Vous êtes sur la page 1sur 4

Técnicas de estudio

Elementos necesarios: papel, lápiz, diccionario

- El subrayado: previo al subrayado leer, como mínimo, dos veces el


texto para comprender lo que dice el autor. No te olvides que los títulos y
subtítulos dicen mucho de lo que se trata el texto.
Subraya las ideas principales del autor, si algo no entiendes busca en el
diccionario.
Lee párrafo a párrafo, y subraya la idea principal.
Se subrayan palabras claves y no frases enteras.

Ejemplo: “Los resultados en las internas, del mes de junio, estarán muy
reñidas dentro del Partido Nacional”
Puedes hacer asociación de ideas, utilizar diversos colores, flechas,
notas al margen, etc.

- El Resumen es la capacidad de reducir un texto a términos breves, a lo


esencial del texto, para eso es necesario comprender lo que leíste.
1.-Leer el texto tantas veces como sea necesario.
2.-Repensar el texto y estar seguros que logramos comprender el
mensaje
3.-Buscar cuáles son las ideas principales de las secundarias.
4.-Expresar, por último, lo que hemos comprendido.

¿Qué debemos preguntarnos para entender un texto?


1. De qué se trata?
2. ¿Por qué se ha escrito?
3. ¿Qué quiere explicarme el autor?
4. ¿En qué insiste?

Para realizar un resumen no subrayes inmediatamente, lee el texto,


busca comprender lo que dice el autor, cuál es su idea principal, que
quiere decir, de esa forma sabrás si lo entendiste o no. Luego subraya y
posteriormente realiza el resumen con tus palabras.
- El Esquema también se puede utilizar en cualquier asignatura. Hace
referencia a la expresión gráfica de las ideas más importantes del autor.
Ordeno las ideas de tal forma que con un golpe de vista pueda entender
lo que escribí.
Luego de leer el texto, tantas veces como sea necesario, subrayado lo
más importante, anota en una hoja las ideas principales, las claves del
autor.

¿Qué es analizar un texto?


“A diferencia del resumen, que consiste básicamente en transmitir
abreviadamente el contenido esencial de un texto, el análisis consistirá
en explicar dicho texto. Es decir, básicamente, en explicar su significado
y su estructura argumentativa (lo que se dice y cómo se dice). El análisis
no es todavía un comentario de texto sino, junto con el resumen, el paso
previo a todo comentario de texto (o una parte del comentario de texto,
según la escuela metodológica que se siga)”1
- Es leerlo
- Resumirlo
- Explicar todo lo que consideremos necesario para comprender el texto y
su argumentación.

Comentar un texto:

“Comentar un texto no significa parafrasearlo, es decir, repetir


exactamente lo mismo que dice el texto pero con otras palabras. Y
tampoco limitarse a explicar el significado de las ideas del texto, ya
que eso forma parte del análisis y no del comentario de texto
propiamente dicho que, en tal caso, quedaría reducido a un análisis.

Prestad atención, sin embargo, a la siguiente consideración: si el análisis


debe formar parte o no del ejercicio conocido como comentario de texto
ha sido y es objeto de discusión y debate; por supuesto que no se puede

1
http://www.webdianoia.com
comentar un texto sin haberlo analizado previamente, pero ello no
quiere decir que necesariamente el análisis deba plasmarse como tal en
el ejercicio llamado comentario, o que deba ser una parte del
comentario. Mayoritariamente se tiende a considerar que el análisis debe
ser una parte del comentario, pero estad atentos a las exigencias de
vuestros profesores en cuanto a la necesidad o no de incluirlo como tal
en el ejercicio (ya hemos visto en otra página que el análisis es un
ejercicio con entidad propia). Aquí consideraremos que el análisis del
texto debe formar parte del ejercicio que llamamos comentario de texto.

El comentario de un texto filosófico consiste en la emisión de un juicio o


consideración sobre el lugar que ocupan las ideas defendidas en el texto
en el conjunto del conocimiento, y en la exposición de nuestro punto de
vista al respecto (no confundáis esto con lo que vosotros llamáis "opinión
personal"). Esto quiere decir que comentar es, ante todo, relacionar.
Relacionar las ideas del texto con nuestros conocimientos. Y relacionar
las ideas del texto con nuestras propias ideas sobre el tema.

El comentario debe presentarse como un ejercicio que consta de tres


partes relacionadas entre sí, formando un todo ordenado y coherente:
introducción, desarrollo y conclusión. En la introducción, que ha de ser
breve y proporcional a la extensión total del ejercicio, se plantean los
problemas tratados en el desarrollo del ejercicio y que conducen a la
conclusión. En el desarrollo, la parte más extensa del ejercicio, se
exponen los resultados del análisis (si debe figurar en el ejercicio) y el
comentario propiamente dicho. En la conclusión, que ha de ser breve,
se valoran los resultados a que conduce el comentario”2

2
Ibídem
Partes del comentario y características correspondientes

Parte del
Contenidos que desarrolla
ejercicio

Elaborada en función del desarrollo y la


Introducción
conclusión

Cuerpo del ejercicio con:

Desarrollo a) análisis

b)comentario propiamente dicho

Conclusión Valoración de lo obtenido en el desarrollo