Vous êtes sur la page 1sur 9

Otros crímenes de Sendero Luminoso

El informe Final de la Comisión de la Verdad y Reconciliacion (CVR), publicado en agosto del 2003, menciona
que Sendero Luminoso fue "el principal perpretador de crímines y violaciones a los derechos humanos" entre
los años 1980 y 2000.
Esta organización criminal asesinó a 11.021 personas y es la responsable de 1.543 desapariciones. Según la
CVR, se trata de 12.564 víctimas del accionar terrorista del grupo encabezado por Guzmán Reynoso.
Además, el documento precisa que Sendero Luminoso es una organización "construida en torno al culto a la
personalidad de Abimael Guzmán", cuya ideología fundamentalista "no tenía respeto a la vida".
Este grupo dejó terror y llanto en 20 departamentos, sobre todo en zonas rurales. Los primeros asesinatos
registrados se perpetraron en 1980 en Ayacucho, en este departamento se reportó el 50% de los crímenes.
También tuvo presencia en Junín, Huancavelica, Huánuco, Apurímac, Puno, San Martín, Cusco, Ucayali, Lima-
Callao, entre otros.

El informe de la CVR relata, entre otros, los siguientes atentados y asesinatos:

- El 21 de mayo de 1983, más de 100 militantes de Sendero Luminoso ingresaron a Canchacancha, en


Ayacucho, profiriendo gritos alusivos a la “lucha armada”. Sin embargo, tuvieron que replegarse tras apreciar
que eran superados en número por la población. En tales circunstancias, los senderistas tomaron la plaza
principal de la comunidad y prendieron fuego a las viviendas. Producto del enfrentamiento, el ciudadano
Modesto Conde Roca fue asesinado.

- En agosto de 1985, entre 30 y 35 senderistas intentaron ingresar a la localidad de Marcas, en Huancavelica,


tratando de aprovechar el desplazamiento de un rebaño de ovejas para pasar desapercibidos. Los vigías
lograron avisar a la comunidad de la presencia de los subversivos, pero fueron abatidos por los subversivos.

- Además, la tarde del 20 de abril de 1988, una facción senderista masacró a un grupo de comuneros de la
comunidad de Aranhuay, en el distrito de Santillana, provincia de Huanta, en Ayacucho. Aquí los terroristas
utilizaron trajes militares.

- Otra matanza similar a la de Lucanamarca, es la masacre en la comunidad de Ccano, en Ayacucho, en febrero


de 1991. Aquí murieron 36 pobladores que participaban en un culto de la Iglesia Evangélica Pentecostal de la
comunidad.

- A inicios de los 90, Sendero también cometió atentados que acabaron con la vida de dirigentes sociales. Por
ejemplo, Pascuala Rosado Cornejo, de Huaycán, y María Elena Moyano, de Villa El Salvador. Esta última fue
asesinada la noche del 15 de febrero de 1992, cuando junto a sus hijos se encontraba en una pollada
organizada por un comité del vaso de leche. Los terroristas no solo le dispararon, sino que hicieron explotar
su cuerpo.

TERRORISMO UNIVERSAL

 2001. Estados Unidos Ataque terrorista a las torres gemelas

 2002. Unión Europea: "... dada su naturaleza o contexto, el terrorismo puede dañar seriamente a un país
o una organización internacional en su compromiso con el objetivo de intimidar gravemente a una
población".
 2003. India: El terrorismo hace referencia a la propuesta de Schmid en 1992, en la Corte Suprema de la
India que calificó de actos terroristas a los equivalentes crímenes de guerra".

 2005. La asamblea general de las Naciones Unidas dijo que el término terrorismo es: "Un acto criminal
que es previsto o calculado para provocar un estado de terror en el público en general, un grupo de
personas o personas particulares para propósitos políticos que son en cualquier circunstancia
injustificables, las justificaciones pueden ser políticas, filosóficas, ideológicas, raciales, étnicas, religiosas
o de cualquier otra naturaleza que se puede invocar para justificarlos".

 2008. Carsten Bockstette, un oficial militar alemán al servicio en el centro George C. Marshall para el
estudios de seguridad europea, propone la siguiente definición: "Es un tipo de violencia política en un
conflicto asimétrico diseñado para inducir terror y temor psíquico (a veces indiscriminado) a través de la
victimización violenta y destrucción de objetivos no combatientes (símbolos emblemáticos a veces)".

 2014. Contenida en una ley antiterrorista de Arabia Saudita teniendo efecto desde el 1 de febrero de
2014, la siguiente definición ha sido criticada por Amnistía Internacional y Human Rights Watch por ser
excesivamente amplia: "El acto realizado por un delincuente en cumplimiento de un proyecto individual
o colectivo, directamente o indirectamente, destinada a alterar el orden público del estado, a la seguridad
de la sociedad , la estabilidad del estado, para exponer su unidad nacional al peligro.
Para suspender la ley básica de gobierno o algunos de sus artículos, o insultar la reputación del estado o
de su posición, o infligir daño a uno de sus servicios públicos o sus recursos naturales para intentar obligar
a una autoridad gubernamental no llevar alguna acción a cabo, es terrorismo".

 2017. Venezuela Acciones llevadas a cabo por grupos imperialistas, en contra el socialismo venezolano,
conllevaron la muerte de más de 70 personas.
Todo esto en el marco de los actos violentos en contra del marxismo. En las jornadas de desestabilización
fueron quemados varios opositores, más 800 unidades de transporte, hospitales y se ejecutó un sabotaje
sistemático a los servicios públicos para reprimir a la población.

 2018. Venezuela Grupos paramilitares de derecha hacen volar dos drones cargados de explosivo C4 para
atentar contra el Presidente Marxista Nicolás Maduro y su equipo de Ministros.

¿Cómo se Transforma Alguien Normal en Terrorista?

La única forma de comprenderlo, es asumiendo que se trata de un proceso largo, que tiene como finalidad
cambiar a una persona desde dentro.
Así pues, el proceso que utilizan los terroristas para captar seguidores, es el siguiente:

Prime Fase – Separación Familiar y del Entorno


Esta primera parte, suele tener elementos bastante generalizables. Hoy en día, en los países occidentales, el
adoctrinamiento tiene lugar vía Internet. Este se basa en convencer a la persona (casi siempre joven) de que
vive en un mundo donde los adultos y la sociedad miente y engaña acerca de todo.

Estas mentiras suelen ser una combinación de hechos sociales reales y mentiras no contrastables, es decir,
difícilmente se podrá demostrar su falsedad. Uno de los ejemplos más comunes es el de afirmar que las
sociedades secretas son las que controlan el mundo como los illuminati, los masones o los sionistas.
En este instante, el joven, delante de su ordenador, lo único que puede hacer es navegar por Internet para
ver y leer información al respecto, donde se puede encontrar casi de todo. El resultado suele desembocar en
una transformación acerca de cómo percibe el mundo, viéndolo de manera cada vez más negativa.

1
Los captadores de adeptos suelen utilizar como ejemplo la película Matrix, donde el protagonista, Neo, debe
elegir entre tomar la pastilla que le permitirá ver la realidad tal cual es, o tomar la pastilla para seguir
viviendo en un mundo de mentiras.

El final de esta etapa suele caracterizarse en el sujeto por el comienzo de la ruptura con el resto de personas.
Deja de salir con los amigos y de relacionarse con sus familiares por considerarlos “ciegos” y presos del
sistema. También empieza a faltar a la escuela, por ejemplo, por ver a los profesores como aquellos que
convierten a las personas en entes dóciles.

Fase 2 – La Destrucción del Individuo


Una vez establecida esa actitud de duda ante el mundo que le rodea, el objetivo que los reclutadores
quieren conseguir en esta segunda fase, es hacerle creer que puede luchar contra todo ese mundo
pervertido y lleno de falsedades. De esta idea, la siguiente que se pretende inculcar es la que se convertirá,
poco a poco, en la piedra filosofal: “Solo el genuino Islam puede conseguir la renovación y el despertar“.

Indirectamente, están pidiendo a nuestro (hipotético) joven que acepte una invitación para pertenecer al
grupo de quienes conocen cómo funciona el mundo en realidad.
Acto seguido, se le pedirá que empiece a llevar prendas que le vuelvan anónimo, desprendiéndose de los
elementos con los que se identificaba.

Si a esto se le suma el aumento del distanciamiento con su entorno, se tendrá todo lo necesario para
conseguir una disolución de sus emociones y recuerdos, que habrán sido sustituidos por eslóganes.
Al final de esta etapa, el joven ya no piensa por sí mismo, sino que es el grupo quien piensa por él. Además,
como se ha podido comprobar, cuando intentamos razonar con alguien que está en este punto, solo
responderá con palabras del Profeta sacadas de contexto y que repetirá en bucle.

Fase 3 – Adhesión a la Ideología Radical


Lo principal de esta fase es el comenzar a establecer relaciones con otros miembros e ir adquiriendo los
nuevos valores e ideas que el grupo terrorista establece. Tendrá gran importancia la idea de que, es este
grupo, el que posee la verdad y como consecuencia, todos los que están fuera del grupo no ven las cosas
como son, o si las ven, mienten.

Es aquí donde la relaciones con los demás se reducen al mínimo, para mantener contacto solo con quienes
comparten las mismas ideas, es decir, los otros terroristas. Esta sensación de pertenencia a un grupo, que es
percibido como superior, representa un gran refuerzo positivo para la persona.

Además, a diferencia del pasado donde los eslóganes usados para captar adeptos eran generalistas, hoy en
día las personas que reclutan se encargan de conocer el perfil del sujeto y prometerle la satisfacción de sus
aspiraciones, de manera personalizada.

Así pues, al final de esta etapa, el sujeto ya está inmerso totalmente en el grupo y ha adquirido todas sus
creencias. Ahora sí, se puede pasar a la última fase, que es la que propicia los actos más extremos.

Fase 4 – La Deshumanización
Por último, con la deshumanización se pretende conseguir que el sujeto adoctrinado incorpore la idea de
que el sacrificio de otros seres humanos es legítimo e incluso necesario, dado que tiene como fin una causa
mayor.

A esto debemos añadir que durante todas las fases anteriores, se ha ido dejando entrever que las personas
que no siguen las doctrinas del despertar y la regeneración, no son humanas, sino otros seres que dificultan
el cambio de un mundo a mejor.

2
Esta creencia se inculca hasta tal punto, que matar a otros no es ya una cuestión de opinión, sino de deber.

¿Se puede re humanizar a un terrorista?

Individuos que formaron parte de células terroristas, ¿son ir reconducibles?

Esta es, con diferencia, una de las grandes preguntas, no solo a nivel de terrorismo sino a nivel humano.
¿Puede alguien cambiar? La respuesta inmediata es obvia. El ser humano cambia a lo largo de su vida,
incluso puede hacerlo sustancialmente de un día para otro si acontecimientos extremos tienen lugar.

Al fin y al cabo, esto es lo que pretenden las terapias psicológicas, cambiar los pensamientos, emociones,
conductas e incluso, cambiando el mismo cerebro del sujeto en la dirección que mejore su salud mental.

Fases para la rehumanización

El proceso, siempre adaptado a la idiosincrasia de cada individuo, está conformado por las siguientes tres
fases. Hay que tener presente algo muy importante durante todo el proceso:

No podemos conseguir un cambio utilizando la vía racional. Los sujetos en estas circunstancias combatirán
siempre los razonamientos de otros con sus creencias, como si se tratase de propaganda emitida por un
altavoz.
Pero no solo esto; a lo largo del proceso, que suele durar mucho tiempo hasta conseguir un cambio nuclear
en la persona, en ningún momento se puede intentar hacer cambiar de opinión utilizando la razón ya que,
cada vez que se hace esto, supone un retroceso para el cambio.

Entonces, ¿qué hay que hacer?


Optar por la vía emocional.

1ª fase: Reactivación emocional

Esta etapa sirve como base y se centra en reconstruir los vínculos afectivos entre la víctima (quien se había
hecho partidario del grupo terrorista) y su familia. La clave reside en reactivar los recuerdos y lazos
emocionales. La dificultad estriba en que estos recuerdos han sido sepultados. Otro punto que dificulta aún
más el proceso es el hecho de que las familias, que piden ayuda en estos casos, cuando lo hacen, la víctima
ya se encuentran en una fase muy avanzada.

A pesar de que la mayoría de estas personas (sobre todo jóvenes) ya no ven a sus padres como tales, el
cerebro humano siempre deja pequeños rastros del pasado. Dichos rastros conducen a recuerdos, que a
pesar de estar en lo más profundo, pueden reavivarse en cualquier momento.

Para ello, es necesario que los familiares pongan de su parte e intenten hacer resurgir estos recuerdos
emocionales felices en su hijo/a. Además, como ya hemos mencionado, en ningún momento se deberá
intentar persuadir por la vía racional.

Este proceso lo deben recorrer, por ahora, los familiares por su cuenta, ya que la intervención por parte de
terceros suele ser contraproducente aumentando las defensas por parte de la víctima. Un ejercicio muy

3
sencillo y de resultados sorprendentes, es por ejemplo, poner una gran imagen de cuando era pequeño/a en
la nevera.

Cuando se llega a este punto, la víctima ligeramente re sensibilizada, suele acceder, aunque a regañadientes,
a participar en grupos de apoyo. Este paso debe ser inmediato para no perder la oportunidad que meses de
trabajo ha costado.

La autora de estos estudios nos relata el siguiente caso:

“Un joven en pleno proceso de radicalización había centrado su discurso de rechazo en el alcohol. Su yihad
personal consistía en eliminar del hogar el más mínimo rastro de esa sustancia. Desodorantes, perfumes y
productos de alimentación debían eliminarse. Sus padres llevaban varios meses esforzándose en suscitar una
reacción emotiva en su hijo. Hasta que llegó el día de la Madre. El chico le regaló un frasco de perfume. La
mujer nos llamó entre lágrimas al momento. "En unas dos horas estaremos allí", respondió.

2ª fase: Confrontación con la realidad

Esta segunda fase se sirve de las terapias de apoyo para mejorar la situación de la víctima. Los componentes
de ellas serán otros ex reclutas de la yihad que ya se han rehabilitado. Ellos deben exponer por qué salieron
de ese oscuro mundo; transmitiendo las contradicciones que encontraron en él y las mentiras que les habían
contado ya que nada fue como les habían prometido.

También explicarán las etapas por las que pasaron para ser adoctrinados. Pero el elemento central que se
trabaja es el de hacerle ver que nunca encontrará lo que necesita siendo uno de ellos. Es ahora cuando la
persona que aspiraba a convertirse en un terrorista empieza a pensar de nuevo por sí misma. Pero aún falta
un largo camino; alrededor de seis meses más.

Es común en esta etapa que la persona sufra una ambivalencia, resultado del conflicto que está viviendo. Un
caso real de un joven que sufrió esta situación lo relata del siguiente modo:

“Un día me dije a mí mismo que mis reclutadores eran unos terroristas, unos verdugos sanguinarios, capaces
de jugar al fútbol con las cabezas recién cercenadas. Me pregunté cómo era posible que hablasen de
religión. Sin embargo, una hora más tarde estaba convencido de que quienes pretendían mi apostasía
estaban a sueldo de los sionistas, por lo que era preciso masacrarlos."

3ª y última fase: La incertidumbre salvadora

En la fase final se mantienen las sesiones con los ex reclutas. El objetivo central ahora es conseguir un estado
sostenido de duda para evitar una recaída en la radicalización.

Al principio de esta fase, a los sujetos les cuesta prestar atención plena a las dudas que les asaltan, pero,
poco a poco, y combinándolas con el apoyo emocional familiar y los ex reclutas, estas dudas se acumulan.

Conclusiones:

1. El terrorismo ha estado presente en América Latina durante varias décadas y ha sido utilizado por
diferentes entidades y grupos para manifestar sus objetivos e ideologías.

4
2. Dada la gran variedad de las formas de terrorismo, su definición ha sido bastante complicada y variada,
y en parte por esta razón los gobiernos latinoamericanos no han conseguido formar una línea política
antiterrorista coherente ni recogerla en la legislación.

3. Venezuela, Argentina, Chile y México, entre otros, han intentado establecer sus propias leyes
antiterroristas, en las que el terrorismo se define más o menos de la misma forma: “la difusión de
terror o pánico”, “aterrorizacion de la población”, “actos que provoquen terror”, etc. Sin embargo,
estas definiciones han sido criticadas por ser ambiguas y por ofrecer la oportunidad de perjudicar a
los opositores políticos.

4. En este contexto cabe destacar que actualmente varios países de América Latina son gobernados por
líderes que se han involucrado en la política a partir de las guerrillas. Este es el caso, por ejemplo, del
presidente de Uruguay, José Mujica, y de la ex-presidenta de Brasil, Dilma Roussef. Como hemos
mencionado anteriormente, en los años 60 las guerrillas se consideraban como grupos terroristas,
pero sin embargo, hoy en día sus ex-miembros están ocupando los puestos de los gobiernos. Por tanto,
su concepto del terrorismo no va a ser el mismo que el de los conservadores.

Critica Grupal:

La diferencia entre una y otra forma de violencia es que el terrorismo la aplica de manera destructiva y, en
cambio, en una democracia, su uso es reactivo y por legítima defensa. Aunque es cierto, como dice María
Elena Moyano Delgado, que muchas veces las fuerzas del orden se extralimitan en el uso de la fuerza y rebasan
los límites que les impone la ley.
Entonces ya no usan la fuerza para la defensa del Estado de derecho, sino también con psicología destructiva
y vengativa. Así empieza la guerra sucia, no solo en el Perú, sino en cualquier sociedad.

5
6
Glosario:
1. Adeptos: Que es partidario de una persona, una cosa o una idea.
2. Adoctrinamiento: es una práctica que busca inculcar ciertos pensamientos en las personas.
3. Anticolonial: movimiento o actitud política que se opone a la dominación económica, política y
cultural de un pueblo sobre otro.
4. Colonos: Habitante de una colonia
5. Contingente: Que puede suceder o no suceder.
6. Deidad: Ser sobrenatural al que se rinde culto, considerando que tiene poder sobre un ámbito
concreto de la realidad y sobre el destino de los humanos; principalmente en las religiones
politeístas.
7. Drones: es un pequeño tipo de aparato volador no tripulado y que puede ser controlado en forma
remota
8. Fases: estado de cambio que pasa alguien o algo
9. Gubernamental: Del Gobierno de un estado o relacionado con él.
10. Jacobinos: eran los miembros del grupo político de la Revolución francesa
11. Mártir: Persona que sufre o muere por defender su religión o sus ideales.
12. Política: Ciencia que trata del gobierno y la organización de las sociedades humanas, especialmente
de los estados.
13. Reactivos: es el adjetivo que se refiere a aquello que genera una reacción
14. Reconducible: Cambiar en un sentido determinado una acción, un proceso, un pensamiento, etc.
15. Re humanizar: Hacer a alguien o algo más humano, familiar y afable
16. Revolución: Cambio violento y radical en las instituciones políticas de una sociedad.
17. Sendero Luminoso: es el nombre de una organización política comunista de Perú
18. Sicarri: eran un grupo escondido de los zelotes judíos que, en las décadas anteriores a la destrucción
de Jerusalén en el año 70 dC , se opusieron fuertemente a la ocupación romana de Judea e
intentaron expulsarlos a ellos ya sus simpatizantes de la zona.
19. Terrorismo: Sucesión de actos de violencia ejecutados para infundir terror
20. Terrorista: persona relacionada con esta forma de lucha política violenta.

7
Referencias bibliográficas:

derechos.org/nizkor/la/libros
Nuevamayoria.com/_america_latina_que_es_terrorismo_gl
academia.edu/9036273/MOVIMENTOS_GUERRILLEROS_EN_AMERICA_LATINA
gredos.usal.es/jspui/bitstream/10366/72554/1/El_terrorismo_global_y_America_Latina.pdf
uaeh.edu.mx/docencia/P_Lectura/prepa4/2014/1/Rese%C3%B1a%20
jornada.unam.mx/2008/09/23/index.php?section=opinion&article=010a1pol
perfil.com/politica/el-ataque-a-la-embajada-de-israel-el-atentado-del-que-nadie-habla-
Bouzar, D. (2015) Comment sortir de l’emprise djihadiste? Les Editions de l’Atelier.
psicowisdom.wordpress
Bouzar, D. (2015) Despegarse de las redes yihadistas. Dounia Bouzar en MyC nº76,
Diario oficial del bicentenario
Bouzar, D. (2015) La vie aprés Daesh. Les Éditions de l’Atelier,
Schäfer, A. (2007) La semilla de la violencia. Annette Schäfer en MyC nº27