Vous êtes sur la page 1sur 4

JURISPRUDENCIA

Roj: STSJ CANT 340/2018 - ECLI: ES:TSJCANT:2018:340


Id Cendoj: 39075340012018100231
Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
Sede: Santander
Sección: 1
Fecha: 19/10/2018
Nº de Recurso: 602/2018
Nº de Resolución: 705/2018
Procedimiento: Recurso de suplicación
Ponente: RAMON GIMENO LAHOZ
Tipo de Resolución: Sentencia

SENTENCIA nº 000705/2018
En Santander, a 19 de octubre del 2018.
PRESIDENTE
Ilmo. Sr. D. RUBEN LOPEZ-TAMES IGLESIAS
MAGISTRADOS
Ilma. Sra. Dª. ELENA PEREZ PEREZ
Ilmo. Sr. D. Ramon Gimeno Lahoz (Ponente)
EN NOMBRE DE SU MAJESTAD EL REY, la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria
compuesta por los Ilmos. Sres. citados al margen ha dictado la siguiente
SENTENCIA
En el recurso de suplicación interpuesto por Dª. Estefanía contra la sentencia dictada por el Juzgado de lo
Social nº. 6 de Santander, ha sido Ponente el Ilmo. Sr. D. Ramon Gimeno Lahoz, quien expresa el parecer de
la Sala.

ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO.- Según consta en autos se presentó demanda por Dª. Estefanía siendo demandado INSTITUTO
CANTABRO DE SERVICIOS SOCIALES sobre Seguridad Social y que en su día se celebró el acto de la vista,
habiéndose dictado sentencia por el Juzgado de referencia en fecha 31 de mayo de 2018 , en los términos
que se recogen en su parte dispositiva.
SEGUNDO.- Como hechos probados se declararon los siguientes:
"1º.- Con fecha de 27 de diciembre de 2013, por la Directora del Instituto Cántabro de Servicios Sociales se dictó
Resolución por la que reconoció a la actora un grado de discapacidad del 50%, con efectos desde el 24 de octubre
de 2013, por las siguientes patologías:
- Trastorno de la afectividad por trastorno adaptativo de etiología psicógena: 20%.
- Limitación funcional de columna por síndrome algico de etiología idiopática: 10%.
- Limitación funcional en M.S.I por síndrome algico de etiología idiopática: 8%.
- Discapacidad del sistema neuromuscular por síndrome algico de etiología idiopática: 5%.
- Pérdida quirúrgica total de un órgano por trastorno de riñón, de etiología infecciosa: 4%.
- 11 puntos de factores sociales complementarios.

1
JURISPRUDENCIA

2º.- Iniciado por la actora expediente de revisión de grado, por agravamiento. Previo dictamen técnico facultativo,
con fecha de 28 de agosto de 2017, por la Directora del Instituto Cántabro de Servicios Sociales se dictó
Resolución por la que se reconoció a la actora un grado de discapacidad del 60%, correspondientes a:
- Trastorno de la afectividad por trastorno adaptativo de etiología psicógena: 20%.
- Limitación funcional en 4 extremidades por síndrome algico de etiología idiopática: 19%.
- Limitación funcional de columna por osteoartrosis localizada de etiología degenerativa: 10%.
- Enfermedad del aparato circulatorio por enfermedad vascular periférica, de etiología vascular: 8%
- Pérdida quirúrgica total de un órgano por trastorno de riñón, de etiología infecciosa: 5%.
- 11 puntos de factores sociales complementarios.
3º.- Consta en las actuaciones y se da por reproducido el expediente administrativo, así como el informe
elaborado por el Médico Forense, de fecha 6 de marzo de 2018.
4º.- Se ha agotado la vía administrativa previa."
TERCERO.- En dicha sentencia se emitió el siguiente fallo o parte dispositiva:
"Desestimo la demanda de revisión del grado de minusvalía formulada por Dña. Estefanía contra el INSTITUTO
CANTABRO DE SERVICIOS SOCIALES, y en consecuencia, debo confirmar y confirmo la Resolución de fecha 28
de agosto de 2017, por la que se reconoce a la actora un grado total de discapacidad del 60%."
CUARTO.- Contra dicha sentencia anunció recurso de suplicación la parte demandante, siendo impugnado
por la parte contraria, pasándose los autos al Ponente para su examen y resolución por la Sala.

FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO.- La resolución del presente recurso de suplicación debe partir de los siguientes extremos:
a) En la demanda se solicitó un grado de discapacidad del 65%.
b) La sentencia de la instancia desestimó la demanda.
c) La representación de la parte actora presenta recurso de suplicación para la modificación fáctica, y por
infracción jurídica del RD 1971/1999.
d) La parte contraria impugna este recurso de suplicación entendiendo que no es viable la modificación fáctica
en los términos planteados, y ser plenamente ajustado a derecho la aplicación del RD 1971/1999 efectuada.
SEGUNDO.- Sobre la base del art. 193-b LRJS -revisión fáctica- la parte recurrente postula la modificación del
Hecho Probado Segundo, para "que se reconozca a la actora un grado de Discapacidad del 65%, la valoración
del grado de limitaciones en la actividad debe ser del 54% a lo que hay que añadir 11 puntos de Factores
sociales complementarios".
Al respecto conviene recordar con carácter previo al análisis de esta petición, que la jurisprudencia existente
en materia de revisión fáctica, expuesta en la sentencia del TS de fecha 2-3-16 (rec. 153/2015) y las muchas
que allí se citan, donde se expresa que existe una jurisprudencia consolidada por la que el proceso laboral está
concebido como un proceso de instancia única -que no grado- , lo que significa que la valoración de la prueba
se atribuye en toda su amplitud ( art. 97.2 LRJS) únicamente al juzgador de instancia por ser quien ha tenido
plena inmediación en su práctica y la revisión de sus conclusiones únicamente puede ser realizada cuando
un posible error aparezca de manera evidente y sin lugar a dudas de documentos idóneos para ese fin que
obren en autos, por lo que se rechaza que el Tribunal pueda realizar una nueva valoración de la prueba porque
ello implicaría negar las facultades de valoración que corresponden primordialmente al Tribunal de Instancia,
siempre que las mismas se hayan ejercido conforme a las reglas de la sana crítica -lo contrario comportaría
la sustitución del criterio objetivo de aquél por el subjetivo de las partes- .
Es por ello por lo que, como indican las sentencias del TS de fechas 1-12-15 (rec. 60/2015), 25-3-14 (rec.
161/2013) ó 28-5-13 (rec. 5/2012), para que prospere la denuncia del error en este trámite, es preciso que
concurran los siguientes requisitos:
a) Que se concrete con claridad y precisión el hecho que haya sido negado u omitido en el relato fáctico, no
bastando mostrar la disconformidad con el conjunto de ellos.

2
JURISPRUDENCIA

b) Que tal hecho resulte de forma clara, patente y directa de la prueba pericial o documental obrante en
autos, sin necesidad de argumentaciones o conjeturas, no siendo suficiente una genérica remisión a la prueba
documental practicada.
c) Que se ofrezca el texto concreto a figurar en la narración que se tilda de equivocada, bien sustituyendo o
suprimiendo alguno de sus puntos, bien complementándolos.
d) Que tal hecho tenga trascendencia, bien para modificar eventualmente el fallo de instancia - Ss TS 2-7-92
(rec. 1959/1991), 6-6-12 (rec. 166/2011), 18-18-12 (rec. 18/2012), 28-5-13 (rec. 5/2012)- , bien para precisar
algún extremo desde el punto de vista de la cosa juzgada positiva.
En el presente caso no se ha ofrecido un texto concreto que sustituya al obrante en el Hecho Probado Segundo,
sino que -como bien se dice en la impugnación del recurso- lo que se ha hecho es pretender trasladar a los
hechos probados el suplico de su demanda.
No hay texto alternativo, y tampoco hay documento concreto -identificado con su folio- del que se desprenda
el error alegado de forma clara, patente y directa.
En definitiva el motivo del recurso no se acoge porque lo que hay es la disconformidad con el pronunciamiento
de la instancia, y esto -como se ha dicho- no supera la exigencia formal del recurso de suplicación, recurso
técnico jurídico sometido a una serie de requisitos que permiten caracterizarlo como un recurso de naturaleza
extraordinaria. Dicho con otras palabras, no es suficiente con la mera disconformidad de las partes litigantes
con el pronunciamiento obtenido en la sentencia, sino que requiere su fundamentación en la forma y en
las causas taxativamente señaladas en la Ley, lo que conduce a la limitación de las facultades del Tribunal
en orden al conocimiento mismo del recurso, no pudiendo ser suplido por el Tribunal revisor dado que
menoscabaría su posición de imparcialidad (TSJ Murcia 8-10-92, TSJ Madrid 7-9-94, TSJ Galicia 30-9-94, TSJ
Aragón 25-9-96...).
TERCERO.- A continuación la parte actora recurre en suplicación la sentencia -se entiende- al amparo del art.
193-c LRJS -revisión jurídica- , y ello por considerar infringido el apartado 3º del RD 1971/1999.
El recurso tampoco puede ser acogido por una cuestión formal, dado que el apartado 3º invocado no existe en
el RD 1971/1999 de 23 de diciembre -de procedimiento para el reconocimiento, declaración y calificación del
grado de minusvalía- , por lo que no existiendo precepto legal concreto como sustento de la pretensión que
efectúa el recurso, es obligado desestimar también este motivo del recurso de suplicación.
Y es que es más, aunque se entendiera como un error, y el apartado 3º se refiriera al Anexo I del RD 1971/1999,
la parte recurrente debe identificar qué capítulo, tabla o previsión de todo el extenso Real Decreto considera
concretamente conculcado por parte de la resolución administrativa, y ahora por la sentencia recurrida, pues
lo contrario colocaría a este Tribunal en confeccionador del recurso, a modo de instancia -donde el Juzgado
da respuesta jurídica a una pretensión- , y en el orden laboral la instancia es única.
La mera referencia a que padece fibromialgia, hernias discales o trastorno de la afectividad, no es una
revisión jurídica de la sentencia; sentencia que por otro lado, valida la resolución administrativa, y la resolución
administrativa pondera estas deficiencias: la fibromialgia, las hernias discales dentro de la lumbociática, y el
trastorno de la afectividad dentro de las deficiencias psicológicas.
En consecuencia, no reuniendo el recurso los requisitos exigibles para una revisión fáctica o jurídica de la
sentencia de la instancia, no puede menos que confirmarse íntegramente.
Vistos los artículos citados y demás de legal y pertinente aplicación,

FALLAMOS
Desestimar el recurso de suplicación formulado por Dª. Estefanía contra la sentencia de fecha 31-5-18, dictada
por el Juzgado de lo Social nº 6 de Santander en el proceso nº 672/2017 de SS/Discapacidad, seguido a
instancia de la SRA. Estefanía contra el INSTITUTO CÁNTABRO DE SERVICIOS SOCIALES, confirmando la
misma en su integridad.
Pásense las actuaciones al Sr. Letrado de la Administración de Justicia para cumplir los deberes de publicidad,
notificación y registro de la sentencia.
Notifíquese la presente resolución a las partes y a la Fiscalía de la Comunidad Autónoma.
Medios de impugnación

3
JURISPRUDENCIA

Se advierte a las partes que contra esta sentencia cabe interponer recurso de casación para la unificación
de doctrina, que habrá de prepararse mediante escrito, suscrito por Letrado, presentándolo en esta Sala de lo
Social de Cantabria, dentro del improrrogable plazo de los diez días hábiles inmediatos siguientes a la fecha
de notificación de la misma, con tantas copias como partes recurridas, y designando un domicilio en la sede
de la Sala de lo Social del Tribunal Supremo, a efectos de notificaciones.
Advertencias legales
Si el recurrente hubiere sido condenado en la sentencia y no ostentara la condición de trabajador o beneficiario
del régimen público de Seguridad Social, o no gozase del beneficio de justicia gratuita, deberá acompañar, al
preparar el recurso, el justificante de haber ingresado en esta Sala el importe de la condena. Pudiendo sustituir
dicha consignación en metálico por el aseguramiento mediante aval bancario en el que expresamente se haga
constar la responsabilidad solidaria del avalista. Si la condena consistiere en constituir el capital-coste de una
pensión de Seguridad Social, el ingreso de éste habrá de hacerlo en la Tesorería General de la Seguridad Social,
una vez se determine por ésta su importe, lo que se le comunicará por esta Sala.
El recurrente que no ostente la condición de trabajador, causahabiente suyo, o beneficiario del régimen público
de la Seguridad Social, o se trate del Ministerio Fiscal, el Estado, las Comunidades Autónomas, las Entidades
Locales, los Organismos dependientes de todas ellas y quienes tuvieren reconocido el beneficio de justicia
gratuita, deberá acreditar, mediante resguardo entregado en la secretaria de esta Sala de lo Social al tiempo
de preparar el recurso, la consignación de un depósito de 600 euros.
Los ingresos a que se refieren los párrafos anteriores se deberán efectuar del siguiente modo:
Si se efectúa en una oficina del BANCO DE SANTANDER se hará en la Cuenta de Depósitos y Consignaciones
que esta Sala tiene abierta con el nº 3874 0000 66 0602 18.
Si se efectúa a través de transferencia bancaria o por procedimientos telemáticos, se hará en la cuenta
bancaria (ES55) 0049 3569 92 0005001274, haciendo constar en el campo reservado al beneficiario el nombre
de esta Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria, y en el campo reservado al concepto
el número de cuenta 3874 0000 66 0602 18.
Están exceptuados de hacer todos estos ingresos las Entidades Públicas, quienes ya tengan expresamente
reconocido el beneficio de justicia gratuita o litigasen en razón a su condición de trabajador o beneficiario del
régimen público de la Seguridad Social (o como sucesores suyos), aunque si la recurrente fuese una Entidad
Gestora y hubiese sido condenada al abono de una prestación de Seguridad Social de pago periódico, al
anunciar el recurso deberá acompañar certificación acreditativa de que comienza el abono de la misma y que
lo proseguirá puntualmente mientras dure su tramitación.
Una vez adquiera firmeza la presente sentencia, devuélvanse los autos originales, para su debida ejecución, al
Juzgado de lo Social de su procedencia, dejando de ello debida nota en los Libros de esta Sala.
Así, por esta nuestra sentencia, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.
PUBLICACIÓN.- Leída y publicada fue la anterior sentencia en el día de su fecha, por el Ilmo/a. Sr/a. Magistrado
Ponente que la suscribe, en la sala de audiencia de este Tribunal. Doy fe.