Vous êtes sur la page 1sur 22

1. Prueba de sincronismo y tiempos de operación de interruptores.

El mecanismo de operación es una parte esencial de los interruptores de potencia.


El mecanismo debe estar en condiciones de operar en el momento de recibir una
señal de apertura o cierre.

Una operación no adecuada del mecanismo de operación de los interruptores puede


ocasionar daños físicos en el mismo interruptor y en otros equipos como
transformadores, generadores, reactores, etc. En este caso, los costos de la
reparación de los daños causados por este tipo de fallas es muy caro y puede tomar
varios meses. Es por esto muy importante verificar en forma periódica la operación
correcta del mecanismo de los interruptores. Esto se verifica con la prueba de
tiempos de operación y simultaneidad de contactos.

1.1. Objetivo.

El objetivo de estas pruebas es analizar el desempeño del interruptor en función de


los tiempos de operación, en sus diferentes formas de maniobra, así como la
verificación del sincronismo de sus tres fases y de los contactos de una misma fase.
Las comprobaciones deben efectuarse en forma periódica en todos los interruptores
de potencia, de acuerdo con lo establecido en los manuales del fabricante. Cuando
un interruptor no cumple con los tiempos especificados por el fabricante, debe
sacarse de operación y someterlo a mantenimiento para tratar de recuperar sus
tiempos de operación originales.

1.2. Definiciones.

Al fin de uniformizar conceptos entre el personal a cargo de la ejecución y análisis


de las pruebas de tiempo de operación y sincronismo de contactos en interruptores,
a continuación se dan algunas definiciones de acuerdo a la Especificación de
Interruptores de Potencia CFE-V5000-01, vigente.
1.2.1. Tiempo de apertura.

Es el intervalo de tiempo que transcurre desde el instante en que se energiza la


bobina de apertura del interruptor, estando en posición cerrado y hasta el instante
en que se separen todos los contactos de arqueo de todos los polos.

1.2.2. Tiempo de cierre.

El intervalo de tiempo transcurrido desde la energización de la bobina de cierre,


hasta el instante en que se toquen los contactos de arqueo de todos los polos.

En el caso de interruptores dotados de resistencia de preinserción, por lo general


existe una diferencia entre los tiempos de cierre o apertura hasta el momento en
que los contactos primarios de arqueo se tocan o separan y él tiempo hasta el
momento en que los contactos auxiliares en serie con las resistencias se tocan o
separan.

1.2.3. Tiempo de arqueo en un polo.

Es el intervalo de tiempo entre el instante de la iniciación del arco hasta el instante


de su extinción final en ese polo.

1.2.4. Tiempo de arqueo en un interruptor.

Es el intervalo de tiempo entre el instante en que se inicia el primer arco y el instante


de la extinción final del arco en todos los polos.

1.2.5. Tiempo de interrupción.

Es el intervalo de tiempo entre el inicio del tiempo de apertura y el final del tiempo
de arqueo.
1.2.6. Tiempo de conexión.

Es el intervalo de tiempo entre el inicio del tiempo de cierre y el instante en que la


corriente empieza a fluir en el circuito principal.

1.2.7. Contacto.

Es la parte conductora diseñada para establecer la continuidad del circuito, cuando


estos se tocan, debido a su movimiento relativo, durante una operación de cierre.

1.2.8. Contactos principales.

Son los contactos incluidos en el circuito principal del mecanismo de un interruptor


cuyo objetivo es transportar en la posición de cerrado, la corriente nominal.

1.2.9. Contactos de arqueo.

Es a través de los cuales se establece el arco. Un contacto de arqueo también puede


servir como contacto principal. Están diseñados para soportar los daños a causa de
la energía del arco. Son los primeros que hacen contacto cuando el interruptor
cierra, y los últimos en separarse cuando el interruptor abre, y cuyo objetivo es evitar
el deterioro o daño del contacto principal.

1.3. Principio de la prueba

Para explicar el principio de esta prueba, primero entenderemos los sucesos en un


interruptor al presentarse una falla, analizando la Fig. xx

En esta figura la línea horizontal central indica el transcurso del tiempo. Las
acciones se suceden en el orden siguiente:

 Inicio del cortocircuito


 Energización de la bobina de disparo
 Inicio de separación de los contactos
 Extinción del arco
 Terminación de la carrera de los contactos
Figura xx. Sucesos en un interruptor al presentarse una falla de cortocircuito.

En esta operación existen tiempos muy importantes que son:

 Retraso del disparo (Tripping delay).

Este es el tiempo que transcurre desde que se inicia el corto circuito hasta que se

energiza la bobina de disparo. 


 Tiempo de apertura (Opening time).

Este es el tiempo que transcurre desde que se energiza la bobina de disparo, hasta
que se inicia la separación de los contactos.
 Tiempo de arqueo (Arcing time).

Es el tiempo que transcurre desde que se presenta el arco eléctrico al separarse los

contactos, hasta que se extingue. 


 Tiempo de interrupción (Break time o interrupting time).

Es el tiempo que transcurre desde la energización de la bobina de disparo, hasta la

extinción del arco eléctrico. 


 Tiempo de recierre (Reclosing time).

Es el tiempo que transcurre desde que se energiza la bobina de disparo, hasta que

los contactos hacen contacto nuevamente en la operación de recierre. 


 Tiempo de división de los contactos (Contact parting time).

Es el tiempo que transcurre desde que se presenta la falla, hasta que se inicia la

apertura de los contactos. 


 Tiempo de eliminación de la falla (Clearing time).

Es el tiempo que transcurre desde que se inicia la falla, hasta que se extingue el
arco eléctrico.

1.3.1. Operación de apertura.

La operación de apertura de un interruptor se compone de dos características; la


velocidad de apertura y la distancia total de recorrido del contacto móvil.
La velocidad de apertura está determinada por la rapidez con que se inicia la
separación de los contactos. Esto para minimizar la erosión de los contactos por el
arco eléctrico y para controlar la duración total de la falla.

La distancia total de recorrido de contactos no es la distancia necesaria para


interrumpir la corriente, sino que es el espacio necesario para que el dieléctrico
pueda soportar los esfuerzos eléctricos que se presentan durante el proceso de
interrupción.

1.3.2. Operación de cierre.

Durante la operación de cierre y conforme los contactos se aproximan, se alcanza


un punto en el cual la separación es igual a la distancia mínima de ruptura
iniciándose un arco eléctrico. Conforme la distancia entre contactos disminuye, el
arco eléctrico se acorta hasta extinguirse, en el momento que los contactos se
cierran. De acuerdo con lo anterior, el arco eléctrico ocurre, tanto en la apertura,
como en el cierre de los contactos. Debido a lo anterior, se requiere que la operación
de cierre, también sea rápida.

1.3.3. Simulteneidad en los contactos.

Si los contactos de un interruptor no abren o cierran simultáneamente cuando ocurre


una operación de apertura o cierre, la carga sigue demandando la misma potencia
al sistema eléctrico, aunque sea en una fase. Esto hace que en la fase más lenta
se presente un arco eléctrico muy fuerte que degrada los contactos. Debido a esto,
es importante que las operaciones de las fases de un interruptor ocurran
simultáneamente.

La simultaneidad adquiere mayor importancia en el caso de interruptores


multicámara, con mecanismos de operación independientes por fase, con o sin
resistencias de preinserción, debido a que es más probable la pérdida de
simultaneidad en la operación entre fases o entre los contactos de una misma fase.
1.4. Condiciones generales para la prueba.

Los siguientes lineamientos son de carácter obligatorio para la ejecución de las


prueba:

1. El equipo por probar deberá estar con libranza concedida por el Área de
Control correspondiente.

2. El interruptor se probará totalmente desenergizado. 


3. Se deben mantener abiertas y bloqueadas las cuchillas desconectadoras en


ambos lados del interruptor.

4. Las conexiones de comando desde el Analizador de Interruptores, deben


hacerse en las tablillas del gabinete de control del interruptor, de tal manera
que durante las pruebas queden involucrados todos los componentes de los
circuitos de cierre y de apertura. Las pruebas de apertura deberán realizarse
para las 2 bobinas de disparo.

5. El interruptor debe encontrarse en condiciones nominales de operación, en


lo que se refiere a:
• Presión del acumulador de energía.
• Presión del medio de extinción.
• Tensión de control y de fuerza.
• Verificación de niveles de aceite cuando el medio de extinción es el
aceite dieléctrico a presión atmosférica.
• De la indicación de carga del resorte.
1.5. Valores de prueba de tiempos de operación.

A continuación se hace referencia respecto a los valores de los tiempos anteriores


descritos que establecen un cierto criterio a modo de guía general ya que los valores
particulares para cada tipo de interruptores es una característica propia que
generalmente da el fabricante en sus instructivos, los cuales están referenciados a
las normas con que fueron diseñados o especificados para su adquisición.

Los tiempos máximos de interrupción deben ser de 50 ms.

1.5.1. Tiempo de interrupción

El tiempo total de interrupción, está compuesto por el tiempo de apertura o


separación mecánica de contactos de arqueo, más el tiempo de arqueo. Entonces
puede establecer que los tiempos de apertura medidos en el campo deben ser
menores a los tiempos de interrupción nominales indicados.

Para los interruptores de tensión de diseño de 123 a 400 kV, en referencia a la


especificación CFE-V5000-01 los tiempos máximos de interrupción deben ser de 50
𝑚𝑠.

1.5.2. Tiempo de cierre.

Son generalmente más largos que los de apertura. Para los interruptores de tensión
de diseño de 123 a 400 kV, en referencia a la especificación CFE-V5000-01 los
tiempos máximos de cierre deben ser de 160 𝑚𝑠.

Fuera de esta especificación, los tiempos de cierre, pueden variar dependiendo del
tipo de interruptor, su mecanismo y lo voluminoso de sus partes en movimiento; por
lo anterior no se pueden establecer valores promedio. Se requiere en este caso
basarse en los tiempos dados por el fabricante para cada modelo en particular, o
bien a comparación entre interruptores similares.

1.5.3. Tiempos de cierre-apertura.

Los valores que deben obtenerse en el campo, son prácticamente similares a los de
la suma del tiempo de cierre más el de apertura, las variaciones con respecto a esta
pueden deberse a que en este caso la señal de apertura esta dependiendo de que
se complete primero la operación de cierre previamente dada, puesto que entra en
juego la acción de los contactos auxiliares que forman parte del circuito de disparo,
con relación a los contactos de arqueo.

1.5.4. Simultaneidad entre polos y entre contactos de un mismo polo.

Los valores de discrepancia definidos en la especificación CFE-V5000-01 vigente,

son los siguientes:


Simultaneidad en la operación de los polos:

1. En operación de cierre 3 ms máximo.


2. En operación de apertura 2 ms máximo.

Simultaneidad de contactos del mismo polo:

1. En operación de cierre 2 ms máximo.


2. En operación de apertura 2 ms máximo. 


Para los interruptores que se adquirieron fuera de esta Especificación, los tiempos
de simultaneidad, pueden variar dependiendo del tipo de interruptor y su
mecanismo; por lo anterior no se pueden establecer valores promedio. Se requiere
en este caso basarse en los tiempos dados por el fabricante para cada modelo en
particular, o bien a comparación entre interruptores similares.

La operación de los contactos de un polo debe ser prácticamente simultanea. Los


valores obtenidos durante la prueba, deberán ser registrados en el formato SGP
A002 S R001, dicho formato se encuentre en el Anexo A del presente documento.
2. Prueba de resistencia de contactos en el interruptor.

Los contactos eléctricos son elementos esenciales de los interruptores.


Generalmente, un interruptor se compone de un contacto fijo y un contacto móvil,
que al estar en posición de cerrado, permiten el flujo de la corriente a través del
interruptor. La corriente debe fluir sin sobrecalentarlos, ya que esto puede soldar o
degradar su superficie por oxidación.

La forma habitual en que opera un interruptor, abierto o cerrado, puede afectar la


resistencia de contacto. Evidentemente, la resistencia de contactos varía por
distintas causas, debido a que el interruptor permaneció cerrado por períodos largos
o debido a operaciones frecuentes de apertura y cierre.

Los contactos que permanecen cerrados por largos períodos están sujetos a
procesos de oxidación que incrementan su resistencia de contacto. En interruptores
en SF6 la oxidación se presenta al reaccionar el gas con el material del contacto,
formando una capa aislante que reduce el área de contacto e incrementa su
resistencia.

Los contactos que operan frecuentemente son afectados por la erosión y por la
temperatura del arco, además del desgaste y deslizamiento entre ellos.

2.1. Objetivo.

El objetivo de esta prueba es la medición de la resistencia óhmica de los contactos


de alta tensión. Esta da una indicación del estado de los contactos debido a materias
extrañas entre ellos, puentes o conexiones flojas en los bushings o conectores, todo
esto, si no es detectable en mantenimientos rutinarios puede ocasionar problemas
mayores.

2.2. Principio de la prueba

La resistencia de los contactos se compone de la resistencia entre ambos contactos


(conductores) y de la resistencia de la interfaz entre ellos. La resistencia de los
conductores depende de la sección transversal, de la longitud y de las propiedades
físicas del material y varía con la temperatura. Por otro lado, la resistencia de la
interfaz entre contactos depende y varía con el área efectiva de contacto y de la
carga mecánica.

La potencia térmica 𝑃, desarrollada en el contacto, depende de la intensidad de


corriente dada 𝐼, y de la resistencia de contacto 𝑅𝐶 . Por consiguiente, también
depende de la caída de tensión 𝑉 en el contacto.

𝑃 = 𝑉𝐼 = 𝐼 2 𝑅𝑐

A simple vista parece que la calidad de un sistema de contactos depende


principalmente de la magnitud del área total de contacto. Sin embargo, los
resultados de análisis físicos han demostrado que la calidad de un contacto no
depende sólo de su superficie de contacto, sino primordialmente de la carga
mecánica y de las propiedades del material con que están fabricados.

La medición de resistencia de contactos nos indica el estado que guardan los


contactos. Para realizar esta prueba se emplea un óhmetro de baja resistencia o
Ducter. Este equipo debe de tener una fuente de alta corriente de 100 A, con el
propósito de obtener resultados confiables.

Figura. Xxx

En la Fig. xxx se muestra el circuito eléctrico del Ducter. En este circuito se observa
que la resistencia bajo prueba R está determinada por:

𝐼
𝑅=
𝑉
Donde; la tensión V se mide directamente en los bornes del equipo bajo prueba,
eliminando de esta forma la resistencia (Rca) de los cables con que se aplica la
corriente. La corriente I por su parte se mide directamente en la salida de la fuente.

La resistencia medida en pruebas de rutina de un interruptor, debe ser comparada


con los valores obtenidos en las pruebas prototipo del interruptor o de otros

interruptores del mismo modelo. El valor de prueba no deberá exceder en 20 %. 



2.3. Condiciones de la prueba.

Esta prueba es aplicable a interruptores de alta y baja tensión, describiéndose en


este procedimiento la exclusividad para estos equipos en sus diferentes tipos de
acuerdo a los medios de extinción utilizados:

 Gran volumen de aceite


 Pequeño volumen de aceite 

 Neumáticos 

 Gas (Hexafluoruro de azufre) 

 Soplo magnético Vacío 


Las pruebas que se realizan según el tipo de interruptor son las siguientes:


Prueba 1 Determinación de la resistencia óhmica total en interruptores.

Se debe medir la resistencia total por fase. No es necesario desconectar los cables
de llegada a las boquillas ó terminales del interruptor, excepto si se obtiene un valor
demasiado alto. (Figura XX)

Este valor alto puede deberse a las siguientes razones:

1. Superficies de contacto sucias, para lo cual se requiere limpiar bien éstas


ó conectar directamente en los bornes de la boquilla ó terminal del
interruptor.
2. Problemas en contactos. Se deberá investigar detalladamente.

Prueba 2 Determinación de la resistencia óhmica de cada contacto en


interruptores multicamara.

Se debe medir individualmente la resistencia de cada contacto del interruptor.
 De


contar con interruptores con resistencia de preinserción, no es necesario
desconectarla, pues es despreciable la variación midiendo con y sin resistencia.
(Figura XX)

2.3.1. Preparación.

1) Es necesario verificar el estado del equipo de prueba, previo a tomar la


licencia, verificando los cables de prueba.
2) El equipo bajo prueba debe encontrarse librado.
3) Se debe contar con el número de registro, licencia, nombre de quien concede
la licencia y horario de la misma. Estos datos deberán quedar registrados en
el formato 1 ó 2 según corresponda.
4) Una vez confirmado lo anterior cerrar el equipo bajo prueba en forma local
para realizar la prueba.

2.3.2. Medidas de seguridad.

1) El equipo bajo prueba deberá permanecer cerrado durante la prueba y


asegurarse de que no se abra durante la ejecución de la misma. A fin de
evitar daños en el equipo de prueba por inducción, es necesario aterrizar un
solo extremo del interruptor ó cuchilla.
2) Colocar el instrumento en una base sólida y firme, evitando campos
magnéticos intensos.
3) En caso de requerirse desconectar el enlace de cámaras en interruptores
multicámara para la prueba 2, por algún mantenimiento u otra actividad, será
necesario trasladar el punto de aterrizamiento a los contactos bajo prueba,
para seguridad del equipo.

2.3.3. 
 Procedimiento de la prueba.

1. Colocar el switch de encendido del equipo de prueba en la posición de ON.

2. Conectar el switch selector de escala en la posición más alta si la resistencia


bajo prueba es de un valor desconocido.

3. Si el valor medido es menor del 10 % de la escala, mover el switch selector


de escala a la siguiente posición hasta encontrar la máxima defección,
siempre inyectando 100 ó 10 amperes, dependiendo del equipo utilizado.

4. Registrar los valores obtenidos en el formato 1 ó 2.

5. Apagar el equipo de prueba, colocando el switch de encendido en posición


OFF.

6. Retirar las terminales de potencial y de corriente; es muy importante retirar


primero las terminales de potencial, sobre todo cuando se trabaja sobre
circuitos inductivos, con el objeto de evitar un alto voltaje en las terminales
de potencial del instrumento.

Los resultados adquiridos en la prueba deberán ser anotado en el formato de


Registro de Verificación y prueba de resistencia de contactos en interruptores
de potencia, dicho formato se encuentra en el Anexo XX.
Figura xx Ejemplo de conexión de prueba 1 con equipo de prueba de
resistencia de contactos.
Figura xx Ejemplo de conexión de prueba 2 con equipo de prueba de
resistencia de contactos.
3. Prueba de factor de potencia al asilamiento de equipo eléctrico.

El estado del aislamiento es esencial para un funcionamiento seguro y fiable del


equipo eléctrico. La medición de la capacitancia y del factor de disipación/potencia
ayuda a determinar el estado del aislamiento de dicho equipo.

Los cambios en la capacitancia pueden, por ejemplo, indicar desplazamientos


mecánicos de los devanados o rupturas parciales en un transformador. El
envejecimiento y la degradación del aislamiento, unido a la entrada de humedad,
aumentan la cantidad de energía que se convierte en calor en el aislamiento. La
tasa de estas perdidas se mide como factor de potencia.

3.1. Objetivo.

Determinar la condición real del aislamiento para verificar sus características


dieléctricas.

3.2. Definiciones.
3.2.1. Teoría del aislamiento.
El aislamiento es toda sustancia o material de baja conductividad eléctrica, en
presencia de una tensión la corriente eléctrica que logra circular comúnmente es del
orden de mili-Amperes, la cual se puede medir para efectos de diagnóstico. A la
corriente que circula por el aislamiento que se refleja en forma de calor se denomina
corriente de fuga.

Los materiales aislantes se conocen también con el nombre de dieléctricos y los


términos pueden ser utilizados indistintamente.

Los dieléctricos perfectos tienen cero conductividad y el fenómeno de absorción


dieléctrica no existe, por lo que se refiere a una condición ideal. En la práctica los
dieléctricos perfectos no existen debido a que los materiales aislantes que se utilizan
tienen cierto nivel de pérdidas.
Un dieléctrico se puede representar mediante el arreglo que tiene un capacitor. El
capacitor es un dispositivo que está formado por dos conductores y separado por
un dieléctrico, su capacitancia depende del arreglo, separación de los electrodos y
su medio aislante. En la figura XX se observa el diagrama esquemático de un
capacitor.