Vous êtes sur la page 1sur 8

UNIVERSIDAD TECNOLOGICA DE MÉXICO

MAESTRÍA EN PSICOLOGÍA

SEMESTRE 18-1

Módulo 1

ASIGNATURA:

ACTIVIDAD: EVALUABLE 2

El cuadro sinóptico como base para la integración de los


aprendizajes relacionados a los modelos de intervención
psicológica.

DOCENTE:

ALUMNA: Ramírez Lozada Angelina

"Hacer nuevas preguntas o considerar anteriores desde otro punto de vista, requiere
creatividad".

Albert Einstein.
Ciudad de México a 3 de Septiembre de 2017
Introducción

El presente trabajo surge de la actividad propuesta para sistematizar elementos importantes


relacionados al tema de las teorías de la agresividad analizadas desde la perspectiva
psicológica.

Se propone analizar mediante un cuadro sinóptico los enfoques teóricos sobre la temática
precisando los conceptos y elementos operativos fundamentales de cada uno de ellos para
tener un esquema grafico que facilite conocer los elementos básicos para aplicarlos a la
práctica profesional.

A través de este trabajo de evaluación se pretende que a través de la revisión teórica se


genere la comprensión para poder aplicarla de manera práctica, a fin de que se vayan
integrando de manera clara los elementos que sean útiles de acuerdo al modelo que se
esté llevando a cabo.

Resulta necesario hacer la revisión de los elementos básicos para estructurar el


conocimiento de una manera más lúdica, por lo que la actividad sugerida para esta semana
resultará una excelente oportunidad para sistematizar e integrar los aprendizajes y después
poderlos relacionar con casos práctico
Representación: conductas, como por
Etimologicamente: del latin ejemplo la agresión, en emociones,
agreddior:"cometer contra
actitudes, percepciones, inteligencia,
el otro"
estilos de aprendizaje, motivaciones,
Teorías de la agresividad
Biológica estados de conciencia, cogniciones
Socialmente:
[{{{{ El comportamiento agresivo
es inherente al ser humano Expresión: lenuaje oral y gestual
desde el inicio de su
existencia
Representación: reacción a
la
 percepción
 de
 una


Dimensiones
Afectiva amenaza

Expresión verbal y no verbal

Cognitiva

Valorativa

Actitudinal

Social

Espiritual
Conclusión:
El profesional de la psicología inicia por entrar en contacto con las diversas teorías con el
propósito de conocer la circunstancia, situación y/o problemática de cada tema.

Al revisar el tema de las teorías de la agresividad ha permitido reflexionar que es importante


considerar que cada ser humano tiene una particular forma de ser, pensar y actuar; es
decir con una personalidad, temperamento y carácter diferentes a todos los demás.
Lo que significa que se debe conocer los efectos de entorno que influyen sobre el individuo
de acuerdo a los antecedentes familiares, personales, sociales, culturales, etc., para lograr
una adaptación permanente y que mediante la búsqueda de propuestas de intervención
apoye en la solución de la situación que presente cada persona.
El ejercicio realizado permite tener los elementos principales para poder integrarlos en la
práctica mediante la atención, la escucha y el compromiso en la intervención para buscar
la rehabilitación de los problemas en la personalidad del individuo con la finalidad de
promover la salud mental y mejorar su calidad de vida.

En este sentido es necesario considerar que al conocer las teorías de la agresividad lo


básico es llevar a cabo una identificación de las variables que intervienen que permite hacer
un diagnóstico que ayudará a establecer un tratamiento basado en una metodología que
vaya incorporando los elementos necesarios.
La atención suele ser el punto de encuentro del profesional de psicología con la persona y
por lo tanto implica tener bien claros los diversos elementos a fin de revisar un conjunto de
hechos que presenta un sujeto, los cuales deben ser tratados y conocidos en sus
particularidades, esto permitirá desarrollar una adecuada intervención, ya que se podrán
aplicar estrategias de solución de manera apropiada y efectiva.
Pero, cuanto más individualizado es un proceso, cuanto mayor es su condición creadora, y
más difícil resulta precisar la habilidad necesaria para ello, que no es posible reducir la
intervención a fórmulas predeterminadas de comportamiento y, aunque parezca una
paradoja, es precisamente en estos casos que escapan a la fórmula, en donde más
necesitan pautas o esquemas a seguir. (Oseguera)
Resulta por lo tanto significativo conocer las manifestaciones de la agresividad que influyen
en la interacción del individuo para poder comprender la información que expresa y poner
en práctica además las diversas habilidades, técnicas y metodologías psicológicas.
Para resolver un problema la motivación y la buena voluntad pueden ser factores
necesarios; pero no suficientes. El profesional debe documentarse sobre los alcances, las
ventajas y limitaciones potenciales de las diversas corrientes teóricas para intervenir en el
logro de posibles alternativas de solución; y si la información la tiene de manera
estructurada es mejor para que simplifique los procesos de intervención.