Vous êtes sur la page 1sur 6

TIPOS DE TERMOPARES.

Para escoger los materiales que forman el termopar se deben tomar en cuenta algunos
factores que garanticen su mantenimiento y comercialización. De esta forma se han
desarrollado los siguientes tipos:

COBRE – CONSTANTANO (TIPO T)

Están formados por un alambre de cobre como conductor positivo y una aleación de 60%
de cobre y 40% de níquel como elemento conductor negativo. Tiene un costo relativamente
bajo, se utiliza para medir temperaturas bajo o 0 °C. Y como límite superior se puede
considerar los 350º C, ya que el cobre se oxida violentamente a partir de los 400º C.

HIERRO – CONSTANTANO (TIPO J)

En este tipo de junta el hierro es electropositivo y el constantano electronegativo. Mide


temperaturas superiores que el anterior ya que el hierro empieza a oxidarse a partir de los
700º C. No se recomienda su uso en atmósfera donde exista oxigeno libre. Tiene un costo
muy bajo y esto permite que su utilización sea generalizada.

CHROMEL – ALUMEL (TIPO K)

Una aleación de 90% de níquel y 10% de cromo es el conductor positivo y un conductor


compuesto de 94% de níquel, 2% de Aluminio, 3% de manganeso y 1% de Silicio como
elemento negativo. Este termopar puede medir temperaturas de hasta 1200º C. Ya que el
níquel lo hace resistente a la oxidación. Se los utiliza con mucha frecuencia en los hornos
de tratamientos térmicos. Su costo es considerable lo que limita su utilización.

PLATINO RODIO – PLATINO (TIPO R)

Tienen como conductor negativo un alambre de platino y como conductor positivo una
aleación de 87% de platino con 13% de sodio. Este tipo de junta desarrollada últimamente
con materiales de alta pureza son capaces de medir hasta 1500º C si se utilizan las
precauciones debidas.
Son muy resistentes a la oxidación pero no se aconseja su aplicación en atmósferas
reductoras por su fácil contaminación con el hidrógeno y nitrógeno que modifican la
respuesta del instrumento.

PLATINO RODIO – PLATINO (TIPO S)

El conductor positivo es una aleación de 90% de platino y 10% de Rodio mientras que
conductor negativo es un alambre de platino. Sus características son casi similares al
termopar anterior con la diferencia que no puede usarse a temperaturas elevadas porque
los metales no son de alta pureza produciendo alteraciones de la lectura a partir de los
1000º C. en adelante.

MOLIBDENO – RENIO

Fue desarrollado recientemente y se utiliza para temperaturas inferiores a los 1650º C. Se


recomienda usarlos en atmósferas inertes, reductoras o vacías ya que el oxígeno destruye
al termopar.

TUNSTENO – RENIO

Al igual que el anterior fue recientemente creado y no tiene datos normalizados de


temperatura y mili voltajes. Puede medir temperaturas de hasta 2000º C, el oxígeno y los
cambios bruscos de temperaturas destruyen al termopar. Funcionan perfectamente en
atmósferas reductoras e inertes si se los protege con funda cerámicas.

IRIDIO – IRIDIO RODIO

Puede medir como máximo 2.000 °C. Su uso es recomendable en atmósferas oxidantes
que contienen oxigeno libre. El Hidrógeno produce alteraciones permanentes en el
termopar, reduciendo además su vida útil.

TUNGSTENO – TUNGSTENO RENIO

Tiene igual utilización que el tungsteno – renio con la única diferencia que genera mayor
mili voltaje por grado. En la siguiente gráfica se muestra el mili voltaje generado por los
termopares a diversas temperaturas de su junta caliente y con su junta fría a una
temperatura de referencia de 32º F o 0 °C.

Termopar de alambre en cordón

Un termopar de alambre en cordón es la forma más sencilla de termopar. Consiste en dos


trozos de alambre de termopar unidos ente sí con un cordón soldado. Debido a que el
cordón del termopar está expuesto, hay varias limitaciones de aplicación. El termopar de
alambre en cordón no se deberá usar con líquidos que pudieran corroer u oxidar la aleación
del termopar. Las superficies metálicas también podrían ser problemáticas. Con frecuencia
se usan superficies metálicas, especialmente tuberías, para conectar a tierra sistemas
eléctricos. La conexión indirecta a un sistema eléctrico podría afectar la medición del
termopar. En general, los termopares de alambre en cordón son una buena opción para la
medición de temperatura de gas. Puesto que pueden hacerse muy pequeños también
proporciona un tiempo de respuesta muy rápido.

Sonda de termopar

Una sonda de termopar consiste en alambre de termopar alojado dentro de un tubo


metálico. La pared del tubo se conoce como la funda de la sonda. Entre los materiales de
funda comunes están acero inoxidable e Inconel. Inconel es compatible con rangos de
temperatura más altos que el acero inoxidable; sin embargo, con frecuencia se prefiere el
acero inoxidable debido a su amplia compatibilidad química. Para temperaturas muy altas,
hay otros materiales de funda exóticos disponibles. Vea nuestra línea de Sondas de
termopar exóticas para alta temperatura (en Inglés).

La punta de la sonda del termopar está disponible en tres estilos diferentes. A tierra, sin
conexión a tierra y expuesta. Con una punta a tierra el termopar está en contacto con la
pared de la funda. Una unión a tierra proporciona un tiempo de respuesta rápido pero es
más susceptible a los bucles de tierra eléctricos. En las uniones sin conexión a tierra, el
termopar está separado de la pared de la funda por una capa de aislamiento. La punta del
termopar sobresale de la pared de la funda con una unión expuesta. Los termopares de
unión expuesta son lo mejor para medición de aire.
Sonda de superficie

Medir la temperatura de una superficie sólida es difícil para casi todos los tipos de sensores
de temperatura. Para poder asegurar una medición continua, toda el área de medición del
sensor debe estar en contacto con la superficie. Esto es difícil al trabajar con un sensor rígido
y una superficie rígida. Puesto que los termopares están hechos de materiales maleables,
la se puede dar a la unión una forma plana y delgada para ofrecer el máximo contacto con
una superficie maciza y rígida. Estos termopares son una excelente opción para medición
de superficie. El termopar se puede incluso incorporar en un mecanismo que gire, lo que
hace adecuado para medir la temperatura de una superficie en movimiento. El tipo K es
ChromegaAlomega
CONDUCTIVIDAD TERMICA Y DIFUSIVIDAD TERMICA

Conductividad Térmica

La conductividad térmica (k) es la medida de capacidad que tiene un cuerpo para conducir
calor y sus unidades son W/m.°C. Por lo tanto se puede decir que la conductividad térmica
de un material es la razón de transferencia de calor a través del espesor de un material, por
unidad de área y por unidad de diferencia de temperatura. Donde un valor alto de
conductividad térmica indica que el material es buen conductor, mientras que un valor bajo
indica que es un mal conductor llamado aislante.

La Conductividad Térmica para los gases, se la explica por medio de la energía cinética de
sus partículas, ya que esto se debe a los movimientos de traslación, vibración y rotación de
los mismos. Entre mas alta es la temperatura, mas rápidos se mueven las partículas de los
gases, mayor es el número de colisiones y mejor es la transferencia de calor. La teoría
cinética de los gases establece como la conductividad térmica de los gases es proporcional
a la raíz cuadrada de la temperatura termodinámica T e inversamente proporcional a la raíz
cuadrada de la masa molar M. Por lo tanto la conductividad térmica de los gases crece con
el aumento de la temperatura y la disminución de la masa molar.

La Conductividad Térmica de los líquidos se complica porque sus moléculas están mas cerca
entre sí y ejercen un campo de fuerza intermolecular más intenso. Entonces el valor de la
conductividad térmica de los líquidos se encuentra entre el valor de lo sólidos y los gases. A
diferencia de los gases la conductividad térmica de los líquidos decrecen con el aumento de
la temperatura y la masa molar.

La Conductividad Térmica de los sólidos se debe a dos efectos: El Primero por la vibración
de la retícula el cual es inducido por los movimientos de vibración de las moléculas,
colocadas en posiciones mas o menos fijas de una manera periódica conocida como red
cristalina. La Segunda se debe a la energía transportada por medio del flujo libre de
electrones en el sólido. Donde la conductividad térmica del sólido es igual a la suma de estos
dos efectos

Difusividad Térmica

La difusividad térmica es otra propiedad calorífica de los materiales, se los conoce con la
letra alfa y representa a cuan rápido se difunde el calor por un material. Su fórmula es

Si alfa es mayor, más rápido ocurre la propagación del calor hacia el medio, si alfa es menor
significa que en su mayor parte el calor es almacenado por el material y una pequeña
cantidad de ese calor será conducido todavía más rápido.