Vous êtes sur la page 1sur 14

"CRISIS Y CONTEXTO SOCIAL"

Doctor. Jose MªAyerra, Psiquiatra.


Conferencia Jornada de Puertas Abiertas 2016-2017
Master en Psicoterapia Analitica Grupal
CRISIS Y CONTEXTO SOCIAL

Índice

1. INTRODUCCIÓN: GRUPOS DE PERTENECIA-GRUPOS DE REFERENCIA. 3

2. LO SOCIAL Y LO INDIVIDUAL: CONTEXTO DINÁMICO E INTERDEPENDIENTE. 3

2.1. El Contexto de Crianza: Síntomas y disfunciones. 3


2.2. Sobre la Identidad. 4
2.3. La Condición de Indefensión. 5
2.4. La Complejidad y sus Potencialidades. 5
2.5 Estructura Latente: Inconsciente. 6
2.6. Principio de Placer-Principio de Realidad. 6
2.7 Los Encuadres Terapéuticos. 7
2.8. Tiempos rápidamente cambiantes. 7

3. FENOMENOS INDIVIDUALES OBSERVABLES EN LO SOCIAL 8

3.1. Grupos Grandes 8


3.2. Los Referentes Sociales. 9
3.3. Principio de Placer-Principio de Realidad. 9
3.4. La Trasferencia 10
3.5 La Supremacía del Principio de Igualdad. 10
3.6. La Capacidad de Soportar la Frustración. 10
3.7. Predominancia de Aspectos Parciales 10
3.8. La Destrucción de la Familia Tradicional. 11
3.9. El Aprendizaje por Imitación. 12
3.10. Los libres Pensadores. 13

4. REFLEXIONES FINALES. 13

2
CRISIS Y CONTEXTO SOCIAL

1. INTRODUCCIÓN: GRUPOS DE PERTENECIA-GRUPOS DE REFERENCIA.

En primer lugar aclarar que todo lo que diga son reflexiones extraídas
fundamentalmente de las horas de introspección sobre mí vida y circunstancias, además
de una dilatada experiencia en el acompañamiento de personas, equipos e instituciones;
en encuadres terapéuticos e institucionales.

Pese a nuestro afán de clasificarnos en bandos y grupos de pertenencia, no de


referencia, a juzgar por la violencia con que los defendemos o atacamos a los que
creemos opuestos; tengo que confesar que no he pertenecido a partido alguno, tampoco a
corriente psiquiátrica alguna, aunque me haya alimentado de muchas.

He intentado mantenerme siempre a una cierta distancia y neutralidad, en un


intento de objetivar mis análisis; lo que no ha impedido una implicación activa en la
defensa de lo que he supuesto justo y una denuncia permanente de lo que he creído
desajustado, siempre desde un intento de objetividad, que con seguridad no siempre lo
habré conseguido.

Como veremos es difícil analizar lo social sin que muchos, si no todos, nos
sintamos aludidos, con frecuencia, mucho más de lo que correspondería como veremos
más adelante. Es por esto que estas palabras tienen un fin evocador y no provocador de
confrontación.

2. LO SOCIAL Y LO INDIVIDUAL: CONTEXTO DINÁMICO E INTERDEPENDIENTE.

2.1. El Contexto de Crianza: Síntomas y Disfunciones.

Nací en una familia numerosa, en unas circunstancias concretas que hicieron que
apenas fuese visto, lo que sospecho, entre otras cosas, que condicionó a que hoy esté
aquí con vosotros reclamando una atención que falló cuando la necesité. Así se forjan las
relaciones entre el individuo y la sociedad. Se pueden deducir aspectos del contexto de
crianza viendo los comportamientos sociales, y a la inversa: deducir los comportamientos
sociales futuros en función del contexto de crianza presente. El vacío que supuso la
carencia de atención lo he tenido que compensar en la permanente necesidad de
asegurarme en lo social tener un espacio propio y un lugar donde ser visto. ¿Y que mejor
que la aspiración a ocupar espacios de atención, que siendo divulgador de ideas y
experiencias?; además de trabajar como un poseso para ganar espacios de liderazgo en
las organizaciones de mí ámbito profesional.

Todo ello para significar que nada de lo que hacemos es casual, y que el individuo
y el grupo es un todo. Nada puede entenderse sin el contexto en el que se produce.
Nuestras tendencias y vocaciones tienen su origen en la historia natural individual que es
la que condiciona nuestros comportamientos sociales.

Con frecuencia en lo social mostramos la imagen invertida de lo que somos; o lo


que es lo mismo: lo contrario de lo que auténticamente somos, en un intento de preservar
una intimidad temida por poco valorada socialmente o llena de tendencias antisociales
(venidas de las proyecciones de los otros o de tendencias naturales distorsionadas, no
socializadas e integradas). A nosotros los profesionales nos corresponderá discernir entre
lo auténtico y lo falso: para ello escucharemos más a los lenguajes cuanto más primitivos,
3
CRISIS Y CONTEXTO SOCIAL

considerándolos más verdaderos; así priorizaremos en el entendimiento de las personas


las disfunciones y síntomas; posteriormente aquello que hacen; y finalmente el lenguaje
verbal y por último el escrito. Cuando exista contradicción entre lo que dicen y hacen,
sabremos que las palabras están vacías y son encubridoras y carentes de sentido,
utilizadas para la incomunicación y el engaño, aunque estos no sean conscientes "Los
mejores engaños son los autoengaños" se pueden defender con convicción y sinceridad
pese a su falsedad.

No se puede entender en profundidad el comportamiento de una sociedad sin el


entendimiento profundo de los miembros que la componen, de sus necesidades y de su
naturaleza. "Sin la condición primordial de indefensión, patognomónica del ser humano,
que abarca toda su existencia, éste modelo de sociedad no existiría", "No estamos juntos
por que nos queramos, sino porque nos necesitamos para sobrevivir en todo momento".
Persona y sociedad son dos realidades interactuando dinámicamente en la que una es
influida por la otra y viceversa, por lo que es conveniente el conocimiento de ambos y las
características de sus relaciones. No se puede analizar al ser humano sin tener en cuenta
su contexto, al igual que no se puede analizar un contexto social sin tener en cuenta los
individuos que la componen.

2.2- Sobre la Identidad.

Todos los objetos vivos y muertos tienen rasgos que les particularizan e identifican;
dichos rasgos en el caso del ser humano se denominan identidad y, como no podría ser de
otra forma, son los derivados de la historia particular de cada uno.

Así como en los animales sólo existe una identidad: la real (tal oveja nació tal día,
de madre concreta y con rasgos particulares que hacen que pastor las identifique), en el
ser humano existen dos identidades, que en principio deberían de ser coincidentes, pero
que cuando hay un gran confusionismo mental se hacen distantes y con frecuencia hasta
opuestas:
- La identidad real en el ser humano son los datos de filiación y los rasgos
condicionados genéticamente visibles y no visibles, los sexuales entre otros.
- La identidad mental, que es una identidad virtual que no tiene que ver con el ser
profundo del individuo, sino con los otros que hacen de espejo.

El fenómeno de espejo, en los grupos es fundamental. La revisión de los otros a


modo de espejo será una de las funciones fundamentales del grupo. Nadie tiene la facultad
de verse a sí mismo, haciéndose la idea de sí de lo que los demás han visto y proyectado,
a más proyección más distorsión de sí mismo. Un ser humano nacido genéticamente
hombre, si se castra, ante el deseo de ser mujer, no se convierte en mujer, sigue siendo un
hombre castrado, y con frecuencia hormonado. El cambio de los apellidos no implica un
cambio de identidad. Nadie es Dios por el hecho de desearlo, ni Superman, ni el demonio,
identidades con las que con frecuencia se nos han presentado muchas de las personas
que hemos atendido, sin haberles animado a tirarse a volar, ni lanzarles al mundo social a
realizar milagros o maldades; estas pseudo o falsas identidades siempre tienen que ver
con los otros.

La sociedad influye de forma determinante en la identidad familiar que interioriza


sus principios, en algún escrito anterior lo denominaba la genética social; la familia es
determinante en la identidad mental de sus miembros es en ella donde son programados el
mundo de ideas, deseos, sentimientos. El ser humano ya programado revertirá a la
sociedad sus programaciones para ser confirmadas; o en forma contradictoria y de
conflicto para ser ambos cuestionadas, de dicha confrontación surgirá la transformación.

Mientras que la identidad real es inamovible, la identidad mental puede


transformarse como los personajes de un teatro, la mayoría de nosotros podemos
convertirnos de golpe en nazis si existe una amenaza y miedo que nos acecha, al igual
4
CRISIS Y CONTEXTO SOCIAL

que en otros muchos personajes que nos alejan y confunden con la persona que
finalmente somos.

2.3. La Condición de Indefensión

Es un escándalo insoportable para nuestra mente saber que no tenemos un control


sobre nuestra muerte, el no poder afirmar que mañana seguiremos vivos hace que todo lo
que poseemos sea en precario, pues todo ello es de gran volatilidad y como la propia
muerte incontrolable. El hombre más poderoso del mundo está sujeto como ser humano al
mismo principio. El acumular dinero, el tener la capacidad de influir determinantemente en
la vida de otros seres humanos, no resuelve el problema, sino que lo acentúan si dichos
poderes se utilizan de forma perversa. Nos relacionamos con el mundo mental que nos
habita y proyecta distorsionando el mundo real, por suerte, y satisfechas las necesidades
básicas, mucho mas amable y vivible de lo que muchos imaginan.
El único poder que reconozco al ser humano es el poder de ser uno mismo, y es la
solidaridad, la empatía y el respeto a los otros seres humanos el principal instrumento para
neutralizar los efectos derivados de nuestra congénita indefensión haciendo un mundo
más justo y vivible que el que tratamos de superar del sometimiento, por ser en la
actualidad menos útil para nuestra adaptación presente y futura.

2.4. La Complejidad y sus Potencialidades.

La complejidad individual se multiplica en los grupos, siendo mayor, cuanto más


numerosos.

Cada grupo como conjunto mayor contiene las características del subconjunto
menor a la que añade los elementos propios de su mayor complejidad y potencialidad,
además de influirse de forma determinante en su funcionamiento. Es una visión con
diferentes lentes ópticas, el microscopio que da cuenta del individuo, el catalejo a su grupo
primario familiar y el telescopio que incluye y amplía la mirada en lo social.

El grupo es por tanto una realidad compleja en la que coexisten diversas y


contrapuestas formas de pensar, sentir y actuar, por lo que es un contexto no confortable
que contacta con la sensación de vulnerabilidad y pequeñez del ser humano, despertando
ansiedades primitivas.

La inseguridad y la ansiedad que movilizan los grupos grandes, superando los


recursos de las personas individuales, empequeñecidas por el contraste con muchos,
pierden la capacidad de pensar, movidas por el contagio de movimientos emocionales. El
individuo conecta con su vulnerabilidad y se une por supervivencia a un grupo de
pertenencia psicoemocional y no de referencia, perdiendo su individualidad
temporalmente, la que tendrá que recuperar en la coherencia y fiabilidad del
funcionamiento grupal adecuadamente conducido.

Hablo de pertenencia en el sentido de que es incuestionable e irrefutable con


pruebas de realidad, de la misma manera en que lo es el delirio del psicótico, para
defenderse por medio del grupo, inmolando en la identidad social su identidad individual y
su pensamiento, generando masa e indiscriminación.

Estos grupos, si el clima social se enrarece y se torna persecutorio, se cierran en sí


mismos viviendo al otro como amenazante, generando un contexto social escindido e
inseguro. Un contexto desintegrado en aspectos parciales que compiten unos con otros
por controlar la totalidad, enzarzándose en peleas dilemáticas en vez de en colaboración
reconociendo la importancia, pero a su vez la parcialidad de su visión, confundiendo, en
definitiva, a un puzle en el que cada pieza da sentido y complementa a las otras.

5
CRISIS Y CONTEXTO SOCIAL

El haber accedido a la mentalización compleja hace que: “Un contexto social que
no tengan en cuenta al último de sus miembros será un contexto persecutorio para todos”.

En las sociedades se hereda lo integrado, lo menos presente en la conciencia


colectiva; y lo desintegrado: que en forma de trauma se repetirá hasta ser finalmente
destruido o integrado en el tiempo de la historia.

2.5. Estructura Latente: Inconsciente.

Ver donde los demás no ven. Los aficionados al mar nos quedamos perplejos
cuando estudiando las partes en que se dividen los barcos: obra viva y obra muerta,
descubrimos, contrariamente a lo que cabría pensar, que la obra viva es la que no se ve y
obra muerta de un barco la que se ve. Igualmente la parte de la vida más importante
discurre siempre por debajo de lo aparente, en lo profundo, en lo que no se ve a simple
vista, por lo que nuestro oficio, ya desde el principio, lo entendí como la capacidad de ver
en la profundidad donde radica lo más vital y auténtico del individuo y la sociedad
(estructura latente).

En la construcción lo primero y fundamental son los cimientos, si estos fallan, como


en los seres humanos, los apuntalamientos externos se multiplican sin poder en muchos
casos suplir la falla. Se puede observar bien en los duelos de los humanos cuando están
vacíos, están muertos en vida; o vivos a través de la hostilidad; o insuficientemente
acompañados dentro, en su grupo interno que lo habita.

El inconsciente, aquello de lo que no tenemos conciencia y que está compuesto: de


una parte del inconsciente donde está todo lo adquirido e integrado a través de los siglos y
que nos define en lo que somos auténticamente; y por otra parte, el inconsciente entendido
desde el psicoanálisis compuesto por realidades presentes en la vida del individuo que no
pueden ser mentalizadas ni asumidas, pues supondría una amenaza para nuestra
estabilidad emocional y cuestionarían nuestra supervivencia por lo insoportable de su
contenido que nos abocaría a una ansiedad y descontrol insoportable, pese a que, en la
mayoría de los casos el peligro sea imaginario.

Fundamentalmente todos las relaciones de objeto psicoanalítico, tienen sus


representantes en la vida adulta: la renuncia a la actuación de los impulsos instintivos,
necesarios para la sociabilidad, renuncia en la que debe de primar el convencimiento de
que en la misma pérdida se gana algo más valioso que aquello a lo que se renuncia. Los
ciudadanos con la elección de líderes demagógicos que confunden a sus subordinados
mostrándoles lo deseable como lo posible, pese a no ser coincidentes. Niño con padres
inapropiados, amenazantes, que se atribuirán a sí mismos los problemas paternos como
propios, etc.

2.6. Principio de Placer-Principio de Realidad.

De la renuncia al principio del placer y al mundo de los deseos, surge el mundo


más evolucionado de la realidad donde la mente y el lenguaje tienen el protagonismo a
través de la razón supeditando y controlando el mundo mas primario y emocional y no a la
inversa.

Ya desde el comienzo se me hizo patente la cordura en los locos y la locura en los


cuerdos, empezando a ser consciente de la inversión de los roles de lo que suponía tenía
que observar.

6
CRISIS Y CONTEXTO SOCIAL

Cuantas satisfacciones he encontrado en compañía de los señalados locos y


cuanto desconcierto y desvalimiento en la relación con los cuerdos, nuestros prejuicios son
delirios y locuras limitados, pero de efecto catastrófico para todos.

2.7. Los Encuadres Terapéuticos.

Si el miedo generó la represión de nuestras tendencias naturales en vez de su


encauzamiento, y dio origen a nuestro inconsciente, como sostiene el psicoanálisis, y el
acceso al inconsciente de forma indirecta estará en los sueños, actos fallidos, y en los
síntomas, que pondremos de manifiesto con un encuadre psicoanalítico exigente y
frustrante, (el que yo padecí en mis terapias). En nuestros encuadres, desde los primeros
tiempos hemos comprobado que cuando se recrea un espacio de permanencia, seguridad
y empatía, evitando las amenazas, se diluye el miedo paralizador, éste sería el contexto
dinámico de exploración del inconsciente que de forma privilegiada y directa, además de
forma natural comienza a desvelar recuerdos y situaciones traumáticas de forma tan
sencilla y natural, que me han permitido afirmar que "todo ser humano tiende a la salud
mental si se encuentra inmerso en unas circunstancias favorables". Comprobado su
eficacia en los pacientes, luego lo trasladamos a los profesionales en forma de una
pedagogía terapéutica, puesto que apuntábamos a un ampliación de los conocimientos
teórico/técnicos, además de un cambio emocional terapéutico. Comprobando una vez más
la bondad de estos espacios y como son magníficos lugares para explorar el mundo
interno que nos habita (el grupo interno) y que condiciona de manera fundamental nuestra
vida y nuestras elecciones en el mundo real.

Es en el mundo de la realidad social donde proyectando nuestro mundo interior,


socializaremos nuestros deseos, prejuicios y malestares, así como nuestra solidaridad y
creatividad. Reclamaremos compulsivamente la satisfacción de nuestras necesidades
insatisfechas, nos vengaremos de forma desplazada en los otros de nuestros
dolorimientos temporalmente pasados pero presentes.
En nuestros encuadres trataremos de trasformar las distorsiones y eliminar los
parásitos que nos impiden ser para encontrar lo que auténticamente somos y el
aclaramiento con nuestras necesidades esenciales, separando lo falso de lo auténtico y
recomponiendo de esta manera nuestra identidad profunda, que dista mucho de la que nos
imaginamos. "La idea que tenemos de nosotros es la que los otros nos dicen, ya que no
podemos vernos por nosotros mismos".

Nuestros vacíos, parásitos y distorsiones nos restan libertad de ser y de acción, y


nos perpetúan en nuestros errores que compulsivamente repetimos y que discurriendo
más allá de lo racional perviven en la vida cotidiana, salvo circunstancias específicas
concretas que siempre implican relaciones amorosas significativas que pueden actuar de
elemento corrector en la vida cotidiana. Cuanto más lejos de la realidad y la razón, más
niño, o más neurótico, siendo el extremo la psicosis.

Nadie viene a estos espacios por los otros, eso lo dejamos engañosamente para la
política. El grupo y los otros empiezan a ser considerados importantes pasado un tiempo,
cuando uno interioriza la experiencia de que sus necesidades tienen solución en los otros,
y que la mejoría de cada uno es de todos, así como las experiencias y conocimientos.

En el encuadre seguiremos los pasos de la naturaleza: recreando una familia, con


sus funciones habituales, una escuela, y una sociedad, para observar los fenómenos
habituales en unos u otros espacios.

2.8. Tiempos rápidamente cambiantes.

Nunca en la historia de la humanidad los seres humanos habían tenido que


confrontarse con tantos cambios en tan poco espacio de tiempo. Ejemplos: el mundo de
7
CRISIS Y CONTEXTO SOCIAL

mis padres y de nosotros cuando éramos jóvenes, las distancias, los teléfonos, los medios
de comunicación, se vivía donde se nacía, sólo unos pocos privilegiados tenían la
posibilidad de traspasar las barreras geográficas posibilitando el acceso a otras
experiencias que enriquecían las concretas y generaban aberturas mentales.

El mundo cambia a tal velocidad, que si no revisamos nuestras creencias y


nuestros paradigmas nos quedamos prematuramente desfasados. Las personas que no
pueden seguir el ritmo trepidante de la adaptación intentan por todos los medios frenarlo:
la mitificación del pasado "cualquier tiempo pasado fue mejor", el simplismo en los
planteamientos negando la complejidad, la rigidez y violencia en su sostenimiento, etc.,
son algunas de sus manifestaciones más corrientes.

Las Crisis: Se dan tanto en el acontecer individual como en el global alternando los
tiempos de estabilidad y de inestabilidad, a estos últimos los denominamos crisis. En los
tiempos de estabilidad prevalece la integración, las vueltas para ligar la mayonesa, y en los
inestabilidad, el agregado del aceite que amenaza con la posibilidad de cortarse, necesaria
para la creatividad y la aparición de lo nuevo. Son dos caras de una misma moneda que se
complementan y se necesitan para justificar su cometido, no es posible una sin la otra, le
corresponde al líder la mayor responsabilidad en la integración.
El mundo que nos ha tocado vivir es un mundo en plena ebullición de cambios, y
cargado de incertidumbres y esperanzas: "la inmortalidad, el control de las enfermedades a
través de la genética y los trasplantes de órganos desarrollados a través de nuestras
propias células madres; la física cuántica, con los ordenadores moleculares, todo el
conocimiento acumulado en cerebros electrónicos que trabajan a velocidades muy
superiores a nuestras mentes correlacionando hechos y datos a velocidades increíbles,
traductores automáticos de cualquier lengua que trascenderán las barreras lingüísticas,
alimentos suficientes para todos que pronto serán producidos en los laboratorios, evitando
tener que sacrificar animales, el desarrollo de energías limpias e ilimitadas, etc.; de otra
lado, como siempre, la potencialidad negativa de dichos desarrollos directamente
proporcional a la creativa, la utilizada para el control y sometimiento de los otros.

Nuestra incapacidad para adaptarnos a los tiempos y para hacer una utilización
adecuada de nuestros descubrimientos, habla todavía de nuestro primitivismo humano,
nos llena de confusión e incertidumbre, haciendo que lo descubierto juegue con frecuencia
en nuestra contra. La desigualdad en el reparto del alimento, la imposibilidad del acceso a
la educación, la explotación y el pillaje de unos países a otros y de unos ciudadanos a
otros. La solución no está en la añoranza de un pasado falseado e idealizado, ni en una
demagógica revolución que esconde en definitiva una involución al pasado. "Hoy vivimos
en el mundo más justo de cuantos han existido", es en la conciencia de lo desajustado y en
el escándalo de muchos que radica nuestro principal avance y esperanza de
transformación, que, como todo lo importante, se realiza lentamente pero inexorablemente,
lo fundamental es que la dirección y sentido sean los adecuados. (Los nacionalismos
excluyentes, las lenguas coloquiales impuestas y utilizadas para la incomunicación, el
control y sometimiento de la población generando conversos violentos, la idealización de
las costumbres pasadas. La prevalencia de los falsos líderes populistas confundiendo lo
deseable con lo posible y ofreciéndose como los nuevos profetas, etc.)

3. FENOMENOS INDIVIDUALES OBSERVABLES EN LO SOCIAL: DE LAS PARTES AL


TODO.

3.1. Grupos Grandes

En pocos lugares como en un grupo grande uno puede conectar más nítidamente
consigo mismo, ni sentirse más solo, ni más perdido, ni más desvalido, pese a ser un
espacio de gran seguridad donde se encuentran conjurados los peligros de mostrar cada
cual su propia indefensión y confusión. Es en el grupo grande donde ponemos de
8
CRISIS Y CONTEXTO SOCIAL

manifiestos todos estos fenómenos vividos a través de sus miembros, buscando el


entendimiento de los mismos para evitar la actuación violenta de unos u otros, alineados e
influidos por nuestros propios contextos violentos.

La violencia implicada en los planteamientos es directamente proporcional a la


falsedad de los mismos, salvo excepciones extremas alejadas de nuestros contextos
habituales. Cuando tenemos una idea propia y genuina obtenida a través de nuestra
experiencia, siendo valiosa, ni necesitamos imponerla, ni nos sentimos tan amenazados y
violentados ante la presencia de otras ideas diferentes u opuestas; considerando que la
realidad es poliédrica y está compuesta siempre por verdades parciales y que la que
cuenta para nosotros como determinante es la nuestra.

Estamos en el mejor de los mundos posibles y los cambios vienen precedidos de


una conciencia colectiva de inadecuación. Que socialmente veamos lo que falta no debe
de hacernos olvidar lo que tenemos y hacer un análisis de donde estábamos hasta hace
poco tiempo y donde estamos en el momento presente.

Es la madurez y una evolución emocional adecuada de los miembros sociales y los


líderes el mejor garante de una buena utilización de los descubrimientos científicos. No hay
milagros, sino trabajo, sinceridad, aceptación de la limitación personal y de la realidad,
para la transformación.

El día que podamos respetarnos, aun sin entendernos, estaremos salvados.

3.2. Los Referentes Sociales.

Cabría formularnos la siguiente pregunta ¿Cuántos nombres de personas conoce


que tengan una contribución positiva para nuestro desarrollo colectivo? ¿Cuántos
investigadores? ¿Cuántos médicos? ¿Cuántos….? Pues numéricamente son muchos más
que los referentes que a través de los medios de comunicación nos resaltan. Se promueve
como elementos de éxito y de identificación: los deportistas, futbolistas, tenistas, golfistas;
los artistas, las personas de "reality show", periodistas, fundamentalmente de la prensa del
corazón, las personas de la farándula. De otro lado los políticos y fundamentalmente los
que han fracasado en su función habiendo pervertido el sentido de su cometido. ¿Quién no
conoce el nombre y los pormenores de asesinos y asesinatos, violadores y violados….?

Por suerte hay una prevalencia de bien hacer y solidaridad en la población mucho
mayor que la que uno puede suponer por los medios de comunicación, que evidentemente
si fuesen un fiel reflejo de la realidad, la misma sería mucho más caótica e invivible de lo
que lo es para la mayoría. Lo que no deja de tener su trascendencia, pues muchos de
estos modelos sirven de guía a personas sin otros referentes más cercanos y acordes.

3.3. Principio de Placer-Principio de Realidad.

Estamos en una sociedad que prima el Principio de placer denostando el principio


de realidad, esto supone la imposibilidad de renunciar a la gratificación inmediata,
tolerancia a la frustración y el reconocimiento del valor del esfuerzo. Un imperio del deseo,
insaciable e infinito en aras a engañar un vacío interno insoportable. La comercialización
de los sentimientos, de las tendencias íntimas, etc. En definitiva la modernidad liquida que
conceptualiza, “Zygmunt Bauman", sociólogo, en la que las realidades sólidas de nuestros
abuelos como el trabajo y el matrimonio se han desvanecido, dando paso a un mundo más
impredecible, más ansioso, rápidamente cambiante con la consiguiente pérdida de
referencias e inseguridad.

Esta inseguridad hace que la persona individual, conecte con su pequeñez y


vulnerabilidad frente al mundo, la identidad individual no sostiene y la necesidad hace que
la identidad grupal sostenga el vacío de la identidad individual. Cuando definimos a la
9
CRISIS Y CONTEXTO SOCIAL

persona por su identidad nacional o territorial, cuando la transexualidad, la bulimia, la


psicosis o la neurosis, la homosexualidad son los rasgos definitorios de la personas,
hablamos de despersonalización, cuando comerciamos con lo íntimo en lo social o lo
exponemos impúdicamente. Todo ello signos de la confusión propia de un contexto en
ebullición y sobrepasado por la dimensión y trascendencia de los cambios.

3.4. La Trasferencia

La transferencia es un concepto clave en los tratamientos psicoanalíticos. Nos


relacionamos con nuestro mundo imaginario, no con el real; con la idea que tenemos del
otro, no con el otro. El terapeuta se convierte de esta manera en un objeto transicional que
al igual que el de Winnicott, es real e imaginario a la vez, convirtiéndose en el
representante de los objetos (generalmente padres) infantiles. Una sociedad persecutoria
genera una inestabilidad emocional en sus miembros que buscan la seguridad en los
grupos actuando sus sentimientos de desconfianza y miedo en el grupo que se enfrenta a
los otros grupos despersonalizando a los que son diferentes, generando guerras cuyo
daño trasciende más allá de los que las padecieron trascendiendo generacionalmente.

3.5. La supremacía social del falso principio de igualdad

En una negación de las diferencias. Que barbaridades he tenido que asistir en la


integración en los colegios habituales de un autista o un síndrome de Down , un deficiente,
etc., una integración planteada con frecuencia por xenófobos, cuya realidad tratan de
negar con planteamientos irrealistas y absurdos que implican un nivel de violencia enorme
pera todos. A nadie se le ocurriría obligar a jugar al futbol a un niño con una luxación, o
directamente con las piernas paralizadas, etc. No somos iguales, sino en la profundidad y
la dignidad que como personas nos corresponden, pese a tener grandísimas semejanzas,
ni en inteligencia, ni en posibilidades corporales, ni en el sexo, pese a poder realizar con
éxitos ambos progenitores funciones paternas o maternas, etc. Los contextos deben de
adaptarse a las posibilidades de las personas, y estas desarrollar preferentemente las
capacidades para las que se encuentren más aptos.

3.5. La capacidad de soportar la frustración

Como un termómetro del momento evolutivo social, la frustración gradual se


produce en el choque entre el mundo de los deseos y el de la realidad que no siempre se
adapta a nuestros deseos y necesidades: Las separaciones de los objetos en la infancia, la
tardanza en cubrir una necesidad, la falta de resonancia de los objetos en un momento
dado por desbordamiento de los mismos... El niño mimado es el ejemplo de una carencia y
de la imposibilidad de soportar la frustración, la inmadurez generada por el exceso de
protección genera una carencia de recursos para afrontar la vida; en el otro extremo el
abandónico que crece con múltiples carencias, tanto unos como otros personas que
acumulan múltiples situaciones traumáticas que les perpetúan en el pasado. Niños
hipermaduros de padres carenciados y poco adecuados (los niños artistas, los niños
futbolistas, los niños cocineros, casi todo menos niños)

3.7. Aspectos parciales elevados a la categoría de absoluto.

La confusión de una parte por el todo: la homosexualidad, el feminismo radical, etc.


Me recuerda a mi servicio cuando los iniciales Lacanianos hablaban del goce de los
perversos con tal admiración que uno se sentía que se estaba perdiendo algo importante.

El dinero rápido y sin esfuerzo. Han proliferado los medios de comunicación


espectáculo: "El Caso" antiguamente era el periódico de los sucesos luctuosos:
asesinatos, malos tratos, terrorismo, accidentes, políticos corruptos, etc. Hoy todos los
10
CRISIS Y CONTEXTO SOCIAL

medios de comunicación resaltan, como si fuesen los únicos acontecimientos, dichos


actos.

Los medios de comunicación, al servicio de los partidos y utilizados como


elementos de propaganda. La comercialización de los sentimientos como forma de
despersonalizar al ser humano. Nadie puede comerciar con los sentimientos, y todo ser
humano tiene que ser respetado en los mismos, pues en ellos se dilucidan los aspectos
más íntimos de su propia existencia. Sólo en el respeto, cualesquiera que sean sus
sentimientos, se le incluye como persona y como ciudadano. Los sentimientos no se
imponen, se respetan. Que un nacionalista denuncie de perverso a oro nacionalista habla
de hasta quee punto es inconscientemente consciente el engaño que subyace tras muchos
de estos postulados.

La politización de todos los conflictos, la predominancia de falsos líderes con


graves problemas de personalidad, líderes escindidos en un conflicto entre lo dicho y lo
actuado, generando una percepción social de inseguridad permanente. No es difícil
entender el por qué de la prevalencia de los trastornos de personalidad en muchos de
nuestros líderes políticos y elegidos por los mismos, si tenemos en cuenta algunas de las
premisas ya mencionadas. ¿Quién mejor que un niño que ha aprendido a sobrevivir en
una familia desintegrada se adaptará a un contexto social en crisis y por tanto escindido en
sus aspectos parciales? Si una persona desintegrada es la resultante de la incorporación
de una familia desintegrada, habiendo adquirido recursos para moverse y actuar en dichos
contextos, coincidente con el actual social en plena crisis. Las personas más integradas y
maduras asustadas por dichos contestos se retraen y centran en lo personal e íntimo.
Dicho fenómeno se puede observar tanto en los grupos pequeños como grandes con gran
nitidez y claridad permanentemente repetida.
La función del líder en un grupo grande, como en el contexto social, debiera ser el
respeto, la relatividad, y la capacidad de integración de las personas o subgrupos, que
aquí se corresponden a los aspectos parciales que componen la complejidad intrínseca a
los contextos sociales y a éste tipo de grupos, baste ver el funcionamiento de nuestros
parlamentos para comprobar lo lejos que se encuentran nuestros representantes de estar
a la altura de le que debería ser su cometido.

El mejor aliado de los equipos de salud mental es un contexto justo, entendiendo


por justo el que quepan todos sus miembros sin exclusión; si uno sólo de sus miembros es
excluido todos por identificación nos sentimos excluidos. Véase la experiencia en el grupo
grande.

El Parlamento será decisivo comportándose como el espejo de las instituciones y


del funcionamiento social. La libre designación, el amiguismo y el enchufe, la
incompetencia en el liderazgo, peor pagados que los profesionales. Ni los políticos ni los
profesionales son perversos, con frecuencia son incompetentes y dicha situación favorece
las actitudes perversas.

Una coherencia organizacional necesaria para el desarrollo de la psicoterapia y en


mucha mayor medida si es grupal. La organización irrealista y caótica. La rigidez, la
omnipotencia, el hacer lo contrario de lo que se dice. Si la organización no nos contiene
¿Cómo vamos a sostener a los otros? ¿Dónde nos tendremos que sostener para
mantenernos ilusionados y creativos y no entrar en el catastrofismo depresivo del
quemado?

3.8. La destrucción de la familia tradicional.

La familia es un grupo de pertenencia psico-emocional, que en la adultez y con un


proceso de individuación exitoso, se transforma en el grupo de referencia preferente.
Cuando las dependencias infantiles no han podido ser resueltas en el tiempo que
correspondía, la persona se queda dependiente de forma patológica de la familia y está
11
CRISIS Y CONTEXTO SOCIAL

dependencia se trasladará posteriormente a las instituciones, ante su falta de autonomía.


Un atentado contra las familias es un garante, en general, de problemas psíquicos futuros
de la población.

Cuando analizamos detenidamente la historia, todas las revoluciones han pasado


por la destrucción de la familia. En los psiquiátricos tradicionales un proceso de
cronificación no se instauraba hasta que la familia no había desistido de intentar la
rehabilitación en su propia familia, delegando en la institución la tutoría y cuidado de su
familiar "abandona a tú familia y sígueme", decía Jesucristo. Un ser humano separado de
su familia se hace muy vulnerable buscando el amparo institucional y creando una
dependencia psico-emocional institucional que le hace mucho menos libre y más
manipulable. El toro aislado de la manada embiste, hasta que aparece otra manada social
que lo ampara.

Frecuentemente, en nuestros despachos, hemos podido comprobar, no sin


extrañeza y rubor, como una persona puede abandonar a miembros significativos de su
familia, mientras defiende con ardor conceptos como partido político o patria. Con
frecuencia se hace mención a los partidos como la familia, atrayendo hacia sí un mundo
emocional individual que no le corresponden. "A menor autonomía personal, mayor
dependencia institucional" y mayor posibilidad de sometimiento por parte de éstas,
parasitando su pensamiento e introduciéndoles un prejuicio, que como indica el prefijo
esta fuera de la racionalidad.

No existen derechas ni izquierdas; ni progresistas ni conservadores como términos


antitéticos. Todos somos ambas cosas en determinados momentos de nuestra existencia:
cuando no tenemos nada en nuestra juventud, queremos que el mundo cambie del todo y
en el momento, "quien no está capacitado para construir, destruye" por el contrario,
cuando en el discurrir de la vida acumulamos experiencias y objetos obtenidos con
esfuerzo y legítimamente, aspiramos a que el mundo siga donde está y conservar lo
realizado y, que los cambios, como todo lo importante, se realicen lentamente en el tiempo
necesario para ser integrados. Si uno a lo largo de la vida no tiene nada, siempre sigue
aspirando que sea el mundo quien cambie, ante la imposibilidad de cambiar su propia
situación, por circunstancias injustas e imposibilitadoras, o por una carencia de inteligencia
personal, o por una mezcla de ambas "cuanto peor mejor" especializándose en la
destrucción de lo existente. Los terroristas suicidas actuales son un ejemplo extremo de lo
expuesto aun con otros ingredientes también presentes. En la historia los Jemeres rojos
camboyanos fue una situación extrema de lo expuesto, la expulsión de los judíos, el
atentado en un tiempo contra los emprendedores y empresarios, todos tienen un elemento
común el saqueo de los más favorecidos, etc.

3.9. El aprendizaje por imitación:

Los referentes sociales antes hablados serian una mera anécdota si no fuera
porque el ser humano tiene como tendencia natural el imitarnos unos a otros, es así como
construimos nuestra identidad y lo que somos mentalmente. Hasta la neurología ha podido
comprobar a través de "las neuronas espejo" dicho fenómeno. Por tanto los modelos que
se resaltan son fundamentales como modelos de identificación para la ciudadanía, no
siendo en mi opinión los ejemplos más adecuados.

La mente se centra en lo que falta, en la medida que las cosas se integran


desaparecen como objeto de preocupación, pasando a ocuparse de otros asuntos.
Igualmente en la mente social, tiende a poner el foco en lo que falta en exclusividad,
generando un alarmismo constante que asusta a los ciudadanos: bloqueando por el miedo
y el exceso de información sus aparatos psíquicos, impidiéndoles pensar y
empequeñeciéndoles, buscan en los grupos sociales el amparo y control, haciéndose
fuertemente dependientes institucionales, por encima de los vínculos cercanos de amistad
y familia que se ven amenazados con las ideologías. Delegan su particular confianza de
12
CRISIS Y CONTEXTO SOCIAL

forma masiva en líderes poderosos, siendo los más violentos los que tienen características
para la ciudadanía de mayor fortaleza y poder, pese a la falsedad y vulnerabilidad que
esconde la omnipotencia y la demagogia. Trump, o líder norcoreano Kim Jong-un, y mucho
más cercanos aquellos que se nos puedan ocurrir a cada uno.

No tenemos los políticos que nos merecemos. Es el momento histórico y las


circunstancias concretas las que programando las mentes de sus ciudadanos los
uniformiza en formas de pensar, de entender y de sentir, en un intento de adaptación y
control del mundo que a cada persona le ha tocado vivir. En las crisis las personas buscan
la protección del grupo, diluyendo parte de su responsabilidad en él, generando una gran
oportunidad de manipulación por los falsos líderes con sus falsas promesas de desarrollo.
Desgraciadamente tanto el pensamiento individual como el colectivo no se rigen por el
principio de la razón: etarras ideólogos con 18 años, líderes sociales jóvenes, con una
experiencia muy limitada y encubierta por la omnipotencia de sus planteamientos, sin
dudas ni fisuras. La certidumbre tenemos que recordar que es patognomónico de los
delirios, donde lo real y lo imaginario se funden y confunden, constituyéndose en
auténticos predicadores, profetas de estos tiempos que son seguidos por millones de
personas, etc.

Hoy en la educación el imperio de lo deseable, la inversión de los roles, el poder en


el niño, al adulto en una situación de ejercer su responsabilidad imposible.

Si el mundo tiene un funcionamiento irracional, en su adaptación, las mentes de sus


componentes darán informaciones de acuerdo con la dinámica común y funcionarán
irracionalmente en los puntos que sean. La mente actuará en lo global de forma irracional,
aunque con una lógica adaptativa racional, que considerará más adecuada para el
momento concreto, Ejemplo: lo más protector en la Alemania nazi era la represión del
pensamiento, no ver para no sufrir; o el convencimiento de los valores promulgados
(identificación con el agresor, donde se alinean los conversos, que se transforman en unos
de los más peligrosos).

3.10. Los libre pensadores

Hoy los seres humanos nos encontramos en un mundo escindido y paranoide


(reino de policías, abogados y con una hipertrofia de las demandas judiciales) al que
tenemos que adaptarnos, sin renunciar a seguir siendo críticos con él y desconfiando de
los cantos de sirena y de los aspectos parciales, pero sin dudar de la honestidad de la
mayoría y de la buena voluntad de los ciudadanos. En estos contextos son especialmente
insoportables los libres pensadores, lugar al que siempre he aspirado: en cuanto emiten
una opinión se les clasifica en un bando u otro, nadie puede estar fuera del sistema. La no
clasificación es tan alarmante, como en nuestros tiempos un paciente en una institución sin
diagnóstico, la adecuación o no del mismo, es un asunto de menor importancia que la
tranquilidad de un control mágico y despersonalizador que aprovisiona de una pseudo
tranquilidad que permite dejar de verlo. En realidad los aspirantes a libre pensadores
siempre han supuesto una amenaza para el conjunto de lo falsamente establecido, pero es
un lugar al que todo trabajador de psicoterapia en salud mental debería de aspirar como
premisa saludable para el ejercicio de su función. Su neutralidad debería de pasar por
evitar la pertenencia a grupo alguno de poder y aún menos una divulgación y
comercialización social de sus propias tendencias. Los laboratorios en los médicos.

El ser humano es un fin en sí mismo y un medio en el social. Es fundamental el


conocimiento y el entendimiento de ambos, ya que conviven e interactuar en una
complementariedad dinámica.

4. REFLEXIONES FINALES:
13
CRISIS Y CONTEXTO SOCIAL

➢ Salimos de un mundo al que hemos llegado sometiendo a los otros. La


mente evolucionada se bloquea con el sometimiento, así que hay que
cambiar a otros paradigma para su funcionamiento y ese no puede ser sino
el del respeto y colaboración.
➢ La indefensión y la muerte su mejor conjura relaciones emocionales
significativas positivas. Sin un control de nuestra propia indefensión,
cualquier intento de compensación: consumo, filiación política, patria,
promiscuidad sexual, dinero o poder, se encuentra sostenido sobre un vacío
que lo hace insatisfactorio y frustrante.
➢ La aceptación de la complejidad y de la limitación.
➢ El respeto: un profundo respeto. La renuncia a las verdades absolutas, la
confianza en la bondad y el interés de las personas, el conocimiento
profundo de la expresión de la limitación aceptada y negada.
➢ La renuncia a la superioridad personal producto de la ignorancia "el más
tonto hace relojes".
➢ Un deseo es simplemente un apetito, una apetencia que no tiene en cuenta
las consecuencias físicas o psicológicas. Una necesidad es un requisito
físico o psicológico para el bienestar del ser humano. Las necesidades son
las que deben interesar al líder que tiene que ser flexible.
➢ Control y superación del mundo de los instintos, de los deseos y emocional
supeditado a la razón y no a la inversa. Es la capacidad de establecer un
compromiso emocional entre los seres humanos en complementariedades
adaptativas y enriquecedoras el elemento evolutivo fundamental y la
posibilidad de mirar confiados el devenir de la humanidad.

El día que podamos respetarnos estaremos salvados.

14