Vous êtes sur la page 1sur 3

Este retorno tiene que ver con el problema paranoico de Braudel, estamos perdiendo nuestro

campo, este es el centro teórico de la tercera generación, y Le Goff lo dice. ¿Cómo pensar el
retorno al acontecimiento? Las condiciones ideológicos políticas y temáticas de 1980. Pensar el
acontecimiento nuevo. ¿Qué es un acontecimiento en este marco?

Es precisamente por este modo del retorno al acontecimiento en el año 87 como un eslogan,
Le Goff plantea que lo que retorna es una problemática del acontecimiento.

Lo que se ha tomado porque era el aspecto más nuevo era la historia de las estructuras, una
historia que puede ser tanto… (no).

Volviendo al nivel rápido de la historia que para Braudel era superficial se lo puede vivir como
el mundo de los acontecimientos, (es verdad que este lo subordina a la estructura y coyuntura,
pero nunca negó la existencia de los acontecimientos,

Esto en un mismo punto, el hecho de que definir ahora qué estamos entendiendo por
acontecimeinto obliga a poner este neuvo acontecimiento que retorna como otra cosa en el
marco de la temporalidad braudeliana, no es el retorno del acontecimiento decimonónico.

Porque es un retorno de algo que tiene el mismo nombre pero que tiene otra forma en la
medida en que esta articulado orgánicamente con los otros dos tiempos. Salva el programa
braudeliano de la temporalidad y le da una respuesta teórica al problema inmediato del
acontecimiento.

Se trata de un acontecimiento, una evenementielle, un problema de contenido, en la medida


que este articulado con las otras dos temporalidades ya no tiene nada que ver en el contenido.

La creación de la semana, la primera misa en lengua vernácula (historia de la nacionalidad),


una historia muchísimo más larga que es la de la nacionalidad (otro tiempo). La semana se
engancha con la mentalidad referente a la organización del trabajo.

Se fundamenta en el cambio de los contenidos en la medida que esta articulado con las otras 2
temporalidades, ya no es más el meramente político, diplomático.

Afianzamiento que si estaba postulado por Lefebvre, que es la idea de que la historiografía
debe practicar una historia total, la respuesta frente a una historiografía (entre guerra) que
sólo se movía en un registro político y los otros registros de análisis resultaban notas al pie de
página, paisajes. La respuesta del concepto de historia total es la historia trata todos los
registros de la sociedad. Esos registros corresponden a temporalidades.

El tiempo largo que se mueve imperceptiblemente, corresponde a la esfera de la mentalidad,


corresponde a una ecología, espacialidad, geografía. Espacio y sociedad, se expande el central
concepto de espacio. El mediterráneo es un espacio, las formas mentales son específicas de
este espacio, brotan de la propia dinámica en relación a este espacio. Ecológico.

Desde el punto de vista teórico tambalea el concepto de mentalidad.

Temporalidades económicas, las coyunturas, que corresponden al segundo tiempo, es lo


cíclico de lo económico, que tiene una correspondencia social. En la caída del siclo supone una
carestía social, peste, hambruna, muerte, caída demográfica. (SEGUNDA TEMPORALIDAD, 100
años).
Siglo largo como el XIX (es de duración y no velocidad). Le Goff por razones muy distintas habla
de una Edad Media que llega al siglo XIX, porque se refiere a la mentalidad y al anclaje de la
mentalidad. Son modelos teóricos distintos.

Modelo teórico organiza las fuentes, temporalidades, periodizaciones, etc.

¿Por qué sostener un siglo XIX que no termina de romper con las formas mentales del antiguo
régimen? El antiguo régimen no es un régimen político, es un régimen mental, económico,
aquel viejo termine de Lefebre de la historia total supone que Annales trabaja con registros
simultáneos que suponen dar cuenta de la totalidad de los social.

Geografía y mentalidades…

Economía y residuos sociales…

Política en el acontecimiento, como política articulado con lo mental, el momento de


aceleración de la revolución francesa no es un problema del cambio de gobierno.

Darnton “El beso de lamourette” tratan de cambiar al fondo todo el marco de la simbología del
antiguo régimen, se le alterna una simbología racional, un caldo de cultivo para el planteo de
Annales. El acontecimiento con el registro de la larga duración.

Regímenes de temporalidad que corresponden a registros de análisis. Registro de análisis que


suponen el ideal tipo de una totalidad social. Crítica de los ingleses… este modelo tiene una
pretensión de historia total, pero esos registros están ausentes de contradicción, no se
articulan contradictoriamente, cada uno va por su registro, no entran en conflicto… sino que
están en armonía (la crítica es legítima).

Definir el concepto de mentalidad (no terminan de definirlo dentro de la revista porque la


entienden de manera distinta en la misma revista).

¿Quién comanda la materia del pasado? Los medios son puramente acontecimental, la
empresa periodística trabaja sobre la problemática de que el problema del concepto de
información está definido, buscado por la fugasidad del sentido, aparezca, impacte y
desaparezca, reemplazado por otra información.

No hay experiencia en el concepto de información, no alcanza a armarse una experiencia social


dentro de la comunicación. Uno reemplaza al otro, no se articulan entre sí. La teoría del cine
hace esto, pero el montaje lo unifica en un montaje narrativo.

El sentido que se genera en la subjetividad es una fugasidad de la experiencia. Vivencia


inmediata, no reconoce otras generaciones. El historiador no solamente necesita comprender
sentidos sino explicar procesos.

Desde Ranke a Ginzburg es válido, tiene que explicar procesos. Amenaza el campo de la
temporalidad del pasado, lo subsume. Habilita relatos periodísticos que alternativizan la tarea
del historiador (Lanata escribiendo la historia de la nación).

¿Qué tipo de simbología nos propone el periodismo? Son efectos de la propia construcción
imaginaria del símbolo, son efectos no buscados del mundo del capitalismo. Repetición y
eliminación de acontecimientos supone generaciones formadas en esa forma de pensar la
temporalidad, y por lo tanto ciertas formas de respuesta de su propia constitución y origen y
cierta respuesta de la manera de ver su futuro. Una concepción de los tres tiempos, pasados,
presente y futuro. Concepto de información como altamente estructural.
Una de las formas de reacción, me falta información (adolescentes en frente del caso de la
dictadura). Me faltan datos del mes y del año tal. Tiene que ver con el trabajo de los medios y
de las fuerzas auxiliares. La tercera generación percibe este problema en la década del 80.

Tanto el programa braudeliano y el de la tercera generación son maestros en el plano de


inventar fuentes, armar cuestionarios para la fuente, sacar agua de la piedra en qué puede ser
una fuente. La paleta de las fuentes se amplía en la segunda y tercera generación.

La actividad del historicismo se acotaba a fuentes escritas y oficiales. Esa paleta de fuentes de
Marc Bloch al uso de estas fuentes hasta esta generación.

Actas de matrimonio para responder a problemas de carácter demográfico. La fuente


arquitectónica se incorpora de manera novedosa, Carlo Ginzburg yendo a buscar los juicios de
la Inquisición.

¿Cuándo nació el purgatorio? Pregunta desde la visión de la mentalidad. La presencia del


purgatorio tiene consecuencias en la vida del poder de la relación, dominadores dominados
distinta de si el purgatorio no está, se crea el individuo. Reducción de pena, pena no
consumada, consecuencias sociales que genera eso. Fuente, las reliquias arquitectónicas.

Cuarta generación de Annales (’90): la historia en migajas, historia de la vida cotidiana, historia
de las mujeres, explota la temática, historia de la lectura, Chartier. En cierto modo es la
plataforma que deja la tercera generación la que permite que surja esta historia en migajas.

La vida cotidiana, es en cierto modo es un subtema de la historia de las mentalidades,


Bourdieu también con la historia de las mujeres. Desde lo teórico pierde solidez.

Profesión de fe. El problema de la historia reciente, Annales no se ocupa. El historiador no sabe


nada del futuro, por eso yo no podría hacer nunca historia contemporánea. Los historiadores
hacemos la historia del pasado a partir del presente. Nuestra sociedad experimentan una
necesidad no sólo histórica sino ideológica y casi visceral.

Termina con una sanción propia de Lavisse, la crisis de la historia social en esta generación
debió reponer ciertos gestos de la historiografía del siglo XIX, el problema de lo francés vuelve,
¿qué es lo europeo, lo francés? El problema de la unidad.

Próxima clase: marxistas británicos