Vous êtes sur la page 1sur 4

Manizales XXXXXXXXXXX de 2018

ACCIÓN DE TUTELA PARA PROTEGER EL DERECHO A LA SALUD EN CONEXIDAD CON EL DERECHO


A LA VIDA.

SEÑOR
JUEZ CIVIL MUNICIPAL (REPARTO)
E. S. D.
REF: Acción de Tutela para proteger el derecho a la
salud en conexidad con el derecho a la vida.

Accionante: XXXXXXXXXXX

Accionado: JEFE AREA SANIDAD DEPARTAMENTO DE


POLICIA CALDAS – DIRECTOR CLINICA LA TOSCANA
MANIZALES POLICIA NACIONAL

Yo, XXXXXXXXXXXXXXXXX, identificado con cedula de ciudadanía XXXXXXXXXXXXXXX, actuando en


nombre propio o en representación de XXXXXXXXXXXXXXX, invocando el artículo 86 de la
Constitución Política, acudo ante su Despacho para instaurar ACCIÓN DE TUTELA contra AREA DE
SANIDAD DEPARTAMENTO DE POLICIA CALDAS – DIRECCION CLINICA POLICIA LA TOSCANA
MANIZALES - POLICIA NACIONAL, con el objeto de que se protejan los derechos constitucionales
fundamentales que a continuación enuncio y los cuales se fundamentan en los siguientes hechos:

HECHOS

En mi calidad de miembro activo, con asignación de retiro o pensionado de la Policía Nacional, me


encuentro afiliado a los servicios médicos de la Sanidad de dicha entidad. Me permito indicar que
actualmente sufro de (relacionar dolencias), por lo que me ha sido diagnosticado
XXXXXXXXXXXXXXXXXX, novedades que requieren el tratamiento del médico especialista ( EJ:
NEUROLOGO, SIQUIATRA, PEDRIATRA, ETC..), siendo atendido por el médico xxxxxxxxxxxxxxx, El
cual da a conocer los resultados previos a la consulta y ordena la práctica de los siguientes
exámenes:

 XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX
 XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX
 XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX
 XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX

Donde además claramente expresa el galeno a ser remitido por signos de alarma de manera
inmediata a valoración por XXXXXXXXXX.

Basado en lo anterior procedí a radicar en la ventanilla de radicación de la Clínica la Toscana de la


Policía Nacional en la Ciudad de Manizales con fecha de recibo XXXXXXXXX DE 2018, la remisión con
la práctica de exámenes, siendo notificado y así obra en la prueba que se aporta al presente que
con fecha XXXXXX del cursante año me acercara a ver si se me había aprobado, es decir xxx mes
después de radicado, termino por lo demás ya vencido por el control solicitado por el médico;
trascurrido este tiempo, me acerco hasta la ventanilla de atención con el fin de reclamar las
respectivas autorizaciones de práctica de exámenes y remisión a especialistas indicando la persona
encargada que aún no ha sido autorizado por que no hay contrato, que regrese después,
nuevamente me acerco a dicha ventanilla confiado en que la remisión y autorización ya han surtido
efecto y me encuentro con que la encargada manifiesta que no ha sido autorizado por que no hay
contrato para ninguno de los exámenes como tampoco autorización para especialistas y que no sabe
hasta cuándo que continúe yendo haber cuando se autoriza.

Así las cosas a la fecha no ha sido posible mi atención prioritaria e integral, toda vez que se me ha
negado la práctica de todos los exámenes médicos solicitados, como también la remisión a
valoración por neurología y control con médico internista, no dispensándosele atención en razón al
vencimiento y no renovación oportuna del contrato de la Policía con las instituciones o entidades
de salud especializadaS que practican tales exámenes o disponen de los especialistas requeridos
en razón a que no existía presupuesto, debía esperar hasta nueva orden.

En conclusión, la negación por parte de CLINICA LA TOSCANA POLICIA NACIONAL - MANIZALES, AREA
DE SANIDAD POLICIA CALDAS O QUIEN LA REPRESENTE a realizar los exámenes requeridos (o a
recibir los tratamientos con los especialistas requeridos), es una violación evidente a mi derecho
fundamental a la salud, a la cual se llega por desamparar y poner en riesgo mi calidad de vida,
atentar contra mi dignidad humana, mi integridad personal y en consecuente mi vida.

Por tal razón acudo a esta medida considerando que la institución prestadora de salud me vulnera
mis derechos fundamentales, por lo que solicito sean amparados y se ordene que se brinde la
atención integral de manera prioritaria y sin dilación alguna.

DERECHOS VULNERADOS

Estimo violado el derecho a la SALUD en conexidad con los derechos fundamentales a la VIDA e
INTEGRIDAD PERSONAL, consagrados en los artículos 1, 11, 48 y 49 de la Constitución Política de
Colombia de 1991.

FUNDAMENTOS JURÍDICOS

El derecho fundamental a la salud. Reiteración de jurisprudencia (Ver sentencia T-861 de 2012).

La salud es un derecho constitucional fundamental. En las últimas dos décadas, la Corte lo ha venido
protegiendo por tres vías: (i) la primera, estableciendo su relación de conexidad con el derecho a la
vida, el derecho a la integridad personal y el derecho a la dignidad humana; (ii) la segunda ha sido
reconociendo su naturaleza fundamental en contextos donde el accionante es un sujeto de especial
protección; y más recientemente, (iii) la tercera, afirmando en general su fundamentalidad de forma
autónoma. (Ver la sentencia T-760 de 2008)

Como resultado de este desarrollo jurisprudencial, la doctrina constitucional ha dejado de señalar


que ampara el derecho a la salud ‘en conexidad con el derecho a la vida y a la integridad personal’,
para pasar a proteger el derecho fundamental autónomo a la salud. En este sentido, se ha
cuestionado la validez teórica de recurrir a la idea de la conexidad (Sentencia T-016 de 2007)., y a
categorías conceptuales que determinen la fundamentalidad de un derecho de acuerdo a si tienen
o no un contenido prestacional (providencia C-288 de 2012)..

Ahora bien, la noción de salud no se limita al estar exento de padecimientos físicos. Esta garantía ha
sido definida como “la facultad que tiene todo ser humano de mantener la normalidad orgánica
funcional, tanto física como en el plano de la operatividad mental, y de restablecerse cuando se
presente una perturbación en la estabilidad orgánica y funcional de su ser” (Sentencias T-597 de 1993,
T-454 de 2008 y T-566 de 2010.). Esta concepción vincula el derecho la salud con el principio de
dignidad humana, toda vez que “responde a la necesidad de garantizar al individuo una vida en
condiciones dignas, teniendo en cuenta que la salud es un derecho indispensable para el ejercicio
de las demás garantías fundamentales” (Sentencias T-022 de 2011, T-091 de 2011 y T-648 de 2011.).

En este sentido, la acepción que mejor recoge el ideario constitucional es aquella plasmada en el
preámbulo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) (la sentencia T-597 de 1993 acogió la
definición de salud acuñada por la OMS.), según la cual: “La salud es un estado de completo bienestar
físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades” (Adoptada por la
Conferencia Sanitaria Internacional, celebrada en Nueva York del 19 de junio al 22 de julio de 1946 y firmada
el 22 de julio de 1946 por los representantes de 61 Estados, dentro de los cuales se encontraba Colombia.).

De forma similar, el bloque de constitucionalidad introduce al ordenamiento colombiano la


definición de la salud como el derecho al “más alto nivel posible de salud física y mental”, el cual se
alcanza de manera progresiva. Este enfoque se encuentra contenido tanto en el sistema universal de
derechos humanos a través del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, como a
nivel interamericano por el Protocolo Adicional de San Salvador.
En armonía con lo anterior, la jurisprudencia constitucional se ha esforzado en superar aquella
aproximación que pretende restringir el goce del derecho a la salud a la mera supervivencia
biológica del ser humano y ha conminado, por el contrario, a la búsqueda de los niveles óptimos de
salud física y psíquica, necesarios para que la persona se desempeñe apropiadamente “como
individuo, en familia y en sociedad”. Resulta diciente en este punto citar lo dicho por la Corte en el
año de 1998 acerca de la intención de consolidar un sentido más amplio de vida, reflexión que sigue
vigente en nuestros días, (Sentencia T-152 de 2012, ver también T-548 de 2011, (Sentencia T-152 de 2012).

“Lo que pretende la jurisprudencia es entonces respetar un concepto de vida no limitado a la


restrictiva idea de peligro de muerte, ni a la simple vida biológica, sino a consolidar un sentido más
amplio de la existencia que se ate a las dimensiones de dignidad y decoro. Lo que se busca con dicha
noción es preservar la situación existencial de la vida humana en condiciones de plena dignidad, ya
que, al hombre no se le debe una vida cualquiera, sino una vida saludable, en la medida de lo
posible” (Sentencia T-395 de 1998).

PRUEBAS

Con el fin de establecer la vulneración de los derechos, solicito señor Juez se sirva tener en cuenta
las siguientes pruebas

1. Copia de carnet policía XXXXXXXXXXXXXXXXX que demuestra que me encuentro activo,


beneficiario, pensionado en la Policía Nacional.

2. dictamen del médico XXXXXXXXX, de fecha XXXXXXXXX, los cuales son denominados así.

PRETENSIONES

Con fundamento en los hechos relacionados, solicito al señor Juez disponer y ordenar a favor mío
lo siguiente:

PRIMERO: Tutelar el derecho fundamental a la salud por conexidad con el derecho fundamental a
la vida en consecuencia

SEGUNDO: Ordenar a la POLICIA NACIONAL – AREA DE SANIDAD POLICIA CALDAS – JEFE CLINICA
POLICIA NACIONAL LA TOSCANA MANIZALES y/o quien corresponda, que suministre el tratamiento,
procedimiento o medicamentos relacionados con la práctica de los siguientes exámenes:

 XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX
 XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX
 XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX
 XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX

FUNDAMENTOS DE DERECHO

Fundamento esta acción en el artículo 86 de la Constitución Política de 1991 y sus decretos


reglamentarios 2591 y 306 de 1992.

ANEXOS

• Copia de la tutela para el archivo del Juzgado

• Copia de los documentos relacionado en el acápite de pruebas

CUMPLIMIENTO AL ARTÍCULO 37 DE DECRETO 2591/91: JURAMENTO

Manifiesto bajo la gravedad del juramento que no se ha presentado ninguna otra acción de tutela
por los mismos hechos y derechos.

NOTIFICACIONES

Dirección para recibir comunicaciones,


Accionante

XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX

Direccion de notificación XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX

Email: XXXXXXXXXXXXXXXXXXXX

Accionado

CLINICA LA TOSCANA POLICIA NACIONAL

Carrera 17 Calle 67 esquina, Avenida La Sultana – Manizales

decal.clito-jefat@policia.gov.co

Atentamente,

XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX
C.C. XXXXXXXXXXXXXXXXX