Vous êtes sur la page 1sur 9

DÍA DE LA ENFERMERA

Hace 46 años se conmemora en el Perú el Día de la Enfermera, esto a raíz de


una Bula que expidió el Papa Pío XII el 30 de agosto de 1955, que coincidió
con la celebración del Día de Santa Rosa de Lima. El 10 de setiembre de
1958, el Papa Pio XII, respondiendo al pedido de enfermeras peruanas,
decreta a Santa Rosa de Lima como la patrona de las enfermeras del Perú.
Hasta antes de 1907, los orígenes de la enseñanza de la enfermería en nuestro
país, eran de carácter benéfico y empírico. Fue recién a partir de octubre de
dicho año que se da inicio a la vida profesional de la enfermera al crearse la
primera Escuela de Enfermería. Con el devenir del tiempo, esta disciplina
profesional es impartida en distintas universidades de nuestro país. La
enfermera es una profesional de la salud al servicio de la comunidad. Está
capacitada para prestar servicios en la prevención de las enfermedades,
promoción, protección y recuperación de la salud, así como en la
rehabilitación ya sea individual, familiar y comunitaria, a través de 4 grandes
áreas: asistencial, administrativa, docente y de investigación. Para ejercer
esta profesión en nuestro país, es necesaria la inscripción en el Colegio de
Enfermeros del Perú, según lo establece el Decreto Supremo 006-90-SA,
emitido el 14 de mayo de 1990. Actualmente y según cifras del Colegio de
Enfermeros del Perú, en nuestro país, existen 37 mil enfermeras colegiadas,
que desempeñan sus funciones en los diferentes centros y hospitales tanto
del Ministerio de Salud, EsSalud, Sanidades de las Fuerzas Armadas y
Clínicas en todo el territorio nacional. A las enfermeras y enfermeros
peruanos, en esta fecha tan especial, les expresamos nuestro cálido saludo y
sincero reconocimiento en mérito a su esmerada labor, profesionalismo y
sobretodo calidez humana.

RESEÑA
HISTORICA
NOTICIAS
CULTURA

DEPORTES

AMENIDADES

LITERATURA
Florencia nightingale
(Florencia, 1820 - Londres, 1910) Enfermera inglesa, pionera de la enfermería profesional
moderna. Hasta mediados del siglo XIX, la atención a los enfermos en los hospitales de
campaña era prácticamente nula, y las condiciones de hacinamiento y la carencia de
salubridad en los mismos eran causa de gran número de defunciones. La meritoria labor
de Florence Nightingale, considerada como la fundadora de los modernos cuerpos de
enfermeras, supuso una notable mejora en la organización de los hospitales. Procedente
de una familia rica, Florence Nightingale rechazó la cómoda vida social a la que estaba
destinada para trabajar como enfermera desde 1844. Motivada por sus deseos de
independencia y por sus convicciones religiosas, se enfrentó a su familia y a los
convencionalismos sociales de la época para buscar una cualificación profesional que le
permitiera ser útil a sus semejantes.

En 1853 llegó a ser supervisora de enfermeras de un hospital de caridad de Londres, en


el que introdujo eficientes innovaciones técnicas y de organización; con su trabajo
empezó a superarse el modelo asistencial tradicional, basado en los buenos sentimientos
y en el sectarismo religioso, y a sustituirse por una asistencia sanitaria científica, la cual
precisaba una rigurosa formación del personal de enfermería. En 1854-56 se hizo famosa
organizando un servicio de enfermeras para los soldados británicos de la Guerra de
Crimea: en el hospital de campaña de Usküdar o Escútari (Turquía) consiguió mejoras
sanitarias espectaculares, enfrentándose a los prejuicios de los médicos militares y a la
pobreza de medios con que el ejército solía tratar a los soldados. Regularmente visitaba a
los heridos durante la noche, lo que le valió el sobrenombre de «la dama de la lámpara».
A su regreso a Inglaterra, aprovechó esa popularidad para ejercer influencia en las altas
esferas del poder, logrando el apoyo de la reina Victoria I. Publicó un exhaustivo informe
titulado Notas sobre la sanidad, la eficacia y la administración hospitalaria en el ejército
británico (1858), y, desplegando una actividad frenética, consiguió la reforma de la
sanidad militar británica, la extensión
progresiva de su modelo a la sanidad civil, la
introducción de reformas sanitarias en la India
y la creación de una escuela de enfermeras
(1860). Desde 1861, sin embargo, permaneció
retirada por problemas de salud, consecuencia
del esfuerzo desplegado durante la Guerra de
Crimea.

“El cuidado es la ciencia de la enfermería.”

“Las enfermeras son el corazón del servicio


sanitario”

“Las primeras palabras que un bebé escucha y


las cuales se ve tentado a imitar, son las de una
enfermera”

“Si salvas una vida eres un héroe, pero si salvas