Vous êtes sur la page 1sur 6

Hablar sobre práctica docente es remontarse desde que tomaba clases en la

primaria, nunca pensé que llegaría a tener vocación hacia esta hermosa profesión.
Los profesores que me enseñaron desde la educación básica hasta la universidad,
han sido variados. Existen desde los que me enseñaron con pasión y otros que
tan solo cubrían un horario, dejando el máximo de trabajo para no ser molestado
en clases.

Dentro de esta variedad de docentes, me ha dejado claro que los aprendizajes


significativos que tuve durante toda mi formación académica, fue por su
enseñanza, sin embargo, también recordar que los temas y ciertas asignaturas
que no fueron de mi agrado, se las debo a ciertos docentes que no tuvieron esa
habilidad para enseñar y que hoy en día debo de investigar ciertos contenidos
porque no me quedaron claros cuando debieron enseñarse en tiempo y forma.

La oportunidad de laborar como docente me ha enseñado que siempre se debe de


actualizar, reflexionar sobre lo que nos hace falta y mejorar. Un docente debe
saber que para poder enseñar siempre debe seguir preparándose y aprender,
pues los tiempos cambian y la sociedad va evolucionando. El aprendizaje de los
alumnos se debe centrar en el desarrollo de competencias que les permitan llegar
a ser ciudadanas y ciudadanos capaces de responder a nuevas exigencias y
enfrentar con éxito los constantes cambios sociales (SEP, 2011).

Es por ello, que el docente debe estar preparado ante los nuevos cambios, los
alumnos cada vez cuestionan más y no se quedan conformes con una simple
respuesta, siempre quieren averiguar más. El objetivo del presente trabajo es
analizar las habilidades que debe tener un docente para dar una clase mejor
preparada.

Está reflexión está basada en el artículo de Díaz Barriga(s/f) y en el taller de micro


enseñanza que me dejó muchas satisfacciones y por mostrarme detalles que
desconocía. Por último, una conclusión que aclare lo mencionado sobre este
trabajo.

Dentro del texto “Estrategias docentes para un aprendizaje significativo” (Díaz


Barriga, s/f), se señala un punto importante, la profesión no es solo tener un
conocimiento científico o metodológico, sino que va acompañado de creencias,
lenguajes, actitudes, valores, formas prácticas o artesanales de hacer las cosas.
Esto es importante puesto que a un docente no le basta tener la metodología, sino
que debe tomar en cuenta su práctica, cómo lo debe de hacer con base a sus
creencias, si es necesario pararse de cabeza para llamar la atención de sus
alumnos, con tal de que sus alumnos lleven un aprendizaje significativo.

Dentro del mismo texto, se menciona a Donald Schön (citado en Díaz Barriga s/f),
quien señala que para formar profesionales en la docencia se debe de hacer
haciendo, como el constructivismo lo maneja, si uno se quiere dedicar a la
docencia, desde un principio debe hacer prácticas, no solo transmitir
conocimientos, aprendizajes, sino saber desenvolverse dentro del aula. Saber
manejar la disciplina, que 20 alumnos lleven el aprendizaje, saber modificar tu
clase cuando tus alumnos están cansados por una clase de karate que los dejó
agotados. Cuando un alumno llega llorando porque su madre lo regaño antes de
salir de su casa. Saber utilizar las palabras apropiadas cuando debes de llamarle
la atención a un alumno cuando ha ofendido a otro.

Otro aspecto importante a señalar son las cuatro constantes en la práctica


reflexiva propuesta por Shön, a tomar en cuenta al examinar la acción de los
docentes: 1.- los medios, lenguajes y repertorios que emplean los docentes
para describir la realidad y realizar determinadas acciones;2.- los sistemas
de apreciación que emplean para centrar los problemas, para la evaluación y
para la conversación reflexiva;3.- las teorías generales que aplican a los
fenómenos de interés;4.- los roles en los que sitúan sus tareas y a través de
los cuales delimitan su medio institucional.
Dentro de las cuatro constantes mencionadas, considero importante el punto 1,
pues, se debe tener mucho cuidado el lenguaje con el que se les habla a los
alumnos, este tiene que ser entendible para poder captar lo enseñado. De igual
forma los medios que se utilizan para enseñar, la experiencia me ha enseñado
que el tipo que se use, debe ser llamativo para los alumnos (para mi caso, nivel
primario) permite que los alumnos aprendan mejor.

Otro punto importante es la “la interacción docente alumno, que se manifiesta en


la reflexión de la acción recíproca, pues el alumno reflexiona acerca de lo que oye
decir o ve hacer al docente, así como sobre su propia ejecución”. Este aspecto es
esencial, el alumno necesita ver la ejecución del docente para que pueda hacerlo
por el mismo. Esto es de suma importancia, el docente debe mostrar el camino, ir
guiando al alumno para que éste pueda llegar a su propio aprendizaje.

Es de suma importancia tomar en cuenta el modelo de formación del práctico


reflexivo, “si los educadores se lo proponen pueden llegar a sistematizar el
conocimiento en la acción, y a desarrollar nuevas formas de comprensión cuando
ellos mismos contribuyen a formular sus propias interrogantes sobre la práctica, y
recogen sus propios datos para darles respuesta”. En este sentido, con el módulo
que acaba de terminar sobre micro enseñanza, me ha dado a entender ciertos
aspectos, por ejemplo, la voz, es muy distinta a como me percibo, es llamativa y
atrae la atención de los alumnos. El uso de material didáctico, a pesar de ser
sencillo, mientras tenga la finalidad, siempre servirá.

Siempre será importante desplazarse dentro del aula, pese al espacio donde
estuvimos, no lo pude hacer como quisiera, sin embargo, en la escuela el cambiar
de lugar, permite al alumno no perder de vista la atención.

Otro punto importante sobre esta micro lección es que debo evitar las muletillas,
“este”, “eh”, que constantemente las repetía. Así también el organizar los
contenidos que se les va a dar a los alumnos, estos deben ser importantes para
que se dé un verdadero aprendizaje.
En general, si no hubiera presentado la micro lección, jamás me habría dado
cuenta de los errores que cometemos como docentes y dejaríamos pasar de largo.
Es bien sabido por el artículo citado que es de suma importancia siempre hacer un
alto y reflexionar sobre lo que funciona y lo que es necesario mejorar.
Frida Díaz Barriga, Gerardo Hernández Rojas. Estrategias docentes para un
aprendizaje significativo. Mc. Graw Hill. Pág. 3 a 20

SEP (2011) Lee, piensa, decide y aprende. Segunda fase. Guía del maestro,
México, Secretaria de Educación Pública.