Vous êtes sur la page 1sur 1

 El fascismo se distingue de la ideología conservadora y reaccionaria, puesto que una característica fundamental es su activismo y

primacía de la política
 El pensamiento conservador se presenta como escepticismo contra cambio radical, y no defiende el mito del futuro y ni acepta la
primacía de la política
 Las ideologías reaccionarias tienen como principio la idea del orden como arquetipo absoluto, defiende el mito del pasado
 El fascismo no es asimilable ni al tradicionalismo, entendido como reconocimiento y fidelidad a valores permanentes
 Se provocó una captura del fascismo por el nacionalismo, afirmó la idea de la nación como mito
 Mussolini afirmó “el fascismo italiano ha sido y es la más formidable creación de voluntad de poder individual y nacional
 Se ha dicho que no existe una ideología del fascismo, que es una superestructura improvisada, se ha dicho que no tuvo una doctrina
propia sino fue solo acción.
 El concepto de ideología no debe responder al principio de no contradicción, no debe ser necesariamente original
 Cualquier ideología tiene un aparte emotiva, una mítica, una normativa, una plogica y una función práctica, no teórica
 Si bien el fascismo rechazó el racionalismo e intelectualismo, eso no significa que no tuviera una ideología propia
 Además fue una ideología que tuvo mucho éxito en lograr lo que se propuso, en Italia y Europa
 Los caracteres principales de esta ideología es la concepción del Estado y su matriz pequeño-burguesa
 Negar la ideología comporta el riesgo de no darse cuenta de las razones del éxito que el fascismo tuvo en países europeos
 No basta solo hablar del oportunismo, mala fe, engaño, ignorancia para explicar el consenso dado al fascismo
 Se trató de una revolución espiritual contra las degeneraciones del materialismo capitalista y comunista, del que debía nacer un
hombre nuevo en cuerpo y alma
 El fascismo surgió de la crisis del historicismo, de una concepción del mundo fundada en la fe en la historia, tendente a la
realización del bien en la tierra
 La identidad hegeliana de realidad y razón había sido firme fundamento de la ideología burguesa liberal y la motivación
especulativa comunista
 Nietzsche es el pensador que opuesto a Hegel, a partir del cual, se fundarían ideologías fundadas en la negación del ser o de la
razón.
 La concepción fascista del hombre nuevo reunía ideas de Nietzsche, Pareto, Le Bon, Sorel
 En el origen del fascismo estuvo la idea de humanizar el capialismo
 Entre las características del fascismo están estas ideas muy difundidas en el ambiente cultural de la época fascista:
 Irracionalismo, negación de proyectos providenciales, concepción de la historia como movimiento sin progreso ni dirección,
exaltación del instinto y sentimiento, desprecio al moralismo y a utilitarismo, la vida como lucha y manifestación de la voluntad de
poder, culto a la acción, desprecio de las doctrinas, religión pagana y antinaturalista, espíritu de camaradería y antiigualitarismo,
culto al individuo superior, patriotismo, nacionalismo, tendencias racistas, optimismo trágico, sentimiento de decadencia fatal.
 El fascismo afirmò el totalitarismo, la primacía de la acción política, la resolución total del privado en el publico, como
subordinación de valores atinentes a la vida privada (religión, cultura, moral, afectos) al valor público por excelencia, la política
 El fascismo fue ideología del Estado, al que consideraba realidad irreprimible y totalitaria
 El fascismo no fue una ideología de masas, aunque comprendió la importancia de ellas, les negó el derecho y la capacidad de
expresar una idea política y autogobernarse
 El fascismo tuvo una mentalidad antidemocrática, suponía negación de matrialismo historico e individualismo democrático, y
afirmación de principios como tradición, jerarquía, autoridad, sacrificio individual

 El fascismo presenta la política como espectáculo


 Invoca al instinto, la fe, el sentimiento, la imaginación, el encanto magnético del jefe
 La aventura, el heroísmo, el espíritu de sacrificio, los rituales de masas, el culto de mártires, los ideales de guerra y deporte, la
devoción por el jefe
 El fascismo aparece como el movimiento político que restituye el color y la alegría a la vida social. En el estado totalitario la vida
civil era un espectáculo continuo donde el nuevo hombre fascista se exaltaba en el flujo de la masa ordenada, con repetición de
ritos, con la exposición y veneración de símbolos, con la sugestiva llamada a la solidaridad colectiva, la fusión mística de la propia
individualidad con la unidad de la nación y la estirpe, a través de la mediación mágica del Duce
 Sistema político basado en el irracionalismo reduce la participación política al espectáculo de masas.
 Se desprecia al hombre racional y entonces queda reducido a un elemento celular de la muchedumbre, y sugestionable no a través
de un discurso racional, sino solamente a través de los instrumentos de atropello psicológico, de la violencia moral a través de la
manipulación de las conciencias, degradando la vida a pura apariencia
 Exaltando la fantasía e imaginación, los prejuicios de grupo, angustias, frustraciones, complejos de grandeza o miseria, se destruye
la capacidad de elección y de crítica de individuo
 Los símbolos y los ritos, las ceremonias de masa y la consagración mítica de actos banales de la vida social, se convierten en la
única participación posible de las masas en el poder político
 El fracaso trágico de una revolución que parte de la desconfianza del hombre y se lleva a cabo en la perspectiva de una decadencia
fatal de la civilización europea
 El fascismo sería la última fase del esplendor de una civilización europea en las vísperas de su fin, una spengleriana edad cesárea
con la llegada del caos perfecto.