Vous êtes sur la page 1sur 8

Buenos Aires, viernes 1º de septiembre de 2017 • ISSN 1666-8987 • Nº 14.

257 • AÑO LV • ED 274

Director:
Guillermo F. Peyrano
Consejo de Redacción:
Gabriel Fernando Limodio
Daniel Alejandro Herrera
Nelson G. A. Cossari
Martín J. Acevedo Miño

D i a r i o d e D o c t r i n a y J u r i s p r u d e n c i a

2 – Las dilaciones e inobservancia en el incumplimiento to-


JURISPRUDENCIA
tal o parcial de la cuota alimentaria y la exigencia de que NUEVO CÓDIGO CIVIL Y
Alimentos: quienes los representan acrediten y cumplan requisitos muy
rígidos podrían atentar contra los derechos fundamentales COMERCIAL DE LA NACIÓN
Obligación alimentaria: incumplimiento del reconocidos tanto por la Convención sobre los Derechos del Análisis doctrinarios,
progenitor; extensión a los abuelos paternos; Niño como por nuestro Código de fondo (conf. arts. 3º y 27, comentarios y apostillas
Convención sobre los Derechos del Niño; art. 668, cód. civil y
procedimiento; art. 668 del cód. civil y comer- comercial de la Nación).
cial de la Nación; finalidad y efectos. Me-
responsabilidad parental– para que la demanda sea acogida,
3 – La finalidad del art. 668 del cód. civil y comercial de la evitando así una dilación procesal indebida que atenta, de
nores: Convención sobre los Derechos del Nación consiste en garantizar al niño las necesidades básicas
para su desarrollo físico, intelectual, espiritual, moral y social
modo innegable, contra la rápida satisfacción del derecho de
fondo vulnerado.
Niño: necesidades básicas para su desarrollo (conf. arts. 3º y 27, Convención sobre los Derechos del Niño),
físico, intelectual, espiritual, moral y social. norma que obliga a los Estados y, en particular, a los jueces, 5 – El requisito para que opere el cumplimiento de la obliga-
a procurar todos los medios para evitar rigorismos formales ción alimentaria respecto de los abuelos es que los legitima-
NF Con nota a fallo en cuanto a las pruebas y exigencias procesales que podrían dos activos contra los ascendientes prueben que no pueden
obstaculizar el cumplimiento de la obligación alimentaria. percibirse los alimentos del o de los padres; se exige acredi-
1 – Corresponde revocar el pronunciamiento apelado y exten-
tar verosímilmente que el actor tiene problemas, limitaciones
der la obligación alimentaria a los abuelos paternos, pues 4 – El art. 668 del cód. civil y comercial de la Nación flexibi-
o reticencias para percibir la prestación alimentaria de los
de las constancias obrantes en el sub examine se encuen- liza el procedimiento desde la perspectiva procesal, por lo
primeros obligados, los padres (conf. art. 668, cód. civil y
tra acreditado que el principal obligado –progenitor– ya que resulta innecesario reclamar en primer lugar al progeni-
comercial de la Nación). M.A.R.
no se encuentra vinculado laboralmente a su empleadora y tor incumplidor; se puede demandar de manera directa a los
no ha acreditado el cumplimiento de la cuota alimentaria abuelos y demostrar en ese mismo proceso la imposibilidad 59.577 – CApel.CC Lomas de Zamora, sala I, abril 24-2017. – A.,
acordada. o dificultad del progenitor –obligado principal fundado en la M. c. A., R. E. s/incidente de alimentos.

NF Obligación alimentaria de los abuelos: cuestiones pectos procesales como en los que hacen al fondo de la
cuestión.
procesales y de fondo Tomaremos como punto de partida un fallo dictado el
24-4-17 por la sala I de la Cámara de Apelaciones en lo
Civil y Comercial de Lomas de Zamora, en el que se opta
por Santiago Mazzinghi por una de las interpretaciones posibles del nuevo art. 668
del cód. civil y comercial de la Nación (CCCN).
I A lo largo de todo el trabajo, nos estaremos refiriendo
Sumario: I. Introducción. – II. El fallo. – III. Análisis Introducción
del fallo. – IV. Aspectos procesales de la obligación
a la obligación alimentaria de los abuelos respecto a be-
alimentaria de los abuelos. a) Sobre la mediación. b) En el presente comentario buscaremos adentrarnos en neficiarios que sean menores de 21 años. Porque también
Sobre la demanda. c) Sobre la legitimación pasiva. d) el análisis de la obligación alimentaria que pueden llegar existe una obligación entre nietos y abuelos –recíproca–
Sobre la prueba. – V. Aspectos que hacen a la cuestión a tener los abuelos respecto a sus nietos, tanto en los as- en cuanto parientes. Pero el art. 668 del CCCN, ubicado
de fondo. a) El contenido de la obligación alimentaria
dentro del capítulo de “Deberes y derechos de los progeni-
de los abuelos. b) La preferencia entre los parientes
tores - Obligación de alimentos”, se refiere a los beneficia-
obligados alimentarios. – VI. Conclusiones.
rios de alimentos menores de 21 años.
adopción frustrada, en vista del nuevo Código Civil y Comercial, por
Priscilla Delli Quadri, ED, 266-374; Alimentos del hijo afín en el Código II
Civil y Comercial, por Julio Luis Gómez, EDFA, 72/-12; Síntesis juris-
Nota de Redacción: Sobre el tema ver, además, los siguientes traba- prudencial: Alimentos, por Josefina Bonifacio Costa, EDFA, 73/-20;
El fallo
jos publicados en El Derecho: Obligación Alimentaria de los Abuelos, Obligación alimentaria y abuelos: prestación subsidiaria, particular En el fallo comentado, la actora –madre del menor– ha-
por Osvaldo Onofre Álvarez, ED, 171-344; La constitucionalidad de la tratamiento y protección integral de la familia, por Nahuel Bay, EDFA,
subsidiariedad de la obligación alimentaria de los abuelos, por Santia- 51/-25; Nuevas normas para la ejecución de alimentos. Aplicación del bía iniciado un proceso de ejecución de alimentos contra
go Villagrán, ED, 230-1122; La obligación alimentaria de los abuelos, art. 552 del Código Civil y Comercial de la Nación sobre la aplica- el demandado, solicitando, a su vez, la extensión de la
¿subsidiaria o simultánea?, por Agustín Sojo, ED, 234-336; Alimentos: ción de intereses bancarios, por Alejandro Agustín Cejas y María Elisa cuota alimentaria a los abuelos paternos. Respecto a este
Alimentos a cargo de los abuelos: naturaleza de la obligación, por Petrelli, ED, diario nº 14.245 del 15-8-17. Todos los artículos citados último pedido, el juez de grado ordenó que debía ocurrirse
Octavio Lo Prete, EDFA, 3/-8; Alimentos a favor de los niños en una pueden consultarse en www.elderecho.com.ar.

CONTENIDO
NOTA
Obligación alimentaria de los abuelos: cuestiones procesales y de fondo, por Santiago Mazzinghi................................................................................................................ 1

JURISPRUDENCIA
Civil
Daños y Perjuicios: Acusación calummniosa: responsabilidad; requisitos de procedencia (CNCiv., sala E, junio 15-2017)................................................................................. 2
Comercial
Contratos: Excepción de no cumplimiento contractual: art. 1201 del cód. civil; aplicación; requisitos; procedencia; forma convencional; establecimiento; efectos (CNCom., sala
CUENTA Nº 13.547

D, junio 1-2017)............................................................................................................................................................................................................................... 5
Provincia de Buenos Aires
Alimentos: Obligación alimentaria: incumplimiento del progenitor; extensión a los abuelos paternos; procedimiento; art. 668 del cód. civil y comercial de la Nación; finalidad y
efectos. Menores: Convención sobre los Derechos del Niño: necesidades básicas para su desarrollo físico, intelectual, espiritual, moral y social (CApel.CC Lomas de Zamora,
sala I, abril 24-2017)........................................................................................................................................................................................................................ 1
Representación Procesal: Mandato judicial: representación en juicio; acreditación. Código Civil y Comercial: Forma de los actos jurídicos: ley procesal local; creación de for-
mas instrumentales que la ley sustancial no prevé. Contratos: Principio de libertad de las formas: autonomía de la voluntad; consentimiento (C1aCC San Isidro, sala I, junio
CASA
ARG
C 27-2017)........................................................................................................................................................................................................................................ 8
2 Buenos Aires, viernes 1º de septiembre de 2017

Lomas de Zamora, 24 de abril de 2017 arts. 3º y 27 de la Convención de los Derechos del Niño). fundamentales reconocidos, tanto por la Convención de
Estas normas obligan a los Estados, y en particular a los los Derechos del Niño, como por nuestro Código de fondo
Autos y Vistos:
jueces, a procurar todos los medios para evitar rigorismos (conf. arts. 3º y 27 CDN; art. 668 CCyCN).
Vienen los autos a esta Alzada en virtud del recurso
formales en cuanto a las pruebas y exigencias procesales En consecuencia corresponde revocar el pronuncia-
de apelación interpuesto a fs. 37, punto II contra la pro- miento apelado, debiéndose sustanciar el presente proceso
que podrían obstaculizar el cumplimiento de la obligación
videncia de fs. 36, punto 2), por la cual el a quo ordena a en la instancia de origen con respecto al Sr. J. L. A. y a la
alimentaria.
la actora que ocurra por la vía y forma que corresponda, Con la citada norma se flexibiliza el procedimiento des- Sra. M. C. R. G. –abuelos paternos–.
respecto a la solicitud de extensión del planteo alimentario de la perspectiva procesal. Así resulta innecesario recla-
a los abuelos paternos de la niña de autos. Por ello: Revócase el proveído en crisis con el alcance
mar en primer lugar al progenitor incumplidor; se puede indicado en el considerando III) del presente. Regístrese.
Considerando: demandar de manera directa a los abuelos y demostrar en Devuélvase. – Carlos R. Igoldi. – Javier A. Rodiño (Aux.
ese mismo proceso la imposibilidad o dificultad del pro- letrado: Mariano A. Najle).
I. Que a fs. 8/10 la actora inicia incidente de ejecución genitor –obligado principal fundado en la responsabilidad
de alimentos contra el demandado –Sr. R. E. A.–, solici- parental– para que la demanda sea acogida. De esta ma-
tando la extensión de la cuota alimentaria a los abuelos nera se evita una dilación procesal indebida que atenta, JURISPRUDENCIA
paternos –Sr. J. L. A. y M. C. R. G.– por considerar que de modo innegable, en la rápida satisfacción del derecho
recae solidariamente la obligación alimentaria sobre estos de fondo vulnerado (Aída Kemelmajer de Carluci, Marisa Daños y Perjuicios:
últimos, fundando su pretensión en el art. 367 del Código
Civil derogado.
Herrera, Nora Lloveras, Tratado de Derecho de Familia, Acusación calumniosa: responsabilidad; re-
Tomo IV, Arts. 638 a 723 y 2621 a 2642, Ed. Rubinzal-
A fs. 13 el Juez a quo otorgó al presente el trámite de Culzoni Editores, año 2014, pág. 195). quisitos de procedencia.
incidente, indicando a la peticionante que, respecto de la
III. El requisito para que opere esta obligación es que 1 – Aun considerando que el denunciante ha actuado culposa-
ampliación de la obligación alimentaria en relación a los mente (art. 1109, cód. civil), para que se configure responsa-
abuelos paternos, debería iniciar la correspondiente acción los legitimados activos contra los ascendientes –los abue-
los– deberán probar que no pueden percibirse los alimen- bilidad por acusación calumniosa cabe exigir la existencia
a través de la Receptoría General de Expedientes (conf. de una culpa grave o grosera, por cuanto debe procurarse
arts. 643 y 645 CPCC). tos del o de los padres, siendo exigible acreditar verosimíl-
mente que el actor tiene problemas, limitaciones o reticen- preservar el interés social en la investigación y represión de
Consecuentemente, ante la reiteración de la actora en los delitos, esto es, la prudencia indica que no quepa requerir
extender el reclamo alimentario a los abuelos paternos, cias para percibir la prestación alimentaria de los primeros
obligados –los padres– (conf. art. 668 CCyCN). una mayor diligencia que la que normalmente y de acuerdo
el iudice a quo consideró que, encontrándose finalizados a las circunstancias del caso corresponda en una situación
los autos “A. M. c/ A. R. E. s/ Divorcio”, y teniendo en De las constancias obrantes en el sub examine podemos
inferir que tal exigencia se encuentra acreditada con la análoga.
cuenta que las presentes actuaciones versan sobre el cum-
plimiento de los alimentos oportunamente acordados por contestación del oficio obrante a fs. 31, donde consta que 2 – No toda denuncia de delito es apta para generar respon-
las partes en dichas actuaciones, la peticionante deberá el principal obligado –A. R. E.– ya no se encuentra vincu- sabilidad civil en la eventualidad de que el o los acusados
ocurrir por la vía y forma correspondiente respecto de su lado laboralmente a su empleadora, máxime teniendo en fueran ajenos al hecho, por lo que no es dable requerir que
pretensión; providencia que viene recurrida. cuenta que el demandado, pese a encontrarse notificado la acusación aporte pruebas incontrastables de la autoría
de la intimación cursada –fs. 13 y cédula de fs. 18/19–, del delito de quien se acusa, en tanto la sola absolución del
II. Efectuada una breve reseña de las circunstancias no ha acreditado el cumplimiento de la cuota alimentaria imputado no habilita de por sí la procedencia de la acción
acontecidas, hemos de anticipar que las quejas esgrimidas acordada. indemnizatoria. R.C.
habrán de recibir favorable recepción. En virtud de lo hasta aquí expuesto, no podemos sos-
59.578 – CNCiv., sala E, junio 15-2017. – L., H. A. c. F., J. y otro
En primer lugar cabe aclarar que la finalidad del art. layar que las dilaciones e inobservancia en el incumpli-
s/daños y perjuicios.
668 del Código Civil y Comercial de la Nación consiste miento total o parcial de la cuota alimentaria, y la exigen-
en garantizar al niño las necesidades básicas para su de- cia de que quienes los representan acrediten y cumplan Buenos Aires, Capital de la República Argentina, a los
sarrollo físico, intelectual, espiritual, moral y social (conf. requisitos muy rígidos, podría atentar contra los derechos quince días del mes de junio de dos mil diecisiete, reuni-

por la vía y forma correspondiente, mandando iniciar la podría prestarse a confusión. Porque la Cámara se refiere IV
acción a través de la Receptoría General de Expedientes. al “presente proceso”, sin especificar a cuál de los dos re- Aspectos procesales de la obligación alimentaria
La actora apela dicho pronunciamiento y la Cámara lo re- clamos alude. de los abuelos
voca y manda que se sustancie el presente proceso en la De ser así, una vez devuelto el expediente al juzgado
instancia de origen con respecto a los abuelos paternos, de origen, la actora tendría que proseguir su intento por a) Sobre la mediación
fundando su resolución en lo dispuesto por el art. 668 del ejecutar la cuota de alimentos contra el progenitor, por un
CCCN. lado, y lograr que se extienda la cuota alimentaria contra Más allá de lo dispuesto por el art. 668 del CCCN y de
los abuelos, por el otro; deberá determinarse como operará las normas previstas en el título de parentesco, considera-
dicha extensión, desde cuándo será exigible y cuál será mos que no puede haber ningún tipo de reclamo judicial
III por alimentos a los abuelos paternos sin que se haya acre-
el monto de la cuota de alimentos que recaerá sobre los
Análisis del fallo ditado el cumplimiento de la etapa de mediación corres-
abuelos.
Suele ocurrir que el análisis de un fallo precise de Lo que no puede pretenderse –y entendemos que el pondiente.
una serie de elementos que no surgen de la sentencia co- fallo comentado no resuelve en este sentido– es que se Sea cual sea el momento en el que se encuentre la ac-
mentada. Pero intentaremos plantear distintas hipótesis ejecute el crédito alimentario generado por los incumpli- tora en su búsqueda por contar con un aporte alimentario
para abarcar todas las variables posibles en el análisis mientos del progenitor directamente contra los abuelos que satisfaga las necesidades del beneficiario, no puede
del tema. paternos. Tal decisión resultaría muy injusta, siendo que dirigir su reclamo hacia los abuelos sin haber realizado el
En este caso, parecería ser que la actora está realizando estos jamás se comprometieron a abonar la cuota pactada intento de mediar con ellos previamente, al menos en la
dos reclamos en un mismo proceso: a) pretende ejecutar por los progenitores al divorciarse y no tienen por qué res- Ciudad de Buenos Aires.
la cuota alimentaria convenida con el demandado en el ponder por los incumplimientos de su hijo en forma direc- Dicha oportunidad puede incluso favorecer a la actora,
marco del proceso de divorcio por los incumplimientos en ta, ya que los abuelos paternos no son fiadores o garantes quien quizás logre evitar tener que seguir judicializando el
los que este habría incurrido, y b) pide que se extienda la de dicha obligación(1). reclamo, contando con la posibilidad de acordar con los
cuota alimentaria a los abuelos paternos. El art. 668 del CCCN se refiere al “reclamo de alimen- abuelos del alimentado, en el marco de una mediación,
En cuanto al primer reclamo, surge de la causa que el tos” de un modo amplio. Pero entendemos que la inter- cómo habrán de responder estos a sus necesidades.
demandado –principal obligado– ya no está más vinculado pretación de la norma no puede llevarnos a la conclusión b) Sobre la demanda
laboralmente con su empleadora. De allí que se estén con- de permitirse al acreedor ejecutar una deuda alimentaria
figurando los incumplimientos que motivan el proceso de generada por el progenitor directamente contra los abuelos Fracasada la instancia de mediación, la actora podrá
ejecución. Habría que ver si tiene bienes a su nombre so- paternos, lo cual podría resultar abusivo(2). optar por realizar el reclamo alimentario contra los abue-
bre los cuales la actora podría cobrar el crédito alimentario los en el mismo proceso en el que ya fue demandado el
devengado o fondos en sus cuentas bancarias, todo lo cual progenitor o bien formular un reclamo independiente. Lo
no surge del fallo comentado. cierto es que su situación no va a variar mucho según dón-
Pero quedan demostradas las dificultades del actor para de formule concretamente el reclamo, ya que, en cualquie-
(1) “Por lo tanto, ante el incumplimiento del progenitor obligado y ra de los dos casos, los antecedentes de la causa dirigida
percibir los alimentos del progenitor obligado, criterio exi- la imposibilidad de cobrar la cuota por los remedios procesales que
gido por el art. 668 del CCCN. contra el progenitor van a ser tenidos en consideración
fija nuestra legislación, se requerirá un nuevo proceso –esta vez, contra
Ahí es donde la actora introduce su segundo reclamo: los abuelos– en donde se fije una cuota que será independiente de la por el juez que deba resolver el nuevo reclamo alimentario
extender la cuota alimentaria a los abuelos paternos. establecida para el progenitor”. Belluscio, Claudio A., Los alimentos de- dirigido a los abuelos.
Entendemos que, cuando la Cámara ordena “sustanciar bidos por los abuelos en el Código Civil y Comercial, La Ley, 13-6-17, La novedad introducida por el art. 668 del CCCN es
pág. 6, cita online: AR/DOC/1441/2017. que quien reclama alimentos no necesita haber demanda-
el presente proceso en la instancia de origen con respecto (2) “Por otra parte, el monto fijado para ser abonado por los abue-
a los abuelos paternos”, se refiere solamente a este segun- los resulta autónomo respecto de la obligación del ascendiente en pri-
do previamente al progenitor, principal obligado a prestar
do aspecto, es decir, al pedido de la actora para que se mer grado y, por ende, el fracaso de la ejecución contra el obligado alimentos(3), sino que puede formular una demanda contra
extienda la cuota alimentaria a los abuelos paternos. El he- principal no autoriza a trasladarla en forma automática a los abuelos”,
cfr. Molina de Juan, Mariel F., Alimentos, Rubinzal-Culzoni, tomo I, pág. (3) “La subsidiariedad legal no supone –correlativamente– una suce-
cho de coexistir dos pedidos distintos en una misma causa 421. sividad procesal”, cfr. Kemelmajer de Carlucci, Aída - Herrera, Marisa -
Buenos Aires, viernes 1º de septiembre de 2017 3

dos en Acuerdo los Señores Jueces de la Excma. Cámara caligráfica llevada a cabo sobre la fotocopia de la partida
Nacional de Apelaciones en lo Civil, Sala “E”, para cono- de nacimiento de aquélla y con la elevada posibilidad de FONDO EDITORIAL
cer en el recurso interpuesto en los autos caratulados: “L. que se planteara la prescripción de la acción (art. 263 del
H. A. c/ F. J. y otro s/ Daños y Perjuicios”, respecto de la Código Civil).
sentencia corriente a fs. 373, el Tribunal estableció la si- El juez acusado ordenó la exhumación del cadáver en
guiente cuestión a resolver: circunstancias –que detalló– consideró “llamativas” para Mazzinghi, Jorge A. M.
¿Es arreglada a derecho la sentencia apelada? la defensa de la demandada, sin perjuicio de poner de Mazzinghi, Esteban M.
COLECCIÓN CÓDIGO CIVIL
Practicado el sorteo resultó que la votación debía efec- resalto que pudo haber dispuesto una prohibición de in- Y COMERCIAL DE LA NACIÓN
tuarse en el siguiente orden: Señores Jueces de Cámara novar sobre la situación del cadáver para que no pudiera Responsabilidad parental
Doctores Calatayud - Racimo - Dupuis. ser cremado ni alterado en forma tal de imposibilitar la y alimentos en favor
El Señor Juez de Cámara Doctor Calatayud dijo: posterior prueba genética y pese a que tuvo la posibili- de los hijos
En la sentencia obrante a fs. 373/88, el señor juez de dad de revisar dicha medida porque la había objetado el ISBN 978-987-3790-42-3
primera instancia desestimó la demanda por los daños y Ministerio Público de Menores. Además, no obstante el 180 páginas
perjuicios que dijo haber sufrido el magistrado actor en dilatado proceso para realizarla, le imprimió luego una
razón de los procesos disciplinario y penal que le promo- celeridad en el trámite de notificación a la demandada
vieran las demandadas, J. F. y la Dra. M. N., e impuso las otorgándole un plazo en extremo reducido para tomar las
costas en el orden causado habida cuenta que el deman- medidas de control necesarias. Señaló que cualquier vicio Venta telefónica: (11) 4371-2004
dante pudo creerse con derecho a promover la demanda se vio en gran medida convalidado no solo por la falta Compra online: ventas@elderecho.com.ar
como sus contrarias a efectuar las denuncias. Contra dicha de planteo de nulidad sino también por la aquiescencia www.elderecho.com.ar
decisión se alzan el actor y ambas demandadas, quienes expresa con la prueba de ADN prestada por la madre de
expresan los agravios en las presentaciones de fs. 430/32, la entonces menor. Empero, las circunstancias apuntadas
civil. Pero ya lo actuado en éste podía generar serias du-
435/38 y 439/41. pudieron llevar a que se percibiese un cuadro de situación
al menos sospechoso acerca de la imparcialidad del juez das sobre la regularidad del proceder del juez como para
Para concluir de la manera indicada, el a quo, luego justificar ambas denuncias. Por otra parte, en el expediente
de efectuar algunas consideraciones jurídicas, manifestó y encarar una estrategia que neutralizara los efectos de los
actos concretados en el juicio y que ponía en discusión el penal donde la señora I. –madre de la menor– fue quere-
respecto de J. F. que ella para la época en que se efectuó
vínculo filial con su padre. En tal sentido, resaltó que para llante con el patrocinio, primero del Dr. N. B. –padre de
la denuncia ante el Consejo de la Magistratura era me-
asegurar la prueba de ADN se requirió se exhumara tam- la Dra. N.– quien luego lo sucedió en la dirección letrada,
nor de edad y que fue su madre –K. A. I.– la que en su
bién el cadáver de la madre del causante, medida que fue el fiscal interviniente solicitó la instrucción del sumario
nombre la realizó, por lo que ninguna responsabilidad
podría achacársele pues los actos realizados por su re- denegada por el magistrado quien, pese a que ya se había por las acusaciones que se le efectuaron al acá actor, pero
presentante legal no se propagan a la representada. Tam- objetado que los restos fueran de F., consideró el pedido la juez interviniente rechazó el requerimiento y, recurri-
poco puede atribuírsele a la Dra. N. en dicha causa, don- como anticipado. da tal decisión, la cámara ordenó seguir la investigación,
de ninguna intervención le cupo. Destacó, además, que Tiempo después se promovió la querella penal que, jun- que finalizó con el sobreseimiento del juez denunciado,
en la causa penal aquélla sólo apeló el sobreseimiento to a la denuncia ante el Consejo de la Magistratura, fue- en resolución que fue apelada por J., ya mayor de edad.
del Dr. L. aun cuando no argumentó sustancialmente en ron planteos destinados a proporcionar pruebas a fin de En ella se desestimó también un pedido del querellado de
su contra. poner en crisis lo actuado en sede civil. Es decir, para el imponer las costas a la querella por entender la magistrada
Historió seguidamente el caso “F.”, donde un familiar sentenciante, la estrategia consistió en dos etapas: la pri- que ésta pudo tener razón suficiente para litigar, sin que el
del cuarto grado de consanguinidad con el causante –J. mera, que intentó el apartamiento del Dr. L. formulando reclamante recurriera esa decisión, lo que representa un
R. F.– se presentó a cuestionar varios años después de su la denuncia en el consejo y la recusación; la segunda, la dato relevante para este proceso, “pues se trata de una ac-
deceso y de la publicación de los edictos la paternidad acusación en sede penal orientada a incorporar elementos tuación jurídicamente relevante y eficaz que pone al aquí
que había asumido respecto de J. adjuntando una pericia de prueba destinada a sustentar los planteos en el juicio demandante en contradicción con su posterior obrar”.

los abuelos directamente –previa mediación– en la que ex- este reclamo de repetición por lo abonado en concepto de alimentaria. Pero esto ya será algo facultativo del actor,
plique y demuestre que la situación del progenitor hace alimentos. quien analizará la conveniencia o no de hacerlo.
que sea inútil formular el reclamo contra él, ya que será El criterio es novedoso porque el art. 371 del cód. civil
muy difícil lograr la percepción de los alimentos de su establecía: “El pariente que prestase o hubiese prestado
V
parte. alimentos voluntariamente o por decisión judicial, no ten-
Aspectos que hacen a la cuestión de fondo
Por otra parte, creemos que, al formular el reclamo, drá derecho a pedir a los otros parientes cuota alguna de lo
el actor deberá determinar expresamente cuál es el mon- que hubiere dado, aunque los otros parientes se hallen en
a) El contenido de la obligación alimentaria de los
to que se reclama en concepto alimentario a los abuelos el mismo grado y condición que él”.
abuelos
paternos, ya que no tiene que ser necesariamente idéntico En función de lo que ahora dispone el Código Civil y
al que se reclamó contra el progenitor. Volveré sobre este Comercial, uno de los abuelos puede pretender que los Cabe preguntarnos, entonces, ¿qué relación tiene que
tema más adelante, cuando me refiera a las cuestiones de otros solventen una parte de lo que él hubiere abonado. haber entre la cuota de alimentos que está llamado a abo-
fondo. Esta suerte de reclamo retroactivo puede tomar por sor- nar el progenitor y la que le correspondería abonar a los
presa a los obligados alimentarios que no contribuían, des- abuelos de un menor?
c) Sobre la legitimación pasiva
cansando en el esfuerzo de uno de los parientes del mismo El contenido de la obligación, ¿es el mismo en ambos
Cabe aclarar que el reclamo alimentario procede contra grado. casos? ¿debe variar? ¿por qué motivos y en qué proporción?
cualquiera de los abuelos del menor beneficiario de los ali- Para limitar los alcances de esta sorpresa, la norma del El Código Civil y Comercial de la Nación le otorga
mentos, indistintamente. Puede ser que el reclamo se haga art. 2564, inc. e), del CCCN establece que prescriben al un carácter subsidiario a la obligación alimentaria de los
contra uno solo de ellos o incluso que se haga contra los año “los reclamos de los otros obligados por repetición de abuelos. De ahí que se deba demostrar primero los inten-
propios progenitores de la actora, que actúa en representa- lo pagado en concepto de alimentos”. tos y las dificultades que tuvo el actor para percibir los
ción de su hijo menor. alimentos del progenitor, principal obligado al pago de los
d) Sobre la prueba
Opera aquí lo dispuesto por el art. 546, que establece: alimentos.
“Incumbe al demandado la carga de probar que existe otro En cuanto a la prueba, aquí es donde el art. 668 del Pero dicha subsidiariedad no implica, a nuestro modo de
pariente de grado más próximo o de igual grado en condi- CCCN trae una gran ventaja respecto al Código anterior, ver, que la cuota de alimentos exigible a los abuelos sea ne-
ción de prestarlos, a fin de ser desplazado o concurrir con en el sentido de que facilita el reclamo contra los ascen- cesariamente menor a la que se le reclama al progenitor(4).
él en la prestación. Si se reclama a varios obligados, el dientes, exigiendo solamente que se acrediten “verosímil- En ese sentido, el factor más importante que considerar
demandado puede citar a juicio a todos o parte de los res- mente las dificultades del actor para percibir los alimentos es el de las necesidades propias del alimentado, que deben
tantes, a fin de que la condena los alcance”. Con lo cual el del progenitor obligado”. verse satisfechas, sea que las pague su progenitor o su
abuelo demandado podrá introducir a la causa a otro, con Es decir que el reclamante no está obligado a probar abuelo. El otro aspecto relevante a la hora de establecer
la carga de probar que este último está en mejores condi- cuáles son las necesidades del beneficiario de la cuota ali- el quantum de una cuota alimentaria es el de las posibili-
ciones para proporcionarlos o a fin de concurrir con él en mentaria, menos aún si ya lo hizo anteriormente en el re- dades económicas de los obligados. Y allí puede suceder
la prestación alimentaria. clamo contra el progenitor. que las posibilidades de los abuelos sean mayores a las del
La norma del art. 549 del CCCN consagra el derecho Lo único que se le exige es que demuestre las “dificul- progenitor. En ese caso, el monto de la cuota alimentaria
al reembolso de lo abonado al disponer: “En caso de ha- tades” que tuvo para percibir los alimentos del progeni- que se le exige al abuelo puede superar al que se le exigía
ber más de un obligado al pago de los alimentos, quien tor obligado. Nótese que habla de “dificultades”. Es decir al progenitor.
los haya prestado puede repetir de los otros obligados, que no tiene que haberse visto imposibilitado de cobrar
en proporción a lo que a cada uno le corresponde”. En alimentos por parte del progenitor, sino que alcanza con
ese sentido, entre los propios abuelos puede configurarse haberle resultado difícil la percepción de los alimentos por (4) “No parece razonable pensar que los niños tengan necesidades
parte de él. más amplias o más restringidas según quién sea llamado a solventar
dicha obligación alimentaria”, cfr. Herrera, Marisa, Estado, ciudadanía
Más allá de este requisito exigido, el actor podrá tam-
y democracia. Algunos silenciados del derecho de familia: el papel de
Lloveras, Nora, Tratado de derecho de familia (según el Código Civil y bién aportar prueba que acredite las posibilidades del los abuelos en la familia del siglo XXI, en JA, Supl. Actualidad, Buenos
Comercial de 2014), Santa Fe, Rubinzal-Culzoni, 2014, tomos III y IV. abuelo demandado de hacerse cargo de la obligación Aires, Abeledo-Perrot, 2011-I, fasc. 11, del 16-3-11.
4 Buenos Aires, viernes 1º de septiembre de 2017

Por otra parte, advirtió que en autos el actor no ha lo- pugna (conf. Fenochietto, Carlos Eduardo, Código Pro- el magistrado no tuvo en cuenta, un detalle que quedó
grado acreditar que las denuncias formuladas en su contra cesal Civil y Comercial de la Nación comentado, anota- debidamente acreditado en las causas ofrecidas como
hayan tenido más trascendencia que en los equipos de tra- do y concordado; tº 2, pág. 98), pues la argumentación prueba: que J. F. no era hija de la causante, por lo que
bajo del magistrado, analizando al respecto las declaracio- no puede transitar los carriles del mero inconformismo era esencial la estrategia que siguieron en orden a sem-
nes testimoniales prestadas en el expediente. (conf. Gozaíni, Osvaldo Alfredo, Código Procesal Civil brar dudas acerca de la identidad del cadáver exhumado
Señaló que si bien ambas denuncias fueron desesti- y Comercial de la Nación comentado y anotado, tº II, para poder “rapiñar” los fondos sucesorios. Más allá del
madas, de ello no se deriva necesariamente que se en- pág. 74). resultado final obtenido en la pericia genética practicada
cuentren reunidos los elementos que generen un supues- En esa inteligencia, en el escrito de fs. 435/38, no se por el Cuerpo Médico Forense (ver fs. 776/94 del expe-
to de responsabilidad civil en los denunciantes, dado atacan los verdaderos fundamentos que llevaron al señor diente nº 50.622/08), lo cierto es que en este expediente
que el carácter calumnioso de la acusación requiere juez de la anterior instancia a concluir como lo hiciera y no se está juzgando la filiación de aquélla con respecto
de dolo o de grave negligencia. Advierte que si bien el que he analizado anteriormente con detalle para que se al fallecido, sino si la actuación del juez actor pudo ha-
contenido jurídico de las valoraciones efectuadas por perciban claramente los defectos de la impugnación. En cer sospechar con algún fundamento a las denunciantes
el fiscal criminal o del representante del Consejo de la efecto, se sostiene en primer lugar que el a quo no con- acerca de su imparcialidad en su actuación en el proceso
Magistratura pueden merecer objeciones técnicas desde sideró una circunstancia determinante: que quedó de- referido.
el punto de vista de la dogmática civil, lo relevante para mostrado en autos que J. F. no era hija del de cujus, tal Es que, al margen de lo dudoso de los elementos apor-
el caso es que los planteos de los autores fueron compar- como surge de los expedientes ofrecidos como prueba tados al inicio de la pretensión sustentada por M. S. F.
tidos por actores institucionales, circunstancia que a su y que, de haberse procedido de inmediato a las pruebas (ver, al respecto, fotocopia de la pericia caligráfica llevada
juicio avala la decisión recaída en materia de costas en de ADN sin atender a las “disparatadas” denuncias y a a cabo en la causa penal a fs. 236/37 de esos obrados), lo
el proceso penal. la “proverbial y conocida morosidad” del Consejo de la concreto es que la tramitación de la exhumación del ca-
Frente a tan claros fundamentos, el Dr. L., a través de Magistratura, se hubiera evitado la percepción durante dáver del causante tiene circunstancias que el señor juez
su apoderado, efectúa argumentaciones que, es mi convic- años por parte de ella de los ingentes fondos que reci- de este expediente calificó con razón como “llamativas”.
ción, difícilmente pueden considerarse como que reúnen biera, por lo que rechaza la afirmación de la existencia En tal sentido, señaló las dilaciones para llevar a cabo la
los recaudos exigidos por el art. 265 del Código Procesal de un cuadro de sospecha. Por lo demás, J. convalidó lo medida desde que se dispuso y el escaso lapso entre la no-
para ser considerado una verdadera expresión de agravios. actuado por su representante legal y continuó la acusa- tificación a las demandadas y la concreción de ella, todo lo
Es que, como es sabido es principio reiterado, el memo- ción con el adecuado asesoramiento profesional. De la cual ninguna crítica mereció de parte del apelante.
rial, para que cumpla con su finalidad, debe constituir una misma manera, aduce que el juez no entiende la diná- Además, a mi juicio, resulta sumamente dudoso que
exposición jurídica que contenga un análisis serio, razona- mica del proceso penal en el cual el Ministerio Público la medida –catalogada por el demandante– como de
do y crítico de la sentencia apelada, para demostrar que es frente a una denuncia o querella particular requiere en “prueba anticipada”, reúna los recaudos exigidos por el
errónea, injusta o contraria a derecho. Deben precisarse, la mayoría de los casos la instrucción, pero ello no sig- art. 326 del Código Procesal en orden a los “motivos
pues, punto por punto, los errores, las omisiones y demás nifica prejuzgar sobre la seriedad del hecho investigado, suficientes para temer que la producción de la prueba
deficiencias que se le atribuyen al fallo. Las afirmaciones siendo que el hecho de no haber recurrido el régimen de pudiera resultar imposible o muy dificultosa” en la etapa
genéricas y las impugnaciones de orden general no reúnen costas en esa causa no tiene relevancia para la responsa- oportuna, tal como se lo señalara quien ejercía en aquel
los requisitos mínimos indispensables para mantener el bilidad civil. momento como Defensor Público de Menores e Incapa-
recurso. No constituye, así, una verdadera expresión de Reafirma la imputación de responsabilidad contra la le- ces –Dr. M. G. C.– en su dictamen de fs. 22/3 del expe-
agravios el escrito que sólo contiene afirmaciones dog- trada demandada, pues con la estrategia que pergeñó per- diente referido, sin perjuicio de destacar la omisión de la
máticas sin una verdadera crítica (conf. Fassi y Yáñez, mitió durante años que su codemandada usufructuara su palabra “conservación” de los restos tanto en el manda-
Código Procesal Civil y Comercial de la Nación comen- falsa identidad para gozar de los bienes relictos desde la miento que ordenaba la exhumación como en los oficios
tado, anotado y concordado, 3a. ed., tº 2 pág. 483 nº 15; declaratoria de herederos (10/6/02) hasta que el tardío exa- a la autoridad policial como lo dispusiera el juez en su
Palacio, Lino E., Derecho Procesal Civil, tº V, pág. 267; men de ADN pusiera en evidencia el ardid, a la luz de lo resolución de fs. 17 y vta. (ver fs. 81/3). Hubiera bastado
Fassi Código Procesal Civil y Comercial de la Nación y preceptuado por el art. 902 del Código Civil, dado que no para preservar los restos sepultados –como correctamen-
demás normas procesales vigentes comentado, anotado y podía ignorar la suerte adversa de las denuncias. te se lo sugirió el citado funcionario en ese dictamen sin
concordado, tº I, págs. 473/474; Fenochietto - Arazi, Có- Por último, no es cierta la afirmación de que no reclamó encontrar eco por parte del magistrado– con una orden
digo Procesal Civil y Comercial de la Nación comentado intereses, pues ello surge del punto 4.1 in fine de su escrito de prohibición de innovar sobre el respectivo féretro, dis-
y concordado, tº 1, págs. 836/837; Falcón - Colerio, Tra- inicial. poniendo su traslado a lugar seguro. Todos estos detalles
tado de Derecho Procesal Civil y Comercial, tº VIII, págs. Es decir, del extenso análisis que he creído necesario o circunstancias pudieron llevar a la madre de J. y a la
239/240; CNCivil, esta Sala, c. 134.750 del 17-9-93, c. efectuar para clarificar la cuestión sometida a decisión, letrada demandada a hacer dudar con razonable funda-
162.820 del 3-4-95, c. 202.825 del 13-11-96, c. 542.406 surge que no se atacan frontalmente los fundamentos de- mento de la imparcialidad del denunciado y es mi con-
del 2-11-09, c. 542.765 del 5-11-09, c. 541.477 del 17-11- cisivos que llevaron a concluir al señor juez en la impro- vicción que justifican tanto las denuncias formuladas en
09, c. 544.914 del 3-12-09, c. 574.055 del 4-4-11, entre cedencia de la pretensión inicial. No obstante y en aras el Consejo de la Magistratura y la justicia penal como la
muchas otras). de proteger sobremanera el derecho de defensa de rai- ratificación posterior de la entonces menor cuando llegó
En este sentido, la crítica concreta se refiere a la pre- gambre constitucional, efectuaré algunas consideraciones a la mayoría de edad.
cisión de la impugnación, señalándose el agravio, y lo para demostrar que no asiste razón en la emergencia al Realmente ignoro la “mecánica del proceso penal” en
de razonada alude a los fundamentos, bases y sustancia- recurrente. la que –según afirmación del recurrente– el Ministerio
ciones del recurso. Queda claro así, que debe tratarse de Hace hincapié en primer término en que todo el ple- Público, salvo excepcionalísimas ocasiones en que re-
un razonamiento coherente que demuestre, a la vez, el xo de justificativos de la conducta observada por las sulta claro que no se ha configurado el delito imputado,
desacierto lógico contenido en la sentencia que se im- demandadas cede ante una cosa que “increíblemente” requiere la instrucción del sumario o rara vez se imponen

Con lo cual creemos que dependerá del análisis de cada condición para proporcionar alimentos. No queda claro menos, que se acredite la instancia de mediación antes
caso la fijación del aporte alimentario, sin que se parta de cuál de los tiene mayor peso. de formular un reclamo contra los abuelos.
la base de una menor exigencia a los abuelos que a los Parecería ser que la mejor condición pesa entre dos ali- Además, se deberán seguir buscando nuevos mecanis-
progenitores, por ser su obligación subsidiaria a la de es- mentantes que están en igualdad de grado, es decir, que mos que garanticen el efectivo cumplimiento de la obliga-
tos últimos. tiene mayor relevancia la proximidad de grado entre ali- ción alimentaria, sin descargar la presión solamente contra
Debe ponderarse, por sobre todas las cosas, la solución mentante y alimentado por sobre la fortuna que tengan, la los abuelos de los menores, lo cual suele devenir en un
que mejor ampare los derechos del niño alimentado. Por cual solo tendrá relevancia cuando la discusión se suscite mayor enfrentamiento familiar en torno al menor. Las exi-
ello es que, en principio, no importa tanto a quién se le es- entre dos personas de igual grado. gencias deben pesar sobre todo en relación con los princi-
tá exigiendo la cuota, sino que esta cubra de un modo más pales obligados, que son los progenitores. En ese sentido
abarcativo las necesidades del beneficiario. son bienvenidos los arts. 550, 551, 552 y 553 del CCCN,
VI que traen nuevas herramientas para exigir el cumplimiento
b) La preferencia entre los parientes obligados alimen- Conclusiones
tarios de la prestación alimentaria.
En el fallo comentado se aplica el art. 668 del CCCN, El fallo de la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Co-
Por último, nos referiremos a un aspecto que puede mercial de Lomas de Zamora es atinado y práctico, pues
que le permite a la parte actora que reclama alimentos
prestarse a confusión, según como ha quedado legislado, permite que, en el mismo proceso de ejecución contra el pro-
que es el de la preferencia que existe entre los parientes formular un pedido de extensión de la cuota de alimentos
contra los abuelos paternos dentro del proceso de ejecu- genitor, se sustancie el reclamo contra los abuelos paternos.
obligados alimentariamente. Al conceder esta facilidad, protege el interés del menor
El art. 537 dice: “Los parientes se deben alimentos en el ción contra el progenitor, principal obligado.
Eso obedece a la flexibilización procesal que habilita necesitado de los alimentos y descarta cualquier rigorismo
siguiente orden: a) los ascendientes y descendientes. Entre formal que pudiera demorar o entorpecer la satisfacción
ellos, están obligados preferentemente los más próximos el nuevo articulado, buscando resolver de un modo más
práctico y eficiente el problema de los reiterados incum- de las necesidades alimentarias.
en grado”. Y más adelante agrega: “En cualquiera de los
supuestos, los alimentos son debidos por los que están en plimientos en la obligación alimentaria. VOCES: DERECHO CIVIL - CÓDIGO CIVIL Y COMERCIAL
mejores condiciones para proporcionarlos”. Así y todo, las nuevas normas del Código Civil y Co- - FAMILIA - OBLIGACIONES - ALIMENTOS - AC-
El mismo artículo utiliza dos criterios distintos de pre- mercial no deben devenir en ejercicios abusivos de los CIÓN CIVIL - JURISPRUDENCIA - RESPONSABILI-
ferencia: el de la proximidad de grado y el de la mejor derechos; es exigible, en la Ciudad de Buenos Aires al DAD PARENTAL
Buenos Aires, viernes 1º de septiembre de 2017 5

las costas al querellado cuando se desecha la denuncia momento se aluden a constancias del expediente que re-
desoyendo lo dispuesto por el art. 531 del Código Proce- velarían los motivos por los cuales en el caso particular de NOVEDADES 2017
sal Penal de la Nación, pero lo cierto es que la denuncia autos la decisión del señor juez de la anterior instancia se-
fue acompañada por quien ejercía esa función en el pro- ría errónea, de manera que la crítica formulada al respecto
ceso penal y la magistrada de primera instancia desesti- no podrá ser atendida en esta alzada (arts. 265 y 266 del
mó el pedido del acá actor para que se las impusieran a Código Procesal). María Elisa Petrelli
las denunciantes porque “la parte querellante pudo tener En definitiva, voto para que se confirme la sentencia de (coordinadora)
razón suficiente para litigar” (ver fs. 520 y vta. del expe- fs. 373/88 en todo cuanto decide y fue materia de agravio, Manual de derecho
diente penal nº 41.487/10). Y coincido con el señor juez con costas de alzada en el orden causado, por cuanto exis-
que al haber consentido esa decisión, esa conducta es de familia
ten al respecto las mismas razones que las expresadas en
posible considerarla jurídicamente relevante que pone al dicho pronunciamiento. ISBN 978-987-3790-51-5
Dr. L. en contradicción con la posterior al promover esta 456 páginas
demanda. Y no abundo en argumentaciones en torno a Los Señores Jueces de Cámara Doctores Racimo y Du-
dicha figura jurídica pues lo ha hecho suficientemente el puis por análogas razones a las expuestas por el Dr. Cala-
señor juez en su sentencia en consideraciones que tam- tayud, votaron en el mismo sentido.
bién fueron puestas de relieve por la Sala en anteriores Y Vistos:
oportunidades (ver mis votos en causas 374.434 del 26- En atención a lo que resulta de la votación de que ins- Venta telefónica: (11) 4371-2004
6-03 y 511.173 del 23-9-08 y en expte. nº 96.696-08 del truye el acuerdo que antecede, se confirma la sentencia de Compra online: ventas@elderecho.com.ar
12-6-16 y citas respectivas). fs. 373/88 en todo cuanto decide y fue materia de agravio www.elderecho.com.ar
Tampoco advierto que la Dra. M. N. haya pergeñado expreso, con costas de alzada en el orden causado.
la estrategia tendiente a que J. F. disfrutara durante años Es sabido que se encuentran legitimados para apelar las plimiento, que no se encuentra desmerecida por la producida
de los bienes relictos, toda vez que por las circunstan- regulaciones de honorarios quienes resulten beneficiados por la municipalidad demandada, la excepción opuesta resul-
cias puestas de relieve en la sentencia y en mi voto pudo por las mismas o aquella parte, directa o indirectamente, ta procedente.
llevarla a dudar razonablemente de la imparcialidad del obligada a su satisfacción. Toda vez que la parte apelante
magistrado interviniente. Es que, como ya he señalado de fs. 395 no es quien fuera condenada en costas en el pre- 3 – Toda la prueba rendida por la actora con la finalidad de
en anteriores ocasiones, incluso en una que me tocó votar sente, y que el Tribunal de apelación está facultado para acreditar la provisión a la accionada de una mayor canti-
en primer término donde era actor el magistrado aquí de- examinar de oficio la procedencia del recurso, así como dad de producto –césped sintético– y, consiguientemente, la
mandante (ver expediente nº 18.414/13 del 14-9-16), aun las formas en que se lo ha concedido, pues sobre el punto exigibilidad del pago respectivo no puede ser ponderada y
considerando que el denunciante ha actuado culposamen- examinada frente a la ausencia de la expresión escrita, re-
no está obligado ni por la conformidad de las partes ni
te (art. 1109 del Código Civil), cabe exigir la existencia presentada por la “adenda” que las partes, voluntariamente,
por la resolución del juez de grado (conf. Fassi, “Código
de una culpa grave o grosera, por cuanto debe procurarse pactaron en el contrato respectivo como “forma” exigible
Procesal...”, T. II, págs. 468 y 572; C.N.Civil, esta Sala, c.
preservar el interés social en la investigación y represión para exteriorizar su consentimiento y establecer sus derechos
27.643 del 6-8-88 y antecedentes allí citados; c. 134.706
de los delitos, esto es, la prudencia indica que no quepa y obligaciones respecto de cualquier modificación sobre él.
del 27-7-93, entre otros), corresponde declarar mal conce-
requerir una mayor diligencia que la que normalmente Es más, la ausencia de la forma escrita impuesta convencio-
dido su recurso, en lo que a los honorarios de los letrados
y de acuerdo a las circunstancias del caso correspondan nalmente determina que la actora directamente carezca de
de la actora y de la codemandada N. respecta, lo que así se
en una situación análoga (conf. Kemelmajer de Carlucci acción al respecto para reclamar como lo hizo en autos (art.
resuelve.
en Belluscio, Código Civil y leyes complementarias co- 210, cód. de comercio). R.C.
En atención al monto que resulta de la sentencia de fs.
mentado, anotado y concordado, t. 5 pág. 259; Parellada, 373/388, a la calidad, eficacia y extensión de la tarea reali- CNCom., sala D, junio 1-2017. – Commercial Carpets S.A. c. Muni-
Responsabilidad emergente de la denuncia calumniosa zada, etapas cumplidas y lo dispuesto por los arts. 6, 7, 9, cipalidad de Perito Moreno s/ ordinario.
o negligente, en J.A. 1979-III, 694, ap. IX; CNCiv. esta 37 y concs. de la ley 21.839, se confirma la regulación de
Sala, mis votos en causas 20.948 del 16-5-86 y 53.853 En Buenos Aires, a 1 de junio de 2017, se reúnen los
la Dra. M. N., letrada en causa propia; la del Dr. H. A. K.,
del 17-10-89), así como también que no toda denuncia Señores Jueces de la Sala D de la Excelentísima Cámara
patrocinante de la misma y la de los letrados patrocinantes
de delito es apta para generar responsabilidad civil en la Nacional de Apelaciones en lo Comercial de la Capital
de la codemandada F., Dres. L. C. C., M. C. G. P., J. C. R.
eventualidad de que el o los acusados fueran ajenos al Federal, con el autorizante, para dictar sentencia en la cau-
y L. M. N. V., por resultar ajustadas a derecho.
hecho (conf. mis votos en causas 365.237 y 336.740 del sa “Commercial Carpets S.A. c/ Municipalidad de Perito
Por la actuación cumplida en esta instancia, resultado
4-3-03 y 482.172 del 12-7-07; CNCiv. Sala “F”, voto de Moreno s/ ordinario”, registro nº 4827/2013, procedente
obtenido y lo dispuesto por el art. 14 del arancel, se regu-
la Dra. Conde, causa 233.407 del 6-4-98; Sala “G”, voto del Juzgado Nº 24 del fuero (Secretaría Nº 48), en los cua-
lan los honorarios de los Dres. M. A. A. y V. J. L., letrados
del Dr. Greco, en E.D. 175-399; Sala “I”, voto de la Dra. les como consecuencia del sorteo practicado de acuerdo
apoderados de la actora, en conjunto, en pesos ($.-), los de
Borda, en J.A. 1999-IV, 278 y voto de la Dra. Castro en con lo previsto por el art. 268 del Código Procesal, resultó
los Dres. N. y K., en conjunto, en pesos ($.-) y los de los
L.L. del 4-8-11, fallo nº 115.655), por lo que no es dable que debían votar en el siguiente orden, Doctores: Heredia,
Dres. R. y V., en conjunto, en pesos ($.-). Vassallo, Garibotto. El doctor Gerardo G. Vassallo no in-
requerir que la acusación aporte pruebas incontrastables
En virtud de lo dispuesto por el art. 28 del decreto terviene por hallarse en uso de licencia (RJN, 109).
de la autoría del delito de quien se acusa, en tanto la sola
1467/2011, modificado por el decreto 767/2016 (Anexo Estudiados los autos la Cámara planteó la siguiente
absolución del imputado no habilita de por sí la proce-
III, art. 1º, inc. e), se confirma la regulación de la media- cuestión a resolver:
dencia de la acción indemnizatoria (ver precedentes re-
dora M. N. S. por resultar baja y habérsela apelado sola- ¿Es arreglada a derecho la sentencia apelada?
cién citados).
mente “por alta”. Notifíquese y devuélvase. – Mario P.
Por estas consideraciones y los sólidos fundamen- A la cuestión propuesta, el Señor Juez de Cámara, doc-
Calatayud. – Fernando M. Racimo. – Juan C. G. Dupuis.
tos expuestos en la sentencia de primera instancia de fs. tor Heredia dijo:
373/88 –que comparto plenamente–, así como también los
escasos y genéricos argumentos que contiene el memorial 1º) La sentencia de primera instancia hizo lugar parcial-
de agravios, propicio la confirmatoria de dicho pronuncia- mente a la demanda promovida por Commercial Carpets
miento en lo que hace al fondo de la cuestión. Resta, por Contratos: S.A. contra la Municipalidad de la localidad Perito More-
último, examinar las quejas relativas a la distribución de no, Provincia de Santa Cruz, y condenó a tal entidad gu-
costas sustentadas por ambas demandadas.
Excepción de no cumplimiento contractual: bernamental a pagarle a la actora la suma de $136.592,60,
Con relación a la abogada N., contrariamente a lo que art. 1201 del cód. civil; aplicación; requisi- con más intereses a la tasa activa del Banco de la Nación
parece entender, el señor juez expresamente refirió que tos; procedencia; forma convencional; esta- Argentina, imponiendo las costas en un 25 % a la deman-
ella no había intervenido en la denuncia ante el Conse- dante y en el 75 % restante a la demandada.
jo de la Magistratura, sino que lo había hecho junto a blecimiento; efectos. Para así decidir, tuvo por probada la relación contrac-
su padre en la denuncia penal contra el Dr. L. (ver fs. 1 – Si, como ocurre en la especie, el dueño de la obra (la mu-
tual que unió a las partes según resulta del “Contrato de
380, último párrafo), en la que actuó como asesora letrada nicipalidad demandada) resiste el pago del precio conveni-
compraventa e instalación de césped sintético” de fs. 32/34
de la denunciante, pero de ninguna manera surge que la do alegando el incumplimiento del empresario (la actora),
(reservadas). Consideró infundada la alegación de la de-
promoción de la demanda en su contra fuera maliciosa ello importa propiamente el ejercicio de la facultad previs-
mandada relativa a que había cumplido con la totalidad
o temeraria, sino que el actor, pese al resultado negativo ta por el art. 1201 del cód. civil de 1869, del que se infiere
de las obligaciones del contrato y que no adeudaba suma
que obtuvo de su pretensión, pudo creerse objetivamente sin esfuerzo interpretativo la falta de razón de la apelación
alguna a la actora, pues no había acompañado ningún ins-
con derecho suficiente para promoverla y, entonces, se examinada cuando critica al fallo por haber encuadrado la
trumento que respaldara sus dichos. Señaló que, conforme
configura la hipótesis del segundo párrafo del art. 68 del cuestión, precisamente, en la excepción de no cumplimiento
había quedado acreditado con el peritaje contable, existía
Código Procesal. un saldo pendiente de pago del precio estipulado en el con-
contractual regulada por esa norma, cuya cita viene impuesta
En cuanto a la codemandada F., si bien es cierto que la trato; esto es así, considerando no solo el monto total acor-
en razón de lo dispuesto por el art. 7º, párr. 2º, del cód. civil y
eximición al principio de la derrota que estatuye la citada dado de $1.315.440, sino también el IVA correspondiente.
comercial de la Nación (ley 26.994).
norma procesal es de carácter restrictivo, por cuanto quien Analizó los montos percibidos por la actora, según resul-
somete una cuestión a la decisión judicial, es porque cree 2 – Dado que, opuesta la excepción de no cumplimiento con- taba del referido peritaje, para concluir que se adeudaba la
que le asiste razón para peticionar como lo hace, lo real tractual, corresponde al excepcionado (no al excepcionante) suma de $39.792,60, con más intereses. En lo que refiere
es que más allá de que en el memorial se citan criterios la carga procesal de acreditar, como hecho constitutivo de al reclamo efectuado con base en lo pactado en la cláusula
doctrinarios y jurisprudenciales acerca de los principios su reclamo, que ha cumplido, cabe concluir que, al haber 8ª del contrato (fs. 33, documentación reservada), sostuvo
generales que regula el régimen de las costas, en ningún rendido la parte actora convincente prueba de su propio cum- que la postura adoptada por la demandada importó la opo-
6 Buenos Aires, viernes 1º de septiembre de 2017

sición de la exceptio non adimpleti contractus, pero que si el total comprometido fue de $1.591.682,40 ($1.315.440 para la construcción de la base en cuestión, lo que impli-
la única prueba producida por la demandada, a saber, la más el IVA del 21 % según se expuso) y lo pagado trepó a ca la documentación ejecutiva de la obra. Posteriormente,
testimonial, resultaba insuficiente para repeler el reclamo. $1.551.825,98 quiere ello decir que la demandada todavía con dicha documentación, viajó al lugar de la obra donde
En consecuencia, admitió el concepto indicado por la suma adeuda $39.856,42. se entrevistó con un asesor de la Municipalidad, que (…)
de $80.000 más IVA. Por último, desestimó lo peticionado Esta última cantidad es, ciertamente, superior a la de se apellidaba G. Con él revisó y ajustó la documentación
a título de “césped adicional” que dijo haber provisto la ac- $39.792,60 indicada en la sentencia de primera instan- explicando la construcción de la base paso a paso…” (fs.
tora, en tanto no se había dado cumplimiento a lo previsto cia (fs. 269). Empero, no corresponde modificar esa cifra 173, respuesta 3ª). Al ser repreguntado por la demandada
en la cláusula 2ª del contrato en cuanto a que cualquier mo- fijada en la instancia anterior pues, al no haber concre- acerca de cuántas veces viajó al lugar de la obra en la lo-
dificación debía efectuarse a través de una addenda. to agravio de la actora sobre su cuantía, un incremento calidad de Perito Moreno contestó que “… Sólo un día y
equivaldría una reformatio in peius de la parte demandada estuvo parte de la mañana y toda la tarde, no recordando
2º) Ambas partes apelaron el pronunciamiento reseñado
(conf. Rivas, A., Tratado de los recursos ordinarios, Bue- hasta qué hora con exactitud (…) estuvo lo suficiente para
(fs. 272 y 274).
nos Aires, 1991, t. 2, ps. 859/860, nº 424; conf. doctrina despejar todas las dudas que se le plantearon…” (fs. 174,
La demandada expresó agravios a fs. 292/294, los que
CNCom. Sala D, 10/12/2007, “Supercemento S.A. c/ Vo- respuesta a la 2ª repregunta).
fueron contestados por la actora a fs. 305/306.
laduras Córdoba S.A. s/ ordinario”). Muestra el precedente testimonio que, en efecto, valién-
Commercial Carpets S.A. expuso sus críticas en el es-
Consiguientemente, el primer agravio de la demandada dose de la actuación del arquitecto P., cumplió la actora la
crito de fs. 295/297, que recibió la respuesta de fs. 304.
debe ser rechazado. dirección de obra y supervisión comprometida según la
3º) Comienzo por señalar que la lectura del instrumen- recordada cláusula 8ª.
5º) En su segunda queja, la Municipalidad de la locali-
to que las partes denominaron “Contrato de compraventa Vale la pena referir que la testigo E. G. corroboró que el
dad de Perito Moreno cuestiona que se hubiese admitido
e instalación de césped sintético” revela la presencia, en arquitecto P. fue “… el responsable de la supervisión de la
el reclamo vinculado al importe pactado en la cláusula 8ª
rigor, de un negocio atípico mixto, ya que combina pres- base…” (fs. 144, respuesta 2ª); y que en el mismo sentido,
del contrato que unió a las partes. Sostiene al respecto que
taciones que son las correspondientes a distintos contratos el señor J. A. B., gerente de ventas nacionales de la actora,
su parte, contrariamente a lo resuelto en el fallo recurrido,
típicos (conf. Aparicio, J., Contratos, Buenos Aires, 1997, sostuvo que la asesoría técnica fue brindada por el men-
no opuso ninguna excepción de cumplimiento contractual,
t. 1, p. 145, nº 110). cionado profesional (fs. 183, respuesta 7ª).
sino que directamente invocó la inexistencia o inejecución
En efecto, por una parte, el negocio se muestra como una La demandada ha impugnado la eficacia probatoria de
de las prestaciones referidas en la apuntada cláusula y que,
compraventa, por la cual la actora enajenó a la municipa- estos testimonios alegando ser imprecisos, genéricos y pro-
frente a ello, la actora no aportó elementos de juicio de-
lidad demandada una cantidad determinada de césped sin- venientes de empleados o sujetos contractualmente vincula-
mostrativos de haber asumido efectivamente la dirección
tético por un precio que se fijó en $1.315.440, monto que dos a la actora, como en el caso del arquitecto mencionado.
de la obra, o bien indicativos de las personas que intervi-
también aprehendía otros conceptos –complementos de ins- Sin embargo, ello no es atendible. En primer lugar porque
nieron en su ejecución, tiempo insumido, etc. Refiere que
talación, servicio de colocación, granulado de caucho y mar- los testigos, en el aspecto que aquí interesa, fueron claros
los testimonios ofrecidos por su parte comprueban que la
cación de líneas reglamentarias– (cláusulas 1ª y 2ª). Pero por y explicativos, no advirtiéndose contradicciones esenciales
actora no cumplió aquello a lo que se obligó según la refe-
otra parte, el negocio también se exhibe como una locación entre ellos (art. 456 del Código Procesal). Asimismo, como
rida cláusula y que, por el contrario, los testimonios apor-
de obra, ya que la actora se comprometió a instalar o colocar lo ha destacado la jurisprudencia de esta Cámara, la cir-
tados por su adversaria para acreditar la ejecución contrac-
el aludido césped (cláusula 3ª). Asimismo, la actora asumió cunstancia de tratarse de un dependiente o exdependiente
tual no resultan convincentes (fs. 292 vta./294 vta.).
la dirección y supervisión de la obra relacionada con la pre- no pone por sí mismo en tela de juicio la veracidad de lo
Para comenzar diré que si, como ocurre en la especie, el
paración de la superficie o base donde se colocaría el césped declarado, en razón de tratarse de un testigo necesario por
dueño de la obra (la municipalidad demandada) resiste el
sintético, cobrando por dicha dirección y supervisión una su intervención directa y personal en el aspecto de que se
pago del precio convenido alegando el incumplimiento del
contraprestación específica de $80.000 (cláusula 8ª). trata, lo cual le permitió acceder al efectivo conocimiento
empresario (la actora), importa ello propiamente el ejerci-
Aclarado ello, razones de orden expositivo imponen de los hechos (conf. CNCom. Sala D, 13/12/1990, “Galas
cio de la facultad prevista por el art. 1201 del Código Civil
comenzar por el tratamiento de los agravios de la parte Color”; íd. Sala D, 25/5/2001, “Abocon S.A. c/ Blanca Nie-
de 1869 (conf. Borda, G., Tratado de Derecho Civil - Con-
demandada. ve S.R.L. s/ ordinario”; íd. Sala D, 29/11/2006, “Ernesto
tratos, Buenos Aires, 2005, t. II, p. 67, nº 1092; Lorenzet-
4º) Critica la Municipalidad de la localidad de Perito ti, R., Tratado de los Contratos, Santa Fe, 2004, t. II, p. Ricardo Hornus S.A. c/ Ingalfa S.A. s/ sumario”; íd. Sala
Moreno la admisión del monto reclamado en concepto de 754, nº 2), de donde se infiere sin esfuerzo interpretativo D, 14/2/2007, “Recupero Energético SA c/ Camuzzi Gas
saldo pendiente correspondiente al precio de la carpeta la falta de razón de la apelación examinada cuando critica Pampeana S.A.”; íd. Sala D, 18/4/2007, “La Equitativa del
de césped vendida. Al respecto, aduce que la actora omi- al fallo por haber encuadrado la cuestión, precisamente, Plata S.A. c/ EDESUR”; íd. Sala D, 19/9/2007, “Conver-
tió especificar cómo se compondría tal saldo, al par que en la excepción de no cumplimiento contractual regulada ques S.R.L. s/ quiebra s/ inc. extensión de quiebra”; íd. Sa-
puntualiza que en momento alguno dicha parte indicó que por esa norma, cuya cita viene impuesta en razón de lo la C, 1/8/1989, “O. Ferrari S.R.L. c/ Cía. Instrumental del
reclamaba en autos el IVA sobre el precio convenido en el dispuesto por el art. 7, segundo párrafo, del Código Civil y Litoral S.A.”; íd. Sala C, 8/9/1989, “Heinen de la Torre”;
contrato, por lo que la ponderación del quantum corres- Comercial de la Nación (ley 26.994). íd. Sala C, 29/12/1992, “Desar S.A. c/ Transporte Intercap
pondiente a tal impuesto transgrede el principio procesal Observado lo anterior, cabe recordar que, en casos como S.A.”; íd. Sala E, 21/3/2003, “Omega Coop. de Seg. Ltda. c/
de congruencia. De otro lado, sostiene necesaria la ponde- el de autos, opuesta la excepción de no cumplimiento con- Cencosud S.A.”; etc.). A lo que cabe añadir, todavía, que la
ración del peritaje contable, del que resultarían la inexis- tractual corresponde al excepcionado (no al excepcionante) fuerza de convicción de los indicados testimonios también
tencia de deuda por el concepto indicado (fs. 292 y vta.). la carga procesal de acreditar, como hecho constitutivo de deriva del hecho de que la demandada ahora apelante no
De la lectura del contrato suscripto por las partes resulta su reclamo, que ha cumplido. El fundamento es que si quien recurrió a la justicia penal aduciendo la existencia de falsas
con claridad que el recordado precio de $1.315.440 que no se excepciona tuviere que acreditar el no cumplimiento, de- declaraciones (conf. CNCom. Sala D, 13/5/2008, “Argentoil
incluía “… el IVA del 21 %...” (cláusula 2ª). Concordante- bería probar un hecho negativo, con la dificultad que ello S.A. c/ Soft Pack S.A.”; íd. Sala D, 16/10/2009, “ABB S.A.
mente, se acordó que el pago del indicado precio se frac- importa. En cambio, la prueba del cumplimiento por el ex- c/ Nobleza Piccardo S.A.I.C. y F. s/ ordinario”; íd. Sala D,
cionaría en cuatro: a) mediante el abono de un anticipo de cepcionado no debería ofrecer dificultad (conf. Llambías, J. 11/3/2014, “Softmind Sistemas SA c/ Obra Social del Pers.
$394.632 más IVA: b) contra entrega del césped sintético un y Alterini, A., Código Civil Anotado, Buenos Aires, 1982, t. Rural y Estibadores de la Rep. Arg. s/ ordinario”; íd. Sala
pago de igual entidad; y c) un tercer y cuarto abonos cada III-A, p. 173; Borda, G., Tratado de Derecho Civil - Obliga- B, 27/8/1991, “Torreiro, Oscar c/ Vilas, Jorge”; íd. Sala B,
uno por $263.088 más IVA (cláusula 6ª). Así pues, bien se ciones, Buenos Aires, 1998, t. II, p. 189, nº 1296; Aparicio, 29/6/2007, “Ripio, Javier c/ Sagazola S.A. s/ ordinario”;
advierte que la obligación dineraria contractualmente asumi- J., ob. cit., t. 3, ps. 482/483, nº 1522). etc.). Súmase a lo expuesto, en fin, que varios de los testi-
da por la parte demandada trepaba, en este aspecto, a la can- Pues bien, a mi modo de ver, la parte actora rindió con- gos ofrecidos por la demandada, sobre cuyas declaraciones
tidad de $1.591.682,40 resultante de los $1.315.440 incre- vincente prueba de su propio cumplimiento, que no se en- pretende apoyar su defensa, también ostentan el carácter de
mentado en el 21 % ($276.242,40) por aplicación del IVA. cuentra desmerecida por la producida por la municipali- dependientes suyos, lo que denota una inadmisible actitud
Precisado lo anterior, no es cierto que el escrito de de- dad demandada. dual en orden a la validez de este tipo de testimonios, no
manda no hubiera contenido pretensión alguna relaciona- Veamos. llamando la atención sobre el particular si son propios, pero
da con el IVA. Por el contrario, toda vez que el reclamo (a) Varios testigos ofrecidos por la accionante resulta- sí siendo ajenos.
monetario allí explicitado partió del cómputo de tal im- ron contestes en cuanto a que dicha parte dio cumplimien- Por otro lado, se advierte que la demandada no acreditó
puesto como concepto contractualmente a cargo de la mu- to a las tareas comprometidas en la cláusula 8ª que, como que los trabajos encomendados en la cláusula 8ª hubie-
nicipalidad accionada (fs. 35 vta.), forzoso es concluir que se recuerda, se relacionaban con la dirección de obra y su- ran podido llevarse a cabo en una modalidad y/o tiempo
el quantum respectivo fue demandado. Y, en función de pervisión de la “preparación de la base” o superficie sobre distintos a los referidos por el arquitecto P., siendo que
ello, no corresponde juzgar violentado el principio proce- la cual se colocaría el césped sintético. no se previó un plazo para la realización de los mentados
sal de congruencia, para hacer jugar el cual, valga señalar- En efecto, el arquitecto J. V. P., especialista en la cons- trabajos, ni se detalló cómo se daría cumplimiento a lo allí
lo, el juez no está constreñido por las palabras utilizadas trucción de pisos deportivos, declaró que la obra de “pre- previsto. De tal forma, incumplió con la carga que deriva
en el pleito, sino por su verdadero sentido (conf. Palacio, paración de la base” estaba a cargo de la municipalidad del art. 377 del Código Procesal, con las consecuencias
L. y Alvarado Velloso, A., Código Procesal Civil y Comer- demandada (fs. 173, respuesta 6ª) y que su tarea profesio- que derivan de dicha omisión.
cial de la Nación, explicado y anotado jurisprudencial y nal fue la de asesoramiento y elaboración de la documen- Por último, cabe destacar que en modo alguno surge
bibliográficamente, Santa Fe, 1988, t. 2, p. 119). tación ejecutiva de la obra. Concretamente, declaró haber de la redacción de la cláusula 2ª del contrato que la obra
Así las cosas, según lo informó el peritaje contable, realizado trabajos de asesoramiento para Commercial Car- incluyera “la preparación del terreno, con operarios que
la municipalidad demandada hizo pagos por un total de pets S.A. en una obra en Perito Moreno (fs. 172/173, res- lleven a cabo la remoción de tierra, delimitación del lugar
$1.551.825,97 (suma de los recibos contabilizados en los puestas 1ª y 2ª) y en particular dijo que “… considerando donde se instalará el césped, preparación del suelo para
libros de la actora, fs. 197, punto 5º), cantidad con la que las características del lugar, confeccionó los pliegos de la colocación de arena especial, horneada y tamizada de
aquella manifestó su acuerdo (fs. 204 y 261). Por lo tanto, especificaciones técnicas y planos generales y de detalle granulometría 40/45, trabajo de los peones”, como alega
Buenos Aires, viernes 1º de septiembre de 2017 7

la demandada (fs. 293); por lo que cabe desestimar lo in- al rechazo de su reclamo por el precio correspondiente al vil, comentado y anotado, Buenos Aires, 2008, t. II, p. 184),
vocado en dicho sentido. “excedente” de césped sintético que dijo haber provisto al constituir el documento escrito pactado una función de
(b) De otro lado, la actora acompañó una carta docu- sin que le fuera pagado. presupuesto de existencia y validez del contrato, todo acuer-
mento mediante la cual intimó a la demandada al pago de A mi modo de ver, la queja no puede ser admitida. do de voluntades no documentado, priva de efectos al nego-
las sumas luego reclamadas en los autos, entre ellas, los La obligación de pago asumida por la municipalidad cio jurídico. Se dice, en este sentido, que forma dat esse rei.
$80.000 más IVA de que aquí se trata (fs. 30, reservada). demandada en cuanto a la venta y colocación del césped Como lo explica Roca Sastre para el derecho español
La autenticidad de esa carta documento fue comprobada sintético se refirió a un precio de $1.315.440 que fue espe- pero con conceptos igualmente aplicables al derecho pa-
mediante el informe de fs. 159, y frente a su recepción la cíficamente calificado como “… total…” en la cláusula 2ª trio, cuando las partes pactan la forma solemne, no quedan
demandada observó silencio. del contrato (fs. 32, reservada). jurídicamente obligadas mientras no se llene la forma pac-
Pues bien, esta Sala tiene dicho que el silencio guarda- Esa calificación dada al precio convenido, fue refor- tada. El oferente que haya puesto por condición el con-
do frente a misivas del tenor de la referida no puede, como zada, además, con la siguiente estipulación inserta en la trato por escrito, no queda vinculado mientras esta forma
regla, entenderse como una aceptación de lo que en ellas misma cláusula: “… La vendedora no tendrá derecho a no se llene. Lo mismo puede hacer el aceptante. Estas re-
pudiera indicarse. Esto es así, porque el contenido de no- requerir ajustes de precios por ningún concepto, en tanto servas impiden la existencia del ligamen obligacional y
tas como las aludidas, aunque no sea contestado, no es su- la compradora no agregue tareas a realizar según lo pac- pueden retirarse en cualquier momento. La extensión del
ficiente para tener por acreditado lo que se afirma en ellas, tado en la cláusula primera. Cualquier modificación sobre documento constituye una condición del negocio, pues las
pues no deja de ser una aseveración unilateral del remi- el presente contrato de compraventa y convenio de pago, partes lo han impuesto como requisito esencial para la va-
tente que el destinatario no está obligado a rebatir (conf. se materializará a través de ‘adenda’ al mismo, celebrada lidez y existencia del contrato, de manera que este último
CNCom. Sala D, 15/5/2007, causa nº 79.918/2003 “López entre la vendedora y la compradora…”. no ha de considerarse aún terminado, o de considerarse
Mendez, Osvaldo Horacio c/ Pallotti, Ricardo y otro”; íd. En otras palabras, cualquier precio en exceso del referi- simplemente “en proyecto” mientras no se llene la forma.
Sala D, 22/10/2007, causa nº 84.808 “Sirolli, Nélida Dora do “total” tenía que responder o relacionarse con una mo- La convención, aunque intrínsecamente perfecta, no existe
c/ Fernández Alberto y otro”; íd. Sala D, 4/2/2008, causa dificación especialmente instrumentada en una “adenda”. sin la forma pactada. Ha de estimarse que los interesados
nº 19.994/2001 “Diseños y Construcciones S.A. c/ Banco Así pues, la sujeción a la expresión escrita (adenda) que no han querido quedar obligados sólo por la palabra. Por
Sudameris Argentina S.A. s/ ordinario”; CNCiv. Sala K, las partes convinieron para hacer viable el reclamo de un tanto, mientras el documento no esté extendido perfec-
13/10/1992, “Quintana de García, Tarsilia c/ Bordoli, Ida”, precio distinto del “total” libremente convenido, implicó tamente, tampoco existe perfectamente el contrato (conf.
LL 1994-B, p. 312, con nota de Compagnucci de Caso, R., el establecimiento por ellas de una “forma convencional” Roca Sastre, R., ob. cit., ps. 110/111; en igual sentido:
El silencio como manifestación omisiva de la voluntad; con el valor de una solemnidad absoluta, una “forma cons- Díez-Picazo, L., Fundamentos del derecho civil patrimo-
Méndez Sierra, E., El silencio frente a la buena fe y a los titutiva” y no meramente ad probationem, ya que no se nial, Civitas, Madrid, 1996, ps. 256/257, nº 8).
requerimientos privados, LL 1994-A, p. 670; etc.). entendería prestado el consentimiento a una mayor obliga- De su lado, el art. 210 del Código de Comercio dispo-
Empero, si bien lo anterior constituye una regla, nada ción de pago sino a través, precisamente, de la forma im- nía que “… Los contratos para los cuales se establecen
impide que excepcionalmente se asigne a las misivas in- puesta convencionalmente (conf. Videla Escalada, F., Con- determinadamente en este Código formas o solemnidades
contestadas un valor probatorio cuando lo que resulta de tratos, Buenos Aires, 1973, p. 150); y en esas condiciones, particulares, no producirán acción en juicio si aquellas
ellas se encuentra corroborado por otras probanzas (conf. la situación de autos quedó indudablemente aprehendida formas o solemnidades no han sido observadas…”.
CNCom. Sala D, 2/9/2010, “La Nueva Cooperativa de Se- por lo que disponían los arts. 975 del Código Civil y 210 Aunque este último precepto alude a las “formas le-
guros Ltda. c/ Orrequia, Graciela Julia s/ ordinario”). del Código de Comercio, y por las consecuencias jurídicas gales”, también se aplica cuando –como ocurre en el ca-
Y tal es, justamente, lo que acontece en el sub lite, pues que de ellos resultan. so– se hubiera impuesto una forma convencional o pacta-
habiéndose acreditado, según lo expuesto, el cumplimien- Veamos. da (conf. Siburu, J., Comentario del Código de Comercio
to por la actora de las tareas comprometidas en la cláusula De acuerdo al art. 975 del Código Civil, en los casos Argentino, precedido de una generalización del derecho
8ª, el silencio guardado por la demandada frente a la refe- “… en que la expresión por escrito fuere exclusivamente comercial, Buenos Aires, 1923, t. IV, ps. 55/56, nº 860).
rida carta documento intimatoria de su contraria no puede (…) convenida, no puede ser suplida por ninguna otra Teniendo ello en cuenta, la doctrina del art. 210 del có-
sino interpretarse como elemento de juicio desfavorable a prueba, aunque las partes se hayan obligado a hacerlo digo mercantil concuerda sustancialmente con lo estable-
su posición (conf. CNCom. Sala D, 29/8/2013, “Campos y por escrito en un tiempo determinado, y se haya impuesto cido por el recordado art. 975 del Código Civil (conf. Cer-
Ganados S.A. c/ Fideicomiso El Ojo s/ ordinario”). cualquier pena; el acto y la convención sobre la pena son mesoni, F., Contratos Comerciales, Buenos Aires, 1922, p.
(c) La única prueba producida por la demandada en su de ningún efecto…”. 250; Gastaldi, J., Introducción al estudio de los contratos
defensa, a saber, la testimonial, resulta insuficiente frente Es decir, “convenida” por las partes la expresión es- comerciales - su relación con los contratos civiles, Buenos
a lo expuesto en los apartados precedentes. crita, no pueden ellas eludirla acreditando el negocio ju- Aires, 1985, p. 61; Martorell, E., Tratado de los contratos
En efecto: interrogados sobre las condiciones en que rídico mediante una forma o una prueba supletoria. No de empresa, Buenos Aires, 1993, t. I, p. 170).
se ejecutaron las obras de instalación de la cancha de cés- cabe, según esa norma, ninguna otra forma que la conve- Y, por ser ello así, omitida la forma escrita pactada, re-
ped sintético, sobre quién preparó el terreno y quién llevó nida, ni ésta puede “ser suplida por ninguna otra prueba”. sultan del art. 210 del Código de Comercio las siguientes
adelante la supervisión de la obra, los testigos P., A. y Q. Y cuando, como ocurre en la especie, en el negocio de consecuencias: (a) la falta de la forma exigible determina
dijeron desconocerlo (fs. 234, 235 y 236). primer grado (o sea, el contrato del 16/9/2010, limitado a la nulidad del acto (conf. Fernández, R. y Gómez Leo, O.,
Tampoco aporta nada la declaración del testigo R. de la provisión e instalación de 7200 m2, por el precio “total” Tratado teórico-práctico de derecho comercial, Buenos
la T. Ello es así porque su afirmación de haber sido la de $1.315.440) se subordina el negocio de segundo gra- Aires, 1993, t. III-A, p. 70); (b) no es dado probar el con-
municipalidad demandada la que encaró, con intervención do (o sea, la eventual modificación del anterior) a la ex- trato por otros medios, quedando impedida, por ejemplo,
de una tercera empresa, las tareas de “preparación de la presión escrita, entonces esta última forma tiene carácter la prueba de testigos, la confesión extrajudicial y hasta
base”, nada predica contra la actora toda vez que esta últi- constitutivo del negocio de segundo grado y, por tanto, su las presunciones de hecho (conf. Segovia, L., Explicación
ma, de acuerdo a la recordada cláusula 8ª, solamente había ausencia, lo torna “nulo, de nulidad absoluta e inconfirma- y crítica del nuevo Código de Comercio de la República
asumido la dirección y supervisión de la obra, esto es, un ble” pues, como lo expresaba el recordado art. 975, es de Argentina, Buenos Aires, 1892, t. I, p. 247, nota nº 770;
opus intelectual pero no su ejecución material (sobre la di- ningún efecto (conf. Spota, A., Tratado de Derecho Civil - ídem, 2da. edición, Buenos Aires, 1933, t. I, p. 177, nota
ferencia entre el locador de obra material y la dirección de Parte General, Buenos Aires, 1958, t. I, vol. 3-7, ps. 54/55, nº 770) y (c) se priva a las partes de toda acción en juicio.
obra como tarea intelectual, véase: Spota, A., Instituciones nº 2014) o bien “inexistente” pues la forma escrita omitida Como consecuencia de todo lo expuesto hasta aquí, no
de Derecho Civil, Buenos Aires, 1979, t. V, p. 309). importa ausencia absoluta de un elemento indispensable, queda más que desestimar el agravio de la parte actora
(d) La suerte adversa del agravio que ya se entrevé, que- estructural o constitutivo, que hace al nacimiento mismo pues, ciertamente, toda la prueba que rindiera con la fi-
da sellada asimismo por el hecho de que en momento algu- del acto o negocio a la vida jurídica (conf. Roca Sastre, R., nalidad de acreditar la provisión de una mayor cantidad
no la demandada invocó y probó que la dirección de obra y Estudios de Derecho Privado, Editorial Revista de Dere- de césped sintético y, consiguientemente, la exigibilidad
supervisión llevada adelante por el arquitecto P. hubiera si- cho Privado, Madrid, 1948, p. 98). del pago respectivo, no puede ser ponderada y examinada
do insuficiente o alejada de las expectativas tenidas en vista Dicho con otras palabras, en la hipótesis examinada, la frente a la ausencia de la expresión escrita, representada
al convenirse la referida cláusula 8ª. Antes bien, lo que cabe forma escrita pactada es exigida como solemnidad abso- por la recordada “adenda” que las partes, voluntariamente,
suponer es que la tarea de dicho profesional realizada en luta (conf. Salvat, R. y Romero del Prado, V., Tratado de pactaron como “forma” exigible para exteriorizar su con-
nombre de la actora fue satisfactoria, a punto que permitió Derecho Civil Argentino - Parte General, Buenos Aires, sentimiento y establecer sus derechos y obligaciones res-
a la municipalidad demandada (o a la tercera empresa que 1951, t. II, p. 217, nº 1642; Belluscio, A. y Zannoni, E., pecto de “cualquier modificación sobre el (…) contrato”.
Código Civil y leyes complementarias, comentado, anota-
contrató a ese efecto) cumplir con la etapa de “preparación Es más: la ausencia de la forma escrita impuesta conven-
do y concordado, Buenos Aires, 1994, t. 4, p. 470; Bueres,
de la base” y, sin que entonces se levantara reclamo alguno, cionalmente, determina que la actora directamente carezca
A. y Highton, E., Código Civil y normas complementa-
pasar a la etapa de colocación del césped sintético, lo cual sí de acción al respecto, para reclamar como lo hizo en autos
rias. Análisis doctrinal y jurisprudencial, Buenos Aires,
estaba materialmente a cargo de la actora. (art. 210 del Código de Comercio).
2006, t. 2-B, p. 728, nº 2).
En suma, también juzgo improcedente la segunda queja
Por ello, además de que, como se dijo, no es dado a las 7º) Ambas partes apelan la condena en costas (fs. 294 vta.
de la parte demandada.
partes probar el acto o negocio jurídico por otros medios y 297 y vta.) para el caso de que sus agravios prosperen.
6º) Concluido el examen del memorial de la deman- (conf. Llambías, J., Código Civil Anotado, Buenos Aires, Considerando que los recursos interpuestos por los
dada, paso al de la actora cuyo primer agravio se refiere 1979, t. II-B, p. 152; Cifuentes, S. y Sagarna, F., Código Ci- contrincantes serán rechazados en su totalidad, y dado el

Interior: Bahía Blanca: Notas Jurídicas: Tel. (0291) 4527524 / La Plata: Eliana Roca Tel. (011) 1522570080 / Mar del Plata: Jorge Rabini Tel./Fax (0223) 4893109 / Córdoba: Alveroni Libros Jurídicos (0351) 4217842
Mendoza, San Juan, San Luis: José Graffigna Tel. (0261) 1534849616 / S. S. Jujuy: Librería Universitaria Tel./Fax (0388) 4237963 / San Miguel de Tucumán: Bibliotex Tel. (0381) 4217089
Noreste: Jorge Thea Tel. (011) 1564660335 / Patagonia: Nelson Ramírez Tel. (011) 1564629553
Buenos Aires, viernes 1º de septiembre de 2017 Nº 14.257 AÑO LV

Primer Director: Jorge S. Fornieles (1961 - 1978)

Propietario Universitas S.R.L. Cuit 30-50015162-1


Tucumán 1436/38 (1050) Capital Federal

Redacción y Administración:
Tel. / Fax: 4371-2004 (líneas rotativas)
D i a r i o d e D o c t r i n a y J u r i s p r u d e n c i a e-mail: elderecho@elderecho.com.ar • www.elderecho.com.ar

alcance que dieran a las apelaciones sobre las expensas, 5 – Si las Provincias han delegado la facultad de dictar el Có- resultaría suficiente con la manifestación de voluntad de
cabe mantener la condena en costas dispuesta por la juez digo Civil y Comercial al Congreso de la Nación y tenien- la parte otorgante de ser representada por el letrado que
a quo. do en cuenta el carácter netamente procesal de las reglas señale (CACC, Dolores, Causa “F., T. s/ Sucesión” sent.
que sobre la acreditación del mandato establece el art. 47 de 4-4-2016).
8º) Por lo expuesto propongo al acuerdo confirmar la
del cód. procesal civil y comercial (que fuera redactado en Por otra parte, debe resaltarse que las Provincias han de-
sentencia de primera instancia en todo lo que fue materia
de apelación. Cada parte cargará con las costas de su pro-
consonancia con el articulado del anterior Código Civil, art. legado la facultad de dictar el Código Civil y Comercial al
pio recurso (art. 68, primera parte, del Código Procesal).
1184, inc. 7º), no resulta admisible que la legislación local Congreso de la Nación y teniendo en cuenta el carácter ne-
Así voto.
limite el alcance establecido por la normativa de fondo. tamente procesal de las reglas que sobre la acreditación del
6 – No puede entenderse de la prescripción del art. 47 del cód.
mandato establece el artículo 47 del CPCC (que fuera re-
El señor Juez de Cámara, doctor Garibotto adhiere al dactado en consonancia con el articulado del anterior Cód.
procesal civil y comercial, que ha sido dictado con anteriori-
voto que antecede. Civ., art. 1184, inc. 7), no resulta admisible que la legisla-
dad y no ha sido reformado desde la sanción del cód. civil y
Concluida la deliberación los señores Jueces de Cámara comercial de la Nación, que el modo de acreditar la perso-
ción local limite el alcance establecido por la normativa de
acuerdan: nería sea a través de la presentación de la pertinente escri-
fondo (arts. 31 y 75, inc. 12, de la C.N.; CACC, La Plata,
(a) Confirmar la sentencia de primera instancia en todo tura pública, lo que actualmente no encuentra sustento en el
causa “Sciatore c/ Rossini s/ Ds. y Ps.” sent. de 16-6-2016).
lo que fue materia de apelación. art. 1017, inc. d), del código civil y comercial de la Nación,
No puede entenderse de la prescripción del artículo 47
(b) Imponer a cada parte las costas de su propio recurso coordinado con el art. 362 del mismo cuerpo legal. Ello, pues
del CPCC, que ha sido dictado con anterioridad y no ha si-
(art. 68, primera parte, del Código Procesal). una ley procesal no puede crear para actos jurídicos formas
do reformado desde la sanción del CCCN, que el modo de
(c) Diferir la consideración de los honorarios hasta tanto instrumentales que la ley sustancial no prevé (arts. 5º, 31, 75
acreditar la personería sea a través de la presentación de
sean regulados los correspondientes a la anterior instancia. –inc. 12–, 121 y 126, CN). Es decir, la Provincia no puede im-
la pertinente escritura pública, lo que actualmente no en-
Notifíquese y una vez vencido el plazo del art. 257 del poner las formas a los contratos cuando ellas no están previs-
cuentra sustento en el artículo 1017, inc. “d”, del Código
Código Procesal, devuélvase la causa al Juzgado de origen. tas en la ley nacional que regula sobre la materia delegada.
Civil y Comercial de la Nación, coordinado con el artículo
Cúmplase con la comunicación ordenada por la Excma. M.A.R.
362 del mismo cuerpo legal. Ello pues, una ley procesal
Corte Suprema de Justicia de la Nación (Ley 26.856 y no puede crear para actos jurídicos, formas instrumentales
Acordadas 15/13 y 24/13). – Pablo D. Heredia. – Juan R. 59.580 – C1ªCC San Isidro, sala I, junio 27-2017. – B. O. A. c. R. que la ley sustancial no prevé (arts. 5, 31, 75 –inc. 12–,
Garibotto (Sec.: Julio F. Passarón). F. H. y otros s/daños y perj. autom. c/les. o muerte (exc. Estado). 121 y 126 C.N.). Es decir, la Provincia no puede imponer
San Isidro, 27 de junio de 2017 las formas a los contratos, cuando ellas no están previstas
en la ley nacional que regula sobre la materia delegada.
I. Al iniciar la presente acción la actora confirió, en Por ello se juzga inadmisible exigir que se formalice un
Representación Procesal: el mismo escrito de inicio, poder especial a favor del poder judicial en escritura pública (CACC, La Plata, causa
Mandato judicial: representación en juicio; letrado C. M. G. para que la represente en este juicio (fs. “S. c/ R. s/ Ds. y Ps.” sent. de 16-6-2016).
26/27).
acreditación. Código Civil y Comer-
Tampoco podrá exigirse la ratificación del mandato pre-
El Juez de Primera Instancia dispuso no aceptar el po- sentado, ya que ello no se encuentra sustentado en norma-
cial: Forma de los actos jurídicos: ley proce- der en tales términos por entender que debe otorgarse por tiva legal alguna que lo imponga, tal como fuera resuelto
escritura pública (fs. 28). por esta Sala (causa nº 20532/2016, “L. c/ A. s/ Ds. y Ps.”,
sal local; creación de formas instrumentales Lo resuelto fue apelado por la actora por vía subsidiaria sent. del 20-9-2016).
que la ley sustancial no prevé. Contratos: de la revocatoria denegada a fs. 32, fundando su recurso De acuerdo a todo lo expresado, el poder especial con-
Principio de libertad de las formas: autono- en el escrito de interposición (fs. 29/31). ferido en el escrito obrante a fs. 26/27 resulta suficiente a
Manifiesta que el Código Civil y Comercial consagra fin de que el letrado de la actora la represente en juicio, sin
mía de la voluntad; consentimiento. el principio de libertad de formas, por lo cual para la acre- ser necesario su otorgamiento por escritura pública.
1 – Corresponde revocar la resolución del juez de primera ditación del mandato para intervenir en juicio no resulta En consecuencia, deberá revocarse en este sentido la
instancia que dispuso no aceptar el poder especial a favor necesario el otorgamiento mediante instrumento público. resolución apelada.
del letrado para que represente en juicio al accionante por Expresa, asimismo, que tampoco podrá exigirse la ratifica- Cabe destacar que igual pronunciamiento tuvo esta Sala
entender que debió otorgarse por escritura pública, pues no ción del mandato presentado, ya que ello no se encuentra al momento de expedirse sobre idéntica cuestión en los
puede exigirse la ratificación del mandato presentado, ya sustentado en normativa legal alguna. autos entre las mismas partes, sobre beneficio de litigar sin
que ello no se encuentra sustentado en normativa legal al- II. En primer término, debe destacarse que el artículo gastos (causa nº 35.192/2016 “B., O. c/ R., F. H. s/ Benefi-
guna que lo imponga; resulta suficiente el poder especial 1015 del Código Civil y Comercial de la Nación prevé, cio de litigar sin gastos” sent. del 11-5-2017).
conferido en el escrito obrante en el expediente a fin de que respecto a los contratos, la libertad de formas (Causas de No se impondrán costas dado la naturaleza de la cues-
el letrado de la actora la represente en juicio, por lo que se esta Sala nº 12098/2008 “F. M. del P. c/ Ocupantes de P. s/ tión resuelta (art. 68 del C.P.C.C.).
juzga inadmisible exigir que se formalice un poder judicial acciones posesorias” sent. de 6-12-2016 y nº 9392/2010 III. Por lo expuesto, este Tribunal resuelve:
en escritura pública. “G., G. M. c/ F. M. E. s/ petición de herencia” sent. de a. Revocar la resolución apelada, aceptando el poder
2 – El art. 1015 del cód. civil y comercial de la Nación pre- 6-12-2016). otorgado en el escrito de fs. 26/27.
vé, respecto a los contratos, la libertad de formas, y para En efecto, para otorgar validez a un acuerdo no resulta b. No imponer costas.
otorgar validez a un acuerdo no resulta necesario cumplir necesario cumplir con formalidad alguna, bastando la sola Regístrese y devuélvase. – Carlos E. Ribera. – Hugo O.
con formalidad alguna, basta la sola manifestación de volun- manifestación de voluntades con los requisitos establecidos H. Llobera (Aux. letrado: Santiago L. Saa).
tades con los requisitos establecidos para la formación del para la formación del consentimiento. La categoría de los
contratos formales es la excepción, debiendo sujetarse al
consentimiento. La categoría de los contratos formales es la
cumplimiento de solemnidades cuando éstas fueron impues-
NOVEDADES 2017
excepción y debe sujetarse al cumplimiento de solemnidades
cuando estas fueron impuestas legalmente o asumidas por tas legalmente o asumidas por acuerdo de las partes (Loren-
acuerdo de las partes. zetti, Ricardo Luis, “Código Civil y Comercial de la Nación,
comentado”, Rubinzal-Culzoni Editores, Tº V, pág. 762).
3 – En consonancia con la vigencia del principio de autonomía En consonancia con la vigencia del principio de autono- Amalia Fernández Balbis
de la voluntad, la regla es que, para la validez de un acuerdo, mía de la voluntad, la regla es que para la validez de un
no resulta necesario cumplir con formalidad alguna, basta la acuerdo no resulta necesario cumplir con formalidad alguna, Lecciones de Teoría
sola manifestación de voluntades con los requisitos estableci- bastando la sola manifestación de voluntades con los requi- General del Proceso
dos para la formación del consentimiento. Por ello, el criterio
sitos establecidos para la formación del consentimiento. Por ISBN 978-987-3790-57-7
general del ordenamiento jurídico es que los contratos son no
ello, el criterio general del ordenamiento jurídico es que los 237 páginas
formales como regla y solo deben cumplir exigencias de for-
contratos son no formales como regla y sólo deben cumplir
ma por excepción cuando ellas provienen impuestas por ley o
exigencias de forma por excepción, cuando ellas provienen
por el acuerdo de las partes.
impuestas por ley o por el acuerdo de las partes (Lorenzetti,
4 – El objeto del mandato judicial es la representación en jui- Ricardo Luis, “Código Civil y Comercial de la Nación, co-
cio, ya sea por poder general o especial y al solo efecto de mentado”, Rubinzal-Culzoni Editores, Tº V, pág. 763).
Venta telefónica: (11) 4371-2004
ejercer los actos procesales necesarios, por lo que resulta En cuanto al mandato judicial, siendo su objeto la re-
Compra online: ventas@elderecho.com.ar
suficiente con la manifestación de voluntad de la parte otor- presentación en juicio, ya sea por poder general o especial
www.elderecho.com.ar
gante de ser representada por el letrado que señale. y al solo efecto de ejercer los actos procesales necesarios,