Vous êtes sur la page 1sur 6

INTRODUCCIÓN:

La necesidad básica para el hombre son los alimentos. Y producir suficientes recursos para
alimentar a la población que está en aumento en los países en desarrollo es uno de los mayores
desafíos que enfrenta el mundo moderno.

Tres de cada cuatro personas en el mundo en desarrollo dependen directa o indirectamente de


la agricultura para su supervivencia. De hecho, para la mayoría de los países de bajos ingresos,
la agricultura es el sector más importante de la economía, genera la mitad del producto interno
bruto, y es a menudo la principal fuente de divisa extranjera.

Una de las principales maneras en las que la agricultura puede hacerse más productiva es
aprovechando la ciencia para aumentar su rendimiento.

Una gama de programas de investigación agrícola se desarrolla actualmente en África


Subsahariana, la principal zona del mundo en desarrollo donde aún se presenta escasez de
alimentos.

La agricultura también debe ser sustentable. En el pasado, muchos lugares del mundo en
desarrollo han sufrido de una sobreexplotación del pastoreo y la pérdida de la fertilidad del suelo
debido a la producción intensiva de alimentos. En la mayoría de los casos, esto ha llevado a la
expansión de los desiertos y a un creciente interés por desarrollar prácticas de cultivo para ser
usadas en ambientes áridos.

La agricultura hace referencia al conjunto de prácticas y conocimientos orientados al cultivo del


suelo, es decir consiste en una serie de procedimientos realizados en el suelo a fin de lograr un
adecuado desarrollo de la siembra.

Ante esto se puede tener diversos tipos de agricultura y sus específicas herramientas,
maquinarias y equipos que se utiliza, los cuales se mencionaran en este informe.

OBJETIVO:
Tener conocimiento sobre los diversos tipos de agricultura, sus características y los implementos
como herramientas, maquinas y equipos que se utilizan en cada tipo de agricultura.
CUERPO DE TRABAJO:
La importancia de la agricultura está en que es el sector económico más amplio del mundo. En
todo el mundo, hay más gente que se dedica a la agricultura que al total del resto de las
ocupaciones juntas.

Existen diferentes tipos de agricultura:

Agricultura de Conservación: Es un tipo de agricultura que se basa en el uso adecuado, en la


conservación y en evitar un mayor daño de suelo que pueda provocar una disminución en su
eficiencia para la agricultura. Es un sistema de producción agrícola sostenible que comprende
un conjunto de prácticas agrarias adaptadas a las condiciones locales de cada región y a las
exigencias del cultivo, cuyas técnicas y el manejo del suelo evitan que se erosione y degrade,
mejoran su calidad y biodiversidad y contribuyen al buen uso de los recursos naturales, como
el agua y el aire.

 Manejo de cultivos de cobertura, residuos y malezas: el objetivo de este manejo es


que estas no interfieran en el desarrollo de un cultivo, en los sistemas de agricultura
de conservación este manejo debe facilitar la penetración del equipo de siembra
directa en el campo, sin bloquear el implemento y favorecer la germinación de
semillas.
Es deseable que los residuos formen una buena cobertura del suelo, que lo proteja
completamente algún tiempo contra los impactos de las gotas de lluvia y que libere los
productos químicos alelopáticos para suprimir la germinación de las malezas. La
liberación de estos productos químicos debe ser lenta y gradual, hasta que el cultivo
comercial sea capaz de competir con la maleza unos de los factores que influyen en la
liberación de los productos químicos alelopáticos es la descomposición de la materia
orgánica.
 Manejo mecánico manual:

Machete Segadoras

Rodillos de cuchillas Chapeadora


Agricultura tradicional: Es un tipo de agricultura propia de los campesinos pobres en los
países subdesarrollados. Estas son personas que no pueden acceder a los avances de
la tecnología verde, debido a que requiere de unas inversiones que no pueden hacer. Por otra
parte, llegan al mercado de sus países productos más baratos que los suyos; procedentes de
los países ricos, hoy en día, es de subsistencia, es decir, se consume todo lo que se produce y
se dedica al gasto familiar gran parte de lo cultivado. Muy poca parte de la producción va al
mercado, y en todo caso es un mercado local.

La agricultura tradicional tiende a desaparecer, debido al impacto de la Revolución verde. Pero


se mantiene porque, al fin y al cabo, está orientada al mercado local, y no a la exportación,
como ocurre con los grandes proyectos agrícolas, con la agricultura de plantación.

 Manejo mecánico manual: La característica común más relevante es el retraso técnico


y tecnológico. Esto se traduce en la necesidad de mucha mano de obra y el uso
preferente de aperos de labranza no mecánicos.

Agricultura industrial y comercial: Se entiende por Agricultura Industrial la que busca el


incremento de los rendimientos por unidad de superficie mediante la especialización de la
producción en monocultivos ya sea para producir alimentos, aceites comerciales o
agrocombustibles. actualmente la producción agroindustrial se encuentra en plena expansión
principalmente en los países del Sur como Argentina, Paraguay, Brasil o Indonesia, su
crecimiento involucra el control de todas las partes del proceso, desde la producción de
semillas principalmente modificadas genéticamente hasta su distribución y comercialización
en los países del Norte. El alto uso de insumos (pesticidas y fertilizantes agroquímicos)
contribuye de forma importante a generar calentamiento global.

 Forma de manejo industrial: La agroindustria se basa en el empleo de fertilizantes y


pesticidas químicos, la progresiva mecanización del proceso y la intensificación del uso
de tecnología ya sea para modificar genéticamente las semillas o para ahorrar trabajo
manual mediante siembra directa. Uno de sus principales cometidos es la producción
de nuevas variedades de aspecto más atractivo que puedan contribuir
económicamente a los países mediante la exportación y el comercio internacional.
 Manejo mecánico:

Arado de discos cosechadora de forraje, algodón, etc

Cultivadora Motocultor
Agricultura ecológica: es un sistema de cultivo de una explotación agrícola autónoma basada
en la utilización óptima de los recursos naturales, sin emplear productos químicos sintéticos,
u organismos genéticamente modificados ni para abono ni para combatir las plagas ni para
cultivos, logrando de esta forma obtener alimentos orgánicos a la vez que se conserva
la fertilidad de la tierra y se respeta el medio ambiente. Todo ello de manera sostenible,
equilibrada y mantenible.

Los principales objetivos de la agricultura orgánica son la obtención de alimentos saludables,


de mayor calidad nutritiva, sin la presencia de sustancias de síntesis química y obtenidos
mediante procedimientos sostenibles. Esto se consigue aplicando, siempre que sea posible,
métodos agronómicos, biológicos y mecánicos, en contraposición a la utilización de materiales
sintéticos para desempeñar cualquier función específica del sistema. Esta forma de
producción, además de contemplar el aspecto ecológico, incluye en su filosofía el
mejoramiento de las condiciones de vida de sus practicantes, de tal forma que su objetivo se
apega a lograr la sostenibilidad integral del sistema de producción agrícola; o sea, constituirse
como un agro sistema social, ecológico y económicamente sostenible.

Agricultura extensiva: Se denomina extensiva porque necesita de una extensión mayor


tierra para producir una cantidad dada de alimentos, ya que usa los recursos naturales del
lugar (como abono animal para fertilizar la tierra, por ejemplo) y en muchas ocasiones no
cuenta con agua de un sistema de riego, sino que depende de las lluvias.

En este tipo de agricultura frecuentemente, un campesino, que a veces es ayudado por su


familia, hace todas las tareas: prepara la tierra, siembra las semillas, cuida el cultivo quitándole
las hierbas y poniéndole abono, recoge la cosecha, limpia el terreno y elige las mejores
semillas para plantarlas en el siguiente ciclo de siembra. El campesino usa la mayor parte de su
cosecha para alimentar a su familia y sus animales, vendiendo sólo una pequeña parte para
ganar dinero con el cual cubrir sus otras necesidades. De cada cosecha seleccionan las mejores
semillas para plantarlas el siguiente año. Aunque su productividad es baja, esta agricultura
aprovecha el medio ambiente y va con los tiempos de la naturaleza. Generalmente
produce una cosecha por año aprovechando el ciclo de las lluvias.

 Forma de manejo: Este tipo de agricultura lo que se hace es aprovechar los recursos
que te brinda la naturaleza, generalmente se utiliza mucha superficie de terreno y se
obtiene poca producción.
 Manejo mecánico: La extensiva, lo que se hace es aprovechar los recursos que te
brinda la naturaleza, generalmente se utiliza mucha superficie de terreno y se obtiene
poca producción, es decir hace uso de los recursos naturales presentes en el lugar.
Agricultura Intensiva: Este tipo de agricultura es el que produce la comida de la mayoría de la
población en todo el mundo. Usa intensivamente la tierra porque la cultiva dos veces al año:
en primavera-verano y en otoño-invierno, y como emplea fertilizantes y pesticidas químicos,
así como maquinaria y sistemas de riego, necesita de menos tierra para producir una misma
cantidad de alimento que el obtenido en la agricultura extensiva.

Las tierras que ocupa este tipo de agricultura son grandes, generalmente mayores a cien
hectáreas, y muchas de ellas tienen sistemas de riego. Compran la semilla para plantar y usan
productos químicos como herbicidas, insecticidas y fertilizantes. Su productividad es alta y
gracias a ello pueden cubrirse nuestras necesidades alimenticias. Además, da empleo a
muchos trabajadores agrícolas. Para que esto sea así, existen científicos que se dedican a
analizar y hacer más eficientes los cultivos y los métodos agrícolas.

 Forma de manejo: la intensiva trata de forzar la tierra para que produzca el máximo
posible, para ello se utilizan todos los recursos al alcance del agricultor, como son la
tecnología, conocimientos, asistencia profesional, etc.

Agricultura de Secano: Este tipo de agricultura es aquella en la que los cultivos sólo reciben el
agua que aportan las lluvias, se basa principalmente en técnicas de cultivo específicas que
permiten un uso eficiente y eficaz de la humedad del suelo, en este caso usted tendrá que usar
menos las mangueras de riego para la germinación del cultivo y así contribuirá al ahorro del
agua con un tipo de cultivo bastante amigable con el medio ambiente.

Agricultura de Regadío: Este tipo de agricultura consiste en, el suministro de importantes


cantidades de agua a los cultivos a través de diversos métodos artificiales de riego. Este tipo de
agricultura requiere grandes inversiones económicas y una cuidada infraestructura hídrica:
canales, acequias, aspersores, albercas, que exige, a su vez, un desarrollo técnico avanzado.
Entre los cultivos típicamente de regadío destacan los frutales, el arroz, el algodón, las
hortalizas y la remolacha. En Andalucía la agricultura de regadío se concentra en el valle del
Guadalquivir, en la vega de Granada y en el litoral.
CONCLUSIONES:
Se concluye que existen diversos tipos de agricultura en la cual se diferencian según criterios
que se toman como la aplicación de productos químicos y la no aplicación de químicos que es
la agricultura ecológica, agricultura tradicional que consiste en que se mantiene los mismos
métodos antiguos ya que no hay acceso al avance tecnológico agrícola, la utilización de
maquinas en los diferentes tipos de agricultura varia debido a que no necesita laboreo, pero
no significa que no se hace nada, lo que se indica es que se trabaja de otra manera para
conseguir que el suelo funcione. Por ejemplo, lo que sucede con la naturaleza donde no existe
el laboreo mecánico

BIBLIOGRAFIA:

Ramiro B. Jose, Bot Alexandra. Agricultura de conservación: “Una práctica innovadora con
beneficios económicos y medioambientales”. Lima, Perú, 2013, Banco Agropecuario, Av.
Republica de Panamá N°3629, San isidro.

Serrano F. Javier. Agricultura Ecológica. Madrid, Barcelona, Mexico, 2009

Pengue, A, Walter. Agricultura industrial y transnacionalización en américa latina. GEPAMA,


Grupo de Ecología del Paisaje y medio Ambiente Universidad de Buenos Aires Edición 2005