Vous êtes sur la page 1sur 1

Jueves 25 de octubre del 2018

OPINIÓN -27-

A 100 AÑOS DE LA MUERTE DEL ESCRITOR MANUEL GONZÁLEZ PRADA EL FUTURO DE LA PALABRA ESCRITA

Profeta del nacionalismo peruano Las columnas


de opinión

colonial de la naciente república.


GONZALO Laconstelacióndeproblemassobrelosque LAURA
Portocarrero la obra de MGP llamó la atención se referían, Gil
sobretodo,alainconsecuenciadelaaristocra- “Manuel González Prada
Sociólogo
cia; a su prepotente barbarie, bendecida por confiaba en que, a la larga Diario ‘El Tiempo’ de
un catolicismo “africano” que se encontraba
o a la corta, el Perú se

E E
Colombia, GDA.
lastrado por atavismos supersticiosos pero
carente de espiritualidad. Un pensamiento convertiría en una nación
l 22 de julio se cumplieron 100 incapaz de inspirar una moral que sirva de solidaria”. n medio de la polarización,
años del fallecimiento de Ma- guía para toda la humanidad. En este contex- bajo el ataque de unos y otros
nuel González Prada (MGP). to, MGP le da gran importancia a los indivi- eran sobre todo advertencias y llamados de y ante el torrente de los insul-
Aun careciendo de un partido duos y a las decisiones personales. “Hay que atención que buscaban evitar la propagación tos cotidianos, asumo que
u organización que haya reco- sanearse y educarse a sí mismo, para quedar de la violencia contenida en la entraña del varios de mis colegas colum-
gido y sistematizado su legado, su presen- libre de dos plagas igualmente abominables: colonialismo. De allí que confiara tanto en nistas se cuestionan, como lo hago yo,
cia permanece viva en la cultura peruana la costumbre de obedecer y el deseo de man- la generosidad de la gente, sobre todo en la acerca de la relevancia de las páginas de
gracias a la profundidad de su análisis y a la dar. Con almas de esclavos o de mandones, no de los jóvenes, siempre susceptibles a la in- opinión en Colombia. Pero, aun en el mun-
excelencia de su prosa, que han convertido sevasinoalaesclavitudoalatiranía”,escribió. dignación y a la denuncia. “Nuestra forma do de la posverdad, este oficio tiene senti-
en clásicos a sus textos y en icónica a su figu- La apelación de MGP a la virtud personal de gobierno se reduce a una gran mentira, do. Así lo encontró un estudio dedicado a
ra de luchador honesto y veraz. No ha sido, para construir una sociedad basada en la jus- porque no merece llamarse república demo- medir el impacto de las columnas, publica-
pues, el sustento estatal sino el apoyo popu- ticia y en la armonía puede sonar ingenua. crática un Estado en que dos o tres millones do en los primeros meses del 2018 (“The
lar lo que ha consagrado a MGP como uno de Pero ¿acaso había otra solución? Aunque de individuos viven fuera de la ley”, afirmó. Long-lasting Effects of Newspaper Op-Eds
los grandes pensadores peruanos. Como el pueda haber coqueteado con la violencia, De igual manera, MGP denunció la im- on Public Opinion”, “Quarterly Journal of
profeta de un nacionalismo inclusivo, como MGP confiaba mucho en el lenguaje y en la postura de un Perú sin la participación dia- Political Science”, marzo del 2018).
el intelectual que supo recoger y articular persuasión como para afirmar que él creía en logante –y decisiva– del mundo indígena. Y Los profesores Emily Ekins, Alexander
“esa urgencia por decir nosotros”; la amplia la guerra. De modo que, pese a lo categóricas aunque no estuviera seguro sobre cómo po- Coppock y David Kirby midieron la evolu-
expectativa por constituir una sociedad don- que pueden haber sido, sus afirmaciones drían lograrse la profundización del mestiza- ción de los puntos de vista antes y después
de más importantes que las diferencias sean je y el desvanecimiento del racismo, sí confia- de la lectura de cinco columnas comple-
las semejanzas y la solidaridad entre los pe- ba en que, a la larga o a la corta, el Perú se con- jas, de cuestiones diversas, difundidas en
ruanos. Su mérito obedece, sobre todo, a su vertiría en una nación solidaria. En realidad, periódicos de circulación nacional. Todos
sorprendente lucidez para calar en los males la sociedad peruana vivía dándole la espalda los participantes no solo absorbieron la
peruanos. Al punto que si tuviéramos que a la esencia de su ser, que era justamente la información presentada, sino que tam-
nombrar a una figura que, por la vigencia de centralidad de lo indígena en su cuerpo so- bién incorporaron la argumentación en
sus juicios y apreciaciones, tenga relevancia cial. De este ocultamiento y mentira nacía la la modificación de sus apreciaciones. Las
hoy, no dudaríamos en señalar a MGP. falta de veracidad del mundo criollo, la irre- columnas fueron, entonces, un factor esta-
A diferencia de otras corrientes intelec- frenable tendencia a la corrupción y el he- dístico de peso en la formación de opinión.
tuales, la establecida por MGP partió no de cho de que la realidad de las cosas fuera tan La op-ed (opposite the editorial page)
teorías o de visiones previas, sino de su pro- distinta a como se proclamara. Y que todos, fue concebida para volver la experticia
pia experiencia como peruano y como un además, estuvieran acostumbrados a ello. asequible a la masa. Aunque las prime-
limeño de origen aristocrático que, además, Pero el reconocimiento de la trascenden- ras aparecie-
había asimilado profundamente el mensaje cia de la figura de MGP se va abriendo paso. ron hacia los
evangélico de igualdad sustancial entre los No solo por el orgullo que produce la con- años veinte
seres humanos. Gracias a esta visión de las tundencia y la felicidad de su expresión, sino como instru-
cosas, pudo indignarse y escandalizarse ante también por el reconocimiento internacional “Semejante mento para
la preservación –apenas embozada– de las que su obra despierta. Un ejemplo de esto es el privilegio balancear el
del profesor estadounidense Thomas Ward y
jerarquías raciales, propias del mundo colo-
nial, que se encontraban vigentes en la Lima de la profesora francesa Isabelle Tauzin. impone la mayor editorial titucional,
ins-
ILUSTRACIÓN: GIOVANNI TAZZA
responsabilidad”. las páginas
de opinión
MIRADA DE FONDO no se oficia-
lizaron hasta cincuenta años después,

El otro pitufeo
cuando “The New York Times” instauró
la suya. Se trataba de democratizar la
discusión instruida, poniendo a dispo-
sición del público el pensamiento del
especialista.
Hoy, el hallazgo no deja de ser contra-
son poco productivas. ¿Y por qué somos poco rían estar empleados con un sueldo fijo y más intuitivo. Las pesquisas en el uso de redes
DIEGO productivos los peruanos en promedio? Aquí estabilidad, pero ante la ausencia de oportu- sociales muestran que las personas buscan
Macera la respuesta se hace más difusa, pero se puede nidad levantan su propio negocio. Ello ter- la información que refuerza sus propias
ensayar una buena hipótesis: somos impro- mina siendo poco eficiente para ellos y para convicciones. Se van creando así islas de
ductivos porque la gran mayoría trabaja en el país en general. La narrativa que idealiza opinión compuestas de ciudadanos, in-
Gerente general del Instituto
empresas muy pequeñas y poco productivas. al emprendedor peruano es uno de los mitos capaces de dialogar con el otro. La voz

¿
Peruano de Economía
Veámoslo así: 65% de los trabajadores pe- más nocivos que aún tenemos arraigados. versada se ahoga en el ruido de las noticias
ruanos están en empresas de menos de cinco ¿Cómo enfrentar esta baja productividad falsas, y el acceso a Internet nos permite a
PorquéelPerúnoesunpaísrico?No trabajadores, muchas unipersonales, la gran y pitufeo empresarial? Hay dos vías que, bien todos creernos conocedores.
digamos, ya, desarrollado, para no mayoría informales. Estas microempresas –el entendidas, pueden avanzar en paralelo. La Según el estudio, las páginas de opi-
caer en discusiones conceptuales, tallerdemecánica,laparcelaagrícolaoelpues- primera es elevar la productividad de las mi- nión sí sirven, y sirven mucho. Las colum-
sino simplemente rico. ¿Por qué el toenelmercado–tienenenpromediounapro- croempresas a través de mucho mejor acceso nas entregadas lograron influir de manera
Perú no crece tan rápido como de- ductividad equivalente al 6% de la productivi- a crédito, a mercados, a condiciones de for- significativa en el lector común y un poco,
beríaylamayoríasigueenempleosprecarios? dad de una empresa grande. En México, país malización, entre otros. Este, sin embargo, es tan solo un poco menos, en el integrante
Respuestas a esta pregunta, quizá la más ele- queenfrentaretosmuysimilaresalosnuestros, el camino ya conocido, y que de hecho ha lle- de la élite política, más asiduo visitante de
mental de la economía, hay de todos los sabo- elporcentajeesde16%,yenpaísesOCDEsube vado a normas que justamente promueven la estas páginas. El impacto parece de largo
res: por la falta de educación, por la corrup- a 57% con respecto a las empresas grandes de evasión, el enanismo y la improductividad. aliento en tanto los participantes recor-
ción, por la tramitología, por la política, por esos mismos países. Entre las empresas regis- Las empresas formales más chicas pagan daron los datos y los razonamientos de las
la falta de innovación, por la informalidad, un tradas en el país, 97% son microempresas. El menos impuestos, tienen menos sobrecostos piezas hasta un mes después.
largo etcétera a gusto del analista de turno y peruanopromediodehechotrabajamásqueel laborales, y se les demanda menos papeleo. Semejante privilegio impone la mayor
de las herramientas que este tenga a la mano. europeo promedio, pero produce mucho me- El otro camino –más rápido– es fomentar responsabilidad. El alto contenido infor-
Todas estas perspectivas encierran algo nos. Si nuestro activo principal, las personas, más contratación en empresas que ya son mativo de los textos elegidos para el pro-
de razón pero, a riesgo de ser tautológico y permanecetandesaprovechado,contanpoco productivas, pagan buenos salarios y pueden yecto podría sugerir el aprecio por la razón
cortante, la respuesta es más simple: el Perú capital–físicoyhumano–disponible;sicasidos ofrecer una línea de carrera clara. En Chile, con base en los hechos.
no es un país rico porque no es un país pro- tercios de la población empuja día a día, hora a más de la mitad de los trabajadores está en Los experimentos estadounidenses
ductivo. La habilidad de convertir suficien- hora,emprendimientostanpocoproductivos, empresas grandes; en el Perú con las justas pueden no ser transferibles a Colombia.
te esfuerzo, trabajo, tierras, capital y demás ¿a alguien le puede sorprender que el Perú no se llega al doble dígito. En un contrasentido, Pero dan puntadas y algo de esperanza. A
recursos en bienes y servicios valorados por sea un país rico? sin embargo, la política pública general carga lo mejor no estamos escribiendo solo para
otros es la única garrocha para salir de la Por supuesto que hay microempresas pro- de costos, rigideces y penalidades la creación los similares y, entre diferentes, podemos
pobreza y consolidar la clase media. No hay ductivas, pero estas son la excepción. La ma- de empleo en estas empresas. reconocernos como interlocutores. Aun
mucho más secreto en la economía que ese. yoría son emprendimientos dictados más La próxima vez entonces que nos pregun- en tiempos difíciles, sobrevive el poder de
Siguiendo el razonamiento, cuando se por la necesidad que por la idea original de temos por qué no somos ricos, quizá no haga la palabra escrita.
dice que el Perú es poco productivo, lo que en negocio o la capacidad gerencial. Muchos falta mucho más que mirar el tamaño de la
el fondo queremos decir es que sus personas emprendedores –quizá la mayoría– preferi- planilla de la empresa en la que estamos. –Glosado y editado–

Centres d'intérêt liés