Vous êtes sur la page 1sur 7

Artículo 7 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

“Todos son iguales ante la ley y tienen, sin distinción, derecho a igual protección de la ley.
Todos tienen derecho a igual protección contra toda discriminación que infrinja esta
Declaración y contra toda provocación a tal discriminación.” (ONU, 2018)

Partiremos señalando que los derechos humanos emanan desde el concepto


primordial de que todos los seres humanos nacen libres e iguales, tanto en dignidad como en
derechos. Bajo esta hipótesis, que lo que intenta es evitar que se sigan cometiendo actos de
barbarie, se adopta la Declaración Universal de los Derechos Humanos que consta de 30
artículos los mismos que recogen todos los derechos universales de los que toda persona
debiera disfrutar por el simple hecho de nacer.
Aunque algunos de estos derechos tienden a parecer muy básicos en algunos
contextos, siguen encontrándose muy lejos de la realidad en la que viven otros lugares o
pueblos. Tal es el caso de la esclavitud, que fue abolida en muchos países hace más de cien
años, pero que hoy en día es aún persiste como se vio con lo sucedido con los migrantes y
refugiados que llegan a Libia en 2017.
Después de las atrocidades cometidas en la II Guerra Mundial, nace el concepto y la
declaración de los derechos humanos como un ideal común para todos los pueblos y naciones.
Estos han sido los antecedentes y los mayores hitos en la historia de los derechos humanos:
539 a.C. | Conquista de Babilonia
Cuando Ciro el Grande conquista Babilonia, dejó que todos los esclavos se fueran en libertad,
proclamando a su vez la libertad religiosa y convirtiéndose en el primer precursor de los
derechos humanos. Sus palabras quedaron grabadas en el “cilindro de Ciro”.
1215 | Carta Magna
Mil años más tarde, el rey de Inglaterra firma el primer documento que reconoce los derechos
de las personas.
1776 | Independencia de América
En la declaración de independencia de los Estados Unidos se incluye el concepto de los
derechos naturales y recoge que todos los seres humanos son iguales y tienen derechos
inalienables como el derecho a la vida y a la libertad.
1789 | Revolución Francesa
Amplía los derechos establecidos en la declaración de la independencia de América, y hace
hincapié en que tales derechos son naturales.
La idea de los derechos humanos se extiende por Europa, pero más allá de este continente
los pueblos son colonizados y sus derechos humanos, vulnerados.
1915 | Mahatma Gandhi
Hasta que Gandhi comienza a difundir que todas las personas del mundo tienen derechos, no
solamente en Europa, a través de sus protestas pacíficas.
1945 | Carta Fundacional de las Naciones Unidas y acuñación del término
El 26 de junio de ese año, en la carta de las Naciones Unidas será la primera vez que aparezca
el término de “derechos humanos”. En la carta fundacional aparece 7 veces a lo largo del
texto.
1948 | Declaración Universal de los Derechos Humanos
El 10 de diciembre de 1948 fue proclamado en la Asamblea de la ONU en París este hito en
la historia de los derechos humanos. Es la primera vez en la historia que se establecen los
derechos humanos fundamentales que deben protegerse en todo el mundo.
Siglo XXI | Un largo camino por recorrer. (Irala, 2016)
Ya centrándonos en el artículo 7 podemos manifestar que este artículo está ligado con
uno de los cimientos fundamentales del Estado de Derecho (Todos somos iguales ante la ley),
que es el llamado principio de legalidad el mismo que tiene dos dimensiones, por un lado
postula que” todos los ciudadanos están sujetos sin distinción a ley y por otro lado que los
órganos del Estado deben aplicar por igual la ley a todos los ciudadanos.” (RIVAS, 1988)
En la mayoría de Estados en sus respectivas legislaciones se pone de manifiesto la
igualdad ante la ley que debe existir entre todos los ciudadanos que conforman un mismo
estado, irrestrictamente sin importar su condición social, etnia entre otros aspectos.
El principio de igualdad ante la ley o igualdad legal establece que todos los seres
humanos son iguales ante la ley sin que existan privilegios ni prorrogativos de sangre, de
títulos inmobiliarios o aquellos privilegios derivados de poder y mejores condiciones
económicas. Es un principio esencial de toda democracia que se preside serlo.
Como se recordara hace muchos años atrás existían grupos de privilegiados en los
cuales no existía poder sobre sus acciones, hacían y deshacían a su antojo las leyes, con esta
declaración se logró reducir casi en su totalidad dichas diferencias aunque cabe recalcar que
todavía existen países donde este derecho no es respetado y muchas veces es mancillado en
su totalidad.
Este derecho tiene un ámbito de protección bastante amplio y es de naturaleza
particularmente compleja, porque en él se combinan diferentes garantías de aplicación, por
ejemplo se asocia regularmente con otros derechos autónomos consagrados en esta
declaración, como el derecho de igualdad ante los tribunales y en las cortes de justicia y a un
juicio imparcial. (RIVAS, 1988)
Este último además de ser reconocido como fundamental de la protección de los
derechos humanos también sirve de medio procesal para guardar el imperio de la ley, por
ejemplo todo ciudadano que cometa una infracción y por esta razón se le adelante una
investigación y un juicio bebe contar con una representación legal y no ser objeto
discriminación.
Sin embargo en la práctica los ciudadanos más pobres de la sociedad no tiene acceso
a una defensa adecuada por carecer de los medios para pagarla y son objeto de prejuicios que
se reflejan en patrones culturales de discriminación, por ejemplo cuando se afirma que los
pobres son los delincuentes. Es por esto que el derecho de igualdad ante la ley debe propiciar
que las diferencias sociales no sean un factor que contribuya o favorezca a una aplicación de
la ley de manera diferencial.
A pesar de que la mayoría de países se han adscrito a la Declaración Universal, ésta
no cuenta con el peso de la ley y millones de personas se ven negadas de sus derechos más
básicos. La esclavitud sigue estando presente personas son perseguidas y discriminadas por
motivos de etnia o religión y 10 millones de personas no tienen una nacionalidad, lo que les
priva a su vez de gran parte de los derechos más básicos como el de la educación, el
matrimonio o la igualdad.
Pensar que hasta el día de hoy no ha sido posible conseguir que todos los hombres en
el mundo disfruten plenamente de los derechos humanos y esto termina siendo un hito a
conseguir por parte de los gobiernos de países y de organizaciones como las Naciones Unidas
y las agencias que la componen.
También podemos indicar que este artículo se relaciona directamente y refuerza el
artículo número 1 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos en el que se
establece la igualdad de derechos entre todas las personas específicamente en el ámbito de la
justicia. De esta forma, grupos concretos potencialmente vulnerables, como por ejemplo,
minorías o poblaciones indígenas, refuerzan su estatus de igualdad ante la ley, a la que se
deben someter y acatar y que los debe proteger.
Lo que este derecho quiere expresar no es solo el hecho de que la igualdad ha de ser
para todo el mundo, sino también que todos nosotros, todas las personas somos iguales sin
depender de cual sea nuestra raza, tradición, religión, costumbres.
Esta igualdad frente a la ley se busca desde hace siglos y pudo evolucionar gracias a
la erradicación del antiguo régimen y el absolutismo.
El articulo 7 nos hace ver que somos iguales ante la ley no importa si eres hombre,
mujer, rico, pobre; todos somos iguales ante la ley no debería de existir diferencia ni menos
discriminación ni por sexo ni por raza ni por el color ni la pobreza o la riqueza de las personas.
Las personas que discriminan por razas, sexo o clases sociales son personas
acomplejadas, nadie tiene derecho a discriminar a otro por ser diferente. Todos merecemos
respeto e igualdad para todos.
En Israel, a diferencia de los hombres, una mujer judía no tiene derecho a divorciarse
tal y como estipula la ley rabínica y sanciona la ley estatal. Los denominados homicidios de
''honor'' son crímenes por medio de los cuales los hombres pueden asesinar a sus mujeres con
total impunidad legal.
Los países del mundo donde menos respetan la ley son: Venezuela, Ecuador,
Nicaragua, México, Birmania y Rusia entre otros, son ejemplos de países cuyos gobiernos
aplican la ley antojo y beneficio de determinados grupos, permitiendo la impunidad y
desprotegiendo a las personas que más lo necesitan.
Otro ejemplo sobre este derecho podría ser a la hora de juzgar a una persona de raza
negra, que hace no mucho tiempo eran considerados inferiores a la raza blanca, no se tiene
en cuenta el color de su piel. Eso sí, esto solo puede ocurrir en un país que tenga un buen
sistema de justicia, como en los Estados Unidos, donde anteriormente se discriminaba a esta
clase de personas.
CONCLUSION
Podemos concluir diciendo que la ley debe aplicarse de igual manera para todos del
mismo modo que la protección, porque de no ser así existiría una segregación y
discriminación.
Así mismo tenemos que tener en claro el concepto de que “La justicia es la idea de
dar a cada uno lo que le corresponde o pertenece.”, precepto que parece que en muchas
ocasiones es violentado ya que a pesar de encontramos en pleno siglo XXI se ven casos donde
existen casos de discriminación por el simple hecho de ser perteneciente a otra cultura, por
ser moreno y no blanco pertenecer a un grupo indígena, por ser de otro extracto de clase
social, y hasta a la hora de competir por un puesto de trabajo influye todo lo que he
mencionado.
Para conseguir dicha igualdad de los ciudadanos ante la ley, considero que el Derecho
es el instrumento para lograrlo, ya que con un manejo adecuado del mismo la correcta
interpretación permita crear leyes que vayan en beneficioso de todos, buscando con esto la
tan ansiada igualdad que tanto se necesita. Porque pensamos y nos preguntamos el por qué
la existencia de varias instituciones como la ONU que gritan a viva voz la violación de los
tan vejados Derechos Humanos y n o toman ningún tipo de correctivo para evitarlo vemos
que aún existen un sinnúmero de injusticias en la que la Organización debería entrar a aplicar
o hacer valer estos derechos y no es así.
Los derechos humanos han surgido a partir de la idea de dignidad humana, de la
conciencia en las sociedades de que hay que proteger a los sectores que, por cuestiones
sociales, económicas, culturales o cualquiera otra, se encuentran en desventaja frente a otros
grupos y como freno a los abusos del poder.
Suman en total 30 artículos de la declaración de Derechos Humanos, pero debemos
preguntarnos lo siguiente de estos ¿Cuáles que se respetan? Y con respecto a la igualdad ante
la ley creo que vivimos en un país con carencias en su educación, en su cultura, a causa de
esto existe un desconocimiento y un mal uso de los mal llamados derechos humanos ya que
todos alguna vez han sido mancillados por personas inescrupulosas que ostentan el poder en
su debido momento y que han transmitido de generación en generación esta forma inhumana
de violentar los derechos de los ciudadanos a vista y paciencia de quienes son los encargados
de hacer cumplir y respetas dichos derechos.
¿Cuántos muertos hay diariamente en nuestro país? ¿Cuánta gente está privada de su libertad
injustamente?
Para terminar pongo a consideración una de las frases más importantes que nos hace
entender lo que representan y deben representar para todos estos derechos.
“Los derechos humanos son sus derechos. Tómenlos, defiéndanlos, promuévanlos,
entiéndanlos e insistan en ellos. Nútranlos y enriquézcanlos. . . Son lo mejor de nosotros.
Denles vida”. KOFI ANNAN (Annan, 2015).

RECOMENDACION
Los derechos humanos no representan la idea de una sola persona ni a partido político
alguno: es decir deben ser aplicados a todos los habitantes del mundo, sin distinción de razas,
idiomas, culturas.
El propósito en sí de estos derechos velar por la dignidad, defender la libertad, la
justicia y la paz de cada uno de los ciudadanos del mundo.
Toda persona nace con el valor intrínseco que es dignidad y para ello se debe buscar
las condiciones de vida.
Los Derechos Humanos son fundamentales para poder vivir como personas. Es
nuestra obligación conocer cuáles son nuestros derechos como personas y exigir su respeto
y cumplimiento en cualquier parte del mundo.
El hecho de luchar para que se respeten los Derechos Humanos en el mundo es una
manifestación de paz y justicia, que nos beneficia a todos y que, en el futuro, beneficiará a
las generaciones venideras.
Bibliografía
Annan, K. (13 de 08 de 2015). DERECHOS. Obtenido de
https://hablandodederechoshumanos.wordpress.com/2015/08/13/los-derechos-
humanos-son-sus-derechos-tomenlos-defiendanlos-promuevanlos-entiendanlos-e-
insistan-en-ellos-nutranlos-y-enriquezcanlos-son-lo-mejor-de-nosotros-denles-vida-kofi-
annan/

Irala, S. (27 de 01 de 2016). Los Derechos Humanos. Obtenido de


http://solirala13.blogspot.com/2016/01/los-derechos-humanos-articulos-78-y-9.html

ONU. (14 de 10 de 2018). NACIONES UNIDAS. Obtenido de http://www.un.org/es/universal-


declaration-human-rights/

RIVAS, H. O. (1988). Breves reflexiones sobre Derechos Humanos. Bogotá: Ed. San Pablo.