Vous êtes sur la page 1sur 6

Razones por que la gente no va a la iglesia

 Hay quienes piensan que ellos no necesitan ir a su grupo o inclusive a la iglesia para
adorar a Dios. Y argumentan que Dios está en todas partes y, por tanto, ellos pueden
leer y orar en su casa.
 Otros piensan que ir a la iglesia con regularidad es señal de fanatismo, por tanto, no
asisten.
 Y aun otros piensan que como todo en exceso es malo, asistir mucho a la iglesia también
debe ser malo.
 “No es necesario ir a la iglesia”
 “No necesito ir a la iglesia para creer en Dios”
 “Yo oro, alabo y estudio la Biblia mejor en mi casa”
 “Yo soy mi iglesia”
 “Dios está en mí y me ama, ¿para qué ir a alguna parte?”
 “Dios está en todo lugar, la iglesia no es necesaria”
 “Yo y el Señor; eso es lo que quiero”
 “Si soy honesto, me aburre ir a la iglesia”
 “Está llena de hipócritas”
 “No hay nada realmente nuevo que me pueda enseñar el pastor o los hermanos”
 “Allí no saben valorarme”
 “Hay hermanitos inaguantables…Hermanitos que ni me saludan…que me critican…”
 “Prefiero buscar a Dios en la naturaleza, en la gente… ¡en el partido de fútbol del
domingo!” (algunos sí)
 “Etc. etc. etc.”

¿POR QUE ES NECESARIO CONGREGARSE?

Esta es una pregunta que muchos se hacen y en mi caso también me la hice varias veces a
razón de que existen personas que dicen que no es necesario ir a una iglesia por el hecho de
que Dios está con nosotros en todas partes y que podemos hallarlos donde queramos y cuando
queramos.
Es cierto Dios está con nosotros en todo momento y podemos hallarlo con tan solo hablarle
pues su palabra nos dice: “Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes
y ocultas que tú no conoces” (Jeremías 33:3).
Pero hoy quiero que sepan que Dios mismo desea que nos congreguemos pues hacer esto
será de bien para cada uno de nosotros y acerca de esto su palabra nos dice:
“no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino
exhortándonos; y tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca” (hebreos 10:25)
Al leer esto detenidamente podemos notar que nos está mandando a que “no dejemos de
congregarnos” de la misma manera que “algunos tienen por costumbre”; ósea nos está
diciendo que no seamos como ciertos religiosos que van a la iglesia una vez a la semana o al
mes y luego ya no se congregan considerando que con ir a la iglesia de vez en cuando ya son
salvos.
Y quiero que tengan en claro que congregarnos no les hace ni más santos, ni más buenos, ni
más salvos; pero congregarnos les permite recibir la palabra que les ayudara a ser más sabios,
más santos y salvos pues es la palabra que recibes la que hará algo en ti; no la iglesia.
En torno a este tema quiero decirles unas cuantas cosas en este día.

1. TENEMOS QUE CONGREGARNOS PARA CRECER ESPIRITUALMENTE.


“Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a
otros, pastores y maestros,
A FIN de PERFECCIONAR a los santos para la obra del ministerio, para la EDIFICACIÓN del
cuerpo de Cristo, hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo
de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo, para que YA
NO SEAMOS NIÑOS fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por
estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error sino
que siguiendo la verdad en amor, CREZCAMOS en todo en aquel que es la cabeza, esto es,
Cristo” (Efesios 4:11-15)

La biblia específica que Dios ha puesto a personas que se encargaran de traernos palabra de
parte de Dios, de manera que a través de esta palabra nuestras vidas puedan ser edificadas y
adquiramos más conocimiento cunado nos congregamos.
El adquirir más conocimiento nos ayudara a ir perfeccionando nuestras vidas pues día a día
iremos analizando nuestras vidas a la luz de la palabra de Dios y es por esta razón que
debemos dejar que nos enseñen la palabra de nuestro Señor.
La palabra de Dios es el alimento espiritual que nos ayudara a crecer y desarrollarnos
espiritualmente; esa es la razón por la cual debemos de anhelar recibir cada día más predicas
pues solo así creceremos y entenderemos la voluntad de Dios.

2. TENEMOS QUE CONGREGARNOS PARA BUSCAR A DIOS EN UNIDAD


“Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de
ellos” (Mateo 18:20)
Dios quiere que le busquemos unidos pues Jesús vino a enseñarnos que Él, el Padre y el
Espíritu Santo permanecen en unidad continua y que la unidad es algo que nosotros también
debemos de buscar pues si nos mantenemos unidos como hermanos difícilmente seremos
derribados por el diablo; ten siempre en cuenta que 2 personas pueden hacer mejor las cosas
que una sola persona.
Aparte de ello a Dios le gusta oír las oraciones que se hacen en equipo, en grupo, unánimes y
es a ese tipo de oraciones a las que Dios mucho más rápido responde.

Otro motivo por el cual tenemos que estar en unidad es para alabar y adorar a Dios pues
Dios quiere oír a todos sus hijos cantándole a una misma voz, con un mismo sentir, con unidad.
“Anunciaré tu nombre a mis hermanos; En medio de la CONGREGACIÓN te alabaré”
(Salmo 22:22)

3. TENEMOS QUE CONGREGARNOS PARA QUE NUESTRO CARÁCTER SEA


MOLDEADO.
“¡Mirad cuán bueno y cuán delicioso es Habitar los hermanos juntos en armonía!”
(Salmo 133:1).
Sé que suena algo extraño oír que nuestro carácter será moldeado cuando estemos en medio
de la congregación; pero ahora mismo les explicare a que me referí al decir esto:
Dios de alguna manera siempre usara a las personas que están más cerca de ti para ir
moldeándote, esa lija que moldeara nuestro carácter; pues solo podrás aprender a convivir con
los demás cristianos si empiezas a juntarte con ellos desde ya y al juntarte con ellos de hecho
que en cierto momento se producirán ciertos desacuerdos o pequeños problemas; pero allí
será el momento de que actúes sabiamente y aprendas a solucionar los desacuerdos con
calma, paz, benignidad y amor. Mientras esto suceda Dios estará ayudándote a moldear y
perfeccionar dichas áreas de tu vida.

4. ¿Qué significa entonces congregarse de acuerdo a la Biblia?


el escritor a los hebreos escribió estas palabras:
“No dejando de congregarnos como algunos tienen por costumbre”.
Congregarse es reunirse como Iglesia. Filemón 1:2: “ la iglesia que está en tu casa”, unidos
por Cristo
Congregarse es estar reunidos en el nombre de Cristo. Mateo 18.20: “Porque donde están dos
o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos”.
Congregarse es perseverar. Hechos 2.41: “Así que, los que recibieron su palabra fueron
bautizados; y se añadieron aquel día como tres mil personas. Y perseveraban en la doctrina
de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones.”

Congregarse es habitar juntos. Salmos 133.1: “¡Mirad cuán bueno y cuán delicioso es habitar
los hermanos juntos en armonía!”
Congregarse es ir a la casa de Dios. Salmos 122.1: “Yo me alegré con los que me decían: A
la casa de Jehová iremos.”
Eclesiastés 5.1: “Cuando fueres a la casa de Dios, guarda tu pie; y acércate más para oír que
para ofrecer el sacrificio de los necios; porque no saben que hacen mal” Esa casa de Dios es
la iglesia.

5. BENEFICIOS QUE TRAE CONGREGARSE


 Fortaleza espiritual y protección:
En el Salmo 27, el salmista hace un recuento de algunos beneficios de estar en la casa de
Dios como es: la fortaleza espiritual, la protección y la misericordia de Dios. (Salmo 27:4).
. (Salmo 27:4). “Una cosa he demandado a Jehová, ésta buscaré; Que esté yo en la casa
de Jehová todos los días de mi vida, Para contemplar la hermosura de Jehová, y para
inquirir en su templo).
Hay personas que me preguntan: si me congrego ¿no me va a pasar nada? aquí es necesario
aclarar que, aunque sucedan cosas en mi vida, Dios es soberano y Él tiene el control, todos
pasamos por aflicciones, incluso sus siervos
(Juan 16:33). Estas cosas las he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis
aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo).Oracion
 Provisión:
Cuando vamos a la casa de Dios, Él da provisión; ilumina nuestro entendimiento y nos muestra
qué hacer y cómo hacerlo de tal manera que su fin sea el darnos la provisión que necesitamos,
sea espiritual, emocional o física.
(Salmo 36:7-9) Cuán preciosa, oh Dios, es tu misericordia! Por eso los hijos de los
hombres se amparan bajo la sombra de tus alas. Serán completamente saciados de la
grosura de tu casa, Y tú los abrevarás del torrente de tus delicias. Porque contigo está
el manantial de la vida; En tu luz veremos la luz.
 Entendimiento y sabiduría:
Si existe algo que desarrollan aquellos que buscan a Dios, es el entendimiento y la sabiduría,
los hace hombres y mujeres extraordinarios, visionarios y prudentes; planeadores y ejecutores
de los planes. Una persona que desarrolla entendimiento va un paso adelante de los demás,
tiene ventaja sobre otros, un ejemplo claro de ello fue Daniel
(Daniel 1:17. A estos cuatro muchachos Dios les dio conocimiento e inteligencia en
todas las letras y ciencias; y Daniel tuvo entendimiento en toda visión y sueños).
La salmista amplia una poco más sobre aquello que encontramos en una congregación de
sana doctrina, lo que Dios tiene para cada uno de nosotros, experimentando que Él es nuestra
provisión
(Salmos 111:1,10 Alabaré a Jehová con todo el corazón en la compañía y congregación
de los rectos. V10: El principio de la sabiduría es el temor de Jehová; Buen
entendimiento tiene todos los que practican sus mandamientos; Su loor permanece para
siempre.)
 Aprendemos a reconocer lo que es bueno y lo que es malo
(hebreos 5:13-14) El que sólo se alimenta de leche es inexperto en el mensaje de
justicia; es como un niño de pecho. En cambio, el alimento sólido es para los adultos,
para los que tienen la capacidad de distinguir entre lo bueno y lo malo, pues han
ejercitado su facultad de percepción espiritual.

• Tener discernimiento del bien y el mal significa que al ser instruidos en la iglesia nuestro
conocimiento de la palabra y la instrucción se aumentará por lo cual tendremos mejor habilidad
de vencer las tentaciones y nos mantendremos alejados del mal.
• Una persona que no se congrega corre el peligro de ser engañada por doctrinas erróneas y
puede caer en confusión (Efesios 4.14). para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados
por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar
emplean con astucia las artimañas del error
• El congregarnos nos ayuda a permanecer firmes en nuestra fe y nos da convicción acerca
de lo que hemos creído (1ª. Tesalonicenses 2:15)
 Desarrolla mis dones, talentos y habilidades:
Cuando buscamos el bien para la casa de nuestro Dios, cuando amamos su morada y nos
disponemos a servir en su obra, comenzamos a desarrollar dones, talentos y habilidades que
Él ha puesto en nosotros y que lo descubrimos solo cuando nos disponemos a servir.
(Éxodo 35:30-35). 30Y dijo Moisés a los hijos de Israel: Mirad, Jehová ha nombrado a
Bezaleel hijo de Uri, hijo de Hur, de la tribu de Judá
31 y lo ha llenado del Espíritu de Dios, en sabiduría, en inteligencia, en ciencia y en todo
arte,
32 para proyectar diseños, para trabajar en oro, en plata y en bronce,
33 y en la talla de piedras de engaste, y en obra de madera, para trabajar en toda labor
ingeniosa.
34 Y ha puesto en su corazón el que pueda enseñar, así él como Aholiab hijo de
Ahisamac, de la tribu de Dan;
35 y los ha llenado de sabiduría de corazón, para que hagan toda obra de arte y de
invención, y de bordado en azul, en púrpura, en carmesí, en lino fino y en telar, para que
hagan toda labor, e inventen todo diseño).
En cada uno, Dios ha colocado dones y habilidades que está dispuesto a potencializar en
nosotros, cuando nos disponemos mediante la congregación, a servir en su obra y a los demás.

Cuando entendemos todos los beneficios de estar en la casa de Dios, entonces viviremos lo
que el rey David vivió:
Mejor es estar un día en la casa de Dios, que mil fuera de ellos”.

Conclusión:
 Mi invitación es que sigamos persistiendo en reunirnos a qui en este lugar
“Unidos Por Cristo”, para alabar y adorar al padre celestial
 Hoy iniciamos una serie de 5 mensajes de edificación para usted y para mí,
iniciamos hoy con por que congregarnos, conociendo al padre, conociendo al
hijo, conociendo al espíritu santo y terminamos recordando la cena del señor.
 Dios quiere hacer cosas más grandes por eso lo invito a participar de lo que Dios
esta y va hacer a qui en este lugar.
 Llego el tiempo llego la hora de adorar a dios.