Vous êtes sur la page 1sur 4

El estudio del consumo de energía en el sector doméstico o residencial pasa por

analizar el consumo de las fuentes de energía dentro de las viviendas para


desarrollar actividades, inherentes al ámbito doméstico como la cocción de los
alimentos, el lavado y planchado de ropa y el confort (abanicos, aires
acondicionados, radio y televisión). La cantidad de energía consumida en las
actividades depende de múltiples variables que tienen que ver con el clima, el
aislamiento térmico de las viviendas, el comportamiento humano, el número de
habitantes por vivienda, del nivel de ingresos y la eficiencia de los equipos utilizados.

En la república de Panamá las familias recurren generalmente al consumo del Gas


Licuado de Petróleo (GLP) para la cocción de alimentos, cuyo uso está ampliamente
difundido en el país; sin embargo, también se recurre al uso de la leña
principalmente en zonas aisladas y de extrema pobreza. La electricidad constituye
otra fuente importante en el consumo doméstico. La iluminación y el uso de
electrodomésticos, como la radio y la televisión y de equipos como la lavadora, la
refrigeradora, congeladores y otros, constituyen parte integral del equipamiento de
una buena parte de los hogares panameños. La posesión de otros equipos de
reciente aparición, como la computadora personal, está creciendo rápidamente.

Conjuntamente con el comportamiento de los habitantes, el consumo de energía


dentro del hogar está influenciado por el tamaño (área y número de cuartos), el tipo
de la vivienda (individual o colectiva), así como los materiales utilizados en su
construcción (mampostería, quincha, madera, etc.) y el aislamiento térmico, tienen
también influencia en la cantidad y en el tipo de energía utilizada en el hogar

La tasa de crecimiento de la demanda de electricidad en este escenario es de 3.9%,


y en el año 2050 se tendría una demanda cuatro veces mayor que en 2014

Demanda por sector de consumo Para este escenario se han tomado diferentes
medidas, una de las cuales ayudan a disminuir la demanda eléctrica, pero otras
aumentan el consumo de la misma. Con un balance al final que se obtiene un ahorro
significativo. Para el escenario alternativo se tomaron en cuenta lo siguientes
factores de afectación: 1. Medidas que reducen el crecimiento de la demanda. 
Eficiencia energética.  Equipos eléctricos más eficientes: A/A, refrigeración,
iluminación, motores, etc.  Mejora en los diseños de construcción. 2. Medidas que
aumentan el crecimiento de la demanda eléctrica.  Sustitución de estufas de GLP
por estufas eléctricas.  Uso de transporte eléctrico.  Transporte colectivo (líneas
del metro).  Transporte particular (autos eléctricos)

Aire acondicionado En este escenario alternativo, se toma en cuenta una mejora en


la eficiencia de los equipos impulsada por políticas e iniciativas que promuevan el
uso racional y eficiente de la energía. Los aires acondicionados, al ser uno de los
equipos de mayor consumo es uno de los puntos de mayor importancia para la
promoción del uso eficiente de la energía. Las estimaciones indican que es posible
reducir el consumo proyectado al establecer restricciones a la importación de
equipos ineficientes e incentivar el uso de equipos altamente eficientes. La eficiencia
de los equipos de aire acondicionado se mide generalmente por el índice de
eficiencia energética (EER por sus siglas en inglés) y el escenario alternativo
propone una mejora del EER hasta llegar a 5.22 en el año 2050. “El limite teórico
realista del EER estaría en la región de 7 a 8”; por lo que el valor propuesto es
posible y no es demasiado optimista. Lograr los ahorros estimados en este
escenario requiere de la implementación efectiva de políticas de importación de
equipos de aire acondicionado y el uso del etiquetado que muestre la eficiencia del
equipo de manera que sea fácilmente identificable para los consumidores elegir
equipos eficientes. El etiquetado requerido va desde la clase A hasta la clase A+++,
la cual está asignada a equipos con un EER de 4.1 o mayor. Este es un
inconveniente temporal, pues se requerirá en un futuro un etiquetado con una escala
más amplia para los equipos más eficientes; sin embargo, la adopción del
etiquetado es la primera etapa y posteriormente se deberá evaluar la ampliación de
la escala.
El cambio en la eficiencia mínima para equipos importados cada 5 años es
importante, ya que la mayoría de los equipos de A/A se renuevan en periodos
aproximados de cinco años. La eficiencia estimada en el escenario de referencia es
de un 48% en el año 2050, con respecto a los valores de 2010; esto es comparable
con las estimaciones de estudios consultados que hablan de una mejora de 40% en
2030, con relación o a valores de 2011

Actualmente la tendencia del mercado es hacia equipos más eficientes, como pone
en práctica la Unión Europea, donde se logró una mejora en la eficiencia
aproximada de 27%, entre 2001 y 2008. Cabe destacar que para aires
acondicionados de hasta 12 kW la directiva de etiquetado fue adoptada y publicada
en 2002.

. Iluminación

A partir de los datos de la “Encuesta de usos finales de la energía eléctrica en el


sector residencial de la provincia de Panamá, realizada en mayo 2011”, efectuada
para la Secretaría Nacional de Energía, se muestra la distribución del consumo
eléctrico por equipos en viviendas y se pudo determinar el consumo por luces (16%).
Para los cálculos se asumió que el 100% de los hogares con acceso a la electricidad
tienen Iluminación. Se tomó como referencia que el consumo por Iluminación por
vivienda está determinado por ciertos factores tales como:  Horas de uso 
Eficiencia  Cantidad de luminarias La eficiencia está marcada por el consumo de
cada luminaria y existe una tendencia hacia el cambio de focos incandescentes a
focos fluorescentes. Actualmente se cuenta con tecnologías más eficientes, pero
los costos de las mismas hacen que la transición no sea tan rápida como se quisiera
(desde el punto de vista energético). Adicionalmente se estima que la cantidad de
viviendas con electricidad aumente y para el año 2020 ya se tenga más de 1.1
millones de hogares con iluminación y que para 2050 sean más de 1.6 millones de
hogares con iluminación, un aumento de 123%, el cual se espere incremente el
consumo por iluminación en un 77%.

http://www.energia.gob.pa/tmp/file/277/plan%20energetico%20nacional%20-
edicion%20ira%20-julio%202016.pdf