Vous êtes sur la page 1sur 3

UNIVERSIDAD CATÓLICA LUMEN GENTIUM

FACULTAD DE TEOLOGÍA

Literatura de San Pablo - Profr. Manuel González


Presenta: Carmona Aguirre Byron Yael, SCM
Tlalpan, D.F., 06 de septiembre de 2018

CUADRO COMPARATIVO DE LA CONVERSIÓN DE SAN PABLO


HECHOS 9, 1-20 HECHOS 22, 1-21 HECHOS 26, 1-23
Entretanto Saulo, respirando «Hermanos y padres, escuchad Agripa dijo a Pablo: «Se te permite
todavía amenazas y muertes la defensa que ahora hago ante hablar en tu favor.» Entonces Pablo
contra los discípulos del vosotros.» Al oír que les extendió su mano y empezó su defensa:
Señor, se presentó al Sumo hablaba en lengua hebrea «Me considero feliz, rey Agripa, al
Sacerdote, y le pidió cartas guardaron más profundo tener que defenderme hoy ante ti de
para las sinagogas de silencio. Y dijo: «Yo soy judío, todas las cosas de que me acusan los
Damasco, para que si nacido en Tarso de Cilicia, judíos, principalmente porque tú
encontraba algunos pero educado en esta ciudad, conoces todas las costumbres y
seguidores del Camino, instruido a los pies de Gamaliel cuestiones de los judíos. Por eso te pido
hombres o mujeres, los en la exacta observancia de la que me escuches pacientemente.
pudiera llevar atados a Ley de nuestros padres; estaba «Todos los judíos conocen mi vida
Jerusalén. Sucedió que, yendo lleno de celo por Dios, como lo desde mi juventud, desde cuando estuve
de camino, cuando estaba estáis todos vosotros el día de en el seno de mi nación, en Jerusalén.
cerca de Damasco, de repente hoy. Yo perseguí a muerte a Ellos me conocen de mucho tiempo
le rodeó una luz venida del este Camino, encadenando y atrás y si quieren pueden testificar que
cielo, cayó en tierra y oyó una arrojando a la cárcel a hombres yo he vivido como fariseo conforme a la
voz que le decía: «Saúl, Saúl, y mujeres, como puede secta más estricta de nuestra religión. Y
¿por qué me persigues?» El atestiguármelo el Sumo si ahora estoy aquí procesado es por la
respondió: «¿Quién eres, Sacerdote y todo el Consejo de esperanza que tengo en la Promesa
Señor?» Y él: «Yo soy Jesús, ancianos. De ellos recibí hecha por Dios a nuestros padres, cuyo
a quien tú persigues. Pero también cartas para los cumplimiento están esperando nuestras
levántate, entra en la ciudad y hermanos de Damasco y me doce tribus en el culto que asiduamente,
se te dirá lo que debes hacer.» puse en camino con intención noche y día, rinden a Dios. Por esta
Los hombres que iban con él de traer también encadenados a esperanza, oh rey, soy acusado por los
se habían detenido mudos de Jerusalén a todos los que allí judíos. ¿Por qué tenéis vosotros por
espanto; oían la voz, pero no había, para que fueran increíble que Dios resucite a los
veían a nadie. Saulo se castigados. «Pero yendo de muertos? «Yo, pues, me había creído
levantó del suelo, y, aunque camino, estando ya cerca de obligado a combatir con todos los
tenía los ojos abiertos, no Damasco, hacia el mediodía, medios el nombre de Jesús, el Nazoreo.
veía nada. Le llevaron de la me envolvió de repente una Así lo hice en Jerusalén y, con poderes
mano y le hicieron entrar en gran luz venida del cielo; caí al recibidos de los sumos sacerdotes, yo
Damasco. Pasó tres días sin suelo y oí una voz que me mismo encerré a muchos santos en las
ver, sin comer y sin beber. decía: "Saúl, Saúl, ¿por qué me cárceles; y cuando se les condenaba a
Había en Damasco un persigues?" Yo respondí: muerte, yo contribuía con mi voto.
discípulo llamado Ananías. El "¿Quién eres, Señor?" Y él a Frecuentemente recorría todas las

1
Señor le dijo en una visión: mí: "Yo soy Jesús Nazoreo, a sinagogas y a fuerza de castigos les
«Ananías.» El respondió: quien tú persigues." Los que obligaba a blasfemar y, rebosando furor
«Aquí estoy, Señor.» Y el estaban vieron la luz, pero no contra ellos, los perseguía hasta en las
Señor: «Levántate y vete a la oyeron la voz del que me ciudades extranjeras. «En este empeño
calle Recta y pregunta en casa hablaba. Yo dije: "¿Qué he de iba hacia Damasco con plenos poderes y
de Judas por uno de Tarso hacer, Señor?" Y el Señor me comisión de los sumos sacerdotes; y al
llamado Saulo; mira, está en respondió: "Levántate y vete a medio día, yendo de camino vi, oh rey,
oración y ha visto que un Damasco; allí se te dirá todo lo una luz venida del cielo, más
hombre llamado Ananías que está establecido que resplandeciente que el sol, que me
entraba y le imponía las hagas." Como yo no veía, a envolvió a mí y a mis compañeros en su
manos para devolverle la causa del resplandor de aquella resplandor. Caímos todos a tierra y yo
vista.» Respondió Ananías: luz, conducido de la mano por oí una voz que me decía en lengua
«Señor, he oído a muchos mis compañeros llegué a hebrea: "Saúl, Saúl, ¿por qué me
hablar de ese hombre y de los Damasco. «Un tal Ananías, persigues? Te es duro dar coces contra
muchos males que ha causado hombre piadoso según la Ley, el aguijón." Yo respondí: "¿Quién eres,
a tus santos en Jerusalén y bien acreditado por todos los Señor?" Y me dijo el Señor: "Yo soy
que está aquí con poderes de judíos que habitaban allí, vino Jesús a quien tú persigues. Pero
los sumos sacerdotes para a verme, y presentándose ante levántate, y ponte en pie; pues me he
apresar a todos los que mí me dijo: "Saúl, hermano, aparecido a ti para constituirte servidor
invocan tu nombre.» El Señor recobra la vista." Y en aquel y testigo tanto de las cosas que de mí
le contestó: «Vete, pues éste momento le pude ver. El me has visto como de las que te
me es un instrumento de dijo: "El Dios de nuestros manifestaré. Yo te libraré de tu pueblo y
elección que lleve mi nombre padres te ha destinado para que de los gentiles, a los cuales yo te envío,
ante los gentiles, los reyes y conozcas su voluntad, veas al para que les abras los ojos; para que se
los hijos de Israel. Yo le Justo y escuches la voz de sus conviertan de las tinieblas a la luz, y del
mostraré todo lo que tendrá labios, pues le has de ser poder de Satanás a Dios; y para que
que padecer por mi nombre.» testigo ante todos los hombres reciban el perdón de los pecados y una
Fue Ananías, entró en la casa, de lo que has visto y oído. Y parte en la herencia entre los
le impuso las manos y le dijo: ahora, ¿qué esperas? santificados, mediante la fe en mí."
«Saúl, hermano, me ha Levántate, recibe el bautismo y «Así pues, rey Agripa, no fui
enviado a ti el Señor Jesús, el lava tus pecados invocando su desobediente a la visión celestial, sino
que se te apareció en el nombre." «Habiendo vuelto a que primero a los habitantes de
camino por donde venías, Jerusalén y estando en oración Damasco, después a los de Jerusalén y
para que recobres la vista y en el Templo, caí en éxtasis; y por todo el país de Judea y también a
seas lleno del Espíritu Santo.» le vi a él que me decía: "Date los gentiles he predicado que se
Al instante cayeron de sus prisa y marcha inmediatamente convirtieran y que se volvieran a Dios
ojos unas como escamas, y de Jerusalén, pues no recibirán haciendo obras dignas de conversión.
recobró la vista; se levantó y tu testimonio acerca de mí." Yo Por esto los judíos, habiéndome
fue bautizado. Tomó alimento respondí: "Señor, ellos saben prendido en el Templo, intentaban
y recobró las fuerzas. Estuvo que yo andaba por las darme muerte. Con el auxilio de Dios
algunos días con los sinagogas encarcelando y hasta el presente me he mantenido firme
discípulos de Damasco, y en azotando a los que creían en ti; dando testimonio a pequeños y grandes
seguida se puso a predicar a y cuando se derramó la sangre sin decir cosa que esté fuera de lo que
Jesús en las sinagogas: que él de tu testigo Esteban, yo los profetas y el mismo Moisés dijeron
era el Hijo de Dios. también me hallaba presente, y que había de suceder: que el Cristo
estaba de acuerdo con los que había de padecer y que, después de

2
le mataban y guardaba sus resucitar el primero de entre los
vestidos." Y me dijo: "Marcha, muertos, anunciaría la luz al pueblo y a
porque yo te enviaré lejos, a los gentiles.»
los gentiles".»

OBSERVACIONES:
SIMILITUDES:
En las tres narraciones de la conversión de San Pablo hay elementos comunes que podemos
destacar, entre ellos:
a) Saulo perseguía a los cristianos.
b) Saulo se dirigía a Damasco para arrestar a los judíos respaldado por la autorización
del Sumo Sacerdote de los judíos.
c) Su conversión inicia con un resplandor proveniente del cielo que envolvió a Saulo y
a sus compañeros.
d) En ese resplandor, Jesús es quien se da a conocer y le da un cometido.
e) La misión del Saulo no solo es con los judíos sino también con los gentiles.

DIFERENCIAS:
a) Evidentemente, que el primer relato esté escrito en tercera persona y los otros dos en
primera persona, influye mucho en los detalles del contenido de la conversión. Los
escritos en primera persona tienen más elementos descriptivos, en cambio, el escrito
en tercera persona es más escueto.
b) Podemos vislumbrar fácilmente que, de acuerdo con el contexto, cada texto tiene
diferente destinatario: el primero a cualquier persona (por su índole narrativo), el
segundo a los judíos y el tercero claramente a los gentiles (por ello, Saulo menciona
explícitamente que Jesús le habló en hebreo, mientras que en el segundo no es
necesario pues es un discurso dirigido a judíos).
c) El segundo texto completa al primero. Lo podemos notar en la narración del éxtasis
de San Pablo, que está ausente en el primer texto, en donde queda clara la misión de
San Pablo dada por Jesucristo.
d) El segundo texto resalta más aspectos biográficos que los otros dos textos. Los datos
de su origen, quién fue su maestro y su educación judía corroboran esta afirmación.
e) En el tercer texto Pablo omite que quedó ciego después del encuentro con Jesús y
que, posteriormente, recuperó su vista. Asimismo, prescinde del papel de Ananías y
de su bautismo. En este texto enfatiza su misión como instrumento de Cristo.
f) Además, el tercer texto enlista las enseñanzas más importantes del cristianismo: el
perdón de los pecados, la conversión del hombre y la pasión, muerte y resurrección
de Cristo.