Vous êtes sur la page 1sur 9

PRINCIPIOS DEL DERECHO TRIBUTARIO

DEFINICIÓN POTESTAD TRIBUTARIA


La Potestad Tributaria es entendida como aquella atribución reconocida en la
Constitución y en el resto del ordenamiento jurídico y que faculta al Estado y a los
diferentes niveles del Estado para establecer tributos.
La Constitución Política del Perú en su artículo 74º dispone que el Estado, al ejercer la
potestad tributaria, debe respetar los principios constitucionales de reserva de la ley,
igualdad, respeto de los derechos fundamentales de la persona y de no
confiscatoriedad. Asimismo, reconoce esta potestad tributaria a los Gobiernos
Regionales y los Gobiernos Locales para la creación de tasas y contribuciones dentro
de su jurisdicción, la misma que debe respetar los límites establecidos en la propia
Constitución.
PRINCIPIOS DEL DERECHO TRIBUTARIO
Tal como señalamos anteriormente, el artículo 74º de la Constitución señala que el
Estado, al ejercer la potestad tributaria, debe respetar los principios de reserva de la
ley, y los de igualdad y respeto de los derechos fundamentales de la persona.
Adicionalmente, señala que ningún tributo puede tener carácter confiscatorio.
Por lo tanto, entendemos que la Potestad Tributaria de la que goza el Estado no es
ilimitada, sino que la misma debe ejercerse en armonía con los principios tributarios
antes mencionados, según exponemos a continuación:
 Principio de Reserva de Ley
El Principio de Reserva de Ley se traduce en la obligación que tiene el Estado de crear
tributos sólo por ley o norma con rango de Ley. En igual medida, mediante una norma
con tal jerarquía normativa se crearán también los elementos constitutivos de la
obligación tributaria, tales como: el acreedor de la obligación tributaria, el deudor
tributario, el hecho generador de la obligación tributaria, la base imponible y la tasa
del impuesto.

 Principio de No Confiscatoriedad
Otro de los principios constitucionales a los cuáles está sujeta la Potestad Tributaria del
Estado es el Principio de No Confiscatoriedad de los tributos. Este principio informa y
limita el ejercicio de la Potestad Tributaria del Estado y, como tal, constituye un
mecanismo de defensa de ciertos derechos constitucionales, empezando, desde luego,
por el derecho de la propiedad, ya que evita que la ley tributaria pueda afectar
irrazonable y desproporcionadamente la esfera patrimonial de las personas.
Este principio es un parámetro de observancia obligatoria que nuestra Constitución
impone a los órganos que ejercen la potestad tributaria al momento de fijar la base
imponible y la tasa del impuesto. En ese sentido, el cumplimiento del principio de No
Confiscatoriedad supone la necesidad de que, al momento de establecerse o crearse
un tributo, con su correspondiente tasa, el órgano con capacidad para ejercer dicha
potestad respete exigencias mínimas derivadas de los principios de razonabilidad y
proporcionalidad.
Por lo anterior, podemos inferir que un tributo será confiscatorio en la medida que el
mismo absorba una parte importante del capital del contribuyente o de la fuente que
genera sus ingresos.
Por lo anterior, podemos inferir que un tributo será confiscatorio en la medida que el
mismo absorba una parte importante del capital del contribuyente o de la fuente que
genera sus ingresos.

Principio de Igualdad
El Principio de No Confiscatoriedad se encuentra directamente relacionado con el
Principio de Igualdad en materia tributaria o, lo que es el mismo, con el Principio de
Capacidad Contributiva.
Según el principio de igualdad, el reparto de los tributos ha de realizarse de forma tal
que se trate igual a los iguales y desigual a los desiguales, por lo que las cargas
tributarias han de recaer, en principio, donde exista manifestación de riqueza que
pueda ser gravada, lo que evidentemente implica que se tenga en consideración la
capacidad personal o patrimonial de los contribuyentes.
En resumen, según este principio la carga económica soportada por el contribuyente
debe guardar relación con la capacidad contributiva del mismo.

Respeto por los derechos fundamentales de la persona


La Constitución reconoce este derecho como un principio que limita la potestad
tributaria, por cuanto dicha potestad debe ser ejercitada respetando los derechos
fundamentales de la persona. En ningún momento una norma tributaria debe
transgredir los derechos de los que goza la persona.
Así, por ejemplo, la Potestad Tributaria debe ejercerse respetando el derecho a la
reserva tributaria, el derecho a la inviolabilidad de las comunicaciones, el derecho de
propiedad entre otros derechos inherentes a la persona reconocidos por nuestra
Constitución.
Definición de los tributos
Son prestaciones comúnmente en dinero que el Estado exige en ejercicio de su poder
de imperio sobre la base de la capacidad contributiva, en virtud de una ley y para
cubrir los gastos que le demanda el cumplimiento de sus fines.
Es definido además, como el vínculo jurídico ex lege que liga al hombre con su
sociedad y con el Estado, convirtiéndolo en una obligación principal de carácter
pecuniario (susceptible de generar una deuda), comprometiéndolo en la atención de
sus fines económicos y/o políticos-sociales a equilibrar la economía del Estado y
brindarle los recursos necesarios, permitiéndole el cumplimiento de sus fines y una
mejor redistribución de la riqueza, que por estas razones puede y debe ser exigido
coactivamente.

El Código Tributario y la clasificación los tributos


El Código Tributario rige las relaciones jurídicas originadas por los tributos, bajo esté
contexto nuestra legislación recoge la clasificación tripartita clásica de los tributos, por
lo que, dicho término comprende:
a) Impuestos
b) Contribuciones
c) Tasas las que a su vez comprenden los arbitrios, derechos y licencias.
El impuesto es el tributo cuyo cumplimiento no origina una contraprestación directa a
favor del contribuyente por parte del estado.
La contribución tiene como hecho generador beneficios derivados de la realización de
obras públicas o de actividades estatales.
La tasa tiene como hecho generador la prestación efectiva por el Estado de un servicio
público individualizado en el contribuyente. No es tasa el pago que se recibe por un
servicio de origen contractual. Las tasas, entre otras, pueden ser:
Arbitrios. - Son tasas que se pagan por la prestación o mantenimiento de un servicio
público.
Derechos. - Son tasas que se pagan por la prestación de un servicio administrativo
público o el uso o aprovechamiento de bienes públicos.
Licencias. - Son tazas que gravan la obtención de autorizaciones específicas para la
realización de actividades de provecho particular sujetas a control o fiscalización.

características del tributo


Obligatoriedad. - la obligatoriedad del tributo es una consecuencia que fluye de su
legalidad y de la causa; a partir de ello, derivará otras características del tributo como
la coactividad. El Estado en virtud de su poder imperativo la crea por ley y por la
consecuente competencia tributaria, la exige, incluso coactivamente.
La prestación es generalmente pecuniaria o monetaria. - sin embargo, nada impide
que determinadas obligaciones tributarias, puedan cumplirse en especie, porque de
esta manera también el sujeto activo estará percibiendo ingresos, cumpliéndose
igualmente el objetivo principal del tributo, cual es la obtención del recurso para el
estado, no alterando la estructura básica del tributo.
Nace en virtud de una ley. - se trata de una característica fundamental del tributo,
reflejado en la aforisma latina Nullum tributum sine lege, en virtud de la cual no podrá
existir tributo sin que una ley previamente así lo determine.
Coactividad. - como ya quedo indicado, toda norma emitida por el estado es de
cumplimiento obligatorio, en tal sentido, la ley tributaria atendiendo al objeto de esta,
ha puesto especial énfasis en esta característica, de tal manera que el estado puede y
debe exigir compulsivamente el cumplimiento de la obligación tributaria. Una vez
realizado el hecho imponible, y generada la obligación de pagar el tributo, el
contribuyente tiene la obligación de pagar la prestación debida, si no lo hace
voluntariamente o de grado, la administración tributaria hará que lo pague
forzadamente, en virtud, del procedimiento de cobranza coactiva.

fuentes del Derecho Tributario


Son fuentes del Derecho Tributario, aquellos medios que rigen la creación y aplicación
de normas jurídicas tributarias. En ese sentido, las fuentes pueden ser de aplicación
obligatoria (caso de la Constitución, las Leyes, Resoluciones de observancia obligatoria
emitidas por el Tribunal Fiscal) o pueden servir de referencia para los operadores del
derecho en la práctica tributaria (caso de la doctrina y resoluciones emitidas por el
tribunal fiscal que no constituyan jurisprudencia de observancia obligatoria).
Son fuentes del Derecho Tributario:
a) Las disposiciones constitucionales.
b) Los tratados internacionales aprobados por el Congreso y ratificados por el
presidente de la República.
c) Las leyes tributarias y las normas de rango equivalente
d) Las leyes orgánicas o especiales que norman la creación de tributos regionales o
municipales.
e) Los decretos supremos y las normas reglamentarias
f) La jurisprudencia.
g) Las resoluciones de carácter general emitidas por la Administración Tributaria.
h) La doctrina jurídica.

Son normas de rango equivalente a la ley, aquéllas por las que conforme a la
Constitución se puede crear, modificar, suspender o suprimir tributos y conceder
beneficios tributarios. Toda referencia a la ley se entenderá referida también a las
normas de rango equivalente.

principio de legalidad
Consiste en los elementos esenciales que deben estar contenidos en la Ley Tributaria,
en concordancia con lo dispuesto por el artículo 74º de la Constitución Política del
Estado y respetando la legalidad y la seguridad jurídica. Así se establece que sólo por
Ley o por Decreto Legislativo, en caso de delegación, se puede:
a) Crear, modificar y suprimir tributos; señalar el hecho generador de la obligación
tributaria, la base para su cálculo y la alícuota; el acreedor tributario; el deudor
tributario y el agente de retención o percepción, sin perjuicio de lo establecido en el
Artículo 10.
b) Conceder exoneraciones y otros beneficios tributarios.
c) Normar los procedimientos jurisdiccionales, así como los administrativos en cuanto
a derechos o garantías del deudor tributario.
d) Definir las infracciones y establecer sanciones.
e) Establecer privilegios, preferencias y garantías para la deuda tributaria.
f) Normar formas de extinción de la obligación tributaria distintas a las establecidas en
este Código.

Los Gobiernos Locales, mediante Ordenanza, pueden crear, modificar y suprimir sus
contribuciones, arbitrios, derechos y licencias o exonerar de ellos, dentro de su
jurisdicción y con los límites que señala la Ley.
Mediante Decreto Supremo refrendado por el Ministro de Economía y Finanzas se
regula las tarifas arancelarias.
Por Decreto Supremo refrendado por el ministro del Sector competente y el Ministro
de Economía y Finanzas, se fija la cuantía de las tasas.
En los casos en que la Administración Tributaria se encuentra facultada para actuar
discrecionalmente optará por la decisión administrativa que considere más
conveniente para el interés público, dentro del marco que establece la ley.
la unidad impositiva tributaria
La Unidad Impositiva Tributaria (UIT) es un valor de referencia que puede ser utilizado
en las normas tributarias para determinar las bases imponibles, deducciones, límites
de afectación y demás aspectos de los tributos que considere conveniente el
legislador.
También podrá ser utilizada para aplicar sanciones, determinar obligaciones contables,
inscribirse en el registro de contribuyentes y otras obligaciones formales.
El valor de la UIT será determinado mediante Decreto Supremo, considerando los
supuestos macroeconómicos. En el 2010 el valor de la UIT es de 3600 nuevos soles.

la obligación tributaria y sus elementos


La obligación tributaria, que es de derecho público, es el vínculo ente el acreedor y el
deudor tributario, establecido por ley, que tiene por objeto el cumplimiento de la
prestación tributaria, siendo exigible coactivamente.

La obligación tributaria es exigible:


1. Cuando deba ser determinada por el deudor tributario, desde el día siguiente al
vencimiento del plazo fijado por Ley o reglamento y, a falta de este plazo, a partir del
décimo sexto día del mes siguiente al nacimiento de la obligación.
Tratándose de tributos administrados por la Superintendencia Nacional de
Administración Tributaria – SUNAT, desde el día siguiente al vencimiento del plazo
fijado en el Artículo 29º del Código.
2. Cuando deba ser determinada por la Administración Tributaria, desde el día
siguiente al vencimiento del plazo para el pago que figure en la resolución que
contenga la determinación de la deuda tributaria. A falta de este plazo, a partir del
décimo sexto día siguiente al de su notificación.

formas de extinción de la obligación tributaria


1. Pago
Deuda Tributaria
La Administración Tributaria está facultada a exigir el pago de la deuda tributaria la
que está constituida por el tributo, las multas y los intereses, los que a su vez
comprenden; el interés moratorio por pago extemporáneo del tributo, los intereses
moratorios aplicables a las multas y el interés por aplazamiento y fraccionamiento de
pago en caso de haberlo.
Sujetos que pueden efectuar el pago:
El pago de la deuda tributaria debe ser efectuado por los deudores tributarios o en su
caso por sus representantes o por los terceros.
Los deudores directos
Es quien genera el hecho imponible y realiza el pago por el adeudo propio en calidad
de contribuyente.
Deudores responsables
Son los deudores solidarios, ya sea en calidad de representantes, sucesores a título
universal (por ser continuadores de la persona del causante), sucesores a título
particular y agentes de retención o percepción.
Terceros extraños a la realización del hecho imponible
Los terceros pueden asumir la carga tributaria, realizando su pago, salvo oposición
motivada del deudor tributario.
Imputación del pago
Se denomina imputación a la designación de una deuda a la que debe aplicarse el pago
realizado por el deudor que tiene varias obligaciones a favor de un mismo acreedor.
Tratándose de deudas tributarias estos pagos se imputarán en primer lugar al interés
moratorio y luego al tributo o multa de ser el caso, con excepción de lo dispuesto para
el caso de las costas o gastos.
Forma de pago
El pago de los tributos se realizará en la forma, lugar y plazos que señale la ley y el
reglamento, a falta de éstos la Resolución de la Administración Tributaria. Asimismo, el
pago se efectuará en moneda nacional, moneda extranjera en los casos expresamente
indicados, notas de créditos negociables y otros medios que señale la ley.

2. Compensación
Se entiende por compensación el medio extintivo por el cual si un contribuyente tiene
una deuda tributaria pendiente puede oponerle un crédito liquidado y exigible
derivado de conceptos pagados en exceso o indebidamente, extinguiéndose la
obligación. Esta figura se presenta cuando dos personas son respectivamente
acreedoras y deudoras una de otra. Las obligaciones se compensan por lo menos hasta
el límite de la menor de ellas, subsistiendo la mayor por el saldo restante.

3. Condonación
Nuestro Código Tributario vigente también contempla esta figura jurídica precisando
que únicamente opera por norma expresa con rango de ley. Excepcionalmente, los
Gobiernos Locales podrán condonar, con carácter general, el interés moratorio y las
sanciones (y no el tributo), respecto de los tributos que administren.

4. Consolidación
Es el medio por el cual se da por terminada la obligación tributaria y se configura
cuando se transfiere al Estado bienes sujetos a tributo, caso en el cual se consolida en
el fisco la calidad de acreedor y deudor. En este supuesto el sujeto activo no puede ser
deudor de sí mismo y la obligación se extingue.

5. Resolución de la Administración Tributaria


La obligación tributaria se extingue por Resolución de la Administración Tributaria
sobre deudas de cobranza dudosa o de recuperación onerosa que consten en las
respectivas Resoluciones de Determinación, Resoluciones de Multa u Ordenes de
Pago.

Deudas de Cobranzas Dudosa


De acuerdo con nuestro ordenamiento tributario deudas de cobranza dudosa son
aquéllas respecto de las cuales se han agotado todas las acciones contempladas en el
procedimiento coactivo de cobranza.

Deudas de Recuperación Onerosa


Deudas de recuperación onerosa son aquéllas cuyo costo de ejecución no justifica su
cobranza.