Vous êtes sur la page 1sur 5

FUNCIÓN DEL JABÓN EN LA LIMPIEZA

RESUMEN

En el siguiente informe se verá objetivos, fundamento teórico, materiales y


métodos experimentales junto con los resultados de un proceso experimental para
demostrar el funcionamiento e importancia del jabón en la higiene personal y
diaria, usando aceite para representar a la grasa y suciedad que tenemos en el
cuerpo, esto permite mejorar la salud y calidad de vida de todos nosotros.

OBJETIVO

Explicar por qué es importante el jabón a través de su acción de funcionamiento para


inculcar una cultura de aseo en las personas

FUNDAMENTO TEÓRICO

ETIMOLOGÍA

El jabón (del latín tardío sapo, -ōnis, y este del germánico saipôn) es un producto que
sirve para la higiene personal y para lavar determinados objetos.

ORIGEN
Como ocurre con otros muchos productos, no está claro cuándo ni cómo se inventó el
jabón, y diversos pueblos se atribuyen su invención.

Según una de las leyendas, se descubrió en Italia. Cuentan que en el Monte Sapo, cerca
de Roma, se hacían sacrificios ceremoniales de animales. En ese mismo monte ardían
fuegos para la realización de esas ceremonias de sacrificio. Cuando llovía, el agua
arrastraba la grasa animal y las cenizas de esos fuegos, que bajaban por riachuelos hasta
la base del monte. Los esclavos que lavaban la ropa de sus amos en las aguas que
bajaban desde ese monte descubrieron que esas aguas la limpiaban mejor e, indagando
en la razón de esto, descubrieron cómo hacer jabón.
Los restos de jabón más antiguos son de origen babilonio y datan del 2800 a. C

OBTENCIÓN

 Saponificación: se hierve la grasa en grandes calderas, se añade lentamente soda


cáustica (NaOH) y se agita continuamente la mezcla hasta que comienza a ponerse
pastosa. La reacción que ha tenido lugar recibe el nombre de saponificación y los
productos son el jabón y la lejía residual, que contiene glicerina:
Grasa + soda cáustica → jabón + glicerina.

 Sangrado: el jabón obtenido se deposita en la superficie en forma de gránulos. Para


que cuaje de una manera completa se le añade sal común (NaCl). Esta operación
recibe el nombre de sangrado o salado; con ella se consigue la separación total del
jabón (que flotará sobre la disolución de glicerina), de la sosa cáustica (que no ha
reaccionado) y de agua.
 Moldeado: ya habiendo realizado el sangrado, el jabón se pasa a otro recipiente o
vasija donde se le pueden añadir perfumes, colorantes, productos medicinales, etc.
Entonces, todavía caliente, se vierte en moldes, se deja enfriar y se corta en pedazos

¿Cómo limpa el jabón?

Hay sustancias que se disuelven en agua, como por ejemplo la sal, y otras que no lo
hacen, como por ejemplo el aceite. El agua y el aceite no se mezclan, de modo que si
tratamos de limpiar una mancha grasienta en la ropa o en la piel, el agua no es suficiente.
Necesitamos jabón.

El jabón está formado por moléculas con una cabeza afín al agua (hidrofílica) y una larga
cadena que huye del agua (hidrofóbica).

Cuando se añade jabón al agua, sus largas cadenas hidrofóbicas se unen a las partículas
de grasa, mientras que las cabezas hidrofílicas se proyectan hacia el agua. Se origina
entonces una emulsión de aceite en agua, lo cual significa que las partículas de aceite
quedan suspendidas en el agua y son liberadas de la ropa. Con el aclarado, la emulsión
es eliminada.

MATERIALES

 Aceite
 Jabón líquido
 Agua
 1 vaso
 1 paleta de helado

METODOLOGIA Y PROCEDIMIENTO

1. Llenar el vaso hasta la mitad


2. Verter el aceite sobre el agua
3. Revolver con ayuda de la paleta
4. Observar el resultado
5. Arrojar jabón líquido al vaso y agitar el contenido
6. Anotar lo sucedido y comparar las características de la sustancia antes y después
de agregar el jabón.
DATOS EXPERIMENTALES

 Al añadir el agua y el aceite en el mismo recipiente, notamos que no se mezclan


por más que se agite
 Luego de agregar el jabón líquido notamos que mientras se revuelve, se forma una
solución espumosa y ya no se notan las dos fases (acuosa y oleosa).

RESULTADOS Y ANÁLISIS

Al mezclar las tres sustancias: agua, detergente y aceite, lo que hemos hecho es crear
una emulsión donde el detergente ha actuado como emulsionante. El emulsionante o
surfactante, es un tensoactivo, es decir, una sustancia que actúa en la tensión superficial
de las moléculas. Antes habíamos comentado que el aceite y el agua no se mezclan
porque las moléculas de cada sustancia se atraen muy fuertemente entre sí, sin embargo,
al añadir el detergente que es un tensoactivo, liberamos esta tensión superficial de las
moléculas del agua y el aceite y conseguimos que se hagan solubles unas en las otras, o
dicho de otra forma, conseguimos crear una mezcla homogénea que ahora podremos
eliminar fácilmente, básicamente esto es lo que sucede cuando utilizamos detergente
para limpiar nuestros utensilios de cocina.

CONCLUSIÓN

La importancia del jabón radica en la prevención de Enfermedades que


pueden resultar contagiosas poniendo en riesgo la salud de otras personas
con las que tenemos contacto.
Estas enfermedades son causadas por el asentamiento de distintos
parásitos y bacterias que están adheridos a la grasa que produce el cuerpo
a través de las glándulas sebáceas, además si no se produce una higiene
regular, estos aceites del cuerpo también almacenan impurezas como
polvo, pelusas, esporas de hongos y muchos contamintes más

BIBLIOGRAFÍA

 Vila, María Amparo Badía; Miranda, Enriqueta García (2012-06). Cosmetologia


aplicada a la estetica decorativa. Editorial Paraninfo. ISBN 9788497321013.
Consultado el 4 de febrero de 2018.
 Gestión medioambiental: manipulación de residuos y productos químicos. Editorial
Vértice. 8 de octubre de 2007. ISBN 9788492578580. Consultado el 22 de febrero
de 2018.
 José, CASELLES POMARES María; Rosa, GÓMEZ ANTÓN María; Mariano,
MOLERO MENESES; Jesús, SARDÁ HOYO (24 de abril de 2015). QUÍMICA
APLICADA A LA INGENIERÍA. Editorial UNED. ISBN 9788436270310. Consultado
el 4 de febrero de 2018.
 http://www.omezyma.es/publicaciones/PDF/P1337851778.pdf