Vous êtes sur la page 1sur 73

Hormonas y neuropéptidos

gastrointestinales
Hormonas y neuropéptidos
gastrointestinales

Dr. C. Felipe Piñol Jiménez

ERRNVPHGLFRVRUJ
La Habana, 2009
Pinol Jiménez, Felipe.
Hormonas y neuropétidos gastrointestinales / Felipe Pinol Jiménez.
La Habana: Editorial Ciencias Médicas, 2009.
64 p.

Bibliografía al final de la obra.

WI102

HORMONAS GASTROINTESTINALES / fisiología


NEUROPÉTIDOS / fisiología
TRACTO GASTROINTESTINAL / fisiopatología

Edición: MSc. Frank W. Castro López


Diseño: Tec. Yisleidy Real Llufrío

© Felipe N. Piñol Jiménez, Manuel Paniagua Estévez, 2009


© Sobre la presente edición
Editorial Ciencias Médicas, 2009

ISBN 978-959-212-435-6

Editorial Ciencias Médicas


Centro Nacional de Información de Ciencias Médicas
Calle 23 No. 117 e/ N y O, Edificio Soto, 2do piso, El Vedado, Plaza
La Habana, CP: 10400, Cuba
Correo electrónico: ecimed@infomed.sld.cu
Teléfonos: 838 3375 / 832 5338
Agradecimiento

A los profesores Raimundo Llanio Navarro y Manuel


Paniagua Estévez, eminencias de las ciencias médicas y
de la gastroenterología cubana y universal, ejemplos de
hombres de ciencias, por su apoyo incondicional, por
despertarme el deseo de superación constante y por
enriquecer los conocimientos que he adquirido durante
mí profesión.

A Silvia Gutiérrez González, por poner todo su empeño y


experiencia en la realización de esta obra.
Autor principal

Felipe N. Piñol Jiménez (La Habana, 1966)


Doctor en Ciencias Médicas
Especialista de II Grado en Gastroenterología
Investigador Auxiliar

Coautores
Manuel Paniagua Estévez (La Habana, 1930)
Doctor en Ciencias Médicas
Especialista de II Grado en Gastroenterología
Investigador Titular

Juan Carlos Salvador Prato (Venezuela, 1966)


Especialista de I Grado en Gastroenterología

Diego Fernando Arciniega Ávila (Ecuador, 1961)


Doctor en Medicina y Cirugía
Especialista de I Grado en Gastroenterología
Prefacio

Esta obra científica que se propone, expone el conocimiento de la


fisiopatología de un conjunto de sustancias denominadas hormonas y
neuropéptidos gastrointestinales, que participan en muchas funciones di-
gestivas y como mensajeros químicos para regular las acciones de las
células de los órganos digestivos. Sobre este tema, trata esta obras, que
junto a su colectivo de autores dirigido por el Dr. Felipe Piñol Jiménez, han
logrado plasmar lo más novedoso de este tema con un lenguaje claro,
comprensible y sin perder la profundidad científica; lo que le confiere un
gran valor docente inapreciable para la formación de especialistas en
gastroenterología, medicina general integral, nutrición, endocrinos, ciruja-
nos del tracto digestivo y para las nuevas generaciones de médicos que
estudian en la Escuela Latinoamericana de Medicina, que se forman en
Cuba, como expresión de la unidad y hermandad de nuestros pueblos. En
este libro, Hormonas y neuropéptidos gastrointestinales se describen
en sus capítulos las principales características estructurales, los mecanis-
mos de liberación, las acciones fisiológicas y el uso en la práctica clínica de
estas sustancias. Además, incorpora en el capítulo 5, lo más actual sobre
un grupo de hormonas y neuropéptidos recientemente descubiertos.

La actualización de este contenido, abre una nueva perspectiva para el


manejo e interpretación de la fisiología y la patogenia en las enfermedades
digestivas. Los especialistas en las diversas especialidades encontrarán
en este libro los resultados de una búsqueda amplia y minuciosa, con evi-
dencias científicas de las diferentes acciones de las hormonas y los
neuropéptidos gastrointestinales en las funciones digestivas y su relación
con el sistema nervioso.

Finalmente, se considera que esta obra, puesta a disposición y considera-


ción de los profesionales, les permitirá ofrecer una atención mucho más
calificada a los pacientes, donde quiera que estos ejerzan su profesión,
como ejemplo de una América nueva, unida y saludable en favor de
nuestros pueblos.

Dr C. Manuel Paniagua Estévez

ERRNVPHGLFRVRUJ
C ontenido

INTRODUCCIÓN
Antecedentes históricos / 3

CAPÍTULO 1
NEUROPÉPTIDOS INTESTINALES QUE FUNCIONAN PRINCIPALMENTE COMO
HORMONAS ENDOCRINAS
Gastrina / 6
Secretina / 10
Glucagón / 11
Motilina / 12
Enteroglucagón / 13

CAPÍTULO 2
PÉPTIDOS INTESTINALES QUE FUNCIONAN COMO HORMONAS Y AGENTES
PARACRINOS
Colecistoquinina / 15
Neurotensina / 17
Somatostatina / 19
Polipéptido pancreático / 21

CAPÍTULO 3
PÉPTIDOS INTESTINALES Y CEREBRALES QUE ACTÚAN COMO
NEUROPÉPTIDOS EN EL APARATO DIGESTIVO
Sustancia P / 23
Polipéptido intestinal vasoactivo / 25
Bombesina o péptido liberador de gastrina / 27
Endorfinas / 29
Encefalinas / 30
Polipéptido inhibidor gástrico / 31

CAPÍTULO 4
TRANSMISORES NO PEPTÍDICOS PRODUCIDOS EN EL INTESTINO
Acetilcolina / 33
Serotonina / 34
Óxido nítrico / 35
Noradrenalina / 37
Dopamina / 37
Trifosfato de adenosina / 38
Histamina / 38

ERRNVPHGLFRVRUJ
CAPÍTULO 5
HORMONAS O NEUROPÉPTIDOS INTESTINALES RECIENTEMENTE
RECONOCIDOS
Leptina / 41
Ghrelina / 43
Orexinas / 44
Neuropéptido Y / 45
Neuropeptido YY / 46
Amilina / 47
Urogastrona / 48
Guanilina o uroguanilina / 48
Villiquina / 48
Galanina / 49
Otros péptidos / 49

APÉNDICE / 50
BIBLIOGRAFÍAS / 53

ERRNVPHGLFRVRUJ
INTRODUCCIÓN

El aparato digestivo está inervado por los sistemas nerviosos central, peri-
férico y entérico; este último esta organizado dentro de los plexos ganglionares
y el plexo no ganglionar del aparato digestivo, e interconectado por sus fibras
con las paredes gastrointestinal, hepatobiliar, pancreática y vascular.
En el tracto gastrointestinal, existen 2 plexos ganglionares: el plexo
mientérico o de Auerbach, ubicado entre las capas longitudinales y las circu-
lares de la musculatura lisa, y el submucoso o de Meissner, situado en la
submucosa. Ambos se caracterizan por poseer neuronas sensoriales y moto-
ras, que conectadas de forma sináptica por microcircuitos, controlan la
motilidad, el flujo sanguíneo, la secreción y la absorción en el aparato digestivo.
El plexo no ganglionar está constituido por las diferentes fibras que co-
nectan entre sí las neuronas ubicadas en la capa subserosa, la capa muscular
profunda y el plexo mucoso.
El sistema nervioso entérico, se encuentra distribuido por todo el aparato
digestivo desde el esófago hasta el canal anal, incluyendo el plexo intrínseco
hepatobiliar y el pancreático, pero con discretas diferencias en relación con
la densidad de población neuronal que lo compone.
El hecho más relevante en el conocimiento del sistema nervioso entérico, es
el hallazgo de gran variedad de mensajeros químicos (péptidos y no péptidos)
en sus neuronas.Estos mensajeros químicos tienen un número importante de
funciones reguladoras del aparato digestivo, pues actúan como transmisores
directos, cotransmisores de otros mediadores excitatorios o moduladores de la
respuesta excitatoria, determinada por otras sustancias neurotransmisoras, e
influyen en el metabolismo de la célula, produciendo en ella un efecto trófico.
Estos péptidos se elaboran en los ribosomas y muchos de ellos se forman
a partir de péptidos precursores.

1
ERRNVPHGLFRVRUJ
Las hormonas son moléculas que con frecuencia actúan como
biocatalizadores y que, al igual que las enzimas y las vitaminas, ejercen
sus efectos en bajas concentraciones. Se consideran sustancias químicas
complejas, elaboradas por un órgano o células específicas, que promue-
ven o regulan la actividad de un órgano o tejidos diana, a distancia del
lugar donde se sintetizaron, en la misma célula que las sintetizó (acción
autocrina) o en las células contiguas (acción paracrina), lo que favorece la
comunicación celular.
En la actualidad, se conoce que muchas sustancias a la vez que actúan
como hormonas constituyen neurotransmisores, por lo cual se les denomina
neuropéptidos cerebrointestinales.
Diversos estudios realizados, sugieren la existencia de células
neuroendocrinas especializadas, distribuidas en el tracto gastrointestinal,
glándulas anexas y en el sistema nervioso central, periférico y entérico;
estas células son capaces de producir gran variedad de hormonas y
neuropéptidos, que actúan como quimiorreceptores-efectores, ya que
responden a variables químicas como cambios en el pH y la osmolaridad.
A su vez estas sustancias captan aminoácidos y son capaces de some-
terlos a una decarboxilación, produciendo péptidos y aminas activas de-
nominadas células APUD.
Estas células derivan del sistema neuroendocrino, originadas a partir del
ectoblasto embrionario, lo que explica, por qué algunas hormonas se encuen-
tran tanto en el tubo digestivo, como en los sistemas nerviosos central, peri-
férico y entérico.
Las hormonas y neuropéptidos gastrointestinales tienen como función
general controlar la digestión, pues favorecen la absorción, la motilidad y el
flujo sanguíneo gastrointestinal. Sus acciones gastrointestinales se realizan
básicamente en 3 formas:
1. Circulan por el torrente sanguíneo hasta llegar a las células diana (acción
endocrina).
2. Actúan sobre las células vecinas (acción paracrina).
3. Actúan como neurotransmisoras o neuromoduladoras al ser liberadas por
las neuronas del sistema nervioso central, periférico y entérico (acción
neurocrina).

La mayor parte de estas hormonas son polipéptidos y ejercen sus accio-


nes mediante receptores que se encuentran unidos a la membrana celular,
conocidas como proteínas G, que permiten la unión de las hormonas y los
neuropéptidos con su receptor presente en la célula diana.
A modo de conclusión, la endocrinología intestinal es una disciplina nueva,
fascinante y de rápida expansión, que dado a los avances tecnológicos ha

2
ERRNVPHGLFRVRUJ
permitido purificar, secuenciar y determinar en laboratorios, las diferentes
hormonas intestinales.
Este tema es de interés para diversas especialidades médicas, por ejem-
plo, para los histólogos, que al estudiar la morfología de las células endocrinas
en el aparato digestivo, con ayuda de las nuevas técnicas y métodos, cono-
cen de las estructuras celulares donde se sintetizan estas hormonas.
En el campo de la patología, esta especialidad hace posible que se eviden-
cie muchos de los problemas funcionales del intestino y las secuelas de las
enfermedades digestivas, no sean más que expresión de una alteración ana-
tómica de las células endocrinas; este hecho ya está comenzando a ser evi-
dente.
En el campo de la fisiopatología, ha permitido conocer las diferentes ac-
ciones fisiológicas de las hormonas intestinales, lo cual ha dado un nuevo
enfoque en la fisiopatología intestinal, en virtud al descubrimiento del sistema
neuroendocrino, donde existe un equilibro entre las hormonas, los neuropéptidos
y el sistema nervioso.
Por último, los especialistas clínicos adquieren un mayor conocimiento
en este campo de la endocrinología intestinal, pues esta favorece una
mayor compresión de las enfermedades gastrointestinales, que les permi-
te llevar a cabo acciones terapéuticas más eficientes, facilitando la pre-
vención de muchas afecciones.

Antecedentes históricos
El concepto de secreción interna, surgió en el siglo XIX, fue definido por
Claude Bernard en 1855, pero no se especificó la posibilidad de que existie-
ran mensajeros capaces de transmitir estas señales de un órgano a otro.
Esos mensajeros son aquellas sustancias que más tarde se identificaron como
hormonas.
El término «hormona», proviene del griego hormon, que significa ex-
citar o poner en marcha, y fue introducido en 1905 por William M. Bayliss
y Ernest H. Staling en la University College, en Londres. Su antece-
dente fue el descubrimiento en 1902 de la secretina, a pesar de que se
conocían 2 funciones hormonales, la primera en hígado, descubierta por
Claude Bernard en 1851 y la segunda en la médula suprarrenal por Vulpian
en 1856. Con el descubrimiento de la secretina se concluyó la era del
control exclusivo del proceso digestivo por el sistema nervioso central,
preconizado por el Dr. Iván Pavlov, y comenzó un nuevo concepto de la
acción hormonal.

3
ERRNVPHGLFRVRUJ
En 1906, Edwin reportó la existencia de otra hormona localizada en la
región antral del estómago, a la cual denominó gastrina y en 1961 Gregory y
Tracy, confirmaron y ampliaron los conocimientos sobre ella. Desde enton-
ces ha sido el péptido más investigado.
Ivy y Oldberg, en 1928, descubrieron en extractos de mucosa duodenal,
una hormona diferente a la secretina, que se liberaba al ingerir alimentos
ricos en grasas, y provocaba la contracción y vaciamiento de la vesícula
biliar, denominándola colecistoquinina. Un año más tarde (1943), Harper y
Rofer purificaron en el duodeno una sustancia que estimulaba la secreción
de enzimas pancreáticas, a la cual llamaron pancreozimina. Posteriormente
en 1964, Jorpes y Mutt demostraron que tanto la colecistoquinina como la
pancreozimina, tenían estructuras similares, desde entonces se denominó
colecistoquinina.
En 1931, Von Euler y Gaddum, describieron el primer mediador de la
inflamación neurogénica, identificado en determinados sistemas como el
respiratorio, el gastrointestinal y la piel, al cual denominaron sustancia P.
Posteriormente, Chang y Leeman en 1970, determinaron su estructura
química.
Brow, Pederson y Mutt, en 1970, al investigar las propiedades
farmacológicas de la colecistoquinina en tejidos preparados impuros de
animales de experimentación, observaron que estos contenían un inhibidor
sobre la secreción de ácido clorhídrico, que posteriormente fue purifica-
do por Brown, al utilizar este efecto inhibitorio en la secreción de ácido
clorhídrico y reveló la existencia de un péptido que se denominó péptido
inhibidor gástrico.
En Estocolmo, en 1972, Said y Mutt purificaron una sustancia, extraída de
extracto de mucosa intestinal, que era responsable de la vasodilatación
periférica, la cual fue denominada polipéptido intestinal vasoactivo. Su sínte-
sis fue obtenida por primera vez en 1973.
En 1973, Brown y otros colegas, observaron que al estimular el estó-
mago y el duodeno de caninos desnervados con determinadas sustancias
químicas, estos se contraían en forma de bolsas desde el fundus gástrico
hacia el duodeno, debido a la acción de una sustancia liberada por las
células fúndicas y del antro gástrico, la cual fue purificada por estos y la
denominaron motilina.
Ese mismo año Carraway y otros colaboradores descubrieron y reporta-
ron durante la purificación de la sustancia P en el hipotálamo de bovinos una
hormona que por sus características estructurales la denominaron
neurotensina, la cual era capaz de inhibir la secreción de ácido clorhídrico y
estimular la secreción pancreática.

4
ERRNVPHGLFRVRUJ
En Italia, Esparmer y otros colegas aislaron en la piel de ranas por prime-
ra vez un péptido, al cual denominaron bombesina, que en los seres humanos
se corresponde con el péptido liberador de gastrina.
Los estudios de las hormonas y neuropéptidos continuaron realizándose
en diferentes partes del mundo por otros investigadores. Brazeau en 1974,
extrajo, identificó y realizó la secuencia en hipotálamos de ovinos un péptido
con una potente acción inhibitoria sobre la secreción de la hormona del
crecimiento, a la que nombraron somatostatina, la cual tiene también un
efecto inhibidor sobre la secreción de todas las hormonas del aparato di-
gestivo.
En 1975, Polak y colaboradores describieron en el antro gástrico, el duo-
deno y el páncreas de animales de experimentación, la presencia de concen-
traciones altas de una sustancia que era capaz de inhibir el vaciamiento
gástrico, la motilidad intestinal y las secreciones pancreáticas, a la cual deno-
minaron encefalinas.
Desde 1953, Kennedy, propuso la existencia de un mecanismo de regula-
ción de la grasa corporal por medio de una señal producida por los mismos
adipositos. En 1978, Coleman, y diez años más tarde, Hervey y colaborado-
res, detectaron la presencia de un factor circulante que regulaba la magnitud
de los depósitos corporales de grasa y el balance energético. En 1994, un
equipo de investigadores dirigidos por Friedman, clonaron de forma exitosa el
gen OB en ratones de experimentación y en humanos una hormona la cual
denominaron leptina, considerada como la hormona que controla el peso
corporal mediante la regulación del apetito.
En 1998, Sakurai descubrió e identificó por cromatografía líquida de alta
resolución en extractos cerebrales de animales de experimentación, una sus-
tancia capaz de estimular el apetito a nivel central y periférico, la cual deno-
minaron orexinas.
Desde entonces se conocen alrededor de 80 péptidos gastrointestinales
que actúan, como hormonas y neuropéptidos que regulan diversas funciones
de secreción, el control cortical de las sensaciones de hambre y saciedad y la
motilidad intestinal.
De esta manera, desde la década de los 60, con el advenimiento y aplica-
ción de los estudios de radioinmunoanálisis, se comenzó aceptar mundial-
mente al aparato digestivo como un sistema endocrinológico.

5
ERRNVPHGLFRVRUJ
Capítulo 1

NEUROPÉPTIDOS INTESTINALES QUE

FUNCIONAN PRINCIPALMENTE COMO


HORMONAS ENDOCRINAS

Los neuropéptidos intestinales que funcionan como hormonas endocrinas


son la gastrina, la secretina, el glucagón y la motilina. A continuación analiza-
remos sus principales características, su sitio de producción, el mecanismo
de liberación y las acciones fisiológicas para controlar las secreciones en el
aparato digestivo, y la actividad motora de otros órganos, como respuesta
integradora de las hormonas y los neuropéptidos circulantes.

Gastrina
La gastrina es una hormona peptídica elaborada por las células G del
antro gástrico, en pequeñas cantidades, por células de la mucosa duodenal, el
cerebro y las células D del páncreas. Es muy heterogénea en su estructura,
pero se reconocen 2 formas biológicas activas y otras 2 no activas.
Las formas activas son la gastrina G17 y la G34; se diferencian por su
peso molecular y el número de aminoácidos que las conforman. La G17,
abunda a nivel tisular, mientras que la G34 se eleva a nivel sérico después de
la ingestión de alimentos, y tiene una vida media más larga en la circulación.
Las 2 formas biológicas no activas son la G14 (minigastrina), de potencia
sensible inferior en relación con las anteriores, y la macrogastrina, sin activi-
dad biológica demostrada hasta la actualidad.

Mecanismo de liberación
La gastrina se libera hacia al torrente sanguíneo a partir de los gránulos
secretorios de las células G, ubicadas de forma dispersa en el revestimiento epitelial
de las glándulas pilóricas y del antro. Una vez liberada, se une a su receptor,

6
ERRNVPHGLFRVRUJ
localizado en la porción basal de las células parietales y estimula la produc-
ción de calcio a nivel de la membrana celular, con formación en el citoplasma
de monofosfato de guanilil ciclasa (GMPc), el cual es importante para la
síntesis del ácido clorhídrico.
La síntesis y liberación de gastrina por las células G, está bajo control
químico, nervioso y hormonal.
Químico. Es el principal estímulo fisiológico para la liberación de
gastrina. Una vez que los alimentos, como las proteínas, sales de calcio,
compuestos de dos carbonos y etanol estén, en contacto con las pare-
des del estómago de la región antral, estimulan la secreción de gastrina.
Esta favorece la producción y secreción de ácido clorhídrico por las
células parietales.
La secreción ácida estimulada por la gastrina se controla por un mecanis-
mo de retroalimentación negativa, por tal motivo cuando el pH alcanza nive-
les de 2,5 disminuye la liberación. La ingestión de álcalis o antiácidos no
estimula por sí misma la liberación de esta hormona, sin embargo, la neutra-
lización de la secreción ácida por los antiácidos. Si aumenta la estimulación
que los alimentos ejercen sobre la liberación de gastrina.
Nervioso. Durante la fase cefálica de la secreción gástrica, mediada por
el sistema límbico, se estimula la liberación de esta hormona mediante las
fibras parasimpáticas de este sistema y por el péptido liberador de gastrina.
Esta pasa a la circulación y llega a las células parietales por mediación de las
células enterocromafines productoras de histamina, que unida a la acetilcolina
liberada por el nervio vago, incrementan los niveles de calcio con formación,
en el citoplasma, de monofosfato de guanilil ciclasa de las células parietales
y, por tanto, la formación de ácido clorhídrico.
También, la propia distensión gástrica producida por la presencia de ali-
mentos en la luz del estómago, particularmente en el antro, estimula la secre-
ción de gastrina.
Hormonal. Existe un grupo de hormonas que controlan la secreción de
gastrina, incrementándola o inhibiéndola. El péptido liberador de gastrina y la
colecistoquinina, incrementan su producción y liberación durante la fase in-
testinal de la digestión. Mientras, la secretina, el péptido intestinal vasoactivo
y la somatostatina, disminuyen su producción. Independientemente de las
acciones de estas hormonas, la disminución del pH gástrico, constituye el
mecanismo primario de inhibición de la acción de la gastrina sobre las células
parietales.
El riñón también desempeña un papel importante en el metabolismo y la
degradación de la gastrina, y en menor medida, el hígado, el intestino delgado
y el pulmón.

7
ERRNVPHGLFRVRUJ
Acciones fisiológicas
Las acciones fisiológicas de la gastrina son puramente endocrinas y dife-
rentes, según el órgano de que se trate.
1. Esófago.
a) Aumenta el tono del esfínter esofágico inferior.
2. Estómago.
a) Incrementa la secreción de ácido clorhídrico, pepsina, factor intrínseco
agua y electrolitos.
b) Aumenta el flujo sanguíneo de la mucosa gástrica, lo que favorece la
nutrición y oxigenación del tejido.
c) Incrementa la motilidad gástrica al estimular los movimientos del músculo
liso del antro, e inhibe la contracción de la musculatura lisa del píloro, en
consecuencia, favorece el vaciamiento estomacal.
d) Estimula el crecimiento de las células enterocromafines y las células
indiferenciadas proliferativas de la mucosa oxíntica.
3. Intestino delgado y colon.
a) Aumenta el tono y disminuye la absorción de agua y electrolitos en el
duodeno.
b) Relaja la válvula ileocecal.
c) Estimula el tono y la motilidad del colon.
4. Páncreas.
a) Incrementa la secreción enzimática, y en menor medida, la secreción
de agua y electrolitos.
5. Vesícula biliar.
a) Participa débilmente en la contracción de la vesícula biliar.
b) Aumenta el flujo biliar y relaja el esfínter de Oddi.
6. Hígado.
a) Incrementa el flujo hepatobiliar de agua, electrolitos y bilis.
7. Otra función extradigestiva
a) Actúa como factor de crecimiento tumoral a células pequeñas en cán-
ceres de pulmón, de estómago, del páncreas y colon.

Usos clínicos de la gastrina


Desde el punto de vista clínico, la determinación de los niveles de
gastrina en sangre contribuye a establecer el diagnóstico en determina-
das afecciones del sistema digestivo. Cuando están elevados los niveles
en sangre, son expresión de modificaciones en la secreción del ácido
clorhídrico.

8
ERRNVPHGLFRVRUJ
Causas de hipergastrinemia
Existen diversas afecciones digestivas, caracterizadas por niveles eleva-
dos de gastrina en sangre (hipergastrinemia), que en la práctica médica pue-
den cursar con hiperclorhidria, hipoclorhidria o anaclorhidria.
A continuación se relacionan las situaciones que pueden dar lugar a estas 3
formas de presentación de la hipergastrinemia.
1. Hipergastrinemia con hiperclorhídia:
- Excitación emocional.
- Aumento del tono vagal.
- Aumento de gastrina ectópica.
- Gastrinoma o síndrome Zollinger Ellison.
- Hiperplasia antral.
- Antro excluido o retenido.
- Hiperfunción de las glándulas suprarrenales y paratiroides.
- Síndrome pilórico.
- Hepatopatía crónica.
- Insuficiencia renal crónica.
- Grandes resecciones intestinales.
- Úlcera duodenal.

2. Hipergastrinemia con hiporclorhídia:


- Hipoclorhidria.
- Depresión emocional.
- Gastritis atrófica.
- Úlceras gástricas.
- Estados carenciales: mala nutrición, mala digestión y malabsorción.
- Hipotiroidismo o hipoparatiroidismo.
- Carcinoma gástrico.
- Posvagotomía troncular.
- Vitiligo.
- Feocromocitoma.

3. Hipergastrinemia con anaclorhídia:


- Gastritis crónica atrófica avanzada.
- Cáncer gástrico avanzado.

Secretina
La secretina fue la primera sustancia clasificada como hormo-
n a gastrointestinal. Es un péptido lineal de 27 aminoácidos,

9
ERRNVPHGLFRVRUJ
relacionadoestructuralmente con el péptido intestinal vasoactivo, el péptido
inhibidor gástrico, la gastrina, el factor hipotalámico liberador de la hormona del
crecimiento, el péptido histidina N-terminal isoleucina C-terminal y la helodermina.

Mecanismo de liberación
Se produce en las células S, localizadas en la mucosa del duodeno, el
yeyuno proximal y el íleo, aunque también están presentes en el cerebro. Su
liberación depende del grado de acidificación del quimo, que llega al duodeno
con un pH de 4,5 o inferior, por la presencia de productos proteicos y canti-
dad de ácidos en la mucosa. Esta hormona se excreta a través del riñón.

Acciones fisiológicas
1. Esófago.
a) Inhibe la motilidad del músculo liso del esfínter esofágico inferior.
2. Estómago.
a) Estimula la secreción de pepsina y moco.
b) Inhibe la secreción de agua, electrolitos y ácido clorhídrico.
c) Disminuye el vaciamiento gástrico.
d) Inhibe la producción y liberación de gastrina.
e) Estimula la contracción del músculo liso del esfínter pilórico.
3. Intestino delgado.
a) Estimula la secreción de agua y electrolitos (bicarbonato).
b) Inhibe la producción de motilina
4. Hígado.
a) Estimula la secreción de agua y electrolitos.
b) Estimula la secreción de bilis hepática.
5. Vesícula biliar
a) Estimula la contracción de la vesícula biliar.
6. Páncreas.
a) Estimula la secreción de agua y electrolitos.
b) Estimula la secreción de enzimas pancreáticas.
c) Inhibe la producción de glucagón.
d) Aumenta la secreción de insulina.

Usos clínicos de la secretina


Actualmente, la secretina también se aplica para valorar procesos
inflamatorios pancreáticos durante la ultrasonografía o la resonancia magné-
tica, así como la esfinteroplastia del conducto accesorio en el páncreas
divisum.

10
ERRNVPHGLFRVRUJ
El conducto pancreático principal dilata alrededor de 110 % después de la
estimulación máxima con secretina, la cual facilita la recolección de jugo
pancreático durante la pancreatografía retrógrada endoscópica. Esta técnica
es muy útil para determinar los niveles de enzimas presentes y permite reali-
zar estudios citológicos del jugo. Si no se produce dilatación, esto sugiere la
existencia de una pancreatitis crónica con fibrosis periductal.
En individuos con hipergastrinemia se administra secretina a razón de 2
unidades por kilogramos de peso por vía endonevosa, y pasados 15 min se
obtienen valores de gastrina sérica por encima de 150 pg/mL, esto indica la
presencia de gastrinoma o síndrome de Zollinger-Ellison.

Glucagón
El glucagón es un polipéptido de 29 aminoácidos, que no contiene resi-
duos de cisterna, por lo cual no tiene puentes disulfuro. Se sintetiza en las
células A de los islotes pancreáticos de Langerhans, en forma de una molé-
cula denominada proglucagón. Tanto el glucagón como las sustancias
inmurreactivas similares a este polipéptido se forman también en células del
intestino delgado y en el tejido cerebral.

Mecanismo de liberación
La liberación del glucagón se efectúa a partir de los gránulos de secreción
de las células A, donde se sintetizan y almacenan, de tal manera que a medi-
da que estos gránulos van madurando emigran hacia la membrana plasmática
de la célula donde se fusionan, y liberan por exocitosis al glucagón; este pasa
a la vena porta a través de los capilares sanguíneos pancreáticos hasta llegar
al hígado para luego ser distribuido por todo el cuerpo.
La concentración de glucosa influye sobre la liberación de glucagón, cuando
es baja estimula su liberación y cuando es elevada la inhibe. También, la concen-
tración de glucagón guarda relación con los niveles de ácidos grasos, cuando
éstos son bajos la concentración de glucagón en sangre es alta y viceversa.
Existen otras hormonas, sustancias y condiciones que afectan la secreción de
glucagón, tanto estimulándola como inhibiéndola. Actúan como inhibidores la
secretina, la somatostatina, los agonistas alfa-adrenérgicos, los cuerpos cetónicos
y las comidas ricas en carbohidratos. Entre los que ejercen un efecto estimulador
se encuentran los aminoácidos, en particular la arginina, la colecistoquinina, la
gastrina, la hormona del crecimiento, el cortisol, la acetilcolina, los agonistas alfa-
adrenérgicos, así como las comidas ricas en proteínas, el ejercicio y el ayuno.
Los niveles de glucagón se incrementan después de la comida, cuando las

11
ERRNVPHGLFRVRUJ
concentraciones plasmáticas alcanzan un promedio de 25 pmol/L.

Acciones fisiológicas
1. Estimula la glucogenólisis, la gluconeogénesis, y la cetogénesis.
2. Relaja el músculo liso del tubo digestivo.

Uso clínico del glucagón


En la práctica clínica se utiliza para facilitar la exploración radiológica y
endoscópica del tubo digestivo alto, por su capacidad para reducir el espas-
mo pilórico, y la contractilidad duodenal y del colon.

Motilina
Es un péptido lineal de 22 aminoácidos con la particularidad de que su
secuencia es totalmente diferente a los demás péptidos gastrointestinales.
Se produce en las células enterocromafines tipo 2 (EC2) de las mucosas
del yeyuno, donde se encuentra la mayor concentración. También se ha en-
contrado por estudios inmunocitoquímicos en el antro y fundus gástrico, en
el duodeno y el íleon proximal.

Mecanismo de liberación
Su liberación depende de la acidificación del quimo una vez que se
encuentra en la luz del duodeno, mientras que su inhibición se debe a la
alcalinización. Asimismo, se ha observado que la administración intravenosa
de glucosa, aminoácidos, secretina y de somatostatina, produce un efecto
inhibidor sobre la liberación de motilina. También, se plantea que la inges-
tión de comidas ricas en grasa, libera motilina, mientras que los
carbohidratos y las proteínas, la inhiben. La motilina también se libera
como respuesta a la distensión gástrica, estimulada por la llegada de los
alimentos al estómago.

Acciones fisiológicas
1. Esófago.
a) Inicia la contracción del esfínter esofágico inferior.

12
ERRNVPHGLFRVRUJ
2. Estómago.
a) Inicia el complejo mioeléctrico interdigestivo en la región
antroduodenal.
b) En la parte superior del tracto gastrointestinal, estimula la contracción
del músculo liso.
c) Acelera el vaciamiento gástrico de nutrientes sólidos y retrasa el de los
líquidos.
d) Estimula la secreción de pepsina.
3. Intestino delgado y colon.
a) Aumenta la cinética de las vellosidades intestinales.
b) Aumenta la actividad eléctrica y mecánica del colon.
4. Vesícula biliar.
a) Aumenta la presión de la vesícula biliar.

Uso clínico de la motilina


Se conoce poco del papel de la motilina en enfermedades del hombre,
pero sí se sabe que su concentración en sangre son elevadas en pacientes
con diarreas infecciosas agudas, la enfermedad de Crohn, la colitis ulcerativa
idiopática, el esprue tropical y el síndrome de Zollinger Ellison .
La administración intravenosa de motilina estimula la secreción de pepsina
en el estómago e intensifica la rapidez del tránsito intestinal. In vitro, la motilina
produce contracción del músculo liso del duodeno, el íleon, el colon y la vesí-
cula biliar. Su concentración en sangre varía ampliamente, con un promedio
de 60 pmol/L.

Enteroglucagón
En 1961, Unger y otros colegas obtuvieron y describieron, por estudio de
radioinmunoactividad, una sustancia en la mucosa del intestino y del páncreas
con características muy similares al glucagón pancreático. Posteriormente,
cuando se realizaron estudios más específicos para el glucagón pancreático,
se descartó y describió que esta sustancia se trataba de un glucagón intesti-
nal, el cual era elaborado por células con estructura diferente a las del páncreas.
A esta sustancia presente en el intestino se le denominó enteroglucagón in-
testinal, está conformada por 69 aminoácidos, la cual se sintetiza en las célu-
las endocrinas llamadas EG, que recientemente se les llama células L (p.III),
situadas en la porción basal de las glándulas de la mucosa del intestino. El
enteroglucagón se encuentra distribuido en todo el intestino, con concentra-
ciones más altas en el íleon y colon.

13
ERRNVPHGLFRVRUJ
Mecanismo de liberación
La concentración de enteroglucagón en plasma aumenta de manera im-
portante después de la ingesta de grasa, en particular de triglicéridos de ca-
dena larga y de carbohidratos. Los niveles de enteroglucagón aumentan
también en el plasma cuando existe una disminución de la motilidad intestinal.

Acciones fisiológicas
En virtud a las dificultades que se han tenido para su aislamiento, secuen-
cia y purificación, sus acciones fisiológicas provienen del estudio de un pa-
ciente portador de un tumor productor de enteroglucagón, que presentaba
una hipertrofia de las vellosidades del intestino delgado y elentecimiento no-
table del tiempo del tránsito intestinal. Estos síntomas desaparecieron una
vez extirpado el tumor y se normalizaron los niveles en el plasma. Por tanto,
las acciones fisiológicas reconocidas hasta la actualidad son en el intestino
delgado, pues presenta acción trófica sobre la mucosa, al incrementar la
síntesis de ADN de las células intestinales y disminuye el tiempo de tránsito
intestinal.

Uso clínico del enteroglucagón


Estudios recientes señalan que los niveles de enteroglucagón se encuen-
tran elevados en los estados de hiperfagia, en pacientes con resección par-
cial del intestino, con glucagonoma, en la enfermedad celiaca, el esprue tropical
y la fibrosis quística.

14
ERRNVPHGLFRVRUJ
Capítulo 2

PÉPTIDOS INTESTINALES QUE FUNCIONAN


COMO HORMONAS Y AGENTES PARACRINOS

En este capítulo se presenta un grupo de péptidos intestinales que ejercen


sus acciones a distancia como las hormonas, pero también actúan como agentes
paracrinos sobre células vecinas, donde regulan las acciones de las células
blancas. En este grupo se encuentran la colecistoquinina, la neurotensina, la
somatostatina y el polipéptido pancreático.

Colecistoquinina
Existen múltiples formas moleculares de colecistoquininas, que están en
dependencia del el número de aminoácidos presentes en su estructura, como
son: colecistoquininas de 8, 22, 33, 39, 58 aminoácidos. Son secretadas por
las células I (clasificación de Wiesbaden/Bolonia) presentes en la mucosa
del duodeno y el yeyuno. En 1975, Vonderhaeghen y otros colegas, la iden-
tificaron también en el sistema nervioso central. En la actualidad, se sabe
que se localiza, en mayor cantidad, en el núcleo amigdaloide, la corteza cere-
bral, el hipocampo, el tálamo, en el bulbo olfatorio y en las células alfa de los
islotes de Langerhans del páncreas.

Mecanismo de liberación
La colecistoquinina se sintetiza y se libera a partir de un péptido señal que
pierde el carbono terminal y gana una amidosa, y se convierte en pro-
colecistoquinina. Esta puede ser cortada en diferentes aminoácidos formando
colecistoquinina-58, colecistoquinina-39, colecistoquinina-22, colecistoquinina-
8, entre otras. Tiene 2 receptores, la colecistoquinina B y la colecistoquinina A,
ubicados en los acinos pancreáticos y vías biliares, donde ejerce sus acciones.

15
ERRNVPHGLFRVRUJ
La liberación de colecistoquinina se lleva a cabo por diferentes estímulos
que provocan diversas sustancias presentes en la luz intestinal que en orden
de importancia son los siguientes:
- Peptonas.
- Ácidos grasos.
- Ácido clorhídrico.
- Aminoácidos esenciales (fenilalanina, valina y metionina).
- Progesterona.

Durante la digestión el duodeno libera colecistoquinina en respuesta a la


entrada del quimo, y a través de receptores de tipo A disminuye el grado de
llenado gástrico y contribuye a la distensión del estómago. Por otra parte, las
sustanciaa derivadas de la digestión de los alimentos, estimulan la liberación
de colecistoquinina cerebral al actuar sobre los receptores de tipo B que se
encuentra en el cerebro, ejerciendo un efecto anorexígeno.
De toda la familia colecistoquinina, parece que una región corta de la
secuencia es crítica para la actividad biológica, cuando se une directamente
al lugar de acción. El resto de la secuencia contribuye a su solubilidad, trans-
porte, almacenamiento y degradación. Al igual que la gastrina se metaboliza
de manera rápida en el riñón y en otros tejidos.

Acciones fisiológicas
Las acciones fisiológicas de la colecistoquinina que compiten con la gastrina:
1. Esófago.
a) Inhibe la contracción del esfínter esofágico inferior.
2. Estómago.
a) Inhibe el vaciamiento gástrico y estimula su secreción.
3. Intestino delgado.
a) Aumenta la secreción de las glándulas de Brunner.
b) Inhibe la absorción de agua, sodio, potasio y cloro en el yeyuno e íleon.
c) Estimula la actividad motora del intestino.
4. Páncreas.
a) Estimula la producción de enzimas pancreáticas.
b) Aumenta el trofismo de las células de los acinos y conductos exocrinos
pancreáticos.
c) Estimula la liberación de insulina, glucagón, calcitonina y somatostatina.
d) Refuerza la acción de la secretina, por tanto estimulan la producción de
agua y bicarbonato.
5. Vesícula biliar y vías biliares.
a) Contrae la vesícula biliar y estimula la excreción de bilis hepática.
b) Inhibe la contracción del esfínter de Oddi.

16
ERRNVPHGLFRVRUJ
6. Otras funciones extradigestivas reconocidas son:
a) Regula las emociones.
b) Inhibe la ingesta de carbohidratos.
c) Interviene en la liberación de la hormona de crecimiento, la hormona
adrenocorticotrópica y la prolactina.
d) Inhibe la liberación de la hormona luteinizante.
e) Interacciona con el sistema dopaminérgico y opiode.
f) Actúa como factor de crecimiento tumoral en los cánceres de pulmón a
células pequeñas, de estómago, de páncreas y de colon.
g) Disminuye o suprime el deseo de ingerir alimentos.
h) Su elevación posprandial es la responsable de la somnolencia
posalimentaria.

Uso clínico de la colecistoquinina


Su principal uso clínico es para diagnosticar el síndrome de dismotilidad
vesicular. Se evalúa mediante el ultrasonido abdominal, con la administración
endovenosa de una dosis de colecistoquinina, la reproducción de los síntomas
y la motilidad vesicular. En pacientes con enfermedad celiaca se ha determi-
nado valores séricos de colecistoquinina, sin precisarse sus efectos.

Neurotensina
Es un tricadepéptido (13 aminoácidos), localizado en las células endocrinas
discretas llamadas células N en el íleon, donde se encuentra 95 % del total de
la neurotensina concentrada en el organismo, al igual que en el esófago, el
hipotálamo y en otras partes del sistema nervioso central. Además, están
presentes fundamentalmente en áreas involucradas con el comportamiento,
como las amígdalas, el núcleo accúmbens, el locus coeruleus, la sustancia
gris periacueductal, la habénula, la sustancia gelatinosa de la medula espinal,
el núcleo del trigémino y en la sustancia negra del hipotálamo.

Mecanismo de liberación
La neurotensina se libera mediante un mecanismo dependiente del calcio
según los niveles despolarizantes de potasio de la membrana celular. La in-
gestión de alimentos estimula la liberación de neurotensina y su concentra-
ción en plasma aumenta en respuesta a ellos, en particular a las grasas.
También se libera durante la infusión de bombesina y es suprimida por la
somatostatina.

17
ERRNVPHGLFRVRUJ
Es inactivada por las endopeptidasas y posee receptores específicos se-
gún se conoce por análisis de unión de ligandos y estudios radiográficos.
Estos receptores se presentan con alta densidad en regiones cerebrales enri-
quecidas con neurotensina, por tanto se le puede considerar como
neurotrasmisora o neuromoduladora del sistema nervioso central.

Acciones fisiológicas
1. Estómago.
a) Inhibe la secreción de ácido clorhídrico al igual que la inducida con
pentagastrina.
b) Disminuye la actividad motora gástrica e intestinal.
2. Intestino delgado.
a) Relaja el duodeno.
3. Páncreas.
a) Estimula la liberación de glucagón, bicarbonato y agua e inhibe la de
insulina.
b) Incrementa la liberación de polipéptido pancreático, lo que favorece la
función del eje polipéptido enteropancreático.
c) Incrementa los niveles séricos de glucosa al favorecer la glicogenólisis.
4. Otras funciones extradigestivas reconocidas son:
a) Actúa como hipotensor y vasodilatador periférico.
b) Analgésica.
c) Fuerte inductor de la hipotermia.
d) Libera hormonas tróficas de la hipófisis (hormona adrenocorticotrópica,
foliculoestimulante y luteinizante).
e) Incrementa la permeabilidad vascular.
f) Estimula la contracción uterina.
g) En sinergia con la dopamina, inhibe la ingesta de alimentos.

Algunos de los efectos de las neurotensinas son semejantes a los de la


histamina y son antagonizados por bloqueadores de receptores H1 de histamina.

Uso clínico de la neurotensina


No se describen usos clínicos hasta la actualidad, pero sí se ha estudiado
la presencia de niveles elevados de la hormona en pacientes operados gás-
trico con síndrome de Dumping temprano y en derivaciones ileoyeyunales, lo
cual explica gran parte de los síntomas de estos pacientes.
También se ha observado que los tumores pancreáticos secretan gran
cantidad de neurotensina y péptido intestinal vasoactivo, hecho que no ocurre
en paciente con páncreas normales.

18
ERRNVPHGLFRVRUJ
Recientemente se plantea que la neurotensina está involucrada en el funcio-
namiento del sistema regulador de la glicemia, de la secreción de ácido clorhídri-
co y en la fisiopatogenia de algunos síntomas en la enfermedad de Crohn.

Somatostatina
La somatostatina es un tetradecapéptido cíclico de 14 aminoácidos unidos
por un puente disulfuro formado entre 2 residuos de cisteína. Poseé un am-
plio efecto inhibidor sobre las funciones secretoras del estómago, el intestino
delgado, el páncreas y el hígado.
Este polipéptido se localiza en el sistema nervioso central, las amígdalas,
el sistema límbico, la corteza cerebral hipocámpica, la neocorteza, la placenta,
en el tiroides, en las células D del páncreas y del intestino delgado. En este
último, las células D se localizan en las criptas de las vellosidades intestinales.
Se han aislado 2 formas de somatostatina, a partir de la hidrólisis proteolítica
de su precursora, la presomatostatina, denominados somatostatina 14 y 28
según la cantidad de aminoácidos que contienen. La vida media de la
somatostatina 14 en sangre es de 2 min y la de somatostatina 28, es de 6 min.
La somatostatina 14 es más abundante en los segmentos superiores del tracto
gastrointestinal, mientras que la somatostatina 28 incrementa su proporción a
medida que se acerca al recto.

Mecanismos de liberación
En el intestino delgado cuando los alimentos, específicamente el agua y
electrolitos, se ponen en contacto con las células D, estas se activan y liberan
somatostatina. Una vez que la somatostatina se libera hacia el torrente san-
guíneo y se une a los receptores que segregan gastrina, glucagón, secretina y
colecistoquinina, esta los inhibe e impide de esta forma la liberación de todas
estas hormonas, de ahí el efecto inhibitorio sobre las funciones
gastrointestinales que se le atribuye.
La liberación de somatostatina puede verse inhibida por la acetilcolina, al
actuar sobre los receptores muscarínicos que inhibe las células D, y puede
verse estimulada por la acción de las hormonas gastrina, la colecistoquinina,
la leptina, la serotonina y la epinefrina.
Los receptores para la somatostatina actúan mediante 3 mecanismos de
traducción:
1. Inhibición de la síntesis de AMPc.
2. Disminución de las concentraciones intracelulares de calcio.
3. Estimulación de una fosfoproteinfosfatasa.

19
ERRNVPHGLFRVRUJ
La somatostatina que se encuentra en las neuronas del plexo mientérico y
submucoso, cuando es liberada hacia el torrente sanguíneo, refuerza la ac-
ción de la somatostatina liberada por las células D.
Las somatostatinas 14 y 28 aumentan sus niveles circulatorios ante la
presencia de grasa y de proteína en el intestino delgado, y de un pH ácido en
la región antral del estómago y del duodeno.
La inactivación de la somatostatina se produce por degradación enzimática
mediante una aminopeptidasa, una endopeptidasas y por acción de enzimas
lisosomales.

Acciones fisiológicas
Se considera que la somatostatina realiza 4 acciones interrelacionadas, lo
cual explica sus múltiples acciones fisiológicas como son:
1. Reguladora neurohumoral.
2. Neurotrasmisora (acción neurocrina).
3. Hormona endocrina.
4. Hormona paracrina/exocrina (mediante difusión local).

Las acciones fisiológicas reconocidas en el aparato digestivo son:


1. Glándula salivares.
a) Inhibe la secreción de saliva.
2. Estómago.
a) Inhibe la secreción de ácido clorhídrico, de pepsina, de gastrina y el
vaciamiento gástrico.
b) Efecto citoprotector por inhibición del índice mitótico y de síntesis ADN
de las mucosas estomacal e intestinal.
3. Intestino delgado y colon.
a) Inhibe el crecimiento, la proliferación celular y el vaciamiento del intestino.
b) Inhibe la absorción de agua, cloro, bicarbonato, glucosa, xilosa,
aminoácidos, calcio, glucagón, glicerol, fructosa, lactosa, triglicéridos en
el intestino.
c) Retarda el tránsito intestinal.
4. Páncreas.
a) Inhibe la secreción exocrina y endocrina pancreática (lipasa, amilasa,
proteasa, bicarbonato, insulina y polipéptido pancreático).
5. Vesícula.
a) Inhibe la contracción y el vaciamiento de la vesícula biliar disminuyendo
el flujo biliar.
b) Modifica la composición y las características fisicoquímicas de la bilis
(incrementa la concentración de monoglucurónido de bilirrubina, proteí-
na total y desciende el pH).

20
ERRNVPHGLFRVRUJ
6. Hígado y bazo.
a) Inhibe el flujo sanguíneo del hígado y del bazo.
b) Reduce el flujo sanguíneo mesentérico y celiaco.
7. Hormonas gastrointestinales.
a) Inhibe la secreción de secretina, glucagón, polipéptido intestinal
vasoactivo, péptido inhibitorio gástrico, motilina, colecistoquinina,
neurotensina, sustancia P y de acetilcolina.
8. Otras acciones extradigestivas reconocidas son:
a) Inhibe la liberación de las hormonas del crecimiento, la tirotropina y la
paratiroidea.

Uso clínico de la somatostatina


En la actualidad se utiliza un análogo sintético de acción prolongada
(octreótido) para el tratamiento de los síntomas producidos por tumores
endocrinos gastrointestinales, con importante mejoría sintomática. Igualmen-
te se utiliza con gran potencial terapéutico, en las enfermedades pancreáticas,
síndrome de Dumping, sangramiento por varices esofágicas, úlcera péptica,
fístulas gastrointestinales, síndrome intestino corto, síndromes relacionados
con el SIDA, en la diarrea del diabético por disfunción autonómica y en el
síndrome intestino irritable.
A finales de los 80, diversos investigadores confirmaron la prevalencia de
cálculos biliares en pacientes con tumores secretores de somatostatina, hecho
que ocurre también cuando se administra el análogo de octreótido como tera-
péutica en pacientes con enfermedades gastrointestinales y acromegalia.
Se utiliza en el diagnóstico del somastostinoma, tumor insular, poco fre-
cuente, de etiología maligna en la mayoría de los casos con metástasis en
hígado. El diagnóstico se realiza por la clínica, ultrasonografía y la determina-
ción sérica de somatostatina, que se hacen cada vez mayor la concentración
(> 50 pmol/L). Sin embargo, no se confirma el síndrome hasta que se obtie-
nen los datos histológicos.

Polipéptido pancreático
El polipéptido pancreático es un péptido con 36 aminoácidos, compuesto
por un carboxilo terminal que es una amida de la tirosina. Tiene función de
neurotrasmisor, con una alta relevancia en el sistema límbico y en el control
hipotalámico. Este polipéptido es producido por las células D2F de los islotes
pancreáticos, del páncreas exocrino y en pequeñas cantidades por el estó-
mago, el duodeno y regiones adyacentes.

21
ERRNVPHGLFRVRUJ
Mecanismo de liberación
Su liberación depende de diversos factores como son: ingestión de proteí-
nas, ayuno, ejercicio, hipoglucemia intensa y estimulación vagal. Se inhibe
por efecto de la somatostatina y la administración de glucosa por vía
intravenosa. No obstante, el estímulo más poderoso para su liberación es el
consumo de dietas hiperproteicas.
El polipéptido pancreático una vez liberado tiene gran afinidad por sus re-
ceptores Y4-Y5 localizados en las células diana, donde ejercen sus acciones.

Acciones fisiológicas
Sus acciones son de tipo endocrinas y paracrinas, se caracteriza por:
1. Estómago.
a) Incrementa el vaciamiento gástrico.
b) Estimula la secreción basal de ácido clorhídrico, pero inhibe la estimula-
da con pentagastrina.
c) Efecto trófico sobre el estómago, duodeno y el hígado.
2. Intestino delgado.
a) Incrementa la motilidad gastrointestinal y el tránsito intestinal.
b) Afecta la digestión y la distribución de nutrientes al disminuir el apetito.
3. Hígado.
a) Incrementa la glucogenólisis.
4. Páncreas.
a) Inhibe la secreción de bicarbonato, proteínas y enzimas pancreáticas.
5. Vesícula biliar y vías biliares.
a) Inhibe la contracción de la vesícula biliar.
b) Aumenta el tono del colédoco sin afectar el flujo de bilis hepática.

Uso clínico del polipéptido pancreático


Las concentraciones plasmáticas promedio son de 12 pmol/mL. Cuando
estos valores están aumentados se sospecha la presencia de tumores
endocrinos y cuando se encuentran por debajo se considera que pueden es-
tar implicados en la intolerancia a los carbohidratos, como sucede en la
pancreatitis crónica o en la resección pancreática.
Los niveles plasmáticos de polipéptido pancreático se encuentran aumen-
tados en varios tipos de tumores como gastrinoma, vipoma, glucagonoma e
insulinoma, en el 50 % de los tumores pancreáticos, en pacientes diabéticos
insulino dependientes y en los pacientes con hiperparatiroidismo, mientras
que sus niveles pueden disminuir en casos de neuropatía diabética.
Sin embargo, su valor como marcador es limitado, ya que factores como
la edad, el ayuno prolongado, el ejercicio, la diabetes, la insuficiencia renal
crónica, el alcoholismo, el estrés y la resección ileal, lo elevan.

22
ERRNVPHGLFRVRUJ
Capítulo 3

PÉPTIDOS INTESTINALES Y CEREBRALES QUE


ACTÚAN COMO NEUROPÉPTIDOS EN EL
APARATO DIGESTIVO

Actualmente, en el grupo de hormonas gastrointestinales se incluyen sus-


tancias con la peculiaridad de estar presentes tanto en el tubo digestivo como
en el sistema nervioso, reconocidas como neuropéptidos cerebrointestinales,
estas son: la sustancia P, el polipéptido intestinal vasoactivo, péptido liberador
de gastrina, las endorfinas, las encefalinas y el polipéptido inhibidor gástrico, las
cuales tienen un número importante de funciones a nivel intestinal.

Sustancia P
La sustancia P es el neuropéptido principal de la familia de las taquininas
estudiadas a fines del siglo XX. En la actualidad, solo se han identificado y
secuenciado 3 tipos de taquininas en tejido animal: la sustancia P, las
neuromedina A (neuromedina L, neurokinina y la sustancia K) y la neuromedina
B (neuropéptido K y ã).
Se ha demostrado la presencia de sustancia P en las células endocrinas y en
neuronas del sistema nervioso entérico del aparato digestivo, glándulas salivares
y en algunas áreas del sistema nervioso central (hipotálamo y la sustancia negra
y el asta dorsal de la médula espinal) conformado por 11 aminoácidos. Además,
se encuentran en las fibras nerviosas C que trasmiten señales relacionadas con
el dolor y la temperatura, en el iris, la piel y el sistema nervioso periférico.

Mecanismo de liberación
No se conoce con exactitud el mecanismo de liberación de la sustancia P,
pero en preparados in vitro de médula espinal se ha establecido, que su
liberación está relacionada con estímulos fisiológicos y no fisiológicos depen-
dientes de calcio.

23
ERRNVPHGLFRVRUJ
Por medio de estudios de unión con radioligandos, se ha podido compro-
bar que la sustancia P se sintetiza en el cuerpo neuronal como parte de un
prepropéptido (precursor o preproteína) que se desplaza a las cisternas del
retículo endoplásmico de las células, donde se desintegra como proproteína,
y se desplaza hacia el aparato de Golgi. Así, produce su primera escisión
proteolítica limitada, lo que da lugar a péptidos más cortos, que se almacenan
en gránulos neurosecretores dentro del citoplasma de la neurona.
Una vez liberada, no es recaptada ni reciclada por las terminales ner-
viosas. Probablemente la inactivación de la sustancia P ocurre por medio
de una metaloendopeptidasa neutra, la cual ejerce una acción selectiva
sobre la sustancia P.

Acciones fisiológicas
Las acciones fisiológicas de la sustancia P en el aparato digestivo están
bien documentadas. Se sabe que éstas son relativamente lentas y persisten-
tes, y se desencadenan con concentraciones muy bajas del neuropéptido, lo
que indica la existencia de un receptor de alta afinidad. Por tal motivo, las
acciones fisiológicas demostradas son:
1. Glándula salival.
a) Estimula la secreción salival.
2. Estómago.
a) Disminuye la actividad de la gastrina lo que disminuye la producción de
ácido clorhídrico.
b) Estimula la liberación de histamina, junto con el péptido intestinal
vasoactivo.
3. Intestino delgado.
a) Aumenta la absorción neta de agua en el intestino delgado.
b) Incrementa la motilidad y la secreción intestinal.
4. Hígado.
a) Reduce la producción de bilis hepática.
5. Páncreas.
a) Incrementa la secreción exocrina del páncreas.
b) Provoca hiperglucemia por inhibición de la liberación de insulina e
incrementa los niveles de glucagón en el páncreas.
6. Sistema nervioso entérico.
a) Coordina la actividad de los plexos entéricos.
7. Otras acciones extradigestivas reconocidas que influyen en la función
digestiva son:
a) Actúa como neurotrasmisor proinflamatorio y del dolor.
b) Actúa como vasodilatador sistémico.

24
ERRNVPHGLFRVRUJ
c) Potente hipotensor.
d) Favorece la extravasación de plasma.
e) Estimula la contracción de los músculos lisos vasculares y extravasculares.
f) Estimula la función quimiotáctica de los neutrófilos, la proliferación
de linfocitos, y la activación de macrófagos y monocitos en el siste-
ma inmune.
g) Favorece la contracción de la musculatura lisa de los bronquios
(broncoconstricción).

Uso clínico de la sustancia P


La determinación se ha realizado en pacientes con tumores carcinoides loca-
lizados en esófago, estómago, intestino delgado y grueso, donde se ha determina-
do concentraciones altas en sangre. Lo anterior explica la aparición de algunos
síntomas y signos en estos pacientes como el rubor, la hipotensión y la diarrea.
Estudios recientes en pacientes con enfermedad de Hirschsprung y de
Chagas localizadas en el colon, se han observado disminuciones locales de
los nervios intrínsicos del sistema nervioso entérico del intestino que contie-
nen sustancia P, lo que explica la disminución de la motilidad colónica.

Polipéptido intestinal vasoactivo


El polipéptido intestinal vasoactivo contiene 28 aminoácidos. Se localiza
en todo el tracto digestivo por técnicas inmunorreactivas en las células D1
localizadas desde el esófago hasta el recto. Además, se presentan en los
pulmones, la placenta, las glándulas suprarrenales, el páncreas, la corteza
cerebral, el hipocampo, el núcleo amigdaloide y en pequeñas cantidades, en
el hipotálamo y las células amacrinas de la retina.

Mecanismo de liberación
En la actualidad no se conoce cuáles son los estímulos que liberan el
polipéptido intestinal vasoactivo a nivel del sistema nervioso central y perifé-
rico; aunque se conoce que la administración de glucosa por vía oral es el
estímulo más potente para liberar dicho polipéptido. Este se almacena y
libera por las terminales neurales de los sistemas nerviosos central y perifé-
rico mediante estímulos despolarizantes. Mientras que en el aparato digesti-
vo se libera al igual que la secretina al contactar con las células D1 el quimo
ácido procedente del estómago.

25
ERRNVPHGLFRVRUJ
Estudios realizados con el polipéptido intestinal vasoactivo marcado
radiactivamente, han puesto de manifiesto la existencia de receptores
específicos en las membranas cerebrales, que al ser estimuladas por el
polipéptido incrementan los niveles de AMPC. Hecho similar ocurre en
los tejidos no nerviosos como es el caso de la estructura mística del siste-
ma digestivo.
Se desintegra en el hígado lo cual explica algunos de los fenómenos
metabólicos que se presentan cuando éste sufre alteraciones importantes de
funcionamiento, como en la cirrosis.

Acciones fisiológicas
Este polipéptido muestra una gamma considerable de acciones fisiológi-
cas mediadas neuronalmente. Por esta razón es considerado como un
neurotrasmisor y neuromodulador. Para sus acciones es importante que el
polipéptido intestinal vasoactivo mantenga la secuencia N-His-Ser-Asp-Gly
con lo cual aumenta su potencia en relación directamente proporcional con
la longitud de la cadena.
Dentro de sus acciones fisiológicas más importante están:
1. Glándula salivales.
a) Produce vasodilatación de los vasos sanguíneos de las glándulas salivales.
2. Esófago.
a) Relaja el esfínter esofágico inferior.
3. Estómago.
a) Relaja el tono gástrico y disminuye la secreción de pepsina y ácido
clorhídrico estimulada por la pentagastrina.
b) Relaja el fundus gástrico.
4. Intestino delgado y colon.
a) Estimula la secreción de agua, electrolitos (bicarbonato) y hormonas
(somatostatina) en el intestino delgado.
b) Junto con la sustancia P incrementa la secreción intestinal y la libera-
ción de histamina.
c) Relaja el esfínter anal.
5. Páncreas.
a) Estimula la liberación de hormonas pancreáticas (glucagón e insulina).
6. Hígado.
a) Estimula la lipólisis y la glucogenenólisis hepática.
7. Vesícula biliar y vías biliares.
a) Aumenta la secreción y el flujo biliar al relajar la vesícula biliar.
8. Vasos mesentéricos.
a) Produce vasodilatación de los vasos mesentéricos.

26
ERRNVPHGLFRVRUJ
9. Otras acciones extradigestivas reconocidas son:
a) Potente vasodilatador a nivel periférico.
b) Relaja el músculo liso de los pulmones y de la tráquea.
c) Aumenta los niveles de AMPc en el cerebro y otros sitios no nerviosos.
d) Es uno de los responsables de la erección del pene al favorecer la
vasodilatación periférica.
e) Aumenta la liberación por la hipófisis de la prolactina, la hormona
luteizante y la hormona del crecimiento.

Uso clínico del polipéptido intestinal vasoactivo


Los valores plasmáticos son menores de 7 pmol/L y no aumentan mucho
después de ingerir alimentos. Su determinación en sangre se utiliza para el
diagnóstico del síndrome de Verner-Morrison, cólera pancreático o vipoma.
Clínicamente se caracteriza por diarreas acuosas, hipopotasemia y aclorhidria,
al existir un aumento de los niveles de polipéptido intestinal vasoactivo. El
diagnóstico de este tumor es clínico, ultrasonográfico y se confirma por la
determinación de radioinmunoensayo en plasma de valores séricos por enci-
ma de 30 pmol/L.

Bombesina o péptido liberador de gastrina


El grupo de neuropéptidos llamados bombesinas, comprende un gran nú-
mero de péptidos, que en los seres humanos está representado por el péptido
liberador de gastrina, el cual se encuentra ampliamente distribuido en las
células neurales y endocrinas del tracto gastrointestinal.
El péptido liberador de la gastrina esta conformado por 27 aminoácidos
con un fragmento terminal C, similar al decapéptido de la bombesina 14 ha-
llada en la piel de las ranas.
Coincidentemente, se ha encontrado que las células D1 que producen el
polipéptido intestinal vasoactivo, son las que sintetizan el péptido liberador de
gastrina. Este péptido también existe en el sistema nervioso central (el
hipotálamo, es la zona de mayor contenido) y en el sistema respiratorio.

Mecanismo de liberación
Se desconoce su mecanismo de liberación. No ha podido ser purificado
en el aparato digestivo, aunque sí detectado en la mucosa intestinal por méto-
dos inmunológicos.

27
ERRNVPHGLFRVRUJ
Acciones fisiológicas
El péptido liberador de gastrina es considerado como un neurotrasmisor, lo
cual explica las múltiples acciones que ejercen en el aparato digestivo, como son:
1. Estómago.
a) Estimula la secreción y la actividad mioeléctrica del aparato digestivo.
b) Estimula con potencia la secreción de ácido clorhídrico.
c) Estimula la proliferación de las células G, lo que favorece la liberación
de gastrina independientemente del pH del medio.
d) Contribuye con la señal de llenado y saciedad.
2. Páncreas.
a) Estimula la liberación de otras hormonas gastrointestinales
(colecistoquinina, polipéptido pancreático y glucagón, polipéptido inhibidor
de gastrina).
b) Tiene efecto trófico directo sobre el páncreas e indirecto por medio de
la estimulación de la colecistoquinina.
c) Estimula la secreción de insulina por el páncreas.
3. Vesícula biliar y vías biliares.
a) Estimula la contracción de la vesícula biliar.
4. Otras funciones reconocidas a nivel extraintestinal son:
a) Actúa como factor de crecimiento tumoral en el cáncer del pulmón a
células pequeñas.
b) Aumenta los niveles plasmáticos de noradrenalina.
c) Acción antidiurética.
d) Regula a nivel central la temperatura, lo que favorece la hipotermia.
e) Efecto hiperglucémico y broncoconstrictor.
f) Mediador en la liberación de eritropoyetina.
g) Estimula el sistema renina-angiotensina.
h) Mantiene los ciclos circadianos del organismo.
i) Estimula la liberación de hormonas periféricas (hormona tiroidea,
prolactina y del crecimiento).

Uso clínico del péptido liberador de gastrina


No se reporta hasta la actualidad uso clínico, pero se esperan estudios
interesantes sobre el papel del péptido liberador de gastrina en la úlcera péptica
y la colelitiasis, como agente que pudiera participar en el control de las
secreciones gástrica, pancreática y biliar.
Como el péptido liberador de gastrina estimula potentemente la liberación
de gastrina, se especula la posibilidad de la existencia de un tumor denomina-
do «Bombesinoma» que origina síntomas clínicos muy similares al síndrome
de Zollinger Ellison.

28
ERRNVPHGLFRVRUJ
Endorfinas
El término endorfinas se debe a que los mamíferos elaboran sustancias
químicas endógenas que activan receptores específicos para los opiáceos
exógenos, bautizada como morfina endógena al tener actividad similar a la
morfina. Son hormonas de origen adenohipofisiario, placentario y
gastrointestinal, aceptadas en la actualidad como componentes de los péptidos
cerebrointestinales, con efectos semejantes a los opiáceos, que son
antagonizados por la naloxona.
Hasta la actualidad en el ser humano se encuentran gran variedad de
endorfinas reconocidas como alfa, beta y gamma, la más importante es la
beta endorfina, conformada por 31 aminoácidos distribuida por todo el apara-
to digestivo.

Mecanismo de liberación
Las endorfinas son liberadas después de la ingesta de alimentos que conten-
gan sustancias opiodes activas, como es el café y en situaciones de inflamación.

Acciones fisiológicas
1. Estómago e intestino.
a) Disminuye la motilidad intestinal.
b) Aumenta el tono de las vías digestiva (cierre de los esfínteres), retar-
dando el vaciamiento gástrico y del recto provocando en este ultimo
estreñimiento.
c) Disminuye las secreciones glandulares del estómago y del intestino.
2. Vesícula biliar y vías biliares.
a) Contrae el esfínter de Oddi y las vías biliares.
b) Disminuye las secreciones glandulares de la vesícula biliar.
3. Páncreas.
a) Disminuye las secreciones glandulares del páncreas.
4. Otras funciones extradigestivas reconocidas son:
a) Incrementa la liberación de prolactina, de la hormona del crecimiento y
de la hormona melanoestimulante.
b) Inhibe la liberación de hormona estimulante de la tiroides y de
vasopresina.
c) Analgésico sistémico.
d) Incrementa la síntesis de corticosterona en las suprarrenales.
e) Modular la actividad nerviosa de grupos de neuronas presente en el
sistema nerviosos central.

29
ERRNVPHGLFRVRUJ
Uso clínico de las endorfinas
Muy poco se conoce sobre el papel de las endorfinas en las patologías
digestivas dado que son sustancias recientemente reconocidas, con acciones
muy similares a la morfina.

Encefalinas
Las encefalinas son dos pentapéptidos, formados por 5 aminoácidos, con
la misma secuencia, salvo el último de éstos que en una molécula es leucina
y en otra metionina, por que se les denomina leuencefalina y metencefalina.
Primero se encontraron en el cerebro y posteriormente se descubrieron en
todo el sistema digestivo. Las concentraciones más altas se hallan en el antro
gástrico, el duodeno y en el páncreas, en una células endocrina denominada
Y, la cual es responsable de la producción y liberación de péptidos derivados
de la proencefalinas. Por métodos inmunocitoquímicos, se han encontrado en
el plexo de Auerbach del aparato digestivo almacenado, junto a otros péptidos
y aminas.

Mecanismo de liberación
Las encefalinas se liberan por las células Y, por medio de estimulación
dependiente de calcio. Una vez liberadas, llevado a cabo sus acciones, luego
son desactivadas mediante hidrólisis enzimática y en menor medida, por me-
dio de reabsorción. Se degradan con rapidez y son inactivadas a través de
aminopeptidasas no específicas.

Acciones fisiológicas
Aún no se conocen con exactitud las acciones de las encefalinas en el
aparato digestivo, pero existen algunos indicios de que sus acciones provie-
nen de los efectos potentes de la morfina, al actuar como un neurotrasmisor
y de inhibir la producción de AMPc y GMPc en el intestino.
1. Esófago.
a) Contre el esfínter esofágico inferior.
2. Estómago.
a) Disminuye el vaciamiento gástrico y la secreción de ácido clorhídrico.
3. Intestino delgado.
a) Inhibe la motilidad intestinal.
b) Inhibe la contracción y secreción de agua en el intestino.

30
ERRNVPHGLFRVRUJ
4. Vesícula biliar y vías biliares.
a) Inhibe el peristaltismo vesicular.
b) Aumenta el tono del esfínter de Oddi.
c) Inhibe las secreciones biliares.
5. Páncreas.
a) Inhibe las secreciones pancreáticas.

Uso clínico de las encefalinas


No se conoce hasta la actualidad su uso clínico.

Polipéptido inhibidor gástrico


El polipéptido inhibidor gástrico consta de 43 aminoácidos, se sintetiza en
las células K localizadas en la mucosa del duodeno, el yeyuno y el íleo, donde
se encuentra la máxima concentración. Su estructura es muy similar al
polipéptido intestinal vasoactivo, secretina y glucagón.

Mecanismo de liberación
Se libera en respuesta a la presencia intraluminal de glucosa, aminoácidos
y triglicéridos. Se metaboliza en el riñón, pero su tiempo de acción es mayor
que el de la gastrina y la secretina.

Acciones fisiológicas
1. Esófago.
a) Reduce la presión del esfínter esofágico inferior.
2. Estómago.
a) Retrasa el vaciamiento gástrico e inhibe la secreción de ácido clorhídri-
co y de pepsina.
3. Intestino delgado.
a) Aumenta la secreción de agua y electrólitos en el intestino delgado.
4. Vasos mesentéricos.
a) Aumenta el flujo sanguíneo en el mesenterio.
5. Páncreas.
a) Estimula la actividad de la lipasa lipoproteína.
b) Intensifica la liberación de insulina estimulada por la glucosa (polipéptido
insulinotrópico dependiente de glucosa).

31
ERRNVPHGLFRVRUJ
Uso clínico del polipéptido inhibidor gástrico
Hasta la actualidad no existen estudio en seres humanos que justifique su
uso clínico, pero sí se ha sugerido un papel importante en las manifestaciones
clínicas iniciales en diabéticos de edades tempranas. En obesos extremos se ha
determinado la presencia de niveles elevados de polipéptido inhibidor gástrico.
Por tanto, el polipéptido inhibidor gástrico es importante en la regulación de la
homeostasis de la glucosa, mediante un mecanismo enteroinsular.

32
ERRNVPHGLFRVRUJ
Capítulo 4

TRANSMISORES NO PEPTÍDICOS PRODUCIDOS


EN EL INTESTINO

Algunas neuronas y otras células no neuronales producen mensajeros


químicos no peptídicos en el intestino, y constituyen un grupo importante
de mediadores reguladores de la función gastrointestinal. A menudo estos
mensajeros resultan blancos de intervenciones farmacológicas en esta-
dos patológicos.

Acetilcolina
La acetilcolina es el principal regulador de la motilidad gastrointestinal.
Desempeña un papel importante en el control de las secreciones
gastrointestinales, las pancreáticas y de las funciones de la mucosa.
La acetilcolina se sintetiza en las neuronas colinérgicas a partir de la colina,
derivada del piruvato de la dieta, mediante la acción de la enzima acetil coenzima
A y luego pasa a las terminaciones nerviosas, donde por acción de la enzima
colina acetiltransferasa, es acetilada y origina la acetilcolina en el citoplasma, y
se almacena en las vesículas sinápticas hasta que sea liberada.

Mecanismo de liberación
La acetilcolina es liberada como respuesta a un potencial de acción.
Aproximadamente unas 100 vesículas se unen a la membrana celular de la
neurona y expulsan su contenido al espacio sináptico, de forma simultánea
como respuesta al estímulo eléctrico. La despolarización de la membrana
celular permite la entrada de calcio iónico, por medio de un canal sodio de-
pendiente del voltaje, que es esencial para la liberación de la acetilcolina
hacia el espacio sináptico.

33
ERRNVPHGLFRVRUJ
La acetilcolina liberada interactúa con receptores muscarínicos y nicotínicos
presentes en la membrana plasmática de las células blanco, por tal motivo
origina la despolarización de estas y desencadena acciones, por ejemplo, al
unirse con el receptor M2 presente en el músculo liso gástrico y con el M3,
receptor responsable de la regulación colinérgica de la célula parietal, favorece la
contracción del estómago y la secreción de ácido clorhídrico por la célula parietal.
La acetilcolina es degradada en forma eficaz por la acetilcolinesterasa,
produce colina y acetato, que son metabolitos inactivos. La colina derivada
de este catabolismo es transportada nuevamente hacia la terminación ner-
viosa, donde es reutilizada para la síntesis de acetilcolina.

Acciones fisiológicas
1. Estómago.
a) Estimula la secreción de ácido clorhídrico y pepsina al actuar sobre los
receptores muscarínicos presentes en las células parietales.
b) Aumenta la contracción del estómago.
2. Intestino delgado.
a) Inhibe la liberación de somatostatina, al actuar sobre los receptores
muscarínicos que inhibe las células D.
3. Páncreas.
a) Estimula la secreción de glucagón.

Serotonina
La serotonina fue aislada como sustancia activa y pura en 1948 y se le dio
el nombre de 5-hidroxitriptamina en 1949. Es una amina aromática, pertene-
ce a la familia de las indolaminas y está compuesta por un anillo indol
hidroxilado en la posición 5 y una cadena lateral etilamínica. Se distribuye
ampliamente entre animales, plantas y el hombre. Es producida por las
neuronas entéricas y las células enterocromafines de la mucosa intestinal y
con notables efectos sobre la motilidad gastrointestinal.
La serotonina en los mamíferos se localiza en las células enterocromafines,
las plaquetas y los mastocitos. La mayor parte de serotonina en el cuerpo se
encuentra en la mucosa del tubo digestivo, sobre todo en el píloro y parte alta
del intestino delgado.
Se sintetiza a partir del triptófano, aminoácido esencial presente en el torrente
sanguíneo que proviene de la dieta y es capaz de atravesar la barrera
hematoencefálica y llegar al sistema nervioso central. También se forma y alma-
cena en las neuronas llamadas triptaminérgicas del sistema nervioso central.

34
ERRNVPHGLFRVRUJ
El triptófano, una vez absorbido por el tracto gastrointestinal, se distribuye
en todos los tejidos del organismo. Su paso por las distintas membranas, in-
cluyendo la barrera hematoencefálica, se realiza por competencia de trans-
porte con la tirosina.

Mecanismo de liberación
La serotonina es liberada por las células enterocromafines del aparato
digestivo, pasa a la luz del intestino cuando se eleva la presión intraluminal
dentro del órgano por la presencia de los alimentos.

Acciones fisiológicas
1. Estómago.
a) Aumenta la secreción de moco por las glándulas gástrica.
b) Antagonista de la acción de la histamina sobre la secreción de ácido
clorhídrico.
2. Intestino delgado.
a) Aumenta el tono y la motilidad de la mayor parte del tubo digestivo.
b) Facilita el reflejo peristáltico.
3. Sistema nervioso entérico.
a) Estimula la contracción del músculo liso, tanto por efectos directos so-
bre el músculo, como por medio indirecto al estimular las neuronas
excitadoras del sistema nervioso entérico.

Óxido nítrico
Se le conoció a partir de los descubrimientos realizados por Furchgott y
Zawadzki en 1980, quienes en un principio consideraron al óxido nítrico como
factor relajante derivado del endotelio vascular. Se han realizados múltiples
estudios que demuestran que este, además de ser un mensajero químico de
algunos tipos celulares, tiene propiedades de neurotrasmisor. Sin embargo,
difiere de los neurotrasmisores típicos: posee un radical libre de corta vida
que difunde a través de las membranas y no se transporta por exocitosis.
El óxido nítrico es sintetizado a partir de la L-arginina por la acción del
óxido nítrico sintetasa, una enzima que en las neuronas está modulada por la
calmodulina, en cuyo proceso utiliza oxígeno molecular. Existen 2 clases
diferentes de enzimas óxido nítrico sintetasas: la forma constitutiva e inducible
y el óxido nítrico sintetasa neural.

35
ERRNVPHGLFRVRUJ
El óxido nítrico sintetasa constitutiva es liberado por las células del músculo
liso endotelial, las células endoteliales de los vasos sanguíneos y las células
inflamatorias, en particular los macrófagos, por medio de estímulos apropia-
dos. Su actividad depende de la calmodulina y del fosfato del dinucleótido de
nicotinamida, adenina reducido y de la neosíntesis de proteínas, no depende
del calcio.
El óxido nítrico sintetasa neural es muy sensible a la concentración de
calcio y la movilización de éste puede ser importante para la activación fisio-
lógica del óxido nítrico sintetasa en muchos tipos celulares.

Mecanismo de liberación
La liberación del óxido nítrico se produce de manera pulsátil, por el roce
de la sangre sobre la capa endotelial del vaso y aumenta a medida que se
eleva el gasto cardíaco.
Una vez liberado, el óxido nítrico es liposoluble y se difunde fácilmente
entre las membranas plasmáticas de las células donde ejerce sus efectos al
interactuar con moléculas de la guanilil ciclasa. Existe en forma citoplasmática
y asociada a la membrana, contiene un grupo hem que es el receptor
intracelular de la óxido nítrico sintetasa. La interacción del óxido nítrico con
el ión hem activa a la guanilil ciclasa y por tanto produce móxido nitricofosfato
de guanosina cíclico (GMPc) en el citoplasma. Además, es muy inestable, por
su reacción con la oxihemoglobina y el superóxido, por tanto su vida media es
muy corta (6 seg). Ambos productos, óxido nítrico y GMPc constituyen un
sistema de transducción de señales cuyo papel no está totalmente dilucidado.

Acciones fisiológicas
Las acciones del óxido nítrico son de muy corta duración, como se ha
explicado, y rápidamente es oxidado a nitrato y nitrito. Entre las acciones
fisiológicas más importantes se encuentran:
1. Estómago.
a) Protege contra la lesión microvascular aguda en el estómago y el intes-
tino al incrementar el flujo sanguíneo e inhibe la adherencia de leucocitos
al endotelio, con lo cual protege la mucosa.
2. Intestino delgado y colon.
a) Induce la relajación del músculo liso estimulado por vasodilatadores
como la acetilcolina.
b) Induce la vasodilatación de la microcirculación de la mucosa
gastrointestinal.
c) Inhibe la motilidad gastrointestinal.
d) Importante mediador inflamatorio.

36
ERRNVPHGLFRVRUJ
Noradrenalina
La noradrenalina es un neurotrasmisor de los nervios simpáticos
posganglionares que inervan principalmente ganglios, vasos sanguíneos
entéricos y células del músculo liso.
La noradrenalina es sintetizada a partir de la tirosina, que es captada por
las terminaciones nerviosas adrenérgicas y convertida en dopa por acción de
la tirosina hidroxilasa, enzima limitante de los niveles tanto de noradrenalina
como de dopamina. La dopa decarboxilasa convierte a la dopa en dopamina,
la cual es empaquetada en las vesículas secretoras. Dentro de las vesículas
secretoras la dopamina alfa-hidroxilasa convierte a la dopamina en
noradrenalina.

Mecanismo de liberación
Una vez que la noradrenalina es liberada hacia el espacio sináptico por
exocitosis, interactúa con sus receptores adrenérgicos presente en las célu-
las blanco donde ejercen sus funciones. Los receptores adrenérgicos perte-
necen a la familia de los acoplados con las proteínas G y constituyen algunos
de los miembros más estudiados, conocidos como receptores alfa y beta con
sus múltiples subtipos. El polipéptido liberador gástrico estimula su liberación
a nivel periférico.

Acciones fisiológicas
Sus acciones en la periferia son breves dado a su rápida recaptación
hacia las terminaciones nerviosas, pasa hacia el citoplasma celular y se al-
macena nuevamente en vesículas y en las mitocondrias por acción de una
monoaminooxidasa. También la noradrenalina es captada por las propias cé-
lulas blanco, donde es inactivada por la monoaminooxidasa. Su principal ac-
ción en el aparato digestivo es regular los mecanismos que intervienen en el
proceso de alimentación como son el hambre y saciedad.

Dopamina
La dopamina conocida también como 3-hidroxitiramina, derivado de la
tirosina, es un precursor en la síntesis de noradrenalina, considerado como un
neurotrasmisor adrenérgico depresor. La dopamina es la catecolamina pre-
dominante en las células cromafines dispersas en toda la pared intestinal y en
las neuronas del sistema nervioso central.

37
ERRNVPHGLFRVRUJ
Mecanismo de liberación
La dopamina una vez liberada de las células cromafines ejercen sus ac-
ciones por medio de la interacción con receptores acoplados con la proteína
G, cuya secuencia se conoce (D1 a D5), localizadas en la membrana plasmática
de las células diana.

Acciones fisiológicas
Sus acciones son de corta duración dado que son terminadas por meca-
nismos de recaptación similares a los de la noradrenalina, como son:
- Controla la motilidad voluntaria y las funciones cognitivas relacionada
con la digestión.
- En sinergia con la neurotensina inhibe la ingesta de alimentos.

Trifosfato de adenosina
El trifosfato de adenosina es un neurotrasmisor que aparte de su papel en
el metabolismo de la energía, la adenosina y la adenina, tiene amplias accio-
nes reconocidas en el aparato digestivo mediadas por receptores acoplados a
las proteínas G.

Mecanismo de liberación
El trifosfato de adenosina esta contenido en todas las vesículas sinápticas,
donde se libera simultáneamente con los neurotrasmisores clásicos de los nervios
simpáticos, pues su liberación depende del estímulo de las neuronas simpáticas.

Acciones fisiológicas
Existen evidencias suficientes como para afirmar que el trifosfato de
adenosina actúa como un neurotrasmisor excitador en la periferia y en algu-
nas áreas del sistema nervioso central, como son las neuronas del asta dor-
sal, del hipocampo y del aparato digestivo; en este último la acción fisiológica
más reconocida es la relajación del músculo liso del intestino.

Histamina
La histamina es una molécula hidrófila compuesta por un anillo imidazol y
un grupo amino unidos por 2 grupos metileno, distribuida en forma amplia en

38
ERRNVPHGLFRVRUJ
todo el reino animal. Fue sintetizada en 1907, y su actividad farmacológica se
reconoció después de descubrir, en 1910, que era causa de algunos de los
efectos del extracto de cornezuelo. Esta hormona forma parte de muchos
venenos, bacterias y plantas.
La histamina se halla ampliamente distribuida en el cuerpo, existe en casi
todos los órganos y tumores, pero la cantidad varía según el órgano y la
especie. Sus concentraciones en plasma y otros líquidos corporales son pe-
queñísimas, pero en el líquido cefalorraquídeo humano se halla en cantidades
importantes. Las células cebadas son el sitio predominante de almacena-
miento de la histamina en casi todos los tejidos. La concentración de esta
sustancia es particularmente grande en tejidos que contienen gran número de
dichas células, como la piel y las mucosas del árbol bronquial y de las vías
digestivas, sobre todo en estómago e hígado.
La histamina también está presente en los troncos nerviosos periféricos,
en las células cebadas del tejido conectivo de los troncos nervioso y en el
sistema nervioso central, donde puede ejercer funciones como neurotrasmisor.
En casi todos los tejidos la histamina se deposita en los gránulos secretores
de las célula cebada, excepto en la sangre, que lo hace en las células basófilas.
La rapidez de recambio de la histamina en los gránulos secretores es peque-
ña, y cuando los tejidos en que abundan las células cebadas agotan sus reser-
vas se necesitan semanas para que se normalicen sus concentraciones.
Los sitios de formación de histamina fuera de las células cebadas inclu-
yen las células de la epidermis, de la mucosa gástrica, de las neuronas del
sistema nervioso central y las células de tejidos en regeneración o con proli-
feración rápida.

Mecanismo de liberación
Todos los tejidos de mamíferos que contienen histidina son capaces de
sintetizar histamina a partir de la acción de la enzima descarboxilasa L-
histidina. La liberación desde los gránulos de las células de cebada se efec-
túa de diversas formas:
- Por desplazamiento con un compuesto, que establece competencia por
el lugar de fijación.
- Por estimulación o facilitación en el proceso de exocitosis del contenido
de los gránulos, que producen desgranulación de la célula dependiente
de calcio.
- Por lesión las células cebadas, como ocurre en los procesos inflamatorios.

La sustancia P y el polipéptido intestinal vasoactivo también favorecen su


liberación. Una vez liberada el recambio es acelerado, dado que se libera
continuamente en vez de ser almacenada.

39
ERRNVPHGLFRVRUJ
Los metabolitos de la histamina una vez degradada poseen poca o nula
actividad y son excretados por la orina.
En la mucosa gástrica la producción de histamina se debe fundamental-
mente a los niveles de ácido clorhídrico secretado por las células parietales.
La mucosa gástrica posee grandes cantidades de histaminas almacenadas
en los gránulos citoplásmicos de las células cebadas y en las células
enterocromafines, que están en contacto directo con las células parietales,
con los mastocitos de todo el cuerpo, en las neuronas del tracto gastrointestinal
y en los basófilos.

Acciones fisiológicas
La histamina ejerce sus acciones por medio de la interacción con tres
receptores acoplados con las proteínas G, denominados receptores H1, H2 y
H3, ubicados en las células diana.
Entre las acciones reconocidas en el aparato digestivo se encuentran las
funciones siguientes:
1. Glándula salivares.
a) Incrementa la secreción salival.
2. Estómago.
a) Incrementa la secreción de ácido clorhídrico tanto por la acción de la
gastrina como por la actividad colinérgica de la acetilcolina.
3. Intestino delgado y colon.
a) Incrementa la motilidad intestinal.
4. Páncreas.
a) Incrementa la secreción pancreática.

Otras funciones extradigestivas son:


1. Cardiovascular.
a) Vasodilatador arteriolar.
b) Aumenta la frecuencia y ritmo cardíaco.
c) Disminuye la presión arterial.
2. Respiratorio.
a) Incrementa la contracción del músculo liso de los bronquios
(broncoespasmo).
3. Sistema inmunológico.
a) Mediador de la respuesta inflamatoria y la alergia.

40
ERRNVPHGLFRVRUJ
Capítulo 5

HORMONAS O NEUROPÉPTIDOS INTESTINALES


RECIENTEMENTE RECONOCIDOS

En este capítulo se exponen algunas hormonas y neuropéptidos intestina-


les recientemente reconocidos, con funciones muy específicas en el aparato
digestivo y a nivel del sistema nervioso central, como son el control del ape-
tito, la saciedad, el peso corporal, entre otras. Estas son la leptina, la ghrelina,
las orexinas, el neuropéptido Y, el neuropéptido YY, la amilina, la urogastrona,
la guanilina o uroguanilina, la villiquina y la galanina.

Leptina
El nombre de leptina deriva de la raíz griega leptos que significa delgado,
lo que se debe a su evidente función en el control del peso corporal mediante
la regulación del apetito. Es producida principalmente en el tejido adiposo
blanco y en menor medida en el tejido adiposo marrón, el estómago, el hígado
y en las células trofoblásticas de la placenta.
La leptina se produce a partir de un precursor de 167 aminoácidos, con
una secuencia de 21 aminoácidos que se escinde antes de pasar al torrente
sanguíneo. Los primeros 21 aminoácidos del precursor se separan y originan
la leptina activa a partir del aminoácido 22 hasta el 167. La proteína madura
queda con 146 aminoácidos y posee una estructura terciaria con un conjunto
de 4 hélices, similar a las citoquinas clase I.
La molécula contiene un enlace disulfuro intercadena, que al parecer es
necesario para su actividad biológica. Su vida media en suero es de aproxi-
madamente 25 min.

Mecanismo de liberación
La leptina a nivel del estómago es liberada por las células principales
y por gránulos de una célula específica con función endocrina situada en la

41
ERRNVPHGLFRVRUJ
parte basal de la mucosa del fundus gástrico. Su eliminación se lleva a cabo
principalmente por vía renal.
La insulina, los glucocorticoides y los estrógenos son reguladores positi-
vos de la síntesis de leptina, es decir incrementa su liberación; mientras que
las catecolaminas, los andrógenos y los ácidos grasos de cadena larga inhiben
su síntesis mediante sus receptores betaadrenérgicos. Los principales facto-
res determinantes de los niveles de leptina en sangre son la edad, el sexo, la
pubertad y la ingesta calórica.

Acciones fisiológicas
La leptina realiza la mayoría de sus efectos metabólicos mediante la
interacción con sus receptores específicos localizados en el sistema nervioso
central y en tejidos periféricos.
Mediante diversos estudios se ha demostrado que la leptina realiza varia-
das e importantes funciones fisiológicas como son:
1. Estómago.
a) Aumenta la secreción de bicarbonato y ejerce efecto citoprotector so-
bre la mucosa gástrica.
2. Páncreas.
a) Regula la homeostasis de la glucosa.
b) Inhibe la secreción de insulina y aumenta la de somatostatina.
3. Hígado.
a) Antagoniza la acción de la insulina, estimula la gluconeogénesis, la
glucogenólisis, la lipólisis e inhibe la lipogénesis.
4. Sistema nervioso central.
a) Regulación de los mecanismos del apetito y la saciedad.
b) Regulación de diversos procesos metabólicos y funciones
neuroendocrinas.
c) Inhibe al neuropéptido Y.
5. Otras funciones extradigestivas descritas son:
a) Incrementa la actividad física y el calor corporal.
b) Regula el inicio de la pubertad y la reproducción.
c) Controla el balance energético.
d) Favorece el crecimiento fetal y el peso en la etapa posnatal o adulta.
e) Estimula la angiogénesis en las células endoteliales.
f) Regula la presión arterial.
g) Interviene en la respuesta inflamatoria estimulando la liberación de al-
gunas citoquinas y la proliferación de linfocitos TCD4 en el sistema
inmunológico.
h) Incrementa los niveles plasmáticos de la hormona luteinizante, del folí-
culo estimulante y la testosterona.

42
ERRNVPHGLFRVRUJ
i) En el riñón favorece la natriuresis.
j) En el tiroides disminuye la secreción de tiroxina y modula su acción
termogénica.
k) Inhibe la secreción de hormona corticocotropina y cortisol.
l) En el endotelio vascular favorece la producción de oxido nítrico.

Uso clínico de la leptina


La determinación de leptina en el laboratorio se realiza por
radioinmunoanálisis específico o por ensayo inmunoenzimático. Los niveles
séricos de leptina en personas con normopeso oscilan entre 1 y 15 ng/mL.
En cambio, en individuos con un índice de masa corporal superior a 30 se
pueden encontrar valores de 30 ng/mL o incluso superiores.
Debido al mayor porcentaje de grasa subcutánea y al papel de los
estrógenos que aumentan la producción de leptina por el tejido adiposo, la
concentración sérica es 2-3 veces mayor en mujeres que en hombres para
un mismo índice de masa corporal.

Ghrelina
Recientes investigaciones revelaron la existencia de una hormona produ-
cida en el estómago en las células X/A, que contienen gránulos densos y
compactos denominada ghrelina. Su nombre, en inglés es ghrelin,
castellanizado como ghrelina, en el que las 2 primeras letras gh son las inicia-
les de la hormona del crecimiento, ya que la ghrelina, está muy relacionada
con ella. Actualmente, también ha sido localizada en el cerebro, el hipotálamo,
el tallo cerebral, la hipófisis, la placenta, el ovario y los testículos.
El descubrimiento y la clonación en 1996 del receptor específico de
secretagogos de GH (R-GHS)3 puso de manifiesto la existencia de un ligan-
do endógeno en este receptor. A finales de 1999, un equipo de investigadores
japoneses demostraron que en las células A/X del estómago se producía un
poderoso ligando endógeno de los receptores de secretagogos (R-GHS)3
situado en la hipófisis cerebral. Se trataba de la ghrelina, un péptido que
consta de 28 aminoácidos que presenta una esterificación esencial para su
actividad biológica, es una n-octanoilación en el residuo 3 de serina.

Mecanismo de liberación
Su liberación depende del contacto de los alimentos con las células A/X,
lo cual es inversamente proporcional a la cantidad de alimentos ingeridos.

43
ERRNVPHGLFRVRUJ
Por esto, en dietas hipocalóricas y bajas en grasas, la respuesta fisiológica,
de contrarrestar, es una mayor síntesis y liberación de ghrelina, ya que
incrementa su concentración en sangre. Esto también ocurre en pacientes
con anorexia nerviosa, cuyos niveles de ghrelina llegan a duplicarse, por eso
se sospecha que en algunos de estos desórdenes del apetito que llegan a
situaciones límites se desarrolla una resistencia a la acción normal de la hor-
mona. Por el contrario, en pacientes con diversos tipos de obesidades los
niveles de ghrelina están disminuidos.

Acciones fisiológicas
1. Controla a través del nervio vago la función gástrica y la secreción de
ácido clorhídrico.
2. Estimula y regula los mecanismos centrales del apetito.
3. Controla la homeostasis del balance energético.
4. Entre otras funciones extradigestivas son:
a) Potente secretagogo de la hormona del crecimiento.
b) Estimula la secreción de la hormona prolactina y de la
adrenocorticotrópica.

Uso clínico de la ghrelina


Los niveles de ghrelina se encuentran disminuidos en sujetos obesos. En
el caso de estados de mal nutrición, como la anorexia y la caquexia, los
niveles plasmáticos de ghrelina se encuentran muy elevados, y en el caso de
la anorexia nerviosa se ha comprobado que la recuperación del peso norma-
liza los niveles plasmáticos de ghrelina hasta valores idénticos a los obtenidos
en sujetos normales.

Orexinas
Las orexinas son neuropéptidos que estimulan el apetito. Se conocen 2
tipos la orexina A y B, compuesta por 33 y 29 aminoácidos respectivamente,
ambas tienen 46 % de similitud, presentan unos residuos de N-piroglutamil-C
amida y solo se diferencian porque la orexina A tiene 2 intracadenas unidas
por puentes disulfuro.
Por métodos de inmunoradiactividad o inmunohistoquímicos utilizando
anticuerpos marcados con isótopos radiactivos, se identificó en el hipotálamo
y también ha sido localizada en el estómago, en el intestino delgado y en el
páncreas

44
ERRNVPHGLFRVRUJ
Mecanismo de liberación
No se conoce con exactitud su mecanismo de liberación.

Acciones fisiológicas
Aunque el descubrimiento de neuronas orexigénicas a nivel periférico
(intestinal) se ha producido después de su hallazgo cerebral, a continuación
se explica las acciones periféricas de este neuropéptido, pues aclara cuestio-
nes importantes del eje cerebrointestinal.
Las acciones conocidas de las orexinas son las siguientes:
1. Periféricas.
a) Transmite al complejo dorsovagal del cerebro las excitaciones mecáni-
cas y humorales del intestino.
b) Modula la motilidad gástrica.
c) Modula la secreción de insulina en el páncreas.
d) Acción integradora del eje cerebrointestinal por el cual controla el ape-
tito.
2. Cerebrales.
a) Activa el estado de vigilia con excitación motora.
b) Estimula el apetito.
c) Mantiene el equilibrio sueño-vigilia.
d) Controla la homeostasis del balance energético.

Uso clínico de las orexinas


No se conoce uso clínico hasta la actualidad.

Neuropéptido Y
El neuropéptido Y es un neurotrasmisor de 36 aminoácidos localizado en el
hipotálamo, especialmente en el núcleo arcuato, recibe este nombre por tener
un residuo terminal de tirosina, otro de carboxiterminal de tirosina amida, y la Y
se refiere a la abreviatura de la tirosina según el código internacional. Este
neuropéptido también se localiza en células propias del duodeno y el colon.

Mecanismo de liberación
La síntesis y liberación del neuropéptido Y es estimulada por la insulina y
los glucocorticoides, e inhibida por la leptina y los estrógenos.

45
ERRNVPHGLFRVRUJ
Acciones fisiológicas
Como neurotrasmisor o neuromodulador desempeña las siguientes accio-
nes a nivel digestivo:
1. Estimula la ingesta de nutrientes (con alto contenido energético, ricos en
carbohidratos y grasas).
2. Antagonista de la leptina.
3. Estimula la secreción de insulina.
4. Estimula la actividad lipoproteinlipasa del tejido adiposo (facilita el
anabolismo y la repleción de los depósitos energéticos de glucógeno hepá-
tico y muscular, y de triglicéridos en el adiposito).
5. Su exceso a nivel hipotalámico condiciona hiperfagia, hiperinsulinemia,
resistencia del tejido muscular a la insulina, disminución del consumo ener-
gético y, por tanto, el desarrollo de la obesidad.
6. Potente actividad vasoconstrictora.
7. Es liberado por los nervios esplénicos y modifica la liberación de
noradrenalina y acetilcolina in vitro.

Neuropeptido YY
El neuropéptido YY es una hormona de 36 aminoácidos perteneciente a
la familia del péptido pancreático y la neurotensina aislada por Tatemoto en
1980, en el intestino del cerdo.

Mecanismo de liberación
Es liberado por las células L del intestino, localizadas fundamentalmente
en el íleon, colon (principalmente en el recto), el páncreas y el cerebro. Tam-
bién su liberación se lleva a cabo por un mecanismo colinérgico y por influen-
cia de los alimentos en la luz intestinal. La grasa es el estimulante fundamental
para su liberación en el intestino.

Acciones fisiológicas
Sus acciones son tanto endocrinas como paracrinas, se caracteriza por:
1. Estómago.
a) Inhibe la secreción de pepsina y ácido clorhídrico y retarda el vacia-
miento gástrico.
2. Intestino delgado y colon.
a) Inhibe la actividad muscular del yeyuno y del colon.
b) Produce vasoconstricción de los vasos intestinales.

46
ERRNVPHGLFRVRUJ
3. Páncreas.
a) Inhibe la secreción exocrina.
b) Estimula la liberación de secretina y colecistoquinina.
4. Sistema nervioso central.
a) Regula la secreción vagal de insulina mediada por la glucosa.

Uso clínico del neuropéptido YY


No se conoce uso clínico hasta la actualidad, dado que sus mecanismos
fisiológicos sobre la motilidad intestinal, la secreción gástrica y pancreática
no están esclarecida. En estudios realizados a pacientes con megacolon por
enfermedad Chagas se han encontrado niveles elevados de neuropéptido
YY, al igual que en pacientes con tumores carcinoides gastrointestinales y
con metástasis, pero no se conoce el papel de este neuropéptido en relación
a los síntomas de estas afecciones.

Amilina
La amilina es un péptido de 37 aminoácidos secretada por el páncreas
perteneciente a la familia de la hormona calcitonina.

Mecanismo de liberación
La amilina es sintetizada por las células â del páncreas, almacenada en
gránulos secretores y liberada por acción de la insulina al espacio sinusoidal
en respuesta a la digestión de alimentos.

Acciones fisiológicas
La amilina tiene como función principal:
1. Controla la entrada de nutrientes a la sangre.
2. Inhibe la ingestión de alimentos (anoréxica).
3. Inhibe el vaciamiento gástrico.
4. Inhibe la secreción de glucagón.
5. Importante regulador del metabolismo de los carbohidratos.

Uso clínico de la amilina


No se conoce uso clínico hasta la actualidad.

47
ERRNVPHGLFRVRUJ
Urogastrona
Es un polipéptido conocido como factor de crecimiento epidérmico huma-
no y se conoce poco de su estructura química.

Mecanismo de liberación
Es una hormona liberada por el contacto de los alimentos y de sales de
aluminio con las células de las glándulas de Brunner del duodeno, las cuales
producen un líquido mucoso rico en bicarbonato.

Acciones filológicas
Dentro de sus acciones fisiológicas en el aparato digestivo se destacan:
1. Estómago.
a) Inhibe la producción de ácido clorhídrico por las células parietales.
2. Intestino delgado.
a) Aumenta el ritmo de actividad mitótica en células epiteliales favorecien-
do un efecto proliferativo de la mucosa intestinal, interviniendo en la
reparación tisular.

Guanilina o uroguanilina
Existen evidencias en estudios moleculares de un péptido intestinal bioactivo
constituido por 15-16 aminoácidos, secretada por las células de la mucosa intestinal
denominada guanilina o uroguanilina, que su acción fisiológica reconocida hasta el
momento es controlar la secreción y el transporte de agua y electrolitos en la muco-
sa intestinal a través de la molécula de monofosfato de guanilil ciclasa (GMPc ).

Villiquina
Es un polipéptido sintetizado por vez primera en extractos de mucosa de
la porción media del intestino delgado denominado villiquina. En la actualidad
se conoce poco de su estructura.

Mecanismo de liberación
Se plantea que la villiquina se libera por distensión de la luz intestinal al
llegar el quimo procedente del estómago.

48
ERRNVPHGLFRVRUJ
Acción fisiológica
Su efecto fisiológico más conocido y único, es la estimulación de la motilidad
de las vellosidades intestinales, lo que contribuye a lograr una mejor mezcla
del contenido del quimo, del jugo intestinal y el pancreático, lo que favorece
la absorción de los diferentes nutrientes.

Galanina
Es un péptido neurotrasmisor de 29 aminoácidos, recién descubierto. Se
desconoce su mecanismo de liberación, pero si se conoce sus acciones fisio-
lógicas como son:
1. Actúa sobre la ingesta de grasa en particular en la fase final del ciclo
nocturno.
2. En combinación con la norepinefrina incrementa la ingesta de carbohidratos.

Otros polipéptidos
Recientemente se han descritos otros polipéptidos, pero aún no se cono-
cen bien su estructura química, ni sus acciones gastrointestinales dado que
no se han podido secuenciar ni purificar en el aparato digestivo, como son el
péptido histidina isoleucina/metionina y la hormona liberadora de tirotropina.
Se espera con interés estudios de la fisiología de estos y otros nuevos péptidos
reguladores de las funciones intestinales.

49
ERRNVPHGLFRVRUJ
Apéndice
Resumen de las principales hormonas
y neuropéptidos gastrointestinales

Hormona Célula Localización Mecanismo Acción principal


de acción*
Gastrina G Estómago y Aumenta la secreción de
duodeno e ácido clorhídrico y
pepsina.
Secretina S Duodeno y Aumenta la secreción de
yeyuno e agua y electrolitos por el
páncreas.
Glucagón A Páncreas y Relaja el músculo liso
duodeno e del tubo digestivo.
Motilina EC2 Duodeno Inicia el complejo
e mioeléctrico
interdigestivo.
Enteroglucagon EG Íleon e Trofismo del intestino.

Colecistoquinina I Duodeno y eyp Contrae la vesícula y


yeyuno estimula la secreción
enzimática del páncreas.
Neurotensina N Ileon eyp Inhibe la secreción de
ácido clorhídrico y
estimula la secreción
pancreática.
Somatostatina D Duodeno y eyp Inhibe el efecto de casi
páncreas todas las hormonas
gastrointestinales.
Polipéptido D2F Páncreas eyp Inhibe la secreción de
pancreático bicarbonato y proteínas
por el páncreas.
Sustancia P EC1 Sistema n Incrementa la secreción
nervioso intestinal y la exocrina
entérico del páncreas.
Polipéptido D1 Esófago hasta nye Relaja el músculo liso y
intestinal el recto estimula la secreción de
vasoactivo bicarbonato por el
páncreas.
Péptido liberador D1 Estómago y n Estimula la liberación de
de gastrina duodeno gastrina y
colecistoquinina.
Endorfinas Neuronas Sistema n Disminuye la motilidad
nervioso intestinal y las
central, secreciones glandulares
periférico y del intestino y páncreas.
entérico

50
ERRNVPHGLFRVRUJ
Encefalinas Y Estómago, n Inhibe la motilidad
duodeno y intestinal y las
páncreas secreciones pancreáticas.
Polipéptido K Duodeno, e Inhibe la secreción de
inhibidor yeyuno y íleon ácido clorhídrico,
gástrico pepsina y la motilidad
gástrica.
Acetilcolina Neuronas Plexo entérico n Estimula la secreción de
ácido clorhídrico y
pepsina por las células
parietales.
Serotonina Plexo entérico n Aumenta el tono y la
Neuronas motilidad del tubo
mientéricas
digestivo.
Ó xido nítrico Plexo entérico n Citoprotector gástrico y
Neuronas inhibe la motilidad
gastrointestinal.
Noradrenalina Simpático n Regula los mecanismos
Neuronas que intervienen en el
proceso de alimentación.
Dopamina Cromafines Simpático y n Controla la motilidad
parasimpático voluntaria y las
funciones cognitivas
relacionada con la
digestión.
Trifosfato de Neuronas Simpático n Relaja el músculo liso
adenosina del aparato digestivo.
Histamina Células En todo el n Incrementa la secreción
cebada organismo de ácido clorhídrico y
pepsina
Leptina Adipositos Tejido adiposo, n Regula los mecanismos
Células estómago y del hambre y la saciedad.
principales sistema
nervioso
central
Ghrelina A/X Estómago n Estimula y regula los
mecanismos centrales del
apetito.
Orexinas Estómago, n Acción integradora del
_ duodeno y eje cerebro-intestinal por
páncreas el cual controla el
apetito.
Neuropéptido Y Células Duodeno, Estimula la ingesta de
propias colon y sistema n nutrientes.
nervioso
central
Neuropéptido L Duodeno y n Inhibe la secreción
YY colon gástrica y pancreática.

51
ERRNVPHGLFRVRUJ
Hormona Célula Localización Mecanismo Acción principal
de acción*
Amilina Células Páncreas n Controla la entrada de
beta nutriente en la sangre.
Guanilina o Duodeno n Controla la secreción y el
Uroguanilina - transporte de agua y
electrolitos.
Urogastrona Duodeno n Inhibe la producción de
- ácido clorhídrico.
Villiquina - Duodeno n Estimula la motilidad de
las vellosidades
intestinales.
Galanina - Duodeno n Actúa sobre la ingesta de
grasa

*e = endocrina; n = neurocrina; p = paracrina

52
ERRNVPHGLFRVRUJ
Bibliografía
1. Acuna-Goycolea C, van den Pol AN. Peptide YY (3-36) inhibits both anorexigenic
proopiomelanocortin and orexigenic neuropeptide Y neurons: implications for
hypothalamic regulation of energy homeostasis. J Neurosci.2005;25(45):10510-9.
2. Adams RD. 1999. Principios de Neurología. Sexta edición. Mc Graw Hill,
Interamericana. México pp 783-799.
3. Ahima RS, Flier JS. Leptin. Ann Rev Physiol 2000; 62: 413-437.
4. Aja S. Serotonin-3 receptors in gastric mechanisms of cholecystokinin-induced
satiety. Am J Physiol Regul Integr Comp Physiol.2006;291(1):R112-4.
5. Akil H, Stanley J, Young E, Lewis ME. «Endogenous opioids: biology and function».
Ann Rev. 1984;7:223-255.
6. Akmaev IG, Grinevich VV. From neuroendocrinology to neuro inmuno
endocrinology. Bull Exper Biol Med (Moscow). 2001; 131: 22-32.
7. Alican I, Unluer E, Yegen C. Bombesin improves burn-induced intestinal injury in
the rat. Peptides. 2000;21:1265–1269.
8. Arora S, Anubhuti. Role of neuropeptides in appetite regulation and obesity—a
review. Neuropeptides.2006;40(6):375-401.
9. Asakawa A, Inui A, Fujimiya M, Fujino K, Niijima A. Ghrelin and gut motility.
Nippon Rinsho.2004;62 Suppl 9:365-8.
10.Asakawa A, Inui A, Kaga T, Yuzuriha H, Nagata T, Ueno N. Ghrelin is an appetite-
stimulatory signal from stomach with structural resemblance to motilin.
Gastroenterology. 2001;120:337-45.
11.Baker E, Hort YJ, Ball H. Assignment of the human NPY gene to chromosome
7p15.1 by monisotopic in situ hybridization. Genomics. 1995;26:163-164.
12.Ballantyne GH. Peptide YY (1-36) and peptide YY (3-36): Part I. Distribution,
release and actions. Obes Surg.2006;16(5):651-8.
13.Ballantyne GH. Peptide YY (1-36) and peptide YY (3-36): Part II. Changes after
gastrointestinal surgery and bariatric surgery. Obes Surg. 2006;16(6):795-803.
14.Bárbara G, Stanghellini V, De Giorgio R, Corinaldesi R. Functional gastrointestinal
disorders and mast cells: implications for therapy. Neurogastroenterol Motil. 2006
Jan;18(1):6-17.
15.Bassil AK, Dass NB, Murray CD, Muir A, Sanger GJ. Prokineticin-2, motilin, ghrelin
and metoclopramide: prokinetic utility in mouse stomach and colon. Eur J
Pharmacol.2005;524(1-3):138-44.
16.Batterham RL, Bloom SR. The gut hormone peptide YY regulates appetite. Ann
NY Acad Sci. 2003; 994:162-68.
17.Batterham RL, Cowley MA, Small CJ. Gut hormone PYY (3-36)
18.Batterham RL, Mark MB, Cohen MB. Inhibition of food intake in
19.Bayliss WM, Starling EH. The mechanism of pancreatic secretion. Journal of
physiology 1902;28:325-53.
20.Baynes KC, Dhillo WS, Bloom SR. Regulation of food intake by gastrointestinal
hormones. Curr Opin Gastroenterol. 2006;22(6):626-31.
21.Beck B. Neuropeptides and obesity. Nutrition 2000; 16:916-923.
22.Biliotti G. Contribution of synthetic somatostatin analogues to the clinical features
of gastroenteropancreatic endocrine tumours. G Chir.2006;27(4):129-31.

ERRNVPHGLFRVRUJ
23.Blázquez E, Álvarez E, Ruíz Albusac JM, Roncero I, Velásquez E. Papel de los
péptidos semejantes a glucagón sobre el control de la ingesta de alimentos. Rev
Esp Obes. 2004; 2:99-112.
24.Bloomgarden ZT. Gut hormones and related concepts. Diabetes Care.
2006;29(10):2319-24.
25.Bodelier AG, Haak HR. Gastroenteropancreatic neuroendocrine tumours (carcinoid
tumours): definition, clinical aspects, diagnosis and therapy. Ned Tijdschr
Geneeskd.2006;150(34):1868-72.
26.Bornstein JC, Furness 1JB. Enteric neurons and their codins. In: Holle GE, Wood
JD, (eds). Advances in the innervations of the gastrointestinal tracts. Amsterdam:
Excerpta Medical; 1992. p. 101-114.
27.Bowen R. The enteric endocrine system. En «Pathophysiology of the Endocrine
System» 1999. www.arbl.cvmbs.colostate.edu/
28.Bowman WC, Rand Mi. Hormonas locales y autocoides: aminas biógenas purinas,
cininas y prostaglandinas. En: Farmacología: bases bioquímicas y patológicas. Apli-
caciones clínicas. 2a ed. La Habana; Edición Revolucionaria, 1984. TI; p.12.1-12.35.
29. Brazeau P, Guillemin R. Somatostatin: newcomer from the hypothalamus. N Engl
J Medic.1974;290:963-64.
30.Brow JC, Cook MA, Dryburgh JR. Motilin, a gastric motor activity stimulating
polypeptide: the complete amino acid sequence. J Canadian Bioche. 1973;51:533-37.
31.Brow JC, Dryburgh JR. A gastric inhibitory polypeptide: the complete aminoacid
sequence. J Canadian Bioche. 1971;49:867-72.
32.Brow JC, Johnson LP, Magee DF. Effect of duodenal alkalinization on gastric
motility. Gastroenterology. 1966;50:333-39.
33.Brow JC, Pederson RA. A multiparameter study on the action of preparations
containing cholecystokinin- pancreozymin. J Scand Gastroenterol. 1970;5:537-41.
34.Carraway R, Leeman SE. The isolation of a new hypotensive peptide, neurotensina,
from bovine hypothalami. J Biol Ch
35.Castaneda AA, Kim YS, Chang LK, et al. Nitric oxide synthase inhibition negates
bombesin-induced gastroprotection. Surgery.2000;128:422–428.
36.Castillo MJ, Scheen AJ, Lefebvre PJ. Amylin/Islet amyloid polypeptide:
Biochemistry, physiology and pathophysiology. Diabetes & Metabolism.
1995;21:3-25.
37.Chang MM, Leeman SE. Isolation of a sialogogic peptide from bovine
hypothalamic tissue and its characterization as substance P. J Biol Chem.
1970;245:4784-90.
38.Chang TM, Chey WY. Neurohormonal control of exocrine pancreas. Curr Opin
Gastroenterol.2001;17(5):416-25.
39.Chao C, Tallman ML, Ives KL, Townsend CM Jr, Hellmich MR. Gastrointestinal
hormone receptors in primary human colorectal carcinomas. J Surg
Res.2005;129(2):313-21.
40.Chaudhri O, Small C, Bloom S. Gastrointestinal hormones regulating appetite.
Philos Trans R Soc Lond B Biol Sci. 2006;361(1471):1187-209.
41.Chen WC, Lo GH, Tsai WL, Hsu PI, Lin CK, Lai KH. Emergency endoscopic
vertical ligation versus somatostatin for acute oesophageal variceal bleeding. J
Chin Med Assoc.2006;69(2):60-7.

ERRNVPHGLFRVRUJ
42.Chronwall BM, Zukowska Z. Neuropeptide Y, ubiquitous and elusive.
Peptides.2004;25(3):359-63.
43.Chu JY, Yung WH, Chow BK. Endogenous release of secretin from the
hypothalamus. Ann N Y Acad Sci.2006;1070:196-200.
44.Chu JY, Yung WH, Chow BK. Secretin: a pleiotrophic hormone. Ann N Y Acad
Sci.2006;1070:27-50.
45.Chua AS, Keeling PW, Dinan TG. Role of cholecystokinin and central serotonergic
receptors in functional dyspepsia. World J Gastroenterol.2006;12(9):1329-35.
46.Coleman DL. Obesity and diabetes: Two mutant genes causing diabetes-obesity
syndromes in mice. Diabetologia.1978;14:141- 148.
47.Coll AP, Challis BG, O’Rahilly S. Peptide YY3-36 and satiety: clarity or confusion?
Endocrinology.2004;145(6):2582-4.
48.Cooper GJS. Amylin compared with calcitonin gene-related peptide. Structure,
biology, and relevance to metabolic disease. Rev Endocr. 1994; 15: 163-201.
49.Costa N, Brookes 8, Watermam 8, Mayo R. Enteric neuronal circuitry and transmters
controlling intestinal motor function. In Holle GE Wood JD, (eds). Advances in
the innervation of the gastrointestinal tracts. Amsterdam: Excerpta Medicai;1992.p.
115-124.
50.Couture KW, Damschke W. Cholecystokinin in regulation of gastric secretion in
healIhyprobands and duodenal ulcer patients. J Gastroenterol 1995; 33:372- 375.
51.Crowell MD, Decker GA, Levy R, Jeffrey R, Talley NJ. Gut-Brain Neuropeptides in
the Regulation of Ingestive Behaviours and Obesity. Am J Gastroenterol.2006
Oct 6;56-60.
52.Cummings DE, Overduin J. Gastrointestinal regulation of food intake. J Clin
Invest.2007;117(1):13-23.
53.Cummings DE. Ghrelin and the short and long-term regulation of appetite and
body weight. Physiol Behav. 2006;89(1):71-84.
54.Date Y, Kojima M, Hosoda H, Sawaguchi A, Mondal MS, Suganuma T. Ghrelin, a
novel growth hormone-releasing acylated peptide, is synthesized in a distinct
endocrine cell type in the gastrointestinal tracts of rats and humans.
Endocrinolo.2000;141:4255-61.
55.Date Y, Nakazato M, Murakami N, Kojima M, Kangawa K, Matsukura S. Ghrelin
acts in the central nervous system to stimulate gastric acid secretion. Biochem
Biophys Res Commun.2001;280:904-7.
56.Dhillo WS, Bloom SR. Gastrointestinal hormones and regulation of food intake.
Horm Metab Res.2004;36(11-12):846-51.
57.Dimaraki EV, Jaffe CA. Role of endogenous ghrelin in growth hormone secretion,
appetite regulation and metabolism. Rev Endocr Metab Disord.2006 Dec 30;45-50.
58.Drucker DJ. Minireview: The glucagon-like peptides. Endocrinolo.2001; 142:521-527.
59.Drucker DJ. The role of gut hormones in glucose homeostasis. J Clin
Invest.2007;117(1):24-32.
60.Dufresne M, Seva C, Fourmy D. Cholecystokinin and gastrin receptors. Physiol
Rev.2006;86(3):805-47.
61.Edkiins JS. The chemical mechanism of gastrin release. J Physiol 1906;34:133-44.
62.Ehrstrom M, Gustafsson T, Finn A, Kirchgessner A, Gryback P, Jacobsson H,
Hellstrom PM, Naslund E. Inhibitory effect of exogenous orexin a on gastric

ERRNVPHGLFRVRUJ
emptying, plasma leptin, and the distribution of orexin and orexin receptors in the
gut and pancreas in man. J Clin Endocrinol Metab.2005;90(4):2370-7.
63.Esparmer V, Melchiorri P. Active polypeptides of the amphibian skin and their
synthetic analogues. Pure and applied chemistry 1973; 35:463-94.
64.Fetissov SO, Kopp J, Hokfelt T. Distribution of NPY receptors in the hypothalamus.
Neuropeptides.2004;38(4):175-88.
65.Folwaczny C, Chang J, Tschöp M. Ghrelin and motilin: two sides of one coin? Eur
J Endocrinol. 2001;144:R1-3.
66.Freddie LC, Zhang T, Gómez G, Greeley GH. Peptide YY, a new gut hormone.
Steroids. 1991; 56:77-82.
67.Friedman J, Halaas J. Leptin and the regulation of body weight in mammals.
Nature.1998; 395: 763-769.
68.Fujisawa T, Ogihara T. Motilin. Nippon Rinsho.2005;63 Suppl 8:517-20.
69.Gaddipati KV, Simonian HP, Kresge KM, Boden GH, Parkman HP. Abnormal ghrelin
and pancreatic polypeptide responses in gastroparesis. Dig Dis
Sci.2006;51(8):1339-46.
70.Gehlert DR. Introduction to the reviews on neuropeptide Y.
Neuropeptides.2004;38(4):135-40.
71.Geloneze B, Tambascia MA, Pilla VF, Geloneze SR, Repetto EM, Pareja JC. Ghrelin:
a gut-brain hormone: effect of gastric bypass surgery. Obes Surg. 2003; 13:17-22.
72.Gentilcore D, Visvanathan R, Russo A, Chaikomin R, Stevens JE, Wishart JM, Tonkin
A, Horowitz M, Jones KL. Role of nitric oxide mechanisms in gastric emptying of,
and the blood pressure and glycemic responses to, oral glucose in healthy older
subjects. Am J Physiol Gastrointest Liver Physiol.2005;288(6):G1227-32.
73.Genton L, Kudsk KA. Interactions between the enteric nervous system and the
immune system: role of neuropeptides and nutrition. Am J Surg.2003;186(3):253-8.
74.Gerald C, Walker MW, Criscione L. A receptor subtype involved in neuropeptide
Y-induced food intake. Nature. 1996;382:168-171.
75.Gilman AG.»G proteins and dual control of adenylate cyclase». Cell. 1984; 36: 577-79.
76.Giménez O, Caixás A. Ghrelina: de la secreción de hormona de crecimiento a la
regulación del equilibrio energético. Endocrinolog Nutric.2004;8:462-72.
77.González-Barranco G. Leptina y obesidad: ¿El uso de esta hormona es la solución
a esta enfermedad? Rev Invest Clin.2000; 52: 113-14.
78.Gorocica P, Chávez R. Oxido Nítrico una molécula multifuncional. Rev Inst Nal Enf
Resp Mex. 1999;12(4):300-304.
79.Gregory RA, Tracy HJ. The constitution and properties of two gastrins extracted
from hog antral mucosa. Gut 1964;5:103-17.
80.Grundy D, Al-Chaer ED, Aziz Q, Collins SM, Ke M, Tache Y, Wood JD.
Fundamentals of neurogastroenterology: basic science. Gastroenterology.
2006;130(5):1391-411.
81.Guillermet-Guibert J, Lahlou H, Cordelier P, Bousquet C, Pyronnet S, Susini C.
Physiology of somatostatin receptors. J Endocrinol Invest.2005;28(11 Suppl):5-9.
82.Gyires K. Neuropeptides and gastric mucosal homeostasis. Curr Top Med
Chem.2004;4(1):63-73.
83.Harmar AJ. Clinical endocrinology and metabolism. Receptors for gut peptides.
Best Pract Res Clin Endocrinol Metab.2004;18(4):463-75.

ERRNVPHGLFRVRUJ
84.Harper AA, Raper HS. Pancreozymin, a stimulant of the secretion of pancreatic
enzymes in extracts of the small intestine. J Physiol.1943;102:115-25.
85.Heijboer AC, Pijl H, Van den Hoek AM, Havekes LM, Romijn JA, Corssmit EP.
Gut-brain axis: regulation of glucose metabolism. J
Neuroendocrinol.2006;18(12):883-94.
86. Hellstrom PM, Gryback P, Jacobsson H. The physiology of gastric emptying.
Best Pract Res Clin Anaesthesiol.2006;20(3):397-407.
87.Helmer KS, West SD, Shipley GL. Gastric nitric oxide synthase expression during
endotoxemia: implications in mucosal defense. Gastroenterology.2002;123:173–186.
88.Heuser M, Pfaar O, Gralla O, et al. Impact of gastrin-releasing peptide on intesti-
nal microcirculation after ischemia-reperfusion in rats. Digestion.2000;61:172–
180.
89.Hokfelt T, Broberger C, Xu ZQ, Sergeyev V, Ubink R, Diez M. Neuropeptides. An
overview. Neuropharmacology. 2000;39(8):1337- 56.
90.Hubina E, Goth M, Korbonits M. Ghrelin—a hormone with multiple functions.
Orv Hetil.2005;146(25):1345-51.
91.Huda MS, Wilding JP, Pinkney JH. Gut peptides and the regulation of appetite.
Obes Rev.2006;7(2):163-82.
92.Hughes J, Kosterlitz HW, Smith TW. The distribution of methionine-enkephaline
and leucine-enkephaline in the brain and peripheral tissues. Br. J. Pharmac.1977;61:
639-47.
93.Hurst SM, Stanisz AM, Sharkey KA, Collins SM. lnterleukin -1 beta induced
increase in substance P in rat myenteric plexus. Gastroenterology.1993;105:1754-
1760.
94.Hynes G, Janes P. Leptin and its role in lipid metabolism. Curr Op Lipidol.2001; 12:
321-7.
95.Improta G, Broccardo M. Tachykinins: role in human gastrointestinal tract
physiology and pathology. Curr Drug Targets. 2006;7(8):1021-9.
96.Isomoto H, Ueno H, Nishi Y, Wen CY, Nakazato M, Kohno S. Impact of Helicobacter
pylori infection on ghrelin and various neuroendocrine hormones in plasma. World
J Gastroenterol.2005;11(11):1644-8.
97.Ivy Ac, Oldderg E. A hormone mechanism for gallblander contraction and
evacuation. Am J Physiol.1928;86:599-613.
98.Jain RN, Samuelson LC. Differentiation of the gastric mucosa. II. Role of gastrin
in gastric epithelial cell proliferation and maturation. Am J Physiol Gastrointest
Liver Physiol.2006;291(5):G762-5.
99.Jing H, Zhang J, Lin KW. Inhibitory effect of substance P of caudate nucleus on
gastric motility via substantia nigra and dorsal vagal nucleus mediated by vagus
nerve. Sheng Li Xue Bao. 1996 Jun;48(3):269-76.
100Johnson, LR. The trophic action of gastrointestinal hormones.
Gastroenterology.1976;70:278-288.
101.Jonsson E, Forsman A, Einarsdottir IE, Egner B, Ruohonen K, Bjornsson BT.
Circulating levels of cholecystokinin and gastrin-releasing peptide in rainbow
trout fed different diets. Gen Comp Endocrinol.2006;148(2):187-94.
102.Jorpe JE, Mutt V. On the biological activity and amino acid composition of
secretin. Act Chem Scand.1961;15:1790-91.

ERRNVPHGLFRVRUJ
103.Jorpes JE, Mutt V, Toczko K. Fusther purification of cholecystokinin and
pancreozymin. Act Chem Scand.1964; 18:2408-10.
104.Jorpes JE, Mutt y. On the biological assay of secretin. The reference standard.
Acta Physiol Scand 1966;66:316-325.
105.Karla SP, Horvath TL. Neuroendocrine interactions between galanin, opioids
and neuropeptide Y in the control of reproduction and appetite. Ann NY Acad
Sci.1998;863:236-40.
106.Kask K, Langel U, Bartfai T. Galanin—a neuropeptide with inhibitory actions.
Cell Mol Neurobiol.1995;15(6):653-73.
107.Katagiri F, Inoue S, Itoh H, Takeyama M. Clinical application of an enzyme
immunoassay for cholecystokinin-like immunoreactive substance for
determination of the human plasma levels: the effect of metoclopramide on
gastrointestinal peptides and stress-related hormones. J Pept Sci.2006;12(5):311-20.
108.Katz J. ¿Cuáles son las alleraciones hormonales en la dispepsia no ulcerosa?
Acta Gastroenterol Latinoamer 1996; 26:13-30.
109.Keating GM, Wellington K. Somatropin (ZorbtiveTM) in short bowel syndrome.
Drugs.2004;64:1375-81.
110.Kimura J, Budipitojo T, Sasaki M, Kitamura N, Yamada J, Endo H, Fukuta K.
Immunolocalization of gastrin-releasing peptide (GRP) in the uteroplacenta of the
mouse deer. Anat Histol Embryol.2006;35(4):217-20.
111.King MW. Common vertebrate hormones. 2002. www.indstate.edu/
112.Kirchgessner AI, Liu MT. Orexin synthesis and response in the gut.
Neuron.1999;24: 941-51.
113.Kirchgessner AI. Orexin in the brain.gut axis. Endocrin Rev.2002;23 (1):1-15.
114.Kobashi M, Furudono Y, Matsuo R, Yamamoto T. Central orexin facilitates gastric
relaxation and contractility in rats. Neurosci Lett.2002;332(3):171-4.
115.Kojima M, Hosoda H, Date Y, Nakazato M, Matsuo H, Kangawa K. Ghrelin is a
growth-hormone-releasing acylated peptide from stomach. Nature.1999;402:656-60.
116.Kojima M, Hosoda H, Matsuo H, Kangawa K. Ghrelin: discovery of the natural
endogenous ligand for the growth hormone secretagogo receptor. Trend
Endocrinol Metab.2001;12:118-122.
117.Konturec PC, Konturek SJ, Brzozowski T, Jaworek J, Hahn EG. Role of leptin in
the stomach and the pancreas. J Physiol Paris.2001; 95: 345-54.
118.Konturek PC, Konturek SJ. The history of gastrointestinal hormones and the
Polish contribution to elucidation of their biology and relation to nervous system.
J Physiol Pharmacol.2003;54 Suppl 3:83-98.
119.Konturek SJ, Pepera J, Zabielski K, Konturek PC, Pawlik T, Szlachcic A, Hahn EG.
Brain-gut axis in pancreatic secretion and appetite control. J Physiol
Pharmacol.2003;54(3):293-317.
120.Koon HW, Pothoulakis C. Immunomodulatory properties of substance p: the
gastrointestinal system as a model. Ann N Y Acad Sci.2006;1088:23-40.
121.Kotidis EV, Koliakos GG, Baltzopoulos VG, Ioannidis KN, Yovos JG, Papavramidis
ST. Serum ghrelin, leptin and adiponectin levels before and after weight loss:
comparison of three methods of treatment—a prospective study. Obes
Surg.2006;16(11):1425-32.

ERRNVPHGLFRVRUJ
122.Kouturek JW. Cholecystokinin in the control of gastric acid and plasma gastrin
and somatostatin secretion in health subjects and duodenal ulcer patients before
and after eradication of Helicobacter pylori. J Physiol Pharmacol 1994; 45(4 Supp
11):3-66.
123.Kruger DF, Gatcomb PM, Owen SK. Clinical implications of amylin and amylin
deficiency. Diabetes Educ.1999;25: 389-397.
124.Kubes P. Inducible nitric oxide synthase: a little bit of good in all of us. Gut.
2000;47:6-9.
125.Kulaksiz H, Rehberg E, Stremmel W, Cetin Y. Guanylin and Functional Coupling
Proteins in the Human Salivary Glands and Gland Tumors. Am J
Pathol.2002;161:655-64.
126.Lazebnik LB, Lychkova AE. Gastroesophageal reflux disease pathogenesis. Usp
Fiziol Nauk.2006;37(4):57-81.
127.Lee H, Wang G, Englander E, Kojima M, Greeley G. Ghrelin, a new gastrointestinal
endocrine peptide that stimulates insulin secretion: enteric distribution, ontogeny,
influence of endocrine, and dietary manipulations. Endocrinology.2002;143:185-90.
128.Lee M, Hadi M, Hallden G, Aponte GW. Peptide YY and neuropeptide Y induce
villin expression, reduce adhesion, and enhance migration in small intestinal cells
through the regulation of CD63, matrix metalloproteinase-3, and Cdc42 activity. J
Biol Chem.2005;280(1):125-36.
129.Lerch M, Mayrhofer M, Zerbe O. Structural similarities of micelle-bound peptide
YY (PYY) and neuropeptide Y (NPY) are related to their affinity profiles at the Y
receptors. J Mol Biol.2004;339(5):1153-68.
130.Levin F, Edholm T, Schmidt PT, Gryback P, Jacobsson H, Degerblad M, Hoybye
C, Holst JJ, Rehfeld JF, Hellstrom PM, Naslund E. Ghrelin stimulates gastric
emptying and hunger in normal-weight humans. J Clin Endocrinol
Metab.2006;91(9):3296-302.
131.Lingappa VR, Farey K. Physiological Medicine: A Clinical Approach to Basic
Medical Physiology. New York: McGraw-Hill, 2000.
132.Liu G, Arnaud-Dabernat S, Kritzik MR, Kayali AG, Zhang YQ, Sarvetnick N. PYY
in the expanding pancreatic epithelium. Endocrine.2006;30(1):103-12.
133.Lluís F, Salvá JA, Thompson JC. El péptido YY: una nueva hormona del intestino
distal que inhibe la secreción exocrina pancreática y la secreción vegetativa de
insulina. Med Clin .
134.Lopez M, Seoane L, Garcia MC, Lago F, Casanueva FF, Senaris R, et al. Leptin
regulation of prepro-orexin and orexin receptor mRNA levels in the hypothalamus.
Biochem Biophys Res Commun.2000;269(1):41-5.
135.Lukinius A, Wilander E, Westermark GT, Engström U, Westermark P. Co-
localization of islet amyloid polypeptide in the B cell secretory granules of the
human pancreatic islet. Diabetol.1989; 32: 240-244.
136.Masuda Y, Tanaka T, Inomata N, Ohnuma N, Tanaka S, Itoh Z, et al. Ghrelin
stimulates gastric acid secretion and motility in rats. Biochem Biophys Res
Commun.2000;276:905-8.
137.Milke Garcia Mdel P. Ghrelin: beyond hunger regulation. Rev Gastroenterol
Mex.2005;70(4):465-74.
138.Molina RV, González MB. Tumores neuroendocrinos pancreáticos: ¿cuánto he-
mos avanzado? Rev Clin Esp.2002; (202): 269 - 71

ERRNVPHGLFRVRUJ
139.Mollet A, Meier S, Grabler V, Gilg S, Scharrer E, Lutz TA. Endogenous amylin
contributes to the anorectic effects of cholecystokinin and bombesin.
Peptides.2003;24: 91-98.
140.Montet JC, Caroli-Bosc FX, Ferrari P, Piche T, Baize N, Anty R, Montet AM,
Rampal P, Tran A. Gallbladder motility and gut hormone plasma levels in subjects
with and without gallstones. Gastroenterol Clin Biol.2005;29(5):569-72.
141.Moody TW. Peptide hormones and lung cancer. Panminerva Med.2006;48(1):19-26.
142.Moran TH. Gut peptide signaling in the controls of food intake. Obesity (Silver
Spring).2006;14 Suppl 5:250S-253S.
143.Morton NM, Emilsson V, Liu YL, Cawthorne MA. Leptin action in intestinal
cells. J Biol Chem.1998; 273: 26194-26201.
144.Mulvinill SJ, Debas HT. The enteric nervous system clinical implications. The
regulatory peptíde (letter). Hormone, Nerve/Gut interactions 1993;5:38-43.
145.Murphy KG, Dhillo WS, Bloom SR. Gut Peptides in the Regulation of Food
Intake and Energy Homeostasis. Endocr Rev.2006 Dec 7; 23-45.
146.Nakabayashi M, Suzuki T, Takahashi K, Totsune K, Muramatsu Y, Kaneko C,
Date F, Takeyama J, Darnel AD, Moriya T, Sasano H. Orexin-A expression in
human peripheral tissues. Mol Cell Endocrinol.2003;205(1-2):43-50.
147.Nakazato M, Murakami N, Date Y, Kojima M, Matsuo H, Kangawa K. A role for
ghrelin in the central regulation of feeding. Nature. 2001;409:194-8.
148.Nathan JD, Liddle RA. Neurohormonal control of pancreatic exocrine secretion.
Curr Opin Gastroenterol.2002;18(5):536-544.
149.Nishi M, Sanke T, Nagamatsu S, Bell GI, Steiner DF. Islet amyloid polypeptide: a
new ß-cell secretory product related to islet amyloid deposits. J Biol Chem. 1990;
265: 4173-76.
150.Ohlsson, B, Fredang N, and Axelson J. The effect of bombesin, cholecystokinin,
gastrin, and their antagonists on proliferation of pancreatic cancer cell lines.
Scand J Gastroenterol.1999;34: 1224-29.
151.Ottaway CA. Neuroimmunomoduiation in the intestinal mucosa. Gastroenterol
Clin NorthAm 1991;20:511-529.
152.Palazon JM, Such J, Sanchez-Paya J, Company L, de Madaria E, Sempere L,
Martinez J, Zapater P, Pascual S, Carnicer F, Perez-Mateo M. A comparison of two
different dosages of somatostatin combined with sclerotherapy for the treatment
of acute oesophageal variceal bleeding: a prospective randomized trial. Rev Esp
Enferm Dig.2006;98(4):249-54.
153.Peeters TL. Potential of ghrelin as a therapeutic approach for gastrointestinal
motility disorders. Curr Opin Pharmacol.2006;28:123-26.
154.Perez-Tilve D, Nogueiras R, Mallo F, Benoit SC, Tschoep M. Gut hormones
ghrelin, PYY, and GLP-1 in the regulation of energy balance [corrected] and
metabolism. Endocrine.2006;29(1):61-71.
155.Peters JH, Simasko SM, Ritter RC. Modulation of vagal afferent excitation and
reduction of food intake by leptin and cholecystokinin. Physiol
Behav.2006;89(4):477-85.
156.Pissabarro R, Irrazábal E, Recalde A. Leptina: una hormona secretada por el
tejido adiposo. Primer estudio en muestra poblacional uruguaya. Rev Med Uru-
guay.1999;15:43-8.

ERRNVPHGLFRVRUJ
157.Pita AM. Péptidos enterotróficos. Endocrinolog Nutric.2005;10:535-37.
158.Pless J. The history of somatostatin analogs. J Endocrinol Invest. 2005;28(11
Suppl):1-4.
159.Polak JM, Sullivan SN, Bloom SR, Facer P, Pearse AGE. Enkephalin like
immunoreactivity in the human gastrointestinal and pancreatic D cells.
Lancet.1975;1:1220-222.
160.Pothoulakis C. The role of neuroenteric hormones in intestinal infectious diseases.
Curr Opin Gastroenterol.2000;16(6):536-40.
161.Prosekina EIu, Tomova TA. Leu-enkephalin modulates gastric secretion activated
by various stimulants. Eksp Klin Farmakol.2006;69(3):29-31.
162.Pusztai P, Somogyi A, Racz K, Tulassay Z. Ghrelin: a new peptide regulating the
neurohormonal system and energy homeostasis. Orv Hetil.2004;145(51):2569-73.
163.Raguso C, McCullough AJ. Leptin and the gastrointestinal tract. Curr Opin
Gastroenterol.2000;16(2):160-5.
164.Riediger T, Zuend D, Becskei C, Lutz AT. The anorectic hormone amylin
contributes to feeding-related changes of neuronal activity in key structures of
the gut-brain axis. Am J Physiol Regul Integr Comp Physiol.2003;10:1152.
165.Rodgers RJ, Ishii Y, Halsford JC, Blundell JE. Orexins and appetite regulation.
Neuropeptides.2002; 36:303-325.
166.Rojas I, Novials A. Amilina: del estudio molecular a las acciones fisiológicas.
Endocrinolog Nutric.200;8:234–45.
167.Roth J, LeRoith DL. Los orígenes evolutivos de las hormonas, neurotrasmisores
y otros mensajeros químicos extracelulares. Seminarios de Medicina del Hospital
Beth Israel de Boston.2000. www.genaltruista.com/
168.Rozengurt E, Guha S, Sinnett-Smith J. Gastrointestinal peptide signalling in health
and disease. Eur J Surg Suppl. 2002;(587):23-38.
169.Ruczynski J, Konstanski Z, Cybal M, Petrusewicz J, Wojcikowski C, Rekowski P,
Kaminska B. Synthesis and biological properties of new chimeric galanin analogue
GAL(1-13)-[Ala10,11]ET-1(6-21)-NH2. J Physiol Pharmacol.2005;56(2):273-85.
170.Sagami Y, Hongo M. The gastrointestinal motor function in irritable bowel
syndrome (IBS). Nippon Rinsho.2006;64(8):1441-5.
171.Sah R, Balasubramaniam A, Parker MS, Sallee F, Parker SL. Neuropeptide Y as a
partial agonist of the Y1 receptor. Eur J Pharmacol. 2005;525(1-3):60-8.
172.Sánchez-Margalet V, Martín-Romero C, Santos-Alvarez J, Goberna R, Najib S,
González-Yanes C. Role of leptin as an immunomodulator of blood mononuclear
cells: mechanisms of action. Clin Exp Immunol 2003; 133: 11-19.
173.Satake H, Kawada T. Overview of the primary structure, tissue-distribution, and
functions of tachykinins and their receptors. Curr Drug Targets.2006;7(8):963-74.
174.Scharf MT, Ahima RS. Gut peptides and other regulators in obesity. Semin Liver
Dis.2004;24(4):335-47.
175.Schemann M, Schuaf C, Mader M. Neurochemical coding of enteric neurons in
the guinea pig stomach. J Comp Neurol 1995;353:161-178.
176.Schmidt PT, Degerblad M, Lindstrom E, Sundqvist M, Naslund E, Gillberg PG,
Husebye E, Theodorsson E, Hellstrom PM. Circulating ghrelin levels after food
intake during different phases of the migrating motor complex in man. Eur J Clin
Invest.2006;36(7):503-8.

ERRNVPHGLFRVRUJ
177.Schubert ML. Gastric secretion. Curr Opin Gastroenterol.2000; 16(6):463-8.
178.Schubert ML. Regulation of gastric acid secretion. Curr Opin
Gastroenterol.1999;15(6):457.
179.Seoane LM, Lage M, Massadi AI, Diéguez C, Casanueva FF. Papel de la Ghrelina
en la fisiopatología del comportamiento alimentario. Rev Med Univ Navarra.2004 ;
( 48),2: 11-7.
180.Severini C, Improta G, Falconieri-Erspamer G, Salvadori S, Erspamer V. The
Tachykinin Peptide Family. Pharmacol Rev.2002; 54:285-322.
181.Sgouros SN, Bergele C, Viazis N, Avgerinos A. Somatostatin and its analogues
in peptic ulcer bleeding: facts and pathophysiological aspects. Dig Liver
Dis.2006;38(2):143-8.
182.Shanahan F, Denburg JA, Fox J, Bienenstock J, Befus D. Mast cell heterogeneity:
effects of neuroenteric peptides on histamine release. J Immunol.1985;135(2):1331-7.
183.Shen GM, Zhou MQ, Xu GS, Xu Y, Yin G. Role of vasoactive intestinal peptide
and nitric oxide in the modulation of electroacupucture on gastric motility in
stressed rats. World J Gastroenterol.2006;12(38):6156-60.
184.Shetzline MA, Liddle RA. Neurohumoral control of the exocrine pancreas. Curr
Opin Gastroenterol.1999;15(5):380.
185.Shibata N, Matsui H, Yokota T, Matsuura B, Maeyama K, Onji M. Direct effects
of nitric oxide on histamine release from rat enterocromafines-like cells. Eur J
Pharmacol.2006;535(1-3):25-33.
186.Shin C, Mok KH, Han JH, Ahn JH, Lim Y. Conformational analysis in solution of
gastrin releasing peptide. Biochem Biophys Res Commun.2006;350(1):120-4.
187.Shyu JF, Chen TH, Shyr YM, Su CH, Wu CW, Lui WY. Gastric body partition to
avoid ulcerogenic risk and hipergastrinemia. Surgery.2006;140(1):44-9.
188.Silveira Rodriguez MB, Gomez-Pan A, Carraro Casieri R. New approaches in
obesity treatment: the gastrointestinal tract as an endocrine organ. Med Clin
(Barc).2006;127(8):300-5.
189.Simansky NJ. Serotonergic control of the organization of feeding and satiety.
Behav Brain Res.1996; 73:37-42.
190.Simón E, Del Barrio, A.S. Leptina y Obesidad. Anales Sis San Navarra.2002; 25
(Supl. 1): 53-64.
191.Simonenko VB, Dulin PA, Makanin MA. Somatostatin analogues in treatment of
gastrointestinal and pancreatic neuroendocrine tumors. Klin Med
(Mosk).2006;84(4):4-8.
192.Skrha J. Pancreatic hormones and hormonal regulation of insulin secretion. Cas
Lek Cesk.2006;145(8):599-605.
193. Smith KA, Patel O, Lachal S, Jennings I, Kemp B, Burgess J, Baldwin GS, Shulkes
A. Production, secretion, and biological activity of the C-terminal flanking peptide
of human progastrin. Gastroenterology.2006;131(5):1463-74.
194.Stephens TW, M. Basinski PK, Bristow. The role of neuropeptide Y in the
antiobesity action of obese gen product. Nature.1995;377:530-2.
195.Strader AD, Woods SC. American Gastroenterological Association gastrointestinal
hormones and food intake. Rev Gastroenterol Mex.2005;70(4):439-57.
196.Symersky T, Biemond I, Frolich M, Masclee AA. Effect of peptide YY on
pancreatico-biliary secretion in humans. Scand J Gastroenterol. 2005;40(8):944-9.

ERRNVPHGLFRVRUJ
197.Tack J, Depoortere I, Bisschops R, Delporte C, Coulie B, Meulemans A, Janssens
J, Peeters T. Influence of ghrelin on interdigestive gastrointestinal motility in
humans. Gut.2006;55(3):327-33.
198.Takeshita E, Matsuura B, Dong M, Miller LJ, Matsui H, Onji M. Molecular
characterization and distribution of motilin family receptors in the human
gastrointestinal tract. J Gastroenterol.2006;41(3):223-30.
199.Taniyama Y, Suzuki T, Mikami Y, Moriya T, Satomi S, Sasano H. Systemic
distribution of somatostatin receptor subtypes in human: an immunohistochemical
study. Endocr J.2005;52(5):605-11.
200.Tartaglia LA, Demski M, Weng X, Deng N, Culpepper J, Devos R et al.
Identification and expression cloning of a leptin receptor, OB-R. Cell.1995; 83:
1263-71.
201.Tebar MFJ, Garaulet AM, García PMD. Regulación del apetito: Nuevos concep-
tos. Rev Esp Obes.2003;1:13-20.
202.Terano A. Peptic ulcer: current status and perspectives. Nippon Rinsho.2005;63
Suppl 11:7-11.
203.Theodorakis MJ, Carlson O, Michopoulos S, Doyle ME, Juhaszova M, Petraki
K, Egan JM. Human duodenal enteroendocrine cells: source of both incretin
peptides, GLP-1 and GIP. Am J Physiol Endocrinol Metab.2006;290(3):E550-9.
204.Thomas RP, Hellmich MR, Townsend CM Jr, Evers BM. Role of gastrointestinal
hormones in the proliferation of normal and neoplastic tissues. Endocr
Rev.2003;24(5):571-99.
205.Thulesen J. Glucagon-like peptide 2 (GLP-2), an intestino trophic mediator. Curr
Protein Pept Sci.2004;5:51-65.
206.Tomaszuk A, Simpson C, Williams G. Neuropeptide Y the hypothalamus and the
regulation of energy homeostasis. Horm Res.1996;46:53-58.
207.Tschop M, Weyer C, Tataranni PA, Devanarayan V, Ravussin E, Heiman ML.
Circulating ghrelin levels are decreased in human obesity. Diabetes.2001; 50:707-709.
208.Ubilluz R. Avances en péptidos gastrointestinales: somatostatina. Rev
Gastroenterol Peru, 1993; 13: 178-185.
209.Ueno H, Nakazato M. Appetite regulation by NPY and its related neuropéptidos.
Nippon Yakurigaku Zasshi.2006;127(2):73-6.
210.Van Tol EA, Verspaget HW, Hansen BE, Lamers CB. Neuroenteric peptides affect
natural killer activity by intestinal lamina propria mononuclear cells. J
Neuroimmunol.1993;42(2):139-45.
211.Varas MJ. Tumores endocrinos pancreáticos. ¿Cuándo sospecharlos, como
diagnosticarlos y como tratarlos? Rev Gastroenterol.2000;2:47-55.
212.Vittoria A, Costagliola A, Carrese E, Mayer B, Cecio A. Nitric oxide-containing
neurons in the bovine gut, with special reference to their relationship with VIP
and galanin. Arch Histol Cytol.2000;63(4):357-68.
213.Voisin T, Rouet-Benzineb P, Reuter N, Laburthe M. Orexins and their receptors:
structural aspects and role in peripheral tissues. Cell Mol Life Sci.2003;60(1):72-87.
214.Vrontakis ME. Galanin: a biologically active peptide. Curr Drug Targets CNS
Neurol Disord.2002;1(6):531-41
215.Walters JR. New advances in the molecular and cellular biology of the small
intestine. Curr Opin Gastroenterol.2002;18(2):161-7.

ERRNVPHGLFRVRUJ
216.Wang, TC, Dangler CA, Chen D, Goldenring JR, Koh T, Raychowdhury R, Coffey
RJ, Ito S, Varro A, Dockray GJ, and Fox JG. Synergistic interaction between
hypergastrinemia and Helicobacter infection in a mouse model of gastric cancer.
Gastroenterology.2000;118: 36-4.
217.Wank, SA. Cholecystokinin receptors. Am J Physiol Gastrointest Liver Physiol.
1995;269: G628-46.
218.Wauters M, Considine M, Van Gaal L. Human leptin: From an adipocyte hormone
to an endocrine mediator. Eur J Endocrinol. 2000;143: 293-311.
219.West SD, Helmer KS, Chang LK. Cholecystokinin secretagogo-induced
gastroprotection: role of nitric oxide and blood flow. Am J Physiol. 2003;284:G399–
G410.
220. Woods SC, Lutz TA, Geary N, Langhans W. Pancreatic signals controlling food
intake; insulin, glucagon and amylin. Philos Trans R Soc Lond B Biol
Sci.2006;361(1471):1219-35.
221.Wu SD, Zhang ZH, Kong J, Li YJ, Jin JZ, Wang W, Li DY, Wang MF. Effects of
somatostatin analogues on human sphincter of Oddi pressure. Hepatobiliary
Pancreatic Dis Int.2005;4(2):302-5.
222.Wu XW, Spies M, Chappell VL, et al. Effect of bombesin on gut mucosal
impairment after severe burn. Shock.2002;18:518–22.
223.Yakabi K, Ro S, Onouhi T, Tanaka T, Ohno S, Miura S, Johno Y, Takayama K.
Histamine mediates the stimulatory action of ghrelin on acid secretion in rat
stomach. Dig Dis Sci.2006;51(8):1313-21.
224.Yakushiji F, Shimojo M. Secretin. Nippon Rinsho.2005;63 Suppl 8:512-6.
225.Yamada Y, Miyawaki K, Tsukiyama K, Harada N, Yamada C, Seino Y. Pancreatic
and extrapancreatic effects of gastric inhibitory polypeptide. Diabetes.2006;55
Suppl 2:S86-91
226.Yan J, Hu ZA. Involvement of orexin in the regulation of gastrointestinal function.
Sheng Li Ke Xue Jin Zhan.2005;36(2):185-8.
227.Young DA, Deems RO, Deacon RW, McIntosh RH, Foley JE. Effects of amylin
on glucose metabolism and glycogenolysis in vivo and in vitro. Am J Physiol.1990;
259: E457-61.
228.Yuan CS, Dey L, Xie JT, Aung HH. Gastric effects of galanin and its interaction with
leptin on brainstem neuronal activity. J Pharmacol Exp Ther.2002;301(2):488-93.
229.Zdrojewicz Z, Sowinska E, Sztuka-Pietkiewicz A. The role of galanin in the
endocrine system. Endokrynol Diabetol Chor Przemiany Materii Wieku
Rozw.2000;6(2):129-34.
230.Zdrojewicz Z, Sowinska E. The significance of galanin in physiologic and
pathologic processes in humans. Postepy Hig Med Dosw.2000;54(6):819-33.

ERRNVPHGLFRVRUJ