Vous êtes sur la page 1sur 7

En Camino a la Utopía

Autores: Arq. Marysol Uribe Pérez Coeto, Lic. Nelly Garza, Arq. Antonio Garza
Contreras

Resumen:

Esta ponencia pretende clarificar los objetivos planteados por la propuesta del
modelo sostenible para la reducción del impacto sobre el medio ambiente,
proporcionando tres instancias indispensables para un desarrollo humano
equilibrando, lo económico, lo ecológico y lo social. Esto con el objetivo de llegar al
estado ideal de una sociedad; lo sostenible, aquello que se puede mantener por sí
mismo.

Al tratarse de una ponencia clarificadora, son definidos los conceptos tan utilizados
de sustentable y sostenible, esto con el fin de conocer los significados y no permitir
que se nos hable de estas palabras con otra connotación. Ya que es un tema muy en
boga pero poco entendido, fácilmente se puede confundir productos u objetos
arquitectónicos con esta nueva corriente. La presente ponencia pretende que se
entienda la verdadera importancia que ambas palabras poseen.

Otro aspecto importante a tratar es la didáctica de ese planteamiento, que al ser un


modelo de vida y no solo una asignatura, debe enseñarse principalmente por medio
del ejemplo.

Además, hacemos hincapié, en la constante preparación que los maestros de las


universidades deben tener para poder transmitir conocimiento de punta en los
alumnos, y así, proporcionarles un panorama más claro de la realidad,
permitiéndoles comenzar a formular soluciones, interesándose por el cambio que la
humanidad debe dar.

Palabras Claves: Sostenible, Sustentable, Equilibrio, Enseñanza, Económico,


Ecológico, Social, Alumno, Maestro.
En Camino a la Utopía

Introducción

A lo largo de la ponencia se pretende explicar de manera muy general el


planteamiento utópico que la sostenibilidad busca, el equilibrio siempre buscado por
el ser humano, explicado de una manera muy simple y gráfica para el entendimiento.
Esto no significa que sea fácil llevarlo a cabo, es justo la praxis la que resulta
compleja. Es aquí en donde se invita a los diseñadores, a realizar propuestas
dirigidas hacia esta meta, utópica, pero necesaria.

Un profesor universitario fue a visitar a un famoso maestro zen en


Kyoto en busca de conocimiento. Mientras el monje servía té, el profesor
comentaba los ejercicios, analizaba los textos, interpretaba las historias
y las tradiciones, y divagaba sobre los antiguos procedimientos de
meditación. Hizo todo lo posible para impresionar a su anfitrión, con la
esperanza de que lo aceptase como discípulo.

Mientras hablaba, el monje continuaba llenando su vaso hasta que el


líquido se derramó y el té comenzó a extenderse por toda la mesa.
¿Qué es lo que está usted haciendo? ¿No ve que el vaso está lleno y no
cabe nada en su interior?

Su alma es como este vaso respondió


 el maestro. ¿Cómo puedo yo
enseñarle el verdadero arte del budismo zen si ella ya está llena de
teorías?

Paulo Coelho
DESPEJANDO EL PANORAMA

Primeo que nada es importante poner en claro los conceptos de las palabras tan
utilizadas en esta nueva corriente verde; sustentable y sostenible. Esto porque al no
conocer bien sus significados fácilmente podemos utilizarlas indistintamente. La
primera, sustentable en el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española,
es definida como aquello que se puede sustentar; sostener para que no se caiga,
conservar en su ser o estado. La segunda sostenible, la define como aquello que se
puede mantener por sí mismo. Reflexionando en lo anterior y a sabiendas de que se
busca un modelo que sea autosuficiente, la palabra que mejor se es sostenible
aunque sustentable es más utilizada y también puede usarse. Es de suma
importancia que los conceptos queden muy claros desde un principio, y que si se
utilizan como sinónimos por los letrados, se entienda desde un principio, ya que si se
está pensando en la enseñanza de este nuevo planteamiento, es necesario que los
profesores tengan muy claro lo que están exponiendo para así no crear confusiones
en los alumnos.

Para comenzar a entender bien los planteamiento de la propuesta sostenible es


importante entender que tal cosa no existe. Nuestra respuesta es “utopía”. Ya que
solo la naturaleza es capaz de regenerarse por sí sola; cualquier cosa realizada por
el hombre crea un efecto en el ambiente. El concepto sostenible conlleva muchas
discordancias, ya que como concepto es la antítesis de la ciudad, por lo que
planearlo para la ciudad resulta técnicamente imposible, debido a que las ciudades
fueron planeadas como negación de la naturaleza (Miltón, 2007).

Por lo que es necesario conocer el término para no caer en una oleada oportunistas
pretendiendo tener la solución a la crisis ambiental. O en palabras de Peter Zumthor:
La sustentabilidad no debe convertirse en bandera de oportunistas (Zabalbeascoa,
2009).
CAMINO HACIA LA UTOPÍA CON MAPA EN MANO.

Como interesados del tema debemos entender que es importante que ese
acercamiento a la utopía se dé, es eso lo que nos concierne. A pesar de ser una
propuesta utópica podemos frenar la gran bola de nieve que el hombre ha creado
hacia su destrucción. Es muy arrogante del hombre creer que estamos terminando
con la naturaleza, somos nosotros los que estamos en vías de extinción no el
planeta, esté vivió millones de años sin nosotros y los seguirá haciendo. Son las
condiciones de vida del hombre las que están cambiando. Es nuestro deber frenar
este cambio, para poder alargar nuestra estancia en la tierra.

Si en verdad se quiere realizar la pretendida sustentabilidad más allá del mero


concepto oportunista cargado de solemne optimismo….reflexionar en torno a lo que
el concepto significa y no dar por hecho que en su definición está implícita la
solución (Míltón, 2007).

Para entenderlo fácilmente existe un modelo de


equilibro de lo sostenible.

Sostenible no es aquello que sea amigable con la


naturaleza, no se trata tan solo de poner focos
ahorradores o de reutilizar el agua. Es el equilibrio
absoluto entre lo económico, lo social y lo ecológico.
Actualmente el modelo predominante es el económico por lo que un planteamiento
sostenible no solo implica equilibrarlo con lo ecológico sino también con lo social
para que se dé este modelo ideal. El ideal de este tipo de planteamiento seria
introducirlos a las ciudades caos, ciudades metropolitanas, o ciudades genéricas
como las llamaría Koolhaas. No solo para que no realicen una huella ecológica tan
elevada sino para equilibrar y dejar de dar tanta importancia al aspecto económico
frente a los otros dos.
La nueva corriente verde está tratando de entrar en este nuevo planteamiento desde
lo económico a lo ecológico, ahora los productos son de madera orgánica, el papel
es reciclado, las bolsas son biodegradables, etc. Está bien, pero la verdadera
solución no se encuentra aquí, sino en dejar de consumir, reusar, reparar, etc; volver
a emplear a las costureras que remiendan, a los zapateros, a los oficios, dar trabajos
nosotros a la sociedad, no esperar a que los empresarios vengan a ofrecer trabajo.
Este es un buen ejemplo, dejar de comprar, reparar el que se tiene y así se estaría
equilibrando la parte social, al emplear a los oficios de nuevo, la económica al dejar
de concentrar los recursos en una élite y la ecológica al no consumir más materias
primas.

Ahora entrando en materia de diseño, este, para que cumpla con este modelo
completo de lo sostenible, debe equilibrar los tres círculos anteriores. Como ejemplo
cosas más resistentes (no desechables como se acostumbra), de materiales que no
contaminen, y que sean productos de empresas que no exploten a sus trabajadores.
La pregunta es ¿Esto existe?, no lo creo pero lo importante es tenerlo siempre en
mente y que el diseñador se dirija hacia allá, siempre exigiendo ese cambio por parte
de todos, jamás conformarnos con lo que hay, y sin dejarse llevar por la tendencia
verde oportunista.

Para que este cambió se dé es preciso realizar un cambio radical ya que si se toma
como consejo, conceptos como sostenible se convierten en palabra huera
(Zabalbeascoa, 2009). Este planteamiento es un modelo de vida, no es una materia
que impartir, es una tendencia necesaria que se debe generar en todos, o en la
mayoría de los seres humanos para que se dé. La manera más apropiada de
enseñarla a los alumnos es con el ejemplo. Será difícil o casi imposible que un
maestro que no cumpla con este equilibrio pase el mensaje a sus alumnos. Y si
realmente se está buscando encaminar nuestro hacer, hacia esta tendencia más vale
comenzar con nuestra vida cotidiana antes de pensar en trasmitirlo a los alumnos.

Otro punto importante es que los profesores deben entender (aquellos que no lo han
hecho), que el conocimiento y su preparación jamás termina. El conocimiento
siempre se renueva y no basta aprenderlo una vez, es necesario siempre estar
actualizándose y mejorando. Esto es una necesidad que los alumnos deberíamos
exigir, pero al conformarnos, se crea un circulo vicioso que nos mantiene en una
dinámica mediocre y carente de crecimiento intelectual.

El auténtico conocimiento es conocer la extensión de la propia ignorancia.

Kung FuTse, Confucio


Conclusiones

Siempre es importante conocer my bien el objetivo antes de comenzar una jornada, y


si dicho objetivo es tan complejo más vale estudiarlo bien para nunca perder el
rumbo.

Es importante tener conciencia que los problemas actuales no son solo ecológicos
sino sociales también, y en medida que reduzcamos la distancia entre los tres
círculos mejor será nuestra calidad de vida y nuestra relación con el medio ambiente.

Si uno pretende ser un maestro ejemplar, es indispensable siempre mantenerse


actualizado, investigar y guiar a los alumnos por el saber imparcial, enseñarlos la
realidad y que ellos decidan cual será su rumbo. Un maestro debe ser un orientador,
un ejemplo a seguir.

Bibliografía

Fredy Massard, Y. G. (2008). Hacia otra Afrquitectura. España: Exit Express.

Leglisse, A. (2009). La Arquitectura del Futuro. México: Revista Obras.

Míltón, A. J. (2007). Aedificare. San Nicolás: Universidad Autónoma de Nuevo León.

Pigem, J. (2009). Buena Crisis. España: Kairos.

Rovira, C. (2009). Entrevista con Celma Rovira. España: Periodista Digital.

Zabalbeascoa, A.(2009). Pensamiento Verde la Crisis como Oportunidad. España: EL País


Semanal. N° 1,728 Madrid domingo 8 de noviembre 2009, pp.76-83

Zabalbeascoa Anatxu,(2009) Edificios del siglo XXI. Madrid España: El País Semanal, N°
1,728, Madrid, domingo 8 de noviembre de 2009, pp. 88-93.