Vous êtes sur la page 1sur 7

Universidad Da Vinci

Técnicas de Aprendizaje

Módulo 1

Didáctica de la Educación Superior:

Nuevos desafíos para el siglo XXI

Ingrid Azucena Reyes López

Salamá, Baja Verapaz.


Introducción

Hoy en día aquellas personas que son docentes y ejercen la profesión se enfrentan a una
Problemática de nuevas situaciones de cambio educativo a raíz de la era de información y
Tecnología, por consiguiente éste cambio hace no ser una tarea fácil el enseñar y el perfil
docente ha cambiado a ser más exigente, ya que se requieren conocimientos teóricos y
prácticos, habilidades cognitivas, sociales, valores definidos, actitudes y destrezas para
desempeñar con éxito la labor.

Los docentes deben acoplarse a las nuevas generaciones que vienen con la tecnología bajo
el brazo, ya que los docentes que imparten cursos en la actualidad fueron educados con la
metodología tradicional y se necesita de tiempo y esfuerzo suficiente para conocer y
cambiar la metodología que se aprendió en su momento y que ahora ya no es una buena
manera de enseñar.

Cuando hablamos de “Buena manera de enseñar” nos basamos al método, técnicas y


formas que utilizamos para que los estudiantes aprendan, por lo tanto hablaremos de
didáctica, su importancia y los desafíos que representa, reflexionando ante la importancia
de ésta, donde el docente de educación superior conjuntamente con el alumno es el foco
central en el proceso de enseñanza-aprendizaje.
La Didáctica herramienta valiosa para la educación Superior

Definiendo la Didáctica

Para iniciar considero importante retroceder un poco para conceptualizar la didáctica


tomando como base los principios clásicos de Comenio, los cuales indican que a) la
didáctica es una técnica y un arte, b) la enseñanza debe tener como objetivo el
aprendizaje de todo por parte de todos, c) los procesos de enseñanza y aprendizaje deben
caracterizarse por la rapidez y la eficacia, así como por la importancia del lenguaje y de la
imagen (Comenio, 1998).

Entonces, entiendo a la didáctica como parte del proceso de enseñanza aprendizaje donde
gracias a la teoría de inteligencias múltiples de Howard Gardner (1998) y la teoría de la
inteligencia emocional de Daniel Goleman (1996), los docentes no podemos ver el proceso
de enseñanza-aprendizaje como antes, hoy en día es necesario ver a la didáctica como una
herramienta valiosa que ha cambiado para mejorar el proceso educativo.

En esa revolución conceptual que ha sufrido la didáctica se ha dicho que es una técnica,
ciencia, arte, estudio y procedimiento que se relaciona con la enseñanza para conseguir
un aprendizaje valioso en el alumno.

Cuando se indica que la didáctica se ocupa del proceso de enseñanza aprendizaje, se


tienen que enlazar los dos conceptos, donde las teorías de enseñanza interactúan con las
de aprendizaje, donde es importante enseñar tomando en cuenta todo lo que engloba las
teorías del aprendizaje como por ejemplo: la forma de aprender del estudiante, su
entorno y lo que se demanda en la sociedad.

Puedo exteriorizar que no importando si es una ciencia, un arte, una técnica, o una mezcla
de todas, lleva a una misma finalidad y es buscar, analizar y poner en prácticas métodos y
técnicas para mejorar el proceso de enseñanza-aprendizaje y que toda la información y
conocimiento lleguen al estudiante de la mejor manera para lograr que éste se desarrolle
como profesional pensante, crítico, con capacidad de aprender y competente.

Importancia y Desafíos de la Didáctica Universitaria

Centrándonos un poco ahora en la Didáctica Universitaria, Herrán (2001, p.12), nos indica
que es un núcleo disciplinar reconocido dentro de la Didáctica, y la conceptualiza como el
ámbito de conocimiento y comunicación que se ocupa del arte de enseñar en la
universidad.

En la didáctica actual se integra no solo el contenido, sino que también lo práctico y la


tecnología que hacen renovar a la didáctica en un nuevo marco, pasar de un alumno
receptor a un alumno protagonista donde los docentes ya no son el eje principal sino que
el alumno y el papel del docente se convierte en guía, mediador, tutor, el cual tiene que
utilizar estrategias adecuadas para desempeñar un papel clave en todo el proceso
educativo, vinculando los medios y recursos necesarios para un buen trabajo. Como por
ejemplo, el docente tiene que adecuar el contenido, conocer a sus alumnos, crear climas
favorables dentro del aula y crear relaciones significativas donde el estudiante se sienta
motivado, con sentimiento de pertenencia, valorado y entusiasmado por aprender.

Está claro que la didáctica nos ayuda a crear aprendizajes significativos, desarrollando el
potencial del alumno usando estrategias de aprendizaje que faciliten las interacciones
entre el contenido con situaciones reales para volver a éste competente.

Entonces nos hacemos la pregunta: ¿Por qué necesitamos crear Profesionales


competentes? Porque las empresas, la sociedad y el mundo en sí lo exige, estamos en una
era de cambios constantes en donde rápidamente vemos que la información se va
desarrollando minuto a minuto, donde la competencia afuera de la universidad es dura,
donde todos quieren de todo y el que progresa es aquella persona que está actualizada y
tiene la información, cuenta con habilidades y destrezas que lo hacen mejor profesional y
es en lo que la actualidad se requiere para poder sobresalir.
Como docentes debemos de cambiar el paradigma y centrarnos en lo que es realmente
importante en todo el proceso educativo el cual es “el estudiante y su proceso formativo”,
donde debemos de fortalecer y reinventar todo el proceso para lograr formar en el
estudiante una persona competente, donde se vincule el contenido con el entorno, sus
problemas y situaciones de la vida tomando en cuenta los instrumentos, estrategias y
herramientas necesarias para llevar a cabo un aprendizaje significativo en los alumnos.

Por lo cual se dice que la educación superior es un desafío, ya que actualmente el docente
debe estar preparado para involucrar la tecnología en el proceso, como por ejemplo los
teléfonos celulares en las clases para que el docente no compita por el interés de sus
alumnos contra los teléfonos sino que los integre como una herramienta de ayuda.
También podríamos mencionar clases más participativas donde los alumnos no se aburran
y perciban con claridad los contenidos a desarrollar, y dejar de lado que sufriendo se
aprende, e incentivar al alumno que disfrute a aprender, al igual estar consciente que se
incrementa cada año la participación de más personas en la educación superior dando
como resultado aulas sobrepobladas que dificulta lograr la plena atención y por lo cual el
docente debe estar capacitado y preparado para crear estrategias, métodos, e
instrumentos educativos que faciliten el aprendizaje del alumno tomando en cuenta las
características tan diversas de cada estudiante.

Para finalizar menciono que, la didáctica es una herramienta vital en el proceso, pero no
única para crear profesionales competentes, ésta creación es una tarea ardua en donde
no solo el docente y el estudiante están involucrados, la institución también forma parte
para mejorar el proceso educativo, donde el currículo tiene que ser flexible, las
condiciones, el clima del aula, las estrategias, los medios y las evaluaciones ayudan,
refuerzan e incrementan la posibilidad de formar profesionales exitosos.

Por lo tanto, en lo personal me llena de alegría y gozo pertenecer a Universidad Da Vinci


ya que al momento de comparar con otras universidades considero que su didáctica es
muy buena contando con docentes calificados para ésta maestría y formando egresados
con una buena calidad educativa.
Conclusión

Siempre he considerado que la educación mejora la vida de las personas y de los países,
como docente considero que la universidad debe ser un centro donde permita la
actualización, desarrolle en los alumnos conocimientos y explote su potencial de una
manera que el alumno no se sienta atrapado y frustrado sino que libre y motivado para
poner en práctica su conocimiento, que junto con sus destrezas y habilidades aplicarlo y
ser capaz de adaptarlo y adaptarse a un mundo de constante cambio, donde él alumno
considere que el aprender es una tarea fácil y no aburrida, y en eso los docentes somos
una pieza fundamental, ya que dependerá mucho de nuestro actuar, nuestros métodos y
estrategias utilizadas para que los estudiantes consideren que el aprender es placentero y
motivante y no solo estudiar para un examen o por la promesa de progreso sino que el
educarse les entusiasme y se logre una mejor educación que contribuya a una sociedad
más civilizada, con progreso, con mejor calidad de vida y convivencia.
Referencias:

Comenio, J.A., Didáctica Magna, 8ª Edición, Porrúa, 1-133, Ciudad México, México (1998)

Gardner, H. (1998). Inteligencias múltiples. La teoría en la práctica. Barcelona: Paidós.

Goleman, D. (1996). Inteligencia emocional. Barcelona: Kairos.

Herrán Gascón, Agustín. Didáctica Universitaria. La cara dura de la universidad. Pág.12