Vous êtes sur la page 1sur 26

FACULTAD DE PSICOLOGIA

CARRERA DE MUSICOTERAPIA

CATEDRA: Organizaciones y Grupos Sociales.

EL GRUPO COMO ESPACIO TRANSICIONAL

El grupo nunca es el grupo real, está atravesado por el acontecer interno de cada
integrante; y por el acontecer externo del contexto.
(Es pertinente recordar aquí los 4 ámbitos de interacción. (Psicosocial,
Sociodinámico, Institucional, Comunitario)

“El campo grupal es también una escena, ya que en esa situación se articulan
personas en relación en acción. El encuentro con el grupo moviliza la dialéctica
entre un grupo interno, privado, histórico, fantaseado; y un grupo real, presente,
concreto y social. Un interjuego entre pasado y presente. Por su estructura
dramática la situación grupal opera, en algunos momentos, como espacio
transicional, en el que el sujeto, como el niño en el juego, tiende a poner en
escena sus argumentos internos. Se produce entonces una espacialización, un
deslizamiento transferencial del grupo interno sobre el grupo externo”
(Ana Quiroga en “Enfoques..y perspectivas en Psicología Social).

Por esto aparecen aquí dos vertientes:


 La primera ubica a la situación grupal del aquí y ahora como una zona
intermedia (transicional) entre el acontecer interno del sujeto y el aquí y
ahora real, nutriéndose de las dos cosas. (mis fantasmas, mis personajes)

Noción de tercero (“Todo encuentro es un reencuentro.”)

Cuando se habla de un vínculo intersubjetivo se habla de una relación


bicorporal, pero tripersonal. Siempre hay alguien más, nunca estamos de a dos,
y esto se relaciona con la verticalidad, las marcas y los personajes de la escena
interna del sujeto. Cada persona puede iniciar un vínculo con una sola persona de
distintas maneras (ej.: un grupo de alumnos con un profesor). Si bien hay dos

1
personas desde lo corporal, el “tercero” son nuestras experiencias con las cuales
teñimos al “cuerpo” con quien nos vinculamos, no sólo a nivel corporal, sino
también a nivel de roles (ej.: empleado - jefe, pareja, etc.). la verticalidad de cada
sujeto será facilitadora o entorpecedora en esta nueva situación vincular. En el
caso de una verticalidad entorpecedora se puede citar la frase: “el que se quema
con leche ve una vaca y llora.”
Relacionado con la noción de tercero aparece el concepto de telé, y los
conceptos psicoanalíticos de transferencia y contratransferencia. Por ello de esta
relación se articula la frase “todo encuentro es un reencuentro”. En un primer
momento la telé se relaciona exclusivamente a la verticalidad del sujeto. Los
individuos son “perchas vacías”, en las cuales colgamos “ropajes” que nosotros
elegimos. Con la construcción de la MRI se resuelve.

 La segunda vertiente se relaciona con el imaginario social. El grupo, según


esta teoría, está impregnado por escenas del mundo interno del sujeto, por un
lado, e impregnado por escenas del imaginario social del aquí y ahora real.
Los acontecimientos del imaginario social suelen aparecer “jugados” en el
grupo y en los roles dentro de él.(como aparecen las características de la
época en el grupo real.

(“Lo fantasmático grupal y lo imaginario social”. Eduardo Pavlovsky. En


www.campogrupal. Biblioteca de textos)
(Ejemplo sonoro: “Dale una oportunidad a la Paz”)

EL GRUPO COMO SISTEMA.

La teoría de los sistemas proviene del campo de la biología, (1945 Ludwig von
Bertalanffy.- Austríaco), y presenta relaciones con disciplinas como la física, la
matemática y la filosofía entre otras ciencias. La ciencia de los sistemas observa
totalidades, no fenómenos parciales, y describe las propiedades de los mismos.
La primer propiedad es la Totalidad. “Cada una de las partes de un sistema está
relacionada de tal modo con las otras que un cambio en una de ellas provoca un
cambio en todas las demás y en el sistema total”.
Otro principio es la No sumatividad: “Un sistema no puede entenderse como la
suma de sus partes. Se hace necesario dejar de lado las partes en beneficio de la
Gestalt”.
(La obra musical).
Por último citamos la Retroalimentación” (Relación circular, compleja que no es
unilateral)

Poco tardaron los teóricos del campo grupal a trasladar estos conceptos a la
dinámica interna de un grupo

Equilibrio y cambio.

2
Teoría del campo- Kurt Lewin. (Psicólogo Alemán nacionalizado estadounidense
1890 – 1947)

Todo sistema tiende a permanecer en equilibrio, y si lo pierde a recuperarlo. Si


se desea introducir un cambio, es necesario modificar ese equilibrio, en un
sentido deliberado. Para este propósito, se cuenta con dos posibilidades de
intervención operativas en diferentes contextos:

1. Aumentar la presión hacia el cambio: IMPONER. Objetivo que se logra


desde coordinaciones y directivas claras. A veces es necesario bajar una
directiva desde un posicionamiento vinculado a la autoridad . Este objetivo
puede lograrse usando los siguientes tipos de intervención: Proporcionar
información, señalamientos, directivas, reencuadre, sugerencias. Este tipo
de operación se relaciona más con las normas.. [la falta de deseo en la
psicosis- La presión y el campo]
2. Disminuir las resistencias al cambio: IMPLICARSE. Se logra mediante un
trabajo grupal en donde aparece la información, la discusión y la toma de
decisiones conjuntas. Implicación: “El compromiso de las personas
invitadas a una reunión” (Maisonneuve Jean. “La dinámica de los grupos”)
Este objetivo puede lograrse usando los siguientes tipos de intervención:
interrogación, proporcionar información, recapitulación, sugerencias.

“La resistencia al cambio puede provenir ante todo del carácter coercitivo que con
frecuencia tiene ese cambio”, Imponer.

Muchas veces es necesaria esta presión hacia el cambio. Incluso desde lo


institucional, El implicarse como ideal desde donde se pretende operar por otro
lado, destrabando la resistencia al cambio. Desde la coordinación, se debe tener
en cuenta si el grupo está capacitado para apropiarse del objeto nuevo, según su
grado de dificultad, para evitar la pre-tarea desde la coordinación.

Recordar aquí las características del campo de trabajo.

Dos cuestiones a trabajar en relación a proyecto -resistencia.


_ La carga de novedad y atracción del proyecto (en que medida nos seduce?, Es
dificil? Da miedo?)
_ El proyecto implica siempre crecimiento?

Cohesión: Todo sistema, y los grupos humanos lo son, poseen una tendencia
natural de buscar el equilibrio y a permanecer en él.
En los grupos humanos se pueden observar los siguientes fenómenos:

- Todo lo que ponga en tela de juicio al sistema, aparece como peligroso.

3
- Una de las principales fuentes de la resistencia al cambio es el temor a
apartarse de las normas (reglas) del grupo. (discriminarse)
- La resistencia al cambio se debe también a la aparición de fenómenos
solidarios y de presión colectiva. [Grupo juramentado-fraternidad-terror]
- Mientras que nos adaptemos a sus modelos, el grupo nos aprueba y nos
contiene, cuando nos sentimos tentados a ir más allá, nos exponemos a la
reprobación. [contradicción sujeto - grupo].

Un sistema tiende a permanecer unido aún cuando se halla desarrollado


disfuncionalmente. (Teoría del "doble vínculo").
“Mas vale malo conocido que bueno por conocer”.
Lo nuevo puede generar terror. El ejemplo de la mostaneza.

.
Vínculo.

La noción de vínculo es fundamental para la construcción teórica de la dinámica


grupal. “Lo que cura o enferma es el vínculo”, decía Pichon-Riviére, refiriéndose a
las condiciones concretas de existencia, a las patologías que no tienen una
etiología orgánica

El vínculo es una estructura compleja que incluye un sujeto, un objeto (un “otro”),
su interacción y sus procesos de comunicación y aprendizaje. Los vínculos
pueden darse con otros sujetos, o con objetos de la naturaleza (con lo musical,
por ejemplo).

El concepto de vínculo se desprende del concepto de interacción trabajado


durante el año anterior. Quizás aquí se pueda comprender con mayor intensidad
los conceptos planteados en aquel momento.
.
 Interacción como proceso motivado: El sujeto interactúa (genera vínculos) por
una necesidad.
 Interacción como proceso eficaz: El sujeto crea vínculos en una estructura
compleja que comprende los mecanismos de comunicación y aprendizaje. El
vínculo incluye la respuesta del otro y modifica al sujeto. Esta interacción se
internaliza; esta estructura de relación adquiere una dimensión intrasubjetiva,
construyendo a su vez el mundo interno del sujeto, por medio de la
introyección de sus experiencias vinculares.

El concepto de vínculo deriva de un concepto inicial del pensamiento


psicoanalítico que es el de relación objetal. Este concepto habla de una relación
lineal (del sujeto hacia el objeto). En cambio, al hablar de vínculo, tenemos en
cuenta el feedback, debido a lo cual el concepto involucra una relación circular.

Relación objetal: Vínculo:

Apoyada en pulsiones. Apoyado en necesidades.

4
Relación lineal. Relación circular.
Unidireccional Retroalimentación.

La relación de objeto no plantea la emergencia de procesos de aprendizaje, esta


más ligada a la cuestión de los impulsos, de lo innato,

Apartado:

LA NOCIÓN DE VINCULO EN MUSICOTERAPIA, LOS DISTINTOS MARCOS


TEÓRICOS, HERRAMIENTAS, TECNICAS O CAMPOS DE TRABAJO. Y EL
VINCULO COMO CONSTANTE DEL TRATAMIENTO.

En el caso de la música pensada como agente terapéutico, al tomar en cuenta


el efecto que la propia participación del musicoterapeuta causa en el
resultado final de la intervención (transferencia – contratransferencia), se
delimita la frontera entre la utilización médica de la música (la música como
fármaco) y la musicoterapia.
(Carlos Caruso“Silbando en la oscuridad. Música y psicosomática”. Carlos Caruso.
Librería Akadia Editorial. Bs. As 2011. 2° edición. Capítulo 9, página 99).

Interacción, vínculos y mundo interno


El grupo familiar como unidad primaria de interacción.

La introyección de las experiencias vinculares del sujeto constituye su mundo


interno, Pichón Riviere pensaba ese mundo interno como un grupo interno con
escenas internas, pobladas con los “personajes” (el Psicoanálisis llamaría a los
personajes “representaciones”) que crean el mundo interno. Lo cierto es que
todas las corrientes conceptuales del campo de la psicología asignan a la
interacción dentro del grupo familiar primario una importancia relevante.
En el pensamiento de la Psicología Social de Pichón Riviere, hay una dialéctica
permanente entre la experiencia real y el acontecer interno. Cada nueva
experiencia genera huellas y un nuevo acontecer interno, que permanentemente
se modifica y se reestructura.
Aquello de la interacción eficaz, no remite solamente a las consecuencias del
grupo primario de interacción sino a toda futura red vincular, recordemos aquí el
concepto de operación psicológica.

Lo cierto es que todas las disciplinas del campo de la psicología asignan a los
primeros años de la interacción familiar incidencia significativa.

Solo recordar por ejemplo el concepto de “Confianza básica y desconfianza


básica” de Erik Erikson (Alemania 1902 – EEUU 1994), en su “teoría del

5
desarrollo”, o todo lo escrito sobre la función de “maternaje” por el psicoanálisis, o
el concepto de la “Forclusión del nombre del padre” para los seguidores de
Lacan..
(“Forclusión: del Alemán: Verwerfung. Francés: Forclusion. Inglés: Foreclosure.
Concepto elaborado por Jacques Lacan para designar un mecanismo específico
de la psicosis por el cual se produce el rechazo de un significante fundamental,
expulsado afuera del universo simbólico del sujeto. Cuando se produce este
rechazo, el significante está forcluido”. Diccionario de psicoanálisis)

Sobre finales de los años 60, algunas de estas posiciones se acentúan y los
teóricos que relacionan la incidencia del grupo familiar primario con la
enfermedad mental, han sido categóricos.

“La primera sección de este volumen está destinada a revisar teorías y


observaciones que adscriben a la interacción familiar un papel fundamental en la
etiopatología de la esquizofrenia”

(“Interacción familiar” Aportes fundamentales sobre teoría y técnica. Gregory


Bateson y otros)

“Después de todo para ser esquizofrénico resulta imprescindible haber nacido en


la familia adecuada; logrado esto todo lo demás puede ocurrir. (148).
Por separado y en la calle los miembros de la familia no se podrían distinguir, pero
al reunirlos a todos, los rasgos sobresalientes se evidencian de inmediato. (149).
El esquizofrénico no solo debe pertenecer a esta familia; además debe mantener
en ella una cierta posición y cumplir ciertas funciones vitales durante un período
prolongado de tiempo; como cualquier artista necesita varias horas de práctica por
día durante varios años. (151).
La función primaria del esquizofrénico consiste en ser el fracaso de la familia y
serlo de manera notable”. (151).

(“El arte de ser esquizofrénico”. En: “Tácticas de poder de Jesucristo”. Jay Haley.
Editorial Tiempo Contemporáneo. Bs As 1972. (1ª edición New York 1969).

TEORÍA DEL DOBLE VINCULO

(Teoría de la comunicación humana Watzlavick – Beavin – Jackson. Escuela de


Palo Alto, California)

Esta teoría es una de las propuestas más agudas en esta dirección de pensar la
interacción humana como etiología de la enfermedad mental.
Desde este posicionamiento teórico la comunicación, el vínculo, como la
enfermedad mental van de la mano, ¿El vínculo y la comunicación como posible
determinante de la enfermedad mental?

6
También en la concepción de Pichón Riviere el enfermo es el portavoz de una
situación grupal enferma.
Pero como ya trabajamos la idea de que las situaciones no son lineales, se podría
decir que, si bien el vínculo puede enfermar, también puede curar.
El concepto de doble vínculo se apoya en las dos modalidades del lenguaje:
verbal y analógico.
Dentro de este último se definen "identificadores de modo comunicacional" que
tienen que ver con el hecho de "darse cuenta" de que uno esta jugando, o
angustiado, o alegre Etc. Comprender esto es algo que se aprende, se adquiere,
se convierte en una función yóica y puede fallar por dificultades en las redes de
comunicación primaria, por ello desde esta concepción se entiende que la
esquizofrenia es una patología resultante de la interacción familiar.

El doble vínculo está constituido por:


 Una afirmación (mandato primario) en un tipo de lenguaje (generalmente
verbal).
 Una negación (mandato secundario) del mismo mensaje que se puede dar
desde la misma modalidad anterior o desde la otra modalidad.
 Un mandato terciario, que tiende a impedirle la fuga, a prohibirle el escape.
 La imposibilidad de salir de esa contradicción. y la persistencia en el
tiempo pueden generar patología. El sujeto queda atrapado en una situación
emocional de dependencia, haga lo que haga siempre está en falta. El Sujeto
aprende a relacionarse con el mundo desde esta percepción.

George Bateson, en el libro que ya mencionamos, describe al doble vínculo de la


siguiente manera.

“En el doble vínculo los ingredientes son:

1) Una o más personas, de ellas designamos a uno como la víctima.


2) Experiencia repetida: Llega a constituir una expectativa habitual.
(Recordar el concepto de cotidianeidad, aquello que es “natural”)
3) Una instrucción primaria. Puede tener una de dos formas
- No hagas esto o te castigaré.
- Si no haces esto te castigaré.
(Un contexto de aprendizaje basado en evitar el castigo antes que en la
búsqueda de la recompensa)
4) Una instrucción secundaria que contradice la primera en un nivel más
abstracto y, como la primera, está reforzada por castigos o señales que
ponen en peligro la supervivencia, por lo común es comunicada por
medios no verbales.
5) Una instrucción negativa terciaria que prohíbe a la víctima escapar del
campo.
6) Todos estos mecanismos ya no son necesarios cuando la víctima ha
aprendido a percibir su universo en patrones de doble vínculo. Casi
cualquier parte de la secuencia de Doble vínculo puede bastar entonces

7
para desencadenar pánico o rabia. El patrón de instrucciones conflictivas
puede incluso quedar a cargo de voces alucinatorias. (28).
Sugerimos que toda vez que se produce una situación de doble vínculo cesa la
capacidad de cualquier individuo por discriminar entre los tipos lógicos.
Como respuesta a la situación de doble vínculo el uso de una aseveración
metafórica proporciona seguridad. (31).
La patología aparece cuando la víctima misma no sabe que sus respuestas son
metafóricas o no puede decir que no son. (32).
Si una persona ha tenido toda su vida el tipo de relación de doble vínculo
descripta aquí, su manera de relacionarse con la gente después de un derrumbe
psicótico tendrá un patrón sistématico. En primer lugar no compartirá con las
personas normales las señales que acompañan a los mensajes para indicar lo
que una persona quiere decir. Su sistema metacomunicativo (Las comunicaciones
sobre la comunicación) se habría desecho, y no sabía de qué clase de mensaje
se trata. (32)”

El mismo autor describe más adelante la particular relación madre – hijo.

Sugerimos que la madre del esquizofrénico expresa simultáneamente por lo


menos dos órdenes de mensajes.
A) Conducta hostil o retraída que surge toda vez que el niño se acerca a la madre,
B) Conducta amorosa simulada que surge cuando el niño responde a la conducta
hostil o retraída de la madre, para negar que esa se esté retrayendo. El problema
de la madre consiste en controlar la ansiedad controlando la distancia existente
entre ella y el hijo.
El niño se encuentra en una posición en la que debe evitar interpretar
acertadamente la comunicación con la madre, si quiere mantener su relación con
ella.
No debe discriminar acertadamente entre órdenes de mensajes, en este caso, la
diferencia entre la expresión de sentimientos simulados (un tipo lógico) y los
sentimientos reales (otro tipo lógico). Como resultado el niño debe distorsionar de
manera sistemática su percepción de las señales metacomunicativas. (36).
En cualquier caso, en la relación más importante de su vida y modelo de todas las
otras, el niño es castigado si manifiesta amor y afecto, y castigado también si no lo
hace; y sus rutas de escape con respecto a la situación, tales como obtener el
apoyo de los otros, están bloqueadas. Esta es la naturaleza básica del doble
vínculo entre madre e hijo. (40).

La actualidad de nuestros días nos ofrece un buen ejemplo de esta proposición


teórica, cuando pensamos, por ejemplo, en la dificultad de percibir el humor en los
mensajes de texto de los teléfonos celulares.

LA INSTITUCIÓN COMO SISTEMA

Las instituciones en las que nos toque incluirnos como musicoterapeutas están
también atravesadas por esta misma conceptualización.

8
La institución es también un sistema sobre el que han teorizado diversos teóricos;
y en la búsqueda del equilibrio que intenta perpetuar dicho sistema, se generan
fenómenos institucionales que se deben mencionar.

José Bleger, en su libro “Psico-higiene y psicología institucional”, plantea el


fenómeno de la deprivación sensorial en la institución.
Describe como en la cronicidad de la institución se tiende siempre a la
estabilización y la estereotipia, y que la monotonía alcanzada lleva a un
empobrecimiento de las relaciones interpersonales.
El hospitalismo y la burocratización son aspectos que significan alienación.

Bleger cita la burocratización.


Eduardo Galeano en “El libro de los abrazos” nos da la posibilidad de pensar un
poco más este fenómeno institucional.

“Sixto Martinez cumplió el servicio militar en un cuartel de Sevilla.


En medio del patio de ese cuartel había un banquito. Junto al banquito, un
soldado hacía guardia. Nadie sabía porque se hacía la guardia del banquito. La
guardia se hacía porque se hacía, noche y día, todas las noches y todos los días,
y de generación en generación los oficiales transmitían la orden y los soldados la
obedecían. Nadie nunca dudó, nadie nunca preguntó. Si así se hacía y siempre
se había hecho, por algo sería.
Y así siguió siendo hasta que alguien, no se que general o coronel, quiso conocer
la orden original. Hubo que revolver a fondo los archivos. Y después de mucho
hurgar se supo. Hacía treinta y un año, dos meses y cuatro días, un oficial había
mandado montar guardia junto al banquito, que estaba recién pintado, para que a
nadie se le ocurriera sentarse sobre la pintura fresca”
(Eduardo Galeano. “Libro de los abrazos”)

Por lo planteado, Bleger, al igual que Pichón Riviere instalan la diferencia entre el
concepto de práctica y praxis “No confundir tarea práctica con praxis. La primera
es alienante, la segunda enriquece al ser humano y a la humanidad”.

La praxis es aprendizaje, movimiento, conceptualización, ética. La práctica


cotidiana sin reflexión, supervisión, análisis, renovación va a alinearse siempre
con los fenómenos de homeostasis, cohesión y equilibrio

En la misma línea de pensamiento pero décadas después, el también Argentino


Fernando Ulloa, (Argentino 1924 – 2008) en su libro “Novela clínica
psicoanalítica” (Historial de una práctica- Paidos), realiza afirmaciones aún mas
profundas en este sentido, cuando describe dentro de las instituciones de
atención psiquiátrica la “Cultura de la mortificación, como condensación de
sufrimiento y muerte (empobrecimiento subjetivo, fatiga crónica, al borde de la
supresión como sujeto pensante)”.
“Cuando me internaron presenté la rendición incondicional” Luis.

“La locura promueve con frecuencia reacciones de maltrato y el maltrato


incrementa el sufrimiento de la locura”.

9
Y plantea la necesidad de confrontar Mortificación con Ternura

“Si la ternura crea el alma como patria primera del sujeto; el manicomio, institución
de maltrato por excelencia, inspira desalmados cuerpos apatridas de vida.
Pueda que en el exista abrigo, pero impregnado de desamparo, el alimento está
más próximo a la carroña que a la leche”
.
Y con la misma crudeza instala otro concepto muy pertinente para vincularlo a
nuestro concepto de encuadre.

“Es que en la cultura de la mortificación, la intimidación apaga la intimidad


necesaria para que un discurso y un accionar válidos sean escuchados. Por eso
es tan importante reestablecer la resonancia íntima en quienes se atreven a
enfrentar la intimidación”

Establecer un nuestro encuadre un espacio de acogimiento e intimidad es punto


fundante de nuestra tarea, sobre todo en el campo de la enfermedad mental.

Alfredo Moffat, en su libro “Psicoterapia del oprimido” de 1974 va mucho mas


lejos aún al describir la estructura edilicia de los grandes hospicios, sin espacio
alguno para la instauración de estos espacios de intimidad,

“Esta falta absoluta de privacidad personal está conectada con la actitud


controladora - represora de la institución” 1

Y párrafos más adelante relata trágicamente como la cama se convierte en uno de


los pocos espacios posibles en donde se construye un ámbito para el encuentro
con uno y su intimidad.
Emilio Rodrigué al referirse al encuadre en el contexto de un análisis individual,
manifiesta que:

“El consultorio es un ámbito con su espacio y tiempo propios. Es un microcosmos


donde se desarrolla un proceso y es un retablo donde se generan movimientos y
ruidos” 2

Rodrigué hablaba de un retablo donde se generan movimientos y ruidos, ¿No se


parece a una definición de escenario? (3)

“Que lindo. Silencio, oscuridad, instrumentos” Damian.

Por ello creo imprescindible para la instauración de un pretendido proceso


terapéutico desde lo sonoro, la consolidación de un espacio (el gabinete) que nos
permitan construir un territorio íntimo, seguro y pintado de permiso y de respeto.

1
2

10
Retomando los conceptos de Fernando Ulloa, el autor introduce un concepto muy
útil a la hora de pensarnos trabajando dentro de una organización: El Síndrome
de violentación institucional.

“La constitución de toda cultura institucional supone cierta violentación


lógicamente acordada que permita establecer las normas básicas de
funcionamiento”.
En el mismo texto plantea que si esta situación se hace arbitraria se configura
una Situación de violentación Institucional
Como se describe?.

Los afectados pueden: Perder funcionalidad vocacional


Se pierde eficacia responsable y habilidad creativa.

“Es probable que al cabo de un tiempo se zozobre obligadamente a la


costumbre, a cambio de mantener la expectativa de recibir algún beneficio de la
institución.
Esta violentación institucional implica la presencia de una intimidación , más o
menos sorda en función del acostumbramiento, que conspira contra la
imprescindible intimidad para investir de interés personal a la tarea que desarrolla.
Frente a este desinterés por lo propio mal puede alguien prestar atención
considerada a la actividad y al decir de otros”.

La SVI. Está integrada por una constelación sintomática.

- “Se advierte una tendencia a la fragmentación en el entendimiento


(comunicación).
- Esto conspira contra la posibilidad de un acompañamiento solidario.
- Cada uno aparece refugiado aisladamente en el nicho de su quehacer, sin
que este suponga mayor concentración en su tarea.
- De este aislamiento se suele partir para organizar enfrentamientos “Ellos”
“Nosotros”.
- Renegación, a la fragmentación de la comunicación y el espacio se suma
una fragmentación del aparato psíquico de los sujetos (amputación del
pensamiento) que impide advertir las condiciones contextuales en las que
se vive. (alienación).
- Desdueñamiento del propio cuerpo. (merma de estímulos libidinales)”

El mismo autor habla de Hospitalismo – institucionalismo: como una “situación


donde se vive cotidianamente con algo que ha perdido toda calidad amigable”.

“Todo aparece impregnado por un presente continuo”

“Cuando en la mortificación prevalece la convicción de que “las cosas son así”


estas “cosas así” aíslan y esterilizan el cometido del analista”.

11
Párrafos más adelante Ulloa describe posibles posicionamientos del sujeto que
trabaja en la institución. Nosotros los musicoterapeutas estamos incluidos entre
ellos.
“En circunstancias propias de SVI. El personal de planta tiende a asumir en
conjunto una actitud y posición de sitiado frente a los paciente, visualizados como
sitiadores”.

Los autores ya mencionados del campo de la antipsiquiatría, también asignan a la


institución psiquiátrica una función particular dentro de la enfermedad.

“La esquizofrenia solo puede florecer totalmente en un hospital psiquiátrico”. Jay


Haley “El arte de ser esquizofrénico”.

Uno de libros que más influencia generó en esta dirección, y que más cuestiono el
funcionamiento de las instituciones de atención psiquiátrica, fue sin duda
PSIQUIATRIA Y ANTIPSIQUIATRIA publicado en 1967 (DAVID COOPER. Psiquiatra
(1931 Sudafrica – 1986 Londres)

El prefacio de esta obra Copper lo destina “Para todos los que trabajan en el
campo de la psiquiatría y se niegan a permitir que su conciencia crítica de lo que
los rodea sea entumecida o absorbida por los procesos institucionantes del
entrenamiento formal y del adoctrinamiento cotidiano en el hospital de prácticas o
en el hospital psiquiátrico, surgen ciertos números de interrogantes perturbadores”

En la descripción del libro plantea: “Este es un estudio sobre un modo de


invalidación social”.

Y deja muy claro su pensamiento sobre la ciencia a la que pertenece y cuestiona.

“Casi todo acto, afirmación o experiencia de la persona rotulada es


sistemáticamente considerado inválido de acuerdo con ciertas reglas de juego
establecidas por su familia y posteriormente por otras personas, en sus esfuerzos
por producir el vitalmente necesitado paciente inválido”
Ninguna técnica de invalidación puede parecer más respetable que la que tiene la
bendición de la ciencia médica.
La psiquiatría coopera en la invalidación sistemática de una vasta categoría de
personas.

En el capítulo 1 de este libro, Cooper hace las siguientes afirmaciones:

“Es decir que la locura no está en una persona sino en un sistema de relaciones
del cual forma parte el mencionado paciente.
La esquizofrenia, si significa algo, es un modo más o menos característico de
conducta grupal perturbado. No hay esquizofrénicos individuales. (42)
Podemos pensar este fenómeno en los términos de las categorías sugeridas por
Claude Levi Strauss. Hay sociedades que tragan a las personas (antropofágicas)
y sociedades que las vomitan (Antropoémicas). En el hospital psiquiátrico
tradicional de la actualidad. la sociedad se supera en la consumación de ambos

12
procesos: la persona vomitada expelida de la familia y la sociedad, es tragada ,
absorbida por el hospital y luego digerida y metabolizada hasta que desaparece
como persona identificable”. (44)

Desde una mirada mas contemporánea, en 1991, El Psiquiatra Argentino Salvador


Minuchín (Entre Rios Argentina1921/ EE. UU 2017) formado en la Universidad
Nacional de Córdoba escribe junto a psicólogo Israelí Joel Elizur un texto donde
complementan estas posiciones. El libro “La locura y las instituciones”; de allí
podemos tomar las siguientes posiciones teóricas que complementan lo dicho en
esta ficha hasta ahora.

En su libro Minuchín cita el siguiente relato de una paciente externada del


Hospital

“Los hospitales mentales han sido denominados “instituciones totales”, en las que
hasta las decisiones más corrientes como cuando comer, hacer sus necesidades
o irse a dormir la toman otros. Una consecuencia natural de estar sometido a un
régimen de este tipo es el surgimiento de una sensación de despersonalización.
Los sentimientos de despersonalización con frecuencia son considerados
síntomas primarios de enfermedad mental. Para completar el círculo, los
psiquiatras suelen atribuir los sentimientos de despersonalización de sus
pacientes a sus estados internos y no a las condiciones que reinan en las
instituciones mentales….no solo se controla la vida de los pacientes sino que se
les dice constantemente que ese control es por su bien, que ellos no están en
condiciones de lograr a causa de su enfermedad mental. Los pacientes llegan a
ser incapaces de confiar en su propio juicio, se vuelven indecisos, abiertamente
sometidos a la autoridad y se asustan del mundo externo. El carácter
antiterapéutico de la internación de enfermos mentales ha sido admitido desde
hace mucho tiempo”

Minuchin avanza en esta dirección con la siguiente afirmación: “Cuando


consideramos el diagnóstico como un acto ligado con la cultura, pareciera que
una de sus funciones sociales principales es la clasificación de las desviaciones.
El rótulo introduce al paciente en un nuevo rol. La primera internación en
particular tiene las características dramáticas de un rito de pasaje”.

Páginas más adelante agrega:

“Lejos de proporcionar el mejor tratamiento para la mayor parte de los enfermos


mentales, el hospital psiquiátrico con frecuencia actúa para perpetuar la falta de
adecuación social del paciente. Más aún, al rotular a los pacientes con
diagnósticos aterradores, especialmente el de esquizofrenia”

Y describe además los peligros que el propio paciente corre al acostumbrarse a la


internación “Los pacientes pueden verse atraídos por los beneficios de la
invalidez”.

13
“Sin considerar el tipo de trastorno por el que se interna a los pacientes, el
contexto del hospital organiza su conducta, su lenguaje y su experiencia de la
realidad. Durante su permanencia en el hospital los pacientes olvidan muchas de
sus habilidades sociales y aprenden como adaptarse a las normas del nuevo
ambiente. Por necesidad aprenden a convertirse en buenos pacientes”

“La situación es especialmente nefasta en los pacientes crónicos de los hospitales


que generalmente no luchan contra su confinamiento sino que mas bien temen
perder ese ambiente protegido. Permanecer en el hospital se convierte en un
asunto de supervivencia, una vez que un paciente se ha habituado a un estilo de
vida caracterizado por un nivel bajo de funcionamiento, falta de responsabilidad
individual, una gran dependencia de los asistentes profesionales, rutinas
predecibles que se mantienen desde el exterior y la provisión de comida, techo y
entretenimiento. Aunque quisieran vivir fuera del hospital, tienen pocas
posibilidades de éxito de arreglarse por su cuenta. De algún modo, han sido
desocializados de la vida normal y su posición de pacientes mentales se convierte
en su mayor fuerza de seguridad. Se adaptan a un invernáculo en el que crece
una extraña vegetación. La conducta extravagante no es solamente el medio
para la certificación institucional sino también una camino para salir del olvido”

La descripción previa que hemos hecho del paciente internado en una institución
psiquiátrica, encuentra un colorarlo en la siguiente afirmación:

“El paciente ha perdido la libertad de innovar.


La certeza del rótulo psiquiátrico tenía el peso de una lápida”. (73)

Minuchin, además, hace una descripción de la inclusión de la familia del paciente


en este proceso.

“Al principio, la internación es siempre considerada como una derrota, antes de


convertirse en una pauta familiar aceptada para hacer frente a la tensión.
La mayoría de las familias tratan de resolver los problemas sin mandar al paciente
al hospital.
El fracaso trae consigo una desvalorización de la familia, acompañados por
sentimientos de incompetencia, culpa, enojo y depresión. Las familias son
concientes de la creencia común de que tuvieron parte de culpa de la génesis de
la enfermedad mental”.

Pero que pasa cuando esta situación se cristaliza en el tiempo, y el miembro de la


familia que enfermó ya es alguien que vive en otro lado desde hace un tiempo
prolongado?

“En general, cuanto más se prolonga la internación, mayor es la distancia que se


crea entre la familia y el paciente. La familia se reorganiza y se cierran sus
fronteras, porque su vida debe continuar aún al precio de dejar a un miembro
afuera (133).

14
“Otra razón para depender del encuadre hospitalario es la necesidad de respiro
que tiene la familia del paciente mental crónico”. (259)

Sin embargo, su posición ante la familia del paciente esquizofrénico es mucho


mas contemplativa de la que han planteado alguno autores citados previamente
en esta ficha, su posición queda clara cuando en su libro recoge la siguiente sita:

“Haley estuvo ciego al no ver el dolor de la familia por tener un miembro


esquizofrénico” Anderson – Goldstein Enfoque psicoeducacional de trabajo con
familia de esquizofrénicos. En el capítulo 3: Dan

Promoviendo la desinstitucionalización, Minuchín promovió el “manejo comunitario


de la enfermedad” con distintas alternativas superadoras de la internación.

Cita en su libro al autor Italiano Franco Basaglia, promotor inicial de esta línea de
política de atención. En nuestro país la ley 26.657 sancionada en el año 2010
pone esta situación en el centro del debate sobre las instituciones psiquiátricas.

En estas instituciones trabajaremos, allí intentaremos desarrollar nuestra


profesión. Pero todo lo expuesto hasta aquí parece solo definir a las instituciones
de atención psiquiátrica.
Muchos autores se han encargado de describir en términos teóricos lo que
sucede en cualquier institución

EL MUSICOTERAPEUTA Y LAS INSTITUCIONES.


Desde este espacio siempre se jerarquizó el hecho de instrumentarse con
herramientas teóricas acerca de los fenómenos grupales, dado que sostenemos
que el Musicoterapéuta en su actividad cotidiana va a estar involucrado en dichos
fenómenos, y por ende deberá conocerlos. (Recordemos aquí aquello que
comentábamos acerca del MT que trabajando en consultorio igualmente se
encuentra en un espacio donde ese sujeto con el que trabaja trae a escena una
otra escena poblada de otros personajes, ámbito psico - social).
Habrá grupos de Musicoterapia que el MT coordinará, pero también habrá
equipos de trabajo, equipos técnicos, comisiones, espacios grupales que hacen a
la cotidianeidad del Musicoterapéuta.
Pero el introducir el concepto de ámbitos de interacción (psicosocial-
sociodinámico-institucional-comunitario) aparece un "otro" espacio que siempre
va a estar presente en nuestra actividad cotidiana como musicoterapeutas: LAS
INSTITUCIONES. (La organización)
Nuestra tarea la planificamos, la imaginamos, la deseamos y la ponemos en
juego desde una historia individual, un deseo individual, una formación individual,

15
que nos instala en el campo como Musicoterapeutas para luego compartir
escenas concretas con otros sujetos concretos (compañeros de trabajo-pacientes-
asistidos-etc) en una interacción grupal; pero todo esto sostenido en el marco
normativo de una institución; marco que determinará en parte nuestro accionar y
que deberá interactuar con nuestra verticalidad personal.
Por ello, así como creo necesario el conocimiento de los procesos grupales
en nuestra formación, es también necesario cierto acercamiento a los fenómenos
institucionales para poder instrumentarnos adecuadamente y desde operar con
mayor consistencia en nuestro rol de Musicoterapéutas.

En primer lugar aparece la necesidad de buscar una definición de


instituciones y aquí se debe hacer una distinción entre los términos institución y
organización, para ganar en claridad, definiendo a institución como el conjunto
de normas, pautas y actividades agrupadas alrededor de valores y funciones
sociales. Y definiendo luego a organización como la disposición jerárquica de
funciones que se generan dentro de un área determinada.
El término institución denota un conjunto de valores más abstractos como el
de Familia, Justicia, Educación, Iglesia; y el de organización refiere un espacio de
interacción más concreta. Por ejemplo dentro de la educación como institución
aparecen muchas organizaciones de interacción concreta, la escuela, el consejo
escolar, la Facultad, etc. Creo necesaria esta aclaración a pesar de que en
diferentes concepciones ambos términos pueden aparecer como sinónimos.
Nuestro interés puntual estará puesto en el análisis de las organizaciones,
intentando teorizar acerca de ciertos fenómenos organizacionales con los que nos
vamos a encontrar.

El ser humano en su interacción se agrupa en organizaciones vinculares que


son unidades sociales naturales (familia, grupos étnicos, comunidad). Las
organizaciones son unidades sociales artificiales,-recordemos el concepto de
grupos primarios y secundarios-; es diferente el motivo de pertenencia, pero dado
la cantidad de cotidianeidad que se comparte en estos espacios se transforma en
unidades sociales con alto grado de interacción entre los sujetos.
Decíamos en los inicios del proceso, que entendíamos al sujeto como un ser
de necesidades en constante interacción con otros sujetos y con la naturaleza y
que dicha interacción estaba motivada por las necesidades. Aquí la necesidad del
Musicoterapeuta de ejercer su profesión lo hará ingresar a un marco de
interacción nuevo, que es una organización institucional con su propia
particularidad, con determinadas normas que condicionarán y encauzarán su
tarea.
Nosotros como Musicoterapeutas tenemos nuestros objetivos, proyectos,
dudas, propuestas y necesidades, Pero también la organización las tiene,
apareciendo ante nosotros un par contradictorio:

16
Necesidades de la organización - necesidades de los participantes.

(Apartado: Participantes y La diferenciación entre asistidos y trabajadores.)

En esta temática vinculada a los conceptos de dialéctica sabemos que en los


pares contradictorios el grado de enfrentamiento entre los polos nos determinará
el nivel de conflicto a abordar; y en este caso el interjuego entre ambos polos de
la contradicción (necesidades de la organización - necesidades del participante)
introduce en escena el concepto de “el control en las organizaciones”.

A mayor compatibilidad de las necesidades (organización – participantes)


menor necesidad de control.

La máxima compatibilidad entre ambas necesidades, el grado cero de


conflicto de este par contradictorio es un imposible de alcanzar, es un concepto
de ideal de máxima. Al igual que aquel concepto de "grupo como estructura
estructurándose". Al que nunca se arriba. ¿Cuál es la institución ideal?, ¿Si la
creo yo la haré perfecta?, ¿Donde quiero trabajar? ¿Dónde consigo trabajar?
¿Cuál es nuestro lugar en ese mapa?

Recién en tiempos actuales comienzan a aparecer las primeras organizaciones


en las que encontramos musicoterapeutas como directivos. Igualmente allí la
contradicción aparece y con ella, los juegos de poder.

“Una sociedad sin relaciones de poder solo puede ser una abstracción” Foucault.

La institución ideal no existe, los polos contradictorios (las necesidades


encontradas) aparecen; por ello las instituciones generalmente no pueden
descansar en la voluntad de los participantes por lo que generan una estructura
de recompensas y sanciones de acuerdo a la actuación de los participantes.
El objetivo de estas estructuras es el de controlar las conductas
desviacionistas. En este intento por controlar las conductas desviacionistas de
los participantes y de acuerdo a la envergadura y alcances de la organización
aparecen diferentes medios de control. Ellos son:

- Medios de control físicos: armas, amenazas, prisión, presión, maltrato,


violencia, medicación, etc.
- Medios de control material: concesión de bienes o servicios.
- Medios de control simbólico: prestigio, estimación, valores, proyectos,
ideales, el reconocimiento del saber.

El control basado en medios físicos se denomina poder coercitivo.


El control basado en medios materiales se denomina poder utilitario.
El control basado en medios simbólicos se denomina poder normativo-social.

17
Los paradigmas: La cárcel. La empresa. La Iglesia

“Los medios para hacer existir las relaciones de poder son: por la amenaza de las armas, por los
efectos de la palabra, por medio de las disparidades económicas.” Foucault.

La aplicación de estos medios de control genera consecuencias dentro del


campo de la organización, y particularmente en los participantes, dichas
consecuencias son las siguientes:

- La aplicación de medios simbólicos (poder Normativo-social) tiende a


convencer a los participantes.
- La aplicación de medios materiales (poder utilitario) tiende a desarrollar el
interés en obedecer.
- La aplicación de medios físicos (poder coercitivo) tiende a forzar a
obedecer.

Apartado: (Los medios de control comunitario: El fútbol, La T.V. la Música)


- Desarrollar el aspecto sonoro en la comunidad. La imposición sonora.

Por otro lado aparece una relación inequívoca entre los ítems anteriores y el
grado de enajenación o compromiso de los participantes para con la organización:

- El poder coercitivo es el que genera mayor grado de enajenación y menor


grado de compromiso.
- El poder Normativo es el que genera mayor grado de compromiso y menor
grado de enajenación.

La modalidad de poder se modifica también según las jerarquías de los


participantes que son controlados, dado que generalmente se utilizan métodos
menos enajenadores para controlar jerarquías más altas, en consecuencia
analizar cuál es el tipo de poder se ejerce sobre las jerarquías inferiores es una
manera de analizar la organización.

Las modalidades de respuesta.

Intentaremos ahora acercarnos a las respuestas posibles de los participantes que


integran las organizaciones, y la particularidad de su respuesta ante una
determinada modalidad de poder.
La misma estará determinada por tres parámetros.

18
- La personalidad del sujeto: aquí hablamos de la historia personal, de la
verticalidad. (recordemos aquí la temática de roles). Sumisión – oposición,
rebeldía.
- El medio cultural al que pertenece el participante, algunas características
de la comunidad a la que el sujeto pertenece (como veíamos en los
ámbitos de interacción, los sujetos al ser emergentes de un determinado
contexto social, adquieren ciertas características del mismo y actúan desde
ellas.)
- El momento histórico particular, cada momento histórico cuenta con
características propias y no es necesario aquí retroceder mucho en el
tiempo, simplemente basta con recordar la movilización social de los años
70 y el individualismo material de los 90, evidentemente esto también
influye en la respuesta de los participantes de la organización.

La interacción de estos tres ítems dará la modalidad particular de respuesta del


participante ante las distintas modalidades de ejercicio del poder dentro de la
organización. Imaginemos simplemente que en una época histórica donde lo
material ocupa un papel determinante, será el ejercicio del poder utilitario un
modo de seducción importante para las organizaciones.

Jerarquía y control de las organizaciones:

Aquí nos introducimos en las funciones específicas, el espacio de jerarquía


que cada uno ocupa en determinada red de interacción, y desde donde debe
ejercer el poder.

- El sujeto cuyo poder está dado solamente por el puesto que posee dentro
de la red de la organización, ocupa el lugar del poder oficial. (recordar
concepto de función de 1° año)

- El sujeto cuya capacidad de controlar o convencer al otro es personal


(poder normativo social) ocupa el lugar del poder informal. (su poder va
más allá de su ubicación en la red organizacional, concepto de rol) En las
grandes estructuras cuando asoma un líder informal, se generan dos
tendencias: o se lo incorpora a la estructura oficial de poder o se lo trata de
expulsar. (Porque quita poder oficial)

- El sujeto que ejerce el poder tanto por su ubicación en la red como por su
aspecto normativo social, ocupa el lugar del poder formal. (El poder legal
y el poder legítimo).

(Recordar el concepto de Normas y Reglas)

19
Actividades instrumentales – actividades expresivas. (Remitir a tarea explícita
– tarea implícita)

Las organizaciones no solo necesitan controlar a los participantes sino además a


dos actividades fundamentales de su hacer cotidiano:

- Las actividades instrumentales: son aquellas acciones que la organización


emprende para lograr los objetivos para la cual fue creada. Las acciones
concretas para los que los participantes fueron convocados.
Tiene más que ver con las necesidades de la organización.
Si relacionamos este concepto con las temáticas específicas de la interacción
grupal, hablaríamos de cierta proximidad al concepto de tarea explícita.

- Las actividades expresivas: tiene que ver con las relaciones interpersonales
entre los participantes y con los procesos individuales (conflictos personales,
momentos evolutivos, frustraciones, ansiedades, temores, formación, ateneos,
etc.) Pudiendo acercar este concepto al de tarea implícita, trabajado durante los
años previos.

Estas actividades tienen que ver con las necesidades de los participantes. (por
ejemplo la necesidad de instalar una guardería para los hijos del personal, o
espacios de reflexión, reconocimiento, discusión, aire, luz, etc.)
[Los empleados bancarios durante el corralito financiero del año 2000].

El concepto de poder en la organización

“El ejercicio del poder consiste en guiar la posibilidad de conducta y poner en


orden sus efectos posibles. Es una cuestión de gobierno” Foucault

Desde lo social se lo define como la capacidad del hombre para determinar la


conducta de otros hombres.

Y desde el pensamiento del mismo Foucault deberemos diferenciar claramente


los conceptos de poder del de dominación.

“Yo entiendo por relaciones de poder algo distinto a los estados de dominación.
Cuando un individuo o un grupo social consiguen bloquear un campo de
relaciones de poder haciendo de esta relación algo inmóvil y fija, e impidiendo la
mínima reversibilidad de movimientos, nos encontrarnos ante lo que podemos
denominar un estado de dominación”.
“En el abuso de poder uno desborda lo que es el ejercicio legítimo de su poder e
impone a los otros su fantasía, sus apetitos, sus deseos”.
“Las relaciones de poder son por tanto móviles, reversibles, inestables; y es
preciso subrayar que no pueden existir relaciones de poder más que en la medida
en que los sujetos sean libres”.

20
“Si uno de los dos estuviese completamente a disposición del otro y se convierte
en una cosa suya, es un objeto sobre el que se puede ejercer una violencia infinita
e ilimitada, no existirían relaciones de poder”.

(Michel Foucault)

Y tendremos en cuenta entonces otro concepto: el poder no se puede desarrollar


sin una interacción de actores, se necesita de la participación de los sujetos para
que se puedan cristalizar estas relaciones de poder ¿quiénes son estos sujetos
que interactúan?, ¿por qué aceptan esta relación?,
¿Cómo y desde que lugar ejercen el poder?, ¿cómo y desde que lugar aceptan el
poder?
“La puesta en escena de las relaciones de poder no excluye el uso de la violencia,
como tampoco la obtención del consentimiento. No hay duda de que el ejercicio
del poder no puede existir sin otro” Foucault.

Y aquí, y de la mano de los conceptos ligados a la temática de roles, va a ser


determinante el análisis del eje vertical del sujeto; será necesario hacer un repaso
de la historicidad. Como ejercer el poder, como aceptar el poder.
De aquí pueden desprenderse situaciones a analizar:

- Estar subordinado a un determinado espacio de poder no implica


necesariamente ocupar un lugar de adaptación pasiva al mismo. El
reconocimiento de un poder formal no implica necesariamente acatamiento,
pudiendo posicionarnos en un lugar de compromiso. (Proyectar a pesar de)

- Ocupar el lugar de subordinado a un determinado poder puede generar


cierto grado de conveniencia y comodidad, con la consiguiente falta de
compromiso y la cercanía inevitable a la adaptación pasiva. En este
espacio se elige este nivel de subordinación por una cuestión de
conveniencia. (“Que se preocupe el otro”)

El análisis de este material nos hace reencontrar con los conceptos de la teoría
del campo de Lewin,
Y de aquellas dos posibilidades en relación a trabajar en pos de un determinado
proyecto.

Una en sentido de generar más presión en sentido del cambio. (Imposición)


La otra, en sentido de trabajar en pos de abordar y resolver los obstáculos que
surgen de este proyecto. (Implicación)

¿Si nadie nos impone, no nos vamos a implicar?


Aquí necesariamente tendremos que recordar el concepto de conciencia crítica,
que trabajamos en la temática de operación psicológica y que tenía que ver con

21
“El análisis del destino de las necesidades propias del individuo y de la
comunidad, acompañado por la realización de las acciones y el establecimiento
de los vínculos necesarios para resolverlas”.
Y por ello nos remite a aquella contradicción que generó la necesidad de
control, y que es la contradicción necesidades de la organización -
necesidades del participante.

Espacios de poder en la organización.

Además de las formas de control hacia los participantes, desde donde se ejerce
un determinado poder, vamos a trabajar ahora un aspecto que tiene que ver con
los espacios de poder dentro de la organización.

_ Un primer espacio tiene que ver con el lugar que se ocupa en


la estructura jerárquica de la organización, con la función o
status, y desde estos espacios concretos se pueden concentra
espacios de poder que pueden ser del orden de lo coercitivo
(¿quién sanciona?, ¿quién autoriza salidas?), de lo utilitario
(quién decide sobre los alimentos, los vales, horas extras, ropa,
etc.), o normativo-social (el lugar de los consejeros en algunas
organizaciones, comisiones técnicas, comité científico).

_ El tiempo de permanencia dentro de la organización. que


genera un conocimiento pleno de la interacción, y de las normas
y reglas que rigen las actividades, (tanto instrumentales como
expresivas).

_ El poder del experto, el especialista, el único que lo sabe


hacer, "saber es poder", Tiene que ver con determinadas
aptitudes del participante que generan este espacio de poder. El
imprescindible.

(Apartado: el poder del experto del musicoterapeuta)

Un problema para el que hay una respuesta preparada no es una fuente de


poder" y por el contrario el sujeto que posee respuestas (aptitudes) con que la
organización no cuenta, concentra un espacio de poder.
Y este último punto nos introduce a un nuevo concepto que es el de espacios de
incertidumbre, que son aquellos espacios en los que se necesita de alguien que
se ocupe de dar una respuesta.

Y al llegar a este punto aparece la necesidad de trabajar otro concepto que es


aquel que tiene que ver con el comportamiento de los participantes ante los
espacios de incertidumbre.
Y podemos hablar básicamente de:
Un comportamiento ofensivo. que tiene que ver con aquella tendencia a
aprovechar las oportunidades para controlar espacios de incertidumbre que la
organización ofrece. Voracidad

22
Un comportamiento defensivo: que tiene que ver con la tendencia a mantener
el control de los espacios propios (la propia esfera de poder) sin tener deseos de
avanzar en dirección a nuevos espacios de incertidumbre.

Lógicamente estos conceptos nos remiten nuevamente a la temática de roles, a la


verticalidad histórica que determinará uno u otro comportamiento.
Comportamiento que puede moverse dentro de un par contradictorio ambición -
sumisión.
(Sumarlo a aquellos pares contradictorios de nuestra función, concepto de 2 ° año)

Y desde aquí podríamos trabajar aspectos de nuestra profesión.

- Los Musicoterapeutas ante los espacios de incertidumbre


Al ocupar los espacios dentro de la organización no solo lo hacemos desde lo
personal sino que ponemos en juego nuestra identidad como Musicoterapeutas,
(asumimos el espacio desde el lugar de "la Musicoterapia".

- Los espacios de incertidumbre y el concepto de adaptación activa a la realidad y


protagonismo.

La búsqueda de la legitimidad del poder:


La legitimidad implica la adhesión de los subordinados a los directivos,
interacción en la que se acepta la relación de poder. La voluntad de obedecer
reconoce y hace auténtica dicha relación de autoridad.
Autoridad: poder considerado legítimo. (Recordemos aquí aquello del poder
formal como la suma del poder oficial más el poder informal)

"El eterno problema del poder es asentar su credibilidad". Balandier Georges


(Sociólogo y etnógrafo Frances. 1920)

"Ningún uno puede tener fuerza violenta suficiente como para hacerse obedecer
por todos, sin la complicidad de estos".

La comunicación en las organizaciones:

En la antigüedad los griegos definían los límites de cada comunidad por la


máxima distancia que se podía cubrir en una jornada de caminata. ¿Por qué?
Porque el encuentro personal era la única manera de comunicarse. De este
análisis se desprende el siguiente concepto los límites de la organización están
dados por los límites de la comunicación. ¿Hasta dónde llega la información
¿Quiénes tienen acceso a ella?

23
Entrar al edificio no implica entrar a la organización. Es necesario entrar a
las redes de información y comunicación, involucrarse en el discurso
organizacional, hasta poder compartir un trasfondo de escucha, que es el que
nos hace formar parte de la estructura de la organización. El trasfondo de
escucha es aquello que se comparte y que refiere a la identidad de los miembros
de la organización, códigos, términos, información que se comparte desde esa
posición. saber de lo que estamos hablando; Por ejemplo desde una empresa de
informática o desde una institución de atención a discapacitados la sigla PC se
puede llegar a utilizar reiteradamente en el discurso de la institución, lógicamente
queda claro en la institución de discapacitados que cuando hablan de una PC no
hablan de una computadora sino con una parálisis cerebral.

El sentido de pertenencia ¿Estar adentro o afuera?. El hablar con códigos que


otro no comprende, la incomodidad, la bronca de no saber de que están
hablando, el sentirse extranjero.

(El juego de cruzar la frontera).

¿A propósito, que términos forman parte del trasfondo de escucha de la


comunidad de Musicoterapéutas?
Estética, Inefable, Discurso, Formas, Improvisación Libre, Deconstrucción.

¿Y de músicos?

Que lenguaje nos define?

Actos de habla.

"En una organización nada ocurre sin lenguaje" y son los "actos de habla" la
unidad inicial de interacción social, orientada a la ejecución de acciones. (Esta
afirmación en Musicoterapia)

Dichos actos de habla son:

Pedidos. Genera en el otro una acción, también puede aparecer la variante de


ofrecer y poner a disposición una acción. Genera posibilidad. Posiciona al otro en
el lugar del hacer

24
Afirmaciones. Describe una situación y obliga a dar cuenta de lo que se dice.
Compromisos. El hablante queda sujeto a su palabra.
Expresiones. Aparece involucrado el sentir. Aprobación o desagrado
Declaraciones. Crea una realidad nueva. Afirmación de un nivel superior,
Afirmación teórica científica.

(Apartado: El registro del proceso como forma de lenguaje,. Como acto de habla)

CIERRE CONCEPTUAL:

Hasta el momento hemos hecho una breve introducción de algunos fenómenos


con los que nos encontraremos al insertarnos como musicoterapéutas en las
instituciones,
Cerraremos este recorrido teórico con conceptos de José Bleger, al quién
recurriremos nuevamente para intentar dar un cierre a esta conceptualización.

1) "La organización de la interacción llega a un punto que se vuelve


antiterapéutica" con esta afirmación nos introduce al terreno de los
estereotipos, las rigidizaciónes, la burocratización, la pobreza, la falta de
creatividad, que ya trabajamos en aquel momento evolutivo de los grupos
en que en un movimiento de retroceso se re-acercaba a la posición de
serie. Recordar aquí aquello del encuadre como no proceso y la
jerarquización del proceso.
Situación institucional en la que podemos estar inmersos y en la que
deberemos apelar al protagonismo y la creatividad para no quedar en un
posicionamiento cercano a la adaptación pasiva

2) Desde estos conceptos Bleger va más allá y afirma "En las


organizaciones, los objetivos explícitos para las cuales han sido creadas
corren el riesgo de pasar a un segundo plano, pasando a un primer plano
la perpetuación de la organización como tal" . Deberemos tomar distancia,
hacer una lectura crítica de la realidad institucional y de nuestro rol de
Musicoterapeutas para renovar nuestros objetivos y recrear la tarea.

3) Luego suma otra afirmación, "Toda organización tiende a tener la misma


estructura que tiene el problema al que tiene que enfrentar y para el cual
ha sido creada". Esta afirmación nos vuelve a posicionar en un lugar de
reflexión ¿En qué instituciones nos insertaremos los Musicoterapéutas?

Bibliografía consultada.

25
1. Quiroga Ana P. de. “Enfoques y perspectivas en psicología social”
Ediciones cinco. Buenos Aires1986.
2. Pavlovsky Eduardo. (“Lo fantasmático grupal y lo imaginario social”. En
www.campogrupal. Biblioteca de textos)
3. Pichón Riviere Enrique. Vínculo. (Clase dictada en la escuela de Psicología
Social.
4. Maisonneuve Jean. “La dinámica de los grupos”.
5. Carlos Caruso“Silbando en la oscuridad. Música y psicosomática”. Carlos
Caruso. Librería Akadia Editorial. Bs. As 2011. 2° edición.
6. Bateson Gregory y otros. “Interacción familiar” Aportes fundamentales
sobre teoría y técnica Ediciones Buenos Aires. Serie psicoanalítica.
(Ediciones de la Bahía. 1980)
7. Haley Jay “El arte de ser esquizofrénico”. En: “Tácticas de poder de
Jesucristo”. Jay Haley.Editorial Tiempo Contemporáneo. Bs As 1972. (1ª
edición New York 1969)
8. Bleger José. “Psico-higiene y psicología institucional” . (Paidos, 7
edición . 1991)
9. Galeano Eduardo. “El libro de los abrazos” . Ed,. Catalogos. Bs. As 2001.
(primera edición 1989).
10. Ulloa Fernando. “Novela clínica psicoanalítica”. Editorial Paidos.
11. Moffat Alfredo. “Psicoterapia del oprimido”. Editorial alternativas. Buenos
Aires 1984.
12. Rodrigué Emilio. “El contexto del proceso analítico” Editorial Paidos.
13. David Cooper “Psiquiatria y Antipsiquiatria” . Ed. Paidos. Bs. As 1971.
14. Michel Foucault “La ética del cuidado de uno mismo como práctica de la
libertad”.Apéndice de “Hermenéutica del sujeto”. (Entrevista publicada en
1984)

26