Vous êtes sur la page 1sur 499

DICCIONARIO

HISTORICO
DE LAS CALLES
DE SEV!LLA

A-K
DICCIONARIO
HI STO RI CO
DE LAS CALLES
DE SEVILLA

Sevi ll a, 1993
DICCIONARIO
HISTORICO
DE LAS CALLES
DE SEVILLA
TOMO I

Directores
ANTONIO COLLANTES DE TERAN SANCHEZ
JOSEFINA CRUZ VILLALON
ROGElJO REYES CANO
SALVADOR RODRIGUEZ BECERRA

Miembros del Equipo


JOAQUIN CORTES lOSE (Coordinador)
FATIMA BALLESTEROS SASTRE
EDUARDO CAMACHO RUEDA
AlIDA CARLONI FRANCA
MIGUEl CRUZ GIRALDEZ
JOSE MARIA LUJAN MURlllO
MARIA DEL CARMEN MEDINA SAN RQMAN
ANA REGUERA RAMIREZ
FRANCISCO SALGADO jlMENEZ
MARGARITA SERRANO SORIA

CONSE)ERIA DE OB RAS PUBLICAS Y TRANSPORTES EXCMO. AYUNTAMIENTO DE SEVILLA


Dirección General de Ordenación del Territorio Delegación de Cultura
Gerencia Municipal de Urbanismo
-
ABREV IATURAS UTILIZADAS EN EL TEXTO
.. '"
~ ~
, .\?ll;
~. '-
D.m.: distrito municipa1.
d.p.: distrito postal.
f. 6 fol.: fo lio.
h.: hacia
m.: metros.

'«",\",,0,,()C"
n.: nacido en
nUm.: numero
r.p .: referencia plano (en el tomo 111 de este Diccionario).
sec.: secció n (del Archivo Municipal de Sevilla).
s.: sig lo .
t.: tomo
v.: véilse (remi te a otro topónimo).

Inid,l/es de /05 ,wlores:


A .C. F.: Alicia Carian; Franca.
A.C.T.S.: Antonio Collantes de Terán Sánchez
'----
'.

A.R.R : Ana Reguera Ramfrez


C.M.: M.· Carmen Medina
E.C.R.: Eduardo Cam¡¡cho Ruedil
F.B.S.: Fátima Ballesteros Sastre
F.S.I.: Fr¡¡ncisco Salgado Jiménez
J.c. J.: Joaquín Cortés José.
¡.C.V.: Josefina Cruz Vi l lalón
¡.M.L.M.: José María Luján Murillo
M.c.e.: Miguel Cruz Giráldez
M.S.S.: Margarita Serrano Soria
R.R.C.: Rogelio Reyes Cano
S. R.B.: Salvador Rodríguez Becerra

e JUNTA DE ANDALUClA,
Consejerfa eJe Obras PtlIJIiC.lS y Tr,lllsporles
Coordina la Edición: Departamento de Publicaciones
e Excmo. AYUNTAMtENTO DE SEVILLA
Diseño y Maquetación: M I\NUEL AlONSO
Fotógr,lfos: EDUARDO BRIONES, JOSE CHACON,
AAIAUA TARIN, CARMEN MEO/NA, ANTONIO FAJARDO
\ EMILIO SAENZ
Fotocomposición: L.B. I\UTOEOIClON
fOlomecánica: FOTOLITO
Impresió n: EGONOI ARTES GRAnCAS
N.O Registro: JAOP 101-019-93
ISBN: Tomo 1: 84-8095-02 1-8.
Obra Completa: 84-8095-020-X
Depósito Legal: SE -969-1993 (1)

DICCIONARIO hiS1 ónco de las c.lllt"§ de ~Vill,ll Dirección Gene-


r~1de Orden.lción del Territario. I\yuot.lm,ento dI! Sevilla, Gerencia
de Urbanismo .' Sevilla: Conseiería de Ohras Publicas y Transl)OrteS.
1993.
Jv.;Nx34cm.
ISBN 84-8095-020-~ (o.c.)
J) F
Tomo I . 500 P . il.. ISilN 84-8095-021·8
Tomo 11 : 500 p: il. - ISBN 84 ·8095-022-6
Tomo 111 : Planimelffa.- 16411. : il.. plan .. ISBN 84-8095·023·4
1\. Calles Sevilla 2. H,sto(i~ L .... ndaluda. Dire<;ción General de
OrdenJción del Terrilario 11. Sevilla. Ayunlamienlo. Gerencia de Urba·
nismo 111 Andalucia, ConseJelfa de Obras PUblicas y Transpones. !!d.
s E v ] L L I A
, I

,'" ,,,Id; I

- IJtI ••
.:;-¡
'~ ,'--"'-.
l . ......:
1
La ciud,1d ha sido, en la trayectoria seguida por las culturas occidentales, el lugar de la
libertad, del progreso y de la creatividad humana en el m,is amplio sentido. Sin embargo
en el momento actu,1/, cuando la mitad de una Humanidad en rapidísima expansión vive
en asentamientos de es/a clase, empiezan ,1 ser mayoritarias mundialmente las manifesta-
ciones que presentan facetas hostiles del fenómeno urbano: pobreza, hacinamiento, con-
flictividad social, contaminación ambiental, etc, estrechamente Iig,1das también a las prin-
cipales aglomeraciones y ciudades.

En esta situación, las ciudades europeas siguen siendo avanzadilla del bienestar social,
aunque también se producen en ellas hechos que causan la reflexión de inquietud ante un
mundo más precario en todos sus territorios. El conocimiento del hecho urbano y la planifi-
cación en él sustentada han posibilitado, entre otras caUS,1S, que nuestras ciudades sean
ámbitos más estables y que conserven valores sociales tradicionalmente atribuidos a la cul-
tura y al modo de vida urbanos.

En este sentido, fa presente publicación proporciona fa base de sabiduría sobre Sevilla


que será, en el futuro, uno de los principales fundamentos de su buen gobierno. La ciudad
ha experimentado en los últimos años el cambio que la convierte en una gran aglomera-
ción o área metropolitana y será preciso entenderla en esa dimensión para gestionar sus
asuntos públicos. El Diccionario Histórico de las Calles de Sevilla contiene mucho más de
lo que su t[tu/o anuncia. Un trabajo de esta dimensión y calidad actualiza, clasifica yorde-
na conocimientos que, en la forma en que ahora son presentados, no se hab[an renovado
en un largo pedodo, ya que los principales calfejeros y gufas de la ciudad se re,1/izaron a
mediados del siglo pasado.

Se pone así al día una información imprescindible en la mism,1 etapa en que la ciudad
se dotó de un nuevo plan urbanístico general y realizó estructuras urb,1nas largamente
demoradas. Varias corporaciones municipales han perseguido este conjunto de objetivos
del que nos llega ahora la buena noticia de la consecusión de uno de los más amables, con
esta publicación. La Consejería de Obras Públicas y Transportes, que ha podido participar
en esta gran obra en la última fase de su producción y edición, se siente por ello especial-
mente agradecida al Ayuntamiento de Sevilla ya los cien¡(ficos que la han realizado.

Se cierra una etapa pero, como afortunadamente es ley de vida, se abre otra. Culmina el
esfuerzo por conocer la ciudad principal y aparece ante nosotros el nuevo reto del Area
Metropolitana; para abordarlo será necesario aunar el trabajo de todos, las instituciones,
los organismos públicos y la sociedad civil, de modo que en todo el nuevo ámbito real de
vida urbana en torno a Sevilla se afiancen las manifestaciones que en el conocimiento de
la ciudad y en su construcción efectiva, así como en el bienestar que gocen sus ciudada-
nos, sean las propias del buen hacer urbano que sigue caracterizando a Europa.

Jua n l ópez Ma rtos


Consejero de Obras Públicas y Transportes
La presente obra es fruto de una sistemática y paciente investigación llevada a cabo por
un equipo de profesionales cualificados en diversos campos informativos. Geogr,1fía y
Antropología, Historia, Literatura y Urbanismo se conjuntan para ofrecer ,11 lector la más
completa visión de las calles de Sevilla; ese espacio público de comuniC.1CiÓn y rel,1Ción,
por doncle discurre la historia y la vid,1 de fa Ciudad.

Los callejeros o guías de la Ciudad nos facilitan la localización de calles o plazas cons-
tituyendo un valioso instrumento de orientación pam no perdernos en su complejo entm-
mado urbano, sobre todo en el casco antiguo, tal vez el m,is extenso de Europa. El Diccio-
nario Histórico de las calles de Sevilla tiene una doble y paradójica utilidad. Tiene todo lo
preciso para constituir una guía práctica que nos impida perdernos, pero al mismo tiempo
nos invita a perdernos por Sevilla, observancia el aspecto exterior de sus C.15as y ediíicios
monumentales, el atractivo de patios y patinillos o el ,1mbiente de sus calles y plazas.

En Sevilla lo realmente importante no es ir o venir, sino permanecer deambulando en


ratos libres como un ejercicio de higiene psicológica que nos desintoxique de los apremios
y requerimientos que conlleva la vida moderna. Esta guía es ideal p.1r,1 perderse en el
recuerdo del pasado, amenizada con sucesos históricos O legendarios, como 105 que d,1n
nombre a las calles Susana, Hombre de Piedra o Cabeza del Rey Don Pedro. EJla nos ilus-
trará sobre el origen de antiguas denominaciones, para desvelarnos la identidad tal vez de
ese "Refator", HCronista Ho ~Alfaqueque~ que dejaron tan indeleble como escueta memoria,
o descifrar la clave de un persistente nomenclator popular en lugares como "la Campana H
,

"la Europa'~ "la Barqueta'~ o "la Venera".

Encontraremos en sus páginas referencias a antiguos gremios y mercados, conventos y


hospitales, a linajes que no desaparecieron sin dejar sutil memoria de los lugares donde
radicaron y que nos permitirán reconstruir el pasado de la Ciudad, encontrar explicaciones
a las dimensiones y formas de algunas manzanas y calles o a las transformaciones opera-
das, en cuanto a los cambios de uso, de aquellos edificios, para nloclific,1r su entorno
sociológico.

La documentadísima obra que presentamos nos informa también de las infraestructuras


y dotaciones municipales, tipos de edificaciones predominantes, así como de interesantes
aspectos económicos, sociales o Iite,.,rios referidos a las cafJes de una de las ciudades más
atractivas del mundo.

Perderse pues por Sevilla, auxili,ldos por el Diccionario histórico de sus calles, es
encontrarse con la propia Ciudad, con su pasado y presente, con su estética y poesía, con
su magia y todos aquellos valores que le dan tan acusada personalidad. El conocimiento de
todo este caudal de información nos convierte en privilegiados HCicerones de Sevilla.
H

Debo felicitar y agradecer a cuantas personas e instituciones han contribuido ilusiona-


damente a hacer realidad este importallle proyecto cultural, cuya iniciativa y patmn,1Zgo se
deben al Ayuntamiento de Sevilla y cuya edición corresponde ,1 la Consejería de Obras
Públicas y Transportes de la Junta de Andalucía.

Alejandro Rojas Marcos


AIe,llde de Sevi/fa
PROLOGO

Durante el siglo XIX se hicieron importantes aportaciones al conocimiento de


la historia local en Andalucía, hasta el punto de que no pocas de las obras enton-
ces editadas siguen siendo consultadas. Se ha avanzado mucho, ulteriormente,
en el conocimiento histórico de la región, unitariamente y resl>eclo de sus ciuda-
des y poblaciones, pero no ha continuado en nuestra centuria aquella linea de
interpretación integradora del conocimiento histórico de los principales núcleos
urbanos andaluces. Alguna institución provincial ha querido editar sistemática-
mente la historia de cada uno de sus municipios, por encargo; probablemente
estas publicaciones nunca cumplan el papel de aquellos otros trabajos nacidos
quizás de una erudición loca lista, pero también del sentimiento de realizar una
contribución significativa al conocimiento del lugar con el que un autor se identi.
fica. Una buena base de historias locales en un territorio como Andalucía, en el
que tan abundante es la ciudad pequeña y media, contribuiría poderosamente a
la profundización de la historia y la cultura andaluza en la misma manera en
que, según ha seña lado Georges Duby para su país, la multitud de tesinas y tesis
locales han hecho posible la magnífica Historia de la Franci" rural. Quizás los
recientes esfuerzos dedicados a la salvaguarda y catalogación de muchos archi·
vos municipales posibiliten la realización en Andalucía de esas historias locales
en un futuro próximo.

Los callejeros y guías urbanas forman parte de ese interés decimonónico por
la historia local , pero con un matiz específico que los adscribe casi exclusiva-
mente a las mayores poblaciones. En ello puede estar, al menos en parte, su
explicación. En esa etapa de su historia algunas de nuestras más importantes ciu-
dades sufren, como tantas otras en Europa, un proceso de expansión que las con-
solida en una nueva escala o dimensión urbana. Se desbordan abiertamente las
murallas, se incorporan espacios portuarios construidos como tales, el ferrocarril
y las primeras carreteras (de arrecife, según la terminología de la época), se abren
nuevas avenidas, paseos y espacios públicos ajardinados, y también los llamados
ensanches residenciales de mayor o menor desarrollo, zonas industriales, etc.

El acrecentamiento fí!:lit:o y la diversificación funciona l de la ciudad exigió,


probablemente, este género de literatura urbana, el callejero y la guía, que dedi·
can siempre una atención importante a la historia local, pero cuya misión princi-
pal puede haber sido la de poner a disposición de los ciudadanos loca les y foras-
teros el conocimiento necesario de un espacio físico cada vez más complejo y
dinámico. A este tipo de publicaciones estuvo asociada, frecuentemente, la edi-
ción de Jos primeros mapas o planos urbanos, referencia también obligada para
el mismo fin.

En relación a Sevilla, esta orientaciÓn de la historia local cu lmina en el perío-


do centra l del siglo, entre la primera obra de Félix González de León, Noticia his-
tórica del origen de fas caffes de Sevilla, de 1639, y la Explicación del plano de
Sevilla de Manuel Alvarez Benavides, aparecida en 1874. Todas las insistencias
posteriores en el mismo tema son de menor interés, en muchos casos verdaderas
copias con escasos añadidos, la mayoría de las veces meramente anecdóticos.

¿Qué razones explican y ava lan la aparición, actualmente, de este nuevo


callejero o Diccionario Histórico de las Caffes de Sevilla? En cierto modo las mis-
mas que las mejores realizaciones de la etapa anterior. En la segunda mitad de
nuestra centuria la ciudad ha crecido tanto que en, gran medida, resul ta descono-
cida para la mayoría de los ciudadanos; el interés por la historia urbana ha vuelto
a despertarse entre los estudiosos y nuevas fuentes de información han podido ser
consultadas; produciéndose, en conjunto, una auténtica innovación respecto a
los antecedentes mencionados.

Aunque en el período que comentamos Sevilla perdiera su condición mu ltise-


cular de ciudad principal entre las de la Península Ibérica, no es menos cierto
que en esta misma etapa cambia de rango urbano, pasando de ser un lugar pro-
vinciano a convertirse en una gran ciudad no sólo por el crecimiento físico y
poblacional, sino también por su nueva condición de capital metropoli tana y
regional y por el reforzamiento de sus cond iciones de accesibilidad que proba-
blemente implicarán, en el futuro inmediato, cambios sustantivos en la base eco-
nómica, y en la extensión de su área de influencia.

El actual interés por la historia urbana es común en toda Europa. A una etapa
de interpretación economicista del pasado ha sucedido el estudio de las mentali-
dades, de ciertos aspectos o enfoques de interés como el papel de la mujer en la
historia o el conocimiento del fenómeno urbano.

Se ha dicho que "la ciudad es el lugar de la historia"; esta generalización evo-


ca el papel que los principales centros urbanos han tenido en la vida de cada
pafs, al tiempo que llena de sentido el recorrer la ciudad reconociendo en cada
uno de sus edificios, calles, plazas, fuentes, árboles y puentes los episodios y per-
sonajes de su rica trayectoria histórica.

Los espacios públicos gozan, especialmente, de ese sentido, quizás por que
son el elemento común de la vida urbana. Los edificios particularizan las relacio-
nes con las sociedades que los utilizan; por el contrario, el que en los últimos
ocho siglos se haya mantenido en el mismo lugar público una actividad abierta a
todos como el mercado del jueves, muestra esa posibilidad de historia total que
tienen las calles, plazas y espacios abiertos y públicos de la ciudad. Quizás sea
esta la razón por la que Manuel Chaves Nogales evoca al niño Juan 8elmonte en
la misma calle Ancha de la Feria abriendo en ella los ojos a la diversidad del
mundo.

El Diccionario Histórico de fas Calles de Sevilla al igual que los antiguos


callejeros y guías, parte del topónimo para contar la historia de la ciudad. Es sabi-
do que los nombres de los lugares perduran a veces más que las circunstancias
que los originan, sean personas, rasgos físicos, actividades o atribuciones espiri-
tuales a determinadas localizaciones, convirtiéndose así en causa explicativa de
formas o funciones que no comprenderíamos sin su ayuda.

El topónimo urbano posee además connotaciones propias. Surgido inicial-


mente de aspectos de la vida cotidiana, su permanencia o su alteración adquie-
ren significados simbólicos a veces complejos en función de cómo se relacionan
los valores atribuidos a la localización y a la denominación: la historia de nuestra
plaza de San Francisco es buen ejemplo de ello.

Escribir un breve artículo de cada topónimo sevillano es sin duda una ardua
tarea. Algunos tienen una larga historia, llena de transformaciones y aconteci-
mientos, de referencias a personalidades, o están cargados de significado por su
relación con actividades, gremios, prácticas sociales y costumbres populares; han
sido descritos y evocados por escritores y poetas de distintas épocas, reproduci-
dos artísticamente en multitud de ocasiones; en sí mismos están repletos de
hechos de interés histórico y art ístico tales como grandes edificios o pequeños
deta lles que fácilmente pasan desapercibidos. No habrá resultado sencillo a los
autores de este Diccionario integrar todo ello en pocas páginas. En otros casos, la
mayoría, los topónimos urbanos tienen una explicación sencilla y poca informa-
ción más. La denominación de los barrios y calles recientes no se habra explica-
do hasta ahora y su proceso de formación es tan rápido y expansivo que toda su
trayectoria es la conversión del suelo rústico, sobre el que con frecuencia no hay
otras referencias que la de su propiedad y aprovechamiento productivo, en un
sector urbano reciente, lugar de acogida de personas y familias con muy poco en
común y sin que haya pasado el tiempo suficiente para Que la relación entre el
espacio físico y la sociedad Que lo habita haya producido hechos propios, dife-
rencia les.

En la medida en que cada espacio urbano, cada elemento de la ciudad conte-


nido como voz diferenciada en este Diccionario lo permite O requiere ha sido Ira-
tado globalmente, en un esfuerzo por describirlo Que, al igual Que en los antiguos
ca ll ejeros y guías, sigue el conocimiento directo del espacio en cuestión y una
secuencia diacrónica como hilo conductor, pero en el que se integran los aspec-
tos históricos, urbanísticos, socioeconómicos, antropológicos y literarios.

De este trabajo, Que ha necesitado más de una década para ser realizado por
un amplio equ ipo, verdaderamente pluridisciplinar, quedará no sólo el Dicciona-
rio, sino una nueva interpretación de la ciudad desde sus aspectos más básicos, a
partir del análisis de multitud de nuevas fuentes y también el orden de los male-
riales documentales, escritos e iconográficos consultados, entre ellos una impor-
tante colección de planos de la ciudad que hasta ahora se hallaba dispersa y mal
conservada.

Finalmente, es preciso destacar los aspectos instituciona les y personales Que


conlleva esta obra . la contribución de la Universidad de Sevilla, en sus profeso--
res y licenciados, como investigación de base, se ha producido durante el man-
dato de cuatro corporaciones municipales, sin desán imo y a pesar de no pocas
dificultades. En este sentido Quisiera resaltar la labor realizada por Quien durante
todo este tiempo ha sido concejal del Ayuntamiento de Sevilla Manuel Fernández
Flora nes, en su impulso inicial y, en la medida en Que ha participado en diversas
responsabilidades municipales, constante, así como la de los profesores Antonio
CoJlantes de Terán, Josefina Cruz ViJlalón, Rogelio Reyes Cano y Salvador Rodrí-
guez Becerra por la fortaleza y tesón que han tenido para que una investigación
tan duradera y dificultada por avatares institucionales, administrativos y profesio-
nales haya llegado a su brillante fina l con la presente edición.

Florencio Zoido Naranjo


INTRODUCClON

El origen de esta obra se remonta a 1981 , cuando el entonces teniente de


alca lde delegado de Estadística del Ayuntamiento de Sevilla, Manuel Fernández
Floranes, concibió el proyecto de promover, bajo el patrocinio municipal , la
redacción y publicación de una historia de las calles de la ciudad. Con objeto de
hacer realidad esta idea y concretarla en un plan de trabajo, convocó a los profe-
sores universitarios e investigadores Antonio Collantes de Terán Sánchez, l uis
Marín de Terán , Rogelío Reyes Cano, Salvador Rodríguez Becerra y Florencia
Zaido Naranjo, especialistas en diferentes áreas científicas. A lo largo de un año,
en numerosas reuniones de trabajo, llevaron a cabo una labor de reflexión y aná-
lisis sobre el proyecto, y debatieron y establec ieron los criterios científicos y
metodológicos de este Diccionario Histórico de las Calles de Sevilla, que hoy ve
la luz. Concepción y metodologra que se fueron perfilando y enriqueciendo en
arios sucesivos, en el curso de la realización de la obra , con la participación de
nuevos especialistas incorporados al equipo de trabajo.

Este Diccionario constituye el últ imo hito de una más que centenaria tradición
de obras que han tratado de aportar información sobre las calles de la ciudad. la
primera se remonta a 1839; es la Noticia histórica del origen de las calles de
esta ... ciudad de Sevilla, de Félix González de león, completada en 1844 con
Noticia artística, histórica y curiOS,1 de todos los edificios públicos, sagrados y
profanos, de esta ... ciudad de Sevill,l ... A raíz de la primera rotulación oficial del
viario de la ciudad, este autor publi caría en 1846 otra obra , limitada a los cam-
bios introducidos en el nomenclátor, Callejero general de Sevilla. Un ario antes,
en 1845, había aparecido el Callejero de Sevi/fa, de Moreno y Cálvez. En la
segunda mi tad de la misma centuria, Manuel Alvarez-Benavides publi ca dos
obras: Explicación del plano de Sevilla (1874) y El Práctico de Sevilla. (1876).
Esta última salió en fascículos, pcro el autor no pudo completarla. En la presente
centuria Santiago Montoto Sedas escribe Las calles de Sevilla (1940). Fina lmente,
José María de Mena publica Las calles de Sevilla, aprovechando, en parte, las
obras precedentes. Aparte de estos callejeros generales de la ciudad, también se
ha publicado uno específico de Triana, obra de Manuel Macias Mfnguez: rriana,
el caserío; calles, plaus, sitios y lugares (1982).

Cada una de estas obras posee rasgos propios, lo que, aún dentro de c iertas
características comunes, las hace diferentes entre sí. En general, en todas ellas se
presta atención especial y predominante a los topónimos y a su historia. Sola-
mente El Pr,ictico ... de Alvarez-Benavides va mu cho más allá, y da, además, una
imagen bastante completa de cada ca lle, introduciendo aspectos urbanísticos,
funcionales , aIras considerados anecdóticos por el autor, ete.
Concepción y elaboración

La presente obra ha sido concebida como el estudio de los espacios públicos,


de los espacios libres de la ciudad, en tanto que constituyen los elementos que la
conforman de modo más estable y perma nente. En rigor, espacio público y espa-
cio libre no son términos equ ivalentes, y las excepciones que se dan en Sevill a
quedarán puestas de relieve en las páginas de este Diccionario. Pero esta misma
obra encierra múltiples ejemplos de la tendencia de ambos conceptos a conver-
ger (nuevas vías abiertas por la iniciativa privada, que terminan convirtiéndose en
espacios públicos; callejuelas que se cierran y, a pesa r de la volu ntad muni cipal
de que mantengan su condición de públicas, acaban perdiéndola). De forma que,
en líneas genera les, se utilizan aquí como términos equivalentes.

Las obras antes mencionadas tuvieron como objetivo ofrecer al lector una
imagen de la ci udad en el momento en que fueron escritas. También este Diccio-
nario ha sido concebido con la finalidad de ofrecer una descripción de la ciudad
de nuestros días, la de los años ochenta, cuando se consolida su crecimiento
urbano y se estructura su territorio. Es ésta, pues, la hi storia de las ca lles de Sevi-
lla, de todas sus calles y no sólo las de su casco histórico, como era lógico que
hici eran los que la estudiaron en el pasado siglo, ya que Sevilla ha tardado en
salir de su espacio intramuros. Pero esta limitación se justifica menos en los auto-
res más próximos a nosotros, quienes han continuado circunscribiendo la historia
de las calles a las de la ciudad hi stórica.

En la radiografía que se desea dar de la ciudad actual se ha pretendido asimis-


mo realizar un estudio lo más completo posible de sus espacios públ icos: su
toponimia, su génesis y morfología, sus actividades económicas y su funcionali-
dad, así como los aspectos cu lturales, vivencial es, perceptivos e incluso anecdó-
ticos. Y siempre que ha habido lugar, se han puesto de manifiesto las relaciones
ex istentes entre algunos de los elementos o aspectos citados: entre toponimia y
actividades económicas, por ejemplo, en la calle Feria; entre morfología y funcio-
nes, como en la mayor parte de las plazas; entre toponimia y trazado, como en la
ca lle Siete Revueltas, por destacar sólo algunos de los casos más evidentes.

Pero junIO a la descripción de la ciudad actual , en esta obra se ha puesto tam-


bién especial énfasis, a diferencia de los callejeros precedentes, en otorgar un
fuerte protagonismo al pasado y, por tanto, a la dimensión histórica, al análisis
diacrónico de todos y cada uno de los elementos y aspectos estudiados, ya sea n
de carácter toponímico, único al que prestaron atención esos callejeros, como
morfológico o funcional. En estrecha relación con este objetivo, la obra fue con-
cebida desde el primer momento con propósito de originalidad , para lo cual se
ha hecho un esfuerzo de investigación y de análisis de fuentes documentales,
cartográficas y bibliográficas.

Dentro de la enorme variedad de aspectos que se pueden analizar en cada


calle, se creyó conveniente centrarse en los que aparecen más directamente
implicados en la configuración de un espacio público urbano: antropológicos,
geográficos, históricos, literarios y urbanrsticos. A estos efectos se constituyeron
otros tantos equipos de trabajo, en los que se han integrado distintas personas a
lo largo de estos años. En el de Antropología, dirigido por Salvador Rodríguez
Becerra, trabajaron Alida Carloni Franca, Francisco Carcía Ferrero y María del
Carmen Medina San Román. En el de Geografía, dirigido inicialmente por Floren-
cia Zoido Naranjo y luego por Josefina Cruz Villalón, lo hicieron Joaquín Cortés
José, María José García Jaén y José María Luján Murillo. El de Historia, dirigido
por Antonio Collantes de Terán Sánchez, estuvo formado por Fátima Ballesteros
Sastre, Eduardo Camacho Rueda y Francisco Salgado Jiménez. En el de Literatura,
dirigido por Rogelio Reyes Cano, se integraron Miguel Cruz Ciráldez y Margarita
Serrano Soria. El de Urbanismo estuvo dirigido, sucesivamente, por Luis Marin de
Terán, Antonio ConzáJez Cordón y Victor Pérez Escolano, y en él participaron
Manuel Barbadillo, María Teresa Pérez Cano, Monserrat Recasens, Ana Reguera
Ramírez y Mercedes Reguera Ramírez.
Durante seis años estos grupos llevaron a cabo una labor de investigación,
centrándose cada uno en las fuentes específicas de sus respectivas áreas, dentro
de los cuatro tipos que se consideraron básicos: fuentes documenta les, literarias,
cartográficas y gráficas. Una vez finalizada esta etapa, entre 1988 y 1990 se reali·
zó un trabajo de campo consistente en la observación directa y reconocimiento
de cada una de las calles y plazas, a partir de un esquema previamente fijado, a
fin de conocer sus características morfológicas y funcionales acluales. Esta fase se
hizo coincidir con la de redacción de la obra, para lo cua l la ciudad se dividió en
sectores, que fueron asignados a cada uno de los au tores, responsabilizándose
éstos de la redacción de sus calles y plazas, con la excepción de algunos topóni-
mos que, por su especial rel eva ncia, han sido redactados conjuntamente por
varios de ellos.

Pudiera pensarse que la ciudad evoluciona lentamente, y que sus cambios no


son apreciables a corto plazo. La experiencia ha permitido comprobar, por el
contrario, el alto grado de dinamismo y movilidad que se da tanto en la periferia
como en los espacios urbanos consolidados. Aunque también es posible que el
momento concreto en que este trabajo se ha realizado haya condicionado esta
apreciación. De un lado, el fuerte impulso que ha dado a la ciudad el Plan Gene-
ra l de Ordenación Urbana de 1987; de airo, la celebración de la Exposición Uni-
versal de 1992. El resultado ha sido que, aun con la voluntad de actualización
que se ha tenido en la fase fina l de este trabajo, e incluso durante la de impre-
sión, en el momenlo en que esle Diccionario ve la luz algunas de las intervencio-
nes urbanas más recienles no han podido quedar integradas en el mismo: apertu-
ra de nuevas aven idas, construcción o cambio de uso de ed ificios representati-
vos, transformaciones en la pavimentación o en el mobiliario urbano, etc.

Esta labor, desarrollada a lo largp de un período de tiem po, tan di latado, no se


ha limitado a la confección de este Diccionario... Fruto de ella ha sido también la
publicación de la obra Estampas sevillanas del Ochocientos (Sevilla, 1983), de la
que son autores Rogelio Reyes Cano y Miguel Cruz Giráldez; y de Planos de
Sevill,1. Colección histórica (1771-1918), carpeta de planos hi stóricos con un
estudio introductorio, realizada por Florencia Zoido Naranjo, María José Garda
Jaén y Joaquín Cortés José (2. i ed ., Sevilla, 1992). Además, los autores han ido
dando a conocer parte de la información en obras diversas y en reuniones cientr-
ficas: Antonio Collantes de Terán: "la red de mercados de abasto de Sevilla: per-
manencias y transformaciones (siglos XV y XVI)" Historia, Instituciones, Docu-
mentos, 18, (1991 ); Francisco Garda Ferrero: "Valor etnográfico de las 'Guías de
forasteros': el caso de Sevi lla u, en Antropología Cultural de Andalucía, S. Rodrí-
guez Becerra, ed., (Sevilla, 1984); Rogelio Reyes Cano: ~Entornos del Rinconcillo
(la calle Gerona)", P,1pefes del Rinconciffo, 4, (1987). Tambi én han hecho uso de
la documentación recopilada Lu is Marfn de Terán y AureJio del Pozo Serrano:
L05 pavimentos; un fragmen to de la historia urbana de Sevilla, (Sevilla, 1986); Y
Eduardo Mosquera y Marfa Teresa Pérez Cano: La .1rquitectura de los conventos
sevillanos (Sevilla, 1991).

Fuentes

El mayor esfuerzo investigador se ha centrado en el Archivo Municipal, donde


se encuentran los fondos documentales más valiosos para la finalidad de esta
obra. Se han consultado todas las secciones históricas, pero sobre todo las Actas
Capitulares, las de Plenos y Permanentes municipales, que se han leído sistemáti-
camente desde las primeras conservadas, correspondientes a la década de 1430,
hasta 1985. Para los cambios y las nuevas rotu laciones de los espacios públ icos
esta indagación se ha prolongado hasta las de 1990. En cuanto a los fondos de la
Sección Administrativa, entre otros los referidos a pavimentación, obras públicas
y de particulares, alineac iones, etc., dad o el volumen y c aracterfsti cas de la
documentación, varias series se han visto completas y en otras se han efectuado
algunos sondeos. Además se ha utilizado información procedente de aIras archi-
vos de la ciudad {Catedral , Arzobispal, Alcázar, Protocolos, Diputación, parro-
quiales, conventual es, Biblioteca Capitu lar y Colombina, ete.) y de otros lugares
(Archivo Histórico Nacional, Biblioteca Nacional, A rchivo de Si mancas).

Otro de los fondos consultados ha sido el de la Hemeroteca Municipal, mu y


importante por lo que se refiere a publicaciones periódicas sevillanas de los
siglos XIX y XX. Del sigl o pasado se han consu ltado El Porvenir, La Anda/ucía, El
Progreso, La I/ustración Artística, La Bética, La Revolución Española, El Alabarde-
ro y E/ Noticiero Sevillano. Para el actual, El Liberal, El Correo de Anda/ucfa y
ABe, éste último en años alternos, sa lvo la sección "Casco Antiguo", de Abel
Infanzón, que se ha visto completa, por el interés de la información que ofrecía.

También se ha procedido a extraer la información significati va contenida en


las numerosas guías que se han venido publicando desde el pasado siglo, entre
las que destaca la serie de G6mez Zarzuela. Ofrecen datos de in terés para el
conocimiento de los espacios públicos y de los edificios. Son especialmen te
va liosas las ediciones más antiguas. La relación de todas ellas puede encontrarse
en la bibliografra.

Se ha recogido también la rica información que la literatura sumin istra sobre


los espacios urbanos de la ciudad, tanto en lo que los textos literarios suponen de
percepción rea lista o simbólica de las ca lles como en su va lor puramente testi-
monia l y documental, como fuentes in formativas que complementan la visión de
otras áreas de conocimiento . A este respecto se ha atendido tanto a las obras lite-
rarias españolas que recogen la topografía y los ambientes sevillanos, especia l-
mente relevantes en los textos del Siglo de Oro y en el costumbrismo decimonó-
nico, como a los libros de au tores y viajeros extran jeros que proliferan a partir de
la época romántica. También se han extrafdo bastantes datos de las visiones Ifrí·
cas de la ciudad, propias de la literatura con temporánea, desde la s "teorías" sobre
Sevi lla que genera el 98 a las sembla nzas poéticas de los autores del 27 y de
nuestro tiempo. En algunas ocasiones la información se limi ta a la indicación de
la obra en que aparece una determ inada ca lle o espacio urbano. En otras muchas
se insertan aquellos pasajes en prosa o en verso más significativos para su carac-
terización. Con frecuencia los fragmentos proceden de textos periodfsticos de
valor literario, muy abundantes en la prensa de la primera mitad del siglo XX.

Simultáneamente a este trabajo sobre fuentes documentales y literarias. se ha


procedido a un reconocimiento de la cartografía general de la ciudad que se ha
conservado. Como es sabido. el primer plano en el sent ido moderno de la ex pre-
sión, con reprod ucción a escala, donde se representa no sólo el conjunto de la
población sino también sus al rededores. y con un gran detalle toponímico - aun-
que no exento de errores-. fue el realizado por Francisco de Coelho. en 1771,
bajo el mandato del asistente Olavide, por cuyo nombre es comúnmente conoci-
do. A partir de esta fecha se confeccionaron otros que han ido recogiendo el cre-
cimiento y cambios en la estructura viaria de la ciudad. Parte del trabajo de
investigación ha consistido en el anál isis pormenorizado y sistemático de esta
cartografía. procediendo a la identificación entre toponimia y espacio urbano, a
la detección de cambios morfológicos (aperturas de pasajes y nuevas calles, desa-
parición de espacios públicos, alineaciones del via rio •... ) y, sobre todo. a identifi-
car sobre el plano las pautas y fases de la expansión urbana.

Toda esta labor sobre los distintos tipos de fuentes se ha completado con la
lectura de una amplia bibliografía especia lizada. En el repertorio que se incluye
en esta obra se han recogido, preferentemente. además de las obras citadas den-
tro del Diccionario, las guías y callejeros de la ciudad, y los estudios sobre histo-
ria urbana, por estimar que atañen de modo específico a los objetivos de esta
obra. No se ha considerado necesario citar las de consul ta de interés general que
en muchas ocasiones han servido pa ra verificar informaciones sobre las calles.
Tampoco se han incluido los autores. títulos y ediciones de textos literarios
manejados, que van ci tados en la redacción de cada topónimo. ya que su rela-
ción alargaría innecesariamente el repertorio bibliográfico.
Por tratarse de un diccionario, se ha obviado una excesiva pormenorización
en las citas arch ivísticas y bibliográficas. Con relación a las primeras, dado que la
mayor parte de los documentos proceden del Archivo Municipal, en las citas refe·
ridas a éste se ha suprimido la indicación del Archivo, que sí se incluye en las res·
tantes. En las bibliográficas, como se ha seña lado antes, todos los títulos que en la
redacción de los topónimos aparecen abreviados se incluyen en la bibliografía.

Como puede suponerse, esta labor de investigación ha generado una impar·


tante base de datos, recopilados y clasificados en función de los fines propuestos.
Este fondo, que se encuentra depositado en el Archivo Mun icipal a disposición
de fuluros investigadores, cuenta con unas 30.000 fichas de topónimos; en torno
a 3.500 carpetas·archivadores, cada una de las cua les contiene toda la informa·
ción obtenida del correspondiente topónimo, debidamente clasificada; un archi·
va de unas 3.000 imágenes (fotografías, dibujos, grabados, pinturas, planos, etc),
originales o en reproducciones en distintos soportes, algunas adquiridas expresa·
mente; además, se ha recopilado la más completa serie de planos de la ciudad,
originales o en reproducciones, en distintas escalas.

También se encargaron una serie de trabajos específicos que complementaron


la labor del equ ipo. El inventario de las barriadas de promoción publica fue reali-
zado por Antonio Fajardo de la Fuente; el de pinturas, dibujos y grabados de los
espacios publicas sevillanos, por José Fernández López y Enrique Val di vieso; los
textos literarios aparecidos en la prensa literaria fueron recogidos por José Cenizo
Jiménez; y aspectos antropológicos de la Sevilla actual, por Francisco Javier Esca-
lera Reyes, junto con aIras miembros del equ ipo.

Esquema general de la obra

La obra se ha concebido como diccionario de los topónimos de la ciudad,


tanto de los actuales como de los ya desaparecidos. Como se ha indicado más
arriba, es la primera vez que en una obra de esta naturaleza se incluye la descrip-
ción de los espacios publicos de toda la ciudad, desde los del casco histórico
hasta los de la periferia de más reciente formación.

El punto de referencia en este Diccionario son los topónimos actuales. Junto a


éstos se recogen nombres históricos ya desaparecidos así como denominaciones
populares o arbitrarias dadas a determinadas calles situadas en zonas de reciente
formación o marginales, de las que no consta rotulación oficial alguna .

El vocablo más común para designar los espacios públicos es el de calle. De


ahí que ésle sea usado como sinónimo de vía publica, y se denom ine ca llejero al
conjunto de esos espacios libres. La calle aparece perfectamente delimitada en la
ciudad histórica y en los sectores urbanos donde predomina la edificación com-
pacta o en manzana, y constituye el espacio libre, de tránsito, cuya linealidad
queda marcada por las fachadas de las edificaciones colindantes entre sí. En
cambio, en los sectores de periferia donde predomina la edificación abierta,
constituida por bloques exen tos, la ca lle, como ámbito lineal de relación, se pier-
de, y el espacio jurídicamente público y el de carácter privado se confunden en
térm inos físicos y planimétricos.

Algunas vías reciben una denominación diferente a la de calle, en función de


características genéticas, morfológicas o funcionales. Cuando se encuentra cerra-
da por construcciones en uno de sus extremos se le llama barreduela o adarve, y
en el uso popular calfejón, y a veces callejuela. Son muchas las barreduelas que
se conservan en el casco histórico como herencia de la ciudad medieval, pero
tampoco son infrecuentes en la periferia. Una característica peculiar de las barre-
duelas es que sus edificios poseen numeración correlativa, mientras que en las
ca lles el sistema es numerar con los pares una acera y con los impares la opuesta.
También hay una reglamentación establecida para el origen de esta numeración
en cada vía, y es que se comienza a partir del extremo más próximo a la calle
José Gestoso, que se consideraba, incorrectamente, e l centro geográfico de Sevi-
lla cuando este sistema se impuso. En la periferia unas veces se olvida esta norma
y otras es difícil de establecer.

El pasaje constituye un tipo de calle con características genéticas propias. Se


da este nombre a aque llas vfas abiertas en el casco hi stórico, en los siglos XIX y
XX, cuya finalidad era romper grandes manzanas, sobre todo a partir del proceso
desamort izador, cua ndo se urbanizan terrenos pertenecientes a instituciones reli-
giosas. Generalmente, la apertura de un pasaje se debe a la inic iativa privada,
que es la que urban iza el sector, y después de un período más o menos largo
pasa a propiedad municipal. Por extensión se ha seguido utilizando esta denomi-
nación, incorporada al topónimo oficial (Pasaje de los Seises, Pasaje de l Ateneo,
etc.), en ope raciones de apertura de calle, e n algu nos casos techadas, e n la zona
comercial de la ciudad.

La avenida no posee siempre una adscripción precisa. En términos generales


corresponde a un gra n eje urbano, bien caracterizado desde el punto de vista
genético, porque estructura e l creci miento de la ciudad; morfológico, ya que es
ancha; y funciona l, sobre todo por can<1lizar el tráfi co rodado. Sin embargo, de
acuerdo con esta definición, no hay razones, más que las convencionales, para
considerar que Ramón y Cajal es una avenida, y su prolongación, Héroes de
Toledo, una ca lle. En otros casos, las avenidas constituyen el eje principal de un
sector determinado o de una barriada, y si bien poseen las características de vía
pri nc ipa l en relación a ese sector, no alcanzan dicho va lor e n el conjun to de la
ciudad. La avenida posee sobre todo un va lor simbólico, y prueba de e llo es que
en Sevilla la avenida por excelencia es la hoy denominada de la Constitución,
centro neurálgico de la ciudad, tanto de sus fiestas religiosas como de la activi-
dad bancaria , y así es reconocida sólo como la avenida.

Un reducido número de vías son conocidas como rondas, por la configura-


ción curvilínea de su trazado, pero sus características morfológicas y funcionales
son comunes a las de las avenidas. Tampoco faltan ejemplos en los que la pala-
bra ronda ha quedado integrada en el topónimo oficial, con lo que además se les
da la denomi nación de calle o avenida (Ronda de Capuchinos, ca ll e; Ronda de
Pío XII, avenida; Ronda de Padre Pío, calle). Finalmen te, algunos de Jos ejes
estructuranles de la ciudad mantienen la designación de carretera, en clara refe-
rencia a su origen (Carretera de Carmona).

Hay en esta relación de espacios públicos con predominio de la linealidad


uno que invi ta a la confusión, al menos actualmente, cuando muchos de ellos
han perdido la funcionalidad que les dio nombre. Se trata del paseo. El origen de
esta denom inación genérica se encuentra en su función como espacio de re la-
ción y esparcimiento. Tal sería el caso del Paseo de Catali na de Ribera; pero más
difícil resulta encontrar hoy tal funcinalidad en el Paseo de la Palmera o en el
Paseo de Cristóbal Colón, a consecuencia del intenso tráfico rodado.

Finalmente, plazas, y glorietas responden a un tipo de espacio urbano más


abierto, menos linea l, excepción hecha de jardines y parques, cuya descripc ión
se ha incluido en la de las calles adyacentes. La tipología de las plazas, sólo las
del casco histórico, es mucho más rica que la de los espacios linea les, por lo que
no parece esta introducción el lugar adecuado para desarrollarla. Baste indicar
que su morfología se enruenlra fuertemente condicionada, bien por su génesis,
bien por su funcionalidad, cuando no por ambas simul táneamente. Con lodo,
hay elocuentes ejemplos que ponen de manifiesto que, a veces, la consideración
de calle o plaza no es sino un convencionalismo, o una intuición popular, rela-
cionada con las funciones de centralidad y relación que ese espacio posee para
el vecindario, que dignifica así una calle elevándola a la categoría de plaza. Tal
sería el caso de [a calle San Juan de la Palma. Si las plazas son consideradas
genéricamente ensanches del viario, las glorietas, siempre con una presencia
menor en la ciudad, lo serán de avenidas y rondas. Son operaciones plan ificadas ,
de embellecimiento, y cada vez más abocadas a actuar como nudos de distribu-
ción del tráfico rodado.

En la s últimas décadas, el crecimiento de la ciudad se ha producido por


medio de operaciones urbanísticas cuyo resultado ha sido la formación de secto-
res urbanos con características homogéneas. Tal situación ha aconsejado la
inclusión como voces de este Diccionario de barrios, barriadas y núcleos residen-
ciales. En dichas voces se incorporan las camcterísticas comunes al conjunto de
ca lles y plazas que integran cada una de ellas: generalmente las referidas a sus
precedentes, formación, morfología y aspectos sociales; limitándose en la calle a
la descripción de lo que es específico de cada una. De forma similar se ha obra-
do con los polígonos industriales. En cambio no cuentan con voz propia los
barrios históricos de la ciudad, pero se incluye la descripción de las caracterfsti-
cas más significativas de algunos de ellos (Humeros, la Calzada y San Bernardo)
en su calle más representativa.

En la elaboración materia l de este Diccionario se ha optado por una única


ordenac ión al fabética, que integra tanto la toponima actual como la histórica. En
consecuencia, en la misma se encontrarán las siguientes voces:

a) Nomenclátor actua l con diferenciación de ca lles, plazas, barrios, etc. En su


descripción toponímica se incluyen todos los topónimos anteriores conoc i-
dos de ese espacio urbano o parte del mismo.

b) Topónimos históricos, en los que se distingue:


- topónimo con una correspondencia precisa actual. En este caso la voz se
limi ta a remitir a ese topónimo actual. Por ejemplo. ~ R abeta , calle de la. V.
Moratín"; o bien, "Rositas, ca lle. V. Infantes, Jovel1anos y Almirante 80ni-
faz", porque las tres calles fueron conocidas en algún momento con dicha
denominación.

- topónimo que identificaba un espacio libre que ha desaparecido. Se da


cuanta información se tiene del mismo. Por ejmplo, "Doña Guiomar, ca lle.
Ca lle desaparecida. Estaba situada entre la antigua Génova (hoy aven ida
de la Constitución) y la actual Fernández y González. Era muy corta y
desapareció tras el ensanche y rectificaciones de líneas de esa zona, en los
últimos años del s. XIX y com ienzos del XX".

- topónimo cuya correspondencia actual se ignora. Se dan los datos que del
mismo se poseen y, cuando es posible, su ubicación aproximada. Por ejem-
plo, "Remojo, calle del. Aparece en el padrón de la Magdalena de 1794.
Pudiera tratarse de una de las cal les del barrio extramuros de la Cestería".

Todas las voces correspondi entes al apartado b) van en cursiva, para diferen-
ciarlas del nomenclátor actual.

Como resumen, este Diccionario recoge 5.480 topónimos, de los cuales


2.822 son nombres actuales, 2.099 nombres antiguos que remiten a otro actual,
444 son toponimos cuya correspondencia actua l se ignora, y 124 corresponden a
cal les desaparecidas.

El Diccionario se completa con una planimetría expresamente realizada para


esta obra (esca la 1 :5.000) a partir de las bases facilitadas por el Centro de Estu-
dios Territoriales y Urbanos de la Consejería de Obras Públicas y Transportes.
Joaquín Cortés José y José María luján Murillo llevaron a cabo una labor de
actualización y rectificación de los datos aportados por dichas bases, para lo cual
recorrieron sistemáticamente la ciudad . la delineación le fue encargada a Marra
Teresa Pérez Cano, Francisco J. Barrera Campos, Francisco Díaz Fernández, Fran-
c isco C. Suárez Flores y Joaqufn Felipe Gómez González. las hojas correspon-
dientes al casco histórico (escala 1:2.000) se han enriquecido con las plantas de
numerosos edificios civi les y religiosos, públicos y privados.
Esquema de redacción de cada topónimo

Tras el nombre se incluye una serie de datos de referencia y localización: el


distrito municipa l (d. m.), el distrito postal (d. p.), la referencia en las hojas del
plano de esta obra (r. p.l. A continuación sus límites o localización con relación a
las calles colindan tes y, en su caso, la barriada a la que pertenece, con una indi-
cación de véase {v.l cuando ésta aparece descrita como tal.

Cada calle o plaza se inicia con la información referente a su denomi nación.


En este primer apartado se recogen cuantos datos se han reunido sobre los sucesi-
vos nombres y las razones de sus cambios y sign ificados a lo largo del tiempo.
Se ha seguido el criterio de que la información relativa a personajes, aconteci-
mientos o situaciones tenga un carácter muy suscinto, habida cuenta que el lec-
tor interesado podrá encontrar más precis iones en otras obras de referencia.
Siempre que ha sido posible se ha destacado y expl icado la relación entre el
nombre y el espacio que identifica.

A continuación se describe el proceso de formación, la morfología, infraes-


tructura y dotaciones urbanas, así como la edificación. Al pretender el Dicciona-
rio ofrecer una imagen del espacio público, en general los datos que se dan en
este apartado hacen especial referencia a los elementos externos de los edificas,
como tipología, al turas, estilos y estados de conservación. Aunque se destacan
los edificios singulares, se han obviado las descripciones pormenorizadas, que se
pueden encontrar en numerosas obras especializadas.

Después del análisis de los aspectos formales se entra en la descripción de sus


funciones históricas y actua les, con especial én fasis en las económicas y de
sociabil idad. Se termina con la percepción que el arte o la literatura han ten ido
de la ca lle. Cada topónimo incluye al final las iniciales del autor de la redacción.

Antes de concluir, hay que dejar constancia del agradecimiento a un elevado


número de personas que ofrecieron información puntual; asimismo, a distintos
funcionarios y servicios munic ipales con cuya colaboración el trabajo se hizo
más fáci l, en especial a Eu lalia de la Cruz Bugallal, enlonces directora del Archi-
vo Municipal, y a José Contreras, jefe de la secretaría del alca lde, en labores de
supervisión administrativa; al oficial mayor Camilo Domínguez y al viceinterven-
tor Agustín Murillo, quienes contribuyeron a definir el tratamiento jurídico-admi-
nistrativo del trabajo.

Antonio Callan/es de Terán SánclJez


Josefina Cruz Villa Ión
Rogelio Reyes Cano
Salvador Rodríguez Becerra
D ICC IONA RI O
H ISTORICO
DE LAS CALLES
DE SEVILLA
A- K
A, ca lle . 0.111.: Macarel/a, d.p.:41009, r.p.: 38/1. De alquiler de rouloUes y autocaravan que en aguas. Presenta modificaciones y algunas de
Ca:wlla de la Sierra a prolollgadólI de /a twellida de la este caso tiene su entrada por esta vía. Su ellas han sufrido alteraciones en su fachada
Iklnola,ell el míe/oo residel1cil1ll'l1rqlle Norte. función de eje de la barriada y único acceso con abenuras de huecos. En cuanto al uso,
a la misma hace que en ella se encuentre el hay talleres de carpinterfa y construcciones
Fue construida en la década de los se- único teléfono públiCO de todo el conjunto. metálicas así como de reparaciones mecáni -
tenta por Edifisur sobre terrenos de la anti- [J.c.). ) cas, aunque abundan más los almacenes
gua Huerta de San Manuel, situada en las in- que albergan actividades diversas. En gene-
mediaciones del camino Canta lobos. Es rec- ral, esta calle mantiene un buen nivel de ac-
ta, con un pequeño desvío en su comienzo. tividad. (A.R.R.]
De uso exclusivamente peatonal, está dota- A, calle. 0./11.: Macarena, d.p.: 4J008, r.p.: 391111,
da de un paseo central de losetas de cemen- 1/; 4411. De la cOllfllle'lda de Ima calle s;IIIIO/llbre del
to. Se sitúan a ambos lados zonas terrizas de palfgollo Yde /a Carretero tle CamlOlla a calle C; e1l el
albero, así como ajardinamientos, bancos y Polígo/lO IndJlstrial Calollge (v). A, calle. D.m.: Sur, d./l.: 41005, r.p .. 6011V; 6111//.
juegos infantiles. Los edificios son de cuatro De Hh"oes de Tolt~io a laautiguo vra rIel ferrocarril
plantas, inicialmente alzadas sobre pilares, Recibe su denominación en el proyecto Sevil/a-Alm/ú de Guadaira, en el PoUgono Industrial
pero dado que en éstos se reunían jóvenes de parcelación y urbanización h. 1965. Es la Navisa (v.).
de las barriadas cercanas, los vecinos deci- vía de mayor longitud de todo el conjunto,
dieron cerrarlos con obra de albañilería. Al tras un largo tramo recto gira a la derecha Es una vía recta, que se traza en las anti-
final se localizan algunos comercios de ca- para terminar en C. Amplia y con calzada de guas huertas de San Antonio y de los Arraya-
rácterocasional.I F.5.J .] asfalto, los espacios de aparcamientos y de nes. Aparece por primera vez en el parcela-
carga y descarga son de hormigón¡ las ace- rio de Hacienda de 1971 -73. Confluyen en
ras aparecen con tramos de albero, cemento ella las calles H, 1,) Y K. Tiene calzada asfal-
o baldosas. Cuenta con una frondosa arbo- tada y las aceras pavimentadas de losetas en
A, calle. 0.111.: Mocare/III: d.".: 47008: r.p.: 35/11; leda de olmos, álamos, brachichitones, etc. regular estado de conservación, y zonas de
36/1,11/; 40/1. De la Ca rreteralfe Miraflores a la de Se ilumina mediante farolas de báculos. aparcamiento. Es la más larga de todas las
Madrid-Cad;z, CII /a barriada de Aeropuerto Viejo Hacia ella se abren una serie de calles sin calles que conforman el pol ígono, y sealum-
(v.). salida y sin denominación muy semejantes bra con báculos murales. Está formada por
entre sí, con firme de hormigón o asfalto, sin naves adosadas con cubiertas de uralita a
Su denominación se debe a la asocia- acera ni árboles e iluminadas con báculos dos aguas. En ellas se ubican tal leres, sobre
ción de vecinos, a comienzos de los años murales. En cuanto a las naves industriales, todo de accesorios para automóviles, alma-
setenta, porque al establecerse el servicio hay una gran homogeneidad en dimensio- cenes de pinturas, de vidrios y de aluminios.
domiciliario de correo se hizo necesario nes y diseño. En la fachada principal suelen En realidad se observa la presencia de casi
rotular las calles que hasta ese momento no aparecer los locales destinados a oficina que loda la gama de ramas industriales. La de la
habían recibido otra denominación. Era un con dos plantas ocupan toda la altura de la alimentación está presente en un almacén
camino rural en la antigua Hacienda de nave. Algunos cuentan con un espacio de- que vende directamente al público. Tam-
Hernán Cebolla que daba acceso a distintas lantero cercado y con un jardín más o me- bién hay algunos bares. Se encuentran todas
huertas y, posteriormente, al lugar donde se nos cuidado. Las instalaciones de mayor las naves ocupadas, manteniendo por lanto
posó el Zepelín en 1934; a finales de los tamaño se encuentran en la primera mitad un buen nivel de actividad. [A.R.R.)
años cincuenta se comenzaron a construir de la calle, entre las que destaca en los
en sus márgenes las primeras casas de la impares la fábrica de cajas de cambio Isa
barriada y se constituyó en la vía principal. (multinacional alemana). En la segunda se
Es de gran longitud y está formada por tres encuentra un grupo de naves en la acera de A, ca.lle. D.m.: Macarella, d.p. : 47008, r.p.: 38/11,
tramos en ángulo que cruzan un canal de los impares separad as entre sí por las men- IV; 39/1; 4311. De 111 rotondll de 111 Glrre/ero de Car-
riego yel arroyo Tamarguillo; en parte está cionadas calles sin salida; son de menor mOlla a B,el! el Po/[gouo ludilstrill/Store (v.).
delimitada por alambradas, lo que le da una superficie y en la actualidad se observa un
aspecto más de camino rural que de calle. proceso de reuti l ización y remozamiento de Se denomina así en el proyecto ¡nicial
Su anchura varía en distintos puntos. Tiene algunas que estaban desocupadas. Al final (1966). Al igual que B, es una vía muy larga
pavimento de asfalto muy deteriorado que de la vía hay parcelas sin edificar y en cierto que recorre todo el polrgono longitudinal-
en algunas partes llega a desaparecer por estado de abandono con vegetación silves- mente, es amplia y tiene calzada de asfalto,
completo, se alumbra con báculos murales, tre y acumulación de basuras. Entre las acti- espaciosos aparcamientos de firme de hor-
tiene dos de las fuen tes que abastecen de vidades predominan las de almacén de ali- migón y zonas de carga y descarga. El alum-
agua a la barriada y en sus márgenes crece mentación y otras como transportes, fabrica- brado es de farolas de báculo y carece de
vegetación silvestre con algunos árboles, ción de muebles, venta de vehrculos de oca- arbolado. En ella confluyen por los impares
junto al arroyo hay varios eucaliptos de gran sión, domicilios sociales de algunas empre- G, H, K Y lo En las naves industriales se
porte. Confluyen J. B, C, D, E, N, L, N Y O. sas y un bar-restaurante. Todo esto produce observa una gran diversidad de diseños,
No está edificada en su totalidad, la tipolo- una actividad a lo largo de todo el dra y la aunque en ocasiones aparece algún grupo
gía es la de casas de autoconstrucción de tarde que con relación a otros polrgonos que responde al mismo proyecto, como las
una o dos plantas; las edificaciones aisladas, cabe calificarla de discreta. U.C.).I de la acera impar entre H y L. Algunos esta-
que suelen estar fuera de la alineación pre- blecimientos tienen un pequeño jardrn de-
dominante, Son casas rurales con vaquerizas lantero vallado con setos o algún árbol, que
y corrales anteriores a la barriada, y también es la única vegetación con que cuenta la
hay algunas edificaciones de reciente cons- A, calle. 0./11.: Sllr, d.p.: 41005, r.p.: 611111. De calle. En la fachada principal se suelen en-
trucción O remodelaciÓn. El bajo se suele Hh"oes tic Toledo a 111 cal/e O, en el Polígono Indus- contrar las dependencias destinadas a ofici-
destinar a cocheras o pequeños negocios trial de Su Emiuelldll (vol. na con una o dos plantas que ocupan parte
fam iliares, como talleres de hierro O rep;H;J- o la totalidad de la altura de la nave. La fun-
ción, bar o tienda de alimentación, y en la De trazado recto, aparece por primera ción predominante es la de almacenes, hay
margen derecha del tramo final hay unos vez en el plano de 1978. Tiene calzada también artes gráficas, empresas de trans-
cercados que llegan hasta la confluencia asfaltada y las aceras pavimentadas de lose- portes, empresas del frío, reparaCión de
con la carretera Madrid-Cádiz, que se desti- tas, y zonas de aparcamiento. Se alumbra automóviles ... A lo largo del día y hasta las
nan a estacionamiento de vehfculos nuevos con báculos murales. Está formada por na- últimas horas de la tarde se observa una
recién llegados de fábrica y otro destinado a ves adosadas con cubiertas de ur.1lita a dos notable actividad. U.C.)·I

27
A, ca lle. D.m.: Estr, d.IJ.: 41OJ7, r-ll.:57111. Derollt' gía. Posee esencialmente una función resi- zándose nUrne ros.1S reparaciones y reposi-
Central a una sin nominar y campo abierto, i!'U la denc ia l y apenas registra tráfico rodado. En ciones como consecuencia del tránsito y de
bo"iada dI' Tom-b/am~o dI! los Cmios, (v",. los núms. 5 y 7 tiene su sede la institución las reclamaciones de los vecinos. En e l últi-
religiosa Carmelitas de la Santa Faz, más mo tercio del s. XIX se adoquina con mate-
Conserva la denominación del proyecto conoc ida popularmente como "Palmar de riales procedentes de otras calles, en 1941
de parcelación. Es una vía de poca longitud N
Troya que distribuye a cuantos se acercan
, se pavimenta con adoquln pequeño y se la
abierta en la antigua Huerta de Villa Carme- una versión moderna de la "sopa boba"", por dota de acera con losetas de cemento, y en
la, que a su vez formó parte de la Hacienda lo que no es infrecue nte encontrar sentados la década de 19 70 se cubre con asfalto que
del Rosario. Carece de pavimentación, a en las proximidades personas de condición presenta un regular estado de conservación.
excepción de una especie de aceras de diversa, sobre todo ancianos necesitados. El primer tramo, que actualmente es de
cemento o baldosas de terrazo delante de U.c.V·1 cemento, está protegido con guardacanto-
algunas casas, y se ilumina con báculos mu- nes de hie rro, lo que nos indica que antes
rales. La edificación es del tipo de casa popu- estuvo abierta al tráfico de vehfculos. El últi-
lar de autoconstrucción, de un.:"! o dos plan- mo tramo, está también cerrado al tráfico y
tas, y tiene un ambiente tranquilo.U.C.J.1 ABADES, call e. D.m.: Casco Antiguo, d.p.: fue pavimentado en 1935 con losetas de ce-
41004. r.p.: 18111; l3IIV. OcCO""' del Rq/l Mil/ros mento y varios escalones con piedra de Sie-
Gago. rra Elvira a su término.
El caserlo, que presenta en líneas gene-
A,B,C, calle. V. Bailén y Cepeda. En el s. XIII era conocida su parte central rales edificios de gran va lor arqu itectónico
como Mayor del Rey o del Rey po r formar con predominio de los del s. XVIII , se con-
parte del eje que arrancaba de la Puerta de la centra en e l tramo central, predominando
ABAD GORDILLO, calle. D.m.: Casco Auli- Macarena y terminaba en Mateos Gago divi- en los otros tramos las casas de carácter
gllO, ¡I./J.: 41002, r.p.: 7/11, IV. De AlfouStJ XII a Car- die ndo a la ciudad en dos. En el s. XIV ya se popular. En tocIos ellos se percibe un cierto
denal C;sl1aos. llamaba Abades, pues así aparece en un abandono sa lvo en los recientemente res-
documento de 1355 (Ballesteros: Sevilla en taurados. Entre todos destaca la Casa de los
Recibe esta denominación al menos des- el siSfo XIII); esta denominación, que indula Pinelos, esquina a Segovias, propiedad en el
de 1486, quizás por un eclesiástico de tal también a la actual Don Remondo, hacía s. XVI de Diego Pinelo, miembro de una
nombre que allf viviese. González de León referencia al nombre con el que en aquella familia genovesa, ca nónigo y maestrescuela
(1839) lo atribuye al abad de beneficiados y época se conocía a los canónigos y preben- de la Catedral. Co nsla de dos plantas con
escritor Alonso Sánchez Gordi llo (156 1- dados al servicio de la Catedral que vivían mirador con antepecho de esti lo gótico y
1(44), pero por las fechas de su nacimiento en su mayoría en estas dos calles. Con e l arcos de medio punto, balcones con guarda-
y muerte necesariamente ha de tratarse de paso del tiempo, ambas calles se empiezan a polvos y dos patios en torno a los cuales se
otro personaje. En 1868, con la Primera conocer como Abades Alta y Abades Baja organiza la edificación. En el patio princ ipal
República, se simplificó en Gordillo, pero hasta 1845 en que la primera conservara su son de destacar las yeserlas platerescas y en
de nuevo recuperó e l nombre completo a nombre añadiéndole un tramo al comienzo, las habitaciones los artesonados. En e lla na·
raíz de la Restauración (1875). conocida hasta entonces como Baviera, por ció San Juan de Ribera, hijo natural del Du-
La calle es estrecha y sensiblemente rec- una posada que allr existió, y otro al fin al, que de Alba ; fue cedida posteriormente al
tilínea, al menos en la acera de los impares, llamado de los AzulejOS, por un retablo que cabildo eclesiástico. A comienzos de este
tras una ol>eración de alineación y ensanche había en un recodo de la desembocadura a siglo y hasta los años 70 estuvo alH la pen-
(1875). En 1604 se acordó que se empedrara Mateas Gago. La segunda se rotu lará en la sión Don Marcos donde acudía una cliente-
"de aguja gru esa~ la parte por la que pasan misma fecha como Don Remondo. Hubo un la sencilla e n la que no faltaban clérigos; en
las ruedas de los coches y durante todo e l intento a finales del s. XIX de nominarla Bea- 1983 fue adquirida por el Estado, resta urada
primer tercio del s. XVII los vecinos solicita- to Juan de Ribera (1533-16 11 ) por el arzo- por Rafael Manzano y destinada a albe rgar
ron reiteradamente que se empedró; en bispo de Valencia, elevado posteriormente a las Reales Academias Sevi llanas de Buenas
1860 también se insiste en el mal estado del los altares, que habla nacido en esta calle, Letras, Bellas Artes y Medicina. En ella tie-
empedrado, así como en su situación de pero el cronista de la ciudad Luis Montoto nen lugar desde hace varios años la Exposi-
abandono y suciedad; en 1904 fue adoqui- informó negativamente el proyecto. ción de O toño y los cursos de la Universi-
nada y dotada de aceras. Actualmente, la Era muy estrecha y no permilfa el paso dad Menéndez Pelayo. Asimismo están las
calzada es de asfalto y posee estrechas ace- de un coche,-por lo que ya en los siglos XVI casas nums. 41 y 43, del siglo XVII, con dos
ras de losetas y se ilumina con farolas de y XVII se promovieron diversos derribos plantas y mirador la primera y ático la
brazos de fundición adosados a las fac ha- totales o parciales en casas de propiedad de segunda. En ésta última se encuentra desde
das. Desemboca, I>or la acera de los pares, la Iglesia o de los eclesiásticos; también se hace varias décadas la Escuela Francesa.
Ricardo de Checa. Simultáneamente a la taparon varios de los rincones existentes También merece destacarse el conjunto de
operación de ensanche de 1875, se lotearon "por las ofensas que se hacían a Dios" y por- casas del S. XVI II con dos plantas y ático con
los terrenos del ex-convento de la Asunción que eran depósitos de basuras. En el s. XIX y arcos de medio punto y mirador. En la casa
en la manzana formada entre ésta y San dentro de los planes de alineaciones se pro- núm. 51 se fundó, en 175 1, la Academia Se-
Vicente, resultado del cual fue la construc- ducen algunos retranqueos especialmente villana de Buenas Letras, una placa recue rda
ción de una serie de casas de la misma tipo- visibles en las connuencias con Aire, Guz- el suceso. En la núm. 41 nació e l que fuera
logia y unidad de fachada, edificadas en las mán el Bueno y en la casa núm. 33. En la secretario perpetuo de la misma Luis Monto-
décadas de 1870 y 1880, que configu ran la actualidad pueden distinguirse tres tramos: to y Rautenslrauch, po lígrafo y cronista de la
mayor parte de la acera de los impares. En la el primero, entre el Corral del Rey y Aire es ciudad. En el núm. 16 vivió y murió el canó-
frontera también es dominante la vivienda cario y muy estrecho; el segundo, entre ésta nigo Juan Francisco Muñoz y Pabón, autor
tradicional de tres plantas, del tránsito del última y Angeles tiene la anchura media de de varias novelas. Muchos de estos edificios
siglo pasado al presente; la numo 8, catalo- la zona, y el tercero presenla una cierla e le- están levantados sobre restos romanos y
gada en Arquitectura Civil S~vill<ma,ha sido vación de los extremos hacia e l centro a la musulmanes, de los (lue han aparecido
demolida en fecha reciente. En la fachada vez que se estrecha en una doble revuelta algunas muestras. Así, son conocidas desde
de la núm. 17 una lápida, colocada a inicia- para terminar ensanchándose en la con- el s. XlJl las termas romanas existentes en los
tiva de la Real Academia de Buenas letras, fluencia con Mateas Gago como conse- sótanos de la casa núm. 28, de nueva cons-
recuerda que al lf murió, en 1911, Javier las- cuencia de las actuaciOnes realizadas en los trucción con entrada actualmente por Car-
so de la Vega y Corteza, quién fue presiden- años veinte en ésta última. Estuvo, enladri- denal Sanz y Forés (v.l. Los capiteles corin-
te de la Real Academia de Medicina y Ciru- llada y empedrada en los s. XVI YXVII, reali- tios que lucen las columnas de la Alameda

26
de Hércules aparecieron en una casa del las de báculo mural. Los ed ificios, de cuatro Fue rotulada a petición de la promotora
cabi ldo, y la casa núm. 25 está levantada plantas, se disponen cerrando un patio inte- Juan Silverio, S.A., en 1974, con el nombre
sobre el solar de dos mezquitas existentes en rior. En sus inicios, transcurre paralela a la de este abogado y hermano mayor de la
1396. Según Santiago Montoto, en esta calle plaza de Ciclamor. En la acera de los impa- Hermandad de la Estrella, muerto en dicho
se encontraba el hospital de San Bartolomé. res desembocan Sauce, Ciprés y Pino, en año. Fue trazada a principios de la década
Formaba parte del eje de comunicac io- cuyo extremo se encuentra un quiosco de de 1970 sobre terrenos de la desaparecida
nes norte-sur de la c iudad, aunque siempre chucherías y se produce un entrante peato- Huerta de la Carrasca, cercana al camino de
tuvo muchas dificultades e l tráfico rodado; a nal de Abedul en ella. confluyendo con San lázaro, que conducfa al hospital del
pesar de e llo era considerada en e l s. XVI Ciprés. Este trazado anómalo es consecuen- mismo nombre y a Córdoba. Es recta, an-
ca lle principal con mucho paso de gente y cia de la presencia de un local ocupado por cha, y está dotada de aceras, zona reservada
bestias. Su princ ipal func ión ha sido siempre las He rmanas de la Cruz, que realizan fun - para aparcamiento y calzada de acceso a los
la de residencia de los clérigos al servic io de ciones de beneficencia y de una galería mismos. Carece de arbolado, jardinería y
la Catedral y el arzobispado. El clero "se comercial, donde se sitúan un bar, la farma- cua lquier otro tipo de mobi liario urbano
hacinaba como una nidada de jóvenes pelr- da y el centro social San Antonio. Es fre- que no sea farolas de tipo báculo. Los edifi-
canos, bajo el ala de la Madre Iglesia", dirá cuente ver por las mañanas grupos de muje- cios, de ladrillo visto con algunos adornos
R. Ford, el cual referirá que "ya no despide res que se acercan al reducido convento en cerámica, son de dnco y ocho plantas,
olor a ricas o llas" y no habfa ajetreo de para recabar ayuda alimenticia. [F.8 .S.) los primeros con algunos bajos dedicados a
ni ños, y recogerá de boca del pueblo el comercio.IF.5.J.J
dicho:

"En la ca lle de los Abades ABENAO, barrera de. V. Aguafuerte.


todos han tíos y ninguno padres". ABRI L, ca.lle. D.m.: Macarena. d.p,: 41009, r.p.:
38/llI. De esl'acio sin /lominar a Smrc/1O DdvillJ, tU
Hoy aparece si lenciosa y tranquila, aun- ABENCORNO, barrera de. Se encuentra barrjada Santa Maria del Trabajo (vJ.
que no en todos sus tramos, tal como la vie- cilada en el padrón de Santa Cruz de 1483,
ra Alvarez-Benavides en 1839 "angosta, tris- es posible que estuviese por el ac/ual calle- Rotulada en 1972 con el nombre de este
te y sola", sensación que no rompe la insta- jón del Agua. mes del ario. Fue construida sobre la Huerta
lación en una preciosa casa-patio de l Pub de El Jular, linda con el camino de Cantalo-
Abades. [S .R.B.) bos y con la antigua tapia del Lavadero Chi-
ABENMANDA, barrera de. Según Santiago no de lanas. La línea de trazado es recta,
Montoto, iba ele la Puerta de {.1 Carne a la salvo el primer bloque de la acera de los
actual Refinadores. pares, que rompe la alineación. En la mayor
ABADES, calle. Aparece citada en un pa- parte de su trazado se puede observar acera-
dr6n de la parroquia de San Lorenzo de do, zona reservada para aparcamiento y cal-
/705 . Debía estar en las inmediaciones de zada de circulación interior, a la que se pue-
Jesús del Gran Poder. ABENZOAR, caUe. Actualmente desapare- de acceder tanto desde la ca lle Sancho Da-
cida, estuvo situada en la barriada Virgen de vila como desde una transversal que comu-
los Reyes (fa Barzofa). Se rotuló en /950, en nica con la avenida Pedro Cual Villalbí. En
ABADES ALTA, c(llIe. V. Abades. memoria de este médico (1073-1/62), autor cuanto a la edificación , se puede distinguir
de varios tratados y maestro del filósofo la acera de los impares, con dos manzanas
Averroes. u.c.n perfectamente alineadas de bloques adosa-
ABADES BAJA, calle. V. Don Remondo. dos, y la de los pares, con bloques de siete o
diez plantas; éstos se distribuyen siguiendo
ABETO, calle. D.m.: Este, d.p.: 4101 7, r.p.: 57/11. una línea quebrada, creando espaCios rec-
ABAJO, c(llIl'. V. Dársena. De la confluencia de Olivo y Plalm rero a Mllll::aIlO f'II tangulares sobre los que se han plantado
la blrrrjada de Torreb/aura de los Caiios (v.). árboles y bancos de hierro. El principio de la
calle es peatonal y se abre un espacio en el
ABAJO, plaza. V. Jesús de la Pasión. Se rotula en 1962 con e l nombre común que se puede distinguir tanto una zona
de dicho árbol, dentro del tema elegido para reservada para el aparcamiento de coches,
el conjunto del Real Patronato de Casas Ba- como una serie de instalaciones deportivas,
ABAJO DE SAN SAL VADOR, plaza . V. ratas. Su trazado es uno de los dos más cor- juegos infantiles y bancos de hierro, todo
lesús de la Pasión. tos de dicho grupo de viviendas, que se e llo instalado y costeado por los propios
const ru ye entre 1959~ 1960. La vía concluye vecinos.IF.S.J.J
en e l ensanche de Manzano, lo que a la vez
ABANICO,glorieta del. V. Buenos Aires. amplfa su perspectiva, es peatonal con firme
de hormigón algo deteriorado y su alumbra·
do es de báculos murales. Sólo tiene acceso ABUj AS, calle. V. Blanca de los Ríos.
ABAl\' 1LLA, siti o de {a. V. Alameda de Hér- a las viviendas en los impares, ya que los
cu les. pares lo form a el costado de las que tienen
fac hada a Platanero. Las casas son del tipo ABUjEROS, ctllle. V. Blanca de los Rfos.
unifamiliar de dos plantas, con algunas fa-
A BEDUL, call e. 0./11.: Este, d,p.: 41016, r.p.: chadas alicatadas con azulejos. Es frecuente
57/11. De Chopo a plaZil de las Amcjas, en /a barriada ver a personas desocupadas y a niños jugan- ABUYACUB, calle. D.m.: MIImmra.d.p.:41009,
de Tom:blllJ/Cll de los CarlOS (v,). do en la calle. U.e.J.) r.p.: 42/11. De Madre;;e/¡vr IJ MmU/e/ VilIulobo, el/la
barriada VirgCI/ de los Rt'Yes (v.).
Rotulada en 1962 con el nombre común
de este árbol, según el tema elegido para las Se rotula en 19S0, en memoria del califa
calles del conjunto de viviendas del Rea l Pa- ABOGADO RAFAEL MEDlNA, calle. almohade Abu Yaqub Yusuf, al Shanid (+
tronato. Posee acerado de losetas, ca lzada 0./11.: Macarena, d.p.: 41009, r./I.: 37/1V. De avenida 1184); entre las obras que se realizaron du-
pavimentada de asfalto, arbolado de limo- de Sall !Jf:mTOa Marqués de Lozoya, CII el mirlt'D resi- rante su gobierno cabe destacar el primer
neros y cinamomos e iluminación con faro- dcncialla Carmsca. puente de barcas, la gran mezquita aljama y

29
su alminar, la Giralda, que la muerte le im- Es una de las dos vfas más cortas de esla pro- malos olores y las consiguientes molestias al
pidió ver terminado. De la vfa se forma en moción, en cambio es más amplia, sobre vecindario. Su urbanización se inicia e n la
primer lugar la acera de los pares cuando se lodo en su tramo final al confluir en un primera década de la presente centuria yen
levanla la primera fase de la barriada en ensanche que se forma en Manzano; es pea- un proyecto de alineación de 1905 se confi-
1950 y queda definilivamenle configurada tonal, con pavimento de hormigón algo gura definitivamente su trazado, rectilrneo y
en 1971, al concluir las obras del parque deteriorado y se ilumina con báculos mura- relativamenle ancho. Su calzada es de asfal-
siluado en la acera de los impares. Su calza- les. Sólo ¡¡ene acceso a las viviendas en los to y posee amplias aceras de cemento, de
da es de asfaho con aceras de losetas de pares ya que los impares lo forma el costado losetas en la acera izquierda, y extendido
cemenlo, el alumbrado es mediante báculos de las (Iue lienen fachada a Platanero. las directamente y en mal estado de conserva-
murales y participa de la frondosa arboleda casas son del tipo unifamiliar de dos plantas ción en la de la derecha. Se ilumina con
de olmos de los jardines. la edificación es con algunas fachadas alicatadas con azu le- farolas de báculo.
de bloques de tres y cuatro plantas de la pri- jos. Es frecuen te ver a personas desocupadas De la edificación primitiva se conservan
mera fase con fachadas encaladas y zócalos ya ninos jugandoen la calle. U.c.J.] dos casas, las núms. 6 y 8, de dos y tres plan-
en ocre, y el mercado de abaslo en su tramo tas respectivamente, fechada en 191 7 la se-
final con fachada a Manuel Villa lobo. la via gunda; originariamente eran construcciones
tiene una doble función, por un lado la acti- industriales caracterizadas por la gran altura
vidad comercial de la planta baja de bloques ACEBUCHE, calle. D.m.: MI/Cllrenll,d.jI.; 41009, desu planta baja, que hoy se destina a garaje
y el mercado y por otro los jardines; tanto ,.p.: 37/11. De laCllrllllda a Aromo. en 111 barrilldll de la o taller de reparación de automóviles; las
una como otra atraen a numerosas personas &dli11ua (v.), plantas superiores mantienen en parte su
duranle lodo el dia, lo que la diferencia del función residencial, pero no todas ellas
resto de la OOrriada. U.C.J.I En 1969 se le dio el nombre de Eucalipto están habitadas. La acera de los impares está
y poco después el aClual. Se configura a par- ocupada en su totalidad por bloques de nue-
tir de 1948, cuando la Asociación Sevillana va planta y cuatro pisos de altura, pertene-
de la Caridad reparte lotes de terrenos por un cientes a una misma promoción (Edificio
ACACIAS, plaza de las, D,m,: ESI,',d.II.:41017, módico alquiler a "familias necesitadas y sin San Hermenegi ldol y se ordenan en torno a
r.p.: 57/11. Elllre 1115 calles Robll'S Chtmo, Cedro, A~­ vivienda". Es una 'Ira peatonal, de poca lon- la plaza del Giraldilla, que se abre a mitad
dul "!J Nogl/I, ell la wrriadl/ de TorrrblllllclI de los gitud, formada por dos tramos unidos por un de esta vfa. Sus plantas bajas, de mayor altu-
OIl;OS (v.). ligero quiebro, de los que el primero es el ra, se destinan de forma exclusiva a locales
más estrecho. El pavimento es de cemento y comerciales, en parte aún sin ocupar. Junto
Se rotula en 1962 con el nombre común su alumbrado público de báculos murales. a su función residencial, es de destacar la de
de dicho árbol, dentro del tema elegido para la edificación, viviendas de autoconstruc- tránsito, ya que canaliza el tráfico rodado
el grupo de viviendas del Real Patronato de ción de poca calidad, ha sufrido diversas desde San Hermenegi ldo y parte del sector
Cas.1S Baratas. Se configura con la construc- mejoras y en algunos casos se ha levantado norte del casco hacia la "ronda" y avenida de
ción de este grupo de viviendas y la iglesia la segunda planta. De los dos tramos, el pri- Miraflores. Entre las actividades económi-
de San Antonio de Padua entre 1959-60. El mero carece de portales y está formado por cas, se advierte una cierta especialización
espacio de la plaza se inscribe en otro más los costados de los inmuebles con entrada en negocios relacionados con el manteni-
amplio que comparte con las calles Roble y por ¡acaranda y una lapia cubierta por una miento y reparaciÓn de vehículos y con el
Nogal y cuya delimitación no se puede esta- parra. Es una via tranquila y sus pocos veci- sector comercial de la informática. En 1932
blecer con exactitud. Una calzada circular nos la mantienen limpia a diario. U.C.J.I la Guardia Civil descubrió una bomba ocul-
delimita dos espacios peatonales cubiertos ta en un domicilio particular, en el núm. 4.
de albero, con acacias y palmeras y algunos la prensa al dar la noticia añadla: "No se
bancos de hierro algo deteriorados. En el sabe nada del complot y los detenidos se
único tramo de acera flanqueado de ACEITE, calle. V. Tomás de Ibarra. contradicen" (El Liberal, 19-1-1932). U.e. V.I
viviendas se ubican los escasos báculos
murales que alumbran la plaza. La edifica-
ción es del tipo de casa unifamiliar de dos ACEITE, plaza. V. Almirantazgo.
plantas. En torno a la plaza estuvo situada la ACERA DE. V. por el topónimo correspon-
parada de autobuses y hoy está la de taxis, diente.
asr como los quioscos de chucherras, hela- ACEITE, postigo del. V. Almirantazgo.
dos en verano y de ciegos. la animación
que se puede encontrar se debe, más que a ACETRES, calle. D.m.: Casco Anliguo, d.p.:
su función de espacio público, a la proximi- ACEITUNO, calle. D.m.: Cosro Al1ligl/0, d.p.: 41004. r.p.: 13//. CA BuiUf"!J MellSDt¡/lea ClI/1/1,
dad del unico centro comercial del conjunto 41003. r.p.: 6/11, IV.lk la rouflm!Ucia dt Sa'l Humt-
de viviendas del Real Patronato en Nogal, m'gildo"!J Sal/la Luda 11 CorrIllo. Desde 1500 es denominada cal de Yese-
que es a la vez punto de concentración de ros, y desde comienzos del s. XVIII, al me-
desocupados y personas relacionadas con la Figura con tal denominación (a veces nos, Acetres (Azetres o Acetras), porque alll
delincuencia y la droga, por lo que son fre- Azituno) al menos desde 1665 por la e)(is- debían fabricarse calderos pequeños, aun-
cuentes, segun cuentan los vecinos, las dis- tencia de molinos de aceile en este sector; que todavfa en tiempos de González de
cusiones, las carreras y los cacheos. [J.C.J.I según Moreno y Gálvez en 1845 pasó a lla- lcón (1839) se recordaba e l anterior topóni-
marse calle del Perro, pero no llegó a con- mo; en 1893 pasó a denominarse Conde de
solidarse al mantenerse la denominación Tójar, según Santiago Montoto, aunque ex-
primitiva. Hasta la demolición de las mura- presa sus dudas, en memoria de Joaqu[n
ACANTO, ca lle. 0.1/1.: Esle, d.p.: 41017, '.11.: llas formaba parte del extremo marginal de María Tójar y Herrera, miembro de la Junta
57/1/. DI: 111 rouflllerlda de SAmllllo "!J Pla/lI1leroll la ciudad, débilmente urbanizado y en parte de Defensa local durante la invasión napo-
Mau:t1uo, 1'11/lIoorriada l/e TQrreblll/1ca ti/! los Cniius constituido por pequeilas huertas y, como leónica, quien vivió en Cuna; en fecha inde-
(v.J. indica su nombre, molinos de aceite; la mis- terminada, pero hacia los años treinla, recu-
ma Catedral era propielaria de un molino de peró la denominación que hoy conserva.
Se rotula en 1962 con el nombre de esta aceite en esta zona desde el s. XV. Todavía a Gbnzález de león y Alvarez-Benavides afir-
planta. Su trazado se configura con la cons- mediados del XIXse conservaban estas huer- man que también se llamó Caldereros.
trucción del grupo de viviendas del Real tas y molinos, cuyos alpechines desaguaban Es una calle corta, rectilfnea y estrecha,
Patronato de Casas Baratas entre 1959-60. a la altura de la Puerta de Córdoba causando de la que en ocasiones hay quejas sobre la

30
acumulación de suc iedad y escombros, y to. Se ilumina por farolas de bácu lo de pie. Desde el padrón de 1665, primera refe-
noticias contradictorias acerca de mucho l a acera imp.l r la ocupan en su totalidad las rencia conocida, aparece como Haza, qui-
trMico de carruajes q ue destrozan el empe- naves de la empresa anteriormente citada y zás por encontrarse lindante con una huerta
d rado, y se disponen dos hileras de adoqui- la par la constituyen bloques del barrio C del de este nom bre, citada en documentos del s.
nes para la c irculación de éstos (18 45), o Po lígono San Pablo. Circula por ella una XVIII. En 1859, coincidiendo con una refor-
por e l contrario se colocan marmo lillos que línea de autobuses urba nos. Se ha integrado ma del nomenclátor del barrio, se le dio el
impiden la c irculación, debido a su angostu- en una de las nuevas rondas recientemente actual. Alude a l cargo de Adelantado de An-
ra. A veces se opta po r una posición inter- abiertas a l tráfico.IC.M.l dalucfa que posela don Fadrique Enríquez
media y sólo se permite e l paso de ca rros de de Ribera, quien costeó el edificio del Hos-
ma no (18 72). En 1855 se pide que se ado- pital de las Cinco Llagas o de la Sangre, pró-
quine, pero es embaldosada e n 1857, y ya ximo a esta ca lle. Sus orfgenes quizás se
adoq ui nada en 1882. Actua lme nte posee ACUARIO, ca lle. D.m.: Este, d.p.: 41006, r.p.: remonten al s. XVI en que ya existía el bar-
calzada de adoqu rn pequeño, en buen esta- 54111. De Pl!g/lso /1 CrJ/: del Sllr, nI la barriada dI! rrio extramuros de la Macarena, del que for-
do de conservación, y estrechas aceras de Mnd",de Dim (v.). ma parte, y que en el citado padrón se cita
losetas; ha quedado cerrada al tráfico roda- como el Barrezuelo. De estos años es el
do al convertirse Cuna en peatonal. En 1921 Rotu lada en 1962, con el nombre de dibujo de Baldi, en el que la calle aparece
fue sustituido el alumbrado de gas por el esta constelación del Zodiaco, caracteriza· lindando con el campo. La representación
elé<:trico y hoy se ilumina mediante farolas da por el poco brillo de sus estrellas y la gráfica del plano de Sartorius (1848) no
sobre brazos de fu nd ición adosados a las ausencia de una al ineación definida. la ca l- parece responder a la realidad; en los de la
fachadas. En la edificación a hernan vivien- zada es terriza y tiene aceras pavimentadas segunda mitad del s. XIX, ya está con la con-
das tr.ldicionales de tres plantas, algunas de de losetas. Los edificios que la configuran figu ración actua l en ángulo recto, con un
e llas muy deterio radas y en las q ue sólo la son de cinco plantas y presentan un estado primer tramo muy corto y bastante alargado
planta baja es utit izada como local comer- aceptable de conservación. Se alumbra con el segundo, salvo que la parte final de la
cial aprovechando en algunos casos e l mis- báculos murales. Es una calle peatonal y acera derecha aún está ocupada por huer-
mo patio central, y b loques de pisos de cua- delante del bloque de viviendas hay un gran tas, que se edifican a finales de la misma
tro plantas y reciente construcción. espacio terrizo con olmos y brachichitones centuria. Durante las primeras dé<:adas de
Hacia 1873 existía all í una fábrica de te ji- que corresponde a la plaza del Astrolabio. este siglo se aprueban varias rectificaciones
dos de hilo y lana, y tenfa su sede el consula- [A.R.R.I de líneas. Por la derecha arranca Juan de
dode la República Argentina. Hoy, junto a la Robles. Parece que careció de pavimenta-
función residencial, se encuentra influencia- ción hasta las primeras décadas del siglo XX;
da por la actividad comercial de la cercana ACUEDUCTO, call e. D.m.: Macarella, d.p.: en 1933 se aprueban unas reformas del mis-
Cuna, de forma que buena parte de las plan- 41008, r.p.: 38f/V. De espado sin rlrbtmiZllr el Car",- mo, por lo que entonces ya debla estar ado-
tas bajas de sus edifi cios se encuentran ocu- ¡em dI! Miraflorrs,lIIla oorrilldlllosArcos (v.). quinada. Recientemente se ha procedido a
padas por comercios diversos (crista leria, una nueva reparación con adoquines de
estanco, librería, máquinas de escribir. ..), Rotu lada en 1979 con este nombre, a menor tamano. Las aceras, muy estrechas en
bares o almacenes. De todos modos, la exis- petición de la Inmobiliaria lberhorgar. De algunos tramos, son de losetas. La ilumina-
tencia de algún local comercial cerrado pone conformación recta, es ancha y está dotada ción eléctrica se instaló en 1947, y hoy utili-
de manifiesto su carácter secundario. de aceras de losetas de cemento, zona para za farolas sobre brazos de fundición adosa-
En la casa núm. 2 nació el poeta Luis el aparcamiento de coches y calzada asfal- dos a las fachadas. El caserío primitivo esta-
Cernuda en 1902, a la que él mismo evoca tada, aunque está conada al tráfico al princi- ba integrado por casas y corrales de dos
en varios capítulos de su obra Ocnos: NQué pio y al final. la iluminación procede de plantas y tejados a dos aguas, delimitadas
grato es la dejadez del mediodía estival, en farolas tipo báculo. la disposición de la H- por tapias, según el mencionado dibujo.
la somnolencia del ambiente, b.llancearse nea de fachada es quebrada, creando espa- Casi todo el actual es de reciente construc-
sobre la mecedora de re jilla. Todo era ligero, cios rectangu lares que son utilizados como ción, aunque queda algún almacén, hoy
flotan te; e l mundo como una pompa de jardines y zonas de juegos. Algunos bloques cerrado, del pasado siglo o comienzos de
jabón, giraba frági l. irisado, irreal. Y de pron- no se han acabado de edificar, quedando de éste. En estas viviendas predominan las de
to, tras de las puertas, desde la calle llena de ellos sólo los pilares; la intervenciÓn de dos y tres plantas de ahura, salvo en la parte
sol, venía dejoso. Talla queja que arranca el otras inmobiliarias parece que va a terminar final, en la que llegan hasta cinco. Algunos
goce, el grito de ¡los pejerreyes!. lo mismo con esta situación. la altura de los ediíicios bajos están ocupados por garajes y peque-
que un vago despertar en medio de la noche, oscila entre las cuatro y las doce plantas. De ños comercios.IA.CT.S.]
traía consigo la conciencia justa para que uso fundamenta lmente residencial. en algu-
sintiéramos tan sólo la calma y el si lencio en nos bajos es posible distinguir la presencia
torno, adomleciéndonos de nuevo" ("Prego- de algunos de los escasos comercios de la
nes").lJ.C.V.1 barriada. [F.S.J.) ADELANTADO, calle del. V. Divina Pasto-
".
ACUEDUCTO, cnlle. V. Menéndez Pelayo.
ACHA, calle. D.m.: Nl!roi611. d.p.: 41007, r.II.: ADELANTADO DE CA S1"ILLA, pln: n del.
48/11. ~ alJellida Wrern Molilla a Tllrso, C1r el Poli- V. Divina Pastora.
gol/O Imlrlstrial de 111 Glrrettro Amarilla (v.). ACUÑA, cnlle. V. Divina Pastora.

Rotulada en 1970 con el nombre de Ada ADELANTADOS, pln:Ile111 de los. V. Cro-


por la Compañia de Ayuda en Carretera allí ADA, cnlle. V. Acha. nista y Divina Pastora.
establecida, pasa en 1972 a tomar el actual
topónimo por la instalación en las naves in-
dustria les que la ocupan de la Sociedad de ADARVE/O, calle. V. Cristo de Burgos. ADELANTADOS DE CASTILLA, I'la:a de
Transportes de este nombre. la acera de los los. V. Cronista.
impares forma parte del pellgono, situado e n
1,1 margen izquierda de Utrera Malina. Pre- ADELANTADO, cal le. D.m.: MaC/lrt'llll, d.p.:
-.cnta ca lzada en bastante buen estado, d ivi- 41009, r.p.: 4211. De RI'SIJ/atlll el P.,., Afán de Rjbc.711 y ADELARDO LOPEZ DE A YA LA, calle de.
dida en dos partes por una isleta de cemen- Marcos ¡le Cllbrr'ra. V. lópez de Ayala.

31
ADELFA, barreduela. V. Francisco de Pels- que aparezca e ntre las ca lles e mpedradas en ciendo una ocupación del espacio, iniciada
maeker. el s. XVI, sistema que fue sustituido por bal- con la construcción de casas adosadas a la
dosas en 1851 y por adoquines y aceras de muralla desde la puerta mencionada hasta
betün asfáltico en 1863¡ e n la década de la Cesterfa, <ldemás de instalaciones menos
ADEXIXAS, ca ll~ de las. V. Herbolarios y 1960 se le echó encima la capa asfállica permanentes (casas de madera, tinglados,
Huelva. actual. En la segunda mitad del s. XIX se pro- chozas, etc.). A comienzos del s. XVI! toda
yectó un jardín inglés (1884) y se la dotó de la muralla está oculla tras dichos edificios.
jardines, acadas y asientos diseñando un En 1638 se levanta el Convento del Pópulo
ADOLFO RODR IGUEZ JURADO, calle. paseo. Segün Galerfn, hacia 1931 bajo un en el otro extremo de este espacio, lo que
D.m.: Cosco AI/ligllo, d./I.: 41001, r.p.: 18/11/. De gran álamo exislfa un aguaducho; hoy con· unido a la formación del muladar conocido
/wcuidll dI' 111 Cf}/rSlilllci6JI 11 TOllhfs dt ¡barra!J $all- serva una isleta acerada en torno a un gran como Monte del Baratillo o del Malbaratillo
t¡¡lIdi',. plátano en la confluencia con la avenida de y la construcció n de la capilla de la Piedad
la Constitución, donde se ha instalado un hacia fines del siglo, van configurando el
Ha recibido varios nombres que identifi- quiosco de periódicos inspirado en modelos ámbito de la calle. En 1649 se abrra un ce-
caban distintas partes de esta calle. En e l s. antiguos y bancos de fábrica. Farolas de fun- menterio adosado al mismo convento, con
XV su parte fina l se denomina Arco o Arqui- dición, tipo fernandino, y grandes robinias ocasión de la gran epidemia del mismo año,
110 de las Ataranzas, por el existente en la completan la dotación de esta ca lle. el cual subsislfa a comienzos del s. XVII I,
muralla y que daba acceso a las Atarazanas Aparte de su papel de lugar de tránsito, fecha en que se instala en sus inmediaciones
de los Caba lleros, ubicadas en el solar en e l en ella se han instalado edificios notables y una plaza de toros provisional, de madera, y
que, a fines del s. XVI, se edificaba la Casa de variada función. la parte trasera de las en 1745 un juego de pelota. En 1757 se ini-
de la Moneda. En el s. XV!, al construirse Atarazanas; la Casa de la Moneda, cuya cia la actual plaza de toros. Todavia el plano
ésta y la Aduana, se debió conocer por estos fachada actual es de fines del s. XVIII y está de Olavide (177 1) refleja un espacio sin
nombres. A lo largo del s. X!X se denomina bastante abandonada y alterada en sus par- organizar, destacando edificios aislados
plaza de la Aduana y esporádicamente de la tes bajas, debido a los establecimientos (plaza de toros, convento y una manzana de
Casa de la Moneda. la primera parte de la abiertos en e lla (v. Habana). Al comienzo de casas hacia Antonia Diaz). Desde comien-
calle posee el nombre de Santo Tomás, a la calle, en el lado de los pares, se construyó zos del S. XIX hay noticias de peticiones de
raíz de que, en 151 7, se construyese en sus un magnífico edi fici o para Colegio Mayor y solares para constru ir entre la capilla y la
inmediaciones el Colegio Mayor de este luego Universidad de los dominicos, en el plaza de toros, asr como en la zona del
nombre. En 1935 ambos espacios quedaron que tuvieron capilla propia, bajo la advoca· pópulo. En el plano de 1848, la acera de los
unificados bajo el nombre actual, en memo- ción de San Andrés, los comerciantes fla- impares ya aparece totalmente forma da ,
ria de este abogado y erudito( 1865-1933). mencos en el s. XVI!. Tras la exclaustración casi una Irnea recta desde Antonia Draz al
Su forma irregular ha sido caracterfstica del s. XIX el edificio se destinó a fábrica de paseo de Cristóbal Colón. las décadas
permanente. El lado de los impares debió fusiles y luego a Gobierno Militar. Hoy esta siguientes conocen nuevos procesos de ven-
eslar definido por la muralla que desde el acera está ocupada por grandes edificios de ta y Subasta de lerrenos. En la de 1860 se tra·
Arqui1lo de la Plata en la calle Miguel de pisos de estilos variados, entre ellos el nüm. za la manzana frontera a la capilla del Bara-
Mañara iba hasta la Torre del Oro, y la gene- 6-8 racionalista, de Calnares Sagastizábal tillo y la triangular de Pastor y landero, Are-
ral de la ciudad a la altura de la íachada (1941 l, y otros historicistas; sus bajos están nal y Adriano. Paralelamente, la plaza de
actual de Hacienda; en dicha muralla se ocupados fundamentalmente por entidades toros ha ido quedando oculta por una serie
abrían dos arcos, uno en el arranque de Joa· bancarias. En la acera frontera se levanta el de edificios que se adosan a ella, y que cul·
qufn Hazañas y olro en el de Santander; a edificio inagurado en 1931 como Teatro minan el proceso de formación de la calle,
ella se fueron adosando casas en fechas in- Reina Mercedes, luego cine Coliseo Espaiía al levantarse, en el siglo XX, el edificio que
determinadas, que dan una Hnea quebrada y hoy Banco de Vizcaya; es una de las obras por mL>dio de un paso abovedado privatiza
en el plano de Olavide (1771).la acera fron· más representativas del estilo regionalista, el viejo callejón del Circo, que aislaba la
tera presentaba el mismo aspecto, algo sim· debida a José y Aurelio Gómez Millán. En plaza por el oeste. Hoy desembocan en ella
plificada al derribarse el antiguo edificio del los ültimos años, un bar en los bajos de la las de Gracia Fernández Palacios, Valdés
colegio de Santo Tomás en la década de Casa de la Moneda se ha convertido en leal, lópez de Arenas, Pa~tor y landero y
1920. Tras mültiples proyectos, que arran- lugar de cita y reunión de numerosos uni- Arenal.
can de la segunda mitad del s. XIX, se diseña versitarios, que ocupan sus aceras, bastante En cuanto a su infraestructura, estuvo
la forma actual, producto de abrir una co- anchaS./A.C.TSr. cruzado este Baratillo por varios husillos y
municación más directa entre la Catedral y caños, que desaguaban en el río, salvados
la Puerta de Jerez, coincidiendo con las re- por algunas alcantarillas o puentecillos. Al
formas urbanas vinculadas a la Exposición iniciarse el desmonte del cerro del Barati llo,
Iberoamericana. Así su forma actual es apro- ADRIANO, calle. D.m.: Casco AIJtiguo, d.p.: hacia 1728, se llevan a cabo reformas en el
ximadamente la de un embudo, con un 41001 , r.p.: 17///. De Al/toma DIII;: al pastO dI! Cris· sistema de alcantarillado, originándose pro·
arranque muy ,lncho, más bien plaza que tóbal Colón. testas por parte del vecindario por los perjui-
calle, que se va estrechando por el lado de cios que poella causarles la aireación de tan-
los p.lres, y luego un segundo tramo sensi- El nombre primitivo de este espacio es el ta basura. Al construirse la plaza de toros fue
blemente recto, en el que desembocan por de 8aratillo; la función de baratillo o malba- preciSO desviar uno de los husillos, aprove-
la derecha, Tomás de Ibarra y, por la izquier- ratillo, como lo llama Cervantes, está detec· chándose para su canalización y entubado.
da, Joaqufn Hazañas. tada desde la segunda mitad del S. XVI, pero las noticias sobre la pavimentación yacera-
Durante siglos fue el lugar de paso más su uso como topónimo está constatado des· do se sitüan en el s. XIX, corriendo a cargo
importante a la zona sur de la ciudad, pri- de la primera mitad del s. XVI!. En 1859 se le de los particulares éstas ültimas. los planos
mero a través de las citadas Atarazanas de da el actual, en recuerdo de este emperador de la segunda mitad de dicho siglo presen-
los Caballeros y a fines del s. XVI, a través de rom,lno, nacido en Itálica, que gobierna en- tan hileras de árboles a todo lo largo de la
la hoy denominada Joaquín Hazañas. Dicha tre 117 y 138. la calle se forma a través de calle, delimitando un ol.J.ldo central más
importancia se acentúa en el s. XIX por la un largo proceso de ocupación de un sector ancho, complelado con operaciones de
creciente vitalidad del sector, entre otras del antiguo Arenal (v. Cristóbal Colón). El empedrado de cunetas y atajeas, para dise-
causas debido al establecimiento de los eje debió ser el camino que, desde siglos ñar un paseo. En 1889 se ordena la sustitu-
Montpensier en San lelmo y la creación de medievales, unfa la Puerta del Arenal con el ción del empedrado por adoquinado, opera-
las Ferias de Abril y de Septiembre, en el Pra- puenle de barcas, cruzando el Arenal en ción que se lleva a cabo o contin(ia en las
do de San Sebastián. Por ello no es extraño diagonal. Desde dichos siglos se irá produ- primeras décadas del s. XX. [sta dotación se

32
EI 5eC/O( dc/Bar,¡Mlo en el pldno de ( eren.:! 11 788)
Pn:>yecto di! paseo en M wmo / 1866).
CroqU'f de Id c;ollt!! Adlldno ( 11J7 1).
Mri;Jnoenunp1,¡no di! IIJ84

completa actualmente co n un arbolado de del Baratillo, que no se llegó a ejecutar. Los


gran frondosidad, integrado por plátanos. la almacenes de mercancfas son otro de los
mayor parte del caserfo pertenece al s. XIX y elementos caracterrsticos de la edificación
a comie nzos del actual, sobre todo en la de la calle, y todavla se conservan algu nos
acera de los pares. Esquina a Pastor y lande- an tiguos más o menos alterados y reutiliza-
ro hay una interesante casa mode rnista de dos. En la actua lidad sigue manteniendo
Antonio G6mez Millán (19 12), y los núme- algo de ese carácter, por la abundacia de
ros 25 a 29 pertenecen al estilo regiona lista almacenes al por mayor y, por tanto, movi-
y son obra de Aurelio Gómez Millán (1932- miento de vehlculos de transporte, a los que
1935). El único edifi cio an terior a estas se unen los coches que penetran o salen del
fechas es la Cap illa del Baratillo, que se casco; todo ello hace que esta calle presente
construye en 1694 por una hermandad que el aspecto de un aparcamiento de transpor-
habra sido aprobada el año an terior, surgida te. La animación cambia designo los domin-
en torno a la cruz de hierro existente en el gos que hay corrida y los dlas de Feria, por
cementerio abierto en 1649, y que hoy encontrarse en ella las taquillas y varios
remata la cúpula. la capil la ha sido amplia- accesos a la plaza.
da en varias ocasiones, y sigue acogiendo a Su importancia, vitalidad y movimiento
esta popular cofradía del Miércoles Santo, han quedado reflejados en obras muy diver-
en el que la calle se abarrota para contem- sas desde el s. XVI, en autores como Cervan-
plarla. A fines del s. XVIII existfa, enfrente de tes o Mateo Alemán, cuyo picara Guzmán
Antonia Oíaz, un retablo del Nazareno, o de Alfarache, refi riéndose a la actividad
Jesús de las Tres Caldas, cuyo origen se atri- delictiva que al1l se desarrolla, dice: "las
buye al torero Pepe Hillo, quien lo habría noches en el Baratillo ganábase de comer
comprado en el Jueves y lo cuidó hasta su honrosamente y de todo sallamos bien";
muerte. Gozó de gran devoción y en 1869 pasando por viajeros de siglos posteriores,
fue desmontado y trasladado a la citada hasta llegar a los contemporáneos, que se
capilla del Baratillo. hacen eco de aquel pasado, como Luis Mon-
Este espacio se ha caracterizado por su tato, José Mas, Romero Murube o Camilo
intens..l actividad, relacionada con la inme- José Cela. AsI, un azulejo en la esquina de
diatez del pueno. Desde fechas tempranas Valdés leal, recuerda a Lope de Vega, autor
se ubican en él actividades económicas rela- del Arenal de Sevilla, y otro, en la acera de
cionadas con el tráfico marítimo, como cor- enfrente, la alusión de Cervantes al Malbara-
deleros y artesanos que trabajan el hierro; e l tillo en Rinconele y Cortadillo. [A.C.T.S.I
sector central se denomina Hierro Viejo en
el s. XVI, con unas 30 casas-tiendas; esta
actividad se mantendrá hasta la segunda
mitad del s. XIX, y aún hoy queda alguna ADUANA, calle. V. Tomás de Ibarra.
tienda o chatarrero. lo que caracterizó y dió
nombre a este lugar fue la consolidación en
e l s. XVII, aunque sus orrgenes se sitúan en el ADUANA,pla za de la. V. Adolfo RocIrrguez
anterior, de un mercado de géneros varia- Jurado, Temprado y Tomás de Ibarra.
dos, con frecuencia usados, aludido porCer-
vantes, hacia 1601 ; en 1689 un regidor de la
ciudad se referla a él como ~ p l a<;a pública ADUANlLLA, barred'l ela. V. Alfoll.
donde todas las tardes concurren muchas
personas a vender tocios los xeneros de
mercaderras", popularizándose el nombre AEROPUERTO, polígono. D.m.: E5tt, d.p.:
de Baratillo o Malbaratillo. En torno al cerro 41007, r.p.: 44/11. 1V;4511)1)I1)V; SO/II. Ddimitado
de este nombre se instalan casuchas de por la prolongación de la Carmera de Sil E.millmcia, ,.
madera y tenderetes, donde desarrollan sus carrderas gtnrmles dt Mlldrid·Ctfdi: y dt Sanlla- •

adividades en el s. XVIII coheteros, barbe-
ros, vendedores de leña y madera. Un sitio
Gronada-Mí/ogo y ~l armplltrtod~ Sall Pablo.
,.••
inmediato se llama en este momento de los Su denominación se debe a la proximi-
Perros. En el primer tercio de este siglo se dad al Aeropuerto de San Pablo, que sirvió
prohibe a los sombrereros vender en este como prinCipal referencia en las primeras
lugar, y en el gremio de los zapateros se ori- iniciativas de urbanización a fi nales de los
gina un enfrentamiento por la misma causa. sesenta. Hasta esas fechas sobre su territorio
A mediados del s. XIX se le describe como hay escasas noticias y hasta 1950 sólo apa-
lugolr de almacenes y tiendas de toda clase rece cartografiada en unos pocos planos y
de géneros de labranza y ropa hecha, nueva siempre con escasa precisión. El cortijo y el
y vieja. Al urbanizarse la calle, los tenderos y olivar de la 8uena Esperanza (plano de
fa bricantes de objetos de hierro siguieron , 888), la Hacienda de Hernán Cebolla, los
invadiendo la calzada, utilizándola para sus molinos de la Jara Chica y de la Jara Grande,
trabajos, encediendo fogatas, obstruyendo o el Canijo de Benaburque (plano de 1918)
el trMico, da ñando e l arbolado y molestan- es la única toponimia que se ruede asociar
do, por la índole de su trabajo del hierro, al con estas tierras de labor. Al fina l de los años
vecindario, hasta que en 1874 se prohibe sesenta lo cruzaban el arroyo de Buena Es-
este tipo de ocupación, algo que ya habla peranza, el recién canalizado Ranilla, el ca-
pretendido a fi nes del s. XVI un regidor, sin nal del Valle Inferior del Guadalquivir y se
conseguirlo. En 1746 se redactó un proyecto construla una nueva Hnea férrea que lo divi-
para construir un mercado junto a la Capilla dla de none a sur. Su urbanización, en la

33
segunda mitad de los años setenta, responde de las propias del pollgono. la mayor parte Carece de agua corriente y alcantarilla-
a un plan de ordenación de la totalidad de su de estas urbanizaciones toman el nombre de do, a éste lo suplen los pozos negros; con res-
territorio que se adapta a los diferentes ele- sus promotores, o hacen referencia de un pecto al agua, los vecinos consiguieron a ca·
mentos físicos preexistentes enumerados an- modo O de otro a la Sevilla Este donde se mienzos de los años sete nta que un camión
teriormente. En el polfgono Aeropuerto se ubican, otras tienen denominaciones más cisterna los abasteciera de agua potable y
distinguen dos grandes sectores principal- originales como Nueva Heliópolis, los Mi- algunos años después se trajo una conduc-
mente, separados por la vía férrea en terra- na retes ... Posee edificios singu lares (IUe sir- ción, en la que se hicieron unas fuentes for-
plén y el canal del Valle Inferior del Guada l- ven de referencia, como Feria de Mueslra o madas por un pilar de mamposterla con cua-
quivir; en cada uno de ellos el viario, los Palacio de Exposiciones y Congresos, que es tro o cinco grifos, donde enganchan gomas
espacios libres y edificables se organ izan un proyecto de Antonio Senseti. Hay ya que llegan al depósi to de las casas. la mayor
independientemente, sólo comunicados en- equipamientos sociales, sanitarios y educa- f)'1rte de la ca lles se e ncue ntril n sin pavimen-
tre sr mediante una vla con trazado en forma tivos en funcionamiento o en construcción, tar, lo que produce polvo en las estaciones
de l, amplia y de gran longitud que desde la asi como de ocio a nivel de área metropo li- secas, charcos y barro en las húmedas y difi-
Carretera de Su Eminencia confluye en la de tana, como un Parque Acuático. los am- cu lta el tránsito de personas y vehícu los.
Málaga-Granada. El conjunto se enlaza con plios espacios sin ocupar y con escasa vigi- En cuanto a la edificación, se observa
la trama urbana de las barriadas del Parque lancia polidal han dado lugar a que la pren- una mescolanza entre la propiamente rural,
Alcosa y de Torreblanca. los antiguos o liva- sa en más de una ocasión haya sacado en una arquitectura urbana marginal de auto-
res y los eucaliptos que creclan en los már- sus páginas protestas de los vecinos por la construcción y las naves destinadas a alma-
genes del arroyo de Buena Esperanza se sus- delincuencia y la prostitución que se produ- cenes y talleres. A pesar de que todas ellas
tituyeron por farolas de báculos, que era cen cerca de sus barriadas. [J.C.J.I son de una o dos plantas, existe una gran
prácticamente lo único que se levantaba en heterogeneidad en altura entre casas con el
el polígono durante los diez primeros años mismo número de plantas. Predominan las
de su existencia. Actualmente con las nue- fachadas encaladas, y el bajo se suele desti-
vas barriadas se han creado amplias zonas AEROPUERTO V I EJO, barriada. D.IR.: nar a cocheras o a pequeños negocios fami-
verdes con una variada arboleda. Milcartua, d.p.: 41008, r.p.: 36//1; 40/1. Elltre las liares. Aún quedan numerosas parcelas sin
Hasta finales de los años sesenta se ha- CIIrreteras Mndrid-Cddi:, In dI' 5('TtIi(io del Caunl del construir y algunas de ellas están converti-
blan levantado algunas instalaciones indus- Val//! IlIferior del Guadalquivir y 111 de Miraflores. das en pequeños huertos con algunos árbo-
triales a lo largo de ras distintas carreteras les frUlales. A excepción de un jardln de in-
que lo delimitan y se edificaba la primera Su denominación se debe a que fue el fanc ia, no tiene equipamiento escolar, por
fase de la barriada del Parque Alcosa. Tanto lugar de atraque y embarque del Zepelín lo que los niños deben desplazarse a la cer-
en el Plan de Ordenación Urbana de 1945, que llegó a Sevilla en 1934. la barriada se cana barriada de Valdezorras. Durante la
como en el de 1963 se ca lificaron estos asienta sobre la antigua Hacienda de Her- mañana y parte de la tarde son frecuentes
terrenos como suelo rural no edificable; en nán Cebolla, de la que hay noticias en e l los pregones de 105 vendedores ambulantes
1969 un decreto recalifica cerca de 900 Ha. año 1600 cuando se pretende destinar a que a veces simplemente a golpe de bocina
y se consideran "zona de actuación inme- "prado para pairos". Hada los años treinta llaman a las vecinas. Todo esto crea un
diata~ para la ejecución del Plan Nacional de este siglo sólo habla algunas edificacio- ambiente popu lar con grupos de personas
de la Vivienda, ante el problema de la vi- nes rurales junto a las que se levantaron que charlan en la calle, ancianos que toman
vienda social en Sevi lla. Se constituye una unas mlnimas instalaciones para la aerona- el sol o buscan la sombra según las estacio-
Gerencia de Urbanización del Polígono Ae- ve, de las que aún se reconoce el muro de nes, amas de casa que arrojan agua a la pol-
ropuerto, ese mismo año se presenta un pri- hormigón donde se efe<:tuaba el amarre. vorienta calle, niños que juegan, además del
mer avance de planeamiento, y en 1979 los Hasta finales de los años cincuenta no se ganado suelto, gallinas, cabras, animales de
primeros proyectos de construcción. En el comienzan a levantar las primeras casas, tiro, etc., lo que confirma que es una zona
plano de 1981 aparecen aún las haciendas que constituyen el núcleo más antiguo de la de transición del medio urbano. la asocia-
de Buena Esperanza y Hernán Cebolla, la barriada, próximas a un canal de riego y a lo ción de ve<:inos ha sido muy activa y gra-
Centralle<:nera, la Cooperativa Agrícola Al- largo del camino de acceso desde la carrete- cias a su empeño la barriada ha conseguido
godonera Nuestra Señora de los Reyes, el ra de Miraflores. A finales de los sesenta se algunas mejoras. Actualmente luchan para
Parque Aleosa y, de más reciente construc- acelera el proceso conSlructivo y en 1972 se que se aceleren los trámites que permitan la
ción, dos hipermercados, Mercasevilla, ins- constituye la Asociación de Ve<:inos que ini- ejecución del plan pardal de ordenación
talaciones municipales sanitarias y de lim- cia sus reivindicaciones para la dotaciÓn urbana, que la dotará de agua corriente en
pieza pública, pero ningún núcleo residen- urbanística de la barriada. cada domicilio, alcantarillado, pavimenta-
cial. A lo largo de esos diez años se da un Actualmente en Aeropuerto Viejo se dis- ción de todas las calles, se equipará con
giro a los primeros planteamientos que justi- tinguen dos núcleos principales y una serie espacios de uso comunitario, se reglamenta-
fican el Plan Especial de Urbanización de de viviendas diseminadas cuyos ve<:inos se rá la edificación y se respetarán los usos
estos terrenos, se deja a la iniciativa privada identifican con la barriada e incluso rotulan agrarios enclavados en la barriada. U.c.J.)
la construcción de viviendas sociales y se como calle lo que aún son caminos rurales.
pospone la actuación oficial directa. la am- El primero se desarrolla a lo largo del men-
bigüedad a la que se llega, las perspectivas cionado canal de riego y la calle de acceso AFAN, calle. 0.111.: Es/t!, d.p.: 41006, r.p.: 56//11.
del capital inmobiliario de rentabllizar sus que parte de la cercana carretera de Miraflo- De Sillcrridad 11 JUflel/tud, t!lIla barriada de Snl/1osl
inversiones, la crisis económica de los seten- res, y constituye la barriada propiamente de Palmete(v. Plllmet~).
ta y la voluntad del gobierno autónomo de dicha; tiene un plano ortogonal y está for-
controlar las plusvalías sobre el suelo en la mado por A, a, C, D, E, F, G, H, I Y ). El Rotulada en 1986, anteriormente fue co-
primera mitad de los ochenta, frenaron las segundo, se encuentra más próximo a la nocida con el número uno. Con un trazado
construcciones en e l Poligono Aeropuerto. carretera Madrid-Cádiz y está unido al ante- recto, es la calle más corta de la barriada,
En el último lustro se acelera el proceso de rior mediante la vfa común A; se desarrolla a ocupando uno de los extremos de la figura
edificación. En conjunto son viviendas de lo largo del encauzamiento del arroyo Ta- rcctangular que forma la barriada. Pavimen-
una cierta calidad. En la tipalogra hay un marguillo, por lo que el terreno que ocupa tada con asfalto y acerada con losetas, ex-
predominio superficial de las unifamiliares es inundable; está formado por un grupo de cepto la acera dere<:ha que es terriza, está
adosadas sobre la edificación en bloques. casas con una disposición desorganizada, y iluminada mediante farolas de báculo mu-
Tanto unas como otras tienen espacios su ambiente rural es mucho más predomi- ral. las viviendas se concentran en la aCCfa
comunitarios con instalaciones deportivas, nante que en el primero. A éste último perte-- de la izquierda con una y dos plantas.
club social y zonas verdes independientes necen las calles K, l, ll. M, N, Ñ y o. [E.CR.[

34
AFAN DE RJ BERA, c..He. 0.111.: Esle, d.II.: autobus urbano que pone en contacto a los g.lfferas y desembocan Bordadores, Pinto-
41006, '.11.: 60/11; 61/1, 111. [k Ctlll1l1 11 MnquMa, 1!1/ vecinos de esta barriada con el resto de la fL>S, Cristaleros, lavanderas, Sembradores,
111 bt"riadlllM Cerrodrl Agl/ila (II.}. ciudad. En la acera derecha, las viviendas de Esparteros y Zurcidores. Su situación de
autoconstrucción, modestas en su factura y frontera entre !a barriada de Pino Montano y
Hasta 1936 era denominada Julio Anto- en la calidad de los materiales empleados, la de las Estrellas, le imprime diferente liso-
nio; en esa fecha se la rotula en honor a este presentan una segunda planta en proceso de nomla a sus aceras. En una se alzan edificios
linaje andaluz que desde el s. XIV destacó construcción o rehabilitación, aun sin enfos- de cuatro, siete y nueve plantas, se sitúa el
en los ambientes políticos y cultu rales. De car ni pinlar. En la acera opuesta, se extiende Parque de Bomberos y de Limpieza Publica
trayectoria recta y gran anchura, es una de un gran solar y un campo de fútbol muy con- y diversos locales comerciales destinados
las tres cafles trazadas longi tudinalmente en currido. IE.CR.I fundamentalmente a alimentación y bares;
la barriada. Cruzada por Aragón, Alvarez en la frontera se están conslruyendo los blo-
Benavides, Juan de Ledesma, Maestro Falla, ques de cuatro pisos de las Estrellas. Es una
José Marra de Pereda, Calicia y Juan Talave- de las arterias de acceso y tránsito de la
ra Heredia; en ella nace Evora y desembo- AFILADORES, ca tic. D.m.: Mucart'lul, d.p.: barriada y de comunicación con las cerca-
can Aníbal González, Virgilio Malloni, Her- 4JOJ5, r.p.: 34/11. CR E.S¡JfIrlfflJS a Al/amas, tU 111 nas de los Mares y los Corrales. IF .S.s.]
nán Ruiz, Coronel Vagile, Comandante Cas- barriadll de Pilla MOl/ID/lO (u.}.
tejón, Comandante Alvarez Rementería,
Huesea, José Arpa mesea y Capitán Barón. Rotulada en 19 76, nace referencia al que AGRICULTURA, cnl/e. V. Almirante Apo-
Debido a su equipamiento comercial y de tiene por oficio afilar instrumentos cortantes. daca.
servicios y al volumen de tráfico, es la arteria Con tra yectoria recta, uso peatonal e ilumi-
central y fundamental de la barriada. Dotada nada con farolas lipo jardin, se configura
de amplias aceras de losetas de cemento, con espacios ajardinados con parterres, se- AGUA, barredllela. V. Sollo.
pavimento asfáltico y alumbrado de farolas parados por paseos pavimentados para la
de pie, se encuentra adornada de melias y circulación de personas. Posee edificios de
aligustres. Cabinas telefónicas y quioscos de cinco plantas y su función es exclusivamen· AGllA, calle del. Según la Gura General de
chucherías completan su mobiliario urbano. te residencial. IF .8.S.J Forasteros... de Montero de Espinosa ( IBl3}
El caserío presenta un predominio, más Ila· estaba situada en la pamxluia e/el Sagrario.
mativo en el extremo de la vra, de viviendas Antes se había denominado del Aguafuerte,
de autoconstrucción de una y dos plantas, porque allí se fabricaba dicho prodUCIO.
blanqueadas o con decoración de losetas en A FINADORES,p la:a. V. Refinadores.
fa chadas, aunque hay muestras de bloques
de pisos de cuatro plantas de ladrillo visto, AGUA, calle del. V. Campana y Lope de
de realización más reciente. Los innumera· ACATA, ca ll e. 0.111.: Mncare/la,d.p.: 41009, r.p.: Rueda.
bies establecimientos comerciales de diver- 37/11. De avenida Sdllclrn Pizjudrr aaV€lIida Doe/or
sa índole que jalonan su trazado: locales Ftdru",i, tll oorrindn las AV€/lidas (II}.
destinados a alimentaciÓn, bares, talleres de AGUA, callejón dld. D.m.:Ca$CO AI/llguo.d.p.:
tapicería, cerámica o automÓviles, tiendas Rotulada en 1971 con el nombre de este 4JOOI, r.p.: l8/1V. o.- p1aZll dI! Alfaroa Vida.
de tejidos, muebles, farmacias, etc. y sucur· mineral. Perteneciente a la segunda fase de
sales bancarias cubren las distintas necesi- la b,miada, fue trazada sobre terrenos de la Al menos desde 1397 es conocida con
dades de los habitantes, y ponen de relieve Huerta de San Antonio, antigua Huerta de la esta denominación por correr paralela al
la condición deeje comercial de la barriada. Solana. En ella desembocan Coral, Amatis- muro de la ciudad por donde discurrla el
Soporta un intenso tráfico por su carácter de ta, Aguamarina y Rubí. Es recta y está dota· agua de los caños de Carmona que surtía al
vfa de tránsito y acceso, acentuado por el da de aceras de losetas de cemento, zona Alcázar. Formó parte del Sarrio Nuevo, nom-
emplazamiento de diversas paradas de para aparcamiento y calzada ma! pavimen- bre que recibió este sector de la Judería al
transporte urbano. El colegio privado Rujz tada, prácticamente carece de arbolado; la desapa recer ésta después de 1391. También
Elfas y una academia de administración e iluminación procede de farolas tipo bácu lo se la cita en los siglos XVIII Y XIX como del
informática son los testimonios de la presen· adosadas a la pared. Los edificios, que SÓlo Muro o del Muro del Agua por las razones
cia educativa. la afición futbolística, de tra- tienen portales de acceso a vivienda en la ante dichas. En un padrón de 1721 se men-
dicional raigambre en el barrio, está repre- acera de los impares, son de cinco plantas. ciona como Saña de Doña Elvira. En el s. xx
sentada por el local de la peña bética. la De uso fundamentalmente residencial, la empieza a conocerse como CallejÓn del
ubicación de la parroquia Nuestra Señora de cercanfa de las dos avenidas que comunica Agua.
los Dolores y del centro parroquial, en la produce un gran ruido de coches. IF.s.J.I Esta vía discurría paralela a la muralla
intersección con Coronel VagUe, confirman desde el postigo del Alcázar, hoy Vida, has-
su importancia. IF .S.s.J ta la plaza de A!faro. En 1587 se cerró un
trozo en el tramo comprendido entre Justino
AGENTES COMER CIALES, /Irídeo resi- de Neve y plaza de Alfara, quedando corta-
del/dld. V. Nuestra Señora de la Esperanza. da y originando una barreduela en [a con-
AFECTO, calle. 0.111.: Es/e, d.p.: 41006, r.p.: fluencia con la citada plaza; en 1602 fue
62/1. De b,d,¡Jgt?ncia 11 Coufinl1Z11, rl' la barriada de incorporado otro tramo al corral de come-
Sa,! loside Palmetl! (11. Pallllelt). AGRICULTORES, calle. D.m.: MncartllU, dias de Doña Elvira, debiéndose restituir
d.p.: 41015, r.p.: 34//1, 111. De Úlmil/o de las Toras 11 después de la demoliciÓn del teatro a me-
Rotulada en 1986, anteriormente fue Mntslms,1!1111I barriada de P¡1/oMolllallo(u.}. diados del s. XVII. En 1911 se iniciÓ la ex-
designada por la letra A. De trazado recto, propiaciÓn de las casas que cerraban la co-
limita a la barriada por uno de sus extremos, Rotulada en 1976, hace referencia a las municación con Alfara, quedando expedita
confluyendo en clla Indulgencia, Compren· personas que cultivan la tierra. Se configura en su totalid"d poco después. Confluyen
sión, Felicidad, Unidad, Sercnidad, Genero- como vía de circunvalación de la barriada y Justinode Neve y Pimienta. En el s. XVI estu-
sidOld, Libertad, Franqueza, Soledad, Solida· marca su límite norte·sur. De trazado recto, vo enladrillada y en el siguiente empedrada.
ridad, FrOlternidad, Compasión, Anhelo, Pru· con acerado de cemento y calzada pavi- La reforma más importante la efectuó el
dencia y Fe. Con una amplia calzada, pavi- mentada de asfalto, es un extenso boulevard Marqués de la Vega Indán, Comisario Regio
mentada con asfalto, y un acerado de losas con arbolado poco frondoso y farolas tipo de Turismo, que la dotÓ de pavimento de
de cemento cuadradas, por c lla discurrc el jardín y báculo donde nacen Marineros, Ci- losas de Tarifa y cantos rodados, sustitu yen-

35
l'cf5~¡va del callejón del I\gU.l llolera / 920

do la rosca de ladrillo en sa rdinel que hoy


luce de nuevo. En esta misma época se cons-
truyó un ¡ard rn sobre la muralla que, planta-
do de enredaderas y ros." les trepadores, for-
ma el techo vegetal que caracteriza a esta
calle . Cumple fundones residenciales y de
tránsito peatona l hacia el centro histórico de
la ciudad. Es frecuentada por el turismo,
habiéndose instalado algunos restaurantes.
Aqur estuvo situado desde el s. XIV hasta su
supresión en e l s. XVI el hospital de Santa
Cruz o de los pregoneros y porteros, perte-
neciente a la cofradra de Santa María de la
Encarnación. Asf mismo en ella estuvo insta-
lado y a ella abrra su puerta principal el
corral de comedias de Doña Elvira ( 1560-
1631). donde lope de Rueda estrenó mu-
chas de sus comedias. Vélez de Guevara
sitúa en e lla las posadas más recatadas de
Sevi lla (El diablo cojuelo). [S.R.B.1

AGUA, callejó" del . Calle desaparecida en


el borde del barrio de la Calzada. En el plano
de Poley y Poley (1910) figura como calle
del Sacrificio, ya que p<lrt{a de la plaza de
igual denominación. A partir del parcelario
de 1928 se rotula como callejón del Agua.
La cartograffa del XIX muestra la existencia
de un camino rural que, haciendo un reco-
do, partfa de la plaza del Sacrificio y servfa
de acceso a distinMs huertas: la de Bemi, la
del Cigarrero, la de los Ciegos y la de los
Muertos en su lado derecho, y las de San
Benito y la del Bosque en su lado izquierdo.
Esta condición de espacio rural inmediato a
las últimas calles de la ciudad por el lado de
levante la mantuvo hasta la cMcada de '920,
fecha en la que se edificó sobre terrenos de
la Huerta de San Benito, un hotel para la
Exposición Iberoamericana despuéS reutili-
zado como cuartel de la Guardia Civil, y
sobre la Huert.1 del Bosque un almacén de
corcho. Pero todavfa a comienzos de 1.1
década de los sesenfa se conservaban en Stl
lado derecho 1.15 huertas del Francés y del
Cigarrero, con sus construcciones rurales,
constituyendo asr una clara Irnea de separa-
ción entre el espacio urbano y el espaCio
rústico. Su condición de zona marginal, sin
definir tlrbanfsticamente, encerrada entre la
vfa del ferrocarril y la nueva avenida de Kan-
sas City, provocó la prosresiva ocupación de
este espaCio público por usos diversos,
como por ejemplo un campo de deportes,
que se ha mantenido /lasta los últimos afias.
La construcción de la estación de ferrocarril
de Santa Justa yel túnel ferroviaria, que par-
liendo de ell.1 cruza la ciudad, está super
niendo tina profunda reordenación del sec·
tar, que se encuenlra incluido dentro del
Plan Especial la Calzada. El trazado de este
antiguo camino rural desaparece por con1-
pleto y qUed.l englobado dentro de fa zona
dunde se !oitú.. la embae.ldura del túnel.
II.C v./

AGUADULCE, ca lle. D.m.: Este, d.p.: 4J()()6,


r.p.: 551111. DI! Itrónimo Ptrczde ID ROS/lIJ los QwitlJ-
m:s,tll/lJ bIIrrilJdlJ de San Gi/lb (v.).

3.
Rotulada en 1956 con el nombre de este Fue ab ierta en los años 1880-8 1 como Marin. Junto con San Esteban forma parte
pueblo de la provincia de Sevilla, es estre- pasaje particular con motivo de la creación del eje de penetración que desde la Puerta
cha con un codo al principio. El pavimento del llamado Mercado de la Puerta Real, del de Carmena se dirige a la Alfalfa y que es
asfállico de la calzada, que se conserva en que aún quedan vestigios en el interior de considerado el tramo oriental del decumafJO
mal estado, y la ausencia de aceras, Ix>nen una de sus casas y que se edificó como equi- maximus romano. Ello explica su importan-
en evidencia una fn fi ma infraestructura. los pamiento de la zona próxima a la estaciÓn cia en la canalización del tránsito desde la
cables de alla tensión se confunde n con las del ferrocarril, muy transformada por opera- periferia al interior del casco histórico, los
elevadas antenas de TV. que se alzan sobre ciones urbanrsticas en la década de 1860. proyectos de alineación y ensanche y las
los tejados. las viviendas, de autoconstruc- Este mercado se inauguró en 1882 y, según continuas reparaciones de su pavimento. l a
ciÓn, son de una y dos plantas, de reducidas una crónica periodrstica de la época, fue mayor p.1rte de los proyectos de alineación y
fachadas, de modo que la agobiante estre- construido a base de hierro y mármol, y ensanche corresponden al último tercio del
chez de la calzada se corresponde con la cubierto con tejas de color verde que le N XIX y principios del XX (1877, 1878, 1911 y
minúscula superficie de las humildes dan un aspecto alegre-(La Anda/ucfa, 19·111- 19' 6), como es habitual en estas operacio-
viviendas.IE.C. R.1 1882). la calle recibió el nombre de Aguiar nes urbanfsticas en el casco, pero que al no
por el propietario del solar, Andrés Parladé y haberse ejecutado en su totalidad, ha dejado
He redia, conde de aquel título. En el pasa- algunos entrantes y salientes a lo largo de su
do, y dada su condición de espacio particu- recorrido. las reiteradas peticiones de repa-
AGUAFUERTE, barrern del . Según el Libro lar, estuvo separada de Gravina por una ver- ración del pavimento vienen motivadas tan·
Protocolo del convenIo de San Clemente, ja. Es corta y rectilrnea, se accede a e lla por to por la importancia que tiene el tráfico,
esta barrera, que parece estar entre Ximénez varios eka lones y sube en marcada peno como por la existencia de caños de agua que
de Enciso y Jamerdana, fue conocid.l con los diente hacia su final. Su pavimento forma desde la Puerta de Carmona llegaban hasta
nombres de diversos vecinos de la misma. El cuadros de cemento vertido sobre el primiti· la fuente de la Alfalfa, o por la bajada de
topónimo más antiguo es el de Rodrigo de va empedrado, que aún puede verse, aun- aguas sucias en sentido inverso. Asi, a fina-
Jerez. A fines del s. XV, Abenao, por Sancho que en estado de franco deterioro. En 1943 les del s. XV se plantea la conveniencia de
González de Abenao, converso condenado el antiguo alumbrado de gas se sustituyó por eliminar las curtidurlas y tenerlas sitas en
por la Inquisición. En el tránsito del XV al el eléctrico, que hoy se suministra mediante esta calle o ... .. sy por ventura la merc;ed de
XVI, de los Talavera, pues en estas íechas farolas sobre brazos de fundiciÓn adosados vosotros señores los quiere dexar en el lugar
vivía en ella un Martín de Ta/avera. Final· a las fachadas. Sus casas, la mayorfa de fines donde ay día están, nuestro par~er e conse-
mente, en el s. XVIII, como Aguafuerte. del XIX y principios del XX, son de gran jo serra que les deveys mandar que cada uno
fA.e. T.S./ volumen, algunas de escalera. Cumple fun- dellos faga un sumidero para que eche las
ciones exclusivamente residenciales, con la ag uas del serviC;io de su ofiC;io, {asiendo en
excepción de un bar en la esquina de Mar- los tales sumideros que asy se fisiesen una
quéS de Paradas. Es calle peatonal, de poco sangradera para alto en manera que fablan·
AGUA.FUERTE, calle del. V. Agua. tránsito y aspedo solitario y algo descuida- do con reverenc;ia toda la vascosydad que
do. IR.R.C! fi siesen de su ofiC;io quedase en el sumidero
e el agua clara saliese para la sangradera,
AGUAMARINA, calle. D.m.: MOcartM, d.p.: por manera que no fuese synon el agua clara
41009, r.p.: 37//1. lA BrillalJ/t a Agala, tll barriada AGUlLA, barredllela del. V. Argote de a los caños de la cibdad donde ay día van"
IIIS A~lIidas (v). Malina. (Sec. 10, 1487-XI-28). Consta un acuerdo de
empedrar y enladrillar en 1597 y a lo largo
Fue rotulada en 197 1 con el nombre de del XVII se suceden peticiones y acuerdos
este mineral. Perteneciente a la segunda fase ACUILAS, calle. D.m.: Casco Antiguo, d.p.: para empedrada, que alternan con las de
de la barriada, fue construida a prinCipios de 41004 , r.p.: 13/l1; 14/1. lA Alfulfa y Cubc%u del R~ reparaciones de cañerfas. En el s. XIX son
la década de 1970 sobre terrenos de la anti- Don Prdroa piaza de Pilatos!l Cabal/erizas. particularmente persistentes las quejas sobre
gua Huerta de San Antonio, conocida en el roturas de cañerras y mal estado del pavi-
siglo XIX como de la Solana. Es recIa y tiene El primer tramo, hasta Vfrgenes, recibfa mento, y las peticiones de reparación, que
dos tramos separados por la ca lle Topacio. el nombre de Calabaza (o de las Calabazas), parecen tener una solución más permanente
El primero es peatonal, con algunos bancos comprobado documentalmente desde 1588; al instalarse cañerfas de hierro en 1852 y al
de hierro. Está totalmente pavimentado y en entre 1851 y 1853 era conocida popular- adoquinarse a principios del s. XX (191 1-
el centro tiene una fuente y una zona ajardi- mente como calle del Iníierno por el deplo- 1914). Actualmente posee pavimento de
nada rodeada con obra de albañilerra, cos- rable estado de su pavimentación. El resto asfalto y aceras de losetas de cemento de
teada por una entidad bancaria de la zona. de la calle es nombrado de Santa Marfa de desigual anchura, según tramos; se ilumina
El segundo tramo tiene aceras de losetas de Jesús o de las Monjas de Santa María de mediante farolas sobre brazos de fund ición
cemento, ca lzada con adoquines y con ba- Jesús, desde principios del s. XVII (1602), adosados a las fac hadas.
denes de cemento. la iluminación procede por el convento de religiosas franciscanas l as edificaciones son de carácter desi-
de farolas tipo báculo adosadas a la pared. allf establecido en la centuria anterior. A gua l, pues alternan a lgunas casas señoriales
los edificios son de cinco plantas, dedican- principios del s. XVIII alterna esta denomina· con las de escalera de principios de siglo y
do los bajos a viviendas, salvo en las esqui- ción con la de calle de las Aguilas, por las otras de nueva construcción de cuatro plan-
nas de los diferentes tramos, que son ocupa- que nanquean el balcón de la portada de la tas. lamentablemente debe ser mencionada
dos por comercios y bares. los vecinos casa·palacio núm. 16, y que fue construida la destrucción de las mejores de ellas, y asf
organizan una animada y concurrida Cruz en el siglo anterior, topónimo que termina de las cinco viviendas catalogadas en Arqui-
deMayo.IF.5n imponiéndose. En la reforma del callejero de lectura Civil Sevillana sólo se mantiene en
1868 Agui las se prolonga hasta Cabeza del pie [a núm. 16, del s. XVII, de la que destaca
Rey Don Pedro y Calabazas desaparece del su portada de mármol con pilastras corintias
Ar.UAS, calle de las. EsM cilada en un acta nomenclátor. Según Santiago Montoto, tamo y sobre ella el balcón central con un escudo
c,lpitular de /705. Puede que se,1 alguna de bién se llamó de don Francisco Melgarejo. nobiliario nanqueado por dos águilas tam-
las existentes en singul.1r. la calle, larga y estrec ha, está formada bién de mármol que, como ya se ha dicho,
por tres tramos reclilfneos, pero no alinea- da nombre a la calle. En ella nació José Gon-
dos entre sr. Confluyen por la acera de la zález y Cuadrado, héroe de la Cuerra de la
AGUIAR, calle. D.m.: CII5m Antiguo, d.p.: derecha Amistad y li rio, y por la de la iz· Independencia, fusilado por los franceses.
41001, T.p.: 7/111. De Gn/frin/la MUTf/rl/sde Partidas. quierda Deán lÓpez Cepero y Rodrlguez Es de destacar, asimismo, la casa núm. 19,

37
OC/JI/!! del b;¡lcÓfl de 1.. c...sa mimo /6, con una fk 1,15
J.r¡",las que W nomlJtf' ~ s.. c.. llt'
Ocvoios de Sotn P.mcrxio en l.' MIrJd.. tkl CVfI'"l'fNO
de 5dn/a Mil,i" de k'sUs. ro AgU'¡,J5

de estilo modernista y obra de A. Arévalo AG lIl LA 5, ca fle. Ci/.le1a por Santiago MOIl-
Martínez, sobre todo los azulejos del za- /0 /0 en el barrio de Trian3.
guán y de la tercera planta que por falta de
perspectiva rara vez se contemplan. Final-
mente, en el tercer tramo de la calle se ACUJAS, ca.ll e. 0.111.: SI/r, d.p.: 41014, r.¡I.:
levanta el convento de Santa María de Jeslís, 71 {IV. De Avilnn ln CIIrrelrra general Ml1IIrid-Cádiz,
de religiosas franciscanas. Fue fundado en nI In oorrindll de 8ellnvistQ(v.}.
1502, pero ha sido objeto de profundas re-
formas posteriores, sobre todo tras el incen- Ro tu lada en 1950 con este nombre, has-
dio que sufrió en 1765 y que obligó a desa- ta entonces se llamó Méjico. Trazada en los
lojar el convento durante un año completo. años treinta al parcelarse los terrenos de la
Su ¡>Ortada está fec hada en 1695. En su barriada. De configuración recia, está atra-
fachada hay un azulejo que representa a San vesada por Cuadalajara y Soria. Asfa ltada y
Pancracio, ante quien acude a orar cada con acerado de cemento en regular estado
lunes un considerable número de creyentes de conservación y limpieza; sus construc-
en petición de trabajo y salud; la aglomera· ciones son edi fi cios de viviendas unifamilia-
ción de personas y de los puestos ambulan- res, de una o dos plantas, rematadas por lo
tes de flores, que se le ofrendan, dificu ltan el común en azoteas, y con fachadas blan-
paso, cuando no la hacen intransitable. queadas o en ladrillo visto. Abierta al tráfico
La calle ha cumplido en e l pasado y rodado, su acceso está impedido desde la
cumple actualmente funciones de tránsito, autovla. Como mobiliario urba no hay dos
hostelería y comercio, e históricamente tuvo contenedores. [M.CC.]
también una cierta actividad artesanal, co-
mo la presencia de curtidurías, tenerías y
tintares, ya mencionada, o la existencia de
un molino de yeso en el primer tercio del s. AGUJAS, calle. V. Blanca de los Ríos.
XIX (1835). De la función de tránsito es de
destacar la de tráfico rodado: desde los
carros de hortalizas que desde la Edad Me·
dia se dirigfan a la Alfalfa, a los porteadores AG USTIN HENKE, calfe. V. Jazmín.
de agua del XIX, o los automóviles de hoy,
habiéndose alterado el sentido de la circula-
ción a tenor de la reestructuración de l tráfi-
co en el casco histórico. También es una vfa AGUSTl N MaR ET a, calle. 0./11.: Nervióll,
de gran significado en manifestaciones de d.p.;41001. r.p.: 48/lV. De &tllm;ar Grndáll a aU('I,i·
tipo religioso, tanto por las procesiones que dll lIel Greco, nI btIrrio Hllerta de SIlnta Tert'S/I (vJ.
con carácter esporádico se orga nizaban en
petiCión de lluvias (así las rogativas de Rotulada en 1978, su nombre recuerda
1737), como las de algunas imágenes de la al célebre dramaturgo español nacido en
Virgen que salen en procesión en el día de Madrid en 1618. La cruza Tomás Murube.
su celebración (Virgen de la Alegrfa, que De calzada de asfa lto y acerado de losetas
recibe culto en San Bartolomé, o la Virgen de cemento alternando el gris y el rojo, pre-
de la Luz, con sede en San Esteban), y sobre senta arbolado de acacias y naranjos en
todo la procesión de la Hermandad de San ambas aceras. El alumbrado lo constituyen
Esteban que cada Semana Santa hace su farolaS de jardín. Predomina el tipo de cons-
recorrido por las calles de la ciudad históri- trucción de casas unifamiliares con peque·
ca. Dentro de las funciones de tránsito ha- no jardln delantero, aunque también existen
brla que hacer mención de un hecho anec- edificios de tres y cuatro plantas, siguiendo
dótico, recogido por El Liberal el 6 de octu- el esquema de pequena zona verde que
bre de 1895: al parecer, la noche anterior el separa la vivienda de la vfa pública. Cabe
catedrático de la Universidad hispalense y destacar en su acera par, la I>arroquia del
senador, Manuel Laraña, fuea tropelJado por Santísimo Cristo del Perdón, de construc-
unas vacas de leche, pero afortunadamente ción moderna. Se trata de una vfa residen-
sólo sufrió el susto. Posee asimismo la calle cial, de aspecto tranquilo, alegre y cuidado,
una función comercial de orden diverso, a lo que contribuye la abundancia de arbo-
más presente a medida que se aproxima a la lado y las zonas verdes particulares. [CM.I
Alfalfa. También es importante actualmente
la función hotelera, como lo fue asimismo
en tiempos históricos, pues ya en 1588 hay
una petición para poner una posada en la AH INCO, ca lle. 0./11.: Es/e, d.p.: 41006. r.p.:
antigua Calabaza, y Palacio Valdés hace 561111. De Shlcerif/ad a /11fH'1I/1/1I, en /11 barrillda de
repetidas referencias a ello en La hem¡.lna s"IIJ05ille PII/wi."Ie (v. Plllmcle).
Si;lll Sulpicio: NDespués de saludar cortés-
mente al desterrado de Cantillana y sostener Rotulada en 1986, anteriormente fue la
con esfuerzo y coraje una lucha empenadf- calle número 2. Con un trazado recto, la
sima con más de veinte ganapanes que tra- calzada está pavimentada con asfalto, es es-
taban de arrebatarme la maleta, tomé un trecha; el acerado de losetas y la ilumina-
coche y dí al cochero las señas de una casa ción se realiza mediante farolas de báculo.
de huéspedes situada en la ca lle de las Agui- Las viviendas que ocupan ambos lados de la
las, que mi sabio patrón de Marmolejo me ca lle son de autoconstrucción, de una y dos
habfa recomendado"".jJ.C.V.1 plantas. [E.C.R.].

38
AHO /~ CO, calle. V. Jimios. estado de conservación. En su fachada hay nes deportivas, y, en parte, por los antiguos
un azulejo con el núm. 3, probablemente de almacenes de la constructora, utilizados hoy
la época de su edificación. En el comienzo por organizaciones juveniles del barrio. En-
AHORRO, call e. D.m.: Nrrvi6/1, d.p.: 41007, de la acera de los impares hay un grupo de tre los vecinos existe la preocupación de
r.p.: 4911JI/. Elllaauellidadela I'rcllsa. casas de dos plantas de tipo popular en mal que la urbanización y edificadón del solar
estado de conservación. dejará a la barriada sin el espacio en e l que
Rotulada en 1970, su nombre recuerda Tiene fundones exclusivamente residen- or¡;'1nizan todas sus actividades.IF.S.J.l
el concepto relacionado con la creación de ciales, en su primer tramo hay un taller de un
industrias, el comercio y la economfa en ge- artesano dorador y hasta hace algunos años
neral. De trazado en ángulo. presenta calza- un zapatero remendón ocupaba un rincón
da en buenas condiciones y alumbrado de del espacio dejado por la casa demolida, AjOF/HN, calle. V. Ensenada.
farolas de báculos de pie. En la acera de los antes citada. En la segunda mitad del s. XIX
impares se levantan naves de varias indus- estaba abiena al tráfico rodado y constitufa
trias con jardines delanteros, dentro de las una de las vfas de unión del sector con la AJOLl, plaza del. 0 ./11.: Marare/m. d.p.: 41009.
vallas de red metálicas; la de los pares está estación de ferrocarril de San Bernardo. las r.p.: J71lV. E/I barriada ti Rocío (vJ.
formada por traseras de las industrias con numerosas quejas de los vecinos y de la
fachada a la avenida de la Prensa. En el tra- prensa, dada su estrechez, determinaron su Fue rotulada en 1970 con el nombre de
mo final de la vía se utiliza el espacio públi- cierre, y asf todavfa en 1926 podía verse el este puente de madera que es cruzado por
co para el depósito de coches desguazados canel "Prohibido el tránsito de carruajes~. las hermandades rocieras poco antes de lle-
por pane de una empresa situada en e lla. Hoy mantiene su carácter peatonal indicado gar a la aldea de El Rocío, duran te la popular
rCM.1 por la elevación de su pavimento sobre la romerfa. Fue construida por Penibética de
calzada. Solitaria, silenciosa, fresca y hasta Construcciones a principios de la década de
íntima, estuvo en otros tiempos (s. XIX) sucia 1970 sobre terrenos de la Huerta de la
e incluso fue peligroso su tránsito. Pedro Almena. Espacio rectangular, peatonal y ca-
AIRE, calle. D.m.: Casco Anligllo. d.p.: 41004, Salinas, rememorando una visita a la casa de si cerrado al que se accede por un pasaje
r.,I.: UIIV; 18111. De la cmlfllwlC:ia dc Abades y Bam- Luis Cernuda, que vivió en el núm. 4, la des- que comunica con la avenida de San Lázaro
/Jerga la de Fabiola,MDdrede Dios y Federico Rubio. cribe asr: "Allf no entraba la rueda, como en y por una de las aceras laterales que conecta
las civilizaciones felices. En aquella caja de la plaza de Gelo y la calle 81anca Paloma.
Al menos desde el primer cuano del s. resonancia no sonaban más que los cascos Pavimentada con losetas de cemento, el
XVII se conocía con este nombre a una calle del mulo del panadero: iPan de Alcalá!. O el centro lo ocupa una zona terriza, mal acon-
que arrancaba en Abades y terminaba, se- taconeo de las niñas -mantilla de diario, pei- dicionada como jardín y con naranjos re-
gún el plano de Olavide (177 1), en la actua l na baja- de vuelta de misa de la iglesia de cién plantados. La iluminación procede de
Fabiola y, según González de León (1839) junto, ta n humana, tan hecha a la medida farola s tipo jardín . Los edificios, de diferen-
en la confluencia con Mateos Gago; en la del hombre que no había más que extender tes alturas, son bloques pintados de blanco
reforma del callejero de 1845, se extendió los brazos, y una mano tocaba con la pintura con algunos adornos en verde. Es de uso
este rótulo hasta la confluencia de Ximénez rosa de la casa de la derecha, y la otra, con exclusivamente residencial.IF.S.J.]
de Enciso, permaneciendo con estos límites la cal de la pared de enfrente. Se tapaba la
hasta 1868 en que se desgajó Fabiola. En calle". (Nueve o diez poetas. Ensayos de lile-
1886 se cambió por el de Conde de Beno- ratura hispánica). En ella tuvieron su resi-
mar. en honor de Francisco Merry y Colón, dencia los clérigos menores hasta 1654 que AJUSTADORES, calle. D.m.: MaCQrI'Im, d.p.:
sevillano y embajador ante el emperador se trasladaron a MatCQ5 Gago (v.), y proce- 41Ol5, r.p.: 34111. Ill. De Charo/istas a Fogorreros, nI
Guillermo de Alemania, de quien obtuvo el sionaba en el s. XIX la Virgen de la Alegrfa la balTmda de PillO Montarro ('OJ.
reconocimiento de nuestra soberanfa sobre que salfa de San Bartolomé y se acercaba al
las islas Carol inas y Palaos, en 1885. En centro. [S.R.B.) Rotulada en 19 76 con la denominación
1931 se restituyó e l de Ai re, y en 1943 se que se le da al mecánico encargado de ajus-
intentó recuperar el de Conde de Benomar, tar las piezas metálicas ya ilcabadas. Con
a instancias de un descendiente, pero no fue trazado recto y uso peatonal, cuenta con un
aprobado. AiRE, calle. Aparece citada en padrones de paseo pavimentado central y espacios de
Larga y estrecha, ~quizás la más angosta la primera mitad del s. XVIII, y se encuentra panerre y arbolado en los laterales y alum-
de Sevilla~, según González de León (1839), extramuros, en el barrio de la Ces/eda. brado público con farolas tipo jardín. los
salvo en la confluencia con Mármoles que edificios de viviendas son de cuatro plantas
presenta ciena anchura por retranqueo de la y no poseen función comercial. IF.B.S.¡
casa núm. 6. A principios de siglo fue demo- AiRE, calle de1. V. Céfiro y Encarnación.
lida la casa esquina a Abades y Bamberg,
creándose un ensanche que permite el giro
a los vehlculos. Confluye por la izquierda la AJIMEZ, caHe. D.IIJ.: Mararl:nll, d,p. 41008. r.p.: ALAJA R, calle. 0./11.: Es/l:. d.p.:41006. r.p.:
ya citada Mármoles. El pavimento, hasta po- J8jIV. En/a oorriada los Arcos (v}. 61/fl. De lA Roda de Al/da/riela a Ronda de la Doc/o-
co después de la confluencia con Mármoles, m ,1:1I PI/dre l'ío Este ('11. PI/lmc/e).
está formado por adoquines pequeños y Rotulada en 1979, a petición de la inmo-
estrechas aceras de losetas de cemento co- biliaria iberhogar, con el nombre de este En 1986 se rotuló con el nombre de la
locados probablemente en 1941 ; el resto es tipo de ventana. Es recta y corta. Cruza una localidad onubense, antes era conocida co-
peatonal y está encementado. AnteriOfmen- calle transversal sin nombre que comunica mocalle 11. Se traza a mediados de los años
te estuvo adoquinada sin firme de hormigón la única vfa asfaltada de acceso a la barriada sesenta en los terrenos de la antigua Hacien-
y previamente, a mediados del XIX, embal- con la calle Acueducto. la iluminación pro- da de Su Eminencia, también conocidos
dosada. En 1921 se sustituyó la iluminación cede de farolas tipo báculo. Sólo tiene cons- como Palmete. Es una de las dos vras trans-
a gas por la eléctrica, luciendo actualmente truidos dos bloques pertenecientes a la pri- versales de este núcleo, recta y más amplia
farolas de fundición adosadas. Predominan mera fase, el resto es un gran solar propie- que las longitudinales. Tiene calzada de
las casas--patio de dos plantas y ático, algu- dad de Hispamer, entidad que ha iniciado asfalto, las aceras son de losetas de cemento
nas de ellas restauradas recientemente; des- las obras de acondicionamiento para conti- y el alumbrado se apoya en farolas de bácu-
taca la núm. 22 en la confluencia con Fabio- nuar la construcción de la tercera fase. Este lo. Se cruza con Las Cabezas de San Juan,
la, construcción del s. XVIII en muy buen solar está ocup.ldo, en parte, por instalado- Lora de Estepa, Mairena del Alcor, Mairena

39
del Aljarafe y San Juan de Aznalfarache. La el tramo de acera comprendido entre Hom· Según relata Morg.ldo, que escri be su
edificación es del lipo de casa popular de bre de Piedra y Lumbreras (v. Jesús del Gran Historia de Sevilla pocos años después de
autoconstrucción de dos plantas, en que el Poder). En el frente norte, aparecen el barrio que se urbanice la Alameda: ~ oo. ante todas
azulejo se uti liza en la decoración de las o acera ele Portugalete (v. Crédito), Cruz de cosas se hizo limpiar y escombrar, y abrirle
fachadas o las cubre totalmente; y el balcón Rodeo (v. Tomillo) y Cristo de la Alameda o a la larga de la una y la otra vanda dos gran·
corrido o la terraza aparece en todas ellas Cristo de Zalamea (v. Peral). l a confluencia des c;anjas de más de dos varas en ancho, y
con sus macetas de geranios y gitanillas de Peris Mencheta y Alameda de Hércules medio estado de hondo, por donde se desa·
dándole una nota de color y alegría. U.c.J.' tuvo los de Cruz de la Tinaja, Belén y Pino guassen al río por su antiguo husillo." plan.
(v. Peris Mencheta). Segu n Alvarez~Bcnavi· tanda por unas y otras vandas grandes hile·
des, en sus dlas la parte donde se levantan ras de los mismos árboles, los cua les dividen
las columnas con Hércules y Julio César era una c;anja de agua, que corre por medio
ALAMEDA. V. Alameda de Hércules. conocida como Hércules Viejos, mientras la dellos, de las que trasvierte las tres fuentes
de las columnas del s. XVIII, como Hércules que se levantaron en esta calle mayor y más
Nuevos. Finalmente, la zona inmediata a principal ... Dende estas dos carreras de ár·
AlAMEDA, acera de la. V. Alameda de Delgado y el arranque de Conde de Barajas boles de en medio, que tienen entre sf las
Hércules. es identificada como calle de la Alameda. fuentes, hasta las otras ringleras de los árbo·
En el plano del Instituto Geográfico y Catas· les de las grandes c;anjas de los lados, se
tral de la década de 1930 se denomina pla· haze de la una y otra vanda una calle tan
ALAMEDA DE HERCULES, plaza d e la . zuela de la Pileta del Pato al extremo norte ancha y llana que pueden jugarse a cañas en
D.m.: Casco Autigllo, d.p.: 41002, r.p.: 2/1//; 5/1, 111. de esta plaza. qualquiera destas calles assf cercadas de
Elltrl! las calles Cala/raua, Peral, Re/a/or, Peris Me/!· Brazo del Guadalqu ivir desde la Anti· árboles, aunque las quadrillas sean de doze
chcla, Belén, Vulcano, Nillo Perdido, &rco, Amor ¡le güedad, se mantiene como espacio elo:tra· caballeros, prestando buena comodidad su
Dios, Traftmo, Potro, Sauta Alla, Arias MOlltallo, muros hasta la construcción de la muralla suelo tiesso arenoso~. Es decir, de acuerdo
Recreo, Jllan de Oukdo y Lumbrmas. almorávide en el s. XII, periodo en e l que con la disposición alargada que ten fa e l
debió desecarse; a pesar de ello la mayor terreno (560 varas de largo por ciento cua-
Por su condición de espacio bajo y sin parte de las aguas del sector septentrional de renta y tantos de ancho, segun el mismo
urbanizar, en el que se acumulaban las la ciudad vertran hacia allf, desde donde un autor : aprolo:imadamente 468 por 117 m.),
aguas residuales y las de lluvia, fue conocida husillo lasconduda al Guadalquivir, pero lo se optó por una ordenación con predominio
desde el s. XIII como fa laguna o laguna de habitual era que durante los periodos de lIu· de las perspectivas longitudinales, con una
la Feria, JX)f la que habitualmente se forma· via permaneciera constantemente anegada. amplia calle central, donde se instalaron las
00, y por la contigüidad del barrio de este En 1467 los vecinos se quejaban al Ayunta· tres fuentes de mármol alimentadas con
nombre. A partir de su urbanización, en miento de la acumulaciÓn de inmundicias agua de la Fuente del Arzobispo, obras de
1574, comienza a ser llamada Alameda, ya en la laguna, arrastradas por las aguas: "De· Juan Bautista Vázquez y Diego de Pesquera,
que se plantaron numerosos álamos. Este be saber los grandes peligros en que cada dos hileras de árboles, dos calles a ambos
topónimo se mantuvo hasta entrado el 5. año los dichos vecinos nos bemos e r~ebi· lados, nueva hilera de árboles, y dos zanjas
XIX. Entre 1830 y 1860 aproximadamente mos del ayuntamiento de las muchas aguas laterales JX)f donde las aguas que se reunlan
aparece designada como Alameda Vieja, que en la dicha laguna se fasen e ayuntan. en la antigua laguna eran canalizadas hacia
para dife renciarla de la que se había forma· Esto lo vino por cabsa de estar la dicha cib· el río y eran salvadas por varios puentes pe.
do en el actual paseo de Cristobal Colón; de dad mucho llena de lierra e de bestias e queños o "pontezuelas". En el extremo me·
todas formas, dicho topónimo se encuentra perros muertos e otras cosas que ocurren ridional de la desde entonces denominada
en textos literarios, de viajeros (Ford, latour) con las dichas aguas a la dicha laguna. E lo Alameda se levantaron, a modo de entrada,
y periodfsticos (El Porvenil}, y sólo excepcio- otro por estar como esta la boca del caño dos columnas traídas del templo romano de
nalmente en documentación administrativa. por do la dicha agua ha de salyr. E lo otro la calle Mármoles y sobre ellas se colocaron
A partir del citado año, sólo de forma ocasio- por estar como está el dicho caño desde el sendas esculturas, ejecutadas por Diego de
nal vuelve a aparecer. En 1845 es cuando re· río fasla la dicha boca lleno e acolmado asy Pesquera, que representan a Hércules, mfti·
cibe la denominación oficial de Alameda de de estiercol como de huesos de las dichas ca fundador de la ciudad, ya Julio César, a
Hércules, que conserva hasta hoy, como bestias e perros. Y por cabsa de estas como quien se atribuye la renovación urbana de
referencia a las esculturas que remalan las están las lumbreras descobiertas e a mano Hispalis y la construcción de su muralla. En
columnas, una de las cuales representa al para echar como por ella echan todas las 1575 un mercader flamenco, )acques Nico-
héroe mitológico, considerado fundador de bascosydades que les plazen echar" (Sec. las, reclamaba a la ciudad lo que le adeuda-
la ciudad. Aparte de estos topónimos que 10, 19-X·1467). Un siglo más tarde el médi· ba, ya que de sus almacenes fueron sacados
identifican el conjunto de fa plaza, diferen· ca luis Suárez, preocupado por las condi· los veintiocho mástiles utilizados para izar
tes zonas de la misma han sido conocidas ciones higiénicas de la dudad, hacra una las columnas.
con nombres específicos. Algunos de éstos, llamada de atención sobre la acumulación El Cabildo Municipal, en las inscripcio-
debido a la reducciÓn del espacio inicial de tierra en la lagu na y las dificultades para nes latinas que hizo grabar en los pedestales,
como consecuencia de los procesos de que las aguas pudieran ser desaguadas: "... dedicó los monumentos al emperador Car·
regulación y urbanización del s. XIX, corres· ha cr~ido la tierra más de un estado de lo los Vy a su hijo Felipe 11, a quienes compara,
ponden hoya calles periféricas y colindan· que estar solfa antiguamente por manera respectivamente, con el mftico personaje y
tes. A comienzos del s. XVIII, el frente entre que con mucha dificultad en ellas el agua el dictador romano. la columna de Hércules
Barco y Amor de Dios se denomina de la recebirse puede ... ~ , pidiendo como solu· está dedicada a Carlos V, de quien en el
)abanilfa, que algunos transforman en Haba· ción: " ... sacar de estas lagunas muy grandes pedestal se dice: " ... que mucho más allti de
nilla y Moreno y Gálvez en Abanilla; hasta cantidad de tierra, atento a que siendo asis. las columnas de Hércules, dilatada su gloria
el derribo de una casa, hace unas fechas, se tente el señor conde de Osorno se !>(lCClrUrI por el nuevo mundo, termillÓ su imperio con
conservó un azulejo de dicha centuria con dos mili cargas".~ (Sec. 13, s. XVII,!. 9, el oceáno, su fama con el cielo.,," , Hay una
este topónimo. Según Moreno y Gálvez, la núm. 49). Las situaciones descritas por 105 segunda inscripción dedicada al Conde de
parte inmediata a Amor de Dios y Trajano contemporáneos no harran otra cosa que Barajas como artffice de la obra de limpieza
recibe el nombre de Acera de los Hércules, agravarse año tras año, hasta que en 1574 y urbanización de la laguna y colocación de
y el frente occidental, el de Acera de la Ala- Francisco Zapata, Conde de Barajas y Asis. las columnas. La de Julio César está dedica·
meda, nombres que desaparecen en 1845. tente de la ciudad, procediÓ a un sanea· da a Felipe 11 que, como aquel , contribuyó a
También desaparecen en esta fecha los de miento en profundidad y urbanización de la la refOfma urbana de Sevilla, " ... y dadas de
Inquisición yGibraltar, con que se identifica laguna. nuevo ilustres leyes munic ipales, ha aumefl-

40
~ deorden.>ciOO del sector de Idl'l/;lnl('rh (I86J¡
Viil.J de Idl'l/amerb ~ /~ ResoI.Jrl.J, .J prmcjpiof del .... xx
f"'H'f.o de ~¡¡'O El G/lo. ~ fU pillO pof loll'll,l/ll('rh

tado y ennoblecido esta ciudad, como Opti-


mo PrinCipe, y de esta Romulense Colonia
restaurador ..... Hay también una segunda
inscripción, ésta en castellano, que se limita
a dar fe de que la obra fue realizada en
1574, reinando Felipe 11, siendo asistente el
conde de Ba rajas y obrero mayor Juan Dlaz
Jurado.
La urbanización de la Alameda se hizo
no limpiando su fondo, como reclamaba el
médico Luis Suárez unos años antes, sino
rellenando la laguna con cascotes y, según
un documento de '5 78, todavía entonces se ,1 ¿ •
estaban echando más de dos mil cargas ca-
da sema na. Este cambio de l nivel de la Ala-
1 "0< .. ~ ..... " .. ,¡ .. '" .,; ..

meda ocasionó, por o tra parte, las quejas ....... 0// _. (


del vecindario, que en 1597, argumentando
con la e levación del piso de la Alameda, I
---¡,F O'"'" PCJ- m-·
r11 ·
~.7v1----::'>
'1 .... ,.. / 1.. -~

0
• D ,-
solicitaba que el Ayuntamiento se hiciera \t"" " • o
cargo de la limpieza de sus casas, que ha-
bían quedado inundadas a l no encontrar su
-=-¡
-- J--:~'~

l~
~

t
desagüe natural hac ia la antigua laguna.
Contaba la Alameda para su cuidado e ins-
pecCión con un veinticuatro, diputado de la
misma, y un guarda, con vara de justicia.
r.
Desde la fecha de su urbanización y a lo lar-
go de los siglos XVII y XVII I, las disposicio-
nes urbanas sobre la Alameda manifiestan
particular preocupación tanto por la limpie-
za y reparación de husi llos, alcantarillas y
atajeas, como por el riego, poda y reposi-
ción de la arboleda, que, según Margado,
estaba formada por mil setecientos pies de
alisos, álamos blancos y negros, naranjos,
cipreses y árboles de l pararso; en T595 fue-
ron plantados 250 pies de árboles en reposi-
ción de los que se habían perdido; 234 en
T&3 T, y T3& en 1&9'; estas noticias alternan
con las que denuncian el mal estado de la
arboleda y la necesidad de reponer los pies
perd idos; en periodos de escasez, los veci-
nos reclamaban su mejor derecho a tomar
agua de las fuentes, a que se utilizara para
riego, y en estas situaciones era frecuente
que se trajera directamente agua del rro para
regar la arboleda y el paseo. La reparación
de husillos y cañerlas, o la limpieza de las
atajeas y zanjas era una tarea que necesaria-
mente debla realizarse todos los años, pues,
cuando no se hada, se corrla el riesgo del
estancamiento de las aguas de lluvia en el
interior de la ciudad; además durante el
periodo de lluvias estas aguas traían hasta
las z,lnjas de la Alameda gra n cantidad de
escombros e inmundicias, que se hacía ne-
cesario limpiar, "antes de que piquen los ca-
lores del verano", para evitar también los
malos olores.
Asf, duranle los siglos XVII y XVIII la Ala-
meda poclfa ser alternativamente un agrada-
ble paseo, o un lodazal y estercolero, ya que
este espacio está cumpliendo funciones en
cierta medida opuestas: por una parte, se ha
convertido en uno de los paseos más impor-
tantes y concurridos de la ciudad; pero, por
otra, no ha dejado de ser su cloaca. Hay
noticias de la formación de muladares en
algunos sectores, particularmente en el sec-
tor meridional en la connuencia con Traja-
no, asf como del estancamiento de aguas
fétidas o incluso de la I)resencia de ganado

41
de cerda en las zanjas; y siempre sufría las der y la formación de las ca lles Leonor Dá- fue cerrado en 1916. En 1942 la pila del Pa-
inundaciones interiores en períodos de llu- valos, Urraca Osorio, Arias Montano, Re- lo fue trasladada al Prado de San Sebastián.
vias prolongadas. Por otra parte, en los creo y Juan de Oviedo; en el frente septen- Todas las reformas decimonónicas ha-
meses de verano se convertía en agradable trional dos nuevas manzanas prolongaron bían mantenido la ordenación del espaCio
lugar de paseo a pie y en carruaje, después las ca lles LumbreraS y Tomillo y aislaron la de la Alameda como una unidad, tanto en el
que sus calles e ran regadas por las tardes; el capi lla del Carmen del espaCio de la Alame- sentido longitudinal, sin ninguna ruptura,
viajero Jouvin la describía en los siguientes da, del que venía formando parte hasta como en el latitudinal, preservándolo del
términos: ~ ... de todas estas plazas, la Alame- entonces; asimismo en el extremo opuesto paso de vehículos, y así todavía en los pri-
da es la más considerable, que es un paseo fue construida otra manzana, que dió lugar meros decenios de este siglo las líneas de
de muy largas avenidas, bordeadas de árbo- a la formación de la calle Belén; la regulari- tranvías no penetraban en la Alameda. Es en
les, en donde hay varias fuentes en diversos zación de la línea de fachada de este lado se la reforma propuesta en 1936 cuando se
sitios y multitud de pequeños estanques cu- consiguió incorporando a las parcelas un ordena el espacia en la forma que hoy se le
yas aguas riegan el pie de todos los árboles, pequeño espacio ajardinado, de diferente conoce: una calzada para la circulación ro-
y donde por las noches da gusto ver las longilud según que la fachada estuviese más dada bordea e l paseo propiamente dicho y
carrozas y las personas de calidad pasearse O menos adelantada; espaCio ajardinado éste se fragmenta en tres sectores, uno cen-
al fresco de todas estas hermosas fuentes, que todavía conservan muchas de estas par- tral más largo, y dos a modo de plaza-salón
cuyas aguas son las mejores de beber de la celas, defendido por una verja, pero que en en [os extremos, de forma que, a partir de
ciuclad." (El viaje por Esp.lña y Portugal, genera l se encuentra muy descuidado y de- entonces, la circulación rodada no sólo cir-
1672). En 1764-65, baja el mandato del gradado. Aunque no incl uido en el proyecto cunva la el paseo, sino que Jo atraviesa en
asistente Larumbe, se realizó una profunda original de B. Marrón, también se regularizó las dos calles asfaltadas que se forman entre
remodelación de la Alameda, consistente en y acortó el frente meridional de la Alameda, [os tres tramos, frente a la calle Santa Ana en
la construcción de tres nuevas fuentes, la en la década de 1870, con la construcción un caso y a Belén en el otro. Sin alterar des-
reposición del arbolado, nuevos asientos y de otras dos manzanas, que prolongaron de entonces esta disposiCión, otras reformas
alcantarillas, y la colocación en el frente Trajano y Santa Bárbara, y dieron lugar a la posteriores serán la de 1950, en la que se
norte del paseo, buscando la disposición formación de la calle Potro y al entrante que construyeron nuevos jardines y un estan-
geométrica en relación a las del sur, de dos el paseo presenta en el extremo surocciden- que, junto a los "Hércules", y la de 1964 en
nuevas columnas sobre las que se erigieron tal. Como consecuencia de estas operacio- la que se renuevan las zonas ajardinadas y
sendas esculturas con leones que sostienen nes, la Alameda posee hoy una planta sensi- parterres y se instalan juegos infantiles. Des-
el escudo de España y el de 5evi lla. Las lápi- blemente alargada y rectangular, si bien su de entonces, como ocurriera en el segundo
das colocadas en sus pedestales explican las lado norte se cierra en ángulo en la con- tercio de! siglo pasado, se asiste al progresi-
obras entonces realizadas. La de la derecha fluencia con Calatrava. vo abandono del paseo de la Alameda, y
da cuenta de la nueva cañería construida El paseo de la Alameda ha sido objeto de hoyes un espacio descuidado, donde nada
desde la Fuente del Arzobispo y que surte de distintas reformas, de mayor o menor enver- recuerda el pasado esplendor, salvo las co-
agua H ... la (pi la) de la Puerta de Córdoba, gadura, que han ido alterando su fisonomía. lumnas situadas en ambos extremos, que
seis pilas de esta Alameda y la de San Vicen- En 1824, sobre una de las zanjas que fueron asisten imperturbables a su degradación. El
te: y de gracia al Convento de los Capuchi- cubiertas en' 801, se formó una nueva calle piso está cubierto de albero, salvo un espa-
nos, Hermandad de San Hermenegildo, San y se colocaron bancos. En 1852 se colocó cio cementado circular en el centro, testigo
Basilio, Belén y San Francisco de Paula ... en el extremo norte de la Alameda la pila del de la abandonada construcción del metro;
habiendo sido diputado de esta obra el se- Pato, hasta entonces en la plaza de San está bordeada por pies de plátanos y otros
ñor veinte y cuatro don Juan Alonso de lugo Francisco, y se retiraron,ya sin función, las árboles y en los extremos se encuentran res-
y Aranda". La de la izquierda explica las mandadas colocar por el conde de Barajas tos de las plaza-salón, con bancos de piedra
operaciones realizadas en la misma Alame- en el 5. XVI Y por Larumbe en el XVI[J en e l sin respaldo, parterres descuidados y una
da: ~ ... se construyeron estas dos columnas centro del paseo. En 1876 una nueva refor- balaustrada de mamposterfa; un acerado de
que coronan los leones que sostienen las ma general supuso la reparaCión y limpieza losetas separa el paseo de la calzada de
Reales Armas y las de Sevilla; se hicieron los de las columnas de Hércu les y Julio César, asfalto. En el frente norte se conserva, en
asientos, alcantarillas y terraplenes, levanta- que (ueron protegidas por sendas verjas. la mejor estado, el paseo que se construyó a
ron los pretiles de las zan jas, se pusieron los construcción de nuevos jardines [aterales, el principios de siglo; posee una planta trape-
pilones para el riego, desagües completos enarenado del paseo y la colocación de zoidal, su piso es de albero con borde de
de árboles de esta Alameda ... siendo dipu- pilares de madera para impedir que las aceras de losetas, cuenta con farolas de pie,
tado el señor don Gregario de Fuentes y caballerfas pasasen junto a las columnas. En naranjos y otros árboles y asientos de piedra
Veralt, veinte y cuatro del Ylmo. Cabi ldo, 1886 se colocaron verjas a las columnas de sin respaldo. En el centro del paseo fue colo-
cuya obra costeó de los Propias y Arbitrios, los leones. En 1901 J. Sáez López ordenó el cado en 1969 un busto de la cantaora Pasto-
y se acabó e[ año de 1765". En 1801 se rea- espacio triangular que quedaba entre la Ala- ra Pavón, la Niña de los Peines, por iniciati-
lizó otra reforma, menos vistosa pero de meda, Lumbreras y Calatrava, y se constru- va de Antonio Mairena y su Tertulia Flamen-
mayor trascendencia para la higiene de la yó el jardín que, con ligeras variaciones, ha ca, obra del escultor Antonio Illanes.
ciudad y de la misma Alameda, consistente llegado hasta hoy. En , 91 1, siendo alcalde Hay pocas referencias a la pavimenta-
en el cerramiento de las zanjas que recibran el conde de Halcón, se hicieron importantes ción de este espacio, por su misma condi-
las aguas de lluvia así como escombros y reformas, elevándose el piso del paseo y re- ción de paseo; en el s. XIX el piso era enare-
otras basuras, y la construcción de una cloa- novándose los jardines y el alumbrado. En nado, sobre todo con ocasión de la celebra-
ca general. 1865 se dió la primera concesión para la ción de las veladas de San Juan y San Pedro;
Hasta mediados el s. XIX la Alameda era instalación de un quiosco de agua en la Ala- en 1868 se empedró el tramo comprendido
un espacio de mayores proporciones que, meda, en , 874 ya había varios puestos de entre los "Hércules" y la entrada de Santa
como consecuencia de distintas operacio- bebidas y en 1903 se autorizó la construc- Ana; se dispuso su adoquinado en 1876,
nes urbanrsticas, quedó reducido a finales ción de marquesinas en torno a los quios- pero no debió llevarse a efecto, ya que en
de dicha centuria a sus actuales limites. En cos; pero será en 1911 cuando se haga un 1906 se adoquinó el tramo comprendido
1857, a propuesta del arquitecto municipal concurso de proyectos de puestos de agua entre Trajano, Amor de Dios y los "Hércu-
Balbino Marrón, fue aprobado un proyecto para la Alameda, respondiéndose así al de- les", necesario para el paso del tranvfa; y
de alineación, cuya ejecución en las déca- sarrollo que éstos estaban alcanzando en el posteriormente se procedió al adoquinado
das de 1860 y 1870 supuso, en el frente de paseo, y serán los tfpicos quioscos de crista- de toda la calzada, recubierta en la década
poniente, la construcción de cinco manza- les que se conservarán hasta la década de de 1970 con asfalto. Cuenta con amplias
nas, la prolongación de Jesús del Gran Po- 1940. También contó con un urinario, que aceras, las que en otros tiempos constituye-

42
43
F;JClLod.! de I.J dcnom,Tldda CilU de IdS Si't"tl.lS en ,,,
AI"med¡ de Hércules

ron los paseos laterales de la Alameda, pero XVII (entre las pilastras figura la fecha de
también están muy descuidadas; la del lado 1698), de dos plantas y ático con arcos de
de poniente es más ¡¡ncha, alternando fran · medio punto y que actualmente está siendo
jas de adoquinado con espacios terrizos; reconstruida como vivienda plurifamiliar.
posee árboles, farolas de pie de nuevo dise- Pero, sin duda, la edificación de mayor inte-
ño, refugio de autobuses, asimismo de re- rés es la llamada Casa de las Sirenas, que
ciente instalación, y veladores; a la sensa- ocupa la manzana entre Arias Montano y
ción de aoondono contribuyen la acumula- Recreo; esta casa se construyó en uno de los
ción de escombros y los vehfculos aparca- 100es de terrenos creados por la alineación de
dos sobre las aceras. Varios quioscos de lB57; fue adquirido por lázaro fernández
prensa y golosinas, cabinas de teléfono, fa- de Angu[o, Marqués de Esquivel, para quie n
rolas y refugios de autobuses se distribuyen Joaquín fernández de Ayarragaray Constru-
en los restantes frentes de la Alameda. A lo yó entre 1861 y 1864 este palacete románti·
largo del s. XIX y primera mitad del XX la ca de innuencia francesa, de estilo único e n
Alameda continuaba sufriendo de forma la ciudad y quizás por ello se decfa que
particular las consecuencias de las riadas e había sido construido por la princesa Rataz-
inundaciones, ya que su condición de sector zi, poetisa de origen inglés casada con un
bajo originaba que fuera uno de los prime· Bonaparte. Durante los últimos decenios se
ros lugares en anegarse y era necesario ha- ha dejado que esta casa, abandonada, entra-
cer uso de barcas para atraversarla; todavfa ra en un estado de ruina difícilmente recupe-
en las riadas de 1947 y 1962 se vieron bar- rable, después de que sufriera el expol io de
cas en la Alameda. Joaquín Murube evoca los materiales de revestimiento, solados,
estas imágenes en el Discurso de la mentira: etc., empezando por la dos figuras de bronce
1"oooslos inviernos una riada ... El barrio de que le han dado nombre. El Ayuntamiento
la Alameda era el más castigado. Una maña- ha comprado recientemente la casa de
na de lluvia amaneda todo aquello conver- recreo, después de haber dejado pasar un
tido en río ancho y caudaloso. Para nuestro tiempo precioso, y se propone ahora su
infantilismo, eran aquellos días felices. las re<:onstrucción, ne<:esariamente laboriosa.
barcas bajaban por las calles, solemnes, ma- las actividades y func iones de la Alame-
jestuosas, ¡igual que en aquellas tarjetas da han evolucionado mucho a través de los
enviadas desde Italia por ese amigo de todas siglos. En la época medieval. c uando sólo
las familias que pasó por Venecia, camino era un lugar insalubre y descuidado que gi-
del Padre Santo!H. raba en torno a la laguna, se asentaban allf
El estado de descuido del paseo de la los cañavereros, cuyas quejas se recogen en
Alameda es reforzado por el de la edifica- un acta capitular de 1448: Hlos cañavereo
ción. Como ha sido habitual en el casco his- ros ... de Sevilla nos encomendamos en
tórico, se han producido sustituciones del vuestra merc;:ed a la qual plega saber cómo
caserfo original por bloques de viviendas de c;:iertos ve.zinos de nosotros tenemos c;iertos
cinco plantas, preferentemente en el frente setos de vergas de minbres con que tenemos
occidental, aunque no faltan ejemplos en el fecho c;erramiento a nuestras casas faza la
frontero, de forma que el estado de abando- parte que sale a la laguna, donde ponemos
no es acentuado por el de desorden urbanfs- nuestra madera e caña, los quales setos sien-
tico al ser colindantes viviendas populares preestouvieron armados en aquellos logares
de dos y tres plantas, de la pasada centuria e donde ay dra están de grandes tiempos que
incluso de la del XVIII, con estos bloques de memoria de ames no es en contrario. E pue-
cinco plantas. la edificación dominante en de aver seys años que los fieles e esecutores
la Alameda, habitada o en ruina, continúa desta dicha c;ibdat ... mandaron quemar los
siendo la casa popular de dos plantas y tam- dichos setos ... (Sec. 10, 1448). También
H

bién se encuentran buenos ejemplos de ca- habra algunos puestos de pescados, a ju zgar
sas de escalera del cambio de siglo, como por el documento de 1435 en que se habla
por e jemplo la que cubre la mayor parte de de ""arrendar las pescaderías de la laguna de
su frente meridional, que se está rehabilitan- la Feria, donde se ha fazer el rastro" (Sec.
do. En el lado de levante había un conjunto 15), tal vez el mismo lugar, "cerca del con-
de viviendas unifamiliares con jardfn delan- vento de Belén", en que otro escrito de 1 671
tero, producto de la alineación aprobada se hace e<:o de la venta de pescado salado. Y
para este lado de l paseo a mediados del s. por ser espacio baldío usarse también como
XIX. Aquf alternan algunas de estas viviendas lugar de ajusticiamiento de reos. Según la
rehabilitadas, otras en ruinas, solares o estre- tradició n, en su lado norte, en la planicie
chos bloques de viviendas, lo que acentúa su luego conocida como Cruz del Rodeo o de
altura; la manzana entre Barco y Amor de la Tinaja, fue quemada en 1367, por orden
Dios, fuera de Ifnea y anterior por tanto a del rey Pedro t, doña Urraca Osorio, madre
1850, se e ncuentra en lamentable estado, la de l Señor de Sanlúcar don Alonso de Guz-
mayor parte de ella en ruina, pero no por eso mán, por haber partiCipado en la traición
deshabitada en su totalidad. Es de destacar la de l infante don Enrique.
casa núm. 22, esquina a Santa Ana, del s. l a desecación de la laguna y su urbani-
XVIII y dos plantas, en completo estado de zación llevados a cabo en '574 por el conde
ruina y convertida en un basurero; en su de Barajas alteraron radicalmente las funcio-
fachada, un azulejo hoy desapare<:ido indi- nes de la Alameda, que dejó de ser un lugar
caba la altura que alcanzaron las aguas en la marginal para convertirse en un bello paseo
arriada de 1796. Asimismo merece especial arbolado al que los sevillanos acudfan para
¡¡tención la núm. 93, esquina a Barco, del s. tomar el fresco en las noches estivales. la

44
t~ IIlamed.1 dr> IIMUIes en el) XVII
la cofr,ldfa di! la Oración dl!1 Huerro ,1 SU p;!w por /,llllolmcda de NCrcu/es
El pil5eO cenrral ensa1aniJdo pilra una verbena ,1 comicn;ro,¡- del ptl'Seflre s,glo

aristocracia lo recorría en sus carruajes, y el


pueblo participaba de un ambiente festivo
que ya describe con detenimiento el c ronista
Ortíz de Zúiiiga en sus Anales, donde habla
de los aguadores, "de que la mayor cantidad
H
son franceses y de cómo "este sitio en las
,

calurosas noches se ve regentado de innu-


merables coches, que lo hacen paseo me-
morable en todo el mundo, y que a veces se
tienen otros públicos festejos, a veces alegría
de música y de ordinario en las fiestas, mi-
nistriles y chirimlas", la belleza y novedad
de este paseo fueron muy celebradas por la
literatura del Siglo de Oro, que vio en esta
importante obra de urbanización un expo-
nente de la grandeza de la Sevilla imperial.
lope de Vega la pondera, junto al Arenal, en
El am.lnte agradecido:

"y con la carroza sal


con pajes que crujan seda,
una tarde a la Alameda
H
y otra tarde al Arenal •

El también dramatu rgo Cristóbal de


Monroy titula una comedia suya La Alame-
da de Sevilla. Agustín de Rojas por boca de
uno de sus personajes escribe: "iAy, Alame-
da mra ! ¡Quién estuviera agora junto a una
fuente tuya!". Y completa él mismo:" lNo es
cosa memorable aquellas columnas que tie-
ner En una puesta la figura de Hércules, pri-
mero fundador de esta gran Babilonia, yen
la otra la de Julio César, que la ¡lustró con
los muros y cercas que la adornan y quince
puertas en ellas que la engrandecen y guar-
dan" (El viaje entretenido). No obstante, es
esa misma literatura la que en la segunda
mitad deis. XVI se hace ya eco de la presen-
cia de truhanes y prostitutas, probablemente
al conjuro del numeroso público que fre-
cuentaba el paseo y del ambiente festivo. En
su famosa Sátira a las damas de Sevilla -una
jocosa relación de las más notorias prostitu-
tas de la época- ironiza Vicente Espinel so-
bre el desairado papel que toca a los dos
personajes que coronan las columnas:

"Invicto César, Hércules famoso,


espejo y luz de valerosos hechos,
patrones de este suelo venturoso.
Ya que permite el hado que estéis hechos
del Alameda vigilantes guardas,
injusto premio a tan heroicos pechos,
en lugar de cerCMOS de alabardas
da por sentencia Peña, vuestro amigo,
que a medida corten dos alb.1rdas,
porque dejáis entrar parel postigo
del gométrico IralO V vil canalla
tal fota de japel, papo y ombligo·.

y en una directa alusión a la degradación


del lugar, en con1ra del deseo del conde de
Barajas, contirtúa:

·Venga Zapata y su jardin reforme,


(IUe 1)Ues lo hizo al culto de Diana,
no es bien que al de Venus se transforme.

la conciencia de que se trataba de un


enclave por igual noble y degradado seguía

45
viva a mediados del XIX, cuando e l duque siglo. En verano eran frecuentes las atraccio- en la Alameda, sin problemas de interferen-
de Rivas evoca su pasado esplendor en estos nes nocturnas. con toques de violines y cla- cias porque el cinematógrafo aún era mudo.
términos: NMuy linda y elegante debla estar rines, precedentes. sin duda, del ambiente hasta tres: e l Vigil, e l Vi llaconchita (que lue-
cuando lada la nobleza sevillana concurda flamenco y de las famosas murgas posterio- go se llamarla Hispano y más tarde Español)
a ella y sólo a ella, porque no había otro res. No faltan tampoco las referencias a los y el Villasol. Aunque la murga era, aparente-
paseo ni punto de reunión¡ siendo, por lo delincuentes. que practican una curiosa for- mente, un complemento de la función de
tanto, el terreno de la belleza y del lujo y el ma de asalto a los carruajes que transitan por cine para relll;!nar los descansos en las pro-
teatro del trato ameno y de los conciertos allí. Un bando del asistente de 1744 prohibe yecciones, el éxito del espectáculo se expli-
amorosos. La Alameda entonces sería una "que persona alguna de qualquier estado y caba en buena P<lrte por la presencia de
especie de jardín de encantamiento con tan- condición que sea. se arrrOje a los coches en estos grupos de ingenuos y bufos cantauto-
to brial de brocado, con tanto manto de taf~ los paseos de la ciudad ... y por el mero res que. sin traspasar los limites de lo que la
tán de Florencia, con tanto encaje de Flan- hecho de subirse en los estrivos y varas de época estimaba como "borde", ponían en
des, con tantas plumas y sombrerillos, con los coches o llegarse a ellos con las caras solfa modas. costumbres y personajes, co-
tantas ropillas de raros y risueños terciope- cubiertas ni embozadas se les declare por menzando por e llos mismos, lo que les legi-
los, o de espléndidos y bri llantes rasos, con incursas en la pena de presidio" (Sec. 13. s. timaba, en cierto modo, para reirse de los
tantas ca lzas de diferentes colores, con tan- XVIJI, t. 2, num.10-11). Hay asimismo vela- demás. Soldados, parados y obreros de paga
tas capas bordadas, tantos hábitos, tantas ca- das alusiones a la prostitución, cuando en escasa que no paella n adquirir sus entradas
denas, tantas tocas y sombreros con cinti- un acta capitular de 1777 se acuerda poner se conformaban con apiñarse desde primera
llos, toquillas y penachas¡ tantos extranjeros. luces "que eviten la obscuridad y por este hora en las vallas que acotaban los recintos,
soldados, frailes, estudiantes, con tanta da- medio las muchas ofensas a Dios que de sufriendo contactos y promiscuidades in-
ma, tanta tapada, tanto valentón, tanto do- noche hacen las gentes que con motivo de convenientes de homosexuales y descuide-
naire, tanto ceceo, tanto i'lmorfo, tantos ce- tomar el fresco concurren en dicho sitio". En ros. Las broncas llegaban más de madruga-
los, tanto chasco y tanta trapaceria". esa misma época abundan en sus alrededo- da, aunque la proximidad de una comisaria
La función principalmente recreativa res los artesanos de la seda y los tintoreros, en la calle Jesús del Gran Poder impedla que
que la Alameda desempeñó a raíz de la gran blanco de las protestas del vecindario por los escándalos pasasen a mayores" O. Agui-
reforma se completaba en los siglos XVI y lavar sus paños en los pilones de las fuentes lar, Los C.,rtJ,1V,lles y 1" ffiU'SiJ sevillana de
XVII con otras actividades. Con anterioridad y ensuciar alcantarillas y desagües. losañosJOJ.
habra tenido allr su academia el humanista las inundaciones de la ciudad seguían Al margen de esta función recreativa, el
Juan de Mal Lara, y en el XVII se instaló el siendo frecuentes. Precisamente a conse- entorno de la Alameda segufa siendo asen-
colegio y monasterio de San Francisco de cuencia de una de ellas (que dañó seriamen- tamienlO de los operarios del arte de la seda
Paula. y en sus amplios espacios debieron te el castillo de Triana) el tribunal de la in- y tintoreros, y sede de un mercado de caba-
pronunciarse "sermones y pláticas" religio- quisición fue trasladado a la Alameda en llos. Era también punto de mitines, manifes-
sos, tal como se recoge en la obra del P. 1785. al llamado Colegio de las Becas, al (¡ - taciones paliticas y lectura publica de perió-
Pedro de león, Grandeza y miseria en Anda- nal de la actual calle Jesus del Gran Poder, dicos exaltados y antigubernamentales, co-
luda, escrita en 1616. En ese mismo siglo donde permaneció hasta su abolición en e l mo El Huracán, que se leia, según recoge
recorrió la Alameda, en su entrada en Sevi- primer tercio del s. XIX. Desde mediados de Santiago Montoto, en el café Alameda. se _ N

lla, el rey Felipe IV. que había accedido a la ese siglo la Alameda conoce una revitaliza- de de los más recalcitrantes patriotas ... a fa-
ciudad por la Puerta de la Macarena. En tor- ción como lugar festivo y de recreo público. 'larde las ideas liberales". En 1820 se dio un
no a la Cruz del Rodeo, en el extremo norte Las veladas de San Juan y de San Pedro gran banquete a las tropas del general Rie-
del paseo, tuvo lugar el suceso de la muerte adquieren gran auge. en torno a los aguadu- go, y en 1873. como recuerda Blanca de los
violenta de don Per Afán de Ribera, hijo de chos y nevcrfas Que colocan veladores al Ríos, una gran fiesta nocturna por la procla-
los condes de la Torre, por la mofa que este aire libre. El Ayuntamiento ilumina la zona mación de la República Federal: "En la Ala-
joven hizo a unos trabajadores. A mediados con farolillos, y ofrece fuegos artificiales y meda de Hércules, donde, rodeados de sar-
del s. XVIII vio algo mermado su protagonis- conciertos; se instalan lÍo-vivos, puestos de tas de llamitas de gas luclan los retratos de
mo como sitio preferido de los sevillanos. la juguetes y dulces. La mayor actividad se Castelar. Ruiz Zorri lla, Figueras. Pi y Mar-
razón fue el trazado de un nuevo paseo registra en los meses de primavera y verano. gall, etc., en torno del gran cuadro de la gita-
arbolado a lo largo del Arenal. entre la Puer- Hacen su aparición los circos, como el de na Andandona, es decir. de una República
ta de Triana y la Torre del Oro, al Que Cha- Mr. Price, con funciones acrobáticas y gim- Federal que parecla pintada por algún cabe-
ves Rey describe como "otra alamedita, que násticas y espectáculos ecuestres; los títeres, cilla carlista, según era de zafia. corpulenta
aunque nació enfermiza, empezó a hacer aquí llamados "cristobitas". por el personaje y ordinariota la bellaca" (Cuentos andalu-
gracias cuando niña y a llamar la atención de Juan Misa el Sevillano, que Luis Montoto ces). El 13 de junio de 1823 estalló el depó-
cuando joven. hasta que desbancó iCOsa vio en una de sus oorracas: "Cristóbal o Cris- sito de pólvora del edificio de la Inquisición.
natural! a la Alameda, ya vetusta y provecta, tobita ... seguía siendo el compendio, la su- Por aquellas fechas tenfa su cuartel en la
y le echó a cuestas nada menos (iánimas ma de todas las cualidades del hombre del Alameda la unidad que más tarde seria el
benditas!) el dictado de Vieja, que la desplo- pueblo en Andalucfa, llevadas al último gra- Regimiento de Artillería 14, que permaneció
mó" (COSilS nuevas y viej<1S). A pesar de ello, do. Valiente hasta la temeridad, camorrista, allr hasta 1836. El paseo se utilizaba todavla
son muchos los testimonios documentales y pendenciero, zumbón (si los hay), generoso a mediados del s. XIX (en la época que vivió
literarios que siguen haciéndose eco del am- con el necesitado, altivo con el poderoso y en una de sus casas núm. 37 el poeta Gusta-
biente del viejo paseo. As! lo reneja, por amigo de zambra, Cristobita es, como per- vo Adolfo Bécquer) para instrucción militar
ejemplo, el viajero Townsend, y el sevillano sonaje que preside en un poema dramático, de los quintos. la prensa de la época reitera
José Maria Blanco White: "Los paseantes de creación más real que las principales figuras los peligros de rateros y jugadores de rule-
la Alamedd son una pintoresca multitud de de los dramas realistas del dra" (Algo que se tas. y considera el sitio como el gran centro
militares de uniforme, sacerdotes con sus so- va). Se levantan teatros de verano. como el de la prostitución sevillana. carácter que se
tanas, manteos y tejas .... y caballeros embo- Novedades, cafetines-cantantes, fonógrafos ha acentuado en la primera mitad del s. xx.
zados en sus capas o vestidos con cualquier y más tarde cinematógrafos !como el Alame- Atención especial hay que prestar ti lo
clase de uniforme~ (C.,rtas de Españal. Si- da, ¡nagurado en 1906). que han permane- que la Alaml..>da de H6rculcs ha significado
gue. pues, siendo paseo aristocrático y a la cido hasta mediados del siglo actual y que también par., e l mundo del flamenco. Desde
vez popular. y es precisamente en el XVIII conocieron su mayor esplendor en la déca- mediados del XIX hay noticias de que en sus
cuando se tienen las primeras noticias de las da de 1930. en la que "ya de noche la ani- aguaduchos se cantab']Il coplas con acom-
veladas de San Juan y de San Pedro. que han mación giraba en torno a los cines de vera- pañamiento de guitarras y palillos. Y en
perdurado hasta la primera mitad de nuestro no. En aquel momento llegaron a coexistir 1878 Silveflo Franconetli instala un café-

46
cantante de verano, q ue se cerrab.l e n e l piensa en sus primeros pasos por el mundo algunas cofradfas (Hiniesta, Monte Sión,
mes de sept iembre. Más tarde, ya a comien- -aquel mundo que su padre habra sabido Macarena, la Lanzada) que bordean este
zos del xx, e l am b iente flame nco convive conquistar a pulso y carlera·, entre la músi- espado por su lado sur. IA.C.TS., ¡.C.V.,
con las fa mosas murgas po pulares, que en ca estridente del "Conga ff y el wh isky falsifi- R.R.C.l
torno a los quioscos acristalados congrega- cado de "Las Siete Puertas". Y recuerda a
ban a un púb lico regocijado con las letras, aquellos personajes de la Alameda que han
desenfadadas, críticas y llenas de sal gruesa, cambiado de mundo para prooor las naves
de personajes como Pujares, Regaera, Cara- por otros vientos o que han muerto, quién ALAMEDA DEL M USEO . V.Museo.
bolso, Ma no lín, Esca lera, etc_ En Sevilla las sabe cómo (Concha, la alca hueta de las
murgas no estaban necesari amente asocia- gafas ahumadas q ue ped ía un café con mos-
das al Carnava l y aunque ad uaban en dife- tachones a cambio de una muchacha toda- ALAM EDA DE SAN BEN rrO. V. Luis Mon-
ren tes lugares de la ciudad, fue en la Alame- vía virgen. El Culata, reflejada en su calva de tato.
da donde adquirieron su mayor notoriedad augusto la luz de ""El Pasaje". Azcalcóllar,
en la década de 1930. En la pri mera mitad grave y postinero, poseído del empaque de
de nuestro siglo el paseo y sus aledaños (es- su fandago. Fregenal, ca llado y enteco, con A LAMEDA VIEJA . V. Alameda de Hércu-
peda lrnente la zona de la Euro pa) fue e l su voz de niña enferma. y el violinista a les.
gran enclave fl amenco de Sevilla, lugar de quien llamaban irónicamente Sarasate, in-
concentración de cantaores y figuras del tentando un vals de Tchaihowsky bajo la
baile y de fiestas y juergas. Grandes perso- fotografía de Fleming que presidra los ana- ALAMEDILLA . V. Reyes Católicos.
nalidades del cante del s. xx, como la Niña queles de todos los bares, en el más fervoro-
de los Peines, Manuel Torres, Caracol, Va- so homenaje al sab io que les habra desterra-
llejo, Antonio Mairena ... han vivido en la do a l hierro candente de la blenorragia. El ALAMEDIL LA DE LA PUERTA DE TR IA·
zona o han estado estrechamente ligados a caricaturista que cambiaba su arte por un NA. V. ReyesCatólicos.
sus oores, colmados y centros del flamenco vaso de "Valdepeñas". Y el ilusionista de los
(la Sacristía, en la esquina de Santa Ana; el más asombrosos juegos de mano en los
salón Zápico en la calle leonor Oávalosi las mostradores. y aquel vendedor de periódi- ALAMILLOS, cfl lle. Calle desaparecida, si·
Siete Puertas y el Pasaje de la Europa, etc.) . cos, gordi nflón y baboso, que un dra voseó, tuad,l aproximadamente entre 5,1n Herme-
Un mundo muy relacionado con el de los imperturbable, la noticia de su propia muer- negildo y Aceituno. En 1665 se habla de la
toros, que también d io carácter a la Alame- te por las calles lumbreras y Santa Ana y existencia de una Cruz de los A/amillos yen
da, pues en una de sus casas (núm. 73) vivía Hombre de Piedra. De todo aquello sólo 1675 del Alamillo de la Puerta del Sol. En
la familia de los Gallos y en aIra la de Chi- queda el silencio, la soledad de las viejas es-- 1839, González de León la describfa como
cuelo. la vinculación de la dinaslfa torera finges de bronce -l as Sirenas-, con el perfil "corta y virtualmente una parte del muro de
de los Gallos con la Alameda fue tan estre- de los pechos valentones, y el agua quieta, la Puerta del Sol". En /845, cuando Moreno
cha, que cuando murió Jeselito en 1920 co- verde, del estanque" (La Espuela). y Gálvez dice de ella que "es una acera de
locaron, a petición de los vecinos, unos En la actualidad la Alameda sigue ofre- casas que hay en el muro de la Puerta del
graneles crespones de luto en las columnas ciendo un aspecto marginal y descuidado, Sol"", pasó a formar parte de la calle del Pe-
del paseo. y el poeta Rafael Alberti conclu- entre otras razones por la persistencia de la rro y, por tanto, en 1868 se incorpor6 a Enla-
yó su Joselilo en l., gloria con estas palabras prostitución y por el deterioro del caserfo. drillada. A partir de / 962 lodo este sector
del torero: Posee a lgunos comercios muy dispersos y del barrio de San Julián, como soluci6n a su
variados. La máxima concentración comer- acusada degradaci6n, es reducido a solar y
~Que pueda, Virgen, que pueda cial y la mayor animación se registra en las sometido a una profunda remodelaci6n
IIOlver con sangre a Sevilla inmediaciones de Trajano y Amor de Dios, urbanrstica, a consecuencia de la cual esta
y al frente de mi cuadrilla en torno al bar las Maravillas y al mullicine calle ha desparecido. El espacio de fa primi-
lucirme por la Alameda" . Alameda (núm. 101, con sala de bingo y pe- tiva A/amil/os bien puede corresponder a
queñas tiendas, que fueron la primera sala parte de la plaza del Giraldilla o a la zona
El proceso de degradación urbanfstica y multiple de cine y el primer "drugstore" que conslfuida circund.lnte./).c. V.I
social de la Alameda se fue acenluando en se abrieron en Sevilla, a comienzos de los
los años de la postguerra, en los que dejó de 70. Allí se han instalado recientemente
ser paseo y centro de diversión popular (con varios establecimientos que generan cierto ALAMO, calle. D.m.: Estc,d.p.4JOJ7, r.p. 57/11.
la excepción, quizá, de los cines de verano) movimiento peatona l en una zona tradicio- IX Sauce a la cOIlf/w:ucia dI.' Albérclrigo, C,,"lral y
p<lra convertirse en un lugar poco frecuenta- nalmente tranquila. El paseo centra l presen- PllllalrrnJ,I.'II la barriada de TOrTebla'lca d~ las Clllios
do por los sevillanos, a pesar de su céntrica ta gran abandono, y es utilizado por grupos (v.).
situaciÓn y de que los puntos de prostitución de muchachos que juegan al futbol y por
(y ahora de venta y consumo de droga) se ancianos que toman el sol en sus escasos Se rotula en 1962 con el nombre común
concentran propiamente en las ca lles latera- bancos. En los últ imos años se viene cele- de dicho árbol, dentro del tema elegido para
les, con abundancia de bares de alte rne, brando en las mañanas de los domingos un el conjunto del Real Patronato de Casas Ba-
pubs y salas de fiesta de tono bajo. Antonio mercad illo de objetos antiguos, otra especie ratas. Se configu ra con la construcción de
Burgos escribe en su Guía secret,l de la ciu- de ""Jueves"", que está cobrando mucho auge este grupo de viviendas entre 1959-60. Es
dad que ~ hasta nuestros dras Sevi lla pecó y que concentra numerosísimo público. los una de las vfas m¡1s largas y con un trazado
alegremente en la Alameda~. El intérprete paseos laterales soportan un intenso tráfico perimetral a esta promoción de viviendas
de sevil lanas Paco Pa lacios "El Pali", recie n- rodado. Siempre hubo all r paradas de ca- socia les. Se distinguen dos tramos separados
temente fallecido, ha difundido con acento rruajes y más tarde de tranvras y autobuses, por EbanOi el primero sólo tiene edificación
nostálgico y hecho popu lar con sus coplas pues la calzada (le la derecha canaliza el en la acera de los impares, donde se forma
el viejo ambiente de cantaores, ooilaores y gran fl ujo de vehículos que, procedentes de una especie de plaza rectangular, terriza en
murguistas, la famosa Pi la del Pato y la aca- la "ronda", se dirige hacia el centro histórico su mayor parte, que presenta en general un
demia del maestro Realito, en la esquina de de la ciudad. Hasta los años 60 radicaba en aspecto descuidado. mientras que en los pa-
Trajano, vivero de grandes artistas del baile. la Alameda e l cuartel de la Po lida Armada. res está el campo abierto; el segundo, tras
y el novelista Manuel Barrios ha recreado, Salvo en las mañanas de los domingos, con hacer un giro a la izquierda, está flanquea-
entre otros muchos, la pintoresca "fauna" ocasión del nuevo mercado, no hay otras do por inmuebles a ambos lados. Las aceras
humana (prostitutas, cantaores y tipos extra- concentraciones p(iblicas. Con la excep- son de cemento y están mas deterioradas
vagantes) dt> aquellos años: ""l uis Medina ción, quizás, de las motivadas por el paso de que la calzada de asfalto. Ambos tramos se

47
iluminan con báculos murales y tienen ár- tras de obras. De trazado recto, posee acera- ches la util izan como aparcamiento, tiene
boles de la especie del olmo, aligustre, ti- do de losetas de cemento, alumbrado con un marcado carácter peatona l, siendo utili-
puana, brachichitón y arce. La edificación (arolas de báculo mural y espacios ajardina- zada por los niños para sus juegos. [F.$.).1
es de dos tipos: en el primer tramo, bloques dos con parterre y arbolado, bancos y par-
de cuatro plantas y en el segundo, casas uni- que con juegos infantiles. Los edificios de
familares de dos plantas que se disponen en cuatro, siete y nueve plantas, adoptan una
la acera de los impares en una línea de fa- Irnea quebrada y no presentan en su distribu- ALBA, calle. V. Donoso Cortés.
chada quebrada o en diente de sierra y la de ción simetrra en ambas aceras. Su uso es
los pares con una alineación recta. Por últi- peatonal, aunque tiene una zona cercada de
mo, en la esquina con Albérchigo hay un aparcamiento en sus inicios. En su extremo ALBA D E TORMES, caHe. D.m.: Esle, dp.:
deteriorado y aislado transformador de la se encuentra un edificio de siete plantas, de 41006, r.p.: 55/1/1. De Carlos Garci/l Oviedo/l Beatriz
Compañra Sevillana de Electricidad que so- distinto modelo arquitectónico, pues res- de Ahumada, rula barril/dll de Stmlll Ttrl!Sll (v. AIII/I-
brepasa en altura a las casas próximas. Es ponde a otra fase de la barriada, la denomi- Jt).
una vía exclusivamente residencial con po- nada ~ pisosde familia numerosa~. IF.B.5.]
ca movimiento de vehfculos y personas, a Rotulada en 1955, el nombre es alusivo
excepción de algún vendedor ambulante. a este pueblo de la provincia de Salamanca,
Los vecinos tienen instalado en el campo, al en donde se encuentra el cuerpo incorrupto
otro lado de la calle, un sistema de cordeles ALATARES, cf'l lle. V. Alcaicerla de la Loza. de Santa Teresa de Jesús. De trazado recto,
con horquillas para tender la ropa, que tam- divide en dos tramos a Pedro Poveda, Pas-
bién lo utilizan los niños como lugar de jue- trana y Medina del Campo. Tanto la calza-
go. J).C.).1 ALA VA, calle. 0.111.: NeroióIJ, d,p.: 41007. r.p.: da, que está asfa ltada, como las aceras, que
49/IV. De Roocrto Osbome /1 FerJ/lfudez MI/rl/be rJ/ están pavimentadas de losetas, se encuen-
Poff80/lo IlIdllstrial de 111 CnrrelL'rn Amllrilll/ (v.}. tran en regu lar estado de conservación. Está
formada por casas unifamiliares, de una sola
ALANIS, call e. D.m.: Estr,d.p.:41OT6, r.p.:57/1. Rotulada en 1970, su nombre alude a la planta, con cubiertas de tejas; la mayorla de
De carretem dt Sevilfll Il Mdl/lg/l JI GnJ/l/ld/l /1 TI/r- provincia del norte español impulsora de estas viviendas se han convertido en locales
IJllt'SII, f'1I oo"i/ll/ll Torrtblllllw dr los Cn,ios (vi. varias industrias. Actualmente aparece co- comerciales, que venden sobre todo artícu-
mo prolongación de Antonio de la Peña y los de consumo diario. En esta calle se con-
Rotulada en 1969, como el resto de ca- lópez, formando con ella el cinturón del centra la actividad comercial de esta zona
lles de esta panede la barriada, con el nom- Polfgono por su lado sur y siendo paralela a de la barriada, que se extiende desde la ave-
bre de una localidad sevi llana. Tiene íorma Luis Montoto, de la que la separa un seto de nida de San Juan de la Cruz hasta Paulo
de ángulo recto y en ella desemboca Pilas. arbolado bajo. La acera par aparece muy Orosio. Se alumbra mediante báculos mura-
Está totalmente pavimentada de cemento y amplia en su primer tramo, de cuidado albe- les. IA.R.R.1
chinas. Carece de arbolado y la iluminación ro, sirviendo de aparcamiento a los vehlcu-
procede de farolas adosadas a la pared . Los los, especialmente de las naves de ventas y
ediiicios son casas de tipología popular, de reparación de los mismos. Su segundo tra-
una o dos plantas, algunas abandonadas. mo está descuidado y sin funcionalidad de- ALBACARA, calle. D.m.: MIuilrtllll, d.p.:
Predomina la función residencial y peato- terminada. La acera impar está ocupada en 41009, r.p.: 42/11. De Fmy Isidoro de Sevilla al bIt/!-
nal, aunque los coches acceden a ella. Por su primer tramo por las citadas naves de riordt 1/1 oorril/dadt N/m. Sm. dtl Amparo(v.i.
otra p.1rte, hay un obrador de confitería que venta de vehículos y otros servicios indus-
llena de olores esta parte de la calle. El pri- triales, naves amplias con la zona delantera Se rotula en 1969 sin que conste ningu-
mer tramo de los impares está ocupado por dedicada a aparcamiento y arbolado. El se- na referencia a las razones por la que se
los altos muros de una fábrica. )F.5.J.1 gundo tramo presenta naves más pequeñas, denomina asf. La albacara era un recinto
algunas de ventas al detalle. El pavimento se que precedfa a la puerta en algunos edificios
encuentra en regular estado de conserva- amurallados y que servla para guardar gana-
ción, debido a la intensa circulación que so- do. Se traza sobre la antigua Huerta del Am-
ALARCON, ca lle. D.m.: Trillllll, d./,.: 41010, porta, especialmente en horas de la maña- paro o del Ratón cuando se levanta la ba-
r.p.: 26/1, 111. De 1/1 pl/l%JJ dt Góugom 11 IllIlIl DÍD;;: dt na.IC.M.] rriada en 1967, tiene una planta en forma de
Solís, rtllll barrllldll dtl Tllrdó" (v.J. l y es bastante irregular por una serie de
entrantes y salientes a lo largo de su acera
Fue rotulada en 1956. Se accede a esta derecha a que da lugar la disposición de los
calle a través de sendos pasadizOS situados ALAZAN, caHe. D.m.: MaCQrtlla ,d.p,: 41007, bloques. Es la vra de acceso a la barriada y
en ambos extremos, por lo que se imposibili- r.p.: 32/IV. De CmIJiIJo de Rojas 11 Vertda dt Poco zona de aparcamiento para los vehiculos
ta el tráfico rodado. Constituye as! un espacio Auile,tll barrilld/l Valdao,rll5 (v}. con una barrera en la entrada que permane-
cerrado casi cuadrangular, con aceras, arbo- ce siempre abierta; la calzada es de asfalto y
lado y algún banco de hierro sobre un piso Rotulada en 1986 con el nombre que las aceras de losetas de cemento, y el alum-
de tierra; todas estas caracterfsticas aproxi- reciben los cabal los de color canela . Cons- brado es de báculos murales. En ella conflu-
man a este espacio más a la idea de plaza truida sobre una parcela del Cortijo de Vis- yen casi todas las vlas peatonales de la ba-
como lugar de encuentro que a la de calle tahermosa de los Baldfos. Tiene un trazado rriada. La acera derecha está flanqueada por
como lugar de paso, al menos por su confor- ligeramente curvado hacia la izquierda; se bloques de cinco plantas que presentan su
mación, t¡polagra y mobiliario. U.M.LM.J prolonga en un sinuoso y estrecho camino fachada lateral o trasera en la que se en-
terrizo que discurre entre la trasera de la cuentran los corde les de tender fa ropa; y la
Vereda de Poco Aceite y explotaciones agrf- izquierda lo está en su primer tramo por una
colas. Carece de arbolado y la iluminación tapia de ladrillo rojo del Hogar Virgen de los
ALARJFES, calle. D.m.: MI/carel/I/, d.p.: 41Ol5, procede de farolas tipo báculo adosadas a la Reyes y, el resto, por otra encalada y rema-
r.p.: 341/V. De Vi,l¡"lortS 11 1/1/11 txplal//ld/l cOllocida pared. Los edificios, que no están completa- tada con alambre de espino que la separa de
IlOpu/llrmelllt por urxpl/lul/d/l de familia ullmerOSll
N
, mente alineados, son casas unifamiliares la barriada Virgen del Carmen. !J.e.I.1
elllll barriada/le PillO MOI/J/lIIO (v). con caracterlsticas rurales en algunas de
el las;en la acera de los impares predominan
Rotulada en 1976 con el nombre en de- las de una planta y en la de los pares las de ALBACETE, Cf'lll/!. C;Jlle desaparecida en la
suso que tradicionalmente aludra a los maes- dos. De uso residencial, pese a que los co- barriada de la Djrselli! (v.). Iba de la avenida

48
de Coria al Tejar del Chocolatero. Fue derri- tras que el resto de la via es de dos y tres conjuntamente a las aduales Albareda y
bada en 1977 con el conjunto de la barria- plantas. la mayor parte de los bajos se desti- Carlos Canal. Es muy probable que tal deno-
da. Se rolul6 en 1935 por la ciudad caSlella- nan a locales con actividades diversas, entre minación medieval siguiera viva en e l uso
no-manchega. (j.M,LM./ los que cabe destacar la Escuela de Artes popular. En 1881 todo ese espacio se rotula
Aplicadas y Oficios Artrsticos y el cine Deli- Albarooa, en homenaje al político sevillano
cias. Los cOrTlf:!rcios atraen a la población y José Luis Albarooa, que fue ministro de Fo-
ALBA IDA, call e. 0./11.: Mornrelro, d.p.: 4JOO9, en las tardes y noches de VCfano ocupa los mento y que defendió en las Cortes y en el
r.p.: JIIV. fR Miroflores/l Cnll RDja. veladores de los numerosos bares y cafeterí- gobierno los intereses de Sevilla con motivo
as que hay en la calle. La circulación rodada de las riadas. Finalmente, en 1938 se acuer-
Se rotula en 1962 por e l pueblo de la tiene una sola dirección, pero de tal manera da reservar ese nombre sólo para el tramo
provincia de Sevi lla Albaida del Aljarafe. A que desde Miraflores y Cruz Raja viene a que actualmente lo lleva y llamar al resto
excepción del plano de 1928, en el que apa- confluir hacia Llerena. [J.ej.J Carlos CañaL
rece como callejón de Miraflores, en el resto La calle discurre rectilrnea hasta el cruce
de la documentación su denominación está con Teniente Coronel Segur, a partir del cual
asociada a la que recibió la actual calle Fray forma una angulación y se curva ligeramen-
Isidoro de Sevilla (v.); asr a finales del s. XIX ALBAÑ ILES, calle. 0.111.: Mncareml, d.p.: te hacia su final.La acera izquierda sigue la
se conocía como callejón del Meadero, en 41OJ5, r.p.: 34/1V. Dt RqJOSleros /1 Sem/mulflres, en Irnea del antiguo convento de San Francisco
1934 se rotula como Doctor Puelles y Ruiz y la barriada de PillO MOII/a/lo (uJ. (v. Plaza Nueva). Es peatonal en su parte ini-
en 1939 como Fray Isidoro de Sevilla. cial, hasta el cruce con Tetuán. Hasta ese
Su trazado es recto con una disposición Rotulada en 1976, hace referencia al punto está pavimentada de losetas, sin ace-
oblicua con respecto a la estructura del via· maestro u oficial del arte de construir edifi- ras. El resto es de adoquines. Se ilumina con
rio de la zona. Era un antiguo camino ru- cios en obras. Posee trazado recto, uso pea- farolas sobre brazos de fundición adosados
ral que aparece ya en los primeros planos tonal, acerado de cemento e iluminación a las fachadas. De su antiguo caserfo queda
(1827 y 1832) enlazando Miraflores con el con farolas de báculo mural. Se inicia con algún que otro edificio de principios del
denominado camino de San Lázaro. Tiene una zona ajardinada con parterre, bancos y s. XX, de buena fadura ; pero dominan las
dos tramos que en primera instancia se dife- parque con juegos infantiles, que comparte construcciones modernas que han desnatu-
rencian por su anchura, ya que responden a con Carpinteros. Los edificios de siete y nue- ralizado la tradicional fisonomía de la calle,
dos proyectos de alineación; uno de 1923 y ve plantas, no presentan en su distribución sometida, al igual que otras de esta zona, a
el segundo de 1946, en el que aparece con simetrfa en ambas aceras. Los bloques adop- los cambios impuestos por la fuerte activi-
25 m., ampliación que se hace a costa de la tan una Irnea quebrada conformando un es· dad comercial. En los últimos añOS se han
linea de la acera de los pares que estaba ya pacio central con arbolado y parterre. En la derribado bastantes casas tradicionales, etre
ocupada en parte con los inmuebles de Reti- planta baja se ubican algunos locales co- ellas la que antaño estuvo ocupada por el fa-
ro Obrero. Por ello, aproximadamente des- merciales destinados a alimentación y ba- moso Pasaje de Oriente, construida en los
de la confluencia de Palma del Río, se en- res. [F.B.5.1 años 1911-14 por el arquitecto Francisco
sancha hasta duplicar la anchura del primer Hernández Rubio y que alternaba el estilo
tramo. El espacio resultante tiene una zona modernista de su fachada con las yeserías
central ajardinada y el resto es peatonal. El neoislámicas de su bello patio cubierto. En
primer tramo cuenta con unos pequeños ALBARDA, calle. V. Quintana. este establecimiento se celebraban fiestas y
ensanches triangulares en cada una de las diversos espectáculos. También fue demoli-
tres confluen cias de las calles Francisco da otra en la que se ubicaron la redacc ión y
Meneses y Maestre Angula, por la izquierda, ALBARDERlA, calle. V. Quintana. talleres del periódico El Correo de Anda/u-
y General Marvá, por la derecha, de los que da. En SU lugar se ha construido un bloque
éste ultimo es peatonal cubierto de albero. de viviendas con un patio. En otra de sus ca-
En 1933 se redada e l primer proyecto de ALBARDERlA VI EJA, ca lle. V. Quintana. sas residió, en la época de la Restauración,
pavimentación, que no se llevó a cabo, ya la condesa viuda de Castitleja de Guzmán,
que en 1962 la prensa local la inclura en cuyos saraos fueron famosos en la Sevilla de
una lista de las calles que carecfan de pavi- ALBAREDA, calle. 0.111.: Ülsro Antiguo, d.p.: aquellos años. Albareda cumple una doble
mentación. Actualmente la calzada es de 4JOOJ , r.p.: IJl lll. fRlo COIrflunlda deGetlmll P/IÚJ- función residencial y comercial, pues abun-
adoquines y las aceras de losas y baldosas viejo y Allllironte 801lilll: 11 la de Millda Nrlila y dan los edificios bancarios, las oficinas y los
de cemento que se encuentran algo deterio- Carlos CIIIJol. pequenos comercios. En la zona peatonal
radas. El proyecto de alumbrado público es que desemboca en Tetuán hay tabernas y
de 1960 y Consta de farolas de tipo jardln. Al menos desde 1379 está documenla- bares con veladores al aire libre que animan
Su arbolado está formado por acacias, ol- da, junto con la actual Carlos Cañal, con el la calle en las horas de actividad comercial.
mos, álamos y boneteros. Confluyen en ella, nombre de Catalanes, aunque es muy pro- A mediados del s. XVJII se instaló en una de
además de las ya mencionadas, por la acera bable que este topónimo sea más antiguo, sus casas el Hospital de San José, de la Or-
de los impares José Marfa Izquierdo y por la pues se debe al hecho de que allí se asenta- den Tercera de San Francisco, que desapa-
de los pares Palma del Río y Llerena. ron individuos procedentes de Cataluña con reció en el s. XIX. En los años 40-60 de nues-
La edificación que flanquea ambas ace- anterioridad a esa fecha. En el s. XVIIJ, según tro siglo tuvo su sede en otro edificio la Sec-
ras está perfectamente diferenciada por la el plano de Olavide, se llamaba, sin embar- ción Femenina de Falange.IR.R.CI
tipolagra y las fechas de construcción. En go, Cruz del Negro, por una de madera que
1920 se comienza a edificar en la Huerta de la leyenda atribuye a un suceso ocurrido a
la Barzola (acerél de los impares), donde se principios del s. XVII: un negro que se ofre-
levantan los talleres Artemán en la esquina ció voluntariamente en venta para sufragar ALBAREDA, calle. V. Carlos Canal.
con Miraflores; y años después se construye una (unción de desagravio a la Pura Con-
el Retiro Obrero (1927-35) en la Huerta de cepción, ultrajada por ofensas verbales de
la Pinta (acera de los pélresl, promovido por otras personas. Según González de león, ALBATROS, calle. Dm.: Mslalrerua.d.p .. 41007.
la Caja de Seguros Sociales y baja proyecto €s., cruz permaneció en aquel lugar hasta r.p.: J2fIV. De Úlminode RDJilSa Ctmeio, en l/arri.rJdt¡
de José Gómez Millán; el resto de la acera 1836. El topónimo Cruz del Negro debió de- Voldewml5 (vJ.
está ocupado por los bloques de la primera y saparecer entonces del nomenclátor, pues
segunda fase de la barriada de Huerta del ya no figura en el plano de Sartorius (1848), Rotulada en 1986 con el nombre de esta
Hierro (1961-62) (v.l de cinco plantas, mien- en el que reaparece Catalanes designando ave. Trazada sobre una parcela del Canijo

49
de Vistahermosa de los Baldíos. Es terriza, árboles y en los pares una sola con especies del s. XV; en su lugar se levantó una casa de
sin arbolado ni iluminación. Está en plena de o lmos y arces, e l apéndice carece total- pisos de Vicente Traver; en e l núm. 2 existe
fase de formación, teniendo construidas só- mente de arbolado. Se ilumina con bácu los otra de Anlbal Gonzá lez. En o tra casa-p¡¡ la-
lo cinco casas; el resto son solares que en [a murales. En los impares la edificación es del cio se estableció en 1945 una institución de
acera de la derecha se abren a parcelas agrl- tipo de vivienda unifamiliar de dos plantas acogida de niñas y jóvenes del Patronato de
colas aun en explotación.IF.5.J.] con algunas fachadas alicatadas de azulejos Protección a la Mujer, que labrarfa e l edifi-
o con las estrechas terrazas incorporadas a cio de nuevo en la década de 1960. En 1883
la habitación. En otras, como es frecuente se cita en esta calle el corral de Monte-Sión.
en las calles adyacentes, claveles, geranios y [A.CT.S.I.
A LB ERC HE, calle. 0./11.: Sllr, ¡I.p.: 41005, r.p.: gitanillas cue lgan de ventanas y terrazas. En
601/1. De Alrll/dl' IUIIII Fl'mdlldrz 11 Aml/uU, 1'11 el los pares, antes de c ruzar Roble, se encuen-
barrio dtllulICtlI (uJ. tra la Casa de Socorro y una vez pasada Ala-
ma aparecen las casas de autoconstrucción ALBO REA, calle. 0.111.: Ntrvi611, d.p.: 41007,
Rotulada en 1965, debe su nombre al rfo de una y dos plantas que se prolongan hasta r.p.: 48111. De TIlr50 a Carlaga/era, tll ti POl(gollO dI'
español afluente del Tajo que atraviesa las Granado y que forman en su totalidad el ter- San Pablo(vJ.
provincias de Avila, Madrid y Toledo. En los cer tramo citado. A excepción del centro
planos de 1965 aparece ya como límite sur sanitario, es una vfa residencial que cuenta Rotulada en 1965 con el nombre de este
del barrio. De trazado recto, su anchura per- con algún bar o comercio de ali mentación palo del cante flamenco, espcdficamente
mite un desdoblamiento de la calzada con que ocupa los bajos de casas de autocons- gitano. Trazada al construirse el barrio A del
bu levard de acacias. Tiene calzada de asfal- trucciÓn. En las amplias aceras de los impa- Polfgono de San Pablo. De configuración
to y acerado de losetas de cemento en la res es frecuente ver algún material de chata- recta; es peatonal, con pavimento de ce-
linea de fachada y albero en el resto, con rra acumulado por los vecinos que se dedi- mento y arbolado de buen porte, con predo-
arbolado de robinias, naranjos y chopos. Se can a esa actividad; también se suele ver a minio de naranjos dispuestos en hilera, y
ilumina con farola s adosadas. En la acera de gente desocupada que juega al dominó o a plantas en alcorques. Hay bancos con res-
los impares aparecen edificaciones de cinco las cartas en una improvisada mesa o se paldo en buen estado. Las diferenc ias de ni-
plantas realizadas por Inmobiliaria El Juncal, dedica a contemplar el juego de los ch iqui- vel están salvadas por escalones y muros de
S.A. en 1962; en la de los pares se ubican llos. U.e.J.] ladrillos. Sus edificios son bloques de vi-
viviendas de nueve plantas para funciona- viendas adosadas de cinco plantas, con la-
rios de Obras Públicas. 5u actividad comer- drillos vistos en las fachadas y terrazas de
cial está reducida a la utilización de algunos color blanco, situados a ambos lados. Su
bajos como puntos de venta de articu las ALBERTO LISTA, calle. D.III.:CascoAllligllo, función es residenciaI.IM.5.5.J
variados.Ie.M.I. d.p.: 41003, r.p.: SllII. De Viriato 11 COlldedl' Torre-
j6n.

Desde mediados del s. XIV es conocida ALBUCERAS, calle. 0./11.: Mllcamm, d.p.:
ALBERCHIGO, call e.D.m.: Esle, d.p. 41017, como Ancha o Ancha de San Martín, por ser 41OJ5, r.p.: 33/11. De MnrrlltcOS a Alrazarquiuir, ell
r.p. S7fl/. De Higurm 11 Grlllllldo, tll 111 borrindll de de las más amplias de la citada parroquia, la borrinda dI' SllII/aó"imo (v.).
TomblllllclI dI' los úlllos(v.). como era írecuente en otras collaciones. En
1848 se le denomina oficialmente Lista en Rotulada en 1974 con el nombre de es-
Se rotula en 1962 con el nombre común memoria del clérigo Alberto Lista (1775- tas islas frente a las costas marroquíes. De
de dicho árbol, dentro del tema elegido para 1848), uno de los más importantes represen- trazado recIo, no posee pavimento ni acera-
el conjunto del Real Patronato de Casas Ba- tantes de la Ilustración en esta ciudad y que do pues se encuentra en su total idad cubier-
ralas. Su trazado se configura con la cons- parece murió en una casa de esta calle. En ta de albero y con arbolado de brachichitón.
trucción de este grupo de viviendas entre 1931 se completó dicha denominación aña- No presenta acceso a viviendas, Jos edificios
1959-1960. Es una vfa recta y amplia, lo que diéndole el nombre, aunque en años poste- que se ubican en ella son las fachadas poste-
se acentúa porque la acera de los pares riores aparece, a veces, sólo el apellido. riores de los que tienen entrada por Cerbata-
prácticamente carece de edificios; está divi- Está formada por dos tramos separados na y Marruecos. Unos marmolillos en su ini-
dida por la plaza del Platanero en dos tra- por la confluencia a derecha e izquierda de cio y extremo definen su uso peatonal.
mos principales, y en la acera par del segun- Castellar y Saavedra, respectivamente. El IF.B.5.1
do se inicia otro a modo de apéndice, que se primero es relativamente estrecho y corto,
forma al final de los años setenta en la mientras que el segundo es más ancho y rec-
Hacienda del Rosario con viviendas de auto- to, características que ya se observan en el
construcción, y concluye en campo abierto. plano deOlavide(I771) y que se completan ALBUERA, calle. D.m.: Casco Alltigllo, d.p.:
En ella confluyen por los pares Roble y Ala- con alineaciones en els. XIX. Al menos a co- 4JooJ, r.p.: J21111. De IlIlioCisarll Arjolla.
ma y en el tercer tramo una sin nominar mienzos del s. XVII estaba empedrada, siste-
espa lda a Granado. ma que se acuerda sustituir por e! cemento a Desde su formación, en los primeros
En la vla principal, el primer tramo de la finales del s. XIX; hacia 1916 se adoquina y años de la década de ] 860, este espacio
acera de los impares está formado por dos las aceras se pavimentan de losas de Tarifa, recibió dos nombres diferentes: San Marcial
bandas encementadas separadas por una hasta que en 1941 se reemplazan por las lo- hasta el cruce con Marqués de Paradas, y
terriza, mientras que en el segundo está to- setas de cemento actuales. En 1970 se asfal- Albuera, el tramo restante. Ambos topóni-
talmente encementada; la de los pares es só- tó la calzada. En 1943 se sustituyó el de gas mos aluden a otras tantas batallas de la gue-
lo una banda estrecha de hormigón con am- por el alumbrado eléctrico, que hoy se apo- rra de la Independencia española ganadas a
pi ios espacios terrizos, yen !rneas generales ya en brazos de fundición del tipo gas. Pre- los franceses, la segunda el 16 de mayo de
ambas presentan un mal estado de conser- senta un notable declive hacia Conde de To- 1811, en colaboración con las tropas ingle-
vación y un cierto abandono. El tramo de rrejón. Las casas del primer tramo poseen sas. En 1881 el nombre de Albuera se exten-
autoconstrucción carece totalmente de pa- mayor altura que las del segundo, que son dió a toda la calle. Santiago Montoto la men-
vimentación, presentando numerosos ba- de dos y tres plantas, bastantes del s. XIX y ciona también como Pañoleta.
ches que se transforman en barrizales en algunas del XVIII, una de éstas posiblemente Es rectilfnea, de mediana arn:hura, y se
épocas de lluvia y que los vecinos tratan de construida como almacén. Esquina a Saave- trazó en la mencionada fecha, según el pro-
subsanar rellenándolos con escombros. En dra estuvo hasta los años de 1920 la casa- yecto de Balbino Marrón de 1859, en terre-
la acera de los impares hay doble hilera de palacio de los Arias de Saavedra, al parecer nos de la antigua plaza de Armas, en el pun-

50
to conocido como Pañoleta y Corbatfn de Desde comienzos del s. XIV se la conoce y la primera subsistió hasta fines del XVII I.
Patricio. Está cruzada por Marqués de Para- con los términos de origen árabe Alatares y Tras la conquista castellana siguió desempe-
das, y a la altura del núm. 11 se ha abierto Alcaicerfa, que se mantienen hasta media- ñando esa función comcrcial, como revela
recientemente una c¡¡ lIe p¡¡rticular que co- dos del s. XV, en que comienza a denomi- la toponimia, la existencia de un guarda o
munica con Sánchez Barcafztegui, situada a narse Especierfa, que alterna con Especierfa alcaide que se encargaba de la vigi lancia y
un nivel superior y provista de farolas y ma- de los Hombres. Todos estos nombres desig- control, y, en fin, el hecho de que todos los
cetones. Albuera se empedró en 1876 y se naban un espacio de tiendas dedicadas a edificios fuesen pequeñas tiendas. Estas y
adoquinó por vez primera en 1897. En la perfumes, esencias y otros productos de es· los artículos que se exponlan en las facha-
actua lidad presenta adoq uines de gran ta- pecias. En la segunda mitad del s. XVI es sus- das se defend fan de la intemperie mediante
maño y las aceras de losetas. La il uminación tituido por Alca icerfa, que a veces aparece guardapo lvos o velas. Dichas prácticas con-
eléctrica se instaló en 1943 y hoy se sumi- como Alcaicerfa de la Loza, o de los Sede- tri bufan a estrechar aún más la ca lle, por lo
nistra con faro las sobre brazos de fundición ros, o en el XVII como Alcaicería Baja. De que, en diversos momentos, dcsde el s. XVII
adosados a las fac hadas. A fines del s. XIX todas formas, en un acta capitular de 1634 al XIX, se prohibieron. El tipo de comercio
tenIa una fuente pública y a principios del se citan la Alcaicerfa Baja y la Especierfa se fue diversificando con el tiempo, hasta
XX una parada de diligencias para Guillena. como dos espacios diferenciados, ésta más que en el XVIII predominó el de objetos de
Sus edificios son muy recientes, a excepción próxima a la Alfalfa, aislables mediante loza y barro.
de algunas casas de escalera de principios puertas. A comienzos del s. XVIfI se consoli- A comienzos del XIX este predominio se
de siglo, de tres plantas, situadas en el pri- da la forma actual de Alcaicería de la Loza, pierde, y junto a dichos artfculos se citan
mer tramo. las demás son viviendas de al abundar en ella los vendedores de estos semi llerlas y tiendas de quinca lla. Hacia
pisos, de cinco y seis plantas, construidas en artlculos. En relación con dicha denomina- 1873, Alvarez-Benavides alude a la prolife-
las últimas décadas y carentes de personali- ción hay que decir que, desde e l s. XV por lo ración de las de ropa hecha para la clase
dad especial. La ca lle cumple una función menos, un espaCio inmediato se denomina- artesana, que acudfa al H los dlas de fiestas
claramente residencial, aunque en los bajos ba la O llerfa, porque alll se vend lan artlcu- para comprar. En las fechas navideñas se
hay algunos talleres, garajes, pequeñas tien- los de barro. A partir de mediados del s. XIX, transforma en mercado de objetos propios
das y algún bar y restaurante. Aparcan los una vez que ha desaparecido el topónimo de las fiestas y de figuras para Nacimientos,
coches en ambas aceras. IR.R.C¡ Alcaicerfa de la actual Hernando Colón, se por lo que Mas y Prat la describe en los si-
la suele designar con el nombre simp[emen. guientes términos: '"Tiene Sevilla una calle
te, como sigue ocurriendo en la actualidad. que se cubre de panderos en las festivida-
Calle con pendiente ascendente y estre- des; ésta es la antigua calle de [a AJcaicerla;
ALBURES, calle. D.m.: Ma(artfla, d.p.: 410J5, cha, caracterfstica ésta que se acentúa por la célebre desde la época mudéjar, y donde se
r.p.: 33/11. De Esturión a Mejillón, ellla barriada de proliferación de anuncios del tipo bandero- establecieron los puestos de esa loza que
Snn/rnJnimo (vJ. la. Su trazado es ligeramente serpenteante, hoyes tan buscada por los anticuarios. En
carente de alineación, sobre todo en los los angostos zaguanes de sus casas se ven
Rotulada en los años 60 con el nombre impares, a pesar de los proyectos del pasado notables pirámides de panderos de todos los
de este pez, según el tema selccionado para siglo para regularizada y ensancharla. En el tamaños, que se venden como pan bendito
el conjunto de viviendas construido por el XVII se cerró en esta acera una calleja, que O rosquillas de San Antón, al acercarse los
Patronato Municipal de la Vivienda a partir la comunicaba con Siete Revueltas, sin que dfas nebulosos de diciembre~ (Estudios y
de 1961. Se proyecta con trayectoria recta prosperasen los intentos de reabrirla en fa bocetos). En la actualidad se pueden encon-
sobre los terrenos del antiguo cortijo de Ter- siguiente centuria. Casi al final se encuentra trar varias tiendas de confección para públi-
cia. Posee amplio acerado de losetas, calza- la barreduela Empecinado. A mediados del co de escaso poder adquisitivo, junto a mer-
da pavimentada de asfalto, arbolado de na- pasado siglo se embaldosó, al estar prohibi- cerras, quincallerfas, bisuterlas y joyerías
ranjos en alcorques e iluminación de farolas do el trásito de carruajes; dicho sistema fue modestas, tiendas de compra de oro, y las
de báculo adosadas a las fachadas de los sustituido por el cemento a comienzos del peculiares de fabricación de capi rotes y
edificios. Los bloques de pisos de cuatro actua l, y posteriormente por losetas. La ilu- otros elementos de la indumentaria de los
plantas dan sensación de reducida superfi- minación se efectúa por medio de faro las nazarenos, una de las cuales se dice funda-
cie. No cuenta con equipamiento comercial. sobre brazos de fundiciÓn adosados a las da en 18 16. Todo ello en tiendas muy pe-
[F.B.S.] fachadas. Durante los meses de verano está queñas. Sin duda, esta actividad se vio po-
entoldada; esta caracterlstica ya la posela a tenciada por el hecho de servir la calle de
mediados del s. XIX. Un pozo que existía en nexo entre dos zonas de gran importancia
la actuar Empecinado abastecfa de agua a económica, las de la Alfalfa y del Salvador.
A LBUITCAS, /ilícito rts idtllcial fas. V. las casas que careelan de uno propio. Desde Las alusiones a su condición de vla muy
General Chamorro Martínez. el s. XVII hay noticias sobre la existencia o la transitada se reiteran a lo largo de los siglos.
necesidad de marmo[illos, para evitar la en- Por eso, cuando en 1820 se trasladan todos
trada de cabalgaduras cargadas. El caserfo los mercados de abasto a la Encarnación, la
A LCABALA DEL BAÑO, calle. V. Deán está formado por casas de pequeñas dimen- zona se hundió económicamente, y los pe-
López Cepero. siones, conservando en gran medida e l par- queños comerciantes de esta calle lo denun-
cela rio medieval; bastantes cuentan con tres ciaron a las autoridades, buscando algún re-
plantas, fachada estrecha y un soro hueco medio a las dificultades. Con el tiempo se
ALCAICERlA. V. Alcaicerfa de la Loza y por planta. Aunque existen algunas más superaron, y en la actualidad presenta una
Hernando ColÓn. antiguas, la mayorfa se levantan en este notable animación a las horas del comercio,
siglo. Su función plurisecular ha sido el pe- en parte también porque sigue desempeñan-
queño comercio. Fue el eje de la primitiva do esa función de lugar de paso hacia la
A LCAICERlA BAJA. V. Alcaicería de la alcaicerfa andalusf, es decir, un mercado zona comercial del Salvador, y los domin-
Loza. cerrado, en el que se vendían artlculos de gos por los que acuden al mercado de ani-
al to valor, tanto de consumo como para el males de la Alfalfa. Sus comerciantes están
ajuar, por lo que estaba aislada mediante integrados en la Asociación Puente y Pellón.
ALCAICERIA DE LA LOZA, calle. D.m.: puertas. Se han documentado tres que com- Hasta comienzos del s. XIX sobre el arco de
Casco Allligl/O, d.p.: 41004, r.p.: 131/, 11. De la con- partimentaban e l espacio. Una en su arran- acceso existió un retablo con una pintura de
flucllcia de Sie/c Revlll!lllls y pIlilO de Jesrís de la que, otra en la citada barreduela, y la tercera la Concepción; y en el extremo opuesto,
Pasión, altl dI! Phn GaIt/6s, Alfalfa y Angel Mar/il separando Alcaicerfa y Especierfa. De estas una capillita, en cuyo aliar habra un Crucifi-
CII/IIlltlro. dos existen noticias en los siglos XVI y XVII, cado y una Dolorosa, que, según González

51
de León, servfa para velar los cadáveres de b lede Almirante Topete, creado con la edifi- denias, jardines dellnstitulo de Bac hillerato
los vecinos, I)()r la pequeñez de las vivien- cación en 1961 de los edificios militares que Nervión y otras edificaciones, te rminando
das. Dada su estrechez, el transcurrir de las hoy ocupan la acera de los pares, quedando con los desniveles terrizos que la separan de
cofradfilS por ella atrae il gran número de unidas ambas ca lles por medio de soportales las llamadas Cas.ls Amarillas (v.). Es una
personas.IA.Cr.5.] que recorren longitud inalmente Almirante conexión entre el no rte y e l sur de la ciudad,
Topete, constituidos por las plan tas bajas de con un tráfico rocIado muy intenso. Su acti-
los edificios. Aparece como vfa sin urbani- vidad comercial es escasa, si bie n la presen-
zar, sin pavimento ni acerado, siendo de cia de una marisquerfa y numerosos bares le
ALCA/CERlA DE LA SEDA. V. Hernando destacar la estrechez, apreciable sobre todo confieren una gran actividad nocturna, espe--
Colón. a la altura de la confluencia con Alfredo cialmente en temporada veraniega.IC.M.I.
Blanco, donde no tiene más de un melro de
anchura. Su acera impar la ocupan edificios
ALCA/CERiA DE LOS PLATEROS. V. Ca- descuidados, destinados generalmente a
bo Noval. taller de reparaciones, alternando con otros ALCAWE lUAN GUILLEN, ca lle del
totalmente ruinosos. Su aspecto contrasta Aparece en un padr6n del 8.1rrio de la Mar
con el resto del barrio, ya que éste aparece de 1486. Este barrio se extendra e/ltre las
ALCA/CERiA DE LOS SEDEROS. V. AI- en general cuidado y limpio y esta vía tiene actuales Plaza Nueva y Adolfo Roddguez
caicerfa de la Loza. aspecto residual. [CM.]. Jurado.

ALCAICERIA DE LOS TRAPEROS. V. ALCALDE MARQUES DE CONTADE·


Hernando Colón. ALCALDE (SACIO CONTRERAS, barre· RO, paseo. D.m.: Cosco A/rliguo, d.p.: 41001 , r.p.:
duela . D.m.: Nervidll; d.p.: 4J003; r.p.: 1911. Sir, 17/1, I/,IV; 22/11. Del plltllle de Snn TellIloa RlJtllida
salida el! Mrm!da Pdayo. Cris lode la Expiraciól/.
ALCAlCERlA MAYOR. V. Hernando Co-
lón. Se rotula en 1983, fecha en que se abre, En 1977 se le rotula con dicho nombre,
en recuerdo del que fuera alcalde entre en recuerdo de Jerónimo Domrnguez Pérez
¡ 934 y 1936. Inicialmente, en esta zona se de Vargas, alcalde desde 1952 a 1958, du-
ALCALA, ca llf' . V. Divina Pastora. encontraba la Huerta de la Florida; en el pa- ran te cuyo mandato se llevaron a cabo im-
sado siglo se construyeron almacenes y otras porta ntes realizaciones en la ciudad. Este
instalaciones, que fueron derribados para le- espacio, inaugurado como paseo en 1980,
ALCALA, pla::a. V. Zurbarán. vantar viviendas, yes cuando se traza la ca- formó parte del Arenal, lugar de atraque de
lle. Es recta y termina en una tapia; está cru- los barcos que llegaban a la .ciudad. Su pa-
zada por Atanasia Barrón y en la acera dere- pel se acrecentó a partir de la construcción
ALCALA DE C UADAlRA, ca",illD de. V. cha se abre la barreduela José Marfa Moreno del puente de barcas en '174, ya que impe-
Ramón y Cajal , Héroes de Toledo. Galván. Está pavimentada de losetas y posee día a los navíos subir más, como en princi-
ampl ios parterres con arbolado y bancos, só- pio as! parece que ocurría; además, la ub i-
lo accesible a peatones. Los edificios son de cación del cenlro económico y admillistrati-
seis plantas, algunos con soportales. Posee va en el actual sector de la Catedral hacia de
ALCALA DEL RJO, calle. D. m.: MaCRrl.'l!/l, numerosos comercios de distinto tipo. Se este tramo del rfo el más próximo a dicho
d.p.: 41015, r.p.: 33111. De Río Pitt/ras fI M/l""~'COS, configura como zona residencial, y llama la centro. A pesar de la importancia del tráfico
tilia /x¡rriada de 5I!1I/eroui11lo(v.J. atención el ambiente de tranquilidad, que fluvial, parece que du ra nte mucho tiempo
contrasta con el tráfico de Menéndez Pela- careció de instalaciones portuarias propia-
Rotulada alrededor de 1974 con el nom- yo.IA.C.F.) mente dichas. Desde el s. XV se alude a
bre de esta locollidad de la provincia de puertos y muelles. La cita más antigua de la
Sevilla. Forma parte de la urbanización AI- construcción de uno de éstos se sitúa a prin-
mer, creada por iniciativa de Renfe en los cipios de siglo, en relación con el comienzo
años setenta. De trazado recto, acerado de ALCALDE JUAN FERNANDEZ, calle. de las obras de la Catedral, que obligó a dis-
losetas de cemento, calzada pavimentada D.m.: Sur, d.p.: 41005, r.p.: 6011, 11. ~ Alhama a poner uno para descargar la piedra destina-
de asfalto e iluminación con faro las adosa- Ce/reral Merry. da a aq uélla. En 1420 hay una referencia al
das a las fachadas de las viviendas. Posee puerto de las Muelas, ubicado en las proxi.
edificación únicamente en la acera de los Rotulada en 1975, debe su nombre al midades del puente y no en el sector de los
pares con bloques de cinco plantas; la fron- alcalde de la ciudad en la década de los Remedios, como se venra afirmando: ..... al
tera es un espacio abierto de albero, utiliza- setenta, medalla de oro de la misma. A ella puenoque llaman de las Muelas, que es cer-
do cama aparcamiento, campo de fútbol y confluyen por su acera par Claudia Guerin y ca de la dicha puente" ($ce. 15·, 1420, núm.
una amplia vivienda con jardln delantero Avión Cuatro Vientos y por la impar Alber- 6); en el s. XVI es frecuente la expresión "río
para trabajadores de Renfe. IF .B.s.] che. Vra de trazado reciente, su trayectoria de las Muelas" en la documentación, eltér-
presenta forma sinuosa, comenzando como mino estarfa en relación con las piedras para
prolongación de Alhama y formando en su moler en él existentes. En 1445 se cita otro
ALCAl..A. DEL RIO, carretera de. V. Medi- terminación una glorieta junto con General muelle cerca de la Torre del Oro, que debfa
na y Galnares. Garera de la Herranz. De amplias dimensio- ser el de la Catedral; por estos mismos años
nes, su pavimento es de asfalto y el acerado se aludea un puerto para la descarga de pes-
de losetas de cemento. Se ilumina con faro- cado. En 1487 al Postigo del Carbón se le
ALCALDE HORACIO HERMOSO ARAU- las de báculo de pie. En la acera de los impa- identifica como e l postigo que está fro ntero
Ja, call e. D.m' SlIr, d.p.: 41013, r.p.: 6Ofl. De res se encuentran edificaciones de grandes al muelle. En 1475 los Reyes Católicos au to-
Qol/~ml Merry /l Alfrtdo Blal/ro, l"U el barrio dtl Tiro núcleos, como los de las viviendas para fun- rizan al almirante la construcción de uno
dI.' Um:rt (o.). cionarios de Obras Públicas y los edificios donde se realicen todas las operaciones de
Los Quinteros, situados en terrenos dedica- carga y descarga, aunque es posible que no
Rotulada en 1980, su nombre recuerda dos en principio por el Ayuntamiento para llegara a realizarse. En los siglos posteriores
al que fue alcalde de la ciudad en 1936, muy zonas verdes. En la de los pares está instala- se alude a tres muelles en este sector: el del
vinculado a este barrio. Nace con el desdo- da una gasolinera, sigue el núcleo Las Gar- Barranco, junto al puente, cuyo topónimo

52
C"I~ Akaicerí.J de /;¡ lcv..
PoISC'O A.k;¡/dt> Marqués de Coot.Jdero
C/ nNldIt- .. pr,,,,'pios del i. t(X

ha llegado a la actualidad al otro lado del él y se (ormó un pequeño parque, poco utili-
mismo; el del Arenal y e l de la Aduana . A zado, salvo por marginados. Coincidiendo
pesar de todas estas refere ncias y del incre- con las reformas efectuadas en el otro lado,
mento experimentado por e l movimiento se mejoró este espacio, que se fue integran-
portuario en los siglos XVI y XVII, las múlti- do más al desaparecer el citado ferrocarril.
ples imágenes del Arenal que han llegado Se levanta el monumento a fray Bartolomé
hasta nosotros no permiten identificar di- de las Casas, obra de Emilio Carda Ortíz, y
chas instalaciones portuarias, salvo la exis- últimamente, junto a las casas quedelimitan
tencia de una grúa o Hingenio" junto a la lo.. estos jardines, se ha construido una calzada
rre del Oro. Habrá que esperar a la segunda para el tráfico de vehrculos, mientras se lle-
mitad del s. XIX, para que se lleve a cabo van a cabo las reformas del viario en Arjona
una polllica de construcciones de muelles y e inmediaciones. [A.CT.5.]
de ordenación del espacio, vincu lándosedi-
chas operaciones con las realizadas para in-
crementar la navegabilidad del rro y cierta
reactivación económica de la ciudad. En los ALCA LDES, calle. V. Alcázares.
años de 1830, uno existente junto a la citada
Torre er,' considerado suficiente, pero en
I
1858 ya era valorado como estrecho y poco AlCANTARA, calle. D.m.: Casco Allliguo,
capaz, por lo que en la década de 1860 se d.p.:4JOO3, r.p.: 6/1. CH p/alll del Pd(calloa Sal! Ha-
realiza un gran esfuerzo. La parte próxima al mnrrgifdo.
puente de Triana se denomina, en 1868,
muelle de la Armada, y en fechas recientes En el plano de Olavide (1771) aparece
de la Sal, por descargarse este producto en sin rotular, y González de León (1839) la
dicho sector. Aquf se levanta hoy el monu- identifica como calle de Cuatro Cuartos o
mento a la Tolerancia, obra de Chi ll ida. del Tuerto, ambos relacionados sin duda con
A lo largo del s. XX la actividad portuaria aconteceres de su vida diaria. En 1845 se
de dicha zona ha ido decayendo, a medida rotula con el nombre que actualmente con-
que el puerto se desplazaba aguas abajo. l a serva por el huerto que ocupaba todo el lado
transformación del puente de San Telmo de derecho, perteneciente a la Orden de Alcán-
levadizo a fijo, a comienzos de la década de tara, que recibió donaciones reales en la co-
1960, confirmó dicha evolución y desapare- Ilación de Santa lucra en el repartimiento de
ció la función que dió su impronta a este Sevi lla, y que, al menos desde 1745, figura
espacio de la ciudad. En los años sesenta se como propiedad de la casa de Alba. Según
decide reordenar estos muelles, transforman- Santiago Montoto, recibió también la deno-
dolos en lugar de esparcimiento y paseo, con minación de Cochinos, extremo que no ha
lo que el río atraía hacia sr, una vez más, la ¡xxIido ser confirmado documentalmente.
actividad que durante siglos habra ocupado Todavra en el último tercio del siglo
e l paseo de Cristóbal Colón, ahora rio de pasado (plano de Alvarez-Benavides, 1868),
automóviles. Se diseña asr un espacio a tres la manzana comprendida entre Alcántara,
niveles, a partir del mencionado paseo hasta plaza del Pelícano, Enladrillada y San Her-
el muelle construido en el s. XIX, y se man- menegilda estaba ocupada por el huerto
tienen los accesos en rampa en sus extremos. antes mencionado, pero no ha de pensarse
Se introducen diversos materiales y se c rean que se tratara de un hecho excepcional, por
unas galerras que desde su construcción han cuanto era frecuente la presencia de estos
albergado las instalaciones de la Feria Ibero- huertos intramuros en el borde noreste de la
americana de Muestras. Como tal paseo, se ciudad histórica; esta condición periférica
ha dotado de una pérgola de fundición en el explica la carencia de noticias que hagan
nivel superior, así como de una serie de referencia a su pavimentación o cualquier
bancos de fábrica y de fundición ; se ha res- otro tipo de intervención urbanfstica. Poste-
petado el pavimento de grandes adoquines riormente esta manzana fue ocupada por
en el nivel correspondiente al antiguo mue- naves industriales, y en el Modificado del
lle, y se han plantado varios tipos de árbo- Plan de Reforma Interior del Casco Antiguo
les, entre otros acacias, álamos blancos, pal- de 1983, debido al grado de deterioro gene-
meras y ficus. Este cambio de funciones de ral en el que se encuentra, aparece declara-
los antiguos muelles ha permitido revitalizar da corno una de las Nzonas susceptibles de
algunos quioscos de bebidas de la zona, y mejora urbana ~ . Recientemente, pues, ha si-
enlaza con unos pequeños jardines, próxi- do pavimentada con adoquines; carece de
mos al puente de Triana. De su antigua fun- acerado, y toda la manzana, que ocupa el
ción portuaria queda, como una reliquia, el lado de los pares de la calle, ha sido reedifi-
atraque de los barcos que hacen el recorrido cada con bloques de pisos de cuatro plan-
tu rfstico-recreativo por la dársena y hasta tas, as! como parte de la acera opuesta, de
Sanlúcarde Barrameda. tal modo que del caserro tradicional única-
Por lo que se refiere a la parte situada al mente se conservan dos casas, ambas en rui-
otro lado del puente de Triana, subsistió co- na. Carece de iluminación en la vra pública,
mo una zona marginal, en parte separada posiblemente por el carácter reciente de re-
del entorno por e l ferrocarril del puerto. Du- modelaciÓn. U.C.V.]
rante el pasado siglo se vio afectada por las
instalaciones (abriles levantadas en sus in-
mediaciones. Cuando se llevó a cabo el ce- ALCANTAR fLLA , calle de la . Ap.,rece cita-
rramiento de Chapina, se le dio acceso por da e"n el padrón de Sal! Bernardo de 1713.

53
Pudiera tratarse del comienzo de la actual cisco de Paula, que tiene su entrada princi- ALCOLEA DEL ruo, cil lle. D.m.: Estt, d.p.
San Bernardo. pal por Sor Angela de la Cruz, y la Academia 41016, r.p. 5J/III. Desde Salltipoll(:e a Marina/eda,
Politécnica. los actuales números 5, 7 Y 9 en la barriada dt Torrebl/llrCII de los Caiios (v.).
ocupan el espacio del viejo corral de come-
ALCANTA RlLLA DE CAL DE CASTI LLA. dias o Coliseo, uno de los más importantes Se rotul a en 1969 por la loca lidad sevi-
V. Alcantarilla de los Ciegos. teatros de la Sevilla del Siglo de Oro. Sufrió llana del mismo nombre, que es el tema e le-
diversos incendios y reconstrucciones hasta gido para el conjunto de las ca lles que están
el s. XVIII, en que fue definitivamente demo- en la zona de Toneblanca la Vieja conocida
ALCANTA RJLLA DE LOS Cl EGOS. V. lido y se levantó en su lugar un edificio de corno e l Ranchito. A comienzo de la década
Casti lla y Pagésdel Corro. dos plantas y ático de arcos semicircu lares de los sesenta se parcela parte de la Hacien-
separados por pilastras toscanas. Perteneció da de Santa Maria de Valdele6n, en la que
al marqués de Torrenueva, cuyo escudo de se traza un viario ortogonal cuyas parcelas
ALCANTARJLLA DE SAN JACINTO. V. armas aparece en la fachada actual. Parte de de terrenos se venden a particulares para su
pagés del Corro. la casa se convirtió a fines del XVI II en un autoconstrucción, y hacia 1973 está total-
corral de vecinos que mantuvo el topónimo mente formada con una alineación algo irre-
Coliseo. En los últimos años ha sido bella- gu lar. la acera izquierda es sensiblemente
ALCAZABA, calle. V. ¡oaq uln Romero Mu- mente restaurado, respetando su patio rec- más estrecha que la derecha y su pavimento
rube. tangular, fuente y doble galerla de madera. es de cemento, al igual que el de la calzada,
El edificio de la antigua cárcel de la Santa ambas en buen estado de conservación. Se
Hermandad, situado frente al corral de co- alumbra con farolas de báculo. Se cruza con
ALCAZAR, callejón. V. Juderla. medias, estaba todavfa en ruinas a comien- Umbrete. la edificación es del tipo casa
zas del XIX. popular de autoconstrucción, con una o dos
la ca lle cumple funciones residenciales plantas, siendo más frecuente la primera
ALCAZAR,plaza del. V. Triunfo. y comerciales (bares, farmacia, tiendas de conforme se avanza hacia Marinaleda. las
electrodomésticos, colegios ... ), sobre todo ventanas, terrazas y azoteas aparecen reple-
en los aledaños de la plaza de la Encarna- tas de macetas de geranios, malvachina y
ALCAZARES, calle. D.m.:CascoAutigllo,d.p.: ción, que participan del ajetreo, animación gitani llas. Es una vía fundamentalmente resi-
41003 , r.p.: SI/V. De pla:w de la Encamllción a Ser y trasiego humano del mercado. En Alcáza- dencial y sólo una o dos casas se han trans-
AlIge/a de la Cruz. res nació el marqués de la Mina, militar y formado en bar o tienda de alimentación.
escritor del pasadosiglo.IR.R.C.l Como el resto de las calles de este sector,
En el s. XIII aparece ya documentada apenas registra tráfico rodado, y en las horas
como calle de los Alcaldes, por la existencia matutinas suele haber un ambiente popular
del corral del mismo nombre, lugar donde de vendedores ambulantes y tertulias feme-
estos funciona rios administraban justicia. En ALCAZARES, calle. Está citada en la Gufa ninas. U.c.J.)
el s. XVI se llamó de la Hermandad y de la General de Forasteros ... de Montero de Espi-
Santa Hermandad, por la sede que esta insti- nosa (1823) como perteneciente a la parro-
tución tenia en las casas fronteras al futuro quia del Salvador. Anleriormente se deno-
corral de comedias. Al menos desde 1665 minó Becones, según dicho autor. ALCORNOQUE, call e. D.m.: Macarena, d.p.
los documentos la mencionan como calle 41009, r.p. 37/11. De Nllrllrrjoll L.eutisco, (l1/a blrrria-
del Coliseo, por el citado teatro. Ese nombre da de la Bachillera (v,).
lo mantiene hasta 1932 , en que se adoptó el
de Alcázares, que hasta ese momento desig- ALCAZARES, calle. V. Sor Angela de la Se rotula en 1969 con el nombre común
naba a la actual Sor Angela de la Cruz (v.), Cruz. de dicho árbol. Se configura a partir de 1948,
donde tenia su casa-palacio la ilustre fami lia cuando la Asociación Sevillana de Caridad
de los Alcázar. Por tratarse de un topónimo reparte lotes de terrenos entre Nlas familias
de mucha antigüedad y resonancia en Sevi- ALCAZARQUfVlR, calle. D.m.: Mllctlftwl, necesitadas y sin vivienda". Es una vla de
lla, el Ayuntamiento evitó asl su desapari- d.p.: 41OJ5, r.p.: 33111. Dt SalfJQdor Allend( a Albll- poca longitud, trazado recto y relativamente
ción, adscribiéndolo a la vieja ca lle del Co- urnas, (11 la barriadad( San /u6I1imo(TJ.). amplia, que desemboca en el ensanche de
liseo. Al parecer en los tiempos medievales la calle lentisco (v.); el pavimento es de
pudo llamarse también Soledad, extremo no Rotulada en 1974 en memoria de esta asfalto y las estrechas aceras son de cernen-
suficientemente documentado. ciudad del norte de Africa, que perteneció al lo con falcas de adoquines; e l alumbrado es
Es de configuración rectillnea y mediana antiguo protectorado español. Surge por la de bácu los murales. las viviendas, de auto-
anchura y fue objeto de alineación a princi- iniciativa constructora de la Cooperativa Fe- construcción, tienen una cierta calidad con
pios del siglo pasado, ya que antes era an- rroviaria en los años setenta. Es amplia y po- relación al resto de la barriada, con alturas
gosta y dificultosa para el tránsito rodado. see acerado de losetas, pavimento de asfal- de una y dos plantas, yen sus fachadas pre-
Prueba de ello es que en la documentación to, iluminación con farolas de báculo y zona domina el azulejo. los vecinos se encargan
del s. XVII se encuentran peticiones para su de aparcamiento. la linea de edificación no de mantenerla limpia a diario y, al igual que
ensanche. A mediados del XIX hubo incluso es recta, los bloques de pisos de cuatro plan- en otras ca lles de la Bachillera, se sientan en
un proyecto, que no prosperó, de prolongar- tas se retranquean creando espacios ajardi- sus puertas en las noches calurosas de vera-
la hasta la actual Doña Maria Coronel, a tra- nados. Sólo tiene acceso a viviendas en la no. U.c.Jl
vés del convento de Santa Inés, para des- acera par, pues la frontera está ocupada con
congestionar la zona del tráfico provocado las fachadas posteriores de los que se ubican
por e l cercano mercado de la Encarnación. en Marruecos. El único establecimiento
Está pavimentada de asfalto, con aceras de comercial es una farmacia. En su extremo AlCOY, ca lle. D.m.: Casco Alrtiguo,d.p.: 41002,
losetas, limitadas en algunos puntos por hor- tiene marmolillos que impiden la circula- r.p.: 4/IV. /JI! la confluencia d( Snl/ta Claro, HUI/drr
quillas metálicas para evitar los aparcamien- ción rodada.IF.B.5.) Cortés y EslaVQ a la dt Ttodosio !I Mllrqués dt I~
tos. En su iluminación alternan farolas sobre Millll.
brazos de fundición adosados a las facha-
das. Dominan las viviendas de principios de En el plano de Olavide (1771) ya apare-
siglo, alternando con edificios de gran volu- ALCOBA DEL BAÑO, calleja de. V. Deán ce rotulada, junto con Marqués de la Mina y
men, como el lateral del colegio San Fran- lópez Cepero. Hernán Cortés, como San Antonio por el

54
cercano convento francisca no de San Anto- liar, generalmente encaladas, resto de las Rotulada en 1949 en memoria de Ale-
nio de Padua; posteriormente será conoci- primitivas construcciones que caracteriza- jandro Cotlantes de Terán y Delarme, poeta
da como de las Cruces, probablemente por ron esta barriada. Asimismo posee instala- sevillano (1901 - 1933). Atravesada por Ga-
unas que hubo en ella, hasta 1845 e n que ciones fabriles, ligadas al desarrollo de esta ya, Marqués de Nervión, Maria no Benlliure,
pasó a llamarse Hernán Cor1és (v.) por situar zona suburbial, pues su primer tramo, en la Madre Maria Teresa, Beatriz de Suabia, ave-
en ella la tradición la casa del conquistador acera de los impares, está fl anqueado por la nida Cruz de l Campo y Padre Pedro Ayala,
de México. En 1868 se nominó Alcoy para tapia de Fundiciones Domingo de la Prida e en e lla conflu yen Cardenal Uuch, Doña Jua-
honrar de este modo a una de las primeras Hijos, S. L. Como mobiliario urbano tiene na de Castilla, Francisco Pacheco, Lorenzo
ciudades que secundaron la revolución de dos contenedores. [M.s.S.] Mercadante, Fray Diego Hojeda y Juan
septiembre, nombre que conservó hasta Valero. De trazado recto, inicia su tra yecto-
1915 en que rec ibió el de Baró n de Sabaso- ria con una suave pendiente que se prolon-
na, por José Diez de Tejada, nacido en ALCUCEROS, calle. V. Córdoba. ga hasta la avenida de la Cruz del Campo,
1B29, catedrático de la Universidad de Sevi- cota de máxima altura, para descender hasta
lla; este nombre lo conservó hasta comie n- su desembocadura . De pavimento asfáltico
zos de los años treinta en que recuperó el de ALDA, calle. V. Mallorca. y acerado de losetas, en ambos lados de la
Alcoy. En algún momento también fue calle se alinean a bundantes olmos, salpica-
conocida, al parecer, como del Moral, aun- dos de aligustres, plátanos y naranjos, entre
que no ha podido documenta rse, y en el A LDAYA, call e. D.m.: Esu, d.p.: 41007, r.p.: los que se intercalan, sin llegar a afear su
padrón de 17 13 se cita la del Horno de San «J/fV. De aU/!"lIida FUI1IIIldo Corml CoracJufll a atot- aspecto en exceso, los postes de madera u
AntÓn, que pudiera ser ésta o alguno de sus " idll Ciudad dt ChifllJ, nI la oorrinda Parqut AIrosa hormigón del tendido eléctrico aéreo. Como
tramos. Corta y de regular anchura, presenta (v.,. sucede con las calles paralelas, cortadas por
cierto ensanche en la confluencia con Teo- la avenida de la Cruz del Campo, ésta sepa-
dosio. Fue adoq uinada a principios de siglo. Rotulada en 1975 con el nombre de esta ra dos tipos de hábitat d iferenciados. De una
En la actualidad muestra aglomerado asfálti- población valenciana, a propuesta de la em- parte, entre José luis de Casso y la mencio-
co sobre adoquines y aceras de cemento en presa constructora. De trazado recto, peato- nada avenida, las construcciones origina-
mal estado con bordillos de losas de Tarifa. nal y con zonas ajardinadas en su centro, se rias, de dos plantas, entre las que aparecen
Se ilumina con farolas de brazo de fundi- traza en la segunda fase de la barriada. Está algunos bloques de posterior factura, carac-
ción adosadas a la pared . Su caserfo es muy flanqueada por los bloques de viviendas co- terizadas por la gran calidad de la construc·
desigual y sin unidad arquitectónica, aun- munes en su tipología al resto del conjunto ción y la espaciosidad de las fachadas,
que predominan las unifamiliares de dos y residencial. Cumple una función de enlace abiertas a una zona ajardinada, cerrada a la
tres plantas en la acera de los pares, y blo- peatonal entre las citadas avenidas y las pla- calle por verja. De otra parte, conforme nos
ques y casas de escalera de tres y cuatro zas del Callao, de las Monjas y de los Luce- alejamos de la avenida de la Cruz del Cam-
plantas en los impares. Cumple funciones ros. [M.S.s.] po en dirección a Clemente Hidalgo, es
residenciales y comerciales y en e lla está la decir, hacia el antiguo cauce del Tamargui-
casa-hermandad de la Cofradra del Dulce 110, las viviendas se van "popularizando",
Nombre, popularmente conocida como ~ Ia reduciendo sus dimensiones y degradando
bofetá ~. En el último tercio del s. XIX vivió ALDEANA, jardilles de la. V. Menéndez su calidad arquitectónica. Podemos hablar,
en e lla el pintor Sánchez Guadalupe, nom- Pelayo. de este modo, a tenor de las condiciones y
bre con el que se intentó rotularla , aunque calidad habitacional, de una disimetrra
no prosperó la propuesta. [S.R.S.] sociológica del vecindario de esta calle, ele-
ALEGRE, plaza. D.m.: 511r, d.p.: 41006, '-1'.: vada en sus inicios, popular hacia el final.
6O/l/. De RO/llual a muro dt HylaSll , nI 111 barrinda Por esta razón, no es de extrañar que sea en
Híspalis. el primero de 105 tramos delimitados en el
A LCOZEL, pl aZllela. Espacio de di{fcil que se encuentre el sello de arqui tectos de
identificación en la ciudad actual. La única Rotulada en 1962. De forma casi trian- reconocido prestigio. Tal es el caso de Villa
referencia documental data de /734 y la gular y uso peatonal , posee bancos, arbola- Pepita, obra de Antonio Arévalo Martínez y
silúa cerca de Santa Marina, en fa ca fle Du- do, juegos infanti les, quiOSCO de c hucherfas de estilo regionalista (19 19); de la casa núm.
que Cornejo: que en la ca lle BeMOS ay un
M ••• y un edificio destinado a centro comercial 4, del mismo autor y estilo (1922); la núm.
monlón grandfsimo ¡de escombrosl dentro utilizado exclusivamente en planta baja pa- 15, de Mariano Gonz~l ez Rojas (19 19); la
de una plazuela que {faman de Afcozel, pro- ra locales con artículos de consumo diario y núm. 19, Villa Anita, de Juan José López
pia de la ciudad" (Sec. 10, /8-111-(734). bares. la planta alta se utilizaba anterior- Sáez, de estilo regionalista (1923); la núm.
IJL V.I mente como colegio, permaneciendo en la 27, de Mariano González Ro jas (1927.
actua lidad desocupada y en mal estado. La 19 29), igualmente regionalista y, finalmen-
cruza una vfa sin denominar, do nde se si- te, la núm. 47, de José Granados de la Vega,
ALCUCEROS, calle. D.m.: Sur, d.p.: 4101 4, túa n las fachadas laterales de los bloques de regionalista también (1923- 1925). IE.CR.)
r.p.: n/Iv. De Asc:lIsio 'J Toledo a Alonso Mingo, en pisos, usada como lOna de acceso y aparca-
la barriada dt Ekllauista (u.). miento, al igual que su tramo inicial, hasta
la confluencia con Mejorana y Romeral. En
Rotulada en 1950 con el nom bre de los sus márgenes se ubican bloques de cinco A LEJO FERN AN D EZ, calle. D.m.: Nn-uiÓII,
fa bricantes de alcuzas y otros objetos de plantas y sótano. Es el único lugar de espar- d.p.: 41003; r.p.: 19/1. lR Mt:llbuf~ PdllJ¡O 11 Demt-
latón, hasta entonces se llamó Dolores. Tra- cimiento y relación de la barriada. [F.B.S.] trio de los R(os.
zada al parcelarse los terrenos de la barria-
da. Recta, estrecha y de gran longitud ; cruza En 1926, que es cuando se forma , se le
pe rpendicu larmente Rosa; en la acera de los dio este nombre para recordar al pintor de
pares nace Morfeo y en la de los impares ALEGRIA , calle. V. Virgen de la Alegrra . origen alemán afincado en Sevilla (1475-
desemboca Proserpina. El pavimento de as- 1545). Desde fi nales del s. XV esta zona
falto y las aceras de cemento presentan un estuvo afectada por la instalación del Mata-
regular estado de limpieza. Tiene en sus dos AL EJAN DRO COLLANTES, calle. D.m.: dero (v. Pedro Roldán). Será su desaparición
lados modernas edificaciones de viviendas NmJión, d.p.: 41005, r.p.: 5411, lit. De losi Luis dt y la subsiguiente operación de remodela-
de dos o tres plantas que alternan con casas Ú"SSO a CIt:/IItllte Hidalgo, ClI d barrio dt Neroió" ción del sector, en vfsperas de la Exposición
de una o dos plantas, de carácter unifami~ (u.). Iberoame ricana, lo que motive su forma-

55
ACCfJ ¡~(/Ilif!fd" de Alen~ln~'S
Ros;>rio de IJ Awora en 1" Putm" dd Perdón, h"cid /850 /gr;¡b.,do de f. Crasa)

ciÓn. Tiene un trazado quebrado y desigual:


es relativamente estrecha en su primera par-
te, a partir de Pedro Roldán se ensancha no-
tablemente, y es utilizada como aparca-
miento; también desemboca en ella Atana-
sia Barrón, por la izquierda. La calzada está
adoquinada, y la iluminación se efectúa por
medio de farolas de báculo adosadas a las
fachadas. Los edificios oscilan entre las cua-
tro y las seis plantas, éstas correspondientes
a un reciente núcleo residencial. Destaca la
fachada lateral y posterior del mercado de
abastos, obra racionalista de Aurelio Gómez
Millán y Gabriel Lupiáñez (1927), levantado
sobre el antiguo matadero. En los bajos exis-
ten numerosos comercios y una galerfa co-
mercial. Por las mañanas registra un gran
movimiento de personas y vehfculos debido
al cHado mercado. [A.C.F.1

A LEMANES, calle. D.m.: Casco Antiguo, d. p.:


41004; r. p.: 18//. De aocuidll de /11 Coustilllcióu 11
Placel/tines.

En el s. XII! el tramo final de la calle for-


maba parte de un espado conocido por pla-
zuela de Santa Marra o de Santa María la
Mayor, tOí"ónimo que subsiste a comienzos
del s. XVI. ¡, fines del s. XIV o comienzos del
XV aparece el topónimo Gradas, que identi-
fica tanto esta ca lle como las otras dos que
flanquean la Catedral. En algunos documen-
tos del s. XVII es citada como Gradas Altas, y
en otros del XVIII y XIX como Gradas Bajas.
En un acta capitular de 1607 se encuentra la
expresión Gradas de los Boneteros. En 1868
se la rotula oficialmente Sagrario, ya que en
su comienzo se encuentra la fachada poste-
rior de la iglesia del mismo nombre. Sin em-
bargo, el nuevo topónimo no prospera y
recupera inmediatamente el de Gradas. A
los pocos años aparece ya el de Alemanes,
que se relaciona con unas tiendas de comer-
cian tes de dicha nacionalidad establecidos
en ella, y que aparecen citados a mediados
del s. XVIII. Es posible que en algún momen-
to se emplee la expresión Grada de los ale-
manes, y en un documento de 1825 ya se
dec{a "la acera comúnmente llamada de los
alemanes~. En 1913 se le dio el de Moret, en
memoria de Segismundo Moret Prendergast
(1838-1913), polítiCO liberal. varias veces
ministro, que murió dicho año siendo presi-
dente del Congreso. En 19 36 recuperó el
nombre actual. En 1885 hubo una propuesta
de socios del Círculo Mercantil para que se
le cambiase por Islas Carolinas, como desa-
gravio por la toma de las citadas islas por
Alemania. Otros nombres se rela cionan con
esta calle: su confluencia con la avenida de
la Constitución, el de Punta del Diamante, y
el otro extremo, Punta de las Esmeraldas, en
el s. XIX, según Alvarez-Benavides, quien
también la llama Grada de los Alemanes; un
documento de 1816 alude al Sitio de los
Malteses, entre la avenida y Hernando Co-
lón.
Sus orígenes hay que situarlos en los
años finales del s. XII, en que se construye la

56
nueva mezquita al jama, que tenfa en esta animación, que continuó en la etapa cristia· Corpus, y a una velada en la fiesta de la
calle su fachada principal , la actual Puerta na, ya que se mantuvieron las funciones. En Asunción, que se 'lefa muy animada con
del Perdón o del Patio de los Naranjos, y el s. XV ten lan allí sus tiendas y bancos gente llegada de los pueblos. Por estos anos
frente a ella la también nueva alcaicerra (v. escribanos públ icos, cambiadores y plate- parece que recobra animación. al decir de
Hernando Colón). Se trata de una ca lle recta ros; muchos tenderetes estaban instalados Alvarez-Benavides. Hoy sus actividades es-
y relativamente ancha, caracterfstica acen- sobre las Gradas pegados a la fachada. tán muy ligadas al turismo, predominan los
tuada por el andén o lonja elevada que bor- Incluso hay noticias de que en el Patio se bares-resta urantes y las tiendas de recuerdos,
dea la Catedral y corre a todo lo largo de la celebraba una feria o mercado, coincidien- sobre todo en la primera mitad, pues la
acera de los pares. Dicha lonja está separa- do con la Asunción, hasta 1432. A finales segunda carece de estilblecimientos en los
da de la ca lle por medio de columnas y del s. XV en esta calle se instaló el cadalso bajos. Se advierte un constante movimiento
cadenas, instaladas en el s. XIV. En la acera para los herejes, en el que tuvieron lugar de turistas, que ocupan los veladores de las
de los impares desembocan Hernando Co- varios autos de fe en la primera mitad del aceras; además existe una parada de coches
lón y Alvarez Quintero, y hasta e l primer siguiente. de caballos a todo lo largo de la acera de las
cuarto del pasado siglo dos callejas que for- la actividad económica que tenía por gradas. Posee un cierto tráfico de vehlculos.
maban parte del complejo de la desapareci- marco las gradas se incrementó en el s. XVI [A.eT.S.]
da alcaicería (v. Cabo Noval y Antigua). Su con el descubrimiento del Nuevo Continen-
parte final, en la confluencia con Placenti- te y la concesión del monopolio comercial
nes, se amplió a fina les del s. XV: e n 1479 se con él. Es significativo que el relieve que se ALERCE, calle. D./II.: Neroióu, d.p.: 41007, r.JI.:
compró la lonja de los placentines para de- encuentra sobre la Puerta del Perdón, insta- 141lV. De IJctortSQ Úlmpode los Mártires.
rribarla y ensanchar el citado espacio. Un lado en 1519, represente a Jesús expulsando
elemento que la individualiza son los sopor- a los mercaderes del templo. Formará parte Al menos desde 1790 Y quizás desde su
tales, ya que son de los pocos que quedan, de ese gran espacio comercial que durante formación era conocida como calle de las
de todos los que existieron en la ciudad. No los siglos XVI y XVII será conocido mundial- Cencerras, y también de la Fumera, cuyo
forman una linea continua, pues algunos de- mente como Gradas (v. Constitución). Apar- origen se desconoce. En la reforma general
saparecieron al construirse casas nuevas en te de estas actividades, en esta calle se ven- del nomenclátor de '859 recibió el que hoy
el pasado siglo. Se sabe que estaban pinta- dían esclavos; establecfan sus tenderetes bu- conserva, según se afirma en aquel momen-
dos de diversos colores por las denuncias de honeros y merceros; a ella y al Patio acudfan to, en recuerdo del antiguo bosque de esta
la prensa de dicha centuria. Aunque hay va· las amas de cría, en busca de quien las con- especie que existió en aquella zona. Esta
rios pilares, la mayor parte son de columnas. tratase, a fines del s. XVI. Al ser lugar sagra· calle se formó, como otras integrantes del
En la que se encuentra en la esquina de Her- do, a él se acogerían también numerosos de- arrabal de la Calzada, como resultado de la
nando Colón, hay una inscripción, que dice: lincuentes para huir de la justicia, como construcción de una manzana de casas en el
NArias Correa labró esta su casa. Año de refleja el siguiente romance de germanfa: Campo de los Mártires (v.), posiblemente a
1591 "; yen una viga delante del núm. 9 "Soy comienzos del XVIII. Hasta finales del s. XIX
de Kreibig", uno de los comerciantes alema- "-Digasme tu, el picañuelo la calle permaneció formada por esta sola
nes que estaban establecidos a comienzos Donde dejas a tu amo? manzana de casas, que delimitaba su acera
del XIX. -Allá lo dejo, pelota, izquierda, mientras que la opuesta con-
Dada la importancia de la calle, desde al Corral de los Naranjos. tinuaba ocupada por una huerta. Se trata,
fines del s. XV aparece enladrillada, sistema Queda con otros jayanes pues, de una calle corta, estrecha y de traza-
que será sustituido por el empedrado, citado que muy malle hablan tratado, do rectilíneo, conseguido tras la aprobación
a comienzos del s. XVII, aunque también se perdidas todas las quinas, de un proyecto de alineación de 1884. la
habla de enladrillado en esta centuria. Pos- que nada le habla quedado. H Ca lzada ha sido siempre un asentamiento
teriormente fue enlosada y contó con aceras marginal, por encontrarse situado, sin de-
de losetas de Tarifa, ya en el s. XIX. A co- Tras la construcción de la Lonja de Mer- fensas, inmediato al arroyo Tagarete, cuyas
mienzos de la presente centuria se habla de caderes y la posterior pérdida del monopo- aguas se desbordaban con frecuencia. A
pavimento de cemento, y de sustituir la losa lio, las Gradas fueron perdiendo su impor- mediados del s. XIX el tendido ferroviario
de las aceras por asfalto; en las décadas tancia económica. A partir de entonces, la creó una segunda barrera entre la Calzada y
siguientes se adoquinará, y en la de 1960 se animación estará más ligada a la religiosi- la ciudad . En consecuencia, la edificación
tenderá la capa asfáltica actual. Las aceras dad, pues desde siglos atrás venfa formando de Alerce ha estado constituida hasta fecha
son de losetas, yen los alcorques hay plan- parte del recorrido de numerosas procesio- reciente por una población marginal y po-
tados naranjos. En 1958 se instaló el alum- nes, en especial la de la Virgen de los Reyes, bre, y por viviendas y corra les de vecindad
brado fluorescente, y en 1971 las farolas de pero también de las de Semana Santa, de las que han ido entrando en un proceso de dete-
estilo fernandino sólo en la acera de los de rogativas y otras. Además estaban las her- rioro y degradación progresivos, hasta que-
pares. Entre los siglos XIV Y XVII existió en mandades surgidas en torno a los retablos, dar arru inados por completo. En el momento
su confluencia con la avenida una fuente, construidos en el s. XVII. Uno dedicado a la actual, prácticamente toda la edificación ha
conocida cama la Pila de Hierro. Las casas Inmacu lada, con una pintura de Herrera el sido demolida y la que queda en pie lo será
Cuentan con tres y cuatro plantas; las más Viejo (1616), mantenido por gorreros y en breve, ya que Alerce va a ser sometida a
antiguas son de la segunda mitad del pasado sederos; aquéllos celebraban grandes fi estas una nueva alineación, dentro del Plan Espe-
siglo. Su aspecto contrasta con la fachada el dla de la Asunción. Otro a Jesús con la cialla Calzada. Este plan afecta a buena par-
opuesta, que es el frente norte del Patio de Cruz a cuesta, conocido por el Señor de las te del histórico arrabal, como consecuencia
los Naranjos, primitivo patio de abluciones Fatigas, ante el que, según la tradición, se de la construcción de la nueva estación de
de la mezquita aljama. inaugurada en 1176, detenfan a orar los que iban a ser ajusticia- ferrocarril y el levantamiento del tendido
que presentilha originariamente un para· dos. De aquf partían varios rosarios en el s. ferroviario, que corre paralelo a Campo de
mento liso con entrantes y salientes, a modo XVII, conocidos por las advocaciones de la los Mártires. La nueva alineación prevé el
de torreones de una muralla. En el s. XVII fue Antigua y de la Asunción. ensanche de Alerce, de forma que tendrá
alterado por la construcción de dos capillas, Ya en el s. XIX, por lo que se refiere a las comunicación directa con San Benito, cuya
abiertas a Gradas, y por la fachada posterior actividades económicas, a comienzos del alineación también sealtera. U.ev.]
de la iglesia del Sagrario, con SU tribuna de mismo, los citados alemanes se dedican al
arquerías, ¡Jara la que Valdés leal pintó tres comercio de crislalerfa y quincalla; otras
escenas de la Pasión. La importancia de los plantas bajas están ocupadas por cocheras ALFALFA, calle. D.ln.: Úlsro A/ltiguo, d.p.:
edificios que la flanquean desde sus orfge- de calesas de alquiler. En su segunda mitad 41004, r.p.: 13/11. De plIJZIl de la AlftdflJ IJ /lJ et.mflul'lr-
nes debiÓ convertirla en un lugar de gran hay referencias a iluminación especial en el da dr Aglli/as yClJrelll del Rey 0011 Pedro.

57
Siempre se la ha conocido con dicho negro, con un lazo negro, edificio de dos plantas en torno a un patio
nombre, que deriva del hecho de venderse sobre el oro de la manga, central porticado, al que se abren 48 pues-
en ella o en sus inmediaciones la alfalfa, [a chupa de los toreros. tos de carniceros; una de las puertas da a la
según pregón de 1361. En el plano de Olavi- Ocho caba llos llevaba plaza de las Berzas y otra a la de la Alfalfa.
de, de 1771 , aparece, por error, como Faifa. el coche del Espartero. En 1776 se convierte en mercado de abas-
Corta y algo curva, se estrecha a medida que tos, hasta que en 1837 se derriba. Se reali-
avanza hacia su final. La calle adual es la Entre los edificios que aquf se ubicaron zan proyectos para abrir una calle en el
unión de dos espacios claramente diferen· se cita el Hospital de San Mateo, de los sas- solar y construir viviendas, sin que se lleven
ci"dos en los siglos pas"dos, ya que hasta tres, en [a pl"za, hacia fines del s. XVI, y e[ a efecto. Por su parte, la calle Odrería, que
fechas recientes se distingufa la calle de la estanco de tabaco, en e[ s. XVIII. En 1416 se iba de Odreros al Peladero. tuvo un trazado
pl"?a de la Alfalfa. Esta úl!ima era el espacio instaló una horca. En el centro existió un" irregu lar, a[ adosarse varios edificios a las
formado por 1" confluencia de Candileja, cruz de hierro forjado, en torno a [a cua l se Carnicerías. A[ derribarse éstas también
Jesus de las Tres Caldas, Odreros y la facha- había constituido una hermandad ya en e l s. desapareció dicha calle. Todo este espacio
da de las Carnicerías. En 1460 se alude a XVIII, que al parecer fue disuelta en 1822; la se convirtió en una plaza, con el eje longitu-
este espacio como calle y plaza de la Alfal- cruz subsistió hasta mediados de siglo. En su dinal en dirección este-oeste. Se acondicio-
fa. Desde el s. XV las casas poseían soporta- pedestal se insta ló el pilar de agua que había na como paseo, con bancos y árboles; en
les. En la segunda mitad del s. XIX y comien- estado adosado a las Carnicerfas vecinas 18S9 se [e dota de urinario publico. deno-
zos del s. XX se lleva a cabo un proceso de hasta su derribo; en 1853, dicho pilar fue minándose alameda en 1867; finalmente, al
alineación, lo que permite su ensanche y su sustituido por una fuente de hierro.IA.C.T.5. 1 concluir el siglo, se adoquina. Paralelamen-
alineación con Aguilas. te, ha venido experimentando un proceso
La importancia económica de esta zona de regularización, pues hasta bien entrado
hace que cuando, a fines del s. XV, se inicia ALFALFA, plaza d e la. D.m.: Casco AllligrlO, el S. XX se han producido operaciones de
la politica sistemática de enladrillado de ca- d.p.: 4J~. r.p.: J3/11. Formada por /a col/pl/encia de ensanche y alineación, de ahf que las edifi-
lles, sea ésta una de las primeras en pavi- Pirn Úlldds, GI/lldllnrrhro, Smr ¡1II1II, Odreros, Al· caciones sean relativamente modernas.
mentarsc. En el s. XVII fue sustituido por faIfa, Jrsrís de las Trrs Cardas, Al/gel Mar/á Camacho Ha desempeñado un importante papel a
empedrado, a fines del s. XIX se adoquina, y y Alcaicería. [o largo de [a historia. Aquí se ubica, según
sobre este adoquinado se asfaltará en la algunos historiadores, uno de los foros de la
década de 1970. la plaza primitiva era lugar El espacio que hoy se identifica con este ciudad romana. A partir del s. X[II se citan
de venta de hortalizas desde el s. XIV; mer- nombre es la su ma de varios con denomina- varios mercados: además de las carnicerías,
cado exclusivo para la caza por lo menos ciones diversas a lo largo de los siglos. En el [os nombres de Berzas y de Verduras de [a
desde comienzos del s. XV hasta el XVIII; ultimo cuarto del s. XV se denomina ca lle de plaza indican el tipo de mercado existente
del vino, desde el s. XV; también se vende [as Carnicerías, por encontrarse aquí las más en ella; en el otro extremo se encuentran [os
pescado en los siglos XVI y XVII; hacia 1679 importantes de la ciudad; ámbito que en el de [a alfa[fa. Tras e[ derribo de las Carnice-
la invaden fruteros foras teros. A mediados siguiente se transforma en un espaCio cerra- rfas se instala un baratillo de cosas usadas, y
del s. XVI trabajan en ella una veintena de do. Paralela a este edificio, separándolo de . en [a segunda mitad del siglo XIX se ubica,
zapateros. Todo este tipo de comercio se las actuales Odreros y San Juan, estaba [a de los dfas de fiesta , un mercado de pájaros,
mantiene hasta el s. XIX. Para completar la Odrerfa, donde se ubicaban los mesones que ha llegado a la actualidad. A su vez, en
el cuadro, a la fuente acceden azacanes y que vendían el vino que trafan [os comer- [a ca lle Odrerfa estuvo el Hospital de Santo
aguadores en gran número, con animales y ciantes, pero no e[ de 105 vecinos, y que ya Domingo, de los barberos, en e[ s. XV, y
carros para vender el agua por la ciudad, aparece a mediados del s. XIV. El espacio posiblemente en su extremo se loca lizase el
además de un pozo, que, segun Peraza, se entre las Carnicerfas y la calle Alcaicería se de los carniceros. E[ traslado de los merca-
denominaba Amarguillo. En 1865 se instala denomina, en los s. XV y XVI, plazuela de dos en 1820 origina un vado de actividad
una p<lrada de carruajes. Todo ello muestra las Berzas y de las Verduras, indistintamen- que repercute en la zona; sin embargo, la
la importancia de esta calle a lo largo de los te, aunque aquél desaparece pronto, conser- plaza sigue desempeñando una función de
siglos, lo que le confería un carácter abiga- vándose el segundo hasta comienzos del s. sociabilidad durante todo el siglo, siendo un
rrado y popular, que debió ir perdiendo a XIX. El de la plaza de los Ensaladeros tamo lugar de encuentro bastante concurrido,
fines del siglo p<lsado, pues en un informe bién ap<lrece en relación con este espacio, celebrándose en ella desfiles, bailes, fiestas,
municip<ll de 1912 se la considera de escasa así como el del Garbanzo, según documen- como con ocasión de proclamarse la I Repú-
importancia. la intensa actividad comercial to de 1586. En 1837, al derribarse el edificio blica, en que se decora con guirna ldas, col-
y el estar situada en uno de [os ejes de de las Carnicerfas y abrirse una plaza en su gaduras y arcos vegetales; otro tanto ocurrra
comunicación de la ciudad, creó un intenso solar, se [a llama de las Carnicerras, o de las con algunas celebraciones religiosas, como
tráfico de animales y vehículos; a mediados Carnicerlas Viejas, hasta la segunda mitad [a de la Virgen de la Salud, de San Isidoro, y
del s. XVII! se prohibe dicha circulación de del siglo, aunque también aparece como Al- el paso de la procesión de la Virgen de la
vehfcu[os debido al deterioro del viario y a falfa, e incluso, por error, como Farfa (plano Alegría, de San Bartolomé. Este valor de
[as molestias al vecindario. Este papel de eje de 1830). Segun Moreno y Gálvez, e[ espa- sociabilidad se acentúa en la segunda mitad
de comunicaciones lo ha conservado hasta cio dejado por la ca lle Odrerla se conoce del s. XIX al instalarse los bancos y el citado
[a actualidad, al ser un punto de acceso ha- como el Boquete. En 1859 se denomina mercado de pájaros, que actualmente ha
cia el centro desde la Nronda ~. Infante Don Fernando, yen 1868 se le cam- ampliado la fauna objeto de comercio y que
En el n" 1 de [a calle, en casa hoy desa- bia por el de Mendizábal, en recuerdo de presenta una notable concurrencia la maña-
parecida, vivió el lorero Manuel García, el Juan Alvarez Mendizábal, ministro de [sabel na de [os domingos, mientras que los restan-
Espartero (1865- 1894), a cuya muerte dedi- 11, autor de uno de los procesos desamorti- tes dlas, cuando hace buen tiempo, las
có Fernando Villa[ón [a siguiente composi- zadores realizados en e[ pasado siglo. En e l mesas de [os bares en ella radicado<; se pue-
ción: nomenclátor de 1937 ap<lrece como plaza blan de grupos, que le dan animación a la
del Vino, y en ese mismo año se le da el carda de la tarde. la actividad comercial de
Mocitas de la Alfa[fa; nombre de General Mota, uno de los jefes la zona hace que sea una plaza siempre lle-
mocitos [os pintureros; militares que encabezan el alzamiento de na de vehículos de carga, donde anlCS habfa
negros pañuelos de talle 1936. En 1980 se leda el actual. bancos, aunque se ha conservado e l arbola-
y una cinta en el sombrero. Esta plaza ha experimentado grandes do, de plátanos de Indias, que con su follaje
Dos viudas con claveles cambios. En el siglo XVI, sobre el solar de la cubre prácticamente el espacio de la plaza.
negros en el negro pelo. anterior calle se construyen las nuevas E[ papel y el ambiente existente ha que-
Negra faja ycorbatfn Carnicerlas, descritas por Morgado como dado reflejado en la literatura. Diversos au-

58
Pro~ro de JI'nwción de 1,1/1.1f.1/fa {183m
La /l.lfalfa /l (;ncs del lo XI>'
0."" rtgiooalislil de 1<1 C<llle /l.lfdretfd
L,1 pldLJ lk /I./(,lro, qun /(. ForrJ

tores han a ludido O ubicado en ella situacio- existencia en dicha vía de l corral del Palo-
nes, desde Cervantes (El Ru(ijn Dichoso), mar; Vinagre, entre las actuales Procurador
I)asando por Palacio Valdés, Muooz y Pa-
bón, luis Montoto, Romero Murube y M.
Ferrand. A esta notoriedad ha contribuido
y Castilla, desde el siglo XVI por el asenta-
miento en ella de vendedores de esta mer-
cancfa, y Tejares, existente desde 1431 en-
., ..
además el nacimiento en ella, o en sus in- tre Maga llanes y Casti lla, por la presencia en
mediaciones, de personajes populares, en- e lla de industrias de este tipo. En 1859 se
tre otros Roda Vega, Niña de la Alfalfa unifican las tres primeras bajo e l nombre de
(+ 1975), como recuerda un azulejo; y el ba- Alfarerfa por asentarse en ella gran cantidad
chiller luis Peraza (s. XVI), autor de la pri- de artesanos de esta actividad. El primer tra-
mera historia conocida de Sevi lla.IA.C.T.5.] mo que se configura es el perteneciente a
Barrionuevo; el crecimiento de este nuevo
asentamiento urbano da lugar a Vinagre; ya
en el siglo XVII la construcciÓn de man¡~a­
ALFAQUEQUE, calle. D.m.: Cosco Allligllo, nas entre San Jorge y Matamoros (Antillano
d.p.: 41002, r.p.: 7/1, 11. De la cOIlJlIII!llda de San Campos) da lugar a Palomar y en 1910 se le
Virt/llt!J CnrdelJol Cisueros (1 Goles. añade el tramo correspondiente a Tejares.
Su trazado siempre le dió el carácter de eje
Su nombre actua l está documentado al longitudinal del barrio, que transcurre para-
menos desde 1408 y se ha mantenido inva- lelo al rfo, junto con Castilla y Pagés del
riable a través de los siglos. Es un término de Corro.
origen árabe que significa redentor de cauti- Actualmente es una vfa estrecha y larga,
vos y que designa en la Edad Media al en- adoquinada y con acerado de losetas de ce-
cargado del rescate de los mismos en la zo- mento, articulada en cuatro tramos:el pri-
na fronteriza de los reinos de Granada y mero de San Jacinto a Antillano Campos,
Castilla. Es relativamente larga, rectilfnea y corto y ligeramente curvo; el segundo de
estrecha, y está cruzada por García Ramos, Antillano Campos a Clara de Jesús Monlero,
Mendoza Rfos y Redes. Por su izquierda de- el más largo y prácticamente paralelo al río;
semboca Antonio Salado. Conserva la mis- el tercero paralelo a la calle Castilla hasta
ma configuración que puede verseen el pIa- llegar al núm. 139 en que bruscamente for-
no de Olavide (1771 ), pues apenas si ha si- ma ángulo recto dando lugar al cuarto tra-
do ob jeto de alineaciones parCiales (1872). mo. A ella confluyen por la derecha, Reque-
Empedrada en 1614 y 1620, las piedras se na, dos barreduelas sin nombre, Magalla-
sustituyeron por adoquines de gran tamaño nes, Alvarado y Pinzón, y por la izquierda
en 1898, los que aún conserva, con estre- Covadonga, Clara de Jesús Montero y Teja-
chas aceras de losetas. Se ilumina con faro- res, cruzándola Antillano Campos y Procu-
las sobre br,12:0S de fundición adosados a las rador. El alumbrado se realiza por fa rolas so-
fachadas. Abundan las casas tradicionales bre brazos de fundición adosadas a las fa -
sevi llanas, algunas de muy buen porte, con chadas en el primero y segundo !tamos, y
tres plantas, alternando con airas de escale- por farolas de báculo en el tercero y cuarto.
ra de principios de siglo, en no muy buen Predominan las viviendas unifamiliares de
estado de conservación . El deterioro de dos plantas en la primera parte de la vfa,
fachadas se aprecia sobre todo en los últi- cuya calidad y estado de conservación dis-
mos tramos de la calle. Se conserva también minuye a medida que se aleja de San Jacin-
algún patio de vecindad, como en las casas to. En el comienzo del tercer tramo existen
18 y 20, yen los últimos años han desapare- edificios de viviendas de seis y ocho plantas,
cido otros. Asr en el núm. 24 existió el lla- alternando con naves comerciales y otras
mado corral de Gaspar, sustituido hace abandonadas. Morales Padrón la llama "mu-
poco tiempo por un edificio de pisos. Cum- seo del corral de vecinos~ !X)r encontrarse
ple funciones casi exclusivamente residen- en ella este tipo de edificaciones en sus múl-
cia les, con algún talle r, bar y tienda de tiples variedades, desde su versión genuina a
comestibles de carácter familiar. Tiene muy la moderna de un patio central con domici-
poco tráfico rodado y peatonal, y es una lios unifamiliares. Conserva asimismo edifi-
calle tranquila y sosegada. El erudito Gon- caciones de tipo regionalista entre las que
zález de león afirma que en ella vivió el cabe destacar el núm . 21, de Juan Talavera
capitán Gaspar de Yelves, que fue ahorcado (1924). Su primitiva funcionalidad fue como
en 1698 por robo y asesinato, y su cabeza centro artesano de alfareros; aún existen en
expuesta en la pared de su casa.iR.R.C.! e lla numerosos hornos y lugares de venta de
estos productos. Actualmente este carácter
artesano ha desaparecido y el comercio se
ALFARERIA, calle. D.m.: Triuuu, d.p.: 41010, ha desplazado hacia Castilla. Su cine de
r.p. 111111, IV;16111, IV; 46/rV. Dt Si", I(ldlllo 11 111 verano se cerró hace años y hoyes una cal le
a.mputllCÚI dtÚlslilla!J Virgell dd Palrocllrio. marginal que puede convenirse en centro
comercial en fechas próximas, con eltrasla-
Es el resultado de cuatro vfas anteriores: do del mercado a los locales del antiguo
Barrionuevo, entre las actuales Antillano cine Alfarerfa. IC.M.J
Campos y Procurador, conocida desde el
~ iglo XV con este nombre debido al carácter
nuevo del barrio que allr se iba conforman- ALFAREROS, calle. D.m.: Mocnrt'lla, d.p.:
do; Palomar, entre las actuales San Jorge y 41015, r.p.: 34/11. De allellido Pirro Moulalro o Ddi-
Antillano Campos, desde e l siglo XVII por la lIt'tlllles,tlr la bcIrrindo de Pi"oMo/llauo(v,).

59
Rotulada en 1976 con la denominación viendas; este proceso que se inicia e n el s. residió el obispo Esquilache y en alguna otra
de esta actividad artesanal, conforme al le- XVI terminará por consolidarse en direcc ión nació el poeta Félix José Reinoso. En e l nú-
ma e legido por el Patronato Municipal de la a la plaza de Refinadores y a la ocupac ión mero dos se creyó duran te muc ho tiempo
Vivivenda para las ca lles de la barriada. De tempora l de un tramo del callejón del Agua, que había muerto Murillo. Asimismo, la le-
gran longitud, se confi gura en la mayor parte originando una barreduela que ha perdura- yenda que inspiró a Rossin i su ópera El b.lr-
de su trayectoria como un paseo con carác- do hasta 1913 en que se dejó expedita. Tras bero de Sevilla sitúa en este lugar la residen-
ter peatonal, donde nacen lenadores, Fonta- la demolición parcial de la mllfalla, entre cia de Rosina, la joven protagonista de la his-
neros, Molineros, Hortelanos y Salineros, y 1911 y 191 5, la plaza quedó abierta a los toria de amorque propiciaba Ffgaro. (S.R.B .I
desembocan Conductores, Campaneros, Fo- jardines de Murillo. Está pavime ntada con
goneros, Afiladores, Picapedreros, Tapice- adoquines y acerada con losetas de cemen-
ros y Charolistas. Posee acerado de losetas, to, presenta una leve inclinación hada los
ca lzada pavimentada de asfalto yalumbra- jardines, con los que se une a través de unos A LFAYATES, calle. V. Hernando Colón y
do público con farolas de bácu lo o adosadas escalones que sa lvan la diferente altitud de Rodríguez Zapata.
a los edificios. las construcciones son blo- lo que en otro tiempo era extramuros. Se ilu-
ques de pisos de distinta tipología y allura mina con farolas de fundi c ión tipo gas ado-
entre cuatro y nueve plantas, que presentan sadas . Hasta 1840 existió una cruz de már- ALFEREZ PROVISION AL, g lorieta del.
sólo dos accesos por esta vía, pues la mayo- mo l sobre peana de obra y una fuente cuya 0./11.: Tria/III, d.p.: 41010, r.p.: 5911. Formada por la
rfa son laterales de los que se emplazan en reparación se pedía a principios de siglo. collflllcm;Ía del puellte del Gellcru/[simo, Virgell de
las ca lles adyacentes. Consta de dos tramos Esta fue sust ituida hace unos años por una Llljdl/, Preside/lleCarrero Blal/CO y Sebastilfll ElcUl/o,
diferenciados en extensión y características. de cerámica trianera colocada en los esca lo- en los Remedios (v.).
En sus inicios es una zona de aparcamiento nes de acceso. El caserío, formado por sólo
de las calles colindantes, que finaliza en un cuatro ed ificios, es de dos plantas; las dos Rotulada en la segunda mitad de los se-
parque con bancos, parterres y juegos infan- casas que const ituyen e l fre nte occidental senta con e l nombre de esta grad uación mi-
tiles, junto a l que se ubica un supermerca- son de tipo popular de los siglos XVI-XVII i litar creada durante la guerra civil de 1936.
do. A continuación se ensancha y aq uí se otro de los frentes está constituido por una Su origen está relacionado con la construc-
encuentra el colegio Teodosio, para estre- sola vivienda muy bien conservada que lin- ción de l puente e n estos años, repi tiendo el
charse posteriormente. Adquiere a partir de da lateralmente con los jardines y que pre- mismo esquema urbanfstico que se habfa
este punto un u~ exclusivamente peatona l, senta portada de piedra, amplio tejaroz so- ensayado años antes en el puente de San
y se confi gura como un paseo central pavi- bre ella y balcón esquinado con rica labor Telmo. De ¡arma circular, posee dos espa-
mentado, con parterre y arbolado. la exis- de carp interra . la casa frontera, de valor his- cios semicircu lares a cada lado, ajardinados
tencia del jardín de infancia Pino Montano tórico, fue demolida y en su lugar se ha le- y arbolados, para distribución del tráfico y
origina una especial animación en las horas vantado un edificio de apartamentos que ha con zona de aparcamientos. Por el centro de
de entrada y salida de la población infantil. respetado e l patiocentral. la glorieta discurre la calzada, pavimentada
Su importancia se ve acentuada por la pre- la plaza hubo de tener fUfl ciones de ex- con asfalto, de tres carriles en cada direc-
sencia del centro parroquial de la barriada pansión en un barrio como el de Santa Cruz ción, que une el puente con la calle Virgen
con zonas ajardinadas, pocos metros antes en donde había pocos espacios abiertos de luján. Dotada de amplias aceras de losas
de su extremo. ¡F.B.S.) - téngase en cuenta que la de Santa Cruz no de cemento, se encuentra alumbrada con fa-
fue abierta hasta el s. XIX-, y de tránsito has- rolas de báculo. las viviendas se concentran
ta que fue cerrada la calle de ronda, quedan- en un solo bloque, de once plantas, con lo-
ALFARO, p laza d e. 0./11.: Cusco AntigllO, d.p.: do entonces aislada en un fondo de saco al ca les comercia les en los bajOS, construido a
41004, r.p.: 1Slrv. Entre Lope de Rueda, plaw de que sólo se poclla penetrar por la tortuosa mediados de los años setenta . Es de destacar
Santa Crllz,jardi,lt'sde MllriTIo y Callejó/I del AgllII. l ope de Rueda y por la no menos laberíntica la presencia de un monol ita con e l emblema
plaza de Santa Cruz antes de la demol ición de los a lféreces provisionales. (E.eR.)
Desde finales del s. XVI fue conocida de la parroquia. Este aislamiento se rompe
como plazuela del obispo Esquilache por cuando se abre el tapón del callejón del
haber vivido en ella en aquella centu ria Agua y se derriba la muralla que la comuni-
Alonso Fajardo, canónigo de Sev illa y caba con los jardines de Murillo. Estas ac- A LFOU , acera del. V. Velarde.
prelado titular de Esqui lache; esta deno- tuaciones [a convirtieron en un lugar de trán-
minación la conservará hasta fin ales del s. sito hacia la estación de ferroca rril de San
XVIII en que se rotu la con el topónimo ac- Bernardo, barrio del mismo nombre, prado A LFOLI, barredl/ ela . Barreduela en Almi-
tual por haber nacido en e lla Francisco de de San 5ebastián y los mismos jardines, que rantazgo, hoy desaparecida. Desde el 5. XVI
Alfara, perteneciente a la familia de caba- se incorporaron a la ciudad tras la cesión se la suele denominar esporádicamente
lleros de este apellido, que al parecer tu- real de la Huerta del Retiro; por alTa parte, se Aduanilla, por haber estado aquf durante
vieron enterramiento próximo a la Capilla constituyó en una puerta de penetración del gran P<Jrle de dicho siglo la Aduana, hasta
Real en e l que figuraba el lema "los Alfaro, barrio de Santa Cruz y del centro histórico a que se tras/ad6 a las Atarazanas, a fines del
aunque pobres, hijosdalgo según cuenta
ff
, través sobre todo del callejón del Agua. En la mismo, y también Estanco de 1" Sal. En 1839
Ortlz de Zúñiga en sus Anales. actualidad forma parte de [os itinerarios parece que también se la conoce como Ar-
Su apertura muy probablemente estuvo turísticos del barrio de Santa Cruz y, en con- quilla del Aceite. Haci,l t868 se la rotula
en relación con el ensanche buscado para secuencia, se han instalado un restaura nte y oficialmente Alfolf, por estar situada junto a
alguna casa principal, aunque no tenemos una tienda de antigüedades. Confluyen por este almacén central de la sal, pero en un
testimonios directos de ello. En el s. XVI se este mismo motivo un gran número de ven- plano del año siguiente aparece de nuevo
ci la ya como plazuela. De forma cuadran- dedores ambulantes de baratijas y no falta como Aduanilla, coexistiendo ambos top6-
gular, estaba abierta a cuatro calles, dos de algún cantaor y guitarrista que llama la aten- nimos Ilasta 1880, en c¡uese consolida el de
ellas no eran sino el paso de ronda que ción de los turistas. la proximidad de un Alfolí. Según Montoto y Vigil, en 1850 se
corrfa junto a la mura lla desde el Alcázar a quiOSCO de chucherfas congrega a gran nú- denominaba de la Sal. Fue siempre una
la Puerta de la Carne, otra comunicaba con mero de niños. En el solar que hoy ocupa el calleja sin salida, mal acondicionada, al
la plazuela de Santa Cruz y la cuarta es la edificio de apartamentos tuvo su residencia menos según noticias del s. XVIII, con un
actua( l ope de Rueda. Su situación, junto al la familia de los Alfara y posteriormente el empedrado deficiente, que 5610 entrado el
muro, fue una constante tentación para los deán lópez Cepero, que en las primeras dé- presente siglo fue adoquinada. Se accedía ,1
vecinos que pretendlan, ya veces lo conse- cadas del s. XIX reunía tertulias literarias y li- ella a través de un arquillo, y el propietario
guían, incorporar tramos de ella a sus vi- berales. En esta misma casa o en la frontera de unas casas y de los almacenes en la mis-

60
Conf/UCtIC;" de Alfonso XI y ;wcm¡/O/ CiudOld ¡O/,dln en 10/ GrO/n PIO/LJ
mot,,,,,
&.omo de Alfon!iO XII, por 1,.1>erm,¡nd.x/ del s'¡t'tICio, con del p;llrona,-IP ootl«"pCiooiSlO/ 1'1'1 1761
/¡¡IJ'-kI de J- NÚf.czj
El dcup;uec:ido convenio de /;¡ Asunción 1'1'1 Alfonso XII, O/ princ'p;os del s_ XX

ma existen/es pretendía colocar una puerta


en la segunda mitad deIs. XVIII, para evit,1r
que se convirtiese en vaciadero de innwndi-
cias y refugio de vagabundos, estado que
conservó durante la siguiente centuria. R.
Laffón la recordaba "tan pintoresca en su
realidad óptica como en el nombre, bello y
evocador como pocos. Una pJgina de Rin-
cone/e. Af/( .1br(a sus puertas un inmundo
mes6n, (amaso por ser vivero de las m,1s
corpulentas ,.,t,1S (/ue Sevilla ha criado" (Se-
vi lla del buen recuerdo). A comienzos de es-
le siglo se inici,1n las adquisiciones de casas
de este callejón dentro del conjunto de re-
formas emprendidas en este sector de la ciu-
d,1d, que llevaron a su desaparición hacia
19]0 integrad"~ en el edificio de Correos.
IAC T.S.'

ALFOLl, calle. V. Almirantazgo.

A LFOLl DEL A IUO BISPO, ca lle. Se trata


de una de 1.15 bocac,1/1es de Abades, según
el apeo de casas de la Catedral de /502.

ALFOMBRIN, calle. V. Ensenada.

ALFO NSO XI, ca lle. D.m.: Nervi6/1, d.p.:


41005, r.p.: 54/11, IV. De Gm/1 Pla:a a Ala/ISO Calla,
1'11 la Ciudad Jardbl (v.).

Rotulada en 1949, en memoria de este


monarca castellano-leonés (13 11 - 1350) que
dotó a Sevilla de varias ordenanzas para su
gobierno. Atravesada por Espinosil de los
Monteros, Manuel Machado y Martfn de
Gaínza, en ella confluyen Andrés de Ocam-
po y Varela de Salamanca. Amplia calle de
penetración en la barriada, atraviesa una
extensa glorieta, sin rotular. Es su acerado
de losetas y terrizo, con numerosos brachi-
chitones y pavimento de asfalto. las vivien-
das unifamiliares, de lIna y dos plantas, con
jardín delantero cerrado por cancela y tapia
a media altura, completan la fisonom ra de
una calle en la que poco queda de la gran '"
actividad comercial que la caracterizó hasta
hace dos décadas, cuando era conocida por
-
la calle principal O central. Sólo algunos ba-
res, en ambas aceras, sirven en la actualidad
de esparcimiento y lugar de encuentro del
• >
'-..c
.- . e -

rq.:
vecindario.IE.C.R.1

ALFONSO XII, calle. 0.111.: Ca5('o Al/ligua,


d'I": 41001, r./I.: 11/1/. IV. De plazo drl Duqu,.dl' la
Vicloria a la COllflul!lICm dI' GralJi,Ul y Idaz¡¡ de la
Pj,erta Rcal.

Desde el s. XIII está documentada corno .,


II l.
calle de las Armas, nornbre cuyo origen
exacto no est.1 bien deterrninado. Para Gon-
zález de león, se llama asl por haber habi-
N

tado en ella los armeros o fabricantes de


armas", mientras que Alvarez-Benavides lo

61
explica de la siguiente manera: "la circuns- ticias dignas de recogerse. Así en 1854 el tudios Hispanoamericanos, centro depen-
tancia de haber sido esta vfa la primera de la períodico El Porvenir se hace eco de la ins- diente del Consejo Superior de Investigacio-
ciudad que pisó ya vencedor San Fernando talación de nuevas faro las de gas en algunas nes Científicas. Allí se celebraba una impor-
de sus enemigos, ocasionó se le diese el calles importantes (Sierpes, Campana, Ar- tante tertulia literaria en la década de los 50
nombre de Armas, por ser éstas las que de- mas y Paseo del Duque) que "aparecerían (Club la Rábida). Es de inspiración neoclási-
volvieron al cristianismo una ciudad ocupa- iluminadas por blancos fuegos de Bengala". ca y ofrece un jardín delantero con palmeras
da tanto tiempo por los estandartes agare- Hoy la ca lle se ilumina con dos tipos de fa- y naranjos. Entre los edificios religiosos des-
nos También se ha atribuido, corno recoge
N
• rolas: metál icas en forma de báculo hasta la taca el conjunto arquitectónico formado por
Santiago Montoto, a los numerosos escudos plaza del Museo, adosadas a las fachadas de la iglesia del antiguo hospital de San Anto-
de armas de sus fachadas, pues por su privi- la izquierda¡ y de fundición, tipo sevillano, nio Abad, edificada en el XV! y remodelada
legiada situación, en el arranque de la anti- en el resto, en las fachadas de la derecha. en el XVII I, y la capilla contigua de la Her-
gua Puerta de Goles (v. Puerta Real), la calle Su caserro, en general bien conservado, mandad de Jesús Nazareno (El Silencio),
fue habitada por familias de alta nobleza, a pesar de no pocos derribos en los anos 70 obra también de este último siglo. Al pare-
que aUr construyeron sus casas solariegas. y 80 de nuestro siglo, es muy heterogéneo y cer el primitivo hospital, destinado a enfer-
En 1873 no prosperó la propuesta de poner- ofrece un contraste entre el buen porte de mos afectados del "fuego sacro o de San
le el nombre de Once de Junio, u en conme- los ed ificios de los primeros tramos de la Antón", fue fundado por Alfonso X el Sabio.
moración de la memorable fecha con que calle y el carácter más popular de las últi- A principios del XVI se instaló allí la men-
las Cortes Constituyentes habran votado la mas casas, en los aledai'ios de la plaza de la cionada hermandad, que rea liza su estación
forma de gobierno Republicano Democráti- Puerta Real. Alternan las grandes casas tra- de penitencia en la madrugada del Viernes
co Federal" (Sec. 10, 8-VI-1873). El topóni- dicionales sevillanas, con bellos patios y Santo. La escu ltura de Nuestro Padre Jesús
mo Armas se mantuvo, pues, hasta 1883, en cierros al exterior, de tres plantas, con otras Nazareno, del primer tercio del XVII, es
que se rotuló Alfonso XII (1857-1885), en de esca lera y algunos edificios modernistas obra de Francisco de Ocampo. En 1 SI 9
homenaje al monarca espaii.ol. En 1931 se y regionalistas que reflejan el carácter aristo- ocuparon la casa e iglesia los religiosos de
sustituyó por el de Catorce de Abril, fecha crá tico que tradicionalmente tuvo este espa- San Diego, que estuvieron allí hasta la ex-
de la proclamación de la Segunda Repúbli- cio, patente en algunos palaCiOS y en varias claustración general de 1835. En el interior
ca, hasta que en 1936 se repuso de nuevo. construcciones religiosas. De la plaza del se habilitó durante un año (1820) como
Es una calle larga, de mediana anchura y Museo en adelante la calle pierde ese carác- cuartel de voluntarios locales de caballería.
configuración rectilrnea. Algo más eslrecha ter y sus construcciones adoptan un aire más El Jueves Santo de 1879, horas antes de la
en su parte central, entre General Moscardó popular y sencillo, sobre todo a la altura de salida de la cofradía, hubo en la iglesia un
y Almirante U l loa; se ensancha en la con- la plaza de la Puerta Real, donde algunas intento de robo con atentado de explosivos.
fluencia con la plaza del Museo, para estre- tienen los portales más bajos que el acera- Por la puerta de la ca lle Alfonso XII el tem-
charse de nuevo y curvarse ligeramente has- do, e incluso conservan en algún caso los plo posee un bello compás con azu lejos de
ta su fInal. Desembocan en ella, por la dere- llamados "balcones de palo" propios de la varios santos (San Cayetano, Santa Rita de
cha, Santa Vicenta María, Jesús de la Vera- arquitectura popular de los siglos XVI y XVII. CaSta y San Judas Tadeo) de mucha devo-
cruz, Abad Gordillo, San Vicente, Garda En varios puntos las viejas casas derribadas ción popular, lo que suscita la continua en-
Ramos y Redes; y por la izquierda, General han sido susti tuidas por modernas construc- trada de fieles con flores, velas y exvotos. En
Moscardó, Almirante Ulloa, plaza del Mu- ciones de escasa personalidad. De las que los núms. 12 y 14 se ubican la casa y la igle-
seo, Cepeda y Bailén. Su trazado actual no aún se conservan merecen destacarse tres sia del antiguo colegio de San Gregario, lla-
difiere sustancialmente del que debió tener del arquitecto Aníbal González: la núm. 21, mado también de los Ingleses, que los jesui-
en los siglos medievales y puede verse en la de estilo modernista en su fachada y un tas fundaron en 1592. Tras la expulsión de
planimetría del XVIII (plano de Olavidel. patio neoplateresco, hoy cerrada y descui- la Orden en 1767, se le adjudicó a la Socie-
aunque en esta última fecha aún no estaba dada, y las núms. 27 y 29, con bellfsimas dad de Medicina, una de las más prestigio-
abierta la calle General Moscardó (v.), traza- fachadas modernistas, construídas entre los sas e innovadoras de Espai'ia, luego cons ti-
da en 1868, ni el amplio espacio de la plaza años 1905 y 1906. La primera es un centro tuida en Academia, que permaneció allr
del Museo (v.). A lo largo de los siglos se docente privado, y la segunda está en res- hasta las primeras décadas del siglo actua l.
cerraron también algunas barreduelas, casi tauración. La núm. 40, cerrada y en mal En 1839 tuvo también su sede, interinamen-
siempre incorporadas a edificios, y se aline· estado, ofrece una interesante fachada de te, la de Buenas Letras. En la actualidad per-
aron algunas casas (1880-1905 ... ), lo que tres cuerpos con balcón volado. la 63, en tenece el templo a la Orden de la Merced y
acentuó la rectitud de la calle, que si toponí- cuyos bajos hay una mercería, es una de las allf reside la Hermandad del Santo Entierro
rnicamente concluye en la plaza de la Puer- últimas obras del arquitecto Juan Talavera de Nuestro Senor Jesucristo y Maria SanHsi-
ta Real, desde un punto de vista morfológico (1946) y posee cinco plantas. Y la 66, de ma de Villaviciosa, que hace su estación de
se extiende en realidad hasta la confluencia fines del XVIII o prinCipios del XIX, tiene dos penitencia la tarde del Sábado Santo. La
de Torneo y Marqués de Paradas, constitu- plantas y ático, y un azulejo del Gran PocIer bella escultura de Cristo muerto es obra de
yendo un eje de penetración oeste-este al en su fachada. También hay en la calle dos Juan de Mesa.
centro histórico y comercial de la ciudad. En valiosos palacios. El primero, en el núm. 17, Siempre fue la actual Alfonso XII una de
el pasado esta penetración se hada a través está construido en el lugar del viejo palacio las calles principa!es de Sevilla. Dice la
de la Puerta de Goles (v. Puerta Real), que de los Monsalves, con entrada por la calle leyenda que por ella, pasando la Puerta de
comunicaba a Sevilla con el arrabal de los del mismo nombre (v.). fue propiedad de la Goles, entró en la ciudad Fernando 111. En
Humeros y la zona del rfo. Companía Sevillana de Electricidad y hoyes 1570 sr lo hizo en verdad el rey Felipe 11 . En
Las primeras referencias a su pavimento sede de la Presidencia de la Junta de Anda- 1600 un venticuatro la describe como una
se remontan a 1487, en que los alcaldes ala- lucia. El otro, en el núm. 48, es la antigua de las de "más peso que ay en la ciudad y
rifes de la ciudad recomiendan que se em- casa del conde de Casa Galindo, antes lla- donde de ordinario acuden los c;1b;¡ lIeros a
piedre. Como nota curiosa, hay que recoger mada Casa de Andueza, un edificio neoclá- pasearse". En ella, en efecto, se celebraban
que en el s. XVI se pavimenta de ladrillo sico de dos plantas y gran portada de colum- carreras de caballos. Su condición de espa-
colorado, lo que provoca las quejas de algu- nas, con una planta abuhardillada construí- cio noble lo pondera en 1830 Richard Ford
nos vecinos, que prefieren el ladrillo blanco da a fines de 1970 por el arquitecto Rafael cuando aconseja a los futuros turistas ingle-
"a causa de que se frecuenta de caballos" Manzano y que altera el diseño tradicional ses que si van a pasar el invierno en la ciu-
(1585). Se adoquina en 1886 y en la actuali- del edificio. dad lo hagan "en la calle de Armas o en
dad ofrece la habitual capa asfáltica del cas- Hay que aludir también a otro edificio, algún otro lugar de la parroquia de San Vi-
co antiguo sevillano y aceras de losetas. el núm. 16, construrdo en los años 50 de cente, que es el barrio aristocrático de Sevi-
También de su iluminación hay algunas no- nuestro siglo y destinado a la Escuela de Es- lla". Además de los edificios e instituciones

62
antes citadas, hay otras referencias que de- más pienso que de amor son, piloto militar en España. De trazado recto,
notan su condición principal. Allí fundó con tanta bizarra dama; su calzada está pavimentada de asfalto y po-
Santa Teresa Su primer convento (1 575), an- y son las más peligrosas, see acerado estrecho de cemento e ilumina-
tes de trasladarse la O rden a la casa de la ca- si esta ca llees de sus armas; ción con farolas de báculo. Se divide en dos
lle Zaragoza (v.); y desde 1568 se localizaba que más que a cien hombres de armas tramos con distinta fisonomía, separados
también, a la altura del numo 42 actual. el temo unas manos hermosas~. por el puente del ferrocarril del puerto. El
convento de Mercedarias Descalzas, cono- primero cruza el campo de la Feria y carece
cido como de fa Asunción, todavía en pie en Antes Juan de Mal lara, en su Recibi- de edificios.EI segundo cuenta con bloques
la primera mitad del XIX. En ella tuvieron miento que Sevilla hizo al rey Felipe 11, de pisos, de seis plantas, de ladrillo visto,
asimismo sus talleres notables impresores habfa hecho una brillante descripción del con una línea de fachada Quebrada, que
como Fernando Díaz (s. XVll, Francisco de embellecimiento y riqueza de sus casas en crea espacios ajardinados con bancos de
Lyra y José de San Román y Codina (siglos tan solemne ocasión. Luis Vélez de Guevara piedra rodeados de arbolado de eucaliptos y
XVII-XVIII). A mediados del S. XIX habla una en El diablo cojuelo sitúa en ~ I a calle de las palmeras. las zonas de aparcamiento se ha-
lujosa casa de baños cercana a la actual Armas que se sigue luego a siniestra mano ~ llan limitadas por estrechos parterres deco-
Santa Vicenta María. La calle, sin embargo, el lugar donde el diablo llevó al personaje rados con adelfas. No existe equipamiento
sufría con frecuencia las avenidas del cerca- don Cleofás. También la menciona Vicente comercial. IF.B.S.I
no rlo, Que por ella llevaba sus aguas al cen- Espinel en la Vida de Marcos de Obregón. y
tro de la ciudad. En algunas de estas riadas ya en nuestro siglo la evoca asl el poeta Ra-
(1821 , 1853,1877 ... ) el municipio habilitó fael Laffón una noche de Viernes Santo:
barcas para facilitar el tránsi to por la zona. ~Desde la capilla de San Antonio Abad -de ALFO NSO GROSSO, calle. D.m.: Este, d.p.:
En nuestros días sigue siendo una de las aquel viejo hospital donde acorrlan a los 41007, r.p.: -ro/IV. fk Ciudnd de Eldll a espacio siu
vías más importantes y transitadas de la ciu- dai'iados del "fuego sacro"- por la calle de nomi,mr,enlll oorrilldadd Porque A/cosa (v.J.
dad. Contribuyen a ello su contigüidad al las Armas y hacia la calle de las Sierpes, flu-
enclave comercial de la plaza del Duque, ye el reguero de la luz espectral con la Rotulada en 1985 en recuerdo del pinlor
uno de cuyos grandes almacenes tiene una solemnidad silente de una Vía láctea maca- y académico sevillano del S. XX Alfonso
puerta lateral a la calle, y la abundancia de bra, por los cielos de la noche~ (Discurso de Grosso, especialmente destacado por sus
comercios que la misma ofrece, de carácter las co(radfas). Segun señala Alvarez-Benavi- vistas de imeriores conventuales. Asfaltada y
muy variado (muebles, antigüedades, baza- des. en una de sus casas vivió algún tiempo con acerado de cemento, presenta edifica-
res, farmacias, plantas, almacenes, bares ...) el general Miramón, presidente de la Repú- ciones consistentes en bloques de viviendas
en ocasiones situados en los patios de las blica de Méjico, fusilado en Querétaro junto rematados en tejados, como es común en el
casas tradicionales. Contrasta el mayor nivel con el emperador Maximiliano. Y en otra conjunto de esta urbanización, que se abren
económico y social del comercio próximo a tuvo su gran biblioteca y famosa tertulia, en a un espacio terrizo usado como estaciona-
la zona del DU<jue con el carácter más mo- la segunda mitad del s. XIX, el marqués de miento.IM.CG.]
desto y popular del situado en el último tra- Jerez de los Caballeros. AIII se reunla lo más
mo de la calle, donde pueden verse peque- señalado de la vida literaria e intelectual de
ños negocios familiares (mercería, alimenta- la Sevilla de la época. IR.R.el
ción, barberla, íruterla, pescaderla ... ) apre- ALFONSO JARAMILLO, plaza. D.m.: Trill-
tados en habitaciones y portales de las viejas 111/, d.p.: 41010, r.p.: 16/1.11. AbIerta Il Clnra de /tsÚS
viviendas, algunas de ellas en muy mal esta- A LFONSO X l11, pln::n de. V. Gavidia. Montero. PI/gis del Corro, San Vicente de PllliI y
do. En este sentido, el perfil social de la calle Punl/iuda.
cambia notoriamente a partir de la plaza del
Museo, tramo en el que se observa también ALFO NSO DE COSS IO, calle. D.m.: Sur, Fue rotulada en 1976 a propuesta de la
menos tránsito peatonal. Al movimiento de d.p.: 41013 , r.p.: 291lV. Si" Sillidll, tn Fenrllndo Vi- cooperativa de viviendas de protección ofi-
personas que caracteriza a este espacio en lIa/6/1,ell Humll de 111 Sa/ud (v.J. cial Peña Bélica de Triana. por el que fuera
las horas diurnas contribuye la Presidencia su presidente, Alfonso !aramillo González,
del gobierno andaluz, que en ocasiones es Rotulada en 1983 en memoria del abo· trianero nacido en 1914, y antiguo capitular
blanco de manifestaciones, y la biblioteca gado Alfonso de Cossío (1911-1984), cate- del Ayuntamiemo hispalense entre 1955 y
pública ubicada en el núm. 19. Hasta la de- drático de Derecho Civil y Decano de la 1961. Se trata de dos espacios de dominio
saparición de los tranvlas en la década de misma Facultad de la Universidad Hispalen- particular, independientes entre si y delimi-
los 50 de nuestro siglo, discurrla por la calle se. El primer tramo de esta vra presenta an- tados por tres cuerpos de edificios de cinco y
la Hnea de la Puerta Real. objeto de bromas chura aproximada de cinco metros, con cal- ocho plantas que los separan; el resultado
entre los sevillanos por su proverbial lenti- zada de asfalto y acerado de losetas de ce- práctico es que un solo topónimo se aplica a
tud. Hoy el tráfico (ociado es muy intenso, y mento, se abre al final formando una plaza. dos ámbitos que entre sí no mantienen una
a ciertas horas del dla agobiante, pues cana- las edificaciones son viviendas de nueve continuidad espacial. El grupo fue construi-
liza los vehlculos desde el centro comercial plantas en el primer tramo yen la acera de do entre 1973 y 1974. El primero está flan-
de la ciudad hacia la "ronda" y la zona de los impares de la plaza, cuya acera de los queado por dos bloques en forma de V
Chapina. Todo este trasiego humano y roda- pares está ocupada por el colegio público abierta hacia Pagés del Corro; el interior es
dode las horas comerciales y de oficinas de- Joaquín Turina y sus instalaciones deporti- una zona ajardinada. con una fuente con
sal)arece al anochecer, en que la calle se vas. Especialmente la zona de la plaza está escultura algo deteriorada. Se aisla del viario
convierte en un espacio tranquilo y relativa- permanentemente ocupada como aparca- público mediante una tapia baja de mam-
menlesolitario. miento de vehículos.IC.M.1 posterla con verja de hierro que no impide la
Como aIras lugares nobles ne Sevilla, la visión del mismo. A su espalda y con acceso
antigua calle de Armas ha sido recogida y por Puruñuela queda el segundo espacio de
elogiada en diferentes textos literarios, muy ALFO NSO DE ORLEANS y BORBON, la plaza . Son dos tramos en forma de l; el
especia lmente en el Siglo de Oro. Lope de calle. D.m.: Tr;mm, d.p.: ,,1Ol1. r.p.: 58111, IV. De interior peatonal y ajardinado y el exterior
Vega la pondera asl en su comedia La /Jiña rouJlueucill de Virgen de la aUpa IJ llVt:uidl/ de usado como estacionamiento de vehlculos.
depl.l/a: RllInóll de Ülmm::JI a arxllida de Gorda Momto, el! También vallado y con arbolado y plantas
la oorriadn de los Remedios (v.). ornamentales muy bien cuidadas. En los
~¿Có moesta calle se llama? bajos de los edificios hay varios locales
De las Armas Rotulada en 1966 en memoria de este comerciales de base eventual. Es nlenas usa-
Con razón; pionero de la aviación, primer carnet de da como plaza que como jardín; sirve asf en

63
menor medida a la función de lugar de avenida de Miraflores con Doctor Jiménez brachichitón y falsa pimienta. Se ilumina
encuentro y/o recreo. U.M.loM.1 Díaz. $e traza en la Huerta de la Yesca en el con farolas de báculo de f><lred. las edifica-
proyecto de 1946, y hacia 1959 se encuen- ciones son viviendas de cinco plantas. Es de
tra ya formada e n su mayor parte. Las aceras destacar en ella el denso tráfico, as! como la
y la calzada presentan un buen estado de uti lización de ambas má rgenes para el apar-
ALFONSO PEREZ DE GODOY, p la zu ela conservación y su iluminación se hace me- camiento de vehrcu los. Constituye un eje de
de. Aparece citada en un libro de posesiones diante báculos murales. En la acera de los enlace norte·sur de la ciudad, incrementán-
de la C.1tedral de 1420, ubicada en fa parro- impares predomina la casa popular de auto- dose día a día su importancia. Su actividad
quia de San Andrés. construcción de dos y tres plantas, mientras comercial es importante, agrupando en ella
que en los pares son bloques adosados de tiendas de diversa rndole.ICM.]
cinco. Los bajos e n su mayor parte se desti-
ALFREDO BLANCO, calle. D.m.: Sur, d.p.: nan a actividades comerciales d iversifica-
41013, r.p.: 6011. De Q~ri¡fll Tta/i"os 11 Alrolde das, por lo que es frecuente ver en el la el tra-
Hororm Hcrmoso Arrmjo. en ti barrio del Tiro de siego de personal habitual en este tipo de ALHELI, calle. 0.111.: Mllrnrellll,d.p.: 41009, r.p.:
Lflrw (v.). vfa comercial. U.CJ.) 42/11, 4311. De Mimflores Il UCrtllll, el! parle r1r 111
barriada de 1';0 XII (v.).
En 1933 se la rOlula como maestro Ri-
poli, pintor naIf nacidocn Córdoba en 1919. Se rotula en 1962 junto al resto de las
En 1936 recibe el nombre actual en recuer- ALGA RROBO, calle. D.m.: Mararl'1lQ, d.p. calles de la barriada para las que se eligen
do del poela y periodista sevillano (1882- 41009, r.p. 37111. De Membrillo 11 rm espacia silr nombres de flores. Tiene un trazado reclilí-
1920). Aparece por primera vez en el plano I/omilla r, tI/la barriadll de 111 Bllrhillera (v.). neo y se prolonga hasta Doctor Jiménez
de 1928 formando parte del conjunto de ca- Draz a través de Algámitas. Se cruza con
lles resultante de la parcelación en 1923 del Se rotula en 1969 con el nombre común Palma del Río y confluyen por la acera de
solar entre el trazado ferroviario y las casas de dicho árbol. Se configura a partir de 1948 los impares Francisco Moraga y Amante laf-
de la Cooperativa Colonia de empleados. cuando la Asociación Sevillana de Caridad fón y por los pares Begonia. Se traza por pri-
Tiene acceso a Almirante Topete mediante reparte lotes de terreno entre "las familias mera vez en un proyecto de 1946, ajustán-
los soportales de las casas edificadas en necesitadas y sin vivienda~. Es una 'Ira pea- dose en parte al antiguo camino o callejón
1981 en esta avenida, Presenta calzada de tonal estrecha que termina en un espacio sin del Cangilón (desde Miranores a Palma del
asfalto y acerado de losetas de cemento. Sus nominar y sin urbanizar delante de la tapia Río) y el resto está abierto en la huerta del
viviendas son de una sola planta, en la ma- de protección del trazado del ferrocarril, mismo nombre. Hada 1959 ya se han le-
yorla de los casos de autoconstrucción. Su mediante el que se comunica por su derecha vantado los bloques pertenecientes a Pío XII
actividad comercia l es nula, ya que los servi- con l entisco. La pavimentación es de ce- en la acera de los pares, mientras que en los
cios se centran en calles adyacentes. [CM.) mento, con los husillos en el eje longitudinal impares sólo da la trasera de las viviendas
de la calle, y su alumbrado público de bácu- de Retiro Obrero. Hacia mediados de los
los murales. Las viviendas, de autoconstruc- setenta está configurada en su totalidad. Sus
ción, tienen baja calidad y sólo algunas se aceras están formadas por dos bandas, una
A L GA BA, cam jll ode1a. V. Don Fadrique. han mejorado en su construcción se les ha ° de losetas de cemento y la otra terriza y, al
levantado la segunda planta; la mayor parte igual que la calzada, presenta un mal estado
de las fachadas están encaladas. Es una vla de conservación; sus farolas son del tipo de
ALGA BEÑO, plazól del. D.m.: Nervi6rr, dp.: tranquila cuyos ve<:inos se encargan a diario báculo mural. La edificación es de una tipo-
41007, r.p.: O/lV. flllre Njño dt 111 Palmll y Mndm- de mantenerla limpia.U.C.J.) logia muy heterogénea. En la acera de los
quilo,tl! tI Polrgmrode Sil" Pllblo(o.). pares y hasta Crisantemo hay bloques de
cinco plantas en forma de H de la barriada
Rotulada en 1966 con el apodo del tore- de Pío XII y otros de la misma altura de una
ro José Carcfa Rodrlguez, nacido en La Al- A L GEBIBES, calle de los. Aparece en do· promoción de viviendas de renta limitada.
gaba (Sevi lla) en 1875, especialmente dies- cumentos de fines del s. xv y comienzos del En la de los impares se alternan los bloques
tro con la muleta y en la suerte suprema. Se s. XVI. Eri) una de las callejas de la Alcaice- de dnco con viviendas de autoconstrucdón
forma al construirse el barrio D del Pollgono ría existente junto a la Catedral (v. Hernan- de una, dos y tres plantas, algunas en mal
de San Pablo en los años sesenta. Tiene una doCo/6nJ. estado. Sólo en la acera de los impares hay
zona asfaltada central, abierta al tráfico des- locales comerciales de uso diario. El tráfico
de Niño de la Palma, uti lizada como apar- que circula resulta a veces poco fluido por
camiento. Desde Machaquito el acceso es A L GUACILMA YOR, calle del. Según Gon- encontrarse con frecuencia coches aparca-
peatonal, por escaleras a un nivel inferior al zález de Lron (las calles .. .), aparece en un dos e incluso subidos en la acera, lo que ha
de la plaza. Posee ajardinamiento hoy per- padrón parroquial de San Vicente. obligado a protegerlas con horquillas en
dido en sus partes laterales, con arbolado en algunos tramos. El descuido en general que
a1corques. Sus edificios son bloques de vi- presentan algunas fachadas y el mal estado
viendas adosados de cinco plantas, de color ALHAMA, calle. D.III.: SlIr, d.p.: 41005, r.p.: de la ca lle la caracterizan como vla divisoria
claro, con terrazas cubiertas y acristaladas. WllI. De plnUl del ¡rmml 11 Alclllde 1111111 Fmrd/lda., entre barriadas, considerada por ello como
Como mobiliario urbano hay dos farolas de r1r el ba"iod~l/lIlII:al (o.). tierra de nadie.U.C.J.]
pie, de ~culo. Es un espaCio apropiado en
sus zonas laterales para los juegos infantiles. Rotulada en 1965, su nombre re<:uerda
IM.C.C.I al afluente del Ebro que atraviesa las provin-
ciasde Soria, Logroño y Navarra. Vía de cor- ALHONDIGA, calle. D.m.: CAsco Auliguo,
tas dimensiones, a ella confluyen por la d,p.: 4JOO3, r.p.: 811V; 13111. De 111 collpuellcrll dt
ALCAM ITAS, ca lle. 0./11.: Mnmrtlln, d.p.: izquierda $egre y Alberche y por la derecha enollll y Sil/l/o Call1Ulla n Boleros.
4J008. r.p.: 42/11. De Doctor limena Druu Uererrn. Almar. Posee una unidad con Alcalde Juan
Fernández y con Esla. Su diferente rotula- Al menos desde el s. XIII se denomina
Se rotula en 1962 por la localidad sevi- ción responde a los distintos momentos en ca lle de la Alhóndiga, con ligeros cambios
llana del mismo nombre. Es de poca longi- que se fue abriendo esta calle. Su calzada en su grafra, al largo tramo comprendido
tud pero amplia. Está alineada con Alhelr y tiene pavimento de asfalto y acerado de lo- entre la iglesia de Santa Catalina y la plaza
ambas constituyen una vfa que comunica la setas de cemento, con arbolado de olmos, de San leandro, ya que allf se ubicaba la

64
alhóndiga de l pan, es decir, e l mercado y fue reedificada en 1492 y entonces la puerta po rta, bastante caótico por la inadecuación
l>6sito centra l de granos de la ciudad. El tra- principal pasó a la actual Almirante Apoda- del trazado de la vra a las caracterfsticas del
mo que va de San Le.;¡ndro a Boteros era ca. En el 5. XVI contaba con su propio tribu- tráfico rodado actual, como bien describe
conocido dur.;¡nte los siglos XIV y XV como na l de justicia. Alonso Morgado la describla Ferrand: "centro también condenado a la es-
calle de la Esparterfa, por la presencia en asl a fina les de la misma centuria: ~Para lo tridencia, con camiones que pretenden pa-
ella de estos artesanos, y más tarde, con tocante a la provisión de pan tiene en la sar, y pasan, por esquinas imposibles, ejer-
seguridad desde 1602 ¡>ero probablemente collación de Santa Catalina unas casas prin- ciendo el derecho de avasallar aceras en
antes, pasó a llamarse Tiro, desconociéndo- cipales, que de su nombre tomó el suyo la complicadas y lentas maniobras. Zona de
se su origen. En 1868 se acordó extender la ca lle del Alhóndiga, con sus patios yalho- bullicio por sus tiendas y bares, ¡)Qr la con-
denominación de Alhóndiga, por un lado, a [fes, y muy grandes salas altas y baxas, capa- fluencia de o tros barrios con esa arterIa con-
p.1rte de la antigua calle de Santa Catalina ces de todo el trigo, harina, cevada y de vencional que une el centro con la ronda,
(un carla tramo entre la iglesia y Gerona) y, cualquiera otras semillas, que en ella tam- tras no pocos recovecos" (Calles deSevillal.
por otro, a Tiro. En ocasio nes se ha afirmado bién se encierran por vla e l pósito, para la Pero no sólo registra movimiento y trán-
que otra antigua denominación de Alhóndi- provisión de esta gran ciudad, con una exce- sito de carruajes por la carga y descarga de
ga fue Mesones; sin embargo, se trata de una lencia que yo no he oydo de otra casa seme- mercancfas, sino que la Alhóndiga da lugar
adscripción errónea, que tiene su o rigen en jante de todo el reyno" (Historia de Sevi- así mismo a una serie de actividades: talle-
la existencia también aquf de albergues y lIa...l. En el s. XVII la armería de la ciudad se res de artesanos, posadas y fondas para los
posadas y en su proximidad a la antigua Me- trasladó desde la Torre del Oro a unas salas arrieros, etc., pero de todas ellas puede de-
sones (hoy, primer tramo de Cabeza del Rey de este edificio, y todavfa se conservaba un cirse que las más importantes derivan de
Don Pedro)_ despacho de pólvora y municiones a media- que, al menos desde e l s. XIV, Alhóndiga fue
La calle presenta un marcado trazado dos del s. XIX. En el último tercio del siglo designada, junto con la plaza de San Fran-
norte-sur y es considerada como parte del pasado [a Alhóndiga perdió su funcionali- cisco, como lugar de concentración de las
CiJrdo maximus de la Hispalis romana, inte- dad como mercado de abastos de la ciudad bestias de carga que entraban en la ciudad,
gmdo por Abades, Corra l de l Rey, Cabeza y se realizaron distintos proyectos de reutili- y no sólo las que all í se dirigían a descargar;
del Rey Don Pedro y Alhóndiga, que termi- zación, como el de una escuela pUblica alll se encontraban los mesones de 105 mu-
naba en la puerta de la muralla romana a la (l880) o una casa de socorro (1891), y en los de alquiler, se vendla la paja, se trasqui-
altura de Santa Catalina; este eje fue poste- ocasiones fue uti lizada para dar alojamien- laban las bestias de carga o se procedía a su
riormente prolongado hasta la puerta de la tos a familias que hablan quedado sin vi- herraje; y todo ello en plena calle, ocasio-
Macarena a través de Bustos Tavera y San vienda tras una riada (1875); finalmente se nando una gran animación y bu ll icio, pero
Lu is_Alhóndiga se configura pues como una decidió levantar en su lugar e l Palacio de al mismo tiempo reiteradas quejas de los ve-
vra larga, proporcionalmente estrecha, con Justicia, cuyas obras se dieron por fina liza- cinos, que velan incluso taponado el acceso
frecuentes entrantes y salientes, resultado de das en 1907. Tras el traslado de éste, a fina- a sus viviendas, y el Ayuntamiento dicta
proyectos de alineación no culminados. En les de la década de 1960, el edificio estuvo prohibiciones que en poco deberlan ser tes-
la década de 1930 fue abierta la calle Juan largo tiempo vado, llegando a ser popular- petadas: ~ Acordose .... teniendo presente el
de Mesa (v.l, que alteró sustancialmente la mente conocido como el ·palacio de 105 ga- perjuicio que se sigue al público, en las car-
perspectiva de esta vía en su primer tramo, tos·, dado el estado de abandono en el que gas de paja que para su venta se ponen en la
al dejar exenta la iglesia de Santa Catalina_ quedó; actualmente ha sido rehabilitado y calle Alhóndiga, y de las esquilas que conti-
Es cruzada por Descalzos y connuyen en alberga la Hemeroteca, el Archivo Munici- nuamente se hazen en ella de cabalgaduras,
ella, por la acera de los pares, Almirante pal yel Archivo Provincial. y para evitarlo, se pregone que con ningún
Apodaca y Dormitorio, y por la de los impa- El incesante paso de carros y carretas pretexto se ponga ni venda en dicha calle
res, Juan de Mesa, Almudena y la plaza de que iban a descargar a la Alhóndiga exigfa Alhóndiga carga alguna de paja, sino en la
San Leandro. Antaño contó Alhóndiga con una continuada atención a su empedrado. plazuela de este nombre, ni que tampoco se
adarves y callejones, a los que frecuente- De 1424 hay noticias de un burdo sistema hagan esquilas de cavalgaduras en ella ni en
mente se alude por la acumulación de es- de pavimentación a base de cascotes y es- las puertas de los mesones, si no es dentro
combros e inmundicias, y desde finales del combros: auía fecho echar con sus ames e
N de los mismos mesones y en la plazuela del
s. XVIII son frecuentes las peticiones de 105 bestias en la calle de la dicha Alfondiga para Carvón ... ~(Sec. 10, 1751, f. 91 v".l. Esta po-
propietarios de las casas colindantes para adobo della, por [a mucha agua e lodo que blación transeúnte y habitual de la Alhóndi-
ocuparlos. De ellos, sólo se ha conservado en la dicha calle se fasian , contia de tresyen- ga se caracterizaba por su carácter penden-
la barreduela de Doña Juana Ponce (v. Al· las e setenta cargas de rripio ... ~ (Sec. 16, ciero, y ya Mateo Alemán los tomaba como
mudena); los restantes se han l>erdido, tales 1423, núm. 85); en 1502 se elevó una peti- punto de referencia de vagabundos y gentes
como el callejón de Camello (v.), cuyo pro- ción para que se empedraran Tiro y Alhón- de mal vivir: "iOh, si valiese algo para con-
ceso de ocupación está bien documentado, diga, petición a la que siguieron otras mu- sumir otro género de fieras!. Estos, que lo-
o el de Torquemada, del que constan refe- chas, pero todavfa a principios del XVII se mienhiestos y descansados andan ventole-
rencias deis. XVII, u otros, de los que resulta volvió a Nhenchir de cascotes y arena". Más ros, desempedrando calles, trajinando al
dificil rastrear su historia, ya que ni siquiera tarde se suceden distintos acuerdos munici- mundo, vagabundos, de tierra en tierras, de
poseen nombre propio, y se alude a ellos de pales para empedrarla, que ahernan con barrio en barrios, de casa en casas, hechos
forma genérica como "u na callejuela angos- protestas del vecindario y usuarios de la Al- espumaollas, no siendo en parte alguna de
ta~; Santiago Montoto menciona asimismo hóndiga sobre el estado de deterioro de la ningún provecho, ni sirviendo de más que
Matauri como adarve de Alhóndiga. pavimentación, tal como lo denunciaba la --como los arrieros de la alhóndiga de Sevi-
La ubicación de la alhóndiga ha marca- prensa en 1854 al recoger la noticia de que lla-de meter carga para sacar carga, llegan-
do la historia de esta calle, caracterizada por los mozos de las posadas de Alhóndiga y do y trayendo mentiras, aportando nuevas,
el continuo tránsi to de carruajf><;, por la l>er- Mesones estaban reparando 105 baches del parlando chismes, levantando testimonios,
maoente ocupación de la vfa con mercan- pavimento "porque los trajineros se iban a poniendo disensiones, quitando [as honras,
efas y animales y por la existencia de "pesa- otras posadas por no atravesar aquel despe- infamando buenos, persiguiendo justos, ro-
das y mesones ~ de mulos. Las alhóndigas ñacarros" (El Porvenir, 30-XI-1954). No deja bando haciendas, matando y martirizando
eran construcciones tlpicas de las ciudades de ser significativo también que en 1859 sea inocentes" (Guzmán de AI(arache).
andalusfes cuya función era la de servir de ésta una de las calles seleccionadas para El desmantelamiento del mercado de la
almacén y mercado de los principales pro- realizar pruebas del nuevo pavimento de Alhóndiga ha supuesto la pérdida de buena
ductos de consumo, y de todas ellas la más asfalto. Ya en el s. XX ha sido objeto de va- parte de la vitalidad y actividad de esta ca-
importante fue siempre la alhóndiga del pan. rias reformas de su pavimentación, pues lle, aunque todavra en 1900 Laffón la recor-
la de Sevilla continuó tras la Reconquista, continúa resintiéndose del trasiego que so- daba como "pululante, con sustiendeciltas,

65
CroclUIS dt· /.IS cal/es AIIIÓfl(It¡;.¡ y Alm;r,mle A/J(JCbca
.mItOS de /,¡ apl'I'wra de Jwn de M<.'SiI (/907J
F,Kh,wa de/Illllcond l/Q en la esf/UlfI,J deAIMndi¡;.¡
con (;erofl.l
IJ.lrrooUl.'¡a ¡/(. 1" pJa;u de b AI,an~"

PI.InI.J del des.lp;¡'OCIC/Q con\'t'lllo del Pdpu/o, en


Alm•• m.l

sus mesones, sus gentes aranadas y trajine- cubiena de albero y con arbolado de brachi-
ros· (Se villa del buen recuerdo). Actualmen- chitones. No presenta acceso a viviendas,
te el centro de la actividad comercial del los edificios que se ubican en ella son las
barrio ha pasado a Francisco Carrión Mejf- fa chadas posteriores de los que tienen entra-
as, via de nueva formación, mientras que en da por Cerbatana y Marruecos. Unos mar-
Alhóndiga se conservan comercios más tra- molillos en su inicio y extremo define n su
dicionales y en decadencia. En cualquier uso peatonal. IF .S.s.]
caso, esa actividad comercial y artesanal se
concentra en el primer tramo, hasta la plaza
de San Leandro, mientras que en e l segundo ALIA NZA, p laza d e la. D.IIJ.: Casco Antigllo,
es prácticamente inexistente. Cabe hace r Caro y ¡OII-
d.p.: 41004, r.p.: 18//1, IV. Elllre Rodrigo
mención de la pervivencia de un tradicional qUÍlI Romero Mllfubc.
cine de verano, con su rachada pintada de
un color verde llamativo. Desde el s. XVI y posiblemente antes era
En conjunto, las edificaciones son vi- conocida como plaza o calle del Pozo Seco
viendas de carácter modesto y alternan las por e l que allf existió; en 1845 fue incorpo-
unifamiliares de patio, de tres plantas, de la rada a Rodrigo Caro hasta 1868 en que se
segu nda mitad del XIX, con las casas de es- rotuló con su actual denominación por una
calera del primer tercio del XX; en las proxi- fábrica de tejidos allí instalada. Barredue la
midades de la plaza de San Leandro se está más que plaza, pues, te nia una sola entrada.
procediendo a la sustitución del caserío pri- y presentaba ya en el plano de Olavide
mitivo por casas de piSOS de cuatro plantas. (177 1) la forma de recMngu lo irregular recti-
Merece destacar la núm . 53, de dos plantas ficado por las alineaciones de finales del s.
y áticos con vanos, recientemente rehabili- XIX y principios del XX. Estaba próxima al
tada y, lógicamente la iglesia de Santa Cata- arquillo del Sacramento que la separaba de
lina, que desde la apenura de Juan de Mesa Rodrigo Caro. La apenura de Joaquín Rome-
ha quedado exenta e incluso un tanto dis- ra Murube en 1961 ha transformado su tra-
tante de Alhóndiga. Santa Catalina es una dicional fisonomía por cuanto ello exigió la
iglesia mudéjar de tres naves, del s. XIV, que demo lición de varios edificios adosados a la
ha sido objeto de importantes reformas a lo muralla del Alcázar, creá ndose una amplia
largo de los siglos, e incluso su portada no pla za en el espacio de las actuales y conser-
es la original, sino que procede de la iglesia vando e l resto su antiguo trazado. Confluye
de Santa Lucra, también mudéjar, desmon- Joaquín Romero Murube y la at raviesa Ro-
tada en 1930. d rigo Caro. Presenta un desnivel entre am-
A pesar de su larga historia, hay escasas bos tramos, salvado por varios escalones. El
referencias a personajes ilustres que aUr pavimento está formado por adoquines y
vivieran, ta n sólo al presbítero Rodrigo de cantos rodados. Posee iluminación e léctrica
Cervantes, en el s. XIV, y al poeta Juan de desde 1941 y luce farolas adosadas. El espa-
Arguijo. Como parte de la principa l vía de cio exterior, de forma cuadrada, presenta
acceso desde Córdoba, fue recorrida por co- una fuente en el centro que te da carácte r de
mitivas regias que, entrando a la ciudad por plaza separada. El espacio interior de la an-
la Puerta de la Macarena, se dirigfan a la Ca· tigua barreduela. forma una placita recoleta
tedral o a los Reales Alcázares; de ellas cabe con un caserlo de aspecto tradicional de dos
mencionar la del rey Fernando e l Católico y tres plantas que está siendo parcialmente
en , 508, la de la infanta Isabel de Portugal renovado. Algunos edificios conservan los
cuando vino a casarse con el emperador azu lejos de numeración de Olavide. Está
Ca rlos 1, o la del plopio emperador unos rodeada de naranjos en alcorques. Tiene
dfas más tarde. U.C.V.] func iones residenciales. Es uno de los rinco-
nes más bellos del barrio de Santa Cruz, des-
de donde se conlempl a una magnífica vista
de la Giralda. En alguna ocasión se han cele-
ALHONDfGA, ca1/e. V. Almudena. brado conciertos y exposiciones y en una de
sus casas tiene desde hace años su estudio el
pintor-torero noneamericano John Fulton. El
ALHONDfGA, pf{/Zfl de fa. V. Almirante conjunto cobra una gran belleza por la pro-
Apodaca. ximidad de la muralla del Alcázar viéndose
muy frecuen tado por los turistas que se d iri-
, , I AUIONDlGU/LLA, ca /k La Cit,1 Gonzá-
fez de León /1..as calles .. .) en la col/ación de
gen de la zona monumental al barrio deSan-
la Cruz. ¡S.R.B.)

fa Magdalena.
ALICANTE, ca/fl:. Calle desap,lrecid,1, en 1.1
barriada de fa Dársena (v.). Iba de la avenida
ALHUCEMAS, ca.lle. D.m.: MII((Irellll. II.p.: de Caria a Coheterf,l, hoy San Vicente de
41015, r .p.: 33/11. Dt MarrutcflS 11 Alcllzarquivir, 1'11 Paú/o Se derribó en 1977. Fue ro/u l,1da en
/11 bimilldll de Sa" {I:r6/1iIll0 (v.). 1935 pores/.' ciudad valenci.1na./), M.L.M.J

Rotulada en 1974 con el nombre de es-


tas islas situadas frente a las costaslllarroqur- ALISIOS, calle. D.m.: Sur, d.p.: 41012, r.II.:
es. De trazado recto, no posee p.1Vimento ni 64/IV. Ck IIlJf'lIida de la Palmera a Sall Alllollio
acerado, pues se encuentra en su totalidad Marra Clam,tl! el Sedor Sur (IIJ.

66
Como otras calles de esta barriada, fue A LMAD EN DE LA PLATA, call e. D.m.; Rotulada en 1976, hace referencia a la
rotulada en el año 1962 con un nombre de Macl/re/la, d.p. 41008, r.p. 43/1/1. De Miraflores a persona que se ocupa en el ejerCiCio de la
viento: los alisios, que soplan regularmente Cllrrdera de Ca rmoua. red o cerco de redes para la pesca de atun.
de la zona tórrida. Hasta entonces se deno- De trazado recto y uso peatonal, se desarro-
minó 9 de este con junto residencial. Forma- Se rotula en 1964 por la local idad de la lla en dos tramos idénticos, separados por la
da en los afias cincuenta de nuestro siglo, al Sierra Norte de Sevilla del mismo nombre. zona de aparcamiento de Fontaneros, que la
urbanizarse en forma de ciudad jardln una En el plano de 1962 aparece como General cruza perpendicularmente. Tiene acerado
parle de los terrenos donde se asentó la Ex- Marvá por extensión del de la ca lle próxima de cemento, iluminación con farolas adosa-
posición Iberoamericana de 1929, es de tra- sin que exista otro documento que lo confir- das a las fachadas y espacio central ajardi-
zado recto. Está atravesada perpendicular- me. Su trazado se hace entre 1959-60 en los nado con parterre, arbolado y juegos infanti-
mente por Periodista Ramón Resa y en su la- antiguos terrenos de la fábrica de vidrios La les. Los edificios, de cuatro, siete y nueve
do de los pares termina Terral. Asfaltada y Trinidad, que a su vez se ubicaba en lo que plantas, no presentan en su distribución si-
con acerado de cemento con zonas terrizas fue la laguna de los Patos o Cascageda (Cas- metría en ambas aceras. Su función es ex-
bordeando la calzada, está flanqueada a cajeda), sobre la que hay numerosas refe- clusivamente residencial. [F.B.5.)
ambos lados por viviendas unifamiliares rencias escritas desde e l siglo XVI hasta las
exentas, de una o dos plantas, con diversa ti- primeras décadas del XX. En '574 el Ayun-
pología, pero todas ellas de una gran cali- tamiento la permuta al convento de la Trini-
dad de construcción y de vida: con su ajar- dad por las aguas de la fuente del Arzobis- ALMAGRO, avenida. V. Marfa Luisa.
dinamiento y su verja de cierre como nota po . Los padres trinitarios con el propósito de
unificadora. Su parle fin al, en e l lado de los cegarla solicitan a la Corporación en 1739
impares, está formada por la fachada trasera que se conduzcan a ella a todos los azaca- ALMANSA, calle. D.m.: Casco Antiguo, d.p.: .
de la Residencia de Pensionistas que tiene nes desde la puerta Osario, del Sol, Córdoba 41001,: 12//11; 17/1. De Sn/!/as Patrollas al paseo de
su entrada principal por Padre Mediavilla: y de la Macarena y descarguen allí los es- Cristóbal Coló/!.
un edificio de cinco plantas con fachada de combros. La labor de relleno se dilató hasta
color blanco, rodeado de zona peatonal y el primer tercio del presente siglo. En otras El primer tramo, hasta Pastor y Landero,
ajardinada. En el acerado se disponen las ocasiones las referencias hacen mención a parece que se denominó Cestería desde el s.
farolas de pie de alumbrado publico y un su insalubridad y pestilencia cuando las XVI y Real de la Cestería, aunque es dudoso.
nutrido arbolado que da a la calle una nota aguas alcanzaban su mínimo nivel. Para En 1859 se le cambia por el de Gever, a
singular de belleza: en la acera de los pares Hausser (Estudios médico-topográficos ... ) quien se consideraba, erróneamente, autor
una linea de naranjos y otra en la de los era uno de los focos más infecciosos de la de la Giralda. En 1867, al formarse el segun-
impares, con brachichitones en su tramo fi- ciudad y urgía su desaparición . Por último, do tramo, se le da el de Almansa, en memo-
nal. Su lunción es residencial. [M.s.s.) la laguna debía de ser lugar de diversión ria de la batalla celebrada en dicha local i-
para los niños de los alrededores, ya que en dad, en 1707, durante la Guerra de Suce-
1912 hay una orden expresa de que se vigile sión, con victoria de las tropas de Felipe V.
y se evite que se bañen en ella. Algunos La parle más antigua es el primer tramo indi-
ALJA RAF E, plaza. D.m.: Su r, d.p.: 41005, r.".: años antes de su desaparición estuvo cerca- cado. Por su denominación debió ser el eje
54/111. ElIlrcavenida RmUÓI! y Cajal, Presidente Die· da y debía haber numerosas ranas, según del barrio, aunque también lleva el mismo
goMar/ÍnCl. Barrios,/gueldo y Tibidabo, el! barrio de/ cuentan los vecinos más antiguos del lugar, nombre otra perpendicular, la actual Gale·
Plau/inar(v.). cuyos cantos les acampanaban en las no- ra. Hacia mediados del s. XIX se construye
ches de insomnio de verano. una manzana de casas entre la Cárcel del
Rotulada en 1962, debe su nombre a la Es una vía recta, amplia, con calzada de Pópulo y la calzada de la Puerta de Triana o
comarca sevillana a escasos kilómetros de la asfalto, aparcamientos de hormigón y aceras Alamedilla; la calle resultante se llamó Al·
capital. Es una plaza triangular en cuya zona de baldosas de cemento. Se le instala el mansa, denominación que se extendió al
central se han edificado viviendas y la pa- alumbrado pública en 1971 y actualmente tramo primitivo, ¡armando asl una sola vía.
rroquia del barrio. Constituye la unica zona es de farolas de báculos. Sólo confluye en En éste desemboca Galera, cuyo primer tra-
verde del mismo y concentra en sus laterales ella la Rosaleda. En su edificación hay una mo, denominado entonces Rositas, desapa·
servicios como colegio, farmacia, etc. En los gran variedad desde la casa popular de auto- rece hacia 1858, quedando como recuerdo
años 90 sus aleda nos han sido objeto de una construcción, con o sin jardín, de dos y tres un callejón sin salida; luego está cruzada
fuerte polémica entre vecinos y Ayunta- plantas, a los bloques entre medianeras de por Pastor y Landero, y al final confluye en
miento por la recalificación de los terrenos. cinco y otros de uso industrial exclusiva- ella la de Genil. Ambos tramos presentan
[C.M.[ mente, entre los que la actividad predomi- caraderísticas distintas. El primero es más
nante es la relacionada con el automóvil. Es estrecho e irregular a pesar del proceso de
una vra de mucho tránsito tanto de personas alineación experimentado desde fines del s.
como de vehículos por las actividades que XIX; cuenta con alguna casa historicista y
ALIEBlBES, calle de los. V. Algebibes. concentra y por los sectores de la ciudad regionalista como la de esquina con Galera,
que comunica; esta función aparece reforza- de Anibal González, y la de esquina a Pastor
da en el P.G.O.U. de 1986, donde se pro- y Landero, de Juan Talavera. El segundo es
ALJOfAREROS, m lleja de los. Según un yecta el ensanche de la calle General Marvá más amplio, a lo que contribuyen también
libro ele visitas del Salvador de /500 era una para prolongarla hasta Cruz Roja y Manuel los soportales laterales del mercado del Are-
calleja .1ngosta que estaba en las Gradas, par Villa lobos a través de Albaida. U.c.J.) nal. La instalación en éstos de oficinas mu-
lo que es posible que formase parte de la nicipales, como las de Estadística yde Quin-
Alcaicería. tas, ha hecho que esta calle haya sido visita-
ALA1ADLA, calle. Esluvosituada en la desa- da por generaciones de sevillanos. Aquf
p.1fecida barriada suburbial del Sama AnRel tuvo su fachada principal el desaparecido
(v.) . Rotulada en /969. Sus edificaciones convento del Pópulo (v. Pastor y Landerol.
ALMACEN DEL REY, acera del. V. Segura. fueron demolidas. [A.C.T.S.)

ALMACENES, calle de los. Figura citada en ALMADRAB EROS, calle. D.m.: MaCl!UlIa,
un documento de 17 1J, en la col/ación de d.".: 41015,: 341/1. De Ta/abarteros a Snliul?l'os, en la ALMANZOR, calle. D.m.: Estr, d./I.: 41016,
San IIdefonso. fmrriada de Pino Monlallo (v.). r.p.: 57/t y 5lflll. De carret!'ra de :x'ViIla Q Malaga y

67
Grlwada a Estaca de Vanos, 1'11 barriada Tarreb/allca de la ciudad. Hasta entonces se denominó algunos vecinos han optado por poner hor-
de los (a,los (u,. Gaya. Trazada al parcelarse los terrenos de quillas frente a su casa. U.CI.!
la barriada de Bellavista. De forma recta y
Rotulada en 1962 con el sobrenombre, 400 nl. de longitud. cruza Miguel Angel,
cuya traducción significa ~EI Victorioso~, del Alvar Negro. Enamorados y laguna; en su
caudillo hispanomusulmán Ibn Abí Amín, lado de los pares nacen Neptuno, Espejo y ALMERlA, calle. Calle cleS.1p.1recida, en la
muerto en 1002; con anterioridad se deno- Cristo. Asfaltada y con acerado de cemento barriada de la D,irsena (v.). Iba c/e la avenida
minaba Macarena, 'Hlnque no parece que en regolar estado de conservación y limpie- de Caria a Cohe/eda, ac/ual 5.1n Vicente cle
tuviera reconocimiento oficial. Zona de la- za. Sus edificaciones son viviendas unifami- Paú/o Se demolió en 1977 y (ue rotulad.l en
bor perteneciente a la Hacienda el Rosario, liares de una y dos plantas, con terrazas y 1935 por la ciudad and.l/uz,l. (j.M.L M .'.
las primeras parcelas empezaron a edificarse rematadas en azoteas, y con fachadas blan-
en torno a 1958. Es recta yen ella se inicia la queadas. en ladrillo visto o con azulejos
calle Virgen de la Capilla. Tiene estrechas serigrafiados. Su función es residencial. ALMEZ, callcjó lI del. V. Doctor Marañón.
aceras enlucidas y calzada asfaltada . Carece Como mobiliario urbano hay cinco papele-
de arbolado y la iluminación procede de fa- ras ydiez contenedores. [M.S.S.)
rolas tipo báculo adosadas a la pared. Predo- ALMIRANTAZGO, calle. 0.111.: Casco Anli-
minan las casas unifamiliares, de autocons- gl/O. d.p.: 4J001, r.p: 18/11/. De aV/!ujda dI' la CansO-
trucción y de dos plantas, dedicando, en al· IIIcióll a /a COIIPIlf!/ICia di Arfo y Dos dI' Mayo.
gunos casos, los bajos a cochera. Con el pa- ALMENAS, calle de. Según Santiago Monto-
so del tiempo se ha mejorado su aspecto ex- lo, aparece cilada en un<1S cuenlas de 1575, la calle actual está formada por dos es-
terior con losetas decorativas, azulejos, la- posiblemenle en la parroquia de San Román. pacios que durante siglos estuvieron dife-
drillo visto, etc. De uso fundamentalmente renciados: el inmediato al Postigo del Aceite
residencial, hay un taller. IF .5.J.) y el tramo que desde la avenida de la Consti-
ALMENDRO, calle. D.m.: Este, d.p.: 41016. : tución llega hasta Tomás de (barra. El prime-
57/11. Dt Piuo a Nogal. eu la barriada de Torreblauca ro se ha tendido a identificar con el nombre
de los Cmios (v.). del citado postigo, pero más como elemento
ALMAR, ca lle. D.m.: Sur,d.p.:41ODS,r.p.:60{JI. de relerencia que como nombre propio de
De AllumUl a Tmubrt,tll el barrio del J¡mC/lI fvJ. Rotulada en 1962 con el nombre común dicho espacio, al menos hasta el S. XIX. No
de este árbol. conforme alterna selecciona- obstante, de forma ocasional se la ha cono-
Rotulada en 1965, debe su nombre al do para las calles del conjunto de viviendas cido con nombres propios, asl plaza de las
afluente del Tormes que pasa por las provin- del Real Patronato. De conformación recta y Carnicerías de los Abades. El plano de 0101-
cias de Salamanca y Avila. Vfa de pequeñas escasa longitud. posee acerado de cemento vide (1771) Y Gónzalez de león ( 1839) son
dimensiones con calzada de asfalto y acera- y chinos en mal estado, pavimento de asfal- las únicas referencias, ya que otros docu-
do de losetas de cemento, con arbolado de to e iluminación con faro las adosadas a las mentos coetáneos o próximos siguen alu-
olmos, aligustres, naranjos y robinias. l a ilu- fachadas. los edificios, que se disponen ce· diendo al nombre del postigo. Un plano de
minación se lleva a cabo por farolas de bá- rrando un patio interior, son de cuatro plan- 1869 la denomina plaza del Aceite. Esta
culo de pared. la acera de los pares tiene tas sin balcones y se ubican únicamente en denominación se debe a que por el mencio-
edificaciones de cinco plantas con fachada la acera de los impares, pues en la de los pa- nado postigo entraba todo el aceite del Alja-
de ladrillo y la de los impares, bloques de res se desarrolla el lateral de la galerla co- rafe y en esta calle estaba el mercado al por
igual altura, pintados de amarillo. Sin activi- mercial y nace Ciprés. [F .B.5.1 mayor y menor de este articulo desde los
dad comercial, tranquila y silenciosa a pesar siglos medievales, de gran importancia en la
de su proximidad con el eje divisor del ba- economía de la ciudad. El nombre de
rrio. [C.M.I Carnicerfas responde al hecho de que aquí
ALMENILLA,pl/erln de In. V. Torneo. se encontraban las particulares del Cabildo
Catedral, en el conjunto del desaparecido
ALMAZAREROS, calles. D.m.: Macare/ra, Colegio de San Miguel. Según González de
d.p.: 41OJ5.: 3.,/11. Deavt!/Uda Pilla MOlllalloa FO/l- ALMENSILLA, calle. D.m.: Macarena, d.p.: león, y tras él otros autores, se llamó tam-
tallt'rtlS,ellla barrjada de PilloMo/ltaoo (uJ. 4JOO8, r.p.:42/1I. De Doctor ¡i/lltll"': Día~a Utmm. bién de San Andrés; sin embargo, la plaza
de este nombre no pudo estar aquf (v. San
Rotulada en 1976. hace referencia a la Se rotula en 1962 por la localidad sevi- Andrés).
persona que tiene a su cargo una almazara o llana del mismo nombre. Es de poca longi- Por lo que se refiere al otro tramo de la
molino de aceite. De trazado recto y uso tud pero amplia, a lo que contribuye la rela- calle, desde el 5. XV se alude a ella diciendo
peatonal. posee aceras de cemento yespa- ción que hay entre su anchura y la altura que es la que va desde el Postigo del Aceite
cio central con zonas ajardinadas de parte- predominante de 105 edificios. Aparece por hasta Gradas, por tanto. sin nombre propio.
rre y arbolado, bancos y parque con juegos primera vez trazada en un proyecto de orde- aunque en alguna ocasión se la identificaba
infantiles. El alumbrado público se realiza nación de 1946. Hada 1959 se encontraba con la vecina Vitoria y Cuernos. En el plano
por medio de farolas de báculo adosadas a construida la mayor parte de la acera de los de Olavide aparece como Alfoll, por el al-
las fachadas. los edificios de cuatro, siete y pares y algunas parcelas de los impares, y en macén central de sal ubicado en ella, por lo
nueve plantas. no presentan en su distribu- los años sesenta se acaba de ocupar casi en menos desde el S. XIV. En 1839 se le asigna
ción simetrla en ambas aceras y adoptan su totalidad. Actualmente sus aceras se en- el nombre actual, en recuerdo de la existen-
una !rnea quebrada. No tiene eslablecimien- cuentran en mal estado y casi al ras de la cia del tribunal o juzgado del Almirante, asi-
toscomerciales.IF.B.S.1 calzada. que es de asfalto y está mejor con- mismo situado en esta calle. esquina a la ac-
servada; la vla se ilumina mediante báculos tual avenida, también desde los siglos me-
murales. Predomina la casa popular de auto- dievales.
construcción con las fachadas muy cuida- Ha sido y es una calle de trazado irregu-
ALMENAS, calle. D.m.: Sur, d.p.: 410J4, r.p.: das. de dos y tres plantas. Tiene muy pocos lar a pesar de las reformas. Inicialmente era
n /Iv; 72111. De Panrp/cma a MtsOlIl'S, trI la /.lorriada locales comerciales y el tráfico rodado la más larga, ya que ocupaba parte de la citada
de Btllavista (vJ. utiliza como salida desde lIerena hacia avenida, hasta que en la década de 1920 se
Doctor Jiménez Dlaz. ya que la primera tie- lleva a cabo la reestructuración de la zona y
Rotulada en 1950 con este nombre, ne cerrado su último tramo. Es frecuente ver se le da la dimensión actual. Coincidiendo
desaparecido ya entonces del casco antiguo las aceras ocupadas por coches, por lo que con dichas reformas desaparece la barredue-

66
Merc.u/Q .'11 tI/mir,lrlw"so,.' '''M/es de/5. x/x
AnrislIo P,ll,le;o (/c JII~lic;J. hoy sede de los ;'rch,vm !'.1Utt;C;P.l/ e H'5'órico Pro\'IIICr.l/,
Cf1 ... Imir,mre Apod.1Cil

la del Alfoli, que exislfa en la acera izquier-


da. La de los pares ha experimentado en el
presente siglo importantes cambios: sufre un
retranqueo de las fachadas del primer tramo,
quedando mucho más ancha que en los
siglos precedentes y todas las construccio-
nes de la misma pertenecen a las décadas de
los sesenta y setenta. Hoyes una calle relati-
vamente ancha, de la que parte Tomás de
¡barra, por la izquierda, y un pasaje comuni-
ca, por la derecha, con la plaza del Cabi ldo,
pero su forma es quebrada, compuesta por
tres tramos en ángulo recto. En cuanto a sus
dotaciones, hay noticias de que estaba em-
pedrada en el s. XVII y adoquinada a co-
mienzos del s. XX; hoy está asfaltada. Salvo
en el primer tramo de los pares en que la
acera es bastante ancha, en general son es-
trechas y a veces apenas puede caminar por
ella una persona. En la parte ancha existen
varios naranjos.
Desde siempre ha tenido una función
eminentemente comercial, como se ha indi-
cado anteriormente, al ubicarse importantes
centros de esta naturaleza: mercado de la
sal, del aceite, carnicerfas, etc. El Alfolf esta-
ba en la esquina de la avenida, y la última
reparación importante que sufrió es de 1724;
Santiago Montoto alcanzó a conocerlo con-
vertido en corral. También estuvo la Aduana
entre 1520 y 1587, aproximadamente. Por
todo ello no es raro que se concentrasen
aqui en los siglos XVI y XVII los arrieros con
sus animales, en espera de que sus servicios
fuesen requeridos, a pesar de las prohibicio-
nes. En el s. XVIII se alude a puestos diversos
(panaderos, lecheros) y en el s. XIX ya existe
un mercado diario de artlculos de subsisten-
cia, que se desborda por la inmediata Arfe;
los rigores de la estaciÓn veraniega se miti-
gaban mediante toldos. Aunque desde los
años de 1870 hay intentos por erradicar este
mercado, no se consiguió hasta la construc-
ción del mercado del Postigo en este siglo.
En la actualidad, salvo Correos, cuya facha-
da lateral domina una gran parte de los
impares, y una entidad bancaria, los bajos
de las casas de esta calle están ocupados
exclusivamente por bares y tiendas de ali-
mentación, manteniendo asf el recuerdo de
a<luella actividad decimonónica; algunos de
dichos bares tienen mesas en el espacio pú-
blico. Llama la atenciÓn la carnicerfa inme-
diata al Postigo. En cuanto a la ca lzada, los
ángulos muertos originados por su trazado
quebrado están aprovechados como apar-
camientos. La proximidad de Correos y el
ser vla de comunicación con el Arenal hace
que tenga un tráfico bastante intenso, sobre
todo por las mañanas. El ambiente estudian-
til que tuvo en los años sesenta lo ha perdi-
do; sin embargo, en Semana Santa es un
punto especial de concentración, por las
numerosas cofradlas que pasan por el Posti-
go, y por la afluencia a los bares de las gen-
tes que están en las ~si ll as" de la avenida.
De su pasado sólo quedan dos reslos: la
puerta o Postigo del Aceile, perteneciente a
la muralla del periodo almohade y reforma-
da en 1573 por BenvenuUo Tortello, a cuyo
momento corresponde el bello relieve con

69
el escudo de la ciudad existente en su parte consecución del proyectado ensanche de carga de aquella mercancfa, impidiendo el
interior; en las jambas se conservan dos fus- Almirante Apodaca llevarla a la prensa en tránsito plíblico e incomodando de una ma-
tes de columnas con sendas canales para 1934 a calificar esta vla como "el tubo de la nera tal como cualquiera podrfa conocer,
encajar los tablones que reforzaban la de- risa" (ABe, 31-VII·1934). En 194 L 1947 Y atendiendo al gran pasage que ocasiona la
fensa de la puerta en los momentos de des- 1949 se insistirfa en este proyecto de refor- confluencia en aquel sitio de una porción de
bordamiento del rfo. El otro es la capillita ma interior y ensanche, sin resultado alguno. calles principales ... lo que no puede tolerar-
barroca adosada a dicha puerta, dedicada a Actualmen te posee un trazado rectilíneo en se es que queriendo los denunciados car-
la Inmaculada Concepción, por una her- la acera de los pares, mientras que es muy gueros evitar los choques continuos deltrán·
mandad, de cuya existencia hay notici,ls por irregular en la de los impares. Posee calzada sito, se aproximan a laS aceras, e inutilizan
lo menos desde el s. XVIII; coincidiendo con de asfalto y aceras de losetas de cemento de completamente las puertas de los estableci-
su festividad se celebraba una velada en esta desigual anchura y se ilumina mediante fa- mientos públicos. El Porvenir, 19·IV- T 857).
ca lle durante el primer tercio del presente rolas de báculo adosadas a las fachad as en Asimismo, mientras estu vo allí situado,
siglo.IA.c.r.5.r los pares yde pie en los impares. el Palacio de Justicia contribuyó a hacer de
En su edificación predominan las casas ésta una calle de encuentro e intenso movi-
de tres plantas, la mayor parte de ellas deso- miento peatonal y dOló de particular anima-
cupadas en los pisos superiores, si bien en el ción a los bares situados en sus proximida·
ALMlRANTE,callc. V. Almirante Lobo, tramo final se ha procedido a su sustitución des. Hoy mantiene las funciones de tránsito
por nuevas viviendas de cuatro plantas. Es y de encuentro, as! como la comercial. El in·
de destacar la pervivencia en el núm. 7 de la tenso tráfico rodado, particularmente el de
ALMIRANTE APODACA, calle. D,III.:Cas· antigua Posada del Lucero, monumento his- transportes públicos, pone de manifiesto su
co lI/1tiguo, d.p.: 41003,: SI/V. De la COllflul!lI(Ía dI! tórico-artfstico; la posada es un edificio de ya escasa anchura y entorpece el tránsito
DOIia Mari{/ Coronel, plaZJI de San Pedro y p/aZJI del dos plantas organizadas en torno a dos pa- peatonal en una calle eminentemente ca·
Cristo de Bllrgosllla de IIlllóndiga y IWIII de Mesa. tios, en el primero de ellos se conserva el mercial, en la que todas las plantas bajas es·
pavimento de adoquines para la entrada de tán ocupadas por establecimientos de diver·
Durante el s. XVII y buena parte del XVIII carruajes y posee galería en dos de sus fren- sos órdenes, cuyo radio de influencia alcan·
figura todavía sin ninguna denominación es- tes, con arcos sobre columnas corintias. De za a todo el barrio. En esta calle vivieron,
pecífica y se alude a ella como "la calle que la Posada del Lucero salla diariamente a fi- además del ya mencionado Ruiz de Apoda·
va de el Alhóndiga a San Pedro". En el plano nales del XIX un coche para Alcalá del Río. ca, el académico Francisco de Hoyos, de
de Ola vide (1771), desde la iglesia de San La acera de los pares está ocupada por un 1825 a 1838, y el literato Alberto Lista, de
Pedro a la confluencia con San Fel ipe recibe único edificio levantado a principios de la 1844a 1846.fJ.C.V.]
el nombre de San Pedro, y el ensanche que presente cen turia, sobre el solar de la Alhón-
presenta la calle en su tramo final, plaza de diga, como Palacio de Justicia y hoy rehabi-
la Alhóndiga. Ambas denominaciones se litado para Archivo y Hemeroteca Munici-
mantienen hasta que en 1868 se unificaron pal y Archivo Provincial. ALMIRANTE ARGANDOÑA, calle, D,m.:
en Agricultura; en 1875 recibió la denomi- En tiempos históricos la funcionalidad SlIr, d.p.: 41014, rp.: nI/V. De Asensio y Toledo a
nación que hoy conserva en honor de Juan de esta calle estuvo marcada por el edificio Alonso Mi/lgo, en la barriad{/ de Be/lavisla (v.).
Ruiz de ApocIaca (1754-1835), capitán ge- de la Alhóndiga (v.), acentuada desde que a
neral de Cuba y virrey de Nueva España, principios del s. XVI se le dio entrada princi- Rotulada en 1950 en memoria de este
que a su vuelta de Méjico vivió en esta calle; pal por ella. En sus pórticos se situaban ya a almirante sevillano. Con anterioridad se de-
más tarde sería nombrado virrey de Navarra principios de dicha centuria los panaderos, nominó Valme, en recuerdo de la ermita de
(l824) y capi tán general de la Armada y de ahí que se ordenara enladrillar los por- esta advocación próxima a la barriada. Fue
(1830). González de León y Montoto afir- tales para su mejor acondicionamiento. Da- trazada al parcelarse los terrenos de ésta;
man que fue también conocida como Perga- da su posición estratégica y las necesidades posee gran longitud y un trazado recto. Tie-
minerfa, sin que este extremo haya podido de las bestias de carga que acudían a la Al- ne calzada asfaltada y aceras de cemento en
ser confirmado documenta Imente. hóndiga, se instaló en la plaza una fuente regular estado de conservación y limpieza.
Calle corta y de desigual anchura, resul- pública de agua, en 1696, como recordaba Presenta edificios modernos de viviendas de
ta estrecha, no tanto en términos absolutos una lápida del s. XVIII NReynando el Catoli- tres plantas, que alternan con casas unifami-
como relativos, pues Almirante Apodaca foro ca Rey Don Felipe V Nuestro Señor i siendo liares de una y dos plantas, generalmente
ma parte del principal eje de penetración al asistente Maestre de Campo general en esta con fachadas enca ladas, resto de las primiti-
casco histórico desde la Puerta Osario, y re- ciudad D. Lorenzo Fernández de Villavisen- vas construcciones que caracterizaron este
gistra un intenso tráfico rodado. A finales del cio Caballero del Orden de Calatrava Mar- núcleo. [M.S.S.)
s. XV fue objeto de una temprana operación qués de Vallehermoso del Concejo de Su
urbanística al derribarse unas casas para Majestad en el de Hacienda Mayodormo de
hacer una plaza delante de la nueva puerta la Reyna N. S. Sevilla atendiendo al benefi- ALMiRANTE BAZAN, calle. V. Alvaro de
del edificio de la Alhóndiga, que actualmen- cio común mando traer agua dentro y fuera Bazán.
te corresponde al ensanche que presenta en de esta Alhondiga siendo Llavero Maior en
la confluencia con San Felipe. Desde 1876 ella Diputado de su obra D. Juan Ortíz de
se suceden diversos proyectos de ensanche Zúñiga Caballero del Orden de Santiago i ALMIRANTE BONIFAZ, calle. D.m.:OIsco
para darle mayor amplitud e integrarla en un Veinte y Cuatro de esta Ciudad." Antiguo, d,p.: 41004, r.p.: 13/111. De la cOllfllllmci{/
eje de penetración este-oeste en el casco A finales del XIX existía un puesto de de Manuel Cortina y Sierpcsa la de Albare¡ja y Gene-
histórico, pues era una calle que quedaba agua a la entrada de la alhóndiga. Sobre mI Polavieja.
cerrada al fondo por un lienzo de casas per- todo son continuas las referencias al estacio-
tenecientes a Alhóndiga. En 1913 fue apro- namiento de las bestias de carga en la pla· En el plano de 01avide (177 1) aparece
bado el Proyecto General de Alineación zuela y las molestias que ello ocasionaba a rotulada con el nombre de Cárcel, muy pro-
Campana-Osario, que inclula la apertura de los transeuntes y dueños de comercios ("los llablernente por su proximidad a la antigua
una vla entre Almirante Apodaca y la plaza cargueros y expendedores de cebada verde cárcel del Concejo. A principios del XIX
de Ponce de León, abierta en la década de han escogido como punto de mercado el re- debió conocerse como Rosas, topónimo que
1920 (v. Juan de Mesa); paralelamente se ducido espacio que hay delante de la puerta designaba a otras varias ca lles de la ciudad
inicia el ensanche de Almirante Apodaca, de la Alhóndiga y sus inmediaciones, y en y, según Santiago Montoto, Rosillas. En
sólo materializado en el retranqueo que hoy cuyo sitio se encuentran siempre y a todas 1845 se rotuló Bonifaz, en recuerdo del al-
se aprecia en el núm. T de esta calle. La no horas parados multitud de bestias con su mirante de Castilla Ramón Bonifaz, que par-

70
ticipó con Fernando IIJ en la conquista de El primer topónimo que identificó este ,ia dt MIl/Jo:!: y Pabóll, Corral dd R~, AI/guslo Pla-
Sevilla. Hasta 1876 no se añadió a[ nombre espacio fue el de Solares y Solares de don ~llóa yCabr..Jfdf/ REy Don Ptdroa Vfrgtlrl'S.
el apelativo de almirante. Es muy carla, de Alvaro, con los que indistintamente se le co-
mediana anchura y trazado casi rectilíneo, noce desde fines del s. XVI, y que también A principios del s. XVIII, junto con el
pues se curva muy ligeramente en su parte llevó la inmediata calle Infantes. Sin embar- comienzo del actual Corral del Rey. era
central. En[adrillada por primera vez a fines go, hay que notar que en un documento de conocida como Correo y Correo Vie jo por-
del s. XV, hoy posee pavimento de [oselas '4 29 se alude a unos solares en la parroquia que en ella estuvo durante algún tiempo la
con el mismo dibuja que las de Sierpes, y de San Juan, donde vivían siete vecinos, que administración de Correos; en 1869 se cam-
carece de acerado. En 1937 el antiguo bien pudiera referirse a este lugar. En 184S biÓ por el de Prim, uno de 105 jefes militares
alumbrado de gas se suSlituyó por el eléctri- se denominaba simplemente Solares, y en de [a revolución de 1868 y más tarde jefe
co, que ahora se aplica con farolas sobre 1848 se le cambió por el actual, para recor- del Gobierno, incorporando también la de
brazos de fundición adosados a las facha- dar a José Espinosa Tello (1763-1815), almi- Corral del Rey que constituía su prolonga-
das. Las pocas viviendas que la configuran rante de origen sevillano. Entre 1868 y 1876 ción. En 1B73 y para conmemorar la fecha
son de la primera mitad del XX, varias de se le suprimió el cargo, quedando como de la disolución por el gobierno del Cuerpo
ellas de escalera, con [os bajOS ocupados Espinosa transitoriamente. de Artillerfa, se la rotuló como Ocho de
IXlr bares y pequeños negocios. Buena parte Posee una pendiente descendente hacia Marzo, para volver de nuevo a denominarse
de [a acera izquierda está ocupada por e[ Monte SiÓn y tiene un trazado irregular, Prim y, finalmente, en 1875 se cambió por
latera[ del des.lparecido bar Los Corales. Allí pues comienza con un tramo recto, y a par- el de Almirante Hoyos en homenaje a fran-
situaba los veladores en los que, hasta su tir del arranque de Pedro Miguel, se ensan- cisco de Hoyos y larreviedra, que fue direc-
muerte en 1962, tuvo tertulia el torero Juan cha considerablemente por la acera de los tor del Colegio Naval de San Telmo (1840-
Belmonte, quien podía verse en ese lugar pares, por lo que desde que existen noticias 1843) Y vivió en esta calle. Posteriormente,
acompañado frecuentemente por Rafael el se la califica de plaza, en la que se incluía la en fecha imprecisa y por poco tiempo, fue
Gallo y otros personajes del mundo taurino. actual Churruca; adem~s, las fachadas care- denominada Don Francisco Castañeda, pa-
Tras el cierre del establecimiento en los cen de linealidad. En 1868 se le segregaron ra recu perar a continuación su actual nom-
años 70, ha decafdo notablemente la anima- las actuales Churruca y Amapola. Como el bre. Presenta ligera curvatura en forma de S,
ción de este pequeño enclave, que conser- resto de la zona, quedó inserta en un pro- con un chanán en su com ienzo y cierta
va, sin embargo, una de las peluquerfas de yecto de reforma de Jrneas aprobado en inclinación. A partir de 1867 ha sufrido pro-
caballeros más antiguas y castizas de la ciu- 1879. Existen noticias de que el primer tra- cesos de ensanche y alineación que le han
dad. En las horas de comercio es todavía mo se empedró a principios del s. XVII; es dado su fisonomfa actual; ya González de
una C,llle muy transitada, dado su carácter probable que fuese adoquinada a principios León (1839) la describió como "angosta y
peatonal y su proximidad a Sierpes. A prin- del presente siglo, yen la década de 1970 se corta~ y en 1867 se decidió cerrarla al tráfi-
cipios del siglo actual tuvo en ella su sede el tendió la capa asfáltica actual sobre aquél. co por su estrechez. Confluye por la derecha
Circulo Juventud Conservadora, simpati zan- Mientras la acera de los impares es de lose- la barreduela de Oiamela y otra más peque-
te de la ideología del político Antonio Mau- tas, la de los pares conserva las antiguas lo- ña, sin nominar. separada por una cancela,
ra.IR.R.C] sas de Tarifa. Hasta 1948 tuvo alumbrado de en cuyo fondo hay una casa rotulada con el
gas, siendo sustituido entonces por el eléc- núm. 6. En los s. XVII Y XVIII estuvo empe-
trico; cuenta con farolas sobre brazos de dradada y en 1914 fue pavimentada con
fundición adosadas a las fachadas. Conserva asfalto. En la actualidad presenta adoqurn
ALM IRANTE BONIFAZ, call e. D.m.: SlIr, algunas casas antiguas de tipo popular, de pequeño en la calzada y aceras de losetas
d.p.: 41014. Fllera de ¡llaIlO. De la carretera de la Isla dos plantas, pero la mayorfa se han levanta- queen ocasiones queda reducida al bordillo
Q tSpru:io sill IlomllUJr, nI la barriada dt FllfIIlt dtl do en este siglo y alcanzan hasta cuatro de granito. Se ilumina con farolas de fundi-
Rq,jllUtOa &>/Iauisla (uJ. plantas. Toda la acera de los impares del pri- ción adosadas. El caserfo presenta gran ho-
mer tramo estuvo ocupada hasta hace unos mogeneidad en la acera de la derecha, con
Rotulada con el nombre de Ramón Bo- años por una casa-palacio. levantada en el s. viviendas unifamiliares de tres plantas de
nifaz, que cooperÓ en la toma de Sevilla jun- XVII por Pedro Butrón, y adquirida a sus des- gran altura, balcones y cierras en su segun-
to a San Fernando rompiendo el puente de cendientes por el r conde del Aguila, erudito do piso y guardaejesde hierro; el de la acera
barcas en el río, el topónimo hace alusión a que ha dejado una copiosa colección de izquierda, que ha sido levantado de nueva
la estancia del campamento cristiano en esta documentos, y que la dotó de una magnifica planta en los últimos años, está formado por
zona. De trazado recto, asfaltada y con ace- pinacoteca, al decir de los contemporáneos. bloques entre medianeras también de tres
rado de cemento, en su lado de los pares ter- En el siglo pasado, según Alvarez-Benavi- plantas. Cumple funciones residenciales y
minan Caballeros del Pilar y Fernandina, y des, además de las viviendas existía una carece de comercios, salvo en la confluen-
se abre sin salida Beatriz de Suabia. Está cru- tienda de vinos, un molino de yeso y un cia con Munoz y Pabón y Cabeza del Rey
zada perpendicularmente por Romerla de colegio y se extendfa por ella el mercado del Don Pedro, que constituye el área comercial
Valme. En esta acera hay una mayor eleva- Jueves. En la actualidad posee una cierta de la zona. En el pasado formaba uno de los
ción salvada por esca linatas; en ella se for- actividad económica, con algunas tiendas o ejes principales que unla el centro adminis-
man pequeños espacios ajardinados. Está talleres y un bar. Los ángulos muertos son trativo y comercial con la Puerta de Carmo-
nanqueada por viviendas unifamiliares ado- aprovechados para aparcamientos de vehí- na; debiÓ tener cieno prestigio, lo que llevó
sadas, de una y dos plantas, con terrazas y culos, aparte de ser lugar de paso entre San a rotularla con ocasión de los sucesos revo-
azoteas, y farolas de brazo apoyadas en las Marcos y Feria. Aqu l existió una cruz de hie- lucionarios con el nombre de uno de los
fachadas. Su dimensión y disposición longi. rro en el centro, que González de León rela- generales que destronaron a [sabel 11. Sus
tudinal a lo largo de la barriada favorecen la ciona con el enterramiento de muertos en la casas, de gran porte, asr como la concentra-
presencia de comercios de uso diario, buzón epidemia de 1649, y que en 1840 fue trasla- ción de consultas de médicos, confirman la
y quiosco met~lico, al ~r punto obligado de dada a San Marcos.IA.CT.S.] imponancia que tuvo en el pasado. A finales
paso para el acceso a la misma. [M.CG.] del XVII y comienzos del XVIII se establecie-
ron las imprentas de Tomás López de Haro y
ALMIRANTE GRAVINA, calle. V. Gravi- Francisco 5eefdael, respectivamente.IS.R.B.1
na.
ALM IRANTE ESPINOSA. calle. D.m.: Cas-
ro AllIlguo, 11./1.: 41003, r./,. : SIIV. DI! las p/aZlls de
MOlllt SiólI y Malllollados Q la collpllnróa de Ama- ALM1RANTE HOYOS, ca ll e. D.m.: ÚJsro ALM IRANTE LOBO, calle. D.m.: Casco
poIa, Jllfall/N y Cllllrntra. AII/iglto, d.p.: 41004, r.p.: 13/11, IV. De la rorrPllerr- Antigllo, d.p.: 41001 r.p.: 23/1. De la conPllencia de

71
I
los paSi!OS de Cristóbal C0/6/1 y de las Delicias 11 111 de 1929, estaba ocupada totalmente por el Ho- ser una constante de su corta existencia, ya
Sal/jllrjo y plllZll de /11 PI/erla Jera. tel Cristina, obra regionalista de Modesto que en 1922 era incluida en una relación de
López. y Ricardo Magdalena, construido en ca lles cuyo pavimento se encontraba en de-
Este espacio fue cOrlOCido como sitio del 1929 y parcialmente reconslruido en los plorable estado, y urgía hacer el presupuesto
Tagarele porque por allí corrfa, próximoa su anos 70 para conseguir una planta más en la de su adoquinado, pero sólo se arreglarfa
desembocadura junio a la Torre del Oro, el misma altura y transformarlo en edificio de diez años más tarde. Se ilumina mediante
citado arroyo. A partir de 1864 fue conocida viviendas y oficinas. farolas con brazos de fundición adosados a
como Jerez porque arrancaba de la puerta Tuvo este espacio hasta mediados del s. las fachadas. Toda la acera de los pares
del mismo nombre, demolida en esta fecha. XIX carácter marginal por su situación extra- corresponde a un lateral del centro de edu-
En 1869 se roluló como Pilotos, en recuerdo muros. Esta vía fo rmó parte hasta 1846 de la cación especia l Virgen de la Esperanza del
de las enseñanzas de naútica impartidas en cañada real del Junca l que proveniente del Patronato Municipal de Educación, fl anque-
el cercano edificio de San Telmo, y en 1876 Prado atravesaba por San Fernando trasla- ado por una verja y estrecha zona ajard ina-
se acordó denominarla Almirante Lobo en dándose en esta fecha a Palos de la Frontera. da . l a primera manzana de los impares la
honor de Miguel Lobo y Malagamba que se A partir de entonces y como consecuencia fo rman casas de escalera de cuatro plantas,
distinguió en las operaciones de la Armada del derribo de la Puerta de Jerez, la prolon- cuyos huecos presentan dinteles de ladrillo;
durante las guerras de Marruecos (1859-60) gación del arrecife y jardines de las Delicias, el segundo Iramo, en cambio, está constitui-
y del Pacífico (1864-66). En un plano de la construcción del salón del Cristina, y la do por viviendas unifamiliares, de dos plan-
1919 relativo a Reformas y Ensanches de ocupaCión del palacio de San Telmo por los tas, con una pequeña zona delantera ajardi-
Sevi lla se cita sólo como Almirante. duques de Montpensier, comenzó a ser muy nada. Apenas registra tráfico rodado y en las
l a demolición en 1828 de un tramo del frecuentado, especialmente en primavera. A plantas bajas se advierte la existencia de an-
lienzo de muralla que unfa la Torre del Oro pesar de ello, todavra a principios del pre- tiguos locales comerciales, hoy sin uso, que
con la Puerta de Jerez y el posterior derribo sente siglo era lugar donde se trasegaban las pone de manifiesto que la ca lle ha perd ido
de ésta en 1864, junto al embovedamiento basuras de los recogedores de la ciudad. Fue la función económica que no ha mucho te-
del Tagarele, permitió la construcción de vi- dotada de un evacuatorio público en 1926 y nía. U.C.V.]
viendas apoyadas en la mura lla. Esta opera- de un surtidor de gasolina y de la parada
ción alineó la calle eliminando el entrante más amplia de coches de punto de la ciu-
que hacia aquélla. Con anterioridad hablan dad, con ocho vehículos. En la actualidad es
exisitido algunas cas.1S próximas a la Puerta una vra de mucha actividad, con estableci- ALMIRA NT E TOPETE, avenida. D.III.: Sil',
de Jerez que fueron demolidas hacia 1874 mientos comerciales muy frecuentados tales d.p.: 41013, '.p.: 60/1,111. De ~/zeral Merry a Alo/lso
para ampliar la plaza de Maese Rodrigo. como el bar Nuevo Coliseo y varias empre- de Mlldllml, en ti barrio del Tiro de Unen (v.).
Alrededor de 1914 se abrió comunicación sas de servicios y hostelería. Existe también
con Habana y Matienzo, aunque ésta última un quiOSCO de prensa. Desde hace varias dé- Rotulada en 1936, debe su nombre a
debió cerrarse posteriormente. Confluye cadas está establecida la terminal de Iberia. Juan Bautista Topete y Carballo, polftico es-
Habana y durante algún tiempo en el primer 15.'.B.1 pañol, instigador de la revolución de 1868.
tercio del s. XX Matienzo. Sobre el arroyo A ella confluyen por la derec ha Coullaul
Tagarete existió al menos en el s. XIII una Valera, Concepción Arenal, Bustamante,
alcantarilla o puentecilla que permitía el Juan Bravo, Romero de Torres, Fox Morcillo,
paso por la ribera izquierda del Guadalqui- A LMlRANfE MAZA RREDO, barTedlle{a. Serrano y Ortega y Juan de lanuza, y por la
vir; en el s. XVIII ya habfa dos, construyén- V. Madre Mercedes Trullas. izquierda Estepa, Marchena y Osuna. Apa-
dose posteriormente una tercera, y entre rece por primera vez en el plano de 1945,
1864 y 1866 fue cubierto este tramo del aunque su trazado es en ese momento más
arroyo. Sobre él se colocó un arrecife con A LMIRANfE PIM IENTA, c(l lle. V. Pi- ancho que en la actual idad, ya que se plani-
arbolado y, más tarde, hacia 1903, se le mienta. ficó como salida a la carretera de Cádiz y
dotó de amplias aceras de losas de Tarifa y Residencia Sanitaria. Estas dimensiones fue-
pavimento de adoquines. Fue readoquinado ron modificadas y la vra se estrechó con las
en 1915 y nuevamente en 1952. Actual- ALM IRA NTE TENOR IO, call e. 0.111.: CIISCO edificaciones militares para oficiales en
mente ofrece capa asfáltica sobre éste, yam- Alltiguo,d.p.:4100J, ,.p.: 9/fII. De Recarrda 11 NIIVQ- 1961. Junto con la avenida de los Teatinos
plias aceras de losetas de cemento en la que son las dos calles que vertebran la barriada.
están plantados caslanos de Indias en alcor-
''''. Sirve de límite entre el barrio del Tiro de li-
ques. Fue dotada de alumbrado eléctrico en En 1859, tras su formación , recibió el nea y el de Santa Genoveva. El último tramo
1948, modernizado en 1960; actualmente nombre de Tenorio y en 1935 se rotuló ofi- se estrecha considerablemente, aparecien-
luce farolas de báculo. cialmente con la denominación que hoy do mucho más descuidado que el resto.
Del caserfo primitivo construido entre conserva, en memoria del almirante de Cas- Además de los bloques de militares de su
1864 y 1878 se conservan algunos edificios tilla don Alonso Jofre Tenorio (+ 1340), ente- acera izquierda, las edificaciones son algu-
de dos, tres y cuatro plantas, que han sido rrado en la Catedral de Sevilla. Esta calle se nas de autoconstrucción, de tipo popula r,
restaurados en su mayorfa. Otros son de re- abrió a mediados del siglo pasado en una blanqueadas y en algunos casos con azule-
ciente construcción. Entre 1928 y 1931 los compacta manzana extramuros, adosada al jos en las fachadas. Su actividad comercia l
arquitectos José y Aurelio Gómez Mi llán lienzo de muralla entre la Puerta de Carmo- se define por el comercio especializado y la
construyeron la casa de estilo neobarroco si- na y la de Osario, que progresivamente fue presencia de numerosos bares. (C.M.I
tuada en la confluencia con la Puerta de Je- parcelándose (v. Conde Negro). En un prin-
rez. En la esquina opuesta ha sido edificada Cipio se trazó el tramo comprendido entre
la sede central de la Previsión Española, las actuales Recaredo y Conde Negro, y asf
obra del arquitecto Rafael Moneo. A través aparece en el plano de Alvarez-8enavides ALM IRANTE TORRALVA, barreduela.
de una puerta de este edificio puede verse la (18681, pero ya en 1865 se había al)robado D.m.: Casco Au/iglla, d.p.: 41004, r.p.: 13/1. Si" sali-
torre de la Plata y un lienzo de la muralla al- su prolongación hasta el muro de los Nava- da el! Rivero.
mohade que están siendo restaurados. En rros, que, según Santiago Montoto, fue eje-
este solar existió hasta hace unas décadas cutada en 1877, si bien los planos de la ciu- A comien7.0S del s. XVI está documenta-
instalaciones mi litares de la Maestranza de dad no lo recogen hasta 1890. Hoy apenas da con el nombre de Galiana, cuyo origen
Artillerla. la acera frontera, que se formó a registra tráfico rodado, y el pavimento de as- se desconoce y no vuelve a aparecer en la
partir de la segregación de los jardines de falto, y particularmente el acerado, se en- documentación posterior, probablemente
Cristina, de los que formaba parte hacia cuentran muy deteriorados, lo que parece porque se designaba con el de limones (ac-

72
tual Rivera), por ser una barreduela de la de fachada modernista construida a princi- ALMIRANTE VIL LAAMIL,. calle. Calle de-
misma. En un documento de 1479 aparece pios del XX por el arquiteclo Aníbal Gonzá- s.lparecida, situada aproximadamente entre
con el nombre de Calinda, q uizás por mala lez. Hoy residen en ella miembros del grupo S,l/1 Hermenegi/do y Corinto. Fue rotulada
lectura de Ca liana. En 1868 se rotu la Torral- religioso del Palmar de Troya. En el núm. 3 en 1946 tras su apertura con dicha denomi-
ba, que Santiago Montoto relaciona con el de la calle tenia el arquitecto citado su do- naci6n en honor de Fernando Villaamil y
marino sevillano del s. XVII Melchor de To- micilio cuando en 1920, junIo a la cancela Fernánclez de Cueto (1845-1898), marino
rralba. En 1935 se le añad ió la indicación de de entrada al jardfn, fue objeto de alentado de la Armada española que pereci6 a bordo
almirante. A pesar de que en el plano de fa ll ido por un individuo que le hizo dos dis- del des/ruClor Furor en el desas/re de 5anti,1-
ülavide (177 1) figura como barreduela, es paros (El Liberal, 10·1-1920). IR.R.C] go de Cuba. La c,lrtografía del XIX y princi-
posible que antes fuese más larga de lo que pios del XX dibuj.l una manzana compac/a
es hoy, pues un documenl0 de 1502 dice entre el último tramo de Enladriflada, parte
que Caliana ~at raviesa la cal lede limones~. de San Hermenegildo, Aceituno y 1,1 primiti-
En la actualidad es muy corta y estrecha, ALMI RANTE VALDES, b"rredlle/fI. Hoy va Corinto; su apertura se debe a la iniciati-
con dos pequeños tramos en ángulo recto. des.lparecida, se situaba en la acera de los va privada, por lo que la calle es propiedad
Carece de personalidad propia y por ella só- impares de Imagen. Desde fecha imprecisa particular, al menos en las décadas de los
lo se accede en realidad a una vivienda, una era conocida como calle Carranza, denomi- ¡reinta y los cuarenta; en el plano p.lrce/ario
casa de carácter modesto y popular en el nación que pierde en 1845 al quedar incor- de 1935 ya figura trazada esta calle en for-
arranque de Rivera. las restantes son trase- porada a Imagen. En '868 recibió la deno- ma de T con salida a Enladrillada y Corinto.
ras de Sierpes. Está pavimentada de losetas y minaci6n de Almirante Valdés, en memoria roda este sector del barrio de Sanjulián, co-
se ilumina con farolas sobre brazos de fun- de Cayetano Valdés y de Flores (1767- 1835), mo soluci6n a su acusada degradaci6n, es
dición. Es un espacio descuidado, lleno de almirante de la armada española y Mroe de reducido a solar a par/ir de 1962 y sometido
residuos y contenedores de basuras. IR.R.C] la batal/a de rrafalgar, que había nacido en a una profunda remodelaci6n urban(stica,
Imagen o en la misma barreduela. Ocasio- como consecuencia de la cual esta calle ha
nalmen/e se reduce a Valdés. Era relativa- desaparecido y, si acaso, parte de su trazado
mente ancha, por lo que en ocasiones se le es recogido por la plaza del Giraldillo.
A LM IRA NT E ULLOA, ca.lJ e. D.m.: Casco denomina como plazuela. Según Santiago (J.c. v.¡
Auliguo, d.p.: 41001, r.p.: 7/1V. De Alfonso XII a Montoto, también era conocida como pla-
MOI/5Il1tJf!S. zuela de las Parras, por una que había delan-
te de una posada. Su proximidad a la plaza
Ya en el s. XVI este espacio se nombra en de abastos de la Encarnaci6n originaba que, ALMOCMRE, calle. V. Pérez Caldós.
algunos documentos municipales como la como Imagen, fuera ocupada en las horas
"cillle que va de Armas a ..... la de las casas diurnas por variados puestos de vendedores
de Monsalve ~ (1516) o la u que va de las ambulantes, y contaba con unas cuadras ALMONA, calle. SegJn la Guía Ceneral de
espaldas de las casas de don Andrés Monsal- para mulos. A principios de este siglo (1914) Forasteros ... de Montero de Espinosa (1823)
ve a la calle de las Armas". Al menos desde hay referencias a la instalación de una cruz estaba en rriana. Puede ser un error, o fra-
principios del XVIII se conoda como calle cle mayo en una de sus casas. Esta calle desa- /arse de alguna calleja próxima a la antigua
del Clavel, quizás porque "muy de antiguo pareci6 en la operaci6n de ensanche y re- fábrica de jabón de la calle Castilla.
había pintado en ella, en una de sus pare- tranqueo de Imagen en la década de 1950,
des, un brazo de un hombre con un gran cla- la mayor p.1rte de ella incorporada al espa-
vel en la mano" (Conzá lez de león, Las ca- cio publico y el fondo de la barreduela inte- ALM ONA, cal/e de la. V. Encarnación.
lles ... ). En 1848 se rotula Almirante Ulloa, grado al espacio edificado. U.e. V.I
en honor del marino y físico Antonio de
Ulloa (1716-1795), que había nacido en una ALMONA DEL JA BON, calle de la. V. En-
de sus casas. En un nomenclátor de 1869 el A LMIRANTE VALDES, calle. D.m.: MaCfl- carnación.
topónimo se reduce a Ulloa, para volver a rala, d.p.: 41015, r.p.: JO/N; 31/111. De Medina y
reponerse can el nombre completo en 1875. GnlnarfS a ,,(as del ferrocarril, eu la barriada de San
Según la explicación del citado nomenclá- Jcr6l1imo (u.). A LMONA VIEJA, calle de la. V. Encarna-
tor, la reducción del título se hizo ·pa ra ción y Coyeneta.
abreviarlo y no por desconocerse su jerar- Rotulada en 1972 en memoria de Caye-
quía w • tano Valdés y Flores (1767-1835), héroe de
Es corta y rectillnea, adoquinada (1941) la batalla de Trafalgar, que habia nacido en ALMONACID, calle. D.m.: NmJWIJ, d.p.:
y con aceras de losetas. Se ilumina con faro- Imagen o en la misma barreduela que llevó 41005, r.¡!.: 24/11. De Cofia aln cou{l!u:ncin de Tf'u/u-
las sobre brazos de fundición adosados a las su nombre en el centro de la ciudad. Surge dinyCampameu/o.
fachadas. 5u fisonomfa actual debe distar por iniciativa individual en los años 40, en
bastante de la que ofrecfa en el pasado, pues el extremo de Medina y Galnares, en cone- En 1859 con la reforma del callejero se
un documento de la primera mitad del XVI xión con la carretera de la Rinconada. Ro- dio esta denominación a dos calles que has-
la describe como un espacio angosto y resi- deada de talleres y separada de otros nú- ta entonces se llamaron Nueva y luna. la
dual, donde "suelen y acostumbran echar cleos de población, tiene trazado recto, ace- primera comprendía de Cofia a Santo Rey y
estiércol. perros y gatos muertos y otras in- rado estrecho con losetas diversas, pavi- la segunda hast,1 Tentudfa y Campamento.
mundicias con lo qual ordinario está ocupa- mento de asfalto en muy mal estado con ba- la calle Nueva se llamó con anterioridad,
da y de que resultan humos y vapores podri- denes e iluminación escasa con farolas de según Alvarez-Benavides (1873), laguna,
dos ... y se impide el paso de una parte a báculo mural. l as viviendas, unifami liares denominación que también recoge Santiago
otra ... " (Sec. 16). Por ello algunos vecinos de autoconstrucción, de una y dos plantas, Montoto. Esta calle ha sido conocida por los
piden que se cierre de noche con puertas. A albergan en los bajos algunos bares. Talleres vecinos del barrio como plazuela de San
fines del s. XIX se somete a un plan de ali- de carpinterfa, mecánica, pintura yel muro Bernardo o de la Iglesia al menos desde
neación que habrá determinado en buena de una funeraria en la acera impar, comple- 1608, por estar bordeada casi en su totalidad
parte su configuración actual. Cumple una tan su equipamiento. Finaliza con naves in- por el costado de la iglesia parroquial. Debe
lunción residencial y su caserlo es noble, si dustriales derruidas y da al campo junto a su nombre al comendador que tan importan-
bien en los últimos años se ha derribado al- las vfas del ferrocarril que la separan de El te papel jugó en la conquista de Sevilla, y
gu na de sus casas tradicionales. la más va- Higuerón. la sensanción de abandono y po- responde al criterio historicista de rotular las
liosa es, sin duda, la núm. 4, una bella casa breza son sus notas predominantes. IF.B.S·I calles del barrio con personajes o hechos re-

73
lacionados con la conquista de la ciudad por término se encuentra la ermita del Rocio. ceso sólo desde Alhóndiga. En 1940 se acor-
Fernando 111. Perteneciente a la primera fase de la barria- dó la apertura de una nueva vía desde Juan
La configuración corresponde a la unión da, fue trazada a finales de la década de de Mesa a la plaza de San leandro, y como
bajo el mismo rótulo de dos calles histórica- 1960 sobre terrenos de la antigua Huerta de parte de esta operación urbanística se inclu-
mente distintas. El primer tramo, la antigua la Almena, siendo Penibética de Construc- yó la prolongación de Almudena hasta esta
Nueva, es ancha en relación al resto de ca· ciones, S.A. la empresa que realizó las nueva vía, la actual Francisco Carrión Mejf-
lIes interiores del barrio, anchura que viene obras. De conformación rectangu lar, está as. Hoy ofrece un aspecto bastante descui·
motivada por dos razones: el retranqueo totalmente pavimentada, pudiéndose distin- dado. Al entrar desde Alhóndiga, donde
que probablemente se produjo de las vivien- guir aceras de losetas de cemento y una am- anlano había un arco, es un estrecho calle-
das de la acera de los pares para facili tar el pl ia zona cen tral asfaltada que es utilizada jón de apenas 2 m. de anchura; a continua·
acceso a las dos puertas de la Fábrica de Ar- como aparcamiento, al que se accede desde ción, la acera de los pares presenta tres en-
tillería, y la posición algo retrasada de la pa- la avenida de San Lázaro. Carece de arbola- trantes sucesivos, que terminan dándole ma-
rroquia. Este ensanche le da un carácter de do y la iluminación procede de farolas tipo yor amplitud, pero que también refuerza 'a
plaza de barrio, que justifica la denomina- jardrn. Los edificios son de cinco plantas, impresión de descuido y ausencia de plani-
ción de plaza de la Iglesia, que recibió ante- decoradas con bandas alternas de ladrillo ficación; el pavimento es de cemento, no
riormente, aspecto que fue captado por Ri- visto y pintadas de blanco; los bajos están tiene aceras y está cerrada al tráfico rodado;
druejo, Chueca y Macias, autores del libro ocupados por locales comerciales. [F.5.J.[ su iluminación se apoya sobre farolas con
Ciudades, que al referirse al barrio decían: brazos de fundición adosados a las facha-
"l as calles de Almonacid y del Santo Rey das. Predominan las viviendas tradiciona les
son un poco el cardo y decumano de esta y casas de vecinos, de tres plantas, en una
minúscula ciudad de San Bernardo y en un ALMOTAMID, ca lle. D.m.: Nervióu, d.p.: de las cuales, el núm. 5, una inscripción en
cruce está la iglesia que es un dechado de 41005, r.p.: 54/I/, IV. De Gmll Plaza a Roque Her- azulejo recuerda que allí vivió y murió el
sevillanismo". El segundo tramo, antigua de ¡rálldez, eH /a Ciudad !ard(11 (v.). guitarrista Manuel Serrapi Sánchez, uNino
la luna, es estrecho, más corto y rectilíneo, Ricardo u (1904·1972). En el último tramo,
semejante a las calles interiores del barrio. Rotulada en 1949, en memoria del ter- tres escalones salvan un desnivel que indica
Confluyen en ella Cofia, Gallinato, Alonso cero y último monarca de la dinastía de los el punto en el que acababa el anl iguo calle-
Tello y Tentudía y la atraviesa Santo Rey. abad itas ( 1 069-1 091), anteriormente fue co- jón y sus edificaciones son viviendas de
Presenta pavimento de asfalto sobre ado· nocida con el número 11. Atravesada por pisos de tres y cuatro plantas, coetáneas a la
quines con aceras estrechas de cemento, en Espinosa de los Monleros, Manuel Macha- fecha de prolongación de la calle. Histórica-
regular estado. En el primer tramo hay sola- do, Arzobispo Salcedo, An tonio María Es- mente la actividad de esta ba rreduela estuvo
res y casas en ruina en la acera de los pares. quivel, Antonio de Nebrija y Barto10mé Mo- vinculada a la generada por la cercana Al -
y una magnífica puerta con arco de medio rel. Al confluir con Martín de Cainza y Con- hóndiga (v.), y todavía a mediados de la pa-
punto de la Fábrica de Artillería que puede zalo de ,;viena, forma un espacio circu lar, sin sada centuria un cardador tenía la costum-
ser de 1791. según inscripción que figura en nominar, a partir del cual cambia de direc- brede extender y varear allí la lana ydejar la
una cúpula contigua. la segunda puerta for- ción. Posee calzada pavimentada de asfalto, calle cubierta con el polvo y las pelusas re-
ma ángu lo recto con la anterior y por estar y a lo largo de la acera terriza y con losetas sultantes de la operación. A este callejón
por encima del nivel de la calle dispone de menudean los brachichitones. En algunos también daba una puerta falsa del que fuera
una amplia rampa para facilitar la entrada tramos, como el cruce con Espinosa de los Hospital del Cardenal y más tarde Asilo de
de vehfculos. El segundo tramo ofrece vi- Monteros y Manuel Machado, aparecen ca- San Fernando (v. Cardena l Cervantes).
viendas de dos plantas con balcones y cie- bles aéreos de alta tensión sostenidos por [].C.v.[
rras en estado de ruina en su mayoría. El postes de madera. Las viviendas unifamilia-
alumbrado eléctrico fue instalado en 1942; res, de una y dos plantas, con jardín delante-
actualmente luce faro las de fundición ado- ro cerrado por cancela y tapia a media altu-
sadas. Esta calle en su parte más ancha ha ra, consti tu yen el hábitat más frecuente; sur- ALMUÑECAR, calle. D.m.: Es/e, d.p.: 41006,
ejercido tradicionalmente las funciones de gen hacia el final de su trayecto las fachadas rp.: 56/1V. De l.JJjaa Padul, tilIa barriada de la Doc-
ágora o plaza, por hallarse el barrio alejado laterales de los bloques de tres plantas, con tora Este (v. Palme/e).
de los centros comerciales. En ella se reu- entrada por Antoniode Nebrija. [E-C.R.[
nían los jornaleros a esperar ser contratados Se rotula en 1990 con el nombre de esa
y marchar a las fincas y cortijos del sur de la localidad granadina; hasta esa fecha se co-
ciudad. L.l presencia del templo parroquial, nocía como calle Dos. Cruzada por las vías
la entrada y sal ida de mercancías de la Fá- ALMUDENA, calle. D.m.: CascoAH/iguQ,d.p.: Motril, Dúrcal y Laja, presenta calzada de
brica de Artillería, y la existencia de alguna 41003, r.p.: BIfV. De Allróndiga a Fmucisco (¡¡rrióll asfalto y acerado de losas de cemento. Po-
taberna, de la que el actual bar La Trabaja- MeFas. see viviendas dedos plantas. alternando con
dera es una reliquia, proporcionaban gran solares sin edificar y algunas naves de una
animación a este espacio. El miércoles santo En el plano de Ola vide (1771) figura sin sola planta. En ella se ubica uno de los bares
esta plazuela se llena de gente y de júbilo al nominar y según Conzález de León se llama del barrio. [CM.]
filo de las tres de la tarde para ver salir y en callejón de Juana Ponce (o Dona Juana Pon-
la madrugada entrar en su templo al Cristo ce); al tratarse de una barreduela, en 184S
de la Salud de la Hermandad de San Bernar- quedó incorporada a Alhóndiga y en 1868
do. Con este motivo los vecinos vuelven ca- recibe la denominación que hoy conserva, ALOND RA, call e. D.IIJ.: Este, d.p.: 41006. r.I/.:
da año a su despoblado barrio. [S.R.B.[ porque, según se explica en esa fecha, en- 49/1/1; SS//. De Galaxia a Zorznl, en la barriada de los
frente se abría hasta finales del s. XV la puer- Pájaros (v.).
ta de la Alhóndiga, que en árabe significa
almudena; de hecho no existe ninguna rela- Rotulada en 1960. La calzada está pavi-
ALMONT EÑOS, plaza de los. D.m.: Maca- ción entre Almudena y la Alhóndiga, pues la mentada y las aceras sólo tienen un metro
rella, d.p.: 41009, r.p.: 37/IV. En/re las avellidas de traducción correcta de almudena seria ciu- de enlosado, t!1 rt:!sto hasta t!1 borde de la
Sall Lázaro, de los Romeros y 5;mpeeado, en barriada dadela; pero de cualquier modo se pone de calzada es de albero. Haya lo largo de ella
el Roda (v.). manifiesto la voluntad decimonónica de re- algunas robinias y se ilumina con báculos
cuperar el pasado de la ciudad. murales. las dos aceras presentan en cuanto
Rotulada en 1970 con el nombre de los Hasta la segunda mitad de la presente a la edificación una tipologfa heterogénea :
habitantes de localidad onubense en cuyo centuria era una estrecha barreduela con ac- en la de los pares. edificios de cinco plantas

74
con grandes palios, donde se encuentran los Rotulada en 1955, en honor del padre de la barriada, ya Que los solares aludidos le
1)()f1"les de acceso a las viviendas. Estos pa- de Santa Teresa de Jesús (1485-1543 ). De dan un aspecto descuidado. [CM.]
tios limitan directamente con la calle y se trazado recto, confluyen en e lla Pedro de
manifiestan por tanlo como una zona inter- Poveda, Pastrana, Medina del Campo, Bea·
media enlre ésta y la casa, por lo que es utili- triz de Ahumada, Virgen de la Caridad, Du-
zada, además, por los niños para jugar. En la ruelo, Ana de San Bartolomé, Isabel de Jesús ALONSO D E PINEDA, calle. 0.111.: Nervióll,
acera de los impares sólo hay un bloque de y Mancera . Su pavimento es de hormigón y d.p.: 41007, r.p.: 44/flI. DI! Aloo, N,íllc ÚJbr..n de
pisos; el resto lo ocupa un lateral de la pa- sus aceras son de losetas de cemento. Es de VIIC/! a Ptdro Mellllld~ de Avitls, tn la Ciudad ¡IU-
rroquia de la Blanca Paloma y de [a plaza uso peatonal. Una de sus aceras está forma· dril de Santa C1am (v.}.
del Doctor Andreu Urra, en donde hay ubi- da por casas unifamil iares de una sola plan-
cado un quioscodechucherras. fA.R.R.1 ta, con cubiertas de tejas, y algunas poseen Rotulada en 1967 con este nombre ame·
azoteas. la otra corresponde a la trasera de ricanista -como es común en esta barriada-,
los bloques de pisos de cuatro plantas, que en recuerdo de este conquistador español
ALONSO CANO, calle. D.m.: Nervióll, d.p.: tienen su acceso por Paulo O rosio. Se alum· deis. XVI. De trazado recto, asfaltada yace·
41005, r.p.: 54/IV. De 111 ~llida de Ciudad ¡ardíll 11 bra por báculos murales. Cumple casi exclu· rada, de ella sale la calle Juan Gálvez. Pre·
RoqUf Hemlflldez, ell la Ciudad ¡ardrll (v.}. sivamente funciones de carácter residencia l senta únicamente viviendas en el lado de los
y debido a la distinta tipologra constructiva, impares: son los chalets caraClerrsticos de
Rotulada en 1949, en memoria de este no ofrece un conjunto armonioso. fA.R.R.1 esta zona residencial, con jardines delimita·
pinlor y arquitecto granadino (n. 1601 ). Con dos por setos. El lado de los pares corres·
un trazado recto, atraviesa toda la barriada ponde a los terrenos deportivos del Club
formando sendas rotondas al confluir con Santa Clara.IM.CG.]
olras calles. Atraviesa las calles Doña María ALONSO DE LUCO, ca ll e. 0.111.: 511', d.p.:
de Malina. Varela de Salamanca, Gonzalo 41014 , r.p.: 7111. De la carretem gel/eral Madrid-
de Mena, Alfonso XI, Antonio de Nebrija y Clldiz a espncio si/l /lOII/il/ar, nI la IKIrrinda de Bella-
Simón de Pineda, y en ella confluyen José vista (v". ALONSO DE SO ll S, calle. 0./1/.: NerviólI.
Alexandre, Juan Cromberger y Juan Rodrí- d.p.: 41008. r.p.: 43/1/, IV. Dt Alld,6; de Velasco a
guez Mateos. la calzada, más amplia que la Se forma en la década de los treinta al BaltllSllrdel AIc4zn',mla barriada dt la Cona {v".
de la mayor parle de las calles de la Ciudad construirse nueve viviendas y calles en el
Jardfn, se estrecha e n el tramo final. Pavi- lado occidental de la barriada, junto a la Rotulada en 1944 con el nombre de este
mentada con asfalto. el acerado es de lose- carretera general, en las proximidades del obispo de Cádiz y gobernador del Arzobis-
tas y terrizo, con algunos olmos y brachichi- Cortijo del Cuarto. Rotulada en 1950, en pado de Sevilla (s. XV). Atravesada por la
tones. Iluminada mediante farolas de bácu- memoria del conquistador de las islas de Te- calle Pedro Barba, combina las viviendas de
lo, hay algunos postes de madera para el nerife y la Palma, hasta entonces se llamó una planta, originales de la barriada. en la
tendido telefónico. En el caserlo se mantie- de San José. De trazado recio, en ella de· acera de los impares, con las nuevas de dos
ne el tipo de casa-jardín, de una y dos plan- semboca Ambrosio de la Cuesta. Asfaltada y plantas en los pares, elevadas sobre la calle
tas, con ¡ardrn delantero. excepto en el últi- con acerado de cemento en regular estado por unos escalones. Al final existen solares
mo tramo en que hay un bloque de cuatro de conservación y limpieza, presenta en el de demoliciones, en espera de las nuevas
plantas en la acera de los pares. fE.CR.J lado de los impares edificaciones unifami· construcciones proyectadas por el Ayunta·
liares adosadas de dos o una planta, mien- miento IE.CR.1
tras queen el lado de los impares se han edi-
ALONSO CARRANZA, calle. V. Carranza. ficado bloques de pisos de la urbanización
Vista-Bella. en el primer tramo de la calle; el
segundo tramo permanece sin construir. Co- ALONSO EL SABIO, cnlle. V. Don Alonso
ALONSO CARRIl.LO, calle. DJn.: NtTVióll, mo mobiliario urbano hay diez bolos que el Sabio.
d.p.: 41007, '.1'.: 4811fl. De MII/roz 5«a a &tltasa, impiden el acceso del tráfico rodado desde
Gmcidn. cnla Barriada Esl/1111a (v.). la carretera . [M.S.s. 1
ALONSO FERNANDEZ CORONEL, ca-
Hasta 1949 se la conoció con el topóni- lle. D.m.: NerviólI. d.p.: 4JOO8, '.p.: 43/Il. DI! AlolI-
mo de Grande. Rotulada en 1949, recuerda so Ferndndc de Salltillalla a C,istóbal Orouo, en la
al investigador e historiador nacido en Sevi- ALONSO DE LA MILLA, calle de. Aparece barriada dt la Cor..n (vJ.
lla y muerto en 1762, que publicó varias en el padrón de San Vicente de 1486.
obras con el seudónimo de Patricio Sevilla- Rotulada en 1944 en memoria de este
no. la cruza Hernando del Pulgar y a ella noble, alguacil mayor de nuestra ciudad, eje-
conflu yen luis Huidooro, leandro de Flores ALONSO DE MUDARRA, calle. 0./11.: SU" cutado por orden de Pedro I en 1353. En la
y Francisco Esquina. Presenta calzada de d.p.: 41013. r.p.: 6IJ111l. De /uall dI' la COSlI a Almi· actualidad, el primitivo caserío ha sido de-
asfa lto y aceras muy estrechas de losetas de mI/le Topctl',tll t i barrio del Tiro de Um'a (v.). molido, quedando los solares en ambas ace-
cemento grises; se alumbra con farolas de ras, en espera de nuevas construcciones que
báculo de pared. Sus edificaciones son de En 1933 fue rotulada como Capitán San· realizará el Ayuntamiento. fE.C R.)
dos plantas, en la mayoría de los casos uni· cho y en 1936 se le da el nombre actual en
familiares. Su actividad comercial queda re- memoria de este músico sevillano (1508-
presentada por varias tiendas de rndole muy 1580). Hasla su trazado adual, la zona esta-
variada. Cabe destacar la animación que b<l ocupada por huertos militares. A ella ALONSO FERNANDEZ DE SANT!-
produce en esta vla la entrada y salida de los confluyen Rosario Pino y avenida de los LLAN, calle. D.m.: Nervióll . d.p.: 41008, ,./,.:
alumnos del Centro Coreográfico Interna- Teatinos. Es vía marginal cuya acera de los 43{II. Ik Carrctera de Canmlllaa pla:n dt El Besi, m
cional. ubicado en la acera de los pares. pares está integrada por solares que sirven la barriada de la Cona (v.).
IC.M.I. de vaciadero. la acera de los impares la for·
man edificios de tres plantas, algunos de los Rotulada en 1944 con el nombre de este
cuales tienen la entrada por calles adyacen- aristócrata sevillano que parlicipó en la con-
ALONSO DE CEPEDA, ca lle. 0./11.: Es/e, tes. los números uno al cioco de esta vfa quista de Granada, aparece denominada, en
d.p.: 41006, r.I'.: ss/m. De Pedro de PUvNa 11 MancI'- fueron demolidos para ensanchar Almirante 1945, como Central pues, en efecto, se trala
m.rllla barriada d.' Sollla Trresa (v. Amate). Topete. Presenta gran contraste con el resto de la vra principal de acceso a toda la barria-

75
da, confluyendo en ella Alonso Fernández ALONSO MING O, cal/e de. V. Magallanes. sendas estrechas manzanas a cada lado. que
Coronel y Diego Ortíz de Melg.lrejo. Pavi- son las fachadas laterales de los bloques que
mentada con asfallo y acerada de losas de dan a las ca lJes colindantes. Sus alturas son
cemento, a pesar de las profundas transfor- ALONSO RWZ. calle. Según Gonz.i/ez de de cinco plantas, yen e l lado de los imp<lres
maciones que se están introduciendo en to- León /las calles ...), aparece en un padrón se encuentra la tapia de un centro médico.
da la barriada, esta calle aün conserva su parroqui,,1 de San Lorenzo; parece tratarse El pavimento es de asfalto sobre los antiguos
primitiva y particular fisonomía, con naran- ele la calle en que residía este sacrisMn. adoquines, y las aceras de cemento. Carece
jos en ambas aceras y viviendas, de una y de puntos de luz. [A.(.T.S.]
dos plantas, encaladas y precedidas de un
pequeño jardín. IE.eR.) ALONSO TELLO, ca lle. 0./11.: Nervi6!1, d.p.:
41005, r.p.: 24m. De Al/IIOIIIICilll1 Mllrqu.!s de Este-
l/a. ALPACA, calle. D.m.: Mawrellll. d.p.: 41007,
r.p.: JZIIV. iJI! cOII{lumda d~ Erizo !J Oso Paudll a
ALONSO MARTEL, ca lle de. Aparece en En la reforma del nomenclátor efectuada espacio si" IlrMuiwr,eu barriad/l V/lllle->...orms (v).
un acta ciJpitul,lr de /625. Se encontraba en 1B59 la calle de los Tiros recibió el de
entre la calle Feria y /,1 AI,lnlCda, poSible- Alonso TeHo, nombre relacionado, al igual Rotulada en 1986 con el nombre de este
mente por 1,1 zona de Conde de Torrej6n. que otras muchas calles de San Bernardo, rumiante doméstico propio de América del
con la conquista de Sevi lla por Fernando 111. Sur. Trazada a principios de la década de
Los edi les se basaron en el libro de Salazar, 1980 sobre parle de la Dehesa de las Vacas.
ALONSO MARTINEZ, calle. 0./11.: Ncn!i611, Buenas Andanzas, en donde se cuenta que Es recta, estrecha y cOrla. No está pavimen-
r.p.: 43/1. 111. De Carre/era ¡fe CarmOllll1!
d.p.: 41()(}8, Alfonso o Alonso Tello se empeñó con Gard tada, existiendo sólo una especie de ace ra-
Nutro SdIJc/le~,ell/ll l/llrri(ll11l de Arbol Gordo (v.). Pérez de Vargas y Suárez Ga llinato en llegar do de lante de cada parcela. Ca rece de arbo-
a las puertas de la ciudad. El rela to t"mbién lado y la iluminación procede de una farola
Rotulada en 1950 en memoria de este se menciona en la obra del Infante don Juan adosada a la pared. 5610 tiene construidas
escullor barroco, discípulo de Martínez Manuel El Conde Lucanor. la motivación cinco viviendas de una planta y una de dos,
Montañés (+ 1668). De trazado recto, las edi- que figura en e l bando municip<ll de cambio la segunda de ladrillo visto. Es de uso exclu-
ficaciones, en un punto de la ca lle. adelan- de nombres muestra la tendencia historicista sivamente residencial. [F.S.].]
tan su alineamiento, definiendo un segundo y el gusto por lo anecdótico. En 1869 pasó a
tramo. Pavimentada con asfalto, el acerado denominarse Tello, y posteriormente, en
es de losetas. Un comercio establecido en 1875, se cambió oficialmente de nuevo a
sus inicios no altera la exclusiva función re- Alonso Tello. Según Santiago Montoto, esta ALPARGATEROS, calle de lo s. Aparece en
sidencial de la ca lle, con blancas viviendas ca lle se llamó anteriormente de Santa Marfa, un acta c,1pitu/ar de / 628, y por el contexto
de autoconstrucción, de una y dos plantas. dato que no hemos podido constatar, y que en que se encuentra pudiera loc,l/izarse cer-
[E.eR.] se justifica por ser lindera con la primitiva ca de Sierpes y de Cerr.ljería. En el citado
ermita que depend ió de la Catedral hasta la documen to se alude a que distintos artesa-
creación de la parroquia. nos, relacionados con el cuero y el metal,
Call~ corta y rectilínea como consecuen- ocupaban la calle con sus bancos de trabajo.
ALONSO MARTINEZ CUADRADO, calle c ia de estar delimitada en uno de sus lados
de. Aparece en padrones de 1435 y 1442, de por las traseras de la Fábrica de Artillería y
la parroquia de Omnium S.lnctorum. En el por el proceso de alineación a que se vió ALPUJARRA, calle. Según Santiago Mon-
de 1533 se encuentra /a de Cuadrado, que sometida en 1885. En su comienzo hay un tato, se enconlraba en la parroquia de San
posiblemente sea 1.1 misma. pequeño espacio cerrado con una reja que Lorenzo.
rodea la parroquia, a cuyos muros se adosan
los primeros edificios de la ca lle. Todo el
caserlo es de dos plantas con balcones, ALTA, ca lle. V. Argote de Molina y Manuel
ALONSO M INGO, calle. D.m.: Sur. d.p.: regularmente conservado salvo las últimas Rojas Marcos.
41014. r.p.: 72/11. iJI! tSl'acio sin nominar jl/lllo a/ Cas.1S que están en ruinas. la acera de los
frrrocarri/ &v11/41-Cddi:: n la cnrrttera ~"rnll impares está formada por el muro trasero de
Madrid-úfdi:., erl/a barriada de Ek/lavista (v.J. la fundición, al que abren ventanas y ÓCulos. A LTA DE LA FUN DICION, calle. Se cita
Por la cornisa corre una gruesa cadena de en el padrón de 5.10 Bernardo de 17 ' 3. Pu-
Rotulada en 1950 con este nombre. en mampostería con cerrojos conformando un diera referirse a la actual Marqués de Estella.
recuerdo del fundador de un hospital que conjunto de elementos decorativos que sal-
existió en Triana, hasta entonces se llamó va la sobriedad del muro. El pavimento está
Rufina y Concepción. Trazada al parcelarse formado por adoquines de gran tamaño con ALTA DE SAN ALBERTO, cal/e, V. Estre-
los terrenos de la barriada. De configuración aceras de losas de Tarifa. Se ¡Iumina con lla.
recta, está atravesada perpendicularmente farolas de fundición adosadas. Dado e l esca-
por Guadalajara; en su acera de 105 pares so numero de viviendas, carece de estableci-
terminan Santa Margarita. Almirante Argan- mientos comerciales y ha servido de paso ALTA DEL SALVADOR, plaza. V. Jesús de
doña, Roque Barcia, Alcuceros y Borja. En hacia la Fábrica de ArtilJerfa. [S.R.B.] la Pasión y Pescaderfa.
la de los impares se abre la plaza del Retiro,
frente a la confluencia con Roque Barcia y
Alcuceros. Asfaltada y con acerado de ce- ALTAMlRA, ba"edllefa. V. Dos Hermanas.
mento en regular estado de conservación y A LO NSO VAZQUEZ, calle. D.m.: Casco An-
limpieza, es calle larga (345 m.) y abierta al ligllo, d.p.: 41002, r.p.: 2/11. De B«qucrll Reso/alla.
tráfico rodado. Sus edificaciones son ALTAMIRA, ave nida d e. D.m.: Esle, d./I.:
viviendas unifamiliares de una a tres plan- Recibe dicho nombre t!11 1885, poco 41()(}7, r.p.: «IIV; 45/1. /11 . DecQrre/em Su Eminen-
tas, generalmente rematadas en azoteas y después de su apertura, en recuerdo de este cia /1//1 prolo!lgllci6!1 de Monles Sierrll, en d polfgollo
con fachadas blanqueadas, en ladrillo visto pintor deis. XVI. Es una de las ca lles produc- Aeropuerto (v.).
o con azulejos serigrafiados. Su acceso des- to del derribo de la muralla y del proceso de
de la autovfa .está impedido por bolos de apert ura efectuado en este sector de la ciu- Se rotula en 1990 a propuesta de la casa
cemento.IM.S.S.1 dad. Es muy corta, pues sólo cuenta con regional de Cantabria, por la cueva que con-

76

p
Pl.Jnld d('la plJ~d rkI AI'(}Ldn(l r <k!IIIICtcMlo de .. b;¡sto IJ XIXI
V;SI,l de ti! pl,U.l ytk la 'dI/l' 5<Jn /011/<'.1 COm,('fVOS tlcl ~ .\ \
A-lontInK"lllO a }u.ln EklmOfl/f' én esr.1 pldLd
C..f5.1 Ot· esr¡/O fCgICNMlr5ld f'II/~ mIStl'~ pI.lLd

scrva tan insignes manifestaciones del arte consolidación de este espacio urbano corre
I)rehistórico. Es una avenida de gran longi- paralela a la construcción del puente y del
tud que forma parte de una vía circular, pe- casti llo para su defensa. como nudo entre
rimetral a una de las grandes unidades en los caminos Real de Camas (actual Castilla)
que se divide el pollgono Aeropuerto. De un y San Juan de Aznalfarache (actual San Ja-
modo arbitrario se ha rotulado en un amplio cinlo). En 1787 tiene lugar la demolición de
tramo mientras que el resto, paralelo a la un lienzo de muralla del castillo que afectó
prolongación de Montes Sierra, ha quedado a la plaza en su cara este. La construcción
sin nombre. Ambos tramos se comunican en 1845 del puente de Isabel JI hizo necesa-
además por dos vfas transversales a este sec- rio elevar las cotas de la plaza. pudiéndose
lar urbanlstico que permanecen sin nom- comprobar hoy dfa este hecho por la dife-
bres. Tiene una amplia calzada de asfa lto, rencia de nivel entre el mercado y ésta. En
con aceras de cemento o losetas que, según 1880 se derriban los soportales. cambiando
los tramos, se encuentran en diverso estado asr el aspecto de la zona. En los primeros
de conservación. Las farolas son de báculo y años del siglo XX tiene lugar una seriedeali-
de un modo discontinuo cuenta con aca- neaciones entre las que destaca la demoli-
cias, brachichitones y palmeras. En su ma- ción de la esquina de la calle San Jorge, dán-
yor parte está sin edificar; en los impares se dole forma curva para el giro de los tranvfas.
levanta e l núcleo residencial Acapulco, de Actualmente es un espaCio rectangular as-
cuatro plantas y aún sin habitar; despuéS de faltado, con acerado de losetas de cemento.
un amplio solar, el colegio público Angel En 1796 hay noticias del traslado de una
Ganivet; tras otro solar, unas pistas deporti- cruz situ,!da en el centro de la plaza a la
vas y los núcleos de Los Minaretes y Puerta pared del castillo. En 1812 se erige en su
del Este, de cuatro y diez plantas respectiva- centro una pirámide cercada de rejas en ho-
mente, construidos en los tres últimos, a~os. nor a los caídos en la defensa del puente du-
La mayor parte de los pares está recorrida rante la guerra de la Independencia. Hay
por una alambrada que la separa de un am- asimismo noticias de 1885 de la existencia
plio pinar sin uso definido. Aún no tiene ró- de una fuente que arrojaba por su boca agua
tulo y los vecinos más próximos a la avenida de Alcalá. Actualmente en la zona que linda
desconocen su denominación.U.C.J.] con el puente existe una fuente en cuyo cen-
tro se levanta el monumento a Belmonte, de
Venancio Blanco.
Su caserío actual es muy heterogéneo.
ALTARES, call e. D.m.: SlIf, d.p.: 41014, r.p.: existiendo diferencias de altura según la ace-
n/IV. Oc Avila a la carrelerQ gel/eral Madrid-Cddiz, ra de la plaza. Algunas de sus edificaciones
rn la oorrÚldade Bellavista (v.). son de tipo regionalista, como la farmacia
Santa Ana, instalada en 1869 y cuya actual
Rotulada en [950 con este nombre de construcción es de Espiau (1912). Otro deta-
significación religiosa que vino a sustituir al lle arquitectónico a destacar son los cierros
anterior de Luisa. Formada al parcelarse los acristalados de la casa esquina con San Jor-
terrenos de la barriada, posee un trazado ge. Entre los edificios singulares desapareci-
recto; está atravesada por Guadalajara y So- dos hay que hablar en primer lugar del casti-
ria. Asfaltada y con acerado de cemento en llo que dio lugar a la apariCión de la plaza;
regular estado de conservación y limpieza, situado en el lugar que hoy ocupa el merca-
posee en sus dos lados edificaciones unifa- do de abastos, tras la conquista cristiana y
miliares de una y dos plantas, rematadas hasta 12BO perteneció a la Orden Militar de
normalmente en azoteas y con ¡achadas San Jorge, instalándose en él la primera
blanqueadas o en ladrillo visto. En la acera parroquia trianera. En 1450 queda abando-
de IOSI)areS, entre Soda y Guadalajara, se si- nado, hasta que en 1481 los reyes lo otorgan
túa la trasera de la parroquia del Sagrado a la Inquisición. que se mantiene en él hasta
Corazón. y en su tramo final están las escue- 1626. En 1785 el rey dona el castillo a la ciu-
las nacionales. El tráfico rodado se limita al dad; en 1787 tiene lugar la demolición del
interno de la barriada, pues el acceso está lienzo sur de su muralla. En 1825. tras haber
impedido desde la autovfa. IM.S.S.I servido de polvorfn a las tropas en la guerra
de la Independencia. el castillo queda des-
truido y en su lugar se levanta el mercado
que hoy permanece. Dando frente a esta
ALTO DEL CEMENTERlO, camillO. V. Sán edificación se construye en 1B45 la llamada
chez Pizjuán. Torre del Reloj y junto a ella una capillita
donde se traslada la imagen de Nuestra Se·
ñora de la Concepción. hasta el momento
embutida en la pared del castillo. A finales
ALTOZANO, p laza del. D.m.: Trimlll, dp.: del siglo XIX se derriba esta capilla y Anlbal
470 10, r.p.: / 7/111. E"I re I,m.'"I,. [sabel ti, Be/is, Purt'- González construye otra enfrente, conocida
:.1,51111 'Mi,,/o y 51111 lorge. en el barrio como "el mechero" por su seme-
janza con el encendedor de yesca. Es tam-
Aparece por vez primera e l topónimo al bién cuando la rampa de acceso desde el
menos en 1533 haciendo alusión posible- puente al Altozano por el lado de la calle Be-
mente a la elevación del terreno para enla- tis es sustituida por la llamada "escaleri lla de
lar con el puente de barcas construido en Tagua " por su constructor Baldomero Tagua.
1170 l)Qr el emir Abud-Vacub-Vusuf. la En el remate de esta escalerilla con el puente

77
-

se establece el torreón llamado "el faro", se- perpendicularmente por Almenas y Guada- Rotulada en 1967 con este nombre ame-
de de la compañía naviera Sanlúcar-Mar, lajara. Asfaltada y con acerado de cemento ricanista, propio del viario de la barriada, en
actualmente convertido en restaurante. en regular estado de conservación y limpie- honor de este explorador extremeño (1507-
La funcionalidad de este espacio vino za, sus edificaciones son viviendas unifami- 1559), que recorrió las tierras de América
marcada desde sus comienzos por su carác- liares de una a tres plantas, con terrazas y del Norte entre 1528 y 1536 para pasar lue-
ter comercial. Ya Ariño en 1593 habla de los rematadas en azoteas, con variedad de tipo- go al Río de la Plata. De conformación semi-
tenderetes en él establecidos, tanto de co- logía en sus fachadas, en ladrillo o con azu- circu lar, esta calle conecta el centro de la
mestibles como de libros, etc. En su centro lejos serigrafiados. Abierta al tráfico rodado, barriada con su Ifmite oriental. En ella con-
existió hasta 1795 un palenque para la venta su acceso está impedido desde la autovfa. fluye por el lado de los pares Alonso de
de pan. Lugar de tabernas y bares, en ella Como mobiliario urbano hay dos contene- Pineda, y nacen Gaspar Pérez de Villagrán y
existieron a principios de l siglo XX los famo- dores.IM.S.S.) Pedro Menéndez de Avilés; por el de los
sos Casa Berrinche, Sol Naciente, Sol Po- impares, confluyen Luis santángel, Obispo
niente, etc., donde se citaban toreros y can- Zumárraga y Martfn Alonso Pinzón; la atra-
taores. Asimismo fueron famosos sus pues- viesa Hernando de Soto. Tiene acerado, pa-
tos, como el de ca lentitos de Rita la Cantao- Al VAR N UÑEZ, avenida. 0.111.: Triallll,¡/./I.: vimento de asfalto y presenta en su lado de
ra, La Magdalena y el Quiosco de las Flores, 41010, r.p.: 25111, IV; 26/1. De la plaw San Mar/In de los pares las edificaciones características de
uno de los pocos puestos de cristales que Porresa RubCn Darro. este nucleo residencial: chalets unifamilia-
han quedado en la arquitectura del mobilia- res rodeados de amplios jardines con setos
rio urbano de la ciudad. Centro neurálgico Se rotula en 1955 en memoria del sevi- delimitadores; en el de los impares, presenta
del barrio por confluir en él los caminos de llano Alvar Núñez Cabeza de Vaca (1S07- en su tramo central el colegio San Pelayo y
Camas y San Juan de Aznalfarache, entrada 1559), adelantado y gobernador del Río de las nuevas promociones de Jardín 27, Jardfn
obligada a Sevilla en épocas anteriores, ha la Plata, que recorrió el sur de los actuales 29 y Campo-Ciudad, que con sus bloques
sido escenario del paso de mercancías y Estados Unidos. Forma parte de uno de los de pisos de gran altura rompen el equilibrio
personajes de los que da buena cuenta la antiguos caminos a San luan de Aznalfara- de volúmenes del primitivo núcleo residen-
literatura, desde El diablo cojuelo, donde se che, también conocido como Camino Bajo cia!. En esta calle se ubican las insta laciones
le llama "calle mayor del ilustre arrabal", al de San Juan (19 1Ol, y penetraba directamen- del Club Santa Clara. rM.CG.]
Primer viaje and,1/uz de Camilo José Cela, te por San Jacinto hacia el puente de barcas,
pasando por autores costumbristas como destacando ya su importancia como via de
Pérez Lugin, Laffón y otros. Actualmente a comunicación. Confluyen en e lla lópez de
este ambiente comercia l acrecentado por el Gomara, Nuestra Señora de la Salud, Azuce- AL VAR PEREZ DE GUZMAN, ca lle de
mercado en sus aleda nos, hay que unir el na, Cristo del Soberano Poder, Duna, Fran- dOIl , Se la cita en el padrón de la parro</ui,l
ambiente popular que la constituye en ceno cisco Collantes de Terán, Arcángel San de San Vicente de 1533; poeMa tratarse de
tro simbólico del barrio en épocas de Sema- Gabriel, Arcángel San Rafael, Arcángel San la actual Bailén, o alguna inmediata.
na Santa, Rocío y ~VeláP de Santa Ana. Asi- Miguel, Torres Alarcón, Lorenzo Leal, Arci-
mismo hay que destacar su tráfico rodado preste de Hita; es decir, calles o laterales de
por constituir una de las entradas hacia el las barriadas de San Gonzalo, león, los An- A LVARADO, calle. D.III.: Tri/lllll, d.p.: 41010,
casco de la ciudad desde barrios periféricos. geles y el Tardón. De ésta última constituye r./I.: ll1IV. De Cas/illa a confluencia de Alfarería eOIl
El antiguo carácter de reunión de esta zona una de sus fachadas, con la que además se Clara de Jesús Montero.
se traduce actualmente en las reuniones que comunica a través de varios pasadizos.
se forman en los veladores de sus aceras, Atendiendo a la tipología de las edificacio- En las actas capitulares de ¡ 813 se hace
especialmente en las noches de buen tiem· nes, pueden diferenciarse hasta tres secto- referencia a un callejón existente junto a la
po. rCM.] res. En la acera izqUierda se destaca, a modo Alcantarilla de los Ciegos {Casti llal que po-
de pantalla, el caserío del Tardón, con cinco dría corresponderse con este espacia. Es en
plantas y función eminentemente residen- 188 ¡ cuando aparece el trazado de la calle
cial. la frontera presenta, en casi todos los con la construcción de viviendas en terrenos
ALTOZANO DE TRJANA, cfllle. V. Altoza- casos, laterales de casas unifamiliares de de Chapina, rotulándose ese mismo ano en
oo. dos y tres plantas, o de cinco en las edifica- memoria de don Pedro de Alvarado (1486-
ciones más recientes; en este caso, el rasgo 1541 ), conquistador de Guatemala. Actual-
distintivo es la función comercial y lúdica, mente se trata de una ca lle corta y adoqui-
ALTOZANO DE LAS ROELAS, calle. V. ya que en las amplias aceras concurren nada, con acerado de cemento, que se ilu-
Jesús del Gran Poder. varias terrazas-bar características de las mina con farolas sobre brazo de fundición
sofocantes noches estivales de Sevilla. Des- adosadas a las fachadas. Su caserío es de
de la plaza que limita con Lorenzo leal la tipo popular de casas unifamiliares de dos
AL VAR NEG RO, barrera de. V. San Basilio. ca lzada es de adoquín; a partir de aquf, se plantas. Constituye un espacio de conexión
ensancha en detrimento de la acera y tiene entre las barriadas situadas al oeste de Tria-
piso asfáltico. Está arbolada con olmos y na y la zona de Chapina en dirección al cen-
Al VAR NEGRO, ca lle. D.m.: Sur,dp.:4I014, fresnos. Cuenta además con un par de refu- tro de la ciudad, por lo que soporta intenso
r.p.: 72111. Dees/lllcio sin 110ll/inar juntolll ferrocnrril gios para paradas de autobuses, quioscos tráfico rodado. rC.M.r
Sevillll-Gfdizala carretera geueml Madrid-Cádiz, eu metálicos de chucherías y de ciegos, cabi-
la barriada de Ikllllvisla (v.). nas de teléfonos, parada de taxis, ... elemen-
tos que se apoyan sin duda en el papel que
Rotulada en 1950 con el nombre de este juega esta avenida como canalizador, en ALVARADO, calle. V. Vergara.
caballero que vino con San Fernando a la parte, del tráfico que afluye desde Rubén
conquista de Sevi lIa, y que tuvo sus casas Daría y como estructurante del desarrollo
-recibidas en el repartimiento- en la parro- urbano de la zona. U.M.L.M.] A LVAREZ-BENAVI DES, calle. 0./11.: Este,
quia de Omnium Sanctorum, donde dice d.p.: 41006, rp.: 6011/; 541/V. De f.Mr0C5 de Toll110 a
Ortíz de Zúniga que "dura su nombre en la Tomás l'ircr. en la barriada del Cerro lIeI Aguila (v.).
barrera de Alvar Negro" (An,l/es, 1, p. 174). AlVA R NUÑEZ CABEZA DE VACA, ca-
Hasta entonces se denominó Pérez Galdós. lle. D.m.: Nervióu , d.p.: 41007, r.p.: 44/1/1; 4911. De En el Padrón Municipal de 1935 aparece
Abierta al parcelarse los terrenos de la ba- El Salto de Alvarado a Fray Marco;; de NhJl, en lu denominada Capitán Sediles, en recuerdo
rriada, posee un trazado recto; está cruzada Cilldad fardíll de Sanla Clara (v.). del militar sublevado en Jaca, que participó

78
en el ataque al Alcázar de Toledo. Era cono- ALVAREZ QU INT En o, call e. D.m.: Casco ron reflejar en su teatro el ambiente anda-
cida también por el nombre de José Rodrr- AUligllo, d.p.: 41004, r.p.: 131111; 1811. ~ 111 COII- luz. En los años sesenta se prolongó hasta
guez La Orden, en memoria de este perio- filie/Ida de pllIZIIllel Sal{Jlldo1 y B/U/IC/I de los RiOs R Alemanes, al perder Conteros esta parte
dista (n. 1855), redactor de El Alabardero y Al(lIIl1l1ei. final. Otros topónimos que distintos autores
El B.1/uarle. En 193(, se le da el actual, en han vinculado con esta calle son los de
memoria de Manuel Alvarez-Benavides Ló- A lo largo de los siglos, diversos nom- Latoneros, que se cita en la guía de Herrera
pez (1820- 1889), autor de planes de refor- bres han identificado distintas partes de ella. Oávila (1832), Sombrereros y Valvanera o
ma urbanrslica, de varios planos de la ciu- La más inmediata al Salvador es conocida Virgen de Valvanera, éste aplicado a la con-
dad y de estud ios sobre las calles. Proyecta- durante los s. XV y XVI como Cordoneros, fluenci., de Chicarreros, por un relablo de
da con trazado recto y cruzada por Santua- por estar ubicadas allf tiendas de este oficio. esta advocación. Una barreduela que exisle
rio de la Cabeza, Afán de Ribera y Lisboa, Es posible que también se denomine en al- casi al comienzo, en la acera de los impares,
posee aceras en mal estado, utilizadas fre-- gún momento del s. XV Chapineros. la parte es poSible que en el s. XV se llamase de los
cuentemente como aparcamiento, pavi- en que confl uye la actual Manuel Cortina, Cordoneros, pues un documento de 1406 se
mento de asfalto y alumbrado público con aparece unas veces como sitio y otras como refiere a una barrera de este nombre y esos
farolas de bácu lo mural. El caserío manifies- plaza o plazuela. En el s. XV es conocida artesanos se situaban en dicho tramo; debe
ta diversidad tipológica y de ahura en vi- como Pozo o Pozo de la Cárcel, por el alff ser la misma que en 1585 se denomina ba-
viendas unifamiliares de autoconstrucción existente, junto a la cárcel del consejo; tam- rrera del Licenciado Ruy Cerezo. Más ade-
de una y dos plantas. La existencia de gara- bién aparece el topónimo Olmo de la Ropa- lante, en el s. XVIII, aparece como calleja de
jes y algunos ejemlJlos de casas con jardín vieja, así mismo por la existencia de este la Averra, aunque en el XIX se la califica de
delantero completan el perfil de la edifica- árbol. Una zona inmediata es conocida por plaza, al parecer porque en ella se vendfan
ción. En su comienzo se ubican en una y lo menos desde comienzos del s. XIV como mercancfas en mal estado; e n este mismo
otra orilla los laterales de la industria Roca y Ropavieja, por encontrarse en ella las tien- siglo quedaría integrada en Mercaderes.
de una empresa de fria industrial. Su equi- das de los ropavejeros. Este nombre desapa- Presenla una notable irregularidad, que
pamiento comercial viene definido por la rece a finales del s. XVI y es sustituido por el ha sido su característica a través de los si-
presencia de bares, talleres y una tienda de de Roperos, que tiene poca vigencia. Ya en glos. Se inicia con una anchura mediana,
muebles.IF.B.S.1 esos años hace su aparición el topónimo debida a las operaciones de retranqueo de
Talabarteros, que viene a sustituir a todos fachadas, a partir del proyecto de ensanche
los anteriores, y que se refiere a las tiendas de José Sáez lópez (1895). Al confluir Ma-
de ciertos guarnicioneros. Durante la prime- nuel Cortina, por la derecna, adquiere gran
Al VA REZ CHA NCA, calle. D.m.: MIICtlrellll, ra mitad del s. XVII también es conocida por espaCiOSidad, para, seguidamente. estre-
d.p.: 41009, r,p.: 3/1. De Ftnllwdo A/oorfZ de Toledo plazuela de San Sebastián, nombre de un charse. Sigue un largo tramo estrecho y algo
11 Fray ISIr/oro de Sevilla, '.'II/a /mr,illda dI!! Burrero (v. hospital allr existente. A comienzos del s. tortuoso, en el que desembocan por la dere-
FemulldoAlnlrl.'Z de ToledoJ. XVIII dicho tramo es denominado Polaine- cha Cnicarreros y Rodríguez Zapata y, por la
ros, artesanos que ya estaban instalados en izquierda, Chapineros. El tramo final, en el
Se rotula en 1934 en memoria del sevi- ella en la primera mitad deIs. XVII; este que desemboca Conteros, ha experimenta-
llano Diego Alvarez Chanca, que era médi- topónimo alterna con el de Cruz de los do importantes transformaciones. En 1499
co de cámara de los Reyes Católicos, y que Polaineros, por la que allr existfa. A comien- se derribó el arco que daba a Gradas; en los
acompañó a Colón en su segundo viaje a zos del s. XIX el parte inmediata a la plaza siglos XVII y XVIII las callejas de la inmedia-
América. Se traza sobre las antiguas huertas del Salvador se rotula Mercaderes, por los ta Alcaicerfa que tenlan salida a Escobas se
del Barrero y de Santa Ana; el primer tramo comerciantes de lienzos en ella estableci- fueron privatizando; finalmente, en la se-
nasta Manuel Mateos se configura en 1921 dos, y en 1845 se extiende a la plaza de la gunda mitad de la pasada centuria, desapa-
con la barriada del Barrero y, el segundo, Cruz de los Polaineros. Según la Gura Gene- rece el quiebro que hada (plano de Olavi-
nasta Fray Isidoro de Sevilla en los años cua- ral de Forasteros... , de Montero de Espinosa de, 1771) y se aprovecha para ensanchar la
renta cuando se parcela la Huerta de Santa (1823). el tramo de Cruz de los Polaineros calle, algo que se venía demandando de an-
Ana. Los dos son rectos y están unidos por también se llamó de los listoneros. tiguo debido al tráfico. Otra de sus caracte-
un ligero giro a la izquierda, el alumbradoes La parte más estrecha de la calle es rísticas es que posee una leve pendiente ha-
de báculos murales. Se cruza con Dionisia conocida al menos desde comienzos del s. cia cada uno de sus extremos.
Alcalá Galiana y con la citada Manuel Mate- XIV como Escobas, como recuerda un azu- A fines del s. XV ya aparece enladrillada,
os. El primer tramo está flanqueado por lejo instalado en la década de 1960, nasta pero mientras Escobas se mantuvo más
viviendas de una y dos plantas del tipo de que en 1868 se incorporó a Mercaderes. la tiempo con este material, la parte del co-
casa popular, de la antigua barriada del denominación de Escobas se atribuye a un mienzo, que sopor1aba un notable tráfico de
Barrero, de las que existían algunas más que mesón así llamado que se encontraba casi al carruajes, se empedró en el s. XVI; este
han desaparecido. En el segundo hay el tipo final de la calle, lo que ocurre es que el lugar material se extendió a toda la calle en la
de casa popular de autoconstrucción de dos donde noy se le sitúa llevó otros nombres en siguiente centuria, y asl permaneció hasta
plantas junto a los bloques de cuatro y cin- esos siglos, que son los siguientes. Al de- mediados del s. XIX. En 1845 hay peticiones
co, de ladrillo visto rojo o amarillo. la dife- sembocar en la actual Alemanes existía un de embaldosar una parte que no tiene tránsi-
rencia de altura entre los dos tramos, junto a arco, que en los años inmediatos a la con- to de vehículos, y en 1894 se aprueba el
la disminución de anchura del segundo, quista castellana se denomina Puerta de adoquinado. Desde los primeros años del
hace que la calle presente un aspecto muy Dalcar, nombre de origen árabe. El tramode presente siglo alternan las partes adoquina-
diferente entre ambos: mientras que el pri- calle que sigue es la plazuela de los Torne- das con otras pavimentadas de cemento,
mero nos da una sensación de amplitud, el ros, como aparece en un documento de dualidad que conserva en la actualidad, ya
segundo nos la da de estrechez. Sólo hay 1433 y en varios de finales del s. XV y pri- que sus dos extremos, que poseen circu la-
locales desde Dionisia Alcalá Galiana, de mer tercio del XVI; en el s. XVII es Gorreros. ción rodada, cuentan con distinto pavimen-
los que parte esttin cerrados. Es una vla tran- Ambas denominaciones refieren a tiendas to. En su parte inicial la capa asfáltica tendi-
<luila a cualquier hora del dra, a lo que con- de artesanos de estos oficios allr ubicados. da en la década de 1970 ha sido levantada y
tribuye Id tipologra de la edificación predo- También formó parte de Conteros desde co- restaurado el adoquinado, asimismo se han
minante que da bajas densidades de pobla- mienzos del pasado siglo hasta la segunda ampliado las aceras de losetas; en el otro ex-
ción, pero el aumento del número de plantas mitad del actual. Finalmente, en 1910, reci- tremo, se conserva el asfalto, las aceras son
de los nuevos bloques puede hacer desapa- be la denominación actual, para homenaje- más estrechas yesfán bastante degradadas;
recer las peculiaridades que se han anotado. ar a los hermanos ¡oaqurn y Serafín Alvarez cuental1 con horquillas. para evitar los ... par-
1l.Ci.1 Quintero, nacidos en Utrera, quienes quisie- camientos. La ma\'or parte de la calle posee

79

E
"'" -

cemento, l>ero en mal estado de conserva- mo era costumbre en las escuelas de este fecha estuvo empedrada y posteriormente
ción; en el arranque de esta parte peatonal momento. En el otro extremo de la calle se emba ldosada, siendo adoquinada y dotada
se han inSltllado unos macetones de cemen- censan dos tabernas en 1667 , una de e llas de aceras en 1910, y reformada de nuevo en
10. En cuan to a otras dotaciones, existen serfa la que conociera Cervantes. Según una 1933; en la actualidad posee estrechas ace-
referencias documentales desde el s, XVII a visita efectuada a las tiendas en 1679, tooa ras de cemento en mal estado y calzada de
cañerías, y del XVIII para husillos. En la ilu- la calle estaba integrada por estas, hasta un asfallo sobre adoquines. La iluminación el~
minación se emplean farolas de báculo al total de 62, en su gran mayorfa ocupadas lrica, de la que fue dotada en 1949, está
comienzo y luego otras sobre brazos de fun- por lenceros, también por paneros y sede- montada actualmente sobre farolas de fundi-
dición adosadas a las fachadas. A finales del ros. Cerca de la barreduela del comienzo se ción adosadas a la pared (v. Pizarra). El ca-
s. XVIII se entoldaba; en 1943, es una de las fundó en el s. XIV por Arnao Tolosán el Hos- serío está formado por viviendas unifamilia-
que el Ayuntamiento decide dotar de este pital de San Sebastián, que subsiste hasta fi- res de dos plantas, algunas de e llas abando-
elemento, y. en algunos tramos, esta prácti· nales del s. XVI; y en una casa de esta calle nadas y otras en construcción, casas de es-
ca se ha restaurado. En su parte final existe nace en el pasado siglo el pintor Rafael Gar- calera de tres plantas y bloques de pisos. El
una cabina telefónica. la cruz denominada da Martinez, uno de los dos hermanos co- último tramo, esquina a Torneo, está delimi-
de los Polaineros existfa en el s. XVII, en que nocidos con el sobrenombre de Hispaleto. tado por la fachada lateral de una antigua
los vecinos decidieron sustituirla por otra de En la segunda mitad del mismo se instaló fábrica, muestra de la arquitectura industrial
jaspe, y aquf permaneció hasta que en 1840 una casa de socorro. En 1897 se estableda de principios de siglo, avitolada y con azu-
fue desmontada y trasladada al patio de los la Farmacia de Murillo, que aún subsiste en lejos de reflejos dorados y verdes, obra de
naranjos de la parroquia del Salvador. Con· el núm. 2. En la actualidad, la actividad eco- Aníbal González, que está siendo rehabilita-
taba con una hermandad, que celebraba nómica se concentra en sus e)(tremos. En el da para sede del Instituto de Fomento de An-
anualmente una fiesta, y que en 1736 pedra comienzo, hasta Chapineros, comercios de dalucfa. A lo largo de la acera frontera dis-
autorización para atajar las ca lles, con di· distinto ripo, aunque predominan las ,ien- curre la tapia de una huerta. En el s. XVy da-
cho motivo. También en una de las casas das de complementos, que alternan con lo- da su pro)(imidad al rfo, era lugar de venta de
próximas existía un relablo de la Virgen del cales cerrados. Una vez pasada dicha calle, pescado, aunque no estuviera permitida. En
Rosario; otros retablos citados por González disminuyen notablemente, aunque destaca, la Edad MCKlerna esta calle y barrio de San
de León en esta calle son los de la Virgen de por su extensión, la parte posterior de los Al- Juan de Acre estuvo ocupado por artesanos
Valvanera, de la Palma y de Belén. En el s. macenes Peyré. El ensanche final se caracte- de la seda, actividad que entró en crisis en el
XVII habra otro dedicado a la Virgen de la riza por la concentración de bares y restau- s. XVI II . En el último tercio del s. XIX fue ins-
Estrella que atraía a muchos devotos. Hasta rantes, algunos de los cuales sacan mesas al talada la primera tintorerra a vapor de la ciu·
el pasado siglo, la mayor parte de la calle exterior; y por el movimiento de personas, dad. Hoy cumple funciones exclusivamente
contaba con soportales, generalmente de sobre todo turistas, debido a la proximidad residenciales. Un azulejo colocado en la ca-
columnas, en especiill los del comienzo. de la Catedral; de tratantes de antigüedades, sa núm. 1 recuerda que el bailarín Antonio
Estos desaparecieron con la gran transfor· pues proliferan las tiendas de este tipo en las (Antonio Ruiz Soler) pasó en ella su infancia,
mación y la actividad constructiva que ex· calles inmediatas; y a la carda de la tarde, entre los años 1923 y 1934. ¡S.R.B.I
perimentó en la segunda mitad de la meno los que acuden a los citados bares. Aqur es
cionada centuria y primeras décadas de la donde se sitúa la taberna de la Escoba, que
actual, que han hecho que queden muy po- cuenta con varios siglos de existencia y por
cas casas ilnteriores, las cua les se concen- la que han pasado diversos autores clásicos A LVA RO D E LUNA, ca lle. 0./11.: Tr;aua,
tran en la parte central y más estrecha, entre y modernos. En la casa núm. 37 un azulejo dp.: 41010, r.p.: 2611, 111. CIIII4'. S;II St/lidll e/r Ard-
ellas la Rectoral del Salvador. Las alturas recuerda que en ella residió durante parte pres/tde Hila,tnlll barrilldll del Tard611 (v,J.
predominantes del caserfo oscilan entre tres de su vida el historiador Ramón Carande
y cUiltro plantas, aunque en el sector más (+ 1986).IA.C.T.S.1 Rotulada en 1955 en honor del validode
ancho alcanzan las cinco. En su inicio se Juan 11, condestable de Castilla (1388-1453).
concentran los edificios más singulares, co- La avenida de Alvar Núñez cierra el acceso
mo el modernista, esquina a Manuel Corti- a esta vra, por lo que el tráfico se canaliza a
na, de J. Espiau (1907); el racionalista de ¡. A LVA RO DE BAZAN, calle. D.m.: ÚlSCO través de Arcipreste de Hita. Las aceras, de
Talavera (' 934); y la decoración interior "art Antiguo, d.p.: 4J002, r.p.: JIIV. De Smrtll C/nm 11 cemento extendido directamente, permiten
nouveau~ de la Joyerfa Reyes (1900), con la TOrillO. el aparcamiento de vehrculos y comparte ti-
que entra dicho estilo en Sevi lla; también es pológica y morfológicamente las caracterrs-
modernista el núm. 40. Destaca la rejerra Desde el s. XIII formó parte del barrio de ticas de la barriada a la que se adscribe, con
del núm. 30. Son numerosas las casas que se San Juan de Acre, posteriormente fue cono- bloques de cinco plantas, arbolado, etc.
encuentran cerradas a todo lo largo de la cida por las Mozas yen 1845 se rotuló como U·M.LM.I
calle. Compás de San Juan de Acre al conjunto de
De la variedad de nombres de oficios calles que rodeaban este espacio. En 1868
con que se ha conocido su primera mitad, se cada uno de los varios tramos que la com-
deduce la importancia de la actividad eco- ponran recibirá nombre propio, rotulándose A LVARO DE MENDOZA, calle. 0./11.: Estr,
nómica que desarrolló desde los siglos me- éste como San Juan de Acre y, al año si- d.p.: 41006, r.p.: 551111. De Mariauo Mo/nll IOIII/I/(u
dievales, relacionada con la fabricación y guiente, Bazán; en 1935 cambiará e l rótulo Cortés, trr la barriada dt Stmtll Ttusa (v. Al/111ft).
venta de ropa y complementos, fundamen- por Almirante Bazán y en 1949 por el de Al-
talmente: cordoneros, ropavejeros y rope- varo de Bazán, primer Marqués de Santa Rotulada en 1955. e n honor de este
ros, lenceros, joyeros, talabarteros, guarni- Cruz (1526-1588) que murió cuando prepa- obiSpo de Avila que ayudó a Santa Teresa en
cioneros, polaineros, chapineros. De casi raba la Armada Invencible. sus fundaciones. Su pavimento es de hormi-
todos estos oficios hay referencias desde el Corta, estrecha y rectirrnea. la confor- gón y sus aceras de losetas. De uso peatonal
s. XV al XIX, así como de sus prácticas de mación del primer tramo ya aparece en e l en el Hmite con Joaqufn Cortés, además de
colgar los arHculos en los portales, embara- plano de Olavide (1771 1, constituyendo una unos marmolillos, tiene un escalón que sal-
zando el tránsito de personas y dificultando de las vfas que limitaban el citacJu uarriu. Vd d de~rlivel existente entre ambas calles.
la visión en el interior de las tiendas, por cu- Hacia 1868, una vez demolidas las mura- Está formada por casas unifamil iares alinea-
yo motivo se prohibe dicha práctica. A co- llas, fue prolongada hasta el río, conformán- das, de una sola planta, con cubiertas de te-
mienzos del s. XVII existfa también una es- dose asr el último tramo que es más corto y jas. la mayorfa presentan en fachada zóca-
cuela, y el maestro pecHa autorización ancho y presenta una ligera pendiente des- los de azulejos o bien de otros materiales si-
(1623) para sacar los bancos a la acera, co- cendente hacia Santa Clara. En esta misma milares. Se ilumina mediante báculos mura-

80
&

les. Debido al buen estado desu pavimenta- más de la actividad comercial, de servicios y dizarse, pues a comienzos del s. XIX, según
ciÓn V a su condición de ser vía cerrada al residencial, aparece, en el tramo triangular González de León (Las calles ... ) se llamaba
tráfico rodado, permite que sea utilizada existente en la confluencia con Lope de Ve- Rosi tas. Más tarde formarea parte de nuevo
como espacio de juego para niños y lugar de ga, una glorieta ajardinada. Entre las cons- de la citada plaza, entonces denominada Al-
cncuentroentre sus vecinos. fA.R.R.) trucciones de autor conocido que se en- mirante Espinosa (v.), hasta que en 1B68 se
cuentran en esta calle, destacamos la núm. le dio el nombre actual, sin razón aparente
6, obra de Antonio Gómez Millán, realizada alguna, aunque coincide con la adjudica-
e ntre 1922-23, de estilo racionalista; la que ción a otras calles en esta fecha de nombres
ALVARO DURAN, cal/c. Ap.1rece cilada ocupa los mímeros 42-46, de Ramón Bal- de flores. Es una calleja totalmente degrada-
en unas cuent.15 de J 575, según San /lago buena y Huertas, ejecutada en 191) y, fina l- da, pues no conserva más edificios en pie
MonlalO. Perlellecfa a la parroquia de San mente, en la esquina a José Lagui llo y Gon· que los de las esquinas, el resto son solares.
Martín, por lo que /lO puede corresponder a zalo Bilbao, las casas de Antonio Arévalo, Es recta, estrecha y corta; está pavimentada
C/¡urruca, como pretende dicho autor. El de 1912-1913, y de Juan José López Sáez, de asfalto. Hay noticias de su existencia des-
mencionado Alvaro Our,in era alguacil ma- ésta última de estilo regionalista, realizada de comienzos del s. XVII. IALT.S.I
yor cle la ciudad. en 191 B. [E.CR. ]

Al VA RO PELAEZ, calle. 0.111.: Trial!ll, d.p.: AMANTE LAFFON, ca.l1 e. D.m.: MnCllrelUl, AMAR, calle del. AP.lrece cilada en un acta
41010, r.p.: 2111ff; 2611. Callt s;,/ salida, IIbiertll Q la d.p.; 4JOO9, r.p.: 42/11; 43/1. De A/baida Irnsla AII~If, capilular de 17 15, pero probablemente se
pllI:D dt Luis MellS(u/llt; etl la barrinda del Tardón. ~,/a bnrriadD dt/ ReliroObmo(v.). Ira/e de una mala lectura de calle de la Mar.
fu.}.
Se rotula en 1934, a propuesta de la Caja
Se rotula en 1955 en honor de Alvaro de Seguros Sociales y de Ahorros, en memo- AMARGURA, call e. D.m.: Cosco Antiguo,d.p.:
Pelagia (s. XIV), franciscano escotista yobis- ria de Amante Laffón y femández (1B64- 41003. T.p.: 2/IV; 5/l1. De pla:a dr Clddtr6n dt la
po de Silves (Portugal), enterrado en el con - 1933), abogado y literato, fundador de Se- Sareaa Re/litar.
vento de Santa Clara. Dado que su único ac- guros Sociales y de Ahorro de Andalucía
ceso se produce desde la citada plaza, al Occidental, entidad colaboradora del Insti- Careció de nombre propio hasta fines
concluir en el otro extremo con las edifica- tuto Nacional de Previsión. Anteriormente del s. XVII en que aparece ya con el actual,
ciones de la avenida de Alvar Núiíez, per- se conoció como calle núm. 6. Es una de las cuya motivación se desconoce; la primera
manece cerrada .11 tráfico rodado, El piso es dos vías más largas de la barriada, paralela a cita corresponde a 1691. ligeramente cur-
de tierr .. y queda n.. nqueado por aceras de la avenida de Miraflores. La relación entre la va, se va ensanchando progresivamente. En
cemento extendido directamente; está arbo- anchura y la altu ra de las casas le da una la acera de los pares se abrió en 1910 el pa-
lada.O.M.L.M.! sensación de amplitud. Se traza en la Huerta saje de Amores. Es peatonal. por lo que ca-
de la Pintada hacia 1927, cuando se inicia rece de aceras y está pavimentada de lose-
la construcción del Retiro Obrero. La pavi- tas, que sustituyeron al cemento con que fue
mentación de su calzada y aceras se en- dotada en 1920. En 1921 , e l alumbrado de
AMADOR D E LOS RIOS. calle. 0./11.: Na- cuentra en buen estado y está dotada de fa- gas fue sustituido por e l eléctrico, que hoy
en IDSt Lngui-
{'161J. d.p.: 41003. r.p.: 9//V; J4/IV,11. rolas tipo jardln de farol troncopiramidal. Se cuenta con farolas sobre brazos de fundi-
11011 Luis MOlllolo_ cruza con Gumersindo Azcárate, Previsión ción adosados a las fachadas. Las casas, de
y José Maluquer y confluyen en ella General dos y tres plantas, pertenecen a los años fi-
Trazada sobre la antigua Huerta de San Marvá y Manuel Rodenas. Sus aceras están nales del s. XIX y primera mitad del actual, a
Agustin, fue rotulada en 1900 en memoria flanqueadas por los dos tipos de casas unifa- juzgar por el diseño de sus fachadas. Todas
de este crítico e historiador sevillano (181 B- miliares de la barriada, en los pares el dedos las plantas bajas están dedicadas a comer-
t878), autor de algunas obras sobre nuestra plantas y en los impares la casa-jardln de cios, que sacan sus artfculos al exterior, por
ciudad. Atravesada por Gonzalo Bilbao, Jú- una planta. En el cruce con Previsión, en la lo que en toda su longitud está ocupada por
piter, Luis Cadarso y Juan de Vera, en ella acera de los impares, aparecen dos edificios pequeños puestecillos de las más variadas
confluye Fray Alonso. Pavimentada con as- que se utilizan como almacén de la Seguri- mercancías, que convierten a esta calle en
falto. su acerado es de losas de cemento y dad Social y que en un principio formaban un pequeño centro comercial del barrio, al
terrizo, estando provista de aparcamientos parte del equipamiento social de la barria- amparo del inmediato mercado de la Feria.
en baterfa pavimentados con hormigón. Ilu· da. También se sitúan en esta vla la iglesia y Este factor ha marcado su historia, ya que
minada mediante farolas de báculo, a lo lar- el colegio público, cuya tapia lateral da a la siglos atrás era el punto de acceso al citado
go de su recorrido se alinean gran número de los pares. Su edificación es la que ha mercado para los carros que trafan los pro-
de moreras, papirfferas, melias y robi nias. sufrido más modificaciones dentro del con- ductos de los huertos y jard ines de la zona
En 1966 se .1briÓ un paso por debajo del junto de la barriada. y fundamen talmente en de la Macarena, asl como lugar de asenta-
puente del ferrocarril Cádiz-Madrid, con las casas de una planta con jardfn, sustitu i- miento de vendedores de frutas y horta lizas,
objeto de comunicar La fl orida can esta vfa das por otras de tres y cuatro sin respetar el como denuncian los periódicos de la déca-
y con Juan Antonio Cavestany, lo cual con- diseño y los materiales del conjunto. Es una da de 1B60, hasta que, al ampliarse aquél en
vierte a Amador de los Ríos en enlace viario vfa predominantemente residencial , con al- 1925, se les obligó a instalarse en él. En la
muy frecuentado, debido a la intensa activi- gunos comercios y oficinas en los bajOS de actualidad se caracteriza por esa función
dad comercial que tiene lugar en esta calle y las nuevas construcciones. El escaso tráfico comercial y por el tráfico de personas que
por servir de comunicación de los vehículos no altera su ambiente y es frecuen te ver a ni- van y vienen del mercado, ambiente descrito
que, procedentes de la "ronda", se dirigen al ños jugando a la pelota en la misma calza- por M. ferrand (Calles de Sevilla) en los si-
sector norte de la ciud.ld. Varios loteamien- d •. [).c.J. J guientes términos: ..Ahf la calle de la Amar-
tos se suceden hasta 1916, hallándose ya gura, estrechita y repleta cada mañana de
construidas, en 1934 algunas viviendas, su- puestos heterogéneos ... con la correspon-
mamente modestas yde una sola planta. Re- AMAPOLA, barreduela. D.In.: Cosco Allti- diente b.lrahúnda de pregones y regateos a
cientemente se han levantado algunos blo- gllO,d.p.: 4JOO3, r.p.: 511V. Sil, salidlll'1r Almirrmte grito limpio. Zoco matinal que se completa
ques de viviendas en el tramo central que EspiuOSiI,csquilur a/I/fuules. con muchísimas rifas de tono menor, con
dejan al descubierto la antigüedad e indu- premios que son alivio para ir tirando; sorte-
dable abandono de los edificios más po- Inicialmente formó p.lrte de la plaza de os de décimos de !oterra, que es tiento doble
pulares, situados en ambos extremos. Ade- los Solares, para con posterioridad indepen- a la fortuna , y venta de papeletas, por si to-

81
QmIoIlCiOO (k> rIMboI;u en ,ÑfI.,11" h.1c1J /9JO
V'SI.l ;H'ft'J ck'/'¡ twr".l(b AnLI/" (/ 968/
l., b;,m ...u Am.:lll· t'tl rI p1.IIIQ de (,ñ,f" /1%16:!I
can los billetes de cien, de quinientas o de
mil pegados a un cartón para que no vuelen
antes de tiempo" .IA.CT.5.]

ANlA.RILLA, ctlrrc t crn. V. 5u Eminencia.

AM ATE, barriada . D,m.: Es/e,tI.p.: 41006, r.p.:


54111. IV; 55/1, 1/1. Si/llmllt 111 es/e de/ mick'O I/r/JallO
tle la ciudad, t'Stá drlimi/mla por 111$ e¡,l/es Federico
Mayo Gayarre y Tllfragoua, oorrilll/115 de Rocilell11u,
ber/, 511" Gillo's y por /a rOrll/a l/e/ TIIIIIIITSllillo.

Se asienta en parte de los terrenos de la


hacienda Jesús, Marra y José, vulgo Amate.
En el plano de Alvarez-Benavides, de 1884,
esta hacienda se encuentra ubicada entre las
de la Candelaria, la Doctora y la Negrilla,
Huerta Madre de Dios y de los Caños de
Carmona. En 1928, esta parcela estaba si·
tuada junto a la vereda del Ju ncal, entre la
avenida de Ramón y Cajal en su prolonga·
ción al Cerro del Aguila y la carretera de Al·
calá de Guadaira. Limitando al norte con la
Huerta Madre de Dios, Hacienda de la Can·
delaria, conocida como Cavaleri y finca de
la que procede; al sur con terrenos del Cerro
del Aguila; al este con la Hacienda de Jesús,
María y José de la que procede y al oeste
con la vereda del Juncal. En 1929 el Ayunta·
miento adquiere una gran parcela de esta
hacienda, para el emplazamiento de vi·
viendas económicas. El motivo fue que en
, 928 ~existía sobre la ciudad un grave y
latente problema, para hacer desaparecer
antes de la Exposición Iberoamericana los
núcleos de chozas existentes en la periferia
de Sevilla. Era necesario ir destruyéndolas,
pero antes habia que facilitar alojamiento
adecuado a esa cantidad de personas que
las habitaban. lo que hace el Ayumamienlo
es reagrupar las chozas en una llamada
SE V ILLA
barriada ultrabarata de Amate, popularmen.
te apodada "Estados Unidos de Amate", for·
mando un campamento con sus calles y
viviendas numeradas, cuya planta muestra
el plano de Sevilla de 1933. Al comienzo de
la guerra civil, en 1936, Queipo de Llano
procede a demoler esta barriada y otras de
las mismas características. Estas demolido·
nes ~ extendieron hasta los afias 60. Es
entonces, entre los afias 1950·60, cuando se
procede a la reedificadón de Amate. Este
espacio fue acogiendo sucesivamente dis·
tintas barriadas y actualmente está ocupado
por las de Amate casas unifamiliares, Virgen
de los Reyes. Santa Teresa y Regiones De·
vastadas.
Amate casas unifamiliares.· Hacia 1950
se construyeron 200 viviendas de carácter
popular, siendo el promotor de la edifica·
ción el Ayuntamiento. En el plano de 1952
aparece su planta de perimetro pentagonal,
con las calles que se rotularon en 1950 Y
que tienen nombres de pintores general·
mente. Se accede a ella principalmente por
Federico Mayo Gayarre y está formada, ca--
mo su nombre denota, por casas unifamilia·
res alineadas de una sola planta. Presentan
en la fachada la puerta de acceso a la vivien-

62
da y una o dos venta nas, y tienen cu bierta bando d iez bloq ues del solar núm. 2; sin ellas en 1955, tienen nombres relacionados
de ura lita la mayorla de e llas. la evolución embargo la demolición de las viviendas del con la vida y obra de Santa Teresa de Jesús.
física de estas viviendas ha sido grande, solar núm. 1 fue muy posterior. enlre 1985- En el año 1954 se entregaron en esta zona
pues el patio interior que tenfan todas, sa lvo 86. las familias afectadas fueron trasladadas 448 casas unifamiliares de una sola planta.
raras exce¡>ciones, ha desaparecido o al me- a pisos ubicados en distintas barriadas, co- Posteriormente la promOCión se completó
nos ha quedado reduc ido, ya que los veci- mo el pollgono San Pablo, las Tres Mi l Vi- con la construcción de bloques, que hadan
nos lo han convertido en habitaciones. Al- viendas y la barriada Murillo, entre otras. un lotal de 446 viviendas, dispuestas en for-
gunos han construido en la parle superior o Comprendía qu ince calles, que fueron ma perimetral y actuando como pantallas
han incorporado espacios exteriores en la rotuladas en 1956, pero actualmente sólo sobre las casas unifamiliares. viviendas éstas
fachada, de ta l suerte que es dific il recono- queda Séneca, aunque hay pisos de esta ba- que se entregaron entre los años 1957-58. El
cer la traza origina l de las viviendas. Sin rriada en Federico Mayo Gayarre y Pedro de promotor de estas dos fases fue el Instituto
embargo la última casa de cada manzana Madrid. los bloques de pisos de Séneca y Nacional de la Vivienda, que igualmente
conserva todavla el pequeño patio de entra- Pedro de Madrid son edificios en H, cuya construyó 24 locales comerciales, el colegio
da. Igualmente hay que destacar el cambio planta baja se convierte en un pequeño pa- nacional San Fernando y la iglesia parro-
de fu nciones, pues parle de las casas son uti- tio al que se accede desde la calle a través quial de Santa Teresa de Jesús. En el parce la-
lizadas como loca les comerciales, especial- de una cancela. Estos bloques han sido re- rio de 1952, aparece construido al este de
mente bares. cientemente reparados a pesar de estar pre- esta barriada un edificio destinado a una
El estado de conservación de las vivien- vista Su demolición. Entre estas dos calles emisora de Radio Nacional de España y un
das es aceptable porq ue, aunque éstas no hay unos bajos comerciales cuyo estado de conjunto de casas unifami liares que fueron
son en propiedad, los vecinos demuestran conselVación es deficiente. El tipo de edifi- construidas por el Patronato Francisco Fran-
inlerés por conservarlas; casi todas tienen cación en Federico Mayo Gayarre es distin- co. Estas viviendas formaron va rias manza-
zócalos de azulejOS o bien de otros materia- to, son cinco bloques aislados de cinco nas haciendo un total de diez calles y una
les similares. las cubiertas son de ba ja cali- plantas. En 1986 fueron reparadas las cu- plaza. la rotulación se llevó a cabo en 1952
dad y por ello requieren constantes repara- biertas y estructuras y pintadas las fachadas y sus calles tuvieron nombres de falangistas ,
ciones. El sistema viario está constituido por porque estos bloques no van a ser demoli- algunos muertos violentamente en 1935.
calles bastante homogéneas entre si; las pea- dos. A la altura de la que fue la calle Pruden- Por este motivo se conoció vulgarmente a
tonales son prácticamente iguales, están pa- cia quedan unos locales que forman una esta barriada como de la ~ Falange~. Estas
vimentadas con losetas de cemento y ofre- especie de galería comercial, uno de ellos viviendas fueron demolidas hacia 1975, li-
cen un buen aspecto, debido sobre todo a la ocupado por una farmacia, que al igual que berando un solar de 27.000 metros cuadra-
abundante vegetación, pues sus ejes centra- los otros ofrece cierto grado de abandono. El dos. Actualmente queda un gran descampa-
les están ocupados por parterres con flores descampado que queda actualmente en el do, aunque parte de él lo ocupa la plaza de
de varias especies y con arbolado de naran- solar núm. 1 es de grandes dimensiones. En Santa Teresa de Jesús, antes de Jack Carrun-
jos. las de Iráfico rodado tienen sus aceras 1980 se aprueba el expediente de remodela- cho, y el Instituto luis Cernuda. la mayorfa
pavimentadas con losetas de cemento. En ción de la barriada que afecta, en principio, de sus habitantes pasaron a ocupar pisos en
1980 se reparó el alcantarillado, la red de sólo al solar núm. 2 cuyo tipo de edificación el Polfgono Norte. Igualmente fue demolido
abastecimiento y el viario, encontrándose era igual al del solar núm. 1. Según proyecto el edificio de Radio Nacional.
pDf tanto en buen estado de conservación. de lino Alvarez Reguillo, a iniciativa de la Santa Teresa, a la que se accede princi-
la instalación eléctrica, que no se instaló Junta de Andalucía, se han construido 224 palmente por Paulo Orosio y por la avenida
hasta 1958, consiste en báculos murales. El viviendas y 16 locales comerciales. 5e em- de San Juan de la Cruz, está formada por
principal lugar de reunión y esparcimiento pezaron las obras en diciembre de 1981 y se bloques de pisos y casas unifamiliares. la
de la barriada es una plazoleta que carece de han terminado recientemente, pues la entre- evolución física de éstas últimas, que pre-
denominación y que está ubicada delante de ga tuvo lugar en juliode 1986. sentan en la fachada la puerta de acceso y
las casas que forman la calle Francisco Escu- la nueva barriada está formada por dos una o dos ventanas, con cubiertas de tejas,
dero. No está el barrio concebido como nú- grandes manzanas en V, separadas por una ha sido grande. El patio interior que tenlan
deo independiente, pues carece de iglesia, calle peatonal, desde la que se accede a los todas, ha desaparecido en algunas casas y
mercado de abastos y demás equipamientos, patios de entrada a las viviendas. Estos espa- en otras ha quedado muy reducido. pues los
estando algunos de estos seIVicios ubicados cios, asl como la mencionada calle, salvan vecinos Jo han convertido en habitaciones.
en la barriada colindante de Santa Teresa. la diferencia de cota con la calle Tarragona Carecfan de puertas interiores y el suelo era
Comprende las siguientes calles: Antón mediante rampa o escalera. Son manzanas de cemento. Algunos han construido en la
Ruiz, Clemente Torres, Diego Gálvez, Do- de cuatro plantas, de ladrillo visto hasta la parte superior, con lo c ual hay varias casas
mingo Martlnez, Esteban Márquez, Francis- primera, con ventanas y con huecos vertica- con azoteas. También hay que destacar el
co Escudero, Gibraltar, Jooquln COrlés, Mi- les. los patios que están abiertos aTarraga- cambio de funciones, pues algunas son utili-
guel de Tovar, Pedro de Madrid y Riquelme na tienen aceras a dos niveles pavimentadas zadas como locales comerciales. El estado
Quirós. de losetas, zonas de albero en donde hay de conselVación de las viviendas es acepta-
Virgen de los Reyes.- Ocupa dos solares bancos y arbolado de acacias y pa lmeras. ble, porque aunque éstas no son en propie-
no contiguos. Delimitado por Federico Ma- Ofrecerán en un futuro próximo abundante dad, los vecinos demuestran interés en con-
yo Gayarre, San Juan de la Cruz, Julián de vegetación, pues son muchos los espacios seIVarlas. l a mayorfa muestran en la facha-
Avila y Pedro de Madrid el solar núm. 1, Y acotados para este fin. la calle peatonal está da zócalos de azulejos, de losetas de terra-
por Tarragona, Doctor Serrano Pérez, Paulo pavimentada con losetas de cemento y su zo, o bien de otros materiales similares. las
Orasio y Puerlo de los Alazores el solar eje central está ocupado por acacias que se cubiertas, al ser de tejas, se deterioran con
núm. 2. El proyecto de la barriada fue reali- plantan sobre a!corques, y entre cada una de relativa frecuencia, pero la Dirección Gene-
zado por luis Recasens y se construyeron, a ellas hay un banco de cemento. Su acceso a ral de Arquitectura y Vivienda se encarga de
iniciativa de la Obra Sindical del Hogar, un Tarragona se rea liza por amplias escaleras. su reparación. En cuanto a los pisos, éstos
lota l de 9&8 viviendas. El expediente fue Santa Teresa.- Está delimitada por las ofrecen un buen estado exterior. Son blo-
aprobado en 1954 y la entrega definitiva se calles Julián de Avila, luisa de la Cerda. pla- ques de cuatro plantas con azoteas, excepto
hizo en 1957. En realidad esta barriada ape- za de Santa Teresa de Jesús, Mancera, Paulo la baja que está pintada, las fachadas de las
nas duró veinte años. En 1975 el Ayunta- Orosio, Cnlos Garda Oviedo y )caquln Cor- tres restantes son de ladrillo visto. En la pri-
miento declara que la mayor p.:lrte de estas tés. Aunque la denominación oficial es Ama- mera hay balcones, que van unidos dos a
viviendas están en ruinas y hay que dema- te (casas o bloques), se la reconoce como dos y cuyos huecos han sido decorados con
lerlas, porque según el informe técnico no barriada de Santa Teresa. debido a que sus azulejos en algunos pisos. el resto de las
son reparables. En 1979 se empieza derri- calles, que fueron rotuladas la mayorla de plantas sólo tiene ventanas.

83

cE
...

El sistema viario está constituido por ca- nizar, han sido aprovechados por los veci- rec to, ca lzada de pavime nto asfal tado yace-
lles bastante homogéneas entre sí. Son ma- nos, que los utilizan como zonas de desaho- ras de losetas de ceme nto. Presenta arbola-
yoría las de uso peaton<ll, que están pavi- go, sobre todo como tendederos y como do en alco rques integr<ldo por n<lr<lnjos y
mentadas de hormigón_ Son de tráfico roda- lugar de aparca mie nto para sus vehfc ulos; robinias, que dan abundante sombra . La ilu-
do Carlos Carda Oviedo y Pau lo Orasio incluso ha n derivado a los mismos e l acceso minac ió n se lleva a cabo por medio de faro-
que la delimitan, Beatriz de Ahumada que a algunos bloques. No obstante ofrecen un las de ¡ard rn, colocadas en 1958. Sus ed ifi-
es el eje que vertebra la b.:lrriada, Aloo de aspecto exterior de cierto abandono. Sus caciones son de tipo chalets, propias del
Tormes que sirve de acceso a todas las pea- calles están asfaltadas, excepto Eduardo To- harria a que pertenece, separadas de la vía
tonales de su entorno y la avenida de San rres y RUjlerto Chapí que son terrizas, ambas públ ica por verjas y setos. En la década de
Juan de la Cruz. La mayorra se encuentr.ln peatonales y que en rea lidad son las propias los años 1940 estuvo ubicado en su núm. 24
arboladas con olmos y robinias. El firme y de la barriada . Todas tienen sus aceras pavi- un cuarte l de la Guardia Civil. Actualmente
acerado de todas están en buen est-ado de mentadas de losetas. Las calzadas, ta nto las su funció n es residencial. rCM. ]
conservación, porque fueron reparadas en asfaltadas como las que no lo están, quedan
1979. Durante muchos años el alumbrado por encima del acceso a las viviendas, por
de las ca lles consistió en bombi llas coloca- lo cU<l 1éste se real iza med iante esca le ras. La
das encima de la puerta de entrada de cada función, exclusivamente residencial, viene AMBROSIO DE LA CUESTA, calle. 0.111.:
casa, actualmente la instalación eléctrica determinada por la inexistencia de locales SI/T, d.p.: 41014, '.1'.: 7111,/11. De Alollso de Lugo a
consiste en báculos murales. Tiene esta ba- comerciales. Más que de una barriada, se Torrl'S Farfdll, ellla burrilllm dt 8tllavista (v.).
rriada dos plazas que cumplen la finalidad Irala de un conjunto de viviendas de las mis-
de ser lugares de encuentro y esparcimiento. mas características, ya que no está conceb i- Se forma en la década de los treinta, al
En la plaza de las Moradas se concentra la do como núcleo independiente. COnl j)ren- construirse nuevas vivie ndas y calles en la
mayor parte de la actividad comercial y se de las siguientes ca lles: Eduardo Torres, Ru- zona occidental de la carretera genera l Ma-
encuentra ubicada la iglesia parroquial de perta Chapí y parte de Carlos Carda Ovíe- d rid-Cádiz, frente al núcleo originario de la
Sama Teresa de Jesús, que organiza todos do, avenida de San Juan de la Cruz y Paulo barriada. Rotulada en 1950 con el nombre
los años una velada a partir del día 15 de O rasio. IA.R.R.1 de este canónigo y archivero de la catedral
octubre cuya duración es de una semana. En hispa lense (1653- 17071, historiador eclesiás-
e lla se sitúa el escenario donde se celebran tico sevillano. Hasta entonces se llamó Mu-
diversos concursos y actuaciones. La otra es rube y Melgarejo. De trazado recto, con 600
la de Santa Teresa de Jesús, de enormes di- AMATE, calle de. Aparece en el padrón de m. de longitud , es el eje vertical del sector
mensiones, que con su merendero, ooncos, Omnium S.lnctorum de 169 1: debr., estar occidental de Bellavista: cruzada por 81anco
juegos de niños y de jóvenes, cumple ade- por el sector de Relalor y Escuderos. y Crespo, Eduardo Miura, Viar, Camino de la
cuadamente sus funciones. En realidad este Ermita de la Virgen del Valme, Caspar Ca l·
barrio está concebido como núcleo inde- deras e Isabel Cheiz. Asfa ltada y con aceras
pendiente, sólo carece de mercado de abas- AMATI STA, calle. D.m.: Mam,eua,d.p.: 41009, de cemento en regular estado de conserva-
tos propio, pero el vecindario acude a los r.p.: 37111. Ck B,illmrle u Agu/u, (11 buTTiada IlIS Avt- ción y limpieza, presenta a ambos lados las
que hay ubicados en las barriadas colindan- uidns (¡>J. edificaciones de viviendas unifamiliares ado-
tes. Seglín los propios vecinos, esta zona fue sadas propias de esta barriada, a menudo
siempre tranquila y <lpacible, pero última- Fue rotulada en 1971 con e l nombre de adornadas con zóca los cerámicos en sus fa-
mente hay cierto clima de robo e inseguri- este mineral. Perteneciente a la segunda fa- chadas. El alumbrado público consiste en fa-
dad, con loquese ha alterado su fisonomía. se, fue trazada sobre la Huerta de San Anto- rolas de brazos apoyadas en las casas de los
Comprende las siguientes calles: Alba de nio, conocida en el siglo XIX como de la impares. Desde su nacimiento hasta su con-
Tarmes, Alonso de Cepeda, Alvaro de Men- Solana. Es recta, peatonal y tiene dos tramos fluencia con Eduardo Miura hay modernos
doza, Ana de Jesús, Ana de San Bartolomé, separados por la calle Topacio. Está total- cha lets exentos de una o dos plantas, con te-
Beatriz de Ahumada, Carlos Carcía Oviedo, mente pavimentada, salvo a lgunos espaCios jadas y jard ines exteriores separados de la
CristÓbal Rojas, Duruelo, Eboli, Francisco terrizos, plantados con naranjos y diferentes ca lle por verjas y mampostería. Soporta in-
Salcedo, Cuiomar de UlJoa, Isabel de Jesús, arbustos. Dotada de bancos de hierro, dife- tenso tráfico rodado, lo que junto al número
Julián de Avila, Lorenzo Cepeda, Luisa de la rentes barreras de este mismo material impi- de habitantes, motiva la existencia de apar-
Cerda, Mancera, Marfa Briceño, Mariano den la entrada de vehfculos de cuatro rue- camientos en paralelo. Como mobiliario ur-
Mota, Medina del Campo, Pastranil, Pedro das. La iluminación procede de faro las tipo bano hay seis papeleras, dos co ntenedores,
Poveda, Rodrigo, San José deAvila, San Juan báculo adosadas a la pared . Los edificios, ocho horquillas y cinco bolos. [M.S.s.J
de la Cruz, Teresita, Virgen de la Caridad, que no tienen portales de acceso a vivien-
Virgen de Soterraña y las plazas de las Mora- das, son de cinco plantas, dedicando los
das yde Santa Teresa de Jesús. bajos a locales comerciales y a actividades AMELIA, calle. V. Somosierra.
Regiones Devastadas. Las 4 cancelas.- socioculturales; así están la Peña Antonio El
Está delimit<lda por Pauto Orosio, San Juan Sevillano, la comunidad genera l de propie-
de la Cruz y Carlos Carcra Oviedo. Carece tarios y una capilla del Crupode Devotos de AMERICA, p laza de. D.m.: SlIf, d.p.: 4/013,
de denominación oficial, pero popularmen- la Santa Cruz y de la Virgen Inmaculada '.p.: 59111. EII"I' ptlstO de las Delicias!J avellida de la
te se ta conoce como Regiones Devastadas, Madre de Dios y Salud de los Enfermos. Borbolla.
Las -4 Cancelas. Debe su nombre, por una ['.$.1.[
parte, a la promotora de la edificación que Fue denominada p laza de Amé rica des-
fue la Dirección General de Regiones De- de que se aprobó e l proyecto de construc-
vastadas, y por otra a la Asociación de Veci- ción. Su nombre obedece al sentido de la
nos que tomó este nombre porque los patios AMAZONAS, calle. 0./11.: Sil', d.p.: 4J012, Exposición Iberoamericana de hacer paten-
interiores, cuatro en total, están cerrados por r.p.: 641/v. Ck l{ni a Uruguay e" el burr;o de /-I1'1i6- te las relaciones establecidas entre España y
cancelas. Se construyeron en este lugar 257 polis (v.). América tras el Descubrimiento. La iniciati-
viviendas, cuya entrega provisional M! reali- va de Luis Rodrfguez Caso de construi r un
zó en 1956. Está formada por edificios de Rotulada en 1935 a propuesta del Patro- conjunto de pabellones en 1909 p;lfa la
tres plantas, bien en bloques aislados o nato de Polftica Social, recuerda el río suda- Exposición Iberoamericilna tuvo su pronta
agrupados de dos en dos, formando en su mericano del mismo nombre. Se constituye, aprobación realizándose un proyecto ba jo
interior espaCios abiertos de comunicación. como todo el barrio, con motivo de la Expo- la dirección de Aníbal Conzález y Alvarel
Estos espacios interiores, que están sin urba- sición de 1929. Actualmente posee trazado Osario. Esta plaza rectangular se situada en

84

Vi~d ~ de Id pJ;ll~ Ik "mé,,~~, I..,CI~ /9JO


la ~nl'SUd pbu de EUfop;.. hoy ,nlcgradd en Nno, de /)los,.l (¡1M... del~.).IX

el Huerto de la Mariana y estaría definida


I>or dos grandes pabellones enfrentados en
los lados largos del rectángulo, e l de Bellas
Arles y el de Arle Antiguo e Industrias Artísti-
cas. Cerrarla por un lado un pabellón de la
Casa Real y I>or el otro extremo un monu-
mento a Miguel de Cervantes que no llegó a
realizarse, y constituirla la "plaza de honor"
del Cerlamen. las obras comenzaron en
1912 y terminaron en la misma década.
La plaza se adorna como un gran rectán-
gulo ajardinado, en cuyo centro se sitúa una
fuen!e y estanque sobreelevados rodeados
de una verja de hierro forjado. Dispone de
una calzada asfaltada en forma elrptica, con
arllsticas cancelas a las avenidas que la deli-
mitan. Delante de los edificios se sitúan pa-
ños de jardfn dispuestos si métricamente al
estilo francés. la iluminación se proyectó, y
aún se conserva en gran parle, con globos
de cristal que penden de cadenas que a su
vez están ancladas en esbeltas columnas de
capitel compuesto de piedra y coronados
por victorias. Estas obras fueron realizadas
,l
...,"- '1
'.~·o
~-,

por los escultores Pedro Carbonelt y Loren- ~


zo Coultault Valera. En los accesos al pabe-
llón mudéjar hay dos grandes farolas de ce-
Ir ,.
01 o ,.
~
' o

r-
l~'
• l' • -
rrajerra con varios brazos. Existen, además,
a ambos lados de la calzada farolas de pie
de forja.
De 105 tres pabellones, el Palacio de !n~
-.... ~
-j
¡'I IIUlla .
I

• ---J
,-
dustrias, Manufacturas y Artes Decorativas,
luego llamado de Arle Antiguo e Industrias
Artísticas y posteriormente Pabellón Mudé-
jar, fue terminado a comienzos de 1915 ,
.,!!~ ,tj.
,
,
11. jl ll ll lllll

¡;; ~
11,

siendo el primer pabellón del Certamen que


se concluyó. El edificio, de amplio eje trans-
versal, se articula en torno a un patio al que
se adOSeln lateralmente las grandes salas de
exposiciones. Exteriormente y en su planta
baja está recorrido por una galería que se
interrumpe en los extremos; los materiales
más empleados son el ladrillo tallado y una
profusión de e lementos decorativos cerámi-
cos y azulejos, obra en su mayorla del cera-
mista Manuel Martínez Romero de la fábrica
de Julián Laffite. La fachada, inspirada en el
Alcázar y el Palacio del Marqués de la Alga-
ba, está rematada por una crestería de cerá-
mica y un tejaroz. El patio inspirado en los
claustros de San Isidoro del Campo, Rábida
y Lorelo está construido con ladrillos con
incrustaciones cerámicas. El edificio ha sido
calificado de esti lo neomudéjar sevi llano.
Desde 1973 es la sede del Museo de Artes y
Costumbres Popu lares; anteriormente fue
hospital de sangre con ocasión de la Guerra
de Africa en 1921 ~ 22, sede del Laboratorio
de Arle, Sala de Exposiciones, Sede de la Ex-
posición de Otono organizada por fa Acade-
mia de Belfas Arles y Hemeroteca Munici-
p.-tl. El Palacio de Bellas Artes fue construido
entre 191 2 y 1919, obra de Aníb<lf Gonzá~
lez y fue concebido como museo. Todo el
t!<hficio (Iue está realizado en piedra artifi-
el"l, está rematado por una recortada creste-
ría y numerosas escu lturas y escudos, de es-
tilo neorrenacentista. Desde 1946 es sede
del Museo Arqueológico. El Pabellón Real,
de menores dimensiones que 105 anteriores,
lue construido entre 1911 y 1915 , Yes asi-

85
-

mismo obra de Anfbal González que lo con- llegaba a establecer un símil entre e l estado te. En 1911 se acordó rotularla Sales y Ferré,
cibió como una planta de cruz de brazos de la calle y el valor que a la amistad conce- en 1936 se propuso darle al último tramo el
iguales unidos ¡xl' galerfas abiertas de den los sevillanos. Hoy, por el contrario, nombre de Juan de Mesa, y de nuevo en
menor ahura. Esla más cumplida manifesta- resulta ser una calle tranquila y cuidada, a lo 1953 hubo un intento de sustituirlo por el de
ción del trabajo de ceramistas y tallistas del que sin duda contribuye su reciente pavi- Dr. Letamendi, pero ninguna de estas pre-
ladrillo de la época. Su estilo está inspirado mentación y las ventanas de las casas habita- puestas prosperó. Al final de la calle, en la
en el arte de la época de los Reyes Católicos das adornadas con macetas.U.C.V.1 acera de los pares subsiste una barreduela
en ladrillo y cerámica. la fachada principal que hasta la reforma general del nomenclá-
est.'i rematada por un amplio escudo real tor de 1845 mantuvo el nombre de Neverfa.
cerámico y ja lonado de estfpites. Todo el Calle relativamente larga, se inicia con
edificio está rematado por artfstica crestería AMOR, calle.D.m.: Este, d.p.: 41006, r.p.: 55/1, un trazado curvilfneo, y desde la confluen-
gótica en cer.'imica. En ambos lados apare- 11. [)eavlmida de Anda/uda 334 a /a deÚlr/os Marx. cia con Garda Tassara es sensiblemente
cen sendas glorietas dedicadas a Miguel de más ancha y rectilfnea como resultado de
Cervantes y a Francisco Roorlguez Marln. Aunque era conocida anteriormente con procesos de alineación, particularmente el
En e lla tuvo su sede la Junta de Andalucía en este nombre, el reconocimiento oficial de que se llevó a cabo hacia 1860 tras el derri-
su etapa preautonómica, antes y después dicha denominación es de 1978. Bordea el Ixl del convento de San Pedro de Alcántara
han estado alojados diferentes organismos parque Amate. Pavimentada con asfalto, la (v. Cervantes) y el hospital del Amor de
oficiales. Actualmente lo ocupa la delega- relativa amplitud de la calzada se ve reduci- Dios. Por su baja cota y proximidad a la Ala-
ción de la Consejerfa de Educación y Cien- da por los aparcamientos en baterra de la meda de Hércules quedaba inundada en las
cia. acera de los JXlres. El acerado es. en ambos frecuentes avenid<lS del Guadalquivir, de-
Constituye, junto con la plaza de Espa- lados, de losas de cemento estriadas, facili - biéndose circular incluso con barcas. A e lla
na, uno de los lugares de más atractivo del tc1ndose el alumbrado por medio de farolas confluye por la acera de los pares, además
parque de Maria Luisa, con las palomas que de báculos. Es de destacar que la circula- de Garcfa Tassara, Morgado y Europa; por la
acuden a los visitantes en busca de comida. ción rooada es relativamente intensa y, so- de los impares San Miguel, Delgado y un
Fueron adiestradas en la época de los anos bre todo, muy rápida. Si exceptuamos una pasaje de reciente apertura situado a mitad
veinte y actualmente sU¡xlnen un serio pro- hilera de casas de autoconstrucción, de una de la manzana denominado Esperanza Ele-
blema para los edificios de todo el parque y y dos plantas, situada al comienzo, las vi- na Caro. Hay noticias de su empedrado des-
áreas colindantes. En los meses de verano viendas se levantan en la acera de los pares, de 1611 hasta 1868; fue adoquinada con
algunos de los quioscos existentes contratan con bloques de nueve plantas y ladrillo visto anterioridad a 1883, dotada de aceras de lo-
orquestinas para deleitar las noches caluro- pertenecientes a la urbanización Santa Au- setas en las dos primeras décadas de la pre-
sas. En los últimos años los jóvenes la ocu· relia, construidos recienteme nte, con sopor- sente centuria y asfaltada en la década de
pan los fines de semana como extensión de tales que los comunican peatonalmente; a 1970. Todavfa en 18S3 poseía alumbrado
los cercanos jardines del Lfbano. Ocasional- estos bloques le siguen otros de trece plan- de aceite, sustituido por e l de gas en 1855, y
mente ha sido lugar de concentraciones y tas y ladrillo visto, que forman parte del con- hoy la iluminación e léctrica se apoya en
verbenas. Fue muhitudinarioel recibimiento junto residencial Cooperativa de Trans¡xlr- farolas de báculos adosadas a las fachadas.
que se le hizo a Eva Perón en este lugar a tes Urbanos; fina lmente, una serie de blo- Contó con una pila de agua en la confluen-
finales de los años 40. En la plaza Y edificios ques, de autoconstrucción, por parte de va- cia con la Alameda de Hércules desde fina-
se han rodado numerosas películas. Son per- rias empresas. Frente a la elevada densidad les del s. XVI, un puesto de agua junto al tea-
sonajes habituales las vendedoras de arvejo- de la acera de los pares, el Parque Amate tro Cervantes en el último tercio del XIX y un
nes para las palomas. de juguetes y chuche- surge como un vivificante espacio abierto, urinario público en el mismo lugar. Es vla de
rías y los fotógrafos. En los últimos años ha zona verde de indudable o¡xlrtunidad en un inlenso tráfico rodado, ya que pone en co-
sido incluida en los circuitos turísticos de la sector, como éste, fuertemente urbanizado. municación la Campana con Feria y a través
ciudad. [S.R.B.) IE.C.R.I de ésta con el sector norte de la rond<l histó-
rica a la altura de la Macarena; tuvo Ifnea de
tranvfa desde que se introdujo en la ciudad
AMISTAD, barreduela. D.m.: Úlseo Antiguo, AMOR DE OlaS, calle. D.m .: ÚlseoAlltiguo, en la década de 1880. En la edificación al-
d.p.: 41004, r.p.: J3/1I. Sin SlIlida en la oollf/ue'lCia de d.p.: 41002, r.p.: 5111/; 8/1,11/. De la collf/Uf1lcia de ternan las viviendas unifamiliares de la se-
Agui/as y V(rgeIIN. Itwia UlSSO de la Vega y Tarifa a la de Barco y Coude gunda mitad del XIX, de tres plantas, con las
deTo"ej6l1. construcciones de la segunda mitad del XX,
Se rotuló con tal nombre en 1869 y es de cuatro alturas; la renovación ha sido más
muy probable que con anterioridad figurase la mayor parte de esta vra, hasta la Ala- generalizada en la primera mitad de la calle,
sin nominar, como una barreduela de Agui- meda de Hércules, es conocida desde el s. en las proximidades de la Campana, y en
las. Según Montoto, también se llamó Pare- XIII como la calle de la Pellejerfa por situarse cambio el caserío tradicional se conserva
des, sin que este extremo haya podido ser en ella los de este oficio; tooavfa algunos do- preferentemente en la zona próxima a la
comprobado documentalmente. Se trata de cumentos de principios del XIV continúan Alameda. Es de destacar el núm. 6, casa-pa-
una calleja sin salida, de corto y rectilfneo denominándola así, pero ya alterna con el lacio construida en el s. XVII y profunda-
trazado. Ha sido recientemente pavimenta- que actualmente conserva, por el hospital mente remooelada en e l XIX, residencia de
da con losetas de cemento y a la entrada un del Amor de Dios allf establecido; en '845 los marqueses de Nervión; posee una auste-
marmolillo de hierro impide el acceso a los pasó a llamarse oficialmente calle del Hos- ra fachada, en la que ni siquiera la portada
vehrculos. La calle está flanqueada por ca- pital. pero no prosperó y en el plano de Sar- ha sido realzada .
sas de escaleras de tres plantas, encontrán- torius (1848) figura como Amor de Dios. El A principios del s. XVI se encontraba en
dose deshabitada la que hace esquina a Vír- corto tramo comprendido entre la Alameda esta calJe un denominado Mesón de la Al-
genes; al fondo se sitúa una casa de dos de Hércules y Barco era denominado Pa- meja. En 1587, por iniciativa del arzobis¡xl
plantas, en la que a principios de siglo tenra saderas de Europa (v. Doctor Letamendi) Don Rodrigo Caro, se procedió a la reunifi-
su escuela de baile Angel Pericet y cuyo pa- hasta' 845, fecha en la que pasó a llamarse cación de peque"'os hospitales concentrán-
tio es adornado para celcbr<lr la popul<lr fies- calle de la Correduría; hacia 1870 quedó in- dose una parte de ellos en e l del Amor de
ta de l<ls cruces de Mayo. En 1984, Caballero corporado a Amor de Dios. Según Santiago Dios, que ocupaba gran parte de la manzana
Infante se quejaba en El CorreodeAnda/ucra Montoto, en el s. XVII fue también conocida comprendida entre Trajano, Delgado y ésta
(11-XI-84) del descuidado estado en que se como calle de Don Pedro Ortlz de Sandoval, (plano de Olavide, 177 1); a decir de Gom:á-
encontraba: Nca lle de la Amistad, mantenida que tenIa allí su residencia, extremo que no lez de León (1839), "era grande y diáfano,
sucia, semiderruida, abandonada y triste-, y ha podido ser confirmado documentalmen- con dilatadas cuadras, suficientes a muy

86

gran número de enfermos, preparadas para AMORES, pasa je de. D.m.: ÚlSCO Allliguo, que desde entonces se ha mantenido sin al-
invierno y verano~, y disponía de una pe- d.p.:4JOOJ, r.p.: 5/11. De Sall BnsíliolJ Amargura. teración. Antes de Olavide sólo se encuen-
queña igll.."5ia; este hospital subsislió hasta la tran alusionC§ muy imprecisas a la ~calle
reunificaci6n que se hizo en 1837 en el Hos- Esta denominación se aprueba en 1910 que va al Hospital de los Viejos" o a la que
I>ital Central de 1.. Macarena. El edificio fue a solicitud de Manuel Amores Domfnguez, ~va desde el Pozo Santo hasta San Juan ~.
derribado hacia 1860 y sobre su solar cons- propietario del solar que habfa abierto este Es de configu ración sinuosa, con una cur-
truido un ci rco- teatro llamado Lope de Rue- pasaje privado. Es un ejemplo de las opera- vatura más pronunciada a partir de la con·
da, cuyo ambiente dt..>seribe L. Montoto en ciones inmobiliarias y de intervenciones en nuencia con Don Pedro Niño. Parten de ella,
De re lilcr.1fia: ~E I público que allí acudía el casco, cuyos origenes se remontan a las lX)r la izquierda, ésta última y Viejos. Su pavi-
era maleante y bullicioso, de ordinario com- últimas décadas del siglo precedente. Cons- mento actual, asfáltico, y con aceras muy es-
puesto de estudiantes, criadas de servicio, ta de tres tramos que se quiebran en ángulo trechas de losetas, ha pasado históricamente
niños y soldados ... Allí donde por vez pri- recto. Salvo en su parte final, que es de por el habitual proceso de empedrado (al
mera se bailó el bailecito que con e l nombre cemento, la calzada está adoquinada, mien- menos desde' 859) Y sucesivos adoquinados
de Kan-Kan nos regalaron los franceses; bai- tras que las aceras son de cemento. La ilumi- y readoquinados (1876, 1907, 1923...). En
le obsceno, como la vie ja zarabanda ... Las nación se efectúa con farolas sobre brazos 1906 se autorizó el tendido de cables de alta
obras que allf se representaban correspon· de fundición adosadas a las fachadas. Las tensión, y en 1943 la instalación del alum-
dían a las condiciones materiales del esce- casas son casi todas las originarias, com- brado eléctrico, suministrado por farolas so-
nario, a la índole de las compañfas y al puestas de dos plantas y azoteas, aunque bre brazos de fundición. Abundan en la calle
carácter del publico que, más que gozar de algunas ya están cerrildas y abandonadas. El las casas tradicionales sevillanas, algunas de
los halagos de la Talia espailola, iban a pa- carácter marginal de este pasaje ha permiti- carácter muy popular, fachadas encaladas y
sar un rato de broma y zambra .... En 1873 fue do que se conserve prácticamente tal y co- en algún caso, como la núm. 6, con estructu-
inaugurado el teatro Cervantes, hoy cine mo fue construido. Su desembocadura pre- ra interior de pequeño patio de vecindad.
Cervantes, al que en 1877 asistió el rey senta un tramo cubierto y la entrada de vehí- Otras son de reciente construcción, como la
Alfonso XII a una función de gala, y en el culos está impedida por medio de marmoli- núm. T2, que aparece retranqueada, gene-
que actuó la renombrada actriz Margarita llos. Carece prácticamente de circulación rando una especie de plaza privada con ár-
Xirgú, representando la Marianela de Pérez incluso peatonal, por partir de calles careno boles y farolas. Buena parte de la acera iz-
GaldÓS. En los años veinte de la presente tes de actividad económica y escasamente quierda está ocupada por la fachada del Hos-
centuria, Amor de Dios se caracterizaba por pobladas. [A.C.T.5.1 pital de San Bernardo, en particular la zona
ser lugar donde se concentraban locales de correspondiente a la iglesia del edificio (v.
vida nOCturna: " ...durante siglos cal le de Viejos). La casa núm. 20esdel s. XVIU.
hospital y conventos, se desmelenó en lle- Amparo cumple funciones preferente-
gando los años veinte, cuando la ciudad AMORES Y AMORIOS, calle. D.m.: Sur, mente residenciales, aunque posee peque-
tenra puerto concurrido y entre señoritos y d.p.: 41013, r.p.: 6011. De ~lIeral Merry a Puehla de ños comercios especial izados, como una
forasteros gastosos era posible la Sevilla de las MujeresCllla wrrilJdlJ de los Qllill/ero (uJ. libreria y un taller de encuadernación en la
noche, pesadilla de bienpensantes. El Olim- casa núm. 20 y otro de dorado en la núm. 9.
pia, el Variedades, el Barrera, el Maipú y la Rotulada en 1966, debe su nombre a la Como nota curiosa del pasado, hay que re-
Pianola mantenfan el fuego non sacro del obra escrita por los Hermanos Alvarez Quin- señar informaciones de prensa del XIX sobre
cabaret bullanguero" (M. Ferrand, Las calfes tero. A ella confluye Malvaloca. Es una vla la existencia de casas de prostitución. Asf El
(le Sevilla). asfaltada, con acerado de losetas de cemen- Porven;r del 28-VIl-1857 escribe: "'Nos di-
En 183S se estableció en Amor de Dios to e iluminada con farolas de báculo, de pie. cen que hay una en la del Amparo, con la
la Administración General de Correos. Otras Las edificaciones de la acera de los pares la agravante circunstancia de hallarse cerca de
instituciones que allr tuvieron su sede en la forman, en primer lugar, los laterales de los un colegio de enseñanza de niñas ... Cuíde-
pasada centuria fueron la Escuela Superior bloques de los Diez Mandamientos y a con- se, pues, de vigilarla mucho ... para que no
Industrial, el Salón Filarmónico, el Circulo tinuacion bloques de la barriada a la que continúen las diarias escenas que con dis-
Hispano Ultramarino de Sevilla y su Provin- pertenece. La acera de los impares está for- gusto de los vecinos se ven representar"'. Y
cia, que tenfa por objeto "'Ia conservación de mada por un solar terrizo que sirve de cone- dos dlas después: "Antes de anoche se dis-
la integridad del territorio español y estre- xión con la barriada de Felipe 11. [C.M.I gustaron dos mujerC§ de las del nanor des-
char los lazos de unión entre las provincias graciado en uno de los colegios del placer
de ultramar y la madre pa lri a~ (Gura de Gó- que existen en la calle del Amparo". Otra
mez Zarzulea, 1875) y un consultorio de ni- AMPARO, call e. D.m.: Cnsco Allliguo, d.p.: información interesante, aportada por el
ños de pecho y gala de leche. Asimismo, so- 41003, r.p.: 8/1. De plaw drl Poro Salita o la ron- poeta Juan Sierra, es que en el núm. 20 esta-
bre el solar del convento de San Pedro de Al- fllll!llcia de Virialo y Ap(J~lIladorl'S. ba la redacción de la importante revista ul-
cántara se construyó el instituto de enseñan- trarsta Grec;a, dirigida por Isaac del Vando,
za media San Isidoro, que fue el único que No se conoce con exactitud ni la fecha quien tenía un negocio de antigüedades en
hubo en la ciuclad hasta la década de 1930. en que se le asigna el nombre ni las razones la cercana Casa de tos Artistas (v. Viriato).
También se ha registrado en Amor de Dios del mismo, aunque tanto Alvarez-Benavides IR.R.C.1
cierta actividad artesanal e industrial: desde como Santiago Montoto lo relacionan con-
el establecimiento de los pellejeros en la vincentemente con la función caritativa del
Edad Media, a una fábrica de hilados y teji- hospital de San Bernardo situado en la calle. ANA DE JESUS, calle. D.m.: E5tt,d.p.:..!JOO6,
dos, otra de corcho y una de ebanisterfa en Justino Matute afirma que antes de llamarse r.p.: 551/lf. eH l.Drnl:D de úptda IJ la pla:a dt San/a
el s. XIX. Actualmente, junto a las funciones Amparo se llamó Vieja de San Andrés, y AI- Tt'TtsII de je:s,ís, al la barriada dI! 51111111 Tt'TtsII (fI.

residencia les y de tránsito, Amor de Dios se varez-Benavides indica que ya en época Amald.
caracteriza por una importante actividad árabe se conocla como Paso del Baño, por
comercial y de negocios, que cubre una ga- su proximidad a los baños que existieron en Rotulada en 1955, en honor de esta car-
ma muy diversa y especializada: desde salas la actual Aposentadores. También se cono- melita (1545-1621), que acompañó a Santa
de cines, comercios de jaulas para pájaros o ció, al parecer, como Hospital de San Ber- Teresa en la fundación de varios conventos.
papelerfas técnicas especializadas, a funera- nardo y Hospital de los Viejos. Ninguna de De trazado ligeramente curvo, su pavimento
rias, marmolistas y tiendas de flores.U.C.V.1 estas denominaciones está, sin embargo, su- es de hormigón ycon un canalillo en ellfmi-
ficientemente documentada, y es el plano te con la acera par, que €'o'ita el estanca-
de Olavide (1771 )la primera referencia his- miento de agua en los días de lluvia, pues
AMOR DE DIOS, calle. V. Delgado. tórica clara del actual nombre de Amparo, carece de imbornal. Sus aceras están pavi-

87
mentadas de losetas de cemento. Es de uso 1621 , en relación con la limpieza de la mis- ANCHA DE SANTIA GO, cl1lle. V. Santia-
peatonal. Está formada por casas unifamilia- ma. Parece encontrarse en las proximidades go.
res alineadas de una sola planta, con cubier- de Feria, pues se la cita junto con el Cano
ta de tejas y cuyas fachadas muestran zóca- Quebrado.
los de azulejos o bien de otros materiales ANCHA DEL MARQUES DE VAL, calle.
similares. Algunos vecinos han construido V. Conde de Torrejón.
azoteas sobre el patio interior que origina-
riamente tenían todas. Se ilumina mediante ANCHA DE LA CESTERlA, m/le. V. Gale-
báculos murales. Su carácter residencial vie- ra y Narciso Campillo. ANCHA DEL MARQUES DE VALDERRA-
ne determin<ldo por la inexistencia de loca- MA, cl1/1e. V. Conde de Torrejón.
les comerciales. [A.R.R.1
ANCHA DE LA FERIA, cl1/le. V. Feria.
ANCORA, I1cerl1 del. V. Antonia Olaz.
A N A DE SAN BARTOLOME, calle. D.m.:
Este, d.p.: 41006, r.p.: SSIIV. De plllza de S/lIIla Tere- ANCHA DE LA MACARENA, calle. V. San
sa de lf'Srís a Alonso de Cepeda, mili b,,,riarla de Sall- Luis. A NCORA, calle. D.m.: Trimra,d.p.:41010, r.p.:
/a Terf'S/l (u. Aura/e). 161m. De SIlII Viceulede Pmíl ti Prmuluc/tI.

Rotulada en 1955 en honor de esta mon- ANCH A DE LA MAGDALENA, cl1l1e. V. Fue rotulada a mediados de la década de
ja que fue enfermera y consejera de Santa Rioja. 1970. Calle de recien te apertura y dimensio-
Teresa. De trazado ligeramente CUIVO, tiene nes reducidas. Consta de un solo edificio
el pavimento de hormigón y las aceras de con tres portales. de ocho plantas y ladrillo
losetas de cemento. Está flanqueada por ca- ANCHA DE LA REA L, cl1/1e. V. San Vicen- visto. La acera izquierda está recorrida por la
sas unifamiliares alineadas, de una sola plan- te. valla que aisla el núcleo de Nuestra Señora
ta, con cubierta de tejas y cuyas fachadas de la Esperanza. Tiene acera de losetas de
muestran zócalos de azulejos o bien de otros cemen to en regular estado y pequeños espa-
materiales similares. Estas casas están esca- ANCHA DE MADRE DE DIOS, cl1l1e. V. cios de pisos de hormigón para el estaciona-
lonadas debido a que la calle tiene pendien- San José. miento de vehículos. En los bajos de las
te, hecho éste que se hace visible, sobre todo viviendas hay algunos establecimientos co-
en las cubiertas. Se ilumina mediante bácu- merciales de base diaria y eventual. Soporta
los murales. Su condición de calle cerrada al ANCHA DE SAN BERNARDO, cl1l1e. V. poco tráfico rociado, ya que queda cortada
tráfico no impide que los coches se estacio- San Bernardo. al mismo a la altura de Puruñuela. U.M.loM.1
nen en la vía, aunque éstos generalmente
son de los propios vecinos. Son pocas las ca-
sas que se han convertido en locales comer- ANCHA DE SAN ESTEBAN, ctllle. V. San
ciales, que venden artículos de consumo Esteban. ANCORA, cl1 l1e. V. Antonia Oraz.
diario, pero cumple sobre todo func iones de
carácter residencial.IA.R.R.1
ANCHA DE SAN LORENZO, cl1l1e. V. Con- ANDALUCES, ca llejólI de los. Según un
de de Barajas. nomenclátor de 1890, se hallaba entre San
ANA VENEG AS, bl1 rrera (fe. V. Ensenada. E/ay y Q'Donnell, al comienzo de ambas ca-
lles. No se conocen otras referencias a este
A NCHA DE SAN MARTIN, calle. V. Alber- espacio.
ANADONES, cl1 l1e. V. Antonio Susillo. to lista.

AN DALUCI A, avenida d e. D.m.: Nervió,r,


A N AYA Y MALDON ADO, calle. D.m.: ANCHA DE SAN PABLO, calle. V. San d.)I.: 41006, r.p.: 48111/; 49111/, IV. De la confluencia
SlIr, d.p.: 41013, r.p.: 6011. De TeUo de Grm/IJfll a Pablo. de la awuida de la Cruz del CampocolI Lllis Monlolo
aw"ida de los Trn/inos, en el oo"io del Tiro dc Linea y El Grecoa la curre/cm de Su Emiucncitl.
(v.).
ANCHA DE SAN PEDRO, cl1lle. V. Sor formó parte de la calzada de origen
Rotulada en 1955, su nombre recuerda a Angela de la Cruz. romano, que a partir del s. XIII pasó a lla-
Martín Anaya Maldonado, erudito sevillano marse calzada de los Caños de Carmona,
del siglo XVI, cuyos escritos se conselVan por el acueducto que discurría par<llelo a
en la Biblioteca Colombina. Calle peatonal, ANCHA DE SAN RO QUE, calle. V. Reca- ella. En el s. XIX era conocida como camino
deprimida respecto al nivel del resto del ba- redo. de Postas de Córdoba y Madrid, y en el s. XX
rrio, se accede a ella por un conjunto de tres como carretera de Málaga y Granada. Tan to
arcos, el central con escaleras, tanto en su éstas como otras denominaciones que ha
com ienzo como en su final. La integran en ANCHA DE SAN VI CENTE, calle. V. San recibido han estado asociadas a las de Lu is
ambas aceras unos bloques construidos en Vicente. Montoto (v.), por ser la prolongación de
195 1 por el Ministerio de la Vivienda. Su ac- ésta. En 1982 se rotula con el nombre de la
tividad comercia l es nula, dependiendo de Comunidad Autónoma, en el segundo ani-
las ca lles adyacentes. IC.M.I ANCHA DE SANTA ANA, cl1lle. V. Pureza. versario del referéndum del 28 de febrero de
1980. Es una vfa radial de acceso a la ciu-
dad, que se prolonga en la carretera de Má-
ANCHA, cl1l1e. V. Alberto Lista, Conde de ANCHA DE SANTA CLARA, cl1l1c. V. S<ln- laga y Granada. Hasta 1963 estaba cruzada,
Barajas, San Bernardo y Santiago. ta Clara. a la altura de la conlluencia de la Ronda del
Tamarguillo y Utrera Malina, por el arroyo
Ranilla, denominación local del Tamargui-
ANCHA DE DON BERNARDO DE RO- ANCHA DE SANTA MA RiA LA BLANCA, 110, que se salvaba por una alcantari lla. En-
JAS, cl1l/e. Aparece en un documento de cl1l1c. V. Santa Maria la Blanca. tonces se emprenden [as obras de remodela-

88
ción que la convierten en una amplia aveni- su tramo inicial la actividad comercial está del Compo 11 Marismo Eklll/lllrt, eu lo oorriodll de
da. El arroyo canalizado se desvía hada el relacionada con la proximidad del polígono Nl'TViólI (v.).
nofle para hacerlo desembocar directamen- industrial; hay además concesionario de ve-
te en el Guadalquivir a la ahura de San Jeró- hfculos, bancos, bares y restaurantes y entre Rotulada en 1949, en memoria de este
nimo. todos ellos hay un inconfundible aroma a cronista de los Reyes Católicos, conocido
Cuenta con ca lzada provista de tres ca- malta de la cervecera Cruz del Campo. por el cura de los Palacios". Atravesada
U

rriles en c.lda dirección separados por espi- [J·C.).I por Padre Pedro Ayala, Juan Curiel y Mel-
na de hormigón; a la ilhura de las barriadas chor Gállegos, desemboca frente a la entra-
de SilO Fernando y Santa Aurelia se eleva da principal de la cárcel provincial. De tra-
sobre la rasante de las mismas para sa lvar el zado recto, desciende suavemente desde su
canill del Villle Inferior del Guadillquivir. ANDA LUCIA, callf! . 0./11.: SrIT, d.p.: 41014, inicio. Aparece trazada en 1945. Con un pa-
Sólo tiene acerado de losetas de cemento en r.p.: nf/V. De Mallorca a plaw Frmmrdo VI, en la vimento asfáltico, en el acerado, de cemento
el tramo que llega a la confluencia de la de- barriada de Bellavisla (v.). en mal estado de conservación, se destacan,
nominada Ronda del Tamarguillo con Utre- entre íarolas de báculo, algunos arces y robi-
ra Molina, que en los pares está construida Rotulada en 1950, antes se llamó Fran- nias. El caserío, formado en el inicio de la
en parte con dos bandas a distintos niveles. cisco Morilla. Trazada al parcelarse los calle por bloques de cuatro plantas de re-
En el resto del trazado tiene en su mayor terrenos de la barriada. De forma recta, cru- ciente construcción, va transformándose ha-
parte una cuneta de hormigón que la separa za perpendicularmente Salamanca y logro- cia el final, apareciendo casas ele factura po-
de las ca lles que discurren paralelas a uno y ño. Asfaltada, con aceras de cemento en pular, de autoconstrucción y de una y dos
a otro lado. las faro las son de báculo, y sólo mal estado de conservación y limpieza plantas. [E.CR.)
en el primer tr.lnlO tiene arbolado de mimo- regular, alternan en ella las edificaciones
sas. Por los p<lres confluyen Padre Pedro primitivas -de una o dos plantas-, rematadas
Ayala, Juan Curiel, Melchor Gallegos, Ron- en azoteas y preferentemente blanqueadas,
da del Tamarguillo, Cruz del Sur, Estornino, con viviendas más recientes de dos y tres AN O RES DE OCAMPO, calle. Dm.: Ner-
General luis Alarcón y de la lastra, Satsuma plantas, que presentan ladrillo visto o azule- Vióll, d.p.: 41005, r.p.: 54ITV. De AI/ol/so XIII Roqrlf
y Amor. Por los imp<lres, Utrera Molina y jos serigrafiados en sus fachadas. Nota Hermiudez.,en la Cilldlld Jllnlill (v.).
Roberto Osborne. dominante en todos los edificios es la exis-
En los años cincuenta sólo se levantaba tencia de zócalos de terrazo, y la abundan- la calle número 43 es rotulada, en 1949,
liI fábrica de cerveza de la Cruz del Campo, cia del exorno floral en sus balcones, que en memoria de este escultor y retablista se-
proyecto original de Wilhen Wrist y Frie- compensa la ausencia de arbolado público. villano (s. XVI, principios XVII). Atravesada
dreich Stoltze (1903), que ha sufrido diver- IM.C.C.I por Gonzalo de Mena y Antonio de Nebrija,
sas modificaciones desde esa fecha; la su- en e lla confluyen Juan Rodríguez Mateas y
bcstación de la Compañia Sevillana y, frente Simón de Pineda. De trazado recto, la calza-
a ella, la venta de Ranilla, que aún se con- da está pavimentada con asfalto, aparecien-
serva cerrada y algo modificada. En los años ANDA LUCIA, plaza de. V. Puerta Jerez y do en el acerado, terrizo y de losetas, algu,
sesenta se construye el sector de Nervión Virgen de fos Reyes. nos al igustres. las viviendas son de una y
(v.) más próximo a esta avenida. En la se- dos plantas, precedidas de una pequeña lO-
gunda mitad de los setenta y comienzos de na ajardinada cerrada con cancela. IE.eR.)
los ochenta se levantan en los pares bloques ANDES, plaza de los. 0.111.: Sllr, d.p.: 41012 ,
de cinco a diez plantas. Después de este lar- r.p.: 64fl V. Elltre las call1'S ChUr, Paragaay, BaltrlrtS,
go proceso de ocupación en el primer tra- HOl/dIlMS!J Ebro, "1 la baITindn dI' Heli6polis (v.). ANDRES DE VELASCO, calle. D.m.: N"-
mo, sólo queda una amplia parcela sin edifi- uimr, d.p.: 41008, r.p.: 43{lI. Ch pla:J/ dt Ellkgi a
car delante de la Prisión Provincial, cada Rotulada en 1935 a propuesta del Patro- tspi1ci05illIromilU/r,fll111 Cor..Jl (v.}.
vez más rodeada por construcciones urba- nalode Polf'ica Social, recordando la cadena
nas. En la acera opuesta se está levantando montañosa sudamericana del mismo nom- Rotulada en 1944. De trazado recto, la
un gran edificio. A partir de Utrera Malina y bre. Se abre, como todo el barrio, con motivo calzada está pavimentada de asfalto, en mal
Ronda del Tamarguillo la edificación se dis- de la Exposición de 1929. De trazado rectan- estado, y las aceras de losetas; el alumbrado
tancia del borde de la avenida y queda un gular, con pavimento de albero y de losetas se apoyil en farolas de bácu lo muraL las vi-
espacio sin construir de variada amplitud y de cemenlO, cuenla con arbolado de álamos viendas de autoconstrucción, de una planta,
cierto abandono; en los impares, el poligo- y plátanos, así como naranjos y bronsonetias ocupan la acera izquierda, estando ocupada
no industrial de la Carretera Amarilla (v.) y plantadas en alcorques en las aceras. Carece la derecha por un solar. )E.eR.]
el cuartel de San Fernando, levantado en los de edificios, pues sus fachadas las integran
.1ños cincuenta; y en los pares, los pertene- las calles que la delimitan. Su funcionalidad
cientes a las barriadas de los Pájaros (v.), ha sido de esparcimiento desde su creación. ANDRES SEGOV IA, calle. D.m.: Mrrrtlrnrrr,
Nazaret (v.), San Fernando (v.), Santa Aure- En los años de la Exposición exislfa en el cen- d.p.: 41008, r.p.: 43f/. Drcrrrrrlero de CllrmOlla 11 &/-
Ha y Jesús Marfa y José (v.). Frente a Santa tro un edificio que hoy lIamarfamos club Irr5llrdc Alcdwr.
Aurelia se encuentra la casilla de vigilancia socia l, para reuniones de los visitantes de la
del cana l de riego del Valle Inferior del Gua- Exposición que vivlan en el barrio; asimismo Rotulada en 1987 en memoria de este
dalquivir, ya cubierto en su totalidad a su contaba con un restaurante donde iban a concertista de guitarra (+ 1986). Umite del
Ilaso por la ciud.1d, yen la confluencia con comer y cenar dichas familias. En 1935 parte barrio del Zodiaco y del núcleo residencial
Amor hay unos bloques de mediados de los de estos locales pasaron a ser cine de verano, San Carlos, tiene un trilzado recto, encon-
ochenta, que pertenecen propiamente a la hasta 1983 en que son destruidos por un trándose pavimentada de asfalto y acerada
avenid,l. las características anotadas ante- incendio. En los planos de 1945 aún aparece con losetas; se ilumina con farolas de bácu-
riormente están determinadas por ser una en ella un local que funciona como casino. lo y no presenta árboles en todo su recorri-
arteria del sistema viario regional y metro- Actualmente sólo existe un quiosco muy do. Con una dimensión claramente residen-
IXllit;1no. El crecimiento de la ciudad la está amplio que congreg.l a la vecindad, especial- cial, los bloques son de cuatro a siete plan-
transformando de carretera en vla urbana mente en las noches de ver.lno.IC.M.] tas.IE.eR.1
propiamenledicha, a lo que van a contribuir
las nuevas circunvalaciones exteriores a la
ciudad que desviarán el tráfico y la descar- ANDRES BERNALDEZ, call e. O.rn.: Ntr- A OREU, pasaje de. D.m.: Coz;co AnligllO.
¡¡<Irán de la intenSo1 circulación rodada. En ui611, d.p.: 41005, r.p.: 4S1/V. [k avellüla de lo Crllz d.p.: 4100-1, r.p.: 18{11. De /11 collflllcrlCin de JomrrrlD-

69
OICO(¡tIf! f f l - ; ¡ N l'fIllí'ffode;,pesl.ado. "" /6-19, dIIlt' 1'1 Hmpu;¡1 de 1;15 Cinco U~"j
1'I;¡nl.1 dN Hosl)'ldl dt' "'5 Cmco L/;¡¡;.>S

/1/1, Xirné/l~ dI' E"ciso y r/lsofr dI' Vi//I /1 Rodrigo


enro.

Debe su nombre a la propuesta de Juan


Vi ra, propietario de los pasajes denomina-
dos de Andreu y de Vila, (IUe los cedió en
uso público al Ayuntamiento a cambio de
que conservaran los rótulos que como vfas
particulares lenlan (1906). la necesidad de
comunicar e l barrio de Sanla Cruz con el
centro de la ciudad se venia sintiendo al
menos desde '871 y en este senlido se ha-
bían hecho varias propuestas, tales como la
de dar salida a la plaza de la Alianza o la de
continuar la actual Jamerdana, ambas hacia
Maleos Gago, o la de comunicar Jamerdana
con Rodrigo Caro. Con este propósito e l mu-
nicipio se dirigió en 1872 al duque de Alba
para que cediera parte de un corralón del
palacio de Gelves que ocupaba e l Colegio
de San Fernando. El municipio en 1855 au-
torizó a Juan Bellido y Echevarrfa la apertura
de dos calles particu lares cerradas con ver-
jas y aunque los vecinos y el propietario de
los lerrenos, que hablan sido subastados por
el Duque, solicitaron que fueran declaradas
públicas, esto no ocurrió hasta 1906 en que
el Ayuntamiento aceptó la recepción sin
indemnización, a cambio de conservar los
nombres por los que ya eran conocidas las
calles, pasaje de Andreu y Vila. Esta ca lle,
de trazado recto, constituye una prolonga-
ción de Ximénez de Enciso y pone en comu-
nicación Santa Cruz con la zona monumen-
tal a través de la plaza de la Alianza, espe-
cialmente desde que se abrió Joaqufn Rome-
ro Murube. De ella nace una barreduela -ca-
He Consuelo- que da salida a las traseras del
Hospital de Venerables y a algunas casas.
Está adoquinada y las aceras son de losas de
Tarifa; el caserfo presenta buen estado y sus
bajOS se han llenado de establecimientos
orientados al turismo, salas de arte, cerámi-
cas y souvenirs, prueba de la importancia de
la calle como eje que une el centro del
barrio de Santa Cruz con la zona monumen-
tal. [S.R.B.j

ANDROMEDA, plaza de . D.m.: Es/f, d.p.:


41006, r.p.: SS/l. Conflllarcill de I/ls miles Cnsiopra y
Navío Argos, 1'/1111 oorriadll Mlldredl' Dios (vJ.

Rotulada en '962, con el nombre de


esta constelación del hemisferio boreal. Está
formada por bloques de cinco plantas, que
presentan un estado aceptable de conserva·
ción . Carece de aceras y tiene algunas robi-
nias delante de los panales. Se ilumina me-
diante báculos murales. El espacio que ocu-
pa la plaza es de grandes dimensiones, está
sin pavimentar y carece de mobil iario urba-
no. No está, por lanto, habilitada para cum·
plir funciones de ocio y recreo, y queda sólo
como lugar de aparcamiento de vehlculos y
de vendedores ambulanles. [A.R.R.I

ANDUEZA, calle. D.m.: M/lCarfll/l,d.p.:4 JOO9,


r.p.: 42/11. ~ [)(m F/ldriqllt y ResoIRlI/I /1 Doclor
Frorian¡ y Mluloz Uón.

90
..
Durante siglos careció de nombre pro- maban en todo el sector norte extramuros y que el citado edificio, constru ido en la se-
pio, identificándose por referencia a edifi- de los husillos procedentes de intramuros; gunda mitad de dicha centuria, fue costeado
cios inmediatos: Puerta de la Macarena y se salvaba delante de la puerta por medio de por su hi¡o, don Fadrique Enríquez de Ri-
Hospital de la Sangre. En algunos documen- un puente o alcantari lla. las representacio- bera. El proyecto inicial fue de Martín de
tos de los siglos XVII y XIX se alude, excep- nes gráficas de los siglos XVII y XVIlI nos Galnza, al que siguieron Hernán Ruiz, Ben·
cionalmente, a la plaza de la Macarena. En ofrecen un espaCio cenlral terrizo, con algu- vcnuto lorteHo y Asensio de Maeda. En
la primera mitad de éste último, también nos monlfculos, y como únicos elementos 1837 se transformó en Hospital Central, al
aparece, refiriéndose a una serie de casas una cru z sobre peana de fábrica y un abre- suprimirse casi todos los existentes en la ciu-
inmediatas a la muralla, como Acera del vadero, ambos en la parte inmediata a la dad, función que mantuvo hasta hace unas
Cajón, y parece que también B.1rbacana, tér- calzada, asr como una fuente, que surtía de décadas; en la actualidad está en proceso de
mino que identifica, en este caso, el lienzo agua a los vecinos del arrabal. Es posible restauración para ubicar el Parlamento de
de muro, de menor altura, construido delan- que la cruz tenga que ver con el cementerio Andaluda. En la acera frontera se encuentra
te de la mural la, y que servía para reforzar e l que se improvisó allf con motivo de la peste uno de los pocos tramos visibles de la mura-
sistema defensivo. En 1859 se acuerda rotu- de 1649. En el otro extremo se levantó otra, lla levantada en el s. XII y la Puerta de la Ma·
larla con el nombre actual, en memoria de para marcar el lfmite del territorio del hospi- carena, por la que hicieron su entr.1da en la
Vicente Torres de Andueza, notable comer- tal, según inscripción de 1794. ciudad varios monarcas. Ha sufrido nume-
ciante que fue prior del Consulado, fallecido Inicialmente, los ejes de circu lación for- rosas reformas que sustituyeron su entrada
anos antes, y que habra dejado un importan- maban un abanico a partir de la puerta. El acodada por otra directa en el s. XVI; la ac-
te legado al Hospital de la Sangre. En cuanto primero es la calzada; cuando en la segunda tual se debe a una reconstrucción de 1795,
a la adscripción de este topónimo, se pre- mitad del s. XVI se ponga en funcionamien- según recuerda una inscripción; otra alude a
sentan problemas. Existía por entonces una to el hospital, aparecerá otro diagonal; un la reforma de 1723. Como otras puertas,
manzana de casas paralela a la muralla jun- tercero la comunicará con la zona de huer- contó con varios retablos. A mediados de di-
to a la Puerta de la Macarena; según los pIa- tas a la derecha de dicho hospital , que sería cha centuria se cita una pintura de la Virgen
nos generales de la ciudad de la segunda el utilizado por los hortelanos para introdu- de los Dolores; a comienzos de la siguiente
mitad del s. XIX, e l mencionado nombre se cir sus mercancfas hacia el cercano merca- un fresco de la Virgen de los Reyes en el áti-
identifica con la ca lleja existente entre la do de la Feria. los dos pri meros aparecen co, hacia el exterior, y un lienzo de Nuestra
muralla y dic has casas, aunque en varios de flanqueados por árboles en planos de me· Señora de la Piedad bajo el arco; en 1923 se
ellos, yen otros parciales, aparece cerrada; diados del s. XIX. Posiblemente hasta bien instala el azulejo de la Esperanza Macarena,
sin embargo, en algún documento escrito di- entrada dicha centuria no surgirfa, o se po- flanqueado por otros dos con escudos de la
cho topónimo se corresponde con el espa- tenciarla. un eje de circulación paralelo a la hermandad, de Sevilla y de España, como
cio actual. Durante el primer tercio del s. XX muralla. En su segunda mitad se ajardina la recuerda una inscripción. Otra recuerda una
parece que dicha calle se denomina Ruy delantera del hospital, y en 1888 se cierra provisión real sobre ellrmile en el cometido
Páez, poeta sevi llano de los siglos XIV-XV, con una verja, quedando segregado del es- de determinados guardas de la ciudad.
mientras que Andueza designa la parte pacio público. En las primeras décadas del Por su ubicación, los usos fueron durante
ancha. También en 1868 a la delantera del presente siglo se prima el eje de circulación siglos marginales: vertedero de inmundicias,
Hospital se le dio el nombre de Beneficen- paralelo a la muralla, proyectándose una abrevadero de animales, todavía en 1886
cia. No obstante, el topónimo actual es prác· calzada de bastante anchura, que es la que pastaban vacas ycerdosdelante del hospital ,
ticamente desconocido, ya que popular- hoy permanece. También se suceden diver- asf como campo de pedrea entre bandas de
mente se le identifica como un tramo de la sas propuestas de infraestructura: ordena- jóvenes; instalación de casillas o cajones de
~ro nda~, o bien por los edificios singu lares ción de arrecifes, adoquinado, se acomete madera para venta de artfculos diversos; en
que en ella se localizan, o por el topónimo el alcantarillado y se van construyendo ace- 1649 se habilitó como cementerio; incluso a
general del barrio: MaCarena. ras. Subsiste el abrevadero y la fuen te. En las comienzos del s. XVIII existfa un almiar para
Inicialmente, tras la construcción de la décadas posteriores se aprueban otros pro- abastecer de paja a los animales de tiro que
muralla en el s. XII , que delimita su frente yectos de reforma del adoquinado hasta lle- llegaban a la ciudad. En diversos momentos
sur, serra un espacio abierto, rodeado de gar a la capa asfáltica que hoy posee, vertida de los siglos XV YXVI se instalaron horcas, y,
huertas, en el que idan apareciendo algunas sobre el pavimento anterior. Cuenta con am- excepcionalmente, tuvo lugar la quema de
construcciones, por ser una salida importan- plias aceras de losetas de cemento, en las un hereje en 1737. Ya en el s. XIX, se conce·
te de la ciudad. En el s. XVI, la erección del que se han abierto alcorques con árboles. den distintas licencias para instalar puestos
Hospital de la Sangre o de las Cinco Llagas También la iluminación ha experimentado de agua, y en 1907 se documenta la primera
define el frente norte. Para entonces ya se cambios a los largo de esta centuria, hasta el autorización de un cinematógrafo, a las que
había formado el barrio extramuros de la sistema actual, instalado en 1960, con faro- seguirán otras en déc.1das posteriores, asr co-
Macarena y, por tanto, estaba edificado el [as de báculo. Durante estas décadas se han mo de algún teatro, en todos los casos al aire
inicio de la actual Don Fadrique, que cierra sucedido diversos proyectos de ordenación libre. En la actualidad se ha convertido en
este espacio por e l oeste. El lado opuesto del espacio ajardinado existente entre la cal- una zona de intenso tráfico y de distribución
seguirá ocupado por huertas y prácticamen- zada y el hospital, el último de los cua les y del mismo, ya que aquí desembocan dos ac-
te sin ordenar hasta finales del pasado siglo. que hoy subsiste es de 1973. En su extremo cesos a la ciudad desde la zona norte de la
Delante de la barbacana que precede a la oriental se levanta un monumento al Dr. provincia. También hay un gran movimiento
muralla se levanta un frente de casas a fines Alexander Fleming (1881 .1955), descubri- de personas, que ,leuden a los distintos ceno
del s. XVI y primera mitad del XVII, cuyo dor de la penicilina, obra de Juan Abascal tros asistenciales existentes en sus proximi·
número se irá ampliando en siglos posterio- (1958), por iniciativa del diario Sevilla. En el dades, asr como a la Facultad de Medicina.
res, y permanecerá hasta mediados de la otro extremo existen unos urinarios subte- En la madrugada y la mañana del Viernes
década de 1930. En este momento adquiere rráneos. Uama la atención la concentración, Santo se congrega una gran nlultitud para
este espacio los Irmites actuales. Durante si- en el tramo de acera existente entre Don cOnllemplar la entrada y la salida de la cofra-
glos careció de urbanización, y hay distintas Fadrique y la calle que da acceso al hospi- dra de la Macarena, que durante décadas se
J lusiones a la formación de lagunas en este tal, de un variado mobiliario urbano: varios aproximaba al hospital. IA.CT.S.I
espacio. Los elementos más antiguos serán quiOSCOS de distinto tipo, cabinas de teléfo-
101 calzada que partía de la Puerta de la Ma- nos y paradas de autobuses.
cJrena, que define el lado oeste, y el foso El único edificio existente en esta calle
(IUe corrla al pie de la barbacana, el cual, ya es el Hospital de la Sangre o de las Cinco A NDUJAR, calle. D.m.: 8/t, d.p.: 41006, r.p.:
en el s. XVI, parece haber quedado transfor* Llagas, institución fundada a comienzos del 61/1. De Tarmgona a Daroca, rn la barriada del Cm-o
mado en desagüe de las lagunas que se for- s. XVI por doña Catalina de Ribera, mientras del Agllila (v.).

91

,n
Rotulada en 1956 con el nombre de esta plantas de ladrillo visto, rojo en los pares y ha tenido de anliguo, y motivó que en 1776
localidad de la provincia de Jaén. De uso amarillo en los impares. No hay ninguna se mandaran quitar los puestos de hortali-
pealonal, sin aceras y con pavimento en mal entrada principal a las viviendas, sólo loca- zas, que desde siglos atrás venían ocupando
eSlado, es frecuentemente ocupada con los les comerciales y talleres de reparación que la calle. [A.C.T.s.1
vehículos de los vecinos, dificultando el trán- con frecuencia están lambién abiertos a Hi-
sito. Posee viviendas unifamiliares de auto- guera de la Sierra. Es una vía de transito, con
construcción de una y dos planlas. Su angos- coches aparcados a ambos lados. u.c.r.) ANGEL RIPOLL PASTOR, plaza. D.m.:
tura y escas.l longitud, así como el trazado Esle, d.p.: 41006, '.¡J.: 49/1. Eu la conflucncia de
curvo, caracterizan su fisonomía. IF.B.5.] CadCllcras,cu la barriada tle Snnla Al/rcUa (u.).

ANGEL GANIVET, calle. D.m.: Sil'. d.p.: Rotulada en 1975, en memoria del pro-
41013, '-1'.: 60111/. De {/lRU dc la Cosa a aUl'/lida dc pietario de 105 terrenos y conslructor de la
ANGEL, cn/Ie. V. Cardenal Cervantes, la- Tealillos e/l el ba'ril,del Tirotle Um'a (ti.). barriada. De trazado semicircular, es el cen-
vier lasso de la Vega, Molino y Rioia. tro neurálgico de la barriada. Pavimentada
Rotulada en 1936 en memoria de este la calzada con asfa lto y acerada con losetas,
deslacado ensayista, novelista, aulor tealra! la propia disposición de las edificaciones y
ANGEL CAMACHO BAÑOS, calle. D.m.: y poeta granadino (1865-18981 de la gene- la inexislencia de otras construcciones fren-
Sil', d.p.: 41014, ,./,.: 72/1. DI! {ooqllru Beujlll/lOO ración del 98. Excepto una edificación de te a ellas, origina una sensación de amplitud
Bud" a p~¡jro Gllliérrcz CaldmJII, ~II la barriatla dc tres ahuras, el resto de sus construcciones y luminosidad. Tres son las funciones que
Bellavisl¡¡ (v.). son de una sola planla, perteneciendo la destacaríamos. la residencial, levantándose
acera de los pares a las viviendas realizadas bloques de once plantas sobre soportales y
Se formó en 105 afios cincuenta al cons- en 1936 por la Obra Asistencial Familiar. ga lerfas abiertas baja los mismos; la lúdica,
truir la Diputación Provincial una barriada Vía sin arbolado, destaca en ella su aspecto sobre lodo para la población infantil, al ex is-
para colonos sobre terrenos pertenecientes limpio y cuidado. rCM.] tir un parque para niños, muy concurrido; y
al Cortijo del Cuarto, por cuyo nombre es la comercial, accediéndose desde esta plaza
conocida. Rotulada en 1967, a propuesta a un pasaje de locales comerciales, lo cual
del Presidente de la Diputación, en memoria explica la gran actividad y el trasiego per-
de este miembro de la corporación provin- ANG EL MARIA CAMACHO, calle. D.m.: manente de vecinos, ambas notas caracle-
cial, que fue también secrelario del consejo CaSl"O Auligl4o, tI.p.: 41004, r.p.: 16/IV. De la COII- rísticas y peculiares de esta plaza. IE.CR.]
de administración de Urbanizadora San1a fluencil! dc pll!UI de la Alfalfl! y Alcaiccrra I! la dc
Clara, S.A. De trazado recto. en ella desem- HI4e/va y pll!lJI ¡ft' la PCSClldcrrll.
boca Victor Bejarano Delgado. Asfaltada ANGEL SOLANS, calle. 0.111.: Trimlll. d.I',:
recientemente -en un principio era terriza- y Debe ser la que aparece en documentos 47010, r.p.: 20¡TV; 26/1. De Dolores [..eÓu a la Cllrrc//?-
con aceras de cemento, presenta en sus dos de los siglos XVI y XVII como calle de la Ver· rII de enlace Cádiz-Huelva y ExlrcmlldurII. el! el
lados bellas edificaciones de viviendas ado- dura, inmediata a la p!;na del mismo nom- barrio Ltón (u.).
sadas de una o dos plantas, con tejados, por- bre y junIo a una de las puertas de las
che con arCada de medio punto y colores de Carnicerias. Sin embargo, otros documentos Se rotula en , 943, aceptando e l Ayunta-
cal y almagre, comunes al conjunto en el de dichas centurias y hasta el XIX no le dan miento el nombre que el propietario de los
que se integra. Hacia su mitad y en la acera nombre alguno, sino que la citan ¡>ar los terrenos en que se asienta la barriada, José
de los impares -frente a su encuentro con lugares que comunica: la Costanilla y las León león, dio a las calles de la misma; hasta
Vlctor 8ejarano Delgado- existe un blanco Carnicerías. Hasta entrado el último siglo no entonces se prolongaba hasla la avenida de
torreón que parece resto de una alquerra aparece el topónimo Ensaladeras aplicado a Alvar Núnez, nominando a la actual Barba-
situada en estos antiguos terrenos de labor. ella, debido a que aquí se establecian ven- cana. Confluyen a esta vía General Martrnez,
IM.s.S.1 dedores de legumbres. En 1917 se le cambió Regla león y Padre Maruri, y José León Sanz
por el actual, para perpetuar la memoria de la cruza en el tramo final. Predominan las
este prestigioso abogado y SOCiólogo sevilla· casas unifamiliares de una o dos plantas, en
no (1853-1917). Es muy corta y proporcio- general encaladas y con zócalos en tonos gri-
ANGEL CAMACHO BAÑOS, cal/c. V. Con- nalmente ancha, debido a los retranqueos ses y rojizos, características del barrio león;
de de Osborne. que se han efectuado en las úhimas décadas la anligüedad y mediana calidad de las vi-
en la acera de los pares. Todavra no se ha viendas obliga a reformas completas, dando
adecentado parte de esta acera, quedando a lugar a una altura mayor, con fachadas de
la vista una medianera y reslos de muros. ladrillo visto. Alguna casa se reviste de mati-
ANGEL FA LQ UINA, calle. D.m. Macarc,U!, Posee una pendiente hacia la Alfalfa. En ella ces neomudéjares en los arcos del segundo
d.p. 11/008, r.p. 43/1. 111. De BeclllOUI'I/ a Carrelera de desemboca Herbolarios. Hay noticias de piso, orlados con cerámica vidriada. las ace-
Oirmol/a. que eSlaba empedrada a comienzos deis. ras amplias, de cemento, bien cuidadas y
XVII y asr se mantuvo hasta la segunda mi- limpias, junio a una hilera doble de naranjos
Se rolula en 1988, con el nombre de este tad del s. XIX; con posterioridad fue adoqui- bien desarrollados, ofrecen un aspecto agra-
crflico, guionista y escritor cinematográfico nada, y sobre este sistema vertida la capa as- dable. Domina la función residencial; aún se
sevillano nacido en 1909, que tiene varios fáhica en la década de 1970. Las aceras son mantiene en pie, aunque cerrado, un taller
premios del Circulo de Escritores Cinemato- de losetas, relativamente ancha la de los pa- mecánico con tejado a dos aguas en e l tramo
gráficos al mejor guión y a la mejor labor res. la iluminación se efectúa por medio de final, algo más largo por la acera derecha.
literaria y a quién se le atribuye el mejor farolas sobre brazos de fundición adosados U.M.l.M.1
archivo cinemalográfico de España. Es una a las fachadas. las casas poseen tres y cua-
vla recta, trazada en 1969 sobre IOSlerrenos tro plantas; las de los impares pertenecen a
de la antigua huerta de Casca jea, pero hasta los años finales del pasado siglo y las de 105
1977 no se construyeron los primeros blo- pares son recientes. A pesar de su corta lon- ANGELES, call e. D.m.: (¡/5CO AI/liguo, tI./I.:
ques del Olícleo residencial de la Santísima gitud, cuenta con varios bares, que sacan 41004, r.p.: 18fll. DI! la conflw!IIcia de Abadt'S y Car-
Trinidad. Su pilvimento es de asfalto y las sus mesas a la acera. Posee un notable tráfi- dC1I1I1 SnIlZ y Forésa MalOO5 Gago.
aceras de losetas de cemento, el alumbrado co, ya que es el único acceso del sector este
es de báculos murales y farolas tipo jardín. hacia la zona del Salvador, plaza Nueva y Es conocida al menos desde e l s. XVI
la edificación la integran bloques de cinco avenida de la Constitución. Esta función la con esta denominación ¡>ar un relablo de

92
Animas pintado, en el que aparecen ánge- caminos a San Juan de Aznal(arache, hoy ANGELES Y PIEDAD, cal/e. V. Ros.Js.
les. Vla muy estrecha y de lineas de fachada avenida de Alvar Núñez. En 194) era cono-
(IUebradas. fue objeto de proyectos de ali- cido por el Barranco y a él desembocaban
neación a finales del siglo pasado: su estado varias calles del barrio León; formaba enton- ANGOSTA, calle. Se encuentra en una rela-
actual es el resultado de la modificación de ces una superficie más o menos pentagonal ción de censos de C.1SilS de 1455, en el
Ifneas realizadas en 1946 en cuatro edificios en cuyo centro habra una hondonada de Archivo Histórico Nacional, Seco Osuna. Es-
de ambas aceras hacia 1¡1 mitad de la calle, unos 4 m. de profundidad, fruto de la extrae. taba próxima a la de Azuaica.
que era donde más se estrechaba. En la con- ción de la materia prima precisa para la in·
fluencia con MilteoS Gago, y como conse- dustria de cerámica. En ¡ 962 aparece deno·
cuencia de las actuaciones realizadas en es- minado Haza de la Torrecilla y en el plano ANGOSTA DE BRUNES, calle. Aparece en
ta ca lle el año 1929, presenta un ensanche parcelario de 1971-7) con la configuración el padrón de la parroquia de San MMtln de
que se hace más perceptible por el pequeño y ca lles aduales, aunque éstas se denomi· 1705. Podría ser un tramo de las actuales
jardín de la última casa en la acera de los nan San Gabriel, San Rafael y San Miguel. Marcos Sancho o Quintana.
impares. Morfológica y tipológicamente, las vecinas
En los siglos XVI y XVIl estuvo empedra- calles Duna y Francisco Col lantes de Terán.
da, en la actualidad presenta pavimento en así como las recientes prolongaciones de ANGOSTILLO, calle. D.m.: CII$CCJ Auligllo.
damero con losas de Tarifa y chino lavado, Dolores León, General Martrnez y Padre d.p.: 41003. r.p.: 8/1. De 111 roflflutflCio dt Orfi/(l, {osi
sin aceras, con cierta carda desde el centro Maruri. se integran en este conjunto aunque Ces/aso. {lIuier Úl550 dt /(l Vtg(l y Dfloiz 11/11 di Don
hacia los extremos. A la mitad se ha coloca- no se correspondan con las mismas promo- Pnlro Nilio,Ctm:mlts y 51111 Andris.
do un marmolillo de hierro fundido. Se ilu- ciones. Los Angeles fue construido a finales
mina con farolas de fundición adosadas. Los de la década de los sesenta en dos fases. Pri· Debe su nombre a la estrechez del lugar,
edificios son de tres plantas y corresponden mero, los portales más próximos a la aveni· sobretodo en el tramo final de la calle, situa-
al s. XIX y primera mitad del XX. Destaca el da, diferenciados del resto de bloques de do en la trasera de la iglesia de San Andrés,
señalildo con e l núm. 1. casa del s. XVIt, que igual número de plantas. cinco, solamente en cuyo muro, según González de León, hu·
corresponde a la fachada laleral de la Escue- por detalles de ornato en fachadas y terra- boen tiempos un retablo en forma de capilla
la Francesa. En un ángulo achaflanado, ha- zas; las dos torres de diez plantas. corres- dedicado a la Pura y limpia Concepción . Su
cia la mitad de la calle. hay un cuadro de las ponden a la segunda fase. Son de ladrillo primitivo nombre fue el de Estrecho de San
Animasdel Purgatorio que ha sido repintado visto con pequeñas terrazas al exterior; es Andrés (plano de Olavide, 177 1l. Más tarde
en numerosas ocasiones, la última al pare- muy frecuente su sustitución por cierres de se conoció como Angostillo de San Andrés
cer en 1950 por Manuel González Santos, y aluminio con cristales opacos y asr, si bien (plano de Sartorius. 1848) y desde 1869, al
cuya visión resulta actualmente imposible las viviendas ganan espacio al exterior, el menos, simplemente como Angostillo.
por el oscurecimiento de la pintura. El reta- sentido de dominio visual público del dise- De configuración rectilfnea en su primer
blo está rematado por un tejaroz y un farol. ño originario -al que tanto contribuyen las tramo, sirve de límite, junto con Daorz, a las
También debió existir una cruz a la que macetas como elemento que enriquece una dos plazas existentes ante el templo parro-
hace referencia Felipe Cortines Murube en rachada y atrae la atención del viandante· se quial de San Andrés, la de Fernando de He·
su poema ~La callede los Angeles~ del libro diluye en una monótona sucesión de ladri- rrera y la de Florentino Pérez Embid. resulta-
NllevasRimasl19111: llos y vidrieras. do ésta última del derribo, en los años 70 de
Las calles están asfaltadas y las aceras nuestro siglo. de una gran manzana de
~Una calle estrecha son de losetas de cemento; entre éstas y la casas. La desaparición de esa manzana libró
un retablo oscuro calzada se dispone de un espacio a base de a la primera parte de Angostillo de su estre-
y una cruz clavada cemento de mortero destinado al estaciona· chez tradicional y hace posible la particula-
en el viejo muro ... ~ miento de vehículos. Cuenta con un espacio ridad de que la calle se reduzca práctica-
amplio para recreo, resultado de la morfolo- mente a una sola acera, con numeración
En ella situó Cano y Cueto la leyenda Un gía peculiar de Arcángel San Miguel, y de par. La linealidad de ese tramo contrasta
Beso de la que son protagonistas Pedro 1 el varios pequeños recintos murados con arbo- con la sinuosidad del segundo. que va bor-
Justiciero y una judra enamorada del Rey, lado reciente. El comercio se limita a varias deando el ábside de la parroquia y que apa-
que quiso matarlo ante su amor imposible. tiendas de base diaria y eventual y un super- rece encajonado entre éste y los altos muros
Ha sido siempre ca lle de poco tránsito y por mercado sito en la avenida, donde se con- traseros del hospital del Pozo Santo. De ahr
tanto muy tr.:mquila.]S.R.B.] centran los bares-terrazas característicos de su carácter sombrío. acentuado por la sensa-
la misma; algunos bajOS se destinan a co- ción de descuido y falta de limpieza que
cheras y pequeños talleres. Desde 1980, y ofrece el lugar. Por la derecha desemboca
durante la segunda semana de septiembre, Atienza.
ANGELES, calle. V. Cervantes, Flandes, celebra su velada de convivencia los Ange. Su pavimento es de chino lavado con
Menjíbar y Rosario. les, con actos dedicados a la infancia, ju- cuadros de adoquines, y las aceras aparecen
ventud, madurez y senectud, elección de también adoquinildas. El tramo final, en
"misses~, concursos de bailes, disfraces, te- cambio, está asfaltado, si bien la calle es
ANGELES, núcleo residencial los. D.",.: rrazas y balcones, literarios, de música, pin- prácticamente peatonal y sirve de aparca-
TTlII!UI, d.p.: 4/010. r.p.: 2511/; 2611. Delimitarlo ,lOr tura, etc., campeonatos de ajedrez, fútbol, miento a la altura de la plaza de Florentino
rI barrio 1..'611. 111 IIVfIÚdfl dI.' Ah'!!r NrÍl1a, Rubéll pesca, marchas ecológicas y un largo etcéte- Pérez Embid, a partir de la salida del pasaje
Darlo y 111 cllrre/rm de en 111ft Cádiz·Hlleloo y Ex/rl'- ra, además de la animación que reportan las Los Azahares. Dominan los edificios de prin·
/IIf1dIlTfl;1I1 twSl~de Trilllrfl. tómbolas, casetas y chiringuitos dispuestos cipios del s. XX. de tres plantas, alternando
frente i! un improvisado entarimado en con otros más modernos. Destaca la casa
Su denominación le viene dada por el Arcángel San Miguel. Contrariamente a lo núm. lO, del s. XVIII, de dos plantas, con un
topónimo que recibieron las tres calles que que suele ser general desde la década de bello patio con galerfasen ambas. La calle se
conforman el núcleo y que referidas a los 1960, las viviendas del núcleo residencial ilumina con farolas de diseño decimonónico
arcángeles se rotulan en 1961 ;en la fachada no son de protección oficial, aunque sus adosadas a los pares y cumple una función
a Ii! avenida hay varios azulejos con e l nom- destinatarios pertenecen a la clase trabaja- residencial, aunque en el primer tramo hay
bre Núcleo Los Angeles. El esp,lcio en el dora. Consta de las siguientes calles: Arcán- algunas oficinas. El segundo carece de vi-
que se inscribe formabil parte de la Huerta gel San Gabriel, Arcángel San Miguel y Ar- viendas y en él existió hasta hace poco una
de la Torrecilla, precis.Jmente de su zona cángel San RafaeL La avenida de Alvar Nú- carpintería adosada al muro del hospital. En
más meridional, que limitaba con uno de los ñez lo es en parte. U.M.loM.] una de la casas de Angostillo vivió el ameri-

93
==

canista Francisco de las Barras de Aragón y de báculo mural proporcionan el alumbra- portillos en la muralla para facili tarle el paso
en otra el arquitecto Fernando Barquín: "am- do. Edificaciones de autoconstrucción, de a los vecinos. que él quede libredel pago de
bos deambulaban por el angostillo todos los dos plantas, se extienden por ambos lados a licencias y arbitrios hasta que finalice la
dras. Uno, con su ancho abrigo, por cuyos lo largo de la ca lle, apareCiendo algún solar construcción de las edificaciones, y se res-
bolsillos se escapaban las papeletas con de- sin tapiar, testigo de los primitivos lotes. Al- peten los nombres que le ha dado a las cua-
jos del Archivo General de Indias, y otro, gunos corros de vecinos charlan animada- tro calles abiertas. Ya en el plano de Padura
con su rollo de planos bajo el brazo, escudri- mente en las Jceras e, incluso, en mitad de y Vega Campuzano (1891 J, anterior por tan-
ñando con sus potentes gafas el más recón- la calzada, sin ser molestados por un tráfico to a este documento, aparecen trazadas y
dito rincón de aquel bellísimo barrio" (A Be, prácticamente inexistente. [E.C.R.) nominadas las cuatro calles, si bien Aniceto
" Rincones sev illanos~, 16-IX-1984). IR.R.el Sáenz y AntoniJ Sáenz sólo en su primer tra-
mo y se conserva el topónimo de HuertJ de
los Toribios en un espacio más reducido. En
AN1BAL G ONZALEZ, caUe. 0.111.: Este,d.p.: el plano de Poley y Poley ( 1910) Aniceto
ANGOS TlLLODE SAN ANDRES,calle. V. 41006, r.¡I.: 60/11. De Héroes de Toledo a Aftlu de Sáenz figu ra trazada en su totalidad. Está
Angostillo. Ribera, eula barriada dd Cerro dd Agllila (v.). cruzadJ por Antonia Sáenz y por la acera de
los pares confluye Patricio Sáenz.
Rotulada en 1936 en homenaje a este ar- Actualmente es una calle recti lfnea y
ANGOSTILLO DE SAN BARTOLOME. V. quitecto sevillano (1876-1929) autor, entre relativamente ancha, de calzada de asfalto y
Virgen de la Alegria. otros proyectos, del de la plaza de Espaila y aceras de cemento o de losetas, en desigual
de los pabellones de la plaza de América. estado de conservación. El alumbrado pú-
De conformación recta y cruzada por San- bl ico fue instalado en 1943 y se apoya en fa-
ANGUI LA, calle. 0./11.: Macar/mil, d./I.: 41075, tuario de la Cabeza, posee aceras de cemen- rolas con brazos de fundición adosados a las
r.p.: 33/11. Oc Esturi6/J a Corvil/a . CI! la barriada dc to en mal estado, pavimento de asfalto, ar- fachadas. A comienzos de la ca llese conser·
Slm la6uimo (v.J. bolado de robinias, aligustres y naranjos e van algunas viviendas tradicionales, de dos
iluminación con farolas de báculo mural. plantas, muy deterioradas, y en el último tra-
Se halla enclavada en el núcleo cons- Predominan las viviendas de autoconstruc- mo dos casas de escalera de tres plantas:
truido por el Patronato Municipal de la Vi- ción de una y dos plantas, aunque existen pero en general en las dos últimas décadas
vienda en 1961 sobre los terrenos del anti- algunos ejemplos de edificios de ladrillo vis- se ha procedido a la sustitución del caserío
guo cortijo de Tercia y rotulado con nom- to de tres plantas, caracterizando al caserío original por viviendas de pisos de tres y cua-
bres de peces. De trayectoria recta, está cru- por la diversidad en tipologra y altura. Las tro plantas. Predomina la función residen-
zada por Mejillón y Boquerón, posee acera- fu nciones no residenciales se manifiestan en cial, si bien aún se conserva algún almacén
do de cemento, calzada pavimentada de as- la presencia de tiendas de ultramarinos, pin- coetáneo de la fecha de apertura de la calle
falto y alumbrado público con farolas de bá- turas, lanas, bares, taller de reparación y y algunos locales se dedican a comerci o es-
culo adosadas a las fachadas¡ los edificios clubs deportivos y culturales. [F .B.S. ) pecializado (muebles, material eléctrico y
que se ubican en ella son de cuatro plantas. electrónico). La residencia para ancianas La
En su primer tramo sólo está edificada la Milagrosa, que además reparte com ida a los
Jcera de los impares, pues en la otra se ha necesitados que allí se acercan, ha amplia-
creado una plaza por la confluencia con AN18AL GONZA LEZ, glorieta. V. Marfa do recientemente sus instalaciones y ocupa
Esturión, Mejillón y Tiburón, acotada por Luisa. dos edificios en la calle¡ también tiene allf
marmolillos. Tras la intersección con Bo- su sede la comisión ejecutiva provincial del
querón, únicamente tiene edificios en la Partido Socialista Obrero Español. U.C.V.1
acera de los impares, pues la frontera está ANICETO SAENZ, call e. D.m.: Cusw AI/ti-
ocupada por una plazoleta de albero que glIO, d,p.:41003, r.p.: 2/1V; 3/1/1. De plaza del PIWI/I-
linda con el muro de la iglesia yel del parvu- rejo y Torrebllluca a MacarelIa.
lario Fernando Villa Ión. con bancos de pie- AN IMAS, call e. D.m.: Trimm, d.p.: 41011, r.p.:
dra, arbolado diverso y estructuras de juegos Recibe esta denominación desde el mo- Oc Arco:; a MillO, en la barriada Obra Nacio-
52f/V.
infantiles. Este JugJr, iluminado con faro las mento de su apertura, a finales del s. XIX, lIa/ (v. Los Remedios).
de báculo doble, es conocido entre los niños por el dueilo de !os terrenos y promotor de
como la plaza del cohete, haciendo referen- la urbanización de la Huerta de los Toribios Se rotuló en 1943 para dar nombre a la
cia al juego infantil. Desemboca también en sobre la que se asienta. Todavía en el plano antigua calle Quinta. Vía corta y recta, le-
una plaza de albero con bancos y arbolado levantado por el Cuerpo del Estado Mayor vantada a principios de los años cuarenta
que linda con el parvulario y en un amplio del Ejército (1884) puede apreciarse la exis- formando parte del conjunto que daría ori-
espacio sin pavimentar que llega a Corvina, tencia de una extensa huerta situada al nor- gen a Los Remedios. En sí misma es peato-
donde se sitúan las tra seras de los pisos de te, dentro del casco histórico, entre el muro nal , pero no 10 son sus transversales, por lo
Boquerón, con tendederos, cocheras, una de la Macarena y las calles Torreblanca y que el resultado es la alternancia de un tra-
pequeña zona de huerta y unas casas de dos Rubios (actual Fray Diego de Cádiz), deno- mo con piso terrizo y otro asfaltado, con trá-
plantas con jardín delantero conocidas co- minada Huerta de los Toribios. En 1862 el fico rodado y vehículos aparcados, que tie-
mo las casas de los maestros. IF .B.5.) Ayuntamiento anunció la subasta de esta nen obstaculizado el acceso a Animas me-
huerta upar si se reconocía [a conveniencia diante pivotes de piedra artificial sobre las
de enagenarla parcialmente destinándose a aceras. A ambos lados del piso terrizo hay
predios urbanos" (Secc. 10, 8-VII-1862), y bandas de cemento de mortero a modo de
AN HELO, calle. 0./11.: Este, d,p.: 41006, r.II.: en 1873 un grupo de operarios industriales aceras. Como único mobiliario urbano, dis-
6211. De Afecto a Hom'Stidad. en la barriada de Slm de albañilería y carpintería solicitó la cesión pone de farolas murales. La cruzan Naos y
laslde Palmete{ll. Palmetd. de una franja de terrenos en el mismo lugar Béjar. La edificación mantiene c iertos ele-
para la construcción de viviendas económi- mentos tradicionales, como las cubiertas de
Rotulada en 1986, anteriormente era co- cas. Finalmente, en 1892, Aniceto Sáenz ex- tejas, fachadas con zócalos de cemento y
nocida como calle número 7. Atravesada pone al Ayuntamiento que ha iniciado la ur- ventanas de los bajos enre jadas; son blo-
por Juventud, Sinceridad y Verdad, es una banización de la huerta y construido casas ques de tres plantas destinados a viviendas,
calle estrecha, pavimentada con asfalto y para obreros y se compromete a ceder los aunque en algunos casos se han habilitado
acerado de losas de cemento. Adosadas a terrenos al Ayuntamiento, siempre que éste locales comercia les. Precisamente en los ex-
las fachadas de las viviendas, varias farolas los urbanice, se comprometa a abrir nuevos tremas de los edificios, que forman unas rin-

94
Sccfor lkI Pun~~. en f'I p l.rno dr h ....YJ.r (178111.
,lende se ," "n.1 1.1 c.lI~ "'mct'/o 5.H'nL
1·~lL.1 '" "'mI••
F~tud.1 de úvMrm;.. s.mf.J Al!,]. ('n ",,,,,111,,,") Cm'lM

coneras, se leva ntaron adosadas unas pe- locomotora; a ciertas horas de la tarde el gri.
queñas construcciones donde se desarolla terío y la polvareda dominan el ámbito des-
la escasa actividad comercial de la calle, de crito. la segunda zona queda conformada
base diaria y eventual, y algún taller de por sus cuatro rincones; los dos más próxi-
rep.l ración de automóviles. II.M .L.M.] mos al tramo final de Regla león se incorpo-
ran sin solución de continuidad a l espacio
anterior a través de un suelo con loset.1s de
cemento o bien con albero, en parle arbola-
ANIMA S, calle. C, /Iejue/a des.lparecida, do y por lo general usado como aparca-
cuy" primera referencia histórica dala de miento. los otros dos rincones dibujan un
/724, que la si/ú" ,1 eS/:hl/das ele 1" parroquia triángulo equilátero cuyos catctos so n la
de San/a Lucía, y que debfa su nombre a un fachada de la plaza y la hipotenusa, curva,
retablo de ..fnimas .,lIf situado. En 1753 la la calzada destinada al tráfico rodado. Mejor
Hermandad de 5.1n I-Iermenegildo pide Ii- amueblados al disponer de bancos de hierro
cenci.l "'para tapiar /¡J calle que nombran de y más arboleda, asf como de un piso de cier-
las Anim,lS en la plazuela de San Julián, por ta calidad (consistente en cuadrados de unos
el perjuicio que ocasiona al muladar que ai 50 m. de lado en los que alternan el chino
en ella .. ," (Sec. 10, 1753, /. f. /76); no lavado incrustado en cemento con ladrillos
mucho m.is (¡¡((le, en 1169, el Convento de puestos de cantal y por quedar protegidos
San/a Isabel soJici/;1 permiso para incorporar de la circulación, concentran parte de los
esta calleja a un.lS casas hornos que posee bares de la barriada, cumpliendo asf una
en Santa Lucfa, insistiendo de nuevo en que función lúd ica. las edificaciones asentadas
está /lena de escombros, petición a la que en su entorno son bastante heterogéneas en
Jccede el Ayuntamiento. En el plano de tipologia y morfologra; predomina el tipo
Olavide (1711) .1¡)arece trazada paralela a fa característico del barrio león con una y dos
.lCIU.11 Juzgado, entre las plazas de San Ju- alturas y zócalos de cemento, junto a algün
lián y la del Pe/(cano, pero ningún plano edificio de los años sesenta con tres plantas
posterior de la ciud.ld vuelve .1 recogerla. y alguna fachada pintada de verde. De todo
I/.c. V.I el barrio, la plaza de Anita es el lugar más
vivo, a pesar de no contar con actividad
comerCial; la disposición de un único espa-
ANIMAS, ctllle. Aparece citad" en el pa- cio abierto la convierte en lugar de encuen-
drón del b.1rrio de San Bernardo de 1105 y tro, como es bien perceptible al caer la tarde
en la Gufa General de Forasteros ... , de Mon - y, sobre todo, por ser en ella donde se cele-
lerode Espinosa (1823). bra la que ya va siendo célebre velada del
barrio león. U.M.loM.1

ANiMAS, ctllle. V. Barca y Santiago.

ANSELMO LORENZO, calle. V. Modesto


AN1TA, plaza de, 0 ./11 .: Tritma, d.p.: 41010. Abin.
r.p .: 2D/lV; 21 /111. Ellla cOIlf/rll'lrcUJ de Regla LL611!1
MarÍD Ortiz,en el barrio Leóll. (v,)
ANTI GUA, ba"edue1a. Con este nombre se
Rotulada oficia lmente en 1943 , ostentó cita en el primer cuatro deIs. XIX uno de los
tal nombre desde que se construyó hacia callejones que intesraban la amigu,l Alcai-
1920; en este caso referido a un fami liar de cería (v. Hernando Colón), que se encomra-
José león león, propietario de los terrenos ba frente a la puetra del Patio de los Naran-
en que se enclava el barrio. El diseño en jos de la Catedral. El citado callejón tenía
planta es una circunferencia inscrita en un salida a Alemanes. En 1.1 actualidad, en par-
cuadrado que resulta de no construir las te, está ocupado por edificaciones y, en par-
esquinas de las ca lles que la cruzan, dando te, privatizado. tA.c. r.s.¡
lugar a su vez a los cuatro rincones confor-
madores de la plaza. En 1943 presentaba
amplias aceras arboladas, con el tramo final ANTI GUA, ca lle. V. Cristo del Soberano
de Regla león ya cerrado al tráfico rodado. Poder.
En el centro, una circunferencia, arbolada
también, englobaba una trinchera, refugio
de los años de la guerra civil reparada por e l ANTl LOr E, calle. D.m.: MnCUft'lrll, d,p. : -11007,
Ayuntamiento por esas fechas. Actualmen- r.p.: 32/111. De Vereda de Poco Aujte a Nutria, f U
te, se compartimenta en dos zonas. la pri- ru"i,¡da VO/dC-OfnlS (11).
mera ocupa la mayor parte de la superficie
101,11 y se sitúa e n el centro; es de forma cir- Rotulada en 1986 con el nombre de este
cular, con suelo terrizo y prOlegida de la cir- mamífero rumiante. En ella terminan Toro,
culación rodada mediante un bordillo y ma- Garza y Marabú. Es terriza y de conforma-
cetones hexagonales; queda rodeada de fa- ción recia. Carece de arbolado y la ilumina-
rolas tipo gas y arbolada con olmos y brachi- ción procede de farolas tipo báculo. En la
chitones de gran porte. la función habitual acera derecha sólo tiene construido un gran
es de Pf!{¡ueño jardín para juegos infantiles chalet, protegido con vallas y arbolado, y
con estructuras metálicas y grandes tubos dos casas a medio construir; el resto es una
huecos de cemento que evocan una antigua parcela agrícola aún en explotación. En la

95
1-
acera izquierda no hay acceso a vivienda, ANTOLlNEZ, barreduela. D.m.: Casco Anti- de América. Es una vía de nueva form<lción
estando constituida por los laterales de las gllO, d.p.:4JOO2, rp.: 7/11. En/re 8mlOS y Cenos. sobre tos terrenos que a comienzos de los
calles que desembocan en ella. ¡F.5.]. ] sesenta ocupaba en pane un grupo de cha-
Desde fecha imprecis<l, pero al menos bolas a lo largo de las márgenes del arroyo
desde r 713, ésta y Ceres se denominab<ln Amarillo (plano de Uñán, 1961), que desa-
ANTILLA NO CAMPOS, ca lle. D.", .. Tria· Rompe Serones o Rompecerones, de origen parecieron con la inundación de 1962; el
mI, d.p.: 41010, r.p.: 16/IV. De /a collflllellcia de Sall sin duda popular y sign ifi cado desconocido, terreno perm<lneció abandonado hasta 1988
¡arSe yCallllon AI/arerin. siendo un serón un tipo de espuerta utiliza- en que se urbaniza. Es de trazado curvo, de
do para carga de las caba llerias; en 1845 poca longitud, asfalt<lda, con aceras de lose-
Es el resultado de la unión de dos calles quedan unidas toponfmicamente a la plaza tas de cemento y farolas de tipo jardfn. La
con nombres diferentes. Matamoros, entre de la Cavidia, si bien se mantuvo 1<1 denomi- edificación fa componen casas unifamiliares
las actuales San Jorge y Alfarería, de la que nación popular. En r 862 se le da el nombre adosadas, de dos plantas, tejados rojos, un
tenemos noticias desde 1519 en que posi- que hoy conserva en honor de Francisco pequeño jardín delantero y puena de garaje.
blemente recibe este nombre de una familia Antolínez (h. 1644-h.1700), pintor sevilla- El uso es exclusivamente residencial. !J.c.J.]
allf asentada, y Cuchilleros, entre Alfarería y no, influenciado por la estilística de Murillo;
Pagés del Corro, conocida desde 1592 con en 1869 se segregó el tramo que desemboca
este nombre por el asentamiento en ella de a la plaza, quedando la calle reducida a sus
anesanos de esta especialidad. El cruce con actuales límites. ANTON DE FRiA S, calle de. Está citada en
Alfarería se llamó Cuatro Cantillos desde an- Históricamente poseía un trazado mas los padrones de San Vicente de 1486 y 1533.
tiguo, modo muy usado en la época para de- cono, hasta que en la década de 1860, cuan- En éste se dice que va desde la muralla a San
nominar la intersección de dos calles; ac- do se llevó a cabo una remodelación urba- Vicente.
tualmente un azulejo recuerda este nombre. nfstica con objeto de regularizar la planta de
En r859 se unen ambos topónimos bajo el la plaza de la Cavidia, se construyó una
de Nuevo Mundoyen 1915 se rotula como manzana que prolongó esta calle hasta Ba- ANTON DE GEL VES, calle. V. Rosario.
Antillano Campos en memoria del teniente nos. Poco antes, en 1858, se habla presenta-
de infantería muerto ese ano en la guerra de do un proyecto que, caso de haberse llevado
Cuba. Actualmente es una vía con dos tra- a efecto, hubiera supuesto su apenura y pro- ANTON DE LEON, ca lle de. Se encuentra
mos cortos; el primero recto y el segundo en longación hasta Alfonso XII. Desembocan citada en el padrón de San Vicente de /533.
suave curva con pavimento de adoquines y por 1<1 izquierda Pacheeo y Ceres. Actual-
acerado de losetas de cemento, en buen es- mente es una barreduela larga y estrecha¡ su
tado de conservación, con farolas sobre bra- calzada está adoquinada con piezas de gran ANTON DE ROJAS, ca lle. Según Santiago
zo de fundición adosadas a las fachadas. A lamarlO, en mal estado de conservación, Mont%, aparece en el padrón de /533.
su funcionalidad de vla de comunicación cubierta en algunos tramos con capas de
entre San Jorge y Pagés del Corro, las dos zo- cemento; sólo posee aceras de cemento en
nas comerciales del barrio, hay que anadir el primer tramo, asimismo en mal estado; ANTON DE VELASCO, calle. Según San-
la presencia de algunas tiendas de cerámica, también conserva algunos guardaejes metá- tiago Mont%, aparece en el padrón de San
que en otro tiempo hicieron famosa la zona. licos; la iluminación eléctrica fue introduci· Vicente de 1533, sin embargo no se ha loca-
¡CM.¡ da en 1947 y se apoya en farolas con brazos lizado; probablemente sea una lectura de-
de fundición adosados a las fachadas. La fec/uosa de Antón de León.
mayor pane de uno de sus flancos está for-
mada por la fachada trasera del colegio de
ANTlOQUIA, calle. D.",.: NeroiÓn,d.p.:-1I007. las Esclavas Concepcionistas, de reciente ANTON DE LA C ERDA, call e. D.III.; C¡¡SCO
r.p.: 44/111. De la IIt'i'nido de Las Villas de Cuba aln construcción, cuya entrada principal se en- Alltfguo, d.p.: 41001, rp.: 1l/IV. De Galera a Pastor
fwenidll de 5<1II1a Claro de Cuba, en su ¡miólI 0011 la cuentra en Virgen de los Buenos Libros; el y ulIIdero.
calle Damasco, el1t ri' el Poligollo de Sal! Pablo y la resto de la edificación está constituido por
Cil/dnd ¡nrdíl! de SII111a C/llra (v.}. viviendas tradicionales, preferentemente de La primera denominación conocida es
escaleras, de dos y tres plantas, salvo algún la de Husillo, en 1845, que hacia referencia
Rotul<1da en 1969 con este nombre, alu- caso de sustitución por casas de pisos de a la existencia de uno en ella o en sus inme-
sivo a la ciudad de la región de Asia Menor cuatro plantas. En conjunto ofrece un aspec- diaciones, por el que desaguaban las aguas
en la que desarrolló su vida apostólica San lO descuidado, no registra tráfico rodado y residuales de la ciudad h<lcia el rfo. En 1859
Pablo. Hasta entonces formaba pane de la apenas peatonal, pues varias de las se le cambia por el actual, en memoria de
<lctual avenida de Las Villas de Cuba. En viviendas poseen su entrada por las calles Pedro Antón de la Cerda, quien cedió una
1974 se segregó el tramo constituido por la adyacentes. [J.CV.) casa suya, fuera de la Puerta de Triana, para
avenida de Santa Clara de Cuba. En ella la instalación inicial de los agustinos descal-
confluye la avenida de Pedro Romero. De zos, en 1624, antes de que levantasen, anos
trazado algo curvo. pavimentada de asfalto, más tarde (1638), el convento del Pópulo,
con aceras, esta calle es un segmento dellí- ANTOLlNEZ, calle. V. Ceres. inmediato a esta calle. Forma pane del anti-
mite oeste de la Ciudad Jardín de Santa Cia- guo barrio de la Cestería yes una calle muy
ra, y la vía de separación entre esta barriada cona y estrecha, con casas de tres plantas,
y la del Polfgono San Pablo. Su lado de los ANTON DE ALAMINOS, calle. D.m.: Ner- alguna de ellas antigua. ¡A.CTSI
pares penenece a ésta ultima, y presenta co- ViÓII, d.p.: 41007, r.p.: 49/1. De ¡111m tic Mendoz¡¡
mo edificaciones los bloques-torres propios L¡ma 11 SlIltode Alllflmtlo.
de este Polígono. En el I<ldo de los impares,
nuevas promociones de viviendas han roto Se le da este nombre en 1989, cuando se ANTON JERONIM O, ca lle de. Ap.1rece ci-
por su altura la armonía de volumenes del abre, por Antón de Alaminos, marinero de lada en un padrón del Barrio de la Mar de
conjunto residencial de Santa Clara. Al ser Palos df' la frontera, que en 1S19 se convir· /500. Es/e barrio se ex/endf.1 en/re las actua-
una prolongación de la avenida de Las Vi- tió en el primer marinero que supo aprove- les Plaza Nueva y Adolfo Rodríguez Jurado.
llas de Cuba, se ha convertido en una vía rá- char la corrientedeJ Golfo o de Alaminas. La
pida de acceso entre los polrganos industria- denominación está en relación con la temá-
les circundantes, por lo que soporta un tráfi- tica común de las calles de $<lnta Clara, ANTON MARTIN, calle de. Aparece ci/,1da
co muy intenso. IM.C.C.] dedicada al descubrimiento y la conquista en el padrón del Salvador de /713.

96
ANTON RU IZ, calle. 0 ./11.: Es/t. d.p.: 4JOO6, Adriano, Gracia f e rnández Palacios e Iris, farolas sobre brazos de fund ición adosados a
r.p.: 54//1 . IV. Ck Riqlll!11II1' Q lliros a 1000quíl/ CorUs, por la derecha, y Toneleros. Techada, Do- las fa chadas. En el primer tramo se conser-
eu la barriada de Allla/t(v.'. noso Cortés y Velarde, por la izquierda. van, en la acera de los pares, tres casas uni-
Dada su posic ión con relación al puer1o, familiares de una plan ta, coetáneas a la
Rotulada en 1950 en honor de este pin- se convier1e en espacio de gran valor, ya fecha de formación de la ca lle, pero en buen
tor (s. XVI). La c ru za Miguel de Tovar; es una que por él ci rc ulaba la mayor parte del tráfi- estado de conservación por reformas poste-
calle amplia y ade más posee anchas aceras co de me rcancfas que entraba o sa lla de la riores; en cambio en la de los impares se ha
pavimentadas de losetas de cemento, e n las ciudad por la Puerta del Arenal. De ahl que procedido a la sustitución de las edificacio-
que los naranjos se plantan en alcorques. Es- desde el s. XVI se aluda a una calzada desde nes originales por casas de pisos de tres y
1;1 flanqueada por casas unifamiliares alinea- la citada puerta al rlo, asl como a la existen- cuatro plantas. Su fun ción es básicamente
das. de una sola planta, que presentan en cia de una alcanta rilla o puentecilla para residencial, con algún pequeño comercio de
fachada la puerta de acceso y una o dos ven- salvar uno de los desagües, de la ciudad que alimentación y otros más especializados. En
tanas, y c ubiertas de uralita la mayoría de corrfa por allí. Dicho va lor como lugar de e[ segundo tramo se constru yeron grandes
ellas. Aparecen muy reformadas en su as- tráns ito continuará hasta bien e ntrado el s. naves industriales, que aún se conservan,
pecto exterior, y abundan las que tienen zó- XIX, y e n esto se apoyan los vecinos y la salvo una que ha sido sustituida por bloques
ca los de azule jos con dibujos y otras con lo- prensa para solicitar su empedrado primero de viviendas, si bien sus usos se han transfor-
setas de te rrazo. El alumbrado consiste en y e[ adoquinado más tarde desde mediados mado, como un antiguo molino. hoyalma-
báculos murales que se e ncuentran ubicados de siglo; todavla en 1873 se sigue pidiendo, cén de aceite, que continúa dando a la calle
en la acera de los pares. Al final de la calle, para lo que aducen que "siendo como es la su olor característico. Apenas registra tráfico
sobre la última casa. a parece una pequeña llave principal del muelle, por ella transitan rodado y se respira un ambiente tranquilo.
placa que recuerda un premio de ornamen- la mayor parte de las mercaderías que en- U.C.V.]
tación recibido e n 1985 en la velada de San- tran y que salen en la población, y por ella
ta Teresa de Jesús. Aunque de tráfico roda- pasan todos los granos que desde Extrema-
do, éste es escaso; tanto es asf. que los niños dura se dirigen a esta Alhóndiga ~. Dicha im- Af\.'TONIO, calle. V. Torneo.
pintan la ca lzada y juegan en ella. [A.R.R .) portancia llevó también a que, al derribarse
la Puerta del Arenal, se proyectase una gran
vía desde la esquina de la Catedral hasta e l ANTONIO APARJCIO HERRERA, plaza
rlo, uniendo Garda de Vinuesa y Antonia de. 0./11.: Neroi6/1, d.p.: 41005, r.p.: SoI/J/I . En la
ANTON VEGA. ca lle. Segun Gonzalez de Dfaz, mediante derribos en la esquina de cO/lf1J/t!IICiD de San I//all de Dios, Vil/egas y Manl1O-
León (Las calles ... ), aparece en un padrón Arie. La mayor antigüedad y proyectos de le;o. Marq/u5 de Nervi611 y JIUW de Padilla. en el
parroqui,1 / de/5,1/v,1dor. ali neac ión, que no llegan a completarse, ha- barrio de Nerviol1 (v.,.
cen que la acera de los impares sea irregu-
lar, con entrantes y salientes, mien tras que Tras su formación, e n los años cuarenta,
ANTON IA DIAZ, calle. 0./11. : Casco IIl1lig//o, la frontera es rectilínea. Actualmente es una recibió la denominación de plaza de San
d.p.: 4J001, r.p.: 17/11, IV. De IIrfea Paseo de Crist6- calle de mediana anchura, en su mayor par- Martrn de Porres, pero al existir otra dedica-
rolCoIólI. te ocupada por viviendas, aunque en los ba- da a este santo, en 1988 se acordó darle este
jos, sobre todo en los impares, suelen abun- nombre, en memoria de este poeta sevillano
En 1665 aparece en un padrón la ca lle dar bares y comercios, pero ha perdido los (n. 1912). Ya en el diseño original del barrio
Mesón del Anda, topónimo que a fines del almacenes que [a caracterizaron en tiempos de Nervión, de comienzos de esta centuria,
s. XVIII adopta la forma de Posada del Anco- pasados, y de los cuales queda uno en la se prevefa la formación de esta pequeña pla-
ra. En los callejeros del s. XIX se identifica esquina de Techada más o menos alterado, za en la confluencia de las calles antes meno
como Acera del Ancora, a partir de la déca- Sigue soportando un tráfico intenso, por ser cionadas. como forma de evitar cruces ce-
da de 1830, ya que sólo existen construccio- punto de salida desde el centro y de la lOna rrados en ángulo recto; pero como conse-
nes en el fado de los impares, En 1859 se la de Adriano hacia el paseo. En la parte fin al cuencia del lento proceso de formación del
rotula oficialmente Ancora por el mesón o de [os pares linda con la verja de la plaza de barrio de Nervión, esta plaza no se abrirá
posada citada, y e n 1892 se le da el actual, toros, donde existe un pequeño jardln, for- hasta [05 años cuarenta. Las edWcaciones de
en recuerdo de la poetisa Anto nia Díaz de mado en la década de 1970 al derriba rse la todos sus frentes llevan numeración de las
lamarque (1827- 1892). que habfa vivido en casa de esquina. (A.CT.5.) calles adyacentes, por lo q ue a la plaza sólo
ella. A comienzos del presente siglo hubo corresponde en sentido estricto el espacio
intentos de devolverle e l nombre primitivo, central. De planta básicamente rectangular,
pero no prosperaron. ANTO N IA SAENZ, calle. D.//!.: Casco IIl1ti- parece estar diseñada como una pequeña
No se forma hasta bien entrado el 5. XIX. guo, d.p.: 41003, r.p.: 31m. De Fray Luis de Cádiz a pista de patinaje para niños, que efectiva-
Sólo existfa desde varios siglos atr;1s la men- Macarerra. men te allí acuden para des li zarse con sus
cionada acera, queconstitula la periferia del patines y monopatines, ya que posee pavi-
barrio de la Carrete r!a, abriéndose, por tan- Recibe esta denominación desde el mo- mento liso de cemento y una valla metálica
to, al Arenal. AII! habfa una cruz o humilla- mento de su apertura, a finales del s. XIX, por de baja altura la bordea en todos sus frentes;
dero hacia 1763. Cuando, hacia 17 57, se un familiar de Aniceto Sáenz, dueño de los cuenta también con bancos de madera y
inicia la construcción de la plaza de toros, terrenos y promotor de la urbanización de [a pies de palme ra , algunos de los cuales están
comienza el proceso de formación de la Huerta de los Toribios sobre la que esta ca lle situados en el centro del rectángu lo. Se en-
calle. (lue no cua ja hasta el s. XJX. En los pri- se traza. Su forma ción es el resultado de la cuentra bordeada por aceras de losetas de
meros años de éste hay peticiones de solares urbanización a finales de la pasada centuria cemento y farolas de pie, tipo jardín, y en
por parte de particula res entre las cuadras de la citada huerta, que se conservó intra- uno de sus lados, de planta semicircular,
de la citada plaza y la posada; en el plano de muros en el sector de San l uis-Macarena (v. posee pavimento enchinado y va rios pies de
1848 ya aparece formada la manzana esqui- Aniceto Sáenz). El prime r tramo figura por naranjos jóvenes. A pesar de estar rodeada
na a Adriano, correspondiendo a los últimos vez primera trazado en el plano de Padura y JlOf vías con circulación rodada, posee un
'Ipinte años de dicha centuria la aparición Vega-Campuza no (189 1), y el segundo se am biente tranquilo y es frecuentada tanto
de las restantes hasta e l paseo de Crstóbal abre a comienzos de la década de 1920. por jóvenes como poradultos. U.C.V.]
Colón. En 1870 se proyecta la alineación de Debido, pues, a su reciente formación, pre-
las casas del comienzo de la acera frontera. senta un trazado rectilfneo y regular anchu-
lo que supon!a avanzar la línea de fachada ra. Posee calzada de asfalto y estrechas ace- ANTONIO ASENJO, calle. 0./11.: Mncar(na,
entre Toneleros y A[ba. Desemboca en ella ras de losetas de cemento y se ilumina con d.p.: 41009, r.p.: 37/11 y 381m. LX Fmy SeraPl1

97
iDdSS
..

Madrid a Virgeu de Escardic/, tu barrindl/ PoliSO'w Barraquer, y permaneció como una calle sin Rotulada en 1984 con un nombre de sig-
Norttlv). salida, al acumularse escombros en su tra- nificación americanista, como es propio de
mo inicial por el abandono producido al ce- esta barriada: Antonio de Mendoza, militar
Rotulada con este nombre en ]973. Tra- rrarse los talleres e industrias de sus márge- y noble granadino del s. XVI, que en 153 1
zada sobre la Huerta de la Era, es de confor- nes. En 1989 se abre definitivamente al par- fue el primer virrey de Nueva España. la vla
mación recta, aunque la Irnea de edificación eelarse y urbanizarse los antiguos terrenos se forma en 1983 al construirse una nueva
es quebrada, creando espaciOS abiertos rec- de Cobián. De trazado rectilrneo, posee ca l- fase del nudeo residencial Santa Clara en
tangulares; inicialmente estaban destinados zada de asfalto, aceras de losetas de ce- esta zona. De trazado recto, asfaltada yace-
a zonas i1jMdinadas. Está dotada con aceras me nto con pies de naranjos y farolas de bá- rada, tiene en sus dos lados casas unifami-
de losetas de cemento, calzada y zona de cu lo. La edificación está constituida por los liares ado5<1das en hilera, de ladrillo rojo,
aparcamiento para coches. La iluminación bl<Xlues de seis plantas de Doctor Barra- dos plantas y compacta edificación, con ga-
procede de farolas adosadas a la pared y de quer, levantados en 1969, otros de cuatro de raje con vista a la calle y sin zonas ajardina-
focos situados en los soportales de los edifi- 1989, y otros con la misma altura en fase de das exteriores, que contrasta con los primiti-
cios, aunque frecuentemente desaparecen construcción. En los pares se encuentra la vos de la barriada. En ella termina Diego de
las bombillas. Los bloques son de cuatro y tapia del centro preescolar Juan de Arguijo, Losada. (M.CC.I
once plantas, alzados sobre pilares y a tra- yen los impares el instituto de bachillerato
vés de los cuales se comunican con las ca- Macarena. Es una vla residencial, con algu·
lles vecinas. Al final de la ca lle hay una serie nos locales comerciales, donde por la ma·
de locales comerciales. [F.5.'.] ñana es frecuente ver grupos de bachilleres ANTON IO DE NEBR IJ A, calle. D.m.: Ner-
que pasan las horas libres de clase. U.C.).I vióII,d.p.: 41005, r.p.: 54111, IV. De MI/rquisdl' Pick-
1111/111/ IIII/n Ban/istl/ Vázqllez, en /1/ Cirldlld lardrn
(vJ.
ANTON IO BALLESTEROS, calle. D.m.:
Nl'roióu. d.p.: 41005, r.p.: 54/11. De Marim/O Beu- ANTONIO CAB RAL BEJARANO, call e. la denominada calle número 25 es rotu-
Iliure 1/ Mlldr/" MI/rfll T/"rl'$ll, /"11 ti barrio de NerviO" D.m.: MamrClla, d.p.: 41008, r.p.: 38/1. De m!fmidll lada, en 1949, en memoria de este humanis-
(v.). Pilla MO,,/IIIIO I/I?SJlllcio sin IIrmmiZllr,en el barrio dI! ta y gramático (1444-1 522). Atravesada por
los Carteros (v}. Matfas Arteaga, Francisco Varela, Almota-
Rotulada en 1949, en memoria de este mid, Lucas Valdés, Caspar NUñez Delgado,
historiador (1880-1949). De trazildo recto, Rotulada en 1959 en honor del pintor Andrés de Ocampo, Alonso Cano y Car-
es una ca lle corta, sin arbolado, con calzada sevillano del mismo nombre (1799-1861), denal Rodrigo de Castro. Posee ca lzada de
pavimentada con asfalto y acerado de ce- que fuera conservador del Museo Provincial cantos rodados y acerado de losetas, con al-
mento en mal estado. f orman el caserío vi- de Bellas Artes. Trazada y urbanizada en la gunos brachiehitones y aligustres. Densa-
viendas unifamiliares, de una y dos plantas, década de 1920, es de conformación recIa . menle poblada respecto al resto del sector,
de humilde factura, con fachadas de las que Tanto las aceras como la calzada están mal presenta por ello una gran animación y tra-
sobresa len farolas de báculo mural de gran pavimentadas a base de cemento y conglo- siego de vecinos. Las viviendas del principio
variedad cromática.IE.CR .] merado. Carece de arbolado y la ilumina· y final de la calle están formadas por blo·
ción procede de farolas tipo báculo adosa- ques de tres plantas y, en el centro, por vi·
das a la pared. Existe una gran diversidad viendas unifamiliares de una y dos plantas.
tipológica en las edificaciones, predominan· Junto a esta dimensión residencial, aparece
ANTONIO BERNAl, calle. D.m.: Sur, d.p.: do las viviendas unifamiliares de una sola la económica, con pequeños locales comer-
-11013, r.p.: 64/11. Calle sin Mllda eu rlUetridl/ dI' planta, de autoconstrucción y de tipo popu- cia les para el aprovisionamiento cotidiano
Mmrud Sil/rol,ol 1'1 MrriodeTl/bladillll (v.}. lar; aunque no faltan las de dos e, incluso, del vecindario. IE.CR.I
las de tres. Estas suelen ser edificaciones
Se rotula con su actual denominación en modernas, que albergan a más de una fami-
1945, a petición de la Sociedad Tabladilla, lia. Casi la mitad de la acera de los impares ANTON IO DE LA PEÑA Y LOPEZ, calle.
S.A., en memoria de Antonio Bernal Loza- está ocupada por un edificio dedicado a D.m.: Nervión, d.p.: 41007, r.p.: 491111. De aVf'"idl/
no, artifice de gran parte de la urbanización chatarrerla . De uso fundamentalmente resi- Utrera Molina 1/ COIl/crcio, 01 el PoJ{gouo Indrlstrilll
de estos terrenos. Situada en el espacio que dencial, no soporta más tráfico que el de los dI' la Cllrrttem Amarilla (vJ.
hacia 182 7 ocupaba la Hacienda Martfnez, propios vecinos. ¡F.S.J.]
es una ca lle particular, sin asfaltar, que sirve Rotulada en 1972 en memoria del que
de acceso a los gara jes de chalets con entra- fue presidente de la Cámara de Comercio,
da principal por Manuel Siurot. ¡CM.) ANTONlO CORPAS CUTIERREZ, cal/e. Industria y Navegación entre los años 1935
Iba de Manuel/nge/ma Cómez a Juan Arel/a- y 1959. Corre paralela a la avenida de An-
no, en la barriada de Santa Teres.1 (v. Amate). dalucía, de la que queda separada por un
Fue rotulada en /952, en recuerdo de este seto de palmeras de poca altura y otro tipo
ANTONIO BUERO VALLEJO, ca lle. Om.: falangista asesinado en /935. Perteneció a de arbolado bajo y con salida a la misma en
Macllrc"a, d.p.: 41009, r.p.: 37/111, IV. De Peralán dt un conjunto de viviendas provisionales, cu- su zona media aproximadamente. A ella
Ribero a prolcmgacióu de Doctor MI/rl/M,r. yo promOlor fue el Palronato Francisco Fran- confluyen Transporte y Comercio. La calza-
co. Desapareció en 1975, al ser demolidas da presenta pavimento asfaltado en mal es-
Se rotula en 1989 con el nombre de este las casas unifamiliares que la formaban. tado. La acera de los impa res la ocupan
dramaturgo y novelista guadalajareño naci· {A.R.R./ grandes naves dedicadas a repuestos y ma-
do en 1916, autor, entre airas obras, de His- quinarias, asf como una gasolinera y una re-
toria de una escalera. Su trazado se corres- sidencia. rCM.1
ponde con el de uno de los antiguos muros ANTONIO DE BUCARELLJ, calle. V. Bu-
de defensa cOrllra las inundaciones, levanta- carell i.
do en los ailos treinta. Hacia 1959 habla un ANTONIO DE SOllS, ca lle. D.m.: Ntn'¡ón,
núcleo de chabolas denominado Tapias de d.p.: 4JOO5, r.p.: 54/1, 11. De Sau Irlllll de Dios a Mar-
Cobián, por encontrarse a lo largo del lateral ANTONIO DE MENDOZA, calle. D.m.: quisde Nervióll,I!II d barriode Ntr0i61r (ti.).
de dicha fábrica, que desapareció en 1963. Nervióu, d.p.: 41007, r.p.: 441111. De la alXllidl/ dI!
Su tramo final se urbanizó en 1969, cuando ÚlS Vii/liS dt Cuba a Maullel dI! Castro PI/dilla, eu la Se rotula en 1949, como la mayorla de
se terminó de conSlruir la barriada Doctor Ciudl/d lardrn dI' Salita Clara (v". las calles del llamado Nervión Antiguo,

98
E •

cuando su prop ietario la cede al Ayun ta- Rotu lada en 1966 con el nombre de este Torre, Eftso Y In IllN'Ilido dI! lo Solol, nr ti PoUgOtro
miento, en recuerdo de Antonio de Solrs torero sevillano (n. 1869), que fue uno de 50" Poblo (tlJ.
(1672-1746), jesuita sevi llano. la formación los grandes diestros deis. XIX. Trazada al
de esta calle se inicia en la década de 1920 construirse e l barrio O del PoHgono San Pa- Rotulada en 1965 en homenaje al can-
dentro del conjunto de operaci o nes urbanís- blo. Peatonal en su primer tramo, con zonas taor gitano Antonio Cruz Carda, nacido en
ticas e mpre ndidas en e l secto r este de la ajardinadas acotadas y cuidadas I>or los ve- 1909 en Mai rena del Alcor (Sevilla). Domi·
periferia de la ci udad y re lacio nadas con la c inos, y asfaltada y con acerado de cemento nó todas las formas del cante grande, desta -
ExposiciÓn Iberoamericana de 1929 . Se tra- en e l segundo tra mo, es un espacio utilizado cando en la saeta y en los cantes de fragua.
ta de un tl ca lle de trazado corto y recti líneo, como estacionamiento de vehfcu los al care- Formada al co nstruirse el barrio B del Polf-
const itu ida por una única ma nza na en cada cer de acceso a l tráfico rodado hasta Cañe- gono San Pablo. Es un espacio cuadrangular
uno de sus lados. l a ca lzada está asfa ltada y ro. Presenta a ambos lados edificaciones de abierto entre bloques de viviendas: uno
posee estrechas aceras de losetas de cemen- viviendas de cinco plantas, con ladrillo visto exento, de doce plantas, con soportales, y
lo con plátanos en alcorqu es en su acera par en 5US fachadas. Como mo biliario urbano otros de cinco p lantas, adosados. Todos
y farolas en la opuesta. la edificación está hay arbolado y una faro la de pie. [M.C.G.) ellos con fachada de color claro; as/ como
constituida, en la acera de la derecha, por un edificio de locales comerciales de dos
viviendas unifami liares, tipo ~\l ill a"', de dos plantas, con soportal y galerla superior, que
y tres plan tas, coetáneas de la fecha de for- alberga bares y establecimientos de tipo dia·
mación de la calle; la izquierda está ocupa- ANTON IO G ALA, calle. D.m.: Nmri6n, d.p.: rio. Su pavimento es de asfalto y el acerado
da por la fachada trasera del Hospita l de San 41008, r.p.:4J/l. DeCornterll dt CornrolUllI &IIosar de cemento. la parte central es peatonal,
Juan de Dios. la calle ofrece un aspecto muy dd Alc4:uu. con arbolado y bancos con parterres muy
tranquilo, a causa del escaso tráfico que descuidados. El alumbrado consiste en faro-
registra y por la ausencia de actividades co- Rotulada en 1984 con el nombre del es- las de báculo apoyadas en la pared. Es lugar
merciales. [A.C.F.I critor cordobés, Antonio Angel Custodio utilizado como estacionamiento de vehlcu-
Gala Velasco (n. 1936). De gran amplitud, 105 y dotado de una animación procedente
su calzada se encuentra pavimentada con de 105 locales comerciales aJli instalados.
asfalto y acerada con losetas. Jluminada con [M.CG.]
ANTON IO DELG ADO, calle. D.m.: Ner· farolas de báculo, a ambos lados se encuen-
vi611, d.p.: 41005, r.p.: 5411V. Ik MmU/e! Moclrado o tran zonas ajardinadas con arbolado, ban-
Arzobispo 5ll/ctdo,nllo Ciudad lomin (u.). cos y aparatos recreativos para los niños. los
bloques de viviendas son de cuatro plan tas,
la ca lle número 81 fue rotulada, en 1949 au nque hacia e l final de la calle se ha cons- ANTON IO MARIA ESQ UIVEL, ca lle.
en memoria de este historiador y arqueólogo truido uno de once plantas. IE.C.R.I D.m.: NtnJi6u, d.p.: 4J005, r.p.: 54/11, IV. Dt- Molías
(1805- t 879). De trazado recto, es una calle Arleaga a Caspar Mítlez. Delgado, eu la Ciudod lor·
de reducidas dimensiones, con ca lzada dill (ti.).
pavimentada de asfaho y el acerado existen- ANTONIO CARCLA DE LA TORRE, en/le.
te an te las casas, de losetas. las viviendas, De Manuel/nge/ma G6mez a Juan Arel/ano, la calle numero 60 fue rotulada, en 1949
concentradas en una sola acera, están ado- en la barriada de Santa Teresa (v. Amate). en memoria de este pintor sevillano (1805-
sadas, son de dos plantas y con la fachada Rotulada en 1952, en memoria de este Fa· 1857). Atravesada por Almotamid, en ella
encalada. la acera opuesta forma parte de langista. Perteneció a un conjunto de vivien· confluyen Francisco Varela y lucas Valdés.
un espacio trapezoidal, conocido por el das provisionales cuyo promotor Fue el Pa- De trazado recIO, está pavimentada con
vecindario como ~tenis", terrizo, con varios tronato Francisco Franco. Desapareció en asfalto, siendo el acerado de losetas en los
arces, us.ldo como aparcamiento. [E.CR.! /975, al ser demolidas las C.1sas unifamilia- pares y de losetas y terrizo en los impares,
res que fa Formaban. fA.R.R./ con varios aligustres dispersos. las vivien-
das, de una y dos plantas, con jardín delan-
ANTONIO FILPO ROJAS, calle. D.m.: Ner- tero, cerrado por cancela y tapia a media
d.p.: 41008, r.p.: <l3111l. De 5llmollitgo o 50n
!'H»I, ANTONIO A1ACHADO, barriada. V. Mar- altura, se concentran en la acera de los
luan Bosm, nI lo hluriado dt 50n JoslObrero(v.J. tínez Montañés. pares, levantándose en la opuesta las facha-
das laterales de los bloques de tres plantas
Rotulada en 1960, en memoria de este con entrada por Antoniode Nebrija. IE.CR.]
polftico sevillano. Trazada sobre la antigua ANTONIO MA CHADO, call e. D.m.: Tria-
Huerta de la Mulatilla, de la acera de 105 d.p.: 41010, r.p.: 26/1. Coflt sin 5D/idll obierlo a
n/l,
impares arranca la calle Santo Domingo Sao Morcroelli dt Pueblo,etlla btmiado dtl Tord6t1 (tlJ.
bio volviendo a desembocar en e lla. De tra-
zado recto, la calzada está pavimentada con Fue rotulada en 1955 con e l nombre del ANTO NIO MA RTELO, plaza. D.m.: Ner·
asfallo y en el acerado, de losetas, se desta- poeta de la Generación de l 27 Antonio Ma- ui611, d.p.: 41008, r.p.: 431111. Eu la touf/I/ellda d~
can numerosos naranjos y aligustres a am- chado Ruiz (1875· 1939). El único acceso a SIIUjuOII Basco y Arroyo.
bos lados, incluyendo una vetusta y solitaria esta vfa se produce a tra vés del eje Morove-
palmera. los aparcamientos, en baterfa e lI i de la Puebla, al concluir en las viviendas Emplazada en el trayecto de los antiguos
hilera, estrechan considerablemente la cal- de la avenida de Alvar Núñez. Tipológica- caminos del Fontanal y San Pagés, cuyos
zada que soporta un tráfico relativamente mente comparte las caracterfsticas de su nombres aluden a las dos huertas que exis·
intenso. Si e)(ceptuamos un bloque de nue- barriada: calle recta, aceras de cemento ex- Han en las proximidades, es rotulada en
ve plantas construido en el sector central, tendido directamente, arbolada, cinco plan- 1970, en memoria de este aClor sevillano
tras la línea general de edificac iones, el res- tas, etc. Carece de establecimientos comer- (1904-1970). De trazado circular, se trata de
to de 105 bloques son de cuatro plantas, con ciales, lo que unido a su condición de vfa un importante nudo de confluencia del tráfi·
pequeños COmercios y bares en 105 bajos. cerrada en su extremo motiva el que sea ca rodado proveniente de Arroyo y de la
IE.C. R.I muy poco transitada . U.M.loM.l Carretera de (armona, a través de Francisco
de Ariño y San Juan Basca. La exclusiva fun-
ción circulatoria explica la ausencia de cual-
ANTON IO FUENTES, ca lle. D.m.: Nervión, quier tipo de dotación que serIa caraclerrsti·
d.p.: 41007, r.p.: 43/1V. Oto CotJero o Gitolliflo de ANTO N IO MAIRENA, calle. D.m.: Ntnriml, ca en otro espacio destinado a relación so-
TrUIIIIl,ell d POUgolIOSoIl Poblo(tI.). d.p.: 4J007, r.p.: 48/11. Etrlrl! lo plOUl dt Mn"II~1 cial o esparcimiento. IE.CR. ]

99
ANTON IO MA RTI CARO, calle. D.nI.: ANTO 10 PANTION, calle. D.m.: MaC/!· varios salvarruedas de granito. Se ilumina
MaC/mma, d.p.: 41009, r.p,; 38/111. Espacio eire/ullla- reua. d,/I.: 4 /009, '.p. 31111. Dt Florencio Quiulfro 11 con farolas sobre brazos de fund ición adosa-
do por la ralle Mi/yo y IIIJI.'uilla de la Barrola, e" la León XIII, eullI barriada de los Naraujos (11.). dos a las fachadas. Abundan, sobre todo en
barril/da Sallla María del Trabajo(v.). la acera izquierda, las viviendas de tipo tra ~
Se rotula en 1975, a petiCió n de la Her· dicional, de dos y tres plantas, con patios y
Fue rotulada en 1981 con el nombre del mandad de Nuestro Padre Jesús de las Penas cierros, que dan a la ca lle un aspecto homo·
que fuera primer presidente de la Asocia· y Maria Santísima de los Dolores, de la géneo y cierta belleza. Carácter muydiferen-
ción de Vecinos de esta fase de la barriada, parroquia de San Vicente. Tomó e l nombre te tiene e l caserío de la derecha, con vivien-
fallecido en 1981. Construida entre 1971- de Antonio Pantión Pérez (n. 1898), catedrá- das de reciente construcción y tres o cuatro
1972 sobre la antigua Huerta del Jular, lin· tico del Conservatorio de Música y compo- alturas. Cumple una funció n casi exclusiva-
dante con el camino de Canta lobos. Es pea- sitor de numerosas partituras dedicadas a las mente residencial, 5.11'10 un edificio destina-
tonal y tiene forma rectangular, aunque no cofradfas sevillanas, como la marcha de Je- do a oficinas. Es ca lle tranquila y ele muy
es un espacio cerrado. El antiguo terrizo ha sús de las Penas, Siete Palabras y Ntra. Sra. escaso tránsito aunque, como otras de la zo-
sido pavimentado con losetas de cemento, de Monserrat. Se forma como un esp.lcio na, está parcialmente utilizada como apar-
colocándose en el centro una gran fuente residual cuando se levanta los Naranjos en camie nto devehículos.I R.R.C.1
protegida por una verja de hierro, se han la antigua Huerta del Soldado (1968), aun·
plantado de árboles y se han instalado ban- que su configurac ión definitiva duró tanto
cos de hierro. los costes de esta obra han como la construcción de la barriada (1974). ANTONIO SUSILLO, ca lle. D.m.: Ca.sco A,,-
corrido a cargo de los vecinos y de las enti- la acera de la derecha carece de pavimento ¡¡gllo,d.p.: 41002, '.p.: 2/fII,/V. Dt Torresll Peral.
dades comercia les ubicadas en los bloques y está cubierta de escombros procedentes
de diez plantas que rodean la plaza. IF.5.J.1 del mal estado de la mayor parte de la tapia Está integrada por dos calles que tuvie-
que la fl anquea¡ además de la vegetación ron nombres propios. El tramo entre Peral y
silvestre hay álamos, brachichitones y, en la Fe ria se conoce desde comienzos del s. XVI
acera izquierda, naranjos intercalados entre como Quesos, y el comprendido entre Feria
ANTONIO MA URA MONTANER, calle. pequeños espacios ajardinados. El alumbra- y Torres como Gallinas desde mediados del
D.m.: Sur, d.JI.: 41013, r.I": 59//V. De Gellaro Parla- do es de fa rolas de báculos. Por e l lado de s. XV hasta 1845, en que quedó unida a
di n 11111/ e"lrIll11/ 11 la Cilldad Sa"ilaria Vi,gell riel los impares confl uyen una calle sin nombre Quesos. En ' 889, a petiCión de la Sociedad
RocíO,fU rl barriodeTabladil/a (uJ. y Honderos. los bloques de la barriada de Económica de Amigos del País, se la rotula
ocho plantas de ladrillo visto, presentan sus con el nombre actual, en memoria de este
Rotulada en 1944, en memoria de este costados hacia la via y se disponen en una escultor sevillano (1867-1896). En el Libro
político español (1853-1925). Calle panicu- línea quebrada; no tienen ninguna entrada Protocolo del convento de San Clemente se
lar, perteneciente a Renfe. De mediana an- principal y sólo e l que hace esqu ina a león identifica la calle Ga llinas con otros nom-
chura, con acera de losetas en los impares y XIII tiene locales. La acera de los pares está bres; los de Pila del Relalor, Anadones y
de albero en los pares con arbolado. Conflu- recorrida por la tapia de una antigua indus- Dormitorio de San Basi lio, son topónimos
ye por la derecha Cardenal Ilundain. Estuvo tria, con fachada a Florencia Quintero, y por que parecen corresponder a otros espacios.
dedicada a partir de los años de la Exposi- la del Colegio de Sordomudos, con fachada Recta y de mediana anchura, está cruza·
ción Iberoamericana a usos industriales, y se a León XIII; ofrece mal aspecto con cierto da por Feria y Faustino Alvarez y desembo-
encuentra actualmente en vías de transfor- grado de abandono. La mayor parte del dCa can en ella, en el primer tramo, Teide y Es-
mación, para convertirse en calle residen· suele estar ocupada por coches aparcados y cuderos, por la derecha e izqu ierda respecti-
ciaLlntegrada por solares de poca fachada y hay un continuo tránsito de vehiculos y per- vamente. Desde finales del s. XVI hay peti-
mucha profundidad que condicionan las sonas. U.C.J.I ciones al Ayuntamiento para que sea empe·
construcciones de las viviendas, se conci- drada, sistema que se mantuvo hasta que se
ben éstas como bloques residenciales ado- adoquinó a comienzos del presente siglo,
sados, de siete y nueve alturas, rodeados de hoy está asfaltada sobre aquel adoquinado.
zonas verdes. (C.M.J. ANTONIO PARRA S YCANALE/AS, calle. las aceras son de cemenlo y están muy
V. Enamorados. degradadas en algunos tramos. En 192 1 se
sustituyó la iluminación de gas por la eléc-
trica, que hoy cuenta con farolas sobre bra-
ANTONIO SALADO, ca lle. D.II1.: Casto A,j· zos de fundición adosados a las fachadas. El
ANTONIO MONTES, calle. D.m.; Nervidll, ,ig/u" d.p.: 41002, r.p.: 7/1, J/I. De plllZll de la Pm:rla caserío está integrado por casas, cuyas a ltu-
d.p.: 41007, r.p.: 4311V. De Ca/if'TO 11 Gilal/mo dt Rea/ a Alfllqueque. ras oscilan entre una y cuatro plantas. las de
TrillulI,tlld PoIigol/ode 5111/ Pllblo(o.}. una y dos plantas corresponden al S. XIX; las
Al menos desde' 639 está documentada de tres se levantan en el primer tercio del s.
Rotulada en 1966 con el nombre de este con el nombre de Castellón, cuya razón se XX fundamentalmente; y las de cuatro son
torero sevi llano (1876-1907), muerto en Mé· desconoce, aunque González de león espe- de las últimas décOldas. Cabe destacar la
jico a consecuencia de una cornada. Traza· cula con la posibilidad de que se refiera a núm. 17, esquina a Feria, de estilo raciona-
da al construirse el 8arrio O del Polígono ese tUulo ele nobleza. En 1900 fue rotulada lista, de Rafael Arévalo (1931). Algunas del
San Pablo en los años sesenta. De forma rec· con el actual, en homenaje a Antonio Salado comienzo y del final de la calle se encuen-
ta, es peatonal, con acerado de cemento y y Moreno, catedrático de la Escuela de tran abandonadas. Presenta alguna activi-
zona terriza central con arbolado, resto del Medicina de Sevilla y prestigioso cirujano, dad de talleres y pequeños comercios, sobre
primitivo ajardinamiento hoy perdido, y en fallecido en ese mismo año. Hasta la segun- todo en las proximidades del cruce con Fe-
él aparcan los vehículos que acceden desde da mitad del siglo pasado discurría paralela ria, que va desapareciendo hacia sus extre-
Gitanillo de Triana, en su conflu encia con a la muralla que enlazaba con la Puerta Real, mos, especialmente en su arranque, por
Tesalónica. Está flanqueada de edificios de y en el plano de Olavide ( 1771 ) presenta en comunicar con calles y zonas poco valora-
viviendas de cinco plantas, con las fachadas la acera derecha dos anchas barreduelas ya das, debido a su escaso tránsito. Parece que
de ladrillo 'lisIo. En el lado de los pares hay desaparecidas en 1848 (plano de Sartorius). en 1888 existía en e lla un teatro, denomina-
espacios ajardinados y acotados ante las Es rectiHnea y de mediana anchura. Empe- do Casimiro, pues solicita licencia para el
casas, que cuidan los vecinos. Hay una faro- drada en 1639 y adoquinada por vez prime- baile de carnaval. Un azulejo en el núm. 1I
la de pie en el centro de la calle. Por su ca- ra en 1894, hoy conserva 105 adoquines, en recuerda que allí vivió y tuvo su estudio el
rácter peatonal es lugar apropiado para el mal estado, y carece prácticamente de ace- imaginero Antonio IlIanes (1903-1976).
desarrollo de juegos infantiles.IM.C.e.) ras, salvo en algunos puntos. Ofrece también [A.CT.S.I

100
E •

AORNO, ca lle. D,m.: Nervi6n. d.p.: 41008, r.p.: de San Miguel, reconstruida en el 5. XIV; en da, la c itada plaza . Está pavimentada de as-
43/111. Decs¡Hlcio sil/l1Qminar /1 Tlrarsis, e,¡ /11 barrill- 1871 el Ayuntamiento vendió estos terrenós falto sobre el antiguo adoquinado de princi-
da de Tarkssos (v.). y sobre ellos se levantó en 188 2 e l teatro del piosde siglo y tiene aceras de losetas. Se ilu-
Duque, un "mezquino teatro", a decir de mina con farolas sobre brazos de fundi ción
Rotulada en 1976 con el nombre del Joaquín Hazañas. Hoy la acera impar está adosados a las fa chadas. Predominan las
averno o infierno de los latinos. De trazado ocupada por las traseras de dos edific ios de casas de escalera de comienzos del XX , de
recto, es una calle peatonal de reducidas seis y siete plantas; uno de ellos fue cons- tres plantas, y abundancia de flores en los
dimensiones, que comienza en una zona truido en la década de 1940 como sede de balcones. Cumple fundones casi exclusiva-
ajardinada que, por el interior, atraviesa to- la Confederación Nacional de Sindicatos, y mente residenciales, aunque los jueves par-
da la barriada, siendo una vía de acceso a en él estuvieron ubicadas también la sede ticipa de la animación del mercado que ese
los bloques. Son estos de uniforme esca la, provincia l del diario Pueblo y la emisora de dfa se celebra en la inmediata Fe ria. En esa
de cuatro plantas, precedidos por unos jar- radio "la Voz del Guadalquivir"; actual- confluencia (casa núm. 3J hay un comercio
dines, muy cuidados, con CéSped, adelfas, mente está ocupado por la centra l sindical de guitarras e instrumentos musicales de
palmeras y naranjos. IE.C.R.) Comisiones Obreras; el otro, de más moder- gran sabor. [R.R.C]
na factura, es un establecimiento hotelero.
la acera de los pares está ocupada por va-
rias viviendas tradicionales de tres y cuatro
A POLO, ca lle. D.m.: SlIr,d.¡l.:41014, r.I',: 72I/V. plantas, dos de ellas totalmente arruinadas, APRENDICES, c3.lJe. D.m.: Macarerra, d.p.:
De Mesones a Pa/ollJl/s, en la barriada de BellauiS/1I pues sólo conservan en pie la fachada. Un 41015 , r.p.: 34/11. De Fresadores 11 Gllrroclristlls,tIJ /a
(¡>.l. bar y un restaurante chino se sitúan en las barriada de PillO MOIrlallo (vJ.
plantas bajas. En 1881 fue fundado en
Rotulada en 1969 con este nombre mi- Aponte núm. 2 un Centro Obrero, de Ins- Rotulada en J976. De trayectoria recta,
lológico, como es común en las vías caren- trucción y Recreo, del que podían ser sodas acerado de cemento e iluminación con faro-
les hasta entonces de denominación en esta "todos los obreros que contando 16 o más las de báculo, cuenta con zonas de albero
barriada. Apolo era hijo de Zeus y de lato- años de edad y siendo honrados en la vida con parterres y arbolado. Sólo posee la acera
na; era la personificación del 501 y dios tam- pública y privada .... También ~ requiere de los impares, pues la otra corre paralela a
bién de las artes, la medicina y la poesfa. saber leer y escribir: los que cuenten de 16 a la avenida de Pino Montano. los edificios de
Trazada al parcelarse los terrenos de la ba- 25 años y carezcan de esos conocimientos, siete y nueve plantas no están alineados y
rriada. De configuración recta, pavimentada necesitan, para ser socios, obligarse a con- presentan algunos bajos convertidos en lo-
y con acerado de cemento en buen estado, currir a las clases de enseñanza desde el día cales comerciales destinados a alimentación
posee a ambos lados edificios de viviendas de su ingreso. los socios no podrán ocupar- y bares. los espacios de albero son ocupa-
de dos plantas con terrazas y azoteas, y se de polftica personal. .. ~ (Gura de Gómez dos por los veladores de los bares en las no-
fa chadas blanqueadas, de ladrillo o con Zarzuela, 1882). Es una vía tranquila, de chesdeeslfo. [F.B.S.]
azulejos serigrafiados. Como mobiliario ur- escaso tráfico rodado y aspecto descuidado,
bano hay un contenedor. [M .CG.] características relacionadas con su condi-
dón de trasera de las importantes plazas y
vías adyacentes.U.c.V.! ARA CENA, caUe. D.m.: Trialla: d.p.: 47010,
APOLO, paseo. V. 5anjurjo. r.p.: 161T1l. De San Viwrte de Paúl a avnrida del
Cmcero Baleares.
APOSENTADORES, call e. D.m.: DIsco Ar/li-
APONTE, calle. D.m.: Casco Antiguo, d.p.: gllO, d.p.: 4J(}()3, r.p.: SIUf. De la conflllellcia de Se rotuló en 1979 por la localidad de la
41002, r.p.: S/I. Di: la confluencia de Trajano a Javier Amparo y Virialoa Feria. sierra onubense; con anterioridad era deno-
Úlssode la Vega a /11 plaza de la Concordia y lesris del minada Prolongación de Santa Cecilia. la
Gral! Poder. Se llamó en lo antiguo calle del Baño de cruza José María del Campo. De trazado li-
San Juan, topónimo que aparece citado en geramente curvo, se ¡nflexiona al final de su
En el plano de Olavide (17 71) figura sin un acla capitular de 1581 y que respondía a recorrido. la calzada es de asfalto con una
nominar, y según González de león (Las la existencia de unos viejos baños de la épo- hilera cenlral de adoquines y las aceras de
calles .. .) era conocida como calle de San ca árabe y a la cercan fa de la iglesia de San cemento en mal estado, con naranjos y un
Miguel, ya que constituía uno de los latera- Juan de la Palma. Según González de león, par de pinos; algunos tramos permanecen
les de la parroquia de igual advocación; a se conocía también como Caño de San Juan, terrizos, originándose grandes charcos con
partir de 1845 recibe la denominación que quizás por la proximidad a la calle de Caño las aguas pluviales. En el margen izquierdo
hoy conserva, en memoria del tesorero del Quebrado (actual Feria), si bien esa denomi- hay dos grandes bloques de ladrillo visto de
rey Pedro 1, Martín Yáñez de Aponte, que nación no está documentada. Ninguno de diez plantas, con los bajas ocupados por
fue quien mandó construirla, y que fue ente- los dos topónimos anteriores aparece en la establecimientos comerciales de base even-
rrado en dicha iglesia. la calle es corta y de planimetría del XVIII , aunque debieron ser tual. la acera derecha la forman las edifica-
regular anchura; su fisonomía y trazado su- de uso común. Olavide (1771) Y lópez de ciones de viviendas con entrada por las
(rieron una importante remooelación, y pre- lerena (1778) dejan el espaCio sin nominar, calles laterales y de menor altura; a conti-
sumiblemente un estrechamiento, a partir tal vez por sus cortas dimensiones, pero ya nuación de éstas, en un ensanche, hay una
de 1869 a l derribarse la iglesia y construirse el plano de Arjona (1832) incluye el rótulo nave comercial, antiguo cine Chaplin, hoy
sobre su solar una manzana alineada entre Aposentadores, alusivo a ese antiguo cargo supermercado y discoteca-pub. U.M.loM.]
Aponte, Trajano y plaza del Duque. Hay de la administración real. Se ignora la fecha
noticias de su empedrado desde 1626, pavi- exacta en la que la calle adquirió tal nombre
mentación que se conserva hasta 1898, y la razón precisa del mismo, que tal vez
cuando se adoquina; actualmente su ca lza- respondiera al cometido oficial de algunos ARA CENA, mI/e. Hoy desaparecida COIl /,1
da es de asfaho y posee aceras de losetas, de sus antiguos vecinos. Se aplicaba tanto a remode/ación experimentada por la reorde-
dotadas asimismo de horquillas para evitar la ca lle propiamente dicha como a la barre- nación de Chapina. Aparece su trazado con
que los automóviles aparquen sobre e llas. duela llamada hoy plaza de Hita del Castillo /,1 edificación, en la década de 1940, de /a
Se ilumina con faro las de báculo adosadas a (v.), que se consideró en el pasado parte de nueva capilla del Patrocinio junto a la ya
las fac hadas. aquélla. existente. Asimismo, adosadas a esta nueva
Como queda dicho, la acera de los pares Es de corta extensión y de trazado rectilf- capilla se edifican \'iviendas de dos plantas
estuvo ocupada hasta 1869 por la parroquia neo. Hacia su mitad se abre, por la izquier- cuya construcción da lugar a esta vra. Como

101

·7
lB '

consecuencia de/ aterramiento de Chapin,l gido para el conjunto de las calles que están de las Palmas y González de león (1839)
(v. Cristo de la Expiración), esta calle se vio en la 20na de Torreblanca la Vieja conocida recoge ambas denominaciones; en la refor·
sometida a (enrode/ación para facilitar la como el Ranchito. A comienzos de la déca- ma general del callejero de 1845 se opta por
comunicación con fa carretera de Huelva, da de los afias sesenta se parcela parte de la la de l eoncillos; fina lmente, en 18&9 se cir-
quedando dividida en dos tramos, el prime, Hacienda de Santa Marra de Valdele6n, en cunscribe el topónimo leoncillos a la vla
ro pavimentado y con edificaciones 5610 en la que se traza un viario ortogonal cuyas que asr se llama hoy y se le da el de Arapiles
fa acera de fos p,lres, ya que fa de fos impa- parcelas de terreno se venden a particulares a ésta, en memoria de la batalla librada en
res fa integraba una zon,1 de distribución de para su autoconstrucción; de ellas Arahal es 1812 en esta población salmantina entre las
tráfico rodado. El segundo tramo, sin pavi. la primera que se comienza a ocupar, y ha- tropas francesas y las de Wellington. Se
mentar, contó con edificaciones abandona- cia 1973 está totalmente formada. Es una de compone de dos tramos rectillneos, en for-
das que serví,ln de refugio a personas sin las más largas de este sector, pero relativa· ma de ángulo, con su \lértice en la confluen-
hogar. {C. M. } mente estrecha, a excepción del tramo final cia con leoncillos. Carece de aceras y está
que es el doble de ancho. En Arahal conflu- adoquinada, encontrándose la parte final de
yen Tomares y una \Ira sin nominar que es la barreduela in\ladida por vegetación es·
prolongación de los Molares. Su calzada y pontánea, lo que da idea del poco tránsito
ARAGON, calle. 0.111.; Estt, d.p.: 41006, r.p.: aceras son de cemento y el alumbrado de que registra; se ilumina mediante farolas con
54IfV; 60/11. De Hfrots dt ToInloa TarmgcJ/ra, ell la báculos murales. la edificación presenta brazos de fundición adosados a las facha·
barriada del Ctrrode/ Agllila (v.). una altura homogénea de dos plantas. En das. la edificación es desigual, tanto en altu-
sus fachadas destaca el azulejo y el terrazo ra como en grado de conservación y tipo lo-
En el padrón municipal de 1935 aparece con el que se cubren los zócalos y, en raras gla, y en términos generales el estado de
denominada Pedro Kropotkin, en memoria ocasiones, la totalidad de la misma; otras abandono es más acusado en el tramo inte-
del revolucionario ruso (1842-1921), teóri- veces se retranquean en su primera planta rjorque en el primero. [J.LV.I
co del anarquismo en su obra La ayuda mu- quedando una especie de porche o pequeño
tua, factor de fa evolución. En 193& se rotula jardln delantero; y en casi todas las \lentanas
en honor de esta región española. De consi- y terrazas tienen numerosas macetas de cla·
derable extensión y trazado recto, se halla \leles, geranios y gitanillas. Es una \Ira funda- ARAQUIL, calle. D.m.: SlI r, d.p.: 41005, r.p.;
cruzada por Santuario de la Cabeza, Afán de mentalmente residencial donde por las ma- 6Ofll. De RDm611 y Caja/a Albercht, ell el barrio del
Ribera y lisboa yen ella desembocan Pisci- ñanas hay un ambiente popular de vende· IlIneal.
na y Juan de Herrera. Posee acerado de dores ambulantes y tertulias femeninas. En
cemento en mal estado, en algunos tramos su último tramo se encuentra el colegio pú. Rotulada en 1965, su nombre recuerda
mezcla de diferentes materiales, habitual- blicoCarlosV. U.C.J.I el afluente del rfo Arga, que atraviesa las
mente usado como zona de aparcamiento, y provincias de Ala\la y Navarra. Cruzada por
pa\limento de asfalto. El alumbrado pública 5egre y NalÓn. Hasta 1962 constitura el li-
se presenta en la modalidad de farolas ado- mite de la barriada que en esa fecha estaba
sadas a las fachadas. El rasgo predominante ARALIA, plaza de la. D.m.: Macaw/Q, d.p.: rodeada de huertas. vra cuidada, arbolada
en el caserfo es la presencia de \li\liendas 41008 , r.p..· 38111l. Espacio formado por la col!flllt'n- de naranjos plantados en alcorques. En la
unifamiliares de una y dos plantas, de auto- da de Loto, Camelia y RDmero, t'n barriada Pilloflo- acera de los impares se localiza la parroquia
construcción y excepcionalmente algún pa· ",. del barrio, levantada hacia 196& en terrenos
tia de vecinos. los edificios de más reciente proyectados para colegio público y poste-
construcción, ejemplos aislados, son blo- Rotulada en 1971 con el nombre de esta riormente utilizados con fines religiosos,
ques de tres plantas de ladrillo \listo, sobre planta a petición de la constructora Bargar, como misiones populares, etc. Su actividad
todo en la confluencia con Afán de Ribera. SA Cabe distinguir en ella una zona peato- comercial es prácticamente nula. [CM.].
los locales comerciales albergan una am- nal, acondicionada con jardines y bancos
plia gama de funciones que van desde los de ladrillos, y otra zona de aparcamiento de
servicios de consumo diario (pescaderfa, coches. En el centro hay plantados pitas,
freidurfa, tiendas de alimentación ... ) hasta adelfas, pinos y naranjos. la iluminación ARAUCANIA, call e. D.m.; Macarena, d.p.:
imprenta, peluquerla, taller de reparaciones procede de farolas tipo báculo adosadas a la 41009, r.p.: 37111. Call,. sil! salida t'n CamirnJ del
de automÓ\liles, estanco ... y una gran tienda pared. Posee un solo bloque con acceso a Alma,en la Bachillero (v.).
de muebles en su intersección con Santuario \liviendas; éste tiene nueve plantas y dedica
de la Cabeza, donde además se ubica un los bajos a comercios, contrastando con los Se rotula en 19&9 con el nombre común
quiosco de chucherías. la presencia educa- edificios de cinco plantas de las ca lles próxi- de dicho árbol, cuya denominación correcta
ti\la se reduce al colegio San Antonio, de mas. [F.S.J.] es araucaria. Se configura a partir de 1948,
promoción pri\lada, situado al comienzo. cuando la Asociación Sevillana de Caridad
Finaliza, manteniendo sólo la acera de los reparte lotes de terreno por un módico al-
pares (donde se encuentra un local de \lenta quiler para "familias necesitadas y sin vi·
de automóviles), en una rotonda sin arbola· ARANA VARFLORA,callt. V. Varilora. \lienda ... . Tiene un trazado recto, pavimenta-
do, con bancos y un quiosco de chucherías, da con cemento y baldosas. Su alumbrado
denominada indistintamente de Tomás Pé- es de báculos murales. las viviendas son de
rez o de Ruperto Chap!, que es el limite con ARANJUEZ, caUt. V. Policfa Municipal Jo· autoconstrucción, yen los últimos años han
las barriadas de Regiones Devastadas y San- sé luis luque. mejorado en calidad y crecido en altura, por
ta Teresa. Esta condición le confiere tráfico y lo que se encuentran casas de una y dos
ruido.]F.B.5.] plantas; en sus fachadas predomina la cal
ARAPILES, barreduela. D.m.: Casco Antiguo, sobre el azulejo, más frecuente éste en otras
d.p.: 41003, r.p.: 9/1fl. El! Azafrán, COI! salida por barriadas marginales. En la memoria de to-
ARAHAL, ca Ue. 0.111.: Est~, d.p.: 41076, r.p.: Leolldllos. dos los \lecinos está la explosión que ocurrió
SJ/lU. Es una callt sil! salida tlllll Avtllida dt Pero en junio de 1985 al parecer debida a una
Millgo, t'n 111 barriada dt TorrtblanCII de los CallOS Al menos desde mediados del s. XVIII el bombona de gas, aunque la versión de los
(v.}. conjunto formado por las actuales ca lles vecinos es que era una bomba casera que
leonclllos y Arapiles era concocido indistin- estaban preparando, según los restos que se
Se rotula en 19&9 por la localidad se\li· tamente como Palmas o leoncillos; en el encontraron en el lugar del siniestro. El
llana del mismo nombre, que es el tema ele- plano de Ola\lide (1771) figura como calle resultado fue que tres casas se derrumbaron

102

prácticamente enteras y las restantes sufrie- por enfermedades derivadas de las malas los protege del deterioro. Algunos árboles,
ron diversos desperfectos, pero no se produ- condiciones higiénicas. A esto hay que su- de varias especies, distribuidos irregular.
jo ninguna vlctima mortal. Gracias a la soli- mar que la atracción ejerCidO! por la industria mente por la calzada, no llegan a dignificar
da ridad de todo el barrio se reconstruyeron que se establece en los años veinte en la Ca. un espacio público infradotado y degradado,
y repararon las viviendas, pero los vecinos rrete ra de Carmona, provoca la inmigración en el que la risa y los gritos de unos niños
aún se lamentan de la poca ayuda que les de jornaleros sin cua lificar que comienzan a que juegan junto a sus portales no pueden,
brindó la administración. El ambiente de la asentarse en esta zona en chozO!s y chabolas. por menos, que causar cierto asombro. Blo-
ca lle es popular y goza de una cierta tran- Todavía en 1971 existfan en la calle Vicente ques de cuatro plantas en los que, una vez
quilidad.II.C.J.) Alanís 13 chabolas que, por fin, fueron erra- restau radas sus fachadas, se está procedien-
dicadas. Con el Plan General de 1963 que do a pintar, ocupan ambos lados. [E.C.R.)
preveía la desaparición de la industria de la
zona, la barriada va a comenzar un pe riodo
ARBOL DEL REY, plaza. D.m.: Este, d.p.: de lenla degradación.
41007. r.p.: 401fV. Entre la atJel/ida Ciudad de Ch iva En la actualidad, Arbol Gordo conserva ARCABUZ, calle. D./tl.: Mllcllre/ra, d.p.: 41015,
y la plaw del Rey AUrI'lio, ell la barriada Parque rasgos de núcleo rural en enclave urbano. f.p.: 311/J1. De Mosquete a Trobuco. ni la barriada de
AI(OSQ(vJ. donde los vecinos se conocen y se relacio- 5Qn Jerónimo (v.J.
nan. Este carácter colectivo contrasta, vio-
Se rotula en 1979 por una encina en ella lentamente, con el intenso tráfico rodado de Rotulada con el nombre de un tipo de
existente, resto de la antigua finca S<ln Jide- la Carretera de Carmona y con el entorno, arma de fuego. Está enclavada en el núcleo
fonso, bajo la cual descansó en una ocasión fuertemente urbanizado de la calle Rafael denominado el Higuerón, zona de asenta-
Alfonso XIII en un paseo a caballo. La deno- Laffón y barriadas circundantes. Resalta, por miento clandestino después de la guerra ci-
minación fue propuesta por la empresa cons- otro lado, la buena conservación de las ca- vil de 1936. De trazado recto, estrecha y de
tructora, rechazando inicialmente el Ayunta- lles, pavimentadas de asfalto y aceradas con poca longitud, carece de acerado y el pavi-
miento el nombre originariamente sugerido losetas; el caserlo, de una y dos plantas está mento de asfallo se halla en mal estado. La
de plaza de la Encina del Rey. Se traza en la blanqueado y en buen estado. Sin embargo, iluminación se realiza por medio de farolas
tercera fase de la barriada. Está formada por la escasez de puntos de abastedmienlO obli· adosadas a las fachadas. Las viviendas de
bloques de viviendas -de cuatro plantas y ga a los vecinos a desplazarse a los Super- autoconstrucción de una y dos plantas dan
color azulado- rematados con tejados, ca- mercados próximos. Afbol Gordo se compo- sensación de pobreza; algunas están aban·
racterísticos de este conjunto residencial; ne de las siguientes calles: López de legaz- donadas o en proceso de deterioro. Su fun-
entre ellos se abre una zona verde y el espa- pi, Pedro de Mena, Alonso Martfnez, Juan de ción es exclusivamente residencial. [F. B.S.)
cio asfaltado central usado como zona de Uceda, Vicente AlanlS, Pablo de Rojas,
aparcamiento. )M.S.s.) Nufro Sánchez, Conde del Aguila y Sebas-
tián GÓmez. [E.C.R.)
ARCANGEL SAN GABR IEL, call e. 0./11.:
Tria/la, d.p.: 41010, r.p.: 25111; 26/1. D.>lallllC"ida d~
ARBOL GO RDO, barriada. D.m.: Neroi611, Alvof Nuñez a la carrell!ra de mlace CAdi:-Hue1t'IJ y
d.p.: 41008, r.p.: 43/1, 111. Situada j unto a la Carrete- ARBOLARlOS, ca lle. V. Herbolarios. Ex/remadura; ell el /lUc/OO res,df'llcia/ los AlIge/es
ra de Cormolla. ~ el/rilen/ro limi/ada por las calles (vJ.
Victrllt Alan(s, I..ópe¡de LLglI::pi y Rafael ~ff6n.
AR BOTA TE, calle. D.m.: MIICllretlll, d.p.: Se rotula en 19B1 con el nombre del ar-
Toma el nombre de un bosquecillo de 41008, r.p.: 3811V. En borriadlllos Arcos (v,. cángel que según la Biblia anunció a María
alercesexislente de antiguo en el lugar. Aun- que iba a ser Madre de Dios; con anleriori-
que en el plano de 1928 no aparecen edifi- Rotulada en 1979, a petición de la inmo- dad se denominó San Gabriel. Formada por
caciones ni !razado viario sobre la antigua biliaria lberhogar, con el nombre de este ti- dos hileras de bloques de cinco plantas y
Huerta de Arbol Gordo. propiedad por estos po de arco. Es un espacio terrizo, sin urbani- ladrillo visto; la izquierda, más corta, tiene
años de Pedro Muguruza Otano, desde 1926 zar ni edificar, ya que sólo tiene acabados y acceso a las viviendas por la vía adyaceme.
se permite, extraoficialmente, realizar algu- habitados cuatro bloques en la acera de los Queda cortada al tráfico rodado en el tramo
nas parcelaciones. En 1945 aparecen traza- pares; los previstos en la de los impares es- final , por donde conecta con Arcángel San
das y numeradas las nueve calles que com- tán siendo construidos por una nueva inmo- Rafael y se prolonga a través de un espacio
ponen la barriada, aunque la rotulación de biliaria, Proamisa, una vez resueltos los pro· peatonal; consta éste de un pequeño jardln
las mismas no se hará efectiva hasta 1950. blemas legales que impidieron la termina· protegido por un muro de dimensiones re-
La barriada ocupa 3,6 hectáreas, siendo 259 ción de las obras. La iluminación procede ducidas a base de ladrillo, recientemente ar-
el número de parcelas, donde la mayor parte de farolas tipo báculo. Está dotada de acera- bolado y con piso de albero. En el extremo,
de las viviendas han sido levantadas por los do, jardineras y zonas de aparcamiento de se halla una subcentral de la Compañfa Se-
propios vecinos. La dotación de la infraes- coches. Los edificios oscilan entre las cuatro villana de Electricidad y se accede a Francis-
tructura neces<1ria para el servicio del vecin- y diez plantas. Es de uso exclusivamente re- co Collantes de Terán. Dispone de acer,1S de
dario fue un cúmulo de desaciertos. En 1950, sidencial. [F.5.J.) losetas de cemento en buen estado y en la
a pesar de encontrarse totalmente habitada, calzada se reserva un espacio para aparca-
aún no disponfa de alcantarillado. 5610 en miento de vehículos. Cuenta con algunos es-
1962 se proyectará la cana lización del agua tablecimientos comerciales de base diaria y
y el alcantarillado, como consecuencia de ARCA DE LA ALIAN ZA, calle. D.m.: Sur, cocheras, ocupando varios bajos. [J.M.L.M.I
los graves daños causados por las inunda· d.p.: 41013 , r.p.: 65{II. De Madn- Dolorosa 11 es¡lIldo
ciones del Tamarguillo, que afectaron dura- SillllOmillaf,tula oorrindll de ~s Ldan(lIs (v.J.
mente a la barriada. Sin embargo, aún en ARCANGEL SAN MIGUEL, caHe. D.m.:
1977, un periódiCO local denunciaba que las Rotulada en 197' con el nombre de uno Truma, d.p.: 41010, r.p~ 25111. Dr /o avnlida df
calles continuaban terrizas. careciendo de de los atributos de la Virgen. Vla peatonal. Altuf NUlic::.a /o carr~ttrll d~nllac~ C4di::- Hut'lfJG y
todo tipo de servicios. Resullado de esta si- de reducidas dimensiones, está pavimentada Ex/mmrdufll, en t/ lIuclto residmri.af los AlIge/N
tuación han sido unas pésimas condiciones con grandes losas de cemento, caso excep· (v,J.
de habilabilidad y de calidad de vida, de- cional, pues el resto de las vlas peatonales de
nu nciO!das en 1952, al declarar al barrio co- la barriada se hallan terrizas. Sin acerado, un Fue rotulada en 1981 con el nombre del
mo uno de los focos de infección de Sevilla pequeño bordillo, en la base de los edificios, arcángel que según la Biblia expulsó a lucio

103

E
.)
""

fer del Cielo; previamente era denominada En esle segundo tramo se mantiene cierta ca lzada es de losetas de cemento e n mal es-
San Miguel. Más que una calle trazada co- actividad como luga r de recreo y juego de tado de conservac ión, que parece haber si-
mo tal, es el resul tado de la yuxtaposición niños. U.M.loM.1 do una constante, pues en t 862 los vec inos
de varios bloques. la acera derec ha contie- de la ca lle se que jaban de que, debido al
ne un edificio de cinco plantas y otros tantos mal estado de l empedrado y a que e l agua se
portales que se continúan por una zona pea- quedab.l cstancada, las fachadas de sus ca-
tonal, abierta a Arcángel San Rafael, y finali- A RCE, ca lle. D.m.: MIIOIr(1I0, d.p.: 41009, r.p.: sas se salpicaban de lodo cuando Hovfa. Al
za con un bloque de diez plantas. la acera 37/11. De Cnmilw de Almez. 11 mIQ tspacio siu uomi- fina l de la ca lle dos marmolillos de hierro
izqu ierda no mantiene una alineación de te r- nar.ell la oorrimla de la Bi/C/¡iIIeTa (v.). impide n el paso del tránsito rodado, Iras el
minada. Comienza con el latera l de un ed ifi- c ual se encue ntra un corto tra mo, adoqui na-
cio de cinco plantas que da frente a la aveni- Se rotula en 1969 con el nom bre común do y algo más ancho, y de nuevo, en la mis-
da de AJvar Núñez; entre éste y los bloques de d icho árbol. Se configura a P<lrtir de 194B, ma confluencia con Santa María la Blanca,
sigu ientes, de diez plantas, (¡ueda una zona cuando la Asociación Sevi llana de la Cari- dos bloques de pied ra impiden el aparca-
de considerable anchura, forma da por la po- dad rep.l rte lotes de terreno de la antigua miento de vehículos a la entrada de la calle.
sición tangencial de aquéllos con respecto a huerta, por un simbólico alquiler a ~familia s Se ilumina con farolas de brazos de fundi-
H
la calzada, a la que se aproximan a medid a necesitadas y sin vivienda Es de poca lon-
• ción adosados a las fachadas. Un antiguo y
que se avanza sobre la misma. En este espa- gitud y sólo está construida la acera de los angostrsimo callejón comu nicaba Archeros
cio se disponen dos áreas protegidas por pe- impares, ya que los pares la ocupa un espa- con la plaza de Curtidores, situado entre los
queños muros, a modo de jardines, con p iso cio abierto de planta triangu lar que se forma núms. 7 y 9 (v. Canarias); hoy la Hnea de
de a lbero y árboles nuevos en alcorques. entre el Camino del Almez y la ta pia de pro- fac hada es contínua por la existe nc ia de un
Formal y funcionalmen te, Arcángel San tección de l antiguo trazado del ferrocarril ; al muro, pero en altura puede apreciarse la
Miguel cumple condiciones de calle en sen- fondo de la vfa hay un espaCio sin nomi nar amplitud que tenia el antiguo callejón por-
tido estricto, como lugar de paso, con tráfico que permite comunicar con Chirimoyo. Su que perma necen exentas am bas edificacio-
rodado ... y a la vez de plaza, ya que dispo- calzada es en parte de asfalto y de hormigón nes. En la edificación predominan las vi-
ne de un lugar reservado a viandantes, de en mal estado; el espacio libre o, Nplazuela", viendas unifamiliares de patio de dos y tres
considera ble espaciosidad y que concentra como la conocen los vecinos, está terrizo, plantas, fechadas e ntre fi nales de l XIX y
las actividades directamente relacionadas con algunos escombros e invadido por los principios del XX, y se conservan a lgunas
con el ocio: allí se celebra la velada, es el coches, pero durante algún tiempo estuvo casas de vecinos. Tampoco falta n a lgunos
sitio reservado para juegos infantiles, de pa- acondicionado como una zona de recreo casos en los que las edificaciones se en-
seo, etc. Cuenta con una guardería infantil, para niños. Actualmente sólo quedan algu- cuentran abandonadas o en ruinas, pero son
algunos establecimientos comerciales de ba- nos bancos deteriorados y parte de los árbo- los menos.
se diaria y eventual y un ta ller artesanal. El les que la rodea ban, de los q ue los más fron- En la Edad Med ia formó parte de la jude-
único ornato en esta vla son varias fa rolas, dosos son los que están a lo largo de Arce. rfa y la iglesia de Santa Maria la Blanca se
salvo en el tramo final, donde se ha dispues- las viviendas son de autoconstrucción, de levanta en el lugar de una primitiva sinago-
to un pequeño jardln con algunos pies de ár- dos y tres plantas tienen fachada enca lada. ga. Más tarde se ubicó en esta misma calle el
boles. las aceras son de losetas de cemento Como en el resto de la barriada, los vecinos Hospital del Espíritu Santo, que en 1601 se
yen la calzada se reserva un espacio para el se sientan en las puertas de sus casas tanto acordó trasladar a Santa Marina. Ha sufrido
estacionamiento de vehlculos. U.M.l.M.) por la mañana, a la sombra de los árboles, conti nuamente las consecuencias de su po-
como en las calurosas noches de verano. sición ma rgina l en el casco histórico de la
[J.c.!.! ciudad; asl, en 1755, sus vecinos y los de
Verde se quejaban de que las inmundiciaS
A RCANCEL SAN RAFAEL. call e. D.m.: del Corral de los Gitanos, situado en sus
Triouo, d.p.: 41010, r.p.: 25/11. Callc abierta a lallut- proximidades, eran vertidas directamente a
uida de Aloor NÚllez., ell d lJIíd,'O rcsidCllcial los A RCED IAN O DE REINA, calle del. Se la estas calles, ocasiona ndo ma los o lores y
AlIge/es (11). cita en un .lcla capitular de 1501, con oca- grandes molestias al tránsito. Actualmente,
si6n de su enladrillado. Se encontraba en las junto a la función residencial, es de destacar
Fue rotulada en 1981 con el nombre del inmediaciones de fa Alfalfa. la de hostelería, representada por varios ba-
arcángel que según la Bibl ia acompañó a res y pensiones, para lo que se han reada p-
Tobías, hecho que lo convertirla en el pa- tado a lgunas de las viviendas de patio. Tam-
trón de los caminantes; previamente era de- bién existe un ta ller de carpinterla y, en una
nominada San Rafael. En esta vla, que tiene ARC HEROS, calle. D.m.: Cnsco Antiguo, d.p.: de las esquinas de Santa Maria la Blanca,
forma de T, se diferencian dos espacios en 41004, r.p.: J9/1. Dc Verdea Sollla Mnr(n la Bllmea. una tienda de tejidos, que forma ya parte de
función de la morfologla de las construccio- la actividad comercial de esta vía principal.
nes que la conforman. El primero consiste Es posible que fuese la que en el padrón IJ.C.V.!
en dos hileras de bloques que se dan frente, de Santa María la Blanca de '433 aparece
cada uno con cinco plantas y otros tantos como Sinagoga. la primera referencia docu-
portales, de ladrillo visto y con los balcones mental como Archeros (a veces Arqueros),
incorporados a la vivienda al colocarles cie- procede de 1601, y tal denominación se ex- ARCHEROS, ca lle. V. Doncellas.
rres de aluminio. Este tramo da lugar a la plica bien porque alU se congregaban los fa-
típica calle longitudinal, con tráfico rodado, bricantes de arcos y otras piezas del arte de
piso asfáltico, aceras de cemento, estaciona- la caza, bien por la guardia así conocida ARC IP RESTE D E H ITA, call e. 0 ,111.: Tria-
miento de vehlculos y algún comercio de que trajo de Castilla el emperador Ca rlos 1. nll, d.JI.: 41010, r.p.: 25t/V; 26/111. Dc lo 1I1ll!nitla d~
base diaria y eventual. Al final del mismo se Ocasionalmente se alude a ella como Santa Alror NÚIla. 11 GonZJIlo de Berceo. en la barrilldll del
abre a las adyacentes Arcángel San Gabriel María la Blanca, Nieves o Santa María de las Tardón (v.).
y Arcángel San Miguel, ya como un espacio Nieves, topónimos que hacen referencia a la
peaton<ll y ajardinado, protegido por un iglesia de Santa María la Blanca, uno de Fue rotulada en 1955 en honor de Juan
pequeño muro de ladrillo visto ycon piso de cuyos laterales da a esta calle. Ruiz, autor del s. XIV, que escribió e l Libro
albero y algún arbolado de plantaciÓn re- Es estrecha y de trazado imegular, con del Buen Amor. Confluyen a ella Garci laso
ciente; da frente a un bloque de diez plantas frecuentes entrantes y 5.llientes, produdo en de la Vega y Alvaro de luna. Comprende
con tres portales que culmina y cierra la sali- buena medida de un proyecto de alineación dos lJamos que forman un ángulo recio. El
da de esl<l vía hacia la carretera de enlace. inconcluso de 1880. la mayor parte de su primero desde la avenida a las edificaciones

104
& •

Calle A'ch<"m.
Ofr•• "'51.1 rifo IJ calle
81ot¡ue de l•• !>;J,,¡.l(b ,le 1l>5 A,w.

de Juan Díal. de Solís; aquí la acera derecha, procede de farolas tipo báculo. los numero-
paralela a Rubén Dario, d iscurre con cierta sos espacios rectangulares creados entre los
inclinación tendiendo a cerrarse hacia el bloques son aprovechados como zonas ajar-
final; está sin pavimentar y cuenta con arbo- dinadas con numerosos tipos de árboles, ar-
lado y algunos bancos de hierro; en el inicio bustos y plantas.
de la vía se encuentra un transformador de l os edificios son bloques con alturas que
la Compañía Sevi llana de Electricidad. S610 oscilan entre las cuatro y las doce plantas. La
transitan por este espacio algunos vehículos línea de edificación es quebrada creando
que lo uti l izan como aparcam iento. El se- numerosos espacios rectangulares. De uso
gundo tramo es el resu hado de la espalda de fundamentalmente residencial, los bajos de
Juan oiaz de Solís y de los latera les que con- los bloques se dedican mayoritariamente a
fluyen a Arcipreste de Hita ; está asfaltado, viviendas, aunque es posible detectar la pre-
con aceras y arbolado; forma parte del eje sencia de algunos comercios de carácter
interno de la barriada que enlaza l6pez de diario. El que la barriada estuviese tantos
Gómara con Rubén Darlo. U.M.L.M.] años sin acabar se ha traducido en graves