Vous êtes sur la page 1sur 2

Las acciones que tomaría como auditor, es que me limitaría a observar y evaluar los

procedimientos y de encontrar alguna sobrefacturación, falla o inconsistencia, haría las


anotaciones y lo plasmaría en mi informe porque un auditor si encuentra anomalías,
nunca debe recriminar, dar órdenes o decir a las personas auditadas cómo se deben
hacer las cosas.
Las correcciones y observaciones, lo mismo que las estrategias a seguir serán
responsabilidad de la administración, mas no del auditor. El auditor sólo deberá realizar su
trabajo, y de acuerdo con los resultados, presentar a la administración las anomalías,
irregularidades y las sugerencias y alternativas de solución.
Es muy importante como auditor tener siempre esto presente, de lo contario, causaremos
un ambiente negativo dentro de la empresa o área objeto de auditoría.
Dicho lo anterior, el auditor en ningún momento debe interferir en el normal desarrollo de
una empresa o área auditada, simplemente debe ser un espectador y observador, que de
las acciones se encargará la administración, quien lo hará con base al informe presentado
por el auditor.

Extraído de: https://www.gerencie.com/el-auditor-solo-debe-observar-e-informar-no-dar-


ordenes-a-sus-auditados.html

Otra respuesta para el foro


Durante el proceso de observación y recopilación de evidencias e información, se debe
tener mucho cuidado de no entrometerse en absoluto en las funciones del personal
auditado. No debe decir al personal auditado si las cosas están bien hechas o mal
hechas. No se debe criticar al personal, y tampoco alabar o felicitar si los procedimientos
se están realizando adecuadamente.
La neutralidad y sutileza del auditor debe ser absoluta. Cualquier intromisión inadecuada
puede conllevar a que el proceso de auditoría no se pueda finalizar cabalmente, que los
empleados se incomoden y decidan no cooperar con el auditor, o en el peor de los casos,
un incorrecto comportamiento del auditor puede conllevar a que este pierda
independencia a la hora de presentar los resultados de la auditoría.
El auditor debe tener claridad que el objetivo de la auditoria es simplemente evaluar el
estado de los procedimientos de una determinada área o departamento de la empresa, lo
que le llevará a detectar fallas e inconsistencias, pero no es su objetivo el decirle a un
empleado como debe o no hacer un determinado procedimiento, o que debe hacer x o y
procedimientos. Estas órdenes las dará el encargado del área o departamento con base
al informa que el auditor presente.