Vous êtes sur la page 1sur 1

CASO

Constitución de empresas

Eduardo, es un trujillano muy tradicionalista,


cuando culminó la secundaria viajo al extranjero
junto con muchos otros jóvenes tras el sueño de
trabajar y obtener dinero para regresar a su país y
crear su propia empresa, han pasado 15 años
desde que dejo a su familia y hoy ha regresado
dispuesto a cumplir ese sueño.

Eduardo, tiene una familia compuesta por su madre, Esther y su hermana, Juana.
Perdió a su padre muy niño. Su hermana está casada con Ernesto, muchacho del barrio, que
trabaja eventualmente para sustentarla a ella y a su pequeño hijo. La última vez que estuvo
de pasada por Perú, Eduardo acepto ser el padrino de su sobrino Fernando.

Eduardo, le planteo a su mamá que en esta oportunidad el venía a formar una empresa
para que sea el sustento de la familia cuando el regrese. Por las noches cuando el trabajo y
el cansancio le dejan pensar, el sueña con regresar a Trujillo y poner un negocio y darle a su
madre todo lo que no pudo cuando vivía aquí.

Su madre se alegró y le dijo que así podía ayudar a su cuñado, el cual era muy
inteligente pero que no conseguía trabajo porque no tenía una profesión. A él le encanta
cocinar, ha llevado algunos cursos por internet y todos concuerdan en la familia que cocina
muy rico. Toda su vida Ernesto se dedicó a jugar fulbito en el barrio y se casó con Esther
cuando esta resulto embarazada.

Eduardo, se quedó pensativo y luego de un momento contesto: -¡claro mamá!- puede


ser la oportunidad para que salga adelante. Yo pongo el capital y Ernesto la mano de obra y
vamos a medias. Podría llamarse nuestra empresa “La cocina de Esther”.

¿Qué tipo de empresa deberían formar? ¿Qué ventajas ofrece? y ¿qué pasos deben
seguir para hacerlo?