Vous êtes sur la page 1sur 22

ALMACENAMIENTO DE AGENTES QUÍMICOS

1. INTRODUCCION.

Tradicionalmente las existencias de reactivos se han organizado siguiendo


criterios elementales que apenas incluían las lógicas incompatibilidades,
primando como objetivo, la facilidad en la búsqueda y reposición de los
distintos productos. De este modo el orden alfabético y la separación entre
ciertas familias de sustancias, constituían casi exclusivamente las pautas de
almacenamiento.

Sin embargo, con la creciente sensibilización ante los riesgos de incendio y


explosión, la consideración como cancerígenas de un buen grupo de
sustancias y la aparición de normas de envasado y etiquetado (RD 1078/1993
y RD 363/1995) se refuerza la necesidad de disponer de una organización
adecuada para el almacenamiento de reactivos.

Se hace por tanto necesario, considerar aisladamente los productos,


atendiendo a sus características de peligrosidad y a sus posibles
incompatibilidades. En líneas generales, puede decirse que son tres las
actuaciones básicas para alcanzar un almacenamiento adecuado y seguro
para los reactivos:

1. Reducción de las existencias al mínimo necesario. Dos son las


razones por las que un laboratorio mantiene una cantidad
excesiva de reactivos; en primer lugar por la preocupación por
posibles fallos de suministro, y en segundo lugar, porque es más
sencillo llevar un control de movimientos del almacén lo más
reducido posible.
2. Establecer separaciones. La primera actuación en el
almacenamiento, una vez reducidas las existencias hasta un
nivel razonable, será la separación entre familias de
incompatibilidades. Se separarán por tanto ácidos de bases,

Servicio de Prevención de Valencia


CSIC
oxidantes de inflamables, venenos activos, cancerígenas,
peroxidables, etc... La separación entre productos se hará, en
función del tamaño del almacén:
• En forma de ISLAS, consiste en dedicar una serie de
estanterías a una familia determinada, por ejemplo ácidos.

Estantería a lo largo de la pared

Estanterías en islas

• Por ESTANTERÍAS a lo largo de pared si el almacenamiento


no es voluminoso, intercalando inertes entre compuestos
incompatibles. Retomando el ejemplo de los ácidos, éstos
ocuparían una columna de estantes, y junto a esta columna
situar otra de una familia inerte con los ácidos.

3. Aislamiento/confinamiento. Ciertos productos no sólo requieren


una separación con respecto a otros, sino el aislamiento del resto,
no exclusivamente por los riesgos debidos a un contacto
accidental, sino por su actividad biológica o sus características
físico-químicas. Las sustancias objeto de este almacenamiento
especial son las cancerígenas, venenos activos, pestilentes,
inflamables y autoinflamables. En el caso de los productos
químicos que están en uso en los laboratorios, el cantidad total de

Servicio de Prevención de Valencia


CSIC
éstos no debe sobrepasar la capacidad del armario de reactivos
del laboratorio, de esta forma se debe tener un armario para
inflamables, otro para ácidos y otro para bases. Los productos
que estén fuera de éstos tienen que ser los que estén en uso
estrictamente.

Para regular esta actividad el Ministerio de Ciencia y Tecnología ha elaborado


el Reglamento de Almacenamiento de Productos Químicos, que se encuentra
constituido por Instrucciones Técnicas Complementarias a las que han de
ajustarse las referidas instalaciones. Una de ellas es la ITC-MIE-APQ-001, que
regula las condiciones para el almacenamiento de líquidos inflamables y
combustibles, las otras instrucciones técnicas complementarias del citado
reglamento son la MIE APQ-2 «almacenamiento de óxido de etileno», MIE
APQ-3 «almacenamiento de cloro», MIE APQ-4 «almacenamiento de amoníaco
anhidro», MIE APQ-5 «almacenamiento de botellas y botellones de gases
comprimidos licuados y disueltos a presión», MIE APQ-6 «almacenamiento de
líquidos corrosivos» y la MIE APQ-7 «almacenamiento de líquidos tóxicos».

El presente Reglamento y sus instrucciones técnicas complementarias se


aplicarán a las instalaciones de nueva construcción, así como a las
ampliaciones o modificaciones de las existentes, no integradas en las unidades
de proceso y no serán aplicables a los productos y actividades para los que
existan reglamentaciones de seguridad industrial específicas, que se regirán
por ellas.

Quedan excluidos del ámbito de aplicación de este reglamento, los


almacenamientos de productos químicos de capacidad inferior a la que se
indica a continuación:

• Sólidos tóxicos: clase T+, 50 kgs; clase T, 250 kgs; clase Xn, 1.000 kgs.
• Comburentes: 500 kgs.
• Sólidos corrosivos: clase a, 200 kgs; clase b, 400 kgs; clase c, 1.000 kgs.
• Irritantes: 1.000 kgs.

Servicio de Prevención de Valencia


CSIC
• Sensibilizantes: 1.000 kgs.
• Carcinogénicos: 1.000 kgs.
• Mutagénicos: 1.000 kgs.
• Tóxicos para la reproducción: 1.000 kgs.
• Peligrosos para el medio ambiente: 1.000 kgs.

La aplicación de este Reglamento se entiende sin perjuicio de la exigencia,


cuando corresponda, de los preceptos de la Ley 31/1995, de 8 de noviembre,
de Prevención de Riesgos Laborales.

Previo a la exposición de las condiciones que deben cumplirse en el


almacenamiento, y para que sirva como orientación, vamos a establecer las
siguientes definiciones:

1. Líquido.-Todo producto que en condiciones de almacenamiento tiene


dicho estado físico.
2. Líquido combustible.-Es un líquido con un punto de inflamación igual o
superior a 55 °C.
3. Líquido inestable.-Es un líquido que puede polimerizarse,
descomponerse, condensarse o reaccionar consigo mismo
violentamente, bajo condiciones de choque, presión o temperatura. Se
perderá el carácter de inestable cuando se almacene en condiciones o
con inhibidores que eliminen tal inestabilidad.
4. Líquido inflamable.-Es un líquido con un punto de inflamación inferior a
55 °C.
5. Pila.-Es el conjunto de recipientes móviles no separados por pasillos o
por recipientes con productos no inflamables o cuya combustión sea
endotérmica en condiciones de fuego.
6. Clasificación de productos.- Los líquidos inflamables y combustibles
se clasificarán según las clases y subclases que aparecen en la
siguiente lista:
1. Clase A.-Productos licuados cuya presión absoluta de vapor a 15
°C sea superior a 1 bar.

Servicio de Prevención de Valencia


CSIC
Según la temperatura a que se los almacena puedan ser
considerados como:

a. Subclase A1.-Productos de la clase A que se almacenan


licuados a una temperatura inferior a 0 °C.
b. Subclase A2.-Productos de la clase A que se almacenan
licuados en otras condiciones.
2. Clase B.-Productos cuyo punto de inflamación es inferior a 55 °C
y no están comprendidos en la clase A.

Según su punto de inflamación pueden ser considerados como:

a. Subclase B1.-Productos de clase B cuyo punto de


inflamación es inferior a 38 °C.
b. Subclase B2.-Productos de clase B cuyo punto de
inflamación es igual o superior a 38 °C e inferior a 55°C.
3. Clase C.-Productos cuyo punto de inflamación está comprendido
entre 55 °C y 100 °C.
4. Clase D.-Productos cuyo punto de inflamación es superior a 100
°C.

2. ALMACENAMIENTO EN RECIPIENTES MOVILES.

En este apartado nos referiremos al almacenamiento de líquidos inflamables en


recipientes móviles con capacidad unitaria inferior a 3000 litros, entendiéndose
por tales:

• Recipientes frágiles (vidrio, porcelana, gres y otros).


• Recipientes metálicos (bidones de hojalata, chapa de acero, aluminio,
cobre y similares).
• Recipientes no metálicos ni frágiles (plástico y madera entre otros).
• Recipientes a presión (cartuchos y aerosoles).

Servicio de Prevención de Valencia


CSIC
La ITC-MIE-APQ-001 excluye de su ámbito de aplicación, y por tanto no serán
aplicables los requisitos que posteriormente se expondrán, los siguientes tipos
de recipientes o almacenamientos:

• Los utilizados internamente en las instalaciones de proceso.


• Los conectados a vehículos o motores fijos o portátiles.
• Los almacenamientos de pinturas, barnices o mezclas similares cuando
vayan a ser utilizados dentro de un periodo de 30 días y por una sola
vez.
• Los almacenamientos en tránsito cuando su volumen no supere el
máximo señalado en las tablas I y II y su periodo de almacenamiento
sea inferior a 72 horas.
• Los de bebidas, medicinas, comestibles y otros productos similares,
cuando no contengan más del 50% en volumen de líquido inflamable
miscible en agua, y se encuentran en recipientes de volumen unitario no
superior a 5 litros.
• Líquidos incombustibles en las condiciones en que se encuentren
almacenados.
• Las botellas, botellones y cualquier otro recipiente móvil de gases
comprimidos, licuados y disueltos a presión (excepto cartuchos y
aerosoles).
• Los situados o almacenados en otros edificios con otros usos distinto al
industrial, como por ejemplo usos residenciales de reunión, hoteles,
centros educativos, etc,., siempre y cuando no superen las cantidades
que se indican a continuación o se empleen armarios protegidos o salas
de almacenamiento:
o 60 litros para líquidos de clase A.
o 100 litros para líquidos de clase B.
o 260 litros para líquidos de clase C.

Servicio de Prevención de Valencia


CSIC
A efectos de este apartado, los líquidos inestables de la clase B, C y D se
tratarán como si fuesen productos de la subclase B1. Los aerosoles inflamables
se tratarán como si fueran productos de subclase B2.

Cuando el producto almacenado esté formado por líquidos inflamables y


combustibles, coexistiendo con productos que no lo sean, no se computarán
las cantidades de éstos últimos a efectos de volumen almacenado.

Los almacenamientos en el interior de edificios dispondrán de al menos dos


accesos independientes señalizados, el recorrido máximo real, sorteando pilas
de objetos u otros obstáculos, no superará los 25 metros. En ningún caso la
disposición de los recipientes obstruirá las salidas normales o de emergencia ni
será un obstáculo para el acceso a equipos o áreas destinadas a la seguridad.
Se exceptúa esto cuando la superficie de almacenamiento sea inferior a 25 m2
o la distancia a recorrer para alcanzar la salida sea inferior a 6 m.

Cuando se almacenan líquidos de distintas clases en una misma estantería o


pila se considerarán de la clase del líquido más restrictivo.

Las pilas de productos no inflamables ni combustibles pueden actuar como


elementos separadores entre pilas o estanterías, siempre y cuando éstos no
sean incompatibles con los productos inflamables almacenados. En el caso de
emplearse estanterías de madera, ésta será maciza y de un grosor mínimo de
25 milímetros.

La instalación eléctrica se ejecutará de acuerdo con la instrucción MIE-REBT-


026, prescripciones particulares para las instalaciones con riesgo de incendio o
explosión, del Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión.

Cuando los recipientes se almacenan en estanterías o paletas se computará a


efectos de máxima altura permitida, la suma de la altura de los recipientes,
teniendo en cuenta que el punto más alto de almacenamiento no podrá estar a

Servicio de Prevención de Valencia


CSIC
menos de 1 metro de cualquier viga, boquilla pulverizadora u otro obstáculo
situado en la vertical, sin superar los valores recogidos en las tablas II y III.

No se permitirá el almacenamiento de líquidos de la clase A y B1 en sótanos.

En el caso de almacenamientos interiores, dispondrán de ventilación natural y


forzada.

Los pasos a otras dependencias deberán disponer de puertas cortafuegos


automáticas de RF-60 y pasillos de un metro como mínimo.

El suelo y los primeros 100 mm. (contados a partir del mismo) de las paredes
del recinto de almacenamiento deberán ser estancos al líquido, inclusive en
puertas y aberturas para evitar el flujo de líquidos a áreas adjuntas.
Alternativamente el suelo podrá drenar a un lugar seguro.

3. CLASIFICACION DE LOS ALMACENAMIENTOS.

Los almacenamientos de recipientes móviles serán de alguno de los siguientes


tipos que a continuación se describen.

3.1. ARMARIOS PROTEGIDOS.

Se considerarán armarios de seguridad aquellos que tengan, como mínimo una


resistencia al fuego RF-15, conforme a la norma UNE-EN 1634-1. Los armarios
deberán llevar un letrero bien visible con la indicación de «Inflamable». No se
instalarán más de tres armarios de este tipo en la misma dependencia a no ser
que cada grupo de tres esté separado un mínimo de 30 m entre sí. En el caso
de guardarse productos de la clase A es obligatoria la existencia de una
ventilación exterior. Debido a las distancias de seguridad que deben guardar
entre sí los armarios, aquellos situados en los pasillos de los Centros o
Institutos construidos con paredes de ladrillo y puertas de madera,
taxativamente no pueden ser considerados armarios de seguridad, ni siquiera
sustituyendo la puerta de madera por una de material RF15 como mínimo,

Servicio de Prevención de Valencia


CSIC
debido a que no se guarda la preceptiva distancia mínima de seguridad 30m
entre cada terceto de armarios.

Los pasillos de aquellos Centros o Institutos que tengan armarios empleados


para guardar productos químicos con las características recogidas
anteriormente, en caso de evacuación pueden llegar a constituir una trampa
mortal debido a la presencia de multitud de productos químicos de naturaleza y
estado de conservación diverso, pues pueden generar una atmósfera de la vía
de evacuación inflamable o tóxica. Este hecho se agrava, aunque no sea objeto
de esta programación, con las deficientes condiciones de orden y limpieza de
algunos pasillos debido a la acumulación de material diverso en los pasillos
(por ejemplo: frigoríficos no antideflagrantes que en la mayoría de los casos
contienen productos potencialmente inflamables) y que obstaculizan la vía de
evacuación que constituye el pasillo en caso de emergencia.

La cantidad máxima de líquidos que puede almacenarse en un armario


protegido es de 500 I.

Las cantidades máximas permitidas dentro de un armario protegido son: 0,1 m3


(100 l), de productos clase A; 0,25 m3 (250 l), de productos clase B; 0,5 m3 (500
l), de productos clase C o suma de A, B y C sin sobrepasar las cantidades de A
y B especificadas anteriormente. Algunos de los requisitos que tienen que
cumplir esto armarios son:

• Baldas de tipo recogevertidos.


• Fondo en forma de cubeta de 5 cm. de altura.
• Uniones selladas y juntas recubiertas de pintura intumescente.
• Conexión a tierra.
• Puertas con tres puntos de anclaje.
• Patas regulables con el fin de poder nivelar el armario.
• Señal de peligro de incendio y rótulo visible con la inscripción
“INFLAMABLE”.

Servicio de Prevención de Valencia


CSIC
• Si contienen líquidos clase B, el armario estará equipado con rejilla
apagallamas con pintura intumescente, y si son de clase A, además
ventilación al exterior.

Detengámonos en los armarios frigoríficos que se han mencionado


anteriormente, existe la costumbre de utilizar modelos de frigoríficos de uso
doméstico para guardar productos y soluciones de elevada presión de vapor.
Esta práctica tiene que ser totalmente desterrada ya que por más cuidado que
se tenga en cerrar los frascos y botellas de líquidos volátiles es prácticamente
imposible evitar las evaporaciones que, aunque sea en pequeña cantidad,
pueden formarse en el interior de la nevera (por otro lado estanca)
concentraciones de vapores en aire dentro de los límites de inflamabilidad. Es
vital el empleo de frigoríficos especialmente diseñados para ello y que se hallan
disponibles en el mercado. Una solución transitoria puede ser eliminar toda la
circuitería interior (bombilla, regulador de temperatura) y mantener el frigorífico
en zona bien ventilada.

3.2 SALAS DE ALMACENAMIENTO.

Se consideran como tales las destinadas exclusivamente para los


almacenamientos que se encuentran en edificios destinados a otros usos,
industriales o no industriales.

La estructura, techos y paredes deberán tener una resistencia al fuego RF-120.


Las puertas que, comunicando con el exterior, disten menos de 15 m de los
límites de propiedad u otros edificios, tendrán una resistencia al fuego mínima
de RF-60 y cierre automático. No obstante, cuando se disponga de un sistema
fijo automático de extinción, la anterior distancia se reducirá a la mitad. Podrán
ser de tres tipos.

Servicio de Prevención de Valencia


CSIC
3.2.1. SALA DE ALMACENAMIENTO INTERIOR.

Es aquella que se encuentra totalmente cerrada dentro de un edificio y que no


tiene paredes exteriores.

Deberán tener una resistencia al fuego, una densidad máxima de ocupación y


un volumen máximo permitido que se señala en la tabla I.

Tabla I

Dispone de protección fija contra Volumen máximo Densidad máxima de


RF
incendios (***) permitido ocupación en I/m2

Sí 120 (*) 400

No 120 (*) 160

Sí 60 (**) 200

No 60 (**) 80

(*) El volumen máximo de producto almacenado será el 60


por 100 del obtenido de la tabla II.

(**) El volumen máximo será en este caso el 40 por 100 de


los indicados en la tabla II.

(***) La instalación fija contra incendios podrá ser automática


o manual. De ser manual deberá existir
permanentemente las veinticuatro horas del día personal
entrenado en su puesta en funcionamiento. Estas
instalaciones deberán de realizarse de acuerdo con la
correspondiente norma UNE.

Ningún recipiente estará situado a más de 6 m de un pasillo.

Servicio de Prevención de Valencia


CSIC
La altura máxima por pila será tal y como se establece en la tabla II (h máx.),
excepto para la subclase B1 en recipientes mayores de 100 l que sólo podrán
almacenarse en una altura (capa).

TABLA II

Tamaño del recipiente (R)

R ≤ 25 L 25 L < R ≤ 250 L 250 L < R ≤ 3.000 L


Clase de líquido
H Vp Vg h Vp Vg H Vp Vg
max pila global max pila global max pila global
3 3 3 3 3
(m) (m ) (m ) (m) (m ) (m ) (m) (m ) (m3)

B1 Pe < 38 °C 1,5 2,5 7,5 1,8 2,5 7,5 2,5 2,5 7,5

B1 Pe ≥ 38 °C 3,0 5,0 15,0 2,7 5,0 15,0 2,5 7,5 15,0

B2 3,0 15,0 45,0 3,6 15,0 45,0 2,5 15,0 45,0

C 4,5 50,0 150,0 3,6 50,0 150,0 2,5 75,0 150,0

D 4,5 50,0 300,0 4,5 50,0 300,0 2,5 75,0 300,0

Notas:
1. Pe es el punto de ebullición.
h max es la altura máxima permitida.
Vp es el volumen máximo por pila.
Vg es el volumen global máximo del almacenamiento.
2. Las cantidades máximas podrán duplicarse en el caso de
que exista protección por sistema de extinción fijo
automático o manual, debiendo en el segundo caso existir
personal entrenado en el funcionamiento durante las
veinticuatro horas del día

Servicio de Prevención de Valencia


CSIC
3.2.2. SALA DE ALMACENAMIENTO ANEJA.

Es aquella que encontrándose en el interior de un edificio, tiene una o más


paredes exteriores. Deberá proporcionar un fácil acceso para los medios de
extinción, por medio de ventanas, aberturas o paredes ligeras no combustibles.

El almacenamiento en salas anejas deberá cumplir con lo indicado en la tabla II.

3.2.3. SALA DE ALMACENAMIENTO SEPARADA.

Es aquella que no tiene paredes comunes con otro edificio. El almacenamiento


en salas separadas deberá cumplir con lo indicado en la tabla II.

Las características comunes que debe reunir el almacenamiento de productos


químicos en cada uno de estos tipos de salas de almacenamiento
contempladas son:

• Almacenar los productos por familias mediante el sistema de islas o


mediante estanterías a lo largo de la pared.
• En las estanterías, se dispondrán en las baldas más bajas los envases
más pesados, así como los ácidos y las bases fuertes, que irán
ocupando situaciones a más bajo nivel cuanto mayor sea su agresividad.
• Disponer de adsorbentes para ácidos, bases e inflamables para
contener posibles derrames accidentales en operaciones de trasvase.
• Las sustancias cancerígenas y de alta toxicidad se deben recoger en un
recinto o armario específico, convenientemente rotulado y bajo llave.
• Estas sustancias deben contenerse en un doble recipiente que evite
dispersiones o derrames, no solo en casos de fracturas del envase
original, sino debido a manipulaciones incorrectas o cualquier tipo de
accidente.
• En el caso de sustancias pestilentes es aconsejable su confinamiento en
pequeños recintos o armarios que pueden ir equipados con un pequeño
extractor que impida, mediante la depresión generada, la dispersión al
ambiente general de los malos olores.

Servicio de Prevención de Valencia


CSIC
• Las estanterías tienen que ser metálicas, vendrán conectadas
equipotencialmente y a tierra cuando exista riesgo de incendio o
explosión debido a los productos que contengan.
• Las baldas de las estanterías serán recogevertidos para de esta forma
poder contener posibles fugas y con una abertura de tal forma que todas
las baldas de una misma vertical se puedan conectar a un cubeto común
en el suelo en el que se recogería el derrame.
• Los elementos mecánicos destinados al movimiento de los recipientes
serán adecuados a las exigencias derivadas de las características de
inflamabilidad de los líquidos almacenados.
• El punto más alto del almacenamiento no podrá estar a menos de un
metro por debajo de cualquier viga cercha, boquilla pulverizadora u otro
obstáculo situado en su vertical, sin superar los valores indicados en las
correspondientes tablas II y III:

Tabla III

Tamaño del recipiente (R)

R ≤ 25 L 25 L< R ≤ 250 L 250 L< R ≤ 3.000 L

Clase de líquido Sin Con Sin Con Sin Con


H H H
protección protección protección protección protección protección
max max max
fija (*) fija (*) fija (*) fija (*) fija (*) fija (*)
(m) 3 3
(m) 3 3
(m) 3
(m ) (m ) (m ) (m ) (m ) (m3)

B1 Pe < 38 °C 1,5 7,5 15 1,8 7,5 15 2,5 7,5 15

B1 Pe ≥ 38 °C 3,0 15,0 45 2,7 15,0 45 2,5 15,0 45

B2 4,5 50,0 150 3,6 30,0 90 2,5 30,0 90

CyD 4,5 100,0 300 3,6 100,0 300 2,5 100,0 300

Servicio de Prevención de Valencia


CSIC
• Los almacenamientos en interiores dispondrán de ventilación natural o
forzada. En caso de trasvasar líquidos de la subclase B1, el volumen
máximo alcanzable no excederá de 0,04 m3 (40 I), por m2 de superficie o
deberá existir una ventilación forzada de 0,3 metros cúbicos por minuto y
metro cuadrado de superficie, pero no menos de 4 m3/min con alarma para
el caso de avería en el sistema. La ventilación se canalizará al exterior
mediante conductos exclusivos para tal fin.

Cuando en una misma instalación se almacenen, carguen y descarguen o


trasieguen distintas clases de productos químicos, que dé lugar a la aplicación
de diferentes ITCs, será exigible la observancia de las prescripciones técnicas
más severas.

4. PROTECCION CONTRA INCENDIOS.

Los almacenamientos deberán disponer de los medios de protección de


incendios que se especifican en la tabla siguiente.

Tipo de Bocas de Hidrantes Columnas Sistemas


Extintores
almacenamiento incendio (*) (*) secas (*) fijos

Armario protegido SÍ

Salas de a partir de 50
SÍ m3
almacenamiento
(**) opcional

Almacén ind. interior SÍ Sí (***) SÍ (**) opcional

Almacén ind. exterior SÍ SÍ opcional

(*) Siempre que el agua no esté contraindicada como agente extintor, en


cuyo caso deberá seleccionarse otro sistema y agente extintor.
(**) Cuando se almacene en edificios en pisos superiores a la planta primera.
(***) Cuando se disponga de instalación fija no será necesario instalar BIE.

Servicio de Prevención de Valencia


CSIC
Las instalaciones, los equipos y sus componentes destinados a la protección
contra incendios en un almacenamiento y sus instalaciones conexas se
ajustarán a lo establecido en el Reglamento de Instalaciones de Protección
Contra Incendios, aprobado por Real Decreto 1942/1993, de 5 de noviembre.

La protección contra incendios estará determinada por el tipo de líquido, el


volumen y la forma de almacenamiento, su situación y la distancia a otros
almacenamientos y por las operaciones de manipulación, por lo que en cada
caso deberá seleccionarse el sistema y agente extintor que más convenga,
siempre que cumpla los requisitos mínimos que de forma general se establecen
en el Reglamento de Almacenamiento de Productos Químicos.

5. INSPECCIONES PERIODICAS.

Cada cinco años a partir de la fecha de puesta en servicio de la instalación


para el almacenamiento de productos químicos, o de sus modificaciones o
ampliaciones, su titular deberá presentar en el órgano competente de la
Comunidad Autónoma un certificado de organismo de control autorizado donde
se acredite la conformidad de las instalaciones con los preceptos de la
instrucción técnica complementaria o, en su caso, con los términos de la
autorización prevista en la disposición adicional primera del Real Decreto.

Servicio de Prevención de Valencia


CSIC
6. INCOMPATIBILIDADES EN EL ALMACENAMIENTO DE PRODUCTOS
QUIMICOS.

Tabla V. Compuestos que reaccionan fuertemente con el agua

Ácidos fuertes anhidros Halogenuros inorgánicos anhídridos (excepto


alcalinos)
Alquilmetales y metaloides
Hidróxidos alcalinos
Amiduros
Hidruros
Anhídridos
Imiduros
Carburos
Metales alcalinos
Flúor
Óxidos alcalinos
Fosfuros
Peróxidos inorgánicos
Halogenuros de ácido
Siliciuros
Halogenuros de acilo

Tabla VI. Compuestos que reaccionan violentamente con


el aire o el oxígeno (inflamación espontánea)

Alquilmetales y metaloides Hidruros

Arsinas Metales carbonilados

Boranos Metales finamente divididos

Fosfinas Nitruros alcalinos

Fósforo blanco Silenos

Fosfuros Siliciuros

Servicio de Prevención de Valencia


CSIC
Tabla VII. Grupos de substancias incompatibles

Oxidantes con: Materias inflamables, carburos, nitruros, hidruros,


sulfuros, alquilmetales, aluminio, magnesio y
circonio en polvo.

Reductores con: Nitratos, halogenatos, óxidos, peróxidos, flúor.

Ácidos fuertes con: Bases fuertes.

Ácido sulfúrico con: Azúcar, celulosa, ácido perclórico, permanganato


potásico, cloratos, sulfocianuros.

Tabla VIII. Relación de substancias químicas y sus


correspondientes incompatibilidades

SUBSTANCIA INCOMPATIBILIDADES
QUÍMICA

Acetileno Cloro, bromo, cobre, flúor, plata y mercurio.

Acetona Ácido nítrico concentrado y mezclas con ácido


sulfúrico.

Ácido acético Ácido crómico, ácido nítrico, compuestos hidroxilo,


etilenglicol, ácido perclórico, peróxidos y
permanganatos.

Ácido cianhídrico Ácido nítrico y álcalis.

Ácido crómico y Ácido acético, naftaleno, alcanfor, glicerina,


cromo alcoholes y líquidos inflamables en general.

Ácido fluorhídrico Amoníaco, acuoso o anhidro.


anhídrido

Ácido nítrico Ácido acético, anilina, ácido crómico, ácido


concentrado hidrociánico, sulfuro de hidrógeno, líquidos y gases
inflamables, cobre, latón y algunos metales
pesados.

Ácido oxálico Plata y mercurio.

Ácido perclórico Anhídrido acético, bismuto y sus aleaciones, alcohol,


papel, madera, grasas y aceites.

Ácido sulfúrico Clorato potásico, perclorato potásico, permanganato


potásico (compuestos similares de metales ligeros,
como sodio y litio.

Amoníaco anhidro Mercurio (por ejemplo en manómetros), cloro,


hipoclorito cálcico, yodo, bromo, ácido fluorhídrico
anhidro.

Anilina Ácido nítrico, peróxido de hidrógeno.

Servicio de Prevención de Valencia


CSIC
Azidas Ácidos.

Bromo Véase cloro.

Carbón activado Hipoclorito cálcico y todos los agentes oxidantes.

Cianuros Ácidos.

Clorato potásico Ácido sulfúrico y otros ácidos.

Cloratos Sales de amonio, ácidos, metales en polvo, azufre,


materiales combustibles u orgánicos finamente
divididos.

Cloro Amoníaco, acetileno, butadieno, butano, metano,


propano, y otros gases del petróleo, hidrógeno,
carburo sódico, benceno, metales finamente
divididos y aguarrás.

Cobre Acetileno y peróxido de hidrógeno.

Dióxido de cloro Amoníaco, metano, fósforo y sulfuro de hidrógeno.

Fósforo (blanco) Aire, oxígeno, álcalis y agentes reductores.

Flúor Todas las otras substancias químicas.

Hidrocarburos Flúor, cloro, bromo, ácido crómico, peróxido sódico.

Hidroperóxido de Ácidos orgánicos e inorgánicos.


cumeno

Hipocloritos Ácidos, carbón activado.

Líquidos Nitrato amónico, ácido crómico, peróxido de


inflamables hidrógeno, ácido nítrico, peróxido sódico, halógenos.

Materiales de Algunos agentes reductores.


arsénico

Mercurio Acetileno, ácido fulmínico y amoníaco.

Metales alcalinos Agua, tetracloruro de carbono, hidrocarburos


y alcalinotérreos clorados, dióxido de carbono y halógenos.

Nitrato amónico Ácidos, polvo de metales, líquidos inflamables,


compuestos de cloro, nitritos, azufre, materiales
orgánicos combustibles finamente divididos.

Nitratos Ácido sulfúrico Nitrato amónico y otras sales de


amonio.

Nitrito sódico Ácidos.

Nitritos Bases inorgánicas y aminas.

Nitroparafinas Agua.

Óxido cálcico Aceites, grasas e hidrógeno; líquidos, sólidos o


gases inflamables.

Oxígeno Ácido sulfúrico y otros ácidos. Ver también cloratos.

Servicio de Prevención de Valencia


CSIC
Perclorato Glicerina, etilenglicol, benzaldehído, ácido sulfúrico.
potásico

Permanganato Cobre, cromo, hierro, la mayoría de los metales o


potásico sus sales, alcoholes, acetona, materiales orgánicos,
anilina, nitrometano y materiales combustibles.

Peróxido de Alcohol etílico y metílico, ácido acético glacial,


hidrógeno anhídrido acético, benzaldehído, disulfuro de
carbono, glicerina, etilenglicol, acetato de etilo y de
metilo, furfural.

Peróxido sódico Ácidos orgánicos e inorgánicos.

Peróxidos Acetileno, ácido oxálico, ácido tartárico, compuestos


orgánicos amónicos, ácido fulmínico.

Plata Tetracloruro de carbono, dióxido de carbono y agua.

Potasio Agentes reductores.

Seleniuros Tetracloruro de carbono, dióxido de carbono, agua.

Sodio Ácido nítrico fumante y gases oxidantes.

Sulfuro de Ácidos.
hidrógeno

Sulfurosos Agentes reductores.

Teliuros Sodio.

Tetracloruro de Acetileno, amoníaco (acuoso o anhidro), hidrógeno.


carbono

Servicio de Prevención de Valencia


CSIC
Tabla IX. Reacciones peligrosas de los ácidos

REACTIVO REACTIVO SE DESPRENDE

Ácido clorhídrico Sulfuros Sulfuro de hidrógeno

Hipocloritos Cloro

Cianuros Cianuro de hidrógeno

Ácido nítrico Algunos metales Dióxido de nitrógeno

Ácido sulfúrico Ácido fórmico Monóxido de carbono

Ácido oxálico Monóxido de carbono

Alcohol etílico Etano

Bromuro sódico Bromo y dióxido de azufre

Cianuro sódico Monóxido de carbono

Sulfocianuro sódico Sulfuro de carbonilo

Yoduro de hidrógeno Sulfuro de hidrógeno

Algunos metales Dióxido de azufre

Tabla X. Sustancias fácilmente peroxidables

Compuestos alílicos

Compuestos diénicos

Compuestos isopropílicos

Compuestos vinilacetilénicos

Compuestos vinílicos

Cumeno, estireno, tetrahidronaftalenos

Éteres

Haloalquenos

N-alquilamidas, ureas, lactamas

Servicio de Prevención de Valencia


CSIC
Finalmente, antes de determinar el emplazamiento definitivo de un producto
dentro del almacén siempre será necesario prestar especial atención a la
etiqueta del producto, interpretación de las frases R y S (ver epígrafe
correspondiente), además de disponer de TODAS Y CADA UNA de las fichas
de seguridad de los productos almacenados.

7. BIBLIOGRAFIA.

REAL DECRETO 379/2001, de 6 de abril por el que se aprueba el Reglamento


de almacenamiento de productos químicos y sus instrucciones técnicas
complementarias MIE-APQ-1, MIE-APQ-2, MIE-APQ-3, MIE-APQ-4, MIE-APQ-
5, MIE-APQ-6 y MIE-APQ-7. BOE núm. 112 de 10 de mayo de 2001.

CORRECCIÓN de errores del Real Decreto 379/2001, de 6 de abril, por el que


se aprueba el Reglamento de Almacenamiento de Productos Químicos y sus
instrucciones técnicas complementarias MIE-APQ-1, MIE-APQ-2, MIE-APQ-3,
MIE-APQ-4, MIE-APQ-5, MIE-APQ-6 y MIE-APQ-7. BOE núm. 251 de 19 de
octubre.

NTP 479: Prevención del riesgo en el laboratorio químico: reactividad de los


productos químicos (II).

Benítez González, J. A. (2001), Módulo 2, Ud. 2.13 “Utilización de Productos


Químicos”, CURSO DE FORMACION PARA EL DESEMPEÑO DE
FUNCIONES DE NIVEL SUPERIOR EN PREVENCION DE RIESGOS
LABORALES EN LA ADMINISTRACION GENERAL DEL ESTADO.

Servicio de Prevención de Valencia


CSIC