Vous êtes sur la page 1sur 3

B.

Tribunales colegiados de circuito

Los tribunales colegiados de circuito se integran por tres magistrados. De acuerdo con lo que
hemos expuesto, estos tribunales son competentes para conocer tanto de los juicios de amparo
directo que se promuevan en contra de sentencias definitivas o laudos y en contra de resoluciones
que pongan fin al juicio, como de los recursos de revisión que se interpongan en contra de las
sentencias dictadas por los jueces de distrito, en los juicios de amparo indirecto, con exclusión de
las hipótesis de la competencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (artículos 107,
fracciones V y VIII, último párrafo, de la Constitución; y 37 de la LOPJF).
Los tribunales colegiados pueden tener competencia especializada por materia (penal,
administrativa, civil o laboral),20 pero también pueden te- ner competencia para conocer de todas
esas materias (artículos 38 y 39 de la LOPJF).
Al igual que la Suprema Corte, los tribunales colegiados conocen de otros recursos que se
hacen valer en el juicio de amparo (revisión, queja, reclamación).

C. Tribunales unitarios de circuito

Como su nombre lo indica, estos tribunales se integran por un solo ma- gistrado. A diferencia
de los órganos que hasta ahora hemos estudiado, los tribunales unitarios originalmente no
conocían de juicios de amparo, sino de manera fundamental de los recursos de apelación y
denegada apelación que se interpusieran en contra de las resoluciones dictadas por los jue- ces
de distrito, en los juicios civiles, mercantiles y penales de carácter fede- ral, de los cuales siguen
conociendo actualmente (artículo 29, fracción II, de la LOPJF).
Sin embargo, el artículo 29, fracción I, de la LOPJF faculta a los tribu- nales unitarios de
circuito para conocer de “los juicios de amparo promo- vidos en contra de actos de otros tribunales
unitarios, que no constituyan sentencias definitivas, en términos de lo previsto por la Ley de
Amparo respecto de los juicios de amparo promovidos ante juez de distrito”. Se

D. Juzgados de distrito

Los juzgados de distrito tienen como titular a un juez. La competencia de los juzgados de
distrito es muy amplia, ya que incluye, por un lado, el conocimiento y la resolución de todos los
juicios de amparo indirecto; y por el otro, el de los juicios penales, civiles y mercantiles de carácter
fede- ral (artículos 48 y 50 a 55 de la LOPJF).
En todo caso, los juzgados de distrito actúan como juzgadores de primera instancia. Ya hemos
visto que en contra de las sentencias dictadas en los juicios de amparo indirecto procede el recurso
de revisión ante la Suprema Corte de Justicia, cuando se controvierte la constitucionalidad de una
ley, tratado internacional o reglamento o la invasión de facultades de las auto- ridades federales
o locales; y en los demás casos, ante los tribunales cole- giados de circuito, salvo la facultad de
atracción que conserva la Suprema Corte de Justicia; y, asimismo, que en contra de las sentencias
pronuncia- das en los juicios penales, civiles y mercantiles de carácter federal, pro- cede
normalmente el recurso de apelación ante los tribunales unitarios de circuito.

2. Poder Judicial del Distrito Federal

De acuerdo con el artículo 122, quinto párrafo, de la Constitución Política, el Tribunal Superior
de Justicia y el Consejo de la Judicatura, con los demás órganos que establezca el Estatuto de
Gobierno, ejercerán la fun- ción “judicial” en el Distrito Federal. En sentido estricto, el Consejo
de Judicatura no ejerce regularmente función jurisdiccional, sino que se en- carga de la
administración, vigilancia y disciplina del Poder Judicial del Distrito Federal, en términos muy
similares a como lo hace el Consejo de la Judicatura Federal respecto del Poder Judicial de la
Federación. La úni- ca función del Consejo de la Judicatura del Distrito Federal que se asemeja a
la jurisdicción es la que ejerce para conocer y resolver de las quejas que se presenten en contra de
los servidores públicos de dicho Poder, por actos u omisiones que puedan implicar faltas
disciplinarias u oficiales; procedi- mientos que pueden concluir con la imposición de una sanción
disciplina- ria al servidor público responsable (artículo 201, fracción VI, de la Ley Orgánica del
Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal, en lo suce- sivo LOTSJDF).
Además del Tribunal Superior de Justicia, la LOTSJDF regula los siguien- tes juzgadores: a) los
juzgados de lo civil; b) los juzgados de lo penal; c) los juzgados de lo familiar; d) los juzgados del
arrendamiento inmobiliario, y e) los juzgados de paz (artículo 2o.). Vamos a referimos brevemente a
cada uno de estos órganos.

A. Tribunal Superior de Justicia

El Tribunal Superior de Justicia funciona en Pleno y en salas (artícu- lo 27, de LOTSJDF).23 El


Pleno se compone por los 70 magistrados que integran el Tribunal y tiene, entre otras facultades,
la de resolver las co tradicciones de criterios generales sustentados por las salas y los magistra-
dos, así como “expedir los acuerdos generales y demás disposiciones re- glamentarias para el
adecuado ejercicio de sus propias funciones y de las relativas a la función jurisdiccional del
Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal, del Servicio Médico Forense y de los órganos
judiciales” (artículo 32, fracciones III y V). El presidente del Tribunal, que es electo por el Pleno
para un periodo de cuatro años y no puede ser reelecto, no integra sala y tiene, entre otras
funciones, las de representar al tribunal en los actos oficiales, presidir las sesiones y dirigir los
debates del Pleno, así como tramitar todos los asuntos del Pleno hasta ponerlos en estado de re-
solución (artículos 33, 36, fracción I, y 37, fracciones I, III y V).
Los restantes 69 magistrados integran las 23 salas del Tribunal, cada una de las cuales se forma
por tres magistrados. La competencia de las salas se encuentra especializada en tres materias:
civil (diez salas), penal (nueve) y familiar (cuatro) (artículo 38).

A. Juzgados del Poder Judicial del Distrito Federal

La competencia de los juzgados del Poder Judicial del Distrito Federal, todos ellos de
composición unipersonal, se encuentra prevista en la LOTSJDF, de la siguiente manera.

A. Juzgados locales

En términos generales, los juzgados locales suelen ser de tres clases: a) los llamados de primera
instancia, que son los juzgadores ordinarios de los asuntos de mayor cuantía o importancia y que
pueden tener competencia especializada en asuntos penales, civiles o familiares (particularmente
en las capitales de los estados y en las ciudades principales) o bien competen- cia en dos o más
materias (“mixtos”, como se les denomina regularmente);
los menores, que son los juzgadores con cuantía o importancia interme- dia, y c) los de mínima
cuantía, que reciben diversas determinaciones: de paz, locales, municipales o alcaldes.

1. Tribunales administrativos

También en esta materia existe un tribunal federal, que es el Tribunal Federal de Justicia Fiscal
y Administrativa, un tribunal en el Distrito Fede- ral, el Tribunal de lo Contencioso Administrativo
del Distrito Federal, así como tribunales administrativos en la mayor parte de los Estados. Nos
vamos a aludir solo a los dos primeros tribunales, los cuales tienen su fun- damento en los artículos
73, fracción XXIX-H, y 122, apartado C, base quinta, de la Constitución, respectivamente.