Vous êtes sur la page 1sur 7

UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA

DE MÉXICO

FACULTAD DE QUÍMICA

QUÍMICA AMBIENTAL

“USO DE PINTURAS ECOLÓGICAS PARA DISMINUIR LA


CONTAMINACIÓN ATMOSFÉRICA POR EL USO DE
DISOLVENTES ORGÁNICOS”

ALUMNOS:

● REYES CASTRO YESSICA PAOLA


● VALENTE RAMÍREZ LUIS ÁNGEL

PROFESORA: CLAUDIA INÉS RIVERA CÁRDENAS

7 DE NOVIEMBRE DEL 2018


SEMESTRE 2019-1
INTRODUCCIÓN
El hombre ha pintado desde tiempos inmemoriales,
sin embargo, las pinturas que utilizaban nuestros
antepasados no se parecen en nada con las pinturas
y barnices sintéticos que se utilizan actualmente.
Al leer las etiquetas de estos productos
comprobamos la cantidad de agentes tóxicos que
contienen, la mayoría de estos compuestos son
derivados de la industria petroquímica y pueden
afectar a nuestra salud (piel, vías respiratorias y
ojos).
Este tipo de pinturas resultan igual de perjudiciales
para el medio ambiente debido a la cantidad de
metales pesados (plomo, cadmio, mercurio, etc.) y compuestos orgánicos volátiles (xileno, tolueno,
acetonas, fenoles…) que contienen y que perduran durante semanas y meses después de su aplicación.
Además, las pinturas y barnices sintéticos arden con facilidad, desprendiendo gases tóxicos que puede
resultar mortales.
Por estas razones es que surgen las “eco-pinturas” o pinturas ecológicas haciendo frente a las pinturas y
barnices sintéticos. Para que una pintura pueda ser considerada como ecológica sus componentes han de
ser de origen natural (minerales y vegetales), de fuentes renovables y biodegradables. Para ello se
utilizan minerales como el óxido de hierro o talco, así como aceites, resinas y tintas que provienen de
raíces, hojas, cortezas y fibras de diversas plantas. Como disolvente se suele utilizar agua. Para saber
cómo se desprende una pintura hay que indagar en varios procesos físicos y químicos. Además, están
los factores meteorológicos y diferencias térmicas a los que está expuesta una superficie. En esta
investigación hay una relación directa entre la conformación de los componentes y los solventes que
participan de la extensión y aglomeración.
En el presente trabajo se describirán los tipos de pinturas ecológicas más sobresalientes que existen, sus
componentes, elaboración y aplicación, así como la forma en que protegen al medio ambiente sobre todo
a la atmosfera. También se hará una comparación respecto a las pinturas sintéticas que existen.
PROBLEMÁTICA
La contaminación de la atmósfera debido a solventes orgánicos utilizados en pinturas y artículos de uso
doméstico.

SOLUCIÓN
Elaboración de pinturas ecológicas a base de productos naturales y de preferencia con materiales que
sean fáciles de encontrar en el hogar o en lugares cercanos, usando como disolvente agua.

DESARROLLO
La pintura es un fluido que es aplicado sobre una superficie en capas relativamente delgadas, con el paso
del tiempo se va transformando en una capa sólida que se adhiere a dicha superficie, de tal forma que
recubre, protege y decora el elemento sobre el que se ha aplicado.

Existen diferentes tipos de pinturas, como los barnices, esmaltes, lacas, colorantes, entonadores y
selladores entre otros; cada uno con unas propiedades físicas y químicas diferentes, su uso varía ya sea
por el tipo de superficie a aplicar, el carácter estético o las inclemencias a la que va a estar sometida.
Para que un fluido pueda llamarse “pintura” este debe tener en su composición todos o algunos de los
siguientes componentes, es importante señalar que, aunque las pinturas no contengan todos estos
componentes, no quiere decir que no será efectiva.
✓ Pigmento: le da el color deseado a la pintura y puede ir desde opaco hasta muy claro, los pigmentos
se encuentran regularmente en forma sólida.
✓ Aglutinante: puede ser un líquido o sólido, es el encargado de mantener todos los componentes de la
pintura unidos.
✓ Disolvente: es el más importante de todos, pues es el
encargado de que el aglutinante sea efectivo en la
pintura, es decir que exponga sus características de
acuerdo a su composición y estado de agregación.
✓ Plastificante: la concentración de este componente
por lo regular es baja, su función es hacer que la
pintura sea maleable y fácil de tratar.
✓ Cargas: se adhiere para que la pintura se fije al
material en el que se va a trabajar.
Disolventes en pinturas
El problema con las pinturas sintéticas viene desde la introducción del uso del petróleo y sus derivados
durante el siglo XX, actualmente son más los productos comerciales que contienen solventes, por
ejemplo: diluyentes, pegamentos, limpiadores, gasolinas, desengrasantes, etc. Gran parte estos productos
utilizan como disolventes, compuestos orgánicos.
Nos enfocaremos solo en el caso de las pinturas pues los solventes industriales utilizados para su
elaboración son: En los cementos (tricloroetileno, tetracloroetileno), los pegamentos (tolueno, acetato
de etilo y varias acetonas), el thinner (destilados de petróleo, benceno, acetona, tricloroetileno,
tetracloroetileno) y los removedores de barniz o pintura (acetona, tolueno, benceno, cloruro de metileno).
Todos estos disolventes resultan perjudiciales si se utilizan a largo plazo, originalmente se piensa que
los autos son los principales causantes de la contaminación, pero esto no siempre se cumple. El uso
indiscriminado de otros productos químicos sobre todo los solventes ya mencionados que se utilizan en
fábricas e industrias y la utilización de productos de uso cotidiano que van desde un simple disparo del
atomizador de tu perfume favorito hasta la aplicación completa de una capa de pintura de tu color
preferido para adornar tu hogar, son por decir algunos, de los principales causantes de la contaminación
a la atmósfera, esto puede verse reflejado por ejemplo en la concentración gases de efecto invernadero
(GEI).
Las pinturas, barnices y otros productos que contengan solventes pueden clasificarse como COV que
son todos aquellos compuestos orgánicos volátiles que se emiten al ambiente.
Para que el ozono que es un GEI se forme se necesita que ocurra una reacción química entre los óxidos
de nitrógeno y algunos gases volátiles, la pieza clave es la presencia de los COV, si estos tienen la
propiedad de ser muy reactivos el ozono se produce con los niveles típicos que se conocen.
En el caso de la Ciudad de México el 68% de los compuestos
volátiles son producidos por el uso indebido y descontrolado
de los disolventes, gran parte de estos contenidos en pinturas
y barnices. En ocasiones es posible notar los domingos en
los cuales se supone que dentro de la ciudad hay una menor
cantidad de autos circulando, existe una mayor
concentración de compuestos volátiles pues estos son
producto de actividades cotidianas de otra índole.
“Eco-pinturas” La solución para evitar los disolventes orgánicos
Para evitar el uso de disolventes orgánicos peligrosos que ya se han mencionado, se han investigado y
hecho experimentos con materiales que pueden ser utilizados como aglutinantes para elaborar pinturas
que no resultan dañinas para el ser humano y para el ambiente, nos enfocaremos en las 3 que
consideramos las más eficientes ya que los materiales que se utilizan para su elaboración resultan ser
fáciles de obtener y no requieren de una gran inversión.

Comenzaremos por las pinturas de cal que utilizan


mucílago (un polímero natural) como aglutinante
para este tipo de pinturas, por su composición y sus
propiedades, le da al agua la apariencia de una
disolución viscosa, puede hincharse en ella para
formar una pseudodisolución gelatinosa, esta última
es quizá la característica más importante del
mucilago ya que da la capacidad a la pintura de
suspender sustancias insolubles y aumentar la
viscosidad, el mucílago más fácil de utilizar es el de
nopal pero también se puede utilizar el de linaza y chía. La pintura de cal es económica, desinfectante y
permite que las paredes respiren, los materiales que se utilizan son fáciles de conseguir, y para un litro
de pintura se necesita un litro de agua, y aproximadamente 300g de cal, 100g de sal de grano y 400mL
de mucílago de nopal. Se mezclan todos los ingredientes agregando el mucílago al final para que haga
su función de aglutinante y tendremos nuestra pintura de cal lista para usar. La cantidad de cal que se
utiliza depende de la consistencia que se le quiera
dar a la pintura, contra más cal tenga, más espesa
será. También hay que tener en cuenta que hay que
remover la mezcla con bastante frecuencia ya que la
cal tiende a irse al fondo del recipiente. Este tipo de
pintura suele utilizarse para pintar exteriores o
interiores rústicos y generalmente se prefiere que
sea de color blanco, aunque se puede colorear con
óxidos fáciles de conseguir.
Por otra parte, la caseína (una proteína de la leche) también puede ser utilizada como aglutinante por
sus propiedades, contiene gran cantidad de fosfatos que se emplean en la industria del papel, pieles,
pintura, medicina y en alimentación.
Los materiales que se requieren para su elaboración son por lo regular un litro de leche, vinagre Blanco,
cal Hidratada, tiza o polvo de mármol y agua. Para obtener la caseína pone la leche al fuego en un cazo
y se aparta justo antes de que comience a hervir, fuera del fuego se le añaden 50 ml de vinagre blanco,
removiendo poco a poco, seguidamente separaremos con un colador o filtro el suero de la leche del cuajo
(parte grumosa), que es lo que se utiliza para la elaboración de la pintura. El pigmento base es la cal, tiza
o polvo de mármol, el cual se disuelve con un poco de agua antes de agregarlo al cuajo de la leche. Una
vez obtenida una mezcla homogénea del cuajo y el pigmento, se añade el agua que sea necesaria para
para obtener la consistencia adecuada para pintar. La pintura de leche tiene un acabado opaco y su color
se rebaja una vez seco, por lo que hay que dar varias manos para obtener el color deseado. Es adecuada
para superficies absorbentes como yeso, cemento o madera natural, sin embargo, no se adhiere sobre
superficies metálicas, plásticas, con pinturas de acabado brillante o esmaltes sintéticos. Opcionalmente
se le puede dar un acabado con cera incolora para impermeabilizar y que dure más.La última es una
pintura muy antigua llamada “al temple”, esta puede ser elaborada a base de huevo de gallinas, ofrece
unos impresionantes resultados en cuanto a pureza del color y durabilidad en el tiempo, es muy empleada
para murales, tablas, pergaminos y papeles, pero no se
recomienda en telas.
El huevo es una emulsión natural que contiene
básicamente agua y grasas, esta emulsión polimeriza
(reacciona con el aire) y se convierte en una película
sólida, trasparente y no soluble en agua, ideal para
fabricar pinturas. Los mejores temples se obtienen de
la yema de huevo. Para elaborar un litro se requiere de
un litro de agua. 2 yemas de huevos, aproximadamente
300g de cal y 100g de sal de grano.

La ciencia detrás de las “eco-pinturas”


Existen Pruebas cualitativas y cuantitativas de la pintura, por ejemplo:

• Prueba de adherencia
• Medición de ángulo de contacto
• Espectro de impedancia
• Viscosidad
REFERENCIAS
● Norma ASTM D3002 D3359
● FPA-CL-01 Formato de pruebas de adherencia para pinturas en superficies varias.
● Viviendo el Arte. 2013. Eduardo Zamarro. TÉCNICAS DE PINTURA, pintura al temple.
Recuperado de: http://www.eduardozamarro.com/blog/?p=25
● Quiminet.com. Tipos de solventes y sus aplicaciones. 2008. ¿Qué es un solvente? ¿Qué tipos de
solventes existen? Recuperado de: https://www.quiminet.com/articulos/tipos-de-solventes-y-
sus-aplicaciones-28015.htm
● BRICOYDECO. 2014. 5 pinturas ecológicas que puedes hacer en casa. Recuperado de:
https://www.bricoydeco.com/5-pinturas-ecologicas-caseras/