Vous êtes sur la page 1sur 7

TIPOS DE DESCUENTO BANCARIO

Los tipos de descuento bancario son dos:

DESCUENTO FINANCIERO

En esta operación una entidad financiera concede un préstamo que se


documenta en una letra de cambio. Se abona por el banco al cliente el efectivo
que resulta de descontar al nominal los intereses, la comisión de apertura y los
demás gastos que graven la operación.

En el descuento financiero la finalidad económica es distinta: aquí la letra de


cambio no responde a la ejecución de una operación comercial, sino que
funciona como instrumento de crédito para que el banco facilite fondos al
cliente sin necesidad de recurrir al tradicional contrato de préstamo, operando
como una garantía cambiaria a favor del banco por el importe del capital
prestado más sus intereses.

DESCUENTO COMERCIAL

Se origina por operaciones mercantiles, a través de una relación comercial


entre el cliente y el proveedor. Normalmente se instrumenta en la forma de un
pagaré, que es transmisible por endoso y el librador (acreedor) puede transmitir
la deuda que le debe su cliente (librado) a un banco (tenedor) que descuenta el
nominal del pagaré anticipando su pago al librador y reclamandolo a la fecha
de vencimiento al librado.

Por tanto, existe descuento comercial siempre que hay un crédito efectivo que
sirve de soporte a la letra de cambio y asegura su pago.

La principal diferencia es que en el descuento financiero la letra se crea


expresamente con el objetivo de obtener un crédito, mientras que la finalidad
del descuento comercial es un crédito comercial que las empresas conceden a
sus clientes en operaciones de compraventa y que se puede formalizar en
diferentes documentos.( Contratos, Recibos, Pagarés Cartas de abonaré,
ETC.)
VENTAJAS Y DESVENTAJAS DEL DESCUENTO BANCARIO
El descuento bancario es un tipo de operación en el que la entidad financiera
anticipa a la empresa el importe de una letra de cambio o pagaré que todavía
no ha vencido. Lógicamente, a la operación se le aplican comisiones, por lo
que la empresa no cobra la totalidad de los efectos comerciales, si bien es un
servicio muy demandado cuando la empresa necesita aumentar su liquidez de
forma puntual.

Normalmente es una operación a corto plazo, que liquida los intereses de la


operación por anticipado, y que también conlleva un gasto en caso de que no
se satisfaga el pagaré a su vencimiento.

Se trata, por lo tanto, de un habitual instrumento de financiación, utilizado


principalmente por las empresas, que traen al descuento a las entidades
financieras para negociar por su cobro anticipado, y por el que ambas salen
beneficiadas. Por un lado, para la entidad financiera son interesantes este tipo
de operaciones pues, al ofrecer los descuentos bancarios, sólo asume
un riesgo indirecto y, en caso de salir todo bien, sale beneficiada, puesto que
ya que se descontó por anticipado el importe de la letra y, al cobrarla, satisface
el total de la deuda. Cuando, una vez vencido el efecto, la letra o pagaré
resultaran impagados, como la empresa es el emisor, la entidad financiera no
asume el riesgo de impago, que sigue siendo para la compañía, responsable
de la solvencia de su clientela. Es entonces cuando se le carga la deuda,
además de unos gastos de devolución.

PARA LA EMPRESA:

Ventajas para la empresa: Optar por esta fórmula de financiación también


tiene numerosas ventajas para las empresas:

 Obtención de liquidez inmediata: las empresas consiguen liquidez


inmediata de las ventas aplazadas a los clientes sin tener que esperar a
su vencimiento, y esta es una de las razones más importantes por las
que se solicita este servicio. Esa liquidez permite financiar el capital
circulante. En este sentido, por lo tanto, constituye una solución rápida,
fácil y cómoda.

 Es una forma de financiación muy sencilla y rápida. La mayoría de las


empresas generan papel comercial en su actividad habitual y es un
procedimiento simple el gestionar su descuento ante una entidad de
crédito.
 Flexibilidad. Principal utilidad que ofrece el descuento comercial frente
a otras fuentes de financiación alternativas, puesto que permite la
obtención de recursos a medida que se van necesitando, siempre que
se cuente con papel comercial descontable, línea de clasificación sin
ocupar, y, lo más importante actualmente, el banco autorice el anticipo.
Otros productos financieros alternativos como, por ejemplo, un préstamo
bancario, exige determinar desde el momento de su solicitud los fondos
que se van a utilizar.

 Elimina los costes de gestión de cobros: Al asumir la entidad


financiera la gestión del cobro, la empresa se libera de los gastos
administrativos que conllevaría realizarla, siempre y cuando el cliente
pague a su vencimiento. En caso contrario, habrá de hacer frente a
gastos de devolución y, a continuación, optar por la solución que más le
convenga para intentar cobrarlo por su cuenta.

 Solución puntual para conseguir liquidez: Aunque la operación


supone unos costes, estos no son demasiado altos, y constituyen una
alternativa a la petición de créditos y préstamos, si bien en cada caso
convendría valorar la mejor opción.

 El endoso o traspaso de efectos comerciales consume pocas garantías.

Desventajas para la empresa

 Es una forma de financiación cara. Cuando se tienen en cuenta todos


los gastos y comisiones y se calcula la tasa anual la resultante es muy
elevada. El descuento comercial bancario es una forma sencilla de
obtener liquidez, pero tenemos que tener en cuenta el coste que supone
utilizar esta financiación.

 No es un instrumento flexible. Una vez realizado un descuento, si


cambia la situación de tesorería de la empresa y no es necesaria esta
liquidez extra, no es posible retroceder los gastos e intereses pagados
por el descuento.

PARA LA ENTIDAD FINANCIERA:

Ventajas para la entidad financiera que otorga el descuento:

 El riesgo de impago está muy ínfimo ya que, mediante la Ley Cambiaria,


el tenedor del efecto puede proceder en contra del librado y el librador,
en caso de que estos no hayan abonado el pago antes del vencimiento.
 Se cobran por adelantado los intereses y los gastos de la operación de
descuento. Y la rentabilidad del dinero prestado es muy alta.

Desventajas para la entidad financiera que otorga el descuento:

 Para la entidad financiera esta forma de financiación no supone


inconvenientes, puede aceptar o denegar las operaciones de descuento
caso por caso después de su análisis y la rentabilidad que le supone es
muy elevada.

CONTRATO DEL DESCUENTO BANCARIO

INTERVINIENTES DEL CONTRATO

En el contrato de descuento hay que distinguir entre elementos personales y


elementos reales. En cuanto a los primeros, los personales, en la operación de
descuento intervienen dos partes contratantes, el descontante y el
descontatario, siendo los deudores cedidos ajenos al mismo, en virtud de la
autonomía contractual del contrato.

1. Descontatario (Beneficiario del descuento): es el cliente de la Entidad


Financiera y a su vez el cedente del efecto y el titular del documento a
descontar contraído en la operación, llamado “librador”.

Toda persona física o jurídica puede ser contraparte en una operación


aislada de descuento o de una línea de descuento, de acuerdo con la
relación comercial y/o financiera que mantenga con la entidad
descontante.

2. Parte descontante: es la que aporta la financiación necesaria, es decir,


la que habitualmente realiza este tipo de operaciones, a las cuales se
atribuye un carácter esencialmente mercantil, las entidades de crédito
(bancos, cajas y cooperativas de crédito). Pero también pueden realizar
esta actividad los Establecimientos Financieros de Crédito, calificados
como entidades de crédito cuyo objeto social contempla la realización de
operaciones de financiación.

Soporta un riesgo indirecto en caso de que el “librado” –obligado al pago


del crédito- no haga frente al mismo y el librador no pueda reponer el
nominal del efecto.
3. Parte del librado o deudor del crédito: es el deudor del efecto
comercial, quien debe pagar tal efecto cuando llegue la fecha indicada o
de vencimiento. El librado puede aceptar o no la orden de pago dada por
el librador (descontatario) y en caso de que la acepte, quedará obligado
a efectuar el pago, y por tanto al librado se le denominará aceptante.

En el siguiente gráfico podemos observar los flujos de capitales y documentos


entre las partes intervinientes:

CARACTERÍSTICAS DEL CONTRATO

En primer lugar, en cuanto a las características personales, podrá ser titular de


una línea de descuento cualquier persona física o jurídica con capacidad para
contratar y obligarse. Esta titularidad podrá ser individual o colectiva.

En lo relativo a las características contractuales, los derechos y obligaciones de


las personas que intervienen en la operación se recogen en el condicionado
general y particular del descuento comercial o bancario.

OBLIGACIONES EN EL CONTRATO

OBLIGACIONES DEL CLIENTE

a. Utilización de la cuantía aprobada.- En el contrato el Banco le otorga al


cliente un crédito de naturaleza rotativa, fijándose una cuantía máxima para su
utilización anual. El cliente presentará sus letras de cambio para descuento en
planillas especiales que le proporciona para el caso el Banco.

b. Transferir los créditos.- El cliente debe entregar las letras para el


descuento debidamente endosadas a favor del Banco, para que en
determinado momento y a su sola decisión puede ejercer las acciones
cambiarias que le corresponden como tenedor de las mismas.
c. Reembolsar la suma recibida.- Esta obligación es característica propia del
contrato, pues queda convenido que si la letra de cambio descontada no es
pagada por el aceptante a su vencimiento, su valor, incluyendo gastos e
intereses, serán reembolsados automáticamente por el cliente descontante.

d. Pagar la remuneración convenida.- Se cumple en forma automática en el


caso del descuento, pues cuando el Banco entrega la suma de dinero,
descuenta, como lo sugiere el nombre del contrato, la suma correspondiente al
interés entre la fecha que se realiza la operación y la del vencimiento del
crédito transferido.

OBLIGACIONES DEL BANCO

a. Facilitar las planillas para la presentación de las letras que serán


descontadas por el cliente.

b. Calificar las letras de cambio que le han presentado, las mismas que deben
provenir necesariamente de operaciones comerciales normales realizadas
entre el descontante y el aceptante. También se califica la plaza de cobro y el
plazo.

c. Entregar la suma de dinero como consecuencia de la transferencia del


crédito, previa aplicación de la tasa del descuento.

d. Devolver inmediatamente las letras que no han sido calificadas.

e. Notificar al aceptante y proceder al cobro de la letra de cambio.

f. En caso de incumplimiento en el pago, procederá el Banco a entregar las


letras al Notario Público para que proceda al protesto respectivo, salvo
indicación expresa del cliente que dispense de dicho requisito.

MODALIDADES DE CONTRATO

1. EN FUNCIÓN DE LA NATURALEZA DE LOS CRÉDITOS


DESCONTADOS

Según la clasificación más extendida, puede distinguirse entre descuento de


títulos cambiarios (pagarés y letras de cambio) y no cambiarios (cupones de
acciones, obligaciones, etc.).
Títulos cambiarios:

Incorporan un derecho de crédito de carácter pecuniario. El emisor certifica, por


medio del título, que ha contraído una deuda con el poseedor legal y que se
compromete a pagarla bajo ciertas condiciones.

 Instrumentos de crédito: son los títulos que encierran operaciones de crédito.


Se crean para postergar el momento de pago de una deuda. Ej.: letra, pagaré
(Descuento Comercial y Bancario)

 Instrumento de pago: se crean para hacer efectivo el pago. Ej.: el cheque.

En este tipo de descuento cambiario se distingue entre el descuento comercial


y el descuento financiero.

Títulos No Cambiarios

(Recibos, facturas…), siempre que el crédito esté aplazado. Si satisface los


requisitos de tener por objeto una prestación dineraria, ser contra tercero y no
haber vencido, tiene aptitud para ser objeto de un contrato de descuento. Las
entidades financieras descuentan, cada vez con mayor frecuencia créditos
ordinarios no documentados en títulos-valor, apoyándose en documentos
probatorios como recibos y facturas desprovistos de cualquier firma.

2. EN FUNCIÓN DE LA NATURALEZA DE LA OPERACIÓN:

a. Descuento comercial: es un proceso de anticipación, por parte de una


entidad financiera, del nominal de los efectos comerciales que se
endosan a dicha entidad, quién se encargará de realizar su gestión de
cobro en sus respectivos vencimientos.

b. Descuento financiero: Es una modalidad de crédito personal que se


formaliza en una letra de cambio, procediendo a su descuento y
abonándose el líquido en una cuenta corriente, a través de la cual
puede disponer el peticionario. Por ello se le denomina crédito
formalizado en letra o descuento financiero.

3. EN FUNCIÓN DE LA FRECUENCIA DE LA OPERACIÓN:

a. Descuento simple: de manera aislada e individual

b. Línea de descuento: Es un contrato por el que la entidad financiera se


compromete a anticipar el importe de los efectos que el cliente
presente en un futuro.