidad del diseño del transformador en la confiabilidad del sistema?

Aunque son un tanto subjetivas, las respuestas a estas preguntas ayudarán a definir las
consecuencias de una falla en el transformador.

La confiabilidad del sistema influirá en la decisión de si se debe invertir en la extensión de la vida


útil del transformador. Se puede requerir un aumento en la calidad del transformador, si es posible,
para satisfacer los requisitos esperados de carga. Se puede requerir un cambio en la impedancia de
un transformador cuando este es rediseñado para limitar una falla durante el servicio o mejorar el
rendimiento de la potencia reactiva y/o mejorar la regulación de tensión a niveles aceptables.

Las consideraciones económicas pueden incluir los costos de las pérdidas del transformador, de
mantenimiento y de la energía no suministrada, estas últimas cuando las pérdidas son el resultado
de una incapacidad de suministro de carga en el sistema, y los costos asociados a la insuficiencia
se incluyen en incentivos para los clientes [8].

9.2 Antigüedad

El modo de fabricación y la antigüedad pueden ser factores importantes en la calidad, el material,


y la condición de los componentes. Los transformadores antes de 1967 probablemente fueron
diseñados sin el uso de computadoras. Siendo operados nominalmente, estos transformadores
pueden tener una capacidad de carga superior. Sin embargo, pueden carecer de una previsión
adecuada para el flujo de dispersión, tienen una probabilidad más alta de puntos calientes, y tienen
altas pérdidas en el núcleo (debido a la calidad de acero del núcleo disponible en el momento de
su fabricación). El uso de una calidad de acero mejor en el núcleo, ha reducido las pérdidas en el
núcleo de manera significativa en muchos de los transformadores construidos desde mediados de
la década de 1980. Las laminaciones y técnicas de apilamiento también han dado lugar a la
reducción de pérdidas en el núcleo.

El uso de papel térmico mejorado se introdujo por primera vez en la década de 1950, pero no fue
ampliamente utilizado por los fabricantes de transformadores hasta los años 1960. Se debe tener
cuidado al evaluar las características relacionadas con la temperatura de los transformadores de
mayor edad que no contienen aislamiento de celulosa térmicamente mejorado (basado en un
Av. Libertador General San Martín 1109 (Oeste) - 5400 San Juan, República Argentina - Tel.: 54 264 4226444 - Fax: 54 264 4210299
Correo electrónico: ieedir@iee.unsj.edu.ar – Web: http://www.iee-unsj.org
Documento: Fecha: Lugar: San Juan,
MG-03-2014 Junio de 2014 Argentina
Manual de Gestión para Transformadores de
Potencia en sistemas de transmisión y Página 75 de 86
subtransmisión

aumento de la temperatura nominal de 55 °C) en comparación con aquellos con el aislamiento


mejorado (un aumento de la temperatura nominal de 65 °C). Estos aspectos de la calidad del
producto original, deben ser evaluados.

Los defectos en el aislamiento pueden ser resultado de un montaje incorrecto, defectos propios de
los materiales, un borde áspero en la soldadura de una conexión, o daños en el aislamiento de los
conductores. Los defectos pueden ser intensificados por la vibración de la bobina, causados
durante el transporte y operación normal. Esta situación se puede monitorizar mediante la
realización de un análisis de respuesta de frecuencia (FRA) y una prueba de la reactancia de
dispersión. Los resultados de estas dos pruebas se pueden mantener como un registro y
compararse con los resultados en el futuro, cuando estas dos pruebas sean llevadas a cabo
periódicamente de nuevo [8].

9.3 Capacidad de Soportar el Vacío Durante el Proceso de Llenado

El proceso de llenado de un transformador utilizando vacío permite reducir la probabilidad de


tener problemas una vez que el transformador ha sido puesto en servicio. Dicho método se basa en
llenar el transformador desde la parte inferior con aceite evitando la formación de burbujas. Otros
métodos de procesamiento de aceite y llenando del tanque pueden introducir pequeñas burbujas en
el sistema de aislamiento. La presencia de burbujas en el aislamiento reduce significativamente la
resistencia dieléctrica del aislamiento. Una posible solución a estos métodos es permitir reposar al
transformador durante un tiempo determinado, antes de energizarlo, lo que ayudará a compensar la
ausencia de un vacío posibilitando la disipación de las burbujas. El tiempo permitido para la
disipación de la burbuja dependerá de la tasa de flujo de aceite durante el llenado del
transformador y también los niveles de aislamiento básico (BIL) de la unidad [8].

9.4 Papel y Pressboard (cartón prensado)

9.4.1 Papel Mejorado Térmicamente en comparación con Papel no Mejorado


Térmicamente
El aislamiento de papel está sujeto a la degradación por oxidación, hidrólisis 13 y pirólisis. El papel
mejorado térmicamente ha sido tratado químicamente para reducir la tendencia a la hidrólisis y se
ha reducido la degradación térmica a temperaturas normales de operación en comparación con el
papel no mejorado térmicamente.

9.4.2 Papel de Baja Densidad en comparación con Papel de Alta Densidad


A mediados de la década de 1960, se produjo un cambio en la utilización de cartón prensado
(pressboard) de alta densidad en lugar del de baja densidad, como material espaciador dentro de
los bobinados. El cartón prensado de alta densidad tiene características de compresión superiores
en comparación con el cartón prensado baja densidad. Los transformadores que poseen
arrollamientos fabricados con cartón prensado de alta densidad, tienden a retener niveles más altos
de la presión de apriete aplicada en la fábrica en comparación con los transformadores de épocas
anteriores que utilizaban material separador de baja densidad. Los transformadores con mayor

13
Hidrólisis: es una reacción química entre una molécula de agua y otra molécula, en la cual la molécula de agua se
divide y sus átomos pasan a formar parte de otra especie química.
Av. Libertador General San Martín 1109 (Oeste) - 5400 San Juan, República Argentina - Tel.: 54 264 4226444 - Fax: 54 264 4210299
Correo electrónico: ieedir@iee.unsj.edu.ar – Web: http://www.iee-unsj.org
Documento: Fecha: Lugar: San Juan,
MG-03-2014 Junio de 2014 Argentina
Manual de Gestión para Transformadores de
Potencia en sistemas de transmisión y Página 76 de 86
subtransmisión

presión de apriete (arrollamientos más ajustados) tienen una mayor probabilidad de resistir las
fallas sin un daño significativo en los arrollamientos [8].

9.5 Accesibilidad y disponibilidad de repuestos

Los planes de contingencia específicos del emplazamiento deben indicar las limitaciones físicas en
materia de accesibilidad para el retiro del transformador, y la instalación y la disponibilidad de
repuestos. Los planes deben incluir soluciones predeterminadas para los impedimentos de una
instalación oportuna del transformador de reserva.
La evaluación de la disponibilidad de piezas de repuesto debe centrarse en el tiempo de espera y
las opciones para el reemplazo, restauración o remanufactura de piezas obsoletas. Se debe
desarrollar un plan de contingencia en caso de que la obtención de las piezas de repuesto retrase
significativamente la restauración al servicio del transformador. Para los transformadores críticos,
tales como transformadores de generadores, se puede justificar un pre-diseño y prefabricación de
piezas y conjuntos críticos para la adaptación en un transformador de reserva [8].

9.6 Tipo de construcción

Los transformadores de media y gran potencia poseen núcleos construidos en forma de columna o
en forma acorazada. La principal diferencia entre los dos diseños es la geometría física de los
núcleos y los arrollamientos. La construcción del núcleo tipo columna incluye los arrollamientos
de alta tensión y baja tensión concéntricos, colocados sobre una o más piernas centrales del
núcleo. En la mayoría de los casos, el núcleo tipo columna permite las inspecciones internas del
conjunto núcleo y bobina incluyendo la mayoría de los conductores, la estructura principal de
soporte, parte del aceite de los bushings, cambiador de tomas desenergizado, el núcleo y la
estructura de sujeción. Si la bobina exterior no está envuelta, la bobina exterior también puede ser
visible.

La construcción del núcleo tipo acorazado se caracteriza por poseer un conjunto de arrollamientos
apilados y montados, conformando un paquete de fase. Los paquetes de fase se colocan en una
sección inferior del tanque y son soportados, mientras que el núcleo se apila a continuación,
alrededor de los paquetes de fase (el núcleo magnético envuelve a los arrollamientos). La
construcción del núcleo tipo acorazado, en general, proporciona un diseño más compacto para
transformadores; por lo tanto, se adapta mejor a las aplicaciones de transformadores de potencia
más grandes. Este tipo de construcción es tal que la inspección visual interna no es práctica más
allá de la parte del aceite de los bushings, los conductores, la estructura del puente superior, el
cambiador de tomas desenergizado y parte superior de los paquetes de fase. La evidencia de los
problemas debajo de la parte superior de cada paquete de fase y la parte superior del apilamiento
principal (por ejemplo, el papel suelto, partículas metálicas) puede ser visible durante la
inspección interna y requiere un análisis cuidadoso.

El conocimiento del tipo de construcción ayudará en el análisis de riesgos, ya que algunos


problemas están limitados a un determinado tipo de construcción. Otras cuestiones, como la
susceptibilidad a la electrificación estática, pueden ser más comunes en un tipo de construcción
que en otro, pero no se limitan a un determinado tipo de construcción. El fabricante del
transformador puede ser capaz de proporcionar información valiosa, respecto a los riesgos
anteriores asociados con un determinado tipo de método utilizado en el diseño y construcción [8].
Av. Libertador General San Martín 1109 (Oeste) - 5400 San Juan, República Argentina - Tel.: 54 264 4226444 - Fax: 54 264 4210299
Correo electrónico: ieedir@iee.unsj.edu.ar – Web: http://www.iee-unsj.org
Documento: Fecha: Lugar: San Juan,
MG-03-2014 Junio de 2014 Argentina
Manual de Gestión para Transformadores de
Potencia en sistemas de transmisión y Página 77 de 86
subtransmisión

9.7 Historial de fallas

Debe llevarse a cabo una revisión del historial de fallas o problemas del transformador para
identificar situaciones similares a la que se esté evaluando, así como las tendencias de fallas o
problemas del parque de transformadores. Los datos de la industria respecto a tipos, o marcas de
transformadores similares, pueden complementar el análisis de fallas, sobre todo cuando la
población de transformadores es pequeña. Los registros de historial de reparaciones y
mantenimiento pueden indicar incidentes aislados o recurrentes.
La documentación de las inspecciones e informes de mantenimiento del transformador se debe
revisar, ya que puede indicar la necesidad de una frecuencia de mantenimiento mayor para una
condición sospechosa o defecto conocido [8].

9.8 Puesta a tierra


La conexión a tierra es una parte importante de la protección del transformador. En el caso de una
falla a tierra en una fase, un sistema sólidamente conectado a tierra puede minimizar las
condiciones de sobretensión en las fases sin falla y reducir el esfuerzo global en el aislamiento.
Una falla de fase a tierra puede resultar en una corriente de corto-circuito que excede la corriente
trifásica de corto-circuito y puede, por lo tanto, requerir que la puesta a tierra sea a través de una
impedancia con el fin de limitar la corriente de falla. Sin embargo el nivel de aislamiento del
neutro del transformador tendría que ser comprobado contra tensiones elevadas en el caso de
puesta a tierra con impedancia [8].

9.9 Entorno de funcionamiento

La carga, condiciones de servicio, los sistemas de protección, el número de fallas, mantenimiento


y protección contra la sobrecarga y la contaminación, influyen en toda la vida útil del
transformador. El nivel de exposición a las fallas puede ser indicativo de la degradación térmica y
/ o mecánica del transformador. Una sobrecarga mecánica, las sobrecargas, los cortocircuitos y las
elevadas corrientes, imponen fuerzas electromagnéticas que podrían ocasionar un desplazamiento
en el bobinado o una ruptura dieléctrica. El desplazamiento del arrollamiento también puede ser
causado por la vibración de los movimientos durante el transporte o los fenómenos de resonancia.

Si el transformador se almacenó durante un período significativo de tiempo entre los períodos de


servicio, las condiciones de almacenamiento deben tenerse en cuenta para posibles repercusiones
relativas al estado o condición. Se recomienda llevar a cabo un programa de inspección regular
durante el periodo de almacenamiento y mantener un registro de inspección. Sería de interés
conocer el estado del aceite (suponiendo que el transformador está lleno de aceite durante el
almacenamiento) [8]. Para obtener más información sobre el almacenamiento, consulte IEEE Std
C57.93 de 2007.

9.10 Mecanismos de falla


El análisis de los datos de pruebas puede indicar la necesidad de aumentar la frecuencia de las
pruebas y/o mantenimiento para supervisar o gestionar una condición sospechosa o defecto
conocido.

Av. Libertador General San Martín 1109 (Oeste) - 5400 San Juan, República Argentina - Tel.: 54 264 4226444 - Fax: 54 264 4210299
Correo electrónico: ieedir@iee.unsj.edu.ar – Web: http://www.iee-unsj.org
Documento: Fecha: Lugar: San Juan,
MG-03-2014 Junio de 2014 Argentina
Manual de Gestión para Transformadores de
Potencia en sistemas de transmisión y Página 78 de 86
subtransmisión

Los mecanismos de falla en los transformadores incluyen el exceso de humedad y el oxígeno en el


aceite y papel, fluencia, fatiga, corrosión, erosión, desgaste mecánico y la descomposición térmica
y dieléctrica del aislante [8].

 La humedad en el aceite aislante y en el papel reduce la resistencia dieléctrica de estos


componentes;
 El oxígeno y la humedad en el aceite y en el papel aumenta la velocidad de degradación de
ambos componentes;
 La fluencia es una pérdida de resistencia de aislamiento eléctrico a lo largo de una superficie
entre los componentes de diferente potencial eléctrico;
 La fatiga está relacionada con la fractura de una estructura de metal frágil;
 La corrosión es el resultado de una reacción química con el medio ambiente circundante,
mientras que la erosión es una forma de deterioro de la superficie. Ambos provocan un
aumento de la corriente de fuga o descargas parciales (PD);
 El desgaste mecánico es el resultado de un severo y prolongado esfuerzo en el material;
 La ruptura dieléctrica es una falla destructiva, no deseada, en el sistema de aislamiento
proveniente de un flujo de corriente a través del espacio de aislamiento entre las partes activas
o entre una parte activa y tierra. Comunmente ocurre una falla dieléctrica y puede tener un
profundo efecto en la vida útil. La contaminación, el envejecimiento térmico, el exceso en los
esfuerzos mecanicos y la deformación mecánica aceleran el proceso de ruptura dieléctrica. La
contaminación y el envejecimiento térmico pueden ser monitoreados a través de pruebas de
diagnóstico. Los esfuerzos mecanicos puede ser controlados por el diseño de la protección del
transformador y la filosofía de funcionamiento.

Av. Libertador General San Martín 1109 (Oeste) - 5400 San Juan, República Argentina - Tel.: 54 264 4226444 - Fax: 54 264 4210299
Correo electrónico: ieedir@iee.unsj.edu.ar – Web: http://www.iee-unsj.org
Documento: Fecha: Lugar: San Juan,
MG-03-2014 Junio de 2014 Argentina
Manual de Gestión para Transformadores de
Potencia en sistemas de transmisión y Página 79 de 86
subtransmisión

10 REQUERIMIENTOS DE LA INFORMACIÓN Y DOCUMENTACIÓN

10.1 Requerimientos de la información

La organización debe determinar sus requerimientos de información para respaldar sus activos,
gestión de activos, el sistema de gestión de activos y el logro de sus objetivos organizacionales. Al
hacer esto [2]:
a) La organización debe incluir la consideración de:
- La importancia de los riesgos identificados;
- Las funciones y responsabilidades para la gestión de activos;
- El intercambio de información con sus partes interesadas, incluyendo los proveedores de
servicios;
- El impacto de la calidad, disponibilidad y gestión de la información en la toma de
decisiones de la organización.
b) La organización debe determinar:
- Los requisitos de atributos de la información identificada;
- Los requisitos de calidad de información identificada;
- Cómo y cuándo la información se va a recoger, analizar y evaluar.
c) La organización debe especificar, implementar y mantener procesos para gestionar la
información.
d) La organización debe determinar los requisitos para la adecuación de la terminología
financiera y no financiera relevante para la gestión de activos en toda la organización.
e) La organización debe asegurarse de que hay coherencia y trazabilidad entre los datos
financieros y técnicos y otros datos no financieros que sean relevantes, en la medida que sea
necesario para cumplir con sus requisitos legales y reglamentarios, y a su vez, teniendo en
cuenta los requisitos de las partes interesadas y los objetivos de la organización.

En general, la organización debe considerar los requerimientos de poseer información de activos


relacionados con las siguientes áreas [3]:
a) Estrategia y planificación (por ejemplo, los niveles y objetivos de las empresas de
servicios, la estrategia de activos (IES), la estrategia y los planes de gestión de la
demanda);
b) Procesos (por ejemplo, objetivos e indicadores de desempeño de los procesos, procesos y
procedimientos relacionados con los activos);
c) Propiedades físicas y técnicas de los activos (por ejemplo, atributos de los activos, el
poseedor del activo, los parámetros de diseño, información de proveedores, ubicación
física, condición, fechas de puesta en servicio);
d) Prestación de servicios y las operaciones (por ejemplo, niveles de servicio, los objetivos de
rendimiento, las características de rendimiento de los activos, las futuras necesidades de
operación, los objetivos de gestión de la demanda);
e) Gestión de mantenimiento (por ejemplo, fallas históricas de los activos, fechas de
refacciones o de renovación, los requerimientos de mantenimiento futuros);

Av. Libertador General San Martín 1109 (Oeste) - 5400 San Juan, República Argentina - Tel.: 54 264 4226444 - Fax: 54 264 4210299
Correo electrónico: ieedir@iee.unsj.edu.ar – Web: http://www.iee-unsj.org
Documento: Fecha: Lugar: San Juan,
MG-03-2014 Junio de 2014 Argentina
Manual de Gestión para Transformadores de
Potencia en sistemas de transmisión y Página 80 de 86
subtransmisión

f) Gestión del desempeño y presentación de informes (por ejemplo, los datos de rendimiento
de los activos, los objetivos de mejora continua, los informes reglamentarios);
g) Gestión financiera y de recursos (por ejemplo, costos históricos, la depreciación, el valor
de reposición de los activos, fecha de adquisición, la materialidad, las reglas de
capitalización, clasificación y jerarquía de activos, análisis de los costos asociados al ciclo
de vida del activo, la vida útil de los activos, el valor residual y cualquier otro pasivo
residual);
h) Gestión de riesgo;
i) Planificación de contingencias y de continuidad;
j) Gestión del contrato (por ejemplo información de activos relacionados con el contrato,
información de proveedores, los objetivos de servicio, contratos de terceros).

Al determinar los requerimientos de la información, la organización debe considerar [3]:


a) El valor de la información para permitir la toma de decisiones y su calidad relativa al costo
y la complejidad de colectar, procesar, gestionar y sustentar la información;
b) La necesidad de alinear los requerimientos de la información con el nivel de riesgo que
involucra el activo o su gestión;
c) La participación de las partes interesadas pertinentes para determinar los tipos de
información requerida para sustentar la toma de decisiones así como asegurar la integridad,
exactitud e integridad de la información necesaria;
d) El establecimiento y la mejora continua de los controles, las especificaciones y el nivel de
precisión de los datos;
e) La determinación, asignación y revisión periódica de las responsabilidades para la
administración de información específica;
f) La definición de la competencia requerida para recopilar, interpretar, utilizar y comunicar
la información;
g) La adecuación de los requisitos de información para los diferentes niveles y funciones
dentro de la organización: esto incluye la posibilidad de tener una adecuación vertical de la
información desde la dirección superior hacia las áreas operativas, así como la adecuación
horizontal entre la gestión de activos, la gestión financiera y las funciones de gestión del
riesgo, mediante el uso de una terminología común para la información financiera y no
financiera;
h) La adaptación de la terminología financiera y no financiera (para algunos tipos de
organizaciones, tales como agencias gubernamentales, existen disposiciones que hacen que
sus áreas funcionales sean independientemente responsables de su propia terminología de
dominio: en estos casos, una terminología común es poco probable que sea posible; sin
embargo, la terminología en conflicto debe ser resuelta, en la medida que sea posible, y
documentada);
i) La necesidad de que la información financiera, relativa a los activos, sea apropiada,
consistente y trazable, y que refleje la realidad técnica y operativa de los activos (por
ejemplo, la integridad, exactitud, valuación y presentación adecuada, incluyendo la

Av. Libertador General San Martín 1109 (Oeste) - 5400 San Juan, República Argentina - Tel.: 54 264 4226444 - Fax: 54 264 4210299
Correo electrónico: ieedir@iee.unsj.edu.ar – Web: http://www.iee-unsj.org
Documento: Fecha: Lugar: San Juan,
MG-03-2014 Junio de 2014 Argentina
Manual de Gestión para Transformadores de
Potencia en sistemas de transmisión y Página 81 de 86
subtransmisión

propiedad, se logra mediante el empleo de registros contables identificables y


comprobables que están vinculados a los registros de activos técnicos);
j) El establecimiento de procesos de recolección de datos de los grupos de interés internos y
externos (incluidos los proveedores de servicios contratados);
k) El flujo de datos y la integración de las fuentes de información para los sistemas
tecnológicos de gestión de activos deben ser apropiados para el tamaño, complejidad y
capacidad de la organización (por ejemplo, en los sistemas tecnológicos más sofisticados
de gestión de activos, los datos específicos se pueden mantener en registros de activos
separados);
l) La capacidad para mantener la calidad y vigencia de la información (debido a que la
recopilación de datos puede ser costosa, la organización debe priorizar los datos que se han
identificado como importantes desde un punto de vista estratégico u operativo).

10.2 Requisitos de la documentación

10.2.1 Generalidades
El sistema de gestión de activos de la organización debe incluir [2]:
• La información documentada requerida por la norma ISO 55001.
• La información documentada para los requerimientos legales y regulatorios que sean
aplicables.
• La información documentada que la organización ha determinado como necesaria para la
eficacia del sistema de gestión de activos, tal como se especifica en el punto 10.1.

Nota: El alcance de la información documentada para un sistema de gestión de activos puede


diferir de una organización a otra debido a:
• El tamaño de la organización y de su tipo de actividades, procesos, productos y servicios;
• La complejidad de los procesos y sus interacciones;
• La competencia de las personas;
• La complejidad del activo.

10.2.2 Creación y actualización


Al crear y actualizar la información documentada de la organización debe asegurarse:
• Una apropiada identificación y descripción (por ejemplo, título, fecha, autor, el número de
referencia, etc.);
• Un formato adecuado para la documentación (por ejemplo, idioma, versión del software,
gráficos) y los medios de comunicación (por ejemplo, papel, electrónico, etc.);
• Revisión y aprobación de la conveniencia y adecuación de la documentación.

Av. Libertador General San Martín 1109 (Oeste) - 5400 San Juan, República Argentina - Tel.: 54 264 4226444 - Fax: 54 264 4210299
Correo electrónico: ieedir@iee.unsj.edu.ar – Web: http://www.iee-unsj.org
Documento: Fecha: Lugar: San Juan,
MG-03-2014 Junio de 2014 Argentina
Manual de Gestión para Transformadores de
Potencia en sistemas de transmisión y Página 82 de 86
subtransmisión

10.2.3 Manual de gestión de transformadores de potencia


El presente manual es parte del sistema documental del sistema de gestión de activos de la
organización. Por lo tanto la organización debe mantener y actualizar este documento en todas sus
partes, alcance y contenidos. Además debe relacionar este manual con los demás documentos de
transformadores de potencia, los cuales incluyen los procedimientos documentados establecidos
para el mantenimiento, realización de ensayos de monitoreo, ensayos de rutina, protocolos de
ensayos, etc.

10.2.4 Control de los Documentos


Los documentos requeridos por el sistema de gestión de transformadores de potencia y por la
norma ISO 55001 deben controlarse. Por lo tanto, debe establecerse un procedimiento
documentado que defina los controles necesarios para:
a) Aprobar los documentos en cuanto a su adecuación antes de su emisión,
b) Revisar y actualizar los documentos cuando sea necesario y aprobarlos nuevamente;
c) Definir los criterios para la distribución, acceso, recuperación y uso (el acceso incluye una
decisión sobre el permiso para ver la información documentada solamente, o el permiso y
la autoridad para ver y cambiar la información documentada, etc.);
d) Asegurarse de que se identifican los cambios y el estado de la versión vigente de los
documentos (por ejemplo, control de versiones);
e) Asegurarse de que las versiones pertinentes de los documentos aplicables se encuentran
correctamente almacenadas y disponibles en los puntos de uso;
f) Asegurarse de que los documentos permanecen legibles y fácilmente identificables;
g) Asegurarse de que los documentos de origen externo, que la organización determina que
son necesarios para la planificación y la operación del sistema de gestión de
transformadores de potencia, se identifican y que se controla su distribución;
h) Prevenir el uso de documentos obsoletos, y aplicarles una identificación adecuada en el
caso de que se mantengan por cualquier razón.

10.2.5 Ejemplo de forma de la documentación


A continuación, en la Tabla 6 se muestra un ejemplo de un protocolo de ensayos para pruebas de
rutina en un transformador de potencia. En general, toda la documentación vinculada al sistema de
gestión de activos de la organización debe conservar un formato estandarizado.

En términos generales el formato utilizado consta de las siguientes partes:

• En la primera parte del protocolo se registra la fecha durante la cual se realizan los ensayos,
además del tipo de prueba y el código de dicho documento;
• En la segunda parte se registran las características técnicas del transformador sometido a
pruebas tales como marca, el número, el número de fases, conexión, peso, tipo, entre otras;
• En la tercera parte se registran todos los datos obtenidos durante el desarrollo de las diferentes
pruebas, como así también en nombre de la persona encargada de realizar dichos ensayos y el
responsable de la supervisión.

Av. Libertador General San Martín 1109 (Oeste) - 5400 San Juan, República Argentina - Tel.: 54 264 4226444 - Fax: 54 264 4210299
Correo electrónico: ieedir@iee.unsj.edu.ar – Web: http://www.iee-unsj.org
Documento: Fecha: Lugar: San Juan,
MG-03-2014 Junio de 2014 Argentina
Manual de Gestión para Transformadores de
Potencia en sistemas de transmisión y Página 83 de 86
subtransmisión

Tabla 6. Protocolo de Ensayos


PRUEBAS DE RUTINA
FECHA 03/02/2014 VERSIÓN: 1 CÓDIGO: FV201 PÁGINA 1 DE 1

Especificaciones Técnicas
Cliente: Nº de Transformador:
Marca: Tipo: Conexión:
Año de fabricación: KVA: Nº de fases: Taps: +____ - _____
Tensión Primaria (kV): Tensión Secundaria (kV):
Corriente Primaria (A): Corriente Secundaria (A):
Masa total (kg): Volumen de Aceite (Lts): Color:
Radiadores Cant.: Ancho (cm): Largo (cm):
Tanque Largo (cm): Ancho (cm): Alto (cm):
Reparación Mantenimiento Pruebas

ENSAYOS ELÉCTRICOS
Conforme No conforme Aislamientos (Megger)
Tensión Aplicada A.T. y B.T.: MΩ
Tensión Inducida A.T. y Tierra: MΩ
B.T. y Tierra: MΩ

Relación (TTR)
UV VW WU
1
2
3
4
5
6
7
8
Resistencia (Ω)
UV VW WU
A.T.
B.T.
Corriente de Vacío (A)
Iu Iv Iw
B.T.

Pérdidas Hierro (W): Pérdidas Cobre (W):


Tensión de Cortocircuito (V):

PINTURA: Fecha
Espesor: µ AA MM DD

Ejecutó: Revisó:
Inspector de Pruebas Jefe Supervisor

Av. Libertador General San Martín 1109 (Oeste) - 5400 San Juan, República Argentina - Tel.: 54 264 4226444 - Fax: 54 264 4210299
Correo electrónico: ieedir@iee.unsj.edu.ar – Web: http://www.iee-unsj.org
Documento: Fecha: Lugar: San Juan,
MG-03-2014 Junio de 2014 Argentina
Manual de Gestión para Transformadores de
Potencia en sistemas de transmisión y Página 84 de 86
subtransmisión

Av. Libertador General San Martín 1109 (Oeste) - 5400 San Juan, República Argentina - Tel.: 54 264 4226444 - Fax: 54 264 4210299
Correo electrónico: ieedir@iee.unsj.edu.ar – Web: http://www.iee-unsj.org
Documento: Fecha: Lugar: San Juan,
MG-03-2014 Junio de 2014 Argentina
Manual de Gestión para Transformadores de
Potencia en sistemas de transmisión y Página 85 de 86
subtransmisión

11 BIBLIOGRAFIA
[1] (2013) Asset management-Overview, principles and terminology International Standards
Organization, ISO 55000
[2] (2013) Asset Management - Management System – Requirements International Standards
Organization, ISO 55001
[3] (2013)Asset Management - Management System – Guidelines for the application of ISO
50001 International Standards Organization, ISO 55002

[4] International Copper Association, Ltd. (ICA): “Gestión de activos en el sector eléctrico de
América Latina”. Octubre, 2011
[5] (2008) Part 1: Specification for the optimized management of physical assets. British
Standards Institution, PAS 55: Asset Management
[6] 2003 Life Management Techniques for Power Transformers CIGRE 227, CIGRE
WGA2.18, junio
[7] IRAM 2099: Transformadores de potencia. Generalidades. 1994.
[8] IEEE Guide for the Evaluation and Reconditioning of Liquid Immersed Power
Transformers, “IEEE Std C57.140- 2006, vol., no., pp.c1,67, April 27 2007
[9] Károly Karsai, Dénes Kerényi, László Kiss, Large Power Transformers, Universidad de
Michigan, 1987

[10] IEEE Standard Terminology for Power and Distribution Transformers, “IEEE Std
C57.12.80-.2010(Revision of IEEE Std C57.12.80-2002) , vol., no., pp.1,56, Dec. 17 2010
[11] IEEE Standard for Standard Requirement for Liquid-Immersed Distribution, Power, and
Regulating Transformers, “IEEE Std C57.12.00- 2006(Revision of IEEE Std C57.12.00-
1999) , vol., no., pp.c1,57, Feb. 28 2007
[12] IEC 60076-1: Power Transformers – Part 1: General. 2011
[13] Apuntes de Cátedra: “Estaciones Transformadoras”. Cátedra de Transmisión y
Distribución de la Energía Eléctrica. U.N.S.J. Facultad de Ingeniería. 2012
[14] Kundur, P.(1994) Power System Stability and Control. McGraw-Hill Inc
[15] IEEE Guide for Installation and Maintenance of Liquid-Immersed Power Transformers,
“IEEE Std C57.93- 2007(Revision of IEEE Std C57.93-1995) , vol., no., pp.1,60, March 31
2008
[16] IEEE Guide for Acceptance and Maintenance of Insulating Oil in Equipment," IEEE Std
C57.106-2006 (Revision of IEEE Std C57.106-2002) , vol., no., pp.1,36, Dec. 6 2006

Av. Libertador General San Martín 1109 (Oeste) - 5400 San Juan, República Argentina - Tel.: 54 264 4226444 - Fax: 54 264 4210299
Correo electrónico: ieedir@iee.unsj.edu.ar – Web: http://www.iee-unsj.org
Documento: Fecha: Lugar: San Juan,
MG-03-2014 Junio de 2014 Argentina
Manual de Gestión para Transformadores de
Potencia en sistemas de transmisión y Página 86 de 86
subtransmisión

[17] IEEE Guide for Loading Mineral-Oil-Immersed Transformers and Step-Voltage


Regulators, “IEEE Std C57.91- 2011(Revision of IEEE Std C57.91-1995) , vol., no.,
pp.1,123, March 7

[18] A.A. Romero, H.C. Zini, G. Rattá “Revisión del Estado del Arte: Métodos para la Gestión
Óptima de Transformadores de Potencia”. XIV ERIAC
[19] The Institute of Asset Management, Ltd (IAM): “Asset Management – an Anatomy”.
February, 2012
[20] Ahmed E.B. Abu-Elanien, M.M.A. Salama“Asset management techniques for
transformers”. University of Waterloo, Waterloo, ON, Canada N2L 3G1. 2009
[21] 2010 Transmission Asset Risk Management CIGRE 422, CIGRE WG C1.16, Agosto
[22] Horning, M., Kelly, J., Myers, S., and Stebbins, R., Transformer Maintenance Guide.
Tallmadge, OH: Transformer Maintenance Institute, Division of S. D. Myers, Inc., 2004.

Av. Libertador General San Martín 1109 (Oeste) - 5400 San Juan, República Argentina - Tel.: 54 264 4226444 - Fax: 54 264 4210299
Correo electrónico: ieedir@iee.unsj.edu.ar – Web: http://www.iee-unsj.org