Vous êtes sur la page 1sur 2

 VISTO TP: BIEN

Universidad Nacional de Misiones.


Facultad de Humanidades de Ciencias Sociales.
Carrera: Profesorado y Licenciatura en Historia con Orientación en Ciencias
Sociales.
Cátedra: Historia Argentina y Americana I
Profesora: Ana Emilia García

Integrantes: BENITEZ GREGORCHUK, Belén


CANTINI, Jonathan
D’ASCANIO, Lucas
GONZALEZ, Jeremías
RAFFA, Andrea

Desarrollo
En el capítulo 10, el autor intenta dar como fue la densidad demográfica de la
población indígena antes y después del proceso de conquista. Es muy difícil estimar
cual era el número exacto de población inicial en ese entonces, algunos autores hablan
de 11 millones y otros de 25 millones como es el caso de Borah y Cook, autores que se
basaron en México central, pero si se nota una notable disminución desde el 1519 hasta
el 1605 aproximadamente, que la se estima que apenas llegaba al millón de población
indígena.
Los principales factores, pudieron ser, en primer lugar, la llamada tesis “homicida”
nacida de Bartolomé de las Casas, atribuye el descenso de la población a las matanzas
ocasionadas por las guerras, las excavaciones y todo tipo de violencia.
El fenómeno del “desgano vital”; es decir, la perdida de todo sentido de un mundo que
se “ha dado vuelta”, que ha perdido toda la lógica según los parámetros de las
sociedades indígenas, parece conducir al descenso de uniones sexuales y a la caída en
el número de hijos, por el incremento del infanticidio.
La acción de las epidemias; esta es una de las causas directas más importantes. Ya
conocemos bastante bien algunos aspectos de la historia. En 1518, la viruela hizo su
aparición en la los españoles y los indígenas sucumbieron en gran número. En 1530
apareció la rubeola y tuvo consecuencias mortíferas como la viruela.
Podemos decir también que el trabajo forzoso que se les obligaba a hacer fue otra de
las causas. Es una cadena causal de hechos, el ritmo de trabajo, la dieta y las
epidemias, además de la violencia desatada por los invasores, que se ha
determinado como el “desgano vital”.
Otra de las causas que menciona el autor es la conquista y el medio ambiente, que
refiere a todo lo que el español trajo de Europa para poder plantar o por ejemplo las
distintas variaciones en el ganado. Como también la desecación de muchas zonas
lacustres, debido al cambio en el ecosistema y también la intención de no que no se
inunden las distintas zonas. Esto provocó que no haya más vegetación ni alimento para
los animales como también para la población indígena que subsistía de ella.