Vous êtes sur la page 1sur 6

UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE MÉXICO

Escuela Nacional Preparatoria


Plante1, “Gabino Barreda”

Literatura Mexicana e Iberoamericana


Ensayo “La identidad, la negación del mexicano”.

Alumno: Rizo Contreras Brandon Isaac


Grupo: 605
Profesora: Padilla Arriaga Leticia

CICLO ESCOLAR 2018- 2019


La identidad, la negación del mexicano.

La identidad es básica y fundamental para el ser humano, es la necesidad afectiva


de sentimientos cognitivos y activos, es decir”, “saber quién eres”, tener una imagen
general de sí mismo que pueda dar sentido a sus actos y a su vida en general. Las
identidades son hechas por la cultura, las tradiciones, la religión, la familia, la
comida, la lengua, y otros aspectos. A veces los entre el mismo país somos
semejantes pero muchas veces son distintos para cada grupo. La riqueza cultural
en México inapelable y reconocida en el mundo. Pero hay un problema que aún
prolifera a nuestros días, la identidad del mexicano. ¿Quiénes somos? ¿Cómo nos
vemos y sentimos ante el mundo?

La identidad mexicana no es unilateral, no esta formada por mirar a un solo


lado de sus raíces, si no, es bilateral y debe aceptar los hechos de su historia

La identidad según Erich Fromm es una necesidad afectiva (de sentimientos)


cognitiva (consciente de sí mismo y que personas diferentes) y activa (el ser
humano tiene que tomar decisiones haciendo uso de su libertad y su voluntad). El
mexicano ha nacido de la mezcla de culturas, de la ruptura de la prehispánica y el
intento de mezcolanza con lo que alguna vez fue lo que denominaban “civilización
occidental”.

La identidad es un sistema complejo que va de desde lo individual a formar


parte de un grupo que en su conjunto formarán una identidad nacional; es decir es
un proceso social de construcción, en donde los individuos se identifican y según
ciertas categorías culturalmente determinadas.

La identidad del grupo surge de sus propias raíces, de su personalidad, de


sus puntos fuertes y débiles. Las dos facetas de la identidad del grupo son la
finalidad y la pertenencia; la primera es esencial para que los individuos de un grupo
se reconozcan, la segunda es necesaria para experimentar una sensación de
seguridad.
Para Octavio Paz el mexicano se define como aquel que niega su pasado, lo
describe como una persona sin identidad, una persona que usa distintas máscaras
para afrontar una realidad. El ser mexicano se remite a los momentos de la
conquista hasta nuestros días, a las fiestas y tradiciones mexicanas.

“El mexicano no quiere ser ni indio, ni español. Tampoco quiere descender de ellos.
Los niega. Y no se afirma en tanto que mestizo, sino como abstracción: es un
hombre. Se vuelve hijo de la nada. Él empieza en sí mismo ". - Octavio Paz, El
Laberinto De La Soledad

Hay un sentimiento de inferioridad ante el mundo, un ejemplo de lo que


plantea Paz son los denominadas “pachucos”.

El pachuco es la unión dos culturas son esos mexicanos que han logrado
emigrar y alojarse al sur de los Estados Unidos, en ciudades como Los Ángeles. El
pachuco niega la sociedad de la que procede desprendido de su cultura tradicional
pero también a la norteamericana es un resentido social, pues no afirma nada, no
define nada. Así, no quieren vivir en México, pero tampoco aceptar el sistema
estadounidense.

Esa misma negación y el denominado malinchismo surgen desde tiempos


remotos a la conquista, donde se analiza la forma de actuar de los pueblos
indígenas:

Al llegar los españoles al nuevo continente, encontraron una civilización


perfectamente estructurada: Mesoamérica.

Mesoamérica era un poderoso conjunto de pueblos, naciones y culturas


autónomas, con tradiciones propias, exactamente como el Mediterráneo y otras
áreas culturales. Por sí misma Mesoamérica era un mundo histórico.

La civilización Mesoamericanas eran sinónimo de refinamiento de una


cultura altamente compleja y desarrollada, caracterizada por su una gran riqueza
cultural, tecnológica.
Con una gran variedad de pueblos indígenas, pueblos sometidos y
rivalidades que empezaban a desgarrarse entre sí. Una de las civilizaciones
Mesoamericanas más importantes fue la azteca que fue sumamente teocrática y
militar.

Estas características, junto con el complejo concepto del tiempo en el que


vivían de los aztecas, estos factores hacen al autor preguntarse si realmente
perdieron o se suicidaron con la llegada de los españoles a su tierra; otro factor
importante es la religión ya que, dentro de ésta, los dioses Tláloc, Tezcatlipoca,
Huitzilopochtli, Mixcóatl etc., contemplaron sin duda, la llegada del invasor; y
lograron ser sometidos.

La agricultura, el uso del maíz, el juego de pelota, y los sacrificios humanos,


eran rasgos característicos de todos los pobladores de Mesoamérica, los que le
daban cultura y sentido de pertenencia. Además, regidos por un sistema teocrático
militar. Un pueblo vulnerable que cedió ante las profecías el cual culminó con su
caída.

La impotencia de saber que un país como México fue conquistado y


estructurado al antojo de otros y que no somas capaces de defender lo que es de
nosotros, que cometemos errores como ser malinchistas, “El mexicano no quiere o
no se atreve a ser el mismo” (Paz 1950)

La identidad mexicana entonces, como parte fundamental de todo


mexicano forma parte de un complejo fin y mezcolanza de culturas que lo hacen
único, por el hecho de vivir en negación; pero al mismo tiempo dando un sentido
de pertenencia.
Bibliografía
1. Barceló Quintal, Rafael Ofelia (coord.) 2009, Extraños en tierra ajena:
migración, alteridad e identidad, siglos XIX, XX, XXI, México, Plaza y Valdés,298
p.
2. Cortés, Hernán. (2005). Cartas de relación (SC007). México: Porrúa.
3. Cruz, R. Sánchez, J. (productores) y Echeverría, N. (director) (1990). Cabeza de
Vaca [Cinta cinematográfica]. México: Coproducción México -España; IMCINE/
RTVE
4. Ramos, Samuel. (1934). El perfil del hombre y la cultura en México. México:
Espasa-Calpe.
5. Paz, O. (2004). El laberinto de la soledad. México: Fondo de Cultura
Económica.