Vous êtes sur la page 1sur 9

Código de Ética

UNIVERSIDAD POLITÉCNICA DE PACHUCA

UNIVERSIDAD POLITÉCNICA DE PACHUCA

Organismo Descentralizado de la

Administración Pública del Estado de Hidalgo.

“Una Universidad por Investigación”

Página Web: http://www.upp.edu.mx


CÓDIGO DE ÉTICA
UNIVERSIDAD POLITÉCNICA DE PACHUCA

I. INTRODUCCIÓN

En este documento se presenta el Código de Ética como un instrumento básico para


contribuir a la consolidación de la Universidad Politécnica de Pachuca (UPP),
planteando los valores y principios que servirán de guía a las actividades
académicas, de investigación y de difusión de la cultura en nuestra Universidad.

Al hablar de formación ética, necesariamente se precisa estudiar los actos humanos


en cuanto a que sí son o no, conformes al verdadero bien del hombre, y por ende,
acordes a su fin último. La UPP asume este Código de Ética que implica todo un
proceso de sensibilización y vivencia de los valores institucionales, sin el cual sería
imposible bajar la teoría a la experiencia de vida que se desarrolla en toda la
comunidad educativa.

La perfección del ser humano se logra con un comportamiento racional: en la


reflexión y elección del verdadero bien, es el punto de partida del proceso formativo.
En la UPP se inicia este proceso de congruencia con los valores universales, vida
estudiantil y práctica educativa mediante el establecimiento de un código que
contiene de manera general, los principios axiológicos mínimos necesarios que toda
institución debe poseer.

Es característica del ser humano buscar su mejora continua, clarificando sus valores
y los de la institución para generar actitudes nuevas de crecimiento y desarrollo
social y por consiguiente, mejorar toda actividad de trascendencia hacia los procesos
y servicios de educación.

2
II. MARCO TEÓRICO

Un código de ética se basa en ciertos principios que son sustentados por la ética,
estos principios deben aplicarse en las relaciones de convivencia, respetando la
dignidad de la persona.

El término ética proviene del griego "Ethos" cuyo significado es "carácter" y tiene
como objeto de estudio la moral y la acción humana. La ética o filosofía moral, es
una ciencia filosófica que trata de asuntos necesarios y llega a conclusiones ciertas
con un rigor semejante –sino mayor, aunque de otro orden—al de las ciencias
físicas y al de las matemáticas. Es una ciencia especulativamente práctica, ya que
conoce sus principios (teoría) para saber aplicarlos (práctica); va más allá de ser
puramente normativa, es una ciencia profundamente humana.

La ética estudia la moralidad de los actos humanos en cuanto al fin último del
hombre y determina qué es lo bueno y en consecuencia cómo se debe actuar; es la
ciencia del comportamiento moral. El bien moral lleva al hombre a comportarse de
acuerdo a la recta razón. La razón indica cuál es la de conducta que corresponde a
la dignidad de la persona humana y le muestra las directrices para el obrar,
abriéndole el campo a la creatividad y al ejercicio de la libertad.

El amor a la verdad, la honestidad, la justicia, la perseverancia y la estudiosidad


son líneas éticas que debe integrar la UPP; no sólo al interior de su dinámica de
trabajo administrativo y docente, sino hacia los futuros profesionistas que se
incorporaran al ámbito científico y laboral.

Dentro del conjunto de principios morales que se asumen en la sociedad en un


momento histórico concreto, están los referidos a la ética profesional, entendida
como tal, al conjunto de principios y obligaciones que adquiere el individuo en
virtud de su profesión.

3
El desarrollo científico-tecnológico contemporáneo ha puesto a los profesionales
ante un dilema no suficientemente estudiado: entre tecnología y valores, que
necesita ser abordado metodológicamente con el propósito de generar una ética
con miras a un mundo sustentable al que se incorporarán los jóvenes estudiantes
de esta Universidad que contempla la formación humana a la par de la científica y
tecnológica.

Cualquier intento de preservar la pertinencia y la calidad de la educación superior


en medio de este contexto, marcado por la transnacionalización y la
desnacionalización cultural y económica de los países, conlleva a trabajar
intensamente en la consolidación de un sistema de valores morales que oriente la
vida moral de los individuos y la sociedad actuales.

Los valores universales se definen como aquello que lleva al hombre a su


realización y plenitud como persona humana; se adquieren y perfeccionan en el
proceso de educación, socialización y práctica; y articulan su expresión en sus
distintos espacios de relación. Éste es el orden estratégico con el que la UPP
fundamenta un Código de Ética con valores de la institución, que emanan del
mismo orden educativo y que se traducen en el fomento educativo, en la práctica
de las tareas administrativas, de servicio, docentes y de aprendizaje.

4
III. JUSTIFICACIÓN

Todo miembro de la comunidad UPP tiene o debe desarrollar una ética que defina
la lealtad que le debe a la Institución.

Actualmente se observa la tendencia a perder de vista el justo valor como sujetos a


los estudiantes en el proceso educativo, olvidando que son los actores principales
del proceso de aprendizaje, de los procesos administrativos y de cumplimiento de
los planes y programas de estudio.

El mundo contemporáneo se ha venido caracterizando por el desencanto


ideológico posmoderno, así como por la deshumanización política, económica y
social de las organizaciones, lo cual se traduce, en la búsqueda necesaria de
nuevos modelos que garanticen un desarrollo integral de las personas y por lo
tanto una convivencia comunitaria armónica.

La sociedad ha sustituido sus actividades especulativas restringiendo su campo y


colocándose exclusivamente al servicio de la técnica y de los procesos económicos
y productivos que no siempre contribuyen a la realización humana, se ha
desvirtuado la actividad universitaria como consejera y promotora de
actividades intelectuales y culturales de las sociedades contemporáneas,
alineándola y poniéndola también al servicio de los procesos de producción y de
consumo de las empresas e instituciones.

Por otro lado, la actividad pedagógica como parte del proceso educativo, debe de
dirigirse al aspecto formativo de las personas, cultivando la inteligencia y la
voluntad difiriendo así de la simple instrucción. El proceso educativo debe cumplir
con un papel de formación integral de la persona humana, en todos sus ámbitos,
especialmente en lo referente a las facultades racionales.

5
las instituciones educativas han descuidado la formación de la persona humana, su
ámbito axiológico y su formación moral, con la falsa creencia que es en la familia
donde se adquiere está formación; es entonces, tarea de las instituciones
educativas, colaborar decididamente en una formación integral, armónica y
jerárquica.

El artículo 3° Constitucional, señala que la educac ión debe promover una mejor
convivencia humana, la educación que imparta tenderá a desarrollar
armónicamente todas las facultades del ser humano.

Del mismo modo, la Ley General de Educación, en su artículo 7°, señala que los
esfuerzos educativos deben promover al máximo el desarrollo de las capacidades
humanas, propiciar el conocimiento y práctica de la democracia y enfatizar el valor
de la justicia, fomentar los bienes y valores culturales, la solidaridad, el respeto a la
libertad del individuo, el rechazo a los vicios y la protección del ambiente.

6
IV. CÓDIGO DE ÉTICA

1. Verdad
Buscaré conocer las causas de las cosas bajo métodos que den certeza, tomando
siempre en cuenta que la verdad es la adecuación entre las cosas y el
entendimiento, mi conducta versará en el conocimiento de la realidad, en la
objetividad de los hechos.

2. Estudiosidad
Buscaré habitualmente a través del estudio constante, acercarme al conocimiento
para potenciar mis habilidades técnicas, científicas y humanas, asumiéndolas con
responsabilidad y compromiso en las labores que son inherentes a todos los
ámbitos de mi vida.

3. Reflexión
Procederé cuidadosamente a analizar las posibles consecuencias de las acciones,
optando siempre por la mejor.

4. Comunicación
Seré digno emisor y receptor de la información que se me confía,
interrelacionándome con veracidad, transmitiendo todo lo que hay de bueno, noble
y justo en mi comunidad educativa. Y bajo reserva, todo lo que se considere como
áreas de oportunidad o de mejora.

5. Creatividad
Procuraré la invención e innovación para adaptar, transformar o mejorar la realidad,
implementando mejoras en mi entorno.

6. Respeto
Propiciaré un clima de respeto, considerando sin excepción alguna, la dignidad de
la personal humana, los derechos y libertades que le son inherentes, sin distinción,

7
siempre con trato amable hacia todos los miembros de la comunidad educativa y
toda persona que requiera mis servicios.

7. Imparcialidad
Actuaré invariablemente en mis actos y decisiones de manera equilibrada,
proporcionando un trato respetuoso a los demás, ejerciendo mis funciones de
manera objetiva, sin prejuicios personales y sin favoritismos.

8. Solidaridad
Apoyaré y serviré a los demás integrándome a las causas, situaciones o
circunstancias, dirigiéndome en todo momento al bien común.

9. Ecofilia
Viviré armónicamente con la naturaleza, protegiendo al medio ambiente, los
recursos naturales y toda forma de vida.

10. Puntualidad
Me comprometeré por estar a tiempo en el lugar que se me indique, así como para
terminar las tareas requeridas en los plazos determinados.

11. Perseverancia
Trabajaré para obtener los resultados propuestos, esforzándome continuamente
por buscar soluciones a las dificultades que puedan surgir.

12. Responsabilidad
Será regla invariable de mis actos y decisiones el procurar responder a mis
compromisos como seres humanos y como parte de la Universidad Politécnica de
Pachuca en la práctica educativa, servicio o en mi rol como estudiantes; en el
tiempo y espacio que oficialmente haya delimitado la institución.

8
13. Orden
Mantendré la adecuada organización y planificación en las tareas encomendadas,
aprovechando el tiempo al máximo y utilizando adecuadamente los recursos
disponibles.

14. Humildad
Reconoceré mi justo valor y él de los demás identificando cualidades, limitaciones y
debilidades, actuando sin orgullo, dando el trato que se merece cada cual sin
imponerme ni dejarme llevar por el afán de dominio.

15. Honradez
Obraré con verdad tanto en el uso de los bienes propios como en los de dimensión
social y comunitaria. Nunca usaré en beneficio propio el cargo y el rol que se me
asigne en la institución, ni aceptaré prestaciones o compensaciones de ninguna
persona u organización que me induzca a faltar a la ética con el desempeño de mis
responsabilidades y obligaciones.

16. Disciplina
Seguiré normas y procedimientos necesarios, procurando vivirlos por
convencimiento más que por imposición autoritaria de la misma.