Vous êtes sur la page 1sur 6

Universidad Central del Ecuador

Facultad de Ciencias Humanas y Sociales

Poder y Democracia

Nombre: Lenin Simbaña Curso: Política 5

¿Cuáles fueron los motivos para que se dé, el paso del nacionalismo al
neoliberalismo en Bolivia?
Contexto nacional.
Agosto de 1985,con la propagación del Decreto Supremo 21060 inició en Bolivia la
sustitución de los proyectos de política económica, el patrón de desarrollo, y los
lineamientos, basados en el modelo de la sustitución de importaciones, por otro que tenía
como eje, el juego del mercado: el neoliberalismo.

En 1985 Bolivia paso a formar parte de una ola democrática que barrio el desarrollismo,
pero un año antes Reagan puso al país al límite, financiando una ofensiva contra sus
cultivadores de coca lo que asfixio el comercio de coca e irrumpió la fuente de
aproximadamente la mitad de los ingresos de exportación del país. Tras esto el gobierno
se fue obligado a devaluar el peso en más de la mitad, en unos meses la inflación se
multiplico por diez, empezó la migración.

1985 Se da las elecciones, Klein nos dice con una inflación del 14.000% anual -algo
exorbitante- en los comicios gana Víctor Paz Estenssoro; pero antes de que se diera los
resultado de las elecciones la oposición conformado por el partido de Hugo Banzer se
autoproclamaba ganador, pero ya antes de las elecciones Banzer contrato a un economista
llamado Jeffrey Sachs para que elaborara un plan económico antiinflacionario.

Sachs era profesor de Harvard, y está fuertemente influenciado por las ideas de Keynes
Compartía la fe de Keynes: en el poder de la economía, para combatir la pobreza;
admiraba la fe de los mercados de Friedman consideraba sus ideas mucho más precisas
que los confusos1 argumentos estructuralistas.

Sachs tenía un consejo directo y simple para Banzer: solo una terapia del shock remediaría
la crisis hiperinflacionaria; -Sachs creía, que basta “una política que induzca una sacudida

1
Esos argumentos confusos eran los que habían sido reprimidos en América Latina una década antes, que para escapar de la
pobreza el continente tenía que romper con las estructuras de la propiedad colonial mediante políticas intervencionistas, reforma
agraria, nacionalización, etc. (Klein. 2007. p195).
repentina para que una economía se reoriente y salga del callejón sin salida en el que se
encuentra para transformarse en una economía de mercado normal” (Freidmann)-. De
esta forma le propone multiplicar por diez el precio del petróleo y desregular los precios
de toda una serie de productos, además de recortes presupuestarios.

Los resultados de las elecciones no se decidían todavía, Víctor Paz durante su campaña
había dictado escasos detalles sobre como abordaría la inflación, pero era el rostro de la
transformación desarrollista; la decisión definitiva de quien iba a ser nombrado presidente
era del congreso, esto se llevó acabo por negociaciones entre el congreso y el senado, uno
de los senadores Gonzalo Lozada, cuando Sachs expuso sus planes de shocks al equipo
de Banzer, Gonzalo quedo impresionado” (Klein. 2007. P 198).

Comienzo del neoliberalismo.

Klein nos dice que los detalles de esas negociaciones no han transcendido, pero son tan
evidentes (el plan de Sachs fue compartido con Víctor Paz), el 6 de agosto 1985, Paz es
elegido presidente; cuatro días después designa a Gonzalo para encabezar un equipo
económico para reestructurar la economía, la idea principal de dicho grupo fue la terapia
de Shock de Sachs, lo que se propuso fue desmantelar el modelo económico centrado en
el estado que el propio Paz había construido.

El partido de Paz no tenía ni idea de que su líder hubiera cerrado aquel acuerdo
(propuestas de Sachs) en la trastienda de poder, Paz no había hecho participe a ninguno
miembro de su gabinete para aquel equipo económico de emergencia (Klein. 2007. P
198).

Este proyecto el cual Paz acepto, consistía en una revisión tan radical y generalizada de
una economía nacional como nunca se había intentado en una democracia; el motivo del
cambio radical de la postura de Paz son un misterio nos dice Naomi Klein.

Bedregal ministro de planificación tenía en sus manos el borrador del programa de Shock
en el que se proponía: la eliminación de subsidios para alimentos, anulación de casi todos
los controles de precio y una subida de casi el 300% del precio del petróleo. Pese a que
el país era pobre también se propuso el congelamiento durante un año de los sueldos de
los funcionarios públicos en sus bajos niveles, recortes en el gasto del estado, abrir
fronteras esto como paso a la privatización, todo esto en un solo golpe.
Se da el plan de Sachs, los planificadores exigían que las medidas radicales se realicen
dentro de los primeros cien días del nuevo gobierno. En lugar de presentar cada sección
del plan como una ley separada, el equipo insistió también en reunir todas las revoluciones
en un único decreto ejecutivo: el Decreto Supremo 21060 (Klein. 2007. P 201).

Tres semanas después de la toma de cargo Paz se prepara para informar a su gabinete de
las medidas tomadas, se encierra con su gabinete y empiezan a leer los decretos, los
partidarios se quedan impactado de las medidas contrarias a las que proponía Víctor Paz,
las cuales no estaban en debate, Paz ya se había asegurado el apoyo de los partidarios dela
oposición, ósea del partido de Banzer.

El enfoque ortodoxo consiste en trasladar todo el coste social hacia los pobres por medio
de una terapia de shocks (neoliberalismo) y eso fue precisamente lo que sucedió en
Bolivia.

Efecto de algunas medidas neoliberales.

Se suponía nos dice Klein que la liberación del mercado ayudaría a crear empleos a medio
plazo pero no fue así, el índice de desempleo paso del 20% al 30% dos años después, el
salario mínimo no recupero su valor, mejor decreció de un 40% hasta llegar a un 70%,
esto demuestra la degradación de la vida de los bolivianos, en 1983 y 1988, el numero de
bolivianos con derecho a protección de la seguridad social descendió en un 61%.

Los resultados de esta determinación de la terapia del shock es que hizo, que sus
habitantes se dedicaran al cultivo de coca2, para 1989 uno de cada diez trabajadores se
había metido en la producción o distribución de la coca o la cocaína, una de esas familias
era la del actual presidente Evo Morales y líder del sindicato de los cultivadores de coca;
350.000 personas se ganaban la vida en el comercio de la droga, un economista llego a
decir que la economía de Bolivia esta enganchada en la cocaína.

El efecto de las políticas neoliberales en el empleo creó transformaciones interesantes en


diversos aspectos. Los despidos masivos delas empresas privatizadas y capitalizadas
fueron considerables, así como también lo fueron aquellos empleos vinculados al sector
manufacturero queso vio imposibilitado de competir con las importaciones (Kohl, 2006).
Adicionalmente, el programa “Coca Cero” afectó un sector importante de la agricultura

2
Lo cual no deja de resultar irónico, puesto que lo que había desencadenado la crisis económica fue el asedio auspiciado por
Estados Unidos contra los cultivadores de coca. (Klein. 2007. P 204).
boliviana, en cuanto la producción de la coca era estimada en10% del PIB en 1985
(Antelo, 2000) permitiendo la sobrevivencia de unas 50.000 familias campesinas (Kohl,
2006). En 1998, la producción correspondía a un 3% afectando a una importante parte de
la población boliviana.

Lamentablemente, el interés de EE.UU. en la erradicación de la coca en Bolivia no se


habría traducido en cooperación financiera para la relocalización productiva de los
campesinos que vivían de este producto. En este contexto, la economía informal aumentó,
llegando incluso al 70% de la población urbana en 1988. De acuerdo a Antelo, el
desempleo se redujo en forma importante, pero al parecer habría aumentado el
subempleo.

Es elocuente el hecho de que la reducción de más del 50% del empleo estatal no fue
compensado por el crecimiento del empleo dependiente del sector empresarial como
esperaban los operadores del programa de ajuste” (Arze, 2001:9)

En los instantes inmediato a la aprobación y aplicación de la terapia del shock pocas eran
las voces que fuera de Bolivia hablaban de todas estas repercusiones, lo que se explicaba
era una historia mucho más sencilla, Sachs había conseguido, casi en solitario salvar a la
economía de Bolivia de las convulsiones de la inflación

Según los principios del discurso neoliberal, el reducir la inflación era posible, lo que
resulta fundamental para iniciar a estabilizar la economía.

Naomi Klein nos dice que la terapia de shock logró reducir la inflación de manera eficaz.
De acuerdo con Antelo se reduce desde un 8.170 % en 1985 a un 66.0 % en 1986 ya un
10.7% en 1987, manteniéndose considerablemente más baja en los años siguientes,
alcanzando una mínima de 4.4% en 1998.

Sachs salto a lo más grande en el mundo financiero y en su vida académica como experto
destacado en economía, Sachs mostro lo que tantos habían juzgado de imposible: Había
contribuido a organizar una transformación radical de signo neoliberal dentro de los
confines de la democracia y sin que se mediara una guerra, mostro que es posible conjugar
la liberación política y la democracia con la liberación política

Paz acudió a sus elecciones con un programa nacionalista que después lo abandono por
unas negociación, y un discurso que puede sacar al país de la inflación de la noche a la
mañana; es relevante tomar en cuenta que el discurso parece haberse legitimado entre los
tomadores de decisión. Bajo un ideal que podría calificarse de mesiánico, quienes debían
estar convencidos de los beneficios del modelo neoliberal eran los actores de la política
y los técnicos tras de ellos.

De esta manera, el plan económico habría sido elaborado a puertas cerradas influido por
un discurso radical en su forma. Jeffrey Sachs, economista de la Escuela de Chicago y
principal intelectual de la nueva propuesta económica, decía en sus visitas a Bolivia “Es
como si ustedes fueran la medicina. Están obligados a dar algunos pasos radicales,
porque, si no, su paciente acabará muriéndose” (Klein. 2007. P 204). Paz acudió a lo que
Williamson llamara la política del “vudú” (la mentira) también observo atentamente el
experimento lo tildo como un momento del bigbang un avance espectacular para extender
la doctrina de la Escuela de Chicago.

Sachs demostró que la teoría de Friedman sobre la crisis era absolutamente correcta, la
debacle hiperinflacionaria en Bolivia era la excusa para sacar adelante un programa que
parecía imposible.

La situación política, económica y social de Bolivia anterior a la aplicación de las medidas


neoliberales se mostraba insostenible en el tiempo, puesto que evidentemente el país se
encontraba en una espiral de desequilibrio que junto al mala administración de la suma
de los Gobiernos del periodo paralizó el progreso de un sector productivo idóneo de
fortalecerse a través de los años. Lo anterior fue cultivo para la aplicación de medidas de
corte neoliberal en un país que si bien reflexiono no es posible calificar de propiamente
democrático contó con un Gobierno elegido democráticamente.

Las primeras medidas se aplicaron dentro de los primeros cien días del nuevo Gobierno,
el cual, extendió toda su fuerza tras el anuncio de las mismas tras el evidente rechazo de
sectores dela población. La terapia del Shock fueron siendo legitimadas bajo un discurso
disfrazado de técnico lo que decía Sachs que podía acabar con la inflación de la noche a
la mañana, lo que, resulta primordial en la medida en que se intenta posicionar la idea de
que lo económico no tiene relación con lo político. Se podría decir que este modelo
hegemónico se ha posicionado discursivamente como un tabú, impidiendo un debate que
permita vislumbrar las contradicciones del estado del capitalismo actual.

Sin embargo, no parece eventualidad que sea lícitamente en Bolivia, donde se aplicaron
las medidas ortodoxas de manera extremadamente veloz y radical, uno de los países que
creyera lograron cuestionar algunos de sus principios. Si bien el neoliberalismo efectuó
con algunas de sus promesas; aumentar el crecimiento, reducir la inflación y promover la
inversión extranjera, entendiera ser que la razón no se asienta sobre el desarrollo activo
de la economía por parte de Bolivia para así lograr superar poco apoco los niveles de
dependencia y vulnerabilidad en que históricamente sea encontrado.

Bibliografía:
 Antelo, E. (2000); Políticas de estabilización y reformas estructurales en Bolivia
a partir de 1985
 Arze, C. (2001) Ajuste neoliberal y mercado de trabajo en Bolivia
 Friedman, M (1951) el Neoliberalismo y sus perspectivas
 Klein, N. (2007); La Doctrina del Shock