Vous êtes sur la page 1sur 40
4, LA HISTORIA ¥ LA AMBIGUA ee wa Dn eee te | aiaecnite TMRODHL aera AL op 4? a tos afosinmodiatamente postrires a la Gran Gus ra, los miembros dela neva etcula hisiiea™ tan 9 Altunes pasos dados en su taren de dierenciacion dels dicion historogrties heredady dal mando de las Ictae, i cere funda, sean proclamabantn dominio del metodo gus : les pernitia el tratamiento objetive de ou materia Tal sono se ha plantondo en el capital anterior ls polamiane tine, das con Groussag entre 1814 y 1936, aan antes de gue Jaan . : ‘Agustin Gara dleraal grape ia denominacidn con gue sco : nocd hasta hoy, haba sido un epindio de emprtancia ot ‘quel empete. Al mismo tiempo, ke hombres el snasee | escuela" oxtendian, ain paulainamente, su presencia es Ia “niversided: an fa Pauited do Filovoiay Latins Ravigrast | sta'designado director dela Sacian de tnvestigcciones His | rieas en 1920, cargo au sgoisocupando cuando le secion | fie transforma on institate un afo mas tarde; en Soe legaba al Decansia, Tambien on La Platay on el Tnaitacs Nacional del Profesorad, con semeo propio ve verineaba Droeosos semejantes, A partir de eos momentos, san on Felato que ha logrado cansenso, a -nucve easucla” habia fonducldo un proceso de smplicetin y conssldaston de oe Instituciones de a historia profestnst, que e denavrollanta on las déeadas siguientes eon notable dela eee 1. Come ejemplos de sata narracién gue hemoe planteado co- ALRUTAAUTAUTE TET T ETE TT TET TTTIIET 109 [Bata imagen de trazo gracso queda vatificada sige ensa- ya un répido eotejo de la situacién que vivia la historia como DBrofesién hacia 1924, fecha del comienzo del debate con Groussae, con la que atravesaba en los primeros afios cua renta, Bn tiempos de Ia Segunda Guerra Mundial la base. institucional haba erecido con fa fundacién de nuevas earre ‘ras y eentros de investigacidn, varias vevistas especializadas festaban cireulando, los contactos con historiadares y centras extranjeros se habian regulsrizado, y el Estado solia consul tar a los historindores y subsidiar o retribuir sus actividades, de muchos modes. Sin embargo, aun desde una perspectiva ‘que se centre sélo en las dimensiones institucionalles del pro: ‘eso de profesionalizecién, el andlisis de otras variables per- ‘mite formular elertas preguntas de cuyas respuestas ese re lato difilmente pueda hacerse cargo,