Vous êtes sur la page 1sur 2

Los recitales ya fueron

La moda ahora es YouTube desde los parlantes de la nootebook, pizza fría y depresión

Alimentarse a base de sólidos ya fue

La moda ahora es practicar El pilar del medio y hacer fotosíntesis.

El poliamor ya fue

La moda ahora es la poliangustia químicodependiente del fármaco capitalismo tardío

El tiempo ya fue

La moda ahora es la intensificación de un yo en el hiperpresente de la aceleración donde el


movimiento superveloz del capital nos hace percibir el mundo como una quietud sumisa

La cita culta ya fue


Ahora la moda es la referencia espontánea de la cultura de masas con un giro irónico
sentimental de barrio a través del uso "natural" y coloquial del diminutivo como estrategia de
complicidad emocional-empática con el lector de corte social-combativo.

La estabilidad emocional ya fue

La moda ahora es la crisis identitaria y de voluntad, provocada por la anhedonia de un mundo


fugaz donde nos volvemos incapaces de aferrarnos a algo que designemos como objeto de placer,
mientras el sistema capitalista nos impulsa a la diseminación de nuestra atención enseñándonos la
existencia de una libertad falsa basada en la idea de "tu puedes lograrlo si te lo propones, el
mundo es tuyo querido ser de luz".

La política ya fue

La moda ahora es la ficción democrática de un mercado totalitario que ha abolido la función


principal del estado para transformarlo definitivamente en un mero administrador de crisis
financiera y reorganización de las subjetividades para prepararlas para la incertidumbre de la vida
del anarco capitalismo donde los individuos experimentarán su vida en un ecosistema de
darwinismo tecnológico que los impulsará hacia el trans-humanismo y hacia un nuevo modelo de
fascismo que dividirá a los capaces de modificarse genéricamente de aquellos que son meramente
"humanos".
El sexo ya fue

La moda ahora es el ensamblaje de máquinas de guerra libidinales no-binarias realizando


agenciamientos rizomáticos en un plano de composición A para devenir cuerpo sin órganos del
tipo "autocognoscente" de naturaleza anti paki en un ambiente K de construcciones xenoteóricas
cyberpunk.

La poesía ya fue

La moda ahora es la deconstrucción de la cultura del verso hegemónico a través de la proyección


vital prannática del devenir menor de la voz gracias a la auto-marginalización onda corte "white-
negro" de la transgeneralpaz poscolonial y la apropiación de la tecnología correspondiente a
nuestras condiciones materiales de existencia llamadas teclados o, mejor dicho, "Enter", el cual
destruye el ritmo lírico en un intento por implosionar la jerarquía léxico-sonora para introducirnos
en el stimmung apático del siglo XXI.

Centres d'intérêt liés