Vous êtes sur la page 1sur 3

Tensión Superficial

En un fluido cada molécula interacciona con las que le rodean. El radio de


acción de las fuerzas moleculares es relativamente pequeño, abarca a las
moléculas vecinas más cercanas. Vamos a determinar de forma cualitativa, la
resultante de las fuerzas de interacción sobre una molécula que se encuentra
en

 A, el interior del líquido


 B, en las proximidades de la superficie
 C, en la superficie

Consideremos una molécula (en color rojo) en el seno de un líquido en


equilibrio, alejada de la superficie libre tal como la A. Por simetría, la
resultante de todas las fuerzas atractivas procedentes de las moléculas (en
color azul) que la rodean, será nula.

En cambio, si la molécula se encuentra en B, por existir en valor medio menos


moléculas arriba que abajo, la molécula en cuestión estará sometida a una
fuerza resultante dirigida hacia el interior del líquido.

Si la molécula se encuentra en C, la resultante de las fuerzas de interacción es


mayor que en el caso B.

Las fuerzas de interacción, hacen que las moléculas situadas en las


proximidades de la superficie libre de un fluido experimenten una fuerza
dirigida hacia el interior del líquido.

Como todo sistema mecánico tiende a adoptar espontáneamente el estado de


más baja energía potencial, se comprende que los líquidos tengan tendencia a
presentar al exterior la superficie más pequeña posible.
Coeficiente de tensión superficial
Se puede determinar la energía
superficial debida a la cohesión
mediante el dispositivo de la figura.

Una lámina de jabón queda adherida


a un alambre doblada en doble
ángulo recto y a un alambre
deslizante AB. Para evitar que la
lámina se contraiga por efecto de las
fuerzas de cohesión, es necesario
aplicar una fuerza F al alambre
deslizante.

La fuerza F es independiente de la longitud x de la lámina. Si desplazamos el


alambre deslizante una longitud x, las fuerzas exteriores han realizado un
trabajo Fx, que se habrá invertido en incrementar la energía interna del
sistema. Como la superficie de la lámina cambia en S=2dx (el factor 2 se
debe a que la lámina tiene dos caras), lo que supone que parte de las
moléculas que se encontraban en el interior del líquido se han trasladado a la
superficie recién creada, con el consiguiente aumento de energía.

Si llamamos a  la energía por unidad de área se verificará que

la energía superficial por unidad de área o tensión superficial se mide en


J/m2 o en N/m.

La tensión superficial depende de la naturaleza del líquido, del medio que le


rodea y de la temperatura. En general, la tensión superficial disminuye con la
temperatura, ya que las fuerzas de cohesión disminuyen al aumentar la
agitación térmica. La influencia del medio exterior se comprende ya que las
moléculas del medio ejercen acciones atractivas sobre las moléculas situadas
en la superficie del líquido, contrarrestando las acciones de las moléculas del
líquido.
Tensión superficial de los líquidos a 20ºC

Líquido  (10-3 N/m)


Aceite de oliva 33.06
Agua 72.8
Alcohol etílico 22.8
Benceno 29.0
Glicerina 59.4
Petróleo 26.0

Fuente: Manual de Física, Koshkin N. I. , Shirkévich M. G.. Editorial Mir


(1975)

Medida de la tensión superficial de un líquido


El método de Du Nouy es uno de los más conocidos. Se mide la fuerza
adicional ΔF que hay que ejercer sobre un anillo de aluminio justo en el
momento en el que la lámina de líquido se va a romper.

La tensión superficial del líquido se calcula a partir


del diámetro 2R del anillo y del valor de la fuerza
ΔF que mide el dinamómetro.

El líquido se coloca en un recipiente, con el anillo


inicialmente sumergido. Mediante un tubo que hace
de sifón se extrae poco a poco el líquido del
recipiente.