Vous êtes sur la page 1sur 4

Adn el precio de la evolución

Un niño nace en 1953 la estructura del ADN acaba de ser descubierta, 1959 la identidad genética
de un niño puede ser establecida, 2003 el código genético completo ya puede ser leído y los genes
defectuosos que posee su ADN pueden ser corregidos

La asombrosa idea de que podemos manipular y controlar nuestra herencia genética, lo que
moviliza a la medicina moderna en la búsqueda de evitar las graves enfermedades, causadas por
nuestros genes.

En el futuro esperamos poder inyectar células madre al paciente y que ellas logran reparar las
partes dañadas del cuerpo, se espera que el trabajo que están realizando logre confinar algún día
a las enfermedades genéticas a los libros de historia.

Se llevó a cabo una encuesta para saber que piensa la gente (Discovery) y la gente piensa que la
genética decidirá el futuro de la raza humana.

Las promesas de la genética son muchas en cuanto a la manipulación de los genes pero ¿se harán
realidad? Y si es así ¿estamos listos para aceptar la responsabilidades de alterar la materia prima
misma de la vida, nuestro ADN

Desde el momento en que los secretos de nuestro genoma fueron descubiertos, los científicos se
han preguntado si podrán manipular nuestros genes, la gran idea es una terapia genética.

Para las enfermedades causadas por el defecto de un solo gen, como la fibrosis quística, la
distrofia muscular, o la hemofilia, le terapia genética parece ser una gran promesa.

Se muestra el ejemplo de un hombre al cual le funciono la terapia genética, se curó de la hemofilia


luego de participar de un tratamiento genético experimental.

La idea de la terapia genética es simple, insertar un gen en buen estado en el ADN para que haga
el trabajo correctamente, usa un virus para insertar un bueno gen en el núcleo, llevando la letra en
su envoltura, el gen se inserta al azar en el genoma, ahora podría ser leído y así corregiría las
instrucciones que se pasan del núcleo a los fabricantes de proteínas, que son los cimientos de
nuestro organismo, pero la terapia genética tiene su riesgos, de echo en algunos casos a resultado
fatal.

En 1999 un adolecente llamado jessie Kissinger, murió mientras se sometía a una terapia genética
experimental por una enfermedad hepática llamada OTC, El virus que fue usado para transportar
el gen de remplazo, desencadeno una enorme respuesta inmunológica que lo mato.

Otros errores han ocurrido a causa de la terapia genética, los niños con enfermedades
inmunológicas que se ven forzados a vivir en un medio libre de gérmenes, parecían los candidatos
ideales para este tratamiento, eso fue hasta que los niños franceses desarrollaron una leucemia
debido a que un gen que les insertaron, que estaba diseñado para curar su enfermedad, desactivo
a otro gen adyacente llamado LMO2, esto hizo que las células de su sangre de dividieran
incontrolablemente dando como resultado el cáncer.

Algunos científicos creen que la terapia genética puede llegar a ser tan buena que ya están
trabajando para intentar eliminar sus riesgos.

El hospital de niños de filadelfia en un esfuerzo conjunto con la universidad de Stanford con el gen
de la hemofilia, trabajan en el diseño de un virus más seguro para transportar un gen que genere
un coagulante sintético, ya que la gente con hemofilia solo produce el 1 % de los valores normales
del agente coagulante, un pequeño aumento reflejaría una gran diferencia.

En otro caso a un adulto le inyectaron el gen del factor 9 sintético en el hígado, luego de 6
semanas, había elevado el gen de este factor a un 12 %. Pero luego de la mejoría inicial el nivel del
factor 9 comenzó a descender nuevamente, además su hígado desarrollo una reacción
inmunológica al nuevo gen, causándole una hepatitis.

Luego hicieron una encuesta para saber ¿si la gente continuaría una terapia genética luego de
saber que hay gente que murió a causa del tratamiento? Muy pocos la continuarían.

Un científico dice que deben asumir algunos riesgos para que la terapia genética pueda avanzar,
como en el caso de trasplantes de corazón, los primeros no se lograron con éxito pero de no haber
continuado, no se lograría lo que hay ahora.

La terapia de reemplazo de genes que incluye la introducción de nuevos genes seguirá siendo
riesgosa hasta que sepamos exactamente cómo funcionan esos genes. Pero un bueno estudio de
la doctora Miller podría volverla mucho más segura, en vez de reemplazar un gen defectuoso, esta
destruye el mensaje atacando al mensajero, es el primero paso para vencer a la enfermedad que
provoca más muertes, el cáncer. Este estudio de llama interferencia del ‘’ARN’’, el agente que
logra esto es una molécula llamada ARN de interferencia corta que se introduce en las células que
han sido infectadas por el virus del cáncer, allí se combina con el ARN mensajero, que lleva las
instrucciones del virus del cáncer a donde se fabrican las proteínas y lo destruye, haciendo que las
células cancerígenas de auto destruyan. En teoría es un concepto asombroso pero la pregunta era
¿se podía hacer que funcionara en la práctica en las células del cáncer cervical?

Esto es un gran avance, uno podría deducir que la cura para el cáncer cervical es inminente pero
las pruebas en humanos recién podrían comenzar en tres años.

Nuestra encuesta ha descubierto un gran optimismo en relación a que la genética podría lograr la
cura para la mayoría de las enfermedades.

Pero en otro tipo de problemas genéticos como las enfermedades cardiacas una compleja red de
genes está involucrada y se necesita en enfoque diferente, las técnicas más radicales que utilizan
los últimos en adelantos genéticos son muy auspiciosas pero también generan una nueva ola de
preguntas éticas.
El caso de Nelson Aguia, se sometió a un tratamiento de células madres o troncales que son las
células maestras de nuestro cuerpo, que regeneran y reparan diferentes tipos de tejidos.

Tomando células madres de otras partes del cuerpo e insertarlas en otra parte del cuerpo.

Un científico del centro cardiaco de tejas, podría aportar respuestas, el doctor James Willerson,
está convencido de que se pueden usar las células de la medula espinal como una forma de
trasplantar celular madres de manera que aumente la circulación de la sangre y mejore el
funcionamiento del corazón dañado. 14 personas se han sometido a este tratamiento y han tenido
éxito. El procedimiento está en etapa experimental.

La investigación en células madre quiere reemplazar órganos completos, pero al hacerlo nos lleva
a un debate, ya que para esto se necesitan células embrionarias. ‘’crean embriones solo para
obtener células madre con propósitos experimentales y luego destruirlo, estamos en un terreno
peligroso, esa eugenesia no debería darse’’. Esto se está haciendo realidad en Japón, logro crear
un órgano sensorial ‘’ojos’’ y se los trasplanto a unos renacuajos, pero solo funcionaron solos
algunos, otras quedaron ciegas.

El problema en los humanos es que nuestro complejo sistema inmunológico rechaza órganos que
no tengan nuestro mismo ADN. Y para lograr esto se debería crear un embrión clonado.
Controversia por el derecho a la vida.

La gran pregunta es ¿Qué ocurrirá cuando la clonación de embriones llegue a término?

Se considera la clonación humana como horrenda, irresponsable, luchar para frenar la clonación
humana.

Habrá beneficio pero también mucho dolor, un salto hacia adelante o hacia atrás.

La esperanza de manejar la era de la genética.