Vous êtes sur la page 1sur 16

AGRADECIMIENTO

Primeramente queremos agradecer a


Dios por darnos la vida y la fuerza
necesaria para poder salir adelante
ante las adversidades, luego
agradecemos a nuestros padres por
apoyarnos siempre y también a
todas las personas que están a
nuestro alrededor, gracias por estar
siempre cuando uno los necesita.
INDICE
INTRODUCCIÓN
Durante las últimas décadas, los países han logrado avances significativos en la
reducción de las tarifas comerciales y el desmantelamiento del sistema de cuotas. El
comercio internacional se ha incrementado y globalizado, y las economías en desarrollo
o en transición han accedido a las cadenas de suministro. La separación mundial de
los ciclos de producción, junto con las técnicas logísticas "justo a tiempo" y el
surgimiento del comercio electrónico, han hecho que las empresas dependan en mayor
medida de un movimiento de mercancías más eficaz, rápido y confiable.
Esta evolución ha destacado la necesidad de tener un manejo más adecuado de las
transacciones comerciales. La falta de transparencia de muchas normas y reglamentos,
la existencia de procesos de despacho aduanero largos y redundantes junto con
múltiples requisitos de documentos que incluyen diferentes formatos y elementos de
datos incrementan el costo y el tiempo que requieren las actividades de comercio.
Son evidentes las profundas modificaciones en la estructura de comercio exterior que
han ocurrido en la actualidad, han traído consigo la relativa modernización de las
estructuras de comercio exterior de las empresas buscando adaptarse, en un contexto
competitivo, a las reglas de juego del comercio internacional.
Hoy en día, se considera que este tipo de obstáculos representan más trabas al
comercio que las tarifas y las cuotas. Están “engrosando” las fronteras entre los países
(Wilson, Norbert 2007). Por tanto, es más importante que nunca llevar a cabo la
facilitación del comercio para mejorar la eficacia y efectividad administrativa, reducir
costos y tiempos a los mercados y aumentar la previsibilidad del comercio mundial.
CAPITULO I
PROCEDIMIENTOS ADUANEROS Y FACILITACION DEL COMERCIO
BASE LEGAL
- Ley General de Aduanas, Decreto Legislativo N.º 1053 publicado el 27.6.2008 y
normas modificatorias.
- Ley General de Aduanas, Decreto Legislativo N.º 1433 publicado el 16.09.2018 y
normas modificatorias.(recientemente modificado entrara en vigencia 2019)
- Reglamento de la Ley General de Aduanas, aprobado por Decreto Supremo N.º 010-
2009-EF publicado el 16.1.2009 y normas modificatorias.
- Ley del Procedimiento Administrativo General, Ley N.º 27444 publicada el 11.4.2001
y normas modificatorias.
- Acuerdo sobre Facilitación del Comercio de la Organización Mundial del Comercio ,
entro en vigencia 22.02.2017.

DEFINICIONES
PROCEDIMIENTOS ADUANEROS
Se entiende al conjunto de formalidades que deben cumplir las mercancías que
ingresan al territorio aduanero de un país o salen de él, a fin de asegurar el
cumplimiento de la legislación correspondiente.
Estas formalidades imponen obligaciones a la persona relacionada con las mercancías,
que puede ser su propietario, un tercero designado por él, o el transportista,
dependiendo de la formalidad que deba ser cumplida.
En general, esas obligaciones consisten en la presentación de las mercancías y del
medio de transporte ante la Aduana, junto con una declaración relativa a las mercancías
y los documentos de respaldo solicitados, además de la constitución de una garantía
cuando corresponda, y el pago de derecho se impuestos eventualmente exigibles.
De forma general, la realización de operaciones de exportación o de importación suele
demandar dos tipos de formalidades:
- Las que son previas a la presentación de la declaración de mercancías ante la
Aduana y
- La declaración de mercancías ante la Aduana.

FACILITACIÓN DEL COMERCIO EXTERIOR


La Facilitación del Comercio Exterior representa uno de los cuatro pilares del Plan
Estratégico Nacional Exportador – PENX 2025. Este pilar busca la aplicación de
mecanismos eficaces de facilitación del comercio exterior que fomenten el desarrollo
de la infraestructura y permitan el acceso y la prestación de servicios de distribución
física y financieros en mejores condiciones de calidad y precio. Debido a su impacto en
la competitividad, la facilitación del comercio está emergiendo como un factor
importante para el comercio y el desarrollo económico de los países.
El Ministerio de Comercio Exterior y Turismo, a través de la Dirección General de
Facilitación del Comercio Exterior, tiene como principal función el proponer, evaluar y
supervisar las políticas, planes, programas, mecanismos y marco normativo de
facilitación de comercio exterior, destinados a incrementar la competitividad del
comercio exterior, a nivel nacional e internacional.

ACUERDO DE FACILITACION DE ACUERDO COMERCIAL:


El Acuerdo sobre Facilitación del Comercio de la OMC El 22 de febrero de 2017 entró
en vigencia el Acuerdo sobre Facilitación del Comercio (AFC) de la Organización
Mundial del Comercio (OMC). Su importancia radica en que establece medidas
enfocadas en brindar transparencia a las normas vinculadas al comercio exterior,
agilizar y simplificar los trámites relacionados al despacho de las mercancías, reducir
las trabas al flujo de mercancías y a generar equidad en las decisiones de las entidades
de control.
PROCEDIMIENTOS ADUANEROS Y FACILITACIÓN CONTENIDOS EN LOS
ACUERDOS SUSCRITOS ENTRE EL PERÚ Y PAÍSES DEL ASIA

En este numeral se analizarán los respectivos Capítulos sobre


Procedimientos Aduaneros y Facilitación del Comercio contenidos en los
Acuerdos suscritos por el Perú con China, Corea, Japón, Singapur y Tailandia.

De los cuales encontramos las siguientes principales disposiciones de los


Capítulos sobre Procedimientos Aduaneros y de Facilitación del Comercio
contenidos en los Acuerdos.

Estipulaciones de alcance general que rigen estos capítulos:

1. Ámbito de Aplicación:

1.1. Procedimientos aduaneros requeridos para el despacho de mercancías


comercializadas entre las Partes que estén de conformidad con las obligaciones
internacionales y leyes aduaneras nacionales:

1.2. Control aduanero.

1.3. Se incluyen medios de transporte.

2. Objetivos:

2.1. Simplificar y armonizar procedimientos aduaneros.


2.2. Asegurar la predictibilidad, consistencia y transparencia en la aplicación de las
leyes aduaneras.

2.3. Asegurar el eficiente y expeditivo despacho aduanero y movimiento de medios


de transporte.

2.4. Facilitar el comercio entre las partes.

2.5. Promover la cooperación entre autoridades aduaneras.

2.6. Generar un marco normativo orientado:

 la Facilitación del Comercio.


 la Prevención e Investigación de violaciones a la Legislación Aduanera.
3 A nivel de la cooperación Aduanas – Aduanas:

3.1. Se intensificará la cooperación en materia aduanera y asuntos relacionados.

3.2. Se reafirma el compromiso hacia la facilitación del legítimo movimiento de


mercancías e intercambio de experiencias sobre medidas que mejoren las
técnicas y procedimientos aduaneros y sistemas informáticos.

3.3. Asistencia mutua en medidas para prevenir, detectar e investigar el fraude. La


asistencia incluye lo administrativo y lo técnico.

3.4 Se expresa el compromiso de:

3.4.1. Perseguir la armonización de la documentación utilizada de


conformidad con estándares internacionales a fin de facilitar el flujo
comercial.

3.4.2. Intensificar la cooperación entre laboratorios y servicios científicos.

3.4.3. Intercambiar expertos.

3.4.4. Organizar en conjunto programas de formación.

3.4.5. Desarrollar mecanismos efectivos para la comunicación.

3.4.6. Asistencia mutua, en la medida de lo posible, sobre clasificación


arancelaria, valoración y determinación de origen.

3.4.7. Promover una fuerte y eficiente aplicación de derechos de propiedad


intelectual por las autoridades aduaneras y lucha contra los productos
falsificados.
3.4.8. Mejorar medidas de seguridad y facilitación en contenedores marítimos
que se importan a través de transbordo y tránsito.

3.4.9. Reforzar aspectos relacionados con la cadena logística internacional.

3.5. Establecer puntos de contacto para el intercambio de información.

3.6. Confidencialidad:

3.6.1. La información obtenida será tratada como confidencial y restringida y


será considerada como secreto oficial y gozará de protección de
conformidad con la legislación de cada parte. Los datos personales
pueden ser intercambiados sólo cuando la Parte receptora se
comprometa a protegerlos de una manera equivalente.

3.7. Revisión de procedimientos aduaneros:

3.7.1. Cada Parte revisará sus procedimientos con miras a la simplificación y


elaboración de acuerdos de beneficio mutuo.

3.7.2. Se revisarán periódicamente el rendimiento, la eficacia y la eficiencia


de sistemas de gestión de riesgos.

En efecto, vía esta cooperación, el manejo de información relevante de


parte de la Aduana que generó el despacho de exportación (Aduana de
procedencia u origen) hacia el país de destino resulta de suma importancia para:

 Detectar situaciones de fraude comercial o de riesgo que incidan en la


carga.
 Generar espacios para la capacitación recíproca.
 La estandarización de procedimientos y documentación.
 La generación de mecanismos uniformes de gestión del riesgo.

Medidas de facilitación del comercio exterior y simplificación aduanera:

a. Asegurar que las prácticas y procedimientos aduaneros sean predecibles,


consistentes y faciliten el comercio.

b. Cuando sea posible propender a la armonización con estándares


internacionales (Organización Mundial de Aduanas -OMA, Convenito de
Kyoto) – (Valoración Aduanera OMC / Clasificación Arancelaria Convenio
Internacional Armonizado de Mercancías y Sistema del Código de
Mercancías)

c. Proveer para el despacho mínima documentación y hacer accesible los


sistemas electrónicos a los usuarios de aduanas, Manejar un punto focal
electrónico para que los operadores puedan presentar toda la información
reglamentaria para obtener el despacho incluido el levante.

d. Utilización de tecnología de información para apoyar operaciones


aduaneras en base a “costo-beneficio y eficiencia” en un contexto de
“comercio sin papeles” tomando en cuento directrices de la OMA.

Ello, con la finalidad de convertir en expeditivos los procedimientos para el


despacho, incluyendo la aprobación y el procesamiento de datos antes del arribo
de la nave, como el manejo de sistemas electrónicos o automatizados para manejo
y direccionamiento del riesgo

DEFINICIÓN DE LA FACILITACIÓN DEL COMERCIO Y SU IMPORTANCIA CON


RELACIÓN A LOS PROCEDIMIENTOS ADUANEROS
La literatura carece de una definición única y comúnmente aceptada de lo que se
debería entender por facilitación del comercio y de su alcance. Las definiciones
planteadas por autores e instituciones están abiertas a diferentes interpretaciones, que
pueden ir desde enfoques limitados y orientados a aspectos logísticos del movimiento
transfronterizo de mercancías a través de puertos o documentación eficiente asociada
al comercio; hasta una visión mucho más amplia, como disminuir las barreras no
arancelarias o los costos de transacción asociados con el comercio internacional.
Por ejemplo, la Organización Mundial del Comercio (OMC) define la facilitación del
comercio como “la simplificación y armonización de los procedimientos que rigen el
comercio internacional, considerando los procedimientos que rigen el comercio como
los actos, prácticas y formalidades necesarias para recopilar, presentar, comunicar y
procesar los datos que exige la circulación de mercancías en el comercio internacional”
. Por otra parte, como menciona OECD, esta definición abarca temas diversos como
aduanas, procedimientos de licencias, servicios de transporte, pagos, seguros y
requisitos financieros; no obstante, como se analiza más adelante, el trabajo de la OMC
ha estado enfocado en procedimientos administrativos aduaneros y procesos
transfronterizos .
Partiendo de la definición anterior, la Conferencia de las Naciones Unidas sobre
Comercio y Desarrollo (UNCTAD) considera que la facilitación del comercio posee dos
componentes principales: la simplificación de formalidades y procedimientos y la
adaptación de leyes, procedimientos y documentos nacionales a los convenios, normas
y prácticas internacionales.
Por otro lado, otras definiciones como las del Foro de Cooperación del Asia Pacífico
(APEC) dejan abierta la inclusión de otros temas, además de los procedimientos
aduaneros, como elementos importantes de la facilitación del comercio; así, el alcance
del trabajo del Foro en la facilitación del comercio incluye medidas en estándares y
evaluación de la conformidad, movilidad de personas de negocios y comercio
electrónico.
Definición de facilitación del comercio:
- APEC.- El uso de tecnologías técnicas que ayudan a construir experiencia, reducir
costos y conducir a un mejor movimiento de bienes y servicios.
- OCED.- Simplificación y estandarización de procedimientos y flujos de información
requeridos asociados al movimiento internacional de bienes.
- OMC.- Esfuerzo para conseguir mayor “convivencia” en comercio internacional a
través de la simplificación de actividades económicas, tales como el movimiento
transfronterizo de bienes y servicios.
- OMC/UNCTAD.- Simplificación y armonización de los procedimientos que rigen el
comercio internacional, considerando los procedimientos que rigen el comercio como
los actos, practicas y formalidades necesarias para recopilar, presentar, comunicar
y procesar los datos que exige la circulación de mercancías en el comercio
internacional.
- UN/ECE.- Enfoque comprensivo e integrado para reducir la complejidad y costo del
proceso de transacciones comerciales, y asegurar que todas estas actividades
puedan llevarse a cabo de una manera eficiente, transparente y predecible, basada
en normas, estándares y mejores prácticas internacionales aceptadas.
- APEC.- Simplificación y racionalización de aduanas y otros procedimientos
administrativos que obstaculizan, retrasan o incrementan el costo del movimiento
transfronterizo de mercancías.
En ese panorama, así como no existe un consenso acerca de la definición de facilitación
del comercio, tampoco lo hay para el alcance que tienen los procedimientos aduaneros.
En términos generales, hacen referencia al trato de las mercancías por parte de las
agencias aduaneras de acuerdo a la legislación nacional .
OECD y Mann enumeran diferentes actividades de facilitación del comercio en
procedimientos aduaneros, tales como: simplificación en la presentación de
documentos, procedimientos relacionados a la entrada temporal de mercancías,
transparencia, uso de tecnologías de la información y comunicación, adherencia a
nomenclatura internacional, cumplimiento de obligaciones comerciales internacionales,
resoluciones anticipadas, auditoría posterior al despacho, administración de riesgos,
ventanilla única, entre otros.

BENEFICIOS Y LIMITACIONES DE LA FACILITACIÓN DEL COMERCIO EN


PROCEDIMIENTOS ADUANEROS
El desarrollo de medidas de facilitación del comercio es particularmente importante ya
que, como menciona Helble, Shepherd y Wilson : “la liberalización arancelaria no es
suficiente para integrar la economía a los mercados internacionales”, especialmente en
años recientes en los que los avances han sido marginales y han empezado a cobrar
importancia las barreras no arancelarias .
Particularmente, en el caso de los procedimientos aduaneros, el nuevo contexto actual
enmarcado en acuerdos comerciales preferenciales, cadenas de distribución
complejas, incremento de la velocidad y los volúmenes de las transacciones, procesos
de envío justo a tiempo y el uso de tecnologías de la información y comunicación que
aceleran la consecución de negocios, hacen necesario llevar a cabo medidas de
facilitación del comercio que permitan reducir costos, simplificar los procedimientos
comerciales y evitar cuellos de botella y métodos operativos desfasados.
La aplicación de procedimientos aduaneros eficientes es importante si se desea
solucionar las dificultades que nacen de regulaciones aduaneras complicadas, el uso
ineficiente de tecnología, la falta de infraestructura, entre otras limitaciones, sin
descuidar el hecho de que las aduanas se encuentran “bajo presión de hacer cumplir
varias restricciones de importación y seguridad especialmente medidas ambientales,
sanitarias y fitosanitarias, así como reglas de origen”.
De esta manera, se busca lograr un flujo eficiente de mercancías en el menor tiempo
posible y permitir a las empresas ganar competitividad. De hecho, como menciona
Djankov , el tiempo en las administraciones portuarias y aduaneras constituyen un
factor importante en los costos el comercio que afecta significativamente a los flujos
comerciales .
Por ejemplo, ellos estiman que un día de retraso antes de embarcar reduce el comercio
en 1%, explicado en un 75% por los obstáculos administrativos (procedimientos
aduaneros, procedimientos tributarios, inspecciones, permisos) . En esta misma línea,
Nordas et al (2006) establece que el tiempo no solo afecta los flujos comerciales, sino
también la probabilidad de ingresar a los mercados internacionales, especialmente de
productos sensibles al tiempo, como agrícolas, confecciones y electrónicos .
La relevancia de las políticas de facilitación del comercio, y en particular de aquellas
enfocadas a los procedimientos aduaneros, radica en que generan una serie de
beneficios tales como:
1. Inducción a la caída en los costos del comercio, creación del comercio e incremento
de las ganancias de un comercio más libre y fácil.
2. Reducción de los costos de oportunidad de especialización internacional, lo que
permite incrementar las oportunidades de actividades de outsourcing y expande la
fragmentación de las actividades de producción.
3. Mejoramiento de la eficiencia del gobierno en la administración y transparencia,
incluyendo el incremento de la recaudación por actividades asociadas a los
procedimientos aduaneros.
4. Reducción de la posibilidad de controversias internacionales entre economías
industrializadas y en desarrollo por las diferencias en procedimientos aduaneros y
sistemas operativos.
5. Exposición rápida al mercado mundial de las empresas pequeñas y medianas,
especialmente de los modelos económicos en desarrollo.
Pese a los beneficios descritos anteriormente, las medidas a favor de la facilitación del
comercio tienen limitaciones que desincentivan a los líderes económicos a llevar a cabo
reformas importantes.
La falta de información e indicadores cuantitativos dificultan la medición del costo efectivo
de las iniciativas de facilitación del comercio o del número de reformas necesarias antes de
alcanzar un impacto significativo en los flujos comerciales.
Según Moisé, estos costos pueden ser clasificados en cuatro tipos: costos regulatorios
(diseño de nueva legislación y/o modificación de la existente), costos institucionales
(creación o cambios de instituciones), entrenamiento (contratación y/o capacitación de
personal) y equipo e infraestructura.
Aunque estos costos varían dependiendo de la fase de desarrollo de cada economía,
constituyen un desembolso significativo de recursos, especialmente para las economías en
desarrollo.

FACILITACIÓN DEL COMERCIO EN PROCEDIMIENTOS ADUANEROS A ESCALA


MULTILATERAL Y REGIONAL: LOS CASOS DE LA OMC Y LOS ACUERDOS
COMERCIALES REGIONALES Y BILATERALES
a. La Organización Mundial del Comercio (OMC)
En el contexto de la OMC, la facilitación del comercio está presente en los contenidos de
los artículos V (Libertad de Tránsito), VII (Valoración en Aduana), VIII (Derechos y
formalidades referentes a la importación y a la exportación) y X (Publicación y aplicación de
los reglamentos comerciales) del GATT de 1994 y los acuerdos sobre valoración aduanera
(relativo a la aplicación del artículo VII), procedimientos para el trámite de licencias de
importación, inspección previa a la expedición, normas de origen, obstáculos técnicos al
comercio y aplicación de medidas sanitarias y fitosanitarias.
Sin embargo, con el objetivo de tener un enfoque más comprensivo de la facilitación del
comercio, esta ingresa formalmente en la agenda de la OMC durante el encuentro
Ministerial de Singapur, en diciembre del 1996.
En dicha oportunidad los ministros solicitaron “la realización de trabajos exploratorios y
analíticos sobre la simplificación de los procedimientos que rigen el comercio con objeto de
evaluar si procede establecer normas de la OMC en esta materia”.
Para el fallido encuentro Ministerial de Seattle de 1999, varios miembros presentaron
propuestas en las que proponían establecer reglas y disciplinas o fortalecer las ya
existentes, tales como los artículos VIII y X del GATT.
Las economías que apoyaban estas iniciativas eran reconocidas como los amigos de la
facilitación del comercio o “Grupo Colorado” . Por otra parte, el “Grupo de Intereses
Comunes” proponía continuar con el análisis sin llegar a nuevos compromisos (Wilson et
al 2002).
Asimismo, algunos miembros de la OMC, especialmente modelos económicos
subdesarrollados, presentaron oposición en abordar el tema, principalmente por el temor
de que las obligaciones legales que resulten de la conclusión de nuevas negociaciones
excedan sus capacidades para implementarlas, dada la escasez de recursos financieros,
físicos y humanos, y esto aumente la incertidumbre en la solución de controversias.
Además, algunos miembros mostraron su preferencia a trabajar el tema a nivel nacional,
bilateral o regional.
No es hasta la Declaración Ministerial de Doha en noviembre del 2001 , en la que se
establece que solo se aclararían y mejorarían los aspectos pertinentes de los artículos V,
VIII y X con el objetivo de agilizar los procedimientos aduaneros . En el caso del artículo V,
por ejemplo, un aspecto relevante es la simplificación de los procedimientos que realizan
las aduanas para asegurarse de que las mercancías en tránsito declaradas no se desvíen
al mercado local.
Por su parte, en el artículo VIII, la simplificación de los procedimientos y documentos
aduaneros constituye una medida importante para facilitar el comercio, así como la
transparencia en su aplicación, aspecto que guarda una relación directa con el artículo X.
La decisión de iniciar negociaciones en el tema es lanzada oficialmente en el Paquete de
Julio 2004, el mismo que establece la creación del Grupo de Negociación sobre la
Facilitación del Comercio (NGTF).
Desde entonces, el trabajo ha estado enfocado en analizar los principios de facilitación del
comercio (transparencia, consistencia y previsibilidad, no discriminación, simplificación y
eliminación de restricciones innecesarias, proceso debido) en los artículos establecidos en
Doha , con el objetivo de reducir los costos y tiempos de los procedimientos aduaneros y
hacerlos más eficientes y transparentes, y tomando en cuenta el principio de trato
especial y diferenciado y la asistencia técnica y el fortalecimiento de capacidades
comerciales para integrar a las economías en desarrollo al sistema multilateral del
comercio .
b. Los Acuerdos Comerciales Regionales y Bilaterales (RTA’s / BTA’s)
La facilitación del comercio es una característica regular de los acuerdos comerciales
regionales y bilaterales, tal como lo demuestra OECD y su análisis detallado para algunos
acuerdos regionales tales como NAFTA, EFTA, MERCOSUR y Unión Europea.
Según este estudio, los RTA’s / BTA’s no solo cubren los temas de administración
aduanera, sino también movilidad de personas de negocios, obstáculos técnicos al
comercio y liberalización de servicios de transporte y financieros que permiten la facilitación
del comercio. Sin embargo, el nivel de profundidad de los mismos está determinado por
diversos factores, tales como la fecha en la que el acuerdo fue concluido, el tipo de acuerdo
y el nivel de desarrollo relativo de los participantes.
Con respecto del primer punto, en los primeros acuerdos comerciales no existen
provisiones de facilitación del comercio y se enfocan únicamente en la reducción
arancelaria; luego, los acuerdos empiezan a incluir mecanismos de simplificación y
armonización de procedimientos pero de manera poco profunda.
Por ejemplo, el EFTA no contiene procedimientos armonizados sino cooperación entre las
aduanas; por su parte, el NAFTA no afectó las administración aduaneras de las partes,
salvo por las medidas llevadas a cabo para asegurar el cumplimiento de las reglas de
origen. No es hasta los acuerdos comerciales de última generación que se le da mayor
importancia a la facilitación del comercio y a la administración aduanera.
Por otro lado, el tipo de acuerdo determina el nivel de profundidad de la armonización. Una
unión aduanera hace posible la simplificación de formalidades de movimiento fronterizo
interno de manera considerable, donde un factor importante es la ausencia de reglas de
origen preferenciales. Finalmente, el nivel de desarrollo es importante si se considera que
es más fácil simplificar y armonizar procedimientos en acuerdos bilaterales, especialmente
si las partes presentan niveles similares de desarrollo, infraestructura y automatización.
La inclusión de capítulos de facilitación del comercio en los acuerdos de última generación
permite adoptar enfoques comunes en los procedimientos aduaneros que respondan al
mayor uso de tecnologías de la información y a la expansión del comercio electrónico. A
continuación y a manera de ejemplo, se analizan los capítulos de facilitación del comercio
de cuatro tratados de libre comercio, negociados por Estados Unidos: TLC Chile, TLC Perú,
TLC Colombia y CAFTA.
Los capítulos de facilitación del comercio de dichos acuerdos hacen referencia únicamente
a la administración aduanera, y constan de 11 artículos (publicación, despacho de
mercancías, automatización, administración de riesgos, cooperación, confidencialidad,
envíos de entrega rápida, revisión y apelación, sanciones, resoluciones anticipadas e
implementación), salvo el CAFTA que contempla un artículo de creación de capacidades
para facilitar la implementación del capítulo.
Algunos artículos hacen referencia al Acuerdo de Valoración Aduanera de la OMC
(cooperación y resoluciones anticipadas) y a otras herramientas multilaterales como el
Modelo de Datos Aduaneros de la Organización Mundial de Aduanas. Estos capítulos
poseen aspectos en común, que pueden ser analizados en el Cuadro 2; sin embargo,
también presentan algunas diferencias, además de las contempladas en el artículo de
implementación. Por ejemplo:
 Artículo Automatización: CAFTA y TLC Perú y TLC Colombia tienen provisiones
adicionales a las especificadas en el punto 5 del cuadro 2; tales como la remisión y
procesamiento electrónico de información antes de la llegada del envío, sistemas
electrónicos para el análisis y direccionamiento de riesgos y sistemas electrónicos
compatibles entre las autoridades de ambas partes para facilitar el intercambio de
datos de comercio internacional.
 Artículo Envíos de Entrega Rápida: TLC Perú y TLC Colombia poseen dos
provisiones adicionales a las del punto 13 del Cuadro 2, como son la aplicación sin
consideración del peso o valor de aduana y la previsión de no fijar aranceles o
impuestos, y no exigir documentos formales de entrada a los envíos de entrega
rápida valorados en US $ 200 o menos.
 Artículo Resoluciones Anticipadas: además de la información que puede ser
solicitada de acuerdo al punto 16 del cuadro 2, CAFTA, TLC Perú y TLC Colombia
incluyen mercado de economía de origen, la aplicación de cuotas, y los demás
asuntos que las Partes acuerden. Asimismo, si la autoridad lo solicita, el solicitante
debe proporcionar una muestra de la mercancía para la cual el solicitante está
pidiendo una resolución anticipada.
FACILITACIÓN DEL COMERCIO EN LAS ECONOMÍAS MIEMBRO DEL FORO DE
COOPERACIÓN ECONÓMICA ASIA-PACÍFICO (APEC)
La facilitación del comercio ha sido parte esencial de la agenda del Foro de Cooperación
Económica Asia-Pacífico desde su creación en 1989, y su desarrollo siempre ha estado
vinculado con los procedimientos aduaneros. En 1994, se estableció la relación e
importancia de la facilitación del comercio con respecto de la liberalización comercial
plasmada en las Metas de Bogor.
Ese mismo año se crea el Sub Comité de Procedimientos Aduaneros con el objetivo de
simplificar y armonizar los procedimientos aduaneros de manera tal que las mercancías se
muevan eficientemente y de manera segura a través de la región. Un año después, en
1995, la facilitación del comercio es considerada uno de los tres pilares fundamentales de
la Agenda de Acción de Osaka (OAA) .
En la OAA anteriormente señalada, se estableció que en APEC se adoptarán acciones de
diversa índole en 15 áreas temáticas, todas las cuales están referidas a lo que se ha
entendido en términos amplios por el concepto facilitación del comercio en dicho Foro, lo
que está consignado en un gran número de documentos oficiales de APEC .
Las 15 áreas temáticas son las siguientes: tarifas, medidas no arancelarias, servicios
(telecomunicaciones, transporte, energía y turismo), inversión, estándares y conformidad,
procedimientos aduaneros, derechos de propiedad intelectual, política de competencia,
compras gubernamentales, desregulación, reglas de origen, solución de disputas, movilidad
de personas de negocios, aplicación de los acuerdos de la Ronda Uruguay, y acopio y
análisis de información. En lo fundamental, estos aspectos serían abordados a partir de dos
mecanismos distintos.
En primer lugar, mediante la elaboración por parte de cada una de las economías de un
Plan de Acción Individual (IPA), que debería contener a todas las áreas temáticas
mencionadas; el objetivo final de un IPA es establecer la liberalización unilateral del
comercio y de las inversiones.
No obstante que se trata de un compromiso voluntariamente adquirido, todas las economías
de APEC están aplicando su propio IPA desde hace ya varios años. Los Planes de Acción
Individual (IAP’s) han tenido ciertos logros; además, son sujetos a un proceso de revisión
anual de carácter dinámico y sistemático.
En segundo lugar, existen los Planes de Acción Colectivos (CAP’s), que se dedican a
abordar de manera conjunta, por todas o algunas de las economías que constituyen el Foro,
cada una de las mismas 15 áreas temáticas ya señaladas; también los CAP’s, han tenido
algunos logros desde el inicio de su aplicación en 1996 y especialmente como
consecuencia del proceso de revisión periódica a que están afectos.
Además, estos planes colectivos entrañan el compromiso no vinculante de ser aplicados
por parte de las economías de APEC interesadas en ellos. Es importante destacar la alta
interdependencia y retroalimentación que tienen los CAP’s con los IAP’s.
Por otra parte, es interesante consignar que tanto los CAP’s como los IAP’s han tenido una
cierta evolución en su estructura general; sólo como ilustración cabe mencionar que
algunas de las 15 áreas temáticas originales han ido siendo reagrupadas de manera distinta
a la concepción primaria.
En efecto, actualmente las áreas correspondientes a las tarifas y a los aspectos no
arancelarios funcionan conjuntamente; lo mismo ocurre con la política de competencia y la
desregulación, así como con la aplicación de los Acuerdos de la Ronda Uruguay y las reglas
de origen. Por último, el tratamiento del tema del acopio y análisis de información funciona
de manera más descentralizada.
Además, evidentemente que tanto los CAP’s como los IAP’s apuntan no sólo a la
consolidación del ya mencionado segundo pilar fundamental de APEC, es decir, la
facilitación del comercio, sino también y con un énfasis semejante, a la consolidación del
primero de los tres pilares, o sea, la liberalización del comercio y de la inversión. Por su
parte, la mayoría de las actividades que se realizan en el marco del pilar número tres, que
corresponde a la cooperación técnica y económica (ECOTECH), funcionan como
instrumentos de apoyo en relación con las necesidades que se derivan de los CAP’s y de
los IAP’s y, por esa misma vía, de los dos primeros pilares señalados.
Por lo tanto, en los hechos y más allá de su diferencia analítica, los tres pilares
fundamentales de APEC en buena medida actúan de manera conjunta, lo que le otorga un
alto grado de complejidad a este Foro, pero en particular a la dinámica de su funcionamiento
operacional.
Cabe consignar que otra parte de las tareas realizadas por la ECOTECH está orientada a
contribuir al avance de otros nueve ámbitos temáticos. Por ejemplo, la energía, la pesca, el
desarrollo de los recursos humanos, la tecnología, los recursos marinos, las
telecomunicaciones, el turismo y el transporte. Aun cuando algunos de estos ámbitos
coinciden con algunas de las 15 áreas temáticas específicas de los CAP’s y de los IAP’s,
su objetivo y enfoque son hasta cierto punto independientes de éstos, ya que formal e
institucionalmente cada uno de estos nueve ámbitos es abordado de manera individual por
diferentes Grupos de Trabajo que están adscritos al Sub-Comité encargado de la
ECOTECH.
Obviamente que esto refuerza el carácter complejo de este Foro, especialmente porque
algunas de las materias que se abordan en APEC, son enfocadas simultáneamente desde
cada uno de los tres pilares fundamentales que lo constituyen. La complejidad del
funcionamiento general de este Foro también puede ser vista al observar su organigrama
institucional.
Otro iniciativa de APEC en el tema de facilitación del comercio son las medidas modelo de
facilitación del comercio para acuerdos comerciales regionales y bilaterales, aprobadas en
el 2005 y cuyo objetivo es que sirvan de referencia para la negociación de acuerdos
comerciales de alta calidad.
Según estas medidas modelo, los elementos principales en los capítulos de facilitación del
comercio en los acuerdos comerciales de la región deberían ser transparencia,
consistencia, despacho de bienes, modernización y comercio sin papeles, administración
de riesgos, cooperación, pagos y cargos, confidencialidad, envíos de entrega rápida,
revisión y apelación y resoluciones anticipadas.
APEC es considerado como una pieza clave en las negociaciones sobre la facilitación del
comercio en la OMC, pues puede compartir sus experiencias exitosas en la implementación
de medidas de facilitación del comercio, contribuir en el fortalecimiento de capacidades para
participar en el NGTF y ayudar a la OMC a entender las perspectivas empresariales de la
facilitación del comercio.
CONCLUSIONES

 Aunque la literatura carece de una definición única y comúnmente aceptada de lo


que se debería entender por facilitación del comercio y de su alcance, esta forma
parte importante de la agenda de negociaciones de la Organización Mundial del
Comercio (OMC), de las iniciativas del Foro de Cooperación Económica Asia-
Pacífico (APEC) y de los capítulos respectivos en los acuerdos comerciales
regionales y bilaterales; en ese contexto, las definiciones planteadas por autores e
instituciones están abiertas a diferentes interpretaciones pero en todas ellas debe
considerarse como factor constante al tema aduanero.

 Por otro lado, un particular interés ha despertado la necesidad de cuantificar los


esfuerzos para facilitar el comercio en lo que se refiere a las aduanas, ya que la falta
de información e indicadores cuantitativos dificultan la medición de los beneficios y
desincentivan a los líderes económicos a llevar a cabo reformas.

 La metodología empleada en este trabajo permite construir índices de facilitación


del comercio en procedimientos aduaneros – tanto para exportación como para
importación - para 119 economías con información completa para un conjunto de
indicadores de diferentes fuentes ya empleadas, haciéndose luego un análisis
comparativo frente al Bloque Económico APEC.