Vous êtes sur la page 1sur 2

Proto Pisani, Andrea. Lezioni di diritto processuale civile. 5° ed. Napoli: Jovene Editore. 2010. Cap.

111.

1. La impugnación en general.
1.1. Características generales.
1.1.1. Premisas.

Los medios de impugnación constituyen los remedios típicos y únicos a través de los cuales se
puede provocar el control sobre la validez y sobre la justicia de las sentencias.

Estos constituyen un desarrollo del derecho de acción y del derecho de defensa


constitucionalmente garantizado por el art. 24, 1° y 2° de la Constitución italiana.
Como el derecho de acción se destina a obtener un proveimiento de mérito que declare la
existencia o inexistencia de un derecho hecho valer en el proceso por cuenta del demandante, los
medios de impugnación de la sentencia se destinan a eliminar (o rescindir o anular) la sentencia
inválida o injusta pero también a sustituirla con otra sentencia que se pronuncie sobre la existencia
o no del derecho del demandante o demandado.

A partir de ello surge la diferencia entre la especie medios de impugnación respecto del género
impugnación destinado genéricamente a cualquier medio de ataque directo a la eliminación de un
acto jurídico.

Sobre el plano técnico jurídico los medios de impugnación enumerados por el art. 323 del codice
di procedura italiano se caracterizan por los siguientes motivos.

a) A diferencia de la demanda se dirigen contra un proveimiento del juez.


b) El proveimiento o decisión hacia el cual se dirigen tiene la forma de una sentencia.
c) Los legitimados para impugnar normalmente son aquellos que han asumido la calidad de
parte en el proceso concluido con la sentencia de primer grado que pretenden impugnar bajo
la excepcional hipótesis de que la impugnación podrá ser realizada por un tercero o por
alguna entidad pública, legalmente establecido.
d) El interés recursal deriva de la derrota (soccombenza). Normalmente la noción de derrota que
importa es aquella de no haber obtenido total o parcialmente aquello que se pretendió en la
demanda.

Al lado de todo ello, los medios de impugnación pueden ser definidos como los remedios dirigidos
contra proveimientos del juez, precisamente sentencias, los cuales son postulados por la parte vencida y son dirigidos
a sustituir la sentencia impugnada con otra sentencia que se pronuncie sobre el mérito de la controversia.

Nota del traductor: veremos posteriormente tanto la apelación como la casación, al ser
medios impugnatorios o recursos, son destinados no sólo a sustituir lo decidido por algo
más justo sino, también, a invalidar una sentencia y ordenar que se emita nuevamente.

1 Traducción de Christian Delgado Suárez.


1.1.2. Clasificación de los medios impugnatorios.

Con un objetivo didáctico y expositivo los medios de impugnación pueden distinguirse según:

a) Los legitimados a proponerlo, sea una parte, como es reglamentariamente o un tercero.


b) Por el juez competente a conocer tal recurso. Sea el juez que ha emitido la decisión o un juez
o colegiado diverso de quien emitió la decisión.
c) Los motivos de impugnación. Existen motivos o causales de impugnación tipificados por la
norma procesal, mientras que hay sistemas donde la impugnación es abierta, ilimitada.

(…)

1.1.3. Los vicios de la sentencia y la evolución de los remedios a través de los cuales se
hace valer la invalidez de la sentencia.

Para la comprensión del sistema de medios impugnatorios es imperativo tener en claro los
posibles conceptos o elementos que motivan la impugnación.

Tradicionalmente se distinguen dos errores: i) errores in procedendo y; ii) errores in iudicando.

a) Los errores in procedendo o vicios de actividad determinan la invalidez de la sentencia. Esto


quiere decir, su nulidad. Ello puede ser motivado por: i) la falta de requisitos
extraformales o de validez del acto judicial (decisión) y; ii) la vulneración a alguna garantía
del debido proceso.
La finalidad de quien recurre o impugna un acto sustentando la existencia de vicios o
errores in procedendo es la de invalidar, anular o eliminar dicha decisión para dar directrices al
inferior en grado de cómo renovar el acto.
b) Los errores iu iudicando, o errores de juzgamiento determinan la injusticia de la sentencia.
Este error nada tiene que ver con los requisitos de la decisión judicial y sí con la
corrección o con la interpretación o razón dada a la norma para la resolución del
caso. Pueden consistir en: i) errores en la individualización o determinación de la norma;
ii) errores en la interpretación dada a la norma o; iii) errores relativos a la determinación
de los hechos – cuestión de hecho.

Esta distinción se revela importante para comprender cómo es que progresivamente se ha


formado un único sistema de remedios para denunciar este tipo de errores, sean de validez
o de la cuestión de derecho resuelta.