Vous êtes sur la page 1sur 13

Universidad Autónoma de Santo Domingo

(UASD)

FACULTAD DE CIENCIAS JURÍDICAS Y POLÍTICAS


ESCUELA DE CIENCIAS POLÍTICAS

Asignatura:
Política Mundial Contemporánea

Sección:
_____

Profesor:
Fabián Díaz Casado

Tema;
CAPITULO VII
EDAD CONTEMPORÁNEA DEL NACIONALISMO AL IMPERIALISMO

Sustentante:
Félix Andrés García Boitel BG-7402

Santo Domingo, República Dominicana


21 de Marzo del 2018
INTRODUCCIÓN.

El contenido a presentar a continuación es un resumen de lectura objetivo basado en el


capítulo VII titulado Edad Contemporánea del Nacionalismo al Imperialismo.

El nacionalismo, junto al liberalismo y al socialismo, fueron las tres corrientes de


pensamiento que determinaron la ideología del siglo XIX en Europa y América. La
teoría nacionalista estaba basada fundamentalmente en la creencia que el Estado y la
Nación estaban por encima de cualquier individuo y sus derechos, por lo que era una
doctrina claramente contraria al pensamiento liberal.

Además, el nacionalismo fue una herramienta de la que muchos pueblos se valieron


para reivindicarse como un pueblo unitario, y de ese modo llevar a cabo procesos de
independencia (como en la América española o Bélgica); de unificación (como la
llevada a cabo en Alemania e Italia) o de expansión (proceso imperial).

En este resumen me he propuesto destacar los puntos y temas más importantes como
las Potencias Hegemónicas, unificaciones, movimientos ideológicos, la era industrial,
las potencias imperialistas, entre otros grandes temas que se exhiben en este capítulo
trayendo asi importantes procesos y hechos históricos que permitieron crear el sistema
político, económico y social a nivel mundial desarrollado hoy día.

A continuación les invito a desglosar este trabajo esperando en él, cumplir los
requisitos establecidos para la elaboración del mismo.
CAPITULO VII

EDAD CONTEMPORÁNEA DEL NACIONALISMO AL IMPERIALISMO

Los Países Europeos En La Era Industrial

El reinado de Victoria I fue de gran relevancia para Inglaterra. Entre 1837-1901 gracias
a las influencias de Victoria I, por medio de la moralidad y felicidad proyectada a la
sociedad británica, se consiguió devolver a la monarquía inglesa el prestigio perdido en
los años anteriores. A pesar de algunos problemas de orden social que estuvieron a
pinto de romper la orgullosa armonía en la política mundial, que dio a los ingleses un
sentimiento de seguridad nacional apoyado ideológicamente en la creencia de que el
liberalismo político continua el código común de la moral inglesa.

Alternancia de Whigs y Torries en el Poder.

El periodo conservador (1841-1846) elección en la que el partido Tory obtuvo la


mayoría del parlamento y Robert Peel Subió al Poder, era el primer jefe de gobierno
que obtenía cargo por haber ganado unas elecciones. Peel redujo los aranceles para
impulsar el libe comercio pero aumento el impuesto sobre la renta para compensar las
perdidas.

Esta medida, aunada la eliminación del suicidio a los cereales y la escasez de patata por
malas cosechas.

El Periodo de los Liberales inicia en 1847 y termina en 1867, durante este periodo
Inglaterra vivió una época de prosperidad aunque en los primeros años estuvo marcado
por los graves problemas sociales derivados de la hambruna irlandesa. Aquí se destaca
el Vizconde de Palmerston, primer ministro en dos ocasiones (1858-1865)

Las Reformas de Benjamín Israelí, como jefe del partido conservador en la cámara de
los comunes, presento en 1859 una enmienda en la que proponía la ampliación de
derecho al voto de todos los contribuyentes. El proyecto no fue ceptado, pero consiguió
que se aprobara la Ley de Reforma de tendencia mucho más democrática para 1867.

El Nuevo Gobierno Liberal 868-1874; una continuación gubernamental liderada por el


primer ministro Wiliams Ewart Gladstone, en quien se destaca el reconocimiento de los
sindicatos, la estipulación del escrutinio secreto en las elecciones y un ley de enseñanza
puliva y gratuita, aunque solo se construían escuelas estatales donde faltaban las
privadas.

El enfrentamiento con la iglesia y la crisis económica de 1873 provocan al año siguiente


la perdida de las elecciones para el Partido Liberal.
El Regreso de los Conservadores: entre 1874 y 1880, Israelí formo un sólido gobierno
con mayoría parlamentaria respaldado por la reina Victoria, a quien lo única una
profunda amistad. Su labor como primer ministro estoy marcada por numerosos
eventos importantes.

Inglaterra Y Francia, Potencias Hegemónicas.

En Inglaterra la aristocracia de sangre conservo sus privilegios tradicionales que


incluían importantes derechos políticos. Las clases medidas imitaban los modelos de
conducta de la aristocracia.

En las clases bajas se produjo una división entre los obreros especializados y los
trabajadores sin especializar.

Francia

En Francia el enfrentamiento constante de dos fuerzas opuestas, liberales y


conservadores hacia un régimen liberal-capitalista como el de Inglaterra. No se ofrece
un desarrollo continuado hacia la democracia como el que se dio en Gran Bretaña,
desde que el Congreso de Viena se restaura el antiguo régimen, la política interior
francesa estuvo enmarcada en serios movimientos revolucionarios que ocurrieron
debido en gran parte a la situación histórica de este país en el cual el absolutismo se
había dado en una forma mucho más extrema que en Inglaterra y en donde, por lo
mismo, el proceso de transformación hacia un régimen liberal-capitalista tomo más
tiempo y enfrento mayores dificultades a causa del choque de dos fuerzas opuestas que
se alteraron el poder; por un lado los liberales que deseaban establecer un sistema
democrático que les facilitara el acceso a puestos públicos, y por otro los conservadores
que trataban de evitar que se produjera aquel cambio político.

España

Durante e siglo XIX España tuvo varios intentos de los grupos liberales por avanzar
hacia la democracia, como monarquía constitucional o como republica federal, pero
todos terminaron en fracaso. La constitución de 1837 estableció una monarquía
parlamentaria con dos Cámaras, pero con grandes prerrogativas para la Corona, que
podía nombrar o destituir a los ministros o disolver el Parlamento,

En 1868 el triunfo de una revolución liberal iniciada en Cádiz en el mes de septiembre


condice a la renuncia de la Reina Isabel II. Al año siguiente fue creada una nueva
constitución basada en principios democráticos, que garantizaba los derechos
individuales y establecía una monarquía parlamentaria con división de poderes, similar
a la británica.
Las cortes eligieron como Rey a Amadeo I de Saboya, quien solo habría de reinar
durante tres años pues, al no poder conseguir la estabilidad del gobierno, renuncio
ante la presión de numerosos sectores políticos opositores y el descontento popular por
las represiones gubernamentales contra el movimiento obrero.

La Restauración; fue creada en 1876, una nueva constitución que al igual que la de
1869, establecía una monarquía constitucional con división de poderes. Consideraba a
la persona del rey como sagrada e inviolable t le otorgaba poder ejecutivo con
responsabilidad de los ministros; depositaba el poder legislativo en las cortes con el rey,
a este correspondía asimismo la facultad para convocar las Cortes, suspender y cerrar
sus sesiones y disolver la parte efectiva del Senado y el Congreso de los Diputados.

A pesar de la relativa paz lograda por el sistema, hubo un periodo de importantes


conflictos internos con el exterior. Los movimientos nacionalistas en las provincias del
noreste de Espala- Cataluña, el País Vasco y Navarra adquirieron fuerza porque,
además de la inconformidad tradicional hacia el gobierno central por razones de origen
étnico y cultural, creció el descontento debido principalmente a que el modelo de
estado centralista impuesto por los gobiernos de la Restauración, estorbaba el
desarrollo industrial de la zona y buscaba aprovecharse de su riqueza económica .

Unificaciones De: Alemania Y De Italia

Alemania

Tubo un importante desarrollo industrial a partir del 1815 y enfrento la crisis ideológica
y los movimientos revolucionarios que se extendieron por Europa entre 1830 y 1848,
pero el acontecimiento más destacado en la Alemania del siglo XIX, fue la unificación
que se logró gracias en buena parte a las guerras napoleónicas impulsoras del
nacionalismo, y la habilidad de Otto Von Bismarck, canciller de Prusia.

Apoyado por Bismarck el rey se empeñó en hacer de Prusia un Estado poderoso capaz
de enfrentarse a cualquier potencia exterior. Bismarck, un aristócrata de fuerte
personalidad y lealtad inquebrantable a la Corona, utilizo el proyecto de la unificación
como un medio para fortalecer el Estado Prusiano, más que como un objetivo que
respondiera a una concepción nacionalista Alemana.

Bismarck desarrollo una realpolitic que combino astutamente la diplomacia con el


militarismo de sangre y hierro, para eliminar la influencia austriaca y provocar la
unificación en toro a Prusia. Su primera acción consistió en garantizar la neutralidad a
Rusia, Italia y Francia mediante tratados amistosos, al tiempo que buscanna convencer
a Austria de participar en la invasión de los ductos septentrionales de Schleswig-
Holstein en poder de Dinamarca.

Con la unificación Alemania inauguro una etapa de desarrollo económico acelerado que
la habría de convertir en una de las potencias capitalistas industriales más importantes
de Europa, capaz de competir con Inglaterra por los mercados mundiales y realizar con
ella y con el resto de las potencias en el orden político internacional.

La Alemania unificada fomento el desarrollo de una poderosa industria de armamento,


para hacer frente a la amenaza de las potencias europeas rivales.

A principios del siglo XX en Alemania, los partidos de oposición a la monarquía


demandaban el cambio hacia un régimen parlamentario, que no pudo lograrse debido
al fuerte antagonismo entre liberales, conservadores y socialistas.

Italia.

La unificación italiana estuvo promocionada por Cedeña-Piamonte, cabeza de los


movimientos libertarios después de que el conde de Cavour fuera nombrado ministro
del rey Víctor Manuel II.

El conflicto armado estallado en 1859 provocado por Francia y Piamonte llevaron a


Autri a la guerra; después de algunas batallas decisivas, se logro liberar a las provincias
del norte de Italia, pero sorpresivamente Napoleón III decidió hacer la paz, quizás
llevado por el temor de enfrentar en aquellos momentos una guerra con los Estados
Alemanes del Norte.

El resultado de aquella guerra, trajo una victoria incompleta para Italia en donde
solamente se logró la anexión de Lombardía al reino de cedeña-piamonte y este tuvo
que ceder a Francia las regiones de Niza y Saboya. Se formó el reino de Italia
proclamado el 17 de Marzo de 1861, con Víctor Manuel II en el trono y Cavour como
primer ministro.

Después de la unificación, el gobierno italiano inicio el proceso de desarrollo


económico porque, a diferencia de Alemania, la industrialización no se había logrado
plenamente; además, las continuas guerras, aunadas a periodos de malas cosechas
agrícolas, habían provocado profundas crisis económicas con los siguientes efectos
sociales propicios para la penetración de las ideas socialistas y anarquistas.
Europa Oriental: Rusia, Austria-Hungría Y El Imperio Otomano

Rusia

Ocupaba un gran territorio en el siglo XIX el cual se extendía desde el centro de


Europa hasta el Océano Pacifico. .

A comienzos del siglo XIX, cuando las naciones europeas desarrollaba un progresista
capitalismo impulsado por la Revolución Industrial e iban superando las ataduras
intelectuales y políticas del mundo feudal, Rusia seguía siendo un estado absolutista en
el que la voluntad de zar era ley, y en que las condiciones socioeconómicas se
enmarcaban en un régimen de explotación agrícola con la servidumbre característica
del sistema feudal, el censo de 1812 registra 36 millones de campesinos, casi todos los
siervos, para un total de 40 millones de habitantes.

La hacienda campesina no había sido del todo separada de la hacienda de los


terratenientes ya que en manos de esos últimos habían quedado partes muy esenciales
de los nadie campesinos, los recortes de tierra, oso bosques, os prados, los abrevaderos,
los pastos, etc. Sin estas tierras, los campesinos no estaban en absoluto en condiciones
de explotar la hacienda por su cuenta y los terratenientes pudieron así continuar el
viejo sistema de economía en forma de pago en trabajo. También quedaba a posibilidad
de la coerción extraeconómica, el estado de dependencia temporal, la caución soldaría,
los castigos corporales impuestos a los campesinos, el trabajo obligatorio en obras
públicas, etc.

Industrialización Rusa:

El primer periodo de industrialización ocurrió en Rusia en la década de 1880-1890 y se


caracterizó por los siguientes aspectos:

a) Interacción del estado


b) Escasez de grandes fabricas
c) Papel esencial del ferrocarril
d) Otros sectores participantes en la industrialización

La industrialización de Rusia a fines del siglo XIX trajo como consecuencia la


penetración del capitalismo y propicio la formación de un proletariado que se
concentró en las principales ciudades.

El proletariado ruso y los movimientos ideológicos:

Los problemas sociales en Rusia eran más graves aun que los provocados por la
Revolución industrial en Inglaterra e incluso en Francia, a causa del retraso en el
proceso de industrialización, cuando en los países occidentales ya se había avanzado en
la organización del movimiento obrero y se habían difundido las ideas socialistas que
pronosticaban la destrucción del sistema capitalista.

En los primeros años del siglo XX creció el descontento social contra la monarquía, y se
generalizo la oposición liberal ante un nuevo conflicto que el gobierno zarsta agregaba a
los problemas de Rusia y que consistía en una guerra con Japón por la disputa de
territorios coloniales en Machiria. La situación de descontento se tomó
particularmente grave en 1905 a causa de una represión sangrienta del ejercito zarista,
que disparo indiscriminadamente contra una multitud de hombres, mujeres y niños
que realizaban una manifestación pacífica para reclamar el respeto de sus derechos.

Después del incidente conocido como domingo sangriento, los liberales consiguieron
que se formara una Duma con poder legislativo, creándose por primera vez un Estado
Constitucional en Rusia.

El Imperio Otomano

Al fracasar la Revolución Liberal de 1848, y coincidiendo con la llegada al trono de


Francisco José I se instauró una forma de absolutismo que, en el ámbito político, se
apoyó en las antiguas ideas del derecho divino de los reyes, pero en lo económico
continuo el proceso hacia la industrialización iniciado después las guerras
napoleónicas.

Una gran complejidad étnica configuraba el Imperio Austriaco en lo que era


propiamente Austria, la población alemana representaba el 35% del total y era la elite
dominante; los habitantes de Bohemia, los checos, representaban el 23% eran los
nacionalistas y tenían constantes enfrentamientos con l minoría alemana residente en
su territorio; los polacos y ruteros, asentados en la Galitzia, representaban
respectivamente el 17% y el 12% de la población; había además grupos minoritarios de
serbios, croatas, eslovenos e italianos. En el territorio de Hungría la población
dominante era la magiar (54%, seguida por los rumanos (16%), eslovacos (10.7%),
alemanes (10.3%) el resto de la población se componía de rutenos, y croatas.

El territorio de los Balcanes ocupado por el Imperio Otomano estaba formado en su


mayoría por poblaciones cristianas, dificultándose la integración con los turcos
otomanos.

La revolución iniciada por los jóvenes turcos provoco una serie de reformas políticas,
sociales y económicas que cambiaron la escritura política del Imperio Otomano.
La Era Industrial En Otros Países.

El Desarrollo De Estados Unidos

Durante el siglo XIX estados unidos experimento un buen crecimiento económico


acelerado al terminar la guerra civil, o guerra de secesión, que tuvo lugar entre los años
de 1861 y 1865.

Este conflicto interno surgió en relación a las diferencias socioeconómicas entre los
estados del Norte y los del Sur. Los primeros contaban con una economía diversificada
que había favorecido el desarrollo de una burguesía comerciante e industrial, para la
cual era importante utilizar la mano de obra libre y apoyarse en una política
proteccionista con barreras comerciales que estimulaban la producción interna

Al a desventaja económica del os estados del Sur frente a los del norte, se agregaba la
tendencia abolicionista de estos últimos que se oponían a la esclavitud sobre todo por
razones de índole económica ya que la liberación de los trabajadores sureños traería
como resultado el aumento de la fuerza laboral asalariada y en consecuencia, un doble
beneficio para los industriales de Norte que aumentarían la producción con el
crecimiento de la mano de obra y al contar con un mayor número de compradores
potenciales, verían ampliado el mercado interno.

La guerra de Secesión en Estados Unidos fue provocada por las diferencias


socioeconómicas entre los estados del Sur y del Norte.

El Japón Meiji

En el Siglo XVII; la población mostraba un rápido crecimiento que agoto hasta el límite
los recursos agrícolas, en tanto ue se mantenía la política de aislamiento respecto a los
países extranjeros, a pesar de eso, en las primeras décadas del siglo XIX, las visitas de
los europeos, en su mayoría comerciantes y exploradores, se hicieron cada vez más
frecuentes; los libros y las ideas extranjeras se empezarían a filtrar en la ciudad de Edo.

Los tratados firmados entre Japón y las naciones occidentales, otorgaban considerables
privilegios a estos últimos y mostraban debilidad del shogunato, lo que provoco
resentimiento en la población japonesa y su rechazo hacia los extranjeros.

La restauración Mejí llevo a Mutsu Hito a asumir la posición de verdadero dirigente del
gobierno de Japón, inaugurándose una nueva etapa en la que se pone fin al feudalismo
y se inicia la industrialización por primera vez en e país no occidental.
El gobierno Mejí se propuso convertir a Japón en una potencia mundial, con medidas
para enriquecer al país y fortalecer el ejército, incoándose el proceso de
occidentalización con la colaboración de los europeos.

La constitución promulgada en Japón en 1889 estableció un Parlamento con dos


Cámaras; la de los pares, reservada a la nobleza y altas personalidades, y una Cámara
Baja integrada por personas elegidas por los ciudadanos.

El Imperio Chino

En la segunda mitad del siglo XIX, China fue un Estad con enorme territorio que vivía
una situación bien difícil, aquejada por numerosos males. La dinastía Macho Qing se
encontraba en plena decadencia, en un ambiente corrupto e ineficiente y forzado a
mantener relaciones comerciales con los más poderosos estados europeos. Esta
dinastía pretendió reformar su política para garantiza la supervivencia del Imperio; las
reformas hechas por el gobierno entre 1860 y 1895 bajo principios confucianos tenían
por objetivo solucionar los problemas internos e introducir la tecnología occidental que
permitiera reforzar el poder del Estado frente al exterior.

Las reformas realizadas por el gobierno Manchú de China entre 1800 y 1805 fracasaron
porque los objetivos de mantener un sistema confuciano y desarrollar un poder militar
moderno.

Los conflictos bélicos que enfrento china con Inglaterra, Francia y Japón, evidenciaron
la desintegración política y la crisis económica que vivía el país.

El Imperialismo

El imperialismo iniciado a fines del siglo XIX surgió en relación con la gran expansión
económica e industrial del capitalismo monopolista.

Este tipo de imperialismo que iniciado a fines dl siglo XIX cubre un periodo de casi cien
años, surgió basada en relación ala explotación colonia que trata en ambos casos de una
relación desigual entre metrópoli y colonias.

La principal diferencia entre ambos sistemas se da el aspecto económico y consisten en


la resolución industrial que media entre una época y otra transformando los
requerimientos de las potencias capitalistas y expectativas de los países pobres,
introducidos al sistema industrial capitalista bajo condiciones de dependencia.
Causas del Imperialismo:

El mecanismo propio del capitalismo a concentración monopolista provocaron crisis


económica que obligaron a los países industrializados a exportar capitales y a buscar
nuevos mercados en el exterior.

La crisis económica se manifestó en el sistema capitalista alterándose los momentos de


expansión con los de depresión, debido al mecanismo propio de este vista económico
en cuanto a la relación que no siempre actúa de forma equilibrada entre producción,
precios y salarios, además de que la concentración monopolista había llegado a un nivel
muy alto, perjudicando las bases mismas del liberalismo capitalista.

La fuente de presión demográfica lleva a muchas familias europeas a buscar una nueva
forma de vida en otros continentes.

Los pueblos europeos industrializados se creían responsables de tener la misión


civilizadora y el deber moral de incorporar al progreso a los países situados en un nivel
inferior de desarrollo.

Las Potencias Imperialistas

Imperio Británico:

Se convierte en la acción capitalista con el dominio imperial más basto que a principios
del siglo XIX disponía de un imperio de 33 millones de kilómetros cuadrados con 450
millones de habitantes aproximadamente, la 4ta parte de la población mundial.

Disfrutaban de una amplia autonomía y tenían instituciones de gobierno semejantes a


las inglesas, además contaban con:

a) Una cadena de escalas marítimas


b) Establecimientos comerciales en la costa africana
c) Colonias de plantación en América
d) Colonias de poblamiento europeo
e) Colonias de explotación India y África.

Gran Bretaña ocupaba un lugar de predominio entre las potencias industriales y


disponía del más grande imperio mundial, en cambio el imperialismo Francés se
desarrolló después de 1878.

Imperio Francés:

Inicia en 1830 con la ocupación militar de Argelia aunque las primeras


intervenciones se realizaron mas bien con fines de prestigio político para el
gobierno en funciones y para distraer a su propi pueblo de los problemas internos
producto de la inestabilidad política.

Francia entro en competencia con Inglaterra por algunos de esos territorios, pero a
diferencia de la política neocolonial británica, los franceses trataron de imponer en
los países dominados el modelo administrativo centralista de su propio gobierno,
buscando la colaboración de las oligarquías nativas en la administración colonial.

Consecuencias Del Imperialismo

- Invertían capital para fomentar la instalación de infraestructura en las colonias


a fin de extraer y transportar la materia prima hacia su territorio.
- Resolvían en gran parte los problemas derivados de la explosión demográfica,
puesto que además de ocupar soldados para la vigilancia militar de las colonias
empleaban a su propio personal calificado que emigra a esos países para
encargarse de la administración y la supervisión de las nuevas actividades
mientras que a los trabajadores del país no industrializado les pagaban salarios
bajos.
- Exportaban los nuevos bienes de consumo hacia los mismos pueblos
proveedores de materias primas y mano de obra barata.

Con el desarrollo del capitalismo monopolista se produjo una división internacional


del trabajo bajo la hegemonía o predominio de las grandes potencias industriales.

El imperialismo cambio la geografía del mundo y en lo social, altero la forma de


vida de los pueblos colonizados.
CONCLUSIÓN.

La perspectiva marxista entiende el imperialismo no esencialmente como una


forma de dominación política, sino como un mecanismo de división internacional
del capital y el trabajo, por el que la propiedad del capital, la gestión, el trabajo de
mayor cualificación y la mayor parte del consumo se concentran en los países
"centrales"; mientras que en los países "periféricos", que aportan el trabajo de
menor cualificación y los recursos naturales, sufren un intercambio desigual que
conduce a la explotación y el empobrecimiento. En politología también se emplea la
nomenclatura "norte-sur" para esta forma de relación.

El nacionalismo es una ideología y movimiento social y político que surgió junto


con el concepto de nación propio de la Edad Contemporánea en las circunstancias
históricas de la Era de las Revoluciones (Revolución industrial, Revolución
burguesa, Revolución liberal) desde finales del siglo XVIII.

El Imperialismo ha sido una constante en la historia de la humanidad, los egipcios,


los griegos, los romanos, todos ellos han conseguido crear grandes imperios y esa
idea no ha abandonado al hombre contemporáneo. Existen dos tipos fundamentales
de imperialismo, el regresivo y el progresista. El imperialismo regresivo, es la pura
conquista y explotación de recursos, mientras que el Imperialismo Progresista
promueve la expansión de la civilización a las sociedades supuestamente atrasadas
para elevar los estándares de vida y la cultura en los territorios conquistados.
Vamos a conocer algo más de esta apasionante época de El Imperialismo en el Siglo
XIX: El Reparto del Mundo.