Vous êtes sur la page 1sur 4

Dr Honorine Parra Sanchez 6to 5

Anemia Ferropénica
La anemia ferropénica es la principal causa de anemia y el déficit de hierro es el trastorno
carencial más frecuente de toda la población del planeta.
Cuando se habla de anemia ferropénica se debe pensar principalmente en tres cosas, una
de ellas es el aumento de las pérdidas de este mineral el cual es directamente proporcional
a las perdidas sanguíneas principalmente crónicas y otra es la disminución de su ingesta la
distribución de estas etiologías a nivel mundial e incluso nacional no es homogénea, existen
lugares donde la principal causa de anemia ferropénica es secundario a la baja ingesta de
hierro y en zonas más desarrolladas la mayor incidencia de anemia ferropénica se da
secundariamente a un aumento de las perdidas, donde la causa número uno las pérdidas a
nivel del tracto digestivo en el hombre y las perdidas menstruales en la mujer y por ultimo
un aumento en los requerimientos de hierro, los cuales obedecen al embarazo o a la etapa
del crecimiento infantil, donde si no se repone las necesidades requeridas de hierro se
puede desencadenar un estado de depleción de hierro o incluso llegando a la eritropoyesis
ferropénica.
La cantidad total de hierro en el organismo es de aproximadamente 3.5 gr y este se
encuentra repartido en distintos compartimentos los cuales son:

 Hemoglobina: 65%
 Apoferritina 22%
 Mioglobina 10%
 Transferrina 3%
El hierro es indispensable para la eritropoyesis, se necesitan 1mg de hierro para producir 1
ml de eritrocitos, por lo que la eritropoyesis consume 25 mg de hierro diarios de los cuales
21 mg los recicla de la misma degradación de los eritrocitos.
El hierro se absorbe de manera principal en el duodeno, y para que este pueda ser
absorbido por las células del tubo digestivo debe de encontrarse en modo Ferroso Fe2 y no
en modo Férrico Fe3, la obtención del hierro en la dieta se logra a partir de dos derivados
que es el hierro heminico que se obtiene de una fuente animal y el no heminico (Hojas y
vegetales)
Existen 3 grados de la carencia de hierro
1. Ferropenia Latente:
a. Desaparición del hierro de reserva
b. Sideremia normal
c. Disminución leve de ferritina plasmática
Dr Honorine Parra Sanchez 6to 5

2. Ferropenia Latente
a. Descenso del índice de saturación de la transferrina
b. Sideremia disminuida
c. Aumento de la saturación de transferrina
d. Disminución del VCM
3. Eritropoyesis Ferropénica
a. Descenso en la concentración de Hb
b. Microcitosis
c. Hipocromía
d. Disminución de sideremia
e. Disminución de ferritina
Causas
Para clasificar las causas de anemia ferropénica se dividen en 2 grupos las causas fisiológicas
y las causas patológicas

 Fisiológicas
o Crecimiento corporal
o Lactancia
o Embarazo
 Patológicas
o Hemorragia Digestiva
o Malabsorción
o Hemolisis (cuando se acompaña de Hemoglobinuria)

Manifestaciones Clínicas

Debido a que la ferropenia es, en general, una más de las manifestaciones del trastorno que
la origina, es muy posible que el síndrome anémico quede enmascarado por la enfermedad
de base.
Es en general, de instauración lenta y progresiva, y presenta una tolerancia clinica
relativamente buena, especialmente en individuos jóvenes, muchas veces, la anemia es un
hallazgo casual con motivo de un chequeo o de una vista medica por otro motivo.

 La pagofagia es una variedad de la pica que solo se observa


 en la anemia ferropénica y que consiste en la necesidad
 compulsiva de ingerir hielo. Su mecanismo se desconoce y desaparece con la
administración de preparados de hierro.
 coiloniquia, propia de un grado avanzado de ferropenia, es un adelgazamiento
progresivo de las unas, que se hacen estriadas y quebradizas a la vez que sufren una
Dr Honorine Parra Sanchez 6to 5

deformación progresiva consistente en la aparición de una concavidad central por


la que adquieren el aspecto de cuchara
 fragilidad y caída del cabello
 la glositis atrófica y la estomatitis angular
 síndrome de Plummer-Vinson o de Paterson-Kelly
 disfagia (disfagia ferropénica).
 Las escleroticas azules
 La disminución de las defensas con infecciones de repetición

Diagnostico

El diagnostico de anemia ferropénica exige, en primer lugar, la confirmación de la depleción


férrica y, en segundo lugar, la investigación de su causa o diagnostico etiológico.
Al igual que en cualquier anemia, la conducta diagnostica inicial consiste en la práctica de
un hemograma y la observación de los índices eritrocitarios: volumen corpuscular medio
(VCM) disminuido, hemoglobina corpuscular media (HCM) baja y dispersión (amplitud) de
la curva de distribución eritrocitaria (ADE), y recordar que este tipo de anemia tiene un
carácter arregenerativo, por lo que la cuenta total de reticulocitos nos puede orientar a
hacer el diagnostico.
Existen pruebas directas e indirectas, las primeras son más sensibles para el diagnóstico de
anemia ferropénica pero casi no se utilizan debido a su carácter invasivo, las de primera
elección son las indirectas de carácter no invasivo como lo son el perfil de hierro el cual nos
da valores que se observan en la siguiente figura:
Dr Honorine Parra Sanchez 6to 5

Diagnóstico diferencial

Al análisis de la biometría hemática se integra una anemia de carácter hipocromica y


microcitica por lo que se deben descartar otros diagnósticos con estas cualidades los cuales
son los siguientes:

1. Talasemia
2. Anemia de la enfermedad crónica
3. Anemia hipocroma hereditaria
4. Anemia sideroblastica congénita
5. Anemia sideroblastica con ataxia

Tratamiento
Debe ser dirigido a tres variantes:
 Etiológico
 Sintomático
 Preventivo

Tratamiento etiológico
Consiste en eliminar la causa que produce la anemia ferropénica

Tratamiento sintomático
Tiene dos finalidades:
 aumentar la concentración de hemoglobina
 restaurar los depósitos de hierro.
Los preparados de sulfato ferroso anhidro contienen 30 mg de Hierro elemental cada 100
mg y se suministran en comprimidos de 200 mg deben prescribirse entre 2 y 3 tabletas de
sulfato ferroso, distribuidas a lo largo del día y administradas siempre antes de las comidas.
Se observa un aumento progresivo de la hemoglobina (aproximadamente, 0,15 g/L por día)
debe continuarse la administración de dosis menores del preparado de hierro durante
otros 3-6 meses con el objeto de asegurar la restitución completa.

Tratamiento preventivo
Tiene como finalidad evitar la aparición de ferropenia. Dada su prevalencia en
prácticamente todas las poblaciones del mundo y la importancia del factor carencial en
determinados grupos de alto riesgo (niños y mujeres jóvenes, estrategias. Estas consisten,
esencialmente, en un aporte suplementario de hierro a las poblaciones de alto riesgo o en
el establecimiento de programas de fortificación.