Vous êtes sur la page 1sur 13

M aggi, A.

– “ Desarrollo, Crecimiento y M aduración:


Tres Perspectivas diferentes de los Proc esos Evolutivos”

DESARROLL O, CRECIM IENTO y MADU RACI ÓN SEGÚ N J. PI AG ET

Tres persp ectivas difere ntes de los pr ocesos evol utivos

J. Piage t define el desarrollo psicogenético como “el desarrollo a la vez


orgánico y mental, que lleva del nacimiento a la adolescencia, es de cir
al punto de inserción del individuo en la s ociedad a dulta.

Por eso debemos distinguir Desarrollo de Ma duración, ya que el primer


término se refiere al mismo tiempo a los procesos relativos al sistema
nervioso y a los procesos psicológicos, en tanto que el segundo
concepto se centra en el punto de vista o rgánico.

Ambos conceptos se suelen confundir sin embargo podemos definir


Maduraci ón como el conjunto de tran sformaciones que sufren los
organismos o algunas de sus células hasta alcanzar la plenitud, alcanzar
el fin para el cual est aban preestablecido s.

En la madurez, el ser humano alcanza su momento de máximo desarrollo


intelectual y emocional.

La vida es un proc eso de maduración constante.

De niños somos unos seres plenamente depen dientes de nuestros


padres, pero conforme vamos creciendo vamos siendo cada vez más
independient es en todos los sentidos.

Este proc eso de inde pendencia está íntimamente unido a nuestra


madurez.
Como todos sabemos llegar a ser un adulto no depende sólo del paso
del tiempo. No es una cuestión de e dad, puesto que todos conoc emos
personas con edad adulta pero que siguen siendo niños en la mayoría de
sus comporta mientos, y en el caso contr ario también conocemos niños
que han madurado prematuramente, por las circunstancias que les han
toca do vivir, y que siguen com portamientos de adulto.

A su vez, debemos distinguir “Crecimiento” de los términos ya


mencionados porque resulta claro que es te se refiere a los aumentos de
tamaño, peso y volumen.

1
M aggi, A. – “ Desarrollo, Crecimiento y M aduración:
Tres Perspectivas diferentes de los Proc esos Evolutivos”

El Crecimiento es específicamente orgá nico, vinculado con el cuerpo,


con los cambios. Son cambios cuantitativos (tamaño, peso) pero n o
cambia como la madure z en forma cualita tiva.

El término Desarrollo es más abarcativo que los dos anteriores, ya que


remite a las transformaciones globales que, incluyendo el crecimiento,
la maduración y los aspectos psicológicos, conduce a adaptaciones cada
vez más flexibles.

Tiene un campo vinculad o a lo biológico (Maduración y Crecimiento), lo


orgánico, y lo ment al (emocional y co gnitivo).

Piage t menciona cuatro factores de terminantes del desarrollo cognitivo:


1) Herencia, 2) Experiencia, 3) Transmisión social y 4) Equilibración
(proceso interior a los mecanismos del de sarrollo).

El desarrollo del ser humano es un proceso continuo, tanto en el


aspecto corporal como en el de la personalidad y la capacidad para las
relaciones y en el aspecto psicológico , un niño privado de algunas cosas
comunes como el contacto afectuos o, inevitablemente resultará
perturba do en su desarrollo emocional.

Crecimient o, Maduraci ón y Desarrollo

Desde el punto de vista de la Psico logía Evolutiva, es necesario


diferenciar tres conceptos. Esta distinción es meramente a modo
peda gó gico ya que en lo o bservable no es posible tal división.

Se entiende por crecimie nt o, al aumento en aspect os cuanti tativos


de un organismo vivo; por ej emplo, el pe so o el volumen.

La maduración supone cambios cual itativos en la organización


anatómica y fisiológica que afecta a las capacidades de ac ción y
recreación. Muchas vece s ocurre que los mecanismo nerviosos que
median en la conducta, no tienen ca pacida d funcional en edades
tempranas y ne cesitan ma durar.

Finalmente, el término desarrollo, suel e aplicarse a la totalidad de


los fenómenos implicados en los cambios. Incluye ndo aspectos

2
M aggi, A. – “ Desarrollo, Crecimiento y M aduración:
Tres Perspectivas diferentes de los Proc esos Evolutivos”

cualitativos y cuantitativos , es decir, de crecimiento y maduración.


En el desarrollo entran en juego una diversidad de fa ctores tales como
los biológicos, emocionales y sociales, en tre otros.

DESARROLL O, CRECIM IENTO y MADU RACI ÓN – Características

 CRECIMIENTO: Referido al aumento en tamaño y peso corporal, es


decir, en aspec tos cuanti tativos .

 MADURACIÓN: Desenvolvimiento de rasgos heredados no


provocados por el ejercicio ni por la expe riencia :

o Es espontanea.
o Determina la c apa cidad de Apren dizaje.
o Es el conjunto de procesos de creci miento físico que
posibilitan el desarr ollo de una conduc ta específica .
o TIPOS DE MAD URACIÓN:
 Motriz: Referido a maduración física (huesos,
músculos, glándulas, etc.)
 Emocional: Referido a actitudes que demuestran
superar el infantilismo
 Cognitiva o mental: Es la condición óptima para
iniciar el proceso de a prendizaj e .

 DESARROLLO: Es el efecto combinado de los cambios entre


tamaño y complejida d, o de los ca mbios resultantes entre
maduración y apren dizaje :

o Depen de de fac tores internos (genes) y ex ternos


(alimentación, ambiente)
o No es casual. Se da de forma ordenada, de una etapa a
otra.

3
M aggi, A. – “ Desarrollo, Crecimiento y M aduración:
Tres Perspectivas diferentes de los Proc esos Evolutivos”

Psicomotri cidad fina y gr uesa

La Motri cidad, está referida al control que el niño es capa z de ejercer


sobre su propio cuer po. Por ello es tan i mportante su estimulación como
base para el apren dizaje.

 Motricidad gr uesa : Referida a la coordinación de


movimientos amplios, como: rodar, saltar, caminar, correr, bailar,
etc. Sus primeros indicios en el desarrollo del be bé los podemos
situar en: "levantar y sostener la ca be za ", "girarse en la cama ",
"sentarse", "arrastrarse", "gatear", "andar", "subir escaleras",
"alternar las piernas al andar o subir esca leras", etc...

 Motricidad fina : Implica movimientos de mayor precisión


que son requeridos sobre to do en tare as donde se uti lizan de
manera simultanea el ojo, mano, dedos c omo por ejem plo: rasgar ,
cortar, pint ar, colorear, enhebrar, escri bir, etc .). L as primeras
señas de su incipiente desarrollo podemos verlas en "agarrar
objetos grandes", "enca jar obje tos gr andes", "pinza digit al",
"coger obj etos y llevarlos a la boca ", "garabateo", e tc...

Es por eso que en los primeros años de vida donde comienzan a


desarrollarse destrezas en la motricid ad. Psicomotricidad fina y
gruesa , se le da tan ta importancia a l gatear, rodar, tre par y se
recomienda que al peque se le estimule mucho en este sentido
llevándole al parque, y ofreciéndoles activida des físicas que les
permitan ejercitar los diferentes movimiento e ir desarrollando la
musculatura y las habilidades relacionada s con la motricidad gr uesa .

Por otra parte los juegos de enc ajar tan habituales en las casas donde
hay bebes, de ensartar, el picar, recorta r, lanzarse y agarrar pelotas y
todo lo que estimule el control y desarrollo d e los movimiento en los
que intervienen las manos y la precisión de los dedos, ayudan a mejorar
y desarrollar la motricidad fina a la vez que fomentan una buena
capa cidad visoespacial permitiéndoles orientarse en el espacio y
establec er la relación mano -ojo.

4
M aggi, A. – “ Desarrollo, Crecimiento y M aduración:
Tres Perspectivas diferentes de los Proc esos Evolutivos”

En los colegios de Educación Infantil los primeros años de nuestros hijos


están carga dos de ac tividades que van encaminadas a desarrollar la
psicomotricidad, la explicación es clara, el desarrollo de habilidades
psicomotrices es vital para adquirir lueg o nuevos conocimientos como la
lectoescritura y las matemáticas. Por eso no se asombre de que su hijo
prácticamen te se pase todo el día juga ndo en sus primeros años de
escolarización, alégrese de ello pues e s lo que garantiza que esté
prepara do luego para a prender.

Psicomotri cidad fina y gr uesa.

Las destrezas de motricidad gr uesa comprenden los


movimientos motrices complejos como lanzar obje tos, chutar un
balón o saltar a la comba.

Las destre zas de motri cidad fina se r efieren a las activida des
que requieren la coordinación ojo -mano y la coordinación de los
músculos cortos para realizar actividade s como recortar figuras,
ensartar cuentas o a garrar el lápiz para dibujar.

Este desarrollo no es igual en la niñez, hemo s de tener en cuenta que


los niños y niñas desarrollan sus habilidades psicomotrices finas y
gruesas a distinta velocidad, principalmente por las diferencias
morfológicas asociadas a cada uno.

Los niños son ligeramente más fuertes que las niñas y tienen al go más
de músculo, mientras que las niñas tienden a lograr mayor coordinación
en los músculos cortos.

Actividades para desarrollar la motric idad gruesa

Dar palmadas

Sienta al niño en tu regazo mirándote. Da palmadas con tus manos


lentamente, mientras c an tas una melodía sencilla y di llevando el ritmo
“palmas, palmitas que viene ”… y el nombre del niño. Entonces le haces
cosquillas suavemente para que se divie rta. Ahora le coges sus manos

5
M aggi, A. – “ Desarrollo, Crecimiento y M aduración:
Tres Perspectivas diferentes de los Proc esos Evolutivos”

y repites la canción, mientras le ayudas a dar palmaditas con sus


manos. Repite las cosquillas. Mientras se acostumbra al juego, se
cambia gradualmente la ayuda desde las manos a las muñecas, luego a
sujetar suavemente el antebrazo y finalmente a tocarle solamente las
manos para indicarle que de bería empezar a tocar l as palmas.

Utilizar escaleras

Cuando el niño tiene 3 años, sus habilidades motoras gruesas se han


fortalecido lo suficiente para que suba las escaleras alternando los pies
y puede bajar las escaleras al colocar am bos pies en cada escalón, pero
normalmente alternará los pies al bajar c uando ten ga 4 años de eda d.

Escalar

Las habilidades p ara escalar se v en en n iños desde los dos años, y los
niños entre 2 y 4 años normalmente no tienen problemas para escalar
en juguetes, muebles, mamá y papá, o cualquier cosa que pue da n
escalar.

Equilibrio

Cuando tiene 3 años, puede mantener el equilibrio en un pie durante


periodos cortos. A la e dad de 4 años pu ede tener el e quilibrio con un
pie durante 15 se gundos, saltar en un pie, y comienza a utilizar una
barra de e quilibrio sin caerse.

Caminar, corr er y trotar

Un niño de 3 años puede girar en las esquin as cuando corre. A la edad


de 4 años, puede caminar hacia adelante y atrás con tranquilidad, correr
sin problemas y aprender a realizar acti vidades como trotar y saltar la
cuerda.

6
M aggi, A. – “ Desarrollo, Crecimiento y M aduración:
Tres Perspectivas diferentes de los Proc esos Evolutivos”

10 formas d e trabajar la motricidad g ruesa c on los ni ños

Caminar, correr, s altar, subir, bajar… La motricidad gruesa está


directament e relacionada con estas y muchas otras habilidades que los
niños desarrollan en un periodo de crecim iento fundamental.

A diferencia de la motricidad fina , que comprende to das aquellas


activida des que el niño debe hacer con gran precisión, la motricidad
gruesa incluye los movimiento s de los músculos que afectan el
desarrollo de acci ones como caminar, correr o saltar. La fase de la
motricidad gruesa se da en diferentes etapas del crecimiento y todas
son esenciales, pero la etapa del 1 a los 5 años se destaca
especialmente pues el niño empieza, primero, a hacer cosas como
caminar por su propia cuenta, a agac harse, subir , bajar escaleras…
Después, to das esas habilidades se fortalecen y se empie zan a
desarrollar otras como correr, saltar, tener equilibrio y por ende, mayor
autonomía.

Como incluye movimientos musculares de piernas, brazos, cabeza,


abdomen, es palda, y además se c entra en la habilidad del niño para
moverse, desplazarse y conocer el mundo que lo rodea con todos sus
sentidos, la motricidad gruesa es un proceso fundame ntal para
procesar y g uardar información d el e ntor no y además, un
proceso que permite ex presar d estre zas no sólo físicas, sino cognitivas.
Observar el proceso de desarrollo de la motricidad gruesa y trabajar las
activida des indicadas es esencial par a enten der a demás de las
capa cidades, las dificultades y sobre to do , los progresos.

Aquí hay algunas id eas para trabajar esta etapa vital del
desarrollo d e l os niños:

1. Re cogi end o manzanas

7
M aggi, A. – “ Desarrollo, Crecimiento y M aduración:
Tres Perspectivas diferentes de los Proc esos Evolutivos”

Para hacer est a ac tividad ne cesitas po co s materiales: cinta adhesiva de


color, unas manzanas (u otro objeto) y u na cesta. En un espacio interior
o exterior tendrás que h acer con la cinta adhesiva, una especie de árbol
que permita realizar varios movimientos. En cada “rama” se pone una
manzana. Las posibilidades luego son infinitas… el niño puede saltar en
dos pies por el “tronco” hasta recoger l a cesta. Después pue de hace r
equilibrio por cada rama mientras reco ge las manzanas y las pone
dentro de la cesta que tiene en la mano. La idea es que no se “caiga”
de las ramas. Otra forma de llegar a la s ramas es caminando con las
piernas abiertas por las líneas que forman el tronc o del árbol.

2. Huellas de animal

Lo único que nec esitas es algunas tizas para dibujar en el piso unas
huellas grandes de animal. La idea es hacer varias huellas de colores
diferentes. Cada color tiene un número diferente de huellas. Por
ejemplo: 5 huella s azules, 3 rojas y 4 am arillas. Hay varias cosas que se
pueden ha cer. Los niños pue den saltar de una huella a otra mientras
cuentan las huellas de cada color. Otra posibilidad es saltar de huella a
huella mientras dicen el color de cada una: “¡a zul, azul azul, roja roja,
amarilla, amarilla, amarilla!”. Los niños que aún no reconocen los
colores o los números igual pueden saltar de huella a huella mientras tú
te enc argas de decir ca da uno de los c olores. Además de tra bajar la
motricidad, podrán prac ticar lo s números y los colores.

3. Zancos c on latas

Para hacer es tos zancos nec esitas dos la tas, un martillo y unos clavos.
La idea es hacer dos a gujeros en ca da la ta para po der pasar a través de
éstos unas cuerdas. La cuerda será la cl ave para que los niños pue dan
caminar con las latas, por eso debes asegurarte de que el largo de és tas
sea adecua do para cada niño. Una vez l istos, los niños deben pararse
sobre las latas e intentar caminar sobre éstas con la ayuda de las
cuerdas.

8
M aggi, A. – “ Desarrollo, Crecimiento y M aduración:
Tres Perspectivas diferentes de los Proc esos Evolutivos”

4. Raqueta glob o

Lo primero que h ay que ha cer es constr uir una especie de ra queta con
un tubo de c artón y una cuerda. La cuer da va a tada de un extremo del
tubo de c artón hacia el globo. El objetiv o es que tal como se hace con
una pelota de tenis o squash, el niño logre golpear el globo co n el tubo
varias veces seguidas.

5. Usando los pi es

Amarra una cuerda de una silla a otra pa ra que que de ex tendida. Sobre
la cuerda, pon unas cintas o pe queñas banderas de colores qu e
cuelguen. Una vez hecho esto, pue des da rle a los niños la instrucción d e
tocar con los pies distintas banderas. Por ejemplo, si dices: “rosado,
amarillo, blanco, rosado”, el niño usará uno de sus pies para tocar las
banderas en la secuencia pedida. Otra opción es probar pateando un
balón hacia una bandera det erminada.

6. Ar os y rimas

Necesitas unos aros de ula ula y unos platos desecha bles. Con esta
activida d no sólo practic arán habilidade s motrices como correr, sino
también el vocabulario. Lo primero que hay que hacer es escribir
algunas palabras en los pla tos dese cha bles ( palabras con las que se
puedan hac er rimas). En 4 aros, ubica un plato con una pala bra. Luego
esconde los demás. La idea es que l os niños corran y encuentren
rápidamente las palabras escondidas y las ubiquen dentro del aro que
tenga una pala bra que rime. E ntonces si el niño encuentra la palabra
“pa to” debe correr y ubic arla en el aro que tiene el plato con la pala bra
“ga to.

7. Telaraña

9
M aggi, A. – “ Desarrollo, Crecimiento y M aduración:
Tres Perspectivas diferentes de los Proc esos Evolutivos”

Necesitas: letras de plástico o de papel (las que puedas conseguir o


hacer fácilmente), cinta adhesiva de color, pe queñ os pe da zos de
cartulina y un marcador. Lo primero que hay que hacer es escribir
algunas palabras en las cartulinas. Luego tendrás que hac er la telaraña
con la cinta adhesiva y poner en cada intersección de ésta una letra. Al
final de la telaraña, ubica una de las palabras que escribiste en l a
cartulina. Utilizando el e quilibrio, los niños tendrán que caminar sobre
las líneas rectas de la telaraña hasta llegar a la palabra y le erla.
Después de ben re coger las le tras que están distribuidas por la telaraña
y ll evarlas hasta la palabra escrita, siempre caminando por la líneas.
Cuando el niño encuentra todas las letra s de las palabras y las ubique
sobre la car tulina escrita, es el turno de otro niño.

8. Lanzar peluches

Sencillo: dos niños se deben parar (enfrentados) sobre unos cojines.


Con las tapas de unas cajas de c artón de ben lanzarse peluches. La idea
es mantener el equilibrio y lograr que el peluche caiga den tro de la caja
del otro. Una idea sencilla para trabaja r el equilibrio y el control del
cuer po.

9. Circuit o con aros

Se necesita unas huellas de colores y unos aros. Las huellas se ubican


de formas distintas: unos adentro de lo s aros y otros afuera. El niño
tiene que seguir la secuencia que indica los pies saltando de un aro a
otro.

10. Líneas

Con cinta adhesiva crea distintos tipos de líneas. Con equilibrio los
niños tendrán que caminar sobre estas líneas. El objetivo es que lo
hagan de forma pre cisa sin salirse de éstas.

10
M aggi, A. – “ Desarrollo, Crecimiento y M aduración:
Tres Perspectivas diferentes de los Proc esos Evolutivos”

Actividades ge nerales para desarrollar la motri cidad fina

 Ejercici os de presi ón

1 año: formar torres con cubos grandes. Presionar o estrujar juguetes


sonoros. Pasar las páginas de un libro de hojas gruesas.

2 años: apretar pelotas anti estrés. Abr ir y cerrar envases a presión.


Hacer rodar obj etos, empujar, trasladar o bjetos.

3 años: trasvasar semillas de diferentes tamaños para estimular función


de “pinza ” con dedos. Abrir y cerrar enva ses de tapa rosca.

4 años: adh erir plastilina por caminos marcados o sobreponerlos a


presión. Colocar ganchos a presión alrede dor de un pla to de cartón.

5 años: utilizar lápices y acuarelas. Presionar goteros para trasvasar


líquidos gota a gota .

6 actividades para fortalecer la motricidad fina en l os más


peque ños

La motricidad fina cumple un rol fundamental en el desarrollo físico,


social y cognitivo de una persona. Sin la motricidad fina no podríamos
hacer cosas tan básica s como dar vuelta la página de un libro o toma r
un cubierto. Desarrollar dicha motricidad en los niños es entonces
indispensable y hay muchas formas de lograrlo.

La motricidad fina perm ite a los seres humanos hacer movimientos


pequeños y precisos. Es compleja y exige la participa ción de muchas
áreas del cerebro que se relacionan co n la coordinación de funciones
neurológicas, esqueléticas y musculares. El desarrollo de la motricida d
fina, mejora el control de la motricidad gruesa y se desarrolla a medida
que el sistema neurológico ma dura. Un desarrollo de la motricidad
fina es el resul tado de los logr os alc anzados por los niños e n el
dominio de cosas com o el m ovimient o fino de pi es y manos , y la
orientación espacial.

11
M aggi, A. – “ Desarrollo, Crecimiento y M aduración:
Tres Perspectivas diferentes de los Proc esos Evolutivos”

Al ser una actividad que le da significado y relevancia al movimiento, es


un elem ent o básico del aprendizaje de los niños. Éste promueve el
eficiente desarrollo de algunos procesos cognitivos y es especialmente
importante en el aprendizaje de la l ectura y escrit ura, pr ocesos
relacionados con la coordinaci ón . Ayudar entonces al desarrollo de
esta facultad con los más pequeños, puede garan tizar el éxito de un
buen aprendizaje. ¿Cómo hacerlo? Hay muchas actividades sencillas,
creativas y dinámicas que se pue den re alizar no sólo en la clase, sino
también en casa. Est as son algunas ideas :

1. Atrapa la araña

Simple: haz una telaraña de lana en un recipiente. E cha algunas arañas


de juguet e en el fondo del recipiente y dale unas pinzas a los niños para
que las atrapen. Gracias a esta activida d los niños no solo desarrollan
su motricidad fina sino que también aprenden sobre resolución de
problemas.

2. Pesca

En un recipiente agre ga un poco de a gua y algunas tapas de bo tella.


Dale a los niñ os un par de palos para que con éstos, inten ten pescar
todas las tapas. Además es una gran forma promover aprendiza jes a
bajo costo y con ma teriales 100% recicla dos.

3. Gotas de ag ua e n Legos

Con una pipeta de plástico o un cuentagotas, los niños tendrán q ue


poner una sola gota de agua en ca da uno de los agujeros de los clásicos
bloques LEGO.

4. Más Leg o…

12
M aggi, A. – “ Desarrollo, Crecimiento y M aduración:
Tres Perspectivas diferentes de los Proc esos Evolutivos”

Un ejercicio similar al anterior, pero esta ve z con bolitas. Los niños


tendrán que ubicar bolitas en los agujero s de los bloques Le go.

5. Las pinzas y los col ores

Sobre tiras de papel blanco, pega algunos cuadros de colores. Consigue


pinzas que ten gan esos mismos colores. Los niños deben lograr que las
pinzas de X color coincidan con los recuadros de X color. A través de
esta ac tividad los niños no solo desarrollan la motricidad sino que
también a prenden conce ptos tan importan tes como la asociación.

6. Botella y pompones de col ores

Corta la part e de a bajo de una botella de plástico. D ale a los niños unas
pinzas y unos pompones de colores. Con las pinzas deben meter los
pompones por el cuello de la bo tella.

13