Vous êtes sur la page 1sur 5

SIETE PASOS EN OCULTISMO PRÁCTICO Lección IV

Creer que el desarrollo espiritual nada tiene que ver con el cuerpo físico, o incluso que el cuerpo
es una dificultad, solo retrasa su proceso de liberación. La liberación es para experimentarse aquí
en el plano material, en vez de tener la esperanza de que algo suceda en el más allá.

La sabiduría eterna enseña que la personalidad humana se manifiesta en dos esferas: Material e
Inmaterial. Esto es aceptado por la ciencia al observar que el pensamiento es algo inmaterial, pero
también es un acto físico en cuanto actividad cerebral. Se ha dicho que la forma más importante
de acción física es pensar.

Sin embargo, además de pensar, una persona puede tener experiencias vívidas en el plano astral,
conocido como cuarta dimensión. Esto ocurre normalmente durante el periodo de sueño, muchos
lo explican simplemente como parte de la actividad cerebral y nada más. Independientemente de
ello, usted puede aprender a moverse conscientemente en esa esfera sutil.

Cabe mencionar que el Dharma (sabiduría, en el Budismo) ubica a la mente en el chacra cardiaco,
y explica que la mente en sí no depende de un cerebro para existir. Estamos totalmente de
acuerdo. Una de las evidencias son los casos de pacientes que “reviven” y que afirman haber
tenido experiencias, mientras su cuerpo estaba declarado clínicamente muerto.

Los biólogos concuerdan en que le ha tomado a la naturaleza millones de años, para traer al
cerebro humano a su estado presente, y también saben que de ninguna manera ha llegado al
último nivel de evolución. El Dr. Frederick Tilney expresó su confianza en que el ser humano
llegará a desarrollar capacidades neuronales asombrosas.

A lo largo de la historia han vivido seres humanos que parecen ejercer poderes mentales y físicos
nada usuales, y existen ahora mismo. Su control es resultado de un más elevado orden de
desarrollo cerebral. Carreteras sinápticas, que en el común de la gente no existen, se encuentran
desarrolladas y activas en su cerebro.
Esto les permite tener percepciones más completas de los fenómenos. Estructuras de células
nerviosas se han formado en sus cuerpos, lo cual les facilita tener un control extraordinario del
flujo bioeléctrico y de las funciones de sus órganos.

En su ADN se han reconectado cadenas específicas de aminoácidos que les capacitan para
regenerarse, y que ahora están estudiando los investigadores.

La ciencia ya no se atreve a burlarse de los antiguos alquimistas, ni considera que el “elixir” sea
una quimera. Por la vía lenta se acerca cada vez más al mismo conocimiento oculto, y obtendrá
toda la confirmación que desee.

El cuerpo de un Adepto, a la luz de los hechos, es de un orden superior al de un ser humano


ordinario. Por Adepto entendemos a un Constructor del Adytum (ver lección I)

El planeta y el sistema solar necesitan que evolucionemos a esos niveles, que sepamos usar
nuestros poderes para proyectar modelos arquetípicos de armonía y belleza en el plano físico, en
beneficio de todos los seres.

Cada ser humano está llamado a darle un sentido superior a su existencia, y a darle un uso elevado
a su instrumento corporal.

La noticia es que la Madre Natura solo puede darnos ese “salto evolutivo” si participamos
activamente en nuestra propia transformación.

Debe saber que este conocimiento estaba oculto porque era peligroso hablar de el, debido a la
ignorancia y a la persecución de otros tiempos. En la era de Acuario estamos viviendo una
apertura total, no hay necesidad de esconderse ni de hablar en lenguaje simbólico.

Debe saber que este conocimiento sigue estando oculto a la mayoría, solo lo encuentra aquel que
lo busca y que ha creado los méritos para recibirlo. Si está leyendo esto, es usted muy afortunado,
ojalá le nazca agradecer a la vida por ello.
El ocultismo práctico no intenta trabajar sobre una vaga entidad invisible llamada mente, intenta
producir un cambio en su cuerpo para que sea un instrumento especializado, un organismo capaz
de aceptar las mas elevadas corrientes de la Fuerza o Poder de Vida. Tales corrientes podrían
consumir literalmente al organismo no especializado para su manifestación.

Vida Hasta en las Piedras

Tal como lo ha verificado la ciencia exotérica, el universo físico (incluyendo su cuerpo) no es


resultado de la acción de algo llamado energía sobre una cosa llamada materia. En realidad todo
es energía. “Está distribuido por todo el infinito; es la substancia del cielo y de la tierra”. Eliphas
Levi

La Energía Radiante construye todas las estructuras tanto orgánicas como inorgánicas. Las células
de su cuerpo están hechas de los mismos elementos que componen a la materia inorgánica, en
cada átomo está el Poder LUZ, y puesto que es capaz de manifestarse en forma de un ser vivo, es
también llamado Poder de Vida.

“Todas las cosas proceden de Una, por mediación de Una, y todas las cosas tienen su nacimiento
de esta cosa Una por adaptación”. Hermes Trismegisto

La doctrina esotérica procedente de la antigua Persia, Egipto, Grecia y la India va mucho más allá.
Nos dice que ese Poder LUZ es la fuerza básica que el hombre puede emplear para liberarse de
toda pobreza, limitación y enfermedad.

Algunos científicos jóvenes comienzan a intuir que tal vez tenían razón los sabios al afirmar que la
energía es consciente. La única realidad detrás de toda forma existente es el Poder de Vida, es la
sustancia real de cualquier cosa en el universo, todo lo que somos.

Pero lejos de ser un “algo que no piensa” es conciencia pura, a eso se refiere el término
“ESPÍRITU”. Pocos se atreven a pensar que en cualquier materia se encuentra la Vida o la
Conciencia.
La mayoría reconoce a la vida y a la conciencia solo en ciertas estructuras de elementos químicos
(Carbono, Hidrógeno, Oxígeno, Nitrógeno) asociados a los organismos.

Es conocido que somos “Polvo de Estrellas” porque en el universo las grandes nebulosas, a
millones de años luz, están gestando formas de vida orgánica, y son esos mismos elementos los
que formaron nuestro planeta y nuestros cuerpos.

Se puede decir que no hay una clase especial de materia poseyendo vida y otra que esté muerta,
La vida, como la conocemos, es imperceptible en formas como el acero, el cristal, las piedras etc.

La sustancia real de todo átomo en el universo es Energía Radiante Inteligente. La diferencia entre
un átomo de oro y uno de plomo solo es su carga eléctrica, es una interrelación cuántica en su
estructura.Todo tiene vida latente.

La Vida es consciente de sí misma, se manifiesta a si misma en orden cíclico, ruedas dentro de


ruedas... espirales. Es la mente maestra que forma los mundos, la misma que forma y sostiene su
organismo, vida tras vida.

En nuestro limitado entendimiento toma la apariencia de dos mentes distintas: consciencia y


subconciencia. En nuestra limitada percepción toma la apariencia de dos cosas: materia y energía.
Pero en realidad son expresiones de una sola cosa, de una sola mente: la Conciencia Cósmica.

En cada ser se manifiesta como si fuera una mente separada o yo individual, pero en realidad todo
está unido. Al estudiar la clave 7 del Tarot ahondaremos en el tema de la mente.

Por ahora solo considere que los cambios químicos y estructurales en su organismo se pueden
llevar a cabo por medios parcialmente mentales y parcialmente físicos.
Es importante que comprenda la Ley de Sugestión explicada en la Lección III, es el fundamento de
la práctica oculta. Ahora sabe que puede formular el modelo mental de un cuerpo más apto, y que
la subconciencia, responsable de los procesos orgánicos, lo puede traer a manifestación.