Vous êtes sur la page 1sur 9

2014

PSICOLOGÍA DE LA SEXUALIDAD

INTEGRANTES:
 Leticia Capuñay Sánchez
 Jameslee Quiñones Broncano
 Xiomi Sánchez Arce
 Odalis Velásquez Silva
 Melissa Vicente Ojeda
 María Zambrano García
3º “C”
Tema: PROSTITUCIÓN.
Etimológicamente, prostitución viene del latín prostitutio onis de prostituere, exponer en
público, poner en venta.
En la actualidad se denomina “prostitución” a toda actividad en la que una persona intercambia
servicios sexuales a cambio de dinero o cualquier otro bien. En la prostitución, los sujetos que
intervienen estrictamente, son dos: la persona que brinda el servicio y la persona quien compra el
servicio. Sin embargo, es frecuente también la aparición de terceros ya sea intermediario,
conocidos como “proxenetas”, en dicha transacción y pueden ser individuos aislados como
también redes o mafias.

1. HISTORIA DE LA PROSTITUCIÓN:
A lo largo de los siglos la prostitución ha constituido un fenómeno social es decir nació
supuestamente, desde la aparición del hombre en sociedad así, se le denominado “el oficio más
antiguo del mundo. Si bien encontramos la prostitución desde los orígenes de la humanidad, su
concepción ha sufrido varios cambios que resultan explicables si se toma en cuenta su desarrollo
en los diversos países conforme a su cultura y civilización.
En la antigua Babilonia todas las mujeres tenían la obligación, al menos una vez en su vida, de
acudir al santuario de Militta papara tener relaciones coitales con un extranjero como muestra de
hospitalidad, a cambio de un pago simbólico. Por otro lado, sacerdotisas, que se habían
consagrado vírgenes al servicio del templo, fornicaban con aquellos que habían dejado en el
templo una ofrenda económica a la diosa.
En la Grecia clásica, la prostitución era practicada tanto por mujeres como por hombres jóvenes,
sin embargo, las prostitutas debían vestirse con ropas distintivas y estaban obligadas a pagar
impuestos. De igual manera en el Imperio Romano, la prostitución era habitual y había nombres
distintos para las mujeres que ejercían la prostitución según su estatus y especialización
(cuadrantarias y felatoras).
La Edad Media es una época histórica de grandes contradicciones respecto a la prostitución, la
“fornicación” es considerada un pecado. Pero por otro lado, existía una cierta tolerancia universal
por parte de todos, incluyendo las autoridades religiosas. Sin embargo, se desarrolló de manera
considerable en Europa. Los burdeles eran frecuentemente administrados por los propios
municipios. A raíz de la Reforma y de la aparición de epidemias de infecciones de transmisión
sexual en el siglo XVI, la prostitución se vio sometida a cierto control.
En el renacimiento, la prostitución era vista como un “mal necesario” para satisfacer necesidades
básicas de las personas, especialmente de hombres.
En la Época Moderna sucede algo muy particular: prácticamente desaparece la figura de la
“prostituta”, pero aparece una figura que se asimila, según la historiografía actual, a la de la
prostituta: la cortesana.
En los inicios de la contemporaneidad y debido a la existencia de monarquías en toda Europa, las
prostitutas continuaron ejerciendo su oficio como “cortesanas”.

2. ¿POR QUÉ EXISTE LA PROSTITUCIÓN?


La prostitución y tráfico de mujeres supone la existencia de una demanda de mujeres y menores,
sobre todo niñas para su utilización como objeto sexual. Otras formas de violencia contra la
mujer, la explotación sexual de mujeres es un fenómeno específico de género.

3. ¿QUIÉN ES EL COMPRADOR?
Tradicionalmente han sido los hombres quienes compran y explotan sexualmente a mujeres y
niñas, alegando que actúan desde una necesidad masculina “natural”. Aunque también existe
actividad prostituidora de varones, esta no es proporcional, ni pareja a la prostitución de mujeres.
Generalmente en estos casos otros varones son los principales promotores, beneficiarios y
compradores de los cuerpos masculinos.

4. PROXENETISMO:
El proxenetismo es el oficio que consiste en obtener beneficios económicos de la prostitución a
costa de otra persona. El proxenetismo en la mayoría de los países constituye un delito.

- El Proxeneta:
Según la definición legal, un proxeneta, es alguien que vive de las ganancias de una prostituta.
Los proxenetas explotan sexualmente a mujeres, adolescentes, niñas y niños y en menor medida
a personas trans y hombres, se encargan de proveer servicios de protección a las mujeres que
trabajan en la prostitución, cobrándoles a éstas por sus servicios. Muchas veces utilizan
la violencia, el engaño, la intimidación, o aprovechando una situación de vulnerabilidad de la
persona prostituida, para explotarlas sexualmente.

 Formas que adopta el ejercicio de la prostitución:

a) Prostitución de calle: la que se ejerce en zonas delimitadas de la ciudad como pueden ser los
parques y plazas públicas, los cascos antiguos, "barrios chinos" o zonas portuarias,
efectuándose el contacto sexual en pensiones modestas de las cercanías, en los parques o en
los vehículos de los clientes.
b) Prostitución en locales y clubes: Estos establecimientos cuentan con instalaciones y servicios
que ofrecer a sus clientes, si bien la prostitución de mujeres constituye la base del negocio.
c) Prostitución en domicilios privados.
d) Nuevas formas de prostitución: se incluyen aquí la prostitución en hoteles de lujo, en salones
de masaje, los servicios de acompañamiento, el turismo sexual, la prostitución vía Internet.

5. VIOLENCIA Y PROSTITUCIÓN:
Existe una relación inseparable entre cuerpo y subjetividad, entre cuerpo y sexualidad. La
sexualidad es una parte fundamental e inescindible de la construcción de identidad. La identidad
sexual está marcada por la masculinidad y la femineidad socialmente construida, es decir por la
desigualdad jerárquica entre los sexos. La prostitución daña a las mujeres de una manera muy
distinta a la del trabajo. La prostitución produce daños físicos y psíquicos que algunos estudios
comparan con los sufridos por quienes padecen una guerra

6. TRÁFICO DE MUJERES Y NIÑOS:


El tráfico de mujeres y niños para su explotación sexual es un comercio sumamente lucrativo y
con escasos riesgos para sus organizadores, pero ultrajante para los millones de mujeres y niños
explotados bajo condiciones de esclavitud en la industria mundial del sexo. Este comercio, que el
Secretario General de la ONU, Kofi Annan ha calificado como una afrenta y una plaga mundial, se
lleva a cabo en todo el mundo con una impunidad casi absoluta y en muchos casos acarrea
sanciones mucho menos severas que las estipuladas para el tráfico de drogas. Si bien suele
asociarse esta trata principalmente con Europa Oriental o Asia, hay evidencias crecientes de que
el tráfico de mujeres y niños para su explotación sexual, con sus abusos concomitantes contra los
derechos humanos y sus consecuencias sanitarias, constituye un problema significativo en las
Américas y amenaza agravarse si no se emprende una acción colectiva. Este documento es una
introducción al tráfico en las Américas, en el cual se ofrece un análisis sucinto de los aspectos más
importantes.

7. PROSTITUCIÓN DE MAYORES DE EDAD:


Aunque esta actividad es llevada a cabo por miembros de ambos sexos, es más frecuente en
mujeres, aunque también se aplica a hombres. La prostitución puede ser
tanto heterosexual como homosexual, y puede involucrar a travestidos y transexuales.
Puede darse de 2 formas comúnmente:
• Personas cuyas condiciones sociales y económicas convierten la prostitución en una de las
pocas formas posibles de sacar adelante a una familia o a sí mismas (prostitución forzada
por las condiciones socioculturales).
• El caso (minoritario numéricamente) de prostitución de alto standing (de alto nivel),
donde la persona se prostituye voluntariamente por los elevados ingresos que obtiene a
cambio (prostitución voluntaria).

 Prostitución Femenina:
Es lo más convencional. La figura de la prostituta está también estrechamente ligada a la
del proxeneta, persona que recibe un porcentaje de los beneficios conseguidos por la misma. En
principio el proxeneta recibe ese dinero como pago por un servicio, habitualmente el de actuar
como mediador entre la prostituta y el cliente, proveer la habitación o lugar donde tiene lugar el
servicio sexual, proveer algún tipo de protección a la trabajadora sexual, etc. Sin embargo, cuanto
más marginal es el tipo de prostitución, más se convierte el proxeneta en un mero extorsionador,
que en su grado más bajo retiene a las prostitutas bajo su control mediante amenazas y abusos
que incluso llegan a la violencia física (secuestros). Esta situación es más habitual (y
prácticamente la norma) en países donde la prostitución es ilegal.

- Tipos:
 Prostitución callejera:
En esta modalidad, la prostituta, generalmente vestida de manera provocadora con piezas de
ropa ajustada o reveladora, busca clientes mientras se encuentra en un lugar público como una
esquina o una plaza, o mientras camina por secciones determinadas de una gran avenida.
Usualmente, una vez establecido contacto y los términos comerciales acordados, las actividades -
de breve duración- se realizan en el vehículo del cliente, en algún lugar apartado, o en algún hotel
de baja categoría cercano al sitio de encuentro.
Este tipo de prostitución es considerada como una de las que conlleva más riesgos para la
prostituta, pues se exponen al ataque de delincuentes o pervertidos violentos. También, se
considera que es la que conlleva más riesgos de tipo sanitario para quienes la practican.

 Escort:
Se denomina así a quien ofrece su compañía en un lugar o evento determinado (generalmente
formal, por ejemplo un baile, un cóctel o una boda), aparentando la existencia de una relación
sentimental, para después proporcionar el servicio sexual requerido.

 Prostitución mujer – mujer:


En este tipo de prostitución es muy difícil encontrar información, mayormente lo que se sabe es por
testimonios de distintas personas que vivenciaron eso. Debido a eso podemos rescatar tres puntos
claves:
 Una mujer puede ser lesbiana, pero al prostituirse pasar como una persona heterosexual
porque lo ve como un trabajo.
 Las fiestas de gays y lesbianas son el escenario habitual para este tipo de prostitución.
 Generalmente se ubican por contactos porque no suelen estar en la calle.

 Prostitución masculina:
Considerado con la prostitución femenina, la masculina ha sido menos estudiada, mientras
numerosos investigadores concluyen que ambos casos tienen diferencias y comportamientos
notables.
Si bien la prostitución masculina tiene muchas referencias históricas desde el mundo antiguo
como la prostitución masculina en Grecia, en la actualidad esta se ha venido relacionando
especialmente con el llamado turismo sexual.

- Términos:
Debido a que el tema ha sido un tabú en el mundo hispanohablante, muchos de los términos para
referirse a los prostitutos en diferentes países iberoamericanos han sido tomados de otros
idiomas, por ejemplo "gigoló" del italiano y "taxiboy" del inglés. Del mundo anglosajón se han
impuesto términos como "escorts", "rentboys" y "call-boys". En España se dice "chapero",
"prostituto", "puto" y "gigoló". En Paraguay, Argentina y en menor medida en Chile se conocen
como "taxiboy". En Cuba se dice "pinguero". En Ecuador y Panamá se dice "cachero" y "puto". En
Perú se dice "flete", "gigoló" y "gigolón". En México es "chichifo". En Colombia se dice
"prepago", "puto", "tinieblo". En Venezuela se dice: "puto", "prepago", "chancero" entre otras.3
El término "taxiboy" se refiere a un varón que se para en determinada calle o parque a esperar
clientes en coche que lo abordan y contratan los servicios. En las grandes ciudades dichos lugares
son identificados por los clientes potenciales quienes reconocen en las maneras de vestir y las
actitudes al "taxiboy". El término "rentboy" viene del hecho que el hombre "renta su cuerpo",
pero dicho término es menos conocido en países hispánicos.
El término "escort" se ha popularizado en Internet, pues numerosos negocios de prostitución
masculina publican sus servicios en dicho medio. La palabra "gigoló" se refiere exclusivamente a
prostitutos que prestan sus servicios a mujeres.

- Riesgos:
Todas las formas de prostitución masculina tienen riesgos tanto para el prostituto como para el
cliente.
 Riesgos relacionados con la salud, como las enfermedades de transmisión sexual (ETS).
 Ocasionalmente, la prostitución masculina es utilizada como negocio para los narcóticos o
mafiosos.
 Posibilidad de abuso sexual (sea por parte del prostituto o por parte del cliente).
 Posibilidad de violencia física por parte de ambos.
 Problemas legales con las autoridades (en muchos sitios del mundo la prostitución es ilegal,
muchos prostitutos son menores de edad o el problema legal de proxenetas).
 Estigma social (la identidad del prostituto revelada puede generarle futuros problemas de
reinserción social).
 El prostituto puede ser rechazado por su círculo de amigos y familiares, especialmente si es
prostitución gay.
 Puede perder su trabajo si se enteran de sus actividades de prostitución.
 Muchos comienzan a vivir una doble vida que los lleva a problemas sentimentales.
 Pueden terminar siendo explotados o abusados.
 Menores de edad que practican la prostitución están aún más en riesgo porque pueden
terminar en manos de abusadores y personas violentas.
 Clientes pueden caer en manos de criminales que se presentan como prostitutos y sólo
quieren robarles y violentarlos. Muchos pueden terminar siendo extorsionados.

- Medios de prostitución:
 Internet: Prostitución masculina profesional tiende a utilizar Internet como el principal medio
de promoción de servicios en lo que se llama "agencias de escorts". El Internet se convirtió en
uno de los medios principales para la promoción de la prostitución masculina porque conlleva
una cierta protección tanto para el cliente como para el prostituto en comparación con la
prostitución callejera.
El prostituto exhibe su cuerpo según los deseos del cliente que paga el servicio a la agencia
con una tarjeta de crédito o algún sistema de afiliación.
Numerosos prostitutos anuncian de manera individual sus servicios en canales de
conversación que permitan esto o que hayan sido creados para ello, en grupos, foros y otros
programas. Estos prostitutos piden por lo general precios más bajos quizá por ignorancia de
los precios del mercado o por urgencia económica. Estos prefieren no mostrar sus fotos en el
Internet, son más restringidos en sus servicios (no besos, no sexo anal, etc) y aparecen con
frases como "en busca de algún generoso", "busco ayuda" y otras frases que den a entender
lo que ofrecen.

 Calles: Los "taxiboys" son aquellos prostitutos que esperan sus clientes en calles, parques,
bares o clubes. Dichos lugares son por lo general identificados como tales y por lo tanto los
clientes acuden a ellos en búsqueda de sus servicios, muchos de ellos en coche.
Calles y parques, sin embargo, resultan difíciles para ambas partes, porque los vecinos del
lugar, al considerar dicha actividad como un problema de orden público y moral, llaman a la
policía. Por otro parte, los prostitutos se hacen presa fácil de bandas homofóbicas o están
más expuestos a cualquier tipo de violencia callejera, contrario a si se asocian a algún tipo de
agencia. Al ser abordado en la calle por un cliente, el prostituto puede correr el riesgo de ser
objeto de violencia del mismo sin mayores garantías. Por su parte, clientes pueden correr el
riesgo de contratar criminales que se hacen pasar por prostitutos y tan sólo quieren robarlos
o poner en riesgo su vida. Sin embargo, dichos riesgos pueden ser relativizados por el tipo de
lugar en que se encuentran.

 Burdeles: Los burdeles de prostitución masculina son muy comunes en el Sudeste Asiático
(Tailandia, Camboya, Vietnam, Filipinas), pero también pueden ser encontrados en ciudades
de Estados Unidos, aunque en Occidente es bastante extraño, pues el prostituto en esa parte
del mundo tiende a trabajar de manera más independiente.}

En noviembre de 2005 la antigua proxeneta y prostituta Heidi Fleiss anunció sus planes de
asociarse con Joe Richards para convertir el "Cherry Patch Ranch" en Crystal, Nevada en un
establecimiento de prostitución masculina destinado exclusivamente para mujeres,11pero en
2009 ella anunció que había abandonado esta idea.

 Prostitución masculina homosexual:


Muchos de estos hombres señalan que al no ser admitida su condición de homosexual, se ven
obligados a entrar en la prostitución.
Ejercer en la prostitución forja o causa restricciones para desarrollarse en el medio social
imperante, ya que es claro que las sociedades de la heteronormativa y en especial las altamente
homofóbicas no permite posibilidades de desarrollo personal para estos individuos, y los escasos
espacios para ejercer una actividad laboral y las escasas y casi nulas alternativas educativas que
encuentran, contribuyen de manera directa al ingreso a la actividad de la prostitución. En afinidad,
existe también la percepción de que situaciones como éstas, frenan que puedan ejercer derechos
como el reconocimiento de la identidad, el trabajo, la educación y la aceptación. De esta manera,
derechos como la libertad, protección, dignidad y libre desarrollo de la personalidad, son
vulnerados fundamentalmente por instituciones de salud y la Policía, lo cual evidencia una
discriminación social por su orientación sexual.

Los precios en la prostitución masculina son determinados por la oferta y la demanda. Muchos
prefieren acostarse con hombres porque pagan más caro.
El costo de los servicios sexuales depende de la edad del prostituto, el tamaño de su pene, su
belleza física, la fama que tenga entre los homosexuales, experiencia, tiempo de duración y la
disposición que tiene para hacer lo que diga el cliente.
- Tipos:
 Scort: acompañante remunerado, es decir, uno a lo que un cliente paga por acudir con él a
reuniones, fiestas, salidas a otra ciudad, etc. La contratación puede incluir o no sexo.
 Un flete es un trabajador sexual el cual tiene una remuneración por brindar sus servicios
sexuales.

 Prostitución masculina para mujeres:


El mundo de la prostitución no es exclusivo de las mujeres, ya que también hay hombres que se
dedican a servir de compañía a féminas que se quejan por la falta de amor de parte de sus parejas.
La industria del sexo es un mercado amplio y ahora es común ver a muchachos en los gimnasios y
centros comerciales en busca de damas dispuestas a contratarles, aunque otras los contactan vía
celular y a través de las redes sociales, igual que sucede con jovencitas que se ofrecen a los
hombres.
Los calificativos para los hombres que ejercen la prostitución son: gigoló, prostituto o “chico de
compañía” y a los que salen con homosexuales les denominan “chaperos”.
Por lo general, sus clientas son mujeres insatisfechas por diversos factores, como la falta de
belleza, edad avanzada y ser obesas, entre otras características que no les permiten establecer
una relación con algún hombre.
Pero en ese ámbito también se involucran mujeres casadas insatisfechas con sus maridos, pero
que no se atreven a destruir su matrimonio. Igualmente, las divorciadas que no quieren otro
compromiso, así como las viudas y otras que les gustan las aventuras
Generalmente son señoras potentadas con edades entre los 35, 50 y hasta 70 años.

 Prostitución infantil:
La prostitución infantil, se define como "la acción de contratar u ofrecer los servicios de un niño
para realizar actos sexuales a cambio de dinero u otra contraprestación con esa misma persona o
con otra". Cabe destacar que en virtud de esta definición, la prostitución infantil no la "comete" el
propio niño, sino la persona que contrata u ofrece sus servicios.
La inmensa mayoría de estos niños provienen de zonas marginales (incluso algunos son vendidos
por sus propios padres), o escaparon de sus casas por encontrarse en muy malas condiciones de
vida
Las estadísticas informan que niños y mujeres explotados sexualmente van en aumento cada
día. Según cifras del DIF dos niños son abusados cada hora y en la actualidad cerca de 16,000
niños (mayormente niñas) están involucrados en trabajos sexuales, aunque la realidad diga que
son alrededor de 70,000, ya sea porque hayan sido raptados, los padres los hubieran presionado
o mantuvieran un acuerdo con los traficantes, o por la seducción del matrimonio. Estas son las
principales formas de reclutamiento. Además de que los niños y las mujeres son la parte más
vulnerable de la sociedad, por lo que es más fácil manipularlos para caer en este tipo de abusos y
que no se salgan de ello.
Este terrible “negocio”, al igual que todos se encuentra sometido a la ley de la oferta y la
demanda, mientras haya personas dispuestas a pagar por los servicios sexuales de un niño, habrá
otros que se dediquen a reclutarlos, para satisfacer a clientes dispuestos a pagar por ello.
Una realidad es que la mayoría de los niños y niñas explotados termina muriendo de SIDA, o
contagiados por alguna enfermedad venérea como consecuencia de las relaciones que son
obligados a mantener. Se calcula que en el año dos mil murieron más de 50mil menores a causa
del SIDA.
En algunos países del primer mundo como Estados Unidos y Canadá se prostituye en la actualidad
a cerca de cien mil menores (se calcula, que tan solo en la ciudad de Nueva York se prostituye a 20
mil menores). Al menos otros 100 mil son explotados en la "industria" de la pornografía infantil.

 Prostitución de adolescentes:
La pandemia de sida ha influido en las prácticas sexuales promiscuas, difundiéndose el sexo oral
como la mejor opción entre parejas heterosexuales u homosexuales. Se ejerce así la prostitución
en medios estudiantiles como un medio para ganar dinero por considerarla una forma fácil,
menos riesgosa e invasiva; y engañándose ellos mismos al negarse a aceptar esta práctica como lo
que realmente es y dándole un significado más inofensivo y más aceptable socialmente. Muchas
adolescentes deciden dedicarse a esta práctica porque se han convencido que no se trata de
ejercer la prostitución para ganarse la vida sino que es un juego que les genera buenos ingresos
para darse algunos lujos y satisfacer algunos caprichos que su familia no puede costear.

8. RAZONES PARA NO DEJAR LA PROSTITUCIÓN:


Las razones por las que una persona no deja la prostitución son muy variadas, entre la más común
está la obtención de grandes recursos económicos, debido a que la persona se va acostumbrando a
llevar una vida de lujos. Otra razón que es común es el temor a una represalia por parte de su
“chulo”.
Así mismo el temor de lo que sucederá en su vida futura al dejar de ejercer la prostitución siempre
está muy presente, acompañado de un sentimiento de abandono por haber dejado su anterior vida
atrás, a familiares y amigos. Por otra parte, hay una minoría que se mete al negocio de la prostitución
por el placer sexual, lo cual se da comúnmente en las mujeres.

9. MEDIOS POR LOS QUE SE PROPAGA LA PROSTITUCIÓN:


 Televisión y radio
 Periódicos y revistas
 La tecnología

10. SALIR DE LA PROSTITUCIÓN:


 Las personas que tratan de dejar la industria del sexo muy pocas veces lo logran.
 Existen centros donde ayudan a las mujeres a salir de la prostitución.
 Algunas mujeres que logran salir, terminan regresando al ser coaccionadas por sus antiguos
“chulos”.
 Cuando algunas dejan la prostitución, temen la reinserción social.
REFERENCIAS

Ared (2012) La prostitución no es un trabajo, es una forma de violencia contra las


mujeres, Recuperado de
http://www.tnrelaciones.com/cm/preguntas_y_respuestas/content/182/929/es/l
a-prostituci%F3n-no-es-un-trabajes-una-forma-de-violencia-contra-las-
mujeres.html
Marín, J (2013) Perspectivas y problemas para una historia social de la prostitución.
Recuperado de http://historia.fcs.ucr.ac.cr/cuadernos/c13-his.htm
Neria,M. (1970). Rasgos psicológicos y psicopatológicos estructurales de la
personalidad de la mujer prostituta. (Tesis de licenciatura). Facultad de letras-
UNAM, México.
Paredes, D (2010) Prostitución masculina. Recuperado de
http://www.guiageisha.com/prostitucion/3319-tambien-hay-prostitucion-
masculina.html
Phinney, A (2014) El tráfico de los niños y mujeres para la explotación sexual
.Recuperado de
http://portal.oas.org/Portal/Topic/Comisi%C3%B3nInteramericanadeMujeres/D
ocumentos/Proyectos/Tr%C3%A1ficodeMujeresyNi%C3%B1os/tabid/737/Def
ault.aspx
Reyero, F. (1989) Historia de los grandes burdeles del mundo. Madrid: temas de
hoy.
Sacotte, M. (1969). La prostitución. Barcelona: Fontanella.
Torres, L (2009) Prostitución masculina online. Recuperado de
http://eldia.com.do/prostitucion-masculina-online-de-moda-en-rd/