Vous êtes sur la page 1sur 13

ETICA Y MORAL

ETICA

Es el conjunto de principios, valores, costumbres y normas de conducta,


adquiridos, asimilados y practicados de un modo estrictamente racional o
consciente. Corresponde al ejercicio libre y consciente de la razón para justificar
nuestros actos desde el punto de vista del bien y del mal.

La ética puede definirse como la ciencia normativa de la rectitud de los actos


humanos según principios racionales. Esta definición se explica razonablemente
de la siguiente manera:

1. La Ética como Ciencia

La ética es el conocimiento que se preocupa por el fin al que debe dirigirse


la conducta humana y de los medios que sirvan para alcanzar ese fin.

2. El Carácter Normativo de la Ética

La ética es una racionalización del comportamiento humano, es decir, un


conjunto de principios o enunciados dados por la luz de la razón y que
iluminan el camino acertado de la conducta. Por eso los principios éticos
tienen una dimensión imperativa, pues son mandatos u órdenes que nos
damos para movernos en la realización de actos que mejoren nuestra
condición humana.

3. La Rectitud de la Ética

La ética busca que los actos humanos se orienten hacia la rectitud. Con
esto se indica el estudio de aquellos actos que contribuyen al
perfeccionamiento humano. La rectitud puede entenderse como la
concordancia entre nuestras acciones con la verdad o el bien, y significa
la pauta apropiada para el desarrollo de nuestra naturaleza.

4. Los Actos Humanos como Objeto de Estudio de la Ética

Los actos humanos son una ordenación hacia las virtudes y los valores.
Por consiguiente, consideramos que no sólo la razón y la voluntad son los
dos aspectos que caracterizan el acto específicamente humano, existen
otras dimensiones del ser humano que, con la práctica de determinadas
virtudes y valores, lo perfeccionan de manera integral.

5. La Ética como Indagación de los Principios Racionales


Cuando se habla de que la ética busca la rectitud de los actos humanos,
es decir, que éstos sean conformes con lo bueno, lo verdadero, etc., es
porque la ética especula sobre todo aquello que se oculta detrás de los
hechos o las apariencias.

La ética, en su sentido pleno, en mi opinión, es, la armónica composición de los


tres siguientes elementos:

 Las Normas, las cuales nos indican qué es lo que debemos hacer, nos
orientan sobre los caminos que hemos de recorrer en nuestro
comportamiento personal y el respeto que debemos tener por los
demás.
Las normas son fundamentales, porque, sin ellas, se hace prácticamente
imposible llegar al destino que queremos alcanzar en nuestra vida
personal o Profesional

 La Virtud, es el segundo elemento radicalmente constitutivo de la ética,


los hábitos van conformando esa segunda naturaleza, que facilitan o
dificultan determinadas actuaciones de la persona.
Pero la virtud, siendo primordialmente importante, como tal, a secas,
conduce a comportamientos puritanos, propios de gente inflexible, porque
olvida que lo específico de la virtud no es lo arduo, sino el bien.

 El Amor, es el tercer factor consistente de la vida ética. El amor del que


aquí hablamos lo es en sentido pleno. No nos referimos a una mera
apreciación afectiva, sino que incluye en sí elementos de razón y de
voluntad.

La ética en líneas generales es la forma de lograr nuestros objetivos en la


vida por el camino más correcto, respetando siempre los derechos de las
demás, esas personas con las que nos toca convivir y con las que en su
relación con nosotros, no solo importa el cuanto sino el cómo.

MORAL

 Es el conjunto de principios, costumbres, valores y normas de conducta,


adquiridos y asimilados del medio (hogar, escuela, iglesia, comunidad).
Su asimilación y práctica no depende de una actitud plenamente
consciente o racional, sino principalmente, de un sentimiento de respeto
a la autoridad moral de la que provienen.

 Visto de esta manera, podemos decir que la moral es particular y


subjetiva, mientras que la ética es universal y objetiva, porque se basa en
principios racionales, que trascienden los hábitos y las costumbres
particulares. Por ello, si bien pueden existir diversas “morales” o
costumbres morales (la moral de los costarricenses, de los chinos, etc.),
sólo hay una ética, de la misma manera que una sola es la humanidad y
una sola la razón humana. Desde luego, de esta ética general,
conformada por principios racionales de validez universal, pueden
derivarse normas específicas de conducta y conformarse así “éticas
especiales”; por ejemplo: la ética profesional, la ética médica, la ética
social”.

 La Ética es el estudio de la moral, y las estudia para detectar cual es moral


buena y moral mala, y así, dar a entender que es lo bueno para la
sociedad y que no.

 Entre la ética y la moral suelen surgir conflictos pues las concepciones de


tales expresiones que pueden ser confusas. Para poder hablar sobre ética
y moral antes debemos entender que son ambas para poder distinguirlas.

ÉTICA PROFESIONAL

La ética Profesional es reconocida como la ciencia normativa que estudia los


deberes y los derechos de los profesionales en el cumplimiento de sus
actividades Profesionales.

A la Ética Profesional también se le conoce como Deontología Profesional ya


que se encarga del estudio y tratado de los deberes y comportamiento de los
Profesionales en el desempeño de sus actividades Profesionales y personales.
Por tanto Deontología, es el conjunto de reglas de carácter ético que una
profesión se da a sí misma y que sus miembros deben respetar. En un sentido
etimológico, Deontología hace referencia a la ciencia del deber o de los deberes.

El concepto Deontología puede definirse como el conjunto de principios éticos


asumidos voluntariamente por quienes profesan una determinada Profesión, por
razones de integridad, de profesionalismo y de responsabilidad social. La
deontología implica un compromiso de identidad con el rol que cumplen en la
vida social.

La deontología es la ciencia que estudia los diversos deberes y el


comportamiento de los Profesionales en sus relaciones con sus clientes, el
estado y sus Colegas. La deontología es un conjunto de comportamientos
exigibles a los Profesionales, aun cuando muchas veces no estén codificados en
una reglamentación jurídica.

La deontología es el cumplimiento de los deberes que a cada cual se le


presentan según la posición que ocupe en la vida, y que están dados por el grado
de compromiso y conciencia moral que se tenga con respecto a la Profesión.

Existen cuatro principios básicos que vienen a ser las normas esenciales que
todo Profesional debe tener siempre presente para ejercer con criterio técnico y
ético las actividades propias de su profesión, y estos son:

1. Independencia: La multiplicidad de deberes del Profesional le impone una


independencia absoluta de criterio que está exenta de cualquier presión,
principalmente de aquella que resulte de sus propios intereses o
influencias exteriores.

2. Confianza: Las relaciones de confianza no pueden existir si hay alguna


duda sobre la honestidad, la probidad, la rectitud y la sinceridad del
Profesional.

3. Secreto Profesional : Se debe respetar el secreto de cualquier información


confidencial trasmitida a él por su cliente que se refiera al propio cliente o
a terceros en el marco de los asuntos de su actividad Profesional

4. Incompatibilidades: El Código Profesional debe conciliar las posturas que


puedan presentarse en el desarrollo de una actividad Profesional,
señalando que la incompatibilidad debe ser solucionada respetando las
normas que rigen en la jurisdicción donde ejerza.

ETICA DEL CONTADOR

La ética del contador se refiere a la responsabilidad y conducta que el contador


está obligado a cumplir

También es definida por otros autores como un conjunto de reglas en que la


profesión declara su intención de cumplir con la sociedad, es lealtad para con ella
y es una lealtad ya que los profesionales tienen responsabilidad y obligaciones con
todos los sectores que confían en su trabajo

El Contador Público defiende la buena fe, y ésta hace presumir que un acto
público está conforme a la ley y las buenas costumbres, y es por ello que el
gobierno definió el código de ética para definirle al Contador Público un perfil de
señor y señor es aquel de alta calidad humana, es el hombre que da su palabra
y la sostiene así llueva, truene o relampaguee… así tiemble la tierra o sus
habitantes

GENERALIDADES

La Contaduría Pública es una profesión que tiene como fin satisfacer


necesidades de la sociedad, mediante la medición, evaluación, ordenamiento,
análisis e interpretación de la información financiera de las empresas o los
individuos y la preparación de informes sobre la correspondiente situación
financiera, sobre los cuales se basan las decisiones de los empresarios,
inversionistas, acreedores, demás terceros interesados y el Estado acerca del
futuro de dichos entes económicos. Esta certificación, hará parte integral de lo
examinado.

El Contador Público, sea en la actividad pública o privada es un factor de activa


y directa intervención en la vida de los organismos públicos y privados. Su
obligación es velar por los intereses económicos de la comunidad,
entendiéndose por ésta no solamente a las personas naturales o jurídicas
vinculadas directamente a la empresa sino a la sociedad en general y
naturalmente el Estado.

ESENCIA DEL CONTADOR PÚBLICO

La conciencia moral, la aptitud profesional y la independencia mental constituyen


la esencia espiritual del Contador Público

El ejercicio de la Contaduría Pública implica una función social especialmente a


través de la fé pública que se otorga en beneficio del orden y la seguridad en las
relaciones económicas entre el Estado y los particulares o de estos entre sí.

La sociedad en general y las empresas en particular son unidades económicas


sometidas a variadas influencias externas.

El Contador Público en el desarrollo de su actividad profesional deberá utilizar


en cada caso los métodos de análisis y evaluación más apropiados para la
situación que se presenta, dentro de los lineamientos dados por la profesión y
podrá además, recurrir a especialistas de disciplinas diferentes a la Contaduría
Pública y a la utilización de todos los elementos que las ciencias y la técnica
ponen a su disposición.

EL CÓDIGO DE ÉTICA

Los Colegios Profesionales reconocidos por leyes de la República, tienen entre


sus funciones la emisión y vigilancia de normas que rijan a los profesionales
colegiados en el ejercicio de su actividad.

Es potestad de los Colegios Profesionales fijar unas normas deontológicas, que


adaptadas a las realidades de cada profesión, ayuden por un lado a definir con
claridad la conducta ética deseable de sus profesionales y por otro lado, eviten
comportamientos no deseados que redunden en un desmérito de la profesión en
general que desprestigie al colectivo de profesionales que la ejerce, la defensa
de los destinatarios de los servicios de nuestros profesionales y la función social
que cumplen los Colegios profesionales así lo demanda.

El Código de Ética Profesional del Contador Público está destinado a servir como
norma de conducta a los profesionales de la Contabilidad, que, como profesión
de formación científica y humanista, deben orientar su práctica profesional a la
función social que desempeñan, promoviendo las condiciones para el progreso
económico y bienestar de la Sociedad.

Los órganos de dirección y representación de los Colegios Profesionales deben


velar por el cumplimiento y aplicación del Código Deontológico, y para ello se
hace muy necesario la mayor difusión del mismo entre sus agremiados.
En conclusión, los códigos de ética son las normas en que se expresan las ideas
centrales de la conducta corporativa, de este modo los códigos ejercen una
función regulativa y directiva al indicar los valores colectivos, los gestos
diferenciadores, los compromisos colectivamente contraídos, los códigos
desempeñan una función identificadora de la profesión ante la profesión misma.

CÓDIGO DE ÉTICA PROFESIONAL DEL CONTADOR PÚBLICO


EN EL PERÚ

Los Contadores Públicos Colegiados del Perú en el IX Congreso Nacional de la


Orden Profesional realizado en la Ciudad de Puno en el año de 1984, aprobaron
por primera vez el CÓDIGO DE ÉTICA PROFESIONAL DEL CONTADOR
PÚBLICO para su aplicación y cumplimiento obligatorio en todo el territorio
Nacional por parte de todos los Miembros de la Orden, éste Código de Ética
contenía 6 capítulos y 50 artículos.

En el XVI Congreso Nacional de Contadores Públicos Colegiados, realizado en


la Ciudad de Tumbes en el año de 1998, el Código de Ética Profesional fue
analizado y revisado, habiéndose aprobado el Texto Único Ordenado del Código
de Ética Profesional del Contador Público Colegiado con 6 capítulos y 56
artículos.

El XVIII Congreso Nacional de Contadores Públicos del Perú realizado en la


ciudad de Huaraz en el año 2002 emitió la Resolución Nº 21, por la cual
recomienda a los Colegios de Contadores Públicos del País que evalúen la
modificación del Código de Ética Profesional del Contador Público, encargando
a la Junta de Decanos de Colegios de Contadores Públicos del Perú su
aprobación.

La Junta de Decanos de Colegios de Contadores Públicos del Perú, después de


haber analizado en varias y sucesivas asambleas generales extraordinarias la
propuesta del nuevo Código de Ética Profesional del Contador Público,
elaborado presentado y sustentado por el suscrito, con fecha 4 de agosto del
2005 emitió la Resolución Nº 013-2005-JDCCPP., aprobando por unanimidad el
nuevo Código de Ética Profesional del Contador Público para su implementación
obligatoria a nivel Nacional a partir de dicha fecha.

Al Código de Ética Profesional del Contador Público Colegiado Peruano, vigente


a partir del 4 de agosto del 2005, en asamblea general extraordinaria de la Junta
de Decanos de Colegios de Contadores Públicos del Perú del 15 de junio del
2007, se le incorpora los cinco Principios Fundamentales enunciados por la
IFAC, para que sea Concordante con el Código de Ética de ésta entidad mundial.
Este Código de Ética, considera el análisis de aspectos generales donde se
indica que:

El Código de Ética Profesional del Contador Público debe ser observado por
todos los Contadores Públicos Colegiados que ejerzan la profesión a lo largo y
ancho del territorio Peruano.

La responsabilidad del Contador Público, no es exclusivamente satisfacer las


necesidades de un cliente o empleador en particular, sino que es una
responsabilidad de interés público, entendiendo por tal, el bien común de la
comunidad de personas e instituciones a las cuales sirve el profesional.
El ejercicio de la Ciencia Contable constituye una profesión que tiene como
objetivo satisfacer las necesidades de información sobre las organizaciones
sociales de los distintos agentes de la sociedad, lo cual se logra mediante la
cuantificación de hechos socio- económicos, a fin de producir información para
controlar, planificar, medir y optimizar la gestión, para una efectiva y oportuna
toma de decisiones

El Contador Público, como depositario de la confianza pública, "da fe" cuando


suscribe un documento que expresa opinión sobre determinados hechos
económicos pasados, presentes o futuros.
El Contador Público tiene un papel importante en la sociedad, Los inversionistas,
acreedores, empleadores y otros sectores de la comunidad de negocios,
además, del gobierno y público en general, confían en los Contadores Públicos
para tener una sólida información financiera y el consejo competente acerca de
una variedad de materias en negocios e impuestos. La actitud y comportamiento
de los Contadores Públicos al proporcionar tales servicios, tiene un impacto en
el bienestar económico del país.

El ejercicio de la profesión contable implica una función social especialmente a


través de la fe pública que se otorga en beneficio de la confianza en las
relaciones económicas entre el Estado y los particulares, o de éstos entre sí.
La sociedad, en general, y las empresas, en particular, son unidades económicas
sometidas a variadas influencias externas. El Contador Público, en el desarrollo
de su actividad profesional, deberá utilizar en cada caso los métodos de análisis
y evaluación más apropiados para la situación que se presenta, dentro de los
lineamientos dados por la profesión y podrá, además, recurrir a especialistas
diferentes a la Contaduría Pública y a la utilización de todos los elementos que
la ciencia y la tecnología ponen a su disposición.

En sus actuaciones el Contador Público debe considerar y analizar al usuario de


sus servicios como ente económico independiente, observando en todos los
casos los Principios fundamentales de: Integridad, Objetividad, Independencia,
Responsabilidad, Confidencialidad, Respeto y Observancia de las disposiciones
normativas y reglamentarias, Competencia y actualización profesional, Difusión
y colaboración, Respeto entre Colegas, y Conducta Ética intachable.

Estos principios Deontológicos básicos o fundamentales deberán ser aplicados


por el Contador Público en el desempeño de la Profesión sin excepción alguna.
El Código de Ética Profesional del Contador Público Colegiado del Perú, consta
de 1 Título Preliminar, 5 Títulos, 11 Capítulos, 4 Subcapítulos, 59 Artículos, 3
Disposiciones Finales, 1 Disposición Transitoria.

TITULO PRELIMINAR

DE LOS PRINCIPIOS FUNADAMENTALES DE LA ETICA PROFESIONAL

Dispone que el Contador Público Colegiado, deberá cumplir obligatoriamente los


Principios Fundamentales siguientes:
1.- INTEGRIDAD.- El principio de Integridad impone sobre todo Contador Público
Colegiado, la obligación de ser justo y honesto en sus relaciones profesionales.
La Integridad obliga a que el Contador Público Colegiado, sea probo e intachable
en todos sus actos.
2.- OBJETIVIDAD.- El Contador Público Colegiado, no debe permitir que los
favoritismos, conflictos de interés o la influencia indebida de otros elimine sus
juicios profesionales o de negocios.
El Contador Público Colegiado, debe actuar siempre con independencia en su
manera de pensar y sentir, manteniendo sus posiciones sin admitir la
intervención de terceros.
3.- COMPETENCIA PROFESIONAL Y DEBIDO CUIDADO.- El Contador Público
Colegiado, tiene el deber de mantener sus habilidades y conocimientos
profesionales en el más alto nivel, para asegurar que el cliente o empleador
reciba un servicio profesional competente basado en la práctica, técnicas y
legislación vigente.
El mantenimiento de la Competencia Profesional requiere de conocimientos
actualizados y de un entendimiento adecuado a las técnicas y normas
profesionales.
4.- CONFIDENCIALIDAD.- El Contador Público Colegiado, debe respetar la
confidencialidad de la información obtenida como resultado de sus relaciones
profesionales, y no debe revelar esa información a terceros, salvo que exista un
deber legal o profesional.
El Contador Público Colegiado, debe tomar todas las medidas necesarias para
asegurar que el equipo bajo su control y las personas de las cuales obtiene
asesoría o apoyo, respeten el deber de Confidencialidad.
5.- COMPORTAMIENTO PROFESIONAL.- El Contador Público Colegiado, debe
cumplir en forma obligatoria las leyes y reglamentos, y debe rechazar cualquier
acción que desacredite a la profesión.
El Contador Público Colegiado, debe ser honesto y sincero y no debe realizar
afirmaciones exageradas sobre los servicios que pueden ofrecer, las
calificaciones y méritos que posee, o la experiencia obtenida.
El Contador Público Colegiado, debe tratar a su Colega con consideración,
deferencia y manifestaciones de cortesía.
El Contador Público, debe colaborar con sus Colegas u otras personas en la
difusión de los conocimientos, para la consecución de un mismo fin.

TITULO I
DEL ALCANCE, APLICACIÓN Y NORMAS GENERALES DE ÉTICA
PROFESIONAL

El Código regula el ejercicio profesional del Contador Público Colegiado tanto en


forma independiente como en relación de dependencia, siéndole aplicable a
cualquiera que sea la forma que adopte su actividad profesional y/o la forma o
naturaleza de la retribución que perciba, en forma obligatoria. Asimismo, norman
las relaciones profesionales del Contador Público Colegiado con sus colegas de
profesión.
En el ejercicio profesional, el Contador Público Colegiado actuará con probidad
y buena fe, manteniendo el honor, dignidad y capacidad profesional, observando
las normas del Código de ética en todos sus actos.
El Contador Público Colegiado que actúe tanto en función independiente como
en relación de dependencia, asumirá responsabilidad profesional en relación a
sus informes, dictámenes, declaraciones juradas, etc., que estén refrendados
por él.
El Contador Público Colegiado tiene la obligación de guardar el secreto
profesional y de no revelar por ningún motivo los hechos, datos o circunstancias
de los que tenga conocimiento en el ejercicio de su profesión, excepto aquella
información requerida por las autoridades jurisdiccionales competentes por
mandato de la Ley.

TÍTULO II
DEL CAMPO DE LA PROFESIÓN

El Contador Público Colegiado en su condición de hábil, puede ejercer sus


actividades profesionales:
a) En relación de dependencia.
b) En forma independiente
El Contador Público Colegiado que ejerza sus actividades profesionales en
relación de dependencia deberá fomentar permanentemente la conciencia
tributaria de su empleador y, asimismo, mantenerse actualizado en los
conocimientos inherentes a las áreas del servicio profesional que presta.
El Contador Público Colegiado que ejerza en forma independiente la profesión,
no expresará su opinión profesional sobre los estados financieros o sobre
cualquier otra información financiera complementaria, si el examen de dichos
estados o información no ha sido practicado por él, o bajo su supervisión.
El Contador Público Colegiado no podrá realizar ningún tipo de trabajo de
auditoría o peritaje contable en las empresas en que haya trabajado como
contador, sino después de dos años como mínimo. Mientras dure su actuación
como Contador no podrá actuar como auditor.

TÍTULO III
DE LA RETRIBUCIÓN ECONÓMICA Y ANUNCIO DE SERVICIOS
PROFESIONALES

El Contador Público Colegiado deberá determinar con sus clientes o usuarios el


monto de sus honorarios, para lo cual deberá tener en cuenta las labores o
funciones a realizar, la responsabilidad que asume, la importancia de la empresa
y otros factores de acuerdo a las circunstancias, de manera que, por exceso o
por defecto, dichos honorarios no resulte lesiva a la dignidad profesional o sea
contraria a toda regla de justa compensación.
Consecuentemente, evitará toda controversia con sus clientes acerca de sus
honorarios.
Los Contadores Públicos Colegiados para la prestación de sus servicios, en
todos los casos, deberán suscribir un Contrato de Locación de Servicios
Profesionales, en el que deberá establecerse en forma expresa sus obligaciones,
responsabilidades, el monto de sus honorarios y la fecha en que deberán ser
pagados los mismos. Los honorarios profesionales deberán ser fijados con
arreglo al arancel mínimo aprobado por cada Colegio Regional (Departamental).

TÍTULO IV
DE LAS INFRACCIONES AL CÓDIGO DE ÉTICA Y SANCIONES

La inobservancia de lo normado en el Código de Ética Profesional constituye


infracción, la cual será sancionada de acuerdo con la gravedad de la misma, sin
perjuicio de lo expresamente tipificado como infracción en el presente Código.
El Contador Público Colegiado, cualquiera que fuera el campo en el que actúa,
es responsable de sus actos y considerado causante de una acción de
descrédito para la profesión.
Comete infracción grave el Contador Público Colegiado que valiéndose de su
función o cargo que desempeña, obtenga algún tipo de beneficio personal o a
favor de terceros en forma directa o indirecta.
El Contador Público Colegiado que infrinja el Código de Ética Profesional será
sancionado por el Colegio de Contadores Públicos de la respectiva Región
(departamento).
Para la imposición de sanciones se tomará en cuenta la gravedad de la infracción
cometida, evaluándola de acuerdo a la trascendencia que la falta tenga para el
prestigio y estabilidad de la profesión de Contador Público.
Según la gravedad de la falta cometida por el Contador Público, la sanción podrá
consistir en:
a) Amonestación verbal.
b) Amonestación escrita.
c) Suspensión temporal en el ejercicio de la profesión entre uno y veinticuatro
meses.
d) Expulsión y cancelación definitiva de la matrícula en el Registro del respectivo
Colegio de Contadores Públicos.
Las sanciones contenidas en el Código de Ética por las infracciones cometidas
son de carácter administrativo institucional, independientemente de las acciones
civiles y penales a que hubiere lugar.

TÍTULO V
DE LOS ORGANOS INSTITUCIONALES

Los Órganos Institucionales encargados de velar por el cumplimiento de las


Normas del Código de Ética profesional del Contador Público son:
a) El Comité de Ética Profesional.
b) El Tribunal de Honor.
c) El Consejo Directivo.
El Comité de Ética Profesional, es el órgano institucional encargado de evaluar,
calificar, investigar y resolver en primera instancia administrativa las denuncias
presentadas por infracción a las normas del Código de Ética Profesional.
El Tribunal de Honor, es el órgano institucional encargado de resolver los
recursos impugnativos de apelación interpuestos contra las resoluciones
emitidas por el Comité de Ética Profesional. Resuelven en segunda y última
instancia administrativa y sus resoluciones tienen el carácter de definitivas; no
siendo, en consecuencia, objeto de recurso impugnativo alguno.
El Consejo Directivo, es el órgano institucional encargado del cumplimiento de
las resoluciones expedidas por el Comité de Ética Profesional y el Tribunal de
Honor.

DATOS FINALES
El Código de Ética Profesional entra en vigencia a partir de la fecha de su
aprobación por la Asamblea General Extraordinaria de la Junta de Decanos de
Colegios de Contadores Públicos del Perú, quedando derogadas las normas del
Código del Ética Profesional anterior.
Los Colegios de Contadores Públicos Regionales (Departamentales) adecuarán
sus Estatutos y/o Reglamentos Internos a lo dispuesto en el artículo 54º del
Código de Ética Profesional.
La Junta de Decanos de Colegios de Contadores públicos del Perú, conformará
una Comisión Nacional de Ética y Ejercicio Profesional integrada por Tres (03)
Presidentes de los Comités Permanentes Normativos de Ética y Ejercicio
Profesional. Tendrán como función la difusión y supervisión del respeto y
cumplimiento de las normas del Código de Ética Profesional.

CONCLUSIONES.
1.- El Código de Ética Profesional del Contador Público Peruano, que se
encuentra vigente, contiene el marco conceptual que requieren los Contadores
Públicos Peruanos para identificar, evaluar y direccionar su actuación
profesional, dentro de un marco adecuado, ante la sociedad.
El Código de Ética Profesional del Contador Público Peruano, contiene un
conjunto de normas dispuestas en cincuentaynueve artículos, tres disposiciones
finales y una disposición transitoria, que tienen por objetivo, orientar la actuación
profesional, dentro de los marcos del honor, dignidad y capacidad profesional,
actuando con probidad y buena fe, en todos sus actos.
Además, de éste conjunto de normas dispuestas en el Código de Ética
Profesional del Contador Público Peruano, también se encuentra, un título
preliminar, incorporando los cinco principios fundamentales de la Ética
Profesional, dispuesto en la parte A del Código de Ética de la IFAC versión 2011.
2.- El Código de Ética de la IFAC vigente, está compuesto por tres partes:
En la Parte A, establece cinco principios fundamentales de la Ética Profesional,
proporcionando un marco conceptual para la aplicación de estos principios.
En las partes B y C, proporcionan algunos ejemplos de salvaguardas, que
podrían ser apropiados para aminorar las amenazas en el cumplimiento de los
principios fundamentales de la Ética de los Contadores Profesionales.
3.- Al haber emitido la IFAC su Código de Ética Profesional, en tres partes
diferenciadas, podemos distinguir:
Que la Parte A, se encuentra en forma equivalente en el Título Preliminar de
nuestro Código de Ética Profesional de la JDCCPP, ya que la misma, contiene
los cinco principios fundamentales de la Ética dispuesto por la IFAC, y además,
contiene las normas para el cumplimiento de estos principios.
Las partes B y C del Código de la IFAC, no contiene normas, solo considera
algunos ejemplos de salvaguardas a las amenazas de los principios éticos, por
lo que no se encuentran consideradas en el Código de Ética Profesional del
Contador Público Peruano, ya que nuestro Código genera normativas, de
acuerdo al sistema imperante en nuestro país, por lo tanto, no pueden formar
parte del Código de Ética propiamente dicho por razones obvias.
Las amenazas y salvaguardas del Código de Ética Profesional de la IFAC,
considerados en forma de ejemplos en las partes B y C de su Código del 2011,
vienen a ser recomendaciones y/o medidas preventivas aplicables en el ejercicio
de la profesión.
4.- La JDCCPP, debe disponer la difusión a nivel Nacional del Código de Ética
Profesional del Contador Público Peruano, la que debe estar a cargo y
responsabilidad de los Colegios regionales mediante la publicación en sus
respectivas páginas web, y conferencias a realizarse en todos los eventos
académicos profesionales locales, regionales y nacionales programados, y
charlas en la incorporación a los Colegios Profesionales de los nuevos
Contadores Públicos.
5.- La JDCCPP, debe disponer la difusión y conocimiento de todos los
Contadores Públicos del Perú, de las partes B y C del Código de la IFAC.,
conocido también como amenazas y salvaguardas a los principios éticos, para
que les sirva como material de consulta, mediante la publicación en sus
respectivas páginas web de todos los Colegios Departamentales o Regionales.