Vous êtes sur la page 1sur 56

Técnico en Montaje y Mantenimiento

de Instalaciones de Frío,
Climatización y Producción de Calor
CICLO FORMATIVO DE GRADO MEDIO
FORMACIÓN PROFESIONAL A DISTANCIA

5
Unidad

Calderas de pie

MÓDULO
Instalaciones de Producción de Calor
Título del Ciclo: TÉCNICO EN MONTAJE Y MANTENIMIENTO DE INSTALACIONES DE
FRÍO, CLIMATIZACIÓN Y PRODUCCIÓN DE CALOR
Título del Módulo: INSTALACIONES DE PRODUCCIÓN DE CALOR

Dirección: Dirección General de Formación Profesional.


Servicio de Formación Profesional y Aprendizaje Permanente.

Dirección de la obra:
Alfonso Gareaga Herrera
Antonio Reguera García
Arturo García Fernández
Ascensión Solís Fernández
Juan Carlos Quirós Quirós
Luis María Palacio Junquera
Manuel F. Fanjul Antuña
Yolanda Álvarez Granda
Coordinación de contenidos del ciclo formativo:
Javier Cueli Llera
Autor:
Javier Prado Ruiz

Desarrollo del Proyecto: Fundación Metal Asturias

Coordinación:
Javier Maestro del Estal
Monserrat Rodríguez Fernández
Equipo Técnico de Redacción:
Alfonso Fernández Mejías
Nuria Biforcos Fernández
Laura García Fernández
María Mera López
Diseño y maquetación:
Begoña Codina González
Alberto Busto Martínez
María Isabel Toral Alonso
Sofía Ardura Gancedo

Colección:
Materiales didácticos de aula

Serie:
Formación Profesional Específica

Edita:
Consejería de Educación y Ciencia
Dirección General de Formación Profesional
Servicio de Formación Profesional y Aprendizaje Permanente

ISBN: 978-84-690-8582-0
Depósito Legal: AS-05745-2007

Copyright:
© 2007. Consejería de Educación y Ciencia
Dirección General de Formación Profesional
Todos los derechos reservados.

La reproducción de las imágenes y fragmentos de las obras audiovisuales que se emplean en los diferentes documentos y soportes
de esta publicación se acogen a lo establecido en el artículo 32 (citas y reseñas) del Real Decreto Legislativo 1/2.996, de 12 de abril,
y modificaciones posteriores, puesto que “se trata de obras de naturaleza escrita, sonora o audiovisual que han sido extraídas de
documentos ya divulgados por vía comercial o por Internet, se hace a título de cita, análisis o comentario crítico, y se utilizan sola-
mente con fines docentes”.

Esta publicación tiene fines exclusivamente educativos.

Queda prohibida la venta de este material a terceros, así como la reproducción total o parcial de sus contenidos sin autorización
expresa de los autores y del Copyright.
5

Unidad
Calderas de pie

Sumario general

Objetivos ............................................................................................ 4

Conocimientos ..................................................................................... 5

Introducción ........................................................................................ 6

Contenidos generales ........................................................................... 6

Las calderas de pie............................................................................. 7

Los quemadores de gasóleo ............................................................... 12

Instalaciones de almacenamiento y alimentación................................ 33

Regulación de potencia...................................................................... 41

Resumen de contenidos ........................................................................ 45

Autoevaluación .................................................................................... 48

Respuestas de actividades. .................................................................... 50

Respuestas de autoevaluación .............................................................. 52

3
 Módulo: Instalaciones de Producción de Calor 

Objetivos

Al finalizar el estudio de esta unidad serás capaz de:

 Reconocer y diferenciar los distintos tipos de calderas de pie existentes, así como
sus características fundamentales.
Técnico en Montaje y Mantenimiento de Instalaciones de Frío, Climatización y Producción de Calor

 Reconocer los componentes que forman los quemadores e combustibles líquidos y


analizar su funcionamiento.

 Realizar las instalaciones de alimentación de combustible a quemadores previa in-


terpretación o diseño de los planos de montaje correspondientes.

 Resolver las averías más frecuentes que se dan en los quemadores de combustibles
líquidos.

4
5

Unidad
Calderas de pie

Conocimientos que deberías adquirir

CONCEPTOSS

• Calderas de pie.

• Quemadores de gasóleo.

• Circuitos de combustible, de aire y de control.

• Instalación de almacenamiento y alimentación

PROCEDIMIENTOS SOBRE PROCESOS Y SITUACIONESS

• Elección de la caldera y quemador más apropiados en función de las necesidades


planteadas por la instalación y los costes económicos.

• Comprobación, sustitución y/o reparación de componentes de un quemador de


combustible líquido.

• Diseño y montaje de la instalación de alimentación a un quemador de combustible


líquido.

• Puesta en marcha.

ACTITUDESS

• Evaluar la conveniencia o no de emplear calderas con quemadores de combusti-


bles líquidos frente a calderas de otro tipo, analizando y valorando las ventajas e
inconvenientes respectivos.

5
 Módulo: Instalaciones de Producción de Calor 

Introducción

Una de las ventajas que presentan las calderas murales es la de tener un volumen y un
peso reducido. A su vez, estas utilidades pueden limitar las posibilidades de incluir ele-
mentos relativamente voluminosos o pesados, condiciones que en ocasiones son necesa-
rias para obtener ciertos beneficios como, por ejemplo, una potencia elevada.

Las calderas de pie son equipos que incluyen estas prestaciones y que además poseen la
Técnico en Montaje y Mantenimiento de Instalaciones de Frío, Climatización y Producción de Calor

ventaja de poder funcionar con combustibles líquidos, sólidos y gaseosos.

Contenidos generales

En esta unidad didáctica describiremos los principales elementos de una caldera de pie,
su funcionamiento, tipos y características fundamentales.

6
5

Unidad
Calderas de pie

Las calderas de pie

En muchas ocasiones, las necesidades de calefacción o agua caliente sanita-


ria requieren la instalación de calderas de media o gran potencia que satis-
fagan estas exigencias. Las calderas murales, si bien presentan la ventaja de
tener un volumen y peso reducido, no son útiles en estos casos. En estas cir-
cunstancias se recurre a la instalación de calderas de pie o grupos térmicos.
¿Cuáles son sus principales características?

Caldera y grupo térmico son dos conceptos distintos. Con el término caldera nos
estamos refiriendo al cuerpo de la caldera en sí, con su correspondiente mueble y
sus elementos de regulación y medida (termómetro, termostato…). Sin embargo
cuando hablamos de grupo térmico estamos haciendo referencia al conjunto de
caldera y quemador, además del conjunto de accesorios imprescindibles para co-
nectar la instalación y permitir que funcione.

Aunque se trata de dos términos distintos, cuando en esta unidad didáctica nos refi-
ramos a las calderas de pie, salvo especificación concreta, nos estaremos refiriendo
a los grupos térmicos, es decir al conjunto formado por la propia caldera y el que-
mador que produce la llama.

Fig. 1: Grupo térmico.

7
 Módulo: Instalaciones de Producción de Calor 

Tipos de calderas de pie


Al igual que ocurría con las calderas murales las calderas de pie pueden disponer única-
mente de suministro de calefacción o también de suministro a ACS; en este último caso
se trata de calderas mixtas. Existen, a su vez, dos tipos de calderas mixtas: las de produc-
ción instantánea y las de acumulación.

o Calderas mixtas instantáneas


Al igual que ocurre con las calderas murales, en el caso de las calderas mixtas instantá-
Técnico en Montaje y Mantenimiento de Instalaciones de Frío, Climatización y Producción de Calor

neas de gasóleo el calentamiento se puede producir:

 Mediante serpentín, tal y como se muestra en la figura 2, elemento 17.

 A través de un intercambiador de placas, como se ilustra en la figura 3.

Fig. 2: Caldera mixta instantánea con serpentín. Fig. 3: Caldera mixta instantánea
1- Quemador de gasóleo 10-Termo hidrómetro con intercambiador de
2-Cuerpo de caldera 11-Termostato de caldera placas.
3-Válvula de tres vías 12-Termostato de seguridad
4-Embudo de descarga 13-Piloto bloqueo de quemador
5-Válvula de seguridad 14-Grifo de llenado de caldera
6-Termostato de mantenimiento 15-Circulador
7-Termostato de ACS 16-Depósito de expansión
8-Interruptor general 17-Intercambiador
9-Interruptor Verano-Invierno 18-Grifo de desagüe

8
5

Unidad
Calderas de pie

En estos equipos el agua calentado en el hogar se en-


vía, mediante una válvula de tres vías (figura 4), de
mando eléctrico o fluxostático, bien hacia el circuito
de calefacción o bien hacia el intercambiador de ACS.
Al igual que ocurre en las calderas murales siempre
tendrá preferencia la demanda de ACS.

En la figura 5 se muestra el circuito hidráulico de una Fig. 4: Válvula de tres vías.


caldera de pie mixta instantánea con intercambiador
de serpentín y válvula desviadora fluxostática. En la figura 6 el esquema eléctrico de con-
trol de esa misma caldera.

Fig. 5: Circuito hidráulico de caldera mixta instantánea.

9
Técnico en Montaje y Mantenimiento de Instalaciones de Frío, Climatización y Producción de Calor
 Módulo: Instalaciones de Producción de Calor 

Fig. 6: Esquema eléctrico de caldera instantánea.


A- Interruptor general G-Válvula fluxostática 3 vías
B-Termostato de mantenimiento H-Quemador
C-Termostato de calefacción I-Bomba de circulación
D-Interruptor Invierno-Verano J-Regleta de conexiones
E-Termostato de seguridad K-Termostato de ACS
F-Temporizador

La electrónica también ha llegado a las calderas de pie, de forma que en los últimos mo-
delos se han ido sustituyendo los componentes eléctricos por elementos electrónicos
como: sondas NTC, Potenciómetros, paneles digitales, etc. (figura 7).

Fig. 7

10
5

Unidad
Calderas de pie

o Calderas mixtas de acumulación


Como ya estudiamos en la unidad anterior, este tipo de calderas se caracteriza porque
mantienen caliente cierta cantidad de agua, lo que aumenta sus prestaciones en cuanto a
confort, aunque con las desventajas de tener un precio más elevado y presentar mayores
pérdidas térmicas debido el agua caliente acumulado.

En este grupo existen equipos con dos circuladores, uno para cada circuito tal y como se
muestra en la figura 8 (elementos 13 y 20) o con un solo circulador, que envía el agua
hacia el interacumulador o al circuito de calefacción según sea la posición de una
válvula de tres vías incluida en estas calderas.

1- Quemador de gasóleo
2-Cuerpo de caldera
3-Embudo de descarga
4-Válvula de seguridad
5-Termostato de ACS
6-Interruptor general
7-Conmutador Invierno-Verano
8-Termohidrómetro
9-Termostato de calefacción
10-Termostato de seguridad
11-Piloto de bloqueo de quemador
12-Grifo de llenado
13-Circulador de calefacción
14-Vaso de expansión
15-Grifo de desagüe
16-Purgador automático
17-Termómetro de ACS
18-Grupo de seguridad
19-Depósito acumulador
20- Circulador de ACS
21-Termostato de mantenimiento.

Fig. 8: Grupo térmico mixto de acumulación con doble circulador.

11
 Módulo: Instalaciones de Producción de Calor 

Los quemadores de gasóleo


Formando parte del grupo térmico se encuentra el equipo encargado de
mezclar en la proporción adecuada el comburente y el combustible, de
forma que se produzca una llama en el interior de la caldera con el fin de
calentar el agua que circula por ésta. ¿Nos estamos refiriendo a…?
Técnico en Montaje y Mantenimiento de Instalaciones de Frío, Climatización y Producción de Calor

Los quemadores son los encargados de producir la combustión que proporciona la


energía térmica necesaria para elevar la temperatura del agua que ha de calentarse en
la caldera.

En la figura 9 se ilustra un quemador me-


cánico o de tiro forzado. De una manera
muy simplificada se puede describir su fun-
cionamiento como sigue. El combustible, en
este caso gasóleo, se hace pasar por un pe-
queño orificio a una presión elevada de for-
ma que se pulveriza. Éste a su vez se mezcla
con aire introducido por un ventilador. La
combustión se produce al aplicar un arco
Fig. 9: Quemador mecánico.
eléctrico que provoca una llama.

El quemador está compuesto por una serie de elementos que, aunque varían según la
potencia, el modelo y el fabricante, coinciden en su finalidad. A continuación
describiremos estos elementos agrupándolos en tres circuitos diferentes: de combustible,
de aire y de control.

El circuito de combustible
Se puede considerar que el circuito de combustible comienza en realidad en el depósito
de almacenamiento, sin embargo, obviaremos esto de momento y pasaremos a analizar
exclusivamente los componentes integrados en el quemador.

12
5

Unidad
Calderas de pie

PROCESO EN EL CIRCUITO
CIRCUITO DE COMBUSTIBLE

En el quemador una bomba es la encargada de aspirar el combustible desde un de-


pósito y elevar su presión; después se hace pasar por una o varias solenoides (elec-
troválvulas) hasta llegar a un pequeño orificio o boquilla a través de la cual el
combustible sale pulverizado.

o La bomba
La bomba del circuito de
combustible en un quemador de
gasóleo es de engranajes y
autocebante; esto implica que
no es necesario llenar la tubería
de aspiración manualmente,
puesto que la propia bomba está
dotada para extraer el aire y
succionar el combustible.
Lógicamente han de respetarse
los límites de longitudes y
Fig. 10: Bombas de engranajes y autocebantes.
desniveles establecidos por el
fabricante para cada modelo.

En la siguiente figura se muestran datos para un quemador Roca. En la tabla se contempla


la utilización de 2 curvas en la línea de aspiración; en caso de emplear alguna más, cada
una de ellas restaría 0,3 m a Lm.

Fig. 11: Datos para quemador Roca.

13
 Módulo: Instalaciones de Producción de Calor 

Ejemplo

¿Cuál será el desnivel máximo del que podrá aspirar un quemador cuya línea de
succión es de 8 mm de diámetro, con una longitud de 29 m, si cuenta con 5 codos?

Ignorando dos de los codos empleados, ya que la tabla de la figura 11 los con-
templa directamente, la longitud Lm equivalente sería de:
Lm = 29+ (0,3 x 3) = 29,9 m  30 m
Técnico en Montaje y Mantenimiento de Instalaciones de Frío, Climatización y Producción de Calor

Para este valor de Lm y un diámetro de 8 mm, la altura máxima de aspiración


será de 0,5 m. En caso de que el desnivel entre el eje de la bomba y el extremo
inferior del tubo de aspiración supere esta distancia, deberíamos colocar un gru-
po de presión.
ctividad

¿Cuál será el desnivel máximo del que podrá aspirar un que-


1 mador cuya línea de succión es de 10 mm de diámetro con

a una longitud de 18 m, si cuenta con 5 codos?

Para evitar la entrada de impurezas hacia el quemador y la propia bomba, ésta incorpora
un filtro a su entrada. Hemos de tener especial precaución al quitar la tapa de la bomba
que oculta el filtro, ya que habitualmente existe una junta tórica que hemos de colocar
de nuevo tras la operación (figura 12); en caso contrario la bomba perdería estanqueidad
y el quemador no arrancaría.

Fig. 12: Tapa, filtro y junta tórica de la bomba.

14
5

Unidad
Calderas de pie

A su vez, con el objetivo de poder regular la presión del combustible y por tanto la
potencia del quemador, existe un regulador de presión que es accionado mediante un
destornillador (figura 13). Para conocer el valor de esta presión se coloca un manómetro
(figura 14) en la bomba; para ello es imprescindible disponer una toma adecuada.
Además de ésta, ha de haber otra toma que permita conectar un vacuómetro (figura 13)
con el fin de conocer el valor de la presión de aspiración; este dato resulta muy útil
cuando se producen algunos defectos de funcionamiento.

Fig. 13: Conexiones de instrumentos de Fig. 14: Manómetro.


medida en la bomba.

Un valor muy alto de depresión indica la existencia de filtros muy sucios,


válvulas cerradas o tuberías obstruidas, mientras que una depresión baja, cer-
cana a 0 cm Hg revela la entrada de aire en algún punto de la tubería de aspi-
ración. Son correctos valores aproximados entre -15 y -35 cm Hg.

Fig. 15: Tomas y partes de una bomba. 15


 Módulo: Instalaciones de Producción de Calor 

La bomba en los quemadores pequeños estará accionada por un motor eléctrico


generalmente monofásico que moverá también el ventilador, mientras que en
quemadores de potencia elevada puede disponer de un motor trifásico (figuras 16 y 17).
Técnico en Montaje y Mantenimiento de Instalaciones de Frío, Climatización y Producción de Calor

Fig. 16: Bomba accionada por motor monofásico. Fig. 17: Bomba accionada por motor trifásico.

En la figura 18 se muestra el corte de la bomba de un quemador Crono-L de Baxi-Roca.

Fig. 18: Corte de bomba.


1-Electroválvula
2-Regulador de presión
3-Conexión hacia la boquilla
4-Conexión de manómetro
5-Piñón excéntrico
6-Luneta
7-Corona
8-Conexión vacuómetro
9-Conexión de aspiración de combustible
10- Conexión de retorno al depósito
11-Eje de acoplamiento con el motor
ctividad

¿Que ocurrirá si al quitar la tapa de la bomba de un quemador,


2 la junta tórica, como la de la figura 12, se estira y posterior-

a mente no se ajusta a su asiento, o simplemente se pierde?

16
5

Unidad
Calderas de pie

o La solenoide
La solenoide es una electroválvula que
permite o no el paso de combustible cuando
se la excita con una señal eléctrica. Se
encuentra situada sobre la propia bomba o
en la línea de impulsión de combustible a la
boquilla.

En las figuras 20 y 21 puedes ver dos


solenoides distintas de un quemador Roca y
Lamborginni respectivamente, acopladas
directamente sobre la bomba de gasóleo.
Fig. 19: Solenoide.

Fig. 20: Solenoide (quemador Roca). Fig. 21: Solenoide (quemador Lamborginni).

Un quemador podrá tener una o más solenoides, según


el número de boquillas que posea. En la figura 22 se
muestran las dos solenoides correspondientes a un
quemador de doble boquilla.

Una manera rápida de saber si una solenoide está


energizada es colocar un destornillador sobre su eje;
Fig. 22: Solenoides en quemador
si el destornillador es atraído, esto indica que la bobina de doble boquilla.
está alimentada eléctricamente y que posee
continuidad; en caso contrario, o bien no le llega tensión a la bobina o está cortada.

Aunque la bobina esté excitada y en perfecto estado puede ocurrir que la solenoide no
abra el paso al gasóleo, lo cual sucede si el vástago que mueve el obturador está
bloqueado.
17
 Módulo: Instalaciones de Producción de Calor 

o La boquilla
Aunque todos los elementos que componen el quemador son necesarios, éste es uno de
los fundamentales, ya que se encarga de pulverizar la cantidad justa de combustible para
que se pueda encender la llama y ésta produzca la potencia requerida por la instalación.

Además de pulverizar el combustible, la boquilla también cumple el objetivo de


impulsarlo con un movimiento giratorio que facilite su mezcla de forma adecuada con el
oxígeno del aire, favoreciendo una buena combustión.
Técnico en Montaje y Mantenimiento de Instalaciones de Frío, Climatización y Producción de Calor

En la figura 23 se muestra una boquilla de la marca Danfoss. Debes saber que cada
fabricante aconseja la utilización de un modelo determinado según el diseño de sus
quemadores, con el fin de obtener el mayor rendimiento posible.

Fig. 23: Boquilla Danfoss.

Para lograr los cometidos anteriores las boquillas están formadas por los siguientes
componentes (figura 24):

1- Cuerpo con un orificio calibrado.


2- Cono con estrías.
3- Filtro.
4- Tornillo de bloqueo.

La boquilla debe dejar pasar la cantidad Fig. 24: Partes de una boquilla.
adecuada de combustible según la
potencia que la instalación necesita, como es lógico se cumple:

A más combustible > Potencia

Pero también es cierto que para un mismo orificio la cantidad de gasóleo que lo atraviesa
cambia según la presión a la que se impulsa:

A más presión > Cantidad de combustible > Potencia

18
5

Unidad
Calderas de pie

La potencia necesaria viene impuesta por el tipo de instalación (ACS o calefacción) y la


presión se regula en la bomba, por lo que es preciso buscar la relación adecuada entre la
potencia, la presión y el orificio a colocar, es decir la boquilla. Esto será sencillo de
lograr empleando las siguientes expresiones:

Expresión 1
Donde:

Pu (kcal/h) C: caudal de combustible que es necesario quemar


C (kg/h) =
P.C.I. ⋅ µ c Pu: potencia útil necesaria
P.C.I: poder calorífico inferior del gasóleo (10.200 kcal/kg)
µc: rendimiento de la caldera

Expresión 2
Donde:

Q2 P Q2: caudal que es necesario quemar a la presión de


= 2 funcionamiento del quemador (coincide con C (kg/h)
Q1 P1
de la expresión 1)
P2: presión de funcionamiento del quemador (bar)
Q1: caudal de la boquilla para una presión determinada
(7 bar)
P1: presión con la que se obtiene Q1 (7 bar)

En todas las boquillas el caudal Q1 viene marcado en varias unidades para una presión
de 7 bar, independientemente de cual sea el fabricante (figura 25).

Fig. 25: Equivalencias de presión Q1 para un valor de 7 bar.

Con el fin de facilitar los cálculos, existen tablas que ofrecen el caudal pulverizado según
la presión de funcionamiento (tabla 1).

19
 Módulo: Instalaciones de Producción de Calor 

Tabla 1: Caudal de combustible pulverizado en función de la presión.


Técnico en Montaje y Mantenimiento de Instalaciones de Frío, Climatización y Producción de Calor

Ejemplo

Halla la potencia que se obtendrá en una caldera con un quemador de gasóleo


de rendimiento 85% al que se le acopla una boquilla de 2 kg/h como la de la
figura. El quemador se ajustará para funcionar a una presión de 10 bar.

En primer lugar debemos hallar el caudal que saldrá por el orificio de dicha bo-
quilla al aplicarle una presión de 10 bar, para lo que empleamos la expresión 2 ,
en la cual conocemos Q1 (2 kg/h), P1 (7 bar) y P2 (10 bar), por tanto:

P2 10
Q2 = ⋅ Q1 = ⋅ 2 = 2,85 kg/h
P1 7

Ahora y según la expresión 1, la potencia que daría la caldera es igual a:


Pu = C ⋅ P.C.I. ⋅ µc = 2,85 ⋅ 10.200 ⋅ 0,85 = 24.709,5 kcal/h
ctividad

Determinar la potencia que se conseguirá al colocar en una


3 caldera de gasóleo, con rendimiento 90%, una boquilla de

a caudal 1,5 kg/h, teniendo en cuenta que la presión de funcio-


namiento será de 12 bar.

20
5

Unidad
Calderas de pie

ctividad
¿Qué ocurrirá si se coloca en un quemador una boquilla de
4 caudal excesivo, es decir, con la que se consigue una potencia

a muy superior a la necesitada por la instalación?

Además de seleccionar la boquilla por su caudal, también han de tenerse en cuenta las
recomendaciones del fabricante que, según el tipo de caldera, indicará cuáles son el
ángulo de pulverización y el cono de atomización más adecuados.

Como norma general son adecuados los siguientes ángulos de pulverización:

• 80° para potencias hasta 20.000 kcal/h.

• 60° para potencias de hasta 160.000 kcal/h

• 45° para potencias superiores.

En cuanto al cono de pulverización, éste se escoge en función del tipo de cabezal del
quemador y del hogar de la caldera. Existen tres tipos de cono de atomización o
pulverización (figura 26). Para quemadores con potencias hasta 100.000 kcal/h se
utilizan boquillas con cono lleno.

21
 Módulo: Instalaciones de Producción de Calor 

a) Cono lleno. b) Cono universal.

c) Cono hueco.

Fig. 26: Tipos de conos de pulverización.


Técnico en Montaje y Mantenimiento de Instalaciones de Frío, Climatización y Producción de Calor

Para conseguir el correcto funcionamiento del quemador, además de eligir la boquilla


adecuada, es imprescindible colocarla respetando las condiciones dadas por los
fabricantes según el modelo. Des no ser así, apuede suceder que con una boquilla
demasiado avanzada respecto al estabilizador (elemento analizado en el apartado
siguiente) se produzcan pulsaciones en el encendido (figura 27), mientras que el caso
contrario, boquilla retrasada, ocurre una mala combustión y la aparición de gotas de
combustible inquemado (figura 28).

Fig. 27: Boquilla avanzada. Fig. 28: Boquilla retrasada.

Como ejemplo, en las figura 30 y 31 se aprecian las distancias entre la boquilla, el


estabilizador y los electrodos para un quemador Roca, modelo Crono 2L.

Fig. 29: Distancias entre boquilla, estabilizador y electrodos.


22
5

Unidad
Calderas de pie

El circuito de aire
El circuito de aire o de comburente cumple la misión de suministrar el aire (oxígeno)
necesario para la combustión.

El aire entra por un hueco de aspiración impulsado mediante un ventilador. La superficie


de este hueco es variable, con el fin de poder ajustar la cantidad de aire que entra en
función del combustible quemado y de esa manera obtener una buena combustión.

Al objeto de evitar la entrada de aire cuando el quemador ha parado, produciéndose en


ese caso el enfriamiento indeseado del hogar de la caldera, algunos quemadores
incorporan una compuerta que abre o cierra mediante un pistón hidráulico conectado a
la bomba de gasóleo (figura 30).

Fig. 30.
El ventilador está alojado dentro de la envolvente del
quemador y es siempre de tipo centrífugo (figura 31),
aspirando el aire por el centro de rotación y expulsándolo
por su periferia hacia el cañón de combustión; su giro se
consigue mediante un motor eléctrico, que es el mismo que
mueve la bomba de combustible.

Además de impulsar la cantidad adecuada de aire, el


Fig. 31: Ventilador centrífugo.
ventilador debe vencer en algunos casos la resistencia del
circuito de humos de la caldera manteniendo la presión de aire necesaria para su
correcto funcionamiento. Ya que esta presión depende de la cantidad de combustible
quemado, los fabricantes han de suministrar la curva que relaciona el caudal de
combustible con la sobrepresión en la cámara de combustión. En la figura 32 puedes ver
una curva de este tipo, perteneciente a los modelos Crono de Baxi-Roca.

23
Técnico en Montaje y Mantenimiento de Instalaciones de Frío, Climatización y Producción de Calor
 Módulo: Instalaciones de Producción de Calor 

Fig. 32: Curva caudal-sobrepresión para módelos Crono de Baxi-Roca.

Una sobrepresión excesiva o menor de la deseada creará problemas de funcionamiento y


disminuirá el rendimiento de la caldera, por lo que tendremos que prestar mucha aten-
ción al cálculo y diseño de la chimenea, que afecta directamente a este parámetro.

Estas gráficas están obtenidas para unas características determinadas del aire, en este
caso para una temperatura de 20 oC y presión atmosférica igual a 1; en el caso de que el
quemador tenga que funcionar en condi-
ciones muy distintas, por ejemplo con
calentamiento del aire y/o aumento de la
altitud, será necesario aplicar coeficien-
tes de corrección.

Para medir la presión en la cámara de


combustión se podrá acoplar una columna
de líquido a la mirilla que todas las calde-
ras poseen para observar la llama en su
interior (figura 33).
Fig. 33: Acoplamiento de columna de líquido a mirilla.

El aire impulsado por el ventilador entra al


quemador por el cañón o cabezal de combustión (figura 34) donde se mezcla con el ga-
sóleo gracias al estabilizador o distribuidor, disco provisto de una serie de ranuras que
imponen al comburente un sentido de giro contrario al del combustible pulverizado.

24
5

Unidad
Calderas de pie

Recuerda que el rendimiento óp-


timo se consigue respetando las
distancias entre el estabilizador, la
boquilla y los electrodos, tal y co-
mo estudiamos anteriormente.

Cada modelo es regulado de forma


distinta y el fabricante se encarga
en todo caso de describir el proce-
Fig. 34. so a seguir, en la figura 35 se re-
presenta cómo regular el cañón de combustión (también llamado cabezal de combus-
tión) de un quemador SUN de Ferroli.

En este caso, girando el tornillo B se des-


plaza el cabezal, indicándose mediante
la varilla A su posición, que debe coinci-
dir con la que el fabricante indica para
un caudal de combustible determinado
(tabla 2).

Fig. 35: Regulación del cañón de combustión.

Tabla 2.
ctividad

La figura 32 indica la sobrepresión que ha de existir en la cá-


5 mara de combustión según el caudal de combustible quemado.

a Pero ¿cómo medirías esta sobrepresión en la práctica?

25
 Módulo: Instalaciones de Producción de Calor 

El circuito de control
El circuito de control es el encargado de encender la llama y mantenerla estable mientras
exista demanda de calor por parte de alguno de los circuitos alimentados por la caldera.

Son elementos de dicho circuito: el transformador de encendido, la fotorresistencia, el


termostato de regulación, el termostato de seguridad y la caja de control.

o El transformador de encendido
Técnico en Montaje y Mantenimiento de Instalaciones de Frío, Climatización y Producción de Calor

Cumple la misión de elevar la tensión de alimentación hasta un valor elevado (aproxi-


madamente 10.000 V) con el objetivo de lograr que salte un arco eléctrico entre los elec-
trodos de encendido. El primario se conecta a la tensión de red, mientras que el secunda-
rio está unido eléctricamente con los electrodos (figura 36).

Fig. 36: Transformador de encendido.

En la figura 37 se muestra el aspecto del transformador de un quemador Lamborghini. En


la figura 38 un detalle de cómo han de estar dispuestos los electrodos. Éstos son dos vari-
llas de acero inoxidable aisladas eléctricamente entre sí y del resto del quemador; deben
estar situados muy próximos para facilitar que el arco eléctrico salte entre ellos de forma
que se alcance la temperatura de ignición del gasóleo

Fig. 37: Transformador de quemador Fig. 38: Electrodos.


Lamborgihini.
26
5

Unidad
Calderas de pie

Como hemos comentado anteriormente, a cada


quemador le corresponde una distancia entre
electrodos determinada que habrá que respetar
para que el funcionamiento sea idóneo. En el ca-
so de quemadores con dos boquillas únicamente
existirá un par de electrodos que encenderán la
primera boquilla (Figura 39).

Fig. 39.
ctividad

¿Qué ocurrirá si en el transformador de encendido se corta uno


6 de sus devanados? ¿Cómo lo comprobarías?

a
ctividad

¿Qué sucederá al arrancar un quemador si los electrodos están


7 en contacto o excesivamente separados?

27
 Módulo: Instalaciones de Producción de Calor 

o La fotorresistencia
La fotorresistencia cumple la misión de comprobar la existencia o no de llama en el
quemador, emitiendo una señal que lo bloqueará cuando pueda estar saliendo gasóleo
por la boquilla y la llama esté apagada (ausencia de luz).

Aunque existen distintos tipos de fotorresistencias, en general podemos afirmar que éstas
consisten en una resistencia que cambia su valor según la cantidad de luz que recibe:
normalmente con luz (quemador encendido) la resistencia baja y en la oscuridad (que-
mador apagado) la resistencia se eleva.
Técnico en Montaje y Mantenimiento de Instalaciones de Frío, Climatización y Producción de Calor

La situación de la fotorresistencia será tal que permita a esta “ver” la existencia o no de


luz en el interior del hogar de la caldera y lo habitual es que esté situada próxima al ca-
bezal de combustión.

En la figura 40a puedes ver la situación de una fotorresistencia en un quemador Lamborghini


y en la 40b el aspecto externo de esa fotorresistencia una vez fuera de su ubicación.

Fig. 40a. Fig. 40b.

En las figuras 41a y 41b se muestran


otros dos tipos de fotorresistencias
diferentes a la anterior.

Fig. 41b.
Fig. 41a.

Para comprobar el estado de una fotorresistencia es necesario emplear un po-


límetro (escala de ohmios) y medir su resistencia exponiéndola a la luz y poste-
riormente tapándola, verificando en el primer caso una resistencia óhmica baja
y en el segundo una resistencia muy elevada.

28
5

Unidad
Calderas de pie

o El termostato de regulación
Mediante el termostato de regulación (figura 42), el usuario
escoge la temperatura máxima del agua dentro de la caldera,
parando el quemador cuando se alcance este valor. Si la calde-
ra es mixta tendrá dos termostatos, uno para la calefacción y
otro para el ACS. Fig. 42: Termostato de
regulación.

Este elemento puede ser un simple termostato de bulbo (figura 43)


que abre un circuito eléctrico al alcanzar la temperatura el valor
deseado, o en los modelos más modernos una sonda tipo NTC.

Fig. 43: Termostato


de bulbo.

o El termostato de seguridad
Cumple la misión de parar el quemador cuando por algún motivo el termostato de regu-
lación falla, impidiendo de este modo que la temperatura del agua alcance valores peli-
grosos.

El valor de tarado es fijo, rondando los 100 oC, y su rearme es manual, siendo necesario
quitar la tapa que lo protege para accionar el pulsador (figura 44).

Fig. 44: Pulsador.

29
 Módulo: Instalaciones de Producción de Calor 

o La caja de control
Es la encargada de activar o no los elementos que hemos visto hasta ahora según las seña-
les que le llegan de los termostatos y la fotorresistencia, por tanto controla el accionamien-
to del motor que mueve el ventilador y la bomba, la solenoide, el transformador, etc.

Las cajas de control poseen un pulsador para arrancar el quemador cuando por algún
motivo éste se ha bloqueado (por ejemplo: falta de combustible), eso sí, para que su ac-
cionamiento sea efectivo y el quemador se ponga en marcha es imprescindible esperar
unos segundos. Cuando el quemador se bloquea de forma continua es señal de que exis-
Técnico en Montaje y Mantenimiento de Instalaciones de Frío, Climatización y Producción de Calor

te algún tipo de anomalía.

Fig 45: Cajas de control.

Aunque su aspecto y funcionamiento puede variar de un fabricante a otro, todas están


fabricadas con circuitos y componentes electrónicos y actúan de forma muy similar para
arrancar y apagar un quemador, siguiendo las fases que se describen a continuación.

Prebarrido
Una vez que el termostato de la caldera y el ambiente (si existe) solicitan demanda de
calor, se pone en marcha el motor que mueve el ventilador. Durante unos segundos se
insufla aire en el hogar de la caldera para eliminar los posibles gases acumulados y así
poder con posterioridad encender con seguridad la llama.

Los modelos pequeños suelen disponer de una resistencia


precalentadora de combustible dotada de termostato, el cual,
al abrir un contacto, por haber llegado el combustible a la
temperatura adecuada, da una señal a la caja de control para
que ésta ponga en marcha el motor iniciando el prebarrido.
Esta función suele ser opcional y la podemos anular fácilmen-
te si las temperaturas no son muy bajas, basta simplemente
con poner o quitar un puente eléctrico situado en la caja de
control (figura 46).
Fig. 46.

30
5

Unidad
Calderas de pie

En cualquier caso es importante saber cuando arrancamos un quemador si la resistencia de


precalentamiento está conectada o no, ya que en el primer caso el quemador tarda algunos
minutos en arrancar y puede llevarnos a pensar que está estropeado.

Preencendido o tiempo de seguridad


En este periodo el transformador de encendido recibe tensión al mismo tiempo que se excita la
electroválvula. El combustible sale pulverizado a través de la boquilla y hay un tiempo de
segundos para la correcta formación de la llama. La fotorresistencia juega aquí un papel
importante ya que, al captar la luz de la llama, permite el funcionamiento del quemador, en caso
contrario lo bloquea.

Postencendido
La llama se estabiliza y el transformador de encendido se desexcita. Seguirá el funcionamiento en
tanto no haya un paro por termostato.

A continaución se representan esquemáticamente las fases de funcionamiento de un quemador.

FASE DE REPOSO

La electroválvula (8) permanece sin tensión. El


pistón (4) del regulador de presión (5) a través de la
fuerza ejercida por su muelle cierra el conducto (7)
hacia la electroválvula (8) y ésta a su vez hacia la
boquilla. El hidráulico del aire (9) cierra el paso de
aire del quemador.

FASE DE PREBARRIDO

Al arrancar el quemador, el combustible es aspirado


por la bomba (3) a través del conducto de aspiración
(1) y el filtro (2), siendo enviado al regulador de
presión (5) incorporado en la propia bomba y al
pistón (9) abriendo la capleta del aire. Tras realizar
un by-pass en el regulador, el combustible va hacia
el conducto de retorno (6) ya que la electroválvula
(8) se halla cerrada por estar desexcitada.

31
 Módulo: Instalaciones de Producción de Calor 

FASE DE ENCENDIDO CON PLENO RÉGIMEN

Tras 17 segundos aproximadamente de prebarrido,


se excita la electroválvula (8) y el combustible sale
pulverizado a través de la boquilla produciéndose el
encendido del quemador.
Técnico en Montaje y Mantenimiento de Instalaciones de Frío, Climatización y Producción de Calor

FASE DE PARO

Al paro del quemador, se desexcita la electroválvula


(8) obteniéndose de este modo un apagado neto de
la llama, al mismo tiempo que el pistón (4) del regu-
lador de presión (5) vuelve a su posición inicial
cerrando el conducto (7) y el hidráulico del aire (9)
cierra el paso de aire del quemador.

32
5

Unidad
Calderas de pie

Instalación de almacenamiento y alimentación

Como es lógico, para que una caldera provista de quemador de gasóleo


pueda funcionar éste ha de estar conectado a un depósito de combustible.

La instalación de dicho depósito debe cumplir la normativa correspondien-


te; en este caso además del Reglamento de Instalaciones Petrolíferas y muy
particularmente sus instrucciones técnicas MI-IP03 y MI-IP04, habrá que te-
ner en cuenta las posibles normativas autonómicas y municipales que pue-
dan existir.

Independientemente del tipo de depósito empleado (chapa de acero, polietileno de alta densidad,
plástico reforzado, etc.), de su emplazamiento (enterrado o en superficie) y del tipo de tuberías y
accesorios empleados; la instalación del quemador debe hacerse siguiendo las instrucciones que
el fabricante ofrece.

En la figura 47 se muestran varios depósitos de polietileno de alta densidad Rothalen


pertenecientes al fabricante Roth, los cuales pueden unirse entre sí, para aumentar la capacidad
de almacenamiento, mediante accesorios especiales (figura 48). En la página www.roth-spain.com
puedes encontrar más información.

Fig. 47. Fig. 48.

En la figura 49 se indican las partes fundamentales de una instalación de carga y almacenamiento


de gasóleo enterrada.

33
Técnico en Montaje y Mantenimiento de Instalaciones de Frío, Climatización y Producción de Calor
 Módulo: Instalaciones de Producción de Calor 

1- Boca de carga
2- Tubería de llenado
3-Tubería de aireación
4- Tubería de aspiración del quemador
5- Tubería de retorno del quemador
6- Depósito de chapa de acero
7- Válvula de esfera
8- Filtro de vaso
9- “T” de ventilación
10-Válvula de pie
Fig. 49: Instalación enterrada.

El primer condicionante a tener en cuenta a la hora de realizar la instalación es la disposición


del depósito respecto al quemador, ya que el depósito podrá estar situado por encima o por
debajo del quemador. Además hemos de decidir entre realizar una instalación de alimentación
monotubo o bitubo. Mientras que la primera, consistente en llevar un solo tubo desde el
depósito al quemador, es más sencilla y económica, la segunda, en la que se añade otro tubo para
retornar el gasóleo que no se quema, es la recomendada por los fabricantes.

En la figura 50 se representa una instalación


monotubo con el depósito por encima. En
este caso se tendrá en cuenta la máxima
altura de aspiración de la bomba del
quemador y el mayor desnivel permitido
entre el punto más alto y el quemador, que
en el ejemplo representado es de 4 metros. Fig. 50
Si la altura “H” es muy elevada, la bomba del
quemador no será capaz de aspirar el combustible y debe colocarse una bomba de trasiego
independiente. En cuanto al desnivel, si éste supera el valor recomendado por el fabricante, se
colocará una válvula reductora de presión para evitar dañar los retenes de la bomba del
quemador.

34
5

Unidad
Calderas de pie

En otras ocasiones el depósito estará situado por


debajo del quemador (figura 51), en cuyo caso
habrá que tener en cuenta la altura de aspiración,
y comprobar que la bomba del quemador es
capaz de succionar el combustible.

En estas instalaciones, dado que no existe tubo de Fig. 51.


retorno para el gasóleo que no se quema,
tendremos que activar el by-pass interior que la bomba del quemador incorpora y que suele venir
taponado de fábrica (el quemador viene preparado para funcionar en bitubo), para abrir el by-pass
basta generalmente con quitar un tornillo interno que actúa como tapón.

Si se realiza una instalación bitubo debe colocarse un tubo más por el que retornará el gasóleo
que no se quema. Tanto el tubo de aspiración como el de retorno serán habitualmente de cobre y
estarán introducidos en un tubo coarrugado para protegerlos mecánicamente; incluso en zonas
muy frías es recomendable aislar térmicamente los tubos mediante coquilla. Aunque el diámetro
del tubo a emplear dependerá del tipo de quemador y las dimensiones de la instalación, suele ser
adecuado un diámetro interior de 10 mm.

Al igual que en las instalaciones monotubo, el


depósito podrá estar por encima o por debajo
del quemador, y han de tenerse en cuenta,
según el caso, los distintos desniveles que
existen entre ambos (figuras 52 y 53).

Fig. 52.

Fig. 53.

Cuando se alimenten varios quemadores desde un


mismo depósito se deberán colocar tubos de
aspiración independientes para cada quemador,
pudiendo ser el de retorno común a todos ellos
(figura 54).

Fig. 54.
35
 Módulo: Instalaciones de Producción de Calor 

Para evitar que el tubo de aspiración se vacíe cada vez que el quemador se
para, lo que produciría un posible bloqueo de éste en la próxima puesta en
marcha, ha de colocarse una válvula de pie (figura 55) en el extremo que
queda sumergido en el depósito, separado unos centímetros del fondo para
evitar la entrada de las impurezas depositadas en el tanque. Esta válvula podrá
eliminarse en las instalaciones bitubo dejando el tubo de aspiración e
Fig. 55.
impulsión a la misma altura.

También en el tubo de aspiración, antes de la entrada del combustible al quemador se colocará


un filtro denominado de vaso (figura 56). Algunos de estos filtros poseen una carcasa
Técnico en Montaje y Mantenimiento de Instalaciones de Frío, Climatización y Producción de Calor

transparente (figura 57), lo que permite ver el grado de suciedad del filtro.

Fig. 56. Fig. 57.

Para facilitar la conexión del quemador a los tubos de aspiración y retorno (si lo hubiese), además
de para favorecer las labores de mantenimiento, se emplean latiguillos o manguitos.

También para ayudar en las labores de mantenimiento, o en caso de avería, es necesario colocar
una válvula de corte en el tubo de aspiración, que cierre la salida del gasóleo cuando los
latiguillos de alimentación se sueltan. Aunque en el tubo de retorno también puede ser útil, el
empleo de una válvula en este caso aporta ciertos riesgos, ya que si se pone en funcionamiento el
quemador con el retorno cerrado se pueden producir desperfectos en la bomba del quemador.

Cebado del quemador


Antes de poner el quemador en funcionamiento debe seguirse un protocolo similar al descrito a
continuación, con el fin de asegurar, además de una correcta puesta en marcha, su
funcionamiento adecuado.

36
5

Unidad
Calderas de pie

Verificaremos que el tubo de retorno hacia el depósito


no tenga ninguna obstrucción o llave cerrada. Recuerda
que un eventual obstáculo puede provocar la rotura del
retén situado en el eje de la bomba. Además el tubo de
aspiración debe ser completamente estanco. Para
comprobar esto, debemos cerrar el retorno de la bomba
(1) para posteriormente introducir aire a una presión de
aproximadamente 1bar (2). Mediante la colocación de
un manómetro (3) confirmaremos la existencia o no de
fugas comprobando si la presión se mantiene constante
(figura 58).

Verificaremos también que la llave o llaves situadas en


Fig. 58.
el tubo de aspiración estén abiertas y que el depósito
tenga combustible.

Para que la bomba pueda auto-cebarse es indispensable


aflojar el tapón del orificio conexión del manómetro
situado en la bomba (figura 59), o el manómetro si esta
instalado, para que pueda salir el aire del tubo de
aspiración.

Pondremos en marcha el quemador actuando sobre los


termostatos y el interruptor de encendido.

Fig. 59. Cuando el gasóleo empiece a salir por el tapón o por la


rosca del manómetro, la bomba ya está cebada. Pararemos
el quemador y apretaremos el tapón o el manómetro.

Ten en cuenta que el tiempo necesario para esta operación depende del diámetro y de la longitud
del tubo de aspiración.

Si la bomba no se ceba en la primera puesta en marcha y el quemador se ha bloqueado,


esperaremos unos 50 segundos para poder desbloquearlo y repetir la puesta en marcha y así
sucesivamente. Si hemos efectuado 5-6 tentativas de puesta en marcha, esperaremos 2-3 minutos
para que se enfríe el transformador.

Normalmente, las bombas salen de fábrica llenas de gasóleo. Si abrimos la


bomba, debemos rellenarla de gasóleo por el orificio donde se conecta el va-
cuómetro, sino se podría bloquear. También cuando la tubería de aspiración
supere los 20 m deberemos llenarla manualmente de gasóleo.

37
 Módulo: Instalaciones de Producción de Calor 

Es recomendable colocar un vacuómetro en la puesta en marcha y comprobar que la depresión es


menor de -35/-40 cm Hg; de superar esta depresión la bomba estaría trabajando excesivamente
forzada y su desgaste será mayor.

En la figura 60 se muestra la toma del vacuómetro en una bomba y en la figura 61 un vacuómeto


de rango 0 a -75cm Hg.
Técnico en Montaje y Mantenimiento de Instalaciones de Frío, Climatización y Producción de Calor

Fig. 61.
Fig. 60.
ctividad

¿Qué ocurrirá si colocamos una válvula de corte en la línea


8 de retorno de gasóleo y arrancamos el quemador con está

a válvula cerrada?

38
5

Unidad
Calderas de pie

Anomalías
En las siguientes tablas puedes ver las anomalías más habituales que se producen en un
quemador, así como sus posibles causas y soluciones, las que aquí se especifican son propias de
los quemadores TECNO de Roca, pero se pueden aplicar en general a la mayoría de los
quemadores de gasóleo.

39
Técnico en Montaje y Mantenimiento de Instalaciones de Frío, Climatización y Producción de Calor

40

Módulo: Instalaciones de Producción de Calor

5

Unidad
Calderas de pie

Regulación de potencia

Piensa en una caldera que alimenta la instalación de calefacción y ACS de


un edificio de varias plantas. En invierno, la demanda de calefacción y ACS
será alta y por tanto la potencia que la caldera ha de producir elevada. En
verano sin embargo, no hay necesidad de calentar las viviendas y además
parte de los vecinos estarán disfrutando sus vacaciones, con lo que bajará el
ACS consumida y con ello la potencia que ha de suministrar la caldera.

Puesto que la caldera ha de proporcionar toda la potencia necesaria en in-


vierno, al llegar el verano estará sobredimensionada para la demanda exis-
tente y trabajará en régimen de continuas paradas y arrancadas. Todo ello
concluye en la disminución del rendimiento de la instalación o, lo que es lo
mismo, aumenta el gasto de combustible innecesariamente.

Para evitar un gasto innecesario de combustible la potencia de las calderas debe ajustarse lo
máximo posible a la demanda instantánea; con este fin existen diversas soluciones técnicas.

El RITE en su instrucción I.T.1.2.4.1.2.3 Regulación de quemadores especifica


el tipo de regulación que obligatoriamente se debe adoptar según la potencia
de la instalación (tabla 3).

POTENCIA TÉRMICA NOMINAL


REGULACIÓN
DEL GENERADOR (KW)

P < 70 Una marcha o modulante

70 < P < 400 Dos marchas o modulante

P > 400 Tres marchas o modulante

Tabla 3.

41
 Módulo: Instalaciones de Producción de Calor 

Regulación TODO-NADA
Es el sistema más simple de regulación. Es propio de quemadores de pequeña potencia (una sola
boquilla) y consiste en parar o arrancar el quemador según las necesidades de la instalación
(figura 62).
Técnico en Montaje y Mantenimiento de Instalaciones de Frío, Climatización y Producción de Calor

Fig. 62.

Regulación TODO-POCO-NADA
Es el sistema propio de los quemadores con más de una boquilla. En éstos se van encendiendo las
distintas llamas según las necesidades de la instalación mediante los termostatos de cambio de
llama.

En un quemador de dos boquillas, por


ejemplo, el quemador funcionaría con una
llama entre los 90 y los 75 oC y con ambas
llamas por debajo de los 75 oC.

Para evitar arranques bruscos, no arrancan


ambas llamas a la vez sino que existe un
pequeño retardo para el encendido de la 2ª.

En la figura 63 se representan gráficamente


las etapas de arranque y funcionamiento de
un quemador de este tipo (a continuación
se incluye su explicación).

Fig. 63.
42
5

Unidad
Calderas de pie

 Para que se produzca la puesta en marcha, además de estar activado el interruptor


general que alimenta al quemador se ha de cerrar el termostato TL (90 ºC).

 A continuación se pone en marcha el motor y llega tensión al transformador de en-


cendido.

 La bomba aspira el combustible del depósito, pasa por el filtro y desplaza el pistón
que abre el registro del aire y efectúa el prebarrido con el caudal de aire de la llama.

 Posteriormente la electroválvula de la llama 1ª se abre. El combustible llega al fil-


tro de la boquilla, sale pulverizado y la chispa del electrodo de encendido encien-
de la 1ª llama.

 Después cesa la tensión eléctrica en el transformador de encendido. Si el termosta-


to TR está cerrado (temperatura menor a 75 ºC) ( o está sustituido por un puente), la
electroválvula de 2ª llama se abre, el combustible llega al filtro de la boquilla de
2ª llama que sale pulverizado y se enciende; a la vez desplaza el pistón que abre el
registro del aire para la 2ª llama. Finaliza de esta manera el ciclo de puesta en mar-
cha.

 Una vez finalizado el ciclo de puesta en marcha, el mando de la electroválvula 2ª


llama lo efectúa el termostato TR.

 Cuando la temperatura aumenta hasta la abertura de TR (75 oC) el quemador pasa


de 2 a 1 llama de funcionamiento.

 Cuando la temperatura desciende y se cierra TR el quemador pasa de 1 a 2 llamas.


Y así sucesivamente.

 El paro total del quemador se produce cuando la temperatura sube del valor regu-
lado en TL (90 oC).

Fig. 64.

43
 Módulo: Instalaciones de Producción de Calor 

Regulación modulante
La regulación modulante (figura 65) consiste en variar de forma continua la potencia
ofrecida por el quemador, es decir, que es posible encender una llama en cualquier pun-
to intermedio entre el mínimo y el máximo según sea la demanda de calor.

Lógicamente, además de regular la cantidad de gasóleo que se inyecta, también se varía


de forma proporcional el aire introducido.

Todo esto hace que estos quemadores sean más sofisticados y complejos requiriendo, en
cualquier caso, de una centralita electrónica de regulación.
Técnico en Montaje y Mantenimiento de Instalaciones de Frío, Climatización y Producción de Calor

Fig. 65

44
5

Unidad
Calderas de pie

Resumen

Tipos de calderas de pie Las calderas de pie pueden disponer únicamente de


suministro de calefacción o también ACS (calderas mix-
tas). Algunos modelos incorporan todos los elementos
necesarios para ser acoplados directamente al circuito
de emisores y ACS; a otros, se les deben añadir ciertos
componentes como: vaso de expansión, válvulas de
seguridad, intercambiadores, etc.

 Calderas mixtas instantáneas. En las calderas mixtas


instantáneas de gasóleo, el calentamiento de ACS puede
hacerse, al igual que en las calderas murales mediante
un intercambiador de placas o de serpentín. En estos
equipos el agua calentado en el hogar se envía hacia el
circuito de calefacción o, mediante una válvula de tres
vías, de mando eléctrico o fluxostático, hacia el inter-
cambiador de ACS. Como en las calderas murales siem-
pre tendrá preferencia la demanda de ACS.

 Calderas mixtas por acumulación. Estas calderas man-


tienen caliente cierta cantidad de agua, lo que aumenta
el confort, eso si, a costa de elevar el precio y las pérdi-
das térmicas por el agua caliente acumulado. En este
grupo existen equipos con dos bombas, una para cada
circuito o con una sola bomba que envía el agua hacia
el interacumulador o al circuito de calefacción según la
posición que ocupe la válvula de tres vías necesaria en
estas calderas.

45

 Módulo: Instalaciones de Producción de Calor 

Quemadores de gasóleo Los quemadores mecánicos o también quemadores de


tiro forzado son equipos que mezclan en la proporción
adecuada el comburente y el combustible (en este caso
gasóleo), produciendo una llama en el interior de la
caldera con el fin de calentar el agua que circula por
ésta.
Técnico en Montaje y Mantenimiento de Instalaciones de Frío, Climatización y Producción de Calor

En ellos el gasóleo pasa a través de un pequeño orificio


a una presión elevada, de forma que el combustible se
pulveriza mezclándose con el aire que un ventilador
introduce; al aplicar un arco eléctrico la llama se en-
ciende.

El quemador está compuesto por una serié de elementos


que varían según la potencia, el modelo y el fabricante,
aunque coinciden en su finalidad. A continuación se
agrupan en tres circuitos diferentes:

 Circuito de combustible. El gasóleo llega a una bom-


ba que se encarga de aspirarlo desde un depósito y
elevar su presión, pasa por una o varias solenoides
(electroválvulas) y atraviesa un pequeño orificio (bo-
quilla), saliendo pulverizado.

 Circuito de aire. El circuito de aire o de comburente


suministra el aire (oxígeno) necesario para la combus-
tión. El aire impulsado por el ventilador entra al
quemador por el cañón o cabezal de combustión,
donde se mezcla con el gasóleo gracias al estabiliza-
dor o distribuidor; éste es un disco provisto de una
serie de ranuras que imponen al comburente un sen-
tido de giro contrario al del combustible pulverizado.

 Circuito de control. Es el circuito encargado de en-


cender la llama y mantenerla estable mientras exista
demanda de calor por parte de alguno de los circui-
tos alimentados por la caldera.

46
5

Unidad
Calderas de pie

En el circuito de control se encuentran los siguientes


elementos:
• Transformador de encendido.
• Electrodos.
• Fotorresistencia.
• Termostato de seguridad.
• Termostato de regulación.
• Caja de control.

Instalación Para que una caldera provista de quemador de gasóleo


de almacenamiento y pueda funcionar, ha de estar conectada a un depósito de
alimentación combustible. La instalación del depósito ha de hacerse
de acuerdo a la reglamentación establecida al efecto:
además del Reglamento de Instalaciones Petrolíferas y
particularmente sus instrucciones técnicas MI-IP03 y MI-
IP04, han de tenerse en cuenta las normativas autonó-
micas y municipales que puedan existir.

Cebado del quemador: antes de poner el quemador en


funcionamiento, debe seguirse un protocolo, con el fin
de asegurar además de una correcta puesta en marcha
un funcionamiento adecuado del quemador.

Regulación de potencia La potencia de las calderas debe ajustarse lo más posible


a la demanda instantánea, apareciendo a tal fin varias
soluciones técnicas:

• Regulación todo-nada.
• Regulación Todo-poco-nada.
• Regulación modulante.
El RITE en su instrucción I.T.1.2.4.1.2.3 Regulación de
quemadores especifica el tipo de regulación que obliga-
toriamente se debe adoptar según la potencia de la ins-
talación.

47
 Módulo: Instalaciones de Producción de Calor 

Autoevaluación
1. ¿Podrá el quemador aspirar correctamente el gasóleo de un depósito situado tal y
como se representa en la figura? La línea de aspiración es de diámetro 8 mm y po-
see 5 codos. La capacidad de aspiración de la bomba que incorpora este quema-
dor puedes consultarla en la tabla de la figura 11 recogida en esta misma unidad
didáctica.
Técnico en Montaje y Mantenimiento de Instalaciones de Frío, Climatización y Producción de Calor

2. ¿Cómo podrías determinar que la línea de succión de un quemador se encuentra


obstruida?

3. Un vacuómetro colocado en la bomba de un quemador que está funcionando indica


una depresión de -20 cm Hg. ¿Cuál es la equivalencia de esa medida en bar?

4. En un quemador en el que estaba instalada una boquilla de 2 kg/h, funcionando a


10 bar, se coloca otra de 1,5 kg/h (por no disponer de una idéntica). ¿Será posible
con la nueva boquilla obtener la misma potencia si hacemos funcionar el quema-
dor a otra presión?

5. Al realizar el mantenimiento de un quemador observamos que el estabilizador


tiene restos de gasóleo sin quemar.¿A qué puede ser debido?

48
5

Unidad
Calderas de pie

6. Pon el nombre a las partes numeradas del siguiente quemador.

7. En las figuras siguientes está representado el proceso de comprobación de una


fotorresistencia. En vista de lo que señala el polímetro, según esté tapada o no la
fotorresistencia, ¿es correcto su funcionamiento?

8. En una vivienda se quiere instalar un sistema de calefacción por agua caliente me-
diante radiadores. Tras calcular, mediante un programa informático, la potencia de
los radiadores de cada local, los resultados son los siguientes:

Dormitorio 1 1.000 kcal/h Aseo 1 330 kcal/h

Dormitorio 2 960 kcal/h Aseo 2 419 kcal/h

Salón 3.200 kcal/h Ccocina 895 kcal/h

Calcula la potencia que ha de proporcionar la caldera de gasóleo que se vaya a


instalar (rendimiento 85%), así como la boquilla que se tiene que colocar en l/h, si
la presión de funcionamiento se va a ajustar mediante un manómetro a 10 bar.
(PCI 10.213 kcal/kg) (densidad 0,84 kg/l).

49
 Módulo: Instalaciones de Producción de Calor 

Respuestas Actividades
1. Ignorando dos de los codos empleados, ya que la tabla de la figura 11 los
contempla directamente, la longitud Lm equivalente sería de:

Lm = 19+ (0,3 x 3) = 19,9 m ≈ 20 m


Para este valor de Lm y un diámetro de 10 mm, la altura máxima de aspiración
será de 3,5 m.
Técnico en Montaje y Mantenimiento de Instalaciones de Frío, Climatización y Producción de Calor

2. En cualquiera de los dos casos la bomba perdería estanquidad y succionaría aire y


no gasóleo, por lo que el quemador no arrancaría.
Si no nos percatamos rápidamente de este detalle se deteriorarán los retenes de la
bomba, lo cual supone un problema serio.

3. En primer lugar debemos hallar el caudal que saldrá por el orificio de dicha
boquilla al aplicarle una presión de 12 bar, para lo que empleamos la expresión 2 ,
en la cual conocemos Q1 (1,5 kg/h), P1 (7 bar) y P2 (12 bar), por tanto:

P2 12
Q2 = ⋅ Q1 = ⋅ 1,5 = 1,96kg/h
P1 7
Ahora y según la expresión 1, la potencia que daría la caldera es igual a:

Pu = C ⋅ P.C.I. ⋅ µc = 1,96 ⋅ 10.200 ⋅ 0,9 = 17.992,8 kcal/h

4. Un exceso de potencia elevado hará que el quemador funcione en un régimen de


arrancadas y paradas continuas, al no ser capaz la instalación de absorber toda la
energía que ésta produce. Esto disminuirá el rendimiento de la instalación, es decir
aumentará el gasto de combustible innecesariamente, además de incrementar el
desgaste y averías del quemador.

5. El método empleado consiste en conectar un instrumento de medida de presión


(una columna de líquido por ejemplo) en el agujero que queda abierto al quitar la
mirilla de la caldera (figura 33).

50
5

Unidad
Calderas de pie

6. Al cortarse cualquiera de los devanados del transformador, no saltará el arco y por


tanto el quemador no arrancará, bloqueándose al finalizar el tiempo de seguridad.

Como un fallo en la placa integrada que controla el funcionamiento del quemador


puede causar el mismo efecto, tendríamos que comprobar si existe continuidad en
los devanados del transformador, mediante un polímetro en la escala de
resistencia.

7. Podría no saltar el arco. Si están en contacto, la corriente eléctrica pasará


directamente de un electrodo al otro y si están muy separados la resistencia
eléctrica del propio aire que los separa puede ser suficientemente elevada como
para impedir la circulación de intensidad y por tanto del arco.

8. Con la bomba en funcionamiento y la válvula de retorno de gasóleo cerrada se


estropeará la bomba. Por este motivo no se suele colocar válvula de corte en la
tubería de retorno.

51
 Módulo: Instalaciones de Producción de Calor 

Respuestas Autoevaluación
1. En primer lugar determinamos el desnivel entre el quemador y el depósito . En este
caso es igual a 3 m.
La longitud de la línea de aspiración es de 8 m.
Como cada codo equivale a 0,3 m de longitud
3 x 0,3 =0,9 m
Por tanto la longitud total de tubería será: 0,9 + 8 = 8,9 m
Según la tabla de la figura 11 para un desnivel de 3 m y un diámetro de 8 mm la
Técnico en Montaje y Mantenimiento de Instalaciones de Frío, Climatización y Producción de Calor

bomba sería capaz de succionar una longitud máxima de 8 m, cifra inferior a la


longitud real de la instalación, por lo que no podrá aspirar correctamente el
gasóleo.
Deberíamos rediseñar la línea de aspiración o colocar un grupo de presión
auxiliar.

2. Se podría determinar mediante la colocación de un vacuómetro en la toma


correspondiente de la bomba. En caso de existir una obstrucción o una válvula
cerrada en la línea de aspiración, el vacuómetro señalaría una depresión elevada,
por encima de 45 cm Hg.

3. Debes utilizar el factor de conversión adecuado. Piensa que el uso de unidades


diferentes es habitual, y varía según el modelo del instrumento de medida
empleado.
En este caso concreto: 1cm Hg = 0,133 bar y por tanto 20 cm Hg = 0,267 bar

4. En primer lugar debemos hallar el caudal que saldrá por el orificio de dicha
boquilla al aplicarle una presión de 10 bar, para lo que empleamos la expresión 2 ,
en la cual conocemos Q1 (2 kg/h), P1 (7 bar) y P2 (10 bar), por tanto:

P2 10
Q2 = ⋅ Q1 = ⋅ 2 = 2,85kg/h
P1 7
Como deseamos obtener el mismo caudal, con la nueva boquilla tendremos los
siguientes datos: P1= 7 bar; Q1=1,5 kg/h; Q2=2,85 kg/h y por tanto sólo nos queda
hallar el valor de la presión de funcionamiento, P2.

52
5

Unidad
Calderas de pie

Despejando P2 de la expresión 2 tendremos:

Q2 P2 P1 ⋅ Q 22 7 ⋅ 2,85 2
= P2 = = = 25,2 bar
Q1 P1 Q 12 1,5 2

Si bien en teoría para lograr la misma potencia bastaría con subir la presión hasta
25,2 bar, en realidad esa presión es excesivamente elevada para las bombas
empleadas en los quemadores, por lo que no sería viable la solución adoptada.

5. El motivo más habitual es que la boquilla esté retrasada respecto al estabilizador.


La distancia adecuada entre la boquilla y el estabilizador es diferente para cada
modelo y es un dato que ofrece el fabricante.

6. Los nombres de las partes numeradas son los siguientes:

Numeración Componente
1 Bomba de gasóleo

2 Solenoide

3 Caja del ventilador (voluta)

4 Caja de control

5 Latiguillo de aspiración

6 Cañón de combustión

7 Condensador de arranque del motor bomba/ventilador

7. La comprobación de la fotorressitencia indica que ésta actúa de forma adecuada.


Cuando está tapada, la resistencia es “alta” (circuito abierto), mientras que cuando
está destapada, la resistencia es “baja”.

53
 Módulo: Instalaciones de Producción de Calor 

8. La potencia útil necesaria será la suma de todas las potencias individuales.


Pu = 1.000 + 960 + 330+ 410 + 3.200 + 895=6.795 kcal/h
La potencia que debe suministrar la caldera será:

Pu
Pcaldera = Pabs =
µc
Técnico en Montaje y Mantenimiento de Instalaciones de Frío, Climatización y Producción de Calor

6.795
Pcaldera = Pabs = = 7.994,11 kcal/h
0,85

El caudal correspondiente a esa potencia será:

Pqabs
C= = 0,78 kg/h
PCI

Teniendo en cuenta que este caudal es el ha de salir por la boquilla cuando el


quemador esté en funcionamiento, ya disponemos de datos suficientes para hallar
mediante la expresión 2 el tarado de la boquilla.

P1 7
Q1 = Q 2 ⋅ = 0,78 ⋅ = 0,65 kg/h
P2 10

Como en el enunciado se pide el caudal de la boquilla en l/h, utilizando el valor


de la densidad del gasóleo y factores de conversión:

kg 1l
0,65 ⋅ = 0,47 l/h
h 0,84 kg

54
5

Unidad
Calderas de pie

Notas

55
Técnico en Montaje y Mantenimiento
de Instalaciones de Frío, Climatización y Producción de Calor